Page 1


nosotras en alerta ¿Cómo ayudar a una víctima de violencia? •Menciónale las diferentes formas de abuso. Dile que el abuso no se va a detener por sí mismo y que empeora con el tiempo. •Exprésale tu preocupación y hazle saber que estas agradecida por tenerte confianza. •Trabaja con ella en un plan de seguridad. •Apoya sus fuerzas. Recuerda que los agresores continuamente tratarán de bajar su autoestima, se burlaran de ella o la humillarán para hacerle sentir que nadie la aceptará. •Anímala para que se tome un tiempo para sí misma y para que se rodee de gente que la apoya. •Acompáñala y escúchala. •Cuando esté lista para terminar con la relación, continúa siendo un apoyo y trata de involucrarla en diferentes actividades. •Se lleva tiempo dejar atrás una relación, así que ayúdala a resistir la presión de regresar junto al agresor. ¿Qué hacer si estás viviendo violencia? •Identificar el uso y nivel de fuerza de la agresor para poder evaluar el peligro antes de que ocurra algo. •Identifica las áreas más seguras del lugar, donde no haya armas y haya vías de escape. •De ser posible, mantén un teléfono al alcance en todo momento y memoriza los números a los que puedes llamar para pedir ayuda. •Déjales saber tu situación a amistades, familiares y vecinos/as de confianza, y establece un plan y señal visual para cuando necesites ayuda. •Procura no ponerte bufandas, pañuelos o collares que puedan ser usados para agredirte de gravedad. •Guarda pruebas del abuso físico, tales como fotos. •Escribe un diario sobre los incidentes violentos, anotando fechas, acontecimientos y amenazas recibidas, de ser posible. •Intenta guardar dinero o pídeles a tus amistades o familiares que guarden el dinero por ti. •Averigua dónde acudir en caso de necesitar ayuda. •Si la violencia es inevitable, vuélvete en un pequeño blanco; agáchate en una esquina y hazte una bola protegiendo tu cara con los brazos alrededor de la cabeza y los dedos entrelazados. •Si estás herida, acude a la atención médica y reporta lo que te ocurrió. Después de dejar una relación de abuso •Cambia las cerraduras y el número de teléfono de tu casa. •Cambia de ser posible tu horario de trabajo y rutas para trasladarte. •Informa a tus amistades, vecinos/as y empleadores que dejaste esa relación y pídeles ayuda. •Llama a la policía en cualquier momento de riesgo. •Escucha tu miedo, mantente alerta.

6


nosotras en la política

A 57 años del voto, las mujeres siguen subrepresentadas Las mexicanas lograron la ciudadanía plena, es decir, el derecho a participar con el voto en cualquier proceso electoral y a ser electas para desempeñar cargos de elección popular, hace apenas 57 años. El 17 de octubre de 1953, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo 34 constitucional para reconocer el voto de las mujeres en todo el país, pues antes ya se ejercía ese derecho solo a nivel municipal. El reconocimiento del derecho al voto femenino en nuestro país se logró después de un largo proceso que inició a principios del siglo XX. En 1922, Yucatán es el primer Estado del país en reconocer a las mujeres el derecho a votar. Es hasta 1979, cuando Griselda Álvarez ocupa la primera gubernatura femenina en el estado de Colima. Le siguieron Beatriz Paredes, Tlaxcala (1987-1992); Dulce María Sauri, Yucatán (19911994); Rosario Robles, Distrito Federal (19992000); Amalia García, Zacatecas (2004-2010) e Ivonne Ortega Pacheco, Yucatán (2007-2013). Esta última es la única gobernadora en funciones.

escaños, solo 28 corresponden a mujeres. Las legislaturas locales en el país suman mil 137, de las cuales únicamente 247 posiciones son ocupadas por mujeres. La situación más desventajosa se presenta en los ayuntamientos, ya que de 2 mil 436, solo 129 son gobernados por mujeres.

Sólo cuatro mujeres han aspirado a la presidencia de la República: Rosario Ibarra, Marcela Lombardo, Cecilia Soto y Patricia Mercado.

En Nuevo León hay en funciones 11 diputadas locales: Alicia Hernández, Blanca Armendáriz, Brenda Velázquez, Diana Gámez, Josefina Villarreal, Jovita Morín, María de los Ángeles Herrera, María del Carmen Peña, María de Jesús Huerta, Martha de los Santos y Sonia González. Tres diputadas federales: Cristina Díaz, Marcela Guerra y María de Jesús Aguirre. Dos senadoras: Judith Díaz y Rosario Ibarra. Las alcaldesas son cuatro: Clara Luz Flores (Escobedo), Ivonne Álvarez (Guadalupe), Rebeca Lozano (Salinas Victoria), y Rosa Ramos (Melchor Ocampo).

Pese a los cambios en las leyes electorales que establecen para las candidaturas federales un 60 por ciento máximo para postulaciones de un mismo sexo (COFIPE, 2008), las mujeres no han tenido las oportunidades necesarias para acceder al poder. De este modo, la composición de los órganos legislativos sigue siendo en su mayoría masculina, y prácticamente la totalidad de los municipios son gobernados por hombres. De los 500 integrantes de la Cámara de Diputados, un 27 por ciento son mujeres (135), y un 73 por ciento son hombres (365). En el Senado, con 128

Las mejores alcaldesas Las mujeres nos estamos retrayendo porque estamos decepcionadas del los partidos políticos, pero el primer paso para poder acceder a un cargo de elección es ingresar a uno de ellos, entonces hay que reencausar el rumbo, para que los partidos no sigan siendo un mar de cieno, dijo la ex diputada federal y ex senadora panista María Elena Álvarez, al participar en el evento de conmemoración del 57 aniversario del voto femenino, organizado por el Instituto de las Mujeres Regias. Habló de que se requiere un cambio cultural para que no sigan preguntando a las mujeres si están preparadas para la política, y agregó que no hay que tener miedo a participar pues las mujeres pueden ser las mejores presidentas municipales, que es donde se requiere más representación.

19


Revista Nosotras #13  

Revista Nosotras - Edición #13 edicion_13

Advertisement