MARZO 2022. NÚMERO 4.

Page 1

1


Directora general: Ana Murnau (ig: murnau__). Jefa de redacción: Gema Mendoza (gemiimendoza). Diseño y maquetación: Ana Murnau. Jefas de publicidad: Amantis Fémina (amantisfemina) e Ivy (hordekitten). Ilustración y portada: Dacal (dacal_gz). Equipo: Amantis Fémina, Ana Murnau, Carla Giménez (histcarl), Carmen Compás (carmencompas), Celia Espada (celiaespada_) Cristina Matea, Gema Mendoza, Dacal, Ivy, Júlia Freitas (jjjjuliafreitas), Lola (soy.lalola) María Barreiro (merylj_), Victoria Moreno (ayvictoire), Yaiza Rodríguez (yaiza_rs).

3. Descubriendo a Annemarie Schwarzenbach. Por Carmen Compás. 11. Las esclavas sexuales coreanas durante la ocupación japonesa. Por Cristina Matea. 23. Benedetta Carlini: la transgresión entre lo espiritual y lo sexual. Por Victoria Moreno.

34. Zelda: atrapada entre la damisela en apuros y el sidekick. Por María Barreiro.

Contacto: E-mail: revistabelika@gmail.com Instagram: @revistabelika

41. Mujer, arte y cosificación. Por Ana Murnau. 49. Reseña de Tomates verdes fritos. Por Ivy.

52. Diccionario feminista.

55. ¿Reinas o esclavas de nuestros deseos? Por Celia Espada. 2


61. Sexualidad en la antigua Roma: roles, placer y matrimonio. Parte I Por Yaiza Rodríguez.

71-72. Portada. Por Dacal.

74. Otra mirada: mujeres escritoras en Hispanoamérica. Por Gema Mendoza. 83. Entrevista a Sheila Queralt. Por Ivy.

91. Anarquía relacional: La revolución desde los vínculos. Por Lola.

101. ¿Qué es el contrato sexual? Parte I. Por Amantis Fémina. 112. La mujer carlista. Siglos XIX y XX. Por Carla Giménez. 120. Charla con… 123. Diecisiete años, una María Jesús Esco- maleta y muchas esperanlano. Por Ivy. zas. Por Júlia Freitas.

3


Retrato de Annemarie Schwarzenbach por la fotógrafa Marianne Breslauer en el estudio Ullstein, Berlin, 1931. Colección Alexis Schwarzenbach, Zurich ©

4


industria textil. Desde los 17 años, Annemarie supo que quería ser escritora. Dadas las comodidades de su familia, pudo cursar Historia en París y Zúrich, concluyendo su doctorado en 1931. Su círculo de amistades incluía a Erika y Klaus Mann, hijos del Premio Nobel de Literatura Thomas Mann. Aunque, a pesar de su procedencia, esta autora tuvo una vida llena de contrastes, donde se mezclan aventuras, viajes, amistad, soledad y un continuo análisis introspectivo. Annemarie vestía ropa masculina y tenía apariencia andrógina, como muestra su fotografía de la portada. En el Berlín de los años 30, en cabarés y locales donde las personas queer podían reunirse,

nnemarie Schwarzenbach podría considerarse una de las figuras más interesantes de la Europa de los años 30, tanto por su obra como por su vida. Sin embargo, sus escritos no fueron traducidos al castellano hasta el siglo XXI gracias al interés de editoriales más especializadas como «La línea del horizonte» , centrada en libros de viajes y culturas del mundo. Este artículo pretende despertar el interés en su persona y su trabajo literario. Comenzando por el principio, Schwarzenbach nació cerca de Zúrich el 23 de mayo de 1908, en el seno de una familia adinerada suiza dedicada a la

Mientras que su familia era afín al régimen nazi que ascendía

5


“” Me reprocháis que me ponga intencionadamente en peligro, que esté dispuesta a malgastar mis fuerzas con cualquier aventura, pero que no esté dispuesta a probar ninguna tarea de vida normal. ¿Cuál imagináis que es la aventura?

al poder, Annemarie se mostró en contra y tomó un camino distinto, que le conduciría a rutas salvajes, aventuras y experiencias impensables para

una chica de su edad y estatus social. Es aquí donde debemos hablar de la Annemarie viajera. En 1933 ascendió los Pirineos, acompañada de la fotógrafa Marianne Breslauer. Después de esto, realizó un viaje de seis meses a lo largo de Oriente Medio, visitando Beirut, Jerusalén, Bagdad, Teherán, entre otros destinos. Durante dichos viajes, participó en excavaciones arqueológicas, redactó artículos para revistas de Annemarie Schwarzenbach y su Mercedes. Mannheim, Berlin, 1932, por Marianne Breslauer. Colección Alexis Schwarzenbach, Zurich ©

6


viaje y anotó sus vivencias en relatos y diarios personales. Su familia nunca aprobó su estilo de vida y es posible que esto la condujera a casarse con el diplomático Claude Clarac, consiguiendo de esta forma la nacionalidad francesa y un pasaporte diplomático que le brindó libertad para tomar las riendas de su vida.

continuó visitando países y escribiendo. En 1936-37, recorrió los Estados Unidos acompañada de la fotógrafa Barbara Hamilton-Wright, retratando la realidad de la Gran Depresión a través de sus labores periodísticas. En los trayectos por Virginia, Carolina del Norte y del Sur, Georgia y Alabama fueron testigo de la pobreza y violencia, lo que llevó a la publicación de artículos políticos por parte de Annemarie en los que defendió a los trabajadores sureños. Más adelante, en 1938, regresó a Europa y emprendió un viaje por Afganistán, Persia y Turquía de la mano de la escritora Ella Maillart, con quien atravesó el desierto en un coche de la época.

Fue en dichas aventuras donde cayó enferma con malaria, donde se enamoraría de la hija del embajador de Teherán y en muchas ocasiones se vio asediada por la soledad, atentando contra su propia vida. No obstante, esto no le hizo renunciar a su independencia y

¡Soy libre! ¡Soy libre! La única libertad que nos ha quedado. Me he ido sin dejar mi nombre y no sé dónde voy a pasar la próxima noche. Vuestras advertencias castigos, notificaciones, ya no me van a llegar. Guardaos vuestros consejos, yo no voy a poder seguirlos...

Annemarie falleció en 1942 con tan solo 34 años, tras un aparatoso accidente de bicicleta en Sils (Suiza). En los últimos años siguió viajando de forma incansable por los Estados Unidos, Europa e 7


Fotografías tomadas por Annemarie Schwarzenbach, Estados Unidos, 1937. Fuente: Conway, J. (2012). Strange Flowers Wordpress©

incluso el Congo, arrastrando sus problemas de adicción y un terrible malestar físico y mental. Tras su muerte, algunos de sus escritos más íntimos fueron destruidos por su familia. A pesar de ello, sus cuadernos y relatos de viajes son a día de hoy un fiel testimonio

Fotografías tomadas por Annemarie Schwarzenbach, Estados Unidos, 1937. Fuente: Conway, J. (2012). Strange Flowers Wordpress©

de aquella vida intrépida e incansable. Una vez desgranada su historia, nos acercamos a su trabajo literario. Entre sus muchos escritos cabe destacar El valle feliz donde se recoge el contenido de los cuadernos que la autora redactó en Persia. En

8


ellos, el estilo narrativo destaca por unas asombrosas descripciones de los montes, los lagos, el desierto, la vida y la muerte en el valle persa del río Lahr.

Annemarie Schwarzenbach junto a su perro Doktor en las montañas suizas, c. 1936. Archivos Literarios Suizos, Berna©

Como curiosidad, la voz narrativa es masculina y es que Annemarie llegó a emplear los dos géneros para referirse a su persona e incluso usó el apodo de Fritz en alguna ocasión.

tomó fotografías y realizó viajes para redactar esta bonita dedicatoria a su paisano. Por otro lado, Todos los caminos están abiertos narra el viaje por el desierto que Annemarie realizó en su Ford junto a la escritora Ella Maillart recorriendo los Balcanes, Turquía, Irán y Afganistán.

Otras obras de temática viajera son Lorenz Saladin: Una vida para las montañas y Todos los caminos están abiertos. El primer libro está dedicado al alpinista suizo Lorenz Saladin, que perdió su vida en las montañas. Para este relato Annemarie realizó un exhaustivo trabajo de investigación, pues entrevistó a los compañeros de Saladin,

Además de estas, se encuentran las novelas más centradas en sus aventuras amorosas y su vida íntima. Entre ellas caben destacar Novela lírica, que narra la historia de amor entre una periodista y una actriz de teatro en el Berlín de los años 9


treinta, y Ver a una mujer, donde Annemarie expresa su anhelo por el amor de una desconocida a la que conoce durante una estancia en Saint Moritz.

Breslauer dijo « ».

No cabe duda de que Annemarie tuvo una vida llena de altibajos, de que era una persona sensible, con una fuerte independencia a la vez que un profundo sentido de la amistad y una gran capacidad para amar. Sus obras son un claro reflejo de su mirada única y de esa personalidad que a día de hoy sigue resultando fascinadora. Como su buena amiga Marianne

No parecía una mujer ni un hombre, sino un ángel, un arcángel. -Marianne Breslauer sobre Annemarie Schwarzenbach

Por Carmen Compás

10


11


12


13


apón siempre tuvo interés en la península coreana, pero fue a partir de la Guerra rusojaponesa cuando en 1905 estableció un protectorado en el antiguo reino de Joseon. No obstante, fue en 1910 cuando Corea se convirtió en colonia del Imperio del Japón, no sin la gran resistencia de los coreanos y las coreanas ante la gran represión que se mantuvo durante todo el

periodo colonial que finalizó en 1945.

Pyong Gap Min apunta a que fueron 200.000 coreanas y mujeres jóvenes de otros países asiáticos las que fueron movilizadas para ser utilizadas como esclavas sexuales en las denominadas «estaciones de consuelo» para los soldados japoneses durante la guerra de Asia y el Pacífico (1932-1945). Fue en Shanghái donde el Ejército japonés estableció en el 32 una de estas estaciones

. Sería entre 19371938 cuando Japón formalizaría este sistema de esclavitud sexual en China y en la década de 1940, 14

Associated Press: Kim Hak Sun, a la derecha, en 1992 en una protesta semanal que ella y otros iniciaron en Seúl para exigir que Japón se disculpara por las brutalidades hacia las mujeres durante la Segunda Guerra Mundial. Fotografía, 1992. Fuente: The New York Times


“”

en Indonesia, Indochina, Tailandia, Filipinas, Japón, Okinawa, Corea y Taiwán.

Eran violadas por 10 o 30 soldados al día y sometidas regularmente a torturas, golpes, quemaduras y apuñalamientos. Muchas de ellas murieron por enfermedades venéreas o por suicidio.

Las documentaciones japonesas apuntan a que

Muchas de ellas han sido entrevistadas, revelando que eran violadas por 10 o 30 soldados al día y sometidas regularmente a torturas, golpes, quemaduras y apuñalamientos. Muchas de ellas murieron por enfermedades venéreas o por suicidio y aquellas que sobrevivieron fueron abandonadas a su suerte o los soldados decidieron acabar con sus vidas tras acabar la guerra. Las que pudieron volver a Corea tuvieron que vivir con la vergüenza de algo de lo que no eran culpables; física y mentalmente enfermas no pudieron vivir sus vidas con normalidad, además de experimentar restricciones hacia el matrimonio o el acceso a puestos de trabajo.

Estas mujeres fueron apartadas de sus hogares, muchas de ellas menores de edad o solteras, viéndose sometidas a un trato inhumano por el simple hecho de ser percibidas como . El gobierno japonés consideraba a los coreanos y coreanas como un instrumento más para ganar la guerra. En base a ello,

de los soldados sin importar el abuso y la humillación que aquello implicaba, ya que las autoridades japonesas tenían grandes prejuicios hacia la población coreana. El hecho de que Corea fuera una colonia facilitó la 15


posibilidad de engañar a las mujeres con promesas de trabajo o directamente forzarlas a trasladarse por mar y por tierra allí donde el Ejército japonés las requiriese.

para unidades pequeñas ubicadas cerca del frente. La profesora Soh apunta que

Es decir, con la invasión de China, y sobre todo después de la masacre de Nanjing, en la que cientos de miles de mujeres chinas fueron asesinadas y violadas. Es cierto que el Ejército japonés contaba con prostitutas de origen nipón, pero para poder combatir las enfermedades venéreas que muchas portaban se propuso reclutar a mujeres jóvenes solteras de la Corea colonial. Desde 1937, estaban sometidos/as a nuevas leyes como sujetos colonizados, lo que implicaba imponer una nueva identidad nacional gracias a la imposición de la bandera japonesa, el culto sintoísta y al emperador, adoptar nombres japoneses.

Los lugares donde eran sometidas a la esclavitud sexual se denominaban ianjo. Yoshimi Yoshiako, los clasificó en tres categorías: • los que eran dirigidos por el Ejército y destinados al personal militar y sus empleados civiles, • los que eran manejados por civiles, pero supervisados por el Ejército y destinados a las tropas • y aquellos que eran instalaciones, incluyendo restaurantes, abiertos al público, aunque el personal militar tenía preferencia. Tanaka Yuki, clasificó los ianjo según la temporalidad: permanente si estaban en ciudades, semipermanentes para unidades grandes y temporales 16


Museo de la guerra y los derechos humanos de las mujeres: Kim al teléfono en 1991 en la oficina de Mujeres Unidas de la Iglesia de Corea, donde se abrió una línea directa para aceptar llamadas de mujeres que habían vivido la esclavitud sexual. Fotografía, 1991. Fuente: The New York Times

De hecho, en 1942 el reclutamiento de mujeres se hizo obligatorio, aunque nominalmente seguía siendo voluntario, algo que argumentaría el gobierno japonés para negar la coerción en el reclutamiento de coreanas.

El culto a la virginidad femenina que obligaba a mantener la castidad hasta el matrimonio es un factor que señala la profesora Soh por el que las mujeres solteras coreanas eran deseables para las autoridades japonesas. Aso Tetsuo, un doctor del Ejército, llevó a cabo un informe tras hacer exámenes médicos en el 17


que alegaba que

Las mujeres se convirtieron en un suministro más que se transportaba junto a las provisiones conforme el Ejército avanzaba.

« »

En este sistema de esclavitud sexual, las jóvenes coreanas eran concebidas como un recurso institucionalizado que debía cumplir con sus «deberes de género como súbditas imperiales» con los soldados que luchaban una «Guerra Sagrada».

llegaban, recibían un trato inhumano que no solo se materializaba físicamente sino verbalmente, ya que se les otorgaban nombres japoneses que las doblegara en su nueva función como «mujeres de consuelo». Los soldados no dudaban en referirse a ellas con

Las mujeres se convirtieron en un suministro más que se transportaba junto a las provisiones conforme el Ejército avanzaba. Una vez

Joyce Naltchayan: Un grupo de mujeres, que sobrevivieron a ser obligadas a ingresar en burdeles establecidos por el ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial, protestaron frente a la Embajada de Japón en 2000, exigiendo una disculpa por su esclavitud. Fotografía, 2000. Fuente: History

18


términos aún más deshumanizados para reducirlas a meros objetos sexuales.

sexual, lo que contribuyó a que estas mujeres rompieran su silencio.

Soh Sarah Chung Hee también apunta a que muchas supervivientes coreanas declararon haber sido secuestradas, pero otras revelaron haber sido vendidas a traficantes de personas por sus padres indigentes.

Kim Hak Sun, una de las primas entrevistadas, nació en 1924 en la provincia de Jilin, Manchuria, pero creció en Pyongyang hasta que tuvo diecisiete, cuando su padrastro la llevó con él a China por negocios, donde la policía japonesa la raptó y la convirtió en esclava sexual. Consiguió escapar a tiempo después en compañía de un comerciante coreano.

«

» En

otros casos, algunas optaban por fugarse de casa para escapar de la violencia doméstica y el maltrato o la opresión de la pobreza, motivadas por la posibilidad de conseguir una vida autónoma ante las falsas promesas.

A finales de los ochenta, ella volvió a Seúl y trabajó como trabajadora doméstica por varios años. Allí conoció a una compañera a la que le contó su historia como «mujer de consuelo» y fue esta quien informó a The Korean Council. Junto con estos, hubo organizaciones de mujeres cristianas y también la profesora Yun quienes animaron a Kim Hak Sun para que hablara de su

Por otra parte, Yun Jung Ok (Universidad de Mujeres de Ewha) se había estado documentando sobre las «mujeres de consuelo» durante la década de 1980. En 1987 consiguió sacar adelante la prueba definitiva de la existencia de este sistema de esclavitud 19


Gary Friedman: Lee Yong Soo, quien fue esclava sexual muestra una foto de mujeres que sufrieron su mismo destino. Fotografía, s.f. Fuente: History

que lo comunicara a los medios el 14 de agosto de 1991.

experiencia.

«

De esta forma, desde 1992 ha surgido un movimiento de apoyo a las víctimas consiguiendo obtener plazas de residencia y compensaciones económicas para ellas, además de presentar demandas ante el gobierno japonés exigiendo una disculpa formal.

» y el

rechazo a tomar responsabilidades por ello. Fue a la oficina de The Korean Council y testificó por primera vez en julio de 1991. Después, ella conoció a Yi Mi Kyung, antigua perteneciente a la Asamblea Nacional, que le pidió 20


. Durante décadas estas mujeres han guardado silencio y el gobierno japonés hizo lo posible para que esto quedara en el olvido.

, lo que motivó a que los estudios de género en los noventa comenzaran a investigar y otorgar voz a las víctimas.

No obstante, una vez que Corea del Sur salió de la dictadura a finales de los ochenta se dio la atmósfera favorable para apoyar a mujeres como Kim Hak Sun. Con esto, se consiguió que muchas mujeres registraran sus casos ante el gobierno surcoreano que abrió el Consejo coreano para las mujeres, motivado por la esclavitud sexual militar impuesta por Japón (The Korean Council). A pesar de todo, Japón aún no ha hecho frente a esta cuestión. En diciembre de 2015, el gobierno surcoreano y el gobierno japonés llegaron a un acuerdo económico, en contra de la opinión mayoritaria en Corea que aún espera una disculpa.

“” Las «mujeres de consuelo» no son simples víctimas.

Desde que Kim Hak Sun contó su historia, el problema de las «mujeres de consuelo» se convirtió en un movimiento nacional. El público coreano fue consciente de la necesidad de pedir responsabilidades a Japón, que

Las «mujeres de consuelo» no son simples víctimas. Sus testimonios han construido la formación de un sujeto y ellas son la pieza esencial de un 21


proceso de construcción testimonial, ya que no existía una historia sobre ellas.

Por otra parte, la novela ha sido una pieza fundamental para mantener vivo el recuerdo y dar voz a estas mujeres llamadas erróneamente «mujeres de consuelo». Bonnie Oh, historiadora especialista en este tema, destaca la importancia de escribir novelas respecto a ello.

, así que la principal información veraz proviene de sus testimonios, de la historia oral. Ellas son sujetos políticos que han luchado por que se les creyera y les otorgaran las disculpas que merecen.

22


En definitiva, se puede esclarecer la importancia que ha tenido esta problemática para la cultura coreana,

. la

Actualmente, cinematografía coreana ha adquirido un peso relevante, debido en buena medida a la protección y la buena inversión que ha hecho Corea para Kang Sang Hyup: Cartelera de la película Spirits’ Homecoming (2016). salvaguardar su denominadas «mujeres de cultura. Es por ello que consuelo». podemos encontrar numerosas obras que se dedican a tratar temas tan controversiales como la ocupación japonesa y la esclavitud sexual. Un ejemplo de Por Cristina Matea ello es la película Spirits’ Homecoming (2016) , dirigido por Cho Jung Rae, en el que vemos reflejada de forma magistral la desgarradora historia de las mal 23


24


25


C

uando se estrenó Teenagers yo tenía once años. Pero no fue hasta más tarde que me encontraría con aquella película y conocería el cine de Paul Verhoeven: un cine escandaloso, lleno de desnudez y marcado por la agitación. Responsable de filmes como Instinto básico o Showgirls, Verhoeven volvió a traernos el alboroto con Benedetta, película estrenada en Cannes en julio de 2021.

una de las jóvenes monjas, la hermana Bartolomea. Verhoeven añade, además, un elemento que ya ha marcado el filme de por vida: una figura de madera de una Virgen que Benedetta y Bartolomea tallan hasta darle forma fálica para usarlo como consolador en sus encuentros sexuales. Con todo ello, la película se estrenaba en todos los países bajo la preocupación de millones de cristianos alrededor del mundo y las reseñas que alababan a Benedetta como una “yas queen” del colectivo LGTB. Pero, ¿

En ella nos habla de Benedetta Carlini —interpretada por Virgine Efira— una monja mística lesbiana que vivió en la Italia de la Contrarreforma en el siglo XVII. La película está cargada de contenido erótico que el director vierte sobre Benedetta y su relación con

Para ello tenemos que irnos a cuando la historiadora Judith C. Brown conoció su figura durante una 26


investigación sobre la historia económica y social de Pescia (Italia).

plaza en el Convento de la Madre de Dios en Pescia. Revolucionaria, culta y con gran ingenio fue nombrada abadesa a los treinta años. Su nombramiento fue debido a que aseguraba tener una

Benedetta fue una religiosa proveniente de una familia de clase media italiana que pudo comprarle una 27


“”

serie de visiones sobre la Virgen María y éxtasis con un ángel de la guarda llamado Splenditello, aparte de una relación mística con Dios.

El caso de Benedetta fue el primer informe detallado de una relación sexual y sentimental entre dos monjas.

esta historia, y se sumergió en los escritos que hablaban de ello.

En la historia encontramos informes extensos y detallados sobre estas «prácticas ilegales e inmorales» en la Iglesia, pero la mayoría se ocupaban de la homosexualidad masculina. El caso de Benedetta fue el primer informe detallado de una relación sexual y sentimental entre dos monjas. Brown, relata en su libro Immodest Acts: The Life of a Lesbian Nun in Renaissance su reflexión acerca de este informe hallado de manera casual y nos invita a reflexionar sobre la historia del lesbianismo.

La veneración que las hermanas del convento sentían por ella tras considerarla una elegida de Dios se fue tambaleando y la credibilidad de sus éxtasis religiosos empezó a cuestionarse. No fue hasta que entrevistaron una por una a las jóvenes novicias sobre los favores divinos especiales de Carlini cuando se encontraron con Bartolomea y se supo de los encuentros sexuales con ella. Judith C. Brown quedó perpleja ante 28


El caso de Benedetta Carlini está lleno de complejidades; las autoridades eclesiásticas que se encargaron de detallar el informe carecían de evidencias históricas sobre aquellas relaciones entre mujeres, ya que generalmente no le daban mucha importancia.

Escribieron el testimonio de Bartolomea como si esta hubiera sido una participante involuntaria que se viera forzada a ser amante de Benedetta

involuntaria que se viera forzada a ser amante de Benedetta,

; es por ello por lo que oscurecieron muchos aspectos en el informe y escribieron el testimonio de Bartolomea como si esta hubiera sido una participante

«

Para un mundo masculino era completamente impensable que »

29


Judith C. Brown escribe en un debate feminista de 1994 que le llegó a divertir la manera en la que el amanuense que escribía el informe, con una letra clara y concisa, se descomponía por completo en el pasaje que recoge las relaciones sexuales de Benedetta con la otra monja: «Las palabras son ilegibles, están tachadas y vueltas a escribir».

una mujer pudiera provocarse placer sexual con otra. Había tan pocos escritos sobre las relaciones sexuales y la ignorancia del tema estaba tan extendida que

30


Si el amanuense tenía dificultades para comprender el caso, para la propia Benedetta tampoco tuvo que ser fácil, ya que «

»

La misma Benedetta solo sabía reconocer las relaciones hombre-mujer y tuvo que idear un disfraz de varón que le permitiese las relaciones sexuales y sentimentales con mujeres. Por su posición de mujer religiosa no podía tratarse de un hombre corriente, así que

«

»

A pesar de que la monja estableció una relación con otra mujer a sabiendas, su preferencia no significaba una elección enunciada, ya que cuando mantenía relaciones con Bartolomea, ella tenía las visiones sobre el ángel de la guarda Splenditello y aseguraba que asumía la apariencia de aquel ángel varón en sus encuentros con la novicia.

“”

. Relatando así quizás una libidinosa relación entre un ángel y una monja o buscando simplemente evitar cualquier posible infracción si se descubría su historia con Bartolomea. Después de todo, es posible que el lesbianismo de Benedetta no fuera lo que le llevó a su final como su egotismo,

Benedetta, [en forma de Splenditello] para obtener mayor placer, ponía su cara entre los pechos de la otra y los besaba, y siempre quería estar así sobre ella.

. 31


Por toda esta historia es por lo que no podemos quedarnos con Benedetta Carlini como la lasciva santa y lesbiana que nos presenta Verhoeven en la película.

Durante el día, pretendiendo estar enferma y mostrando que necesitaba algo, asía con fuerza la mano de su compañera y poniendo dicha mano bajo sí, habría puesto el dedo de su compañera en los genitales propios y manteniéndolo allí, se excitaba tanto que se corrompía.

, la manera en la que trasgrede la fina línea entre lo espiritual y lo sexual, e incluso su importancia en la estructura religiosa de Pescia —y, en consecuencia, de la región toscana— es digno de admiración sea cual sea el origen de la naturaleza de su pasión.

Por Victoria Moreno

32


33


L

a saga de The Legend of Zelda está formada por más de veinte videojuegos, empezando en 1986 con The legend of Zelda y llegando hasta nuestros días con The Legend of Zelda: Breath of the Wild (2017), juego cuya secuela está anunciada para el 2022.

implicadas en su propia historia. El personaje de Zelda es sabio y benévolo, pero siempre dispuesto al sacrificio. Nunca puede salvarse a sí misma, está atrapada, junto con Link y Ganondorf en el eterno ciclo de damisela, héroe y enemigo. Cronológicamente hablando,

La historia de estos videojuegos es larga, compleja y posee al menos tres líneas temporales alternativas. Por lo tanto, he decidido no profundizar en las aventuras de los videojuegos, sino hablar únicamente de Zelda.

«

Y varios juegos más tarde la encontramos con un alter ego llamado »

Lo primero que debemos saber es que A lo largo de los juegos, no seguimos a la misma princesa, sino que vamos cambiando de encarnación. Y, aunque la mayor parte del tiempo Zelda regresa como princesa, en muchas ocasiones ha aparecido como otro tipo de mujeres, cada vez más 34


Tetra, la cual es una capitana de un barco pirata de fuerte carácter. Sin embargo, su alter ego más resaltable es el que tuvo en The Legend of Zelda: Ocarina of Time (1998), donde la mitad del juego estaba convertida en Sheik, una especie de ninja.

Su aspecto varía dependiendo de la encarnación: cuando es princesa siempre lleva un vestido largo entre rosa y morado; cuando es Tetra viste por primera vez pantalones y ropa más adecuada para una aventurera en el mar. El esquema cambia mucho más cuando es Sheik, donde predominan los colores azul y blanco, el vestuario es más ajustado y la parte inferior de su rostro está cubierto. En Breath of the Wild volvemos a verla con un vestuario adecuado para una aventurera, vuelven los pantalones y, en este caso, el típico color rosa es sustituido por el azul.

Sus alter ego demuestran que puede defenderse por sí sola, pero es devolverla al papel de princesa y, de repente, pierde todas sus capacidades.

35


A pesar de todo esto, nos encontramos con el mismo problema: Zelda no es nunca la heroína. Tenemos, por lo tanto, una gran serie de contradicciones. Para empezar, como hemos dicho, es una diosa reencarnada, tiene poderes mágicos y sabiduría. Sus alter ego demuestran que puede defenderse por sí sola, pero es devolverla al papel de princesa y, de repente, pierde todas sus capacidades. Y no lo digo metafóricamente, en el juego Wind Waker (2002) cuando se descubre que Tetra, anteriormente capitana de piratas, es una princesa se le impide participar en la lucha y se le ordena

quedarse en el castillo por su seguridad… y ella acepta…

Y sí, cuando dejan a Tetra sola y «a salvo» en el castillo, el malo la secuestra. Todo esto se debe al hecho de que Nintendo siempre ha concebido a Zelda como una damisela en apuros, y

Pero, ¿por qué no la considero una damisela en apuros? Es algo complicado porque en sí, si tuviera que generalizar, diría que lo es; sin embargo,

36


Zelda tiene todas las características y habilidades necesarias para poder protegerse a sí misma y a su reino.

No siempre se detiene y únicamente espera a ser rescatada. En muchas ocasiones, ya sea como princesa o alguno de sus alter ego, aparece dándole consejo a Link o directamente ofreciéndole objetos necesarios para que este avance en la historia como instrumentos, canciones o incluso llaves.

spin off como Hyrule Warriors (2014) o en cross overs de lucha como Super Smash Bros (1999), donde tanto la princesa Zelda como su alter ego Sheik luchan y se valen por sí solas; aunque la compañía no quiere permitir que su personaje se libre de Link.

Por lo tanto

; quedándose simplemente en lo que se conocería como damisela servicial. Un que te ayuda, pero necesita ser rescatado. Entonces, ¿cuál es el problema con Zelda?

Antes del lanzamiento del más reciente juego de la

La respuesta corta es: Nintendo. Pero voy a desarrollarlo un poco más. Zelda tiene todas las características y habilidades necesarias para poder protegerse a sí misma y a su reino del mal. Esto se ha demostrado también en juegos 37


saga Breath of the Wild se llegó a especular con la posibilidad de que el protagonista del juego no fuera Link, sino que en su lugar fuera Zelda. Obviamente no sucedió, pero lo peor de todo es que

Peach han recibido sus propios juegos. En

conclusión,

. Hasta que Nintendo no quiera liberarla, seguirá atrapada en una narrativa que no le corresponde. Quizá si los equipos de desarrollo no estuvieran completamente formados por hombres esta situación cambiaría y Zelda podría romper el arquetipo de damisela servicial en apuros. Pues no todas las princesas necesitan ser rescatadas, sobre todo si son diosas y guerreras.

, dado que los sucesos y acontecimientos de la aventura van unidos a ella. Podríamos llegar a «entenderlo» si esto hubiera sucedido varios años antes, cuando un personaje femenino protagonista no era tan común, pero no en 2017.

Por María Barreiro

.

Incluso otros personajes de la misma compañía como la princesa 38


39


40


41

La maja vestida (1795-1805) - Francisco de Goya


E

“”

n vez de hacer un listado de mujeres artistas, he preferido hacer otra cosa. Este artículo lo utilizaré como un acercamiento crítico a la historia del arte desde una perspectiva feminista, queer y marxista. Esto me parece importantísimo si realmente queremos concebir la historia del arte tal y como realmente es.

Añadir un listado de mujeres como algo anecdótico sin hacer una revisión y un cambio de paradigma no es una visión feminista.

¿Cuántas mujeres artistas conoces? ¿Y cuántos cuadros en los que aparezcan mujeres? Si estos últimos superan en número —por goleada— a las primeras, no es casualidad. Esto no significa que no existan mujeres artistas, es algo mucho más complejo. Deberíamos partir, desde un inicio, con la premisa de que toda

Es colocar una tirita sobre un problema mucho más extenso.

Venus del espejo (1647) – Diego Velázquez

42


— y cualquiera con perspectiva de género que haya estudiado esta disciplina en el ámbito universitario como yo, me dará la razón—. Esto quiere decir que, en el mundo académico, verás muchas obras de Miguel Ángel, Caravaggio o Picasso, pero pocas o ninguna de Leonora Carrington, Remedios Varo o Berthe Morisot —y estas son de las más conocidas—.

Que El baño turco (1863) de Ingres esté pintado en un tondo —lienzo redondo— no es casualidad. Sitúa al espectador como voyeur.

que aplicamos para los grandes genios o artistas masculinos. Ocurre en casos como el de Sofonisba Anguissola, una mujer que, según algunas teóricas, corrió para que las artistas sucesivas pudieran caminar.

¿Significa esto que no hay mujeres artistas? No, para nada. Pero sí que nos encontramos ante . Sobre la concepción machista del genio creador también podríamos escribir una buena tanda de artículos, pero eso lo dejamos para otro día.

“” Cuando indagamos sobre mujeres artistas no podemos aplicar los mismos parámetros que aplicamos para los grandes genios o artistas masculinos.

Cuando indagamos sobre mujeres artistas no podemos aplicar los mismos parámetros 43


En el caso de las mujeres no se veía con buenos ojos que se dedicasen al arte —lo cual cambia a partir del siglo XX, cuando ya es más común encontrar mujeres que se dediquen enteramente al arte—.

las Guerrilla Girls en 1989 con su crítica al Museo Metropolitano. Ahora sí, es cierto que en ocasiones como el mes de marzo, en el que se celebra el día de la mujer trabajadora,

Precisamente

«

— obviamente, en esto no entra el arte queer o racializado—.

», como eran los

paisajes o los bodegones florales. Tampoco podían vender su arte. Por ello, su pasión era más considerada una afición y solo podían regalar sus obras a conocidos o familiares.

Las Guerrilla Girls denunciaban que había más de un 80% de desnudos femeninos en el Museo Metropolitano, mientras que solamente un 5% de los artistas eran mujeres.

Los museos e instituciones tampoco es que ayuden mucho a cambiar esta imagen de que hay pocas mujeres dedicadas al arte —tampoco en su labor de divulgación, clasista desde el momento de su creación—. Esto ya es algo que denunciaron

Estos porcentajes se pueden aplicar también al ámbito educativo —en el que, por cierto, tampoco se exponen 44


las teorías de historiadoras del arte—. Por ello no os sorprenderá que os diga que esto nos da una imagen sesgada del mismo. Ocurre lo mismo con la visión del genio creador. Todo cambia según los ojos de quien lo mire. Todas esas culturas o artes que están fuera del mundo occidental, también serán enseñadas bajo ese prisma como algo exótico, si es que se manifiestan. Con el cuerpo femenino ocurre lo mismo.

Por lo general, se tratan de cuerpos idealizados, irreales e hipersexualizados en ocasiones hechos para el consumo. El arte se crea bajo las normas de un mercado muy concreto —esa concepción del artista que no deja de crear e imaginar es algo contemporáneo—. Ocurría, por ejemplo, con la pintura religiosa en la Italia renacentista o en la España del siglo XIII. Se realizaban esas obras porque alguien las encargaba. Teniendo en cuenta que, hasta la época contemporánea, el artista no tenía una autonomía creativa,

Las tres Gracias en el cuadro La primavera (1478) de Botticelli y Las tres Gracias (1635) de Rubens.

45


El sueño (1932) – Pablo Picasso

Mujer ante el espejo (1932) – Pablo Picasso

deducimos que esas mujeres tenían ese físico porque así lo quería el mecenas.

Cuando vemos la portada de la catedral de Santiago sabemos que estamos ante una sociedad donde la religión cristiana tiene un peso importantísimo. Por lo tanto, si nos encontramos una proliferación a lo largo de las épocas de representaciones donde se cosifica a la mujer,

Por ello vemos tanta diferencia entre las mujeres de Ingres, Rubens o las de Botticelli, aunque todas tienen como características comunes una piel de porcelana, belleza, cabello largo y gestos delicados.

Lo mismo vemos en el arte contemporáneo, lo que pasa es que en este caso nos encontramos con un punto de vista más personal del artista. Ocurre con Picasso, que según cómo se levantase ese día,

Es por esto por lo que hablo de consumo. El arte de un momento no deja de ser un reflejo de la sociedad donde se produce dicho arte. Una obra no es entendida si no comprendemos su contexto. 46


decidía dulcificar a las mujeres de su vida o demonizarlas. Tenemos un ejemplo clarísimo en El sueño y en Mujer ante espejo que, aunque os sorprenda, representan a la misma mujer.

have there benn no great women artists? en 1971 que es muy cortito y os animo a que lo leáis si os interesa este tema. También hay otros escritos, como Visión y diferencia: feminismo, feminidad e historias del arte (1988) de Griselda Pollock que también trata este tema con un matiz marxista. Precisamente en artículos futuros hablaremos de mujeres artistas a lo largo de los siglos y de por qué sus compañeros masculinos las superan en número.

Esto es algo que llevamos arrastrando desde casi el principio de los tiempos y al igual que las Guerrilla Girls pusieron el ojo en el MET en 1989, también Linda Nochlin hizo un ensayo hablando de este mismo problema titulado Why

Al final,

, que va más allá del arte. Es decir, a nivel sistemático, y alcanza cualquier campo de estudio que se nos pase por la cabeza.

Por Ana Murnau

47


48


E

Es verdad que individualmente estos personajes pueden tener vidas bastante simples y comunes porque son de una zona bastante rural de Estados Unidos y está narrada en un setting entre finales de los años 20 y finales de los 80,

Además, hay una batería bastante grande de personajes secundarios y si, como yo, te lees la novela a trompicones, y no de un par de sentadas,

sta novela me ha costado leerla porque no es lo que yo suelo leer. Soy una persona que lee muchas novelas juveniles, tal vez algo de romance LGBT y fantasía. Y leer una novela de hace más de 30 años, sobre todo con mi ojo crítico, pensé que se me haría pesada, pero aun así también soy una persona cabezota y decidí darle una oportunidad.

. Ya sea por nombres que suenan igual, personajes que a veces son nombrados por apodos, otras veces por sus nombres o sus apellidos, es como una donde tienes que tener a mano un cuadernito por si te pierdes. Tenemos un romance sáfico bastante dramático, bien llevado, pero que algunos ojos dirán que es «una bonita amistad» a pesar de que, en varias ocasiones, las protagonistas expresan su amor la una por la otra. Sin embargo,

400 páginas, ni mucho ni poco. Casi desde el primer momento y que yo los consideraría protagonistas: Ninny, Evelyn, Idgie y Ruth. 49


es bastante obvio, tanto para el lector como para los personajes.

Ninny recuerda, pasando por un presente triste, que habla del costumbrismo de una relación

La novela tiene escenas muy duras, escenas donde ríes, donde lloras, donde te apetece entrar y abofetear a algún que otro personaje. También ves evolucionar a las cuatro mujeres protagonistas, unas porque crecen y maduran, otras porque encuentran amor propio y otras porque encuentran una amistad nueva que creían que ya no vivirían más.

. La única razón por la cual esta novela no tiene cinco estrellas sobre cinco es porque se me hizo bastante lenta, pero es una lectura que yo creo que todo el mundo debería hacer, pues es un clásico moderno del siglo XX.

Hay que tener en cuenta que narra una época donde

Por Ivy

Los temas que trata la novela son diversos como, por ejemplo: desórdenes alimenticios, falta de amor propio, discapacidad, aceptación, guerra, hambre, sexo, violencia… todo en un formato de pequeñas historias entrelazadas unas con otras. Lo vemos desde el diario local del pueblo, hasta las vivencias que 50


51


52


53


D esde pequeñas soñamos con ser adultas y alcanzar todo aquello que una mujer adulta debe ser:

A lo largo de nuestra infancia y adolescencia aprendemos e interiorizamos qué es lo « » y qué es lo que no. Recibimos una lluvia de estímulos por parte de nuestra familia, de la escuela, de los medios de comunicación o de nuestros amigos/as a través de comentarios, actitudes, halagos, desprecios… donde

Así, configuramos lo que más adelante categorizaremos como nuestros anhelos o deseos. Como vemos, nuestros deseos distan mucho de nacer dentro de nosotros. Spinoza calificó todos estos estímulos mencionados anteriormente como afectos y diferenció entre afectos alegres y afectos tristes.

. Pero, ¿por qué deseamos ser guapas?, ¿y tener un buen pelo?, ¿de verdad nos gusta tanto sentirnos independientes?, ¿lo deseamos por nosotras mismas?, ¿de dónde viene ese deseo? En este artículo ahondaremos con profundidad acerca de la construcción de los deseos y su respectiva influencia en nuestra realidad.

A lo largo de nuestra infancia y adolescencia aprendemos e interiorizamos qué es lo «aspiracionable» y qué es lo que no.

54


Los alegres son aquellos que recibimos por parte del sistema que configuramos como consentimientos; por otro lado, los afectos tristes los recibimos como coacciones (Lordon, 2015). Podríamos ejemplificarlo de una forma muy sencilla con la belleza.

por ello por lo que

Los afectos alegres nos refuerzan la idea de querer conseguirla por nosotros mismos, mientras que

Los deseos se recrean en la sociedad y llegan a nosotros a través de los estímulos

Ambos son determinaciones exógenas que nos afectan, es decir, en ambas buscamos la belleza, pero que deseemos algo por consentimiento no lo hace menos determinante. Dichos deseos que provienen de afectos alegres los reconocemos como propios, aunque

Para ello, se hace necesario contar con un discurso que legitime la proliferación de afectos alegres y una red de instituciones donde se premie la realización de estos.

… No es muy difícil pensar

Los deseos se recrean en la sociedad y llegan a nosotros a través de los estímulos, y estos quienes nos impulsan a movernos para satisfacer esas necesidades. Es

en ejemplos sobre esto. Las dietas, el deporte o los productos de belleza no tendrían tanto éxito sin que bajo ellos no se escondiera un discurso sobre la promoción de 55


No es casualidad, por tanto, que uno de los parámetros que nos enseñen y adquiramos más rápido es el rechazo a lo que consideramos como «mediocridad»

la salud y la belleza, que hacen que nos inciten a querer llevar esa vida.

No es casualidad, por tanto, que uno de los parámetros que nos enseñen y

«

único requisito para conseguirlo será algo tan sencillo como «quererlo de verdad», es decir, sentirlo como propio, verlo como consentimiento en vez de como coacción.

». Rechazaremos

ser mujeres mediocres y aceptaremos entrar en el túnel sin fin de encontrar la felicidad y la belleza que tanto hemos interiorizado que deseamos. El

Hasta aquí podríamos decir que somos reinas de nuestros deseos porque, aunque vengan dados desde fuera, los tratamos como propios y buscamos satisfacerlos con convicción. ¿ ¿

La interiorización de deseos con los cuales no nos sentimos a gusto a través de la presión y obligación social es algo muy común en nuestro día a día. Deseos que más que placer o bienestar nos producen 56


sufrimiento. Y es aquí donde más que reinas de nuestros anhelos nos volvemos unas esclavas de los mismos. Nuestros deseos se convierten en nuestra condena.

Y es aquí donde más que reinas de nuestros anhelos nos volvemos unas esclavas de los mismos.

Podemos ver un ejemplo de ello en la actriz interdisciplinar Jedet, que recibió muchas críticas sobre ello recientemente. Hace unas semanas subió un post a su Instagram donde

deseaba representar a una mujer libre. En cambio,

. Ella misma utiliza la palabra «esclava» para referirse a la situación entre ser

Jedet se construyó una imagen bajo el modelo de una chica sexy y guapa porque

57


lo que desea y lo que supone desearlo.

muchos trastornos de alimentación, de imagen y de presión social que nos limitan. El camino hacia la belleza y la perfección se vuelve oscuro, delimitante, hostil y solitario. No nos sentimos a gusto con nosotras mismas porque no podemos llegar a satisfacer un deseo que es imposible de alcanzar, pero tampoco podemos desprendernos de él porque parece inherente a nosotras.

La solución no se encuentra, como muchos de los haters de la Jedet apuntaron, en la dicotomía de descifrar si ella ha sido obligada a construir dicha imagen o si lo quería por sí misma.

, estos se construyen a partir de lo que percibimos como bueno y no podemos responsabilizar a nadie por querer sentirse aceptado. Y como Jedet,

porque de estos deseos dependen en muchas ocasiones sentirnos aceptadas, queridas y validadas con nuestro alrededor.

El camino hacia la belleza y la perfección se vuelve oscuro, delimitante, hostil y solitario

. Finalmente, estos deseos nos provocan más dolor que placer. De este consentimiento interiorizado, que muchos autores conceptualizan como , nacen 58


hacemos por nosotras mismas y no por ser aceptadas solo es una forma más de consentimiento a las determinaciones exógenas de la belleza. Sin embargo,

y tampoco tenemos la oportunidad de probarnos a nosotras mismas en nuestras posibles diferentes versiones porque solo se nos presenta como válida una de ellas: aquella que nos hace sufrir y adolecernos.

No podremos dotar a dicho deseo de soberanía simplemente con empoderamiento individual

.

Por Celia Espada

Dar respuesta clara a la pregunta que nos trae hasta aquí es negar la complejidad de los deseos.

y no podremos dotar a dicho deseo de soberanía simplemente con empoderamiento individual. Sentir que lo que deseamos lo 59


PARTE I

60


L

a sexualidad no se ha concebido siempre de la misma manera, el espacio y el tiempo influyen en sus características. Durante un seguido de artículos haremos un repaso por varios aspectos de la sexualidad de diferentes culturas antiguas. En este primer artículo trataremos la sexualidad en la antigua Roma.

Encontramos este tema representado tanto en fuentes escritas con autores como Pluto, Catón el Viejo, Lucrecio, Catulo o Cicerón; como también en evidencias materiales (cerámicas, amuletos, murales mosaicos,…). Diferenciamos, además, el lugar donde encontramos estas evidencias en el ámbito público y el privado y cómo la sociedad romana gestionaba la sexualidad. En el ámbito público, encontramos como ejemplo principal los prostíbulos que tenían pinturas y mosaicos representando el negocio que se llevaba a cabo. Las representaciones sexuales se podían encontrar en otros negocios vinculados al sexo, donde se representaba con naturalidad. Encontramos incluso monedas, las spintriae, que tienen motivos sexuales. 61


Vemos así, cómo es una sociedad donde el sexo se concibe en el día a día y está a la vista; no es tabú.

relacionadas con los dioses de la fertilidad como Príapo además de Venus —durante la Vinalia urbana, las mujeres se reunían en el templo de la Colina de Venus Ericina para tener relaciones sexuales o compañía—, Júpiter y Dionisio —en su nombre se celebraban orgías, también conocidas como bacanales—. Destacamos el falo como símbolo de fecundidad y estaba ampliamente representado dado su significado de fertilidad y buena suerte.

En el ámbito privado, las representaciones estarán más relacionadas con las divinidades y la religión.

, demostrando su importancia en las viviendas (como amuleto de protección del hogar) y en el matrimonio. Encontramos representaciones

Centrándonos en el acto sexual, el único fin para este es la reproducción, donde el término futuo, -ui, -utum, se define como Aun así, el sexo en sí es un concepto maleable, cambia 62


según suceda dentro o fuera del matrimonio, pero hay unas cuestiones muy marcadas como los roles sexuales.

En el sexo, encontramos dos roles marcados: el hombre, con un rol activo, dominante y penetrador, es decir, superior, y la mujer con todo lo contrario: un rol pasivo y sumiso que es penetrado

, respondiendo a patrones de dominación y sumisión. Asimismo, el placer dependía también de esto mismo. Los roles se conciben a partir de los conceptos vir y matrona (hombres y mujeres libres), regidos por la ley y la moral. Los viri se identificaban con los conceptos de Imperium (autodominio o sobre los otros), fortitudo (resistencia física) y virtus (valores del vir).

de las mujeres (impudicae), serán aquellas con comportamientos viriles, con autonomía financiera, que no se rijan por la pudicitia y con poco control sexual y mucho apetito sexual. En el sexo, encontramos dos roles marcados: el hombre, con un rol activo, dominante y penetrador, es decir, superior, y la mujer con todo lo contrario: un rol pasivo y sumiso que es penetrado, siendo esta inferior.

Por tanto, se rigen por la pudicitia (integridad sexual), la fidelidad y la pasividad sexual. Las personas que no entren en estas categorías «normales» se situarán en categorías negativas. En el caso

Lo que marcan principalmente es el comportamiento de los participantes en el acto. Quien sea pasivo (penetrado) será 63


considerado femenino y quien sea activo (penetrador) será el masculino. Son categorías definitorias dentro del acto sexual. En este aspecto, la penetración se refiere a la penetración de un orificio (boca, vagina o ano) por un falo o pene,

Con esto, vemos que la sociedad romana es falocéntrica y entendemos la relación de lo activo con lo masculino y lo pasivo con lo femenino.

aceptarían su inferioridad y la dominación masculina siendo sumisas, dependientes y obedientes en la sociedad patriarcal que la reproduce. Su pasividad es, por tanto, cultural y «natural».

, llegando a la estigmatización de las que se comportaran como los viri.

, naturalizándola como biológica. Así, las mujeres

sin importar el placer de la otra persona al 64


someterla, inferior al penetrador. Así pues, el placer es exclusivo de los hombres. Entonces,

sino también en la sociedad.

donde se le estaría priorizando su placer sin la necesidad de un pene. Las prácticas sexuales más comunes eran: futuere (penetrar por la vagina), pedicare (penetrar por el ano) e irrumare (penetrar por la boca); prácticas propias de los hombres. Aun así, dentro de estas prácticas comunes hay algunas que se consideran

(la matrona tiene como rol principal el ser madre). Esto deriva en un rol pasivoreceptor (sumisión) que conlleva su inferioridad respecto al papel dominante y superior del hombre, y no solo en el sexo,

65


“”

humillantes. Que una mujer sea penetrada por la vagina es un acto normal para cumplir el objetivo: la reproducción, pero

La penetración en el sexo es el mayor acto de dominación y posesión masculina

Igualmente, ser penetrado por el ano era menos deshonroso que por la boca, que es la mayor degradación. En el caso de los hombres, cualquier penetración era una humillación.

Cuando un hombre penetra a otro hombre, ya sea de una clase o una edad inferior, este no obtiene censura ni reproche, sino que se potencia su virilidad y superioridad; sin embargo

En la penetración, los viri dominan a su amante pasivo, que pueden ser también del mismo género e incluso un igual a nivel social, feminizando a estos amantes. La penetración en el sexo es el mayor acto de dominación y posesión masculina, viéndose así una humillación para un hombre adoptar el papel de la mujer, el rol pasivo.

. Así pues, el comportamiento de un vir se caracteriza no por el sexo biológico de su amante sino por la conducta que toma el penetrador hacia el amante.

Centrándonos en el ámbito privado, definiremos primero el concepto de matrimonio. Este es una institución dentro del mundo romano, un contrato donde se

En cambio, cuando es pasivo desviriliza y adopta el rol femenino, quitándole poder. 66


establecía una relación monógama entre un hombre y una mujer y sus respectivas familias. Es un tipo de relación social donde se producía un beneficio económico y social.

mantener la estructura social que conformaba Roma para transmitir el patrimonio y conservar las élites o linajes romanos. El matrimonio, por tanto, conformaba una de las bases del mundo romano.

, no una obligación, aunque durante el mandato de Augusto se promovieron leyes sobre el matrimonio y su vínculo sagrado. Por ejemplo, la Lex Iulia de maritandis ordinibus sí que obligaria a casarse.

, no tenía una connotación sexual per se, así que el placer sexual no era un objetivo de este. Cada una de las partes tenía unas obligaciones y tareas dentro del matrimonio para que se considerara exitoso: los hombres hacían de pater familias y las mujeres tenían que tener hijos y cuidar de ellos y de la casa.

La única finalidad del matrimonio era reproducirse y

Aun así, el matrimonio no era para todos.

«

»

para que estuviera bien visto a ojos del resto de la sociedad. Los matrimonios, mayoritariamente, eran concertados ya que los padres 67


lo acordaban previamente para hacer negocios o para crear relaciones más profundas y fuertes entre las familias. La edad mínima permitida para que se contrajera matrimonio era de 12 años en el caso de las mujeres y 14 en el de los hombres. En la práctica, las mujeres se casaban a mediados o finales de la adolescencia y los hombres hacia los 20 años, siendo además un requisito legal para legitimar a los hijos.

principal la maternidad, el placer sexual no era necesario dentro del matrimonio y se podía buscar fuera. Aun así, era muy importante que las mujeres no tuvieran peligro en cuanto a sus relaciones sexuales —ya fuera por adulterio o violación—

Dentro del matrimonio, estos roles se tenían que mantener.

, aunque de segunda categoría dado que no participaban en el ámbito social ni político, además de que en el ámbito sexual era de forma pasiva. Si su condición social era inferior o de la plebe, podría tener un destino diferente a las matronas, pero eso no implicaba que no se pudiesen casar.

—porque él estaría adoptando un rol femenino y, por ende, inferior— y, como hemos explicado antes, él era quien debía recibir el placer de forma activa, no podía ser dominado. Además,

Respecto a las mujeres casadas, al tener como finalidad 68


las relaciones sexuales: no copular de día, solo de noche, en la oscuridad; no podían estar desnudos, solo las prostitutas. Sin embargo, en la mayoría de la iconografía estas aparecen con alguna vestimenta, viéndose que no era necesario que estuvieran desnudas durante el acto.

, cosa impensable debido a su inferioridad respecto al hombre. Sobre las prácticas sexuales, que también hemos comentado anteriormente, había algunas que no se podían hacer en el matrimonio como el sexo oral o darle placer a la mujer. Las relaciones extramatrimoniales serían una salida a estas prácticas, dado que

Todo este concepto sobre el sexo cambia cuando nos fijamos en el ámbito público, donde las relaciones sexuales adquieren un significado diferente. Aunque será en el próximo artículo donde trataremos estos grandes temas a la par que interesantes: la prostitución, las relaciones extramatrimoniales y la anticoncepción.

. Las prácticas sexuales dentro del matrimonio, al ser un ámbito privado, son poco conocidas. — que gracias a la iconografía de la que disponemos—, pero solo aquellas que estuvieran bien vistas en una relación matrimonial. Por tanto, el hombre es el rol activo y la mujer el pasivo. Además, había prácticas sexuales consideradas de libertinaje y, por tanto, se especificaría cómo deberían ser

Por Yaiza Rodríguez

69


70


71


72


73


S

on muchas las ocasiones en las que me he preguntado por qué no les dan tanta importancia a las mujeres dentro de la literatura y más ahora en pleno siglo XXI. Por mi propia experiencia, he tenido asignaturas de las cuales me daban, con algo de suerte, una clase dedicada a las mujeres de

tema, hoy no estamos aquí para hablar de la educación española y sus carencias en ciertos sectores. En este artículo viajaremos a otro continente y haremos que estas escritoras hispanoamericanas sean recordadas como se merecen. Han sido varias autoras las que han revolucionado el panorama literario hispanoamericano en diferentes épocas y aun así se les dan muy poca importancia, incluso ni se mencionan en clases de literatura. Es difícil hacer una selección porque estamos ante una gran cantidad de países y a su vez ante diferentes culturas. Por lo tanto, mencionaré alguna que otra más aparte de las que nos dejasteis en la cajita de preguntas.

ese siglo. ¿

También pude cursar una optativa llamada «Las mujeres y la literatura», una asignatura que me sirvió mucho pero me dio que pensar y hacerme

la

pregunta:

¿

Tuvo una vida difícil al igual que apasionante.

. Alfonsina se dedicó a luchar contra las desventajas y

Aunque podría dedicar páginas y páginas enteras a este 74


discriminaciones de las mujeres a través de sus obras.

Estuve en tu jaula, hombre pequeñito,

Cuenta con poemas maravillosos como Hombre pequeñito dentro de su obra Irremediablemente (1919), que habla sobre la prisión que la mujer puede sentir por las relaciones con los hombres:

Hombre pequeñito que jaula me das. Digo pequeñito porque no me entiendes, Ni me entenderás.

Tampoco te entiendo, pero mientras tanto Ábreme la jaula que quiero escapar;

Alfonsina se dedicó a luchar contra las desventajas y discriminaciones de las mujeres a través de sus obras.

Hombre pequeñito, te amé media hora,

No me pidas más. Encontramos más obras que expresan el resentimiento hacia el hombre que simplemente busca la comodidad. Si les echáis un ojo a obras como Poemas de amor (1926), veréis que son poemas más irónicos donde se demuestra su actitud crítica hacia los hombres.

Hombre pequeñito, hombre pequeñito, Suelta a tu canario que quiere volar... Yo soy el canario, hombre pequeñito, Déjame saltar.

Ciertas circunstancias personales como un cáncer de mama, que causó un 75


agravamiento de su depresión, y la muerte de su gran amigo H. Quiroga, hizo que se suicidase dejando un poema llamado Me voy a dormir, dejándonos con un final rompedor:

Si te gustan los relatos fantásticos y algo siniestros, esta tu autora. Uno de sus relatos, El huésped, nos adentra en una casa donde, desde un primer momento, nos sentimos en tensión.

[…] Ah, un encargo:

Uno de los motivos por los cuales representa siempre un lugar oscuro y frío en sus obras es por su situación familiar que desde la infancia la arrastra. Sus tres hermanos murieron y solo ella sobrevivió, y

si él llama nuevamente por teléfono le dices que no insista, que he salido.

¿Por qué este relato? Porque podemos ver a su autora mostrando la sororidad entre los personajes femeninos.

«

También 76 Monumento a Alfonsina Storni La perla (1973), en Mar del plata, Buenos Aires

»

. encontramos


un antecedente del texto que está en el patriarcado y es algo para tener en cuenta, ya que la época en la que fue escrita —en la década de los 50— era muy revolucionario este tipo de relatos.

Uno de los cuentos más «feministas» de esta escritora es el que nos señala una gran sabedora de esta, Beatriz Espejo, cuyo nombre del cuento es Mariana. Suelen ser cuentos muy breves e intensos, así que os recomiendo mirarlos y salir un poco del canon que nos establecen.

Para que os hagáis una idea, sigue un poco la dinámica de Amparo Dávila —eso es, la autora mencionada más arriba— o Elena Garro. «

Por si no la conocéis, La verdad es que en alguna obra se pueden ver los distintos géneros que toca como lo fantástico y lo realista.

»

como: el abuso sexual, el maltrato de padres a hijos, el machismo, el aborto, el incesto, entre muchos otros temas.

77 Inés Arredondo (1929-1989)


escribió para defenderse del obispo que le «aconsejó que se centrara en la religión y dejara los asuntos seculares a los hombres».

Aunque no pertenece como las demás al mundo contemporáneo, creo que es importante destacarla en este artículo.

Sin duda, fue un espíritu libre de conocimiento y muchos autores reconocidos han escrito ensayos sobre ella y sus obras.

« » Es una

escritora muy conocida, pero es muy necesario que entre dentro de esta lista. Aparte de sus poemas y comedias de teatro, encontramos un manifiesto que defiende el derecho de la mujer a la educación: La Respuesta a sor Filotea de la Cruz. Es un manifiesto magnífico que

Una película que os recomiendo para entender los últimos años de la gran sor Juana Inés es una película dirigida por María Luisa Berberg llamada Yo, la peor de todas. Os dejamos el tráiler por aquí para que le echéis un ojo.

78


“”

Esta grandísima autora

Ella hablará de un sujeto femenino que ama a otro femenino.

, que está en proceso de concienciación feminista y lucha dentro de contextos claramente patriarcales. Para que nos entendamos, ella sigue un poco la dinámica de la gran Cristina Peri Rossi, aunque ella hablará de un sujeto femenino que ama a otro femenino.

palma de la mano —podríamos verlo como una reescritura del Génesis—, o El país de las mujeres con la existencia de un país en femenino.

Conforme van pasando los años,

Es una autora que da gusto leerla, con una poesía muy sensual y un lenguaje erótico que fascina.

Esto lo podemos ver con El infinito en la Gioconda Belli

79


nuevas tecnologías y querer conectar con las nuevas generaciones y

Tengo que decir que hasta el año pasado no sabía nada sobre la literatura electrónica o digital porque ni me la habían mencionado.

De todas, es la más conocida. Gracias a su activismo en la reforma educativa mexicana, publicó un libro: Lecturas para mujeres. Este ensayo

Es una manera nueva de crear poesía e intentar innovar. Me parece una manera curiosa de querer estar al día con las 80


gran escritora argentina que aborda temáticas de género, poder y violencia dentro de sus cuentos. Cambio de armas es una defensa de la libertad de la mujer. Es un ejemplo de cómo el sexo puede producir una dependencia inexorable, tema que poco a poco va tomando cuerpo durante los años.

Fue algo revolucionario para la década de los 20 del siglo pasado, ya que ayudaba a las mujeres a crear conciencia y que posean una cultura que jamás recibirán. También encontramos una afirmación en su ensayo Nuevos horizontes a favor de la mujer donde habla de la desigualdad de condiciones entre hombres y mujeres: «

Con este elenco de mujeres escritoras no quiero decir que estas sean las mejores,

Solo quiero acabar diciendo que la educación, en este caso

Porque pasa al respecto una cosa curiosa, que constituye, en el fondo, una injusticia y una iniquidad: cuando la mujer ocupa un puesto que antes era desempeñado por un hombre, en el acto disminuye el sueldo.»

. Así podríamos tener otra perspectiva de la sociedad de sus épocas y no únicamente conocer la que nos proporciona el hombre.

Por Gema Mendoza

Por último, pero no menos importante, estamos ante una 81


82


L

a Dra. Sheila Queralt es la fundadora y directora del Laboratorio SQLingüistas Forenses. Es perito colegiada en el Col.legi Oficial de Doctors i Llicenciats en Filosofia i Lletres i Ciències como perito judicial en lingüística forense y en criminalística de la Propiedad Intelectual e Industrial.

derecho, y me gustaba mucho la idea de ser juez, pero no me veía yo sentada muchas horas en una silla, así que tiré más por el lado de la lingüística. Y cuando llegué de Erasmus, vi un cartel que hablaba justo de la lingüística forense, que reunía justo eso, el derecho y la lingüística. Además, es una disciplina muy desconocida. De hecho,

Podríamos añadir el gran listado de titulaciones y nombramientos que posee, pero para ello ya tenéis internet. Nosotras hemos preferido hablar con ella y que la conozcáis un poquito más personalmente y no solo profesionalmente.

, y se sorprenden de la utilidad que pueden tener dentro del peritaje forense y los pasos previos de la investigación. P.: Tú actualmente diriges un laboratorio de lingüística forense, entonces, ¿cuál dirías que ha sido el desafío más grande a la hora de crear tu propio laboratorio?

P.: La primera pregunta que quería hacerte era sobre todo para las personas que no se hayan leído el libro y es: ¿Qué te impulsó a seguir la carrera para ser lingüista forense?

R.: Por una parte, el sistema financiero. Ahora mismo,

R.: Siempre me había atraído mucho la lengua y el 83


cuesta que te abran la puerta, cuesta que se adapten a unas nuevas metodologías, independientemente de cómo sea la persona. Una vez que lo consigues, ya depende de la capacidad de cada persona.

, pero fue una buena decisión. Yo tuve la capacidad de poder establecer muchos contactos y eso es algo que dentro de las instituciones públicas pues no lo podía hacer. Siempre tienes que informar a una autoridad superior y el tema de protocolos puede entorpecer bastante el proceso.

P.: Has coescrito un libro junto con Elena Garayzábal y Mercedes Reigosa. En el libro

P.: En el libro Atrapados por la lengua (2020) mencionas que muchas veces, cuando vas a dar charlas, la gente se sorprende porque te ve muy joven. ¿Crees que ha habido prejuicios cuando te han visto, al ser una mujer joven llevando un negocio? R.: Bueno, yo creo que más por juventud que por sexo. En este tipo de organismos tan estructurados te tienen que abrir la puerta y 84


mencionas varias series como Mentes criminales, CSI o Bones. ¿Cómo crees que está reflejada en esas series la lingüística y las ciencias forenses en general?

Cuesta que te abran la puerta, cuesta que se adapten a unas nuevas metodologías, independientemente de cómo sea la persona

R.: Tal vez estos no sean los mejores ejemplos porque en estas series puede verse cómo todo está muy automatizado. Nosotros no trabajamos con esas bases de datos tan grandes, no es todo tan sencillo ni trabajamos con esas herramientas. Otro caso sería, por ejemplo, el de la serie de Manhunt (el caso de Unabomber).

ciencias forenses en futuras series y películas policíacas? R.: Sí, creo que es necesario que se den a conocer otras ciencias forenses y el trabajo que realizan cada una de ellas. Pero es verdad que tampoco queremos dar muchas pistas a los delincuentes sobre nuestro trabajo. P.: La siguiente pregunta la voy a dividir en dos partes. Hasta hace poco, había un Máster de Lingüística Forense en la UPF de Barcelona. ¿El motivo de que no siga este máster es que esta disciplina es poco conocida? Y mi siguiente pregunta, ya en un plano más general, ¿podrías explicar con tus palabras exactamente en qué consiste la lingüística forense?

, puesto que el perito que ayudó con la resolución del caso asesoró a los creadores de la serie, entonces esto se refleja mucho mejor. P.: Muchas series y películas parece que solo se centran en el policía, el ayudante y el criminal de turno, así que, ¿crees que deberían incluir nuevas

85


R.: Bueno, a la primera pregunta: no. No es porque sea una disciplina más o menos conocida, sino por el fallecimiento de la directora del máster.

Respecto a la otra pregunta, es la disciplina que se da entre la lengua y el derecho y que lo que hace es analizar textos orales y escritos para determinar si existe plagio, amenazas, si existe algún tipo de acoso…

peritos y cada uno trabaja desde su disciplina y nos retroalimentamos. Por ejemplo, en casos de estafas por internet o delitos cibernéticos trabajamos con peritos informáticos. Cuando ellos no consiguen sacar más información de correos porque están excesivamente cifrados,

P.: Existen varios tipos de disciplinas o ciencias forenses, ¿es posible que varias disciplinas trabajen juntas para resolver un caso en concreto? R.: Sí, depende del caso, nos juntamos con diferentes

Con 86


esos datos, ahora les puede resultar más sencillo localizar a posibles culpables. Otro ejemplo sería el de amenazas a celebrities —que hubo varias durante el confinamiento—.

complementen y ayuden al juez a tomar una decisión informada. Por ejemplo,

, sin darse cuenta de que, en este tipo de casos, los delitos se cometen con la lengua con, por ejemplo, amenazas verbales.

. Ellos lo hacían desde una perspectiva más psicológica, con rasgos psicológicos que veían en los posibles autores de esos escritos, y nosotros desde un perfil más lingüístico.

P.: Tengo una pregunta relacionada con libros. Al dedicarte tú a la investigación, ¿no te pasa cuando lees una novela policíaca que descubres pronto quién es el culpable del delito?

P.: Claro, porque no es posible trabajar con un solo tipo de disciplina forense. R.: No, es importante que, en los procesos periciales y judiciales, la investigación se beneficie de la complementariedad de las diferentes pruebas.

R.: No, la verdad es que no me pasa. Cuando estoy en mi momento lúdico, intento dejarme llevar. Lo que sí que me ha pasado a lo mejor es comprarme un libro por el autor y darme cuenta de que hay inconsistencias: que a lo mejor el

Es decir, que no va a haber una prueba clave, sino un conjunto de pruebas que se 87


tiene una mesa, un ordenador…

Ahora con la distancia es verdad que te permite no vincularte tan fácilmente y mantenerte en tu papel de investigador.

Muy rara vez se pasan los policías por mi despacho, ya que los casos me los envían por correo electrónico o correo certificado, y más ahora con el COVID. Tiene su parte negativa, ya que se ha perdido ese contacto humano de conocer a tus clientes cara a cara, pero ahora con la distancia es verdad que te permite no vincularte tan fácilmente y mantenerte en tu papel de investigador.

autor no es el autor, y entonces ahí cierro el libro, aunque intento no cerrar los libros. P.: Otra de las dudas que me surgen es: ¿Tú ves si se romantiza mucho el trabajo policial debido a la cantidad de series policíacas que existen? Porque claro, poniendo un ejemplo obvio como Bones, donde te llega el agente del FBI de turno que parece que no hay más en toda la ciudad, llega a tu despacho grande, luminoso, en lo alto de un edificio, y necesita tu ayuda en concreto… me imagino que eso no es así.

P.: Antes hablábamos sobre libros, y me surge la duda de si alguna vez te han pedido asesoramiento, como lingüista forense, para escribir alguna novela policíaca.

R.: No, no es así. En las series lo hacen así porque eso no deja de ser ficción, pero en la vida real mi despacho es normal,

R.: Sí, aunque hay pocas novelas policíacas 88


donde se trate la figura del lingüista forense. Hay un autor que se llama Alex Pimienta que ha escrito una novela llamada Sangre y que me ha puesto como personaje. Yo le conozco en persona porque asistimos a un congreso juntos y

Es por eso por lo que voy a asesorar con la creación de la novela, además, me gusta y me parece una forma muy didáctica de dar a conocer esta disciplina.

Por Ivy

89


90


E

va a ser siempre castigada, estigmatizada y tachada con los peores calificativos que puedan existir. Encontrar las palabras necesarias para describir lo que sentía fue aterrador y liberador a partes iguales. Esto me ocurrió cuando aquel octubre de 2021 cayó en mis manos el libro de Juan Carlos Pérez Cortés: Anarquía relacional. La revolución desde los vínculos. Nada más empezarlo sentí la necesidad de compartir con el mundo todo aquello de lo que hablaba y las conclusiones a las que su autor llegaba.

n el imaginario colectivo, el término «anarquía» se asocia con todos los males que azotan nuestro mundo.

Su lenguaje claro nos acerca de una manera suave y bonita a unos

, desde la distancia, desde el «no tienes ni idea» o el «eres muy joven, ya cambiarás de opinión». Con estas ideas reaccionarias te acuestas, te levantas, vas a comer; se enredan en una maraña de conceptos que intentas deshilachar,

y cómo esta puede ser precursora de un cambio social a todos los niveles. En una cuidada estructura que separa por temas la obra y facilita nuestra lectura, el autor nos va mostrando diferentes puntos:

. No es nuestra culpa, cualquier atisbo de esperanza en un futuro mejor, cualquier oteada al horizonte del cambio 91


confeccionar nuestras propias reglas en busca del beneficio mutuo, es una forma de unión y de creación de espacios seguros contra toda opresión.»

El anarquismo encuentra perjudicial la forma en la que a través de la familia, del estado o de la jerarquía religiosa, se reproducen y promocionan una serie de preceptos.

«

» (Pérez

Cortés, 2020).

El anarquismo encuentra perjudicial la forma en la que a través de la familia, del estado o de la jerarquía religiosa, se reproducen y promocionan una serie de preceptos. Por ejemplo,

Entender qué es y qué no es la anarquía relacional es de las primeras cosas a las que debemos enfrentarnos. Entender que todo aquello que creemos se va a disipar ante nuestros ojos es algo necesario para empezar a adentrarnos en las diferentes formas de afecto que se abren delante de nosotros. Atendiendo a una cita de un blog llamado Queer Anarchism que el autor recoge en las páginas de su libro: «

El anarquismo relacional bebe de los conceptos que definen al anarquismo y los extrapola al mundo de las relaciones como el concepto de libertad individual, tal y como añade Pérez Cortés. Esta pone el foco en la construcción de

La anarquía relacional consiste en 92


nuestros vínculos y en las pautas relacionales que trae consigo la monogamia estructural; destaca de qué manera interiorizamos las normas y cómo acatamos sin cuestionamiento las reglas del juego monógamo.

conexión en la forma en la que el autoritarismo patriarcal se reproduce en la familia. El anarcofeminismo se posiciona firmemente contra la religión, la familia y el Estado y contra toda jerarquía por entenderla como una de las grandes formas de dominación de la mujer.

Ahora bien, una vez visto todo esto, me suscita una duda:

Una vez planteado esto, nos preguntamos: ¿

¿

Pues bien, ha interesado a colectivos disidentes en el género, a personas que han entendido la sexualidad de forma no hegemónica. Es decir, ha dado cabida a todas esas inquietudes que conforman el entramado de identidades que se separan de la norma y buscan

Desde el punto de vista anarcofeminista, que como mujer me atañe comentar y reflexionar, cabe destacar la importancia de premisas liberadoras que autoras de finales del siglo XIX y principios del XX plantearon, desafiando así el pensamiento feminista hegemónico de la época. La corriente feminista anarquista

El feminismo y la anarquía encuentran su punto de conexión en la forma en la que el autoritarismo patriarcal se reproduce en la familia.

. El feminismo y la anarquía encuentran su punto de 93


crear sus propios espacios seguros. Las personas que no han visto sus deseos satisfechos encuentran en la anarquía relacional un modelo que les permite crear vínculos desde cero y no en base a etiquetas prescriptivas.

Otro de los puntos que encuentro más interesante del planteamiento del autor es la manera en la que entendemos el uso de las etiquetas. Si entendemos la anarquía relacional como una forma de ir contra toda jerarquía,

y estableciendo de forma tácita unos acuerdos en detrimento de la agencia de las personas que deciden vincularse.

«

» »

94

«


¿Cuántas veces hemos visto frustradas nuestras expectativas por esperar algo de un vínculo sin ni siquiera hablar de nuestros límites y adoptando normas dadas única y exclusivamente por una etiqueta? ¿

tiene mucho de dar por sentado y muy poco de hablar, de querer cumplir expectativas y no de construir

queremos en una relación. Es entonces cuando yo me pregunto: ¿somos nosotros quienes decidimos el rumbo de nuestras relaciones?, ¿o son las etiquetas que usamos las que definen hacia donde deben ir y dar una información codificada sobre lo que hacemos y dejamos de hacer?

¿Cuántas veces nos paramos a preguntar qué tal y a escuchar al de enfrente para crear un espacio seguro en vez de uno idealizado? A eso va el autor y a eso voy yo.

Centrar la crítica a la institución monógama en las etiquetas tampoco es el adalid de lo revolucionario si no llegamos a

, tiene mucho de dar por sentado y muy poco de hablar, de querer cumplir expectativas y no de construir. Como bien dice Pérez Cortés, la anarquía relacional no viene a prohibir las etiquetas, sino que nos invita a explorar de qué manera nos condicionan, de qué manera el «deber ser» se impone a lo que verdaderamente

(o prescindimos de ella) o cómo tratamos a las diferentes personas con las que tenemos relaciones sexoafectivas. Como bien dice el autor, «la anarquía relacional no se centra en rebatir la exclusividad sexoafectiva, sino 95


en disputar el conjunto completo de atributos autoritarios, normativos, individualistas y coercitivos de la cultura dominante en lo que se refiere a las relaciones» (Pérez Cortés, 2020). ¿

hegemónico y eso siempre va a ser político. Posicionarse del otro lado de lo socialmente entendido como «normal» siempre va a traer consigo unas consecuencias, un señalamiento. Entre las alternativas que propone el autor frente a la monogamia —entendida como institución—, encuentro bastante interesantes sus reflexiones sobre

Habiendo hecho un repaso por diferentes puntos que considero importantes para el desarrollo del tema. ya podemos llegar a preguntarnos: ¿Para qué sirve la anarquía relacional? ¿Llegamos a algún lado con estos planteamientos? El autor del libro afirma que la anarquía relacional es una posición política individual. Se trata de crear redes de afectos horizontales y desterrar la idea de la pareja como centro de todo, intentando eliminar toda autoridad. Deshacer el entramado que da relevancia a un tipo de relaciones mientras condena al desprecio a otras va a ser siempre una postura política que rechaza lo

: todas las relaciones tienen el mismo derecho a definirse desde el diálogo, y la ayuda mutua no tiene que depender del tipo de relación. Cuestionarnos y plantear desde dónde nos estamos relacionando con todos nuestros vínculos es una idea que considero bastante fundamental.

, los límites que tenemos, lo que queremos y lo que no.

96


También considero importante las palabras sobre el respeto a la intimidad y la diferenciación entre transparencia y sinceridad: si bien quiero ser sincera contigo y compartir lo que pienso, también quiero poder decidir qué comparto de mi vida;

elevado nivel de confianza a través de la dinámica de la relación.

Cuando comunicar deseos y satisfacciones provoca sonrisas y complicidades, y cuando contar preocupaciones y adversidades suscita solidaridad y atención» (Pérez Cortés, 2020). Para mí, entender que tengo agencia, que mis necesidades deben ser atendidas y mis emociones acurrucadas, que soy yo quien decide qué quiero y qué no es lo que me llevo de esta lectura.

Cito textualmente a Pérez Cortés, ya que considero que ilustra especialmente bien una de mis grandes inquietudes en cuanto a relaciones se refiere: «Sin duda, no es lo mismo exigir el parte diario y empeñarse en compartirlo porque la unión amorosa con sello de calidad así lo requiere, que desarrollar un

—que se divide en tóxico o no tóxico— ha sido algo esperanzador y me ha permitido dar cabida en mis relaciones a una parte de mí que siempre había ocultado o había sido castigada. Para mí, el amor (que no el amor romántico) es 97


; el amor se construye sin jerarquías ni vigilancia, sin reproches ni culpa, sin chantajes ni trampas, por y para nosotros. Juan Carlos Pérez Cortés

compañerismo, escuchar, decir «no», pedir permiso antes de hacer algo que atraviesa al otro y comprobar que es un «sí» sin coacción alguna; es decisión, compromiso, consensos, conversaciones, límites, adaptación; es preocuparse por cómo podemos contribuir o ayudar, desterrar el actuar cómo me gustaría que hicieran conmigo y empezar a prestar atención al que tenemos enfrente sobre qué necesita y qué no; es protección y ternura.

Por Lola

98


99


La escena del balcón de Romeo y Julieta - Frank Dicksee (1884)

100


C

plantea que la desigualdad entre los sexos es un producto de una reorganización patriarcal de la Modernidad. Obtuvo un doctorado en la Universidad de Oxford, y desde 1990, ha enseñado en el Departamento de Ciencia Política en la Universidad de California de los Ángeles. Una vez conocemos a nuestra autora, deberíamos definir qué es el feminismo político.

arole Pateman es una teórica, política y feminista británica, conocida por su posición crítica a la democracia liberal. Entre sus obras más conocidas se destacan la que abordaremos en cuestión: El contrato sexual, en el cual

, junto a

101


que pueden avalar las causas de las mujeres:

Si el siglo XVIII se caracteriza por la lucha de los derechos, el siglo XIX es la época del sufragismo

Por un lado, tenemos el sufragismo americano (Seneca Falls), al cual se suman teóricamente algunos filósofos siendo un movimiento que surge en Estados Unidos.

una reacción misógina notoria. Declaración de Seneca Falls — o Declaración de sentimientos como ellas la llamaron — es un documento basado en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en el que se denunciaba las restricciones, sobre todo políticas, a las que estaban sometidas las mujeres:

, al ser inalcanzable por su dedicación a su hijo, madre y virgen. El auge científico del XIX con Darwin a la cabeza, en su expresión de la ley del más fuerte y llevada a varios extremos, no fue bueno para las mujeres. Nuestra autora señala cómo precisamente el concepto de individuo y de ciudadano libre correspondía al esquema del hombre, por lo que «

Esto indica cómo la mujer estaba excluida a lo largo de la historia del ámbito de lo político.

»

Por otro lado, tenemos el apoyo anglosajón al sufragismo americano con las

En todo este fango misógino de la época, surgen dos núcleos principales 102


personalidades de H. Taylor Mill y J. S. Mill.

las razones por las que el principio que regula las acciones sociales entre los sexos es injusto en sí mismo y uno de los principales obstáculos para el progreso de la humanidad, que ha de reemplazarse por la perfecta igualdad.

Estaría bien analizar, de forma general, los ensayos agrupados bajo el título La familia como escuela de Igualdad, ya que

(Darwin) y algo que insinúa la idea de pacto sexual del que hablará Carole Pateman, un pacto entre amos. Lo que actualmente llamamos «naturaleza de la mujer» es algo absolutamente artificial, y si parece que es una dominación aceptada por la mujer, es porque la educación y la costumbre hacen en ella muy difícil la rebeldía.

En un breve repaso histórico muestra cómo el liberalismo ha sido siempre criticado por el movimiento feminista como un pensamiento formal ciego para los derechos sociales.

La idea

La educación es la única manera que tienen las mujeres de superar las dificultades para conseguir la felicidad y la libertad. Las mujeres están en la situación en la que se encuentran por ignorancia, además de entrar en un contrato. En El sometimiento de la mujer (1861), se señala que el objetivo es explicar

del surge de la hipótesis de cómo sería el ser humano en su estado de naturaleza, la autonomía con respecto 103


al estado de orden, siendo un contexto donde no existe la seguridad y solo se siguen las leyes de naturaleza para conseguir la paz. En relación con esto, destacamos a tres pensadores principales que Carole Pateman señala en su ensayo.

(que sería el Parlamento), el cual no tiene un poder absoluto, sino una decisión. • c) Rousseau: cree que el pueblo se constituye en una voluntad donde todos se someten a todos, surgiendo la voluntad general. El pueblo tiene la soberanía y la razón nos da solución para defender la voluntad general. Su obra principal es El contrato social, donde se pregunta por qué la sociedad nos ha dejado en situaciones como la desigualdad.

Se creía que el término hombre era mal empleado como universal de la sociedad, pero, tras lecturas cuidadosas, se destacó que la mujer no era entendida como sujeto válido para hacer pactos.

Por lo tanto, podemos decir lo siguiente con respecto a estos autores:

• Hobbes: Expone su teoría del Leviatán, donde los derechos del hombre provienen del propio contrato. La teoría desembocó en una línea de defensa del poder absoluto, dándole el poder a ese soberano. • b) Locke: Habla de derechos naturales. Se produce un contrato civil, donde aparece un representante del pueblo

« » Pateman analiza por

qué las mujeres no figuran como contratantes en el contractualismo clásico. Su planteamiento consiste en que los contractualistas consideraron a los hombres 104


superiores de las mujeres, por diferencias de sexo. Estas diferencias sexuales implicaban que la mujer no pudiese ser como el hombre, quien es por definición libre e igual.

La situación de la mujer radica en que ella queda excluida de tal convenio porque no es considerada como un hombre, es decir, como un ser libre e igual.

subordinación basado en las diferencias sexuales. De ahí que Pateman manifieste que «Hobbes difiere de otros teóricos clásicos del contrato porque supone que no hay ningún dominio natural en el estado de naturaleza».

por el simple hecho de ser mujer (las diferencias sexuales juegan un papel predominante en la corriente contractualista). Lo interesante e irónico de esto consiste en que esta corriente niega toda sumisión natural para legitimar un orden social. No obstante, para la mujer se utiliza otro discurso donde se recurre a un argumento naturalista para concluir lo contrario: la naturaleza las ha hecho seres inferiores y sumisos. Se produce una exclusión política con base en aspectos sexuales.

Sobre Locke y la naturaleza de los individuos en el mundo moderno. Como señala la filósofa, fue Locke uno de los teóricos de la democracia liberal que desarrollaría lo que ella llama «la ficción de la ciudadanía». Pateman analiza la concepción de lo político en Locke.

Para Hobbes no existe, en términos generales, una diferencia de fuerza y prudencia entre los hombres y mujeres, y no está afirmando algún tipo de

El 105


estado de naturaleza es aquel en el que los hombres se encuentran en «perfecta libertad para ordenar sus acciones y disponer de sus posesiones y personas como les parezca adecuado, dentro de los límites de la ley de naturaleza».

El «consentimiento» de la mujer (adulta) se haría a través del contrato matrimonial.

dinero abre una nueva época a partir de la necesidad de regular las nuevas relaciones humanas, más complejas.

« » Por otro lado, el

origen de la sociedad política o civil en Locke está vinculado a la evolución de la propiedad. El The wedding register (1920) – Edmund Blair Leighton

106


ubicación de la mujer en el mundo de lo privado:

. El «consentimiento» de la mujer (adulta) se haría a través del contrato matrimonial. Esto tiene una consecuencia aún mayor, señalada por la autora: «Eso significa que las mujeres son excluidas del status de “individual” que es básico para la teoría del consentimiento».

Las familias fueron un núcleo social en el estado natural mismo, precediendo a las instituciones de la «sociedad civil», cuyo origen está en el «pacto voluntario entre hombre y mujer» que tiene como fin tanto la procreación como la continuación de la especie.

«

»

A partir del modelo de la autoridad paterna (la madre no tiene esa potestad), Locke deriva el origen de los Estados, administrados por un solo hombre.

Tiene una explicación de por qué las mujeres somos seres humanos distintos y por eso no tenemos derecho a la ciudadanía. El mensaje que impulsó Rousseau sería bien recibido por distintas corrientes que atentarían contra

Es decir, mientras Locke nos habla de características del hombre (racional, libre, etc.), de la mujer solo nos habla de esta forma. Sobre Rousseau, a continuación, estudiaremos la 107


la tentativa femenina. Lo importante es que Rousseau le está dando una justificación filosófica, siendo la base desde la que se estructura el estado político moderno, teniendo una justificación antropológica. Estas ideas aparecen en textos como El Emilio,

Buena parte del debate teórico-político gira en torno a los límites y concepciones del liberalismo. Cobra interés la aportación teórico-crítica feminista porque se plantea la necesidad de la plena y efectiva incorporación de las mujeres al espacio público-político de la ciudadanía y de la democracia. La teoría feminista somete a revisión los conceptos centrales de las líneas principales de la filosofía social y política, entre las que destaca el liberalismo. Nos encontramos ante una aproximación a los problemas de la ciudadanía y la democracia que adopta un específico punto de partida teórico, a saber:

. Él, en este texto, insulta a las mujeres que no lo hacen, que cuestionan esta «naturaleza», provocando un acrecentamiento del odio y del rencor.

Bajo el título The theoretical subversiveness of feminism, presenta los aspectos más destacables de lo que supone adoptar una perspectiva feminista en la investigación teórica.

Intelectuales como Rosa Cobo, expondrán a Rousseau como padre del patriarcado moderno añadiendo que, bajo el pacto social que permite la formación de la sociedad moderna, se dio un pacto sexual entre hombres donde las mujeres formaban parte de este.

, una relevancia política y, partiendo de ello, el objetivo 108


es desarrollar formas adecuadas de crítica, desde una perspectiva específica, propia, que permita la transformación de la filosofía social y política. Esta idea de la diferencia sexual le aporta luz sobre la tradición, ya que los clásicos no pueden ser leídos como nos habían enseñado. Hay que revisarse y atender de qué manera se leen las obras de los teóricos, qué obras son consideradas importantes y por qué se excluye el feminismo.

La diferencia sexual marca la línea divisoria entre libertad y subordinación.

un individuo universal dentro de la distinción privado-público.

Si lo privado y lo público tienen que ser reconceptualizado, el individuo universal no lo ha de ser menos, puesto que de su análisis se deduce que solo los varones son individuos portadores de derechos y libertades. La diferencia sexual marca la línea divisoria entre libertad y subordinación.

La diferencia sexual no es irrelevante, como tampoco la subordinación de las mujeres: ambas son centrales en la construcción moderna de la teoría política. La tesis de Pateman es que los teóricos sociales y políticos operan con categorías patriarcales. En concreto, insiste en que uno de los legados del pasado más importante y complejo para el feminismo es la construcción de

y con la pregunta por el significado que tienen para las mujeres la libertad, la igualdad, la ciudadanía y la democracia. 109


la masculinidad y la feminidad modernas.

« »

Las mujeres son excluidas y subordinadas a los hombres por naturaleza, por lo que, la promesa emancipatoria del contrato social no se cumplirá si las mujeres son reconocidas como individuos. Sin embargo, esto tan revolucionario se transforma en una defensa de la sujeción civil, la subordinación civil moderna. El contrato justifica esto, lo cual es inseparable del contrato sexual privado, o sea inseparable a la subordinación de las mujeres.

Las aproximaciones convencionales no pueden mostrar por qué el problema es tan persistente e intratable, o también por qué no se toma en serio al feminismo sin que se socave su construcción de lo político y de las relaciones políticas. El feminismo está implicado en el contrato y se ha prestado poca atención al carácter contractual del patriarcado moderno.

El contrato genera siempre relaciones de dominación y subordinación. Individuo y contrato son categorías masculinas patriarcales, de ahí que las mujeres sean excluidas del contrato original. El pacto original es un pacto fraternal. Esta idea adquiere una dimensión nuclear en el proceso de construcción de

Por Amantis Fémina

110


111


L

a consolidación del estado liberal en España a lo largo del siglo XIX se encontró con el antagonismo de fuerzas reaccionarias que acabaron agrupándose, hacia los años treinta de ese siglo, en torno a una causa de tipo reaccionario: el carlismo.

hasta la transición democrática, en el último cuarto del siglo XX. Es un largo recorrido de casi siglo y medio. El debate historiográfico ha surgido en el seno de la historia social. A grandes rasgos, el punto de convergencia entre la historiografía del siglo XX y la reciente sobre definir qué fue el carlismo. Era un movimiento contrarrevolucionario, de naturaleza antiliberal cuyo origen se encuentra en lo que Emilio la Parra denomina en su libro: absolutismo

La historia política ha establecido los hechos desde el inicio de la primera guerra carlista, pasando por la Restauración, el franquismo

'Margaritas' de Navarra, en 1939, en el monumento del Cerro de los Ángeles de Getafe, volado por los republicanos.

112


extremista. Es decir, se refiere

Donde sí pudo asentarse con una base sólida a nivel social fue: en el País Vasco, Navarra, Cataluña, Aragón y el País Valencià.

al ultrarrealismo, derivado del ala realista que estaba en desacuerdo con tener un régimen constitucional, puesto que desestimaban el concepto de soberanía.

Como punto de partida, es la paradoja de cómo fue posible el carlismo. Fue un movimiento antiliberal, reaccionario, político e involutivo en cuanto a sus ideas. Esto es una parte significativa de la sociedad y, sobre todo, que haya perdurado durante siglo y medio.

Desde el siglo XIX hasta la actualidad, la historiografía ha tratado ciertos asuntos para responder a grandes interrogantes como:

La causa carlista supo configurar diferentes anclajes del carlismo por regiones, de manera que puede sostenerse — de forma categórica—

Todas estas cuestiones han sido abordadas desde diferentes publicaciones. Aunque, desde comienzos del siglo XXI, los historiadores se han limitado a rebatir antiguas concepciones porque se han visto superadas por nuevos argumentos más sólidos. …

. Donde sí pudo asentarse con una base sólida a nivel social fue: en el País Vasco, Navarra, Cataluña, Aragón y el País Valencià.

113


Los grupos sociales que conformaron parte del carlismo se unieron por una lucha en común:

con la aportación de las jerarquías eclesiásticas. En el caso de la Iglesia, politizaron «desde abajo», es decir,

— —

; las jerarquías eclesiásticas recurrieron a un discurso religioso, orientado a desprestigiar el liberalismo… De esta manera,

La politización que llevaron a cabo sobre los grupos populares se realizó de dos formas: •

Un grupo de niños de Leiza alrededor de la lápida del requeté Joaquín Muruzábal.

114


Requetés del Tercio Lácar y 'margaritas' enfermeras bailando la jota navarra en Alcora (Valencia) en 1938.

Sobre todo, a partir del siglo XX durante la Segunda República Española,

de que debían posicionarse contra el liberalismo, puesto que la influencia de la Iglesia y del catolicismo era considerable en la sociedad española del siglo XIX. • Otro de los asuntos que pudo permitirlo es

Debido a la visión androcéntrica que se ha mantenido hasta finales del XX, ha comenzado a otorgarse a la mujer un papel preponderante a través de la microhistoria. Muchas mujeres llegaron a

No solo estuvo presente su participación en la esfera privada sino también en la pública. 115


acceder al círculo de las élites carlistas teniendo un cierto reconocimiento como es el caso de María Rosa Urraca Pastor. Además, muchas de las mujeres carlistas se organizaron formando el grupo de «las Margaritas», las cuales prestaron ayuda en los hospitales durante la Guerra Civil Española.

pretendiente Carlos Mª Isidro— a configurarse de una forma más estructurada. Esto tendía hacia una conformación política, llamada Comunión Tradicionalista, como máximo representante del tradicionalismo en el siglo XX que acabará colaborando con el partido de Falange.

« »

Es importante porque surgiría un discurso nacionalcatólico para ser difundido por toda la sociedad española.

Gracias a la figura de la mujer, se ha transmitido de padres a hijos la tradición de seguir firmes a una misma causa, con lo cual el carlismo pudo asegurarse de ser una causa perpetua pese al paso del tiempo.

En cuanto a la presencia femenina antes y durante el franquismo

Por otra parte, gracias a la experiencia de las sucesivas pérdidas en las guerras, el carlismo fue transformándose desde una causa que apoyaba la — cuyo objetivo principal era eliminar el liberalismo y otorgarle el trono al

. Fue configurada en 1934 y estaba integrada por las mujeres que eran afines a la causa de Falange Española. Esta funcionó como una forma de captación y convicción de mujeres, cuyo objetivo era la difusión ideológica y apoyo al falangismo

116


y, posteriormente, la dictadura franquista.

Entre 1939 y 1942

Al mando de esta institución, estuvo una figura femenina llamada Pilar Primo de Rivera, hija del dictador Miguel Primo de Rivera y hermana del fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera. Fue a partir de 1937 con el Decreto de Unificación que se aceptó integrar a «las margaritas» y pasarían a coaligar las mujeres carlistastradicionalistas junto con las falangistas.

La organización inició en este momento su programa de servicio social que era obligatorio para poder trabajar en las escuelas de hogar, los campamentos, los coros y los planes de visitadoras asistenciales.

Pero el

Mujeres carlistas en la Plaza del Castillo en Pamplona. Después fueron a repartir tabaco entre los combatientes heridos.

117


propósito era educar y enseñar tanto las prácticas domésticas y políticas como las religiosas. Su finalidad era que después, en sus hogares, lo transmitiesen a sus familiares .

Esto se debe a que sus esposos marcharon al frente en las sucesivas guerras carlistas. También, durante el siglo XIX el carlismo era más invisible,

Y, a modo de conclusión, es cierto que tanto el carlismo como el falangismo —pese a que fueron dos fuerzas reaccionarias y patriarcales—

Era una forma indirecta en

directa

Esta visibilidad catapultó a figuras reseñables a la esfera pública como Pilar Primo de Rivera y María Rosa Urraca Pastor,

o

Por Carla Giménez

118


119


M aría Jesús Escolano es una mujer de 96 años, natural de Castilla la Mancha, de una villa que se llama Milmarcos. En su casa eran ocho, tuvo cuatro hijos, ha tenido cinco nietos y actualmente tiene un bisnieto.

. Hoy charlamos con ella, para que nos dé su punto de vista sobre las siguientes cuestiones. P.: ¿Tuviste novio y/o te casaste directamente? R.: Estuve de novia diez años, y me casé en 1956. P.: Cuando te casaste, ¿seguiste manteniendo tu trabajo o te centraste en el trabajo doméstico? R.: Fue mi voluntad quedarme en casa, dejar el trabajo para cuidar de mis hijos. P.: ¿Qué es para ti una mujer de provecho? R.:

, para dedicarse enteramente a su familia. Su infancia la vivió entre Castilla y Aragón, ya que se mudó con cinco años a Calatayud. Vivió sus primeros años en una dictadura, seguidos por una República, una Guerra Civil, y otra dictadura. Fueron años convulsos,

… Es decir,

las mujeres resolutivas. No es solo saber hacer las cosas de casa, sino por ejemplo, saber de contabilidad.

120


P.: ¿Quieres lo mismo para tus nietas o algo diferente?

ama de casa o estudiar lo que quiera cada una. P.: Y ya para acabar, si hubiera surgido algún problema, ¿habrías vuelto a trabajar?

R.: Yo he tenido libertad para escoger quedarme en casa y cuidar de mis hijos, y no me arrepiento, así que

R.: Sí, yo tenía el título de Magisterio para algo y me entendía bien con los niños pequeños. Y como estudié eso,

. Pienso también que no hay nada de malo en, por ejemplo, ser

Por Ivy

121


122


M

nuevo en un pueblo diminuto con mentes diminutas y sueños diminutos. Dieciocho años y meses perdidos en una casa que ya no era la mía. Dieciocho años y los pies inquietos, la ambición cosquilleando debajo de mi piel, la impaciencia haciendo la espera agotadora.

i

Diecinueve años e ir y volver. Diecinueve años y muchos trenes, muchas horas. Mucho avanzar y mucho desandar. Entre mi nueva vida y mi anterior vida.

primera habitación bajo un techo que no era el de mis padres era diminuta. Contenía todo lo que yo era en muy pocos metros cuadrados, una botellita de esencia de mí.

Entre mi gran habitación en el pueblo y mi pequeño hogar en la ciudad. Entre un pasado seguro y un futuro incierto. Diecinueve años y muchas maletas, mascarillas, videoconferencias, desesperación.

Pronto dieciocho, muy rápido. Demasiado rápido. Mis ideas crecían sin mesura en esa habitación de muñecas. Mis amigos no cabían en esas cuatro paredes. Mi vida no cabía en ese cubo.

Diecinueve años y nuevos amantes. Diecinueve años y hombres con el corazón tan pequeño que mi habitación parecía grande. Muy pocos años y muchas historias que almacenar en estas páginas.

Dieciocho años y de nuevo en casa de mis padres. Dieciocho años y encerrada de 123


Diecinueve años y cambios. Más ciudad y menos pueblo. Disfrutar más de pocos libros y leer menos. Nueva habitación.

Veinte años. Más ciudad y una habitación amplia y luminosa. La sombra de ese hombre que manchó mi nueva luminosidad con su presencia. Cogiendo fuerza y eliminando su rastro. Los colores de todos los amigos perdidos en los cuadros en las paredes.

Espacio suficiente para mis pocos amantes. Espacio suficiente para el crecimiento de mi corazón. Luz suficiente para aclarar toda esta oscuridad.

Por Júlia Freitas

124


125


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.