Page 1

Edición No. 31 Año No. 14 2era. Quincena de Junio 2006 e:.v:.

La Primera Revista Masónica del Perú para el Mundo de Lengua Española y Portuguesas


Carta del Editor

FENIX El medio periodístico masónico que promueve, impulsa e informa sobre la masonería de la Republica del Perú

11 de Junio de 1998 e:.v:.

Cuando los Usurpadores hicieron del odio su bandera de lucha con la R:.L:.S:. Fénix No.137 Lima, 24 de Junio del 2006 e:.v:. Estimado H:. Rodríguez

Publicación Quincenal exclusiva para masones

De todas las obediencias sin distinción que crean en la unidad y verdadera fraternidad de la Francmasonería Universal. Presidente Editora Masónica Fénix M:.R:.H:. Julio Carlos Pacheco Girón Director Fundador : R:.H:. Juan Carlos Ríos García (†) Ort::. Etr::. Publisher : Q:. H:. Juan Orrego Consejo Editorial FENIX: R:. H:. Julio Muñoz R:. H:. Sabino Moreyra Q:.H:. Walter Ramirez R:.H:. Francisco Llerena Buccolini Fuente de Noticias Regionales: Región 1: Chile, Bolivia, Argentina, Paraguay y Uruguay: R:.H:. Benjamín Sosa Q:.H:. Sergio Conroy Romero Región 2: Brasil. G:.L:.U:.S:.A:. Región 3: México R:.H:. Sergio Morales Nova Región 4: Estados Unidos y Canadá New York: I:.P;.H:. Dante Novoa, V:.H:. Rafael Vásquez y V:.H:. Víctor Salazar. Miami: M:.R:.H:. Arturo Rivera del Piélago Nevada: I:.P:.H:. Víctor Serna Minesota: V:.H:. Antonio Palomo — Lamarca Región 5: Unión Europea: I:.P:.H:. Amando Hurtado Región 7: PERU

• • • •

Norte Perú:. R:.H:. Fernando Valdivieso Sur Perú: Francmasonería.net Centro Perú: Gran Logia del Centro. Lima: R:.L:.S:. Fénix 137 — Gran Logia Constitucional del Perú.

Arte: ORREGO wmb Int. Artículos, comentarios y suscripciones : Jr. Paraguay No. 400—Lima Email: fénix_137@yahoo.com Teléfono: 4231887 © FENIX 1991—2005 * Revista Masónica del PERU

Primero mi mas respetuoso saludo. Os escribo señor RODRIGUEZ, dado que Vd. al desconocer algunos hechos históricos de la masonería peruana, vuelve a cometer un grave error, el de parcializarse con una situación que no creamos nosotros. La Benemérita y R:.L:.S:. Fénix No. 137 esta inscrita en los Registros Publica de Lima y del Callao con el No. 2311087426 con fecha 30 de Marzo de 1999 e:.v:. y su V:.M:. Actual y en ejercicio es el R:.H:. Sabino Moreyra Orozco para el periodo 2006 - 2007 elegido masonicamente, lo cual, puede Vd. constatar en nuestra pagina web oficial. Ahora bien, desconozco el grado que posee y cuantos tenéis en la masonería dogmática del Perú, en lo personal nunca he escrito lo que me han contado, sino por lo que he vivido y este servidor vivió en carne propia los hechos de 1998 e:.v:. yo estuve hace 8 años, un 11 de junio de 1998 e:.v:. a las 7.00 p.m., en el Templo de Lima, en dicha nefasta fecha y hora, los usurpadores del Gran Mallete Regulador de la Gran Logia del Perú, interrumpieron la paz y armonía en que veníamos trabajando los humildes obreros de la R:.L:.S:. Fénix No. 137, clausurando de manera arbitraria e ilegal las puertas de nuestro taller y prohibiéndonos realizar nuestros trabajos masónicos en el tercer piso del local sito en Jr. Washington en el Cercado de Lima, en el cual veníamos trabajando desde el 27 de marzo de 1981 e:.v:. Lo cual esta sustentado en la Carta Notarial No. 832 de fecha 13.06.98 dirigida al señor Luis Masalias y reiteradas en Carta Notarial del 22.06.98, "... los mandiles y collarines del cuadro lógico fueron guardados en nuestra secretaria, por el Q:.H:. Juan Orrego, el día 11 de junio de 1998, por la tarde, oportunidad en que personas ajenas a la membresía, procedieron a ponerle sobre el candado existen otro candado, consumándose en ese instante el acto usurpador y violento de impedir nuestro acceso a dicho ambiente, vulnerándose así la autonomía de la R:.L:.S;. Fenix No. 137". La mentira llego a niveles nunca antes visto en la masonería del Perú, acusando a nuestros HH:. mayores de varios delitos irracionales e inexistentes dentro de la jurisprudencia masónica. Es por ello que el día 15 de Junio en la casa del R:.H:. Juan Carlos Ríos García, que hoy descansa en el Oriente Eterno, se tomo la desición masónica que cambiara y sellaría nuestro destino. En aquella noche, trece masones hombres libres y de bien de la R:.L:.S:. Fénix No. 137 aceptamos que nuestro destino era el exilio, antes de aceptar traicionar las leyes masónicas,

nuestro juramento al ARA y claro esta los Antiguos Linderos. Los Trece ilustres RR:. y QQ:. HH:. de la R:.L:.S:. Fénix No. 137 - Miembros históricos de 1998 del Taller: 01. R:.H:. Julio Muñoz Mosquera(Fundador) 1er. V:.M:. 02. R:.H:. Julio Carlos Pacheco(Fundador) 03. R:.H:. Sabino Moreyra Orozco. 04. R:.H:. Juan Carlos García Ríos(Ort. Eter:.) 1er. V:.M:. iniciado en la Logia 05. R:.H:. Jaime Díaz Vidal 06. Q:.H:. Luis Navarro Urbina 07. Q:.H:. Walter Ramírez Riofrío 08. Q:.H:. Jesús Ramírez Riofrío 09. Q:.H:. Juan Casanova Guillen(Ort. Eter:.) 10. Q:.H:. Juan Orrego Sevilla 11. Q:.H:. Julio Carlos Cisneros López 12. Q:.H:. Guillermo Alvarado Mariluz 13. Q:.H:. Oscar Vidal García Entienda H:. RODRIGUEZ, nuestro único pecado masónico en esa época fue respaldar abierta y totalmente la elección del M:.R:.H:. RICARDO NORIEGA SALAVERRY, como Gran Maestro de la G:.L:.P:., electo por del pueblo masónico, el 22 de febrero de 1998 e:.v:. nuestra posición dura no gusto a los señores que usurpan CORPAC el 25 de marzo de ese mismo ano, como dijo en ese tiempo el R:.H:. Fundador de la Logia, Julio Muñoz Mosquera que era V:.M:. Instalador de la V:.C:. de VV:.MM:.II:. Antonio Arenas Merino, "... Toda reunión masónica, esta basada en los Linderos, y el desconocimiento intencional u ocasional de solamente uno de ellos, INVALIDA TODA CONSECUENCIA MASONICA. A.G. Mackey, dice al respecto: Las leyes de los Medos y de los Persas, no puede sufrir cambios" y eso es lo olvidaron los usurpadores, de ahí su error y falacia histórica dado que verdadera REGULARIDAD en francmasonería deviene de la TRADICION fielmente transmitida y JAMAS DE LOS FALLOS DE UN JUEZ. Aunque no lo entiendan los francmasones: jóvenes o mayores, ilustrados o ignorantes, honestos o sarracenos, es que desde que la Gran Logia del Perú fue gobernada por un curador(el señor MASALIAS, el cual es considerado G:.M:. para los de Corpac) nombrado por el Poder Judicial, PERDIO SU TRADICION. Ningún cuerpo francmasónico en el Perú puede aducir genuinidad si esta ha sido emanada de una corte o tribunal profano. Fueron ellos y no nosotros, los que rompieron la tradición y por ello os reitero, ellos los que están en Corpac que como pavos se exhiben como luces de la francmasonería pisotearon de muerte y de manera vil el Cuarto Lindero de la francmasonería histórica, y ante esa realidad nosotros no podríamos aceptar ni ser parte de esa irregularidad.

Sigue en la pagina 4 PAG. 02


Documento por Por Q:.H:. Antenor Orrego Espinoza (1892-1960)

EL MILAGRO ESTÉTICO En ninguna raza como en la negra, el cuerpo es la traducción más cercana del alma, de la psiquis interna, de la estructura emocional, pasional y sensitiva del hombre. En ella el ritmo interior se hace línea ondulante y gallarda; se hace masa plástica y viva en la elegancia de la cabeza, en el esguince airoso del torso, en la melodía columnaria de los brazos y de las piernas; se hace color en el juego múltiple y complejo de la luz, que envuelve y fluidaza el cuerpo, que le torna cambiante y flexible, elástico y dúctil, imprimiéndole el sello supremo de la gracia. La línea y el color trasmutados al piano de la música, se hacen vibración, se hacen nota, se hacen canto, ese grito interior del alma que se esparce hacia los cielos como florescencia melódica del sonido. Ortega y Gasset ha dicho, con penetrante inteligencia, que en el español el alma esta mas ligada al cuerpo que en las otras razas europeas y que a ello se debe que este tenga una mayor impregnación de vida, que sea mas fluyente y armónico, y que no haya en el esa dislocación, esa quiebra, ese desgarbo corporal que se observa, con frecuencia, en las razas del norte. Y ello es cierto por la cantidad de sangre africana o árabe que hay en el pueblo ibérico. No en balde los franceses piensan que Europa acaba en los Pirineos. Y lo que se dice de España puede afirmarse, en mayor o menor grado, de todos los pueblos meridionales o mediterráneos cuyas aristas litorales se rozan con las aristas africanas. La estética en los otros pueblos es una proyección objetiva del alma en la obra. Tiene una realización periférica y externa que, luego, se torna estática porque se ha desprendido de su centre vital hacia fuera. Es la realización estética hecha para la contemplación y el goce fuera del hombre mismo. Es el valor estético congelado, fijado en un limite intrasmontable, en el limite que le fijo el poder creativo del artista. Es la belleza pasiva y sin iniciativa ya para superarse, para transformarse, para seguir creándose y viviendo en cada instante. En las otras razas la estética es literatura, es pintura, es escultura, es arquitectura, es música. Siempre una obra técnica que se desplaza fuera de si, pero no el hombre mismo que se fluidaza en su cuerpo y en su alma, incesantemente, a cada paso, en una perenne improvisación creadora. La obra estética del negro es su ser mismo que no se desplaza jamás de su centra vital y que vive perpetuamente, vibra y se construye en todos los instantes, se expresa movilizándose siempre al porvenir. Es un presente eterno que no muere porque esta ubicado entre el «acaba de ser» y el «no es ya», para ser, luego, otra cosa distinta y viva, impregnada de expresión, y, por tanto, de belleza. Por eso el arte supremo del negro es la danza y el canto, ambas formas estéticas que no pueden cumplirse sino con el concurso del cuerpo, como que surgen de sus tejidos y de sus células mismas. La danza que es ritmo haciéndose línea y movimiento, tornándose en armonía plástica, trasmutándose en color y en luz, realizándose viva en el espació, trocándose en nota musical, en sonido melódico. Notas, línea, plasticidad, movimiento, color, luz: he aquí la gama estética del negro a tra-

vés de su cuerpo, instrumento dúctil y vibrátil, como la cuerda de una lira. Es la raza que realiza en plenitud el milagro estético por excelencia. La plasticidad estatuaria de su cuerpo resurge de la entraña misma de la Vida y muestra como puede llegar a ser el cuerpo del hombre un instrumento armónico, dócil y dúctil a las más profundas irradiaciones del Espíritu. BAJO EL SIGNO DE VENUS La pura terrenidad biológica, la estructura pasional y sensible del hombre, en el negro ha logrado equilibrarse, de tal suerte, que ha llegado a construir una ecuación estética, una expresión de belleza. La libido primitiva, ha encontrado una formula en que los diversos elementos de la existencia animal se han trabado armónicamente, se han hecho equidistantes y orgánicos, han hallado una conformación equilátera y concordante. Gracias a esta maravillosa coordinación biológica, reverbera en la parte física y esta, a su vez, es la fulguración de aquella. Si el indio peruano vivió en su terrenidad biológica bajo el signo de la Pacha-Mama, la terrenidad del africano ha vivido bajo el signo de la Venus griega, la Venus Afrodita, en su encarnación de ébano y dentro de la atmósfera caliginosa y ardiente del trópico. Ha elevado la terrenidad a su máxima expresión estética. Raza procreante, pero, armoniosa y bella; raza de una lujuria potente, pero, de una lujuria que se toma melodía y canto. Cuerpo troquelado en las selvas ubérrimas del África y que se ha plasmado, a lo largo de los siglos, envuelto y penetrado por los efluvios de la tierra canicular. El Sol vertical se ha infiltrado en sus tejidos, los ha hecho elásticos y flexibles; tejidos cenitales que se despliegan reverberantes en su modalidad expresiva. Raza en que la forma lo es todo, porque como en ninguna otra, la forma humana es alma. El negro no comprende el mundo por abstracción sino como realización concreta y tangible. Para el, el espíritu es materia, tanto como la materia es espíritu. Hasta sus concepciones trascendentes están penetradas de vida y encerradas y realizadas en una forma. El mundo es una vasta coordinación de formas que revelan su sentido último. No existe el espíritu independiente, abstraído, desplazado y proyectado fuera del mundo. Hasta sus dioses mismos son dioses concretos, percibibles al tacto y a los sentidos ordinarios. El africano es de un agudo sentido realista y trascendido de vida por todos sus lados. Sus «Tabú» y sus «tótem», si bien provistos de formidables potencias mágicas son, eminentemente, formas actuantes que operan tangiblemente, como con la mano. El negro ha vivido bajo el signo de Venus, la diosa del amor y de la belleza porque es la diosa de la forma. La Verdad para el negro es la Belleza, y el mundo es solo verdadero y tiene un sentido porque es bello. Donde hay una dislocación y una quiebra no hay Vida para el, porque la Vida es concordancia, es armonía, es ritmo que se actualiza y se hace plástico en una forma.

Pase a la pagina 6 .

PAG. 03


Carta del Editor

Viene en la pagina 2 Os reitero señor RODRIGUEZ fuimos perseguidos, insultados y hay están las Cartas del señor Masalias en Junio de 1998 e:.v:. y otros documentos que guardamos para un mejor momento, nunca se nos dio la oportunidad de la replica masónica(hace pocas semanas vimos y leímos las palabras mediocres llenas de odio y resentimiento malsano de señor Tulio Manrique en contra de nuestro R:.H:. Fundador, Julio Muñoz Mosquera) y Vd. sigue el mismo ejemplo, que triste su actitud, no cabe duda que todo sigue igual en la G:.L:., ayer y hoy los HH:. de la diversas logias adscritas a COPRPAC, nos dieron la espalda, aquí debo rescatar la posición masónica de varias Logias del Callao, de Trujillo, de Arequipa, pero eso no evito el odio del Curador señor MASALIAS y sus huestes contra la R:.L:.S:. Fénix No. 137, pero hemos sido terquecos y nuestra lealtad pudo más, hay están para el recuerdo las sabias palabras del R:.H:. Juan Carlos Ríos García "... las únicas armas que los masones sabemos usar, la palabra y la pluma... arrojemos aquellos que se decían hermanos a los lugares mas lejanos, donde por su actitud negativa y desconocimiento, ocuparon el lugar designado en la oscuridad para los ciegos de corazón" y el R:.H:. Julio Muñoz Mosquera, "... la máxima fraternal de la R:.L:.S:. Fénix es: SER MAS LOGIA QUE UNA LOGIA MAS, por ser UNICA, LEAL y CONSTITUCIONAL; justa, perfecta y regular, dado que ha demostrado una vez mas su celo por los verdaderos principios de la orden...". Por eso, H:. RODRIGUEZ, la R:.L:.S:. Fénix 137, Leal, Única, Constitucional del Vall:. de Lima, Ort:. del PERÚ, mantiene una posición conocida y de abierta discrepancia masónica con aquellos HH:. que hoy conducen la Logia de Corpac. Y lo reitero porque así lo explico a las nuevas generaciones de HH:. aprendices, como parte de la transmisión histórica que deben tener presente para entender ¿quienes somos? y ¿que somos? que, so pretexto de establecer el orden en la augusta orden en 1998 e:.v:., infringieron en un primer momento la felonía de olvidar que existía la justicia masónica como fuero para exponer sus discrepancias. Ellos, DELGADO(irradiado el Enero de 1998), CASSINAS(irradiado en Enero de 1998), BAQUERIZO(Irradiado en Enero de 1998), CORNEJO y otros prefirieron la justicia profana del país que nos acoge, transgrediendo ELLOS los Antiguos Linderos que son la pieza angular de los masones regulares en cualquier parte del mundo. Durante estos 8 anos de varias formas y estilos estos HH:. apoyados por elementos como Vd.. han mentido y siguen mentido a sus miembros sobre la actitud de esta Logia y de sus trece miembros, por su posición principista al concepto masónico histórico, creyeron que al clausurar nuestra secretaria en el Templo de Washington en Junio 11 de 1998 e:.v:., mandarnos a reorganización y acallar nuestras voces, imponiendo la división del taller, persiguiendo nuestro trabajo masónico en los Templos de los Halcones (en cual hicimos un lindo trabajo masónico mi recuerdo al H:. Jorge Díaz Isasi) luego en el Templo del Callao y claro expulsándonos como parias, por pseudos delitos, si se le puede llamar delito a ello, nosotros QQ:.HH:. solo defendimos la verdad y esa verdad era la legalidad del fuero masónico. Por los antecedentes mencionados, la R:.L:.S:. Fénix No. 137, teniendo al G:.A:.D:.U:. y los Antiguos Linderos Masónicos,

como fuente de fe e inspiración continua, nos mantenemos unidos fuertes, agrandando nuestros deseos de libertad, justicia, e igualdad, por los que propiciamos la regionalización masónica con nuevos grandes orientes recuerde que existen ya Gran Logia de Norte, La Gran Logia del Centro, La Gran Logia Austral, La Gran Logia del Sur, La Gran Logia Oriental, La Gran Logia Occidental (reconocida por la Gran Logia Regular de Inglaterra) y pronto nacerá la Gran Logia Femenina del Perú. Por eso la R:.L:.S:. Fénix No. 137 en base de la experiencia y apoyo masónico de Francia y Estados Unidos formulo el levantamiento de columnas de una nueva y renovada Gran Logia que hemos de denominado Gran Logia Constitucional de AA:. LL:. y AA:. MM:. MM:. para la Republica del Perú el 24 de Junio del 2006 e:.v:.. Formada con hombres libres y de bien que no traicionen los ideales masónicos, como aquellos que en 1998 e;.v:., lo hicieron solo para mantener un poder personal y de grupo que dista mucho de lo que es la masonería universal. Quiero antes de concluir, señor RODRIGUEZ señalarle que aunque nuestro camino no a sido fácil, tenemos la sensación que a sido muy fructífero hemos aprendido mucho mas de lo que no aprendimos en nuestros años de permanencia en la otra orilla o mejor dicho la G:.L:.P:.. Por eso los miembros de la Benemérita R:.L:.S:. Fénix No. 137 del éxodo y los nuevos HH:. podemos mirar fijamente a cualquier masón del mundo con honor, porque nunca aceptamos ser genuflexos al poder o las bajas pasiones que han reinado y seguirán reinando en algunos lugares de la masonería. Y así como los Caballeros Templarios en 1307 fueron perseguidos injustamente por un poder corrupto, su vos y sus luchas le hace estar mas vivos que hace 700 anos, nosotros los Caballeros Masones de Fénix que hemos sido seguido perseguido por otro poder corrupto, os decimos que hemos logrado trascender en el espacio, tiempo - histórico y no hemos permitido que el odio de la otra orilla nos destruya. Y así hoy 8 anos después, seguimos de pie y trabajando por la lograr desde una óptica moderna y liberal, que los conceptos masónicos de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad reine de verdad en el oriente del Perú y así poder dar una lección a las nuevas generaciones de masones que vendrán que un MASON sin honor es un paria. Y la Benemérita, Respetable Logia Simbólica Fénix No. 137 a cumplido con honor y altura el legado masónico que juro cumplir cuando el 27 de marzo de 1981 se instalo y comenzó a trabajar en el valle de Lima, Oriente del Perú. Quedo de Vd.. H:. RODRIGUEZ, con la verdad no ofendo, dado que a pasado tantos anos y porque quisiéramos mentir de algo que paso en 1998 e:.v:., pero también seria bueno preguntarles a los señores de CORPAC, porque Fénix fue la primera logia peruana intervenida en 1998 e:.v:., era necesario todo ese odio contra nosotros, que querían demostrar en 1998 con sus actos en contra de nosotros, era necesario mentir para votarnos, y porque nos siguen hasta hoy si solo somos una humilde logia que tratada con sus canteros hacer posible con sus quimeréales sueños masónicos, esa es la respuesta que solo Uds. lo saben, nosotros ya somos un ente diferente masonicamente hablando, con otra visión y misión histórica, FENIX somos nosotros y nadie mas lo que uds. poseen es un cuerpo inerte y decorativo solo para la vitrina de una falsa unidad que no posee el oriente del Perú, superen su propia intolerancia y seréis libres o sino quedara mostrado que somos parte viva de ese pasado vergonzante que iniciaron en 1998, que el G:.A:.D:.U:. os bendiga y proteja. La Revista masónica del Perú Fénix Edición No. 31 saldrá pronto con esta misma carta para el conocimiento de nuestros RR:. y QQ HH:. lectores. Seguiremos trabajando y mejorando para el beneplácito de la masonería en general, dogmática o adogmática de las Américas. Fraternalmente. Q:.H:.

Juan Orlando Orrego Sevilla Editor de la revista masónica Fénix Benemérita R:.L:.S:. Fénix No. 137 Maestro Masón

PAG. 04


Los posibles orígenes de la palabra francmasón Dejando de lado diversas derivaciones imaginativas podemos trazar la palabra masón al francés maçon (en latín matio o machio), "un edificador de muros" o "un labrador de piedras" (cf. del alemán Steinmetz, de metzen, "cortar"; y del holandés vrijmetselaar.

Frank S Land Fundador de la Orden DeMolay

La Orden DeMolay se fundó en 1919, en la Ciudad de Kansas, Missouri, por un hombre joven llamado Frank S. Land Él era un líder de su comunidad que, a la edad de 28 años, ya tenía una carrera comercial exitosa con una cadena de restaurantes detrás de él. El motivo principal que lo llevaría a fundar el movimiento DeMolay fue la Primera Guerra Mundial. En ese tiempo en la nación norteamericana surgió la pasión de traer la democracia al mundo. Cuando los Estados Unidos se unieron en la lucha contra el poder Alemán, todos los recurso humanos y materiales se entregaron en el esfuerzo de ganar la guerra. América no sólo sufrió la pérdida de hombres que se habían desplomado en la batalla, también perdió con ellos, muchas familias. Una respuesta positiva a esta situación crítica ocurrió con el desarrollo de muchas organizaciones caritativas. Frank S. Land fue seleccionado para actuar como el director del Alivio Masónico, que era una ayuda caritativa a familias de Masónes y tambien fue nombrado Director de Manejo del Rito Escocés para Francmasonería. Esta caridad vendría a ayudar cientos y cientos de familias. Cerca del final de la guerra, Land estuvo relacionado con problemas de muchachos que habían perdido a sus padres.

El término compuesto Francmasón se da por primera vez en 1375 -según un escrito, se da aun antes de 1155 -- y, contradiciendo a Gould se refiere principalmente a un masón (albañil) de gran habilidad, aunque más tarde también designó a aquel que disfrutaba de la libertad, o del privilegio de ser miembro de una cofradía del gremio. El primer significado normalmente deriva de libre albañil labrador de piedra, que era un albañil que esculpe con hacha o construye con piedra (ornamental) labrada en oposición a un albañil tosco (piedra no labrada). Esta deducción, aunque concuerde con el significado del término, pareció inaceptable a algunos eruditos. Así que Speth propuso interpretar la palabra francmasones como referente a aquellos masones que reivindicaban la exención de la autoridad de las cofradías locales en las ciudades donde temporalmente se establecían. De acuerdo con esta sugerencia el "Nuevo Diccionario Inglés de la Sociedad Filológica" (Oxford, 1898) favorisa la interpretación de francmasones como artesanos expertos, emancipados, según la práctica medieval, de las restricciones y del control de las cofradías locales, de tal manera que podían viajar y prestar servicios, dondequiera que cualquier gran edificio (catedral, etc.) estuviera siendo construido. Estos francmasones formaron un gremio universal para ellos mismos, con un sistema de señas secretas y contraseñas por las que un artesano, que había sido admitido por haber demostrado la competencia de su arte, podía ser reconocido. A la decadencia de a la arquitectura gótica este gremio fusionó con las cofradías de maso- Todo lo que yo necesito saber, lo aprendí del Arca de NOE … nes.

El Arca de Noe UNO.

Ulteriormente W. Begemann combatió la opinión de Speth como No pierdas el barco. completamente hipotética, diciendo que el termino francmasón deDOS signó originalmente a masones particularmente hábiles que trabajaRecuerda que todos estamos en el mismo barco. ban la piedra labrada, que eran necesarios durante la época de la TRES más espléndida evolución de la arquitectura gótica, y nada más. En Planea por adelantado. No Estaba lloviendo cuando NOE construyo la ley inglesa la palabra francmasón es mencionada por primera vez el ARCA. en 1495, mientras que "Frank-mason" se encuentra ya en una Acta CUATRO de 1444-1445. Más tarde, francmasón y masón se utilizaron como Mantente en buena salud. Cuando tengas 600 anos, alguien puede términos equivalentes. El significado moderno de Francmasonería decirte que hagas algo muy grande. con el que, desde aproximadamente 1750, la palabra ha sido univerCINCO No escuches a los críticos, simplemente sigue con el trabajo que salmente y exclusivamente conocida, data solamente de la constitunecesita ser hecho. ción de la Gran Logia de Inglaterra en 1717. En esta acepción, y SEIS según los rituales oficiales del gremio inglés, escocés, americano, Construye tu futuro en tierra alta. etc., la Francmasonería es más generalmente definida como: "Un SIETE peculiar [algunos dicen "particular" o "bello"] sistema de moralidad Por razones de seguridad, siempre viaja en pareja. disimulado en alegorías e ilustrado por símbolos". Mackey declara OCHO que la mejor definición de Francmasonería es: "Una ciencia comproLa velocidad no siempre es una ventaja. Los caracoles estaban a metida en la búsqueda de la verdad divina". La enciclopedia alemabordo junto con los chitas. na de Francmasonería, "Handbuch" define Francmasonería como "la NUEVE actividad de hombres estrechamente unidos que, empleando formas Cuando estes estresado, flota un rato. simbólicas tomadas principalmente del oficio de albañil y del trabajo DIEZ de arquitectura, trabajan por el bienestar de la humanidad, esforzánRecuerda, el ARCA fue construida por aficionados guiados por la dose moralmente para ennoblecerse ellos mismos y a los demás y mano de DIOS; el TITANIC por profesionales. así crear una liga universal de humanidad [Menschheitsbund], que ONCE ellos aspiran a exhibir aun ahora en pequeña escala". Las tres ediNo importa la tormenta, cuando estas con DIOS, siempre hay un arco ciones que este "Handbuch" (Manual Universal de Francmasonería) iris esperándote. ha tenido desde 1822 han sido declaradas por críticos Masones anglófonos como la más valiosa y mejor Enciclopedia Masónica nunMirthala Lozano Correa ca publicada.

PAG. 05


Viene de la Pag. 03

La hora en que zarpo Colon del Puerto de Palos hacia las Indias Occidentales, fue, también, la hora cósmica de la crucifixión del negro africano. Llegada fue la tercera hora de la agonía para el Cristo de ébano y encendida la hoguera en el ara del sacrificio. En esa hora debió estremecerse el alma colectiva de la raza con sobrecogimientos inauditos y pavorosos, alla en el Continente de los trópicos y cercada por sus selvas milenarias que parecían inaccesibles a las pisadas del blanco. Para el indio, fue la esclavitud y el aherrojamiento en su propio suelo; para el negro, la esclavitud y el aherrojamiento en el exilio. El buque negrero colmaba sus sentinas de abundante cosecha humana e hinchaba sus velámenes, rumbo a las Indias, donde trocaba su pesca con las riquezas de El Dorado fantástico. Galeras cargadas de gemidos y de angustias; trenos y lloros por la tierra amada que, cada vez, se alejaba, más y más, perdida en las brumas del horizonte. Nubiles doncellas que dejaban alía sus amores y sus hogares, niños adolescentes que apenas habían tenido tiempo para recoger en sus pupilas el esplendor de la luz africana. Era el éxodo de un pueblo hacia la esclavitud dentro de una sociedad regida y presidida por la cruz cristiana. Fue inmenso el sacrificio del negro, pero, fue, también, inmenso su aporte a la nueva progenie. Llevo lo que nadie podía llevar; el milagro vital de la estética, el milagro de su sangre destilada en el ritmo, en la armonía y en la gracia del mundo. El rindió en el seno prolífico de América, lo que le había costado milenios de trabajo en el plasma del hombre. El fue a poner esa floración maravillosa de su cuerpo y de su alma en el crisol ardiente del planeta que iba a fundir el metal humano de la nueva progenie. Y así, una vez mas, se cumplió el sacrificio de la terrenidad para la expresión del espíritu. Llego para el negro la tercera hora de la agonía, pero llego, también, para América, una categoría vital que ha de volver para el mundo en nuevas, superadas y esplendidas floraciones. Bajo el látigo inmisericorde del caporal que levantaba túrdigas dolorosas a cada golpe de la fusta, el milagro del torso armónico y vibrante se alzaba en los vastos campos de arroz o se perfilaba en los sembríos rumorosos de la caña de azúcar para notificar la presencia del África estética en la vasta obra humana que comenzaba. EL DESQUITE DEL AFRICA América inicio su vida nueva dentro de la algarabía y de la muchedumbre de todas las razas del planeta; bajo la babélica confusión de todas las lenguas y de todas las sangres. Las diversas filiaciones étnicas comenzaron a convivir bajo la fusta imperiosa y tiránica del blanco. Comenzaron a forjarse los pueblos, se roturaron los campos, se abrieron las selvas y los bosques, y se levantaron las ciudades. La obra de fusión, imperceptible, invisible casi a los ojos físicos, pero, segura, eficaz y cierta, también comenzó su grandiosa tarea cósmica de creación. El blanco no había aprendido a dominar su cuerpo, como el negro, hasta convertirlo en la expresión directa y fiel de su conformación síquica interna. Sobre todo, el blanco sajón y el francés que ocuparon Estados Unidos y el Canadá. Por eso, su cuerpo no podría trasladar íntegramente su alma, cuya modulación princi-

pal y más fina se quedo en Europa, pegada al claustro materno de la raza. El negro, en cambio, tenía una estructura síquica completamente individualizada y un vaso corporal que la contenía en integridad y en plenitud. Verdad que el alma del blanco era más compleja y, por ello, más difícil de encarnarla en su totalidad, pero, dentro de su ravel, la realización del negro era mucho más perfecta. Así se explica que el alma del negro se traslade a América junto con su cuerpo y que sea en Estados Unidos una realidad viviente de mayor potencia creativa que la del blanco. Así se explica, también, que el arte norteamericano denuncie, al primer golpe de vista, su filiación africana, y que en Cuba y algunos otros países de América Latina el acento negro haya llegado a traducirse, a veces, en expresiones poéticas verdaderamente profundas. La música norteamericana es casi por completo africana, música selvática y primitiva, música sincopada que refleja el contrapunto de la Naturaleza y el traumatismo sinfónico del Trópico. De hecho, la intimidad del norteamericano no tiene, por ahora, otra traducción que el ritmo del jazz y de los fox, ritmo sincopado y traumático, que carga en sus baterías la estridencia de las selvas. El norteamericano en el amor dice, con la gramática y con el léxico ingles: «I love you», «Give me a kiss», «I give you my heart», nombres, también, de algunos de sus fox mas populares; pero, el alma, la vibración interna, la acentuación intima que pone en sus palabras, es negra, africana: andolas, mozambiques, congos, ugandés... Y ese es el desquite del negro tras de varios siglos de crucifixión, desquite cósmico, como su sacrificio, desquite en el momento mismo en que los ku klux klanes consuman crímenes repugnantes e ignominiosos, y en que los restaurantes, los ferrocarriles y los hoteles, los teatros y las universidades se dividen en secciones de blancos y en secciones de negros. Solo su hermano de esclavitud y de dolor, el indio, comparte con el negro, la estructura, la conformación síquica de América. Pero, es porque el indio se quedo con su cuerpo y con su alma en su propia tierra. Y los dos ritmos son los únicos instrumentos y las únicas valoraciones acendradas de la América moderna. Ambos se destacan ya, hermanados en la tragedia, en la floración del tango. La melancolía y la nostalgia doliente del indio, junto con la lujuria triste y plástica del negro. Música que se habla y se articula como una frase en una oración gramatical, articulación lenta y cansada de angustia; o hablar que se musicaliza y se arrastra, se glisa y se enerva en el dolor y en la voluptuosidad de los sufrimientos y de la tragedia. Es el buen desquite del África. No el desquite brutal y torpe de la fuerza, sino aquel otro, mas sutil pero mas poderoso, de imponerle la modulación de su alma, de regalarle su riqueza expresiva para sus propios amores y decirle a su opresor y despreciador secular: te notifico que cuando estés ya en la capacidad y en el trance de crearte un arte propio, un arte tuyo que no se confunda con el europeo, tendrás que partir de mi y solo de mi. Y en verdad, no hay otra salida para América que partir del arte indio o partir del arte negro, porque el blanco fue incapaz de trasladar el alma de Europa, por falta de maduración y gravitación corporal y anímica —- …. —PAG. 06


Iniciación Masónica Cumplo hoy con la hermosa tradición de transmitiros las impresiones y vivencias de mi iniciación. He tardado, pero entiendo que ha debido ser así. De haber tenido que cumplir con este placentero compromiso días después de mi iniciación me hubiera resultado especialmente difícil y complicado. Los días y el paso del tiempo han permitido que en mi memoria y en mi razón se ordenaran recuerdos y sensaciones intensas.

Por: F. José Hornero

Artículo tomado de la Revista Masónica Acacia No. 14 a que mis primeros pasos, siendo torpes al adentrarse en lo desconocido, resultasen un poco más seguros. Mi temor a caer o tropezar desaparecía, poco a poco, al saber que no estaba solo y esta sensación no me abandonó en ningún momento. Os anticipo que a medida que las etapas de mi viaje se sucedían, comprendía que cada paso encontraba su justificación en el anterior y que toda mi ruta y la forma en la que se me invitaba a proseguir en ella obedecía a antiguas y poderosas razones y no era fruto del azar o el capricho.

Desde el instante en el que traspasé la puerta de embarque mis recuerdos no mantienen sensación física de espacio o tiempo. A pesar de todo, y por mucho que me Esa misma ausencia de sensación me ayudó a concentrarme en empeñe, creo que no seré capaz de mi empresa y a comprender con prontitud que la culminación del transmitiros con fidelidad la parte viaje dependía de mi resolución y que ella sería puesta a prueba. más especial, y para mí más impor- Llegados a este punto os diré que fueron severas voces las que tante, como fueron la percepción y inquirieron de mí respuestas alas más variadas cuestiones y fuelos sentimientos experimentados en aquellos momentos, porque ron esas mismas voces las que me invitaron a someterme a prueentiendo e imagino que, como para todos vosotros, resulta una bas que mi resolución aceptaba de buen agrado. Eran voces en vivencia única y, siendo igual, siempre diferente. Y son ese tipo las que detrás de su tono firme percibí el interés por mi persona. de vivencias las que quedan en la parte más íntima de nuestro corazón, de nuestra alma o de nuestra memoria y por ese mismo Mi desconcierto y dificultades iniciales se iban tornando en firmeza, de este modo las jornadas que motivo son las más difíciles de en un principio se me antojaran expresar. difíciles fueron haciéndose más Dicho lo cual, y aunque sea con accesibles gracias a una seguridad las dificultades ya apuntadas, quieque me transmitía el entorno y que ro haceros partícipes de algo muy yo mismo percibía como se asentaespecial para mí. Al hacerlo tengo ba en mi interior. De este modo he la sensación del viajero que, a su de contaros que esas mismas voregreso, comparte con sus amigos ces que en su primera impresión los recuerdos del viaje. Un viaje, encontré severas y adustas coal que se me invitó después de menzaban a revelarse con familiameditar sobre su valor y significado ridad y desprendían una afectiva y no sin mucho preguntarme por lo sensación de acogida. que habría al final del mismo; con esas íntimas dudas que todos albergamos acerca de lo que bus- Finalmente os diré que fui marcado y juramentado, símbolos que camos y el deseo de saber si encontraremos la recompensa de me agradaron especialmente y con los que me sentí llevado a tiempos lejanos en los que el pacto tenían un valor y significación su hallazgo. mucho más profunda y vital que la mera convención. Os diré que fue un viaje que voluntaria y deliberadamente acometí sin consultar rutas ni guías, por que quería descubrirlo con ojos Al final del viaje, una vez recobrada la plenitud de mis sentidos y limpios y nuevos. Decidido y sin miedo me dispuse a emprender- con un vivo sentimiento de pertenencia y compromiso, supe que lo, porque siempre he entendido que en la libertad no hay miedo comenzaba un nuevo viaje, que en esta ocasión no emprendería y libre me sentí al iniciarlo y libre fui en todo momento para aban- solo y para el que contaba con compañeros que entendían y compartían la necesidad que me había llevado hasta ellos. donarlo. He de deciros que al iniciarlo se me hizo saber, como intuí en mis Si después de haber escuchado las palabras con las que he orreflexiones previas, que necesitaría muy poco pertrecho y que, en denado mi relato habéis adivinado o todo caso, ese pertrecho, sin yo saberlo, ya venía conmigo. quizás encontrado Un viaje en el que no os puedo negar que sus preparativos me en ellas el sentiinquietaron, no comprendía la necesidad de que se me privara o miento y la huella se limitaran mis sentidos cuando una de mis más poderosas moti- que a todos nos deja vaciones al emprenderlo era ver y conocer. una experiencia Os contaré que esa inquietud pronto desapareció cuando en auxi- única, creedlo, porlio de mis mermados sentidos acudió una mano firme que ayudó que así fue, mis queridos hermanos.

!Se encuentran muchos hombres que hablan de libertad, pero se ven muy pocos cuya vida no se PAG. 06 haya consagrado, principalmente, a forjar cadenas.!


R:.H:.Antonio Campos Romay Gran Inspector de Relaciones Institucionales de la G:.L:.E:.

“No es política, es moral" Una hermosa frase pronunciada en los Valles de Madrid por el Muy Serenísimo Gran Maestre del Grande Oriente de Italia, "no es política, es moral" a mi entender muy ajustada da pie a una reflexión que puede ser de interés a luz de la preocupación dentro de la Fraternidad en relación a que en algunos casos la política como elemento menor pueda hacerse presente en nuestro trabajo disturbando alguno de nuestros mas queridos principios. Que lo político no siempre se da dentro de los límites de lo ético, es un hecho sobre el que nos ilustran las páginas de la historia universal. Por otro lado, desde la constatación del hombre como un animal político, el pensamiento humano ha elevado tal actividad a un lugar de privilegio dentro de sus restantes preocupaciones en el recorrido habido hasta nuestros días desde la Grecia clásica. Un hombre libre y de buenas costumbres, un hombre maduro y juicioso no puede sentirse ajeno a la "polis" y a participar de la responsabilidad de pensar los problemas que conlleva la vida en sociedad y su administración. La siguiente cuestión son las características de la relación entre moral y política y en la armonización entre ambas y el debate que puedan generar sin menoscabo de las indicaciones de nuestros antiguos Landmarks. Se trata de valorar la licitud masónica que implicaría el debate sobre el quehacer político sin fracturarlo de su horizonte moral. O sopesar como contrapartida el riesgo de abrir la puerta a efectos de políticas inspiradas en cánones falaces o sufrir los impulsos de gobernantes carentes de escrúpulos para usar sus medios para un fin político distante del bien común o del bien individual en un ejercicio abusivo del poder ó al servicio de una determinada idea nociva. Nada extraño en si mismo y que el siglo XX desgraciadamente nos ha permitido visualizar en mas de una ocasión. Platón nos muestra su tenaz defensa de la política realizada dentro del ámbito de lo ético. Subordinada a la ética como una vía efectiva para ejercer, no sólo una moral social sino también, una moral individual. En tal medida la política debe ser instrumento de la realización del bien y ejercer la moral social. Sin duda estaríamos ante una virtuosa práctica masónica. Sócrates complementa la política ética, haciendo constante llamados al dialogo, donde el fin ultimo no es la victoria individual sino la búsqueda de la Verdad a través de la reciproca refutación, y la amistosa aceptación de esta. Otra cualidad ciertamente bienamada por los francmasones. Cuando se abre en la Masonería la posibilidad de discutir sobre los principios morales que nos conducen al bien político o, a la fundamentación ética de la política es necesario evitar la confusión, cuando no el temor ultra ortodoxo de estar en un debate inadecuado, involucrándolo con la practica partidaria, o la encaminada al ejercicio desnudo del poder desde una atalaya determinada. Nuestra aproximación a la política como síntesis de sociabilidad humana, debe entenderse como encuentro con un segmento de la moral. Un aspecto que difícilmente puede ni en el pasado ni en el presente tener cualidad de antimasónica. Y menos aceptar admoniciones sobre el particular, si proceden de voces ajenas ó interesadas, que pretendan dictarnos fronteras o acotarnos espacios. La moral es una práctica, en sentido objetivo; es la aceptación tacita y expresa de normas no condicionadas y de un compromiso de procedimiento. No puede haber disputa entre la política, como aplicación de la doctrina del derecho, y la moral, que es la teoría de esa doctrina; no puede haber disputa entre la práctica y la teoría. Las dos tienen que ir completamente unidas. En consecuencia seria difícil hallar oposición entre la moral y la política. Puede existir, subjetivamente, por la tendencia utilitarista de los hombres. Ante ello es donde debemos los masones mantenernos en guardia y dominar la tentación presente en nosotros, so pretexto y argucia de la existencia de las flaquezas humanas. La política en mayúsculas no puede dar un paso sin ser testada previamente por la moral. La política, compleja en sí misma, acrecienta su dificultad al coaligarse con la moral, siendo esta finalmente la que salva la cuestión. El derecho de los hombres debe mantenerse como algo sagrado. En este punto no caben revisiones, no es posible improvisar un término medio entre derecho y beneficio, antesala de un derecho condicionado en la práctica. La política debe inclinarse ante el derecho, para poder

concebir la esperanza de que llegue el día en que brille limpia de mácula. El comportamiento moral en lo diverso, es la política. Es decir, la práctica de la convivencia ciudadana aupada en la tolerancia, en la aceptación y el conocimiento del otro. En reconocer su parte positiva y ser comprensivo ante el error. Moral son las costumbres aceptadas como bienhechoras y negociadas por la comunidad, no en calidad de verdades absolutas sino como elementos en proceso de construcción mediante la comparación, la discusión y la reciprocidad. No deja de tener interés para esta la reflexión una Nota Doctrinal que la Congregación para la Doctrina de la Fe, oído el parecer del Pontificio Consejo para los Laicos, publica relativa al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política y que dirige a los obispos de la Iglesia Católica, a los políticos católicos y a todos los fieles laicos llamados a la participación en la vida pública y política en las sociedades democráticas. "El compromiso del cristiano en el mundo, en dos mil años de historia, se ha expresado en diferentes modos. Uno de ellos ha sido el de la participación en la acción política: Los cristianos, afirmaba un escritor eclesiástico de los primeros siglos, «cumplen todos sus deberes de ciudadanos». La Iglesia venera entre sus Santos a numerosos hombres y mujeres que han servido a Dios a través de su generoso compromiso en las actividades políticas y de gobierno. Entre ellos, Santo Tomás Moro, proclamado Patrón de los Gobernantes y Políticos, que supo testimoniar hasta el martirio la «inalienable dignidad de la conciencia». Aunque sometido a diversas formas de presión psicológica, rechazó toda componenda, y sin abandonar «la constante fidelidad a la autoridad y a las instituciones» que lo distinguía, afirmó con su vida y su muerte que «el hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral»" "La vida en un sistema político democrático no podría desarrollarse provechosamente sin la activa, responsable y generosa participación de todos, «si bien con diversidad y complementariedad de formas, niveles, tareas y responsabilidades» Mediante el cumplimiento de los deberes civiles comunes, «de acuerdo con su conciencia en conformidad con los valores que son congruentes con ella, los fieles laicos desarrollan también sus tareas propias de animar el orden temporal, respetando su naturaleza y legítima autonomía cooperando con los demás, ciudadanos según la competencia específica y bajo la propia responsabilidad. Consecuencia de esta fundamental enseñanza del Concilio Vaticano II es que «los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la "política"; es decir, en la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común que comprende la promoción y defensa de bienes tales como el orden público y la paz, la libertad y la igualdad, el respeto de la vida humana y el ambiente, la justicia, la solidaridad, etc." El entramado civil de nuestras sociedades esta inmerso hoy dentro de un complejo proceso político, cultural y económico que reseñan sin la menor duda, el fin de un ciclo histórico y muestra la duda e inseguridad ante los horizontes novedosos. Hemos asistido a espectaculares transformaciones y conquistas de las que somos espectadores lo que nos permite comprobar el camino positivo que la humanidad ha realizado en su progreso y condiciones de vida y como consecuencia, su repercusión en las mejoras en la calidad de vida... No es tarea de la Masonería formular soluciones concretas – y menos todavía soluciones únicas – para cuestiones que corresponden al juicio libre y responsable de cada uno. Pero, cuando la acción política tiene que ver con principios morales que no admiten derogaciones, excepciones o compromiso alguno, es cuando el empeño de los masones debe hacerse presente avalado por el ejercicio de su responsabilidad. Ante estas exigencias éticas fundamentales e irrenunciables, los masones no pueden ser indiferentes. Deben saber que está en juego la esencia del orden moral, que concierne al bien integral de la persona.

Sigue en la Pagina 15 PAG. 08


Portal de la Masonería Mixta del Perú La Respetable Logia Fraternidad y Unión No. 50 Primero para señalar que somos una Logia mixta constituida por hombres y mujeres libres y de buenas costumbres, nos reunimos para trabajar nuestro perfeccionamiento en base a la filosofía y principios masónicos. El masón es una persona de honor, fiel a sus juramentos y respetuoso de las leyes de su país, es una persona que se respeta así mismo y a los demás, que esta presto a servir a sus semejantes. Un masón es una persona que valora el trabajo, tanto físico como intelectual, y que a través de su propio perfeccionamiento espera ayudar a construir un mundo más justo, fraterno y solidario. Asimismo en nombre de la Masonería Mixta Peruana tenemos el agrado de comunicarles e invitarles a visitar nuestra pagina web ubicada en el link: http://www.logiamixtaperufu50.com/ Y nuestro email para la correspondencia es: fraternidadyunion50@yahoo.com Saludos fraternos

V:.H:. Maria Jesus

El liderazgo masónico de Washington Por el V:.H:. Walter Intriago, NYC – Estados Unidos

©FENIX.

No se responsabiliza por las opiniones emitidas por los RR:.y QQ:. HH:. Columnistas y/o colaboradores. Tampoco se hace responsable por el origen o la devolución de trabajos escritos y fotográficos originales o no, que se publiquen o no. No nos responsabilizamos por errores de imprenta en el texto y en los espacios publicitarios. El Material a publicar debe llegar la 2da. y 4ta. Semana, siendo el interesado el único responsable por el origen y el contenido del mismo. Esta permitido la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación para uso masónico por expresa disposición de la Gran Logia Constitucional del Perú.

Un 17 de septiembre de 1787, el borrador de la Constitución americana fue aprobado y firmado por 39 de los 42 delegados presentes, después un 7 de diciembre y el 25 de junio del año siguiente, cada uno de los estados lo ratificó. El 4 de febrero de 1789, el Hno. Washington fue elegido primer presidente de EE.UU. El 18 de septiembre de 1793 se colocó oficialmente la ‘Piedra Angular’ del edificio del Capitolio, estando presidida la ceremonia por la Gran Logia de Maryland y se le pidió al VH:. George Washington que actuara como Gran Maestro, estando presente todas las logias afiliadas bajo la jurisdicción de la Gran Logia de Maryland, y para orgullo del VH:. Washington su madre Logia Alexandria, y por ende todos sus miembros. Cuando se llegó al foso en donde se había colocado la ‘Piedra Angular’, sudeste, Washington recibió una placa de plata que conmemoraba tal acontecimiento, y que llevaba inscritos los nombres de las logias presentes en el ceremonial, colocando la misma en el foso donde se encontraba la piedra y colocando además alrededor de la piedra recipientes con maíz, vino y aceite, todos aprestos simbólicos de nuestros rituales. Es de señalar, que la capital es tal vez única en el planeta que sus cimientos fueron fundidos y eregidos por masones, desde el Capitolio, el Obelisco y la Casa Blanca, que forman un triángulo que encaja perfectamente con tres estrellas de la Constelación de Virgo. Usando la escuadra, el nivel y trazando líneas matemáticas y geométricas, la capital sigue orgullosa de su pasado masónico. El maso, la trulla de plata, la escuadra y el nivel, usados por el Hermano Washington (todas ellas utensilios masónicos) se encuentran hoy en posesión de la Respetable Logia Simbólica Potomac No. 5 del Distrito de Columbia, y el delantal y la faja masónica que usó nuestro primer presidente se conservan actualmente en su madre Logia Alexandria No.22. PAG. 09


Primer Interlogial de Prim.'. Cám.'. A TODAS LAS RRESP.'. LLOG.'. DEL UNIVERSO, FEMENINAS, MASCULINAS Y MIXTAS. VV.'. HH.'. y QQ.'. HH.'. TODOS. Recibid un saludo fraterno y nuestros mejores deseos de prosperidad en vuestros trabajos. Con motivo del festejo del Día de la Mujer Masona convocamos al Primer Interlogial de Prim.'. Cám.'. a efectuarse el 29 de julio de 2006 en el edificio de la M.'.R.'.G.'.L.'. Benito Juárez García, ubicada en Murguía 225, Col. Centro,Oaxaca de Juárez, Oax. C.P. 68000.

A las logias asistentes se les entregará: - El boletín del taller - Conclusiones de las Jornadas y Memoria de trazados (en CD) Trazados a entregar por taller: Cada taller asistente entregará dos trazados (uno de cada tema) en formato de texto (word), con un máximo de tres cuartillas, en minúsculas y mayúsculas, firmarlo con el nombre de todos los aprendices que participaron en la investigación así como el nombre del vigilante, anotar la bibliografía de referencia, también puede incluir dibujos, fotos, o gráficos, si es posible mandarlos incluidos en el texto y en formato de imagen aparte. Tiempo de recepción: 15 días antes del evento. Cuota de recuperación: $150.00 MN (incluye el Ágape y materiales de apoyo) Fecha: Sábado, 29 de julio de 2006 Temas a abordar: El Ara y los número del 1 al 3

Los temas elegidos para este encuentro son: Inscripciones: El Ara Los números del 1 al 3 Solicitamos a las y los HH.'.SSeg.'. VVig .'. guiar en la investigación de los temas a los Aapren.'., retomando el significado simbólico, filosófico y personal. La discusión de los temas se realizaran en mesa redonda, sin apoyo de textos o trazados y la conclusión se realizará a manera de exposición con el material desarrollado en la jornada. A todos los talleres que asistan se les solicitará un trazado de cada tema, el cual se integrará en una memoria, para lo cual agradeceríamos mucho se enviará con 15 días de anterioridad al correo electrónico contacto@soldeoaxaca.com.mx Cronograma del “Primer Interlogial de Prim.'. Cám.'." Horario

Actividad

9:00-9:45 AM

Registro de los participantes y entrega de gafetes

10:00-10:30 AM

Bienvenida

10:30-11:15 AM

Dinámica de integración

11:20-12:30 AM

Inicio de las mesas de discusión

12:30-13:00 PM

Preparación del material para exponer

13:05-14:00 PM

Exposiciones de las conclusiones

14:05-15:00 PM

Lectura de los trazados

15:10 PM

COMIDA

17:00 PM

Magna conferencia

18:00 PM

Cierre de las jornadas

Sec.'. María Elena García Pérez Tel: 01800-5522629 en un horario de 15:30 a 18:30 o dejar mensaje. Cél. 01(951)1066598 Correo-e: elena@soldeoaxaca.com.mx Fecha limite: 17 de julio de 2006 E.'.V.'. También se puede hacer a través de la forma de contacto del sitio. Correo general del taller: contacto@soldeoaxaca.com.mx Por paquetería o correo postal: Con atención a Q.B. Mayola Edith Amador Martínez Libres 609, Centro, Oaxaca de Juárez, Oax., C.P. 68000

“Podrás acabar conmigo, pero nunca acabarás con mis ideales” PAG. 11


Por : Sebastián Chile

Jans

Introducción. Todo acto de comunicación, requiere de un lenguaje, sin el cual no hay posibilidad de transmitir un mensaje. Cuando se habla de lenguaje, se entiende que se trata de cualquier forma inteligible que permita comunicarse o establecer comunicación entre dos actores lenguajeantes, independientemente de los factores de tiempo y/o lugar. El hombre es un animal lenguajeante, al decir de Maturana, pues, cada ser humano tiene la posibilidad de explicarse, de referirse a si mismo, a través del lenguaje. Solo el lenguaje permite construir distintas categorías, hacer las ponderaciones frente a cada una de nuestras acciones, y dar la posibilidad cierta de elegir entre distintas opciones. Así, el lenguaje no es solo la forma como se transmite información, sino que permite establecer la dimensionalidad, la contrastación y la explicación de los fenómenos. En lo que se refiere al tema que analizaremos en esta oportunidad, debemos tener presente que no existe docencia sin un mensaje que transmitir, ni una idea que enseñar, de tal modo que sin un emisor ni un receptor no se hace magisterio. Teniendo ambos componentes de una comunicación - el emisor y el receptor -, lo que viene a ser el requisito siguiente es el tipo de lenguaje a utilizar, para que haya una relación inteligible entre ambos. Se nos ha propuesto reflexionar sobre la docencia no verbal de la Masonería, lo cual significa que debemos indagar sobre una forma de lenguaje que no se manifiesta oralmente, que no es textual, pero, que expresa ideas o mensajes, es decir, transmite conocimientos. Ello es lo que trataremos de dimensionar y textualizar en las páginas siguientes, por lo que nuestra línea docente, esta vez, será esencialmente argumental, ergo, verbal. El Lenguaje en la comunicación de ideas. Para aproximarnos a la importancia del lenguaje en la comunicación de ideas, tenemos la afirmación de Mario Poehler, en su compendio “Falacia y Problemática en la Transmisión Oral de Ideas”[1], quien define el lenguaje como un conjunto de sonidos articulados con los que el hombre manifiesta lo que piensa o siente, que nos permiten comunicarnos, socializar, intelectualizar, analizar, constituir pensamiento. Ello nos llevaría a inferir que solo es lenguaje aquello que se expresa por la vía oral. Empero, según otras definiciones, el lenguaje es cualquier procedimiento que sirve para comunicarse. Algunas escuelas lingüísticas entienden el lenguaje como la capacidad humana que conforma al pensamiento o a la cognición. Ahora, si entendemos el lenguaje como un medio de expresión y de comunicación, hay que reconocer en esa calidad los sonidos y los gestos, forma en que muchas especies animales se comunican entre sí, como lo reconocen diversas investigaciones sobre los primates, y que demuestran que algunas de estas características no son exclusivas de los seres humanos. No obstante, se puede afirmar con cierta seguridad que el lenguaje humano posee características especiales, que están radicadas en la capacidad asociativa mediante el discurso y su graficación en signos que son intelectualizables. Al respecto, la comunicación humana difiere de la animal en siete aspectos que los lingüistas han formulado: 1) posee dos sistemas gramaticales independientes aunque interrelacionados (el oral y el gestual); 2) siempre comunica cosas nuevas; 3) distingue entre el contenido y la forma que toma el contenido; 4) aquello que se habla es intercambiable con lo que se escucha; 5) lo que se comunica siempre tiene una intención; 6) lo que se comunica puede referirse tanto al pasado, al presente y al futuro, y 7) se transmite de generación en generación. Pero, hay otro tipo de lenguaje, más impreciso desde el punto de vista de la comprensión común o de la significación universal. Se trata del lenguaje simbólico, reconocido en distintas disciplinas del conocimiento, pero, no necesariamente sistematizado, debido a su particular alcance. Es un lenguaje estrictamente no verbal y no gestual, que, aunque puede tener recursos verbales y emplear signos o gestos, no se funda en la lógica de aquellos. El Lenguaje Simbólico y el simbolismo. En un hecho que el psicoanálisis puso en el pensamiento contemporáneo,

la vigencia en el estudio psicológico del símbolo y el simbolismo. Ello ha permitido que se introduzcan en el ámbito del pensamiento científico, conceptos que, para las escuelas iniciáticas, son de larga data y fundamento importante de su concepción docente. En la medida que se ha producido la integración del simbolismo al ámbito de la ciencia, investigaciones realizadas en torno a la conformación de las mentalidades arcaicas o primitivas, han revelado la importancia de la simbología en el desarrollo del pensamiento humano y en el inconsciente colectivo. Cuando hablamos de inconsciente colectivo, nos estamos refiriendo, desde luego, a la formulación jungiana como elemento de reflexión sobre los procesos psíquicos colectivos que tienen un efecto en las conductas de las personas. Dice Eliade[2] que “símbolo, mito, imagen, pertenecen a la sustancia de la vida espiritual” los que “pueden camuflarse, mutilarse, degradarse, pero, jamás extirparse”. Precede al lenguaje y a la razón discursiva, y tiene sus fueros en la intuición o en lo más inconsciente. Eliade sugiere que el simbolismo significa retrotraerse de alguna manera al “hombre primordial”, lo que no debe entenderse que lo retrotrae a su animalidad. “Los sueños, los ensueños, las imágenes de sus nostalgias, de su deseos, de sus entusiasmos, etc. – agrega este autor – son otras tantas fuerzas que proyectan al ser humano, condicionado históricamente, hacia un mundo espiritual más rico que el mundo cerrado de su momento histórico”. El simbolismo no recorre precisamente los caminos racionales del conocimiento, sino que se nutre de la intuición y de los secretos muchas veces recónditos del ser. Específicamente, tiene que ver con la capacidad de experimentación a través de lo imaginario. Frente al símbolo, en el momento de la percepción y de su interpretación, el receptor del mensaje simbólico aporta su propio imaginario, con todas las posibilidades transformadoras que ello contiene. Gilbert Durand[3], en una de sus obras, en que estudia los fenómenos simbólicos, define lo imaginario como un conjunto de imágenes mentales y visuales, mediante las cuales el individuo, la sociedad y, en general, el ser humano, organiza y expresa su relación simbólicamente con el entorno. Lo simbólico, Guenón[4] lo ejemplificaba con un texto védico, que grafica al símbolo con la función del caballo. El caballo permite al hombre cubrir una distancia considerable en forma rápida, la cual, si el hombre la recorriera a pie, la haría en mucho más tiempo. Así, el símbolo, igual que el caballo no es una necesidad absoluta que impida al hombre alcanzar un objetivo, sino que es un vehículo para alcanzar un fin de un modo más rápido y sintético, que presenta condiciones de mejor conveniencia en vista de las condiciones de la naturaleza humana. Por cierto, lo simbólico está definitivamente conectado con lo primordial de la comprensión humana, pues, para un niño, la capacidad de identificación y comprensión de los símbolos, es su primera capacidad cognitiva y su lenguaje inicial, que deriva luego en lo gestual para, finalmente, llegar al lenguaje oral. Cuando se regresa a lo simbólico, teniendo las disposiciones posteriores de lenguaje, se quiere reponer aspectos de comprensión que pasan por la sublimación de las capacidades del hombre, volviendo a la esencialidad de sus capacidades espirituales, y donde se construye su individualidad: su imaginación, su capacidad de hacer su lectura de la realidad a partir de lo intuitivo y de la primera visión de la experiencia. No es un proceso fácil. Requiere que esa experienciación tenga un elemento equilibrante, cual es la racionalidad. Es un hecho que el ser humano puede sublimar la experiencia simbólica, mediante estados de ánimo fuertemente subjetivo, e incluso, recurriendo a métodos químicos. Las consecuencias de tales experiencias pueden ser lamentables, pues, el simbolismo, sin un elemento de corrección racional, puede engendrar consecuencias distorsionantes. Un simbolismo desmedido puede llevar al fanatismo y a dogmas de imprevisibles consecuencias, precisamente, porque se está en el campo de lo primordial de la conciencia Sigue en la Pagina 16 humana. PAG. 12


Bro. Antonio Palomo-Lamarca Minesota – USA

TIME FOR A CHANGE One of the main reasons why I never wanted to join the Knights of the Ku Klux Klan is that they say to be “true followers of the Christian religion.” I must confess I am a very high enemy of the Christian religion, and as Nietzsche already pointed out, I believe her to be the greatest mistake in Humankind. Along many other reasons, I never had a shred of respect for the Klan. Yet, a big respect for understanding and acceptance always grew up inside of me since I was a child. At the age of 16 I fell in love with Franc-Masonry, or Free Masonry to the lay people. I fell in love with it being in a private Catholic-Christian School, where I was taught the path leading to “salvation.” I did not believe a piece of it; in fact, I despised it. However, I deeply loved Jesus, and I was an eager believer in His words and acts. Ever since, I have always thought He is one of the greatest personalities in the History of Humanity—playing along the lines with Jeremiah, Buddha, Mohammed, Isaac and Moses. I had a big problem, I could not accept Jesus if I was not able to level Him with those I already named. For that, I had to step out of the fundamental tenet of the Christian religion. For the Christian, Jesus is God. There is no way round it. For the Christian, Jesus is the only way to salvation. For the Christian, Jesus is the only and true “son” of God. As you can see, there is no thought more rotten and more against Free Masonry than believing what I just said: and all things that are mine are thine, and thine are mine (John 17:10). Luther and Zwingli were as bigots as the Popes; they believed in Hell, Purgatory and in Heaven, and also in the credum that only those who follow “their” individual doctrines shall be “saved” from eternal damnation. This damnation, according to them, was reserved for Muslims and Jews—who they called “heathen.” All of them were Christians and followers of the Christian religion, which among other atrocities teaches the above stated. Religion is bigotry, fanaticism, fundamentalism, racism, war and crimes, concentration camps and crusades. We may use an electric chair and our brothers in Afghanistan use stoning, but our method does not make us better or more civilized—we are just a product of the bigotry of our religion. The word “religion” should be ostracized from any Masonic application or document. It is against the principles of the Fraternity and against the 1717’s Charges as well. When I learnt, in my youth, about the Fraternity I read how every creed, colour of skin, and faith was accepted in. It literally enticed me to know more. After many years of study, I became a Mason just last January of the year 2006. Now, my next step was to see into the Scottish Rite and the York. What they offer. What can I offer them and what can they offer in return. I wanted to go into the York Rite since the beginning; as Bro. Lawrence Dermott said in his Ahiman Rezon, the real essence and core of Free Masonry must be found in the Royal Arch. I thought so. Yet, I was told and prevented to take such a step because I am not a Christian, and they said “you need to be a Christian for belonging to the York.” I did not listen. I contacted the York Rite and talked to them. To my surprise I could apply for the Chapter and for the Council but not for the Commandery. But my Masonic-surprise did not end here, it was an absolute catastrophe when receiving the application I read at the bottom of it that, in order to apply and be accepted in the Commandery Chapter one must be a firm defender of the Christian Religion: …because seeing they do not see, and hearing they do not hear, neither do they understand (Matthew 13:13). As a well-educated European, I have never seen a sentence like that since the Inquisition used to burn heretics and Indians long ago and state in public edicts that the only valid true was the Christian religion. It did strike me so hard my senses went numb. After much thinking, emails and speaks, I decided to take the front and make a calling to remove such a fundamentalist and racist clause. Whoever is a bigot, or a brainwashed individual shall be able to say that the Christian religion with all his crimes, atrocities and hindrances has been, in fact, a “good” thing for the Humankind: You will seek me and will not find me (John 7: 34). Masons are not people like that. Still, we bless our troops and send them out like crusaders to the Holy Land to massacre those that nobody apparently cares about: Have you come out with swords and staves to arrest me like a bandit? (Matthew 26: 55). We live in a time when hatred against the Muslim has been speeded-up, and as Masons we have the duty and the

responsibility to better serve our human fellows. “Religion” is a very tricky and dangerous word, and it shouldn’t have room either in a lodge or in a Masonic application. We are hurting our Jew brothers and our Muslim brothers making just an emphasis on religion: Remember the word I have spoken to you, No servant is greater than his master (John 15: 20). The Commandery Chapter should foster Tolerance, not exclusivity; it should teach Fraternity, not condescendence; it must welcome those who are just different and who are as Masons as they themselves: You must love your neighbor as yourself (Mark 12: 31). It should not cultivate just “sympathy” for those who are “like us.” Truly, truly, I say to you that unless a grain of wheat falls and dies in the ground, it will be left alone; but if it dies, it produces much fruit (John 12: 24). A Mason should not give preference to Jesus over Buddha, or over any other Teacher, and if he is decided to do so, he should do it in his private home, and not under the ceiling of a Lodge. A Masonic ceremony which implies something like that, either should it be modified, or just eliminated: that is NOT Masonry! The Commandery Chapter goes even further; it does prohibit taking the degrees to any person who is not a believer in Christ. This should be explained and, of course, modified. Censorship and fascism are not stones in the Temple of Solomon! We are not meant “to forbid.” As a Mason, and as a Human Being in Fraternity with the World, I propose the following: We need change the word “religion” into spirituality. Religion in Latin means “to join again.” But the old Romans did not use this word in a good sense, but in a common and vain one. Religion was considered to be something of the people, of those who follow a superstition—it was a vulgar term. As Masons we should not bring “religion” into the lodge, and any ceremony or teaching that requires being into a certain creed is just a fallacy and a swindle. One thing is “religion” and another different thing is spirituality. It has been said that Masonry is a spiritual and moral system: God is Spirit, and they who worship Him must worship in spirit and in truth (John 4: 24). To be a Knight Templar one must be a strong believer in the Christian Spirituality, but not a believer and a defender of the Christian religion, which carries so much blood it could fill the Oceans. The Christian spirituality is huge and humble, whilst the religion is just politics and blood. The clause should be changed from Christian religion to Christian Spirituality, because the Spirit is of God, and of Man. Religion only belongs to a group, to a nation. Spirituality belongs to Humanity: For the Son of Man came to seek and to save what was lost (Luke 20: 10). I may choose Jesus as my guide, or I may not—but that does not make me evil. If I desired to be in the Commandery degrees I should not be asked to champion in the lines of the crimes of the Christian religion, because when we talk about religion, we talk about fanaticism, politics and crimes. Stop fooling yourself, be a man and see the facts! It is a lack of consideration for our Muslim and Jew brothers to have a series of Masonic ceremonies where they are left out. A Muslim believes in Jesus, and a Jew may believe he was a good teacher—and many do so. Believing in the Christian spirituality is not hard; believing in the Christian religion is senseless: why do you not understand my language? (John 8: 43). Once you step into a lodge you are not a Christian, or a Muslim, or a Jew, or a Hindu: you are a Mason! If you want to be a Knight Templar with the Christian connotation of the religious weight, you should take the ceremonies to your private home and form a para-masonic body, an exclusive group just for those “clones” that believe like you: …for everyone who exalts himself shall be humbled, and he who humbles himself shall be exalted (Luke 18:14). On the other hand, if a man who believes that the Christian spirituality is worthy and important, humble, and richly desires to adhere himself to the Commandery Chapter, he should have the opportunity, regardless to Whom he prays in his home. He who has ears to hear, let him hear! (Matthew 13: 9).

PAG. 13


Segundo Santiago Consuegra

- Grado 18. Past - Diputado Gran Maest:. Gran Logia del Norte de Colombia, Barranquilla

La iniciación de Tati PLANCHA PRESENTADA POR EL H:. SEGUNDO SANTIAGO CONSUEGRA, miembro activo de la Resp:. Logia Nueva Estrella del Caribe No. 3 de Barranquilla, y Past-Diputado Gran Maestro de la Muy Resp:. Gran Logia del Norte de Colombia con sede en la misma ciudad, en la Tenida de Iniciación en la augusta Orden, de su hija, TATIANA INES SANTIAGO GARCIA, en la Resp:. Logia SOL DE COLOMBIA No. 1820 del El Derecho Humano de la ciudad de Bogotá Colombia. Esta plancha refleja la alegría del QH:. Segundo, en la iniciación de su hija, y de alguna manera la frustración de no hacerlo en su propia logia.

filosófica y dentro de este Templo de la Virtud. Quiero aprovechar esta inigualable oportunidad para exponeros, sin profundizar, algunos puntos de vista sobre la Moral profana, la Ética Masónica, la Tolerancia y el rechazo a la hipocresía y a la ignorancia, que constituyen temas de obligada investigación por todo Masón.

Cuando ingresamos a la orden de neófito iniciado, traemos con nosotros una formación moral profana, moralidad religiosa, aprendida en el hogar, en la escuela y en la iglesia, que constituye una especie de regulación del comportamiento social, fundada en los resultados de nuestros actos de conducta que acarrearán conseBogotá D.C. Septiembre 17 de 2005 e:.v:. cuencias al autor, mediante el ofrecimiento de premios por las buenas obras y castigos por las malas. Esa moral constriñe la Ven:. Maestra y QQ:. HH:. Y HHnas:. De la Resp:. Logia Sol de Colombia No. 1820 de El De- libertad del hombre con fábulas de paraísos hipotéticos en el mundo del más allá, puesto que en este mundo de los vivos las recho Humano conductas torcidas tienen consecuencias indeseables. Esa la QQ:. HHnas: Recipiendarias: Tatiana Inés y Martha. moral y conducta impuesta desde fuera por la fuerza del miedo o de esperanzas o creencias míticas expresadas en dogmas, tamHoy es un día de gracia y muy especial para mi por encontrarme bién impuestos a los pueblos, que se constituyen en reglas para entre vosotros asistiendo a la Iniciación en nuestros augustos medir el bien y el mal, está construida sobre bases deleznables, misterios de dos Hermanas que vienen a reforzar nuestras columque al progresar la ciencia y desarrollarnas y más cuando una de ellas es mi se el conocimiento, pierden terreno y hija Tatiana Inés. El Gran Arquitecto del sus mismas bases. Universo no me dió hijos varones, pero me dio una Querida y venerada hija que El Masón tiene que construir su propia hoy ingresa a esta escuela de sabiduÉtica basándose en el estudio y la inría, en este respetable Templo de la vestigación, ya que la ética nace del Virtud, en donde se les enseñarán las conocimiento, de la convicción íntima y virtudes que deben adornar al humano, de la determinación autónoma, ajena y como son: Sabiduría, Prudencia, Fueralejada de premios o castigos, no deza, Templanza, Honor, Caridad, Justicia pende por ende de compensación alguy Verdad. na. Quién no ha bebido en la fuente de la verdad, no conoce la sabiduría, ni la Justicia, ni la Caridad, por ello es natural que hable sandeces de la Masonería, pero os digo QQ:. HHnas:. Recipiendarias que habéis ingresado a una Sociedad conformada por Hombres y Mujeres que han pulido su espíritu para servir a la humanidad, que son virtuosos Éticos, Caritativos, Honorables, y Justos, que siempre buscarán el perfeccionamiento humano mediante el rechazo a los vicios a la ignorancia y a la hipocresía, en el permanente cultivo de los más altos valores que engrandecen a la persona y a la sociedad. En tiempos remotos, en Egipto, Grecia, Memphis, existían doncellas que eran las Sacerdotisas de los templos y eran iniciadas en el culto y en los misterios y enseñaban a los hombres los secretos del culto para que éstos después los transmitieran a sus discípulos, por eso no es raro, hoy día, ver a damas ilustres y bellas, como son nuestras Queridas Hermanas en la Orden, que son poseedoras de sabiduría y de las otras altas virtudes que antes he mencionado, dispuestas a irrigar por el mundo entre sus Hermanos y profanos esos conocimientos adquiridos en esta escuela de formación

El Masón aprende a construir su propia ética y a obrar o actuar conforme a ella de manera auténtica. En ese proceso se torna por fuerza en un ser diferente y si acierta en la teorización de los principios y en la impecabilidad y eficiencia de la práctica, el resultado será su propia formación en un líder, en un genuino conductor, porque ha alcanzado el autodominio y el ejercicio de una cada vez más plena y pura libertad que es lo que constituye la meta previsible de su propio destino. Esa Moral del Masón o su propia ética, es invulnerable cuando está fundada en la verdad, no en la mentira, en la realidad, no en la ficción o en el mito. No está sometida a compulsión exterior sino que nace de la autonomía del ser, por ello es firme y genera seguridad. Por ello seremos capaces de transmitir en forma pertinaz y perseverante esa ética masónica a nuestro entorno familiar y a la comunidad sobre la cual tengamos alguna ascendencia.

Continua en la pagina 15 PAG. 14


Viene de la Pagina 13

La iniciación de Tati …/// El Masón que construye su propia ética está preparado para colocarse frente al bien y al mal, armado de su mero instinto y sin perturbaciones, pudiendo discernir que el sufrimiento inútil infringido a los demás es perverso y que el olvido de sí mismo y de su progreso hacia la trascendencia es malo, igualmente porque despilfarra la oportunidad única de transformarse en hombre libre, así como evolucionó para salir de la animalidad y alcanzar la liberación volitiva y la racionalidad consciente. La Tolerancia, nunca la podemos confundir con el admitir desmanes en el comportamiento ético y conducta torcida de los HH: MM:., y profanos con los que nos relacionamos, por que ello conduce a un desquiciamiento de conductas y comportamientos que resultan contrarios a las buenas costumbres. Miremos la tolerancia como el tener el pensamiento abierto ante las perspectivas infinitas e inagotables del conocimiento. El objeto está en lograr que las agrupaciones de hombres y mujeres libres y de buenas costumbres de distinto pensamiento, nos reunamos para practicar la tolerancia en el ejercicio de la libertad de ese pensamiento y aceptemos que ninguna definición teórica es definitiva y que sólo un comportamiento conforme a una ética genuina fundada en la verdad y autonomía de la voluntad individual, puede impulsar el ser hacia su propia realización. La Hipocresía. Lo fingido de cualidades, sentimientos o virtudes que no se poseen, lo engañoso lo falso, lo farisaico, sepulcros blanqueados, por fuera limpios y por dentro guardan la descomposición. Más que a los hipócritas que nos rodean, el Masón, debe desenmascarar y combatir al hipócrita que lleva dentro de sí mismo. La hipocresía de los demás sólo nos afecta circunstancialmente, mientras que la propia nos mantiene sumidos en la in autenticidad, sin permitirnos ser nosotros mismos y nos mantiene engañados en la creencia de lo que no somos, pero creemos ser sin serlo, y eso nos impide despertar para intentar mejorarnos mediante el esfuerzo y la práctica de nuestro Arte Real. Nuestra propia ignorancia es la peor de las limitaciones, por que ella se ensaña justamente en lo que de humanos tenemos, es decir lo que nos humaniza, que es la libertad y el conocimiento. La ignorancia limita el horizonte de las alternativas de nuestra escogencia y por ello cuanto menos ignorantes seamos, más libres e instruidos seremos. La hipocresía e ignorancia de los otros afecta la libertad de ellos, pero en nosotros nos amputa y constriñe. El sabio iluminado por la Verdadera Luz, emerge como un ser diferente, simplemente porque entonces luce completo frente a los seres incompletos que poblan nuestro mundo ordinario.

Estáis, QQ:. HHnas:. Recipiendarias, entre personas serias, honradas y virtuosas, como ya os dije antes, cuya principal preocupación será, de hoy en adelante, procurar y vigilar vuestro aprendizaje, procurar transmitirles los conocimientos necesarios y darles las herramientas para puláis la piedra bruta y venzáis la ignorancia. Quiero, por último, QQ HH:. Y Hnas. Contarles una anécdota que tiene que ver mucho con Tati. Corría el año de 1982, cuando enamorado fui casado con Teresa de cuya unión nació Tati, pero lo interesante es que la Ceremonia Matrimonial Civil se celebró en la zona Social del Templo de la Muy Resp:. Gran Logia Nacional de Colombia con sede en Barranquilla y a continuación se produjo la muy bella Ceremonia de Reconocimiento Masónico de ese matrimonio. El primer cumpleaños de Tati fue celebrado en ese mismo sitio. De pronto de ahí viene o de ahí nació la aspiración de Tati de algún día iniciarse como Masona y hoy se ha cumplido esa aspiración por lo que con el mayor de los orgullos de Padre felicito a quién a partir de hoy también es mi Hermana en la Orden, Tatiana Inés Santiago García. Ven:. Maestra y QQ:. HH.. y HHnas:. de la Resp:. Logia Sol de Colombia No. 1820 de El Derecho Humano, os entrego mi más preciosa joya, una esmeralda en bruto, para que la puláis en el Arte Real de nuestra Augusta Orden. Mil Gracias.

R:.H:.Antonio Campos Romay Gran Inspector de Relaciones Institucionales de la G:.L:.E:.

“No es política, es moral" Viene de la Pagina 07…/// Lo que como francmasones si es parte substancial de nuestro acerbo: Los derechos humanos … El derecho a la libertad de conciencia … El desarrollo de una economía social al servicio de la persona y del bien común … Un marco de justicia social … Los principios de solidaridad y de subsidiariedad, según los cuales deben ser reconocidos, respetados y promovidos los derechos de las personas...La paz como valor supremo...El rechazo de la violencia y el terrorismo de cualquier sinrazón o etiología … El laicismo, que es a la vez el compromiso y el valor del común de la sociedad ante los excesos de la "confesionalidad predeterminada". Ante el que los masones no pueden permanecer impasibles. Es la autonomía de la esfera civil y política de la esfera religiosa y eclesiástica y un valor adquirido que pertenece al patrimonio de la civilización. Abundando este aspecto cabe citar las preocupaciones de líder católico Juan Pablo II que ha puesto varias veces en guardia contra los peligros derivados de cualquier tipo de confusión entre la esfera religiosa y la esfera política: «Son particularmente delicadas las situaciones en las que una norma específicamente religiosa se convierte o tiende a convertirse en ley del Estado, sin que se tenga en debida cuenta la distinción entre las competencias de la religión y las de la sociedad política. Identificar la ley religiosa con la civil puede, de hecho, sofocar la libertad religiosa e incluso limitar o negar otros derechos humanos inalienables». Más que nadie, los fieles de las diversas religiones deben ser conscientes que el reconocimiento de los derechos civiles y políticos, y la administración de servicios públicos no puede ser condicionados por convicciones o prestaciones de naturaleza religiosa. Ciertamente parecen mas que interesantes las palabras del Muy Serenísimo Gran maestre del Grande Oriente Italiano ante el entendible desasosiego de algunos miembros de la Fraternidad Universal ante los retos de la sociedad política y sus debates, cuando dice rotundamente, "no es política, es moral"… PAG. 15


Por : Sebastián Chile

Jans

Viene de la pagina 11…/// Los años que transcurren entre las dos guerras mundiales, en Europa, dan cuenta de un proceso que tiene fuertes arraigos en concepciones simbólicas y míticas, que generaron procesos tales como el reencuentro con un cristianismo tradicional fuertemente dogmático, la aparición de los fascismos y la experiencia del estalinismo, los cuales tuvieron un radical basamento en componentes simbólicos, para producir una reacción de masas, es decir, para precipitar en el inconsciente colectivo coherencias sensoriales, anímicas y espirituales, que mancomunaran propósitos de alcance social. De tal modo, que, si bien el simbolismo es una posibilidad develadora y cognitiva, que puede ser una herramienta docente, que permita al hombre descubrir los secretos de su propia conciencia, en el plano de los fenómenos sociales puede convertirse en una vía para el fanatismo y el fundamentalismo. Las concepciones racionalista y post-racionalista del conocer. El lenguaje oral se expresa en el discurso, entendiendo como discurso la facultad racional con que se infieren unas cosas de otras. El inferir permite sacar las cosas de sus principios, deduciéndolas o conociéndolas por sus consecuencias. La construcción de argumentos es lo que permite establecer la racionalidad, es decir, el arreglo colectivo, o el arreglo con nuestro interlocutor sobre determinada cosa, situación o experiencia Fue Tomás de Aquino quien sostuvo que la razón argumentativa era el único modo de acceder a la verdad o legitimarla. Descartes se encargaría de imponerlo en el pensamiento occidental de un modo definitivo. Posteriormente, Kant contribuiría de un modo categórico a separar el mundo fenoménico, aprensible mediante los sentidos y el entendimiento, del nóumeno, que se encuentra en lo inasible y la antinomia del razonamiento, es decir, en los ámbitos de lo irracional. Conocemos según nuestra experiencia, pero, conocemos según lo que nuestra razón puede entender, es decir, conocemos según lo que nuestros argumentos son capaces de explicitar. Si nos faltan palabras para explicar una cosa, consensuaremos un vocablo para referirnos a él. La experiencia, en consecuencia, requiere de ser consensuada, para llegar a un resultado racional, válido para unos y otros. Ese parece ser la esencia del racionalismo clásico, si se me permite esta sintetización temporal, para seguir avanzando en esta exposición. El post-racionalismo, sin embargo, ha producido una ruptura en la cultura occidental, enfrentándonos a un cambio epistemológico radical. Este cambio dice relación con el vínculo que existe entre el observador y lo observado, es decir, entre el experimentador y lo experimentado. La concepción de la realidad, desde el punto de vista de la razón cartesiana, se funda en que el observador contempla las cosas y los fenómenos desde afuera, y la realidad parece ocurrir fuera del observador, es decir, existe independientemente de este. El concepto post-racionalista propone una visión fundada en que lo observado es consecuencia también del observador. La realidad que vivimos y observamos es co-construida por el observador. Esto, porque el conocimiento, desde la óptica del observador, es solo una representación

de la realidad y del orden presunto de las cosas y los fenómenos. Si llevamos esta aseveración al plano de las experiencias simbólicas, veremos que este evento es conocido por la Masonería y por el esoterismo, desde hace mucho, donde la variedad interpretativa de un símbolo, tiene que ver con la variedad de los observadores, con las intensidades que cada cual radica en la acertividad y/o en el error. Lo subyacente en el hombre Todo hombre está co-construído por luces y sombras, y en su marcha por la vida tiene circunstancias de notable oscuridad y notable luminosidad. Una forma concreta de manifestarlo es el simbolismo chino del Ying y el Yang, que representa el balance armónico de todo lo que constituye el Universo, formado por dos fuerzas esenciales, energías opuestas que son el motor de toda existencia. El significado de Ying es el lado sombrío, lo receptivo, femenino, lo flexible, lo negativo. Mientras que el Yang es el lado soleado, lo activo, lo masculino, lo dominante, lo positivo. Para los chinos los opuestos no son conflicto sino complementariedad, pues, no existe uno sin el otro. El existir, entonces, es armonizar los opuestos, pues, se necesita tanto lo negativo como lo positivo. Sin el concepto del mal, es imposible tener una comprensión del bien. Sin las sombras no podríamos tener la necesidad de la luz. La dualidad es la esencia del hombre. En cada uno de nosotros convive lo positivo y lo negativo, lo cual se refleja en nuestros actos. Hay un hermoso poema de Neruda, que es muy significativo para señalar las conductas humanas, producto de esa dualidad, que viene al caso recordarlo: “De tantos hombre que soy, que somos, / no puedo encontrar ninguno, / se me pierden bajo la ropa, / se fueron a otra ciudad. / Cuando todo está preparado/ para mostrame inteligente / el tonto que llevo escondido / se toma la palabra en mi boca. / Otras veces me duermo en medio / de la sociedad distinguida / y cuando busco en mí al valiente / un cobarde que no conozco / corre a tomar con mi esqueleto / mil deliciosas precauciones” [5] Herman Hesse, dice en una de sus obras, que la vida de todo hombre es un camino hacia sí mismo, la tentativa de un destino, la huella de un sendero, ningún hombre ha sido él mismo por completo, aunque todos esperan llegar a serlo. Algunos lo intentan oscuramente, otros en forma luminosa. “Todos llevan consigo, hasta el fin, viscosidades y cáscaras de huevo de un mundo primordial – dice Hesse, y agrega – Algunos no llegan jamás a ser hombres, y siguen siendo rana, ardilla u hormiga, otros son hombres de medio cuerpo hacia arriba y el resto pez. Pero, cada uno es un impulso de la Naturaleza hacia el hombre”. Es cierto, en el ser humano, en cada individuo subyacen lo oscuro y lo luminoso, las buenas y malas pasiones, que, según las circunstancias, pueden ser evaluadas de manera dicotómica: lo bueno puede ser malo y lo malo puede ser bueno. Así también subyace lo primordial y lo cultural, léase, lo que el hombre tiene de su naturaleza primitiva, y lo que ha recibido de su medio. Cada individuo sabe sus grandezas y flaquezas, sus luces y sus sombras. Cada cual sabe sus ripios, lo brillante y lo oscuro que esconde bajo la careta de su personalidad. El ser humano es un sistema vivo y complejo, autopoiético, que tiene la capacidad de organizarse de tal manera que el resultado es el mismo. Sistémicamente, se relaciona con el ambiente en que vive y convive, absorbiendo selectivamente elementos de este, en un proceso recursivo. De allí, la importancia que tiene el carácter del ambiente en que se encuentre inmerso, para determinar sus conductas. Los objetivos y los métodos de la Masonería Decía Roberto Orihuela[6], destacado masón chileno que la Masonería “no se parece ni en la forma ni en el fondo, ni en su estructura, ni en sus métodos, a los organismos que viven fuera de los Templos”. Tampoco se contrapone a ninguno, y esto porque su objetivo “no existe fuera de la Institución, y al que, dicho sea en verdad, en el exterior no se le presta mayor atención: formar la moralidad integral del individuo”. Desde que el Iniciado recibe la Luz, y ante sus ojos se revelan los primeros símbolos masónicos, se ve enfrentado a un proceso docente que recurre permanentemente a dos variables, dos concepciones del conocer, dos percepciones intelectuales: la racional y la simbólica. Ello le lleva a un juego permanente, dual, que busca racionalizar lo simbólico y a simbolizar lo racional. No se trata de optar por un camino que solo se verifique en el campo de lo simbólico, o, por el contrario, solo en los ámbitos de la racionalidad.

Sigue en la pagina 16 PAG. 16


LA DOCENCIA NO VERBAL DE LA MASONERÍA Viene de la pagina 16…/// Así, se produce lo que viene a ser para algunos un doble juego de planos, que permite por un lado el uso de la razón, que hace de la actividad masónica un verdadero taller de análisis y pensamiento, y por otro, permite la explayación imaginativa, que hace de la actividad masónica un espacio mítico, personal, donde se templan los sentimientos y las sensaciones, para construir la riqueza interior del recipiendario, El ilustre masón chileno, Eduardo Phillips, en su libro “A las puertas del Templo” [7] nos recuerda que “la más antigua definición que se conoce, describe a la Francmasonería como un peculiar sistema de moral, velado por alegorías e ilustrado por símbolos”. “Explicada en términos más explícitos – agrega – ella nos dice que la Orden está solo al alcance de los Iniciados, es decir, de aquellos que conocen el lenguaje en que está expresada”. Luego, reflexiona: “Sin embargo, nadie puede negar el hecho de que cada día abundan más en la Francmasonería los Iniciados que no solo no conocen este lenguaje, sino que no muestran ningún interés por conocerlo, y hasta lo consideran como una de las añejeces de nuestra Orden”. La aseveración de Phillips no es gratuita. En nuestros tiempos, diversas tendencias han querido hacer de la praxis masónica solo un espacio exclusivo de debate de la variante dircursiva o racional, de la expresión oral, capaz de llegar directamente a extramuros con mensajes definidos y específicos. Aquello puede ser, definitivamente, un peligro incluso para los receptores de esos mensajes. Así como advertíamos antes sobre los peligros de un simbolismo puro, ahora debemos advertir sobre los peligros de una racionalidad extrema, que significa siempre una forma excluyente y unívoca de enfrentar la realidad. Lejos está aquello de los propósitos de la Masonería, donde los matices hacen la esencia del transcurrir humano. Tales matices son consecuencia de las experiencialidades de individuos distintos, de personas que aprenden y aprehenden en tiempos e intensidades diferentes. De conciencias que tienen mayor perceptividad hacia lo simbólico o, equidistantemente, hacia el mensaje racional, en cuyo caso, la Masonería busca equilibrar ambas formas de experienciar, haciéndolas concurrir en cada circunstancia, a través de sus ritos y de su doctrina. Ello se hace presente en cada etapa de su simbolismo, y en las modalidades docentes a las que recurre, en relación a cada una de esas etapas. El iniciado es instruido con símbolos, se le enseñan símbolos, y debe educarse con símbolos. De esta última afirmación se desprende necesariamente una aclaración conceptual, que nos ayude a completar las ideas expuestas. Las tres etapas cognitivas del Iniciado. En los procesos de docencia y aprendizaje, la sinonimia entre las acepciones instrucción, enseñanza y educación, tiende a ser recurrente, tendencia que se ve reflejada incluso en los diccionarios de la lengua española. Sin embargo, en su raíz etimológica hay diferencias que son válidas para entender los procesos docentes que caracterizan a la Masonería. La instrucción, del latín instructĭo, es un concepto análogo a construcción, según lo indicaba San Isidoro de Sevilla, en sus “Etimologías”[8], correspondiendo a la primera fase de todo proceso docente, el de la construcción del individuo, donde se establecen las referencias ordinales, conductivas, del recipiendario, constituyendo la formación en el sentido exacto, pues, mediante ella se formaliza la conciencia, es decir, se produce una proceso de internalización de las referencias básicas, a partir de

las cuales se desarrollará la individualidad. La enseñanza, en tanto, proveniente del latín insignāre, es decir, señalar textualmente "dar o poner un signo", "dar un ejemplo". La base del término es la raíz indoeuropea sekw, con el significado de "seguir". Signum, elemento principal de insignāre, remite al sentido de "signo", "señal", "marca" que se sigue para alcanzar algo. El "signo" es "lo que se sigue". De modo que, lo que se da en el enseñar, es un signo, una señal a ser descifrada[9]. A la conciencia formada, ya construida, se le dan señales, referencias de inspiración y estímulo, pero, también, elementos de identificación y externalización, es decir, señaléticas que permiten una identificación. Por último, la educación, proviene del latín educatĭo, relacionada con la acepción “educare”, que significaba “extraer aquello que está adentro”. Recordaba Ortega y Gasset[10] que los latinos llamaban eductio o educatio a la acción de sacar una cosa de otra, o la acción de convertir una cosa menos buena en otra mejor. En consecuencia, colegía por educación el conjunto de actos humanos que tienden a transformar la realidad dada en el sentido de un ideal. El educando tiene entonces la capacidad de vincular el aprendizaje recibido con su potencialidad creadora. Las tres etapas implican acceder a grados específicos de conocimientos: los necesarios para formalizar la conciencia, los requeridos para desarrollar una relación social, y los exigidos para potenciar la capacidad creadora individual. Cada una de esas acepciones representa una fase distinta en la vida iniciática, en su contexto simbólico, pues, instrucción, enseñanza y educación, son la equivalencias a los grados Primero, Segundo y Tercero, respectivamente, donde se adquieren conocimientos que apuntan a objetivos específicos en estados diferentes de conciencia. En ese contexto, a nivel de la psicología, se habla de dos tipos de conocimiento: el tácito y el explícito. El primero no requiere del lenguaje, ni del pensamiento, ni del discurrir, alimentándose de emociones, sensaciones, de disposiciones corporales, y se nutre esencialmente de la vivencia. El segundo, tiene que ver con la lógica conceptual, con la construcción de argumentos, con la expresión de palabras, con el discurrir. Ambos se retroalimentan y se interrelacionan constantemente, y permiten la interpretación de las experiencias. Estos dos tipos de conocimientos se encuentran presentes y conviven en la docencia masónica, y contribuyen al equilibrio que se manifiesta entre lo simbólico, por un lado, y lo oral o verbal, por el otro; y cada uno se hace presente, con más o menos énfasis, en las tres etapas del proceso docente que hemos citado. La intensidad que presenten estas formas de conocimiento, hacen la diferencia entre los tres grados simbólicos, y que podemos graficar en el esquema siguiente:

La docencia no verbal. Lo verbal, como lo hemos indicado previamente, tiene que ver con la textualización, es decir, con la capacidad argumental, con la lógica y los conceptos, con la forma como construimos nuestros puntos de vista en un plano expositivo. Esto determina el conocimiento explícito. Cuando analizamos, proponemos, racionalizamos, en Masonería, aún sobre temas simbólicos, no hacemos sino reflejar los contenidos verbales, explícitos. Ello establece una de las variables en la docencia masónica. Lo no verbal de la docencia masónica, está radicado en el lenguaje simbólico. Maturana plantea la experiencia humana como las coherencias experienciales de quien tiene la experiencia, y que toda experiencia está amarrada a la estructura del ser experimentante, de una manera indisoluble[13]. Esto tiene su correlato en la esencialidad del sistema docente de la Masonería, y obedece a la tradición esotérica por excelencia. A través del lenguaje simbólico se expresan dos variables: una, la que enfrenta al iniciado con su imaginario, a través de la interpretación simbólica, y la otra, la que se refiere al ejemplo, como componente docente fundamental. Este último no se trata de un ejemplo manifestado en formas lenguajeantes, sino que es esencialmente conductual, donde los actos, la praxis cotidiana, hacen posible que el recipiendario perciba un mensaje, un contenido, una vivencialidad, que le enseña a moldear sus propias conductas, en consonancia con el ambiente.

Sigue en la pagina 18 PAG. 17


Viene de la pagina anterior En las grandes tradiciones iniciáticas y esotéricas, el ejemplo era la forma medular de hacer docencia. De allí que, muchos conocimientos esotéricos eran aprendidos por los iniciados solo mediante la observación. Jamás el recipiendario recibía una charla o exposición, sino que las respuestas debía buscarlas por si mismo. Es muchas Obediencias, siguiendo esas antiguas tradiciones, la primera labor del Aprendiz consiste en guardar silencio y observar. Nadie le da una disertación, ni se dedica tiempo en darle las explicaciones que sus interrogantes inquieren. Por el contrario, debe estar atento respecto de lo que ocurre a su alrededor, y hacer realidad las tres frases del Evangelio: “Buscad y encontraréis. Pedid y os darán. Golpead y os abrirán”. Su labor, por excelencia, es captar, aprehender aquella docencia no verbal, que transmiten los usos y costumbres masónicas. Las condiciones del ambiente, en esta metodología, son determinantes, es decir, las condiciones o circunstancias físicas y sociales, del lugar o espacio, de la colectividad que lo acoge, en síntesis, el conjunto de circunstancias culturales y sociales en que vive la colectividad iniciática. Esta forma de hacer y ser genera un conocimiento tácito por excelencia, pues, implica aprehender virtudes y prácticas de las conductas percibidas en el ambiente masónico, y que no son ni deben ser argumentadas. Esto tiene su momento más intenso en el Grado de Aprendiz, pues, el Primer Grado Masónico corresponde a la etapa de la instrucción, periodo del conocimiento tácito en forma preponderante. Hemos dicho que los tres grados masónicos, simbólicamente, corresponden a las tres edades del hombre: la infancia, la juventud y la adultez. El Grado de Aprendiz, en ese contexto simbólico, dice relación con el puer iniciático griego, equivalente al niño que aprende antes por comprensión propia de la experiencia, que por las explicaciones y contenidos ar-

gumentales. Cuando el recién Iniciado se incorpora al aprendizaje masónico, muchas veces encuentra conductas un tanto superlativas, en la medida que se deja llevar por una percepción que tiene que ver con racionalidades extramurales. Pero, en la medida que se compenetre de la concepción y la racionalidad iniciática, se abrirá a una experienciación no verbal que le será absolutamente inteligible y vivencialmente reveladora. Conclusión. Al concluir estas reflexiones, no podemos dejar de reiterar lo que la Masonería pretende en el Hombre y la Humanidad: su perfeccionamiento para alcanzar la fraternidad universal del género humano. Para ello exalta virtudes, promueve la búsqueda de la verdad y el conocimiento de si mismo, sustenta postulados valóricos, rechaza afirmaciones dogmáticas, propugna objetivos y combate privilegios. Establece deberes y considera el trabajo como el medio más eficaz de emancipación y realización humana. Esos objetivos se construyen en la práctica y en la cotidianidad de lo masónico, y deben constituir el ambiente necesario que en sí mismo es el sistema de docencia. Allí radica el contenido instructivo, las señales de nuestras certezas y la fuerza educativa que contiene la Masonería. Nuestras conductas, la forma como nos relacionamos, como aplicamos los medios de formación, enseñanza y educación, que se hacen en el simbolismo, en el ritualismo y en la doctrina, son determinantes para hacer tangible los objetivos perseguidos por la Orden. De la misma forma, nuestros afectos son la expresión concreta de que, efectivamente, somos parte de una fraternidad, donde tales lazos constituyen la promesa de un futuro superior de la Humanidad, donde los hombres dejen atrás las causas y los motivos que los han enfrentado, con toda la herencia de dolor y horror, que señalan su tránsito de milenios. Hagamos entonces carne de nuestras convicciones, los valores que promovemos. Desterremos de nuestras prácticas cotidianas la indiferencia postmoderna, las vanalidades del egoísmo, los celos y las arrogancias; aprendamos de nuestros errores; no cuestionemos las deficiencias, sino que promovamos la superación; seamos expresivos con nuestros afectos, para que el ambiente fraternal se nutra con nuestros ejemplos; y, por sobre todo, es fundamental creer en el proceso docente. Definitivamente, la superlatividad del afecto en nuestras prácticas, es un bien precioso. FIN...

PAG. 18

FENIX 31  

Cuando los Usurpadores hicieron del odio su bandera de lucha con la R:.L:.S:. Fénix No.137 El medio periodístico masónico que promueve, imp...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you