Issuu on Google+

PERO, ¿Y QUÉ ES LA VIDA?

Presenta: Raúl Fernando Ruiz Ruiz

Presentado a: Lic. Ana Jazmín Rodríguez Calvo

Colegio Alianza Pedagógica Grado décimo Año 2013


A mis padres, abuelos, hermanas y familia. A ellos por cada lecci贸n de vida y cada sonrisa sacada de mi rostro.


Tabla de contenido

Introducción…………………………………………………………………………………………………………………….…4 Objetivo general………………………………………………………………………………………………………….……5 Estoy completamente seguro…………………………………………………………………………………………..6 Estoy pensando tres cositas………………………………………………………………………………………………..7 Quiero y no puedo……………………………………………………………………………………………………………8 La justicia es relativa……………………………………………………………………………………………………….9 Hoy le pido a Dios que………………………………………………………………………………………….…………..11 Mi papá…………………………………………………………………………………………………………………………..12 Lo respeto pero no lo comparto…………………………………………………………………………………….13 Eh, ¡me he vuelto a equivocar!....................................................................14 Esta vez lo logré…………………………………………………………………………………………………………….15 Conozco perfectamente la verdad…………………………………………………………………………………….16 Las mentiras, qué bueno que existan……………………………………………………………………………..17 Tengo ganas de estudiar……………………………………………………………………………………………………19 Voy a pedir perdón…………………………………………………………………………………………………………20 Es un poco difícil……………………………………………………………………………………………………………..22 El mejor sentimiento………………………………………………………………………………………………………..23 Quiero escribir un/una……………………………………………………………………………………………………..24 Mi mejor consejo…………………………………………………………………………………………………………….25 Ya para qué………………………………………………………………………………………………………………………27 Soy enemigo de………………………………………………………………………………………………………………..28 Mi libro favorito…………………………………………………………………………………………………………………29 Un cambio total………………………………………………………………………………………………………………30 Me gusta, no me gusta……………………………………………………………………………………………………….31


Mi elección es…………………………………………………………………………………………………………………32 Mi mundo ideal…………………………………………………………………………………………………………………34 Conclusión……………………………………………………………………………………………………………………..35


Introducción

Este libro es un conjunto de escritos en los cuales registré cada pensamiento e idea que se me vino a la cabeza. Muchos de estos puntos de vista fueron inculcados por mis padres, aunque los hay que van en contra de los de ellos. Es una muestra de mucho de lo que pienso. Es una prueba de cómo la escritura transforma, de cómo libera. Mi vida se ha cobijado en mis padres. Gracias a ello me he formado como soy. Claro que gran parte de mi vida la he compartido con mis hermanas. Ellas son una fuente inagotable de energía y sorpresas. Mis abuelos paternos, que tanto amor a Dios me han inculcado. Agradezco cada enseñanza que obtuve de ellos. Agradezco a Dios porque siempre que los visito puedo hacerme un sitio entre su cama y leer con ellos la Biblia en la mañana. Este libro es de verdadero interés para pocos, pero al menos esos pocos son los que más me importan. No espero que sea sensación, no. Es un libro que abarca mil y un enseñanzas que he aprendido con el paso de los años. A pesar de estar tan joven, pienso que ya empiezo a conocer un poco sobre qué es la vida y qué es enfrentarla. Claro que no la he enfrentado solo y como tal, pero sí he podido hacerme una idea de cómo es. Todo se lo debo a la familia que Dios me otorgó. No puedo pedir una familia mejor que la que Él me ha otorgado. Estoy en deuda infinitamente con Dios. Amigos que me han acompañado en esta travesía son también responsables del contenido que usted lea en este libro. Por eso quiero que se lleve una buena imagen de ellos. La música ha sido el camino que me ha motivado. Tanto apreciarla como interpretarla me es liberador. Desde niño me dedico a ella, y resulta ser una buena forma de, no sólo distraerme, sino también de encontrarme, de comprenderme. Encuentro en la música todo el sentido del mundo. Veo cómo esta pinta el mundo y analizo la manera en que la música es valorada y, en muchos casos, subestimada. El siguiente libro es producto de quince años de vivencias, experiencias y conocimientos adquiridos vistos desde los ojos de su autor.


Objetivo general

Espero no aburrir al lector, y, que en el mejor de los casos, mis pensamientos e ideas le resulten fascinantes. OjalĂĄ esto no le parezca mediocre, pero, es lo que pienso y, Âżde eso se trata, no?


ESTOY COMPLETAMENTE SEGURO.

Estoy completamente seguro de que no voy a representar una carta para mi sociedad. Estoy completamente seguro de que yo voy a ser parte de la solución y que aportaré para la mejora mi país ¿cómo será? Bueno, mediante qué profesión no estoy seguro, pero sí estoy seguro que será por medio de la educación. La educación es una herramienta de cambio, sin importar la gravedad de la situación, la educación ha logrado lo que otras estrategias no han logrado. Regalar viviendas no ayuda en nada al progreso de una nación, prometer que fiestas decembrinas espectaculares con aguardiente tampoco. De eso estoy completamente seguro. Estoy completamente seguro de que nunca nadie obtuvo algo valioso por medio de suplicas. Todos nuestros logros y éxito los alcanzamos con mucho esfuerzo, constancia, disciplina y voluntad. Estoy completamente seguro de que con espera, sumisión y resignación no se llegará a ninguna parte. Así no se logra nada. Estoy completamente seguro que la política no es la única herramienta de cambio. Existen los medios de comunicación: La música, el cine, la pintura, la televisión, el periodismo y la fotografía. Estas y muchas otras formas de expresión son una manera hacer llegar los mensajes que necesita captar Colombia, no los mensajes que muchos dirigentes quieren que entendamos por medio de los canales nacionales. Estoy completamente seguro de que los principales medios de comunicación llevan años satanizados por la oligarquía de este país. Los canales privados trasmiten noticias amarillistas que buscan desviar nuestra atención de lo que realmente nos debe interesar y preocupar. La música y el verdadero periodismo están siendo censurados por el gobierno para promocionarse a sí mismos y elogiarse por lo poco que han hecho mientras ocultan lo que no conviene que el pueblo sepa. Estoy completamente seguro de que no son qué carrera voy a estudiar pero sea lo que sea va ser algo que ayudar tres. También estoy completamente seguro que voy a recibir el apoyo mis padres, y que ellos van apoyarme en lo que yo me decida desempeñar. Si es mediante el arte o la ciencia, estoy seguro que no voy a ser un miembro inútil de mi país, y que no sólo voy a aportar aquí, sino en todo el mundo. Estoy seguro que no me despiertes de mi camino y mi meta. Estoy seguro de que esto lo voy a lograr.


ESTOY PENSANDO TRES COSITAS

Estoy pensando tres cositas: la entrega del trabajo del libro, la evaluación del libro y la fonomímica. Aunque esto no es lo único que pienso, pienso en que voy a ser piensen como lo va a lograr y en cuánto tiempo lo voy alcanzar. A veces pienso en irme este país inmerso en la ignorancia y el olvido, este país que impide el crecimiento personal y profesional. A veces pienso en quedarme en él para hacer una reforma que revolucione y permita avanzar y mejorar la situación de este. Luego recuerdo que aquí "ser bueno es malo" y todo aquel que tenga buenas intenciones es corrompido por quienes lo reciben en el gabinete, y si ven que uno no se deja de desviar de su meta optan por algo más fácil, rápido y efectivo: Quitarlo su camino (ya sabemos cómo). Aparte estas tres cositas en las que estoy pensando, estoy pensando de manera indecisa en lo que va a venir después de estas tres cositas estoy pensando en las olimpiadas de Unitrópico, en cómo me irá, en cómo me desenvolveré a la hora de hacer ejercicios y tomar decisiones. Estoy pensando en el libro que sigue, en que si por fin voy a iniciar el trabajo temprano y terminarlo a tiempo. En si voy a tomar algo responsabilidad a la hora de hacer mis trabajos para no quedarme hasta la madrugada haciéndolos. Estoy pensando en mi familia, mis padres, mis hermanas, abuelos, tíos, primos y mis perros: Zeus y Oso. Pienso que no voy a tenerlos siempre ahí conmigo. Y que cuando no sea así sea porque ya Dios habrá tomado la decisión de llevárselos y no porque me hayan dejado. Sí, pienso en demasiadas cosas, cosas que no mencionaré aquí, cosas que tengo pendientes por realizar y sueños en espera que debo atender. Pienso en mis errores, pienso en ellos, no muy seguido, tampoco es que iba lamentándome por haberlos cometido. Sí, me da algo de remordimiento haber dicho ciertas cosas o no haberlo dicho como también me siento algo mal por haber hecho unas cosas, o también por no haberlas llevado a cabo. Agradezco por haber los cometido, pues cada error es una experiencia que me enseña y me prepara, cada error es una oportunidad para levantarme y seguir con mi lucha, a pesar de haberla embarrado. Esto es sólo una pequeña muestra de las tantas cosas en las que pienso pero por ahora sólo me enfocaré en las tres que mencioné al principio.


QUIERO Y NO PUEDO

Día a día vemos frustrados los sueños de muchas personas que hacen su máximo esfuerzo para lograr sus ideales. Es algo muy común y se debe, ya sea por la mentalidad de la persona, la situación en la que se haya, o cualquier otro de tantos factores que impide el cumplimiento de un sueño, de un ideal. Quiero pero no puedo: Irme a Argentina en octubre a un concierto, de hecho, son dos los conciertos a los que quiero ir. Quiero pero no puedo: conocer a Freddie Mercury. Quiero pero no puedo. Relacionamos nuestros fracasos a esta frase, la cual muy seguramente ya hemos dicho muchas veces. Quiero pero no puedo: regresar en el tiempo. Estos "quereres sin poder", son ahora imposibles, por lo menos los tres últimos, el primero es relativamente imposible. Muchas veces estos "quiero pero no puedo" se podrían poder. Pero sí, lo admito este quiero pero no puedo es un tengo "mamera de hacerlo". Sí, la mayoría de "quiero y no puedo" son muchos casos similares a este caso: que sí tiene ganas, que sí le apetece dicha idea, porque de hecho es buena, pero no tiene suficiente interés, energía, entusiasmo u oportunidad para lograrlo, o al menos intentar lograrlo. Esto es un fenómeno popular en nuestra sociedad, sí, es la tan mencionada pereza, esa que impide el desarrollo y crecimiento de tanto personas como naciones. "Quiero pero no puedo: sacar mi título profesional" mentira, aunque la educación en Colombia no es la gran cosa, hay cosas que hay que aplaudirle y hoy, hacer una carrera profesional es accesible para muchos, podría decirse que para todos, en lo que recursos se refiere. Ya que su mentalidad y mediocridad le impidan seguir con su proyecto de vida es otra cosa. Claro que no todos los "quiero pero no puedo" son así, hay excepciones que están fuera de nuestro alcance, el alcance humano; son cosas que son determinadas por Dios.


LA JUSTICIA ES RELATIVA

Justicia. La justicia relato es relativa, pero ¿en qué medida lo es? En algunos casos. Según platón, no podemos definir como tal el concepto de justicia, ya que justicia, como muchos otros conceptos, es una idea pura. Las ideas puras habitan en el mundo las ideas, lugar al que sólo podemos acceder después de producida nuestra defunción, un mundo al que no podemos renunciar una vez fallecidos. La justicia tiene que ser relativa y acoplarse la gravedad de la falta cometida, ya sea un robo, un homicidio, una estafa multimillonaria o un acto de negligencia; cada falta tiene su respectivo castigo o sanción y no puede ser igual de severo el castigo de un ladrón que el impuesto a un asesino en serie. Justicia, como tal no podemos definirla (según Platón) pero sí podemos definir justicia política. Pero, fuera de los tribunales, la justicia también es un asunto que se pone sobre la mesa todos los días, ya se en la fila del banco, en el hogar o en la sala de espera. El servicio recibido de ser acorde al producto a vender. Todo es ser justo y acorde en relación con todo lo demás. Todo debe ser bastante relativo. En la familia sean ejemplo de justicia: el hijo mayor, que suele ser delegado para las responsabilidades más grandes, es quien menos remuneración suele recibir, o menos crédito recibe al final. En cambio, el hijo menor suele ser el centro de atención del hogar. Todo, tanto premios como castigos, deben ser acorde a las condiciones, personaje a considerar y situación precisa. La principal ideal comunismo es esta: la justicia. En la que todos reciben por igual, pero como tal esta no es una justicia relativa, pues a todos los obreros y trabajadores se le da en iguales cantidades y sin tener en cuenta si el esfuerzo de uno fue mayor que le esfuerzo del otro. El anarquismo, a pesar de que suele ser mal visto, sí es la justicia relativa en su máxima expresión. Esta corriente ideológica sugiere que cada individuo trabaje según su voluntad y su remuneración se vea reflejada por el esfuerzo que hizo cada miembro como tal, y no el producido por toda la sociedad. Esto sería relativamente justo comparado con el comunismo. El comunismo del anarquismo son ideologías similares que tiene muchos postulados en común, como la abolición del capitalismo como sistema financiero y, en la mayoría de veces, la derroca del Estado como cuerpo regulador de casi todos los asuntos dentro de este. El anarquismo, en relación con muchos sistemas de gobierno, es relativamente justo, puesto que, tanto remuneración como penas son acordes al trabajo realizado o falta cometida, respectivamente.


Pero, la justicia de hoy día puede que mañana se haya transformado, así como la que en un pasado fue justicia hoy se haya muy distinta. Esta cambia según las necesidades sociales y exigencias de la sociedad, la justicia tendrá que transformarse. Lo justo es relativo, según, ya sea, por el acto cometido y la pena o premio otorgado, o tiempo en el que se encuentra. La justicia varía según la época y lugar. La justicia que se practica en occidente no es igual, ni parecida, a la que se impone en Oriente o Medio Oriente. Las terribles violaciones que se cometen todos los días en esa zona del mundo donde la guerra afecta tanto a hombres, mujeres y niños se considerarían injustos acá y en casi todo el mundo. Existe una justicia para cada quien.


HOY LE PIDO A DIOS QUE

Hoy le pido Dios, no por mí, sino por la gente que de verdad lo necesita, por la gente que necesita more atención, por la gente que no tiene las oportunidades que yo tengo. Por esa gente sin un sitio al que pertenecer. A veces pienso en toda la fortuna que tengo y la bendición que para mí significa haber nacido en la familia que tengo. Algo esto y me doy cuenta que no debería pedir más, sólo agradecer por lo que tengo y luchar por lo que Dios y la vida me han dado. Sólo cuidar mis posiciones, culear de mi familia y amigos y no perder los tesoros que me han sido concedidos. Los problemas por los que muchas veces tiramos la toalla son problemas superficiales y de menor relevancia en comparación con lo que afrontan día día mujeres y niños que hacen rendir lo poco que tienen para sobrevivir y darle gracias a Dios por el bocado que les permite probar cada noche. Doy gracias a Dios porque he visto la realidad del mundo, porque mis padres me la han enseñado y por que también me han enseñado a luchar por lo que quiero y cuidar lo que tengo. Pero también, sobre todo, a valorarlo, cuidarlo y no permitir que alguien más nos lo arrebate en un descuido. Doy gracias a Dios por permitirme tantas cosas, por permitirme correr, por permitirme probar, por permitirme ver, por permitirme sentir y sobre todo, por permitirme pensar. Doy gracias a Dios porque hoy he despertado bajo el techo de mi hogar, completo, con vida y con lo más valioso: mi familia. Así que la cuestión de pedirle a Dios se trata de pedirle lo único que no está a nuestro alcance: que nos mantenga vivos y con salud. Que nos mantenga vivos para seguir con nuestra obra en la tierra, para seguir amando, para seguir creciendo como ser humano íntegro y también, para poder seguir dándole gracias a Dios, gracias por mantenernos vivos y con salud. Entonces lo único que le operarios es que pueda seguir con vida para que me dé permiso de seguir disfrutando lo que hago. Para que pueda hacer mi labor en la tierra. Le pido a Dios que escuche mis súplicas en señal de agradecimiento, para que me mantenga con vida y para que cuando él desee llevarme con él a su reino, no haya dejado mi obra inconclusa ni mi legado incompleto. Lo de más depende de mí, de mi Comportamiento y de mi voluntad. Lo que yo logré con esfuerzo debo agradecérselo a Dios, ya que él me permitió alcanzar dicho logro. Hoy le pido a Dios que me haga una persona más humilde, para poder reconocer mis errores y saber pedir perdón cuando sea necesario.


MI PAPÁ

Mi papá… tengo tanto que decir del punto de este hombre valiente, responsable valeroso quedado todo por el bienestar, salud y comodidad de las personas que ama. Él, que durante su lucha no se ha desviado de su camino ni ha perdido de vista su meta. Sí, la mayoría de las veces y muy seguido, se enoja y se vuelve estresante y cascarrabias. Me regaña y me reprende, pero lo hace por algo. Además, él ya me lo ha dicho, que a pesar de todo lo reproches, él me ama, me ama y ama mis hermanas y a mi mamá. Nos ama sobre todo lo que conoce y está dispuesto a todo por vernos felices y que estemos bien. El agradece a Dios por la familia que le otorgó. Su historia es admirable. Me fascina escuchar sus anécdotas e historias de vida. Para mi son motivación y un motivo para creer que sí se puede salir adelante, y que si él pudo estudiar, construir una casa y formar un hogar con una familia con lo que tenía inicialmente, yo puedo lograr cosas más espléndidas, cosas de la que él estará orgulloso de saber que hice. Porque cada palabra de motivación, independientemente de su estado de ánimo, me sirve para continuar con lo que hago y para seguir luchando por lo que creo. Mi papá es una razón suficiente para agradecerle a Dios infinitamente y estar en deuda con él para siempre. Estoy conscientes el tesoro que esmi papá, porque a pesar de todo, sigue entregándolo todo. Y le doy le doy problemas y dolores de cabeza, preocupaciones e intrigas. Cuando simplemente desaparezco y el se desespera buscándome, cuando me encuentra o cuando vuelvo él está enojado, pero sé que realidad estuvo preocupado por saber cómo me encontraba o qué me hubiera podido ocurrir. El piensa en todo, no deja escapar un solo detalle y sabe cuando hay que hacer algo o cuando dejar de hacerlo para cambiar. Es un duro en los negocios, siempre trae el sustento y siempre busca la forma para poder vernos mejor. Ágil, inteligente y solidario, así es mi papá, el hombre que cuida de sus tres hijos, su esposa y familia. Él sabe lo que tiene y lo cuida. Así es mi papá.


LO RESPETO PERO NO LO COMPARTO

Lo respeto pero no lo comparto. Entiendo que hay muchos gustos e ideologías distintas a las mías, y puede que, o me gusten o no me gusten, incluso, me pueden parecer desagradables. Esto último es lo que produce tanta violencia por la diferencia de creencias y pensamientos. Sí, puede que no me gusten ciertas cosas, o no comparta el mismo punto de vista sobre algo, pero no significa que inmediatamente vaya a insultar y agredir los gustos de los demás. Hay gran variedad de gustos y variedades, al igual que cantidad de simpatizantes para cada uno. Cada quien tendrá su Dios, cada quien tendrá su cultura y cada quien sus creencias. Todas estas deben ser respetadas, o al menos eso pienso yo. Si quiero que mis pensamientos y gustos no se vean vulnerados por otros que lo que buscan es implantar sus ideas a la fuerza, debo respetar las demás creencias y opiniones, sin importar qué tan distintas sean estas a las mías. Y así mi pensamiento intenté ser desacreditado mediante los insultos que el otro lance, no he de responderle de la misma forma. Si me vengo de mi enemigo, lo único que hago es igualarme con el; pero si lo perdono demostraré que soy superior a él. Esto es aplicable a esta frase ya que muchas veces van a llegar simpatizantes diferentes y van a querer insultarme por simplemente pensar algo distinto. Ante esta clase perdedores no se les debe responder así, si se muestra serenidad en lugar de agresividad y se formulan fuertes argumentos en vez de insultos lanzados al aire y sin sentido ni motivo, se demostrará que tanto mi posición y mi ideología son fuertes y que soy firme e inteligente. En un caso que me gusta citar mucho, el de la música, vivo algo similar muy seguido. La música, aparte identificar jóvenes, une y relaciona generaciones, o al menos es el caso rock. Este género ha trascendido por generaciones, en fin. Otros géneros que no suelo escuchar porque simplemente no me gustan no son mencionados por mí, o si me piden una opinión sobre estos simplemente manifiesto lo que pienso, pero con palabras neutras y sin ir a ofender algún gusto. Si no lo escucho es porque simplemente no es mi tipo de música. Pero, por sobre todo respeto por los otros gustos e ideologías. Trátese de religión, costumbres, música o lo que sea. La religión y sus simpatizantes extremistas no suelen entender es. Ya la iglesia o la institución religiosa que sea no quiere entender que no puede obligar a las personas a compartir y seguir sus ideologías, menos a perseguirlos y hacerles cacería por pensamientos diferentes a los que quiere imponer. En fin, por encima de todo, para una sana convivencia debe estar el respeto por encima del acuerdo mutuo.


¡EH, ME HE VUELTO A EQUIVOCAR!

Cada error, bueno, prefiero llamarlos lecciones, lecciones de las cuales debemos aprender y agradecer porque nos hayan ocurrido.

Cada lección es una oportunidad para crecer como personas en todos los aspectos y ámbitos de la vida. Si puede, puede ser duro cuando aprendemos con un error atrás. Los errores son reales, los errores existen, lo que pasa es pues es que estos errores se convierten en lecciones.

No necesariamente hay que cometer errores para aprender lecciones útiles de vida. Pero, sin duda estas son las mejores que se pueden aprender y de las que más hay que sacar provecho. Un error significa experiencia, y esas experiencias nos hacen crecer y mejorar en el aspecto que necesitemos.

Un error se vuelve en una útil elección, depende de la actitud que tomemos frente a él. Si lo enfrentamos con la frente en alto y seguridad, sacaremos el máximo provecho de esta lección y la vida nos habrá mostrado lo bueno que es cometer errores y, más que bueno, necesario encarar, aprovechar y superar. Pero, si nuestra actitud es negativa y a la baja, igual nos dará una lección, una lección que será más dura. La lección consistirá en demostrar que la vida fue más fuerte que sí mismo y quien sus ganas de crecer y salir adelante no fueron suficientes.

Así de pedagoga y excelente maestra es la vida, así. Y la vida siempre tratará revolcáramos, todo con tal de hacernos caer en cuenta del error cometido y darnos el chance levantarnos, sacudirnos y superarlos; todo lo hace para desafiarnos, todo.

Todo son intentos de la vida por derrumbarnos, y a la vez, oportunidades que otorga para germinar y crecer. El punto es, según nuestra actitud, el error se convierte en determinada clase de lección.


ESTA VEZ LO LOGRÉ

La satisfacción de decir: esta vez, lo logré; produce una bella sensación. Es hermoso sentir lo que se produce cuando después de tantos intentos, esfuerzos disfruto sus logramos eso que tanto anhelamos y por lo que tanto luchamos. Ese sueño que tuvimos un día. La inspiración y la motivación que nos permitieron seguir para alcanzar nuestro bello ideal. Todo esto tiene que pasar para que podamos decir con orgullo: ¡esta vez, lo logré! Tal vez muchos nunca pueden conocer esa sensación que produce decir esta vez lo logré. Mucha gente deserta al primer fracaso o al primer bajonazo en su carrera por alcanzar esa meta, ya sea a corto, mediano o largo plazo. Esto es una equivocación que no sólo frenan crecimiento y proceso de felicidad de las personas sino también el de una familia, empresa o país. Aquí la gravedad de desertar. Despertar no sólo significa el no poder decir esta vez lo logré, y llenarse orgullo, alegría y satisfacción. Y, significa nunca casa de sueños y metas y nunca poder ver los anhelos y esperanzas en realidad es de su vida. Claro, no podía dejar de lado los padres, guerreros luchadores que convierte los errores en lecciones y las caídas en oportunidades para mostrarle, tanto a la vida como las personas, que es capaz de alcanzar sus sueños Y saber que se siente decir con plena seguridad, confianza y satisfacción: esta vez, lo logré. Gracias a estas personas, el mundo logra moverse en materia humanidad y superación, claro está que hay quienes buscan frenar este crecimiento atribuyendo a la crisis la dificultad y la culpa su caídas y fracasos. Mucha gente segura que la dificultad y la crisis son culpables de sus amarguras y tristezas, producto de sus tropiezos y fracasos. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia, ya lo había dicho en Einstein. Esta crisis en la que hace que las demás crisis sean peores. Quien atribuye la crisis a sus fracasos es el que ayuda al acrecentar la crisis de la incompetencia y la crisis que afronta. La crisis es una bendición maravillosa, la crisis es la causante de nuevas tecnologías, es la responsable de la innovación y la responsable que mucha gente diga: esta vez, lo logré. Entonces, la crisis, al igual un nuevo día surge de una noche fría y oscura; la solución a nuestra quietud que se torna aburrida es la crisis, esa que hace que el mundo se mueva. El poder decir Esta vez, lo logré está en cada quien y en cada persona según su disposición para superarse y salir con una gran mirada hacia el frente, solo viéndose superado por sí mismo y por sus logros. Estás a las personas que verdaderamente pueden decir: ¡Esta vez, lo logré!


CONOZCO PERFECTAMENTE LA VERDAD

Nunca voy a saber toda la verdad, siempre voy a creer que se lo último que lo que me cuenten o digo es cierto. Puede que me entere unas cosas y con ellos esté contento y satisfecho porque creo que sé todo. La verdad es que no conozco nada, nada comparado con la verdad absoluta, esa verdad a la que nunca podremos acceder. Conocer la mayoría la verdad, o al menos más que los demás, es satisfactorio y rentable: el que sabe cobra y el que no paga. Está informada sobre hechos de importancia ya sea a nivel personal o colectivo, es gratificante. Esto no permite que a uno le coja la tarde y siempre tiene una ventaja sobre los otros que están menos informados o que son menos conocer del tema, aunque, hay que tener en cuenta que desde esta misma forma nos ven quienes están más informados que nosotros. Uno está confiado en que sabe todo y no, cuando se enfrenta con el mundo se da cuenta quién es el que verdaderamente sabe y quién es el que cree que sabe. El más que los demás puede explotar sus conocimientos al máximo, quien tiene ventaja sobre los otros y quien seguramente se va a ver más beneficiado por su conocimiento. Pero, y el que cree que sabe, que está convencido de que lo que sabe es información verídica actualizada y confiable, es el que la final va a sufrir al darse cuenta de que enfrentarse al mundo es la mejor manera de poner a prueba dicha verdad de la que es portador. Enfrentarse el mundo es el mejor test para aplicar a la verdad de la cual cada uno es portador, así, se podrá ver qué verdad es la que sirve y qué verdad no. Todo esto forma parte algo fundamental en la vida y que necesariamente vamos a tener que enfrentar: la competencia y el fracaso. La verdad que creo conocer se pone a prueba cuando otra verdad llega a demostrar que es más cierta de la que poseo. Nunca conocemos de toda la verdad, esta no se va a dejar revelar del todo. Siempre va haber algo escondido. Diferente es que estemos convencidos de que lo que sabemos, que nuestros conocimientos nos hacen acreedores de la verdad. Puede que conozcamos parte de la verdad, pero no del todo. Esta es una verdad cambiante, una verdad traviesa que suelen mutar, una verdad que no quiere que le descubra. Esto no es sólo aplicable a las verdades pequeñas, personales e incluso hasta aparentemente insignificantes; no, esto aplica para todas las verdades, las que todos creemos conocer, las que cada quien cree conocer y las que nadie cree posible de conocer. Todas cuentan. Por eso, no creo del todo en todo. Tengo mis dudas y afirmaciones contradictorias con respecto la religión, ciencia y creencias y todas las demás verdades, esas verdades que son enseñadas parcialmente en las escuelas, calles, universidades y familia.


LAS MENTIRAS, ¡QUÉ BUENO QUE EXISTEN!

Este mundo en el que vivimos, en el que se manejan toneladas de datos información, no sabemos en realidad que es cierto, que tan cierto sea, y tampoco sabemos cuando algo no es verdadero. Una mentira puede ser usada por cualquiera: un niño, un empleado, un encargado, cualquiera que tenga un sano funcionamiento cerebral puede hacer uso de una mentira. Las mentiras pueden ser usadas para lograr algo que se quiere, ya sea convencer a alguien de lo que se dice es cierto; o bien, puede aprovecharse para salvar el pellejo porque cinco yo con algún acuerdo de suma importancia. En fin, cualquiera puede usar una mentira para su beneficio. Las mentiras, aparte de ser útiles a la hora de conseguir algo o impedir algo, han inspirado historias que son escritas en guiones de películas. Así es, las mentiras también hace parte del mundo del espectáculo. En una película, cuyo título es "la mentira original "su protagonista descubre la capacidad de decir mentiras, lo que hace interesante largometraje es que la historia se desarrolla en un mundo donde no existen las mentiras: todo el mundo piensa lo que dice y dice lo que piensa de manera inevitable; todo responden con la verdad, las mentiras no existen, nadie las conoce. Cuando el protagonista descubre que puede decir algo que no es cierto y que todo el mundo le cree, Sea cuenta el enorme poder que tiene y de todas las ventajas que representar por decir mentiras en un mundo en el que todos le creen. Pasa similar acá, en nuestro mundo. Claro está que no existen sociedades en las que todo se crean entre sí puesto que nadie miente. Pero hay personas inocentes, inocentes o crédulos, como se les antoje cierto es. Éstas personas van a verse en ciertas ventajas frente a quienes suelen mentir casi a diario para beneficiarse. Cualquiera que ver con un determinado grado de experiencia la hora de mentir y que muestre convicción de lo que hice puede aprovecharse de la persona crédula para alcanzar o cortar la distancia entre ellos y sus metas. Pero, en el filme el protagonista se enamora de una mujer (ay de los hombres que con el ilimitado poder se enamoran de una mujer) si, se enamora de una mujer estando rodeado de sus fortunas, riquezas y lujos, todos ganados con el esfuerzo de su habilidosa lengua. Ahora tiene que elegir entre una mujer que tiene su atención y su poder para convencer a los honestos con sus mentiras. A mi parecer la decisión que toma es correcta, idiota pero correcta. (Sí, deja todo por la mujer que lo hacía feliz). Aquí entra jugar el aspecto personal. En donde ya no se involucran únicamente intereses, bien sean monetarios o el prestigio, sino sentimientos hacia una persona. ¿Qué sería nuestro mundo sin las mentiras? ¿quiénes serían los triunfadores, quienes estarían gobernándonos?


A mi parecer, el mundo planteado en la mentira original es un buen mundo: los ladrones confiesa sus crímenes, todos dicen lo que piensan sin ninguna clase agüero o remordimiento, no existe una tensa hipocresía como la que día día se ve entre "amigos" y los gobernantes que están arriba están porque lo que dijeron era cierto. Pero, ¡claro este mundo con mentiras era necesario y una vez conocido ya nadie quiere renunciar a él!


TENGO GANAS DE ESTUDIAR

El estudio es educación, y la educación es un arma de cambio masiva y poderosa. Es un arma de cambio poderosa. Regiones y países enteros han logrado salir adelante mediante esta. Claro está que para que exista la educación debe haber estudio y para estudiar basta con una cosa: las ganas. Ganas incontenibles de estudiar. Ganas de devorar libros. Ganas de saber y querer seguir aprendiendo. Curiosidad. Las ganas de estudiar pueden ser entendidas como curiosidad, entusiasmo o simplemente deseo. No necesariamente esas ganas de estudiar tienen que ser en el colegio y aprender únicamente lo que enseñan ahí, no. Las ganas de estudiar pueden darse en la casa, en la calle, en la sala de un amigo; y por lo general vienen sin importar la actividad que se esté realizando. Se puede estar leyendo, durmiendo, viendo televisión, comiendo; no importa, sólo, aparecen, y son hermosas. Tal vez no estudiar las ciencias enseñadas en la escuela, tal vez algo que haga sentir mejor. Cuando se habla de ganas incluyen la pasión, la motivación y la disciplina. Y si quiero saber algo, algo que me interese y (¿por qué no?) me apasione, se puede estudiar a fondo ello. Importante es el deseo, las ganas y que no se pierda con el transcurso del tiempo en lo que va profundizando en su travesía en el saber. Persistir. Luego vienen las ventajas y las explotaciones, los usos y provechos que tiene cada conocimiento, conocimiento fruto del estudio, estudio motivado por las ganas y la pasión. Cada conocimiento representa, aparte de experiencia y sabiduría sobre el tema, oportunidad. Oportunidad para crecer, oportunidad para surgir. Cada rama del conocimiento representa una forma de negocio para triunfar. Estudiar se traduce en triunfo, ese que sólo alcanzan los estudiosos. Por eso es importante el querer estudiar, y no sólo estudiar lo que nos imponen. El verdadero conocimiento es el que se queda conmigo porque a mí me gusta y apasiona, porque ese conocimiento es fruto de las ganas de estudiar. Sin ganas de estudiar no se logra nada, no se llega a ningún lado. Estudiar, independientemente de lo que sea, representa una bendición para aquel que tenga la voluntad y determinación para dejar de lado su cómoda ignorancia y adentrarse en la jungla del conocimiento.

El conocimiento está en todas partes. Los libros son una rica fuente de conocimiento. Lo hermoso de los libros es que en ellos se encuentra lo que se busca. Hay infinidad de temas para infinidad de intereses y para infinidad de gustos e infinidad de personalidades. Esta es la belleza del estudio. Esta belleza es la que le da ganas a cualquiera de estudiar.


HOY VOY A PEDIR PERDÓN

Muchas veces, todos, todos cometemos errores de alguna clase, bien sea por un descuido, desconocimiento o porque, a pesar de saber las consecuencias y todo lo que nos traerían nuestras acciones, lo hicimos sin tener en cuenta el daño que causábamos a personas que nos quieren, que nos aprecian y nos estiman mucho. Después de cometido el error y después de haber salido a la luz la gravedad de este, se siente una tensión desagradable, una discordia incómoda y una sensación de resentimiento que nos lleva a producir repudio. Aún después de esto, mucho después, puede que siga habiendo discordia y rencor entre los involucrados, ya sea os afectados o los culpables de los sucedido. Aquí está la importancia de aceptar los hechos como son y tener la valentía de aceptar que se es culpable. Igualmente, ser lo suficientemente valiente para perdonar. Porque si no reconocemos el error que cometimos, si no aceptamos nuestra culpa y no tenemos la humildad para asumir la responsabilidad de nuestros actos, difícilmente se podrá pedir perdón, mucho menos, intentar enmendar dicha falta y compensar por el daño cometido. Si se quieren aliviar las relaciones con nuestros enemigos es necesario pedir perdón y perdonarlos. O si no llega el orgullo y acaba con todo. Sí, así es, muchas veces nuestro amigo el orgullo, ese que muchas veces nos empuja hacia adelante y que nos motiva a luchar por nuestros sueños, es el responsable que no tengamos la suficiente humildad parar la cara y pedir disculpas. Ojo con este, el orgullo puede ser bueno, de hecho lo es, lo es hasta cierto punto, pero éste se puede cambiar de bando y volverse en nuestra contra. Muchas veces por el orgullo nos perdemos de momentos que pudieron haber quedado en nuestra memoria, recuerdos que seguramente nos hubieran sacado una sonrisa al momento de haberlo hecho. Por orgullo perdemos oportunidades, oportunidades valiosas, únicas e irrepetibles. Así de poderoso es el orgullo. ¿Cómo podemos derrotarlo? No es fácil, pero sin duda muy, muy necesario: el Perdón. Este que tanto nos cuesta pedir. Pedir perdón llena de satisfacción y felicidad. Perdonar devuelve al espíritu cierta gracia que había perdido. Perdonar y ser perdonado es una de las mejores sensaciones que Dios ha creado jamás. Perdonar rompe barreras. Perdonar abre puertas. Perdonar edifica oportunidades. Perdonar es desechar todo lo malo para quedarse únicamente con lo bueno, para que lo podamos disfrutar. Entonces, no hay que levantarse con la misma indisposición. Hay que levantarse con disposición de perdonar a ese ser humano que se equivocó, y voluntad para pedir perdón.


Hay que iniciar el día con humildad y valentía para acercarse a todos aquellos que alguna vez fueron lastimados por nosotros y poder disfrutar de su compañía, de nuevo. Hay que levantarse y ser capaz de decir: Hoy voy a pedir perdón.


UN POCO DIFÍCIL

Muchas veces utilizamos la palabra difícil para no intentar lo posible. La falta de nunca que, a veces, se apropia de nuestro ser, que nuestra alma y nuestro cerebro es la que impide que hagamos y superemos los retos que la vida nos impone. Nos quedamos estancados en nuestra monotonía y conformismo, nos contentamos con lo poco que nos dejen, o de alguna forma, "corresponda". Cuando evitamos derribar los muros que la vida nos pone en forma de retos y dificultades nuestra felicidad disminuye. Evitar un reto es volver esquiva la felicidad. Si no existieran los retos no se conocerían los conceptos de felicidad y satisfacción. Las sensaciones de lleno y realización no existirían, porque estas aparecen después de superar los desafíos "imposibles" de alcanzar, mientras que otros continúan estáticos sólo porque les resulta "un poco difícil". ¡Claro que la vida no es fácil, claro! ¡Por supuesto que la vida está llena de retos y dificultades! Eso está dado por hecho. Pero, reflexione acerca de cómo sería la vida sin los retos que Dios nos suele poner. Ahora piénselo. Visualícelo. ¿Monótona, no? ¿Cómo sería la monotonía que caracterizaría nuestros días?, aburridora, ¿cierto? Entonces, es bueno que existan los grados de dificultad, buenísimo. Los grados de dificultad miden nuestro conocimiento y nos dan información de primera mano de cómo ha sido nuestra evolución y cuánto ha sido nuestro avance. La dificultad es la que nos indica el punto en el que estamos y, de seguro que cuando decimos es un poco difícil, hay que animarse, de seguro vamos muy bien, bien adelante. Por supuesto, la dificultad va a seguir aumentando después de cada reto superado, cada logro alcanzado y cada recompensa obtenida. Con el tiempo vendrán mayores retos y tendremos que estar preparados para ello. Debemos asegurarnos de que lo que estamos consiguiendo es el fruto de nuestro trabajo y lo que nos esforzamos. Importante: que lo que hagamos para conseguir lo que queremos sea lo que amamos hacer. Con eso, al momento de presentarse un reto un tanto difícil de afrontaremos con la mayor disposición y la mayores ganas de superarse Y es que ser superado por sí mismo es una sensación espléndida. De las más grandes sin duda. Esto es una señal inequívoca de nuestra grandeza a la hora de competir contra algo que nos resulta un poco difícil.


EL MEJOR SENTIMIENTO

Mucho afirman que es el amor. El mejor sentimiento, no sé, no lo conozco. Sí, hay muchos que afirman que el amor es el sentimiento más puro y más hermoso. Sencillamente el mejor. Claro, están los simpatizantes de la euforia, la alegría, la aplicación o la disciplina, bueno, esto no son sentimientos son valores o emociones. Los sentimientos. Son de mayor intensidad que las emociones. Las emociones son cortas. Una emoción es un estado de ánimo que puede afectar nuestro comportamiento, nuestras habilidades y nuestras nociones de forma positiva o negativa. Un emoción es momentánea, de corta intensidad y que sólo pasa a un primer plano por unos minutos u horas. Un sentimiento va mucho más allá que lo que hace una débil emoción. El afecto, el odio, el cariño o el repudio que se puede tener hacia algo o alguien son más que emociones, estos no nos influyen por determinado tiempo. Estos son los famosos sentimientos, los que nos rigen constantemente, esos que alteran nuestra forma de vivir, no sobreactuar, y muy importante también: influyen en nuestra forma de pensar. El odio que llego a Adolf Hitler a realizar el holocausto que provocó la muerte. De más de 6 millones de judíos de toda Europa porque era un sentimiento de repudio tan fuerte que su mentalidad era la de querer acabar con todo aquello que él odiaba. El amor que cada madre tiene por su hijo es aquel que la lleva a hacer semejantes hazañas y tales sacrificios con tal de hacerlos más felices. Los sentimientos, tanto en personas cuerdas como en personas no te acuerdas, son armas de cambio y motores de acción en cada uno. Los sentimientos de llevan a muchas personas a hacer locuras, locuras que puede entrar paz, alegría y tranquilidad todos; O, locuras con finales no tan felices y hechos que todo el mundo puede lamentar. Con todo lo que hemos a diario en este mundo tan delirante que convulsiona cada vez más, con lo que nuestros noticieros y periódicos amarillistas muestran, con nuestros periodistas comprados, con nuestras víctimas presas y con nuestros victimarios libres delinquiendo en las calles, con los ejemplos de vida que Selena Villar en medio del caos queremos todos los días, te damos cuenta de cómo los sentimientos controlan nuestros impulsos y que tan buenos pueden ser. Entonces, ¿cuál es el mejor sentimiento?

Puede que sea el amor, ese que hace que mucha gente se sienta bien dando y recibiendo de forma pareja; puede que sea el odio, ese que aleja las personas y las hace más competitivas. La verdad, no sé nada sentimientos. Por ahora sólo puedo hablar de los dos enemigos eternos humanidad siempre ha conocido, y sigo sin saber cuál es el mejor, o si alguno de esos dos lo es.


QUIERO ESCRIBIR UNA/UN

Esta frase Barca el deseo que muchos tenemos. Claro, el deseo puede variar y ser diferente entre una persona a otra. El deseo escribir un diario, escribir una canción, escribir un libro, escribir un poema. Escribir un diario manifiesta el deseo registrar algo, querer llevar una prueba. Escribir es una forma de desahogarse, es una manera por la cual plasmamos nuestros sentimientos, emociones y pensamientos. Escribir sacar lucir la verdadera persona que somos. Quiero escribir una canción. Sí, definitivamente quiero hacerlo. Plasmar en el papel todo lo que pienso. Agarrar mi guitarra durante un momento de iluminación, componer la melodía, sacar la tonada y agregarle arreglos. O, no sé, puede que escribir un texto, sí, un jodido texto. Un texto que vendría a ser un escrito en el que narre mis vivencias, experiencias y todo aquello que me pasa y que muy seguramente no le interesan a nadie. No veo por qué alguien estaría interesado en saberlo. Bueno, veo que escribir de alguna forma me desahoga, es más, escribir esto que me exige el colegio me hizo plasmar en el papel lo que piensa acerca de lo hermoso que es escribir. Es más, sé qué no quiero escribir, y eso es esto. Son más de las 12 del mediodía Y más medio 10º aún estánhaciendo esto. No quiero escribir una hoja de 50 renglones sobre una frase que aveces no entiendo. Dudo que alguien lea esto, en serio que sí, ¿por que alguien sacaría minutos de su valioso tiempo para leer lo que pienso?, ¿es interesante? Bueno, no sé para quién esto le resultará interesante, dudo que así lo sea. En fin, escribir es satisfactorio y relajante, en cierto modo. Y queda demostrado probatoriamente que escribir saca a flote lo que cada quien piensa, al menos cuando se le da la libertad de hacerlo, como es el caso. Al menos sé que nadie leerá esto. ¿Qué no? Bueno, basta de leer estos para nada interesante renglones obra de un muchacho con afán de terminarlos. Escribir hizo que yo plasmara en una débil hoja de papel lo que pienso sobre algo, sobre escritura, o sobre lo que sea. Escribir 50 estresante renglones que no le interesan a nadie así que cualquiera escriba lo que piensa. Así de maravillosa y honesta es la escritura.


MI MEJOR CONSEJO

Seguido recibimos consejos. Consejos de todo el mundo. Consejos de muchas personas, consejos de todos lados. Consejos de familiares. Consejos del jefe, tal vez en algún momento en forma de amenazas. Consejos de compañeros. Consejos de conductores. Consejos de la autoridad. En fin, recibimos consejos viajeros, que llegan de parte del mundo. Esto es seguro: es seguro que entre la cantidad de gente que nos va a dar consejos hay gente apta, capacitada y conocedora del tema; como también la hay que no sabe, no conoce, o que cuando dieron dicho consejo lo hicieron con envidia y lo más seguro es que ese consejo no sean mejor. No sea el mejor, no sea el más apto, no sea el más indicado. Aquí entra jugar el uso de la razón. El uso de la conciencia la hora de elegir un consejo. Un consejo que, puede marcar una gran diferencia para nuestra vida o, que simplemente no tenga un gran eco la consecuencia que conlleve seguirlo. Los consejos hacen parte nuestra vida cotidiana, y no sabemos cuál es el mejor. Debemos ver quién o quienes nos dan consejos y analizar cada uno, medir las dimensiones y visualizar mentalmente las posibles consecuencias que traería seguir tal consejo. No sé ni dar consejos, no sé qué responder en caso de que me pregunten muchas cosas. Las cosas que puedo responder son cosas que nadie le interesan. Puedo dar consejo sobre hechos de asuntos que son de interés, interés que es casi exclusivamente mío. Por eso no sabría decir cuál es mi mejor consejo. Sí, puedo responder a una pregunta acerca de qué guitarra o instrumento comprar según la persona y las dimensiones. Puedo aconsejar mucho y muy bien sobre la materia, la cuestión es que la música está subvalorada y no conozco mucha gente la que le interese saber sobre esto, menos que le interese recurrir a mí para instruirse. Puedo aconsejar sobre tecnología, más específicamente sobre Apple, sobre su sistema operativo, sobre su dispositivos, sus servicios, ventajas y lanzamientos. Sí, son conocimientos que se pueden explotar en una tienda Apple, pero, a nadie interesa contratar a un joven aficionado a la música y la tecnología. Por ahora lo único que la gente le interesa es mi promedio en las materias consideradas importantes. Un buen Icfes. A nadie le interesa que tanto sé de música, qué tan bien interpreto un instrumento o qué sé sobre tecnología. Por ahora lo que puedo hacer es estudiar esto que me piden mientras encuentro algo de tiempo para escribirme lo que amo, para leer más sobre lo que me apasionan y para crecer como sea que me corresponde crecer. Por ahora, lo único que puedo hacer es escuchar los consejos que me puedan dar. Escuchar esas 1000 palabrerías y cosas que me dejan muchas incógnitas, escuchar la misma cháchara que no me interesa y estudiar toda la basurología que me toca


aprender. A uno par consejos a personas que quieran seguir los pasos que quiero seguir, pues, se supone que durar unos pasos, OK o avanzar. S贸lo me importan los consejos de las personas que me animen a hacer lo que me gusta, lo que disfruto y, lo mejor, de lo que puedo ir. Los consejos que me frenen no me sirven.


YA PARA QUÉ

Ya para que, ¿verdad? Cuando nos rendimos, cuando vemos que ya no tiene sentido nuestra lucha y que nuestra causa está perdida. La circunstancia no se da, y la razones para continuar ya no justifican lo que implica querer seguir luchando por eso que un día s nos dio por querer, por alcanzar, por conocer. Así, bueno así. ¿Cuántas oportunidades rechazamos por querer seguir con lo nuestro, bueno, por lo que anhelamos algún día merecer? Parecerá racional y valiente en el momento en el que decimos "no", pero luego, bueno, luego a algunos les parecerá absurdo ese acto que alguna creyeron valiente y que ahora se arrepienten de haberlo cometido, otros, bueno, otros no pensáremos nada malo y no nos arrepentiremos de lo que hicimos, sólo no seremos conscientes de las oportunidades que trae el futuro y lo que este significa. Sí, visualizar el futuro. Ver las oportunidades, aprovechar lo que se avecina, disfrutar de lo que se viene. Así debe ser. Sí, no se pudo, pero no me voy a quedar lamentando todo lo que me quedó por hacer, todo lo que me quedó grande y todo lo que no pude ser, no, eso no es para mí, definitivamente no es lo mío. A mí que me pasen la herramienta, yo busco la forma, una forma para que el esfuerzo realizado para alcanzar ese ideal que no lo fue, no se pierda. Sí, lo que no fue no será. Tal vez esta ocasión no se pudo por cosas de Dios, no el destino. El destino es una cuestión netamente propia que depende únicamente de cada uno, ya el resto lo que fue fue. Si las cosas no se dan, cosas que no se puedan realizar es porque eran cosas que no eran para uno. Sí, no se pudo. Vendrán más mejores oportunidades, eso es seguro. Pero, mientras eso sucede hay que disfrutar de las pequeñas cosas que nos ofrece la vida: de la música, de los amaneceres, de la compañía que disfrutamos de quienes quieren vernos bien, cosas así, cosas que pasamos por alto muchas veces por estar lamentándonos por eso que salió mal. Pero sí, ¿ya para qué? ¿Por qué luchar por eso que no nos corresponde cuando tenemos un mundo tan inmenso de oportunidades?, ¿porque encerrarnos en nuestros caprichos? Verdad es que uno se cansa, se cansa intentar, de mejorar y luchar por eso que queremos. Uno se tiene que cansar, en algún momento.


SOY ENEMIGO DE

No me gusta considerarme enemigo de algo o de alguien, pero hay casos que exceptúan. Soy enemigo de la ignorancia. Soy enemigo de la pobreza, pobreza mental, pobreza cultural, pobreza de identidad. Soy enemigo de la violencia que azota a este país. Soy enemigo del ruido que para mi representa el reggaetón. Soy enemigo de que digan que el rock y el metal son satánicos, soy enemigo de que juzguen estos géneros sin siquiera conocerlos. Soy enemigo de que digan que son mala influencia. Soy enemigo de que diga que estos géneros sólo nos llevan a la perdición, que no siguen el camino de Dios, que nos induce las drogas, al suicidio, que nos vuelve depresivos y agresivos. Soy enemigo los prejuicios. Soy enemigo de la crítica inconsciente. Soy enemigo los argumentos atacantes que no tienen fundamento. Odio decirlo, pero, soy enemigo (de alguna y extraña forma temporal o permanente) de quien o quienes lo dicen. Pero, ¿qué hago para evitar que lo que no me gusta, que de lo que soy enemigo, siga propagándose? Sí, me sirve de algo escribir todo lo que pienso, es útil. Sí, creo que es un buen ejercicio plasmar mis deseos y pensamientos en una hoja que seguramente nadie va a leer. ¿Qué hago con estas cosas que son para mí enemigas? ¿Qué puedo hacer para eliminar la ignorancia de un país?, ¿cómo cambio la forma de pensar de un pueblo? ¿Hay algún manual para fomentar la cultura mediante la danza, la música y el arte en general, algo? Son preguntas difíciles de contestar, preguntas que no espero que me resuelvan, preguntas a las que debo encontrarles una respuesta y rápido. Soy enemigo de la forma en que la Iglesia impone la religión. Soy enemigo de muchas de las formas en que la Iglesia logra sus acometidos mediante la imposición de la Cruz. Soy amigo de cómo caen víctimas del apetito sexual de los curas, cada día, en todo el mundo, cientos y miles de personas bajo la premisa de que serán perdonados por el Espíritu Santo o este entrada en ellos, o qué sé yo. Puede que sea enemigo de muchas cosas, cosas con las que no estoy de acuerdo, cosa que me disgustan y hasta repudio, pero, si me pongo a pensar, ¿por qué cansarme atacando aquello que me gusta cuando puedo promover aquello que me gusta, verdad?. Gano más satisfacción y veo con mayor orgullo cómo mis ideales se van expandiendo, mientras que a la vez, va eclipsando a mis enemigos y sus planes y propuestas. La mejor forma atacar las cosas de las que soy enemigo es haciendo las cosas que amo, las cosas que me gustan. Las cosas que disfruto haciendo se expandirán y comenzarán a tomar el lugar que ocupa mi enemigo. Es una forma placentera, efectiva y gustosa de hacer. Hacer lo que se ama es una buena manera de promoverlo, y de paso suprimir eso que no quiero ver y todo aquello que tanto repudio.


MI LIBRO FAVORITO

Pues, la mayoría de libros que leo son de plan lector. No me queda mucho tiempo para dedicarme a la lectura de libros que yo quisiera leer. Suelo leer revistas como Semana y Dinero, dos revistas que me gusta mucho y resulten de interés. La verdad es que no me gustan los favoritismos, ni tenerlos de que me los tengan. Bueno, esto sería más aplicable en las personas, no a las cosas ni con los libros. La verdad es que Física de lo Imposible me gustó muchísimo. Lo leí porque el colegio así me lo pidió, pero me enfoque tanto en él que los temas debatidos y expuestos en este me generan gran cantidad de dudas, me hace cuestionarnme sobre el futuro que me espera y como haré para aportarle. Muchas son las cosas que este libro me ha hecho pensar. También hay un libro que no he podido disfrutarlo porque he tenido que interrumpirlo: Banderas de nuestros padres. Un libro que me resulta fascinante aunque para muchos no sea así. Este relata la vida y sucesos de seis soldados estadounidenses que fueron fotografiados izando la bandera de su país en el monte Suribachi, en la isla japonesa y de Iwo Jima. El libro me gusta mucho porque es un tema que me resulta interesante. El libro me envuelve en la historia de cada uno de los seis personajes, los cuales la historia les brindó un lugar en ella otorgándoles una inmortalidad anónima. El libro es tan interesante y realista que a la hora en narrar cada historia, cada batalla y cada detalle es incluido y el autor se encarga de que la historia de cada marine tenga su propio toque, su propio "sabor". No sólo el tema de la historia me atrae. Siempre me ha gustado la temática social, sobre todo el tema la sociedad latinoamericana. Veo con ojos de preocupación el futuro, no sólo de Colombia, sino de la región en general. Me interesa qué están haciendo los gobiernos para erradicar cada crisis social que atraviesan los países. También me interesan las acciones que están ejecutando los gobiernos en Asia y Europa. Finlandia avanza gracias a la educación. Singapur pasó de ser un país tercermundista al más globalizado el mundo en tan solo 40 años de la mano de la educación. India ha sacado más de 100 millones de personas de la pobreza en los últimos 10 años, todo con educación. Analizo cada caso de cada país que avanza, que progresa. Sí, hablo el libro rojo del profesor Flaminio: ¡Basta de Historias! en la que el argentino Andrés Oppenheimer narra todo lo que vio durante sus viajes a cada país desarrollado que visitó. Es un libro que no he concluido, pero es de mis favoritos. Un libro que ha formado mi carácter y pensamiento. En fin, puedo seguir nombrando libros y dar detalles de cada uno, pero considero buenos muchos libros que sólo he tenido la oportunidad de leer sus primeras páginas, su reseñas o contra portadas. Son muchos los libros que tengo ganas de leer, quieres que tan pronto termine mi bachillerato correr a leer. Libros que me formarán y que me enseñaran a pe


UN CAMBIO TOTAL

Un cambio total, uno necesario tanto personal o, bueno al nivel que sea. Una empresa, persona, familia, nación o mundo; un cambio total de rutina, de hábitos y pensamiento.

A ratos y muy seguido, nuestras acciones y costumbres se vuelven insuficientes para satisfacer las nuevas demandas. Es propio del progreso: estar siempre creciendo, siempre innovando y trabajando duro. Cuando esto sucede es necesario el cambio, o como se dice muy seguido en el colegio, es necesario el rediseño. Para lograr las nuevas metas y los nuevos ideales es necesario un cambio costumbres de pensamiento. No lo pudo decir mejor Albert Einstein cuando dijo "no esperemos resultados distintos si siempre hacemos lo mismo". Exactamente, lo que necesitamos es el cambio. Un cambio para crecer, para mejorar, para ampliar fronteras, o preferiblemente, eliminarlas en lo que a pensamiento, lenguaje, cultura, costumbres y demás actores se refiere.

Un cambio total, uno para mi vida, para que tome un nuevo rumbo, ¿Que debo mejorar? ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Qué estoy logrando con lo que estoy haciendo? Si a la mayoría de preguntas que me formulo no hallo una solución con la respuesta no es alentadora, el cambio es necesario.

Siendo así, tenemos dos situaciones en las que el cambio es necesario: cuando la reglas del juego evolucionan y se vuelven más complejas; y cuando la situación y cuando nuestro rumbo toma un mal camino, o, en su defecto, cuando nos damos cuenta de esto y reflexionamos en lo que tenemos que mejorar, e identificar en qué debemos cambiar.

Un cambio para mi familia, para mi empresa, para mi país. Un cambio en los integrantes de mi familia para que se comporten como familia, una verdadera familia; un cambio para que el rumbo que tome mi empresa sea el indicado; un cambio para que mi país sea el país que anhelo. Un cambio para transformar mi realidad.


ME GUSTA, NO ME GUSTA.

Cuando hablamos de gustos no pienso igual a todos y no todos piensen igual a mí. En fin, la cuestión es la variedad de gustos. Se escucha seguido hablar de los "malos gustos" y los "buenos gustos", a mi parecer no existen los buenos y los malos gustos universales: para cada persona, grupo y cultura hay un buen gusto y un mal gusto. No puedo juzgar a alguien con un gusto distinto al mío y decir que es malo. Que el gusto sea bueno o malo depende de quien estamos hablando, sobre qué estamos hablando y muy importante: su religión, cultura y educación recibida. ¿Porque educación? Esta nos forma según la que hayamos recibido, moldea el carácter y, lo más importante: el pensamiento. Una persona de mente abierta y dispuesta a ver el cambio, evaluarlo y ver que significaría cada cambio según cada gusto puedo soportar distintos puntos de vista, con nuevas ideas y propuestas que, quizá sean la solución a los problemas pero que nunca había sido escuchadas. Ahora hablemos de alguien que no cambie su forma de pensar, de analizar las cosas, de evaluar las posibilidades. Hablo de alguien incapaz de concebir un nuevo gusto O un nuevo pensamiento. Una persona que trabaja en su destrucción y aislamiento de la sociedad. Para mí determinadas cosas son buenos gustos porque comparto dicho pensamiento y me agrada dicho objeto; pero no me gustan ciertas cosas, cosas que no comparto, que no permito que influyan en mí porque dicho gusto no va con mi pensamiento. Es una cuestión de individuos en la que cada ser pensante se ha adaptado a una cultura, a una forma de ver las cosas y gustarle otras. Seguro muchos, puedo afirmar que casi todos, pensamos que nuestro punto de vista es el correcto y nuestro gusto es el mejor y más bonito. ¡Claro que pensamos eso, es nuestro gusto!, ¿como no nos va gustar? De aquí que muchos, puede estar seguros de que su gusto es el mejor y su pensamiento el correcto, se produzca tanta violencia por desacuerdos. Aunque no necesariamente violencia, si roces, choques y peleas por diferencia gustos. Los gustos buenos y los gustos malos no existen universalmente. Que una persona tenga bueno mal gusto depende del aspecto que se esté hablando, quien lo diga y las formas de pensar y gustos involucrados en la discusión.


MI ELECCIÓN ES

A la hora de elegir puedo cometer muchos errores. Puede que mi inexperiencia me haga equivocarme y embarrarla, pero bueno, ya no seré inexperto, ahora tendré algo de experiencia que me va a servir mucho en el futuro. No saber qué elegir es complicado y confuso, más aún cuando el tiempo está en nuestra contra, ahí presente. Recordándonos nuestra pasajera vida en este mundo y que no debemos quedarnos pensando sin saber qué hacer, sin saber que elegir uno aquí en elegir. El tiempo es un factor que apresura a tomar una decisión, puede que sea la decisión más importante que tomemos: la elección que regirá toda nuestra vida. Mi elecciones triunfar. Sí, definitivamente eso es lo que quiero. Mi elección es crecer como persona, como estudiante, como hombre. Mi elección es hacer lo que amo ayudando los demás y a quienes me rodean. Mi elección es cambiarme. Mi elección es complejamente simple: ser mejor, ser feliz. Elecciones importantes, elecciones irrelevantes, decisiones trascendentes, decisiones olvidadas; a cada rato nos vemos obligados a tomar una decisión, decisiones rápidas sencillas y mucha importancia aparente que nos conducen a sensaciones difíciles que debemos pensar con tiempo, evaluando cada factor, cada posibilidad y consecuencia que esta podría acarrear. Sí, vemos que nuestra vida está basada en decisiones a las cuales debemos dar respuesta. Elecciones que cambien el transcurso de nuestros días. Elecciones así: difíciles. En este momento me aterra la idea elegir una carrera el otro año. Sinceramente no sé qué hacer con mi vida, aún soy muy dependiente y sí, tengo la madurez de decir que no soy lo suficientemente maduro para enfrentar el reto, no en la universidad, sin el resto de la vida. Todo lo que supone la vida me deja dubitativo. ¿Triunfaré? sí, de eso estoy seguro pero, ¿a qué me dedicaré? ¿Cómo lo lograré? ¿Tendré la oportunidad? Sin duda, elegir una carrera es una decisión que va influir en mi vida y en mi futuro más que aún la elección que tome va a significar mucho para mi. Por ello estoy preocupada: no saber que estudiar en lo mismo que no saber qué hacer con mi vida. Elecciones difíciles de tomar, como la de elegir un programa universitario son componente clave en la vida. ¿Qué de emocionante tendría esta si la vida no tuviera elecciones?, ¿qué sentido tendría arriesgarse de no ser por el hecho de saber que se puede fracasar a la hora ser una lección? Las elecciones significan riesgo, pero es este riesgo, esta intriga la que hace que al final tengamos una sensación de satisfacción y logros al haber alcanzado mis metas tomando las decisiones adecuadas. Pero, más que las decisiones tomadas, son las acciones que sitiaron acabo y la perseverancia en los actos para alcanzar esos sueños. No sólo de las decisiones se puede vivir, y tomando ciertos caminos se puede alcanzar el éxito y la felicidad; es necesario recorrer el camino que tomé con pasión, esfuerzo y a un ritmo constante para lograr eso que quiero: ser un triunfador.


Siendo no mรกs el motivo de mi escrito, yo elijo ser grande. Elijo pensar y actuar coordinadamente. Elijo el camino de Dios para lograr mi paz y elijo el camino justo para llevar paz a los demรกs.


MI MUNDO IDEAL ES

Un mundo ideal no sería aquel donde todos piensan igual a mí, y aquel donde todos estén de acuerdo conmigo u aquel en el que se cumplan mis sueños de la nada. No, mi mundo ideal sería uno con la variedad de opiniones de infinidad de pensamientos, como los que existen actualmente, pero a diferencia de este mundo, ese mundo ideal respetaría las creencias y pensamientos, a pesar de lo distintos que sean entre sí. Sí, puede que suene a un mundo de guerra de rosas, donde los únicos enfrentamientos se han de choque de opiniones y pensamientos, no cruces armados ni enfrentamientos bélicos, no. Un mundo de la solución sea dialogando, evitando pérdidas y víctimas. Suena un tanto pacifista-idealista con un toque John Lennon, pero ese sería mi mundo ideal: uno donde se respeten las creencias y pensamientos ajenos. Pasando a un ambiente menos internacional y más interpersonal, un mundo donde todos puedan expresar sus ideas y a sus propuestas sin miedo a ser rechazados o ser amenazadas por ello. Un mundo donde la variedad de pensamiento sea beneficiada por el respeto a las demás opiniones. Y precisamente por ello es un mundo ideal. Sólo está en mis planes mentales, en bosquejos en mi cabeza que escriben como sería ese dichoso mundo ideal. Pero hay algo que se puede hacer, siempre lo hay. Ese algo que comienza como algo pequeño, pero que significa el inicio del mundo ideal que anhelo un día poder ver. Siempre se inicia con algo pequeño, como una roca que irá ganando compañeros con el tiempo. Así inicia la construcción de cualquier mundo ideal. Un mundo ideal interpersonal es un buen proyecto para iniciar a dar a conocer mi concepto de mundo ideal y, con el tiempo este sea aceptado por los demás. Siempre se puede comenzar con cosas pequeñas, tal vez formulando se pregunta sobre quién se es o que se puede mejorar de la persona propia. Pregunta es que permiten auto evaluarnos y saber que se puede mejorar y cómo llegará eso, para luego ver realidad su mundo ideal, al menos a mí el personal para luego llevarlo a un nivel interpersonal, donde quienes nos rodean pueden beneficiarse gracias a nuestros principios de ideas.

Un mundo ideal donde no existe el racismo, el sexismo, la xenofobia, el abuso de poder, tanto político como económico; la erradicación de las guerras y la violencia. Sí, yo soy de los que dice anhelar poder ver un día la jodida paz mundial, esa que se ha buscado por generaciones. Un mundo así: ideal


CONCLUSIÓN

Todos estos conocimientos se resumen en nada. Son opiniones que se quedan pequeñas frente a la sabiduría de un mayor. Puede que me ayuden a comprender la vida en cierta forma, pero que demuestran que aún falta mucho camino por recorrer y muchas cosas por conocer.


Libro de ética