__MAIN_TEXT__

Page 1

Vol. 7 l Núm. 1 l Abril 2016

Ganadora del: “2013 U.S. EPA Environmental Quality Award”

Reglamentación en Puerto Rico para el control de la contaminación por ruido Ver Pág. 12

El efecto del ruido en el sistema auditivo y en la salud

www.corrienteverde.com

Ver Pág. 22

Impactos del ruido comunitario en la calidad de vida de la población de edad avanzada en PR Ver Pág. 28

Proceso de querella de ruidos innecesarios en Puerto Rico Ver Pág. 57


CRéDITOS

www.corrienteverde.com Editora Alma Reyes / 787-607-9722

reyealma@gmail.com contactanos@corrienteverde.com

Asesor Editorial Dr. Fernando Abruña, FAIA

Directora Editorial y de Redacción Elsa R. Arroyo Vázquez

Fundador Julian Mejías Reyes

Asesor Legal Lcdo. José A. Cay Colón Lcda. Beatriz Cay Vázquez

Director de Operaciones y Página Electrónica Jorge L.Vázquez / 787-448-1401

Eventos y Ventas de Anuncios:

abrumus@gmail.com

jorvaz.jorge@gmail.com contactanos@corrienteverde.com

Directora de Expo Tour Yésica Mejías Reyes

ycorrienteverde@gmail.com contactanos@corrienteverde.com

Yésica Mejías Reyes

787-645-4157 ycorrienteverde@gmail.com

Julian Mejías Reyes

787-222-6420 jcorrienteverde@gmail.com

Director de Arte y Diseño Luis Fernando Díaz lfdiaz64@gmail.com

Fotógrafos Miguel Maldonado / Jorge Omar Vázquez

¡A LA VENTA YA! Busque localidades en nuestra página electrónica www.corrienteverde.com

¡RECíBELA EN CASA! CUPÓN DE SUBSCRIPCIONES Envíe cheque o giro postal por $12.00 (por tres ediciones: abril, agosto, diciembre) pagadero a: Corriente Verde Inc.

Urb. Paisajes del Lago #126 Camino del Mar Luquillo P.R. 00773-2538

Nombre_____________________________________________________________ Compañía__________________________________________________ Dirección Postal___________________________________________________________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________ Tel. ( )___________________________________________

Correo electrónico___________________________________________


Colaboradores

Conozca nuestros colaboradores Y colaboradorAs Visite nuestra página y lea las ediciones anteriores, subscríbase y reciba por correo las ediciones futuras www.corrienteverde.com

Dr. Fernando Abruña, FAIA Abruña & Musgrave, Architects Founding and Past President US Green Building Council- Caribbean Chapter (787) 724-0987 abrumus@gmail.com

Marisol Vincenty Luyando, Ph.D. Catedrática de la Universidad de Puerto Rico Programa Doctoral en Audiología Escuela de Profesiones de la Salud Recinto de Ciencias Médicas marisol.vincenty@upr.edu

Jesús A. Garay, Ing., EIT, LEED AP, PMP Director Ejecutivo y Presidente del Concilio de Edificios Verdes, Capítulo del Caribe (USGBC-US Caribbean Chapter) www.usgbc-uscaribbean.org

Sergio Augusto Caporali Filho, Ph.D., CSP, CIH Universidad de Puerto Rico – Recinto de Ciencias Médicas Escuela Graduada de Salud Pública – Departamento de Salud Ambiental Programa de Higiene Industrial sergio.caporali@upr.edu

Marilyn Rosa Certificada como Agroempresaria por el programa Iniciativa para la Mujer en la Agricultura del Recinto Universitario de Mayagüez

Jorge Rocafort, PhD PE (PhD, Northwestern University, 1979; BSEE, Notre Dame, 1969 )- Catedrático de la Universidad de Puerto Rico, Facultad de Arquitectura, UPR-RRP, a cargo de cursos de Acústica, Tecnología de Control Ambiental en las Edificaciones y Física Aplicada para la Arquitectura. Especialista en acústica arquitectónica e ingeniería de control de ruido. Miembro del Acoustical Society of America (ASA), del Institute of Noise Control Engineering (INCE), del Audio Engineering Society (AES) y del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico, CIAPR

Osvaldo Alomar Otero Especialista Ambiental del Área de Control de Ruidos y Contaminación Lumínica. Ha trabajado por 18 años en diferentes áreas programáticas de la JCA, la mayor parte en el Área de Control de Ruidos, realizando estudios de ruido comunitario, en la investigación de querellas y planes de cumplimiento, entre otros.

José A. Alicea Pou Gerente del Área Control de Ruidos y Contaminación Lumínica de la JCA, lleva laborando en dicha agencia con el tema del ruido comunitario por aproximadamente 10 años. Coordinador del Comité Interagencial y Ciudadano ante el Ruido (CICAR). Posee el grado de Maestría en Ciencias Marinas con especialidad en Bioacústica y un Juris Doctor. Es profesor conferenciante de cursos en las ciencias generales, biologías y ambientales. JoseAliceaPou@JCA.gov.pr Wanda I. Cruz Vizcarrondo Especialista en Calidad Ambiental en la División de Cumplimiento y Estudio de Ruido de la Junta de Calidad Ambiental. Ha laborado para dicha división por 25 años. Posee estudios de Bachillerato en Ciencias Naturales. WandaCruz@JCA.PR.Gov 

CORRIENTE VERDE l ABRIL2016

Nirzka M. Labault Cabeza, PhD Catedrática Asociada Escuela Graduada de Salud Pública, UPR/RCM

Ediltrudis M. Betancourt Rivera Jueza Municipal desde el 2006. Bachillerato en Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras. Abogada por 20 años egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana

María Isabel Herrera-Montes Candidata Doctoral Departamento de Biología, Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras. Bióloga colombiana que adelanta sus estudios doctorales en Biología. Lleva nueve años viviendo en Puerto Rico. Su principal interés es entender cómo las actividades humanas impactan a la fauna tanto en áreas naturales como urbanas.

7


Reglamentación en Puerto Rico para el control de la contaminación por ruido........................ 12 El ruido en el ambiente laboral y alternativas para su mitigación.......................................... 15 El efecto del ruido en el sistema auditivo y en la salud.............................................. 22

Estimado público lector:

Impactos del Ruido Comunitario en la Calidad de Vida de la Población de Edad Avanzada en PR.................. 28

Para muchas personas, el concepto de contaminación se limita a la naturaleza y los recursos. Sin embargo, el ruido que tiende a alterar el ritmo natural de la vida representa un contaminante.

Mitigando el Ruido Ambiental y Protegiendo La Salud: WELL Building Estándar.................. 34 ¿Acústica Sostenible?......................................................... 38 Implicaciones de los Estudios sobre la Acústica Ambiental y el Ruido Comunitario de Puerto Rico..................................................................... 42 El manejo del ruido durante proyectos de construcción......... 46 La acústica del salón de clases............................................. 50 Menos Ruido: Más diversidad Impactos del Ruidos Antropogénicos en la Fauna de Puerto Rico................................................... 55 Proceso de querella de ruidos innecesarios en Puerto Rico................................................. 57

Sección de Agricultura:

Asociacion de Mujeres Agroempresarias de Puerto Rico....... 60

Derechos reservados. El contenido de esta publicación no podrá ser reproducido sin autorización de la gerencia. Corriente Verde no se responsabiliza por los productos y/o servicios anunciados. La revista se esmera en publicar material preciso, pero no se responsabiliza por omisiones o errores en el contenido de la publicación. Nos reservamos el derecho de publicar y/o editar cualquier material editorial suministrado.

8

Carta de la Editora

La música a todo volumen, la televisión, la gente que habla por su teléfono, el tráfico y hasta ladridos de mascotas en medio de la noche, todos estos, se han convertido en una parte de la cultura urbana y raramente nos molestan. Sin embargo, cuando el sonido de la televisión le impide dormir toda la noche o el tráfico comienza a darle un dolor de cabeza, deja de ser sólo ruido y se convierte en contaminación acústica. Pérdida de la audición, trastornos del sueño y pérdida de productividad son algunos problemas causados por la contaminación de ruido. Incluso este tipo de contaminación causa problemas a muchos animales que utilizan audición para encontrar comida, comunicarse, defenderse y aparearse. En esta edición de abril nuestros colaboradores y colaboradoras nos instruyen sobre la contaminación por ruido y cómo ésta nos afecta la salud, las áreas de trabajo, nuestra vida cotidiana, la fauna…. conocerán los proceso de querellas y jurisdicciones contra ruidos innecesarios y otra información valiosa. Agradecemos al Sr. José Alicea (gerente del área de control de ruidos y contaminación lumínica de la Junta de Calidad Ambiental) por su colaboración especial en recopilar los temas e invitar a las personas colaboradoras para esta edición, y a ellas por aceptar la invitación e ilustrarnos con tan excelente contenido. Hasta la próxima Alma

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016


Reglamentación en Puerto Rico

para el control de la contaminación por ruido Por: José A. Alicea Pou; MS,JD

L

a Junta de Calidad Ambiental (JCA) es la principal institución del país responsable de dar cumplimiento a la Política Pública para el control del ruido ambiental en la Isla. El Programa de Control de Ruidos de la JCA es responsable de promover el cumplimiento con el Reglamento para el Control de la Contaminación por Ruidos (Reglamento 8019 del 9 de mayo del 2011). Además, es responsable de realizar los estudios necesarios para evaluar el estado de la problemática en la Isla, así como hacer las recomendaciones correspondientes para promover la implementación de la más efectiva Política Pública Ambiental sobre este problema ambiental y social. Otras actividades del Programa incluyen actividades de orientación a la comunidad, comentarios a evaluaciones de documentos ambientales, inspecciones de querellas y cualquier otra actividad que apremie el

12

Gerente, Área Control de Ruidos y Contaminación Lumínica Junta de Calidad Ambiental

control, disminución o eliminación de los ruidos nocivos a la salud y al bienestar público. El ruido, definido de la manera más simple, es un sonido no deseado. Este puede causar en quien lo recibe una variedad de estímulos de molestias o perturbaciones a su tranquilidad, descanso o salud, ya que puede generar entre otras cosas, problemas de “stress”, mal estado de ánimo, dolor de cabeza, disturbios en el sueño y hasta la pérdida de la sensibilidad auditiva. Los sonidos y ruidos altamente amplificados pueden, además, causar daños por pérdida temporera o permanente de la audición y pueden convertirse en un serio obstáculo a la comunicación efectiva. El ruido urbano o ruido comunitario es la consecuencia de la presencia de múltiples fuentes de sonido que operan todas a la vez en nuestras CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

ciudades y campos, contribuyendo a mantener un ambiente sonoro exterior cargado de sonidos y ruidos que de una manera u otra perjudican o afectan a la población y al medio ambiente por su presencia continua y la magnitud de los niveles emitidos. En los espacios públicos exteriores, como los parques, carreteras, playas, cafés al aire libre y otros, el ruido ambiental urbano reduce significativamente la calidad y disfrute de estos espacios. De igual manera, una persona vecina ruidosa representa un problema que puede reducir significativamente el disfrute de nuestra propiedad y la privacidad de nuestro hogar. Gran parte del problema de la contaminación urbana por ruido proviene de los medios de transportación, aunque los sonidos amplificados, tales como los provenientes de radios y televisores, los negocios o los ruidos de maquinarias, plantas eléctricas o equipo pesado, representan una


continua molestia para la población en sus hogares, lugares de trabajo y comunidad. A tales efectos, en Puerto Rico se aprobó la Ley 71 de 1940, mejor conocida como la Ley de Delitos Contra la Paz Pública, como la primera legislación nacional para mitigar dicha problemática de orden público. Esta herramienta, enmendada en dos ocasiones, continúa contribuyendo a promover ambientes exteriores menos ruidosos, penalizando a aquellos individuos que atentan contra la tranquilidad y el orden público en las comunidades. Sin embargo, el problema del ruido ambiental en su modalidad de contaminación entra a nuestra política pública ambiental al aprobarse la Ley 9 del 18 de junio de 1970, mejor conocida como la Ley de Política Pública Ambiental, la cual se reafirma y expande con la aprobación de la Ley 416 del 2004. A partir su aprobación inicial y de manera cónsona con los esfuerzos encaminados a nivel Federal por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) bajo el Noise Control Act de 1972 (42 U.S.C. 4901 to 4918), se aprueba por la JCA en 1976 el primer reglamento de ruidos, convirtiéndose en la principal herramienta local en la protección y promoción de la calidad de los ambientes acústicos urbanos, rurales y naturales en la isla. Dicho reglamento fue eventualmente enmendado en 1987 y más reciente en el 2011 (Reglamento 8019 del 9 de mayo del 2011). Entre los propósitos de este reglamento está el establecer las normas y requisitos para el control, disminución o eliminación de ruidos que puedan resultar nocivos a la salud y perturbar el bienestar público. También el establecer los requisitos para los

niveles de emisiones de ruido entre zonas y para la administración y procedimientos relacionados con la valoración de los niveles sonoros. En la Regla 21 sobre ruidos prohibidos, se dispone el que están regulados lo ruidos de bocinas y sirenas, radios, instrumentos musicales, velloneras, amplificadores y artefactos similares, altoparlantes exteriores, megáfonos y artefactos similares, el ruido de la construcción, los vehículos de motor, eventos de vehículos de motor de carreras, vehículos de recolección de desperdicios sólidos, alarmas, maquinaria, equipo, abanicos y acondicionadores de aire, reparación y prueba de vehículos de motor, equipo de motor doméstico (domestic power tools), la venta por pregón, el aerogenerador o sistema de generación de energía eólica y la vibración causada por sonidos (rattle), entre otros. Las restricciones a dichos ruidos pueden ser para algunos de ellos de naturaleza prohibitiva o por el contrario pueden se restrictivas, al disponer que no pueden exceder de los límites L10 establecidos para la propiedad receptora del ruido, según medido por un sonómetro en un periodo no menor de 30 minutos en dicha propiedad. Por ejemplo, para una propiedad comercial emisora de ruido, el nivel medido en una propiedad receptora residencial no puede exceder de 65 dB(A) entre 7am y 10pm y de 50 dB(A) entre las 10pm y 7am. De exceder el límite, la Regla 13 dispone para la notificación de violación y posteriormente el emitir órdenes administrativas. Dicha orden puede llevar, según la Regla 14, a la imposición de penalidades (multas administrativas), las cuales según la Ley 416-2004 (Regla 16) pueden ser de hasta $25,000 por cada infracción, por cada día que subsista. CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

La Regla 29, sobre excepciones a las prohibiciones en el reglamento incluyen los sonidos emitidos por los proyectos temporeros para la reparación y mantenimiento de hogares y sus dependencias (durante el periodo diurno), los sonidos emitidos durante la instalación y reparación de servicios públicos esenciales, los sonidos emitidos por artefactos para la prevención de accidentes, los sonidos emitidos por asambleas, actos públicos y paradas no rutinarias, los sonidos emitidos por campanas, campanarios y/o carillones que se extienden hasta quince (15) minutos, el sonido emitido por la voz humana no amplificada, el sonido emitido por los animales y el sonido emitido por el encendido de plantas de emergencia como parte del proceso de calentamiento, siempre que no exceda los diez (10) minutos, entre otros. Pero, nada de lo contenido en dicha regla se entenderá como que impedirá a la JCA requerir la instalación de la mejor tecnología de control de ruido disponible en el mercado para aquellas actividades declaradas exentas de las disposiciones en el reglamento. De la parte en violación requerir tiempo para evaluar, planificar y tomar las medidas para alcanzar el cumplimiento reglamentario, la parte podrá someter bajo la Regla 44 lo que se conoce como un plan de cumplimiento. En este se establecerá acciones de progreso para alcanzar las metas específicas y para la instalación de los controles necesarios mediante la construcción y modificación de la fuente emisora, así como la fecha límite en la que serán alcanzadas estas acciones de progreso. Además, establecerá fechas límites para alcanzar cumplimiento con cada requisito que se esté violando. El tiempo final de cumplimiento para el control (Continúa en la pág. 14)

13


de la contaminación por ruido que se requiera para llevar a cabo los objetivos del Plan, será él más corto que pueda lograrse, pero en ningún caso, mayor de noventa (90) días laborables. El problema de los ruidos en Puerto Rico continúa siendo de gran preocupación y molestia para la ciudadanía. Es responsabilidad de todas las personas contribuir a la eliminación y manejo de los ruidos para promover un mejor ambiente acústico en nuestro hogar, comunidades y lugares públicos. En abril de cada año, se celebra en el mundo el Día Internacional para la Concienciación sobre el Ruido (Noise Awareness Day) (http://chchearing.org/noise/ day/). En Puerto Rico, con la aprobación de la Ley 416 del 22 de septiembre del 2004, mejor conocida como la Ley sobre Política Pública Ambiental de Puerto Rico, se declara que el último miércoles del mes de abril de cada año será conocido como el Día para la Concienciación sobre el Ruido en el Estado Libre Asociad, y la importancia de concienciar a la ciudadanía sobre este importante asunto ambiental y social. La iniciativa para la conmemoración en Puerto Rico surge de nuestra Agencia y se convirtió en Ley con la aprobación de la ahora derogada Ley 160 del 3 de julio de 2003, la cual fue incorporada en la Ley 416.

RECETA PARA UN DIA SIN RUIDOS Respeta los derechos de los demás z Presta atención a los ruidos que haces y respeta el derecho de tu vecindad a tener paz, tranquilidad y descanso. z Baja el volumen de tu equipo de música, radio, televisión y walkman. Tus oídos y los demás te lo agradecerán. z Cuando decidas escuchar música, ver la televisión o charlar, asegúrate de que sólo lo oigas en tu casa. z Utiliza la bocina de tu vehículo sólo en casos de inminente peligro. z No practiques conductas ruidosas en tu casa, como gritos, portazos o la utilización de electrodomésticos ruidosos, principalmente en período nocturno y horas de descanso. z En tus momentos de diversión, recuerda que el respeto a los demás es la base imprescindible para una buena convivencia entre personas vecinas. z Aunque sea como de tu familia, no permitas que tu mascota perjudique el derecho de las personas al descanso, la intimidad y la tranquilidad. Haz respetar tus derechos z Infórmate de tus derechos en relación con el ruido y sus soluciones. z Solicita información sobre las ordenanzas y leyes de tu ciudad sobre el ruido y exige su cumplimiento sin reparos. z Solicita que bajen la música cuando la consideres elevada en los lugares públicos (bares, restaurantes, cines, transportes, gimnasios y otros) z Sé un consumidor precavido. Adquiere equipos que generen niveles de ruido bajos. Indaga sobre los niveles de sonidos de artefactos similares de diferentes fabricantes. Haz uso apropiado de dicha tecnología. Protege tu salud física y mental z Utiliza protección para los oídos en caso de asistir a eventos o lugares excesivamente ruidosos, para así evitar problemas auditivos y de salud. z Reduce la exposición prolongada a sonidos altamente amplificados. z Aprende a disfrutar del silencio y la tranquilidad. Contribuye a crear una opinión pública informada z Corre la voz acerca de los peligros del ruido y sus efectos. z Transmite el mensaje a tus hijos, parientes, amigos o conocidos. z Escribe cartas a los periódicos y a otros medios de comunicación.

Edificio Agencias Ambientales Cruz A. Matos Urb. San José Industrial Park, 1375 Avenida Ponce de León, San Juan, PR 00926-2604 PO BOX 11488, San Juan, PR 00910 Teléfono: 767-8181 / Fax 756-5831

14

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016


El ruido en el ambiente laboral y alternativas para su mitigación

S

ería difícil hablar de ruido sin antes asegurar que quienes lean este artículo entiendan la diferencia fundamental entre ruido y sonido. La diferencia se basa en la apreciación subjetiva de la persona que recibe el estímulo acústico o sea, del ente receptor. Ruido es un sonido que no carga o transmite información útil, sin embargo, es el ente receptor quien determina la “utilidad” de la información que recibe. Las contradicciones mencionadas arriba se dan normalmente cuando dos o más entes receptores de un estímulo sonoro no concuerdan en su apreciación de la utilidad de la información transmitida por un sonido dado. En el ambiente de las comunidades, estas contradicciones ocurren con mucha frecuencia, razón por la cual se hacen muchas querellas de ruido comunitario a la División de Ruido de la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico. En el ambiente laboral, sin embargo, estas contradicciones no se dan a menudo pues, aunque el sonido de una máquina pueda transmitir información útil sobre su funcionamiento al personal de mantenimiento, este sonido es considerado ruido por la mayor parte de los demás entes receptores, dado que todo sonido que llegue a su receptor contribuye cuantitativamente para aumentar su exposición al ruido. Considerando que la diferencia entre sonido y ruido es puramente subjetiva, físicamente el sonido y el ruido se definen como variaciones de presión en un medio que a su

*Sergio Augusto Caporali Filho, Ph.D., CSP, CIH

vez puede ser gaseoso como el aire, líquido como el agua o sólido como una losa de concreto. Para cuantificar matemáticamente el ruido, medimos las variaciones de presión en el medio y las comparamos con una presión de referencia a través de una relación logarítmica, obteniendo un parámetro de medición conocido como el nivel de presión sonora que tiene como unidad el decibel. Ahora bien, para lograr cuantificar la exposición humana al ruido, utilizamos el nivel de presión sonora en la escala “A” (dBA). El nivel de presión sonora en dBA combina en su cálculo la frecuencia y la amplitud del ruido, que son las dos características más importantes para la cuantificación de la exposición humana a ese riesgo. Mientras la escala “A” de ponderación de frecuencias tiene el objetivo de simular la forma con la que el sistema auditivo humano responde a estímulos auditivos de diferentes frecuencias, el nivel de presión sonora es la forma de medir la amplitud del ruido más relevante para la evaluación de exposición humana. Finalmente, para logar aseverar el riesgo ocupacional asociado a la exposición a ruido de un(a) trabajador(a), se incorpora el tiempo de exposición en el cálculo, utilizando el promedio ponderado del nivel de presión sonora por 8 horas, TWA(8) por sus siglas en inglés. Dado que el nivel de presión sonora se mide en una escala logarítmica, su promedio en el tiempo no puede ser obtenido por el promedio aritmético simple. CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

En otras palabras, si tenemos una exposición ocupacional de 85 dBA por las primeras cuatro horas y de 95 dBA por el restante de las ocho horas, el TWA(8) resultante en nuestra jurisdicción (OSHA y PROSHO) es de 91.6 dBA y no 90 dBA, que es lo que se esperaría si se utiliza promedio simple en el cálculo. Por otro lado, si fuésemos a calcular el TWA(8) según la recomendación de la comunidad científica y no según la norma de OSHA, el mismo promedio sería de 92.4 dBA. La diferencia entre los dos valores del TWA(8) en el ejemplo anterior se debe a la diferencia en un parámetro de cálculo llamado tasa de duplicación de dosis o tasa de intercambio. Este parámetro de cálculo es definido por la reglamentación ocupacional vigente en cada país, es utilizado únicamente para los cálculos de exposición humana a ruido y representa el diferencial de nivel de presión sonora en dB asociado a la duplicación de la dosis de exposición del trabajador o trabajadora. La dosis de exposición a ruido a su vez, es un parámetro numérico que relaciona porcentualmente el TWA(8) del trabajador(a) con el límite utilizado de exposición ocupacional por 8 horas. En el ejemplo anterior, como OSHA y PROSHO establecen un límite de exposición al ruido por 8 horas 90 dBA y una tasa de intercambio de 5 dB, el TWA(8) de 91.6 dBA representa una dosis de exposición de 125%. Por otro lado, como la comunidad científica recomienda un (Continúa en la pág. 16)

15


límite de exposición de 8 horas de 85 dBA y una tasa de intercambio de 3 dB, la misma exposición representa un TWA(8) de 92.4 dBA y una dosis de exposición de 554%. Es interesante notar que la misma exposición genera valores de TWA(8) y dosis que varían según los parámetros que se utilicen en los cálculos. De esta manera, dos personas trabajadoras expuestas al mismo perfil de exposición del ejemplo, pero en países con normas de ruido diferentes, tendrán riesgos estimados diferentes. Esta diferencia genera mucha polémica, principalmente en corporaciones multinacionales que buscan manejar de forma conjunta el riesgo ocupacional asociado a ruido para plantas de manufactura ubicadas en países diferentes. Una vez se identifica que la exposición a ruido de un(a) trabajador(a) debe ser reducida, paralelamente a la inclusión del(a) trabajador(a) en un programa de conservación auditiva, las dos estrategias existentes para reducir la exposición a ruido son el uso apropiado de equipo de protección auditiva y la reducción de ruido por la implementación de un control de ingeniería. Mientras que el equipo de protección auditiva es un medio de control de exposición que afecta solamente al trabajador(a) que la usa, el control de ingeniería afecta a toda la empleomanía en el ambiente donde éste se implanta, pues reduce el ruido en la fuente, encapsula el ruido, encapsula a quienes trabajan u obstaculiza el ruido en su trayectoria desde la fuente hacia la persona trabajadora.

atenuación del ruido por medio del uso de protectores auditivos, los parámetros de cálculo son diferentes. Mientras que para exposición humana, la frecuencia de ruido se mide en la escala “A”, para control o atenuación de ruido la frecuencia se mide en escala lineal, sin ponderación. Por otro lado, aunque el nivel de presión sonora también es utilizado como parámetro de estimación de amplitud de ruido para efectos de control y atenuación del mismo, el nivel de potencia sonora se utiliza en control de ruido, específicamente, cuando se busca caracterizar el ruido de una fuente de forma independiente del ambiente acústico donde esta lo genera. Dado que el desempeño de los materiales que se usan en las barreras acústicas, en los tapones de ruido y orejeras, en las encapsulaciones de máquinas y en las espumas acústicas varía según la frecuencia del ruido en estudio, como se ilustra en la siguiente figura, para control de ruido siempre se mide el espectro de frecuencia del ruido de interés. Con esta

Cuando el objetivo de la medición de ruido no es la evaluación de exposición del ser humano y sí la caracterización del ruido de una fuente ruidosa para el control de emisión de ruido o la

16

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

información, podemos seleccionar los materiales más adecuados para una absorción productiva del ruido, o podemos seleccionar el protector auditivo más indicado para tal combinación de frecuencias. Como el(la) lector(a) habrá ya notado, está demás decir que tanto la evaluación sistemática de exposición ocupacional al ruido, como el diseño de controles de ruido o la selección de protección auditiva adecuada, requieren de muchos conocimientos técnicos específicos y especializados. Las personas profesionales de higiene industrial adquieren estos conocimientos durante su formación académica y están capacitadas para realizar los cálculos típicos que se requieren para ejecutar a cabalidad estas tareas. Para un entendimiento más genérico y cualitativo sobre cómo el ruido se genera, se transmite, se percibe y se controla, así como para entender cómo la protección auditiva es seleccionada, existen principios básicos importantes por los cuales nos podemos regir. A continuación, se describen 15


de estos principios importantes, ilustrados cada uno con figuras para el mejor entendimiento del(a) lector(a): z Mecanismos de funcionamiento cíclico más lento se asocian con ruidos de frecuencia más baja, mientras que aquellos de funcionamiento cíclico más rápido se asocian con ruidos de frecuencia más alta.

z Cuándo estamos cerca de la fuente de emisión, el ruido de alta frecuencia nos molesta más que el ruido de baja frecuencia.

z Cuando estamos lejos de la fuente de emisión, el ruido de alta frecuencia nos molesta menos que el ruido de baja frecuencia. z El sonido de baja frecuencia sobrepasa muchas barreras y es muy difícil de obstaculizar

z El sonido de alta frecuencia es altamente direccional y más fácil de obstaculizar

z Cualquier cambio en fuerza, presión o velocidad genera ruido. Asimismo, cuanto mayor es este cambio en fuerza por unidad de tiempo, mayor es el ruido generado.

z El ruido generado por el impacto de pequeñas masas o por la caída de masas de pequeñas alturas es menor respectivamente que el ruido generado por el impacto de grandes masas o por la caída de masas de grandes alturas.

z Las fuentes ruidosas deben ser alejadas de las superficies reflectantes. z El sonido estructural viaja largas distancias y la vibración estuctrual necesita de grandes áreas superficiales para convertirse en sonido amplificado. z Objetos pequeños que vibran irradian menos ruido que objetos grandes que vibran z El aislamiento acústico de paredes y paneles sencillos depende de sus respectivas densidades superficiales. CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

17


z El paso del aire sobre cavidades genera ruido. z Los ductos y tuberías sin obstrucciones internas y/o con paredes lisas generan menos ruido de turbulencia cuando un líquido o gas pasa por ellos. z El ruido del paso de fluidos por un ducto es formado por cambios bruscos de presión.

18

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016


z Los tapones de oído son en general más eficientes en proteger contra ruido en las frecuencias bajas, mientras que las orejeras son en general más eficientes en proteger contra ruido en las frecuencias más altas. La mitigación de la exposición al ruido ocupacional por la selección y uso de protección auditiva o por el diseño e implementación de un control de ingeniería se basa en uno o más de los principios genéricos ilustrados arriba. Conociendo el espectro (firma) de frecuencia del ruido de interés y el nivel de presión o potencia sonora del mismo, podemos subjetivamente inferir cuáles de los principios serían utilizados para el diseño adecuado de un control o qué tipo de protección auditiva podría ser recomendada. Debemos de recordar siempre que mientras un control de ruido bien diseñado e implementado minimiza efectivamente la emisión de ruido en la fuente o en su trayectoria, protegiendo así a todos los(las) trabajadores(as) afectados por la fuente ruidosa, la protección auditiva solamente protege a quienes la usan, con una efectividad que siempre dependerá de cuán bien quienes la usuan la ajustaron a su cabeza y oído y por cuanto tiempo la usaron durante el turno de trabajo.

El control de ruido y la protección auditiva son temas de muchas investigaciones actuales realizadas en las instituciones académicas y órganos del gobierno. El Programa de Higiene Industrial del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico se ha envuelto, en los últimos 8 años, en investigaciones variadas en el tema de ruido y actualmente cuenta con un programa activo de investigación sobre la efectividad de los protectores auditivos de orejeras. Se les exhorta a las personas interesadas en ruido ocupacional a que revisen los textos de referencia de este documento y ausculten la posibilidad de profundizar sus conocimientos por medio de un programa académico que se amolde a sus necesidades. Referencias

1. Occupational Exposure to Noise: Evaluation, Prevention and Control (2001), Federal Institute for Occupational Safety and Health, Germany. 2. Noise Control – A guide for Workers and Employers, (1980) U.S. Department of Labor – OSHA. 3. The Noise Manual (2003) American Industrial Hygiene Association-AIHA, 5th Edition.

*Universidad de Puerto Rico – Recinto de Ciencias Médicas Escuela Graduada de Salud Pública – Departamento de Salud Ambiental Programa de Higiene Industrial sergio.caporali@upr.edu

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

19


sales@herpla.com

(787) 727-9500

Pressure Transmitter

Chart Recorders

Wireless

Flow meter solutions for those who demand precision

Paperless Recorders

Chart Paper

Variable Area Flow Meters and Rotameters

Rotronic offers a comprehensive line of measurement instruments including humidity probes indicators and meters, data loggers and humidity transmitters

Industrial Wireless – Intrinsically Safe (IS) / Surge Protectors / Fieldbus connectivity and protection. All purpose alarms annunciators and software

Simplify and reduce costs of your Data Acquisition Projects Pumps wastewater, sewage treatment, drainage and control

Control and Regulator Valves

Diaphragm and Piston Pumps

REQUEST A QUOTE AT: w w w . h e r p l a . c o m

Actuators and Valves


El efecto del ruido en el

sistema auditivo y en la salud Por: Marisol Vincenty-Luyando, Ph.D., CCC-A, F-AAA Programa Doctoral en Audiología

La Organización Mundial de la Salud

(OMS) reporta que 360 millones de personas padecen pérdida de audición en todo el mundo. La pérdida de audición puede ser causada por muchos factores. Puede ser hereditaria o puede ser el resultado de una enfermedad, trauma, condiciones durante el embarazo, complicaciones en el parto, infecciones crónicas del oído, uso de medicamentos ototóxicos, entre otros, o por la exposición al ruido excesivo. El desarrollo del oído comienza en las primeras semanas del embarazo, siendo el sentido de la audición el que alcanza un mayor desarrollo intrauterino. Alrededor del quinto mes, el oído ya está completamente formado. Aunque el sistema auditivo es complejo, lo describiré de manera simple. El oído se compone de tres partes básicas con funciones específicas: oído externo, medio e interno. El oído externo recoge las ondas de sonido y las conduce hacia el oído medio, el cuál las convierte en ondas mecánicas. Estas ondas son conducidas al oído interno, que las dirige al nervio auditivo convirtiéndose en señal eléctrica, -que es el “lenguaje” del cerebro-, para, así, ser identificadas como sonido. El oído interno se compone del sistema auditivo y del sistema vestibular. Nuestro oído no solo nos permite oír los sonidos que nos conectan con el mundo, sino que nos permite mantener el equilibrio

22

Figura 1

para poder realizar nuestras actividades diarias. (figura 1) La pérdida de audición puede variar, desde una leve disminución de la sensibilidad auditiva, hasta una pérdida total. Para determinar el grado y tipo de pérdida se debe visitar a una persona audióloga, que es la profesional de la salud que por virtud de su grado académico y licencia para practicar la profesión está cualificada para proveer servicios de evaluación y tratamiento a personas con impedimento auditivo y/o vestibular. Los audiólogos y CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

audiólogas realizamos evaluaciones especializadas para determinar la parte del oído que está afectada y la severidad del daño. Hay otras condiciones que pueden afectar la comunicación sin presentar pérdida auditiva. Entre ellas está el “desorden de procesamiento auditivo”, que se refiere a dificultades en el procesamiento de información auditiva en el sistema nervioso central y debido a lo cual se observa una pobre ejecución en una o varias destrezas auditivas. Estas personas tienen audición dentro de los límites


normales, pero experimentan diversos tipos de problemas sobre todo en ambientes con ruido de trasfondo. La persona profesional de la audiología realiza una batería de pruebas especializadas para diagnóstico y tratamiento. Un trabajo en equipo interdisciplinario es recomendado por la complejidad de la condición. La exposición a niveles dañinos de ruido puede ocurrir a cualquier edad. El Instituto de Sordera y otros Trastornos Comunicológicos ha reportado que aproximadamente el 15 por ciento de las personas adultas en los Estados Unidos, (26 millones de personas) entre los 20 y 69 años, tienen pérdida de audición que pudo haber sido causada por la exposición al ruido en el trabajo o en actividades recreativas. Existen dos tipos de lesiones causadas por exposición a ruido. Una es conocida como “trauma acústico”, producida por la exposición a un sonido de alta intensidad y corta duración, como por ejemplo un disparo o una explosión, lo que lleva a una pérdida sensorial permanente. La otra es la pérdida de audición por exposición a ruido de alta intensidad por un periodo de tiempo prolongado (como por ejemplo las personas empleadas de fábrica), en la cuál se observa pérdida de audición gradual si no se toman las medidas de protección adecuadas. El nivel considerado como de riesgo, establecido por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés) es de 85 decibeles (dBA-medida de sonido). La OMS indica que las personas con mayor riesgo de sufrir pérdida auditiva son las expuestas a niveles de ruido sobre 75 dBA en ambientes laborales y con periodos de exposición superiores a ocho horas. Además, calculan que 1,100

millones de jóvenes de todo el mundo podrían estar en riesgo de sufrir pérdida de audición debido a prácticas auditivas perjudiciales. La OMS reporta (basada en datos de estudios analizados de diversos países del mundo) que casi el 50% de las personas adolescentes y jóvenes de 12 a 35 años están expuestas a niveles perjudiciales de ruido por el uso de equipos personales de música (PMP por sus siglas en inglés). Un nivel perjudicial de ruido puede ser, como ya mencioné, la exposición a más de 85 decibeles (dB) durante ocho horas o 100 dB durante 15 minutos, por lo que son alarmantes los datos ofrecidos por el Comité Científico de Riesgos a la Salud de la Comisión Europea que indican que hay equipos PMP que pueden generar hasta alrededor 120 dB(A), lo que puede ser equivalente al nivel al que nos expondríamos si estuviéramos alrededor de 100 metros del despegue de un avión. Es importante señalar que la definición de ruido más aceptada a nivel mundial es la de que es un sonido no deseado porque es molestoso, perturbador, interfiere

con la comunicación y afecta la calidad de vida. Según esta definición, no se requiere de un sonido de alta intensidad para que un sonido se considere ruido, de manera que el ruido y el efecto en la salud no se limita a sonidos altos. La subjetividad de la molestia provocada por el ruido es un tema complejo de evaluar y más aún de regular. Al evaluar el ruido tenemos que observar ciertos factores como nivel de presión sonora, tiempo de exposición, tipo de ruido (continuo, intermitente), espectro de frecuencia, modulación de amplitud y sensitividad individual, la cual puede variar con condiciones de salud de la persona, edad, aspectos culturales, tarea que se esté realizando, etc. La OMS reconoce claramente que el ruido perjudica a la salud. Reportan que además del daño al sistema auditivo, el ruido puede ocasionar dolor de cabeza, problemas de sueño, estrés, aumento del riesgo cardiovascular, excitabilidad del aparato digestivo, entre otros problemas de salud.(figura 2) (Continúa en la pág. 24)

Figura 2

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

23


La mejor protección es la prevención. Hay una regla de oro que indica que, si tienes que subir el volumen de tu voz para poder comunicarte, estás en un lugar muy ruidoso. Si no puedes evitar estar en un lugar ruidoso o alejarte de la fuente de sonido, existe la opción práctica y accesible del uso de protectores auditivos. Hay muchos tipos de protectores auditivos (figura 3) de manera que para lograr la selección correcta debemos tomar en consideración el nivel sonoro del ambiente, la atenuación que ofrece el protector, la situación o labor que se está realizando, la comodidad, etc. Existen protectores auditivos diseñados para diversas ocupaciones y/o actividades recreativas. Su audióloga o audiólogo puede orientarle y guiarle en la selección adecuada.

disminución de audibilidad. Dependiendo de la severidad de la pérdida, las personas tienen dificultad para comunicarse, sobre todo en grupos, al hablar por teléfono, o, por ejemplo, enfrentar la situación de estar en una oficina de servicios de salud y no poder entender con claridad lo que se le esté orientando o hasta perder su turno porque nunca oyó que le llamaron. Estas situaciones, entre otras, hacen que algunas personas se aíslen, ya sea por sentirse fuera de grupo o por evitar reacciones de molestia en las personas a su alrededor al tener que repetirles lo dicho. La pérdida auditiva puede impactar emocional y psicológicamente al individuo y la dinámica familiar, por lo que es importante buscar ayuda de una persona profesional de la audiología que le orientará y guiará en su rehabilitación auditiva.

La pérdida auditiva puede afectar la vida de la persona de diversas maneras que no se limitan a

La meta debe ser prevenir el daño en vez de conservar la audición residual luego del daño sufrido.

Figura 3

24

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

Es importante añadir a la lista de evaluaciones anuales la visita a su audiólogo o audióloga para evaluar la audición, anualmente como se recomienda, y proteger su audición para que pueda seguir disfrutando del paisaje sonoro que nos rodea. Referencias 1. American Academy of Audiology (2010). Diagnosis, treatment and management of children and adults with central auditory processing disorder [Clinical Practice Guidelines] 2. American Speech-Language Hearing Association (2005b). (Central) auditory processing disorders [Technical Report]. Retrieved from http://www.asha.org/ policy/TR2005-00043/ 3. Organización Mundial de la Salud (2015) Sordera y pérdida de la audición http://www.who.int/mediacentre/ factsheets/fs300/es/ 4. Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks of the European Commission (2008). Potential health risks of exposure to noise from personal music players and mobile phones including a music playing function.


UNA MARCA. INFINIDAD DE SOLUCIONES.

Pinta verde en cualquier color. Pintar verde con PPG significa que tienes alternativas sensitivas al ambiente. Pure Performance es el primer producto reconocido nacionalmente como Cero VOCs (Volatile Organic Compounds), eliminando el impacto negativo en la calidad del aire. Esta pintura de bajo olor te permite pintar en la mañana y ocupar la habitación en la tarde. www.ppgpro.com

CONSIGUE LOS PRODUCTOS PPG EN CUALQUIERA DE LAS SIGUIENTES TIENDAS GLIDDEN/PPG: AGUADILLA 787-891-9345 BAYAMON - Drive In Plaza 787-269-0799 PPG BAYAMON - Magnolia 787-778-3600 / 778-3601 PPG CAGUAS 787-745-2566 / 745-2522 CAROLINA 787-757-0095 Baldorioty 787-768-0243 CAYEY 787-738-1095 FAJARDO 787-863-1375 GUAYAMA 787-864-0430 GUAYNABO - Acuarela 787-708-1005 HATILLO 787-880-4125 HUMACAO 787-285-4907 MAYAGÜEZ - El Maní 787-833-4593 / 833-4964 PONCE By Pass 787-842-4392 / 842-8143 PPG PUERTO NUEVO 787-774-5901 RÍO PIEDRAS 787-759-6654/1764/2933 SAINT CROIX 1-340-773-3124 SANTURCE 787-723-0463 VEGA BAJA 787-858-6113 Para más información puede contactarnos al 787-690-7742 Pure Performance es un producto de PPG Architectural Coatings. © 2014 PPG Industries. Todos los derechos reservados.

896 PPG Painting Green_Corriente Verde HP 3.1.indd 1

12/18/14 1:41 PM


Exclusivo Préstamo a 12 años al

2.99%*

¡Ponle Fecha de Expiración a tu Factura de Luz! duplica tus ahorros y bájale hasta un 40% $0 PRONTO, $0 INSTALACIóN

Residencial

SIN

(787) 274-7777

comeRcial

estacionamiento

PaGaR tRes (3) Veces tu eQuiPo solaR amaRRaRte a 25 aÑos PoneRle GRaVamen a tu HiPoteca

| www.vipenergypr.com

*Sujeto a aprobación de crédito

industRial


Impacto del ruido comunitario en la calidad de vida

de la población de edad avanzada en Puerto Rico Nirzka M. Labault Cabeza, PhD

E

l “ruido” es un “sonido no deseado o nocivo generado por la actividad humana en el exterior, incluido el ruido emitido por medios de transporte, tráfico de carretera, tráfico ferroviario, tráfico aéreo y por zonas o edificios industriales” (Romo Orozco & Gómez Sánchez (sf). Todo apunta a que nuestras actividades hoy día exigen vivir en un entorno donde imperen sonidos agresivos para el medio ambiente, lo que ha convertido al ruido en una de las principales fuentes de contaminación en las grandes ciudades en el mundo, y Puerto Rico no es la excepción. En nuestras comunidades, el ruido proviene de la radio, de los autos, de los gritos del vecindario, del ruido originado por industrias y fábricas cercanas a vecindades, del ruido de motoras y camiones, del de los aviones, de la televisión a un

28

Catedrática Asociada, Escuela Graduada de Salud Pública, UPR/RCM

volumen inadecuado, del ladrido de los perros, de las alarmas de locales y residencias y del traslado de muebles de forma repetitiva, entre otras fuentes. Uno de los grupos que más se afecta con este contaminante ambiental es el de las personas adultas mayores. Estudios demuestran que en este grupo de edad el ruido aumenta el riesgo de padecimientos y/o exacerbación de condiciones como la artritis, el asma y problemas del sistema cardiovascular, respiratorio y músculo esqueletal, así como ansiedad y depresiones por disturbios en el sueño a consecuencia del ruido dentro de los vecindarios. En PR existe una alta prevalencia de que estas personas adultas mayores padezcan de alta presión (62%) y de que sean diagnosticadas con una enfermedad cardiovascular (23%) (Soto & Serrano, 2014), constituyendo CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

en el 2010 las enfermedades cardiovasculares la primera causa de muerte para este segmento. Una investigación por el Programa de Gerontología de la Escuela Graduada de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico en 2014, en colaboración con la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA) y enfocada en personas de 60 años y más, reveló que el 78.57% consideró que el ruido es el problema ambiental más importante en su comunidad. Las tres fuentes emisoras de ruido de mayor impacto fueron: las motoras/ scooters (69.70%), los radios de los carros (57.58%) y los gritos o voz alta de personas vecinas (54.55%). Sus comunidades son muy ruidosas, reportando los sábados como los días más ruidosos. El ruido de motoras y “scooters” fue la fuente de mayor emisión. Ver televisión


(52%), el sueño en la noche (45%) y el descanso (43%) se reportaron como las actividades que más se afectaban. Se evidenció además que los adultos mayores presentan dudas sobre el conocimiento de legislación y agencias existentes a cargo de la protección y control de ruido. En Puerto Rico, la División de Control de Ruidos y Querellas Ambientales de la JCA tiene la función de atender los reclamos en torno a este asunto a través de estudios de medición de niveles de ruido, de brindar orientación a la comunidad, de manejar toda querella por parte de la ciudadanía, tanto a nivel individual como grupal, y de trabajar en colaboración con los municipios para el logro de comunidades libres de ruido. Contamos además con leyes y reglamentos que apoyan el derecho de la ciudadanía a vivir en un ambiente libre de ruidos. Por un lado, la Ley Núm. 25 de 2001 tiene como propósito, entre otros, eliminar la contaminación de ruidos nocivos a la salud o al bienestar público de las personas residentes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Esta ley prohíbe toda fuente de actividad que produzca niveles de ruido mayores a los límites establecidos. Por otro lado, la Ley Núm. 71 de 1940 establece los delitos contra la paz pública (JCA, 2007) y permite a cualquier ciudadano formular una querella por ruido innecesario entre el período de 10 de la noche a 8 de la mañana. Igualmente, cada municipio contempla un código de orden público cuya misión es convertir los espacios públicos en lugares tranquilos y agradables que propicien un ambiente de armonía y respeto, donde la familia puertorriqueña pueda sentirse segura y disfrutar de los espacios públicos, y a través del cual se prohíbe, entre otras cosas, los ruidos excesivos e innecesarios.

Sin embargo, al revisar los códigos de orden público en 15 municipios en la Isla, observé que: solo tres municipios han incorporado Normas Ciudadanas de Ambiente Urbano/Sereno con horarios de prohibición claramente establecidos, uno ha establecido una ordenanza de Ciudad Amigable con la Edad y uno ha establecido un Proceso de Educación masivo.

recaiga en los agentes de orden público únicamente. Es imperativo evaluar la efectividad de los planes operacionales, revisar las políticas vigentes en torno a la convivencia y la alteración a la paz e insertar la participación activa de las personas residentes, educarlas sobre sus derechos y apoderarlas para comprometerlas a luchar por una comunidad libre de ruidos.

La Carta de Derechos de las Personas de Edad Avanzada de Puerto Rico (Ley 121 de 1986, según enmendada) dispone entre otras cosas que las personas de edad avanzada tienen derecho a vivir en un ambiente de tranquilidad, respeto y dignidad que satisfaga necesidades básicas de vivienda, alimentación y salud, entre otras. Para optimizar la salud física y mental del adulto de edad mayor es necesaria la promoción de comportamientos saludables y actividades de apoyo comunitario que enfaticen, entre otras cosas, el bienestar de este segmento y de todos los sectores en general.

Tenemos que convertirnos en una ciudadanía defensora de un ambiente libre de ruidos. Recordemos que es responsabilidad de todo el mundo el garantizar una comunidad vivible, donde se respeten los derechos de todos sus integrantes y se garantice su calidad de vida… ¿Estamos dispuestos y dispuestas a aceptar este reto?

El ambiente externo tiene un gran impacto en la calidad de vida de las personas adultas mayores y afecta su habilidad de envejecer en su entorno, ya que puede potencialmente provocar el aislamiento social. Las ciudades deben tener los elementos necesarios para facilitar la inclusión, integración y participación activa de la persona adulta mayor en la sociedad y evaluar el problema para diseñar estrategias y disminuir el impacto que tiene el ruido en esta población. Los Códigos de Orden Público de los Municipios de Puerto Rico deben revisarse con normas estandarizadas y uniformes, estableciendo mayor especificidad en todo lo relacionado con contaminación por ruido en las comunidades. Implica compartir la responsabilidad y no que ésta CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

Referencias 1. Carta de Derechos de las personas de edad avanzada, Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Ley Núm. 121 de 12 de junio de 1986. 2. Junta de Calidad Ambiental (2007). Listado de leyes y reglamentos para el control de ruido y manejo de ruido en Puerto Rico. Recuperado de http:// www.gobierno.pr/NR/rdonlyres/ B9EA9F1E-C8CD-469C-BCBB-7AB5 B7B8B81D/0/1ListaLeyesyReglasRui do.pdf 3. Labault Cabeza, N., Reyes Ortiz, VE., Sánchez, E., Robles, Y., Vélez, G., & Parada, H. (2014). Percepción sobre el efecto del Ruido en personas de edad avanzada de una zona rural de Puerto Rico: Proyecto Piloto. Trabajo No publicado. Escuela Graduada de Salud Pública, Universidad de Puerto Rico- Recinto de Ciencias Médicas. 4. Romo Orozco, J. M. & Gómez Sánchez, A. (sf). La percepción social del ruido como contaminante ambiental. Recuperado de: http:// www2.inec.gob.mx/publicaciones/ libros/670/cap10.pdf 5. Soto-Santiago, M., & Serrano Rodríguez, RA (2014, January). Tendencias de enfermedades crónicas en adultos mayors de 60 años en Puerto Rico, 200-2010. Puerto Rico Behavioral Risk Factor Surveillance, Puerto Rico Department of Health.

29


l l l l l l l l l l l l

DUST CONTAINMENT SYSTEMS WATER RECYCLING SYSTEMS WASTE WATER TREATMENT SYSTEMS FUME & EMISSION CONTROL SYSTEMS SAFETY & PRESSURE RELIEF VALVES BLOWER & VACUUM PUMPS OXYGEN MONITORS & NITROGEN INERTING SYSTEMS ACTIVATED CARBON FOR LIQUID & VAPOR PHASE BINS, BIN WASHERS& BIN LIFTERS LAB ENCLOSURES FOR BALANCES, MICROSCOPES, ETC PORTABLE VACUUM CLEANERS MILLING SYSTEMS

(787) 728-7171 1315 Marginal Road / Urb.Villamar, Carolina, Puerto Rico 00914

www.badrenapr.com


Mitigando el ruido ambiental

y protegiendo la salud: WELL Building Estándar

N

Por Jesús Garay

umerosos estudios indican que existe una fuerte y directa correlación entre el ruido (que es todo aquel sonido indeseado) y sus efectos nocivos a la salud.1 El ambiente interior debe ser un lugar de confort. En pos de esa visión, el nuevo WELL Building Standard® (estándar de edificios saludables) se concentra en reducir significativamente las fuentes más comunes de alteración fisiológica, irritación y distracción, a la vez que se centraliza en aumentar el confort ergonómico, olfativo, térmico y acústico para evitar estrés y lesiones y para facilitar la comodidad, la productividad y el bienestar de las personas ocupantes de edificios. El WELL Building Standard® (WELL) es un sistema basado en la evidencia para medir, certificar y monitorear el funcionamiento de la construcción de características que afectan la salud y el bienestar2.

Intrusión de ruido exterior

Como el confort acústico es determinado en parte por las propiedades físicas y por el contenido de los ambientes, el estándar de WELL pretende crear espacios para mitigar los niveles de ruido interior no deseados y reducir la intrusión de ruido desde el exterior con el fin de mejorar la interacción social, el aprendizaje, la satisfacción y la productividad. El estándar WELL, dentro de sus renglones de valorización edilicia concernientes al confort, tiene varias categorías referentes al sonido dentro y fuera de los edificios.

Esta característica reduce las distracciones y permite la conversación sin alterar la colaboración. Estos requisitos pueden cumplirse limitando la cantidad de sonido que emana de los sistemas eléctricos y mecánicos del edificio y mediante la creación de zonas tranquilas para actividades que requieran total ausencia de distracciones.

Esta característica establece límites para los niveles sonoros, -en el interior de los edificios-, de los ruidos originados fuera del edificio. Estos límites ayudan a asegurar que el ruido exterior no distraiga a las personas que lo ocupan. Los estudios muestran que los individuos expuestos a ruido de tráfico tienen un mayor riesgo de diabetes, accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Mientras que aquellas personas expuestas a ruidos de tráfico y a ruidos de aviones tienen un mayor riesgo de hipertensión. Prevenir que el ruido exterior contamine el interior de los edificios mejora el confort y el bienestar físico y emocional de sus ocupantes. Ruido generado en el interior

Los equipos electrónicos, los sistemas de calefacción, ventilación y acondicionamiento de aire (HVAC por sus siglas en inglés), los equipos

mecánicos y otros dispositivos emisores de sonido de la oficina, así como las personas ocupantes mismas, pueden ser las fuentes principales de ruido interior. El ruido de oficina puede llevar a la disminución de la productividad, especialmente en oficinas donde son frecuentes las distracciones auditivas y las interrupciones de otras personas empleadas. Además, estudios demuestran que la exposición a ruido generado dentro del edificio puede conducir a la disminución de la concentración y del funcionamiento aritmético mental, así como a una mayor distracción debido a la reducida privacidad para conversar. Tiempo de resonancia o reverberación Esta función busca establecer menores tiempos de reverberación para ayudar a mantener niveles de sonido confortables. Esta especificación de desempeño puede ser resuelta mediante el uso de materiales absorbentes de sonido en varios elementos de diseño y de superficies. El tiempo de reverberación (RT60) o de resonancia es una métrica que describe la longitud del tiempo que tarda un sonido en decaer 60 dB respecto de su nivel original. Los tiempos de reverberación óptimos varían dependiendo del

Noise: Reviews on Environmental Health. Volume 15, Issue 1-2, Pages 43–82, ISSN (Online) 2191-0308, ISSN (Print) 0048-7554, DOI: 10.1515/REVEH.2000.15.1-2.43, May 2011

1

http://www.wellcertified.com/. WELL es administrado por el Instituto Internacional de Edificios WELL™ (IWBI), una corporación de beneficio público cuya misión es mejorar la salud humana y el bienestar a través del entorno construido. WELL es un sistema de certificación por terceros, certificado por el Green Business Certification Inc. (GBCI), la misma organización que administra la certificación LEED y la acreditación para profesionales LEED AP.

2

34

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016


El coeficiente de reducción de ruido (NRC) es un valor promedio que determina las propiedades de absorción de materiales. Cuanto mayor sea el valor del NRC, mejor es el material en absorción de sonido en condiciones estandarizadas. Fuentes que contribuyen a la insatisfacción acústica, como la transmisión del sonido desde fuentes internas y externas, así como el ruido de pisadas y de voces en espacios adyacentes, son difíciles de controlar. Sin embargo, si incorporamos tratamientos de reducción de sonido, ayudamos con la administración de la reverberación y mejoramos el confort acústico. Estos tratamientos incluyen superficies absorbentes tales como paneles de pared, deflectores de techo y mejoras de superficie. Barreras de sonido volumen de la habitación, del uso del espacio y de la frecuencia del sonido transmitido. En espacios con tiempos de reverberación alta, los sonidos de voces y pasos tardan más en disiparse, contribuyendo a mayores niveles de ruido ambiental. El ruido producido por la reverberación puede disminuir la inteligibilidad del habla y en algunos casos causar estrés adicional. La reverberación es un fenómeno sonoro producido por la reflexión, que consiste en una ligera permanencia del sonido una vez que la fuente original ha dejado de emitirlo.3 Para valorar su intervención en la acústica de una sala se utiliza el «tiempo de reverberación». El efecto de la reverberación es más notable en salas grandes y poco absorbentes y menos notable en salas pequeñas y muy absorbentes.

Sonido enmascarante Esta función tiene como objetivo mitigar las perturbaciones acústicas incómodas y aumentar la privacidad de la conversación a través de ruido de fondo de bajo volumen mediante el uso de máscaras de sonido. Estos son sistemas de sonido que producen un bajo de nivel de ruido de fondo para enmascarar las conversaciones que se puedan escuchar y así proporcionar a las personas que trabajan un grado de confidencialidad en sus comunicaciones y disminuir la distracción asociada con interrupciones aurales. Superficies reductoras de sonidos Esta característica requiere que los espacios incorporen superficies absorbentes para reducir la reverberación del ruido no deseado.

Esta función tiene como objetivo aumentar el confort acústico al reducir la transmisión del sonido desde espacios adyacentes a través de detalles de construcción que superan la práctica estándar. Los ruidos desde espacios adyacentes pueden ser perturbadores para las personas que ocupan un edificio. Mediante el cuidado en los detalles y el uso de materiales de construcción de alta calidad, podemos mejorar considerablemente las capacidades de los tabiques y particiones para reducir el sonido, para que funcionen como barreras y reduzcan la transmisión de sonido entre espacios adyacentes. Para más información visiten nuestras redes sociales:

Twitter: @andygaray Facebook/ClimateRealityProjectPuertoRico; Facebook/usgbccaribbean www.usgbcpr.org

https://es.wikipedia.org/wiki/Reverberación

3

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

35


¿Acústica sostenible? U

n grito en la soledad de un bosque, uno en la multitud de un parque de béisbol, uno en Las Vegas, otro en una iglesia… son diferentes modalidades acústicas de un mismo evento, definidas por su contexto. Con esta reflexión introductoria podremos deducir que la acústica es un campo vasto y complejo que nos afecta a todos los seres en los ambientes naturales y construidos en que vivimos, compartimos, nos recreamos y desarrollamos económica y culturalmente. Aclaro, de salida, que no entraré en la discusión de los múltiples detalles y de las condiciones necesarias para analizar y mejorar la acústica de espacios existentes o el diseño de espacios por construirse, ya que mucho de ello se cubre en

38

Dr. Fernando Abruña, FAIA

otras colaboraciones editoriales en esta edición de Corriente Verde. Me limitaré a discutir el tema de la acústica bajo la óptica de la sostenibilidad. La acústica sostenible es un tema relativamente nuevo que viene ganando terreno en los últimos años. Tradicionalmente, las personas arquitectas e ingenieras toman en consideración (aunque no con la frecuencia que desearíamos) el espacio acústico a diseñarse para habitarse finalmente. Sin embargo, no es de sorprenderse que hasta muy recientemente el ambiente acústico no formaba parte del sistema de certificación de edificios verdes más importante del mundo, desarrollado por el US Green Building Council y gerenciado por el Green Building Certification CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

Institute. En su edición más reciente (V4) del estándar LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) el ambiente acústico no solo forma parte integral de las estrategias para el diseño de espacios construidos sostenibles, sino que, además, es una condición sine qua non para atender en la construcción. El sistema de certificación divide sus créditos de puntuación en (a) unos que son seleccionados por quien diseña y (b) otros que son prerequisitos para poder presentar el proyecto para certificación. De tal importancia es el ambiente acústico y el ruido, que el USGBC ha clasificado su consideración como prerequisito en el proceso de certificación. Los sistemas de certificación de edificios verdes han convergido en


cinco criterios principales que todo edificio sostenible debe tener. Estos son: (1) emplazamiento sostenible, (2)conservación y uso eficiente del agua, (3) conservación de energía y uso de fuentes renovables, (4) uso y reúso sabio y eficiente de recursos y materiales y (5) calidad del ambiente interior. De estos cinco criterios, la acústica juega un papel muy importante en el aspecto relacionado con la calidad del ambiente interior, haciéndole compañía a la calidad del aire, la iluminación, la humedad, el confort y la productividad, entre otros. Aunque este nuevo estándar denominado “rendimiento acústico mínimo” (minimum acoustical performance) incluido en la versión 4 del LEED atiende múltiples tipologías edilicias, tales como lugares de trabajo, centros de información y datos, almacenes y centros de distribución, así como hoteles y hospederías, el estándar hace hincapié en las escuelas y los hospitales. El Dr. Jorge Rocafort, Catedrático de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, considera la acústica de las escuelas en su colaboración editorial de esta edición de Corriente Verde. Otras de las personas colaboradoras se concentran en los espacios de salud. A continuación, presento a manera de reglas “a ojo de buen cubero” aquellas que el LEED atiende en su estándar. De forma sucinta: para los salones académicos y espacios de aprendizaje, el LEED requiere que el nivel de ruido de fondo creado por las máquinas de acondicionamiento de aire no exceda los 40 decibeles. Para sitios con altos niveles ambientales de ruido (mayores de 60 decibeles durante horas de clase) se deben implantar tratamientos acústicos y otras medidas que minimicen la intrusión de ruidos de fuentes

externas. Requiere además que se controle la transmisión de ruidos entre salones. Aquellos proyectos que se encuentren por lo menos a una distancia mínima de ½ milla (800 metros) de fuentes significativas de ruido, tales como rutas de vuelos aéreos, expresos, trenes, industrias y otras, están exentos. Para controlar los tiempos de reverberación que crean ecos indeseables que limitan la inteligibilidad en la comunicación entre personas interlocutoras en espacios menores de 20,000 pies cúbicos, el LEED requiere incluir terminaciones acústico-absorbentes. Una simple estrategia a seguir consiste en asegurarse de que el área total de paneles acústicos de paredes, terminaciones de plafón y otros materiales acústicoabsorbentes sean equivalentes al área de plafón (sin contabilizar el espacio que ocupan las luminarias, difusores y rejillas de acondicionamiento de aire). Los materiales deberán tener un coeficiente de reducción de ruido (noise reduction coefficient-NRC) de 0.70 o más. Las personas profesionales de la arquitectura, ingeniería y diseño de interiores que pueden desarrollar soluciones acústicas en sus proyectos con relativa eficacia y eficiencia tienen ahora, además, la opción de especificar productos acústicos hechos de materiales reciclados. Ya existen en el mercado muchas y variadas opciones para especificar productos acústicos confeccionados con materiales reciclados y sostenibles. Los productos acústicos pueden representar un gran porcentaje de los materiales en un espacio. A menudo, la mayor parte (con frecuencia la totalidad) del plafón, la mayoría de los pisos (si no todos) y muchas de las superficies de pared son superficies acústicas. CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

El diseño sostenible, sin embargo, trasciende por mucho el mero uso de materiales reciclados. Si lo analizamos bien, llegaremos a la conclusión de que la acústica tiene, además, una dimensión relacionada con nuestra salud, una de las preocupaciones más importantes cuando se encuesta al usuariado de edificios sostenibles. El personal es, generalmente, el recurso más importante de una compañía, por lo que crear espacios que maximicen su productividad es un asunto clave. Muchos estudios documentan convincentemente que el ruido es, por mucho, el impedimento más importante en la productividad del ambiente de trabajo. La empleomanía que usa espacios acústicamente ruidosos puede sentirse irritada, distraída, ansiosa u hostil sin necesariamente hacer una conexión consciente con el ruido. La pérdida de audición que resulta de la exposición al ruido es uno de las principales riesgos laborales y puede ser prevenido mediante el diseño de ambientes acústicamente saludables. Se ha demostrado estadísticamente que el personal con pérdida de audición está más expuesto a sufrir un accidente en sus lugares de trabajo. Dolores de cabeza, alzas en presión arterial, problemas cardiovasculares, enfermedades respiratorias y hasta subdesarrollo fetal han sido condiciones asociadas a la exposición de ruidos. En resumen, la importancia del ambiente acústico para la salud, productividad y aprendizaje del usuariado de un espacio dejó de ser un asunto marginal para convertirse en uno medular de la nueva generación de edificios verdes.

39


Programa ROF:

RECOLECCIÓN DE RESIDUOS ORGÁNICOS FERMENTADOS Nutrientes para la Agricultura Orgánica

——- Reconocimiento Verde —— Descubre los Beneficios del Programa, mientras promueves la protección y conservación del ambiente y recursos naturales de en Puerto Rico

Servicios Comerciales e Industriales

(787) 982-2233 info.services@taispr.com


Implicaciones de los estudios sobre la acústica ambiental y el ruido comunitario en Puerto Rico Por: Wanda Cruz Vizcarrondo

E

l problema de los ruidos y las perturbaciones causadas por sonidos no deseados en áreas urbanas y rurales de Puerto Rico ha representado siempre una preocupación en nuestra Isla. Esto ocurre debido al impacto que tienen en la salud, en la calidad de vida y en los estados de ánimo de las personas los continuos y altos niveles de ruido percibidos por la ciudadanía. La situación genera querellas y quejas de las personas residentes en contra de los entes emisores de ruido en sus comunidades, principalmente cuando ocurren durante las horas de descanso u otras actividades que ameritan tranquilidad y sosiego. Entre los principales emisores de ruido urbano están los medios de transportación, las maquinarias en instalaciones comerciales e industriales, los sistemas de amplificación de sonido para propósitos recreativos y publicitarios y sonidos de animales domésticos. En el año 2006, la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y el Comité Interagencial y Ciudadano ante el Ruido (CICAR) colaboraron para encaminar una encuesta de opinión pública sobre el ruido urbano, basada en el estándar “ISO/TS 15666:2003 Acoustics - Assessment of noise annoyance by means of social and socio-acoustic surveys”, publicado por el “International Organization for Standardization (ISO)”. En

42

División de Cumplimiento y Estudios de Ruido Junta de Calidad Ambiental

dicha encuesta, administrada por IPSOS-Hispania, se entrevistó a 800 personas (650 vía telefónica y 150 en persona). Entre los resultados que la encuesta reveló, se reflejó que la principal fuente de ruido que genera molestia a la ciudadanía son los ruidos provenientes de los medios de transportación, tales como autos, camiones y motoras de diferentes tipos, entre otros. La ciudadanía los identificó como los más perturbadores y expresó tener diversos grados de molestia por la ocurrencia de estos ruidos escuchados en sus hogares. De igual forma, dicha encuesta identificó una variedad de otros emisores de ruido urbano, entre los que se encuentran los ruidos de generadores eléctricos, de maquinarias y los provenientes de la construcción. Dicho informe está disponible en la página web de nuestra agencia (www.JCA.Gov.PR) y en nuestras oficinas. A tales efectos, el Área de Control de Ruidos y Contaminación Lumínica de la JCA atiende varias de dichas problemáticas de ruido promoviendo el cumplimiento con el Reglamento para el Control de la Contaminación por Ruidos (Reglamento 8019 del 9 de mayo del 2011), promulgado a tenor con la Ley núm. 416-2004, mejor conocida como Ley de Política Pública Ambiental.   Dicha ley además dispone que el presidente o presidenta de CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

la JCA transmitirá anualmente a la Asamblea Legislativa y al Gobernador/a un Informe del Estado del Ambiente en Puerto Rico. El mismo se redacta analizando anualmente datos para distintos indicadores medioambientales de sostenibilidad, incluyendo los titulados “Niveles de Ruido Ambiental en Propiedades Receptoras (A1)” y “Niveles de Ruido Ambiental en Zonas Receptoras Residenciales (A2)”. En cumplimiento con dicha obligación, la División de Planificación y Estudio planifica y realiza estudios que nos permiten evaluar la calidad del medio ambiente acústico exterior urbano, rural y en áreas naturales. Los mismos permiten conocer si distintas áreas cumplen con los objetivos acústicos correspondientes en dicho Reglamento y proveen resultados que permitirán evaluar las tendencias de cambio a través del tiempo. También, los datos de estos estudios son fuente de referencia científica y educativa que es compartida con personas funcionarias de otras agencias, municipios, público en general y los medios de comunicación del país.   En los estudios de ruido realizados por la JCA se ha demostrado que el comportamiento de los niveles sonoros ambientales fluctúan y varían significativamente a lo largo de las 24 horas de un día. Además, que estas variaciones son distintas dependiendo del lugar estudiado,


pues cada lugar acústico es casi único en su comportamiento sonoro. Se encontró también que en efecto hay significativa variabilidad en cada lugar estudiado dependiendo del día de la semana en que es monitoreado. Como ejemplos para este escrito, podemos observar los resultados de los datos recopilados recientemente en los municipios de San Germán y San Juan. En estas gráficas cada punto representa un periodo de 30 minutos de medición y cada línea es el promedio de 7 días de muestreo, para 10 localidades que fueron muestreadas en cada ciudad. Se utiliza el L90 en el análisis de los resultados porque dicha estadística de medición describe mejor el nivel que más frecuentemente fue registrado en el 90% de cada periodo de 30 minutos.   Para todas las estaciones monitoreadas en San Germán (grafica 1), los niveles promedio de L90 fluctuaron entre los 45 dB(A) y los 64 dB(A), logrando alcanzar en una de las estaciones un nivel mínimo de 43dB(A) en el periodo de las 3:30am. La gráfica demuestra la variabilidad acústica entre distintos ambientes acústicos estudiados.  En el caso de las estaciones monitoreadas en el municipio de San Juan (gráfica 2), el comportamiento

del L90 promedio de las 10 estaciones fluctuó entre los 44 dB(A) y los 70.0 dB(A), logrando alcanzar en una de ellas un nivel bajo de 44 dB(A) aproximadamente a las 2:30am. De igual forma, esta gráfica refleja la significativa variabilidad en el comportamiento acústico de cada lugar estudiado y que en general cada estación tenía un nivel sonoro sostenido en la mayor parte del periodo diurno con una eventual reducción en dichos niveles en la noche y madrugada. Podemos concluir, -a base de los datos obtenidos hasta el momento en la mayoría de las estaciones que fueron incluidas en los muestreos realizados en estas dos ciudades, según la línea promedio de las 10 estaciones de San Germán y la línea promedio de las 10 estaciones en San Juan,- que la mayoría de las estaciones parecen cumplir con los objetivos acústicos que se disponen tanto en la Guías de Ruido Urbano de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como los que se disponen en el Reglamento para el Control de la Contaminación por Ruidos de la JCA.   Ciertamente, podemos encontrar ambientes acústicos en las áreas urbanas y rurales de los municipios en los que no se cumplen o alcanzan los CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

objetivos acústicos para la zona o en la propiedad receptora correspondiente. Esto lo pudimos ver en los datos del municipio de San Juan, donde se encontró estaciones cuyos niveles en un 90% del tiempo estudiado sobrepasaron los 65 dB(A), tanto en el periodo diurno como en el nocturno. Esto implica que en estas áreas sus habitantes estarían potencialmente expuestos a niveles por encima de los límites permitidos reglamentarios y los recomendados por la OMS como estándares no solo para tener una calidad de vida, sino también para el disfrute de sus propiedades y de los diferentes espacios acústicos. Aunque la JCA ya cuenta con una amplia base de datos, es necesario continuar aumentando la recopilación y análisis de datos en más ambientes acústicos urbanos, rurales y naturales de otros municipios de la Isla. Igualmente, se necesita repetir cada cierto tiempo los estudios en los lugares ya muestreados para analizar vía el indicador de sostenibilidad para ruido las tendencias de cambio favorables o desfavorables en la calidad de los ambientes acústicos de la isla.   

43


El manejo del ruido durante

proyectos de construcción Por Osvaldo Alomar Otero,

Especialista en Calidad Ambiental, División de Cumplimiento y Estudios de Ruido, Junta de Calidad Ambiental.

La Junta de Calidad Ambiental (JCA),

en su Reglamento para el Control de la Contaminación por Ruidos (RCCR) (Reglamento 8019 del 9 de mayo del 2011) establece niveles de ruido emitidos por una fuente emisora regulada desde un propiedad emisora, los cuales son medidos en la propiedad receptora afectada. Uno de los ruidos regulados contenidos en la Regla 21 (A) (4) es el ruido generado por las actividades de construcción. Entre otros asuntos, esta regla establece lo siguiente: “Ninguna persona usará u operará o permitirá el uso u operación de cualquier equipo para la construcción, reparación o trabajos de demolición, de forma que se produzca contaminación por ruido, según se define en este Reglamento. Además, se prohíbe el uso u operación de dicho equipo durante el periodo nocturno (10:00pm-7:00am), excepto para realizar obras en casos de emergencia, según definido en este Reglamento.” En Puerto Rico, al igual que en otras jurisdicciones, el sector de la construcción es uno de los generadores de ruido comunitario que genera un gran volumen de querellas al año de manera recurrente. El RCCR prohíbe y restringe el uso de maquinarias en la construcción que emitan ruido al ambiente comunitario en el periodo nocturno (10:00pm a 7:00am todos los días), con el fin de promover el derecho al descanso y la calidad de vida de la ciudadanía. Durante el periodo diurno se deberá cumplir con los niveles establecidos en el RCCR en la Regla 27, los cuales no deben exceder de un L10 de 30min de entre 50dB(A) y 75dB(A), dependiente del periodo y tipo de propiedad emisora y receptora.

46

Las personas y entidades desarrolladoras, contratistas y todas aquellas que están relacionadas directamente con este sector, señalan que el poder garantizar el cumplimiento con el RCCR resulta en muchas de las ocasiones un tanto difícil durante el periodo diurno (7:00am-10:00pm), en el cual están restringidos los niveles de ruido. Piensan esto debido a que la mayoría de los equipos utilizados y las actividades generales de la construcción generan altos niveles de ruido y creen que no hay alternativas para el manejo y mitigación de la problemática. Por ejemplo, una excavadora puede generar entre 86 a 90 dB(A), un compresor de 70 a 90 dB(A) y una mezcladora de concreto de 85 a 100 dB(A), dependiendo de la marca, modelo y estado del equipo. Para tener una idea de la magnitud de estos niveles de sonido, si utilizamos como referencia el nivel umbral de dolor, este comienza desde los 120 decibeles (dBA). Por tanto, los niveles que se generan en los predios de proyectos de construcción pudieran acercarse al nivel umbral del dolor y es por esta razón que en ocasiones esta clase de actividad cercana a una zona receptora residencial puede tener como consecuencia la radicación de querellas ante las agencias administrativas o los municipios, producto de las molestias de la ciudadanía ante este tipo de ruidos. El manejo del ruido durante proyectos de construcción de manera eficiente no es algo imposible de lograr. Por ejemplo, en ciudades como Portland en Oregón y Berkeley en California, en sus respectivas oficinas de servicios a la ciudadanía, entregan hojas informativas durante el proceso de CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

radicación de permisos a toda persona que esté relacionada directamente con obras de construcción. Estas hojas de orientación contienen una explicación detallada de las condiciones y reglas aplicables que incluyen: horarios y niveles máximos de sonido permitidos, requerimiento de sistemas de atenuación para motores de combustión, -tales como catalizadores o “mufflers” (de ser necesario) para minimizar el impacto del ruido generado por estos motores de equipo de construcción-, procesos de manejo de querellas radicadas por la ciudadanía -de esta ser afectada por el impacto del ruido por construcción-, multas, penalidades, recomendaciones generales, entre otras. En Andalucía, España, se limita este tipo de trabajos de lunes a viernes de 7:00am a 10:00 pm, los sábados y días festivos de 9:00 am a 10:00pm y se prohíbe los domingos. Además, todo desarrollador tiene obligación de informar a la ciudadanía a través de reuniones y vistas públicas sobre los trabajos a realizarse y la terminación de los mismos. Exponerse a ruidos y tolerarlos sin saber hasta cuándo no es lo mismo que saber la fecha en la que finalizan los trabajos. Una recomendación básica para toda aquella persona que esté directamente relacionada con el sector de la construcción (desarrolladora, contratista, etc.) es el diseñar, evaluar alternativas e implementar de manera preventiva y remedial un Plan de Manejo y Mitigación de Ruido Durante la Construcción, en especial para proyectos medianos y grandes o cuando se estime que durarán un tiempo razonable. El mismo debe establecer un enfoque coordinado y planificado entre todas


colindante con cada proyecto, evitando así la radicación de querellas ante las agencias, los municipios o los tribunales, La emisión de ruidos y la molestia ciudadana debido a la exposición por ruidos de la construcción puede verse reducida notablemente a través de mecanismos temporeros de atenuación de ruido (barreras temporeras de tierra, contenedores, paredes o mantas, etc.) en el perímetro de la propiedad o en la inmediatez de estaciones o áreas donde hay equipos fijos que generan ruidos, como sierras, compresores y otras maquinarias.

las entidades participantes de las distintas etapas de una construcción, destinado a evitar, prevenir o reducir, como prioridad, las emisiones de ruido al ambiente comunitario, evitando así los posibles efectos nocivos, incluyendo las molestias de la exposición al ruido por construcción en propiedades residenciales o de tranquilidad aledañas o cercanas. A su vez, la implantación de objetivos acústicos definidos y específicos en el proyecto como parte del plan, no sólo es bueno para las personas trabajadoras y visitantes del proyecto, sino que también resulta en beneficios acústicos para lograr el cumplimiento ambiental y la calidad de vida de la ciudadanía residente cercana. Si cada entidad desarrolladora y/o contratista logra establecer e implantar un efectivo y abarcador plan de manejo y mitigación de ruido,

podrá reducir sustancialmente las emisiones por contaminación acústica en el origen (desde los predios del desarrollo o proyecto), lo que tendrá consecuencias beneficiosas para el mismo, tales como: En el sector laboral (onsite) – Se minimizan las exposiciones de las personas trabajadoras y personal que visita la obra, reduciendo los posibles riesgos a la salud y seguridad auditiva en el área de trabajo y promoviendo y protegiendo acústicamente a la empleomanía. Menos ruido en el área de trabajo contribuye a menos ruido fuera del proyecto En el sector comunitario (offsite)Se minimiza el impacto del ruido en la zona offsite o fuera de los predios del desarrollo, protegiendo acústicamente a la ciudadanía CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

No cabe duda que el sector de la construcción es de gran importancia, ya que trae consigo desarrollo económico, la creación de empleos, el mejoramiento de obras de infraestructura pública, la construcción de hogares y edificios, entre otros beneficios importantes para nuestra sociedad. Pero cuando estos tipos de trabajo se llevan a cabo en áreas de mayor sensibilidad acústica, en los cuales los niveles de sonido generados superan los objetivos acústicos máximos establecidos en el RCCR para estas zonas receptoras, resulta necesario que quienes se relacionen directamente con el sector de la construcción, implanten las medidas necesarias de control y mitigación por ruidos. Para más información, pueden verificar nuestro reglamento en www.JCA.Gobierno.pr. También pueden revisar la página del “The National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH)” y la del “Occupational Safety & Health Administration” (Construction OSHA Standards) sobre alternativas para mitigar ruido para el beneficio del sector trabajador. Además, pueden visitar la página del “FHWA Roadway Construction Noise Model - RCNM)” del Federal Highway Administration y el Journal of the Institute of Noise Control Engineering, entre otras alternativas en la internet.

47


La acústica del salón de clases Jorge Rocafort, PhD PE,

Catedrático, Universidad de Puerto Rico

Introducción

En tiempos recientes, en Puerto

Rico se han construido una gran cantidad de salones de clases en escuelas K-12 y en instituciones universitarias. La mayoría de estas facilidades exhiben un problema crítico: calidad acústica deficiente. Esta condición, indudablemente, tiene serias implicaciones, pero su solución puede ser relativamente simple. El ruido y la reverberación excesiva interfieren con la inteligibilidad del habla. Bajo esas condiciones, el aprendizaje se afecta significativamente, tal como se ha demostrado en numerosas investigaciones realizadas en muchos países del mundo. Un porciento muy alto del estudiantado en las aulas contemporáneas experimenta reducciones mayores de 25% en la comprensión de las palabras. Es importante proveer las condiciones adecuadas para todo el alumnado, no solamente para quienes tienen necesidades especiales (problemas de audición, idioma extranjero, etc.). En general, las características acústicas de estos espacios dejan mucho que desear, sin embargo, no se observan auténticos esfuerzos

50

para lograr el diseño de salones acústicamente optimizados, proceso que no incrementaría significativamente el costo de las facilidades en cuestión. La verdadera razón es el desconocimiento del problema y la falta de entendimiento de los principios básicos de la acústica arquitectónica. Es evidente que muchas personas diseñadoras reconocen esta disciplina cuando envuelve teatros, salas de concierto y estudios de grabaciones, pero ignoran su aplicación en estos proyectos más modestos.

He tenido la oportunidad de examinar y evaluar acústicamente una gran cantidad de salones de clase en instituciones universitarias y en escuelas públicas y privadas, observando serias deficiencias en la mayoría de ellos. Lamentablemente, aunque fueron propuestas soluciones simples y económicas, en la mayoría de los casos no se realizaron esfuerzos para implementarlas.

El control acústico es fundamental, al igual que lo son otros componentes del control ambiental: ventilación, iluminación, temperatura, etc. Durante el proceso de diseño es relativamente fácil incorporar los recursos de control de sonido en un salón de clases; renovar espacios deficientes para lograr una corrección acústica es indudablemente más costoso.

Es importante indicar que no existe un criterio universal para caracterizar una “acústica de excelencia”. Cada espacio tiene unos requisitos acústicos específicos: una sala para música clásica es muy diferente a un teatro, que a su vez es diferente a una sala de conferencias. En todos estos lugares se genera sonido que deberá llegar a la audiencia y, siendo espacios encerrados por varias superficies, se generan reflejos múltiples que inciden sobre el oyente. Esta señal combinada crea una sensación sonora característica del espacio en cuestión.

Para lograr un mejoramiento de la acústica de los salones de clase, es importante crear conciencia en el magisterio, el estudiantado, padres y madres, personal administrativo de escuelas y, particularmente, en las personas diseñadoras, ingenieras y arquitectas de estos proyectos. CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

Conceptos básicos de acústica arquitectónica

Las investigaciones de WC Sabine revelaron que un factor crítico que caracteriza todo espacio es la


reverberación acústica. El concepto envuelve la medición del tiempo (en segundos) que un sonido persiste en un cuarto luego de que la fuente de sonido se interrumpa súbitamente. En esencia, es la “memoria acústica” del espacio. Un análisis detallado establece que la reverberación es directamente proporcional al volumen V, e inversamente proporcional a la absorción acústica A, que caracteriza el proceso de disipación del sonido. El tiempo de reverberación (RT) debe ser relativamente corto (0.4-0.6 segundos) en los salones de clase. La reverberación más prolongada crea una confusión de los elementos acústico-fonémicos que deteriora la inteligibilidad del habla. Es importante señalar que las vocales más intensas enmascaran las consonantes tenues cuando las primeras persisten durante más tiempo a consecuencia de la reverberación. Otro factor de gran importancia es el sonido de fondo en el salón de clases. Los edificios contienen diversos equipos mecánicos y eléctricos para su operación. Esta infraestructura transmite al salón

de clases el ruido generado por vía de conductos, pisos, paredes, techo ventanas y puertas. Actividades realizadas en áreas adyacentes al salón contribuyen al deterioro de las condiciones interiores. El salón de clases también puede experimentar el impacto del ruido exterior proveniente, principalmente, de los medios de transportación: el tráfico vehicular, el tráfico aéreo y trenes urbanos. Proyectos de construcción de larga duración generan ruido no controlado. La presencia del ruido enmascara el habla y afecta la inteligibilidad resultante. La severidad de ese efecto se mide utilizando un término desarrollado en la teoría de las comunicaciones eléctricas, conocido como la relación señal/ruido (S/N). Es, matemáticamente, la razón de la potencia de la señal (S) y la potencia del ruido (N) ; mientras mayor sea el valor de esta cantidad, mejor inteligibilidad se observará en la práctica. Típicamente, se mide en decibelios (dB). Un valor de S/N superior a +15 dB se considera óptimo, y valores debajo de +5 dB dificultan la comunicación eficaz.

Existen diversos métodos para medir la inteligibilidad. Para medir mediante métodos subjetivos, se les presentan listas de sílabas, palabras e incluso oraciones completas a sujetos participantes en dicha prueba y se determina el porciento de recepción correcta en el salón. Los métodos objetivos utilizan señales artificiales para determinar ciertos indicadores matemáticos que pueden ser correlacionados con la inteligibilidad subjetiva. Se han desarrollado, entre otros, SIL, PSIL, AI, STI, y STIPA. Estas mediciones pueden servir para establecer requisitos de inteligibilidad a determinarse “in situ” y determinar si un espacio posee las características acústicas adecuadas para la función contemplada en el mismo. Conceptos de diseño de un salón de clases A continuación describimos algunos principios fundamentales aplicables en el diseño de salones de clase típicos. En la figura 1 se ilustra el comportamiento de la onda acústica para referencia.

Figura 1. Comportamiento del sonido.

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

51


Figura 2

La geometría del salón debe ser favorable para proyectar el sonido directamente a todo el estudiantado. La distancia que separa al profesor o a la profesora del alumnado situado en los asientos más alejados debe ser tal que la voz alcance un nivel de sonido adecuado en esta zona, sin requerir un esfuerzo vocal excesivo (fig. 2). El sonido puede ser reflejado por superficies capaces de reforzar el sonido directo, típicamente en el área de plafón y en las paredes laterales (fig. 5). A la misma vez, es indispensable eliminar reflejos indeseables que

puedan ser registrados como ecos. En la actualidad, existen recursos de computación sofisticados que ayudan a la persona diseñadora a configurar estos elementos con precisión. Nuevas tecnologías de control acústico envuelven la utilización de sistemas de difusión que permiten una distribución muy uniforme del sonido, mejorando la comunicación entre el profesorado y sus estudiantes, particularmente en sesiones de preguntas y respuestas. El tiempo de reverberación debe ser optimizado, incorporando sistemas de absorción colocados en

Figura 3

52

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

ciertas superficies del salón. Existen fórmulas que permiten determinarlo, ya que es un factor crítico para lograr una inteligibilidad satisfactoria. El ruido generado por los equipos mecánicos y eléctricos debe ser controlado cuidadosamente. En el caso del sistema de aire acondicionado, por ejemplo, se pueden incorporar atenuadores en los conductos y se deben ubicar los equipos en cuartos mecánicos con un aislamiento acústico superior (fig. 3). Los niveles resultantes en el salón se describen usando las


Figura 4

curvas NC (“noise criteria”) que indican cuán ruidoso es ese espacio y permiten especificar niveles aceptables de ruido de fondo para diferentes funciones.

(“sound-transmission class”). El aislamiento acústico debe proteger el salón de clases de los ruidos de inmisión, siendo las puertas y ventanas los elementos más críticos.

Es críticamente importante atenuar la transmisión de sonido entre los salones de clase y entre estos y otras áreas del plantel. La construcción de paredes y puertas debe ser muy robusta, para lograr una pérdida adecuada por transmisión acústica (TL: “transmission loss”). Las características de transmisión de sonido se describen utilizando el STC

El uso de sistemas de refuerzo de sonido no resuelve generalmente los problemas acústicos identificados previamente. Existen, sin embargo, sistemas especializados inalámbricos que utilizan audífonos para atender estudiantes con problemas de audición. La figura 4 presenta una ilustración

de tres condiciones de acondicionamiento acústico que representan diferentes configuraciones de un salón de clases tradicional. Existen numerosas referencias en la literatura técnica simple que contienen guías específicas para lograr mejores condiciones acústicas en las escuelas. Es una responsabilidad importante de toda persona diseñadora incorporar los recursos necesarios para brindarle a todo nuestro estudiantado espacios de aprendizaje que permitan una buena comunicación entre todas las personas participantes.

Figura 5

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

53


Explora

la Reserva Natural Ecoturística de Humacao Historia Cultura y atraCtivo Natural

Kayaks - Botes de Pedales - Bicicletas - venta de artesanias y recordatorios Miércoles a Domingo y días feriados de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. Para más información y reservaciones de grupos puede comunicarse al (787) 397-1900 l (787) 852-6058

54

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016


Menos ruido: más diversidad Impacto de ruidos antropogénicos en la fauna de Puerto Rico María Isabel Herrera-Montes

Candidata Doctoral, Departamento Biología, UPRRP

¿Alguna vez se ha puesto a pensar cuántos sonidos no deseados (ruidos) hay a su alrededor? Por ejemplo, el perro de una persona vecina, el televisor, los acondicionadores de aire, el camión de la basura, la ambulancia, una lancha, un avión o quizá el sonido del “expreso”. Vivimos en un mundo ruidoso, en una cultura ruidosa, pero estamos tan acostumbradas que en muchas ocasiones estos ruidos de nuestro entorno pasan inadvertidos. Sin embargo, el ruido es un enemigo más peligroso de lo que imaginamos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es uno de los principales contaminantes ambientales en áreas urbanas que tiene la capacidad de impactar la salud humana, disminuyendo el rendimiento y el bienestar de las personas.

insectos, ranas, ballenas, delfines y manatíes usan el sonido de una manera similar al ser humano, como una forma de comunicarse entre sí. Emiten sonidos de advertencia ante peligros, sonidos entre madre y crías, sonidos territoriales y sonidos para atraer parejas. La intromisión del ruido en los ambientes de la naturaleza hace que estos sonidos naturales no puedan ser transmitidos ni escuchados

adecuadamente, por lo cual muchas de las funciones vitales de estos animales se ven gravemente afectadas. El estudio de los efectos del ruido de origen humano en la fauna es un tema que ha despertado el interés de personas investigadoras en los últimos quince años. Las (Continúa en la pág. 56)

Sin embargo, el efecto del ruido se extiende más allá de las ciudades, llega a impactar áreas naturales terrestres y marinas, no tiene barreras de dispersión y es muy difícil de controlar y manejar. Estos ruidos que llegan a áreas naturales tienen la capacidad de modificar el ambiente sonoro natural y afectan negativamente a la fauna (animales) que allí habita. Muchos grupos de fauna tales como aves, CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

55


investigaciones han logrado determinar que el ruido afecta a la fauna a múltiples niveles, por ejemplo, el ruido les genera a los animales altos niveles de estrés, lo que los hace más susceptibles a depredadores, más propensos a enfermedades y, además, disminuye sus tasas de reproducción. Los animales cambian también sus patrones de comportamiento, alejándose de zonas ruidosas, cambiando sus cantos para poderse comunicar en medio del ruido o empezando a cantar más temprano o más tarde para evitar el ruido. La mayoría de estos estudios se han llevado a cabo en zonas templadas, países europeos y en Estados Unidos, donde la diversidad de animales es baja y donde las leyes de control de ruido suelen ser bien estrictas. Pero en este momento poco sabemos del problema del ruido para la fauna en áreas tropicales, zonas que son altamente biodiversas y que, además, tiene altos niveles de crecimiento poblacional, expansión urbana poco controlada y controles de ruido inexistentes o no aplicados correctamente. Este es el caso de Puerto Rico, un país tropical, con alta biodiversidad y gran cantidad de especies endémicas, es decir, especies que solo existen en la Isla, pero donde además existe una gran red de carreteras, alta densidad de carros (más de 600 vehículos por cada mil habitantes, de acuerdo con estadísticas del Banco Mundial) y altos niveles de contaminación acústica, de acuerdo con la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA). En medio de todo este contexto, y apoyados por la JCA y una Beca de Incentivos para la Conservación de la Ford Motor Company, PR, en el año 2008 decidimos iniciar estudios acerca del efecto que tiene el ruido en la fauna de Puerto Rico.

56

Empezamos realizando estudios en bosques alrededor de los expresos y principales carreteras que llegan al área metropolitana de San Juan. Con estos, logramos determinar que algunas especies de aves como las palomas y los búhos se alejaban de las áreas más ruidosas cerca de los expresos donde no podían transmitir ni escuchar sus cantos y solo fue posible localizarlas en zonas más silenciosas al interior del bosque y lejos de la carretera. Cuando analizamos qué sucedía con otro grupo de animales como las ranas, encontramos que estas no se desplazaban a lugares con menos ruido, dado su poco nivel de movilidad en comparación con las aves; sin embargo, las ranas o coquíes usaban otra estrategia para escapar del efecto de enmascaramiento que producía el ruido de los carros: cantar más alto para poder hacerse escuchar en medio del ruido (Herrera-Montes y Aide 2011*). Este fue el primer estudio de este tipo realizado en la Isla y nos permitió entender que las comunidades animales están cambiando su composición y comportamiento, que estamos perdiendo especies por causa del ruido y que es prioritario hacer más estudios para poder entender mejor esta dinámica y generar alternativas de manejo y mitigación del ruido en función de la sensibilidad de la fauna. Así surgieron nuevas preguntas, las cuales estamos tratando de responder en este momento, como, por ejemplo, qué pasa en otras zonas de Puerto Rico más alejadas del área metropolitana, cómo afecta el ruido a la diversidad que pretenden proteger nuestros parques naturales y áreas protegidas, qué está pasando en sitios únicos como el Yunque que alberga una gran diversidad y al mismo tiempo tiene una gran cantidad de visitantes. CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

Estoy convencida de que la problemática del ruido va mas allá de las ciudades y de su efecto sobre el ser humano, pero que siendo el mismo ser humano quien la genera, es nuestro deber tratar de darle solución. Pequeños cambios en nuestras costumbres diarias pueden hacer la diferencia, porque la fórmula es sencilla: menos ruido es igual a más diversidad. Y tú, ¿qué puedes hacer? n Revisa periódicamente tu vehículo. n Usa más los medios masivos de transporte. n Comparte tu carro. n Cuando vayas en tu carro, bájale el volumen al radio. n Cuando visites un bosque o área protegida, no lleves música e intenta usar un tono de voz bajo, ¡para que puedas disfrutar de los sonidos de la naturaleza! ¿Quieres más información con respecto al efecto del ruido en la fauna? ¿Te gustaría participar de nuestro estudio como persona voluntaria? ¿Quisieras una charla sobre el tema? Visita nuestra página en Facebook Menos Ruido: Mas Diversidad (https://www.facebook. com/menosruidomasdiversidad/) o escríbenos al correo isahemontes@gmail.com. *Herrera-Montes, M. and Aide, T. (2011) Impacts of Traffic Noise on Anuran and Bird Communities. Urban Ecosystems 14, 415-427

María Isabel Herrera-Montes Candidata Doctoral Departamento de Biología, Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras. Bióloga colombiana que adelanta sus estudios doctorales en Biología, lleva nueve años viviendo en Puerto Rico. Su principal interés es entender cómo las actividades humanas impactan a la fauna tanto en áreas naturales como urbanas.


Proceso de querella de ruidos innecesarios en Puerto Rico

E

Por: Ediltrudis M. Betancourt Rivera1

n Puerto Rico, toda persona cuyo vivir pacífico se afecte por ruidos innecesarios debe identificar quién o qué los generó. Una vez se identifica la fuente que generó los ruidos, se le notifica a esa fuente, ya sea en persona, mediante teléfono, carta o cualquier otro medio, que está ocasionando ruidos que afectan el pacífico vivir y que los detenga o los mitigue. Si, informada la situación, la fuente generadora del ruido repite y persiste sin ninguna consideración, la persona afectada puede presentar una querella en la agencia facultada en ley para control de ruidos. De acuerdo con los hechos, se podrá acudir a Agentes del Orden Público, (Estatales y Municipales) o al Tribunal de Primera Instancia (Municipal, Ley 140, o Superior, para recursos extraordinarios con entredicho o injunction proviosional o permanente)2.

leyes y reglamentos para regular ruido ambiental proveniente de residencias, comercios o industrias y ruido de los vehículos de motor en vías públicas.3 (www.jca.pr.gov). La jurisdicción de la JCA es primaria, lo que significa que antes de ir al Tribunal en una acción civil, hay que presentar una querella en la JCA y esperar el resultado. Una querella se puede realizar por teléfono al 787 767-8181, opción 311. Es importante que al momento de presentar la querella, tenga el nombre y dirección o el lugar de donde proviene el ruido que se reporta. Si la JCA encuentra violación del reglamento, emite una notificación de violación. Luego de varios procesos adicionales, la Junta de Gobierno de la Agencia (JCA) puede emitir una orden o multa administrativa. El cumplimiento de la determinación de la Agencia o pago de multa se solicita en el Tribunal Superior.

La Agencia Facultada en Ley es la Junta de Calidad Ambiental (JCA). Esta tiene un Área de Control de Ruidos y Contaminación Lumínica que se encarga de aplicar las

Las personas podrían acudir al Tribunal Municipal al amparo de la Ley Número 140 cuando tienen una persona vecina que afecta su sana convivencia con sus acciones, entre

ellas, los ruidos innecesarios. La ley 140 aplica solamente entre personas, no en contra de corporaciones, ni instituciones del gobierno. La persona que solicita algún remedio deberá llenar un formulario, al que se le llama querella, pero no está relacionado con la querella de la policía, ni con la de la JCA. La relación de hechos debe solicitar un remedio, ya que el derecho es rogado. Una vez el Tribunal entiende que tiene competencia, ordena citar a las partes para celebrar una vista. El Tribunal podrá emitir Estados Provisionales de Derecho entre personas vecinas para establecer un orden y un pacífico vivir, regulando los sonidos amplificados. El incumplimiento podría traerse al tribunal como un desacato civil y, luego de la vista respectiva, si se demuestra la violación, quien la incumpla se expone a una sanción económica de hasta $500.00. En ocasiones, el Tribunal Municipal hace referidos y orden a la JCA, que es la agencia especializada para asistirlo en esos asuntos. (Continúa en la pág. 58)

Jueza Municipal de la Región Judicial Carolina. Cumpliendo con el Canon 24 de ética judicial, las expresiones vertidas en este escrito responden a mi análisis y aplicación del derecho en mi carácter personal y en modo alguno representan la posición oficial de la Rama Judicial. 2 Ley Número 140 del 23 de julio de 1974, según enmendada- Ley sobre Controversias y Estados Provisionales de Derecho [32 LPRA secs. 2871 a 2877]. Art. 2 Facultades de los magistrados (32 L.P.R.A. sec. 2872, (a) Controversias sobre colindancias y derecho de paso y controversias entre vecinos que afecten la convivencia y el orden social. Reglas 57.1 57.2, 57.3 y 57.5 de Procedimiento Civil vigentes desde el 1 de julio de 2010. 3 Número 8019 del 9 de mayo de 2011, debidamente registrado en el Departamento de Estado 1

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

57


La jurisdicción primaria no aplica a conducta que esté tipificada como delito. Una persona que realice ruidos innecesarios se expone a que se le presenten cargos criminales. La Ley de Delitos Contra la Paz Pública,4 también conocida como Ley 71, en su artículo 4 tipifica hacer ruidos innecesarios como delito menos grave. En este caso, la parte perjudicada por los ruidos innecesarios presenta una querella a la Policía Estatal y/o Municipal, (si hay Código de Orden Público). Esta, para su investigación, llega al lugar y si encuentra que el sonido amplificado es tan fuerte, perturbador, intenso y frecuente que, a la luz de la totalidad de las circunstancias, resulta intolerable, afectando la tranquilidad y el pacífico vivir, determina que se configura el delito de violar el artículo 2 de la Ley 71. El Agente del Orden Público no necesita un sonómetro para determinar los decibeles. Con que el sonido esté tan alto que se oiga desde la calle y sea intolerable al punto de que importune a la persona querellante y al vecindario, se podría configurar el delito, pero necesita conocimiento personal. Por eso tiene que ir presencialmente al lugar e investigar. El volumen tendrá que ser reducido considerablemente con el fin de que su funcionamiento no cause molestias al público.5 Los ruidos innecesarios según el artículo 1 son: los provenientes del claxon, de sistemas de alarma en la zona urbana, de radios, componentes y amplificadores, de altoparlantes y cualesquiera otros también innecesarios que se produzcan por medio de cualquier otro aparato, utensilio o instrumento, no

importa su nombre, naturaleza o denominación. La numeración del artículo no es excluyente. Utilizar la frase “cualquier otro aparato no importa su nombre”, significa que, si se investiga y la fuente que genera el ruido no se menciona en la Ley, pero los elementos están presentes, se puede denunciar. Una vez se viola la Ley 71, artículo 2, se deberá citar al tribunal a las partes involucradas: a quien hace los ruidos innecesarios o persona imputada, a la parte querellante que denuncia los hechos y a cualquier persona testigo con conocimiento personal. La policía presenta el proyecto de denuncia y su caso ante la consideración del Tribunal. Ese procedimiento se realiza para determinar causa o no causa para iniciar un procedimiento criminal. Si se determina causa, se inicia el procedimiento criminal y se cita a la persona acusada para juicio. La persona que sea culpable se expone a una multa. Las personas residentes de condominios tienen que regirse por una disposición específica que concede a la Juntas de Condóminos establecer reglamentos cuyo incumplimiento las faculta a imponer multas. El Departamento de Asuntos del Consumidor es la agencia que regula y apoya a las Juntas o Asociaciones de Residentes de Condominios bajo la Ley de Condominios”6 inciso (b): “Ningún ocupante del apartamiento producirá ruidos o molestias ni ejecutará actos que perturben la tranquilidad de los demás titulares o vecinos.” Si alguna persona vecina en su condominio hace acciones que violentan la Ley 103 inciso (b),

la persona afectada deberá presentar primero reclamación en la Administración del Condominio.

Ley Número 71 del 26 de abril de 1940, según enmendada, (33 L.P.R.A. sec. 1443-1448) Sec. 3 Radios; velloneras. (33 L.P.R.A. sec. 1445) El tono de los aparatos de radio no deberá ser tan alto que se oiga desde la calle, ni en forma tal que importune a los vecinos. Las electrolas llamadas “velloneras” tendrán que ser reducidas en su volumen considerablemente con el fin de que su funcionamiento no cause molestias al público. 6 Ley Número 103 del 5 de abril de 2003 4 5

58

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016


Los Municipios están facultados por la Ley de Municipios Autónomos de 19917 para establecer Códigos de Orden Público y, en específico, crear disposiciones relacionadas con el control de ruidos excesivos

e innecesarios. Significa que la violación del Código de Orden Público del Municipio se denuncia en la Policía Municipal, que, según el Procedimiento Administrativo establecido por cada municipio,

impone boletos de incumplimiento con multas de hasta $5,000.00. No necesitamos más legislación, lo que necesitamos es compromiso para hacerla cumplir.

Ley Número 19 del 11 de abril de 2001

7

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

59


Agricultura

Asociacion de Mujeres

Agroempresarias de Puerto Rico

L

a Asociación de Mujeres Agroempresarias surgió el 8 de noviembre de 2014 en el Servicio de Extensión Agrícola de Las Piedras, del interés de un grupo de agricultoras que tomaron el curso del Centro Empresarial de la Mujer en la Agricultura durante el año 2011, bajo la dirección de la Dra. Gladys González, Catedrática del Departamento de Economía Agrícola del Colegio de Ciencias Agrícolas del Recinto Universitario de Mayagüez y de la Agente Agrícola del Servicio de Extensión Agrícola, Agro. Aida Maldonado. Ese mismo día se estableció la directiva de la Asociación, la cual está compuesta por: z Marilyn Rosa Tirado, Presidenta (Fresas y Uvas Rose) z Grisel Sustache, Vice-Presidenta (Guayanés Shrimp Farm) z Rebeca Benítez, Secretaria z Ofelia Sanabria, Tesorera z María López, Vocal z Ivelisse Sustache, Vocal z Karelys Lozada (Joven Club 4-H),Vocal z Nachaliz Sustache (Joven Club 4-H), Vocal z Agro. Aida Maldonado Quiñones, Asesora Durante el año 2015-2016, hemos atendido sobre 46 mujeres interesadas en la agricultura y dentro de la organización. Tenemos cuatro jóvenes 4-H que desarrollan proyectos agrícolas bajo el asesoramiento de

60

CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

la Asociación. Entre las agricultoras participantes, la Sra. Janet Pabellón ha desarrollado proyectos educativos en torno al Mariposario, proyecto sobre el cual hemos comenzado a orientar en los diferentes lugares en que hemos participado. Una de nuestras agroempresarias, Norma Álvarez, motivada por la Asociación, realizará en el mes de abril de este año 2016 el primer Festival del Conejo en su comunidad de la Fermina, el que todas estaremos apoyando. En octubre de 2015, las agroempresarias Rebeca Benítez, Marilyn López y esta servidora completamos el curso de Administración de Fincas que ofrece el Servicio de Extensión Agrícola y recibimos una “certificación en solicitud de préstamos” que es necesaria para desarrollar nuestros proyectos. A todas nuestras participantes se les orientada a tomar este curso como parte de sus requisitos para lograr tener una empresa agrícola exitosa. Nuestra misión, visión y objetivos son los siguientes: Misión Fomentar el desarrollo de mujeres en la agricultura para convertirlas en agroempresarias a través de la capacitación y apoderamiento, logrando así adelantar el desarrollo económico de sus familias.


necesidades. Comenzamos a ofrecerles diferentes talleres para su desarrollo y apoderamiento económico para fortalecer sus empresas agrícolas. Con la ayuda de la agrónoma Aida Maldonado, preparamos el calendario de 2015-2016, año en que se han ofrecido varios adiestramientos, entre ellos:

Visión Lograr ser agroempresarias exitosas al establecer empresas agrícolas sustentables y el mercadeo de sus productos agrícolas para contribuir en la estabilidad económica de sus hogares. Objetivos 1. Apoderar y capacitar a las agroempresarias para el desarrollo de una empresa agrícola rentable. 2. Facilitar a las agricultoras una red de apoyo. 3. Demostrar que la agricultura es sector importante para el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico. 4. Desarrollar prácticas amigables al ambiente promocionando los manejos más adecuados para la conservación de los terrenos agrícolas. 5. Ofrecer de nuestro tiempo para educar, adiestrar y crear conciencia de la importancia de la agricultura para nuestro país y así contribuir a la sustentabilidad alimentaria.

z Taller de composta z Cultivo de yautías y batatas (por el especialista en farináceos, agrónomo Manuel Díaz) z Adiestramiento sobre el Proyecto CEMA (por la Dra. Gladys González, Catedrática de Colegio de Ciencias Agrícolas del RUM) z Día de campo en el huerto casero en la Estación Experimental Agrícola de Gurabo z Orientación sobre el Programa Federal del USDA-NRCS (por la ingeniera Lidia Collazo y la bióloga Vivian Viera) z Taller sobre hidropónicos (por la agrónoma Tiara Díaz Montes) z Charlas: Modelo de la Cooperativa y Cómo Formar una Cooperativa (por el Sr. Jonathan Rodríguez) z Plantas medicinales z Cultivo de ñames Las agricultoras, en su interés por promocionar sus productos, participan activamente en varias ferias y festivales agrícolas en Puerto Rico, tales como: Festival de Artesanía Pedreña en Las Piedras, Festival de Huerto Casero en Gurabo, Feria Agrícola del Jardín Botánico en Río Piedras, Actividad de Altrusas – Rol de la Mujer en el Desarrollo Socioeconómico Área Este en Humacao, el Festival del Grano, Feria

La Asociación desarrolla actualmente un Plan de Trabajo para ayudar, motivar y apoyar a cada una de las mujeres agroempresarias de acuerdo con sus CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

Ambiental del Este, orientaciones y ventas en la Industrias Farmacéuticas. La organización de agricultoras ha participado en foros y medios de comunicación para promover el trabajo de las agricultoras y aumentar su autoestima por lo que han logrado en sus proyectos agrícolas.Varios artículos de periódico, radio y prensa han resaltado sus logros. Parte de las agroempresarias fuimos invitadas al evento que realizo L’Oreal sobre Mujeres de Éxito en Telemundo (Canal 2), el Programa Entre Nosotras en el Canal 4 y el Programa Joyas Valiosas del Cable en Canal 8, entre otros programas. Organizamos la Actividad del Primer Intercambio de Plantas y Semillas en coordinación con el Municipio de Las Piedras, celebrada en mayo de 2015, en la cual participaron alrededor de 800 personas. Este año llevaremos a cabo el Segundo Intercambio de Semillas con el Grupo Sembremos, el sábado, 7 de mayo de 2016 en la Plaza del Mercado en Las Piedras desde las 10:00 am hasta la 3:30pm, nuevamente auspiciada por el Municipio de Las Piedras y otras entidades colaboradoras como la

61


AGRICULTURA Cooperativa de Ahorro y Crédito de Las Piedras, el Banco Popular de Puerto Rico y el Instituto Educación Vocacional, entre otras voluntarias que nos ayudan a que esta actividad sea todo un éxito. El propósito del intercambio de semillas es lograr motivar a más personas a realizar cultivos en sus hogares, comunidades, escuelas etc. Por tal razón, ese día regalamos plántulas y ofrecemos charlas educativas tales como: Cultivo de Plantas Medicinales, Aromáticas y Especias, por el Agro. Luis. R. Santiago, Siembra de Farináceos, por el Agro. Manuel Díaz, la Importancia de las Abejas en la Agricultura, por el Apicultor Hermes Conde, Director del Instituto de Apicultura del Este. Como Presidenta, he representado a la Asociación en foros comunitarios y talleres de mercadeo USDA y en el mes de marzo del 2015 el Honorable Gobernador de Puerto Rico me entregó la medalla de honor como mujer agroempresaria que ha desarrollado un proyecto innovador de cultivos no tradicionales (fresas y uvas) en Puerto Rico. Es necesario destacar que una de las integrantes de la Asociación, la Sra. Genoveva Lozada, agricultora por más de 30 años, es quien dirige actualmente la Asociación de Agricultores Unidos de Las Piedras, Inc. compuesta por personas agricultoras desde hace 9 años. Esta Asociación y la agrónoma Aida Maldonado, que actualmente es la Vice-Presidenta del Colegio de Agrónomos de P.R., lograron mediante la Ley #94 la Reserva Agrícola Finca la Hermosura, compuesta de 910 cuerdas de terreno de alto valor agrícola en el Barrio Quebrada Arenas de Las Piedras, alcanzando un gran triunfo para la protección de esta finca.

62

Nuestro objetivo es conseguir que más mujeres agricultoras puedan desarrollarse como empresarias y recibir el apoyo necesario para su éxito. En este año 2016 se ha unido el Banco Popular de Puerto Rico para ofrecer orientación sobre el buen manejo de las finanzas con el tema “Dale valor a tu negocio”, charla que ofrecerá el Dr. Kurt Schindler, Director del Programa de Educación Financiera del BPPR. En los adiestramientos continuos se ofrecen los de Plan de Negocio y Computadoras para el Negocio Agrícola, que serán ofrecidos por el Centro Empresarial de la Mujer en la Agricultura (CEMA-CCA-RUM). Contamos con la ayuda del Servicio de Extensión Agrícola y con el Honorable Miguel A. López, Alcalde del Municipio de Las Piedras, quien nos ha facilitado el uso de una oficina en la Plaza del Mercado, en la cual realizamos las reuniones de las agroempresarias todos los primeros miércoles de cada mes a las 5:00pm. Durante este año estaremos dando apoyo de mano de obra en las diferentes fincas de nuestras agricultoras. Ya en la finca de Fresas y Uvas Rose se realizaron tareas de limpieza. Nuestra próxima actividad de campo será en la finca de Genoveva Lozada donde haremos siembra de ñames. Este será uno de los enfoques que tendremos hasta lograr obtener una finca en la cual todas podamos trabajar y desarrollarla con diferentes cultivos tradicionales y no tradicionales, haciendo la diferencia. La finca será propiedad de nuestra Asociación. Queremos lograr apoderarnos de la tierra para establecer cultivos a nivel comercial y proveer alimento a nuestro pueblo y, en fin a, nuestro país. Uno de CORRIENTE VERDE l ABRIL 2016

nuestros sueños como Asociación es lograr que cada una de las integrantes pueda sustentar su hogar con su negocio agrícola. Hemos logrado desarrollarnos como asociación y también de forma individual en nuestros negocios agrícolas. Gracias al apoyo, motivación y respaldo del grupo, varias de nosotras tenemos nuestros mercados. Por ejemplo, tenemos agricultoras que están participando de los Mercados Familiares del Departamento de Agricultura. También, próximamente, Fresas y Uvas Rose, la que dirijo, abrirá un mercado en la Reserva Natural de Humacao que incluirá de todo para tu huerto, incluyendo las plantas de fresas y uvas, así como productos elaborados con plantas y frutos. En él se realizaran charlas educativas sobre diferentes cultivos. Durante todo el año nos mantenemos reclutando. Toda agricultora que desee participar y posea una finca, tenga una idea para desarrollar en agricultura y cuente con tiempo para asistir a las reuniones mensuales, los adiestramientos y las actividades puede ser parte de nuestra Asociación. También, visitamos escuelas, comunidades y realizamos orientaciones en todo lugar que nos soliciten. Para más información se pueden comunicar conmigo, Marilyn Rosa Tirado, al (787) 647-7171. ¡Anímate y únete a la Asociación de Agroempresarias de Puerto Rico! Como diría una de nuestras asociadas, María López, “Juntas edificamos un buen futuro”.


Profile for Revista Ambiental Corriente Verde

Revista Ambiental Contaminación Ruido  

Revista Ambiental Contaminación Ruido