Issuu on Google+

…Una Inglaterra de hace dos

VIVIENDO EL XIX

ESCRITA Y EDITADA POR: Mª Fernanda Ruiz – Santiago Reinoso- Cristian Peña- Lina Rivas- Gabriela Barón 1104


EN LA VIDA DE… CHARLES DICKENS

personas y eventos, que le ayudaron a trasladar la realidad a la ficción. Famoso novelista inglés, nacido en Portsmouth, Inglaterra, el 7 de febrero de 1812; hijo de John Dickens y Elizabeth Barrow. Charles no recibió ninguna educación hasta sus nueve años de edad, hecho que desarrolla una formación en exceso autodidacta. Con esta edad, después de acudir a una escuela en Rome Lane, estudió cultura en la escuela de William Gile, y se graduó en Oxford. En 1823, vivíá con su familia en Londres, en el número 16 de Bayham Street, Camden Town, que era entonces uno de los suburbios más pobres de la ciudad. Aunque sus primeros años parecen haber sido una época idílica, él se describía como un «niño muy pequeño y no especialmente cuidado». También hablaría de su extremo patetismo y de su memoria fotográfica de

Su vida cambió profundamente cuando su padre fue denunciado por impago de sus deudas y encarcelado en la prisión de deudores de Marshalsea. La mayor parte de la familia se trasladó a vivir con el Sr. Dickens a la cárcel, posibilidad establecida entonces por la ley, que permitía a la familia del moroso compartir su celda. Charles fue acogido en una casa de Little College Street, regentada por la Señora Roylance y acudía los domingos a visitar a su padre en la prisión. A los doce años, comenzó a trabajar en jornadas diarias de diez horas en Warren's boot-blacking factory, una fábrica de betún para calzado, ubicada cerca de la actual estación ferroviaria Charing Cross de Londres Después de algunos meses, su familia pudo salir de la prisión de Marshalsea, pero su situación económica no mejoró hasta

VIVIENDO EL XIX 2


pasado un tiempo, cuando al morir la abuela materna de Charles, su padre recibió una herencia de 250 libras. Su madre no retiró a Charles de forma inmediata de la compañía, que era propiedad de unos parientes de ella. Para Dickens estas vivencias marcarían su vida como escritor: dedicaría gran parte de su obra a denunciar las condiciones deplorables bajo

las cuales sobrevivían las clases proletarias. En su novela David Copperfield, juzgada como la más autobiográfica, escribió: «Yo no recibía ningún consejo, ningún apoyo, ningún estimulante, ningún consuelo, ninguna asistencia de ningún tipo, de nadie que me pudiera recordar. ¡Cuánto deseaba ir al cielo!». El 9 de junio de 1865, mientras regresaba de Francia para ver a Ellen Ternan, Dickens sufrió un accidente, el famoso choque ferroviario de Staplehurst, en el cual los siete primeros vagones del tren cayeron de un puente que estaba siendo reparado. El único vagón de primera clase que no cayó fue aquel donde se encontraba Dickens. El novelista pasó mucho tiempo atendiendo a los heridos y moribundos antes de que los rescatadores llegasen. Antes de partir se acordó del inconcluso manuscrito de Nuestro amigo mutuo, y regresó al vagón únicamente a recuperarlo. Típico de Dickens, él luego usaría esta terrible experiencia para escribir su corta historia de fantasmas El guardavía en la cual el protagonista tiene la premonición de un choque ferroviario. Dickens se las arregló para evadirse de la investigación del choque, pues como ahora se sabe, él estaba viajando ese día con Ellen Ternan y su madre, lo cual podía causar un escándalo. Ellen, una actriz, había sido la compañera de Dickens desde que éste finalizó su matrimonio, y, como él la conoció en 1857, fue probablemente la última razón para su separación. Ella continuó siendo su compañera, más bien su señora, hasta el día de su muerte. Las dimensiones de la aventura fueron desconocidas hasta la publicación en 1939 de Dickens y su hija, un libro acerca de la relación intrafamiliar del autor con su hija Kate. Kate Dickens trabajó con Gladys Storey en el libro antes de su muerte, ocurrida en 1929, y afirmó que Dickens y Ternan tuvieron un hijo que murió en la infancia, aunque no existe ninguna evidencia concreta que corrobore sus afirmaciones. Volvió a escribir en el Old Year Magazine hasta su muerte. Poco después fue recibido

por la reina Victoria I, la cual era gran

lectora de sus obras

Libro tom Jones 1749, Henry Fielding

SUS PASATIEMPOS… Pasaba el tiempo fuera de su casa, leyendo vorazmente. Mostró una particular afición por las novelas picarescas, como Las aventuras de Roderick Random y Las aventuras de Peregrine Pickle de Tobias Smollett, y Tom Jones de Henry Fielding,

VIVIENDO EL XIX 3


quién sería su escritor favorito. También leía con deleite novelas de aventuras como Robinson Crusoe y Don Quijote de la Mancha.

OBRAS MÁS DESTACADAS

SU ESTILO LITERARIO… El estilo de Dickens es florido y poético, con un fuerte toque cómico. Sus sátiras sobre el esnobismo de la aristocracia británica —él llamaba a uno de sus personajes «El Refrigerador Noble»— son a menudo populares. Comparaciones de huérfanos con accionistas o comensales con muebles, son algunas de sus más aclamadas ironías. Alude constantemente a la infancia y a los aspectos más crudos de la realidad, con una minuciosa observación hacia la vivida en su tiempo, en la que se mezclan elementos trágicos sensibles y humorísticos, que hicieron reír y llorar a toda una generación.

Su novela más famosa y lograda es David Coperfield (1849-1850)

Oliver Twist (1839)

A Christmas Carol (1843)

Nicholas Nickleby dramática.

Tiempos difíciles (1854)

La tienda de antigüedades (1840)

(1839)

novela

Representación fílmica del libro “a christmas carol” de Charles Dickens

WILLIAM BLAKE

VIVIENDO EL XIX 4


basa no tanto en el tema del poema en sí como en la sensación que este transmite.

William Blake nació en Londres, Inglaterra el 28 de noviembre de 1757 y murió el 12 de agosto de 1827, fue un poeta y pintor ingles. Aunque permaneció en gran parte desconocido durante el transcurso de su vida, hoy en día Blake cuenta con una alta consideración. Por la relación en su obra tienen la poesía y sus grabados respectivos suele ponerse a Blake como ejemplo del artista total. Según el periódico “The Guardian”, William Blake es con grandes meritos el mayor artista que Gran Bretaña ha producido.

PINTURAS La pintura de Blake, es basada en visiones fantásticas de rico simbolismo, tiene cierta influencia de Miguel Ángel, por la musculatura de sus figuras y los escorzos a los que las somete. Aplicó su arte pictórico para ilustrar tanto composiciones de su autoría y composiciones ajenas como: el Paraíso perdido de Milton, es una de sus obras favorita, o Las noches, de Edward Young. La relación que hay entre los poemas y las ilustraciones es compleja y exige imaginación por parte del lector, ya que se

Abel, obra por Wlliam Blake

POESIA William Blake siempre dio a conocer y resaltar en la mayoría de sus poemas a la naturaleza, la creación, los animales y siempre llevándolos con metáforas y comparando. En otros casos hablo de varios aspectos y de su país “Inglaterra”. A continuación podemos ver un poema muy corto en el cual vemos como se refiere a la naturaleza:

VIVIENDO EL XIX 5


Ha descubierto tu cama De gozo carmesí, Y su amor oscuro, secreto, Te consume la vida.

Como pudimos apreciar anteriormente, en su poema está reflejado como combina la naturaleza y el amor, está usando una metáfora ya que compara como una rosa con una mujer ya que describe que está en una cama.

¡Oh, Rosa, estás enferma! El gusano invisible Que vuela por la noche, En la tempestad que aúlla,

Cuadro “Amigos de Baldomero” de William Blake

LLEGA UN NUEVO TIEMPO…

LAS

VANGUARDIAS (MODERNISMO) VIVIENDO EL XIX 6


Se produce en Inglaterra con los trabajos de John Ruskin (1819-1900), influenciado por el arte gótico, publicó una enorme cantidad de libros sobre literatura, pintura, arquitectura, escultura, estética y muchos otros sobre temas sociales. Su extraordinario gusto por cualquier tipo de arte, le llevaba a apreciar tanto a los pintores primitivos italianos como a los prerafaelitas ingleses como a Turner. Además, sus ideas se popularizaron a través de sus libros que influyeron en el movimiento Arts and Crafts que se caracteriza por un retorno a la naturaleza, formas graciosas, onduladas, delicadas, de un suave encanto, en las que son frecuentes vegetales, flores, insectos, peces, sirenas, dragones y pájaros de colores y colas espectaculares. El Modernismo encontró su expresión en formas de arte bien distintas, en arquitectura por ejemplo, son frecuentes los exteriores en piedra, cerámica y profusión de hierro forjado, interiores con paredes curvas, muchas veces con una decoración exuberante. En cuanto a la literatura, Inglaterra es, junto con Alemania, la cuna del Romanticismo. Con una fuerte tradición prerromántica, la literatura inglesa de la primera mitad del siglo XIX se caracteriza por sus grandes poetas, el desarrollo de la novela histórica y el inicio de la novela gótica o de terror. Sus grandes poetas fueron: Lord Byron (1788-1824) logró una enorme fama por sus extensas obras. Sus primeras composiciones poéticas son plenamente románticas como Las perigrinaciones de Childe Harold, que narra los viajes del melancólico protagonista por el sur de Europa, o El corsario, leyenda en verso con héroe individualista y rebelde.

Su obra maestra es el extenso e incompleto Don Juan, sobre el famoso seductor. Byron también escribió obras de texto: la tragedia Manfredo y los dramas Marino Faliero y Los dos Foscari.

Percy Bysshe Shelley (1792-1822), amigo y compañero de viajes de Lord Byron. En su obra plasmó un gran idealismo, matizado por una profunda melancolía. Escribió extensas obras entre dramáticas y poéticas, como: Prometeo liberado, o La reina Mab. Sus poemas líricos, más breves, como la Oda al viento al Oeste, destacan por su

VIVIENDO EL XIX 7


musicalidad y abundantes metáforas. También compuso una elegía Adonais, inspirada por la muerte de Keats.

John Keats (1795-1821) escribió largos poemas narrativos, como Endymion, un homenaje a la cultura griega, pero su fama se debe a sus poemas breves, recogidos en los libros Odas, Sonetos y Lamia y otros poemas. En ellos destaca la búsqueda y la expresión de la belleza, y la creación de atmósferas sugestivas mediante ricas imágenes. Keats reflexiona sobre la condición humana, el tiempo y el arte, dando rienda suelta a sus sentimientos.

Y SOBRE L AS NOVEL AS … GOTICA Inaugurada por : El castillo de Otranto (The Castle of Otranto), escrita por Horace Walpole en 1764, y Mary Shelley con el “El doctor Frankenstein” (1818), da inicio al género de ciencia ficción. HISTÓRICA Creada por Walter Scott, de quien sus novelas, ambientadas en la Edad Media principalmente, tienen un tono rebelde y nacionalista; tuvieron gran éxito y fueron imitadas en toda Europa. Sus personajes y héroes no están idealizados, sino que son presentados con realismo en episodios y situaciones de la vida diaria.

Y... QUÉ PASA CON LA ECONOMÍA? En 1793 comenzaría un enfrentamiento entre Inglaterra y la Francia

VIVIENDO EL XIX 8


revolucionaria que habría de prolongarse veintidós años. La larga duración de este conflicto armado provocó transformaciones relevantes en la economía inglesa. En primer lugar, impulsó el desarrollo de la agricultura, al provocar un alza de los precios agrícolas. Las inversión en los sectores agrícolas de la economía se multiplicó y los avances técnicos se difundieron. Se calcula que la productividad agrícola inglesa aumentó un 50% entre 1780 y 1820 (cifra tomada de Bergeron et al. La época de las revoluciones europeas, 17801848. México, Siglo XXI, 1991.). Entre los sectores industriales de la economía inglesa, fue la industria metalúrgica la privilegiada, al tiempo que la textil algodonera seguía siendo muy importante. Pero la

Creciente inversión de capital en el agro, así como también los gastos de guerra, tendieron a frenar la expansión de la Revolución Industrial. En el terreno comercial, las guerras francesas provocaron indirectamente la expansión del sistema financiero, dinamizando el crédito en Inglaterra.

BLOQUE CONTINETAL DE NAPOLEON Napoleón, primero Cónsul y después Emperador de la Francia revolucionaria, llevó adelante la política conocida como “bloqueo continental” en su afán de conseguir la rendición del tradicional enemigo de Francia: la isla al otro lado del Canal de la Mancha, Inglaterra. Esta política consistía en procurar cerrar los mercados de la Europa Continental a las mercancías inglesas. Napoleón esperaba que la expansión militar de Francia y la puesta en pie de Estados vasallos y aliados y la derrota de los enemigos coadyuvarían a la realización del mencionado bloqueo. No sólo se lograría así debilitar económicamente a Inglaterra, sino que también Francia conquistaría los mercados europeos para sus propias manufacturas. El bloqueo continental aunque cosechó éxitos momentáneos, no podía, sin embargo, sostenerse en el largo plazo. El comercio marítimo era de central importancia en una Europa que no contaba siquiera con caminos decentes para utilizar vías terrestres. Además, Francia no se hallaba en condiciones de reemplazar las manufacturas de una Inglaterra que ya había atravesado su Revolución Industrial.

ROMANTICISMO INGLATERRA CONTEMPORANEA VIVIENDO EL XIX 9


autores: William Wordsworth (1770-1850) y Samuel Coleridge (1772-1832). El prólogo de esta obra está considerado como el manifiesto del Romanticismo inglés; sus poesías, de lenguaje sencillo, reflejan el misterio y la emoción de la naturaleza. William Wordsworth y Samuel Coleridge

Inglaterra es junto a Alemania la cuna del romanticismo, la literatura inglesa de la primera mitad del siglo XIX se caracteriza por sus grandes poetas, el desarrollo de la novela histórica y el inicio de la novela gótica o de terror. Durante los siglos XVIII Y XIX, Inglaterra es el escenario de todas las revoluciones europeas: la industrial y la del romanticismo. El país acoge a los héroes revolucionarios y a los perseguidos de otros países: franceses, polacos, húngaros, italianos, alemanes, a pesar de ser un país conservador con una monarquía parlamentaria. En Inglaterra, al igual que en Alemania, el Romanticismo comienza siendo prorevolucionario, pero se vuelve conservador cuando comienzan las luchas contra Napoleón, para dar un nuevo viraje hacia los primitivos ideales revolucionarios una vez pasada la guerra.

Los escritores ingleses de principios del XIX manifiestan la rebeldía propia del Romanticismo de dos maneras: Una a través del rechazo de la sociedad burguesa

e

industrializada,

para

evadirse en el paisaje rural, el pasado histórico o países exóticos. La otra a través de un nuevo lenguaje literario basado en el sentimiento y

lo

irracional,

la

subjetividad y la libertad del artista frente a toda regla.

El periodo romántico en Inglaterra va de 1790 a 1830. En él quedan las huellas de la Revolución francesa y aquella tendencia hacia la vuelta a la naturaleza, en la poesía. Con las Baladas líricas, compuestas por dos

VIVIENDO EL XIX 10


POESIA SIGLO XIX

El siglo XIX puede definirse por una serie de géneros literarios propios, como la fábula, la sátira o el poema didáctico. Además, la poesía lírica se concentra en el año 1840. Este año publica el lucense Nicomedes Pastor Díaz (1811-1863) sus Poesías. Consejero de Estado con Narváez, escribió una poesía lúgubre y desesperada, próxima, en ocasiones, a la de Espronceda, con títulos como Mi inspiración, A la luna o La mariposa negra. José Zorrilla (1817-1893) nació en Valladolid y es uno de los poetas más representativos del siglo XIX. Se dio a conocer tras la lectura de su elegía A la memoria desgraciada del joven literato Don Mariano José de Larra, en el entierro de éste. VIVIENDO EL XIX 11


Zorrilla fue uno de los autores más prolíficos de la poesía del siglo XIX. Se considera su mejor etapa la comprendida entre 1840 y 1854, año en que emigró a México, donde gozó de la amistad del Emperador Maximiliano. Después, soportó una situación miserable, superado por su tiempo de lo que él fue consciente. Vivió de lecturas públicas y actos oficiales, que condicionaron sus escritos.

Entre las novedades importantes del siglo XIX, se debe destacar la incorporación de la mujer al mundo literario. Junto a los problemas derivados de una formación interesada y manipulada, las mujeres tropezaron con la oposición de la sociedad e, incluso, con el recelo de los hombres, que vieron en ellas competidores artísticos.

Poeta José Zorrilla (1817-1893)

VIVIENDO EL XIX 12


VIVIENDO EL XIX 13


RESTAURACIONES VIVIDAS EN ESTE TIEMPO

Cuando Carlos II llegó al trono en 1660, las ganas de renovación en todos los géneros literarios se combinaron con el sentimiento de que, a partir de entonces, Inglaterra participaría de la vida literaria europea como no había hecho hasta entonces. Uno de los primeros gestos de Carlos fue el de reabrir los teatros y conceder permisos y patentes reales a los propietarios de las salas. Las dos autorizaciones principales fueron para William Davenant y Thomas Killigrew. En esa época, el teatro formaba parte de la política pública así como de las decisiones reales, por lo que se obligó a estos dos hombres a producir un determinado número de obras antiguas; a Davenant se le encargó específicamente que se encargara de obras moralistas y edificantes. También se reinstauró el premio honorífico de “poeta laureado” (Poet Laureate): remunerado con un barril de coñac, el premio requería de su beneficiario la composición de odas de cumpleaños.

Carlos II se enorgullecía de su espíritu y sus modales mundanos. También tenía la reputación de ser un mujeriego. Por eso, la poesía libertina y de temática sexual contaba con el beneficio de la corte. Carlos y el duque de York (el futuro Jaime II de Inglaterra), fueron grandes protectores de las matemáticas y de la filosofía, lo que favoreció un cierto escepticismo científico entre la aristocracia. Fue, en este contexto, en el que Carlos II fundó la Royal Society; esta prestigiosa institución atrajo a numerosos cortesanos, como el célebre cronista Samuel Pepys, enviando a

VIVIENDO EL XIX 14


cambio a muchos de sus eminentes miembros hasta la corte. Carlos y su corte, instruidos con dureza durante su

pudiera desarrollar una literatura disidente durante su reinado, tanto en ciencias políticas como en economía.

exilio, practicaron una política de tolerancia hacia la disidencia política y las doctrinas religiosas. Aunque era anglicano, Carlos deseó en secreto convertirse al catolicismo poco antes de su muerte, y el duque de York presentaba las mismas tendencias criptocatólicas. A pesar de que la Test Act estuvo en vigor durante todo el reinado de Carlos, el rey fue poco propenso a encarcelar o perseguir a los puritanos. Se limitó a descartarlos de los cargos oficiales y empleos públicos y les privó también de toda representación parlamentaria. Esto provocó que se

Con el regreso de la monarquía, los autores se escindieron en dos movimientos. Por un lado estaban los que intentaban reanimar el espíritu de la literatura inglesa que florecía durante el reinado de Jaime I como si no hubiera pasado nada; por otra parte, el creciente interés por la novedad llevó a numerosos escritores a acercarse al modelo literario francés, especialmente a la sátira y a la parodia. Esta evolución se hizo especialmente evidente por la introducción de una cierta dosis de escepticismo inquisidor en los textos y por la creciente influencia del clasicismo entre los autores y las críticas.

VIVIENDO EL XIX 15


VIVIENDO EL XIX 16


Revistainglaterra