Page 1

Cerámica y Tejidos milenarios del Perú 1


Presentación La galería Arte Perú SAC reúne una selección de piezas de arte textil prehispánico, cerámica y orfebrería que conforman una valiosa colección privada. Entre los tejidos más representativos podemos apreciar textiles de las culturas Chimú Chancay, Paracas, Nasca, Huari e Inca. La colección de textiles precolombinos de la galería Arte Perú SAC es sin duda una de las colecciones más representativas de un museo o galería de arte digna de ser visitada por turistas nacionales y extranjeros. Los objetos que exhibe son admirados por sus cualidades estéticas y fueron creados por nuestros lejanos antepasados con la intención de que funcionaran como emblemas de poder, símbolos mágico-religiosos, y como elementos propiciatorios de rituales precisos. Por ello, con el estudio previo realizado a las piezas precolombinas se permitirá plantear una narrativa completa de la producción textil en la época precolombina.

2


Dedicatoria Este segundo libro lo dedico con todo cariño a mi padre José. A través de este libro quiero trasmitirte lo que siempre quisiste que fuera, alguien de tus hijos te secundara en el arte y estoy aquí para agradecerte haber compartido conmigo tu sabiduraria y quiero que sepas que eres el ejemplo incansable y gracias a tus llamadas de atención muchas veces incomprendidas por mí, me mostraste lo bueno y malo de este mundo y hoy en dia soy quien soy, gracias a ti.

Te quiero mucho Tu hija, Maria Eugenia

3


Ce rรก

mica

Precolombina


S

e entiende por cerámica precolombina toda la producción de los pueblos del continente americano antes de la llegada de los europeos, producción que abarca un espacio de tiempo que se cuenta por milenios. Esos pueblos, que vivían bajo climas diferentes, tenían también culturas diferentes. Desconocemos aún hoy gran parte de su historia. La conquista marcó el fin de la

integridad de sus culturas y la destrucción de numerosos vestigios de su historia. Desde luego, los europeos quedaron admirados ante la originalidad del arte desarrollado por esos pueblos. Los arqueólogos admiten la clasificación esquemática siguiente (de la que quedan excluidas America del Norte y Amazonia, por carecer casi por completo de puntos de referencia): La zona mesoamericana, que abarca México y Guatemala. La zona de América Central, que va desde Honduras hasta el norte de Colombia. La zona andina, subdividida en: Andes del Norte (Colombia y Ecuador), Andes del Centro (Perú y Bolivia) y Andes del Sur (Argentina y Chile). El Perú a su vez está subdividido en: costa norte, costa central, costa sur y regiones andinas. La cerámica precolombina viene caracterizada por su modelado sin torno y el tratamiento de sus superficies sin vitrificación alguna. Las piezas son modeladas a mano o moldeadas: vasijas de tres pies, vasijas silbadoras, vasijas antropomorfas, zoomorfas y cefalomorfas. Las obras dan fe de una ingeniosidad desconcertante y de una gran habilidad técnica. Se obtenían los colores mediante estofos y óxidos metálicos a veces a partir de resinas.

La cerámica Peruana, es sin duda alguna, la más refinada de la América Precolombina; no se puede disociar el estilo de su técnica. Las piezas más antiguas han sido halladas en la costa norte y pertenecen a la cultura “Chavin”. La arcilla, generalmente negra, a veces parda o roja, es cocida en atmósfera reductora. Su superficie parcialmente pulimentada, está adornada con motivos estilizados, bien sea por incisión, bien sea por empastado pre modelado, bien sea por modelado. Las cerámicas “Mochica” provienen de esa misma región. El asa adopta casi siempre forma de estribo. La ornamentación, muy estilizada, es pintada y de un trazado plano o en relieve cotidiana: escenas de caza, pesca, animales, figuras efigies llenas de realismo. Las piezas halladas en las sepulturas constituyen una fuente inagotable de datos sobre la vida y la cultura de los indios. Las asas en forma de estribo son aún muy frecuentes. Las efigies no queda plasmadas con el mismo realismo que en la cerámica “Mochica”. La cerámica denominada “paracas cavernas”, anterior a nuestra era, merece mención aparte. La pasta arcillosa roja-parda-negruzca, está bien cocida aún cuando la tierra haya sido a menudo mal amalgamada. La decoración grabada con un objeto punzante y luego rellenada de arcilla blanquecina, es coloreada con colores vivos y brillantes, obtenidos a partir de resinas, que podrían hacer pensar a primera vista en la utilización de esmaltes. Dicha cerámica es una de las más antiguas de la Costa Sur del Perú y es originaria de la misma región que la cerámica “Nazca”. La pasta cerámica de grano, muy fino es de color rosa ocre. La policromía a base de siete u ocho tonos, única en toda la cerámica precolombina, es lograda mediante la aplicación de estofos sobre la arcilla previamente pulimentada. Luce sobre formas sencillas prácticamente sin relieve alguno. Los motivos decorativos utilizados consisten, las más de las veces, en dibujos de animales estilizados y en divinidades: son diseñados con un fino trazo de color tierra de Siena. Su grafía y su policromía fuertemente contrastada, lejos de anular las formas, les dan vida. Estas imágenes pintadas proporcionan una sensación de delirio poético.

5


6


7


8


9


10


11


12


13


14


16


17


18


19


Aribalo Inca El aribalo es la forma más característica de la cerámica inca. Se trata de un cántaro de cuello largo y base cónica usado para servir la chicha en las fiesta importantes. La base descansa en un hoyo hecho en el suelo y se inclinbaba para vaciar su contenido, labor que resultaba fácil gracias a su amplia boca.

20


21


22


23


24


25


26


27


28


29


30


31


32


33


34


35


Ceramica Tiahunaco de 1.50mts Esta pieza constituye por su tamaño tal vez la más exepcional de la colección de cerámica prehispánica. La cultura Tiahuanaco destaca por sus tallas monolíticas de gran tamaño con representación antropomorfa.

36


37


38


39


Queros Luego de la conquista española los queros, vasos ceremoniales originados en el Horizonte Medio, asimilan la influencia europea y cambian su decoración introduciendo elementos epspañoles. Son famosos los queros con rostros tallados y pintados. Los de madera se fabricaron hasta la época republicana.

40


42


Tex til

y Arte Plumario Precolombino


Los textiles precolombinos Los primeros regalos de los Incas a los conquistadores españoles no fueron de oro, sino de algodón y fibra de camélido. Cargados de simbolismo, los textiles han sido a lo largo de la historia precolombina un medio artístico de particular valor que sirvió de base para el desarrollo de un sistema estético sin paralelo en el mundo. Gracias a la aridez de la costa peruana, se ha preservado un impresionante registro de textiles precolombinos que constituye la secuencia más larga y continua que se conoce en el mundo. Las evidencias más tempranas de tejido con fibras vegetales datan del 8000 a.C. y corresponden a ejemplos de cestería encontrados en la cueva de Guitarrero (Ancash). A lo largo de aproximadamente 6000 años se dio un tránsito de la cestería al tejido pre-telar de algodón. Miles de fragmentos de redes con diseños figurativos y geométricos procedentes del sitio de Huaca Prieta (2300 a.C.), en la costa norte, son las evidencias más tempranas de tejidos de algodón. Esta fibra, domesticada entre el 3000 y el 1800 a.C., se convirtió a partir de entonces en el material principal para la textilería, que luego se combinaría con las fibras de camélidos -domésticos como la alpaca, y no domésticos como la vicuña-, así como con plumas coloridas, conchas de spondylus o aplicaciones colgantes de metales que brillaban y emitían sonidos al más mínimo movimiento. Mantos funerarios, unkus (túnicas), llicllas (capas cortas), vinchas (bandas), chumpis (cinturones), gorros, estandartes y hondas, que tuvieron distintos usos cotidianos o rituales, nos sorprenden hoy por la delicadeza de sus hilos, su elegante combinación de colores en complejos patrones decorativos, que manifiestan la sutileza de cada una de las elecciones tecnológicas y estilísticas en el proceso de su creación.

Tintes Precolombinos La textilería prehispánica es una técnica convertida en obra de arte, que hizo que los tanticamayoc, cauticamayos o tintoreros del antiguo Perú junto con los cumbicamayoc o tejedores, consiguieran con gran maestría reflejar en sus textiles su vida y entorno. Esto se enriqueció con la policromía o variedad de colores, técnicas de coloreado, tejido y aplicaciones, y con las finas fibras empleadas. El teñido era un proceso muy importante en la fabricación de tejidos; los cautimayos eran los responsables de coger los colores con que se teñían las ropas (Cobo). Los artesanos prehispánicos del área central andina ornamentaron sus textiles pintándolos, con estampados o introduciéndolos en un líquido colorante. Los colores fueron aplicados a la lana y el algodón de diversas maneras, antes de hilarlos o en el tejido mismo. El dar un baño colorante a la tela merece atención por las opciones decorativas que ofrece. En ocasiones las piezas eran procesadas enrolladas y atadas, recurriendo a técnicas de bloqueo o reserva. Otras veces se estampaban en la superficie del tejido figuras decorativas con pastas impermeables generando un efecto de bloqueo, si la operación se repetía utilizando diversos colorantes, las posibilidades decorativas aumentaban considerablemente teniendo en cuenta la facilidad de combinar esta técnica con el pintura a pincel.

45


46


47


48


49


50


51


52


53


54


55


56


57


60


61


62


63


64


65


66


67


68


69


70


71


72


73


74


75


76


77


78


79


80


81


84


85


86


87


88


89


90


91


92


93


94


95


96


98


99


100


101


102


103


104


105


106


107


108


109


110


111


Arte precolombino pages  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you