Page 1


Sumario 3

Saludo

17

Eugenio Alburquerque Frutos

Tema del mes

17-20 Espiritualidad

4

Rector Mayor

4-5

Jesús, el amigo • Pascual Chávez

21-25

6

La primera hora

26

Pablo Albera, el pequeño Don Bosco

Mundo Salesiano

Misiones Salesianas

26-27 Un

Cosas de Don Bosco

El soborno

Padres / Hijos

28

28-29 Papá,

Carta a los jóvenes

En la Iglesia

8 -9

30

El valor de la alegría

Creer que no se cree Jaime Martínez

Jesús Rojano

Retos éticos

En familia

31

10

10

Al borde del abismo

Ante el drama del hambre José-Román Flecha Andrés

Felipe Alonso 11

Plataformas Pinardi en el Parlamento de Madrid • Fco. Javier Valiente

12-13

Jóvenes y Desarrollo

En primer plano

32

32-33 Entrevista

Salamanca a Don Bosco

Familia agradecida

34

Pedro López García 16

Don Cimatti y el espíritu salesiano Luis A. Medina

Director: Eugenio Alburquerque Frutos.

Portada: Víctor Cortés.

Consejo de Redacción: Luis F. Álvarez, Koldo Gutiérrez, Conchita Hernanz, Pilar Moreda, José Antonio San Martín, Javier Valiente.

Fotografía: Josep Lluís Burguera, Iñaki Lete, Tadeo Martín, José Luis Mena, Daniel Díaz-Jiménez, Ernesto Rodríguez-Arias, Santos Sastre, Javier Valiente.

Consejo Asesor: Josep Lluís Burguera, Luis F. López Falagán, Marian Serrano, Javier Valiente.

Becas

35

Diseño y maquetación:  Olga Rodríguez - Editorial CCS

Secretaría, archivo y documentación: Daniel Díaz-Jiménez Carmona.

a Sergi Rodríguez

Fco. Javier Valiente

Manuel de Castro 14-15

ponme límites

José Antonio San Martín

José J. Gómez Palacios 8

rally evangelizador

Lorenzo Herrero

José Miguel Núñez 7

en una sociedad laica

Jesús Manuel García

Imprime: Industrias Gráficas ALTAIR, S.A. Depósito Legal: M. 3.044-1958 ISSN: 1696-6465

DIRECCIÓN Y REDACCIÓN

Alcalá 166, 28028 Madrid (España) Tel. 91 361 43 57 Correo electrónico: director@boletin-salesiano.com secretaria@boletin-salesiano.com Internet (web): www.donbosco.es Suscripciones: recepcion@editorialccs.com

ADMINISTRACIÓN José Antonio San Martín Alcalá 166, 28028 Madrid (España) Tel. 91 725 20 00 - Fax: 91 726 25 70

El Boletín Salesiano es gratuito Si voluntaria y generosamente quieres ayudar al Boletín: C/c 00750103050601038107, Banco Popular Español, Agencia nº 9. Doctor Esquerdo 1-3; 28028 Madrid.


Capítulo General Q

ueridos amigos:

Salesianamente, en este año 2014, celebramos un acontecimiento de gran importancia: un Capítulo General. Las Hijas de María Auxiliadora lo comenzarán en el mes de octubre. Los salesianos, en este mismo mes de febrero. El Capítulo General no solo posee la autoridad suprema de un instituto religioso, le incumbe también tratar los asuntos más importantes, elegir al Superior General y a los miembros del Consejo General. En el ámbito salesiano, constituye el signo principal de la unidad de la Congregación Salesiana y del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Es la reunión fraterna que reflexiona, anima y compromete a todos a la fidelidad al Evangelio y al carisma salesiano. Don Bosco, en el año 1877, dirigía a los 22 miembros del primer Capítulo General estas palabras: “Emprendemos una obra de la máxima importancia para nuestra Congregación. Se trata, de modo especial, de tomar entre manos nuestras Reglas para ver las cosas que se pueden establecer de modo que se lleven uniformemente a la práctica en todas las casas que ya existen, y en las que la divina Providencia dispondrá que se abran en el futuro”. Del mismo modo, don Pascual Chávez, al convocar el 27 Capítulo General señalaba su importancia, invitando a mirarlo como “una nueva y prometedora etapa en la vida de la Congregación”, como momento de “profunda renovación espiritual y pastoral” para responder a la voluntad de Dios y ofrecer un mejor servicio a la Iglesia, en fidelidad dinámica a Don Bosco y a las necesidades de los jóvenes. El tema elegido para la reflexión del Capítulo de los Salesianos es: “Testigos de la radicalidad evangélica”. Para todos los cristianos, el radicalismo evangélico representa una exigencia fundamental e irrenunciable. Para concretizar el sentido del tema, el Rector Mayor explicaba que el testimonio de la radicalidad evangélica, encuentra salesianamente en el lema “trabajo y templanza” una expresión del programa de vida y de acción de Don Bosco sintetizado en el “da mihi animas, cetera tolle”. Ser testigos de la radicalidad evangélica nos mueve, pues, a llegar al corazón del evangelio y del carisma salesiano.

i Eugenio Alburquerque Frutos Director Febrero de 2014 • BS • 3


Rector Mayor

Don Bosco narra

Ilustraciones: Nino Musio

Jesús, el amigo

H

e vivido siempre entre amigos. Recuerdo los años de mi infancia: “En medio de mis compañeros me sentía muy amado y temido... De mi parte hacía el bien a quien podía, pero el mal a ninguno. Los compañeros me querían... Aunque yo era más pequeño en estatura tenía fuerza y coraje para intimidar a los compañeros de mayor edad”. Mi madre me aconsejó: “En la amistad la experiencia y no el corazón debe enseñarnos”. Esta lección me llevaría más adelante a orientar a mis muchachos, aconsejándoles: “Los amigos escogedlos siempre entre los buenos, y entre ellos los mejores; de los mejores imitad el bien y esquivad los defectos, porque todos los tenemos”. En los diez años transcurridos en Chieri, primero como estudiante y luego como seminarista, cultivé muchas amistades maravillosas. Junto a tantos compañeros compartí los compromisos de sincera piedad, de estudio apasionado, de alegría contagiosa y serena en busca de bellos ideales que enriquecían nuestra vida. 4 • BS • Febrero de 2014

Es un amigo mío Para mí la amistad es un valor que debe tomarse en serio y no como una aventura de adolescentes. Ordenado sacerdote, me puse en contacto con muchos jóvenes alejados de la familia y de los lazos culturales, llegados a una bulliciosa ciudad como Turín. La primera experiencia me convenció de una cosa: o conquistaba estos chicos con la bondad o los perdía para siempre. Me viene espontáneamente a la memoria un episodio. No sabía el nombre de aquel muchacho escondido en el calor de la sacristía de la iglesia de san Francisco de Asís, aquella mañana del 8 de diciembre de 1841. No lo había visto nunca antes. Sin embargo, cuando me di cuenta de que el sacristán estaba a punto de golpearle con la escoba, intervine con una frase que se me convertiría en habitual: “Es un amigo mío”. Palabra mágica que iba a usar hasta el lecho de muerte. Se convertiría en mi tarjeta de visita, diríamos hoy mi tweet.


Lo repetía constantemente: “Haz que todos aquellos con los que hables, se conviertan en tus amigos”. E indicaba a los niños un programa de vida diciéndoles: “Recordad que será siempre para vosotros un hermoso día cuando podáis ganar con buenos actos a un enemigo o hacer un amigo”.

Un amigo en quien confiar Para llegar a ser sacerdote afronté renuncias, sacrificios, humillaciones porque tenía en el corazón el sueño de dedicarme a los jóvenes. Pero no quería ser un filántropo (palabra que en aquellos tiempos era la más popular) que se hacía cargo de muchos chicos dispersos y sin familia y que era además sacerdote. ¡No! Yo era un sacerdote que amaba tan intensamente al Señor que lo quería hacer conocer y amar a los jóvenes. El afecto que les demostraba era un reflejo del amor que me unía a Dios. Era Él mi guía y a Él debía dirigir a los jóvenes que me encontraba en la calle, que visitaba sus lugares de trabajo o que encontraba en la cárcel. Fueron providenciales para mí los tres años del Convictorio Eclesiástico. Aprendí a ser sacerdote con las ideas claras y con el corazón abierto, a confiar tanto en lo humano como en la misericordia del buen Dios. Muchos de los muchachos con quienes hice amistad eran huérfanos: tenían necesidad de poder descubrir en el Señor un amigo fiel, alguien en quien confiar sin reservas. Cuando escuchaba sus confesiones les descubría un secreto: Jesús es un amigo que nos garantiza siempre el perdón del Padre. Insistía en la misericordia divina. Decía pocas palabras, pero eran suficientes para despertar en su corazón la nostalgia de Dios. Florecía en sus vidas la esperanza y la alegría, porque se sentían amados. Les decía: “El confesor es un amigo que solo desea el bien de nuestra alma, es un médico capaz de curar el alma, es un juez no para condenarnos sino para absolvernos y líbrarnos”. A los salesianos les recomendaba: “No hagan odiosa y pesada la confesión con impaciencia o con riñas”. Concebía la vida cristiana como una continua ascesis. No era suficiente recibir el perdón, también se necesitaba un alimento especial. Por eso insistía en el valor de la santa comunión. Y decía en el Oratorio: “Algunos dicen que para comulgar a menudo tienen que ser santos. No es cierto. La comunión es para quien quiere hacerse santo. Los remedios se dan a los enfermos, la comida a los débiles”. Estaba convencido de que “todos tie-

nen necesidad de la comunión: los buenos para mantenerse buenos, los malos para hacerse buenos”. Acercarse a Jesús amigo, presente en la Eucaristía, no debería convertirse en un hábito, aunque sea bueno. Es necesario el compromiso y la coherencia de vida. En este punto no era flexible, porque con los jóvenes nunca he sido un educador mediocre. Los sabía capaces de generosidad y sacrificio. La experiencia me lo garantizaba. Por eso no tenía miedo de decirles: “¿Cómo serán las comuniones que no producen ninguna mejoría?”. En 1855 tuve la oportunidad de convencer al ministro Rattazzi de permitirme llevar a todos los muchachos reclusos en la Generala a una excursión, sin la presencia de guardias y vigilantes. Cuando regresaron por la noche no faltó ni siquiera uno. Al ministro que, sorprendido me preguntaba el secreto, yo pude decirle: “El Estado no sabe sino mandar y castigar, pero nosotros en cambio hablamos al corazón de la juventud y la nuestra es la palabra de Dios”. A los salesianos recomendaba que “lograran que los jóvenes se enamoraran de Jesús”. No eran expresiones muy frecuentes en mis tiempos, sobre todo en boca de un sacerdote. Hablaba de Jesús como amigo y sugería a los chicos: “Cuanto bien traerá este amigo. Ya sabéis que hablo de Jesús. Recibidlo con frecuencia; id a visitarlo muy fervientemente. Es tan bueno, y nunca abandona”. Con frecuencia provocaba a los jóvenes con preguntas que llegaban directamente a sus corazones: “¿Por qué sentimos tan poco gusto por las cosas espirituales? ¿Es porque nuestro corazón está poco enamorado de Jesús?”.

Febrero de 2014 • BS • 5


La primera hora

Pablo Albera, el pequeño Don Bosco

C

uentan de él que era un gigante. De pequeña estatura, un corazón grande latía con fuerza y pasión en aquel apacible muchacho que llegó al Oratorio en el otoño de 1858. Pablo tenía trece años y Don Bosco descubrió muy pronto en él un buen paño: el pequeño Albera, uno de sus mejores chicos, llegaría a ser uno de los hombres decisivos que harían la Congregación Salesiana. Tan solo unos meses más tarde de la fundación de la Congregación, en mayo de 1860, Pablo Albera hizo su primera profesión religiosa ante el propio Fundador con apenas quince años. Fue ordenado sacerdote, tras una larga preparación, en 1868. Don Bosco no se equivocó: Pablo Albera tenía madera de buen salesiano y se dejó tallar por el certero cincel del Espíritu y la mano maestra del buen padre. De cuidada preparación intelectual, muy pronto le fueron encomendadas responsabilidades que fueron creciendo en intensidad y amplitud de horizontes. Fue nombrado Director de varias casas de Italia hasta que Don Bosco lo nombró Inspector de Francia entre 1881-1891. Fue una década decisiva en la que se multiplicaron las presencias, crecieron las vocaciones y se afianzó la misión juvenil y popular en el país galo. Su figura evocó e hizo presente al Fundador de manera tan fiel que los franceses no dudaron en llamarlo, cariñosamente, le petit Don Bosco. En 1891 fue elegido Director Espiritual de la Congregación y, al comienzo del nuevo siglo, don Rua lo nombra Visitador de las Casas de

6 • BS • Febrero de 2014

América. Se ensanchan las perspectivas y se abre una nueva etapa en la vida de don Albera que le hará mirar cada vez más lejos y soñar con nuevos horizontes. Hizo un excelente trabajo como Visitador durante tres largos años y confirmó ser un hombre de gobierno con el corazón pastoral y paterno de su querido Don Bosco. En 1910, tras la muerte de don Rua, el Capítulo General lo elige como Superior al frente de la Sociedad de San Francisco de Sales. El hombre necesario en el momento justo. Providencia de Dios. Como Rector Mayor desempeñó una titánica tarea conduciendo a la Congregación hacia nuevas fronteras de misión. Fundó la misión de Río Negro en Brasil, en el Chaco Paraguayo y en Cuba; abrió la presencia salesiana de Shiu-Chou en China, la de Assam en India y las de América Central; consolidó la presencia en algunos países europeos y comenzó la presencia salesiana en Alemania. El Viejo Continente estalló como un polvorín. La Primera Guerra Mundial impidió el normal desarrollo de la obra salesiana y trajo desolación y muerte. Muchos de los colegios fueron convertidos en hospitales y cuarteles. No pocos salesianos fueron llamados al frente y los que quedaron en retaguardia se ocuparon de huérfanos y heridos con generosidad y entrega. Don Albera estuvo siempre cercano a los hermanos y al pueblo sufriente, infundió ánimo y esperanza, mostrando un corazón de padre

preocupado por todos sus hijos, especialmente los que se encontraban en situaciones de mayor dificultad. Don Albera murió en 1921, cuando contaba 76 años de edad. Dejó este mundo con las manos llenas de buenos frutos y una confianza inquebrantable en el Dios de la Vida. El pequeño Don Bosco fue un hombre imprescindible de la primera hora, uno de los artífices de la Congregación Salesiana.

i José Miguel Núñez


Cosas de Don Bosco

El soborno

T

odos tenemos un precio. Y para demostrarlo, allí estábamos nosotros sobre la mesa del despacho de Don Bosco. Éramos cuatro billetes de mil francos cada uno. Sumábamos una elevada cantidad capaz de hacer frente a las facturas del Oratorio que se apilaban en el otro extremo de la mesa. Recién salidos de la fábrica de moneda y timbre, estrenábamos existencia. Conservábamos íntegra esa tesitura tan agradable al tacto que caracteriza a los billetes nuevos. Éramos promesa de futuras cantidades. Reclamo y cebo.

ne estos cuatro mil francos. Le serán de gran utilidad para la Obra del Oratorio que la Providencia le ha encomendado. Son el anticipo de futuros donativos”.

Sentimos sobre nuestros cuerpos la mirada de Don Bosco. Aquellos ojos honestos nos provocaron una sensación desconocida. Hasta la fecha tan sólo habíamos notado miradas de codicia.

Los cuatro mil francos asistíamos mudos y expectantes al diálogo. Cuando Don Bosco nos arrastró hacia los doctos caballeros, supimos que se avecinaba la tormenta. Y así fue. Aquellos hombres se despojaron de su disfraz de amabilidad. La persuasión se tornó amenaza: “Don Bosco, hace mal en despreciar este dinero. Está exponiendo a su Obra a ciertos peligros…”.

Don Bosco escuchó a los circunspectos caballeros que, tras habernos depositado a los cuatro billetes sobre la mesa, le hablaban con cortesía. Nuestra presencia tenía una contrapartida: que Don Bosco dejara publicar “Las Lecturas Católicas”; sencillos libros de cultura religiosa y popular que el sacerdote de los jóvenes había lanzado al mercado editorial desde el taller de imprenta del Oratorio.

Don Bosco se mantuvo inflexible. Proclamó su dignidad de sacerdote y su vocación de escritor católico comprometido con la buena prensa. Los caballeros se transformaron en truhanes mafiosos. De las amenazas al Oratorio pasaron a la coacción personal: “Quién sabe qué le puede ocurrir a usted… Si sale de casa, ¿está seguro de poder regresar?”.

Los señores esgrimieron falaces argumentos. Comenzaron por el halago intelectual: “Las Lecturas Católicas no están a la altura de una mente preclara como la suya. Son folletos de gran tirada popular pero de escasa calidad. Dirija sus esfuerzos hacia obras eruditas… Aquí tie-

Viendo el cariz del asunto, Don Bosco se levantó. Abrió la puerta. Llamó a varios jóvenes del Oratorio. Fuertes y valientes, entraron. Sin perder la sonrisa, les sugirió: “Por favor, acompañad a estos señores. No conocen la salida”. Varios días después los cuatro billetes de mil francos nos hallábamos nuevamente en una caja fuerte. Comentábamos la lección aprendida de Don Bosco: hay personas íntegras que no tienen precio. Desconocedores de nuestro futuro, añorábamos habernos quedado en el Oratorio. Nos hubiera gustado ayudar a aquel hombre honesto a pagar las facturas que, desde el otro extremo, no habían cesado de hacernos guiños mientras estuvimos sobre la mesa.

Nota: Año 1854. Don Bosco inicia con éxito la publicación de las Lecturas Católicas. Los protestantes intentan desacreditarlas. Al no conseguirlo recurren al soborno y a las amenazas. Don Bosco se mantuvo siempre firme. (Memorias del Oratorio. Década Tercera, nº 21).

i José J. Gómez Palacios Febrero de 2014 • BS • 7


En la Iglesia

El valor de la alegría con su amor, y baila por ti con gritos de júbilo” (3,17) (EG 4). Pero, sobre todo, “el Evangelio, donde deslumbra gloriosa la Cruz de Cristo, invita insistentemente a la alegría”. Para demostrarlo, cita 14 textos que hablan de la alegría de Jesús, de María, de los discípulos, y acaba formulando esta pregunta: “¿Por qué no entrar también nosotros en ese río de alegría?” (EG 5).

E

l mes pasado presentamos en esta sección el esquema fundamental de la exhortación apostólica Evangelii gaudium (en adelante, EG), “La alegría del evangelio”, que comienza así: “La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría” (EG 1). Los 13 primeros números de Evangelii gaudium hablan del valor de la alegría a la hora de evangelizar. ¿Por qué le da tanta importancia el papa Francisco? Lo sabremos si repasamos dichos números. En primer lugar, “el gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dul8 • BS • Febrero de 2014

ce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros” (EG 2). Añade después que “no hay razón para que alguien piense que esta invitación no es para él, porque nadie queda excluido de la alegría del Señor” (EG 3). Estas palabras del Papa nos invitan a una profunda reflexión personal: ¿Nos dejamos conquistar por la tristeza individualista? ¿Cómo recuperar la alegría de vivir? Después muestra que la Biblia está llena de textos que hablan de alegría. Así, cita textos de profetas de Israel como Isaías, Zacarías y Sofonías: “Quizás la invitación más contagiosa sea la del profeta Sofonías, quien nos muestra al mismo Dios como un centro luminoso de fiesta y de alegría que quiere comunicar a su pueblo ese gozo salvífico. Me llena de vida releer este texto: “Tu Dios está en medio de ti, poderoso salvador. Él exulta de gozo por ti, te renueva

Aquí Francisco da un aviso que ha llamado la atención de los medios de comunicación: “Hay cristianos cuya opción parece ser la de una Cuaresma sin Pascua” (EG 6); pero “un evangelizador no debería tener permanentemente cara de funeral” (EG 10). Él mismo reconoce “que la alegría no se vive del mismo modo en todas las etapas y circunstancias de la vida, a veces muy duras” (EG 6), pero “poco a poco hay que permitir que la alegría de la fe comience a despertarse, como una secreta pero firme confianza, aun en medio de las peores angustias” (EG 6). Y añade: “Puedo decir que los gozos más bellos y espontáneos que he visto en mis años de vida son los de personas muy pobres que tienen poco a qué aferrarse” (EG 7). El Papa no habla de una alegría superficial, sino que tiene una fuente profunda: “Llegamos a ser plena-


mente humanos cuando somos más que humanos, cuando le permitimos a Dios que nos lleve más allá de nosotros mismos para alcanzar nuestro ser más verdadero. Allí está el manantial de la acción evangelizadora” (EG 8). Y de ahí su invitación, apoyada en una frase que escribió el papa Pablo VI en la Evangelii nuntiandi (1975): “Recobremos y acrecentemos el fervor, «la dulce y confortadora alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas […] Y ojalá el mundo actual pueda así recibir la Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo» (EN 80)” (EG 10). Un rasgo característico de la alegría es la novedad, opuesta a la rutina y el aburrimiento: “Un anuncio renovado ofrece a los creyentes, también a los tibios o no practicantes, una nueva alegría en la fe y una fecundidad evangelizadora. Su centro y esencia es siempre el mismo: el Dios que manifestó su amor inmenso en Cristo… Él es siempre joven y fuente constante de novedad… Jesucristo puede romper los esquemas aburridos en los cuales pretendemos encerrarlo y nos sorprende con su constante creatividad divina… Toda auténtica acción evangelizadora es siempre nueva” (EG 11). Dice Francisco que saber que la iniciativa de la salvación es de Dios “nos permite conservar la alegría en medio de una tarea exigente y desafiante” (EG 12). Por eso es importante recordar las acciones salvadoras de Dios: “La alegría evangelizadora siempre brilla sobre el trasfondo de la memoria agradecida... Los Apóstoles jamás olvidaron el momento en que Jesús les tocó el corazón… El creyente es fundamentalmente «memorioso»” (EG 13).

i Jesús Rojano

Noticias de la Iglesia Nuevos cardenales al servicio de la Iglesia ••• El Papa Francisco anunció personalmente los nombres de los 16 nuevos cardenales electores a los que impondrá la birreta roja el 22 de febrero. Se trata de cuatro jefes de departamentos de la Curia Vaticana y 14 arzobispos residenciales de América, África y Europa. De estos, el Papa impondrá la birreta a tres cardenales de más de 80 años, entre los cuales figura el arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián Aguilar. Incendio provocado ••• La iglesia de Santa Marina en Sevilla fue golpeada el pasado 5 de enero por un incendio en la puerta de acceso al templo. El humo accedió al interior de la iglesia, pero nada sufrió daños mayores. Los actos vandálicos estarían causados por grupos de extrema izquierda. Las paredes exteriores también aparecieron con pintadas. 2013, más asesinados ••• Según los datos ofrecidos por la agencia vaticana Fides, en el año 2013 ocurrieron 22 asesinatos de agentes pastorales, entre sacerdotes, religiosas y laicos, una cifra muy superior a los 13 casos registrados en 2012. Entre las víctimas se cuentan 19 sacerdotes, una religiosa y dos laicos que murieron de forma violenta. Siete sacerdotes murieron en Colombia; cuatro en México; uno en Brasil; uno en Venezuela; uno en Panamá; y otro en Haití. “Hombres-clave del año 2013” ••• Francisco fue elegido como uno de los diez “hombres-clave del año 2013” por 50 representantes de los medios de comunicación, las asociaciones de periodistas y los diplomáticos más importantes de la China continental. Así, el pontífice argentino ocupó el tercer lugar entre los diez hombres más importantes del mundo en 2013. Hasta ahora ninguna personalidad religiosa, y mucho menos un papa, había aparecido en el ranking anual elaborado por el China International Press Forum. Persecución religiosa ••• Un sondeo publicado en enero de 2014 por la asociación francesa Portes Ouvertes France, difundió una lista con los 50 países donde los cristianos son más perseguidos a causa de su fe. Encabezan la lista Irak, Afganistán, Arabia Saudita, Maldivas, Pakistán, Irán, Yemen, Sudán, Eritrea, Libia y Nigeria.

i Daniel Díaz-Jiménez Carmona i Daniel Díaz-Jiménez Carmona

Febrero de 2014 • BS • 9


En familia ANS

Al borde del abismo La República Centroafricana inmersa en la violencia

E

n los últimos meses, la República Centroafricana ha ocupada con frecuencia la portada de los grandes periódicos en todo el mundo. Por todas partes suenan voces de alarma, porque verdaderamente el país parece estar al borde del abismo. Ante la inmensa ola de violencia que asola al país, la Iglesia Católica ha trabajado con ahínco para que la violencia no degenere en una guerra civil. Actualmente, la situación es extremadamente grave, como comunican los salesianos presentes en Bangui, capital de la República Centroafricana, e informan los distintos medios de comunicación social. Cientos de ciudadanos civiles intentan llegar a los campamentos de refugiados para protegerse de continuos ataques y represalias. “Con la llegada de las tropas extranjeras, se tiene la impresión de una cierta seguridad, sin embargo, los soldados, hasta ahora protegen solo el espacio del centro de la ciudad, los barrios periféricos no gozan en la actualidad de ningún tipo de seguridad”, comenta uno de los salesianos que trabaja en Bangui. Más allá del miedo y de las adversas condiciones de la vida cotidiana, cada vez más difíciles, en el campamento de refugiados de los Salesianos las personas siguen

aumentando de día en día. La inseguridad generalizada está obstaculizando o impidiendo en algunos lugares, la entrega de alimentos, agua y medicamentos, así como la atención sanitaria en campos que albergan a más de 370.000 refugiados. En las dos obras salesianas de Bangui hay más de 60.000 refugiados. El director de una de estas casas escribe: “Ayer hubo combates con muertos y muchos heridos, de los cuales pudimos acoger solo a tres. Uno muy grave, no sé si vivirá; ayer se le tuvo que evacuar al hospital “comunitario”. La evacuación era un riesgo porque se encuentran personas armadas en las calles. Gracias a Dios que pudieron llegar algunos de los médicos españoles de la asociación Médicos sin fronteras”. Según el director de la obra salesiana: “La emergencia sanitaria y la falta de recursos se suma a la creciente violencia entre la gente. En los alrededores de nuestras obras encontramos jóvenes casi todos con machetes y armas, listos para el combate. Al verlos, se sentía la bestialidad humana. Pude ver en sus rostros lo violento que puede ser el hombre. Viven en condiciones inhumanas, pero están listos para ir a la guerra. Es un hecho que no puedo explicar. Vivimos en un mar de inseguridad inexplicable. Cualquier cosa puede ser motivo de malentendidos. Especialmente para la gente sencilla. Se hace difícil expresar el propio punto de vista. Nos encontramos en una situación muy confusa que no garantiza la vida de nadie”. Mientras tanto, en el frente diplomático la crisis centroafricana está en el centro de la agenda de los países del África Central y de Francia. El presidente congoleño Denis Sassou Nguesso -mediador regional- dijo que estaba “preocupado por la posible implosión de África Central, debido a la presencia de fuerzas negativas, con consecuencias muy graves más allá del África Central”.

i Felipe Alonso 10 • BS • Febrero de 2014


Pinardi

IV Foro Compartir para Educar, 2013.

Plataformas Pinardi en el Parlamento de Madrid

Nuevas iniciativas para la inserción laboral de jóvenes en riesgo de exclusión social La Federación Pinardi, de Salesianos Madrid, compareció en la Comisión de Asuntos Sociales del parlamento autonómico madrileño, para informar sobre las actuaciones que lleva a cabo con jóvenes en situación de dificultad para el desarrollo de sus capacidades y su inserción laboral.

L

a Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, invitó el 17 de diciembre a la Federación de Plataformas Sociales Pinardi, de Salesianos Madrid, a la sesión de trabajo de la Comisión. La entidad presentó su trayectoria en el trabajo con jóvenes en situación de riesgo social y las actuaciones más importantes para el reenganche educativo y la inserción laboral. El representante de la entidad, Javier Doval, agradeció la oportunidad de compartir la experiencia en materia de empleo juvenil con los diputados de la Asamblea, y presentó la entidad, puesta en marcha por Salesianos Madrid, recordando algunos momentos históricos de la misma. La experiencia presentada por Pinardi recoge las dificultades a las que se enfrentan hoy los jóvenes y los diversos proyectos que están permitiendo dar respuesta a situaciones de tantos jóvenes a los que les ha tocado vivir una realidad sin posibilidades de prepararse académicamente o de contar con personas cercanas que puedan ofrecer su ayuda. Los Salesianos, a través de Pinardi, consiguen ofrecer a cada uno de estos jóvenes esas oportunidades que les permitan alcanzar sus sueños. Las Aulas de Compensación Educativa y los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) son algunas de las acciones clave para lograrlo; siempre desde una visión del joven como miembro de una familia, sobre la que también es necesario actuar para poder lograr el éxito. La innovación forma también parte de esta transformación social. La creatividad responsable ha permitido a Pi-

nardi conseguir intercambios culturales para los diferentes chicos a través del programa Leonardo Da Vinci. Un trabajo que se complementa con metodologías de asesoramiento personalizado como el Mentoring para la inserción laboral juvenil, desarrollado con el Grupo BLC. Javier Doval destacó el trabajo que se realiza en colaboración con la Agencia de Reinserción y Reeducación del Menor Infractor para el cumplimiento de las medidas judiciales en medio abierto. Resaltó también que en los últimos años estas acciones no han sido suficientes para lograr la inserción de cientos de jóvenes. Por ello, Pinardi puso en marcha dos acciones simultáneas: los itinerarios integrales de empleo, que permiten conocer las capacidades de los jóvenes, orientarles laboralmente y generar oportunidades de inserción. Un proyecto en colaboración con la Consejería de Asuntos Sociales. La otra acción es Formación “En y Con” la Empresa, un programa adaptado al nuevo mercado laboral, una experiencia colaborativa con el sector privado que permite desarrollar nuevas competencias y habilidades, despertar vocaciones y especialización profesional. Señaló finalmente los retos de futuro a los que la entidad se enfrenta y para los que, según Pinardi, será necesario fortalecer el trabajo en red, aumentar las relaciones con las empresas, desarrollar nuevas iniciativas para la obtención de la titulación en ESO y colaborar con la administración en el ofrecimiento de respuestas efectivas a los ciudadanos más frágiles de la Comunidad de Madrid.

i Fco. Javier Valiente Febrero de 2014 • BS • 11


En familia

Jóvenes y Desarrollo Una ONGD con 25 años de existencia

E

l pasado miércoles 15 de enero tuvo lugar el acto de celebración del 25º aniversario de la ONGD salesiana Jóvenes y Desarrollo. El evento, celebrado en el Salón de Actos del Banco Popular, estuvo presidido por don Manuel de Castro Barco, presidente de la Fundación Jóvenes y Desarrollo, y contó con la participación, entre otros, de doña Laura López de Ceraín, Directora de Cooperación Multilateral, Horizontal y Financiera en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, así como de representantes de la congregación salesiana, miembros de organizaciones cívicas y sociales, representantes del mundo académico y educativo y un buen número de voluntarios y colaboradores que han hecho posible su trabajo durante estos cinco lustros en las cuatro sedes que Jóvenes y Desarrollo mantiene en distintas regiones de España. Además de las intervenciones de los miembros de la mesa, durante el acto se leyó el pregón de aniversario, a cargo de la escritora cubana Marieta Alonso. Asimismo, se proyectó un documental conmemorativo de los 25 años de la institución donde se recoge lo más significativo de este periodo además de las declaraciones de sus protagonistas. La Campaña “Amigos de Jóvenes y Desarrollo”, destinada a incentivar el deseo de colaborar con la organización y entablar amistad con niños y jóvenes de diversos lugares del planeta tuvo tam-

12 • BS • Febrero de 2014

bién su espacio a través de la proyección de un breve vídeo de animación. Para finalizar el evento, la agrupación musical Liricallejeros interpretó conocidas piezas musicales de ópera, zarzuela, así como alguna canción popular del repertorio tradicional. La Fundación Jóvenes y Desarrollo (JyD) es una ONGD salesiana con 25 años de existencia, surgida de la inquietud de una serie de personas que no quisieron quedarse parados ante el drama de la pobreza, la injusticia y la desigualdad existente en nuestro mundo y que apostaron claramente por la educación como instrumento eficaz de desarrollo, en especial, por la Formación Profesional. Desde entonces, JyD ha venido trabajando por el desarrollo de los países con mayor índice de pobreza, los llamados países del Sur, centrando su atención en las enormes bolsas de exclusión y marginación que en ellos se producen entre los niños, las niñas y los jóvenes. Su principal empeño ha sido siempre que el derecho a la educación fuera una realidad de la que nadie sea excluido en razón del país de origen, de la raza, religión o condición social, porque estamos convencidos de que “educar hoy es ayudar para siempre”. En coherencia con lo expuesto, JyD ha orientado su campo de acción, en primer lugar, a la realización de proyectos y convenios de cooperación, todos ellos relacionados con la educación. Los más de 1.200 ejecutados durante estos 25 años han posibilitado la construcción de escuelas, cen-

tros de formación profesional. Se ha duplicado la accesibilidad de las niñas a la educación en regiones donde su presencia era casi testimonial y se ha mejorado la calidad de la enseñanza... En muchos casos, esta labor ha sido realizada en colaboración y sintonía con los propios gobiernos, dotándola así de una eficacia y sostenibilidad mucho mayor. De los proyectos y convenios de colaboración llevados a cabo por JyD se han beneficiado más de 3 millones de chicos y chicas. Convencidos de que el problema de la pobreza y el subdesarrollo no es un producto surgido de un mal proceder de los países del Sur, que puede solucionarse únicamente con la solidaridad de los del Norte, sino que es fruto de una injusticia y desigualdad planetaria de la que todos somos responsables, venimos trabajando como segundo campo de acción en la Educación para Desarrollo de los centros educativos españoles públicos y concertados. JyD ha tenido la oportunidad de realizar este trabajo a través de dos grandes convenios financiados por la AECID, Iniciativa Solidaria y Aulas en Acción, que buscan transformar las mentes y los corazones de nuestros alumnos a favor de valores tan fundamentales como la justicia, la solidaridad y la implicación y el compromiso como ciudadanos. De ambos convenios han surgido grupos de profesores y de alumnos especialmente interesados en estas cuestiones, que reciben formación específica en ED y que han


FOTOGRAFÍAS: Joaquín Moreno

creado redes sociales para compartir experiencias y metodologías pedagógicas. De esta tarea educativa se han beneficiado en los últimos años más de 200.000 alumnos y 2.000 profesores de escuelas públicas y concertadas. El tercer campo de acción de JyD ha sido la promoción del voluntariado educativo y el voluntariado técnico. Nuestros más de 1.000 voluntarios, que han consagrado una etapa significativa de su vida y de su tiempo, son, sin lugar a dudas, la mayor riqueza de nuestra Fundación. Algunos de ellos han permanecido en los países del Sur durante uno o más años. Los más, han dedicado el período de sus vacaciones a una acción altamente encomiable. Todos ellos han derrochado entrega, sabiduría pedagógica, conocimientos técnicos y buen hacer, para poner su granito de arena en esta ingente labor que supone la superación de la pobreza. La celebración de estos 25 años, lejos de apagar nuestro entusiasmo en unas circunstancias especialmente difíciles para la Cooperación al Desarrollo por la enorme caída de las ayudas públicas, lo estimulan aún más si cabe, sabedores de que detrás de nosotros tenemos multitud de personas que con su entrega personal, sus donaciones o sus palabras de ánimo están sosteniendo y alentando nuestro empeño de seguir apostando por la Educación como palanca de cambio.

i Manuel de Castro Presidente de la Fundación Jóvenes y Desarrollo Febrero de 2014 • BS • 13


Domitilo Jáñez

En familia

Salamanca a Don Bosco

D

urante los días 21 y 22 de junio del 2012, los salmantinos tuvimos la suerte de recibir la visita de Don Bosco. La preciosa urna conocida por toda la Familia Salesiana, llegó a nuestra ciudad y, cerca del Colegio de Salesianos-Pizarrales, el Santo se encontró con el gran monumento que se le había dedicado unos años antes. Es el grupo escultórico más grande que hay en la ciudad. El Ayuntamiento, como homenaje a Don Bosco educador y con ocasión de los cien años de la presencia salesiana en Salamanca, decidió levantar este monumento y se lo encargó al gran artista Severiano Grande. Fue inaugurado el 25 de mayo del 2002. Este mismo año Salamanca se había convertido en Capital Europea de la Cultura. Al acto de la inauguración asistió nuestro Rector Mayor, Pascual Chávez, el Sr. Obispo, Braulio Rodríguez, el Sr. Alcalde, Julián Lanzarote, el artista Severiano Grande y unas cuatro mil personas que con su presencia rendían homenaje a Don Bosco y a los Salesianos. Conozcamos el monumento. La espléndida pirámide tiene 14 metros de altura y una masa granítica de 100 toneladas, “una por cada año de los Salesianos en Salamanca”, dijo el artista. En la base de la misma una sobria inscripción: Salamanca a Don Bosco. 25 de mayo 2002. Rodeemos el “monolito” como algunos lo llaman. En la cara que “mira” a Salesianos-Pizarrales, vemos a Don Bosco rodeado por cuatro jóvenes. Es la primera cara que elaboró el artista

14 • BS • Febrero de 2014

y esto “porque sin los jóvenes Don Bosco no tendría sentido” decía Severiano Grande. Seguimos contemplando el monumento y, en la segunda cara, nos encontramos al Don Bosco escritor, apóstol de la prensa, que con sus múltiples trabajos se granjeó la persecución de los enemigos de la Iglesia. Pero el Señor le ayudó… por eso a sus pies está el perro Gris. ¿Por qué has puesto aquí al Gris? Preguntamos al artista. Tenía que aparecer en el monumento, dijo Severiano. Además, decía, creo que ningún niño que haya oído hablar de Don Bosco se olvidará del perro Gris. Y viniendo del centro de la ciudad nos encontramos, en esta cara, a Don Bosco delante de una “bola del mundo” contemplando, desde Turín, el futuro de la Congregación Salesiana y su expansión misionera. Sobre esta escena aparece el logotipo de Salamanca Capital Europea de la Cultura. Y nos queda la cuarta cara, muy querida por el artista y por todos nosotros, en la que vemos a Don Bosco arrodillado a los pies de la Virgen Auxiliadora, que, en sueños, le manda construir la Basílica de Turín. Entre ambos y sobre un pequeño bloque arquitectónico, aparecen las palabras que la Virgen dijo a Don Bosco sobre el templo que él debía levantar: “Esta es mi casa. De aquí saldrá mi gloria”. Las cuatro caras concurren geométricamente en un punto, vértice de la pirámide. Según el artista es el punto de encuentro de Dios Padre y Don Bosco. Del Señor que guió su

vida y del Santo que supo ponerse en manos del Padre para llevar adelante su obra evangelizadora entre los jóvenes y gentes más necesitadas. Hay que indicar que este monumento es centro de confluencia de varias avenidas y lugar de entrada y salida de la ciudad. Por tanto es muy conocido por todos los salmantinos y por cuantos nos visitan.


de toro, tan características en los monumentos de la ciudad, leemos: “En este lugar estuvo el Colegio de San Benito. Primer Colegio Salesiano en Salamanca. 1898 - 1955”.

Hablamos de los cien años de los Salesianos en Salamanca pero hay que recordar que unos años antes habían llegado a Béjar, importante ciudad industrial en la provincia salmantina. Fue en 1895 y esta presencia llegó a ser casi centenaria. Ante el edificio que fue Colegio Salesiano y hoy Residencia para mayores llamado “Mamá Margarita”, hay un monumento a Don Bosco. Sobre un prisma cuadrangular aparece un busto del Santo con su bonete en la mano… porque, dice el artista, “Don Bosco era tan respetuoso con sus jóvenes que ante ellos se descubría”. Y desde Béjar llegaron los Salesianos a Salamanca el 30 de diciembre de 1898. Allí estuvieron en el popular Colegio de San Benito hasta el año 1955 en que se “trasladaron” al hoy Colegio de San José, en el barrio de los Pizarrales. Los Antiguos Alumnos, que con tanto cariño recuerdan a su Colegio, han logrado que una placa escrita en un muro exterior de la Universidad Pontificia, dé fe de esta presencia. Y en letras de sangre

Es obra del artista Martín Lagares, antiguo alumno salesiano, que nos ofrece a Don Bosco en el patio del Colegio, entre los jóvenes, con los brazos abiertos en actitud de acogida y a la vez de entrega a cuan-

Tres monumentos que nos muestran el agradecimiento y el amor de los salmantinos a Don Bosco educador y amigo de los jóvenes.

i Pedro López García

Ernesto Rodríguez-Arias

Ángel Redondo

Y no olvidamos el año 2009, año en que se cumplía el Centenario de la fundación del Colegio de María Auxiliadora. Con este motivo se organizaron múltiples actos para celebrar los cien años de este Centro educativo de reconocido prestigio en la ciudad, entre ellos una gran exposición que nos recordaba la historia de esta obra salesiana. Para realzar estos cien años se levantó, además, un monumento a Don Bosco, financiado por suscripción popular. Se trata de una escultura de bronce de 2,90 metros de altura y 500 kilos de peso, que fue bendecida por el Rector Mayor de la Congregación, don Pascual Chávez, el 2 de octubre del 2009.

tos se acercan a él. La imagen se integra de forma armónica en el entorno arquitectónico de todo el edificio.

Febrero de 2014 • BS • 15


En familia

Don Cimatti y el espíritu salesiano

E

l venerable Vicente Cimatti (1879-1965) es un autorizado representante de la primera tradición salesiana. Nace en Faena (Italia) el 15 de julio de 1879. A los 17 años profesa en la Congregación Salesiana y a los 24 es ordenado sacerdote. Tras un trabajo plenamente salesiano en Turín, al cumplir 46 años, el beato Felipe Rinaldi lo envía como fundador de la presencia salesiana misionera en Japón, donde trabaja 40 años, ganándose el corazón de los japoneses por su bondad. En los años difíciles, después de la Segunda Guerra Mundial, funda la “Ciudad de los Niños” en Tokio, acogiendo a 260 huérfanos y ofreciéndoles enseñanza primaria,

secundaria y técnica. Muere en 1965; en 1976 se inicia su proceso de beatificación y canonización; y en 1991 es reconocido como venerable. La tradición salesiana contempla a don Cimatti como un extraordinario testigo del espíritu y la espiritualidad salesiana, en su vida y en sus escritos. En la Biblioteca Digital Salesiana pueden encontrarse sus esquemas de 44 tandas de Ejercicios Espirituales. Y recientemente se han encontrado y publicado un conjunto de grabaciones, afortunadamente conservadas, de una de estas tandas de Ejercicios, realizada en el año 1955. A través de ellas es posible oír su propia voz en las instrucciones predicadas sobre el Espíritu Salesiano en el estudiantado teológico de Chofu, en la periferia de Tokio, del 25 al 29 de julio de 1955. Fueron grabados, sin él saberlo, por el salesiano Federico Baggio, en ese momento misionero en Japón. Hacía muy pocos años estaba en uso la cinta magnética y las 3 bobinas se entregaron el año 2005 a don Gaetano Compri, colaborador de la causa de beatificación y canonización de Monseñor Cimatti. En estos años se han pasado a un CD, y se conservan en el museo dedicado a don Cimatti en Tokio.

16 • BS • Febrero de 2014

La grabación se puede definir de buena calidad y su voz es muy clara y vivaz, llena de energía y calor. Habla en italiano, debido a que los participantes comprendían este idioma. En ese tiempo, en los Ejercicios Espirituales de los salesianos, se celebraban cada día cuatro predicaciones: dos meditaciones y dos instrucciones, de carácter práctico. Don Cimatti, en dicha tanda, predicó 10 instrucciones sobre el Espíritu Salesiano, basándose en los escritos de Don Bosco y en su propia experiencia. Él no solo enseñó el espíritu salesiano, sino que lo vivió fielmente durante toda su vida. El Rector Mayor, don Renato Ziggiotti, antiguo alumno suyo, lo describió como: “Uno de los representantes típicos del Espíritu Salesiano... Un salesiano perfecto, maestro de nombre y de acto de las virtudes fundamentales para nuestra misión educativa”. Los temas de las 10 instrucciones son: Seguir a Don Bosco, la unidad de espíritu, la confesión, la cuenta de conciencia, el espíritu misionero, la obediencia, pobreza, castidad, la oración, la caridad. En este año dedicado a la espiritualidad de Don Bosco, el encuentro con la enseñanza espiritual de uno de sus hijos más auténticos es un gran regalo para toda la Familia Salesiana.

i Luis A. Medina


Tema del Mes Febrero de 2014 • BS • 17


Secularización y espiritualidad En este contexto, temas como solidaridad, voluntariado, paz, tolerancia, búsqueda de sentido, silencio, meditación… no solo no han pasado de moda, sino que son valores en auge hoy, no sólo en el ámbito religioso, sino también en el antropológico y cultural. Parece ser que la demanda espiritual, lejos de ser obsoleta, resurge hasta el punto de que los observadores más diversos coinciden con la frase atribuida a André Malraux: “El siglo XXI será místico o no será”. Ligada al anhelo religioso presente en todo ser humano, la espiritualidad ocupa un área que contiene todo lo que es asociable no sólo a la religión y a la trascendencia, sino también al deseo de bienestar. De hecho constatamos cómo junto a la revaloración de la espiritualidad por parte de algunos, otros se preocupan por la cuestión ecológica y cósmica, o por las consideradas espiritualidades de la armonía y del “buen vivir”. En estos casos, la expresión “espiritualidad” tiene un espacio semántico de enorme extensión, sumamente vital, rico y complejo, no reservado ya al ámbito religioso-cristiano, ni tampoco limitado a espíritus excepcionales o a aristocracias carismáticas, sino universal, capaz de crear armonía en lo creado y de dar sentido a la trascendencia y a la vivencia religiosa del hombre. Una primera aproximación, por tanto, a lo que entendemos por espiritualidad, se identifica con una determinada actitud del hombre en afrontar la finitud y la radicalidad de la existencia humana, haciendo referencia a ciertos valores profundos y vitales que le animan a pensar, sentir y actuar.

18 • BS • Febrero de 2014

En este contexto, hablar de espiritualidad no supone necesariamente referirse a la religión o a Dios, sea cual sea el nombre que se le atribuya, sino más bien a un modo de afrontar las cuestiones y preocupaciones antropológicas para llegar a una vida de calidad cada vez mejor, cada vez más auténticamente humana.

Espiritualidad laica El término “espiritualidad” ha llegado a invadir hasta el mundo de los que se declaran agnósticos o incluso ateos. Muchos de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, que viven y testimonian una experiencia espiritual, no la refieren espontánea y directamente a una tradición religiosa. Se trata de hombres y mujeres sin credo y sin iglesia, pero ricos en experiencias humanas, que se preocupan por establecer buenas relaciones con todos, profesionales honestos, hombres y mujeres de “buen corazón” que luchan por dar sentido a la vida. Se habla entonces de espiritualidades laicas en las que la trascendencia abandona los cielos y la esfera de lo teológico-ético para sumergirse en relaciones horizontales y humanitarias. No sin motivo


Tema del Mes

esta tendencia fundamental se ha caracterizado como una “nueva espiritualidad” o como una religiosidad “sin religión” o “sin Dios”. Esta expansión extraordinaria de la espiritualidad a lo largo de las últimas décadas no es fruto de la casualidad. Parece responder a una necesidad muy profunda del ser humano: la de encontrar y establecer las relaciones necesarias para realizar la propia existencia en plenitud, teniendo como referencia el valor que cada uno percibe como último. Ciertamente este enfoque antropológico de la espiritualidad como manera particular de afrontar la condición humana hace más fácil el diálogo ecuménico e interreligioso, pero no es suficiente para describir la espiritualidad cristiana como “vida según el Espíritu de Dios” y como “progresión abierta” a ulteriores realizaciones, según la gracia del bautismo, hasta la perspectiva escatológica. Una espiritualidad cristiana que, alejada de un vacío “espiritualismo”, no puede descuidar las formas éticas de la responsabilidad, de la realización del bien en la experiencia práctica, del ejercicio individual y comunitario de las virtudes y de su incidencia social y política. “Pueden sobrevivir –afirma Ricoeur– las espiritualidades que rindan cuentas de la responsabilidad del hombre, que den un sentido a la existencia material, al mundo técnico y de modo general a la historia. Deberán morir las espiritualidades de evasión, las espiritualidades dualistas”.

Febrero de 2014 • BS • 19


Retos de la espiritualidad Es importante preguntarse qué puede ofrecer hoy la fe cristiana a la comunidad contemporánea. El proceso de secularización depende, en parte, de la propuesta religiosa que se ofrece. El mensaje de un Dios personal, el Dios de la Alianza, que se preocupa por las condiciones concretas del hombre interesará siempre. Un Evangelio capaz de dar sentido a las cosas importantes de la vida, no envejecerá jamás. En este sentido quizá el reto más importante de la espiritualidad sea hoy el de crear unidad, trabajar por una visión integral capaz de crear nuevos lazos entre el logos y el misterio de la existencia, entre la verdad y el amor, entre la fe y la vida, entre el dogma y el ethos, realizando una unidad orgánica indisoluble. Esta “gracia de la unidad”, se cultiva recuperando una profunda mística y una sólida ascética. Se hace además urgente el potenciamiento de la espiritualidad como diálogo, basada en la acogida recíproca y en la participación de bienes espirituales: fomentar un nuevo “ecumenismo de pueblo” que reavive el diálogo de la vida y que favorezca un nuevo clima de relaciones. Por otra parte, la conciencia teológica, cada vez más creciente, de la presencia del Espíritu Santo y de su acción en las otras religiones y de sus valores trascendentes –verdad, sabiduría, oración, ascesis, caridad, misericordia– parece favorecer el clima del diálogo interreligioso, útil para ampliar, sin sincretismos pero con gran respeto y estima, el diálogo con las otras religiones. La dimensión ética de la espiritualidad nos lleva también a desarrollar una “espiritualidad” global y planetaria, que llegue a los vértices de una “mística ecológica”, en la perspectiva de la salvaguardia de lo creado,

20 • BS • Febrero de 2014

para unirla armónicamente con el compromiso de la justicia y de la paz. Se trata de contemplar la gloria de Dios en nosotros, en esta historia, en esta creación: contemplar a Cristo en todo, porque “todo fue creado por Él y para Él” (Col 1,16). No podemos olvidar el ámbito de la comunicación. Hay que presentar los valores de la espiritualidad cristiana utilizando conceptos y expresiones inteligibles y actuales y, al mismo tiempo, capaces de transmitir las realidades de la salvación cristiana, evitando ejemplos y motivaciones que no responden ya a la mentalidad de nuestros interlocutores. Precisamos una propuesta de espiritualidad con los ojos abiertos a todo lo que ocurre fuera de nosotros mismos; una espiritualidad capaz de proponer vivencias de fe, dentro de las condiciones habituales del hombre contemporáneo: una espiritualidad que responda a las exigencias de los jóvenes de hoy; una espiritualidad de la tercera edad en un mundo en el que se alarga la vida; una espiritualidad de la enfermedad, del estudio y de la investigación, del voluntariado y del tiempo libre; una espiritualidad del homo oeconomicus. Para esto necesitamos no tanto nuevas doctrinas sino, cuanto personas que encarnen los valores en los que creen; hombres y mujeres des-centrados, dado que es Otro el que guía sus existencias; personas “transgresivas”, alternativas, que sepan caminar contracorriente, que no cedan fácilmente a la tentación de adecuarse al establishment impuesto por el sistema o por las modas del mercado; personas apasionadas de Dios que demuestren con la propia vida que las cosas pueden ser pensadas, contempladas y cambiadas. En este caso, el mundo, y el modo de vivir en el mundo, se convertirán en un lugar privilegiado para santificarse.

i Jesús Manuel García


Mundo Salesiano

ANS

Roma (Italia)

Aguinaldo 2014 Respetando la tradición, en la tarde del 31 de diciembre, el Rector Mayor presentó oficialmente el Aguinaldo 2014, en visita a la Casa General de las Hijas de María Auxiliadora. La tradición, iniciada en 1849 por el mismo Don Bosco, continúa con un tema dedicado a ir a la fuente del carisma, acudiendo a su espiritualidad: tercer tema del camino trienal de preparación para la celebración del bicentenario de su nacimiento (1815-2015). En un ambiente de familia, don Pascual Chávez encontró en el auditorio de la Casa Generalicia a Madre Yvonne Reungoat, una nutrida representación de Salesianas, y otros miembros de la Familia Salesiana, a quienes presentó brevemente, el Aguinaldo 2014 concentrado en el lema: “Da mihi animas, cetera tolle”. Acudamos a la experiencia espiritual de Don Bosco, para caminar en la santidad según nuestra vocación específica. “La gloria de Dios y la salvación de las almas”. x

Roma (Italia)

Encuentro de la Asociación Bíblica

ANS

El 27 de diciembre se reunió en Roma el Consejo de Presidencia de la Asociación Bíblica Salesiana (ABS). Creada en 1982 por iniciativa de don Egidio Viganó en Cremisán (Israel), la Asociación tiene como finalidad la formación permanente de sus socios, salesianos y miembros de la Familia Salesiana, que trabajan en la enseñanza, en la pastoral bíblica y la animación bíblica de la Congregación Salesiana. El encuentro tuvo como objetivos, verificar la realización de los acuerdos tomados en la anterior reunión del Consejo, programar posibles nuevas iniciativas hasta el próximo Congreso, que se celebrará en 2016, e iniciar los preparativos del Congreso. La jornada concluyó con un encuentro con don Pascual Chávez, a quien se informó de las actividades realizadas y de las iniciativas de animación bíblica que se piensan poner en marcha.x

Mestre (Italia)

Jornada sobre Esteban Sándor En respuesta a la petición del Rector Mayor, que invitó a la Congregación a valorar el don de la beatificación del coadjutor Esteban Sándor, en Venecia-Mestre se vivió una hermosa jornada de espiritualidad el 28 de diciembre. Don Pierluigi Cameroni, Postulador General para las Causas de los Santos, presentó con entusiasmo y profundamente “La figura del nuevo Beato”, y don Jean Paul Muller, Ecónomo General de la Congregación, trató el tema “La consagración del salesiano hoy” de forma concreta y con perspectiva de futuro. La jornada contó con una buena participación: 130 hermanos entre coadjutores, sacerdotes y estudiantes (novicios, posnovicios y teólogos). Concluyó en el Instituto Salesiano San Marcos de Venecia con la celebración eucarística. x

ANS

Febrero de 2014 • BS • 21


Mundo Salesiano

ANS

Milán (Italia)

Attilio Giordani, venerable En la basílica de San Agustín de Milán tuvo lugar la solemne celebración eucarística en acción de gracias por la declaración de Attilio Giordani, marido y padre, salesiano cooperador, como venerable, por el papa Francisco el pasado 9 de octubre. Al comienzo de la celebración, después del saludo del inspector de la inspectoría Lombardo-Emiliana, Caludio Cacioli, se leyó el decreto de venerabilidad. Pierluigi Cameroni, Postulador General, presidió la misa. En su homilía subrayó un triple mensaje que hace actual el testimonio de Attilio Giordani: la defensa y la promoción de la familia en un contexto de confusión cultural y relativismo ético; el compromiso por la educación en el relanzamiento de la práctica del Sistema Preventivo y del carisma oratoriano, del cual Attilio fue excelente personificación; la alegría de testimoniar la fe y de anunciar a Jesús, como nos invita a hacer el papa Francisco. x ANS

Asti (Italia)

Don Bosco en su tierra La peregrinación de la urna con las reliquias de Don Bosco ha llegado al Piamonte y al Valle de Aosta. El 6 de enero, solemnidad de la Epifanía de Jesús, Mons. Francesco Guido Ravinale presidió la Eucaristía en Asti, en presencia de la reliquia, mientras que la tarde estuvo dedicada a la adoración por parte de niños, adolescentes y familias. La Familia Salesiana está muy enraizada en esta zona y son muchos los que expresan su testimonio agradecido a la obra de Don Bosco. “Nos impacta cómo la afluencia de personas es constante, como si la gente viniera magnetizada hacia Don Bosco en un diálogo continuo e ininterrumpido de corazones”, dice Stefano Martoglio, inspector. Don Bosco está en su tierra natal y sus huellas no son solo recuerdos, sino una presencia viva que la región del Piamonte reconoce como propia y a quien recurre con fe. x

ANS

Roma (Italia)

Sobrevivientes de Lampedusa La obra salesiana “Teresa Gerini” de Roma comprende dos comunidades: la comunidad formativa para salesianos estudiantes de teología y el centro Eta Beta. En la primera se prepararan para la ordenación sacerdotal 41 jóvenes salesianos procedentes de 23 países diferentes. El centro Eta Beta es un centro de acogida de emigrantes. Desde el 12 de noviembre pasado, acoge a más de 80 inmigrantes, sobrevivientes de la tragedia ocurrida en las costas de Lampedusa el 3 de octubre de 2013. El centro garantiza la acogida, atención a las necesidades materiales de primera necesidad, apoyo psicológico, asesoría legal, apoyo a la integración socio-económica, a través de cursos de formación profesional y de alfabetización, y el acceso a los servicios de salud. Ambas comunidades compartieron juntas momentos de ocio y de fiesta en la celebración de la Navidad, manifestando los jóvenes salesianos su cercanía, amistad y solidaridad. x 22 • BS • Febrero de 2014


ANS

Guwahati (India)

Encuentro de Salesianos Coadjutores de Asia Sur Los Coadjutores salesianos de la región Asia Sur realizaron un congreso de cuatro días en Guwahati del 30 de diciembre al 3 de enero. Los cerca de 120 salesianos coadjutores estudiaron el tema del Congreso “Sed santos” como preparación para el bicentenario del nacimiento de Don Bosco en el 2015. Los resultados de una encuesta sobre el salesiano coadjutor, llevada a cabo entre diversos grupos de la Familia Salesiana, fueron estudiados y discutidos en la reunión. El estudio analizó la realidad del salesiano coadjutor que trabaja junto a los sacerdotes para promover la misión por los jóvenes pobres y abandonados. Participaron en la reunión los doce inspectores salesianos de la región Asia Sur, así como los 18 directores de las principales casas de formación de las Inspectorías, los noviciados salesianos, los centros de formación, postnovicios y estudiantes de teología. x ANS

Kakuma (Kenia)

Centro de refugiados Don Luca Mulayinkal, Director de la parroquia salesiana Santa Cruz en el campo de refugiados de Kakuma, donde se encuentran más de 130.000 personas de diversas nacionalidades africanas, escribe a ANS: “Los refugiados sursudaneses comenzaron a llegar al campo de refugiados cuando comenzaron los desórdenes en Sudán del Sur. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados abrió algunas escuelas para hospedar a las personas que seguían llegando y pidiendo asilo. En ese momento todo era necesario: desde la comida a la ropa, lugares para alojar personas y agua... respuestas rápidas a la crisis”. Los salesianos están trabajando en este campo de refugiados desde hace varios años, especialmente en la educación de los jóvenes a través de un apostolado entre ellos a través del crecimiento humano y espiritual. x ANS

San Pedro Carchá (Guatemala)

Nueva iglesia en una aldea maya En la parroquia de San Pedro Carchá, parroquia misionera entre los indígenas maya, Q’eqchi, con más de 250.000 habitantes, se celebró la inauguración de su nueva iglesia. La construcción fue posible gracias a la Procura de Misiones Salesianas de New Rochelle. La aldea Trinidad, densamente poblada y en constante crecimiento, llevaba años soñando con un lugar lo suficientemente grande para acoger a los católicos de la zona. La construcción duró aproximadamente un año, con sacrificios inmensos por parte de la gente del pueblo. La celebración de bendición de la iglesia se llevó a cabo también con 101 confirmaciones. El Obispo de Las Verapaces, Monseñor Rodolfo Valenzuela, ex alumno salesiano de la escuela salesiana de Quetzaltenango (Guatemala), comenzó la celebración con el corte de la cinta en la entrada y con unas palabras de bienvenida, dirigidas a todas las personas que acudieron a este momento tan solemne. x Febrero de 2014 • BS • 23


Mundo Salesiano

Sanlúcar la Mayor (Sevilla)

Formación para el acompañamiento Del 26 al 30 de diciembre tuvo lugar en la casa de espiritualidad “El Pilar” de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) el último encuentro de formación para el acompañamiento espiritual de jóvenes. Durante el encuentro, el salesiano Abel Domínguez habló de la oración en la vida diaria y de las experiencias del acompañamiento de jóvenes en el proceso orante. Por su parte, el jesuita Toni Catalá disertó sobre el acompañamiento en el camino evangélico y sobre el discernimiento del seguimiento de Jesús. En esta tercera promoción participaron ocho salesianos, siete salesianas, ocho seglares y un sacerdote diocesano que trabaja en la pastoral juvenil. Ya en el mes de febrero se pone en marcha la formación de la cuarta promoción 2014-2015. x

Madrid

V edición del “Programa Mentoring” El acto de entrega de diplomas a los trece alumnos que participaron en la V Edición del “Programa de Mentoring” para la Plataformas Sociales Salesianas inserción laboral de jóvenes en riesgo de exclusión social tuvo lugar el 9 de enero en Madrid. Este programa ha sido desarrollado por la Federación de Plataformas Sociales Pinardi, de Salesianos Madrid, en colaboración con el Grupo BLC, que agrupa a empresas y profesionales españoles dedicados a recursos humanos y su Fundación Personas y Empresas. El acto tuvo lugar en la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid. Con el proyecto se consigue reducir la distancia que separa a los jóvenes del mercado laboral, ajustando sus competencias para incrementar sus posibilidades de éxito. Luis Alberto Guijarro, representante de Salesianos, felicitó a los alumnos e invitó a los asistentes a continuar buscando oportunidades para cuantos tienen más dificultades para integrarse en la sociedad. x

Valencia

Jornadas de Pastoral Juvenil La espiritualidad de Don Bosco, con motivo de la preparación del bicentenario de su nacimiento, fue el eje central de las Jornadas de Pastoral Juvenil celebradas en la Inspectoría de Valencia los días 11, 18 y 25 de enero. Valencia, Alicante y Zaragoza, por este orden, acogieron a los participantes. J. LL. Burguera Salesianos, profesores, miembros de la Familia Salesiana pudieron ver el vídeo del Aguinaldo 2014 del Rector Mayor: “Acudamos a la experiencia espiritual de Don Bosco”. En las tres sedes de las Jornadas, Eugenio Albuquerque, director del Boletín Salesiano, fue el encargado de desarrollar la trayectoria espiritual de Don Bosco enmarcándolo en su época, en el contexto histórico del siglo XIX. Destacó que la espiritualidad de Don Bosco tiene en el centro la “caridad pastoral” que se concreta en la “caridad pedagógica”, con dos polos que dinamizarán toda su vida: Dios y los jóvenes. x 24 • BS • Febrero de 2014


Roma (Italia)

Nuevos inspectores de España Tras la reestructuración del mapa de las Inspectorías de la Congregación Salesiana en España, el próximo mes de mayo comenzarán su andadura las dos nuevas Inspectorías salesianas. El pasado 24 de diciembre se hizo público el nombramiento, por parte del Rector Mayor, de los dos nuevos inspectores: Ángel Fernández Artime para la Inspectoria de María Auxiliadora con sede en Sevilla y Juan Carlos Pérez Godoy para la Inspectoría de Santiago el Mayor con sede en Madrid. La primera agrupa las obras salesianas de Andorra, Cataluña, Aragón, Islas Baleares, Valencia, Murcia, Extremadura, Andalucía e Islas Canarias; la segunda, las de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid. Dirigiéndose a los salesianos españoles, el Rector Mayor les pidió acoger a los nuevos provinciales como “enviados a vosotros para acercaros y representaros el rostro y el corazón del mismo Don Bosco”. x

Noticias Breves V Asamblea General de Voluntarios Con Don Bosco ••• Los Voluntarios Con Don Bosco están presentes en 24 países diferentes. Del 28 de diciembre al 5 de enero celebraron la V Asamblea General con la finalidad de profundizar el aspecto de la salesianidad en la vocación CDB y las implicaciones que tiene el vivir “salesianamente” en la vida cotidiana. La Asamblea aprobó además las modificaciones a las Constituciones y a los Reglamentos, y eligió al nuevo Responsable Mundial y al Consejo Central. x Asistencia a enfermos de Sida ••• El pasado 29 de diciembre, el salesiano Daniel Sebastián, director de la obra “Don Bosco Care Home”, ubicada en India, en la población de Nilavaarapatti, recibió el premio del gobierno del distrito de Salam por el mejor servicio de asistencia ofrecido a los enfermos de VIH/SIDA en el 2013. La obra salesiana acoge a niños enfermos y ofrece asistencia domiciliaria. x Don Bosco Network ••• En los días 9 y 10 de enero tuvo lugar en Roma (Italia), el encuentro de los grupos de trabajo de Don Bosco Network (DBN), federación mundial de ONG salesianas. Entre los temas tratados: proyectos de formación de las competencias en África y en el Caribe, nuevas opciones de colaboración con la Unión Europea, compromiso con la protección de los Derechos Humanos y las formas de cooperación entre la Familia Salesiana y las ONG Salesianas. x Nuevo Cardenal salesiano ••• Entre los 19 nombres de los nuevos cardenales anunciados el pasado 12 de enero por el papa Francisco, se encuentra el del arzobispo de Santiago de Chile, el salesiano Monseñor Ricardo Ezzati. Nacido en 1942, fue ordenado sacerdote en 1970. Fue inspector de los Salesianos de Chile y en 1996 recibió la consagración episcopal. En diciembre del 2006 fue nombrado arzobispo de Concepción. En el año 2010, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile. x Comité de Respuesta a las Emergencias ••• En medio de la violencia sufrida en Sudán del Sur, la comunidad salesiana de Juba creó un comité de Respuesta a las Emergencias (SER - Salesian Emergency Response), formado por, cinco Salesianos, dos Hermanas de la Caridad de Jesús y una Hija de María Auxiliadora. La acción eficaz del Comité está permitiendo a la misión salesiana cooperar adecuadamente en las operaciones de ayuda humanitaria, también entre los campamentos de refugiados establecido por la ONU. x

Febrero de 2014 • BS • 25


Misiones Salesianas FOTOGRAFÍAS: Misiones Salesianas

Un rally evangelizador

F

ebrero es, para mí, un mes duro, ha pasado la Navidad que, pese a que ahora los modernos renieguen de ella, me encanta y disfruto como si fuera un niño. Y aunque se haya ido, el frío parece haberse agarrado a esta ciudad con la misma fuerza que en estos días nublados las sábanas se agarran a mi cuerpo aunque el despertador, fiel cumplidor de su labor, haga ímprobos esfuerzos para recordarme que ya es momento de ponerse a funcionar. Una ligera sensación de pereza, de ganas de dejar correr los días se adhiere a nosotros en este mes, mitad del invierno y nos impide estar activos al cien por cien. No podemos negar que somos mediterráneos y nuestro ánimo va ligado a la luz, podría decirse que España es una gran plantación de girasoles humanos que necesita ser espoleada para despertar del letargo y volver a la frenética actividad del día a día. Sin embargo, ayer por la tarde me sorprendía leyendo en una publicación deportiva los éxitos de nuestros deportistas españoles en pruebas tan invernales como el París-Dakar que, para terminar de hacer incomprensible las cosas, este año discurre entre Rosario (Argentina) y Valparaiso (Chile). Kilómetros y kilómetros de desierto en automóvil en busca de ser el primero en llegar a la meta, kilómetros y kilómetros en solitario por caminos perdidos que, quitando el componente deportivo, siempre llevan mi mente al trabajo pastoral de los misioneros. Resulta curioso como el misionero afronta esa tarea tan propia del Rally París-Dakar sin un cartel de heroicidad, simplemente porque es consciente de que es lo que Dios quiere para ellos. En días como hoy me acuerdo especialmente de un misionero salesiano brasileño que desempeña su labor en Angola, el padre Luiz de Liberali, del que recibo noticias mensualmente a través de e-mail. Sus cartas son gratificantes y leerlas le deja a uno extenuado, parece la hoja de ruta de cualquier gran vuelta ciclista por etapas, o de un rally, tras la palabra alegría la siguiente que más aparece en ellas es kilómetros. La última que recibí, junto con su felicitación navideña, contaba cosas como estas:

26 • BS • Febrero de 2014

Dos grandes viajes de 13 días cada uno han marcado estos dos últimos meses de misión, dos meses sin escribiros. El primero de ellos a la zona de Cagamba, finales de octubre–comienzo de noviembre, recorrí 1.300 kilómetros y visité 15 comunidades. El segundo fue a las zonas de Makondolo y Tempué, este a finales de noviembre y principios de diciembre, menos kilómetros, solamente 980, y pude visitar 24 comunidades. Al volver escuché el título de la primera exhortación apostólica del Papa Francisco, “Evangelii gaudium”, y leí las primeras palabras (La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría). Me alegré bastante porque en estos momentos estoy experimentando esto de manera particular, el júbilo del agricultor que recoge lo que sembró, cultivó y esperó con amor. Cuando visité por primera vez el poblado de Katapi, en junio de 2009, solo algunos pocos jóvenes aceptaron dar un paseo hasta la iglesia católica animados por un chico más mayor. No había ningún bautizado. Después de 4 años, en esta última visita, tuve la alegría de bautizar y dar la comunión a los primeros 9 jóvenes, uno de los cuales era un poco especial. Antes de la celebración de la eucaristía este joven me dijo que ya no quería ser bautizado. Cuando le pregunté por qué, me respondió que no tenía dinero. Fue fácil convencerle de que nadie le iba a pedir dinero, se tranquilizó y experimentó mejor que ninguno, la gratuidad de los dones de Dios.


Ventana Abierta

En comunión

S

on numerosos los documentos que nos invitan a mirar a Dios, uno y trino, para descubrir el valor de la comunión. Las relaciones que se establecen entre las personas de la Trinidad son para los cristianos paradigmáticas y nos “provocan” a todos, pues nos exigen vivir, en la medida de lo posible, nuestras relaciones del mismo modo, desde el amor, la comunicación y la comunión.

Pensando en las diferentes formas de vida cristiana podemos reflexionar sobre la relación que se debe dar entre ellas. En primer lugar, podemos decir que el lema “unidad en la diversidad” se impone en nuestra sociedad plural y en nuestra variada realidad eclesial. En segundo lugar, podemos descubrir muchos documentos que nos instan a vivir la comunión como un signo “profético”, auténtico y coherente en medio de nuestro mundo. Pero, ¿qué quiere decir vivir en comunión? Sin entrar en su contenido teológico profundo me gustaría enumerar algunos rasgos que nos pueden ayudar a vivir nuestro ser cristianos en relación con otros.

Rallyes en nombre del Evangelio que cada mañana me ponen frente a un espejo para no dejar pasar los días, para seguir trabajando en la creación de un mundo más justo y que quería compartir con ustedes. Algunos pensarán que estos misioneros son héroes, ellos les dirían que no, que simplemente son felices y que los héroes son ustedes que “pese a la que está cayendo” (aunque ahora dicen que llueve menos) encuentran como ayudar a que su felicidad y la de miles de jóvenes crezca. A ellos no les ha vencido febrero, ¿y a ustedes? ¿Vamos a dejar a nuestra solidaridad hibernar?

i Lorenzo Herrero

Todos los cristianos somos llamados a respetar y a valorar todas las formas de vida cristiana; estamos invitados a conocer cada día un poco mejor las formas de vida cristiana; debemos construir una comunidad eclesial y humana en la que las relaciones de fraternidad, amor, respeto… sean cada día más visibles; tenemos que buscar la manera de enriquecernos con lo que otros grupos o formas de vida pueden aportarnos; somos llamados por Dios a trabajar en la misma misión, la misión que viene de Dios y que la Iglesia, con sus aciertos y errores, intenta llevar a cabo en cada momento histórico y en cada rincón del mundo. La clave, por lo tanto, es la integración. El rechazo y la exclusión generan división. Dicha integración sólo será posible desde el conocimiento recíproco y desde el contacto directo. Si vivimos así creo que cada uno de nosotros estaremos siendo fieles a nuestra vocación cristiana, daremos un testimonio coherente y ejemplar a nuestra sociedad y, en definitiva, nuestros contemporáneos podrán reconocer que somos discípulos de Jesús, pues el amor de unos a otros será nuestra seña de identidad (cf. Jn 13, 35).

i Óscar Bartolomé

Febrero de 2014 • BS • 27


Padres / Hijos

Papá, ponme límites

Y

a sé lo que piensas. Crees que tu hijo no puede enviarte este mensaje. De palabra, quizá no. Pero, a través de su lenguaje corporal, sí. Porque lo que más desconcierta a los niños es la falta de normas, de límites, de disciplina. Un niño, al que no se le ponen límites, termina por ser una persona desorientada. Necesita unas pautas para actuar y, si le faltan, camina a tientas en la oscuridad. Y lo peor que puede suceder es que conducen al chico a una adolescencia difícil y complicada. Hace algún tiempo, acudió a la consulta de un psiquiatra una mujer joven, de unos treinta años, iba con su hijo de tres. El niño parecía muy inquieto. No paraba. Tocaba todo. Se bajaba constantemente de la silla y, cuando su madre trataba de sentarle de nuevo, no le hacía ni caso, y le respondía: “tate quieta”. Luego, le dijo al psiquiatra que no podía con su hijo. Con la emoción en sus ojos, le comentó que, incluso unos días antes, había llegado a pegarla. – Doctor, ¿se puede tratar a este niño? El médico le preguntó: – Cuando su hijo la pegó, ¿qué hizo usted? – La madre le respondió que había procurado no gritarle y que no lo había castigado porque el castigo puede frustrar a los hijos. El psiquiatra, dirigiéndose a la joven madre con cierta compresión, le dijo con un poco de ironía: “Usted me pregunta si su hijo tiene tratamiento. Pues… posiblemente el hijo no necesite ningún tratamiento. Pero tal vez, sería bueno un tratamiento para la madre”. Hay padres que dicen que ellos quieren ser amigos de sus hijos. Se olvidan que lo primero que tienen que ser,

28 • BS • Febrero de 2014

es padres. Pero esto no se puede lograr simplemente cediendo, permitiendo, tolerando… Hay que saber decir a tiempo “no”, y poner limitaciones a nuestros hijos. El magistrado Calatayud dice, que hoy día, “se ha generado un sistema de derechos de los niños, sin haber sabido marcar unos límites”. Educar supone dar seguridad, afecto; transmitir valores; y también mandar y poner unas normas claras. Y ésta es una función básica que debemos ejercer todos los padres. Es mucho más fácil permitir, que poner límites, pero esta actitud es totalmente antieducativa. Porque educar es hacer comprender que no todo vale, que hay cosas que no deben hacerse; que no es posible tenerlo todo; que una sana frustración es también positiva. Actuar así es ser democrático. La democracia asume “el no”, cuando lo exige el respeto a los demás. La educación permisiva del “sí” a todo no ha formado buenos ciudadanos, sino más bien, gente egoísta y frustrada. Es alarmante que haya padres que tengan que presentar denuncias ante los tribunales, porque los hijos no les respetan o les maltratan. En 2006, las denuncias fueron 7.683. En 2011, éstas aumentaron en un tercio en la Comunidad de Madrid; hasta el punto que pasaron de 307 a 401. Si no queremos que nuestros hijos lleguen a situaciones extremas, hay que fijar a tiempo unos límites. Si no lo hacemos, el “pequeño dictador” se convertirá en un gran dictador en la adolescencia, y más tarde lo será también sobre los suyos, o sobre su mujer cuando se case.


Por eso, si estamos de acuerdo en que no debemos educar en la permisividad, es necesario fijar, desde un principio, ciertas normas a nuestros hijos. Para ello: 1. Ejercer tu autoridad como padre. Autoridad etimológicamente significa hacer crecer, ayudar a ser más y mejor. Significa decir un “no” decidido cuanto lleva a la destrucción de la persona. Los niños deben aprender, desde pequeños, que lo que vale exige esfuerzo. Igualmente deben controlar sus impulsos. Y los padres deben también inculcar valores y normas de convivencia. 2. Fijar límites. La mejor educación consiste en dejar claro lo que se puede hacer y lo que no se debe hacer. Es verdad que hay que razonarlo desde pequeños. La libertad no nace espontáneamente; nace de la obediencia. Cuando un niño cumple unas pautas de conducta, crece como persona, y es libre porque no es esclavo de sus instintos o caprichos. 3. Alabar lo bueno que hacen los hijos. La psicología positiva dice que, más que incidir en lo malo para corregirlo, es mejor reconocer y alabar lo bueno que hacen reforzando los comportamientos positivos. 4. Corregir al hijo. El padre debe evitar tanto gritar e insultar, como pegarle o despreciarle. Pero, al mismo tiempo, eso transmite firmeza y demuestra que con las rabietas no va a conseguir lo que pretende. El niño trata de manipularnos. Si te dejas manipular en una ocasión, lo volverá a intentar con más fuerza. 5. Enséñarles a aceptar la frustración. Hay que enseñar a los hijos también a aceptar la frustración. “El fracaso es la antesala del éxito”. La frustración es parte de la vida y hay que afrontarla. Un chico al que nunca se le dice “que no”, en la vida no soportará el sentirse frustrado, y eso se convertirá, más adelante, en debilidad, inmadurez, violencia, adicciones. 6. Inculcar la disciplina. Esta palabra viene del latín discipulus: Aquel que sigue al maestro que le propone unos valores para ser feliz. No es algo represivo. Es la propuesta de unas pautas de conducta para crecer como persona. Lo que más desconcierta a los niños es la falta de normas, de límites, de disciplina.

i José Antonio San Martín

ESPIRITUALIDAD SALESIANA

Cuestión de química: Mezcla homogénea

C

omencemos con una pincelada de ciencias, concretamente de química, y desde aquí a la definición de “mezcla homogénea” o soluciones: “Unión de dos o más sustancias en proporciones variables que conservan sus propiedades y se encuentran distribuidos uniformemente. Presentan iguales propiedades en todos sus puntos. Estas soluciones están constituidas por un “solvente”, que es el componente que se halla en mayor cantidad o proporción y uno o más “solutos”, que son las substancias que se hallan dispersas homogéneamente en el solvente”. Esto nos servirá para hablar de la unión con Dios dentro de la espiritualidad salesiana. Francisco de Sales decía: “Todo en Él, todo por Él, todo con Él, todo para Él, todo Él” (Carta DXCII). María Mazzarello, en su taller de costura inculcaba esta unión haciendo de “cada puntada una acto de amor a Dios”, y cuando los jóvenes llegaban al oratorio entendían, como lo hizo Domingo Savio, leyendo “Da mihi animas, coetera tolle”, que “aquí no hay negocio de dinero, sino negocio de almas” y esta empresa sólo se gestiona desde la presencia de Dios en la vida. Unión con Dios: por la oración; por el amor, que se hace creativo, “que roba el corazón”, que descubre a los jóvenes a Dios rezando por ellos y con ellos; por la libertad, porque cuando educo a los jóvenes en la libertad, los estoy educando a la unión con Dios, pues Dios es libertad; por la alegría, que es una característica de la propuesta a la santidad; por la cruz que fortalece esta unión; por el trabajo, tan característico del carisma salesiano, porque, “por vosotros estudio…”. Esto de “la unión con Dios” es cuestión de química, como veis. Cada momento del día en la vida salesiana rezumará de esta unión, donde Él es el “solvente”, el cual, “en más cantidad y proporción” llena la existencia, conduce a amar, a buscar, a orar, a descubrir, a acompañar, a servir, a reír y llorar volviendo la mirada siempre y únicamente a Él. Los “solutos” –nosotros-, dispersos “homogéneamente” en el solvente, cada uno desde lo que somos, desde lo que vivimos, con nuestra originalidad. Dios unifica nuestra vida y le da sentido. Así, en cada escrito, cada juego en el patio, en el acompañamiento a los jóvenes, reflexiones, clases, vivimos esta unidad. “Permaneced en mí y yo en vosotros […], porque sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15, 4-6).

i Nuria Casal

Febrero de 2014 • BS • 29


Carta a los jóvenes

Creer que no se cree Q

uerida Alba:

Hace unos meses escribí este tuit: “Es sorprendente la cantidad de gente que cree en Dios pero aún no lo sabe”. Y tú contestaste “¡algún día explícame eso!”. Voy a intentar hacerlo… o por lo menos, sentar las bases de una conversación más larga. Empecemos puntualizando que no es lo mismo “creer que hay Dios” y “creer en Dios”. En principio, lo primero es necesario para lo segundo y, de hecho, lo que me sorprende es el número de personas que “dudan de” o incluso niegan lo primero pero que actúan con coherencia exquisita con respecto a lo segundo. Me refiero a todos aquellos que, sin esperar nada a cambio, dan de comer al hambriento, de beber al sediento… visten al que tiene frío y visitan al enfermo y al encarcelado pero que se empeñan en que sus motivos no incluyen a Dios. De hecho, cuando observas admirado a alguna de estas personas y, por fin, te atreves a preguntar que por qué hacen lo que hacen, sueles obtener respuestas chocantes: por justicia, por convencimiento de que es lo correcto, por humanidad, por solidaridad… ¿Y nada de esto tiene que ver con Dios? Ahí es donde yo apostillo “creen… pero aún no lo saben”. Porque claro, es evidente que no se puede creer en Alguien si no crees que exista ese Alguien. Es quizá el mayor reto de la evangelización de hoy: conseguir dar sentido trascendente a lo que, para mucha gente, mana de otras fuentes. Por eso te pido que reflexiones una cosa para poder iniciar nuestra conversación pendiente… Si no viene de Dios ¿de dónde crees tú que viene ese sentido de la justicia, de hacer lo correcto, de fraternidad, de solidaridad? ¿Dónde nos nace ese amor tan grande que a veces nos saca de nuestra comodidad y nos obliga a movernos en direcciones que nos son extrañas?

30 • BS • Febrero de 2014

¿No sientes como si esa fuerza motriz viniera, a la vez, de dentro y de fuera de ti? Recuerda que cuando contesté a tu tuit emplazándote a continuar la conversación, tú me escribiste: “un día que me encuentre con la mente abierta te lo digo”. Así ha de ser: soy consciente de lo complicado que es hablar de Dios a gente que no consigue verle. Pero te puedo asegurar que es inútil hacerlo a gente que se niega a verle. Cuando escribí ese tuit estaba pensando en dos personas concretas… y, fíjate qué cosas, tú eras una de ellas ¿no resulta curioso que precisamente fueras tú la que contestaras? A ver si al final crees en Dios y no lo sabes aún… pero Él se empeña en darte señales que está ahí. Seguimos hablando…

i Jaime Martínez Ilustración: Fano


Retos Éticos

Ante el drama del hambre

C

«

uando se huye bajo los ataques, se coge a los niños, pero con las prisas los hay que caen y mueren aplastados o atrapados en el lodo de las marismas… Cuando el peligro se acercaba, nos adentrábamos aún más en el bosque, donde el enemigo que nos acechaba era el hambre. Para llevar algo al estómago de nuestros hijos, les dábamos la arena fina del río, mezclada con agua o lodo, que comíamos nosotros también. La cara, el vientre, las piernas se nos comenzaban a inflar…». Estas frases de Ester Mwinja Nsimi y Teresina Caffi, se encuentran en su escrito “La guerra vivida por las mujeres”, que circuló por internet el año 2006. Es impresionante esa narración. Pero la realidad del hambre se encuentra en muchos escenarios. Es una vergüenza que la humanidad no haya sabido o no haya querido todavía resolver este problema tan sangrante.

Ya en el año 1963, decía el presidente norteamericano John F. Kennedy: “La guerra contra el hambre es verdaderamente la guerra de liberación de la humanidad”. Con esa percepción coincidía ya la Iglesia Católica. Por entonces se estaba preparando la constitución conciliar sobre la Iglesia en el mundo de hoy. En ella se afirma que “jamás el género humano

tuvo a su disposición tantas riquezas, tantas posibilidades, tanto poder económico. Y, si embargo, una gran parte de la humanidad sufre hambre y miseria, y son muchedumbre los que no saben leer ni escribir” (GS 4). Muchos años más tarde, al comienzo del nuevo milenio, el papa Juan Pablo II se preguntaba: “¿Cómo es posible que, en nuestro tiempo, haya todavía quien se muere de hambre, quien está condenado al analfabetismo; quien carece de la asistencia médica más elemental; quien no tiene techo donde cobijarse?” (NMI 50). Estas preguntas continúan golpeando nuestros oídos. Con oca-

sión de la cumbre mundial sobre Seguridad Alimentaria, celebrada en Roma en el 2009, el papa Benedicto XVI decía en la FAO: “El hambre es el signo más cruel y concreto de la pobreza. No es posible continuar aceptando la opulencia y el derroche, cuando el drama del hambre adquiere cada vez mayores dimensiones”. Los aferrados a un maltusianismo trasnochado continúan repitiendo que el planeta no puede producir alimentos para todos los que lo habitamos. Esa cantinela ya no es creíble. El problema del hambre no proviene de la falta de producción, sino de la falta de solidaridad entre las gentes y entre los pueblos. En este momento el Papa Francisco apoya decididamente la campaña de Cáritas Internacional contra el hambre en el mundo. Según él “estamos frente al escándalo mundial de unos mil millones de personas que todavía hoy padecen el hambre. No podemos mirar al otro lado y fingir que esto no existe”. El Papa nos invita a abrir el corazón a esta urgencia, a compartir lo que tenemos, a no despreciar los alimentos y a crear redes mundiales que concedan voz y ayuda a quienes padecen este drama del hambre.

i José-Román Flecha Andrés

Febrero de 2014 • BS • 31


………………….. Sergi Rodríguez En primer plano

Entrevista a

Antiguo Alumno salesiano, Director del Instituto Cervantes de Roma y secretario de la Confederación Mundial de Ex alumnos de Don Bosco R: Como todo aniversario, debe constituir un punto de

inflexión. Hay un antes y un después de la celebración. De entrada, supone un motivo para dar gracias por el carisma recibido y por la labor desarrollada. Pero constituye una ocasión privilegiada para reflexionar en qué medida la experiencia original de Don Bosco se encarna en el contexto actual y continúa siendo significativa para educadores, familias y, sobre todo, para los jóvenes. Lo importante es que, tras el bicentenario, la Familia Salesiana tenga una hoja de ruta sobre qué significa vivir la fe, desde una espiritualidad laical, en modo salesiano.

Pregunta: ¿Cómo, cuándo conociste a Don Bosco? Respuesta: A los cinco años, al matricularme en el colegio salesiano del Santo Ángel, cuyas instalaciones acogen hoy la Escuela Universitaria Salesiana de Sarriá. Aunque debería decir desde siempre, ya que le conocí en casa, pues mi padre fue alumno del Colegio Salesiano de Rocafort. Recuerdo cómo un día, al concluir una eucaristía en la parroquia de María Auxiliadora, al lado de casa, a mi padre se le humedecieron los ojos. “Hoy te he presentado a María Auxiliadora”, me dijo. Apenas tenía seis años… y hasta ahora. P: ¿Cómo valoras esta iniciativa de preparación al bicentenario de su nacimiento? Y, ¿para qué, según tu opinión, puede servir esta celebración para la Familia Salesiana?

P: ¿Qué te llamó la atención de su pedagogía, su estilo educativo? R: Don Bosco era un genio de la pedagogía. Supo crear ambientes de acogida donde, desde la proximidad, ayudar a los jóvenes a crecer como creyentes, como profesionales, como ciudadanos y, en definitiva, como personas. El centro salesiano, sea del tipo que sea, es casa, aula, patio e iglesia, donde se educa y evangeliza en cualquier contexto, formal o informal. Don Bosco, al introducir la dinámica de los sentimientos, no sólo de la razón, se anticipa a los descubrimientos de la psicología en el siglo XX. P: ¿Y de su espiritualidad? R: Sincera y comprometida. La espiritualidad salesia-

na promueve una vivencia directa de la fe, sin artificios, que se despliega en la construcción de comunidades donde se comparte la cotidianidad en clave fraterna. La casa salesiana es una gran familia. Y es, al mismo tiempo, una espiritualidad comprometida, que encuentra el rostro de Dios en las necesidades ajenas. Cuando más aire se coge, más se expira. De ahí que, al ser una

…………………….. “Don Bosco consideraba a sus antiguos alumnos los frutos más preciados del Oratorio. Les sentía como un apoyo en la sociedad civil y, aún más, como instrumentos educativos y evangelizadores en ese mundo exterior, partiendo de vínculos fraternos entre ellos”. …………………….. 32 • BS • Febrero de 2014


fe sincera, se expresa en el compromiso con los más necesitados, que no son exclusivamente los que carecen de cosas materiales. P: ¿En qué aspectos, te parece, es actual el carisma

de Don Bosco? R: Me parece plenamente actual. No es una respuesta

de compromiso. El vacío interior, el egoísmo desmesurado, la ruptura de vínculos… ayudar a superar ese tipo de pobrezas humanas y espirituales mediante la acogida, el acompañamiento o la alegría en clave comunitaria puede ser una de las grandes aportaciones salesianas al concepto de “Iglesia de campaña” del papa Francisco. Niños, jóvenes, adultos o mayores necesitan de un entorno afectivo donde desarrollarse. P: Se habla mucho de “emergencia educativa”. Benedicto XVI nos decía a los salesianos que no dejásemos nunca el campo de la educación. ¿Tan importante es? R: La educación es esencial. El Concilio Vaticano II la califica de “decisiva en la vida del hombre”. Lo que sucede en los primeros años de un hombre o una mujer le condicionan como persona para siempre. La crisis actual ha evidenciado la falta de un horizonte de valores que estructure a las personas y que sirvan de sustento a las sociedades. Sin educación en valores hay sólo consumidores y, a lo sumo, técnicos sin corazón. Una educación que capacite como profesionales al tiempo que construye como personas, que armonice lo individual con lo colectivo, es la mejor aportación salesiana al progreso social contemporáneo y a la construcción de un mundo de justicia y paz. P: ¿Qué aspectos, a tu juicio, deberíamos potenciar más, los salesianos, en relación con la educación y evangelización de los jóvenes, mirando a Don Bosco? R: Tengo siempre muy presente la Carta de Roma de 1884. Por muy complejas que sean las estructuras, por pocos salesianos que haya para animarlas, una casa salesiana deja de serlo si no hay proximidad, alegría o confianza. Se despersonaliza y deshumaniza. La espiritualidad salesiana se encarna en la figura del educador, sea en un ambiente escolar, parroquial, social o de tiempo libre. Los procesos educativos son fecundos cuando se hace presente en el día a día, cree que en todos hay algo de positivo y sabe insuflar razones para la esperanza.

R: Ahí hay una gran labor pendiente. Don Bosco consideraba a sus antiguos alumnos los frutos más preciados del Oratorio. Les sentía como un apoyo en la sociedad civil y, aún más, como instrumentos educativos y evangelizadores en ese mundo exterior al Oratorio, partiendo de vínculos fraternos entre ellos. El movimiento de Antiguos Alumnos de Don Bosco debe ser capaz de crear, con base en la casa salesiana pero aspirando a trabajar fuera de ella, comunidades de personas que, conscientes de los valores recibidos en la educación salesiana, continúan apoyando las obras salesianas y viven esos valores en su entorno más inmediato. Transformar la nostalgia en compromiso es el gran reto. El reencuentro debe ser el punto de partida, no la finalidad de una asociación. P: Cuando hablamos de espíritu, estilo, carisma, salesiano, es fácil aplicarlo al ámbito educativo, a las comunidades religiosas, pero, ¿y a las familias? R: La familia, como primer entorno educativo, es un espacio prioritario para encarnar el carisma salesiano. Hay que ayudar a transformar las casas en hogares. Una familia es mucho más que un grupo de personas que coexisten bajo un mismo techo. Aceptarse, compartir o ayudarse son acciones básicas que encuentran en el estilo de Don Bosco un motor único. La casa familiar y la casa salesiana son modelos que se retroalimentan.

…………………… P: ¿Qué aspectos de la vida, espiritualidad, te parecen que pueden ser ejemplo, modelo, para un Antiguo Alumno?

i Fco. Javier Valiente

Febrero de 2014 • BS • 33


Familia Agradecida • Nos precedieron

Familia agradecida Madrid • Gracias a María Auxiliadora por su eficaz ayuda. Envío un donativo (Mª del Carmen Toledo).

Madrid • En agradecimiento a María Auxiliadora y a san Juan Bosco por las gracias recibidas, envío un donativo al Boletín Salesiano (Felipe Martín). Ginebra (Suiza) • Damos gracias a María Auxiliadora por todos los favores recibidos y seguimos pidiendo su protección para toda la familia. Enviamos un donativo (Familia Baltar). Ourense • Agradecida por los favores recibidos de María Auxiliadora, envío un donativo al Boletín Salesiano (Pilar Márquez). Valencia • Gracias a María Auxiliadora por su ayuda constante en mi vida. Agradecida a los favores recibidos, envío un donativo (Luisa Fernández). Quinto (Zaragoza) • En agradecimiento a María Auxiliadora y san Juan Bosco. Por varios favores recibidos, damos gracias y enviamos un donativo para las obras salesianas, y pedimos nos protejan siempre que acudamos a Dios y a ellos (Familia Moreno de la Cruz). Toledo • En agradecimiento por una gracia recibida por la intercesión de María Auxiliadora, enviamos un donativo al Boletín Salesiano (J. M. S.).

De primavera al otoño Santiago Martínez Álvarez, sacerdote salesiano, es un fecundo poeta afincado actualmente en Ciudad Real y, desde 1987, pertenece al grupo literario Guadiana de la capital manchega. Entre sus últimos libros de versos publicados se cuentan: Canciones sobre la arena, Semillas de eternidad, Luz y cristal, A, con, por y para María, Amor y humor y vida. Todos ellos forman parte de la colección Rimas de vida y esperanza. La antología que presentamos en este recuadro hace el número VIII. De primavera al otoño es una amplia antología en la que resalta la belleza del lenguaje poético, la lucidez del sentido pedagógico salesiano y, sobre todo, la dimensión trascendente y religiosa que bulle en sus imágenes y metáforas a través de la hermosura de las flores, el rocío de la mañana o el fluir de las nubes en el cielo azul. De manera muy didáctica, el poeta estructura este octavo volumen de sus Rimas de vida y esperanza en tres partes. La primera corresponde a la primavera y recoge poemas festivos, alegres, cordiales, versos de la primavera de la larga vida del autor que recuerda momentos de una vida llena, fecunda y agradecida. La segunda revive y rememora aires misioneros: poemas que, como sementera de un verano sin término, el poeta lanza al viento y publica en la revista “Juventud Misionera”, sin saber quien recoja, dejando que la brisa se lleve la siembra. La tercera se presenta como una continuación de su anterior poemario: Amor y humor y vida. Condensa la rica experiencia del octogenario poeta que contempla cómo “el árbol de mi vida va quedando limpio, gallardo, sin adorno alguno”, cómo desparecen las flores y las ilusiones se tornan voladoras, ofreciendo al viento y al sol su corteza rosa. Y cansado de mirar hacia la tierra, se abre a la bondad, la ternura y la misericordia de Dios. A través de este conjunto de versos y rezos, el poeta, rejuvenecido en un otoño florecido, logra transmitir una nueva visión de la vida, del amor y del dolor, del tiempo y la esperanza, del hombre y de Dios.

i Eugenio Alburquerque Frutos

34 • BS • Febrero de 2014


Becas

Becas • FEBRERO de 2014 Estas becas son la aportación económica que personas o colectivos hacen a cada inspectoría para la promoción de vocaciones salesianas. Aquí cada mes aparece el listado de becas de varias inspectorías por orden alfabético, solo las que se han incrementado desde enero de 2010, en negrita están las entregas que se han realizado durante el último mes en cada inspectoría.

Inspectoría de Sevilla • Alcalá «Sacerdotal Bodas Oro Don Julián Gómez Bares». Total: 13.826 € • Algeciras «Sacerdotal Don Venerando Conde Araujo». Total: 5.813,33 € • Antequera 3ª «Don Francisco Acuña». Total: 14.005 € • Beca Sacerdotal AA.AA. - Hermandades Salesianas. Total: 11.446 € • Burguillos (Sevilla). Beca Sacerdotal Bodas de Plata Ntra. Sra. del Rosario. Total: 3.400 € • Beca Sacerdotal «Don Siro Vázquez». Total: 3.070 € • Cádiz «Sacerdotal Don Manuel Caballero Gallego». Total: 1.500 € • Cádiz «Bodas de Diamante Don Miguel Rodríguez Rumbao». Total: 7.831,32 €

• Cádiz Misionera «D. Gregorio Calama Bares». Total: 3.000 € • Capillas MªAuxiliadora Hornachuelos. Total: 9.612,70 € • Chiclana «Bodas de Oro Sacerdotales Don José Caño». Total: 4.395 €

• Córdoba «Sacerdotal F. Moyano Flores». Total: 47.600 €

• Córdoba ADMAS Sur «Don Manuel Collado». Total: 6.702€

• Córdoba ADMAS San Francisco de Sales. Total: 2.262 € • Córdoba AA.AA. Total: 1.600 € • Granada «Togo: Don Ángel Mateos AA.AA.» Total: 9.107 €

• La Cuesta ADMA. Total: 2.505 € • La Orotava «V. Misionera Eugenio Hernández A.A.» Total: 16.760 €

• La Orotava «Sacerdotal Evaristo Rodríguez Ferreiro». Total: 6.515 €

• Las Palmas «Sacerdotal R.S.C.». Total: 4.361 €

• Las Palmas «Beca María Auxiliadora». Total: 6.000 € • Las Palmas «Beca Bodas Diamante Don Guillermo Navarro». Total: 8.000 €

• Linares ADMA. Total: 13.053 € • Mérida «Bodas de Oro Sacerdotales Don Silverio Barreña». Total: 59.468,06 €

• Misionera «Manuel Ruiz Guerrero». Total: 15.125 € • Misionera «Bodas de Oro Sacerdotales Don Guillermo González». Total: 2.250 €

• Misionera «Serafín García». Total: 13.871 €

• Morón «Bodas de Oro Sacerdotales Don Honorio Larena». Total: 2.744 €

• Palma del Río ADMA.Total: 6.003 € • Pozoblanco 2ª «Familia Salesiana». Total: 9.935 €

• Pozoblanco 2ª «Togo: Don Fausto Hernández». Total: 6.001 € • Pozoblanco 3ª «Togo: Grupo Misionero». Total: 10.450 € • Rota «Don Manuel Jiménez Carrasco». Total: 7.072 € • Sevilla «Sacerdotal Luis Valpuesta Cortés». Total: 9.167,69 € • Sevilla-Triana «Beca Misionera Francisco Vázquez». Total: 2.000 € • Sevilla-Triana «Sacerdotal Bodas de Diamante Don José Manuel Martín M.» Total: 18.280 €

• Sevilla-Trinidad «Sacerdotal Don Rafael Mata Barreña». Total: 3.070 €

• Sevilla-Trinidad «Sacerdotal Bodas de Oro Don Antonio Rodríguez Jiménez». Total: 1.560 € • Utrera «Sacerdotal Bodas de Diamante Don Antonio Martín Notario». Total: 26.432,39 € • Utrera «Sacerdotal Don Antonio Mejías Vallejo». Total: 5.065 €

Inspectoría de Valencia • Malí - ADMA Inspectorial. Total: 31.879,90 €

• Malí - ADMA Alpartir.Total: 2.927 € • Malí - Misonera Carlos Llobet. Nueva entrega: 1.000 €. Total: 19.904 €

• Campello «Fernando Ferrándiz». Nueva entrega: 200 €. Total: 9.984 €

• Touba Malí - ADMA Campello. Nueva entrega: 300 €. Total: 5.214 €

• Misionera «Don David Churio». Nueva entrega: 200 €. Total: 7.352 €

• Misionera «Don Adolfo Rodríguez - ADMA La Almunia». Total: 6.750 €

• Alicante Mª Auxiliadora ADMA. Misionera «Don Jesús Díaz Pais». Total: 5.600 €

• Misionera «Daniel Lluch». Total: 5.107,07 €

• Burriana ADMA. Misionera. Total: 5.000 €

• Zaragoza-Escuela de Madres «Pro-Malí». Total: 5.701,19 € • Zaragoza - ADMA «Pro-Malí». Total: 11.091 €

• «Vicente y Lolita». Nueva entrega: 150 €. Total: 14.712 €

• Malí -Terapia Show (Teatro Salesianos Zaragoza). Total: 1.305 € Febrero de 2014 • BS • 35


10 CRITERIOS DE DON BOSCO PARA EDUCAR HOY A LOS HIJOS. P.V.P. 1,90 € Muchos padres y madres eligen algún centro educativo animado por miembros de la Familia Salesiana. Estos son los primeros destinatarios del presente folleto. Aquí se recogen 10 criterios inspirados en la pedagogía que Don Bosco utilizó en la formación de los jóvenes que llegaban al Oratorio de Valdocco.

10 CRITERIOS DE DON BOSCO PARA EDUCAR HOY A LOS ALUMNOS. P.V.P. 1,90 € Los primeros responsables de la educación son los padres, pero los profesores somos también educadores. Reducir el trabajo escolar a pura instrucción es un error. Lo importante no es el contenido de la enseñanza; lo esencial es la personalidad del alumno. Ser buenos profesionales es fundamental, pero reducir nuestro trabajo a mera profesionalidad o instrucción es devaluar la vocación de educadores. De la experiencia educativa de Don Bosco, educador que supo llegar al corazón de los jóvenes, se ofrecen 10 criterios concisos para educar a los alumnos.

10 CRITERIOS DE DON BOSCO PARA SER POSITIVO. P.V.P. 2 € Se trata de reflexiones sobre frases y expresiones frecuentes de Don Bosco a sus muchachos o a sus salesianos invitándonos a ser positivos en nuestro ser y trato con los demás, sobre todo si somos educadores. Una invitación a captar los valores y dejar de lamentarnos tanto aprovechando lo mucho de bueno que hay en nuestro mundo actual, especialmente en el de los jóvenes, basándonos en la experiencia educativa de Don Bosco.

10 CRITERIOS DE DON BOSCO PARA DESARROLLAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL. P.V.P. 2,30 € La dimensión emotiva de las personas y la importancia de la razón, así como la convivencia armónica de ambas es un tema que a todos nos tiene que interesar por la importancia que tienen en la vida de las personas. En ellas, por otra parte, está la base de la educación. En este breve opúsculo se resumen en diez criterios las afinidades de la experiencia pedagógica de Don Bosco con lo que hoy conocemos como inteligencia emocional.

10 CRITERIOS DE DON BOSCO PARA VIVIR LA ESPIRITUALIDAD SALESIANA. P.V.P. 2,30 €

Novedad

La palabra espiritualidad es un término equívoco. Algunos la asocian con dualismo de la filosofía griega: cuerpo-alma. Esto es negativo ya que este planteamiento excluye todo lo que hace referencia al cuerpo. Espiritualidad para los cristianos viene de Espíritu Santo. Él ilumina, en nuestro caso a Don Bosco, sobre los valores que debe resaltar del Evangelio. Surge así la espiritualidad salesiana. La resumimos en 10 criterios que Don Bosco subrayó. Este folleto es para todos aquellos que vivimos la espiritualidad salesiana. En el trabajo que realizamos es necesario encarnar estos rasgos para ser fieles al carisma salesiano.

EDITORIAL CCS • u Calle Alcalá 166. 28028 Madrid • q 91 725 20 00 • t 91 726 25 70 • vsei@editorialccs.com • w www.editorialccs.com

Boletín Salesiano Febrero 2014  

Revista de la Familia Salesiana en España.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you