Issuu on Google+


CHECK1N Cuando todos dijeron que era tiempo de bailar, me encerré a escribir y pensar. Por eso me dijeron que era snob y presumido. Hoy la revista que edito se llama #altafidelidad y sí, es una revista on-line. Capáz que mañana cambia el nombre. No se, se me ocurre. Porque viste que todo cambia, cambian las paradas de ómnibus, cambian los amigos, cambian los estilos de música que estan de moda, cambian los nombres de las calles, cada diez minutos ponele que cambian los semáforos de Salinas. ¿Salinas? Salinas es un balneario de la Ciudad de la Costa en Canelones. Bueno, Salinas se llama ahora; porque capáz que el año que viene se llama diferente. Diferente es un buen nombre para un balneario. ¿Ves? Y hasta te ahorrás una campaña de marketing para promocionarlo. Cambia; todo cambia, como decía Mercedes Sosa. Así lo llamaban al pito de un amigo; le decían Mercedes Sosa porque nunca se paraba cuando tenía que actuar. Pero ahora cambiaron de apodo, porque hizo un tratamiento y toma la pastillita azul. Azul, ese era el color de ojos de la chica con la que salí anoche, pero cuando desperté tenía otro color, se había cambiado los lentes de contacto. Todo cambia; ahora edito una revista y soy corresponsal del planeta Tierra. Qué me contás? Bueno, dejalo para después. Ahora pasá la página y disfrutá del primer número de #altafidelidad Santu Techera Amestoy

MÚSICA

TEXTOS

CULTURA POP


Entrevista a Nacho Toso por Santu Techera


Nacho Toso arranca su carrera como baterista de bandas salteñas a los 15 años, logró hacerse un lugar y compartir escenario con los grupos referentes de la escena rockera de nuestro país, además de participar en numerosos concursos y recorrer todo el Uruguay con su música. Este año se cumplen 11 años desde que arrancó y podemos decir que finalmente se transformó en el músico salteño más cosmopolita de su generación. En esta entrevista vamos a conocer a un tipo inquieto, un melómano confeso. Hablamos hasta de su pasaje por la radio, cómo fué a dar con Matías Solana para la producción de algunos de sus temas, lo que significa ser músico en el interior y su extraña adicción por la música noventera.


Santu - Nacho, once años pasaron desde que arrancaste como batero autodidacta, ¿cómo fué ese comienzo? Nacho - Fue novedoso y emocionante. Era un mundo nuevo y estaba muy entusiasmado. Desde chiquito me imaginaba tocando la batería (rompia todos los tarros en casa) y a los 15 años me regalaron mi primer bata y ahí arranco todo. Nunca aprendí a tocar ningún instrumento, lo cual me llevo a esforzarme y ensayar muchísimo para lograr un nivel aceptable y que me permita empezar a tocar en bandas. Siempre le puse mucha garra a todo, quería tocar y tocar bien, ensayaba mucho y participaba en todo lo posible para agarrar cancha, y eso a la larga se nota. Ahora me permite subirme al escenario y disfrutar. Esto de cantar y tocar la guitarra es otra historia totalmente diferente, pero la batería me dio la base de todo y hoy en dia es mi fuente de laburo.

S - ¿Cómo es el día a día de un tipo como vos? N - Hasta hace poco trabajaba en una tienda, siempre tuve otros laburos para mantenerme. Por suerte ahora toco contratado la bata en un grupo y tenemos muchos shows lo cual me permitio dejar el otro trabajo y dedicarme full time a esto. Paso el dia ensayando mis canciones, creando, gestionando y produciendo mis eventos, contactando medios, etcétera. Trato de hacer deporte aunque sea un rato. Como los fines de semana no me bajo del micro porque pasamos viajando a tocar, durante la semana trato de disfrutar en compañía de amigos y familia todo lo posible, además de trabajar en mis cosas como mencionaba antes. Estoy muy tranquilo y tengo mucha suerte en vivir de esto, pero es fruto de muchísimos años de esfuerzo y trabajo constante, sin afloje, por eso lo disfruto tanto. S - ¿Por qué creés que cuesta tanto dedicarse a la música?


N - Porque para dedicarse a esto primero tiene que gustarte y mucho. Porque te exige muchísimo, hay que adaptarse a un ambiente y sus consecuencias (por ejemplo giras, viajes, muchas horas de ensayo), tampoco tiene un retorno económico inmediato lo cual hace que tengas que tener otros laburos para mantenerte. Y si no haces música 100% vendible es posible que te lleve muchos años hacer carrera, y eso puede hacer desistir a muchos y hacer que abandonen el barco. A grandes rasgos creo que esos son los puntos principales. Pero repito: te tiene que gustar mucho y hay que saber revolverse para hacer de la música tu fuente de sustento. S - Recorriste casi todo el país con tu música pero aún seguis siendo un músico emergente en peligro de extinción; ¿ya estás trabajando en tu primer disco? N - Siempre trato de regalar mi música a todos, en cualquier lugar y de la manera que salga, en

acústicos, shows con la banda y tocando en medios. Estoy trabajando en el disco desde que grabe el primer demo en febrero de este año, muy ansioso pero tranquilo para ir haciendo las cosas bien. Quiero que el primero sea un buen disco, y creo que viene bien todo, ya tengo 6 temas grabados y tengo 15 maquetas mas lo cual de ahí vamos a sacar los 4 restantes para un disco de 10 canciones y algún chiche. S - Ya hay en la red varios de tus temas que nos muestran a un Nacho Toso más maduro, con grandes canciones que merecen ser escuchadas en un viaje en auto con dirección al este. Tuvo algo que ver Matías Solana en esto? N - Si, definitivamente. Matias potencia todas mis ideas y aporta muchísimo. El es la conexión entre mi cabeza y lo que suena, es un genio. Me gusta el contraste, trato de aportar muchos condimentos a mis canciones. Cuando trabajo,


para hacértelo grafico, pienso: “Tengo la licuadora, voy a ponerle una melodía veraniega, de empuje, porque me gusta la música que por si sola te anima. Ahora le echamos algo de letra que relate alguna linda historia, de esas que te invitan a imaginarte algo que te haya pasado. Le echamos un poquito de elementos noventosos, etcétera.” Y asi voy agregando y quitando cosas, hasta completarme. Y digo completarme porque trabajo hasta que la canción me llene el espíritu. Le das personalidad y vida propia a cada tema, la música te da esa posibilidad, de hacer lo que se te ocurra. Hay canciones que trabajo mas la letra y otras la música. Algunas relatan ficción y otras historias personales, me gusta la variedad, no podría vivir sin eso. Despues de hacer el licuado voy al estudio y Matias aporta toda su sapiencia, sabe lo que suena y lo que no, laburamos juntos en la post-produccion de las canciones y tenemos muy buena conexion.

eso da como resultado final un muy lindo laburo. S - Cuando te conocí eras el conductor de Wareva!Radio en Radio Ozono, y al poco tiempo me contaste de tus dores de músico y melómano confeso, ¿cómo pasó?. N - Era un laburo fascinante, y de ahí saque toda la mistica de la música y de sus distintas épocas que ahora vuelco a mis canciones. Ese programa era puramente personificado a mi manera, pasaba lo que yo quería porque mi estilo siempre tuvo mucho indie-rock y música inglesa. Aunque pasaba bandas de todo el mundo, pero era eso de buscar lo inusual y mostrarlo. La radio me formo mucho musicalmente. Y pienso que los 90 fue una época de quiebre en la música, donde apareció mucha tecnología aplicable y se dieron cosas muy lindas. Pero por sobre todo por la calidad de bandas que surgieron. No me identifico demasiado con nada, me gusta y necesito escuchar de todo, de todos los generos.


Para los viajeros que recién arrancan a descubrir sus nuevos mundos es sin dudas uno de sus mayores miedos (si no es el más importante). Si señores, hablo de la clásica pregunta ¿dónde me quedo? y de la infaltable afirmación con dedo apuntador ‘no pienso dormir en cualquier lugar, mirá si nos pasa algo. Encima estamos lejos de casa’. Si bien confiamos en las fotos de las maravillosas casas que alquilamos en verano para ir a balnearios en los que aún no llegó el concepto de evolución pero sí llegó a sus publicaciones en Mercado Libre con el título ‘Alquilo divina casa en Cabo Polonio con una tremenda presión de agua y mosquitero sano’, que al final terminamos comprando y nos comemos tremendo choclo. Y acá que no vengan a joder los que dicen ‘esta forra le da pelota a la casa y a la presión del agua de la ducha antes que el paisaje y lo natural del entorno’. ¡No se vengan a hacer los jipis conmigo, todos sabemos que se les cruza por la

cabeza que tiraron la guita en un racho de mierda mientras están esperando que ese hilo de agua que sale de una lata de atún con agujeros que simula ser un lluvero moje por completo nuestro cuerpo!. Claro, capáz que es porque este rancho no está en el libro de Los peores hoteles del mundo. Capáz que para Uruguay este es un concepto que para alcanzarlo faltan unos cuántos años, pero en Holanda ya es tendencia y tienen el primer puesto en esto (cuándo no). Se trata del Hans Brinker Budget Hotel, que aconseja usar sus cortinas antes que sus toallas, por lo menos avisa que poca agua saldrá de sus canillas y que pueden contraerse infecciones dentro de sus instalaciones. Estos nobles empresarios dicen que están orgullosos de haberse pasado 40 - sí, cuarenta - años defraudando a los viajeros; pero no sólo lo dicen; sino que es su original estrategia de venta.


El antes y después de pasar por el hotel según sus dueños.


Al parecer en el mundo está lleno de enfermos, y entre ellos estoy yo; que disfrutó de una estadía en el Hans Brinker como una posesa. Pero no se afilen, pues les digo que en el interior de nuestro país hay hoteles que que están peores que este, pero al parecer está funcionando esta gracia porque están llenando las 157 habitaciones que tiene y los comentarios que empiezan a llegar no son los esperados a veces. Vean este comentario de un australiano después de hacer Check-In en Foursquare: ‘No hace honor a su reputación, no fue tan malo como esperaba’. Sin embargo, hizo foco en algo que le pareció coherente: ‘El baño era atroz’. ¡Eso es por que vivis en Australia papaá. Allá hay kanguros, acá nos comemo’ entre nosotros, negro! Este tipo se ve que no entiende que el Hans Brinker Hotel tiene más que un genial claim, tiene una tradicion: Es un hotel Accidentally Eco Friendly que como dije tiene poco volúmen de agua, nula lim-

pieza sanitaria, el agua caliente se enfría más rápido de lo previsto y un servicio de lavado que deviene en que si alguien osara de tomar una ducha, sea más higiénico utilizar las cortinas de la habitación para secarse que las toallas. Ya hablé del baño, pero ¿lo más importante de un hotel qué es? ¡Bien picarón!: La cama. Bueno, en realidad la habitación, no solamente la cama. Es casi como estar en cana, como estar en una cárcel, sí. Ojo, pará. Yo nunca estuve en una cárcel, es que me contó el Goyo que es más o menos así es la de él, bueno, era porque ahora está en un contenedor re canchero. Esta habitación en cuestión tiene 7 - sí, siete - camas de hierro viejas y ruidosas que te delatan si querés copular con tu acompañante, unos lockers de metal que ofician de placard y el aire acondicionado se regula de manera bien sencillita, simplemente basta con abrir o cerrar la ventana.


La mayoría de los clientes que visitan este lugar son botijas, jóvenes estudiantes y mochileros que no tienen grandes ambiciones a cambio de los 22 euros que pagan por noche. Acá es algo así como $570. ‘Ellos adoran nuestro sarcasmo, nuestro humor’ dice el gerente del lugar; Timjen Receveur. La gran mayoría de quienes fuimos era como reducir nuestras expectativas a menos que nada, es básicamente como subirse a la montaña rusa del Parque Rodó, la gracia no es la montaña rusa en sí. La gracia es ver si salis con vida de ahí.

Por Lorena Campos


txt. Santu Techera


Es casi imposible no identificar a Laurita Arana Algorta con este color. Presentadora de hits (léase jits) como pocas, productora de exquisitos contenidos para radio, creadora de bandas sonoras con canciones que inevitablemente recuerdan al verano y respiran autos en la playa, cerveza y chicas con poca ropa; aunque a veces sean de esas que no quieren volver y quede claro que atrás de esos beats late un corazón lastimado con ganas de divertirse en José Ignacio un año más. Hablamos sobre su paso por Urbana y de su reciente llegada a Del Sol.

Santu - ¿Quién es Loli Arana? Loli - Es difícil describirse uno mismo, pero creo que básicamente soy una buena persona, alegre, divertida. Altamente optimista, a veces demasiado. Impulsiva a la n y a veces compulsiva. Familiera y humilde. Soy de cancer, nacida el 4 de julio del ‘87. Un poco neurótica con el orden. De pésima memoria. Simple y feliz. S - Che, ¿Cuándo arrancaste en radio? L - La primera vez que entré a un estudio de radio fue en el 2008, hice por un tiempito una colaboración en el SODRE; iba con otros chicos los sábados de mañana a charlar del tema del día, fue algo

muy simple pero fue el puntapié inicial. Después si mal no recuerdo la primera vez que salí en Flaming Hits fue el 1 o el 2 de abril del 2009. ¡No me olvido más! Además ponele que había estado yendo como un mes antes a la radio a grabar cosas, probar y sobre todo practicar. S - ¿Cómo llegaste a la radio verdefluorescente? L -En aquel momento estaba estudiando comunicación audiovisual y a la vez buscando trabajo, mandé currículums a todos lados y a cualquier cosa; pero además mandé un CV (con intención de hacer algo de producción en radio) a una radio on line que me copaba la música


que pasaba. Justo esa radio era de texto Guemo Christophersen (uno de los operadores de Urbana) y justo Bárbara Wild que conducía Flaming Hits se estaba yendo. Cosas del destino. Y bueno entonces Guemo me mandó un mail pidiendome un demo de mi voz, cosa que obviamente no tenía porque esa no era mi intención. Entonces me mandó unos textos y me dijo que los grabara con un micro de computadora y ahí desesperada me fui a lo de una amiga y encerrada en un cuarto grabé algo que seguro, si lo escucho hoy, ¡me muero! (risas). Después me pidió alguna otra cosa y finalmente me presentó en la radio donde ya le estaban haciendo entrevistas y pruebas a otras chicas. Ahhh los nervios que tuve adentro del estudio de Urbana ese día no me los voy a olvidar más, yo haciendo algo que nunca había hecho ni imaginado y varias personas del otro lado del vidrio mirandome y escuchandome! Bueno,

finalmente las cosas salieron bien y texto un día mientras estudiaba en lo de un amigo, me llamó Barbara para que vaya a Urbana al otro día. Terminamos tirando todo y saltando eufóricos arriba de la mesa (risas). S - ¿Sentís que te ganaste tu lugar con tu capacidad o te costó ocupar el lugar que había dejado Bárbara? L - La verdad es que nunca tuve eso presente, yo entré a la radio a hacer de la mejor manera que podía lo que me estaban pidiendo. Nunca estuve nerviosa con ese tema porque ella fue la que decidió irse y yo entré con entrevistas y toda la movida de por medio. Nadie me hizo la gamba y no le saqué el laburo a nadie. Y el lugar me lo fui ganando con el tiempo, tanto con la gente que escuchaba la radio como dentro de la radio con mis compañeros, soy muy respetuosa en ese aspecto así que creo que el proceso fue el normal. De todas maneras con el tiempo en Urbana terminé ganandome un


lugar que nunca había imaginado, entré muy tímida y la radio me terminó dando paso a muchas más responsabilidades. S - Los años pasaron y dejaste de ser solamente locutora/presentadora para laburar también en producción; ¿sabías que eras parte de la creación de la primera radio de diseño de Latinoamérica? L - Laburar en Urbana fue una de las experiencias más lindas y enriquecedoras de mi vida. Si bien el mérito es gigante para los que arrancaron con la radio en tiempos de crisis, durante los años que trabajé ahí, crecí un montón y terminamos haciendo cosas impensadas tanto para la radio como para nuestro país. Cuando lo ves desde adentro es otra perspectiva, creo que nunca me puse a pensar en ser parte de la primer radio de diseño de Latinoamérica, pero si todos sabíamos que estábamos haciendo algo que estaba y estuvo alucinante. Creo que mas que la

primer radio de diseño, Urbana debe haber sido la primer radio hecha con todo el alma de todos los que pasamos por ahí, creo que la diferencia con las otras radios fue la camiseta que todos nos pusimos y el amor que le dedicamos. Así es que terminan saliendo lindas las cosas. S - A fines de agosto nos enteramos de la noticia de que te ibas de Urbana y que varios de tus compañeros también, pero puntualmente para vos ¿cómo fué esa decisión? L - Bueno, la verdad es que desde siempre la situación en la radio fue bastante inestable, si bien de afuera se veía una cosa, la situación por dentro iba cambiando todo el tiempo, hubieron mil planes, muchos buenos que se llevaron a cabo y muchos que no. Lo que siempre supimos era que El Espectador iba a necesitar una FM y que éramos nosotros los que estábamos en la mira. S - ¿Entonces realmente te fuiste?


La verdad es que yo nunca me quise ir y siempre le metí con todo lo que estaba a mi alcance, el tema es que las cosas terminaron dando un giro inesperado que no benefició a nadie y todos terminamos al margen de Urbana no por decisión propia o por lo menos, en mi caso no fue decisión propia. Los últimos días en Urbana fueron algo inexplicables, hasta ahora me sigue causando mucha nostalgia que todo haya terminado, me fui en busca de nuevos aires pero con un nudo gigante en la garganta. S - Esos nuevos aires llegaron al poco tiempo, pues unas semanas después me comentaste que arrancabas en Del Sol con una nueva propuesta. ¿Cómo llegaste a la radio de los Vargas? L - Cuando me fui de Urbana tenía cero ganas de buscar trabajo en otra radio. Pero Diego (mi novio) me insistió y me motivó, y al final me puse las pilas. Guemo me hizo un reel y lo presentamos en Del Sol con varias propuestas de nuevos

programas. Después de varias idas y vueltas, terminé de vuelta al aire teniendo un programa mío nuevamente. ¡Extrañaba como loca entrar al estudio!. S - Compartís programación con Ramiro, Mariana y Daniel. ¿Cómo te recibieron? L - Genial, todos me recibieron muy bien, la verdad muy buena onda. S - No es la única participación que vas a tener en Del Sol ¿verdad? L - Estamos armando unos micros que van a estar muy buenos, le va a dar más frescura a la radio. Ya los escucharán (risas). S - ¿Cómo definís la personalidad de la radio? L - La radio está tremenda, hay gente que sabe mucho y tiene mucho tiempo en el ambiente. Del Sol es otra movida, tiene muy buena música y lo que está buenísimo es que es mucho más masiva. Si bien Urbana estaba tremenda, era una radio más chica y muy segmentada,


más de nicho y Del Sol por el contrario ya está más consolidada y tiene una tremenda audiencia. Ya de pique, es una radio que sale en Colonia, Montevideo y Punta del Este todo el año y que tiene una muy respetada trayectoria. Me gusta mucho Del Sol, es tremenda radio y vamos por más. S - Si la música nace en FM Del Sol y vive en nuestros mejores momentos, ¿cómo nace Expedientes Del Sol? L - Expedientes nace de mil charlas y miles de vueltas e ideas. Fue dando muchos giros, estábamos buscando un producto que nos guste y que además le pueda gustar a muchas personas distintas con distintos gustos, es decir, buscamos que sea un programa para todos los que mínimamente compartan nuestro gusto por la música. Y además queríamos agregarle cosas cortas y curiosas. A mi me gusta mucho leer noticias cortas, como ya te conté tengo muy mala memoria, así que estas noticias son

las únicas que me acuerdo. Y bueno, así fuimos entrelazando ideas, buscando algo dinámico y surgió ese formato. S - ¿Con qué nos encontramos concretamente en el programa? L - Y seguramente te vas a encontrar con por lo menos algo que te interese o te llame la atención y lo mas probable es que escuches temas que te gusten. Recorremos y repasamos un año por programa, tanto musicalmente como en base a hechos históricos, científicos, divertidos, entre otros. A menos que sea un año muy marcado por cierta onda, por lo general buscamos pasar un poco de todo. Obviamente que hay cosas que quedan al margen, se entiende. S - ¿Por qué lo tenemos que escuchar? L - ¿Por qué? (risas). Porque está muy bueno, porque seguro los va a poner a pensar qué estaban haciendo y qué estaban escuchando ese año. Porque está bueno de repente, te pasen un hitazo que


tenías olvidado y te hacía pirar; que lo vuelvas a hacer. ¿Por qué más? Porque lo hacemos con todas las ganas para ustedes, para que pasen un buen rato a cambio de nada y porque escuchar música nunca hace mal, todo lo contrario. S - ¿Ya estás armando algo para el verano? L - Todavía no, como siempre sale todo a último momento. Algo seguro que va a salir. S - Che ¿cuál es tu recuerdo más viejo de la radio? L - Pah... ¿El más viejo?. Y debe ser grabar canciones de la radio a un casette intentando grabar sólo las canciones sin que se meta la tanda o la voz del locutor (risas). S - ¿A quién admirás y por qué? L - Admiro a la gente emprendedora, a los que hacen lo que los hace felices sin bajar los brazos. Admiro a los metedores que se la juegan por lo que sienten, cosa que en Uruguay es muy difícil llevar a cabo.

S - Si no te dedicaras a lo tuyo; ¿de qué trabajarías? L - Bueno además de la radio, lo que me gusta es la comunicación, de hecho este año arrancamos con Mery (María Núñez) mi socia (que conocí en Urbana) una agencia de comunicación y nos fue muy bien. Arrancamos despacio porque tampoco tuvimos mucho tiempo, pero lo que hicimos lo hicimos muy bien. Eso me copa. ¡Y sino me dedicaría a pasar música por el mundo! (Risas). S - ¿Cuál es tu talento más heavy? L - Tengo un requiebre de caderas letal (risas). Me llevo muy bien con la jardinería y cuando me ilumino tengo ideas muy creativas. S - ¿Cuál es tu rutina en tu computadora? L - Comand + T: Facebook. ITunes. Comand + T: ICloud mail. Comand + T: Pinterest. S - Describí tu casa L - Me mudé con mi novio hace un tiempo y muy de a poco con mucha creatividad fuimos dejando el


departamento muy bueno. Es muuuy luminoso y tiene una armonía de colores, madera y texturas que las fuimos logrando con el tiempo. La mayoría de las cosas las hicimos nosotros, tipo el sillón y la mesa de pallets, almohadones y lo demás lo fuimos comprando en cualquier lado, remates, Emaús, colaboraciones de mi madre, etc., y fuimos reciclando. Me hace muy feliz ver lo que hicimos y me copa, pero sobre todo, mi mayor orgullo es la terraza. Es bastante grande y azul, fundamental en mi vida, y la tenemos llena de plantas, muchas plantadas por mi, rosas, hortensias, lavandas, cañas, incluso tenemos una huerta de especias. S - ¿En qué gastás el dinero? L - ¡Básicamente en comida y salir! (Risas). Después me gusta comprarme ropa y cosas para la casa. S - Cuchate esta; ¿cuál fué el mejor show que fuiste? L - Uh, ¡qué pregunta! ¡Me copa ir a conciertos!. Amo ver a Babasónicos; cada vez que los veo alucino,

lo mismo con Bajo Fondo. Ponele, el mejor pogo lo viví en Bs.As con los Red Hot Chilly Peppers, ¡impresionante! (risas). ¡Y ver a Soda Stereo fue sublime!. Pero el mejor show debe haber sido, cayendo en el cliché, el de Paul McCartney. Más que nada por como se dio todo. En la previa de a ratos quería ir y de a ratos. Medio que me saturó toda la publicidad y no estaba económicamente en el momento para gastar en la entrada. El tema es que ese domingo ya me levanté mal porque no iba a ir, di las últimas manoteadas de ahogado con llamados telefónicos y nada, no iba a ir. Me fui a lo de mi madre y volví a casa de mal humor y deprimida por que no iba a ir a ver a uno de los Beatles, banda que me copa y me iba a perder un momento histórico de nuestro país. Ya de pijama a una hora del concierto me llama Sabri mi amiga y me dice que se había olvidado de decirme, pero que tenía una entrada para mi; ¡que me


invitaba! Y bueno todo lo demás te lo podés imaginar. S - Si pudieras ser la autora de un libro, ¿de cuál sería y por qué? L - (Risas). ¡Sería uno de esos de autoayuda que saben todo! (Risas). S - ¿Qué regalo te gustaría recibir hoy? L - ¡Un pasaje a Río! (Risas). Fue Loli Arana Algorta por Santu Techera


ESPERAME QUE YA LLEGO Maru y Martín se subieron a su Kombi modelo ‘83 a la que bautizaron como ’La Huella’ y recorren latinoamerica sin tiempos, sin apuros. A la velocidad del paisaje.

txt. @SantuTechera fotos. Maru y Martín


Maru Orza y Martín Sesana se conocieron trabajando en radio en 2004, ella en Radio 10 y él en La Red. Son dos personas bien cosmopolitas, por lo que su primer gran viaje fue durante 2 meses recorriendo Europa. Un año después redoblaron la apuesta, pidieron licencia en sus respectivos trabajos y volvieron al viejo continente, pero esta vez para conocer Europa del Este, algo de África y Asia. Según ellos; este contacto con nuevos mundos y más amigos viajeros los llevó a emprender una nueva travesía: viajar por Latinoamérica en Kombi, sin ningún tipo de apuros, durante el tiempo que ellos quieran. A la velocidad del paisaje. Por esto renunciaron a sus trabajos y el 17 de febrero de este año iniciaron en Villa Devoto (Argentina) el viaje que los llevará hasta Tijuana (México), durante el mismo van haciendo programas de radio en los más remotos lugares que van subiendo a su sitio web kombirutera.com.ar.

Huella. Así se llama la Wolkswagen Kombi modelo ‘83 y merece esta columna aparte. Huella es el nombre que le dieron a la Kombi Rutera, esta maravillosa camioneta que fue especialmente preparada por los familiares y amigos de ambos para vivir durante quien sabe que tiempo. Por ejemplo; la abuela Ketty cosió los colchones, Claudia y Cristina hicieron las cortinas, Martín (Orza), Pablo y Mariano hicieron el logo y los ploteos, Tito Lago les regaló herramientas y cubiertos, Agustina les armó flor de botiquín, el abuelo Gustavo armó la alacena y una hermosísima mesita que va agarrada de la guantera para que vayan escribiendo sus crónicas viajeras mientras andan en la ruta, el Padre Marcos en San Nicolás bendijo a Huella y el Dr. Fusca preparó la nave con mucho amor y cariño. Es obvio, una kombi común no hace mas de 18.000 kilómetros. Ahí está el punto, Huella no es una Kombi común, es parte de un sueño.


Santu - Los dos son comunicadores y trabajaron en medios de su país, pero ¿cómo arranca esta aventura de viajar desde Argentina hasta México haciendo radio en una Kombi? Martín - La idea de hacer radio mientras viajamos surge de la pasión que tenemos por esta manera de comunicar y de querer que la gente viaje con nosotros y acercarle lugares lejanos, personas desconocidas, nuevas culturas e historias de vida diferentes. Hacemos Radio Rutera desde cada semana desde cualquier lugar (playa, ruta, al borde de un río, desde una finca cafetera, una salsoteca). Grabamos los programas, luego los subimos a nuestra página web y ahí quedan todos archivados para que la gente los escuche cuando quiera, pueda o necesite transportarse por un rato a viajar junto con la Kombi Rutera. S - Che, se conocieron laburando en radio y estuvieron convivien-

do y viajando durante años. Contame cómo fue ese momento en el que se miraron y se preguntaron ‘¿por qué no?’. M - En el 2009 viajamos por 2 meses a Europa y un año después redoblamos la apuesta, pedimos licencia en las radios donde estábamos trabajando y seguimos conociendo Europa del Este, algo de África y bastante de Asia. Ya cuando estábamos en ese último viaje nos empezó a picar el bichito de conocer nuestro continente, así que la semillita se instaló y empezó a crecer. Cuando regresamos comenzamos a buscar información y nos encontramos con muchos viajeros que estaban recorriendo Latinoamérica a dedo, en Kombi, en moto, en bici y hasta caminando y dijimos “si ellos pueden, ¿por qué no vamos a poder nosotros?”. Así que nos pusimos a buscar la Kombi y al año partimos. S - Contame un poco de cómo llegaron a Huella. M - Huella estaba estacionada a la


vuelta de los papás de Maru, asi que siempre la veíamos y nos gustaba. Pero el detalle era que no estaba en venta. Veníamos buscando Kombis y habíamos visto una muy linda en Córdoba, pero cuando estábamos por viajar, la señora que la vendía nos dijo que la Kombi no era para nosotros. Nos decepcionamos un poco pero gracias a esa respuesta, días más tarde encontré una página de internet que Huella estaba a la venta. No lo podíamos creer. Viste, todo es por algo. S - Mas allá del disfrute de ustedes y hacernos sentir que los acompañamos con los increíbles relatos, posts y fotografías. En esta fantástica Kombi además de llevar todo lo necesario para vivir en ella y un montón de cosas más. Se llevan juguetes y libros (entre otras cosas) para donar durante el viaje. ¿Cómo es la cosa? M - Sí, ordenando nuestra casa para dejársela a una amiga, nos dimos cuenta que teníamos mucha ropa, juguetes y libros que ya no

usábamos, así que se nos ocurrió que podíamos cargarlos en la Kombi y llevarlos a quienes les fueran útiles. Así que que amigos, familiares y gente que ni conocíamos, empezaron a contactarnos porque tenían cosas para donar. Llegamos a juntar más de 50 cajas que fuimos repartiendo a gente necesitada en nuestro país, otras en Bolivia y en Perú. En Quito (Ecuador), volvimos a juntar para seguir repartiendo y ahora en Colombia queremos armar una movida para poder entregar juguetes en Navidad a algún hogar de chicos u orfanato. S - ¿Hay forma de explicar los tostros de estas personas que recibieron algo de ustedes? M - Gratitud, felicidad, humildad. Pero hay que tener en cuenta que nosotros somos el puente entre la gente que recibe las cosas y quienes las donan queriendo darle una mano a otro. Hay muchos que nos ayudan a ayudar. Por eso en nuestra página hay una pestaña llama-


da ‘Donaciones’ (kombirutera.com. ar/p/donaciones.html) donde vamos contando dónde dejamos las donaciones, porque quienes nos dan un par de zapatos, un juguete o una bolsa de ropa merece saber quién fue el destinatario. S - Che, así como hay momentos divinos en el viaje; que son la gran mayoría en realidad. También están los jodidos, ¿cuál fue ese que no hubiesen deseado que pasara? M - Cuando nos robaron en Perú. De todas maneras aunque fue un mal momento, pudimos resolverlo, aprendimos y confirmamos que hay más gente buena que mala y que siempre está dispuesta a ayudarte. S - ¿Cómo fue? M - Dejamos a Huella estacionada en una cuadra que ‘nos parecía segura’ porque habían muchos comercios abiertos, gente caminando de un lado al otro y además estábamos en el internet de enfrente por sólo 15 minutos che-

queando los mails. Nos olvidamos de sacar de la Kombi nuestro portadocumentos con pasaportes, tarjetas bancarias, dinero en efectivo y permisos de entrada al país. Pero ese día, ese momento, los 15 minutos que estuvimos lejos de Huella fueron la excepción. Y en ese día, en ese momento, durante los 15 minutos y casi enfrente de nuestras narices, alguien bajó la ventanilla de la Kombi, entró y se llevó casi todo: pasaportes, dinero, tarjetas de crédito y débito, permisos de salida de Argentina y entrada a Perú, mochila con ropa, artículos personales, cámara de video, cámara de fotos, micrófonos con los que hacemos Radio Rutera. En fin, por suerte tuvimos el reflejo de bajar las computadoras y la cámara de fotos que más usamos. ¡Por lo menos se apiadaron y nos dejaron el juego de mate intacto!. Ibamos cayendo de lo que nos había pasado en capítulos, lo tenemos publicado también en nuesta


web con el título ‘Pueden robarte todo menos los sueños’. En cuanto nos dimos cuenta de ello fuimos a la comisaría a hacer la denuncia y pasamos por ese instante en el que te vas dando cuenta de lo que te falta y es realmente angustiante. Pero también es un momento para aprender a despegarse de los objetos. Dimos de baja todas las tarjetas de crédito y débito. Nos pusimos en contacto con el consulado argentino más cercano (es su trabajo estar al tanto de lo que nos pasaba, que nos ayuden y brinden asesoramiento). La Policía de Turismo se contactó con la gente del sitio IPerú (www. peru.travel), quienes se ocupan de asistir y brindar información al turista. Gracias a Mery del Pilar Saldarriaga Rangel y su equipo nos encontraron el Hotel Sol de Piura donde nos hospedaron hasta que resolvimos la situación, pusieron a nuestra disposición el teléfono, la computadora y, sobre todo, nos

contuvieron, aconsejaron y nos acompañaron permanentemente. S - ¿Como siguió? Maru - Fuimos a todos los medios de comunicación locales: radios, diarios y televisión. Estamos convencidos que gracias a la prensa se hizo público lo que nos estaba pasando y las autoridades municipales, el consulado argentino y la policía nos dieron mayor apoyo. Los periodistas fueron los que insistieron para que la policía haga un allanamiento en el lugar donde suelen vender las cosas robadas. Eso fue importante porque pudimos hacer correr la voz de que lo único que pedíamos es que nos devolvieran los pasaportes, y que a nadie les servía más que a nosotros para continuar el viaje. Los periodistas y vecinos de la cuadra donde nos robaron nos decían que todos saben quienes son los que roban y que los casos de inseguridad en esa cuadra son constantes. A veces, aunque es lamentable,


por ser un turista extranjero la noticia es más relevante, pero quizás sirva para que haya más seguridad en la zona y beneficie a todos, independientemente si sos turista o vivís en esa vereda. Mantuvimos la calma teniendo como premisa que se piensa mejor y más rápido si conservamos la tranquilidad. No es fácil, pero vale la pena intentarlo. Nos repetíamos internamente que todo tiene solución.Y teniendo en cuenta que siempre hay gente buena dispuesta a ayudar. Nosotros no nos vamos a cansar de repetir que llevamos 37 días en Perú y conocimos gente hermosa, e incluso en esta situación nos encontramos con más amigos peruanos que se solidarizaron, apoyaron, acompañaron y nos brindaron mucho cariño. Una de las tantas anécdotas de estos días es que luego que nos devolvieron los pasaportes y Martín volvió del banco donde nos adelantaron algo de plata hasta

recibir la nueva tarjeta de débito, nos fuimos a cenar a un puestito en la calle y nos cruzamos con unos señores que nos dijeron “¿Ustedes son los argentinos a los que le robaron? Los vimos en la tele. Les invitamos la comida”. Ya sabemos que no pasa por el dinero, lo importante son los gestos, detalles, pequeñas cosas. Ser hospitalario, solidario y sobre todo ser humano. S - ¿Y como termina la cuestión? M - Estábamos en la habitación del hotel y suena el teléfono. Era Juan, uno de los periodistas que nos acompañó durante las últimas 72 horas y mas o menos este fue el diálogo: -Juan a los gritos: ¡Aparecieron los pasaportes! -Maru que no entendía nada: ¿En serio? -Juan: ¡Sí, venite ya a la comisaría! -Maru: No tengo una moneda. -Juan: Cierto. ¡Ya te paso a buscar! Y, como siempre ocurre, más rápido queríamos llegar, más tránsito


había. Llegamos a la oficina de la policía y sí, ahí estaban los pasaportes y demás papeles intactos. Los habían encontrado dos suboficiales de la División de Patrullaje a Pie. Nos contaron que estaban tirados en una bolsita en el cordón de una vereda del centro de Piura. S - Aunque faltan un montón de lugares de nuestra patria grande por visitar ¿Volverían a la Argentina? N - Sí, claro. En Argentina están nuestras familias y amigos. Está Mía, nuestra gatita. Lo que estamos bastante convencidos es que no queremos volver a vivir en un loquero como en Buenos Aires. La ciudad nos saturó, queremos estar más en contacto con la naturaleza, vivir en un lugar más tranquilo. S - Hablando de lugares y con un poco de regaño ¡¿por qué es que no incluyeron a Uruguay a la ruta?! M - ¡¿Cómo se te ocurre pensar

que no vamos a ir a Uruguay? La idea es regresar de México bordeando la costa Atlántica, o sea Venezuela, Brasil y lógicamente Uruguay, ¡un país que nos encanta y donde también evaluamos irnos a vivir eh! S - Van ya más de 18.000 kilómetros, renunciaron los dos a sus trabajos y arrancaron, para quienes viajamos sabemos realmente que lo importante es disfrutar y dejar que todo fluya. Es decir, si se puede dormir se duerme; si no queda nada para comer buscamos la forma de sacarnos el hambre; pero la nafta y las ocasionales reparaciones de la Huella es imprescindible para seguir adelante. Yendo al punto, es una pregunta que deben de estar paspados de que se las hagan pero; ¿cómo se financian? M - Esto del viaje es al revés de lo que algunos pueden pensar. Lo económico no es el principal problema que se tiene en una aventura de este tipo, nosotros viajando


aprendimos a rebuscárnosla y descubrimos que realmente necesitamos muchas menos cosas de lo que estamos acostumbrados. De viaje gastamos menos que en nuestra rutina cotidiana, que en nuestra vida en Buenos Aires. El mayor gasto que tenemos hoy es la nafta, ya que solemos dormir en la Kombi; y comer es igual y necesario en todas partes, pero no tenemos que pagar un alquiler ni impuestos. S - Che ¿qué se necesita para emprender un viaje de este tipo? M - Ganas sobre todas las cosas y dar el primer paso. Luego el camino te va llevando y todo va surgiendo. Te das cuenta que no se necesita demasiado para ser feliz. Que el ser humano se acostumbra a todo y muchas veces empezamos a valorar las cosas cuando no las tenemos. Entonces te das cuentas que además de un viaje, ¡es un aprendizaje permanente y en todos los sentidos!.


Kombirutera en Huacachina, PerĂş


Kombirutera en Isla del sol, Bolivia


Kombirutera en Puyo, Ecuador.


Hace dos años un amigo me invitó a ver a su banda tocar. Era el tipo de persona cansada de ver siempre lo mismo. Pensaba que las bandas jóvenes eran todas bastante parecidas, algo que ya había visto, un cliché. Pero cuando vi tocar a Casablancas me di cuenta de que estaba muy equivocado. Encontré finalmente, una banda original, una banda auténtica, algo distinto y eso me incentivó llevándome a conocer bandas uruguayas que me encantan. Desde ese momento amo Casablancas, no sólo por la música, sino por la buena onda que trasmiten dentro y fuera del escenario. En la siguiente entrevista espero que al terminarla se decidan en escuchar su primer EP y que se enamoren de esta banda asi como yo lo hice hace dos años. Las bandas jóvenes no son todas iguales y Casablancas es el ejemplo perfecto de cómo esforzándose se cumplen los sueños y se llega a un material de excelente calidad.


Nico - ¿Cuánto hace que tocan juntos y como se juntaron? Juan - Tocamos juntos desde Abril/ Mayo del 2010, cuando Rela y yo (Juan) armamos todo para ir a tocar a lo de Seba con la idea de armar una banda en inglés. Tocamos un par de covers de Oasis y el tema que teníamos: “Liverpool”. Teníamos un toque dentro de poco y a partir de esa juntada nació la banda sin nombre aún para ese entonces. N - ¿Cómo es el proceso compositivo de Casablancas? J - Lo que se ha dado hasta ahora es que Rela o yo llevamos alguna canción que hacemos individualmente o juntos, llevamos la estructura, generalmente versos y estribillo y las terminamos juntos. O bien se lleva un tema entero y entre todos se lo deja prolijo, obviamente dado la falta de tiempo no es que podamos juntarnos a componer, es más un proceso personal de cada uno. N - ¿Cuáles son sus influencias

musicales? J - Las influencias podemos dividirlas por integrantes, del lado de Rela tenemos la influencia más británica; Arctic Monkeys, Oasis, Stones, Kooks. De Seba y Nacho la parte más reggae dado que Nacho tocaba en una banda de ese estilo y seba escucha y bueno (...). Tenía rastas (Risas). También está mi aporte por el lado del punk (Green Day), algo de post punk (Strokes), pero en general todos compartimos estos gustos y ese licuado es Casablancas. N - ¿Cómo ven el panorama musical nacional de hoy en día? J - Las mejores bandas del panorama que yo por lo menos conozco de la vuelta son en inglés y ahí están los mejores compositores. Siempre tenemos las bandas de reggae uruguayas que nunca faltarán y las bandas de punk rock uruguayo, bandas extremadamente virtuosas de algún subgenero del metal. Pero, para mí, caen todas en las


mismas complicaciones por tocar y en la medida que todos lo terminan haciendo siguiendo las reglas de los dueños de los locales que lucran con eso y no se preocupan en que se brinden buenos espectáculos. La movida sigue estancada en ese punto y yo sinceramente no se que banda siguen los jovenes hoy en día, tenemos a las bandas eternas como NTVG, La Vela (Puerca), todas de ese estilo pero no veo bandas jóvenes abriéndose camino o con material para abrirse camino. Créeme que cuando este grupo de bandas en inglés que te digo salte, ahí se va a ver que Montevideo es la ciudad con mejores compositores; ¡ahí va a verse un cambio!.

Casablancas son: Martín Rela (Voz y Guitarra) Juan Geronés (Guitarra y Coros) Nacho Lorenzelli (Bajo) Sebastián Moroni (Batería) Escuchá su primer EP online: soundcloud.com/casablancasuy facebook.com/wearecasablancas Descargalo: www.wearecasablancas.com


El año pasado se entregaron por primera vez los Premios Catatonias, galardón que reconoce a los mejores tuiteros de Uruguay. Esta cuestión empezó como una broma de Stephanie Biscomb o más conocida en Twitter como @catatonias y tuvo tanto éxito que tuvieron que hacer una web donde los usuarios del pajarraco azul y prisioneros de los ciento cuarenta caracteres; votaran por sus favoritos, se enteraran de las diferentes categorías y gocen de las publicidades de quienes apoyan esta iniciativa. Zolben conversó con la desfachatada que le contó cómo surgieron estos premios y lo que se viene para este año. Lo compartimos en este texto rico-rico de #altafidelidad. Enjoy It!


Zolben - ¿Qué son estos premios? Stephanie - #PremiosCatatonias es un concurso en el que se premia a twiteros mediante votos realizados por usuarios en Twitter. Cuenta con una segmentada lista de categorías y un sitio web a través del cual se puede votar y además se informa al usuario de las últimas novedades del concurso. Z - ¿Cómo surgieron? S - Todo surgió como una broma. Un día estaba en el bondi, vi los Tweets Awards argentinos y pensé: “¡Qué pedorreada esto!”, entonces twiteé algo así como: “Voy a hacer los Premios Catatonias y el premio va a ser una cena conmigo para hablar solo de mi”. Como mucha gente se colgó y siguieron la joda, cuando llegué a mi casa, inventé un par de categorías en las que tenían que decir a mí a quién votaban. Al poco tiempo, un amigo me dijo: “Qué gracioso, hagamos un sitio específico para que la gente pueda votar en otras categorías”. Y bueno, hicimos el sitio y ahí explo-

tó. La página la armamos como para que sea bien fácil votar, y eso estuvo bueno desde el principio porque además permitió una viralización impresionante; con el voto, ya venía publicada la dirección de la página, de mi cuenta, igual que ahora. Los premios catatonias empezaron a aparecer en los timelines de la gente y las marcas se empezaron a interesar y a sumar con premios importantes. Ya con web propio, un montón de gente votando y participando y marcas que nos apoyaban, dijimos: “Tenemos que hacer una gala de premiación!”. Como yo cumplía el 5 de diciembre, twiteé “vamos a hacer una gran fiesta para que yo pueda festejar mi cumpleaños de arriba, ¿quién se prende?, ¿Casitanno, te prendés?”. Así, de la nada, empezamos a armar la fiesta. Dijimos, “quién viste a las presentadoras, Bellmur te la jugás?” y así apareció Bellmur, y más marcas. En un momento me llaman de Subrayado para decirme que estaban


interesados en los premios y después de varias ideas, quedamos en que daban el premio al mejor informativo y cubrían la gala. A esa altura yo ya estaba completamente anonadada con todas las cosas que iban pasando, sobre todo pensando que todo empezó como una joda. Se ve que había una necesidad de que hubiera algo así, como un reconocimiento dentro de la propia comunidad. Todo surgió desde la misma gente. Z - Crecieron tremendamente desde tu tuit de que harías un premio. ¿Como lo ves ahora? S - Ahora realmente se fue de las manos. El año pasado yo estaba de licencia y no me costaba nada contar votos, hacer la parte comercial y organizar la gala. Este año laburo freelance y eso significa que cuantas menos horas le meto al laburo, menos plata tengo y menos plata le puedo inyectar a todo. Por ende, no quería hacerlos porque no pensé que fueran a funcionar. Además, me pareció que el chiste era viejo y

que ya nadie se colgaría. Cuestión que nada, la comunidad medio me presionó y mis amigos también y como no tengo personalidad y le digo sí a cualquier cosa, acá estamos. Vamos algo así como 10.000 menciones del hashtag, 11.000 visitas al sitio y una cantidad de votos astronómica que no sé todavía porque no me ha dado el tiempo de ponerme a contar como la gente. La gala también se va a hacer más pro, con cortada de calle incluida, y eso requiere de un montón de cosas más. Tengo a PILA de gente ayudando, y el laburo de coordinación es lo más difícil. Pero creo que lo que más gusta de esto -aparte del chiste evidente- es ayudar entre todos, tirar locuras y ver cuán lejos llegamos, combinado con el ver qué podemos hacer con recursos limitados y que de todas formas esté bueno. Al final es todo lindo: un lindo desafío, una locura linda y promete ser un viaje bastante lindo también.


Al final de todo, estamos todos riéndonos de nosotros mismos y viendo qué tan lejos podemos llegar desde atrás de una computadora, twitteando en 140 caracteres, “jugando a ser grandes”. Y acá también incluyo a las marcas, que si bien les interesa el público objetivo y demás, se ven más atraídas por participar del juego que cualquier otra cosa. Z - ¿Cuándo es la gala y qué categorías son? S - La gala es el 14 de diciembre en Bar Casitanno (Maldonado 2051 esq. Pablo de María) a las 21hs, y las categorías son: - Premio Cativelli: Twittero EXTRA Polideportivo - Premio Bellmur al “Visionario de la Moda” - Premio La República al Twittero más politizado - Premio Userboss al Twittero más Entrepenur - Premio LIFE Cinema al Twittero de película - Premio Blogcouture al Twittero

que destila estilo - Premio Ibiferre #RenunciaBonomi al indignado del año - Premio sorpresa al Twitter más geek - Premio Les Mots al Twittero del año - Premio Subrayado al Twittero más informativo - Premio Subrayado Un argentino, un amigo - Premio Make IT Work al Twittero más aclientachorizo/calientaempanada - Premio Les Mots al Twittero revelación - Premio Mejor Avatar - Premio Mejor Bio - Premio Victoria Rodríguez a no haber nacido en un barrio marginal - Premio #ManadaDeMorenos al Twittero Vilardebó - Premio Tweet del año. Cada tanto se suman categorías, por ejemplo el 3 de diciembre se sumaron otras que pueden verlas en www.premioscatatonias.com.



#AltaFidelidad01