Issuu on Google+

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

374


Comité Editorial Director / Editor: Mg. B. David Parra Reyes Especialista en Motricidad Orofacial – Magister en Neurociencias Docente de la Universidad Nacional Federico Villarreal Hospital Nacional Guillermo Almenara I. davidparrare@yahoo.com

Equipo de Gestión: Fgo. Franklin Susanibar Ch. (Coord. Académica) Docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia Centro de Rehabilitación del Policlínico Peruano-Japonés fonofrankna@hotmail.com

Mg. Ivan Ramos Gutarra

(Coord. Científica)

Maestría en Pedagogía y Didáctica Universitaria Docente de la Universidad Nacional Federico Villarreal y UNIFE espaleng2@hotmail.com

Equipo de Revisión: Dra. Irene Queiroz Marchesan (Evaluación MO y Habla) Doctora en Educación Directora Clínica y Formadora en MO de CEFAC - Brasil irene@cefac.br

Dra. Laura Villegas

(Deglución)

Doctora en Fonoaudiología Docente de la Universidad Museo Social Argentino lauravillegas_342@hotmail.com

Mg. Midori Hanayama

(Fisuras NLAPs)

Magister en Fonoaudiología Especialista en Fisura Labiopalatina: Evaluación y Tratamiento midorihanayama@gmail.com

Fga. Patricia Cedeño O.

(Fonoarticulación)

Especialista en Motricidad Orofacial y Terapia Miofuncional Coordinadora del CEFAC - Colombia fonoactiva@yahoo.com

Mg. Ruth Espinosa Estupiñan (Foniatría) Magister en Lingüística Especializada en Análisis Espectrales de Voz con Enfoque Judicial sailoves@hotmail.com

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

375


Mg. Omar Alarcon Palacios

(Ortodoncia)

Magister en Estomatología con Mención en Ortodoncia Docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia omar_ap0280@hotmail.com

C.D. Elmer Acevedo Ruiz

(Odontología)

Cirujano Dentista UNFV Post-Grado Rehabilitación Oral UCSUR elmer310@hotmail.com

Lic. Luis Aliaga Valverde

(Respiración- Fisioterapia)

Post-Grado en Rehabilitación Cardio-Respiratoria Hospital Nacional Guillermo Almenara I. laav271@hotmail.com

Lic. Nora Ruiz Valverde

(Alt. Craneofaciales)

Especialista en FNLAPs Centro ARMONIZAR noraruiz1710@hotmail.com

Equipo de Redacción: Mg. Alejandro Dioses Chocano Magíster en Psicología con mención en Psicología Educativa Centro de Rehabilitación del Policlínico Peruano-Japonés alediosescho@hotmail.com

Lic. Sergio Bravo Cucci Doctorado en Salud Pública Docente Asociado e Investigador de la UNVF sergiobravo_c@hotmail.com

Equipo de Difusión: Lic. Antonio Macedo Cornejo Maestría en Administración y Gerencia Social Gerente Comercial de la Red Terapéutica Perú eantonio_macedo@hotmail.com

Equipo de Traducción: Fgo. Franklin Susanibar Chávez

(del Portugués)

Docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia Centro de Rehabilitación del Policlínico Peruano-Japonés fonofrankna@hotmail.com

Lic. Claudia Juarez Escobar

(del Inglés)

Doctorado en Salud Pública Docente de la Universidad Nacional Federico Villarreal claudia_juarezescobar@hotmail.com

Lic. Giannina Gamarra

(del Inglés)

Especialidad de Motricidad Orofacial Instituto Médico de Lenguaje y Aprendizaje aretyneosis@hotmail.com

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

376


Equipo de Apoyo Externo: Dra. Irene Queiroz Marchesan (Brasil) Doctora en Educación Director Clínico y formadora en MO de CEFAC - Brasil irene@cefac.br

Dra. Laura Villegas

(Argentina)

Doctora en Fonoaudiología Docente de la Universidad Museo Social Argentino lauravillegas_342@hotmail.com

Lic. Norma Chiavaro

(Argentina)

Presidenta de la ALDE Docente de la Universidad del Salvador normabchiavaro@yahoo.com.ar

Fga. Patricia Cedeño O.

(Colombia)

Especialista en Motricidad Orofacial y Terapia Miofuncional Coordinadora del CEFAC Colombia fonoactiva@yahoo.com

Lic. Yolanda Aybar Orellana (Chile) Fundadora del Área de la Fonoaudiología Oncológica en Chile Instituto Nacional del Cáncer y Clínica Oncológica Arturo López Pérez yolandaaybar@yahoo.com

Lic. Gisella Curioso

(E.E.U.U.)

Bilingual speech-language pathologist Candidate of Master in Arts gisecv@hotmail.com

Lic. Rosa Bustamante M.

(E.E.U.U.)

Bilingual speech-language pathologist acuario797@hotmail.com

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

377


Contenidos EDITORIAL

Pag. 379

ARTÍCULO FONOAUDIOLOGÍA EN ODONTOPEDIATRÍA Jezabel Grinberg Pag. 380-384

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN EVALUACIÓN E INCIDENCIA DE LAS ALTERACIONES MASTICATORIO DEGLUTORIAS EN LOS TRASTORNOS INSTRUMENTALES DEL HABLA Marta Patricia E. Pag. 385-393

ARTÍCULO RECOPILADO ELECTROGLOTOGRAFIA: SU APLICACIÓN COMO MÉTODO DIAGNÓSTICO A Luis Alberto C. Pag. 394-396

ARTÍCULO LA ORIENTACIÓN MASTICATORIA COMO TERAPIA COADYUVANTE EN MALOCLUSIONES Cristina Isabel Dias Da Silva Pag. 397-403

NORMAS NORMAS PARA LA PUBLICACIÓN DE ARTÍCULOS EN LA REVISTA DE MOTRICIDAD OROFACIAL (RevMOf) Pag. 404-407

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

378


Editorial Estimados lectores:

Una vez más nuestra querida revista electrónica (RevMOf) se complace en presentar su último número dedicado a compartir, con todos nuestros suscriptores y seguidores, información actualizada y avances científicos. El propósito de la RevMOf continúa siendo, llevar una propuesta accesible a la información en temas de motricidad Orofacial y áreas relacionadas con ese campo de actuación, como es el estilo característico de la RevMOf. La estructuración de la Revista Digital de Motricidad Orofacial tiene como objetivo brindar la oportunidad para que nuevos y experimentados investigadores presenten sus trabajos de investigación científica básica o aplicada partiendo del hecho que la primera persigue la búsqueda de conocimiento por el conocimiento mismo por la importancia que este tiene desde el punto de vista científico para nuestra especialización, la Motricidad Orofacial. La investigación aplicada persigue objetivos concretos y sus resultados sirven para resolver problemas prácticos que conducen a la mejora de la calidad de vida del ser humano. Con esta herramienta científica una vez más nos proponemos contribuir al impulso científico-académico de la distintas regiones del país y de Latinoamérica presentando propuestas que permitan aumentar las posibilidades de su crecimiento actualizado de conceptos, combinando la ecuación “Desarrollo Científico –Aplicabilidad Tecnológica” a partir de estudios que conduzcan a la concreción de resultados que aporten beneficios tangible para nuestra área común de actuación . Un gran agradecimiento a los autores y revistas colaboradoras, que hacen posible el contenido selecto del presente nuevo número de la RevMOf, que cada trimestre llega a ustedes con una búsqueda completa en temas de importancia y utilidad para nuestros lectores y colaboradores que se comprometieron desde el comienzo de esta innovación científica, en el área de especialización denominada Motricidad Orofacial.

El Director

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

379


ARTÍCULO FONOAUDIOLOGÍA EN ODONTOPEDIATRÍA SPEECH THERAPY IN PEDIATRIC DENTISTRY Jezabel Grinberg Licenciada en Fonoaudiología Docente de la Facultad de Odontología. Hospital Odontológico Universitario. UBA

Resumen La fonoaudiología tiene diferentes áreas de trabajo: voz, lenguaje, audiología y Fonoestomatología. La Fonoestomatología trata las alteraciones estructurales, funcionales o neurológicas relacionadas al sistema estomatognático. El sistema estomatognático es una unidad anatómica y funcional conformada por un conjunto de órganos y tejidos que funcionan interdependientemente. Las alteraciones que comprometen el desarrollo de este sistema durante la fase dinámica de crecimiento, tienen importantes repercusiones sobre el equilibrio funcional general del paciente. El equilibrio de la actividad muscular influye en las relaciones intermaxilares y la oclusión dentaria. La forma y la función están íntimamente relacionados y deben ir adaptándose mutuamente a los cambios que implica el crecimiento del individuo. Objetivo: Describir los aportes de la fonoaudiología a la atención odontopediátrica integral, y los elementos de diagnóstico que orienten la necesidad de tratamiento interdisciplinario.

Abstract The phonoaudiology has different areas: voice, speech, audiology and Phonostomatology. The phonostomatology is structural alterations, or related neurological functional stomatognathic system. The stomatognathic system is an anatomical and functional unit formed by a group of organs and tissues that work interdependently. The alterations that compromise the development of this system during the dynamic phase of growth, have important implications for the patient's overall functional balance. The balance of muscular activity influences jaw relations and dental occlusion. The form and function are intimately related and must be mutually adapting to changes involving the growth of the individual. Objective: To describe the contributions of speech therapy to comprehensive pediatric dental care and diagnostic elements to guide the need for interdisciplinary treatment.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

380


Introducción La fonoaudiología tiene diferentes áreas de trabajo: voz, lenguaje, audiología y Fonoestomatología. La Fonoestomatología trata las alteraciones estructurales, funcionales o neurológicas relacionadas al sistema estomatognático. El sistema estomatognático es una unidad anatómica y funcional conformada por un conjunto de órganos y tejidos que funcionan interdependientemente. Estos son: músculos de la masticación, de la deglución y de la expresión facial; lengua, los labios, los carrillos, los dientes; articulación y ligamentos dentoalveolar y témporomandibular; huesos: cráneo, maxilares, hioides, clavícula y esternón. Las alteraciones que comprometen el desarrollo de este sistema durante la fase dinámica de crecimiento, tienen importantes repercusiones sobre el equilibrio funcional general del paciente. Terapia miofuncional es la intervención que realiza el fonoaudiólogo para corregir el imbalance muscular orofacial, que se manifiesta por trastornos respiratorios, masticatorios, deglutorios y/o articulatorios. El equilibrio de la actividad muscular influye en las relaciones intermaxilares y la oclusión dentaria. La forma y la función están íntimamente relacionados y deben ir adaptándose mutuamente a los cambios que implica el crecimiento del individuo. Los músculos trabajan en forma interrelacionada e interdependiente, con lo cual al variar la acción de un grupo muscular pueden alterarse los demás grupos y estimular modificaciones morfológicas. Los hábitos orales son costumbres adquiridas por la repetición continuada de una serie de actos (respiración, deglución, masticación, fonoarticulación). Cuando estos hábitos se alejan del patrón normal se habla de disfunción. En el caso de las funciones del sistema estomatognático, habrá disfunción cuando la función fisiológica se sucede con un patrón neuromuscular anormal para cumplir con los requerimientos propios de la función (respiración bucal, deglución disfuncional, trastornos masticatorios, trastornos fonoarticulatorios). Los hábitos parafuncionales (succión digital, labial, lingual, RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

de objetos8, bruxismo, onicofagia, etc.) son actividades que alteran el patrón neuromuscular normal. Tanto la disfunción como la parafunción en cuanto a alteración se refiere es lo mismo, es decir, las dos modifican la posición de las piezas dentarias y la relación y la forma que guardan las arcadas dentarias entre sí. El grado de alteración dependerá de la frecuencia, duración, intensidad y dirección de estos hábitos, como así también de las características 4 biotipológicas del paciente .

Deglución La deglución es la coordinación neuromuscular rápida de los componentes que conforman la cavidad bucal: faringelaringe y que intervienen en el pasaje de la saliva, líquidos, semisólidos y sólidos de la boca al estómago2. Se distinguen 3 etapas deglutorias: bucal, faríngea, esofágica. La etapa bucal se extiende (tomando como ejemplo el alimento sólido) desde el corte del alimento hasta el empuje del bolo alimenticio hacia la base de la lengua (momento en que se inicia la etapa faríngea). La etapa bucal es voluntaria, con lo cual es posible la modificación de todas aquellas acciones no adecuadas (movimientos mandibulares, ritmo y fuerza masticatoria, alternancia masticatoria, movimiento lingual, labial, etc). Cuando está por comenzar la etapa faríngea (la cual es involuntaria al igual que la etapa esofágica), el velo del paladar se eleva por acción de los músculos periestafilinos y los faringoestafilinos contra la pared posterior de la faringe, separando la orofaringe de la nasofaringe. El desencadenamiento de estos actos reflejos impide el retroceso del alimento a la cavidad oral, la regurgitación hacia las fosas nasales y/o su intrusión en las vías respiratorias 13. Las alteraciones en la etapa bucal pueden generar deglución disfuncional. Se la define como todo movimiento que se desencadena por la inadecuada actividad lingual que pone en marcha el acto deglutorio en la etapa bucal. A partir de la erupción de los primeros molares primarios se inician los verdaderos movimientos de masticación12, comienzan los movimientos mandibulares laterales y la lengua empieza a lateralizar el alimento y así e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

381


va comenzando la deglución madura, para completar su madurez a los 4 años aproximadamente.

Signos más frecuentes en la disfunción de la deglución: -

-

Protrusión lingual Incompetencia labial Contracción del músculo borla de la barba Incompetencia velar Residuos de alimentos una vez finalizada la deglución Acumulación de saliva ( a veces babeo) Alteraciones masticatorias: restringido movimiento mandibular, masticación unilateral, fuerza disminuida y ritmo lento. Todo esto impide la formación adecuada del bolo alimenticio Dificultad para iniciar la acción de tragar Elevación retardada del hioides y del cartílago tiroides

Algunas preguntas para realizar a los padres: - Come rápido el niño? - Toma mucho líquido mientras come? - Le parece que necesita tomar líquido para tragar el alimento? - Mastica con la boca abierta? - Prefiere comidas blandas o duras? - Mastica más de un lado que del otro? Diagnosticar precozmente significa detectar los signos mínimos. Tratar precozmente significa iniciar el tratamiento tan pronto como sea posible una vez detectado el problema3, 7.

Etiología de la deglución disfuncional: -

Hipertrofia amigdalina – adenoidea Respiración bucal Maloclusión Frenillo lingual corto Alimentación artificial Macroglosia Microglosia FLAP (fisura labio-alveolo-palatina) Hábitos de succión digital, labial, lingual, de chupete, de objetos, etc.

La función deglutoria se realiza durante las 24 horas del día, 2 veces por minuto en RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

estado de vigilia y una vez por minuto durante el sueño, de allí la gran incidencia que pueda presentar cualquier alteración en los mecanismos deglutorios, en la formación de las arcadas dentarias, en el paladar. La posición de la lengua en reposo tiene una mayor correlación con las alteraciones recién mencionadas, que la deglución y el habla.

Respiración: Respiración nasal: es aquella en la que el aire ingresa por la nariz sin esfuerzo, con un cierre simultáneo de la cavidad bucal4. Posibilita el calentamiento, filtración y humidificación del aire necesario para que pase hacia las vías aéreas inferiores, proporcionando un buen funcionamiento pulmonar y por consiguiente una buena oxigenación cerebral. Respiración bucal: el aire que ingresa por la boca es seco, frío e impuro y no está preparado para su recepción pulmonar. No ocurre el mecanismo de purificación traqueobronquial necesario y ocasiona mala oxigenación cerebral, llevando al paciente a la falta de atención y concentración, pudiendo generar problemas de aprendizaje.

Etiología de la respiración bucal: -

Pasaje nasofaríngeo disminuido Cornetes inflamados Tabique nasal desviado Hipertrofia amigdalina-adenoidea Hábitos

Respiración bucal: características generales: -

Labio superior corto Labio inferior evertido Incompetencia labial Paladar alto y estrecho Posición baja de lengua Músculos orbiculares hipotónicos Tórax poco desarrollado Gusto y olfato disminuidos Narinas estrechas Postura asténica Protrusión de los incisivos superiores Encías inflamadas Ojeras Ronquido nocturno

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

382


- Mordida clase II, over jet, mordida abierta o cruzada - Disfonía - Trastornos articulatorios La obstrucción nasal genera en el paciente la apertura labial para compensar el volumen del pasaje aéreo, produciendo la disminución del tono muscular de los orbiculares y la tensión de los buccinadores sobre el arco alveolo-dental produciendo su estrechez y creando un aumento de la profundidad del paladar. Se pierde relación de la lengua con el paladar duro y blando, los músculos de la columna cervical se contraen, los músculos posturales mandibulares, los músculos infra y suprahioideos y el hioides se ven alterados. Comienza una alteración muscular postural y diferentes patologías generales y locales.

Amamantamiento: El amamantamiento constituye uno de los estímulos funcionales más relevantes10 para el buen desarrollo de las estructuras neuromusculares, de los maxilares y demás elementos que componen las matrices funcionales del sistema estomatognático. Mantener el uso del biberón y/o del chupete más allá de los 2 años, retrasa la adquisición de patrones musculares adecuados a la deglución madura, lo que favorece la deglución disfuncional.

Masticación: La masticación proporciona la fuerza y la acción indispensables para el desarrollo normal de los maxilares y también se relaciona la masticación con la conservación de los arcos dentarios, con la estabilidad de la oclusión y con el estímulo funcional sobre el periodonto12, los músculos y la articulación témporomandibular (ATM). Masticar es una función esencial en la prevención de los trastornos miofuncionales. Esta función dará continuidad a la estimulación de la musculatura orofacial iniciada con la succión.

Fonoarticulación: Los movimientos para la articulación de la palabra requieren actividades secuenciales sincronizadas con la respiración y RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

movimientos precisos de los músculos y órganos faciales. Cuando hay desequilibrio miofuncional pueden verse alterados el punto y modo de articulación.

Evaluación fonoaudiológica: La evaluación fonoaudiológica se realiza luego del diagnóstico odontológico. La misma consiste en: a. Anamnesis y entrevista b. Observación espontánea: es la más rica en datos ya que el paciente no se siente observado. Se relevan los siguientes datos: postura corporal general, posición de la cabeza, de los hombros, posición y movimiento mandibular, posición lingual en reposo y durante la deglución, labios, fonoarticulación, respiración: tipo: costal superior, abdominal, costodiafragmática (es el tipo correcto), modo: nasal, bucal, mixta c. Evaluación muscular deglutoria masticatoria - respiratoria.

Pruebas funcionales: - Gudin: Mide el reflejo narinario. La ausencia de dilatación narinaria es indicador de posible respiración bucal14. - Glatzel: Evalúa la permeabilidad nasal. Se coloca un espejo perpendicularmente a las fosas nasales. Se observa si durante la espiración el espejo se empaña simétricamente o si hay obstrucción de alguna de las narinas14. - Rosenthal: Evalúa la permeabilidad nasal. Se la considera suficiente, si el paciente puede realizar 20 respiraciones con ambas narinas, 20 con narina derecha (obstruyendo suavemente la opuesta) y 20 con narina izquierda (obstruyendo suavemente la opuesta) 14. d. Examen fonoarticulatorio. e. Interconsulta (odontólogo otorrinolaringólogo (ORL) psicólogo kinesiólogo

Finalizada la evaluación, se organiza el plan de tratamiento y se determina en equipo el momento oportuno de intervenir, ya que las situaciones pueden ser:

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

383

– –


f. Intervención conjunta con el tratamiento que se le esté realizando al paciente (odontológico, otorrinolaringológico, etc) g. Intervención pre o posquirúrgica h. Intervención pre o posortodóncica5.

Etapas del tratamiento: - Crear la motivación en el paciente - Que pueda reconocer su esquema corporal bucal (para que sepa qué tiene que modificar, por qué y para qué) - Que concientice los patrones neuromusculares correctos - Realizar la ejercitación con y sin aparatología, en caso que el paciente estuviera en tratamiento ortodóncico, que la aparatología fuera removible y la indicación del odontólogo - Cuando se logra la automatización, se realizan los controles, los cuales se van espaciando hasta dar el alta

Conclusión Si se tiene en cuenta que el ser humano es una unidad biopsicosocial, donde todo es influenciado por todo, se debe conocer la importancia de lograr el equilibrio muscular orofacial y saber cómo repercutirán las consecuencias de un desequilibrio en relación a la oclusión y a la salud general del paciente.

Referencias Bibliográficas 1. Logemann JA. Evaluation and treatment of swallowing disorders. San Diego, USA: Ed. College Hill Press, 1983. 2. American Academy of Pediatric Dentistry: Policy on oral habits. Council on clinical affairs, 2003 3. Cionchi, M. E. Fonoaudiología en Odontopediatría. En Material de Trabajo Cátedra Odontología Integral Niños, 2007 4. Emborg, E.: Estado actual de la Ortopedia. Revista de la AAOFM 1993-1994; 27 (LXXIII-LXXIV). 5. Escobar, H; Gregoret, J; Matas Da Fonseca A; Tuber, E. Ortodoncia y cirugía ortognática.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Diagnóstico y planificación MN ediciones, 2° edición, Madrid – España, 2008 6. Garretto, A. L: Evaluación de los resultados obtenidos en niños con disgnacias funcionales y tratamientos fonoaudiológico, ortopédico y combinado. Tesis Doctoral, 1999, Cátedra Odontología Integral Niños 7. Grinberg, J: Relación entre imbalance muscular orofacial, deglución disfuncional, respiración bucal y maloclusión. Tesis 2001. Biblioteca de la Universidad del Salvador, Facultad de Medicina 8. Grinberg, J; Cortese, S: Atención integral de pacientes odontopediátricos con bruxismo y/o trastornos témporomandibulares. ASALFA. Revista Fonoaudiológica, 2006; 52 (1 y 2) 9. Herrera, D; Belmonte, S; Herrera, E: Pediatría práctica. Arch Argent Pediatr. 2006; 104 (1) Disponible en http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext &pid=S0325-00752006000100014 10. Landolfo, A: Limitación de la maloclusión dentaria con rehabilitación Fonoaudiológica, Ed. Papiro, San Juan- Argentina, 2000 11. Lescano de Ferrer, A; Varela de Villalba, T: Influencia de la succión deglución sobre el crecimiento y desarrollo orofacial. Rev Fac Cien Méd, UNC,2006; 63 (2):33-37 12. Paredes Gallardo, V; Paredes Cencillo, C: Prevalencia de los hábitos bucales y alteraciones dentarias en escolares valencianos. 2005; 62 3:261265 13. Quiroz Marchesan, I: Fundamentos de Fonoaudiología. Aspectos clínicos de la motricidad oral. Camargo Tarrigute, Ch: Desarrollo de las funciones estomatognáticas, Cap 1 Ed. Panamericana, 2002 14. Sanchis Borrás S; García Talens T; Cuenca Monleón C; Clari R: Guía para la reeducación de la deglución atípica y trastornos asociados. 2005 Disponible en http://www.books.google.com.ar/books?isbn=847642 8081 15. Varela, M. A. Ruiz; Pastor, A. Cercedo: Síndrome del respirador bucal. Aproximación teórica y observación experimental. Cuadernos de audición y lenguaje. 2002Disponibleen http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/prevemi/sindrom e_de_respirador_bucal.pdf.

Agradecimientos a: Facultad de Odontología de laUBA

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

384


ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

EVALUACIÓN E INCIDENCIA DE LAS ALTERACIONES MASTICATORIO DEGLUTORIAS EN LOS TRASTORNOS INSTRUMENTALES DEL HABLA EVALUATION AND IMPACT OF CHANGES CHEWING-DEGLUTITION IN INSTRUMENTAL SPEECH DISORDERS Marta Patricia E. Licenciada en Fonoaudiología Capital Federal Hospital de Rehabilitación Manuel Rocca VII Jornadas científicas evaluación e incidencia de las alteraciones masticatorio deglutorias en los trastornos instrumentales del habla.

Resumen A partir del análisis de la función masticatoria y su incidencia en la evolución del habla en la especie humana, se incorporó la evaluación de dicha función en el examen realizado a niños con trastornos instrumentales del habla. Se presentan datos estadísticos surgidos de esta experiencia y su interpretación de acuerdo a la correlación de estas funciones.

Summary From the analysis of masticatory function and its impact on the evolution of speech in humans, joined the evaluation of the function in the examination of children with speech disorders instrumental. We present statistical data that emerged from this experience and its interpretation according to the correlation of these functions.Key words: Swallowing, Dysphagia, Endotracheal intubation, Orotracheal intubation and ICU.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

385


Introducción A lo largo de mi experiencia como fonoaudióloga en la Unidad Foniatría del Hospital de Rehabilitación Manuel Rocca, y considerando la enorme cantidad de niños en edad pre-escolar y escolar que acuden a la consulta por presentar trastornos fonoarticulatorios, me orienté a profundizar sobre los posibles factores causales que inciden en ellos. Me refiero a aquellos casos que clínicamente se pueden caracterizar, como niños con un habla cuya inteligibilidad se halla comprometida en grados diversos, con niveles de lenguaje comprensivo-expresivo acordes a su edad cronológica, audición dentro de límites normales o con hipoacusias conductivas leves, adecuado desarrollo psicomotor e intelectual, al igual que de la funcionalidad de los órganos intervinientes en la articulación. Todos ellos presentan por lo tanto trastornos instrumentales del habla –dislalias-, las que consisten en omisiones, sustituciones o deformaciones del punto y/o modo de articulación de los fonemas, en ausencia de trastornos neuromusculares periféricos o centrales. El habla es el medio que posibilita al lenguaje manifestarse en forma oral. Es por todos aceptado, que ninguna estructura anatómica ha sido creada primariamente para servir a la función del habla. Ella se establece sobre órganos que desempeñan funciones vitales para la conservación de la vida: la respiración y la deglución, incluyendo la succión y posteriormente la masticación. Tal enunciado lleva inevitablemente a la búsqueda de relaciones entre la articulación y aquellas funciones sobre las que se asienta.

La interfuncionalidad oral: Durante mucho tiempo se enfatizó la relación entre determinados trastornos articulatorios y la denominada deglución atípica, haciendo hincapié, casi exclusivamente en la posición del ápice lingual en el momento de deglutir. A partir de la observación dinámica del proceso deglutorio, posibilitada por la videofluoroscopía, el concepto actual de la RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

deglución excede los límites de la cavidad bucal, y plantea interrelaciones funcionales de gran interés para el campo de la Fonoaudiología. Siguiendo los conceptos de Logemann (1995), se define a la deglución como "la coordinación neuromuscular rápida de los componentes de la cavidad bucal, faringe y laringe, durante una interrupción breve de la respiración, puesto que ambas son funciones recíprocas”. La fisiología normal de la deglución comienza con la etapa preparatoria bucal, en la cual la consistencia del alimento se modifica, haciéndolo apto para su posterior deglución. Incluye movimientos rotatorios y laterales de lengua y rotatorios del maxilar inferior encargados de la trituración. El movimiento de la lengua es muy importante para el control del bolo, colocándolo entre los molares, sacándolo de allí, impregnándolo con la saliva y volviéndolo a situar entre los molares. Al final de esta etapa, la lengua recolecta los restos de alimento formando el bolo alimenticio. Cuando este alcanza la parte superior de la lengua, los bordes laterales y anteriores de ella se sellan contra el borde alveolar. Seguidamente se inicia el estadio oral propiamente dicho; el alimento es propulsado hacia el fondo de la boca por el movimiento del centro de la lengua hacia arriba y atrás. Se desencadena entonces la deglución faríngea; el hioides y la laringe se elevan y dirigen hacia delante, al tiempo que la vía del aire se cierra impidiendo que el alimento caiga en la vía respiratoria. Las contracciones de la pared faríngea empujan el bolo hacia el esófago. Los movimientos peristálticos esofágicos actúan en la cuarta y última etapa deglutoria propulsando el alimento hacia el estómago. Los tiempos deglutorios no deben ser interpretados como independientes sino como momentos de un único proceso, en el cual cada uno posibilita el desencadenamiento de las etapas subsiguientes. El tracto aerodigestivo superior es único en cuanto soporta dos críticas funciones biológicas: la respiración y la deglución y además, una tercera función propia del hombre: la comunicación oral. Explicitando este concepto, Jury (1996) sostiene que la deglución y la respiración en tanto funciones recíprocas se relacionan con los sistemas auditivo, articulatorio, resonancial y e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

386


alimentario. Con referencia a las interrelaciones funcionales entre la deglución y la articulación, es interesante mencionar el aporte de Fröschels, médico creador de la Escuela de Logopedia y Foniatría de Viena, quien sostuvo que las funciones masticatoria y articulatoria fueron inicialmente una sola. Así lo demuestra la masticación sonora, de la que se conocen resabios en las culturas primitivas. Esta masticación acompañada de ruidos, fue evolucionando a través de millones de años dando lugar a dos funciones diferenciadas: la masticatoria y la fonatoria. La afectación de ambas funciones en cuadros neurológicos como la disartria, confirma la hipótesis de un origen común generando aplicaciones terapéuticas como la técnica de la masticación sonora de Fröschels, utilizada con éxito para el tratamiento de trastornos del habla, la voz y el lenguaje. El doctor Cabanas Comas, médico cubano especializado en Logopedia y Foniatría, apoyándose en las afirmaciones de Fröschels y en los datos brindados por la neurología y la paleontología, desarrolló su teoría a cerca de la evolución filogenética del habla. El surgimiento de los sonidos constitutivos del habla, debió sin duda vincularse a otros procesos que contribuyeron a la evolución de la especie humana, entre los que se incluyen los de naturaleza biológica - transformaciones craneofaciales y laríngeas, estas últimas posibilitadas por el bipedismo- y los socioculturalesuso y construcción de herramientas, trabajo colectivo y hábitos de vida comunitaria. La producción de los sonidos del habla requiere de movimientos veloces y precisos de los órganos fonoarticulatorios siendo primordial contar con un maxilar inferior capaz de generar rápidos movimientos de apertura y cierre. Esto era impensable en el hombre primitivo, que poseía un maxilar inferior y una musculatura masticatoria voluminosos. El descubrimiento de las herramientas y el fuego para la obtención y preparación del alimento, fueron reduciendo gradualmente el tamaño de dientes, maxilares y músculos, a través de las adaptaciones funcionales de la dinámica masticatoria a las nuevas exigencias y necesidades planteadas por la modificación de la dieta.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Estos cambios en la actividad masticatoria cuali y cuantitativos, generaron nuevos estímulos propioceptivos que dieron origen a una diversidad de registros corticales, que a modo de fórmulas motrices sentaron las bases para la organización y control de una nueva actividad motora, compleja y diferenciada, cual es la articulación de la palabra. El pensamiento del hombre había ido evolucionando a través del proceso de socialización, y la producción de estos conjuntos articulatorios, generalizados y estables, constituyeron un código de significación que posibilitó la trasmisión de mensajes orales. En síntesis, siguiendo los conceptos de Cabanas Comas (1980), sólo la masticación, cuya dinámica anatómica y funcional se asemeja a la articulación, pudo haber establecido la base cinestésico-motora del habla, a partir de las modificaciones resultantes de los sucesivos regímenes dietarios, primero herbívoro, luego carnívoro y por último omnívoro del hombre primitivo. La paleontología respalda esta hipótesis, dado que existe una correlación entre los periodos de mayor actividad masticatoria y la aparición de nuevas capacidades articulatorias a lo largo de la evolución de la especie. Estas reflexiones acerca del desarrollo filogenético del habla, encuentran su correlato en el desarrollo ontogenético, aportando datos interesantes para los que ejercemos la atención de niños con trastornos instrumentales del habla. El niño al nacer trae consigo ciertas habilidades innatas, que involucran la región orofaríngea: la respiración, la succión, la deglución, el grito y el llanto. Al alimentarse la actividad muscular genera mensajes propioceptivos que alcanzan la corteza cerebral, constituyendo gradualmente engramas motores, que se consolidan, amplían y dan lugar a otros más complejos. Estas secuencias motoras conforman la matriz del lenguaje, aún antes de la intervención de los reflejos auditivos. Las praxias faringo bucales, que comprenden las respiratorias, masticatorias y fonatorias, tienen a la base esquemas elementales comunes a todas ellas, en los que participan los mismos músculos, vías sensitivas y motoras y centros nerviosos. e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

387


Hacia el segundo mes de vida, se inicia el juego vocal, que según Azcoaga (1981) incluye sonidos guturales y labiales, en correspondencia con las regiones de la cavidad bucal que toman parte en las funciones deglutoria y de succión, con intervención de la musculatura velo-faríngea y labial. Posteriormente, a partir de los seis meses, comienzan a intervenir las aferencias auditivas y se inician los rudimentos de la masticación, con la erupción de los incisivos y la modificación de la dieta del bebé. La masticación, con movimientos variables en relación a las diferentes consistencias, sienta las bases de una regulación cortical cinestésica fina, que permite paulatinamente ir diferenciando sonidos de diferentes niveles y sonidos de un mismo nivel entre sí. Las papillas, que en un principio son rechazadas, provocan la emisión de la bilabial explosiva “p”. La formación del bolo alimenticio, requerida por los alimentos sólidos, favorecen la articulación de la lateral “l”, y el acanalamiento de la lengua necesario para deglutir, las dentales ”t” y “d”. Esto reafirma lo expresado a cerca de que la conducta alimentaria – principalmente la masticación – constituye la base sobre la cual se desarrolla el lenguaje articulado. Tales criterios, no por cierto desconocidos por un especialista del lenguaje, llevan invariablemente a reflexionar sobre la interrelación funcional articulaciónmasticación - deglución- respiración. Si tenemos en cuenta los datos aportados por diferentes autores, estudiosos de la filogénesis del habla, a cerca del rol que debió corresponderle a la masticación, debemos los fonoaudiólogos valorar esta función en la evaluación y tratamiento de las dislalias instrumentales. La masticación, tiene por objetivo triturar el alimento – faz mecánica- para que, conjuntamente con la insalivación, - faz química – se pueda gustar y deglutir, iniciándose la primera etapa de la función digestiva. El aparato masticatorio del hombre se caracteriza por adaptarse a las diferentes consistencias de los alimentos; comparte algunas características con el de los roedores, tales como raspar y desgarrar, y otras con el de los hervíboros como la capacidad de triturar. RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

La masticación, comprende una primera fase incisiva que consiste en la apertura de la boca y descenso de la mandíbula, prehensión del alimento, corte y retorno a la oclusión céntrica. Continúa la segunda fase denominada premolar; la apertura y el descenso mandibular permite a la lengua trasladar el alimento hacia la región de premolares y molares, y los movimientos de apertura, cierre y rotación del maxilar inferior, producen la trituración del alimento. Los labios y carrillos por fuera y la lengua por dentro, asumen un papel importante durante la masticación. Los primeros, con un tonismo adecuado mantienen el alimento entra las caras triturantes de molares y premolares, evitando que éste se deslice hacia el vestíbulo. La lengua contribuye a la colección del alimento y formación del bolo alimentario, previo al desencadenamiento de la deglución faríngea. Una buena trituración e insalivación de una porción de alimento sólido, demanda según Fletcher, alrededor de treinta impactos masticatorios. Un adecuado desarrollo de maxilares y dientes, así como de la articulación temporomandibular, y un juego equilibrado de las fuerzas musculares de labios, lengua y carrillos, posibilitan una correcta función masticatoria, la que a su vez influye en el crecimiento y desarrollo de las estructuras mencionadas. Del mismo modo, si existen alteraciones en dichas estructuras, disminuirá la eficiencia masticatoria, produciendo desequilibrios funcionales. Torres (1973) destaca que la variedad de alimentos en relación a su dureza, es el factor esencial y primario en la masticación, a diferencia de lo que sostenían las concepciones clásicas que asignaban importancia a la forma anatómica de los componentes de la articulación temporomandibular y de los dientes. La masticación, cumple importantes funciones al ser realizada con igual intensidad y durante el mismo tiempo, en forma alternada con ambos lados, estimulando el desarrollo simétrico de la región maxilofacial en particular, y de la región craneofacial en general. Al ser realizada en presencia de sellado labial, contribuye a desencadenar el reflejo deglutorio. El velo del paladar se contrae y eleva por acción de los músculos e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

388


periestafilinos. Estos músculos participan igualmente en la apertura y cierre de la trompa de Eustaquio. Asimismo la ventilación nasal genera las presiones necesarias para el adecuado funcionamiento tubario, responsable de la ventilación del oído medio y el drenaje de secreciones. Los movimientos de apertura y cierre del maxilar inferior, que se suceden durante la masticación, influyen sobre los plexos venosos pterigoideos, responsables de la irrigación cerebral. Es conocida la función de la masticación como desencadenante de las secreciones y motilidad gástrica. La masticación, como hemos visto, trasciende los límites de la boca y adquiere un lugar relevante en el desarrollo de las funciones deglutoria, respiratoria y articulatoria. Esta función, al igual que otros aprendizajes, se desarrolla gradualmente, a partir de la erupción dentaria y la modificación de la dieta que recibe el niño. Una dieta que incluya alimentos de consistencia dura, estimula la trituración contribuyendo a un adecuado desarrollo maxilo-dentario y de la funcionalidad respiratoria, auditiva y articulatoria. La masticación suficiente, realizada con los molares y el crecimiento de los procesos maxilares, favorece el establecimiento de la oclusión posterior bilateral y una ubicación más posterior de la lengua en la cavidad bucal. Los movimientos linguales de lateralidad, necesarios para la colección del alimento y formación del bolo, reemplazan a los de succión y el ápice se eleva en el momento de tragar. Todo ello conduce a modificaciones del segundo tiempo deglutorio, el cual adquiere la forma de una deglución madura. Se puntualizan a continuación las características del tiempo bucal propiamente dicho, en la deglución infantil y en la deglución madura.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Evaluación de pacientes con trastornos instrumentales del habla A partir de lo anteriormente expuesto, en la Unidad Foniatría, se incorporó a la evaluación de los trastornos del habla, un examen detallado de las funciones masticatoriadeglutoria, con la finalidad de detectar posibles alteraciones. En el interrogatorio efectuado a la madre del paciente, se incluyeron los siguientes aspectos: - Tipo de la alimentación recibida a partir del nacimiento. - Momento de inicio y finalización de cada una de ellas. - Presencia de hábitos de succión: características, momento de aparición y finalización de los mismos. - Alimentación actual: alimentos de preferencia del niño, forma de presentación de los mismos, ritmo y hábitos de alimentación, dificultades detectadas en la masticación, cantidad de líquido ingerido durante las comidas. - Presencia de síntomas indicativos de probable trastorno deglutorio. Se evaluaron durante 1997 un total de 132 pacientes con trastornos instrumentales del habla: un 30 % corresponde al sexo femenino y el 70 % al sexo masculino.

La distribución por edades muestra: - 57 pacientes entre 4 años y 5 años 11 meses (43 %) - 62 pacientes entre 6 años y 7 años 11 meses (47 %) - 13 pacientes con 8 años y más (10 %)

Quiero destacar los siguientes obtenidos a través de la anamnesis: a. Alimentación con mamadera: Un 45 % manifestó haberse alimentado con mamadera entre el nacimiento y los doce meses de vida. El 55 % restante prolongó la alimentación con mamadera más allá de los doce meses (edad considerada evolutivamente normal) De éste 55 %, un 29 % lo hizo más allá de los 2 años 1 mes y dentro de este grupo

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

389


algunos continuaron alimentándose con mamadera hasta el momento de realizar la consulta foniátrica. La mayoría de las madres encuestadas, optó por continuar utilizando la mamadera para garantizar una ingesta adecuada de leche. La mayoría de los niños la recibían en la cama como desayuno, merienda o antes de dormirse. b. Presencia de hábitos de succión El 32 % de los niños, continuó con hábitos de succión después de los 2 años, correspondiendo al uso de chupete el 57 %, a la succión digital el 31 %, y el 12 % restante succionaban prendas de vestir, almohadas, pañuelos, etc. El inicio de la escolaridad, a los 3 o 4 años, marcó en la mayoría de los succionadores de chupete, el abandono del hábito, aunque en algunos persistió antes de conciliar el sueño o durante el mismo. c. Tipos de dieta que recibe el niño Al formular esta pregunta, la mayoría de las madres respondieron que el niño come dieta variada, recibiendo un adecuado aporte nutricional. Las siguientes preguntas se formularon buscando indagar la forma en que se presentan los alimentos; esto permite inferir si el niño recibe una dieta variada en lo referente a la consistencia de los alimentos o si por el contrario la alimentación es prevalentemente blanda. Un 77 % recibe dieta variada y el 23 % restante dieta blanda. Las preguntas referidas al ritmo, hábitos de alimentación, presencia de síntomas indicativos de trastorno deglutorio y cantidad de líquido ingerido durante la comida, permiten conocer si el niño tiene dificultades para masticar. El 100 % de los que recibían dieta blanda, manifestaron dificultades en la masticación, y el 42 % de aquellos con dieta variada presentaban igualmente dificultades para masticar, que se ponen de manifiesto en distintas maniobras facilitadoras tales como, cortar en trozos muy pequeños, usar el líquido para propulsar el alimento, el corto tiempo utilizado para comer o bien la presencia de

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

ahogos frecuentes al tratar de deglutir una porción de alimento no masticada.

A través de los resultados obtenidos mediante la evaluación funcional masticatoria- deglutoria, se destacan los siguientes puntos: Correlación entre trastornos instrumentales del habla y de la función masticatoriodeglutoria. De los 132 pacientes evaluados un 92 % presentó alteraciones instrumentales del habla y de la función masticatorio-deglutoria. Sólo un 8 % presentó dislalias sin alteración masticatorio-deglutoria.

Las alteraciones funcionales masticatorio - deglutorias (1º y 2º tiempo deglutorios) de la población estudiada consistieron en: - Falta de sellado labial: la masticación se realizaba con boca abierta, especialmente luego de los primeros bocados, cuando el niño mostraba sus hábitos con mayor espontaneidad, al no sentirse observado o por influencia de la fatiga. - Masticación anterior: muchos niños en lugar de efectuar la masticación con molares, la realizan con los sectores anterior y lateral. - Dificultad para coleccionar el alimento y formar el bolo alimenticio: la lengua no realiza los movimientos adecuados para recolectar el alimento, y éste se dispersa en la cavidad bucal. - Masticación insuficiente: los impactos masticatorios son mínimos y la insalivación escasa, no logrando modificar la consistencia del alimento y formar una masa homogénea e integrada. - Deglución con succión lingual: la lengua realiza movimientos similares a los de succión, y el abombamiento del dorso en contacto con el paladar duro, contribuye a aplastar el alimento para ser deglutido. El ápice lingual se interpone, o bien permanece en contacto con las caras internas de los incisivos inferiores y el dorso se adelanta en el momento de tragar.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

390


- Excesivos movimientos linguales: la lengua busca con estos movimientos, recolectar los trozos de alimento dispersos en la cavidad bucal, especialmente los que se alojan en el vestíbulo. - Presencia de abundantes residuos de alimento en la cavidad bucal luego de la deglución: estos restos se distribuyen en la lengua, vestíbulos, región posterior de la boca y faringe. - Degluciones poco efectivas: cada porción de alimento requiere de varias degluciones. - Ruidos asociados durante la masticación: similares a los producidos por la lengua durante la succión. - Volumen excesivo de alimento: esto se produce al introducir grandes trozos de alimento en la boca, o bien trozos normales que se incorporan antes de haber deglutido el anterior. - Utilización de líquido para facilitar la propulsión y el tragado del alimento: el niño ingiere el líquido conjuntamente con el alimento sólido insuficientemente masticado para posibilitar la deglución, o bien, lo utiliza para limpiar la cavidad bucal de los abundantes residuos de alimento que persisten en la boca luego de varias degluciones. La evaluación fonoarticulatoria arrojó la presencia de dislalias o de articulaciones de compensación que describiré a continuación: - Articulación compensatoria de los fonemas “l” y “n”. Se producen en forma interdental o con insuficiente elevación del ápice lingual. En otros casos el dorso lingual contacta con las rugas palatinas y el ápice se mantiene junto a la cara interna de los incisivos inferiores. Estas articulaciones se hacen más notorias cuando el fonema se presenta en sílaba inversa o mixta. - Articulación compensatoria de los fonemas “ch” y “y” En estos casos, la articulación se realiza estando las arcadas dentarias en inoclusión. El ápice lingual se ubica en posición interdental y la elevación del dorso de la lengua, que debe contactar con el paladar, es incompleta. - Dislalia de “s“ Los molares no contactan, el ápice lingual sobrepasa el límite de los incisivos inferiores y sé interdentaliza, produciendo el característico ceceo. - Dislalias de “r“ y “rr” Estos fonemas vibrantes resultan complejos para una lengua en posición baja y con movilidad restringida RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

para elevar el ápice y son generalmente sustituidos por otros fonemas tales como “d” o “l”. El fonema rr puede ser articulado con participación de la parte posterior de la lengua y la úvula, constituyendo el rotacismo gutural. - Dislalias de grupos consonánticos La articulación de los grupos consonánticos requiere sincronismo y velocidad en los movimientos de los órganos fonoarticulatorios, en especial de la lengua y los labios, y son frecuentemente simplificados a través de la supresión de los fonemas “l” y “r” o bien sustituídos por semivocalizaciones.

Resultados

Estrategias mnemotécnicas según el código empleado para procesar la información.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

391


RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

392


Conclusiones La función masticatorio-deglutoria está estrechamente vinculada a la producción articulatoria. La información referida a la filogénesis y ontogénesis del habla así lo demuestran.

Referencias Bibliográficas 1. Logemann, J. - Disfagia: Evaluación y tratamiento. Actas del “Congreso Internacional de Audiología, Logopedia y Foniatría”. El Cairo. Egipto. 1995. 2. Torres, R. (1973) - Biología de la boca. Bueno Aires: Editorial Médica Panamericana. 3. Jury, S. - Alteraciones deglutorias y sus implicancias clínicas. Actas de la Jornada Internacional “Palabra, voz y deglución”. 4. Fundación Alberto J. Roemmers. Buenos Aires. Argentina. Academia Nacional de Medicina. 12 de Septiembre de 1996. Pag. 61-86

Agradecimientos a: Hospital de Rehabilitación Manuel Rocca VII Jornadas científicas evaluación e incidencia de las alteraciones masticatorio deglutorias en los trastornos instrumentales del habla.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

393


ARTÍCULO RECOPILADO

ELECTROGLOTOGRAFIA: SU APLICACIÓN COMO MÉTODO DIAGNÓSTICO ELECTROGLOTTOGRAPHY: ITS APPLICATION AS A DIAGNOSTIC METHOD

Luis Alberto C. Licenciado en Fonoaudiología Doctorando en Fonoaudiología Coordinador del área vocal del Sanatorio del Salvador Miembro de la Internacional Association of Logopedics and Phoniatrics (IALP)

Introducción En la actualidad contamos con diversos estudios de utilidad para valorar la funcionalidad laríngea. El llamado laboratorio de voz está compuesto por: examen perceptual de la voz, análisis acústico, flujometría, laringo-fibroscopía, laringoestroboscopía, videokymografia, filtrado inverso, , electroglotografía. Si bien los patrones vibratorios de los pliegues vocales pueden ser valorados por medio de laringoestroboscopia y videokymografia, ambos son estudios invasivos, de cierto grado de molestia, lo que suele ocasionar variaciones en las vibraciones del sujeto a evaluar. Por ello se hace necesario valorar estos principios mecánicos en base a metodología no invasiva como el análisis acústico y la electroglotografía que es considerada un método acústico avanzado.

Objetivo Valorar la electroglotografía como método diagnóstico de la funcionalidad laríngea

Según Rothenberg (1988), el término electroglotografía hace referencia a un dispositivo que permite visualizar los movimientos de los pliegues vocales mediante una pequeña corriente eléctrica que pasa a través del cuello, a nivel de la laringe, utilizando dos o más electrodos sobre la superficie del cuello. Para realizar este estudio es necesario colocar un par de electrodos sobre la superficie del cartílago tiroides, a la altura de los pliegues vocales. Un débil voltaje de alta frecuencia es aplicado a un electrodo y el otro electrodo recoge la corriente eléctrica que pasa a través de la laringe. La impedancia eléctrica varía con la apertura y cierre de la glotis, lo que se traduce en una variación de la corriente eléctrica en fase con la fase vibratoria de los pliegues vocales. Se obtiene una señal a la que se llama electroglotograma y la representación gráfica es llamada laringograma. La onda del ciclo glotal se llama EGG o LX.

Desarrollo La electroglotografía es un método no invasivo que permite obtener información sobre los patrones vibratorios de los pliegues vocales.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

394


El análisis es esencialmente cualitativo. Algunos de los aspectos más importantes del análisis cualitativo (forma de onda EGG) son: -

Regularidad de frecuencia y amplitud. Estudio de fases del ciclo glotal (abierta, en cierre, cerrada y en apertura) Existencia de doble pico en el trazado Oscilaciones en la región del pico de cierre (Fluttering)

derivados de electroglotogramas deben ser considerados de validez cuestionable, dependiendo de futuras investigaciones”. Ejemplos de ondas EGG:

Titze (1990) propone 4 tipos de onda EGG que se correlacionan con la geometría glótica: -

-

-

-

Tipo I: Onda con pulso alargado (Pulse widening), producto del incremento de aducción. Tipo II: Onda con pico inclinado (Peak skewing), resultado del incremento de convergencia en la glotis y de la diferencia de fase vertical. Tipo III: Onda con borde abombado o arqueado (Skirt bulging): Producto de la superficie medial arqueada de los pliegues vocales Tipo IV: Onda con borde en rampa (Skirt ramping): Resultado del incremento de la fase vertical.

Los parámetros cuantitativos analizados van a depender del software de análisis acústico empleado. Con el Dr Speech 4, módulo vocal assessment Electroglottography se puede medir: Frecuencia fundamental (Habitual EGG-F0, Mean EGG-F0, Max EGGF0,Min EGG-F0), Desviación estándar de frecuencia (SD EGG- F0), Jitter (EGGJitter PPQ, RAP, abs, 11 pts, per), Shimmer (EGGShimmer APQ, 3 pts, 11 pts, per), Temblor (EGG-F0 tremor, EGG-Amp tremor), medidas de ruido (EGG-NNE, EGGHNR, EGG-SNR), Cociente de contacto (CQ), Indice de contacto (CI), Perturbación del cociente de contacto (CQP), Perturbación del índice de contacto (CIP), Radio de apertura (OR), Radio de cierre (CR).

El Comité de Voz de la Internacional Association of Logopedics and Phoniatrics determina que: “Medidas numéricas que dependen de tiempos de abertura y cierre RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Cecconello & Gomez (2007) realizaron una investigación en 15 personas, en la que se compararon los resultados obtenidos con metodología invasiva (laringoestroboscopia) y no invasiva (EGG); concluyen que hay una gran correlación de datos con ambas metodologías, especialmente en la medición del cierre glótico, predominancia de fase y regularidad, además agregan que algunos parámetros en los que se encontró resultados diferentes entre ambas metodologías, puede deberse a las molestias que siente el paciente durante el estudio laringo-estroboscópico, con lo cual se altera la funcionalidad laríngea.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

395


Conclusión La electroglotografía es un método confiable para la medición de los patrones vibratorios de los pliegues vocales. Una de las principales ventajas de este estudio es el de valorar al paciente en condiciones fisiológicas de fonación.

12. ROTHENBERG, M. Mashie, J.: Monitoring vocal Fold Abduction through vocal fold contact area. Journal of Speech and Hearing Research, Volume 31, 338-351, 1988. 13. SATALOFF, RT. Professional voice: the science and art of clinical care. 2nd ed. San Diego, Calif: Singular Publishing Group; 1997. 14. SVEC J, SHUTTE H.: Videokymography: highspeed line scanning of vocal Fol. Vibration. J Voice 10:201-5, 1996 15. TITZE, I..: Interpretation of the Electroglottographic signal. J Voice, Vol. 4, Nº 1, pp 1-9, 1990.

Referencias Bibliográficas 1. BEHLAU, M.: Voz O Livro do Especialista. Volume I. Ed. Revinter, Rio de Janeiro, 2004. 2. CECCONELLO, L. Electroglotografía en la clínica vocal. I Jornadas Internacionales de Calidad Vocal en la Comunicación-X Jornadas Foniátricas, Universidad Nacional de San Luis, Facultad de Ciencias Humanas, San Luis, Argentina, 2007, ISBN 978-950- 609-059-3. 3. CECCONELLO, L., CARRERAS, R.: Estroboscopia, electroglotografía y laboratorio de voz. Meeting Internacional de ORL y Fonoaudiología, Centro Metropolitano de exposiciones,Rosario, Argentina, 2 al 4 de agosto de 2007. 4. CECCONELLO, L. Valoración de los patrones vibratorios de los pliegues vocales con metodología invasiva y no invasiva. Trabajo presentado en el 2º Congreso Italo- Argentino de ORL y 14º Congreso Argentino de Rinología y Cirugía Facial, Mar del Plata, Argentina, 29 de noviembre al 1º de diciembre de 2007. 5. CECCONELLO, L. Licenciado Luis Cecconello. 2008. Electroglotografía computarizada. Disponible en: URL:http://www.luiscecconello.com/electroglotogr afia.html 6. CECCONELLO, L. Licenciado Luis Cecconello. 2008. Caso1 Temblor escencial. Disponible en: URL:http://www.luiscecconello.com/caso1.html 7. FOURCIN, AJ. Laryngographic assessment of phonatory function. In LUDLOW CL, HART MO (Eds): Proceeding of the conference on the assessment of vocal pathology ASHA reports 1981; 11: 116-27 8. JACKSON MENALDI, M.C. La voz patológica. Ed. Panamericana. Buenos Aires, Argentina, 2002. 9. LE HUCHE, F. ALLALI, A.: La voz. Tomo 2. Patología vocal: Semiología y disfonías disfuncionales. Ed. Masson 2º edición, Barcelona, 1994 10. MORRISON, M. RAMMAGE, L.: Tratamiento de los trastornos de la voz. Masson, Barcelona, 1996. 11. PRIYANKO, M. Glottography for the diagnosis of vocal disorders. M. Tech. credit seminar report, Electronic Systems group, EE Dep., IIT Bombay, 2004).

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Artículo recopilado. Agradecimientos a: www.luiscecconello.com

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

396


ARTÍCULO LA ORIENTACIÓN MASTICATORIA COMO TERAPIA COADYUVANTE EN MALOCLUSIONES OCCLUSAL GUIDANCE AS ADJUVANT THERAPY IN MALOCCLUSIONS Cristina Isabel Dias Da Silva Odontólogo General Egresada de la Facultad de Odontología de la Universidad Santa María. Caracas, Venezuela..

Resumen La orientación masticatoria a pesar de no ser un tratamiento frecuentemente utilizado por especialistas, es una terapia que brinda resultados positivos en pacientes con masticación unilateral y masticación bilateral alterna con movimientos limitados. En este trabajo se evaluó la efectividad y la concientización de la orientación masticatoria en una muestra de niños con edades comprendidas entre 3 y 6 años; donde se encontró una respuesta positiva y adecuada mientras la terapia fue realizada bajo supervisión y resultados no tan favorables cuando se evaluó sin supervisión del instructor. Sin embargo, la técnica resultó efectiva en la modificación de patrones masticatorios de algunos pacientes, lo que se tradujo en balanceo de sus Ángulos Funcionales Masticatorios (AFMP) y por tanto la prevención de una posible maloclusión. Palabras claves: orientación masticatoria, masticación viciada, ángulo funcional masticatorio, AFMP, hábito.

Summary Purpose: Masticatory orientation is not a frequent treatment used by professionals; it's a therapy that gives us positive results in patients with unilateral mastication and limitative bilateral mastication. In this study, the masticatory orientation effectiveness and awareness was evaluated. The study was based in a group of 3 to 6 years old children. Good result where found while the therapy was done under supervision, and not so good without supervision. However, the technique was considered effective to modify masticatory patterns in some patients, and as a result the masticatory angle was balanced, preventing a malocclusion. Key Words: masticatory orientation, masticatory functional angle, AFMP, habit.

Introducción El proceso de crecimiento y desarrollo armonioso del sistema estomatognático depende de numerosos factores. Uno de los factores que intervienen es el proceso de la masticación, que debe cumplir con ciertos requisitos para impulsar el desarrollo bilateral del complejo nasomaxilar; para que de esta

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

manera se complete su crecimiento de una forma armoniosa. Para que este proceso de crecimiento y desarrollo se realice de dicha manera es necesario contar con una masticación bilateral y enérgica, para que ambos lados de los maxilares se estimulen con la misma intensidad produciendo un desarrollo simétrico.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

397


Cuando las condiciones de la masticación no son las ideales, es decir, que se presentan viciosas con un lado de preferencia, este proceso no se cumple de una manera simétrica, alterándose la dimensión vertical. Es por estas razones que surge la terapia de la orientación masticatoria, la cual tiene como objetivo incentivar la masticación del lado contrario al de preferencia, para que así pueda ser compensada dicha discrepancia, reeducar el proceso de la masticación y prevenir y/o interceptar una maloclusión. Considerando la importancia de la reeducación de dichos patrones y la orientación masticatoria como terapia coadyuvante en estos casos, en el presente estudio se evaluará la concientización de la terapia de orientación masticatoria en un grupo de pacientes en edades infantiles comprendidas entre 3 y 6 años de la escuela Ninfa Molina de Ortiz ubicada en la ciudad de Caracas, Venezuela, que entre su tratamiento presentan dicha terapia.

la manera en que debe ser realizada dicha terapia, así mismo como el tiempo de duración de cada sesión y el seguimiento necesario para alcanzar el objetivo.

Problema

Marco teórico

La terapia de orientación masticatoria (O.M) no representa un tratamiento frecuente entre los especialista en maloclusiones, lo que hace pensar que no existe suficiente información en relación a esta técnica que la califique como de elección en casos de masticación viciada. Esta es una de las razones que permitió plantear el siguiente problema:

El Ángulo funcional Masticatorio de Planas (AFMP) es un registro de la trayectoria mandibular durante las excursiones funcionales, que determinan el aumento de la dimensión vertical. Representa la mínima dimensión vertical y se registra en el plano frontal. Dichos ángulos deben ser iguales para ambos lados, lo que permite un proceso de masticación adecuado.1

"Evaluación de la concientización de la orientación masticatoria como hábito de los pacientes del programa de prevención de oclusopatías de la escuela Ninfa Molina de Ortiz ubicada en la ciudad de Caracas, Venezuela."

Figura 1:

Objetivo "Determinar el grado de concientización de la orientación masticatoria en los estudiantes con edades comprendidas entre 3 y 6 anos, de la escuela Ninfa Molina de Ortiz (ubicada en Caracas, Venezuela)". Objetivos Específicos: - Determinar el lado de preferencia masticatoria más frecuente en la muestra. - Determinar la capacidad de los pacientes para lograr la orientación masticatoria con supervisión y en ausencia de la misma. - Determinar la capacidad de la terapia masticatoria, como agente coadyuvante para modificar los ángulos funcionales masticatorios.

Justificación Evaluar a los pacientes sometidos a la terapia de orientación masticatoria es necesario para conocer y determinar si a través de la misma se logra adquirir como hábito para los pacientes nuevos y correctos patrones masticatorios, de manera tal que las indicaciones planteadas se realicen en la vida cotidiana; lo que a su vez permite determinar RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

En la figura 1 se presentan registros de AFMP; en A, B, C son ángulos iguales de ambos lados lo que demuestra que es una masticación alterna bilateral. En el caso D, E y F se observa ángulos diferentes lo que indica que la masticación es e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

398


unilateral y se realiza hacia el lado donde el AFMP es más pequeño, lo que se evidencia fácilmente al observar el desgaste presente en los dientes de ese lado que es reflejo de ser el más utilizado por el paciente.

Cuando se registra diferencia entre los AFMP se traduce en un lado de preferencia masticatoria lo que favorece a la instauración de una maloclusión; y es en este momento cuando la orientación masticatoria juega un papel verdaderamente importante. Ver Fig 2 y 3. Figura 2.

reevaluado el paciente y en consideración a la evolución la instrucción se mantiene o se modifica. La orientación masticatoria representa una herramienta para el tratamiento de pacientes que presentan masticación bilateral alterna, con movimientos limitados. Para estos casos la indicación será realizar de 4 a 8 ciclos masticatorios de cada lado, para colaborar en la liberación del movimiento. Para llevar a cabo una mejor terapia de orientación es requisito indispensable la colaboración de los representantes de los pacientes a través de las siguientes recomendaciones: - No alternar sólido y líquido. - Masticación unilateral o bilateral, dependiendo del caso. - Aumentar la consistencia de la dieta.

Figura 3.

Obsérvese que en la figura 2 donde el AFMP derecho es menor, la desoclusión en el lado de balance es menor; y por el contrario en la figura 3 donde el AFMP izquierdo es mayor, hay una mayor desoclusión de los dientes de balance, presentándose de esta manera una discrepancia en la Dimensión Vertical favoreciendo a las maloclusiones.

La orientación masticatoria es una terapia que consiste en indicar e instruir al paciente masticar del lado contrario al de preferencia o de estimular movimientos más amplios en casos de pacientes con masticación bilateral alterna con movimientos limitados. Es un tratamiento que se debe realizar durante seis meses para llegar a una adecuada concientización del mismo, tomando en cuenta que debe ser combinado con otros tratamientos como desgastes selectivos; en otras palabras, es necesario modificar el AFMP a través de desgastes selectivos para que junto a la O.M se produzca el efecto deseado. Al cabo de 6 meses debe ser RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

El Hábito, podría ser definido como la costumbre o práctica adquirida por la repetición frecuente del mismo acto, el cual a cada repetición se hace menos consciente y si se repite con frecuencia puede ser relegado completamente al inconsciente.2 Es la compulsión a repetir una acción por acostumbramiento a su ejecución.3 El hábito es una acción mecánica siempre idéntica; su aparición nace de una disposición subjetiva hacia la repetición regular de algunos actos, por lo cual puede estar precedido de tensiones emocionales que ceden ante la ejecución del mismo acto. Puede decirse que el hábito es la forma siempre igual de recuperar el equilibrio perdido en circunstancias similares a las que originaron su presencia. Los Hábitos pueden ser de dos tipos:2 a. Hábitos útiles: Son aquellos que incluyen las funciones normales adquiridas o aprendidas como posición correcta de la lengua, respiración y deglución adecuada, masticación, fonación etc. b. Hábitos dañinos: Son aquellos que pueden llegar a ser lesivos a la integridad del sistema estomatognático, dientes, estructuras de soporte, lengua, labios, ATM y otros.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

399


Etiológicamente los hábitos pueden ser clasificados en:2 - Instintivos: Como el hábito de succión, el cual al principio es funcional pero que puede tornarse en perjudicial, por la persistencia en el tiempo. - Placenteros:Algunos hábitos se tornan placenteros, tal como algunos casos de succión digital. - Defensivos: En pacientes con rinitis alérgica, asma, etc. La respiración bucal se torna un hábito defensivo. - Hereditarios: Algunas malformaciones congénitas de tipo hereditario pueden acarrear per se un hábito concomitante a dicha malformación, por ejemplo: Inserciones cortas de frenillos linguales, lengua bífida entre otros. - Adquiridos: La fonación nasal en los fisurados, aún después de intervenidos quirúrgicamente, primordialmente las conocidas como golpe glótico para los fonemas K, G, J y para las fricativas faríngeas al emitir la S y la Ch. - Imitativos: La forma de colocar los labios y la lengua entre grupos familiares al hablar, gestos, muecas etc. Son claros ejemplos de actitudes imitativas. Factores que modifican o intensifican o minimizan la acción del hábito:2 a. Duración: Por su duración puede ser sub clasificada en:

reversible en un alto porcentaje de los casos con relativa facilidad. - Escolar (6 a 12 años), requieren de un análisis más profundo de la etiología del hábito, pueden producir malposiciones dentarias y malformaciones dentoesqueletales. b. Frecuencia: Pueden ser Intermitentes (diurnos) o continuos (nocturnos).Hay niños que succionan a cualquier hora del día, y otros que solo en la noche o para dormirse. c. Intensidad: Poco intensa, cuando la inserción del dedo es pasiva, sin mayor actividad muscular, primordialmente los buccinadores. Generalmente no se introduce el dedo completo sino distraídamente la punta del dedo. Intensa, cuando la contracción de los músculos de la periferia labial y buccinadores es fácilmente apreciable. Para tratar un hábito el primer paso ha de ser la detección del agente causal del mismo, muchos hábitos son derivados de situaciones comunes que al ser detectadas y adecuadamente tratadas pueden conllevar a la desaparición espontánea del hábito. Hay que aclarar que no es labor del Odontólogo, Odontopediatra u Ortodoncista el tratamiento Psicológico del niño o adolescente, pero que dentro de la concepción de multidisciplinaridad la interconsulta con profesionales de la Psicología, orientación familiar, Fonoaudiólogos, terapistas de lenguaje etc. es de gran utilidad. Según el Dr. Benjamín Gómez Herrera los hábitos pueden ser clasificados en:3 a. Hábitos Generales:

- Infantil (hasta 2 años) en esta etapa forma parte del patrón normal del comportamiento del infante, en reglas generales no tiene efectos dañinos. - Pre-escolar (2 a 5 años), si la succión es ocasional, no tiene efectos nocivos sobre la dentición, si es continuo o intenso puede producir malposiciones en los dientes primarios, si el hábito cesa antes de los 6 años de edad, la deformidad producida es

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

- Hábitos físicos: aquellos que llegan a producir posiciones determinadas a algunos estímulos inespecíficos condicionando la conducta del individuo. Por ejemplo: posiciones para dormir, para leer, para ver televisión, etc. Generalmente estos hábitos se acompañan de deformaciones somáticas como por ejemplo la sifosis.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

400


- Hábitos fisiológicos: son acciones ejecutadas mecánicamente y consisten en la regularidad con que el individuo satisface al organismo ante la presencia de estímulos como el hambre, la sed, la micción, etc. - Hábitos sociales: modos de conducta que suponen cooperación o interrelación con otros individuos de la misma especie, lo que conlleva a la creación de ciertas normas en la interacción social; comportamiento convencionalmente establecido por la comunidad para convertirse en patrones de la cultura. - Hábitos mentales: formas de actuar que se adquieren para ejercicio de la mente, para acumular conocimientos, o para reaccionar sin discernimiento especial ante las ideas o ante las personas. - Hábitos sexuales: conducta especial en razón de la satisfacción sexual. - Hábitos Orales: - Hábitos por succión: digital. - Hábitos labiales: queilofagia.

succión

labial

y

- Hábitos linguales: succión, mordedura y proyección. - Hábitos por mal posición: sostener el maxilar con la mano, que puede producir anomalías en el maxilar y en los dientes. Es decir mal posición dentaria, deformación y falta de desarrollo de los maxilares, desviación de línea media e inclusive hipo oclusión anterior cuando la mano es apoyada permanentemente a nivel del gonión. - Hábitos de bruxismo y bruxomanía - Hábitos masticatorios: representan uno de los mayores problemas para el odontopediatra, ya que por lo general su presencia se debe a caries dolorosas o a obturaciones defectuosas ejecutadas por otros profesionales.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Su etiología puede ser también la presencia más o menos remotas de enfermedades infecciosas sufridas por el paciente que pudieron alterar la articulación temporo-mandibular o sus ligamentos. Las alteraciones que se producen por esta clase de hábitos son de tipo facial y de tipo oral propiamente dicho. Las primeras son desviaciones de línea media, deformaciones mandibulares y falta de desarrollo del maxilar por exceso o por defecto de acción muscular. Las alteraciones de tipo oral están determinadas por la causa de aparición del hábito. Si la causa es caries dolorosas u obturaciones defectuosas, las alteraciones que se producen no son permanentes y desaparecerá el hábito con la eliminación de la causa y el hacer consciente el acto habitual. La masticación unilateral es un hábito masticatorio que debe ser corregido para evitar problemas dentomaxilares de relevancia en el futuro. Lo más importante a saber es que para eliminar un hábito es necesaria la determinación de su origen ya que de esta manera puede ser desaparecido el hábito, en otras palabras, el habito es la expresión de un algo que sucede en el organismo de un paciente; por lo que si eliminamos el origen del mismo estaremos desapareciendo su expresión. En el caso particular de la masticación unilateral, es necesario determinar qué está ocasionando la preferencia que hace necesaria la terapia de orientación masticatoria. Por otro lado, es necesario destacar, que dicha terapia solo será útil siempre y cuando estén dadas las condiciones, como por ejemplo la modificación del AFM. Si hay una diferencia entre ambos ángulos, existiendo uno sumamente grande he aquí la razón de dicha preferencia, al paciente le es imposible masticar adecuadamente por ese lado; por lo que si no es modificado el ángulo le será imposible lograr la orientación indicada. Una vez que estemos en presencia de las condiciones necesarias, la terapia será exitosa siempre que recordemos que para modificar y/o concientizar un hábito es necesario el seguimiento extremo del paciente.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

401


Materiales y métodos La población muestra fue de 23 pacientes infantiles de ambos sexos con edades comprendidas entre 3 y 6 años que asisten al jardín de infancia Ninfa Molina de Ortiz, quienes presentaban la terapia de orientación masticatoria entre su tratamiento integral. Para la actividad experimental de este trabajo se realizó una revisión del análisis funcional masticatorio anexo en la historia de cada paciente, luego se hizo la evaluación directamente en el paciente observando si los pacientes eran capaces de seguir la instrucción de masticación en la consulta bajo nuestra supervisión; y el mismo proceso se repitió pero en la hora de su merienda para detallar si empleaban la orientación de manera espontánea.

Gráfico 2. En relación a la evaluación de la O.M realizada sin supervisión, se observó que 6 pacientes siguen las instrucciones y 17 no lo logra.

Resultados Después de organizar los datos obtenidos se pudo evidenciar los siguientes resultados: De 23 pacientes, 11 presentan al lado derecho de preferencia masticatoria, 10 pacientes al lado izquierdo y 2 presentan orientación bilateral.

Gráfico 3. De 23 pacientes, 6 balancearon el AFMP y 17 no lo lograron.

Gráfico 1. En cuanto a la evaluación de la O.M bajos supervisión, se observó que 20 pacientes siguen las instrucciones y 3 no lo logran.

Gráfico 4.

Conclusiones Luego de haber analizado exhaustivamente los resultados se puede concluir que a pesar de que la efectividad en RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

402


este estudio no fue del 100%, la Orientación Masticatoria representa una terapia coadyuvante en el tratamiento oportuno y precoz de futuras maloclusiones iniciadas con patrones masticatorios inadecuados, porque definitivamente impulsa o conduce a un cambio en el AFMP siempre y cuando las condiciones necesarias estén dadas. Lo que a su vez hace pensar que en los casos donde no fueron positivos los resultados fue producto de un inadecuado manejo de la técnica, entiéndase: instrucción incorrecta y tiempo de aplicación y evaluación inadecuado. Ahora bien, es importante concientizar que si no contamos con las condiciones ideales para la O.M y si no se hace el seguimiento adecuado de la misma, nunca representará una terapia que brinde resultados efectivos. La O. M es una terapia que debe ser aplicada continuamente durante 6 meses, en cuyo período se debe contar con el apoyo de padres y representantes de los pacientes para que este nuevo patrón se ejercite en el hogar, lo que sin duda hará que esta actividad se transforme en un hábito de vida para el niño y por tanto se compensará la discrepancia entre ambos AFMP, evitando así la instauración de una maloclusión. Una vez concluido este período de 6 meses debe ser reevaluado el paciente para determinar si amerita continuar este patrón o si es posible efectuar la masticación bilateral alternada. Recomendaciones - Realizar un seguimiento extremo a la terapia para concientizarla y transformarse en un hábito para el paciente. - Recordar siempre que la terapia es en conjunto con los padres de los pacientes a quienes se les debe recomendar siempre: brindar alimentación sólida y fibrosa para estimular la actividad masticatoria y desarrollo de la musculatura, evitar líquidos simultáneos con sólidos para imposibiltar su reblandecimiento e insistir en la masticación por el lado que se instruyó.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Referencias Bibliográficas 1. PLANAS, P. :(2002) Rehabilitación NeuroOclusal. 2da Edición, Barcelona, Actualidades Médico-Odontológicas Latinoamérica, C.A. 2. Quiros, O. La Orientación Psicológica en el Manejo de ciertos Hábitos en Odontología. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría, Obtenible en: URL http://www.ortodoncia.ws/orientacion_psicologic a_habitos_odontologia.asp 3. Gómez , B. : (2000) Estomatopediatría Sicología Aplicada al Manejo del Niño. 2da Edición, Buenos Aires, Editorial Celsius. 4. Aguila, J.; Enlow D.: (1993) Crecimiento Craneofacial Ortodoncia y Ortopedia. Barcelona, Actualidades Médico-Odontológicas Latinoamérica, C.A. 5. Enlow, D.; Hans, M.: (1998) Crecimiento Facial. D.F México, McGraw Hill Interamericana Editores, S.A. 6. Okeson, J.: (1999) Tratamiento de Oclusión y Afecciones Temporomandibulares. 4ta Edición, Madrid, Harcourt Brace Publishers Internacional División Iberoamericana. 7. Simoes, W. (1989) Ortopedia Funcional de los Maxilares. Brasil, Ediciones Ysaro. 8. Mosqueda, F. Las Leyes de Planas de desarrollo y las variaciones encontradas en !as Radiografías panorámicas de los pacientes que acuden al centro de Medicina integral EL BOQUETE. Valencia, Venezuela 1997. Asociación Mexicana de Ortopedia Maxilar, A.C, Obtenible en: URL http://www.amom.com.mx/am01031.htm 9. Larena-Avellaneda, J.: (1995) Modificaciones Anatómicas del Aparato Estomatognático condicionadas por el Hábito Masticatorio y su relación con el Síndrome de Disfunción Craneomandibular. Disponible en: URL http://www.step.es/personales/jlarena/pepe.htm #trat

Agradecimientos a: Revista Latinoamericanda de Orotodoncia y Odontopediatría. 2004.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

403


NORMAS NORMAS PARA LA PUBLICACIÓN DE ARTÍCULOS EN LA REVISTA DE MOTRICIDAD OROFACIAL (RevMOf) RULES FOR THE PUBLICATION OF ARTICLES IN JOURNAL MOTOR OROFACIAL (JouMOf)

La Revista de Motricidad Orofacial es una publicación académica y científica, dirigida a la comunidad Fonoaudiológica en la especialidad de Motricidad Orofacial y disciplinas relacionadas a ella, que incluye reportes de investigación, casos clínicos, revisiones bibliográficas y cualquier otro artículo vinculado a la comunidad de Motricidad Orofacial.

Tipos de trabajos 4. Otros:

1. Informes de investigación científica: Artículos que presenten los resultados de una investigación científica, las cuales deben incluir sustento teórico, demostración empírica, resultados y discusión de estas.

2. Caso clínico: Reporte que resume un caso clínico, considerando una revisión bibliográfica del cuadro clínico, método de diagnóstico y tratamiento efectuado.

3. Revisión Bibliográfica: Estudio teórico de un tema de interés, estableciendo su relevancia y aporte para la Motricidad Orofacial.

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Trabajos relacionados con temas de interés multidisciplinario y transdiciplinario dentro de la especialidad de Motricidad Orofacial, como artículos de opinión, planes de intervención y herramientas de evaluación, así como traducciones de tesis y trabajos de investigación, etc. Todos los trabajos no deberán exceder el máximo de 5 caras para su publicación.

Estilo de redacción Se recomiendan que los artículos sean redactados atendiendo a las normas generales de lenguaje científico privilegiando la formalidad, objetividad, brevedad, precisión y claridad.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

404


Organización general

5. Metodología: Describe las características de los procedimientos empleados en el trabajo, el análisis estadístico y la aprobación del comité de ética correspondiente.

1. Página de Título: Presenta, en primer lugar, el título de trabajo que debe ser conciso, pero informativo, sobre el contenido central de la publicación. En segundo lugar, incorpora el nombre del autor(es) o autora(as) del artículo, identificándolos con su nombre de pila, apellido paterno e inicial del materno; al termino de cada nombre del autor debe indicarse con un número en superíndice: el título profesional, el nombre de o las secciones, servicio o programa a las que perteneció durante la ejecución del trabajo y mail de contacto. Por último, debe incluir un título breve que se utilizará como encabezamiento de las páginas en la edición definitiva.

6. Resultados: Contiene el análisis de los datos obtenidos y la presentación estadística de éstas; deben exponerse en forma ordenada y coherente, admitiendo figuras y tablas.

7. Discusión: Expone los resultados en relación con las hipótesis del trabajo, la bibliografía especializada, las posibles limitaciones del estudio, así como sus implicaciones en investigaciones futuras.

2. Resumen (Summary o Abstract): 8. Conclusiones: Es un párrafo que resume el contenido de la investigación, cuya extensión máxima será de 250 palabras. Debe precisar una contextualización del tema en estudio, establecer los objetivos y procedimientos empleados, y determinar los resultados y conclusiones obtenidas. El abstracto debe ser escrito en español y en inglés.

Se resumen los aspectos más relevantes, principales hallazgos y la nueva información que aporta el estudio, así también, pueden destacarse las limitaciones con se hallaron los investigadores durante el trabajo y las proyecciones que la investigación pueda ofrecer a otros campos o al mismo, indicando las áreas en las que se podría incursionar.

3. Palabras claves (Key words): Listado de palabras claves o frases cortas que describan los principales tópicos del artículo y que se hallen contenidos en el título. (5 como máximo).

4. Introducción: Explica y presenta brevemente el problema y la debida fundamentación del propósito del estudio. En el caso de aquellos trabajos que presenten la revisión bibliográfica de un tema, la introducción incorporará la contextualización del tema, el propósito y la justificación del estudio. RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

9. Referencias Bibliográficas: La bibliografía se citará en secuencia numérica consecutiva de acuerdo con su orden de aparición. Se sugiere la utilización de una media de 10 referencias para cada artículo, considerando al menos el 70% de las publicaciones de los últimos cinco años. Para la referencia de revistas médicas se utilizarán las abreviaturas que aparecen en el Index Medicus: List of Journals Indexed, que se encuentra disponible en: www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/citmatch_help.ht ml#Journalists.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

405


Guía de Referencias Bibliográficas o Referenciales

histórica [En línea]. Disponible en: http//www.mujereslibres.hypermat.net, visitado el 30 de marzo de 2006.

 Debe presentarse en orden alfabético por apellido del autor(a) y se incluye con las iniciales de sus nombres de pila. Los apellidos se escriben en mayúsculo.  En cuanto a los títulos de revistas o de libros, se ponen en letra itálica o cursiva; así, en el caso de las revistas, la letra cursiva o itálica comprende desde el título hasta el número de volumen (incluye las comas antes y después del número del volumen y se deja un solo espacio después de cada signo de puntuación).  El nombre de los artículos se escribe en letra molde y con comillas.  El nombre de los editores, cuando se cita el libro editado en forma completa, se escribe de la misma manera que el autor: apellido, una coma y la inicial del nombre y un punto: Palacios, M. en el caso de cita de un artículo de un libro, el orden se invierte al escribir el nombre: en M. Palacios (Ed.). A continuación, se presentan algunos ejemplos: o

o

o

Publicaciones no periódicas Libros: PARODI, G. (Ed.) (2002). Lingüística e interdisciplinariedad. Desafíos para el nuevo milenio: ensayos en honor a Marianne Peronard. Valparaiso: Ediciones Universitarias de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Publicaciones Periódicas Artículos de Revistas: PERONARD, M.; VELASQUEZ, M.; CRESPO, N. y VIRAMONTE, M. (2002). “Un instrumento para medir la metacomprensión lectora”. Revista Infancia y Aprendizaje, 25 (2), 131 – 145. Documentos electrónicos: Apellido de autor, inicial de nombre (año y/o fecha). Título del artículo [En línea]. Disponible o from, sitio www: GAMBA, A. y GÓMEZ, M. (2003). Sobre el discurso científico y las relaciones de género: una revisión

RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

Formato de texto. Recomendamos usar formato Word (u otro compatible), tipo de letra Arial, tamaño 12, interlineado 1,5 y márgenes de 2,5 cm. a cada lado. La extensión máxima del trabajo no será, en general, mayor de 10 hojas incluyendo tablas y figuras. Es recomendable evitar el uso indiscriminado de los formatos en negrita, cursiva y subrayado. Numeración de páginas. Las páginas estarán numeradas consecutivamente. Cada sección o apartado se iniciará en hoja aparte. Primera página. Figurará el título del trabajo, nombre y apellidos de cada uno de los autores con el rango académico más elevado y su centro de trabajo, así como las señas de contacto del primer autor y la fecha de envío. Se deben evitar las abreviaturas. Segunda página. Se presentará un resumen que no excederá de 250 palabras. En el caso de artículos originales, el resumen deberá estar estructurado en cuatro apartados, que son: introducción u objetivos, material y métodos, resultados y conclusiones. Además, se complementarán con tres a seis palabras claves. A continuación, título, resumen y palabras clave, traducidos al inglés. Texto principal. El contenido de los trabajos referidos a investigaciones originales se ordenarán: introducción y objetivos, material o pacientes y métodos, resultados, discusión y conclusiones. Cada apartado comenzará en una hoja nueva. En el apartado “material o pacientes y métodos” se mencionará que los pacientes han participado tras la obtención del correspondiente consentimiento informado de ellos o de sus tutores. Las notas clínicas tendrán una extensión máxima de seis hojas, una o dos tablas/figuras y citas bibliográficas en número no superior de diez. Las abreviaturas figurarán siempre inmediatamente detrás de la palabra o frase a la que se refieran cuando se mencionen por

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

406


primera vez. Se recomienda usar el menor número de abreviaturas posibles. Tablas y figuras. Cualquier tipo de gráficos, dibujos y fotografías serán denominados Figuras. Tanto éstas como las tablas estarán impresas cada una en una hoja independiente. Deberán estar numeradas correlativamente según el orden de aparición en el texto, con números romanos las tablas y números arábigos las figuras. En cada una constará un título conciso pero suficientemente aclaratorio, cuya lectura haga que la figura o tabla sea entendible por sí misma sin necesidad de leer el texto del artículo. Debe evitarse presentar los mismos datos simultáneamente en tablas, figuras y texto. Fotos. Si se considera necesario se retocarán para que no puedan ser identificados los pacientes. En caso de no poder evitar la identificación, deberá obtenerse (y en este caso acompañarse una copia) autorización escrita del paciente o de su representante legal. Referencias Bibliográficas. En general seguirán las recomendaciones del International Committee of Medical Journal Editors (ICMJE,www.icmje.org/) recogidas en el documento Uniform Requirements for Manuscripts Submitted to Biomedical Journals. Traducción al español de la última versiónhttp://www.metodo.uab.es/enlaces/200 6%20Requisitos%20de%20Uniformidad.pdf Envío de Manuscritos Digitales. Los artículos se enviarán en formato de papel carta. Se aceptarán manuscritos digitales recibidos por correo electrónico, pero su aceptación definitiva estará condicionada a la confirmación de la recepción por parte del equipo editorial.

conocimiento de los autores, todos los cambios editoriales exigidos por las normas gramaticales y las necesidades de compaginación. Responsabilidad de los autores y traductores de trabajos de investigación. Los autores y/o traductores son responsables de la observación rigurosa de las normas de buenas prácticas clínicas y de investigación aceptada. En todos los casos, los autores y traductores deberán mencionar de forma expresa lo siguiente: 1. Los artículos deberán ir acompañados de una dirección de contacto (preferentemente electrónica), que aparecerá publicada al final del artículo original para facilitar la interacción autorlector. 2. Al remitir un trabajo a esta RevMOf, los autores aceptan expresamente lo siguiente: A. Que es un trabajo original y que ha sido previamente publicado o no (si fuera el caso primero, citar fuente de extracción). B. Que ha sido o no remitido simultáneamente a otra publicación. C. Que todos los autores han contribuido intelectualmente en su elaboración. D. Que todos ellos han leído y aprobado la versión del manuscrito finalmente remitida. E. Que convienen que la RevMOf y la C.M.O. no comparten necesariamente las afirmaciones que en el artículo manifiestan los autores y/o traductores.

Evaluación, aceptación y publicación de los trabajos. De los trabajos recibidos se contestará con acuse de recibo. Una vez leído por la Dirección de la RevMOf podrá ser enviado para su evaluación a expertos del Comité Científico de la Revista. Si fuera necesario, se establecerá contacto con los autores para sugerencias, correcciones o apoyo, antes de la publicación. La RevMOf se reserva el derecho de introducir, con RevMOf 2013 Ene-Abr; 4(1):375-407

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

407


Revmof_volumen_4_1