Issuu on Google+

“La Virgen María En el Nuevo Testamento”


2

MarĂ­a En el Nuevo Testamento


“La Virgen María En el Nuevo Testamento” 1.- “NACIDO DE MUJER” (San Pablo) 2.-NO ES ESTE EL CARPINTERO, EL HIJO DE MARÍA (San Marcos) 3.- “SE ENCONTRO ENCINTA POR OBRA DEL ESPIRITU SANTO (San Mateo) 4.- “ALEGRATE LLENA DE GRACIA... “ (San Lucas) 5.- “MUJER, AHI TIENES A TU HIJO”, “AHI TIENES A TU MADRE” (San Juan) “UNA MUJER VESTIDA DEL SOL... “ (Apocalipsis) María En el Nuevo Testamento

3


LA VIRGEN MARIA EN LA BIBLIA Objetivo: conocer la figura de María en la Sagrada Escritura para amarla más y vivir inspirados por el ejemplo de las actitudes de su vida; preparamos espiritualmente para vivir este tiempo de Adviento. Antes de entrar al Nuevo Testamento vamos a tocar dos temas que preparan la mariología. 1.- Trasfondo bíblico de la figura neotestamentaria de María: “Esposa de Yahweh” 2.- Trasfondo bíblico de la figura neotestamentaria de María: La Madre del pueblo de Dios; la Virgen de Israel

LA ESPOSA DE YAHWEH INTRODUCCIÓN En el desarrollo actual de la mariología, la preparación veterotestamentaria de la doctrina sobre María no se reduce a unos cuantos versículos, sino a una mirada más amplia. La pregunta que nos puede guiar es: ¿Cómo se prepara la figura de la virgen María en el antiguo Testamento? Claro que el AT no nos habla expresamente de la Virgen María, pero sí aparece “una figura femenina simbólica, en la que los profetas descubren el símbolo de la Sión Mesiánica. Esta “Hija de Sión” se halla caracterizada como una mujer que es, a la vez, esposa, madre y virgen” (lb. P. 10). LA “HIJA DE SION” EN EL SIMBOLISMO DE LA ALIANZA La idea fundamental que recorre la Biblia entera es que Dios quiere establecer una alianza con los hombres. Desde los primeros profetas hasta el Apocalipsis esta Alianza se describe sirviéndose de la imagen del matrimonio. En cuanto unión del hombre y de la mujer, el matrimonio aparece como el símbolo fundamental de la alianza: Dios es el esposo e Israel la esposa. En el Nuevo Testamento es la relación entre Cristo y la Iglesia. La fórmula de alianza: “Tú eres mi pueblo y yo soy tu Dios” (Ez 36,28). Bajo el simbolismo de la Hija de Sión, el pueblo de Israel, se presentan tres aspectos del misterio del pueblo de Israel, que vendrán a ser los aspectos del misterio de María: Ella es: “Esposa de Yahweh”, “Madre del pueblo de Dios-”Madre-Sión” y “la Virgen de Israel”. 4

María En el Nuevo Testamento


“LA ESPOSA DE YAHWEH” Los textos fundamentales: Para el Antiguo Testamento: Os 1-3 Is 1, 21 Is 62, 4-5 Jer 2, 2 Jer 3, 1 Para el Nuevo Testamento: 2Cor 11,2 Ef5, 21-33 Ap. 21,2 Buscar la cita y transcribirla, en los textos largos, al menos una frase. ¿CÓMO SE VISLUMBRA LA FIGURA DE MARÍA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO? Objetivo: presentar las “alusiones” de la figura de María en los libros del Antiguo Testamento. Tesis: los libros del Antiguo Testamento por supuesto que no hablan de la Virgen María, pero su persona sí es prefigurada y preparada en ellos. ¿De qué manera? En el AT aparece una figura femenina simbólica, en la que los profetas descubren el símbolo de la Sión Mesiánica. Se le llama “La hija de Sión” y se describe como una mujer que es a la vez: esposa, madre y virgen.

LA ESPOSA DE YAHWEH (Fue el tema anterior) LA MADRE DEL PUEBLO DE DIOS (MADRESION) Aparece la Mujer-Sión-la ciudad- como madre de los hijos. Es un lenguaje simbólico porque una ciudad no puede dar a luz, pero en esa ciudad se prefigura María. Tomamos algunos textos: La idea general es: la Madre-Sión llama a sus hijos del exilio para que regresen a Jerusalén y constituyan allí, sobre la colina de Sión, el nuevo pueblo de Dios. Sa187 Sión, madre de pueblos. “Todos han nacido en ella”. Todos y cada uno de los miembros del pueblo de Dios pueden decir: “Yo he nacido en ella”. Is 60,1-4 “Tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos”. Cantar de los Cantares 8,5 “¿Quién es esta que sube del desierto apoyada sobre su amado?”. ¿Cómo se aplica en el Nuevo Testamento? Tomamos el evangelio de san Juan 19,26: “Mujer, he aquí a tu hijo”. Se le llama “Mujer” (no “madre”) para relacionarla con “la mujer-Sión”. María En el Nuevo Testamento

5


Gá14, 24-27 “Pero la Jerusalén de arriba es libre, esa es nuestra madre”, Con toda propiedad decimos: “nuestra Madre, la Santa Iglesia”. LA VIRGEN ISRAEL La virginidad es un valor típicamente cristiano que Comienza con Cristo, pero en el Antiguo Testamento aparecen estos textos donde se vislumbra ya una virginidad con el sentido de la que entendemos en María: Amós 5,1-6 OTROS TEXTOS QUE PREPARAN LA MARIOLOGÍA Gen 3, 15 Is 7, 14 Miq.5, 2-3 Sof 3, 11-13 Sof 3, 14-18 CONCLUSIÓN: En los textos del Antiguo Testamento se prepara la figura de María como Esposa, Madre y Virgen. La revelación del misterio de la Virgen María se da hasta el Nuevo Testamento. Hay una estampa de la Edad Media que resume lo que significa María: la Mujer que al pie de la Cruz recoge en su cáliz la sangre que brota del costado atravesado de Cristo. Esta mujer es, al mismo tiempo, María y la Iglesia (Julio-Agosto 2010).

6

María En el Nuevo Testamento


Tema 1: “Nacido de Mujer” (San Pablo)

L

1.- ¿Silencio de Pablo sobre María?

os escritos del N. T. comienzan con San Pablo. La primera carta a los cristianos de Tesalónica tiene el honor de ser el primer escrito con el que se abre, en el año 50 d. C. lo que llamamos “nuevo Testamento”. ¿QUÉ NOS DICE SAN PABLO SOBRE MARÌA? Lo primero que no llama la atención es que es muy lacónico con respecto a ella. ¿Por que no supo nada de ella? ¿Cómo no iba a estar informado de los sucesos que rodeaban el nacimiento de Jesús? Porque estamos mas bien en una etapa de discreción por parte de los primeros cristianos con respecto a la figura de María. El conocimiento de ella ira creciendo en la medida en que avance la Tradición.

2.- textos Paulinos que aluden a María Tenemos por lo menos los siguientes textos: Fil. 2,7; Rom. 1, 3-4 y Gàl. 4,4-5 en los dos primero) filipenses y Romanos Pablo recoge las tradiciones antiguas que dicen que el nacimiento humano del Hijo de Dios procede de la familia de David. Estos textos de fijan en la humildad y debilidad (“Kènosis”) de su nacimiento.

3.- “nacido de mujer” (Gàl. 4,4-5) Galatas 4,4-5 es el testimonio mas antiguo de María en todo el Nuevo Testamento y cronológicamente muy próximo a los inicios del cristianismo (en torno al año 50). La carta no menciona el nombre de María, pero reconocen que una “mujer” se ha convertido en la madre del Hijo de Dios. Leamos el texto y comentémoslo. El texto se abre con una notable solemnidad para representar la llegada de los tiempos mesiánicos o escatológicos con los que llega a su culmen aquella larga espera de siglos. Hay una maduración y un progreso en la Historia de la Salvación, que ha llegado ahora a su punto más alto y que inicia también un tiempo nuevo. Dios ha decidido intervenir prodigiosamente en la historia por medio de Jesucristo y paras esto necesita de “una mujer” María En el Nuevo Testamento

7


“la plenitud de los tiempos” no es tanto el “centro cronológico” de la historia, sino su “centro escatológico”, el que da valor decisivo y definitivo a todos los tiempos, es el corazón del tiempo, respecto al cual todo se mide y se aclara. “nacido de mujer” expresa la fragilidad y la bajeza de la criatura humana en el tiempo de la espera (Cf. Job. 11,2-12; 11,11; Lc. 7,28), y por tanto la humillación, el abajamiento que acepto el hijo de Dios al pasar de Señor a siervo (Cf. Fil2, 6-11) 4.- ¿Cómo aparece esta mujer? En suma, Pablo no menciona nunca en nombre de María, pero reconoce que una mujer ha tenido que ver en la génesis de Jesús. Una mujer se ha convertido en la madre del propio Hijo de Dios. Su figura entonces es paradójica: pertenece al mundo humilde de los hombres, pero también es la creatura más cercana al corazón del Misterio, al “centro escatológico” de la historia. Con San Pablo comienza la vinculación entre la Mariología y la cristología, precisamente mediante el testimonio de la divina maternidad de esta mujer. Es la primera vez que se coloca a maría en el contexto de la Historia de la Salvación. Es entonces un texto clave para la Mariología bíblica.

Tema 2: “¿no es este el carpintero? el hijo de maria?” (San Marcos)

C

1.- Marcos ¿una visión polémica sobre María?

on el evangelio de san Marcos avanzamos un poco más en el tiempo (año 64 d.C.) y también en la descripción de la figura de María. Este evangelio no consigna (¿no conoce?) las tradiciones de Jesús Niño de Mateo y Lucas. ¿Qué no dice de María? solamente dos referencias importantes y también lacónicas, durante el ministerio público de Jesús: Mc. 3,31-35 y 6,1-6. Las dos referencias hablan de los hermanos de Jesús” y siguen hoy causando polémica por la maliciosa interpretación que las sectas hacen de los textos. 8

María En el Nuevo Testamento


2.- El verdadero parentesco de Jesús (Mc. 3,31-35) Este primer texto, si lo leemos en su contexto más amplio, desde 3,21 representa a los hermanos de Jesús” como sus enemigos (“se enteraron sus parientes y fueron a hacerse cargo de El, pues decían: “Esta fuera de si”) haciendo este juicio muy ofensivo. Mas adelante, en 3,31 “llegan su madre y sus hermanos y quedándose afuera” lo mandaron llamar. Del texto resulta que hay dos grupos. Los que acaban de llegar y los que están dentro, sentados, escuchando a Jesús. Es decir, la familia de Jesús según la carne se ha quedado fuera, mientras que la familia evangélica está en casa, sentada en torno a Jesús. EL PROBLEMA ES QUE NO SEPARA A MARIA DE LOS PARIENTES HOSTILES A JESUS. Dicen que es claro el rechazo de Jesús a su Madre porque ella estaría en el grupo de sus enemigos. ¿Qué decir de esto? Juan 7,5 representa una tradición que afirma que los hermanos de Jesús no creían en él, pero en NINGUN LUGAR DEL NUEVO TESTAMENTO SE DICE QUE LA MADRE DE JESUS NO CREYESE EN SU HIJO. Más bien en Lc. Y Jn. Aparece como la primera creyente cristiana e íntimamente unida a Jesús. Incluso en el texto MAS QUE UN RECHAZO ES UN ELOGIO DE JESUS A SU MADRE; “Mi madre es mas grande porque cumple la voluntad de Dios”. ES MÁS IMPORTANTE LA GENERACIÓN ESPIRITUAL QUE LA BIOLOGICA. La familia según la carne tiene que ceder su sitio a la familia “escatológica” y esta invitada a convertirse a ella. María fue progresando en el camino de la fe en Jesús, en contraste con la incredulidad de sus parientes. Afirma un autor reciente: “lejos de constituir un dato “antimariologico” podría probar incluso, la especial autoridad moral que se le reconocía a la Madre del Señor. Si ella tuvo que caminar en el itinerario de la fe, ¿cómo no tendrían que hacerlo todos los seguidores del nazareno, aun los de su familia carnal? La madre, en la humildad y en el esfuerzo tan auténticamente humanos de su peregrinación interior, emerge ya como figura ejemplar del discípulo…“(Bruno forte, María, la mujer icono del misterio; sígueme, Salamanca 1993). 3.- “¿No es éste el carpintero, el hijo de María?” (Mc. 6,1-6) ¿Cuál es el sentido de la expresión “el hijo de María”? de entrada hay que subrayar que es Marcos el primero en darnos el nombre de “MARÌA”. El nombre en la mentalidad semita expresa ya la identidad, la personalidad de quien expresa la expresión “hijo de María” es único en el Nuevo Testamento y se ha interpretado a veces diciendo que “es una institución María En el Nuevo Testamento

9


difamatoria” aludiendo a que Jesús no tiene padre, que es hijo ilegitimo; o por el contrario, “es una alusión a la concepción virginal de Jesús”. No se menciona al padre por que no hubo padre humano. Es interesante observar que Marcos no habla nunca de San José, per la idea de la concepción virginal como que no es el tema de este evangelio. Mas bien el contexto de todo el relato nos puede dar la clave. Los paisanos de Jesús toman distintas actitudes ante él. Los desconcierta su sabiduría que contrasta con su condición humilde y oscura. La expresión de “el hijo de María” puede expresar simplemente que José ya había muerto y en labios de la gente de su aldea se quiere subrayar la condición “ordinaria” y humilde de Jesús. Esto nos ayuda a entender cómo María estaba incluida en el recelo que sentían contra su hijo sus paisanos. María vive también la incomprensión, la hostilidad y las sospechas que Jesús sufrió. En conclusión: es el primero en darnos al nombre de “María”. Ella aparece como la mujer que va progresando, creciendo en la fe en Jesús, incluso en medio del ambiente hostil de su pariente. 4.- ¿Qué decir de los hermanos de Jesús? Decíamos al principio que este es un evangelio polémico, debido hoy a que las sectas protestantes se quedan con una visión, según ellos sobre María. Uno de los temas que van repitiendo casa por casa, apoyados en el evangelio de san Marcos es el de “María tuvo mas hijos además de Jesús”. ¿Es cierto eso? ¿Qué debe responder un católico? La respuesta católica es: “MARIA SANTISIMA ES VIRGEN ANTES, EN Y DESPUES DEL PARTO”. Lo afirma toda la Tradición cristiana, pero además podemos dar algunos indicios exegéticos concretos y sencillos a partir de la misma Biblia. 1) Los textos antes comentados de este evangelio y los paralelos de los otros evangelios hablan de “hermanos o hermanas” de Jesús, PERO NUNCA HABLAN DE HIJOS DE MARIA. Incluso cuando María se encuentra entre ellos se le aparta llamándola sólo Madre de Jesús: “Todos ellos perseveraban en la oración con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, DE MARIA, LA MADRE DE JESUS, Y DE SUS HERMANOS” (Hech.1, 14). 2) Los términos hebreos “HA, “AHA” que traducimos al español por “hermano”, “hermana” tiene en la biblia también el significado de “medio hermano” (Gen. 42,15; 43,5), “sobrino” (Gèn. 13,8; 14, 16), “primo” (Lev.10, 4 1Cron. 23,21-22). Las lenguas semíticas no tienen una palabra para decir “primo”. 10

María En el Nuevo Testamento


3) Además, Santiago y José (de Mc. 6,3 y Mt. 13,55) so hijos de una María distinta de la madre de Jesús, como se deduce de Mc. 15,40. 47 y 16,1. Además de Mt. 27,56 que recuerda a la madre de Santiago y de José nombrada como la otra María” (Mt. 27, 61; 28,1). 4) De la frase de Mt. 1,25 “Y no la conocían HASTA QUE ella dio a luz un hijo y le puso por nombre Jesús”. No se puede deducir que María tuvo más hijos. La preposición griega “EOS” (hasta que) significa solamente un limite sin prejuzgar que el mismo haya de traspasarse. SAN MATEO AFIRMA AQUÍ LA CONCEPCION SIN LA INTERVENCION DE JOSE, PERO NO DICE NADA DE LOS QUE OCURRIO DESPUES. En 2Sam. 6.23 leemos que Mikol no tuvo ningún hijo “hasta su muerte” “¿Lo tendría después’)

Tema 3: “Se encontro encinta por obra del Espiritu Eanto” (San Mateo)

E

1.- ¿Un punto de vista todavía muy masculino o muy judío?

l evangelio de San Mateo se escribe después del de Marcos, hacia el año 80 d.C. “respecto al laconismo de Marcos, el evangelio de Mateo atestigua un evolución importante en la percepción del papel de María. Mateo recoge y matiza las tradiciones sobre la familia de Jesús (las presenta en forma mas positiva). (Cf. 12,46-50 y 13,555). Sobre todo introduce su evangelio con dos capítulos sobre la infancia de Jesús. Estos dos capítulos, sin embargo, están organizados en torno a José, el esposo de María. Se trata de una perspectiva a primera vista muy masculina (¿o muy judía?). La genealogía con la que se abre el relato es la de José. A el es a quien se le aparece el ángel del Señor para invitarlo a huir a Egipto, y finalmente para que regrese a Nazaret. En todo el relato José no pronuncia una sola palabra, aunque siempre es él quien es interpelado y quien actúa. A María solo se le menciona indirectamente, en tercera persona. María En el Nuevo Testamento

11


Sin el embargo, todo el capitulo primero esta lleno del misterio de la concepción extraña de Jesucristo, que se realiza en María, mientras que en cinco ocasiones el capitulo 2 detiene insistentemente su mirada sobre “EL NIÑO Y SU MADRE” (2,11.13, 14, 20, y 21) (JP MICHAUD, CB 77, pág. 15), como si José sobre “EL NIÑO Y SU MADRE” 2.- la Madre del Mesías. (1,1-17) En general la intención de los cc. 1-2 de mateo, llamados también “relatos de la infancia” o “Evangelios de la infancia”, es la de responder a la pregunta: ¿QUIEN ES JESUS? La intención es presentar a Cristo. Pero junto a Jesús se habla de María. No se puede hablar de Jesús sin hacer referencia a María, y al revés, María no tendría sentido sin Cristo. Mateo abre su evangelio con el “LIBRO DE LA GENERACION DE JESUCRISTO, hijo de David, hijo de Abraham” (1,1). Este primer versículo es una profesión de fe en la mesianidad de Jesús: MESIAS, SEGÚN LA PROFESIA DE Natan (2Sam. 7,8.16), que cumple las promesas hechas a Abraham en Gèn. 12,2-7; 22; 16-18. Tiene como clave simbólica el numero “siete” que es la suma del valor numérico del nombre de David /4mas 6 mas 4) en la lengua hebrea. Todo para mostrar que Jesús no es un niño cualquiera: Jesús es el Mesías, lleva sangre regia ya que es hijo directo de Abraham y de David. Las promesas que dios había hecho a Israel por medio de estos personajes se cumplen en Jesús. El v. 16 es clave para la concepción de la figura de María: “Y JACOB ENGENDRO A JOSE, EL ESPOSO DE MARIA, DE LA QUE NACIO JESUS LLAMADO CRISTO”. A lo largo de la geneología, el verbo “engendro” se ha empleado como estribillo hasta 39 veces. Al llegar a José hay un cambio radical; de él ya no se dice “engendró” sino solo se subraya que fue “el esposo de María”, de la que nació Jesús”. Se concluye entonces que José no intervino en la generación humana de Jesús. ¿Qué se afirma entonces de María? Que el niño que ha dado a luz es nada menos que El mesías prometido y esperado que su maternidad es una “Maternidad Mesiánica” Mateo resalta el papel de María en la concepción de Jesús al ponerla como eslabón numero 40. Procedimiento desacostumbrado en las genealogías porque la mujer no podía ser “cabeza de familia”. 12

María En el Nuevo Testamento


Tema 4: “Alegra te, llena de gracia... “(San Lucas)

D

1.- ¿San Lucas “el pintor de María”?

e todos los autores del NT es san Lucas el que habla más abundantemente de María. La anunciación ya no es a José como en Mateo, sino que la atención se centra en María como interlocutora del cielo. Vamos a decir que su evangelio lo escribe hacia el año 85, ciertamente después del de Mateo y Marcos. La figura de María se agiganta. Una tradición antigua dice que san Lucas pintó un cuadro de la Virgen María, pues por lo menos literariamente es el que nos ha dejado una de las mejores pinceladas del alma femenina y uno de los más bellos retratos de María, que ha inspirado a pintores, poetas y músicos. ¿Qué textos en san Lucas nos hablan de María? Lc. 1-2; además 3,23; 11,27-28 Y Hech. 1.14. 2.- Tres claves para leer Le 1-2 También a esos capítulos se les suele dar el nombre de “Evangelio de la Infancia”, pero no hay que entenderlos como separados, como si fueran un evangelio distinto. Forman un todo con el resto del mismo. ¿Cómo leerlos para sacarles mejor el jugo que contienen? Debemos tener en cuenta que: a) Lucas 1-2 es un “Prólogo Cristológico”: no perdemos en detalles secundarios. Estos capítulos quieren responder a la pregunta: ¿Quién es Jesús? Las respuestas van siendo dadas por los ángeles, algunos profetas inspirados y por el mismo Jesús. b) Lucas 1-2 hace una lectura cristiana del Antiguo Testamento. San Lucas utiliza el llamado “estilo alusivo”, no cita literalmente la Biblia pero todo está lleno de alusiones a ella. Escribe la Biblia con palabras de la misma Biblia. Estar atentos a las alusiones al AT (Ejemplo: María presentada como la Hija de Sión del A T) c) Lucas 1-2 usa el paralelismo como procedimiento literario: en estos capítulos todo funciona por parejas o dípticos (Ejemplo: Entre Juan Bautista y Jesús). María En el Nuevo Testamento

13


3.- La Anunciación (1,26-38) El anuncio a María pertenece al género de los “anuncios celestiales”, en este caso se trata de “anuncio de nacimiento” como es bien conocido en el AT (Cf Jue. 13,3-5.7; Is 7,14-17). Puede leerse también como un “relato de la vocación de María” y resulta interesante iluminarlo con Jue 6,11-24. “EL ANGEL GABRIEL”: el anuncio a María viene directamente del cielo por medio del ángel Gabriel que trae una revelación de parte de Dios. Gabriel es el ángel apocalíptico de Daniel (8,16-17; 9,21-27), el especialista del fin de los tiempos, el anunciador del tiempo de la salvación. “A UNA VIRGEN DESPOSADA CON UN HOMBRE LLAMADO JOSE”: Ya desde el comienzo se introduce el tema de la virginidad. Pero ¿Cómo es posible “casada” y “virgen”? Históricamente es posible porque el matrimonio judío comprendía dos tiempos: los desposorios (“erusin”) y pasado hasta incluso un año, la cohabitación (“nisuin”), en que la novia era llamada a casa del esposo. San Lucas ya desde el inicio alude al misterio de la “Virgen Madre “ALEGRA TE”: no se trata de un saludo ordinario como si el ángel le hubiera dicho: “Hola María” ¿Cómo estás?”. San Lucas no habría puesto un saludo tan ordinario para introducir el relato de la Encarnación. La expresión griega “JAIRE”, “ALEGRA TE” es una invitación a la alegría mesiánica. En la genealogía se mencionan también 4 mujeres (Tamar, Rajab, Rut y la mujer de Urías). ¿Qué tienen en común y porqué precisamente ellas? Su mención es extraña en una genealogía donde solo cuentan los hombres. ¿Se les menciona por pecadoras? ¿Porque son extranjeras? Más bien “lo que parece más evidente y está ligado a la vocación maternal de estas mujeres es que TODAS ENGENDRARON DE UNA MANERA IRREGULAR, en virtud de una unión o un matrimonio concluido FUERA DE LOS CAMINOS ORDINARIOS”. Están ahí para anunciar ya la manera extraordinaria como Dios intervendrá en María. Dios sigue siendo dueño de los caminos y de las formas En María se realiza la esperanza mesiánica davídica mediante una acción divina sorprendente e improgramable. 3.- María “la Virgen” (1,18-25) Este relato también puede llamarse “El anuncio a José” porque, como decíamos al principio, se destaca su figura. Es el interlocutor del cielo 14

María En el Nuevo Testamento


(aunque no habla). Todo el relato quiere responder a la pregunta ¿Cómo Jesús es hijo de David aunque José no sea su padre biológico? San Mateo va a recalcar la concepción virginal de Jesús. “Antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo”, La primera parte del versículo puede traducirse “Antes de que vivieran como esposos”, “Antes de que tuvieran relaciones conyugales”. El matrimonio judío comprendía dos actos, los desposorios y las nupcias. Entre los cuales podía transcurrir un año. Pero ya los desposorios eran un verdadero contrato legal y la infidelidad era considerada como adulterio. “Se encontró encinta por obra... “expresa el carácter insólito e inesperado de la concepción. Claramente se insiste en la concepción virginal como un acto creador de Dios. Jesús, no teniendo Padre humano, tiene como Padre al mismo Dios. San Mateo recurre a la profecía del “Emmanuel” de Is 7,14 para mostrar el sentido de la concepción virginal. Lo que Mateo hizo fue plantear abiertamente el problema suscitado por un relato pre evangélico en que se anunciaba que el Mesías davídico nacería de una virgen por obra del Espíritu Santo (Brown) De la frase de Mt 1,25 “Y NO LA CONOCIA HASTA QUE ELLA DIO A LUZ UN HIJO, Y LE PUSO POR NOMBRE JESUS”, no se puede deducir que María tuvo más hijos. San Mateo reafirma aquí una vez más la concepción de Jesús sin la intervención de José, PERO NO DICE NADA DE LO QUE OCURRIÓ DESPUES. Podemos concluir con la nota de la Biblia de Jerusalén: “El texto no contempla el periodo posterior, y por sí mismo no afirma la virginidad perpetua de María, PERO EL RESTO DEL EVANGELIO ASI COMO LA TRADICION DE LA IGLESIA LA SUPONEN”. 4.- “El Niño y su Madre” Todos los reflectores se enfocan en el capítulo 2 al “niño y su madre” (2,10.20.21). José pasa a la sombra. Se destaca a María como Reina Madre del Mesías. 5.- En conclusión, hay tres rasgos de María que destaca san Mateo: María es la Madre del Mesías esperado, es la Virgen Esposa del Espíritu Santo y es la Reina Madre del Niño del Espíritu Santo. “Te cubrirá con su sombra” es una expresión que hace recordar EX 40,34-35: lo mismo que la nube “cubría” la tienda de la reunión y era signo de que el interior estaba lleno de la gloria (LA SEKINA), ASI EL PODER DEL AL TISIMO CUBRIRA CON SU SOMBRA A MARI A, CONVIRTIENDOLA EN LA MORADA LLENA DEL SANTO, EL HIJO DE DIOS. MARIA ES LA María En el Nuevo Testamento

15


NUEV A “ARCA DE LA ALIANZA”, EL NUEVO SANTUARIO DONDE HABITA LA GLORIA DIVINA ENCARNADA EN JESUS. “HAGASE EN MI SEGUN TU PALABRA”: la forma verbal del “FIAT” de María se expresa con el optativo “genoito”. ¿Qué expresa el sentido de este verbo? EXPRESA UN GOZOSO DESEO. Por eso podemos decir que “el Fiat” de María no es una simple aceptación y menos todavía un resignado acatamiento. MANIFIESTA POR EL CONTRARIO, UN GOZOSO DESEO DE COLABORAR CON LO QUE DIOS QUIERE DE ELLA. ES LA ALEGRIA DEL ABANDONO TOTAL AL QUERER DE DIOS. POR OTRA PARTE, LA ALEGRIA DE ESTE FINAL CORRESPONDE A LA INVITACION A LA ALEGRIA DEL PRINCIPIO”. Destaca también cómo María es la primera en creer en la buena noticia, ES LA FIGURA DEL DISCIPULO IDEAL. En suma, podemos concluir diciendo que un texto de tan pocas líneas se interrelacionan cinco aspectos fundamentales del misterio de María: Hija de Sión, Inmaculada, Virgen y Madre del Hijo de Dios y Primera Creyente cristiana. 4.- Visitación. Si hasta aquí Lucas se había centrado en descubrir la maternidad inaudita de María, traza ahora el retrato de la creyente. Podemos resaltar los siguientes rasgos de María: *LA SERVIDORA •. : María movida por la caridad, se dirige a la casa de su pariente Isabel. * MARIA, ARCA DE LA NUEVA ALIANZA EN CAMINO: El texto reclama aquél de 2Sam 6,1-11 en que David traslada el Arca a la ciudad de Jerusalén. Hay semejanza en los dos textos: -El viaje del Arca y de María suceden en la región de Judá (2Sam 6,2 y Lc. 1,39) -En los dos se resalta la alegría (2Sam 6b de Jerusalén; Lc. 1,44 de Isabel y el Niño; brincos de David 2Sam6, 16 b; salto de alegría-de Juan Le 1,44) - Tanto la presencia del Arca como la de María son motivo de bendición (2Sam 6,12; Lc. 1,41-42). - Semejante exclamación de David y de Isabel (2Sam 6,9 y Lc. 1,43) - Tanto el Arca como María se quedan “tres meses” (2Sam 6,11 Y Lc. 1,56) 16

María En el Nuevo Testamento


* “LA BENDITA ENTRE LAS MUJERES”: San Lucas supo apreciar y valorar a la mujer más que los otros autores del NT. Estas palabras despiertan el recuerdo de las mujeres del A T que ayudaron a librar del peligro al pueblo de Dios (Cf Jdt 13,18). Entre todas ellas sobresale María. Un mismo título “bendita, bendito” une a la madre y al hijo. * LA “MADRE DE MI SEÑOR”: María es la Madre de aquél a quien “Dios ha constituido Señor y Mesías” resucitando de entre los muertos (Cf Hech 2,36). “LA PRIMERA CREYENTE: San Lucas vuelve a subrayar el papel de Mana como creyente, como figura del verdadero discípulo: “dichosa tú que has creído’” La comunidad cristiana del siglo 1 reconoce y proclama a María como la Madre del Señor y creyente bienaventurada. Dirigida a María, “la Hija de Sión”, porque el Señor viene a residir en Sión como Rey y Salvador anunciaba ya el profeta: “Lanza gritos de gozo, hija de Sión, lanza clamores, Israel, alégrate y exulta de todo corazón, hija de Jerusalén’ Yavé tu Dios está en medio de ti, ¡un poderoso salvador” (Cf Sof 3.-­17). María es la “Hija de Sión” y Jesús se identificaba con Yavé rey y salvador “La Hija de Sion personificación abstracta de Israel, se actualiza en la persona de María que acoge la promesa mesiánica en nombre de Israel. La residencia de Yavé en la Hija de Sión se actualiza en el misterio d concepción virginal” (R. Laurentin). “LLENA DE GRACIA”: la palabra griega “KEJARlTOMÉNE” es un participio perfecto de verbo “CHARITÓÓ” y DENOTA UNA ACCION PASADA CUYOS EFECTOS DURAN HASTA EL PRESENTE. “María ha sido agraciada”, “ha sido transformada por la gracia”. ¿De qué gracia se trata? No del anuncio de su maternidad, puesto que el participio perfecto indica una acción pasada en que María fue ya “llena de gracia”, antes mismo de convertirse en la Madre del Mesías. Como afirma el Padre Ignacio de la Potterie, S.J.: “el participio perfecto de la voz pasiva utilizado por Lucas INDICA QUE LA TRANSFORMACION DE MARIA POR LA GRACIA “YA HA TENIDO LUGAR” MUCHO ANTES DEL MOMENTO DE LA ANUNCIACION” (Ignacio de la POTTERlE, MARIA EN EL MISTÉRIO DE LA ALIANZA, BAC 533, MADRID 1993, pág. 47). El “deseo de virginidad” del que se hablará más adelante, fue también fruto de su transformación por la gracia. María En el Nuevo Testamento

17


En la Bula Ineffabilis Deus, por la que PIO IX proclamaba el dogma de la Inmaculada Concepción, se afirma que Lc. 1,28: “Ave gratia plena”, leído en el seno de la tradición, es el texto bíblico que proporciona el fundamento más sólido (no la prueba) en favor de la INMACULADA CONCEPCION DE MARIA. “¿COMO SERA ESTO, PUESTO QUE NO CONOZCO VARON?”: ¿Cuál es el significado de la frase en labios de María? Para responder cito nuevamente al Padre de la Potterie: la explicación tradicional afirma que María había tomado la RESOLUCION de permanecer virgen, resolución que en la Edad Media acaba de tomar la forma de un “voto”: Autores importantes como R. Laurentin la mantienen hoy firmemente. El P. de la Potterie habla más bien de un “DESEO DE VIRGINIDAD” para evitar el anacronismo que haría de María una religiosa profesa de la tradición cristiana: “Como ya hemos indicado antes, no creemos que se trate aquí de un propósito consciente de permanecer virgen. Seria un anacronismo en este momento de la historia de la salvación. SE TRATA MAS BIEN, DE UNA ORIENTACION, DE UNA INCLINACION PROFUNDA A VIVIR VIRGINALMENTE, DE UN HONDO DESEO DE V1RGINIDAD, QUE MARIA EXPERIMENTA Y VIVE EXISTENCIALMENTE, PERO QUE NO HA PODIDO TODAVIA TOMAR LA FORNMA DE UNA RESOLUCION, PORQUE TAL COSA ERA IMPOSIBLE EN EL MEDIO SOCIAL EN QUE VIVIA”. Así podemos entender mejor la paradójica situación en que se encontraba María “ELLA SE HA DESPOSADO CON JOSE, SIGUIENDO LAS COSTUMBRES DE SU TIEMPO Y DE SU AMBIENTE. PERO LA ASPIRACION DE SU ALMA SE ORIENTA EN OTRA DIRECCION. ESTA PARADOJA INTERIOR RECIBE UNA SOLUCION MARAVILLOSA EN EL MOMENTO EN QUE EL ANGEL LE ANUNCIA QUE ELLA SERA MADRE DEL MESIAS, DEL HIJO DE DIOS, DE UNA MANERA VIRGINAL. POR OBRA DEL ESPIRITU SANTO, VIRGINIDAD Y MATERNIDAD SE D.ARAN LA MANO EN MARIA, POR CAMINOS LLENOS DE MISTERIO” “EL ESPIRITU SANTO VENDRA SOBRE TI Y EL PODER DEL ALTISIMO TE CUBRIRA CON SU SOMBRA”: se afirma la concepción virginal de Jesús, sin intervención alguna de hombre, será obra. 5.- El Magníficat (1,46-56) Es un cántico que recuerda los grandes hechos de la Historia de la Salvación, una meditación poética sobre todo lo que acaba de realizarse en ella. Muy parecido al de Ana (I Sam 2,1-10) o al de María la hermana 18

María En el Nuevo Testamento


de Moisés (Ex 15,21) el cantico tiene dos estrofas: la primera habla de MARIA /46-50), la sierva, la pobre, la humilde que reconoce las maravillas que el Poderoso ha hecho en ella. Es su confesión de fe junto con el reconocimiento de su pequeñez. Con ese grito de júbilo reconoce a Dios como su Salvador, Omnipotente y cuyo nombre es Santo. María reconoce que todo en su vida es un don de Dios y esto que ella ha experimentado personalmente seguirá repitiéndose de generación en generación. La segunda estrofa habla de ISRAEL (51-55) el cantico pasa de lo individual a lo colectivo (DE MARIA A ISRAEL). De la nobleza de María 1,48, al pueblo de los pobres (1,52); de la esclava al Israel Siervo 1,54. ¿A quién representa María de Nazaret al cantar el Magníficat? Es el alma de Israel, es todo su pueblo, es la humanidad a la que ella le da la voz, es la humanidad humillada y sorprendida por la ternura concreta de Dios, es la humanidad pobre y sufriente. 6.- El nacimiento de Jesús (2,1-7) y anuncio a los pastores (2,8-21) Se sitúa el nacimiento de Jesús en el contexto de la historia mundial, como acostumbra Lucas. San José es el esposo de María, y más adelante se le llama “padre de Jesús” o los dos se les dice padres “del niños Jesús” es María la que actúa y sólo ella. Pero no se dice nada del modo del nacimiento. ¿Nacimiento virginal? ¿Nacimiento sin dolores? (el apócrifo Protoevangelio de Santiago del S: II d.C. se interesará mucho en esta cuestión del parto sin dolor y sin sangre). “primogénito” significa “el Primer hijo”, sea que haya sido el único o haya habido otros hijos. Las sectas tendenciosamente da el segundo sentido. Hay una descripción judía muy conocida, que data del año 5 a.C. habla de una joven que MURIÓ AL NACER SU HIJO “PRIMOGENITO”. En el griego bíblico, “primogénito” no supone necesariamente hermanos menores, sino que subraya la dignidad y los derechos del niño (ex 13,12). El misterio de la maternidad de María es el mismo tiempo el misterio de Dios que entra al mundo como hombre. San Lucas nos presenta este magnifico acontecimiento en la simplicidad absoluta de tres acciones realizadas por María: a) Dio a luz a su hijo primogénito (lo engendra). b) lo envolvió en pañales (lo cuida). c) lo acostó en un pesebre (lo ofrece a todos). Contrasta el silencio y la soledad del nacimiento de Jesús con la publicidad celeste de la noticia. Los pastores no acuden a adorar al niño sino “a ver” (“veamos lo que ha sucedido”) la palabra. Se insiste en el ver. Después de haber visto se van a dar a conocer, se hacen testigos de la Palabra. María guardaba la palabra, la tiene junto a su corazón. María En el Nuevo Testamento

19


7.- María en el templo (Lc. 2,22-52) Todo este relato se desarrolla en el templo de Jerusalén, el foco de atención es la presentación de Jesús al templo. En la presentación se destaca al Jesús Niño en brazos de María su madre que va acompañado de José. La purificación solo obliga a la madre; pero había que rescatar al hijo. San Lucas observa cuidadosamente que los padres de Jesús, como los de Juan, cumplan todas las prescripciones marcadas por la ley. No se deduce de aquí, como hacen a veces las sectas, la “impureza” de María o de Jesús. Más bien se quiere resaltar que eran cumplidores de la Ley, aunque no tuvieran necesidad de ser purificados. Pero el sentido es mas profundo todavía, como veremos. Después aparece Jesús a los doce años plenamente incorporado a su familia subiendo a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. ¿Qué rasgos se destacan de María en este largo relato? *MARIA, UNA MUJER ISRAELITA “FIEL A LA LEY”. Este es el primer rasgo de María, una mujer observante de la Ley, Ley que para todo israelita era sagrada. Aparece obedeciendo las normas de purificación referente a la mujer después del nacimiento de un niño (Lev. 12,2-8). Pero es obediente también a la Ley en cuanto que en la presentación del Niño reconoce que DIOS TIENE UN DERECHO PARTICULAR SOBRE EL PRIMOGENITO. El primer nacido no pertenece a los padres, es de Dios (Lc. 2,23 Y Ex 13,2). En María el caso es más especial porque ha concebido por obra del Espíritu Santo. La presentación o el “rescate” era (es hoy) ese acto de decirle a Dios: “Aquí está este niño, es Tuyo, Tú dirige su camino y destino. Mis derechos de madre deben pasar a un segundo término’” * MARIA, UNA MUJER POBRE: “Un par de tórtolas o dos pichones” era la ofrenda de los pobres (2,24), de quienes no podían comprar un animal mayor para el templo. »: MARIA, LA “MATER DOLOROSA”: El anciano Simeón (2,3335) profetiza todavía veladamente la hostilidad y rechazo que encontrará Jesús que será para muchos “signo de contradicción”. En este contexto ¿cuál es la suerte reservada a María? Las palabras de Simeón no se refieren “solamente” al acontecimiento del Calvario, sino A TODA LA VIDA DE JESUS. La oposición que se manifestará contra Jesús, no dejará indiferente a María. María, la madre estará en unión estrecha con Jesús, “pero le hace entender que la unión materna con este hijo ‘:/ Mesías será sobre todo una comunión con su experiencia dolorosa”. La “espada” le anuncia entonces una comunión en el dolor. 20

María En el Nuevo Testamento


* MARTA, LA “OYENTE DE LA PALABRA”: Se insiste por dos veces expresamente en la relación María-Palabra (2,19.50-51). “María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón”. Desde el principio san Lucas presenta a María como una mujer seria y reflexiva. A cuanto se le dice ella escucha, interroga, admite, acoge o medita. Lucas la presenta como LA PRIMERA CREYENTE DESPUES DE LA PASCUA. María acoge en su corazón incluso aquello que no comprende. Concede a Dios y a Jesús, esta confianza: ellos saben porqué las cosas son así, aunque por el momento no las entienda. Con respeto y paciencia pone en un segundo término su incapacidad de comprender y tiene la confianza de que un día todo se aclarará. Este paciente respeto, este su custodiar en el corazón, son la única manera adecuada para “entender” aquello que en el actuar de Dios es incomprensible 8.- María en los comienzos de la Iglesia (Hech 1,14) El libro de los Hechos escrito también por san Lucas, habla de María sólo una vez. “todos perseveraban en la oración, can un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, DE MARTA, LA MADRE DE JESUS, y de sus hermanos”. Se subraya la “continuidad” entre Jesús y su Iglesia. Muestra a María “unánime” con quienes constituían la Iglesia naciente y en “oración”. Cuando va a comenzar el anuncio de la Palabra por todo el mundo, san Lucas pone a la cabeza a María, a la que siempre definió como servidora de la palabra, para “recordarnos que su actitud no había cambiado” Y si ella dio vida a la Cabeza que es Cristo, tenia que seguir dándosela también a sus miembros. Con razón se le llama LA MADRE DE LA IGLESIA.

María En el Nuevo Testamento

21


Tema 5: “Mujer, ahi tienes a tu hijo”, “ahi tienes·a tu madre” (San Juan)

S

1.- Sólo dos menciones, pero” claves”

an Juan es el evangelio llamado “espiritual” por la profundidad y el simbolismo que imprime en su narración. Con este evangelio nos encontramos hacia el año 100 d.C. en un momento en que el ambiente para los cristianos se· está haciendo pesado: los judíos los están expulsando de sus Sinagogas por considerados una secta herética, comienza la persecución y luego la Iglesia de los mártires. Aparte de los dos textos claves hay otras menciones que pueden ser interesantes: en Jn. 6,42 no se menciona el nombre de María, pero en polémica de los judíos contra Jesús se deduce su condición humilde; en 7,1-10 se habla de la incredulidad de los hermanos de Jesús, no se menciona a María pero se entiende por Jn. 2,12 que está junto con ellos. Es el mismo tema encontrado en Marcos. ¿Será una alusión indirecta a la perseverancia de la fe de María frente a la incredulidad de sus parientes? Finalmente Jn. 1, 13 es un texto difícil porque en los manuscritos nos han llegado dos lecturas. La lectura “en singular”, como traduce la Biblia de Jerusalén, afirma la concepción virginal de Jesús: “la cual (la Palabra, el Verbo), no nació de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de hombre, sino que nació de Dios”. La función del hombre está totalmente ausente en la generación de Jesús. Además afirma un parto sin sangre (“no nació de sangre”), que apoyaría una alusión a la virginidad de María “en el parto”. Los dos textos claves en san Juan son: Las Bodas de Caná (2,1-12) Y María junto a la cruz de Jesús moribundo (Í 9,25-27). La primera al comienzo de la vida pública de Jesús, en el momento en que el Mesías da principio sus “signos” María tiene que ver en este comienzo. Se la presenta también al final del evangelio cuando Jesús consuma su obra. Esto quiere decir que María está íntimamente unida a la vida y obra de Cristo, de principio a fin. 2.-María en las Bodas de Caná (2,1-12) El relato tiene en primer lugar la intención de presentar a Cristo. El es el centro de atención y el tema del que se va a tratar. Al final se nos dice 22

María En el Nuevo Testamento


cuál es el objetivo de todo: “Fue el primer signo realizado por Jesús. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él”. Alguien ha dicho que este milagro es ·”el arquetipo de todos los posteriores, la clave que nos permite comprender la continuación del cuarto evangelio”. Es en este contexto donde se destaca la figura de “la madre de Jesús”. El signo de Caná revela a Jesús como el esposo divino del Nuevo Pueblo de Dios, que trae el “vino mejor”, signo de la llegada de los tiempos mesiánicos como lo anunciaban los profetas (Am 9,13 “los montes harán correr el mosto, y destilarán todos los collados”; Cf. Jer 31,12; Jl 2,19.24; Zac 9,17) Cambiará el agua símbolo de la Ley y del legalismo judío en el vino de la alegría del Espíritu. ¿Qué hace y cómo aparece María en las Bodas de Caná? * “NO TIENEN VINO”: En esta frase hay que resaltar dos actitudes de María: a) Presenta la necesidad de los amigos como madre atenta y solícita; b) Ella misma es la primera en creer. Confía de tal manera en su Hijo que le basta señalar la necesidad. Aparece María como “INTERCESORA”, “MEDIADORA”, “MEDIANERA”. Hay que entender bien lo que esto significa. María “mediadora” no significa que María esté más cerca de nosotros que Jesús; no significa que a María le toca la misericordia y a Jesús el juicio; no quiere decir que María puede conseguimos algo que Jesús no quiere. Nos dice el Papa en la Encíclica sobre la Virgen María: “La misión maternal de María hacia los hombres de ninguna manera oscurece ni disminuye esta única mediación de Cristo, sino más bien muestra su eficacia”, porque “hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre también” (1 Tm 2,5) (RM 22). Aparece también María como la “PRIMERA CREYENTE”. En la necesidad es la primera en recurrir y abandonarse espontáneamente en las manos de Jesús. Es símbolo de Israel disponible y dócil a la palabra, por eso Jesús la llama “mujer”. Asimismo, su fe provoca la primera señal y contribuye a suscitar la fe de los discípulos. * “¿QUE TENGO YO CONTIGO, MUJER? TODA VIA NO HA LLEGADO MI HORA”: Con la llegada de “la hora”, que es la de su Pasión, Muerte y Glorificación, Jesús debe dejarse guiar sólo por la voluntad de su Padre (Cf 3n 4,34; 5,30; 6,38). No se trata como a veces interpretan las sectas, de un “desprecio” de Jesús a su madre. ¿Por qué la llama “mujer”? Esta manera de tratar, muy extraña de un hijo hacia su madre, se vuelMaría En el Nuevo Testamento

23


ve a repetir en 19,26, donde su significación se entiende como una alusión a Gén 3,15.20: María es la Nueva Eva, “la madre de todos los vivientes”. Así que no es un término despectivo En este texto de las Bodas de Caná, san Juan quiere sobre todo IDENTIFICAR A MARIA CON LA COMUNIDAD DE ISRAEL. En el Antiguo Testamento Israel es presentado como una “MUJER” (Cf OS 1,25S; Is 26,175; Jer 31,4). MARIA PERSONIFICA AL NUEVO PUEBLO DE DIOS, PERO EN SU PAPEL DE MADRE COMO ANTIGUAMENTE. Por eso podemos llamar a María MADRE DE JESUS y MADRE DE LOS FIELES. “HACED LO QUE EL OS DIGA”: María dice a los sirvientes de Caná “Haced lo que El os diga”, es la misma profesión de fe de Israel en el Monte Sinaí (Ex 19,8; 24).7). Decíamos que María personifica el nuevo pueblo de Dios, pero también COOPERA AL NACIMIENTO DE LA FE EN EL CORAZON DE LOS HOMBRES (Jn. 2,5.11). POR ESO PUEDE SER LLAMADA “MADRE DE LA IGLESIA”. La mediación de María está orientada plenamente hacia Cristo. María es como la luna que en la oscuridad de la noche nos ilumina porque nos refleja la luz del Sol. En conclusión, el relato de las Bodas de Caná tiene una rica doctrina mariológica: Los tres aspectos que hemos resaltado son: María, es la Primera Creyente; María es la Madre de Jesús y de los fieles y finalmente María es nuestra Intercesora. 3.- María junto a la cruz de Jesús (19,25-27) San Juan nos presenta a la “madre de Jesús” como la “mujer”, al comienzo y al final de la vida pública del Señor, en el momento de iniciar sus signos y en la hora de la muerte, cuando los consuma. Decíamos que quiere resaltar la idea de que María fue fiel hasta la muerte. Esto es significativo si consideramos lo siguiente: los demás evangelios dicen que los discípulos de Jesús huyeron desde el prendimiento en el huerto (Mc 14,50; Mt 26,56), o que las mujeres lo seguían “a distancia” (Lc. 23,49; Mt 27,55). MARIA EST A JUNTO A SU HIJO EN EL MOMENTO SUPREMO. * En las palabras “Mujer, ahí tienes a tu Hijo”, “Ahí tienes a tu Madre”, la Iglesia ve, de la edad Media en delante, LA MATERNIDAD ESPIRITUAL DE MARIA “Las palabras que Jesús pronuncia desde la cruz significan que la maternidad de su madre se encuentra una “nueva” continuación EN LA IGLESIA Y A TRAVES DE LA IGLESIA simbolizada y representada por Juan” (RM 24). * “Y A DESDE AQUELLA HORA EL DISCIPULO LA ACOGIO EN 24

María En el Nuevo Testamento


SU CASA”. En primer lugar la expresión “el discípulo amado” significa el discípulo perfecto, fiel hasta la cruz (19,26), testigo del misterio fecundo de la sangre y del agua que brotaron del costado traspasado del Crucificado. Las palabras “La recibió en su casa”, superando el puro sentido material (que Juan se la llevó a vivir a su casa), más profundamente significa que LA MADRE ENTRA EN LO PROFUNDO DE LA VIDA DEL DISCIPULO, QUE MARIA ES PARA EL YA UN VALOR IRRENUNCIABLE. Nos dice el Concilio: “Así avanzó también la Santísima Virgen en la peregrinación de la fe, y mantuvo fielmente su unión con el Hijo hasta la cruz, junto a la cual, no sin designio divino, se mantuvo erguida (Cf Jn. 19,25), sufriendo profundamente con su Unigénito y asociándose con entrañas de madre a su sacrificio, consintiendo amorosamente en la inmolación de la víctima que ella misma había engendrado; y, finalmente, fue dada por el mismo Cristo Jesús agonizante en la cruz como madre del discípulo ... “ (LG 58). “UNA MUJER VESTIDA DEL SOL... (Apocalipsis) Terminamos nuestro recorrido con el último libro del Nuevo Testamento escrito hacia el año 95 d.C. en los mismos ambientes joánicos. El contexto es de franca persecución contra los cristianos y del nacimiento de la Iglesia de los mártires. ¿Cómo aparece en este libro la Virgen María? ¿Quién es esa mujer coronada de estrellas de Apocalipsis 12? Esta “Mujer” es en primer lugar, un símbolo de Israel, del Pueblo de Dios, del que ha nacido el Mesías. Es el símbolo arquetípico de la Iglesia indestructible, de la Iglesia en su dimensión trascendente y eterna. Ella ha de soportar sufrimientos y persecuciones; pero no se dejará abatir y alcanzará finalmente la victoria como Esposa del Cordero. Su parto doloroso al engendrar a Cristo en la historia la mantendrá siempre sin embargo con la esperanza del triunfo final del Cordero. ¿Es posible una interpretación Mariológica de esta figura simbólica?· La exégesis contemporánea acentúa la “interpretación ecIesiológica” de la que habíamos hablado antes, pero se admite que “secundariamente” sí habla de María. ¿En qué sentido? “La figura de la Mujer de Ap. 12 tiene, pues, una significación a la vez eclesial y mariana, sobre todo bajo el aspecto de la maternidad de la Mujer, es decir, en virtud de la relación que guarda con sus hijos. Ella es la: madre del Hijo varón al que ha dado a luz, pero, en el ámbito espiritual, es también madre de otros hijos, “el resto de su descendencia”. María En el Nuevo Testamento

25


Los dolores del parto no se refieren al nacimiento en Belén. Apocalipsis 12 habla de la Resurrección de Cristo y del nacimiento de la Iglesia. La “Mujer” no pertenece a esta tierra. Es una figura celeste, “vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza”. En la “MUJER/MARIA”, la Iglesia de los mártires y de los peregrinos podrá reconocer su destino final. MARIA SANTISIMA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS INTRODUCCIÓN En la exhortación apostólica “Marialis Cultus”, Paulo V1 manifiesta la necesidad de dar una impronta bíblica a toda forma de culto. En el No. 30 dice textualmente: “El progreso de los estudios bíblicos, la creciente difusión de la Sagrada Escritura y, sobre todo el ejemplo de la tradición y la moción intima del Espíritu oriental a los cristianos de nuestro tiempo a servirse cada vez más de la Biblia como del libro fundamental de oración y a buscar en ella inspiración genuina y modelos insuperables. El culto a la Santísima Virgen no puede quedar fuera de esta dirección tomada por la piedad cristiana; al contrario, debe inspirarse particularmente en ella para lograr nuevo vigor y ayuda segura. La Biblia, al proponer de modo admirable el designio d Dios para la salvación de los hombres está roda ella impregnada del misterio del Salvador y contiene además, desde el Génesis hasta el Apocalipsis referencias indudables a Aquella que fue Madre y Asociada del Salvador” . Hacia el final de la Exhortación, en el No. 57, Paulo VI apunta las virtudes de María con las correspondientes citas bíblicas. Juan Pablo II a imitación del Concilio Vat. II en la encíclica “Redemptoris Mater” desarrolla una brillante meditación sirviéndose de muchas citas bíblicas que directa o indirectamente, se refieren a María. He pensado dividir en dos panes esta exposición, partiendo siempre de la Sagrada Escritura La primera parte la dedicaremos a reflexionar, aunque brevemente, sobre las virtudes de María, para conocer mejor su santidad, procurar imitar sus virtudes e implorar su protección. La segunda parte será más larga y la dedicaremos a la explicación y concordancia de los textos que usan los hermanos separados para empañar la santidad de María...

26

María En el Nuevo Testamento


LAS VIRTUDES DE MARÍA Siguiendo los apuntes que nos da Paulo VI podemos ver las “virtudes sólidas evangélicas” de María. En primer lugar encontramos la fe y dócil aceptación de la Palabra de Dios (Lc. 1, 26-38. 45; 11, 27-28; Jn. 2, 5). Leamos algunos de estos textos: Lectura de Le 1, 26-38.45... A propósito de estos textos, Juan Pablo II une la respuesta de María a Gabriel con la afirmación inspirada de Santa Isabel: “¡Feliz porque has creído”! “En el saludo de Isabel, leemos en el No. 12 de la “Redemptoris Mater”, cada palabra está llena de sentido y, sin embargo, parece ser de importancia fundamental lo que dice al final: “¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!” (Lc. 1,45). Estas palabras se pueden poner junto al apelativo ‘llena de gracia” del saludo del ángel. En ambos textos se revela un contenido mariológico esencial, o sea, la verdad sobre María, que ha Llegado a estar realmente presente en el misterio de Cristo precisamente porque, ha creído”. La plenitud de gracia anunciada por el ángel significa el don de Dios mismo,’ la fe de María, proclamada por Isabel en la Visitación, indica como la Virgen de Nazaret ha respondido a este don. (12) En efecto continúa el Papa, en la Anunciación María se ha abandonado en Dios completamente, manifestando “la obediencia de la fe” (Ram.16, 26) a aquel que le hablaba a través de un mensajero y portando “el homenaje del entendimiento y de la voluntad” (DV 5). Ha respondido, por tanto, con todo su “yo” humano y femenino” (13) Nos encontramos ante un acontecimiento único en la histona de la salvación. Nadie como María se siente invitada por Dios a entrar profundamente en su misterio de amor. Ella percibe toda la fuerza de esta invitación, se turba y pide explicación. La respuesta del ángel es clara v sumamente misteriosa. Al mismo tiempo. La decisión de María debe estar a tono. Siente que su vida se funde en el proyecto del infinito amor de Dios para con los hombres. Por eso consciente y decididamente responde “He aquí la esclava del Señor: ¡hágase en mí según tu palabra!” Devoción a María no es simplemente colgarse escapularios o rezar un rosario. Es, sobre todo, imitar sus virtudes e implorar su intercesión. Esto nos lleva a ser hombres de fe y de acción. Hombres que crean en la María En el Nuevo Testamento

27


palabra de Dios, en la vocación que reciben de El, y que se comprometen sin reservas y sin límites. Continuando la lista que nos propone Paulo VI, encontramos que María es la obediencia generosa (Lc. 1,38) y la humildad sencilla (Lc. 1,48). En las palabras del versículo 38: “he aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra” encontramos el voto perpetuo de obediencia de María. Su vocación es obedecer a los planes de Dios, cumplir con su voluntad. En esta decisión se puede ver la renuncia de María a su forma de concebir la vida, para aceptar todo lo que viene de Dios. Esta decisión podría parecer como un desgarre de su personalidad, un lastimar su existencia. Así es para los que no tienen fe: la obediencia divina es como la destrucción de la personalidad humana. Pero, para los que creen que “todo lo que Dios permite es para el bien de los que lo aman”. (Rm 8,28), la obediencia, no solamente no destruye, sino que enriquece grandemente la personalidad humana. Quien vive con decisión el cumplimiento de la voluntad de Dios encuentra menos obstáculos en la vida y mas fuerza para realizar lo que Dios propone. En el versículo 48 encontramos una declaración que la Virgen hace de sí misma: “ha puesto los ojos en la humildad de su esclava” (Lc.1, 48). Esta toma de conciencia de María contrasta fuertemente con la mentalidad común de hoy. Qué lastima que los hombres hayan caído en laberintos sin salida. Lo que se afirma hoy es que hay que creer en si mismo, y si faltan los motivos, imaginarlos mintiendo. Todo se quiere arreglar con la fuerza de la voluntad, que como nunca se ha debilitado por el consumismo y permisivismo. La posición de María, que ante Dios se estima una nada, es la de los que, conscientes de su incapacidad, se dirigen a Dios y reciben de El la fuerza necesaria. En María encontramos también caridad solicita (Lc. 139-56): la visita de Isabel. (Lectura del Texto…) Impresiona esta “prontitud” y el tamaño de esta obra de caridad. En quien no ha decidido entregar la propia vida al Reino de Dios, al estilo de los mártires, falta siempre esa “prontitud” y permanece la inseguridad de tomar una decisión. Al contrario reina la falsa prudencia que impide al hombre arriesgarlo todo en nombre de Dios. (Ejemplo de los Sepas, Retiros, Revistas, Metro). Otro ejemplo muy conocido es el de la Madre Teresa de Calcuta, que deja la seguridad del colegio y sale a la calle a recoger a los que son el deshecho de la humanidad. 28

María En el Nuevo Testamento


De la lectura de los evangelios, María resulta ser también la sabiduría reflexiva (Lc. 1,29.34; 2,19.33, 51). Creo conveniente detenernos un poco ante estas citas, que nos manifiestas la capacidad reflexiva de la Virgen. Hoy asistimos a una educación de superficialidad espantosa. Lo que se inculca es salir al paso y no solucionar los problemas yendo a las raíces. Por ejemplo: los anticonceptivos no son mas que salidas fáciles y falaces a problemas complejos y vitales. El hombre de hoy no quiere pensar, romperse la cabeza para encontrar soluciones. Cuando yo estudiaba matemáticas, no existía ni siquiera la sumadora electrónica, menos los programas de computación. Era sin duda, un atraso para el avance científico; pero obligaba a romperse la cabeza para encontrar soluciones. No estoy mínimamente en contra de la cibernética actual y del progreso que ha producido. Pero abogo por un sistema educativo que compense las lagunas que dejan en el hombre los programas computarizados de hoy. La New Age, que esta abriéndose camino a pasos agigantados, toma fuerza de esta indisposición del hombre actual a no querer pensar, a aceptar lo que se presenta simpático o agradable a primera vista, a rechazar lo que es lógico y a satanizar una filosofía analítica y consecuente. María nos da el ejemplo de persona que quiere conocer y examinar los acontecimientos de la vida para buscar soluciones viables. La lista que nos presenta Paulo VI no termina con estas reflexiones que estamos haciendo. Ella continúa con otras virtudes que se desprenden de los evangelios. Por falta de tiempos, les dicto solamente los títulos y las relativas citas bíblicas, dejando a cada uno los temas de reflexiones personales. La virgen manifiesta piedad hacia Dios y pronta disposición al cumplimiento de los deberes religiosos (Lc. 2,21-41). Es agradecida por los bienes recibidos (Le 1,46-49); ofrece en el Templo (Le 2,22-24); Ora en la comunidad apostólica (He 1,12­14). Tiene fortaleza en el destierro (Mt 2,13-23) Y en el dolor (Lc. 2,34-35.49: Jn 19,25) Además de los textos que hemos manejado hasta ahora hay muchos otros que re refieren al origen de Jesús (Mc 6,3; Mt 13,55ss; Lc. 3,13; Jn 6,42; Gal 4,4); a las rectificaciones de Jesús (Mc. 3,31-35; Mt 12,’+6-50; Lc. 8,19-21; 11,275S; Jn 2,12); ya las bodas de Caná. Rápidamente notamos en estos textos que siempre que se habla de la madre de Jesús, ésta aparece en relación con su hijo. Las circunstancias son diversas pero la relación es siempre la misma. María En el Nuevo Testamento

29


Esto nos lleva a pensar que las relaciones de María con Jesús son profundas y son las que dan sentido a la vida de María. Es lógico que ella, como todas las madres, viva por su UNICO hijo. Pero es extraordinario que María viva por este hijo que es también su Dios. La Virgen es María de Jesús. No existe otra en los evangelios. Querer presentar a María sin su profunda relación con Jesús es cambiar el evangelio Hay un canto que hace sentir como María miraba, dialogaba, Y, vivía por Jesús. Lo vamos a escuchar y luego cantar para dar termino a esta primera parte. Esta segunda parte la vamos a dedicar para demostrar que lo que la Iglesia enseña acerca de la Virginidad de María no está en contra de la Biblia. En los Evangelios se habla de los hermanos de Jesús ¿son hijos de María o no? Los mismos textos que hablan de los hermanos de Jesús nos dicen quienes son estos. En Mt 12,46-50: Mc 3,31-35 y Lc. 3,19-21 vemos como María va a busca a Jesús con sus hermanos. A. 1. Para Jesús son sus hermanos los que cumplen la voluntad de Dios y todos éstos, seguramente no son hijos carnales de María. 2. También son hermanos de Jesús sus discípulos y extendiendo sus manos hacia sus discípulos dijo: estos son mi madre y mis hermanos (Mt 12,46-50). Y también Mt 28,7-10 Y J n 20,17 -18 hablan de los discípulos que son hermanos de Jesús. 3. Los hermanos de Jesús son sus Apóstoles Gal 1,18-19: 6d “Subí a Jerusalén para ver y hablar con Pedro... A otro de los apóstoles no vi; a no ser a Santiago el hermano del Señor”. Este Santiago no es el hermano de Juan, sino de Judas, ya Que encontramos su nombre en la carta de judas, Versículo 1: “Judas esclavo de Jesucristo y hermano de Santiago” “Judas esclavo de Jesucristo y hermano de Santiago”. B. Qué quiere decir la palabra HERMANO en la Biblia. Es un testimonio que se usa para decir también parientes. l. Abraham llama hermano a su sobrino: Gen .13, 8. En Gen 14,14ss, otra vez Abraham llama a Lot “hermano” ver Gen. 11,27 2. Conocemos la madre de algunos de los “hermanos” de Jesús. Mateo, hablando de las mujeres que están en el calvario, dice: (Mt 27,55-55). Lo mismo leemos en Marcos 15,40-41: ... Santiago y José tienen por madre a otra María, posiblemente prima de la madre de Jesús. 30

María En el Nuevo Testamento


3. Es muy significativo lo que nos refiere San Juan antes que Jesús muriera: 19,25-27 EL PRIMOGENITO (LE 2,7) Se refiere a la prescripción de Ex 13,12: Consagrarás a Yahveh todo lo que abre el seno materno La ley prescribía la fecha del rescate y lo que debían pagar (Núm. 18.15 y Lev. 5,7; 12,8). Por eso leemos en Lucas 2,22-24: “Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor…” Aquí se habla del primer nacido, no importa que sea el único . Es interesante el descubrimiento que se hizo en el año 1922 en Tellel- Yehudieh (Egipto). Se trata de una lápida mortuoria del año 5 a.C. La inscripción hace alusión a una mujer hebrea Arisinoe, a quien esta dedicada: “En los dolores de pana de mi primogénito fa suene me condujo al fin de la vida”. “Y NO LA CONGELO HASTA QUE DIO A”LUZ A JESUS” En el lenguaje bíblico, conocer a la esposa significa unirse sexualmente a ella. Por eso muchas personas piensan que después del nacimiento de Jesús, María tuvo relaciones con San José. Ante todo hay que observar que lo que interesaba al evangelista era indicar que en el nacimiento de Jesús, José no había tenido nada que ver, lo que pasó después está fuera de su afirmación y del interés del evangelista. De hecho, la expresión HASTA QUE se usa también para indicar una acción que duró hasta ese momento, sin importar lo que sigue después. Dos ejemplos nos aclaran la idea: -Pepito tenía un borreguito hambriento y no le dio de comer HASTA QUE se murió. -Penélope esperó muchos años el regreso de Ulises, y no se casó con los pretendientes HASTA QUE Ulises regresó.

María En el Nuevo Testamento

31


32

MarĂ­a En el Nuevo Testamento


La virgen María en el Nuevo Testamento