Page 1

1

Partido de los Trabajadores Dominicanos

Por el cambio, la renovación y el bienestar

Informe Político Línea Política y Programática Resoluciones Línea Organizativa Estatutos

Renovar la esperanza, superar el neoliberalismo y construir el cambio para transformar la sociedad dominicana


Presentación

El VIII Congreso aprobó el presente documento que contiene la línea política que parte de caracterizar la sociedad dominicana, la situación mundial y las perspectivas del partido, para la configuración de una visión estratégica, expresada en propuestas programáticas con un enfoque revolucionario y progresista para la superación de los males que impiden el logro del bienestar general de la nación dominicana. Este documento fue sometido a extenso debate al interior del partido, en búsqueda del debido consenso acerca de los temas contemplados. Se incluyó la consulta a sectores interesados de la sociedad a los fines de recoger las apreciaciones sobre su contenido, con la finalidad de contribuir a superar los atrasos que padecemos y que provocan que millones de dominicanos y dominicanas continúen sumidos en condiciones de pobreza. El documento de LINEA POLITICA Y PROGRAMATICA constituye un instrumento para orientar y guiar la necesaria aplicación y puesta en marcha de los planes operativos y de acción de los dirigentes, miembros y simpatizantes del partido a partir de todas las instancias institucionales de la organización. El VIII Congreso nacional del Partido de los Trabajadores Dominicanos PTD, por “El cambio la renovación y el bienestar” se realiza según lo establecido en los Estatutos, adoptando la modalidad de congreso proceso en el que se programan las actividades de preparación y entrega de los documentos para la discusión en los organismos del partido y en eventos locales y regionales de manera que la culminación del mismo se realiza en una jornada convocada para aprobar los estatutos, los documentos de línea política y programática y elegir la Dirección Nacional que regirá el destino del partido para el próximo cuatrienio. En los últimos años, el PTD, que se constituyó como partido basado en una investigación socio-económica que definió la estructura clasista de la sociedad dominicana en la década del 1980 y elaboró su política y propuesta programática, está en el deber de actualizar su visión sobre la composición social dominicana, observar las diferencias entre la sociedad que definimos en aquella época y la que tenemos hoy, identificando las diversas contradicciones entre las clases a fin readecuar el partido y definir los blancos, así como las fuerzas motrices para impulsar los cambios. Debemos precisar qué quiere y necesita el dominicano y la dominicana de hoy, cuáles son sus gustos, necesidades y aspiraciones e intereses para lograr los cambios en sintonía con el tipo de sociedad que tenemos y la que aspiramos. El VIII Congreso procura aunar esfuerzos para mejorar la labor del partido, corregir lo que requiere ser mejorado, evitando hacer un congreso ideológico, por lo que aspiramos a realizar un Congreso de cara a la sociedad, sin apartarnos de la intervención política y puesto al servicio de los intereses de la nación, de avanzar en el camino de establecer una


Partido los Trabajadores Dominicanos visión que permita impulsar losdecambios necesarios y posibles para renovar las estructuras partidarias e incrementar la eficacia en el cumplimiento de la misión que nos corresponde como organización progresista, revolucionaria y solidaria. El nuestro es un proyecto partidario pertinente, llamado a dejarle a las presentes y futuras generaciones un mejor país con independencia, soberanía, dignidad, desarrollo, progreso y bienestar, administrado ética, honrada y eficientemente: Un país verdaderamente productivo con un gobierno decente. Actuemos con el pensamiento y la acción puestos en el interés colectivo de la patria, atreviéndonos a propiciar la renovación que requerimos para fortalecernos y avanzar a un ritmo más claro con metas más precisas.


5

Partido de los Trabajadores Dominicanos

Informe Político.................................................................................................7 Línea Política y Programática..........................................................................43 Resoluciones.....................................................................................................93 Línea Organizativa.........................................................................................105 Estatutos.........................................................................................................117 Dirección Nacional........................................................................................150


Partido de los Trabajadores Dominicanos

Antonio Floriรกn, Secretario General


7

Partido de los Trabajadores Dominicanos

INFORME POLITICO AL OCTAVO CONGRESO DEL PTD


Partido de los Trabajadores Dominicanos

8

I- Presentación 1. Convocado por mandato estatutario, este es el VIII Congreso que celebramos de manera constante, lo que es un signo de estabilidad, institucionalidad, y vocación democrática renovadora. Se realiza en medio de una situación de crisis mundial que afecta el nuestro y otros países pobres del mundo. 2. El Congreso del PTD constituye un esfuerzo concentrado de la dirección y militancia partidaria para avanzar en los propósitos de seguir construyendo un Partido revolucionario de cuadros con influencia y fuertes vínculos con las masas, con capacidad de conducir la nación dominicana bajo los principios de la democracia social, buscando alcanzar los cambios y transformaciones democráticas a favor de las mayorías nacionales.

V I C E P R E S I D E N T E S

Pablo Alfonso Rosario

Francisco Luciano

Silvio Arzeno Jerez


9

Partido de los Trabajadores Dominicanos

3. Esta es parte de nuestra contribución al gran movimiento por derrotar el neo liberalismo y la violencia capitalista, que se ha instalado crecientemente en el mundo del que somos parte. 4. Constituye una responsabilidad histórica hacer que el PTD sintonice más y mejor con la población dominicana, que su propuesta programática incorpore los deseos de las mayorías nacionales y trace las orientaciones estratégicas para lograr la realización de una Revolución Democrática que cristalice las transformaciones necesarias que permitan construir un país capaz de producir lo que necesitamos para alimentarnos y exportar, un país que aproveche sus condiciones naturales para impulsar una industria transformativa y extractiva responsable vinculante con la actividad turística, y sea capaz de proporcionar al pueblo una vida digna, modestamente acomodada y sana. 5. Tenemos la responsabilidad de pasar revista, de forma profunda, buscando la verdad en los hechos, a los acontecimientos ocurridos en el período 2009-2013, que nos permita comprender a profundidad las razones de los hechos y colocarnos en condiciones para su superación. Igualmente tiene la responsabilidad de trazar el rumbo para los próximos 4 años. 6- De este Congreso nuestro Partido saldrá más fortalecido, pues se realiza en un ambiente de unidad y de armonía. Saldremos mejor preparados para enfrentar los desafíos que tenemos por delante, y mejorar nuestra práctica social y política, pues renovaremos las orientaciones programáticas y políticas que nos sustentan como partido, con una línea organizativa y un estatuto adecuado al funcionamiento y exigencias de hoy, y una dirección nacional con los conocimientos y voluntad política para encarar los grandes retos que tenemos en el camino de construir una fuerza con la capacidad y las condiciones para un mejor y mayor impulso de la marcha hacia el poder. 7. La sociedad dominicana, pese a los esfuerzos desplegados, no ha podido superar los grandes déficits acumulados durante años, al contrario han surgido nuevos problemas que agravan las condiciones de las mayorías nacionales, por lo que se necesita del fortalecimiento, organización y la acción del pensamiento y las fuerzas progresistas para la realización de una Revolución Democrática para transformar esta sociedad. 8. El congreso está llamado a impulsar y movilizar en las nuevas condiciones la acción del partido para la consecución de los objetivos que nos hemos planteado, reafirmando principios y valores, renovando nuestro pensamiento, superando y actualizando nuestra propuesta programática y política teniendo la democracia y la solidaridad como valores esenciales.

EL MUNDO RECLAMA CAMBIOS En diversas partes del mundo, sobre todo en los países de Oriente Medio, se producen confrontaciones políticas, guerras civiles, rebeliones, intervención foránea y uso de fuerzas militares, la mayoría de ellas como resultado de la intervención de las potencias imperialistas, especialmente de los EEUU, que de manera continua amenazan la soberanía e independencia de los pueblos, naciones y países.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

10

El avance y empuje de la lucha de los diversos pueblos del mundo está contribuyendo a una reducción del papel de los Estados Unidos en el escenario mundial y el surgimiento de otros actores, apunta a la configuración de un nuevo orden mundial cuyo rasgo básico es la multipolaridad, lo que implicaría modificaciones sustanciales en el orden surgido después de la Segunda Guerra Mundial y de la caída de la Unión Soviética. Un nuevo orden mundial basado en el multilateralismo es aquel en donde el papel de las Naciones Unidas sea preponderante, en la aplicación estricta de la Carta de las Naciones Unidas y donde todas las naciones del mundo puedan ejercer de manera democrática sus derechos, amplíen su cooperación, fortalezcan la integración y desarrollen complementariedad en oposición al egoísmo comercial imperante. El nuevo orden implica una reforma de la arquitectura financiera global destinada a lograr una distribución más equitativa de las riquezas en el mundo, hacer frente a la crisis económica internacional e impulsar la integración e intercambios comerciales entre las naciones basadas en criterios que superen el comercio y la ganancia. En el nuevo orden que postulamos los gobiernos, Estados y líderes del mundo adopten políticas y prácticas favorables al medio ambiente, respetando las legislaciones en materia de preservación de la vida en el planeta. Las instituciones multilaterales deben estar al servicio del desarrollo y no a favor de las grandes empresas transnacionales y de los gobiernos de los países industrializados. Los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) han afirmado en la reunión de los ministros de finanzas que hay que evaluar de nuevo el papel del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los requisitos para que esta institución se adapte al nuevo sistema monetario y financiero que se está configurando. Continúan siendo de gran preocupación para la Humanidad los asuntos relativos al medio ambiente, el calentamiento global y los cambios climáticos, pues todo ello está directamente relacionado con el futuro de la vida en el planeta. Igual o más preocupación tienen los problemas relativos a la pobreza, al hambre y las enfermedades sobre todo, cuando se sabe ya que por los efectos de la crisis financiera y económica mundial no se podrán alcanzar los objetivos y metas del milenio establecido por las Naciones Unidas para el 2015.

Carla Beltré


11

Partido de los Trabajadores Dominicanos La crisis económico-financiera que afecta el conjunto de la economía mundial es parte de la crisis estructural que vive el sistema capitalista, bajo la orientación neo liberal. Tiene sus raíces en la desregulación económica y financiera, en el auge descontrolado e irracional de la especulación, y en los enormes déficits comerciales y fiscales, así como la descomunal deuda pública de la economía norteamericana y europea. Está demostrado que el esquema de dominación mundial basado en el pensamiento neo liberal está en crisis, aunque no derrotado. Esta realidad nos permite afirmar que las condiciones actuales son favorables para los pueblos del mundo que luchan por avanzar en el debilitamiento de la dominación imperialista. América Latina y el Caribe han mostrado que se puede luchar contra esa dominación, e incluso que se puede vencer, se ha demostrado que existen otras formas de pensar y organizar el mundo a favor de la soberanía, la independencia y el bienestar de los pueblos. A pesar de la crisis sistémica que las afecta, las fuerzas conservadoras mantienen superioridad en la hegemonía mundial en la correlación de fuerzas, imponiendo su dominio y control sobre numerosos países. Con su política guerrerista e interventora, están incursionando en el Medio Oriente, logrando revertir el proceso revolucionario en Libia, desestabilizando a Siria y con la mira puesta en Irán: su control es amplio en Europa, Estados Unidos y en parte de Asia, África y América Latina. Las fuerzas revolucionarias, de izquierdas y progresistas latino americanas debemos actuar conforme a las condiciones actuales en el mundo, renovándonos, concertando y avanzando para consolidar los gobiernos progresistas ya existentes en el continente, y contribuir a la conquista de otros. Se consolidan por igual las fuerzas del progreso en Asia, evidenciado en el fortalecimiento del papel de la República Popular China en la arena mundial, la construcción socialista de Vietnam, Laos, Corea del Norte, Nepal y otros que continúan construyendo sociedades solidarias y de bienestar. Es intolerable que la solución de los diversos problemas del mundo se enfrente por la vía violenta, por ello condenamos la agresión imperialista contra los gobiernos y países del Medio Oriente, la amenaza contra Corea del Norte y reclamamos una solución adecuada a la cuestión palestina. Abogamos por un mundo de paz y solidaridad.

Manuel Grullón ( Papín)


Partido de los Trabajadores Dominicanos

12

El PTD y la Situación Nacional Durante los últimos cuatro años, esto es, en el período que va del VII al VIII Congreso, los cambios operados en la sociedad dominicana están estrechamente relacionados con un modelo de desarrollo basado en la economía de servicios en detrimento del aparato productivo. Un modelo que ha disminuido el rol social y regulador del Estado, un modelo propiciador de soluciones individuales a problemas colectivos y sociales, generador de desempleo y profundizador de la pobreza y la desigualdad, que ha aumentado la dependencia del país del mercado exterior. Desde el punto de vista social, el modelo ha generado nuevos problemas a la sociedad, violencia, criminalidad, narcotráfico y desempleo. El gobierno del presidente Danilo Medina lleva 16 meses, en este tiempo sus ejecutorias estan enmarcadas en su esfuerzo por cumplir con promesas de campaña recogidas en su programa. Las disposiciones de Danilo Medina son bien recibidas y apoyadas por la población; sus medidas de austeridad y adecentamiento de la administración pública; sus visitas sorpresas a poblaciones para observar las dificultades de sus moradores, así como para evaluar los efectos de desastres naturales; la asignación presupuestaria del 4 % del PIB a la educación; el plan de alfabetización, los concursos abiertos y democráticos en la asignación de aulas escolares; la tanda extendida, el establecimiento de la ventanilla única para el pago de impuestos; la inyección de recursos económicos para las PYMES y varios sectores productores agropecuarios, entre otras, han contribuido a elevar la popularidad del mandatario. La decisión adoptada por el Poder Ejecutivo respecto del conflicto de Bahía de las Águilas, el contenido progresista del discurso del 27 de febrero del 2013 poniendo de manifiesto la decisión del país de defender el oro como patrimonio al servicio de la población frente a la prepotencia tradicional de las multinacionales y ante los representantes de la delegaciones diplomáticas de los Estados Unidos y el Canadá. Máximo de la Cruz ( Macho )


13

Partido de los Trabajadores Dominicanos La Nación dominicana encara dificultades económicas que constituyen un serio obstáculo para las ejecutorias del gobierno. El déficit fiscal y las carencias económicas han tenido como respuesta del gobierno una nueva reforma impositiva para obtener los recursos con los cuales implementar su programa de gobierno, esta política de reformas impositivas ha generado descontento y rechazo de sectores de la vida nacional, especialmente de los grandes comerciantes, empresarios y otros. Es notorio el hecho de que la oposición al gobierno luce dispersa y debilitada, razón por la que no ha podido sacar provecho de las protestas de diversos sectores en contra de las medidas impositivas

El PTD y El Gobierno Desde el 2004 nuestro partido está ejerciendo funciones gubernamentales. Este derecho fue conquistado a partir del triunfo electoral del doctor Leonel Fernández y la coalición encabezada por el Partido de la Liberación Dominicana. Desde esa condición el PTD se ha esforzado por contribuir a la realización de una buena gestión de gobierno, la institución que dirigimos trabaja con recursos en extremo limitados, lo que junto a la imposibilidad de participar en otras entidades ha dejado fuera los recursos humanos calificados de que disponemos. La participación en una alianza electoral ganadora da lugar a la adquisición del derecho a cogobernar, por lo que es fundamental la creación de espacios para que todas las fuerzas envueltas en el compromiso con la población, puedan realizar los aportes necesarios. No se trata sólo de asumir posiciones en el tren gubernamental, es fundamental encontrar la posibilidad de que las opiniones políticas se puedan expresar y canalizar adecuadamente a los fines de reforzar la identidad y el compromiso con la gestión de gobierno de la que somos parte. La alianza y la participación no se pueden reducir a ganar las elecciones, ello debe implicar a los partidos aliados en la conducción del aparato del Estado. Desde el PTD insistimos en la necesidad de que existan canales permanentes de consulta política y medios de participación en la conducción de los asuntos nacionales.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Desde nuestra posición de partido aliado y cogobernante reiteramos el compromiso de apoyar las iniciativas gubernamentales encaminadas a contribuir al impulso del progreso y el desarrollo de la Nación. Insistiremos en que el gobierno fortalezca su política social, que avance en el diseño de un plan de desarrollo nacional que teniendo la gente como centro de la acción, garantice el bienestar general para nuestro pueblo.

Ganar para gobernar Las experiencias arrojadas por los resultados de los últimos torneos electorales da cuenta de que en las condiciones actuales, por fuerte que se presente o crea una de las fuerzas políticas principales, si no propicia una coalición amplia no es posible ganar las elecciones. El triunfo electoral del ingeniero Hipólito Mejía en las elecciones del 2000 se debió entre otros factores a la alianza construida anteriormente por el Dr. José Francisco Peña Gómez, igual ocurrió con el PLD en las elecciones del 1996 y posteriormente en las del 2004 y 2008. En el torneo electoral del 2012, esta situación se puso nuevamente de manifiesto. La Junta Central Electoral dio cuenta de que el Partido de los Trabajadores Dominicanos y el Bloque Progresista aportamos el 13.48% de la votación, imprescindible para la victoria en una sola vuelta. El análisis de los resultados de las elecciones del 2012 establece que el PLD obtuvo el 37.73% y que el PRD un 42.13%, con lo cual ninguno de estos dos partidos calificaba para ganar en una primera vuelta, lo que indica que el PLD y Danilo Medina ganaron las elecciones con el 13.48% que aportamos los partidos aliados, pues la suma de todos, alcanzó en esta ocasión el 51.21%, necesario para ganar de acuerdo a la legislación electoral vigente. Estos datos no pueden ser ignorados mediante argumentos peregrinos que buscan encubrir la realidad y de alguna manera negar los espacios ganados por todos. Sugerir que la votación obtenida por los partidos aliados son votos de peledeístas disgustados como han dicho algunos voceros del PLD, equivaldría a negar la necesidad e importancia de las alianzas, en un sistema de doble vuelta

14


15

Partido de los Trabajadores Dominicanos y a sectarizar la base y militancia de ese partido, muchas de las cuales verían las alianzas como negativas y perjudiciales a sus intereses. La conclusión en cambio debería ser comprender con humildad política que, si bien es cierto que en el país existe una polarización entre dos grandes formaciones políticas, también existe alrededor de un 22% de ciudadanos/as que acuden a las urnas y se niegan a ejercer su voto en las boletas de esas dos formaciones políticas, luego quien sea capaz de mostrar capacidad de alianza ganará las elecciones y gobernará el país. Para los revolucionarios el Estado no es solamente un aparato o instrumento que se ocupa, y ni siquiera un instrumento para conseguir orden social, si no y sobre todo, un instrumento para la dignificación de las personas, para su inclusión, y en definitiva, para el logro de la justicia social, por ello desde el PTD aspiramos a gobernar en coalición. No cabe dudas de que Danilo Medina ha privilegiado para gobernar al sector externo que lo apoyó en la campaña, el cual junto a dirigentes de su partido designados por el ex Presidente Fernández y un núcleo importante de sus seguidores constituyen su equipo de gobierno. Este hecho está generando malestar en las filas de nuestro partido y en los demás partidos aliados, a los cuales, se les ha asignado las mismas posiciones que ocupaban y no se les consulta para ninguna acción ni decisión del gobierno, teniendo que conformarnos con enterarnos por los medios de comunicación. Nuestro partido aboga por obtener una real participación en el gobierno, así como en la discusión y aplicación de sus políticas sociales a favor de las mayorías, las cuales compartimos. Este es un importante reto que tenemos por delante y que nos conducirá a un mejor desempeño y a ir cumpliendo el papel que nos impusimos al participar en la coalición denominada Bloque Progresista. Debemos mantener como línea de actuación frente al gobierno en primer lugar, el respaldo a las iniciativas progresistas, que cumpla con su programa y reduzca de manera significativa la pobreza y, por otro lado, una postura de crítica constructiva a todo lo que contravenga y se desvíe de las ofertas electorales.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Debemos ser percibidos como un partido comprometido con que el gobierno cumpla con la población; estamos obligados a ser beligerantes y activos en resaltar adecuadamente las medidas positivas que implemente, a sostener exigencias en defensa del interés nacional, así como a mostrar nuestro desacuerdo con medidas que pueda tomar alejadas de estos propósitos. Hay que desistir del silencio ante las ejecutorias gubernamentales y ante la situación nacional y mundial creando una dinámica red de opinión con la intervención de nuestros dirigentes. Nuestro principal desafío consiste en construirnos, en desarrollarnos, en fortalecernos y crecer como fuerza política, en lo ideológico, organizativo y económico. El partido ha tenido notables aciertos en su existencia de 32 años; entre estos, mantenerse operando apegado a principios revolucionarios y éticos; haber logrado implantar en el escenario político nacional, haciéndola dominante, la tesis de que nadie sólo puede y que se requiere de la más amplia alianza de los más diversos sectores políticos y sociales para enfrentar con posibilidades de éxito los problemas que padece el país; así como ser percibidos por segmentos importantes de la sociedad como un partido que realizó grandes aportes, y a tiempo, para que Danilo Medina obtuviera la Presidencia de la República. En nuestro país existe un sistema partidario con dos formaciones políticas principales cuya práctica es el clientelismo, rentismo y el patrimonialismo, que se expresa en la utilización del patrimonio estatal y los aportes de los grupos empresariales para el sostén del sistema de partidos mayoritarios. La débil institucionalidad, el incumpliendo de las leyes, la debilitad de la justicia, la impunidad para sancionar la corrupción y el crecimiento de la influencia del narco-tráfico, la criminalidad y la delincuencia son elementos altamente preocupantes que se reflejan cotidianamente en la vida nacional. La pobreza en toda su magnitud constituye uno de los rasgos que distingue nuestra sociedad. Frente a la problemática nacional, nuestra estrategia se basa en luchar por lograr un cambio en la correlación de fuerzas, donde el pensamiento progresista y las fuerzas que lo sustentan alcancemos niveles importantes de reconocimiento, de forma que podamos contribuir a la superación progresista de los problemas que nos aquejan. Insistimos en el camino de la unidad de las fuerzas

16


17

Partido de los Trabajadores Dominicanos democráticas, progresistas y revolucionarias, apoyaremos el fortalecimiento del movimiento social y su potenciación, trabajaremos para fortalecernos como organización, con suficiente identidad y reconocimiento en todo el país. El país reclama un proceso de reformas económicas, políticas y sociales, encaminadas a revertir el conjunto de leyes que bajo la visión neoliberal se impusieron, causando enorme daño. Se necesita urgentemente una reforma al código monetario y financiero, el cual ha devenido en un instrumento de acumulación de capital, a la ley 87/01 sobre seguridad social y es igualmente un instrumento del capital financiero y de corporaciones vinculadas al negocio de la medicina despojado de espíritu solidario; a la capitalización de empresas públicas que despojó al Estado de un enorme patrimonio; y de un conjunto de otras leyes adjetivas, para superar su contenido y para adaptarlas a la constitución vigente. Afirmamos que frente a la situación política el país necesita un cambio de rumbo, un rumbo progresista. Igualmente necesario será reconsiderar los contenidos del DR-CAFTA y modificar las leyes arancelarias al igual que revisar los contratos con las empresas energéticas El PTD entiende necesario profundizar en el castigo a la corrupción, en ser más eficaz en la aplicación de políticas para reducir la delincuencia y la inseguridad ciudadanas, fortaleciendo los mecanismos de control en las instituciones del Estado y ejecutando políticas de inclusión social que den repuesta a las condiciones de pobreza y marginalidad en que viven muchos dominicanos y dominicanas.

Partidos y Movimientos Revolucionarios y Progresistas El movimiento revolucionario y progresista nacional no ha podido superar la división que desde su origen lleva a cuestas. Los múltiples intentos unitarios para crear una sola organización partidaria fuerte, que opere como centro de todos o de la mayoría de los revolucionarios y progresistas, sea un partido o un frente, siempre encuentran serios obstáculos en la ortodoxia que petrifica en el tiempo teorías, principios, métodos, procedimientos y lenguajes. El reclamo de cada uno de los grupos, corrientes o simples expresiones revolucionarias y progresistas de la pureza e infalibilidad de sus ideas, sigue operando


Partido de los Trabajadores Dominicanos como una gran muralla que dificulta el reconocimiento y la cooperación entre la diversidad existente. Esta situación se traduce en competencia entre nosotros (revolucionarios y progresistas), que nos debilita y vuelve nuestras acciones poco eficaces, pues pasamos un tiempo disputándonos entre nosotros mismos el limitado espacio que ocupamos en la sociedad, mientras dejamos que los conservadores y neoliberales (los tres partidos que han gobernado) trabajen y controlen el gran universo poblacional del país, acción con lo que arrastran aparte, no sólo de los sectores progresistas débiles, sino también a miembros que militan o simpatizan en los partidos y movimientos conocidos como revolucionarios y progresistas de distintos matices. A la luz de los acontecimientos políticos del país y el mundo, está en marcha un importante proceso de búsqueda de articulación de diversos grupos y sectores del litoral progresista que aún no se convierte en una fuerza impulsora, pero que por su manifiesta intención, puede ayudar a la concreción de la unidad de los diversos sectores revolucionarios y progresistas y la construcción de una fuerza política que aprovechando las condiciones del entorno mundial, continental y nacional, gane el corazón de las mayorías nacionales y tenga la posibilidad de gobernar la Nación. El PTD tiene que tomar seriamente en cuenta esta realidad al formular su programa, planes y objetivos para los próximos 4 años, y trabajar para cristalizar este importante aspecto estratégico. Las experiencias positivas y negativas, acumuladas especialmente desde 1986 a la fecha, a través de una activa participación en las luchas políticas, sociales e institucionales, nos permiten emprender aún con más convicción y energía, la marcha hacia nuevas y más altas metas en pro del bienestar del pueblo dominicano.

18


19

Partido de los Trabajadores Dominicanos

Movimiento social, popular y sindical En la República Dominicana se ha producido un cambio en los instrumentos encargados de recoger, elaborar y articular las demandas sociales de los sectores populares, desplazándose significativamente esa función desde el área sindical y gremial a los sectores comunitarios y las ONG’s, mientras que en el campo patronal se asiste a una consolidación de sus instrumentos corporativos. El movimiento social, sindical y popular, se caracteriza actualmente por una situación de estancamiento y retroceso, impactado por los efectos divisionistas que empuja el neoliberalismo disolvente, deshumanizante y excluyente que desnaturaliza el papel y funciones de las organizaciones de los trabajadores, los campesinos, las mujeres, los jóvenes, los profesionales de las entidades comunitarias y otras que están llamadas a desempeñar un papel positivo como instrumentos de lucha para alcanzar mejores condiciones de vida para la población. La crisis que afecta una parte del movimiento sindical, social y popular se agrava también por el hecho de que alguno de sus instrumentos se encuentran perforados, divididos y disgregados por la acción gubernamental y patronal. Sin embargo, es necesario hacer constar que existen al interior del movimiento social, popular y sindical elementos que luchan por reorientar la organización mediante la toma de conciencia y del fortalecimiento de las entidades encargadas de recoger y reivindicar los intereses de las mayorías nacionales. Estos esfuerzos deben ser apoyados y acompañados por nuestro partido y todo el movimiento revolucionario y progresista. La acción patronal no se queda en la compra de conciencia y en la división del movimiento; a ello se le agrega la acción represiva y violatoria de las leyes laborales y convenios internacionales que, aunque formalmente consignan derechos conquistados históricamente por la lucha de los trabajadores, cada día, en la práctica se reducen y/o se anulan por la acción implacable y anti-democrática de los patronos y la complicidad de los gobiernos. En estas circunstancias, el movimiento organizado de los trabajadores ha sido el más impactado por la acción del neo liberalismo. La clase obrera no es la misma


Partido de los Trabajadores Dominicanos desde que se impuso este modelo el cual ha desarticulado y reducido el aparato productivo nacional, disminuyendo considerablemente el empleo y el papel de los trabajadores en la sociedad.( Más de 56% de los empleos existentes en el país se crean en el mercado informal) Suman cientos las fábricas cerradas; las empresas estatales han resultado despedazadas unas y privatizadas otras, como son los casos de los ingenios azucareros, las empresas de CORDE y la CDE, llevándose de paso a los sindicatos que operaban en ellas. Las zonas francas, el turismo y el comercio, constituyen los sectores más dinámicos de la economía. Pero en ellos la organización del movimiento sindical es rudamente reprimida. Debemos contribuir a la rearticulación y renovación del movimiento sindical, popular y social. Para ello se será necesario formular políticas y propuestas que ayuden a renovar con sentido progresista el movimiento sindical en el que predomine un liderazgo dotado de sólida conciencia, independencia clasista, unidad en su accionar, y solidaridad combativa con sus intereses y con los cambios sociales.

Movimiento Campesino

El proceso de urbanización del país ha producido a su vez una acelerada “descampesinación”, con la migración del campo a las ciudades. De cada 100 dominicanos/as, 71 viven en zonas consideradas urbanas. El predominio de una economía de servicios, ha producido severos efectos disgregadores sobre la composición y el accionar del movimiento campesino y una modificación sustancial en sus pliegos de reclamos. Se ha intensificado la emigración de los hombres y mujeres del campo dominicano hacia las ciudades y el exterior, disolviendo y disgregando sus organizaciones y gran parte de la mano de obra rural está integrada por nacionales haitianos los cuales, debido a su status, están inhabilitados sindicalmente hablando. El activo movimiento por tierra, vivienda, educación y salud se ha debilitado y hoy son los pequeños y medianos productores, agrupados en asociaciones, quienes reivindican derechos frente al gobierno y grandes agroindustriales y comerciantes.

20


21

Partido de los Trabajadores Dominicanos Ese fraccionamiento de intereses y la ausencia de entidades que los unifiquen y coordinen, mantiene una negativa situación para las luchas reivindicativas y por reformas progresistas.

Mujeres Las mujeres, los y las jóvenes y los las pobladores representan componentes de alta significación en la lucha social y política del pueblo dominicano, no sólo por el elevado por ciento poblacional que ocupan, sino también, y sobre todo, por la contribución cuasi determinante con que pueden empujar el cambio de rumbo que necesita la nación en la búsqueda de su desarrollo y bienestar. Pese a sus vicisitudes, debilidades y confusión en el movimiento que ha asumido su representación, las ideas en favor de la igualdad de género ha ganado un espacio en las luchas sociales y políticas, incorporando sus reivindicaciones a los programas del gobierno y a los programas y planes de los partidos políticos y de otras instituciones de la sociedad. El Ministerio de la Mujer, la existencia de leyes especiales para proteger sus derechos y estímulos, su papel dirigente en diversos estamentos de las organizaciones sociales y corporativas y el alto número de mujeres presentes en la educación media, técnica y superior ponen de manifiesto que en verdad también que la mujer es una fuerza vital para la causa que encarna nuestro Partido.

Jóvenes

Las organizaciones sociales de la juventud, si bien han ganado algunos espacios y aumentado su participación en la vida productiva del país, no es menos cierto que en sus contenidos y en sus luchas han experimentado estancamiento, lo que se expresa en el débil contenido de sus reclamos, en la disgregación de sus acciones y en la pérdida del liderazgo y el protagonismo que habían ejercido durante décadas anteriores. Esta situación no puede reducir el interés ni el reconocimiento que las fuerzas del cambio social tenemos que asumir con la juventud dominicana, llamada siempre a construir un futuro superador del estancamiento y el atraso que los


Partido de los Trabajadores Dominicanos conservadores han impuesto en nuestra sociedad. Hoy es más imperativo darle primacía a la participación de la juventud en la lucha político social y económica del pueblo. Es pertinente admitir que nuestro trabajo en este campo acusa serias ausencias y debilidades que estamos empeñados en que las políticas del VIII Congreso ayuden a corregir.

Pobladores

La imposición del modelo neoliberal ha generado el empobrecimiento de la vida de grandes núcleos poblacionales al establecer un conjunto de políticas, que reducen el papel del Estado en favor de los sectores desprotegidos. El crecimiento del fenómeno migratorio, la pérdida de las conquistas sociales alcanzadas por los trabajadores, las mujeres, los jóvenes y los pobladores en general, constituyen elementos que han hecho de los residentes en los barrios populares de las grandes ciudades, ciudadanos/as de última categoría, desprovistos de los servicios más elementales y sumergidos en condiciones alarmantes de vulnerabilidad. La privatización ha significado el cierre de empresas y el despido de miles de trabajadores/as, la supresión de los programas sociales se ha llevado de paro los subsidios a programas alimentarios, de viviendas, medicinales, de saneamiento ambiental y otras atenciones que proveía el Estado como elemento compensatorio a sus políticas de ajuste estructural. Así, millares de nuevos pobres se han visto precisados a alojarse en los cinturones de miseria, viviendo en condiciones de hacinamiento y promiscuidad degradantes de la vida y la naturaleza. Los municipios que debieran brindar adecuados servicios a estos ciudadanos, pese a recibir hoy un volumen superior de recursos consignados en la Ley 166/03 que establece la transferencia del 10% de los ingresos del Estado a municipios, al estar regenteados por los partidos que han gobernado el país, invierten la mayoría de esos recursos en acciones clientelistas y otros asuntos a favor de sus parciales, y no en los servicios que demandan y necesitan esas comunidades.

22


23

Partido de los Trabajadores Dominicanos Esa realidad ha contribuido al surgimiento de diversas organizaciones de pobladores, entre las que se resaltan las Juntas de Vecinos, grupos de jóvenes, organizaciones de mujeres, clubes deportivos y culturales, entidades cooperativas y otras que, al tiempo que se movilizan y realizan todo tipo de actividades en su territorio, se agencian la ayuda y cooperación de instituciones cívicas comunitarias y no gubernamentales para encontrar alivio a sus necesidades fundamentales. Es de señalar que en estas luchas la mujer juega un papel cada vez más destacado. El PTD, identificado con la lucha de los pobladores por alcanzar mejoras en sus condiciones y calidad de vida, está en el deber de ser más activo en el acompañamiento a estas organizaciones del pueblo, haciendo que sus estructuras municipales y barriales, así como sus dirigentes y militantes en su condición de ciudadanos/as y como parte de la lucha, participen y brinden su apoyo cotidiano.

Impulsar un proyecto de cambio En agosto del 2009, se concluyeron los trabajos del VII Congreso del PTD. Desde ese tiempo hacia hoy, muchos han sido los esfuerzos desplegados por nuestra organización por avanzar en la consecución de sus metas para construirnos como un partido nacional de cuadros y de masas, capaz de hacer contribuciones importantes en la lucha por la democracia, el cambio y el bienestar material y espiritual de la gente. Este ha sido un período de estabilidad y operatividad productiva de la vida del partido, empezando por el funcionamiento armónico y unitario de la Dirección Nacional y su Comité Político, el crecimiento de la estructura partidaria en el territorio nacional y en otros países del mundo , específicamente en Estados Unidos, Europa, Venezuela, etc. En este periodo al PTD le ha correspondido ejercer funciones públicas designadas como parte de nuestra condición de partido Co-gobernante, así como en posiciones electivas en ayuntamientos y distritos municipales. Hemos conducido adecuadamente de las manos de nuestro presidente, José González Espinosa, la institución estatal, PROCOMUNIDAD, en medio de precarias condiciones de funcionamiento por la falta de recursos económicos de que ha sido provista.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Tenemos presencia en las asambleas de regidores de los municipios de Santiago (actualmente nuestro regidor ejerce la condiciones de vicepresidente) en Santo Domingo Norte, La Vega, Moca, Haina , La Romana, Esperanza, Azua, Jaquimeyes, Barahona, Fundación, Polo y Monte Plata. En los distritos municipales de Chirino, Jaibón, La Gina y El Guanito. Por igual el Partido ejerce la Alcaldía del municipio Fundación y la vice alcaldía de Navarrete. Como parte del desarrollo de la vida democrática e institucional del partido, en este periodo se realizaron dos plenos nacionales de dirigentes y dos convenciones nacionales electorales donde en cada caso adoptó políticas para cada coyuntura. Se han consolidado y ampliado las relaciones del partido en el campo internacional, siendo frecuente nuestra presencia en las diversas versiones del Foro de Sao Paulo, del Seminario Internacional que organiza el PT de México. Hemos estado presentes en la toma de posesión de presidentes amigos, participado como observadores en torneos electorales e intercambiado con numerosas delegaciones de partidos hermanos de América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia; de igual manera debemos significar la presencia de delegaciones de nuestra organización en Venezuela, España, Finlandia , Holanda, Cuba y otros países del mundo; se han conservado y fortalecido las relaciones con el Partido Comunista de China y el gobierno de la República Popular China. En el cumplimiento de los planes y tareas del partido se realizaron múltiples encuentros regionales, municipales y de base, así como de comisiones y o equipos de trabajo. Ese volumen de actividades pone de manifiesto el carácter estable de la vida institucional del partido, su grado de disciplina, de unidad interna, pese a las dificultades naturales que tiene que enfrentar una organización como la nuestra. En el curso de estos 4 años la vida del partido ha experimentado el mayor grado de unidad interna, esto es lo que explica que se hayan ido cumpliendo los planes de trabajo y alcanzado resultados, las deserciones y renuncias del PTD brillaron por su ausencia y la estabilidad y la armonía han sido la regla. Así mismo, el partido se ha nutrido de un nuevo contingente de miembros/as de diversas características provenientes de diferentes sectores de la sociedad; jóvenes, profesionales, dirigentes sociales y otros se han integrado a las filas partida-

24


25

Partido de los Trabajadores Dominicanos rias, reforzando así la continuidad del proyecto. Como nota adversa, se destaca la pérdida de valiosos compañeros/as quienes fallecieron en el este periodo entre los que se destacan, Antonio Adames Ramírez (Frank), Angélica Capellán, (doña Gueco), Altagracia Sánchez, ( Doña Tata), Argentina Beltré, Modesto Duarte, entre otros. En estos cuatro años se evidencia que el partido consolidó factores positivos tales como: • Nos hemos mantenido operando y aportando a la causa de la democracia y el bienestar del pueblo dominicano, apegado a principios revolucionarios y éticos, reclamando sin doblez los derechos políticos fundamentales. • Somos una organización de alcance y presencia nacional. • La dirección política se ha mantenido unida y operando. • Hemos realizado aportes importantes al triunfo electoral del Bloque Progresista y el PLD, haciendo que la tesis de que nadie solo puede se haga hegemónica en la sociedad política nacional. •En tanto que como organización política de izquierda, somos el partido de mayor votación. No obstante el PTD ha evidenciado importantes carencias y déficits que han imposibilitado el alcance de sus metas, las que se expresan en: • Son débiles los conocimientos en materia electoral y la organización del partido en este aspecto. • Ha sido débil el trabajo de formación política de la militancia. • Deficiente nivel de información interna. • Limitada participación en los medios de comunicación y en los debates políticos nacionales. • Limitaciones financieras y materiales. • Limitada participación en los órganos de gobierno.


Partido de los Trabajadores Dominicanos La superación de las debilidades y la consolidación de las fortalezas, expuestas más arriba, constituyen elementos fundamentales para mejorar la operatividad y eficacia de la acción del partido, así como reducir sus efectos negativos y convertirlos en oportunidades que nos permitan, basada en la fortaleza partidaria, alcanzar las metas que nos hemos propuesto para este periodo. Esto sólo puede ser el resultado de un esfuerzo constante y consciente colectivamente asumido por cada uno de nuestros comités, dirigentes y militantes, sea cual sea el nivel organizativo y de responsabilidad en que desarrolle sus actividades. Corresponderá a la nueva Dirección asumir a plenitud la visión programática y política que sobre el país adopte este VIII congreso, actualizar los planes y las tareas para materializar los objetivos propuestos. La dirección debe trabajar para elevar los conocimientos de todos los dirigentes y militantes del partido y proporcionar las herramientas materiales y tecnológicas que garanticen que en el tiempo que media entre este Octavo y Noveno Congreso el Partido de los Trabajadores Dominicanos se constituya en una pieza clave en las decisiones políticas que han de hacer de la República Dominicana un país más próspero, más humano, más independiente y más solidario para avanzar hacia la construcción del país y sociedad que requieren los ciudadanos/as del siglo XXI.

26


27

Partido de los Trabajadores Dominicanos

Rumbos, Metas y Tareas

El pueblo dominicano continúa padeciendo numerosos problemas que le impiden alcanzar niveles de vida digna, eso a pesar de que el movimiento revolucionario y demás sectores progresistas del país hemos trabajado para crear las condiciones que nos permitan revertir esta injusta situación; sin embargo y pese a todo el esfuerzo desplegado, no hemos podido reunir las fuerzas suficientes para cambiar la correlación a favor del cambio progresista. Para avanzar en ese camino consideramos necesario lo siguiente: Impulsar una Revolución Democrática, para la transformación de la sociedad con una visión Progresista y Solidaria. Desde la fundación del Estado dominicano, los sectores conservadores han mantenido el control sobre el aparato estatal de la República y salvo honrosas excepciones a lo largo de 169 años de Historia, han utilizado dicho aparato para su particular provecho, sometiendo al pueblo dominicano al atraso, la exclusión y la pobreza. La hegemonía política y el control económico del país, bajo dominio de los grupos políticamente conservadores, constituye la causa fundamental del atraso en que vive el pueblo. La inmensa mayoría de los problemas de la sociedad dominicana se derivan de la naturaleza negativa de este sistema y del control que han ejercido las fuerzas conservadoras de la Nación; por lo tanto, la solución de los mismos pasa necesariamente, por una transformación profunda, que establezca las bases para nuevas relaciones entre los dominicanos y dominicanas, para lo cual es necesario impulsar Una Revolución Democrática. EL movimiento revolucionario y progresista en todas sus manifestaciones y representación, está en la obligación de unirse para movilizar la voluntad de la Nación por el camino del bienestar, la democracia y el progreso. En el PTD tenemos claro la necesidad de la unidad, pues la cuestión hoy debe ser planteada entre continuar con el control de las fuerzas conservadoras o un cambio progresista para alcanzar el progreso y el desarrollo nacionales.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Es necesario unir las fuerzas progresistas, construir juntos una propuesta de Nación diferente y posible, rescatar el ideario de Duarte y los trinitarios, de Luperón y los restauradores, de Gregorio Urbano Gilbert y los luchadores anti- imperialistas del 1916, de los Héroes y mártires de la Raza inmortal, de los Constitucionalistas de 1965 y de los luchadores por la libertad, la democracia, la soberanía y el bienestar del pueblo de las últimas décadas y derrotar el proyecto conservador, responsable del atraso y la pobreza que aqueja la sociedad dominicana. El partido debe trabajar en este período en procura de contribuir a que las fuerzas progresistas, las personas de pensamiento progresista y revolucionario nos unamos y juntos impulsar los factores que nos llevan hacia la transformación de la sociedad dominicana; para ello, como hemos afirmado, es necesaria una Revolución Democrática que revierta todo el andamiaje conservador en que se sustenta el modelo de desarrollo imperante. Es necesario trabajar en el seno de los sectores afectados y perjudicados por el modelo neo liberal imperante de forma que se despierte en la mayoría de ellos una conciencia de cambio progresista y progresivo, trabajando por incorporar a la gente a la acción por su propio bienestar. Esto implica la necesaria comprensión de que la teoría del pensamiento único impuesto desde los grandes centros financieros internacionales, las trasnacionales y los países más desarrollados, no es la única forma de organizar la economía y la sociedad, que otro país es posible y que no es preciso resignarse a esa fatalidad que nos condena a vivir en la miseria, la pobreza y la incertidumbre, como expresión de la infelicidad y que se puede y debe organizar la Nación y la producción a favor todos/as quienes, con su trabajo en sus variadas e infinitas formas, hacemos posible la creación de riquezas que unos pocos acaparan y dispendian. Construir una organización fuerte que contribuya de manera trascendente a que la corriente revolucionaria, democrática y socialista se constituya en un inequívoco referente político capaz de gobernar la Nación.

28


29

Partido de los Trabajadores Dominicanos Para alcanzar esta meta es necesario desplegar las fuerzas del partido, en el conocimiento de que la victoria se construye mediante el trabajo constante y consciente de cada uno de nosotros. Para ello nos proponemos: 1. Poner en práctica un plan de organización y crecimiento basado en las experiencias positivas de la Municipalización en el partido, procurando la consolidación de organismos de calidad que construyan fuertes y sólidos vínculos can las masas del pueblo. 2. Trabajar en la identificación y captación de recursos humanos con capacidad de liderazgo local, municipal y provincial, haciendo énfasis en los y las jóvenes, las mujeres, los/as técnicos/as y profesionales. 3. Aplicar una política de comunicación activa e innovadora con intervención múltiple y diversa, basada en la elaboración y divulgación de propuestas sobre los asuntos políticos, económicos, sociales, educativos y culturales del país y del mundo. Combinar el uso de los medios propios del partido con el aprovechamiento de los medios de comunicación masivos, incluyendo el Internet. 4. Garantizar que la Escuela Política funcione a cabalidad, de modo que los dirigentes, cuadros y militantes adquieran y fortalezcan sus conocimientos acerca de los principios, las orientaciones, las líneas de actuación y los procedimientos que expresan las políticas del partido y puedan utilizarlos como herramientas permanentes en su labor organizativa. 5. Relanzar, reformular y ampliar la política de relaciones y cooperación internacional con los partidos, movimientos, gobiernos, personas e instituciones no gubernamentales impulsadoras del desarrollo y bienestar de los pueblos, la solidaridad social, la cooperación, la integración, la complementariedad y la paz en todo el mundo, participando activamente en los distintos eventos internacionales.


Partido de los Trabajadores Dominicanos 6. El Partido se propone desarrollar una política de captación de recursos económicos y financieros, para lo cual trabajaremos en la modernización de las operaciones económico-financieras, garantizando una transparente administración. 7. Fortalecer la Política de Unidad Amplia sustentada en un programa de reforma progresista y progresiva, encaminado a revertir el andamiaje neo liberal imperante, bregando por ser una fuerza cada vez más decisiva e influyente en la coalición que gobierna el país desde el 2004, para imprimirle un rumbo progresista y asegure un nivel adecuado de bienestar para todos/as los/as dominicanos/as. 8. Trabajaremos para hacer una mejor y mayor contribución a la unidad de las fuerzas revolucionarias, democráticas y socialistas de nuestro país interesadas en que nos constituyamos en una poderosa fuerza capaz de asumir la representación de los sectores perjudicados y afectado por el modelo neo liberal. 9. En los próximos cuatro años, el PTD se abocará con particular decisión a fortalecer y desarrollar el movimiento de municipalización, ampliando sus bases organizativas, y presencia política, cuyos resultados debe expresarse en la obtención de una alta votación en los procesos electorales y en una sólida presencia en el escenario político local y nacional. Nos fijaremos como meta ampliar nuestra presencia en el gobierno, retomar nuestra participación en el Congreso de la República y fortalecer y ampliar nuestra presencia en el poder municipal. 10. El Partido deberá acompañar todo el movimiento social en su proceso de unidad y recuperación contribuyendo a que el mismo asuma una orientación impugnadora del modelo neoliberal imperante, sin que con ello se deje arrastrar a prácticas que desnaturalicen la razón y esencia de la causa. Trabajar para contribuir a la unidad de las fuerzas democráticas y revolucionarias del país y al establecimiento de una alianza amplia con diversos sectores de la sociedad dominicana, encaminada a impulsar la derrota de los sectores y

30


31

Partido de los Trabajadores Dominicanos el pensamiento conservador, fortalecer el rumbo progresista a la Nación, y el establecimiento de un país verdaderamente productivo y realmente democrático.

¡Marchemos Unidos Para Hacer Mas Fuerte Y Operativo Al Ptd¡ Sin Unidad No Hay Fuerzas Y Sin Fuerzas No Hay Victoria ¡Viva El Ptd, Viva La Patria! Comisión Central Organizadora Octubre, 2013


Partido de los Trabajadores Dominicanos


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCIONES DEL

VIII CONGRESO

DEDICATORIA DEL VIII CONGRESO NACIONAL A FRANK ADAMES


Partido de los Trabajadores Dominicanos

DEDICATORIA DEL VIII CONGRESO A FRANK ADAMES Desde muy joven hasta el final de su vida, el compañero Eocadio Antonio Adames (Frank) estuvo involucrado en la lucha por la libertad, la independencia, las transformaciones sociales, el progreso y el bienestar del pueblo dominicano. Participante activo en el movimiento estudiantil, que irrumpió vigoroso en medio de las jornadas libertarias emprendidas por el pueblo tras el ajusticiamiento del tirano Rafael Trujillo, en 1961. Militante del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, encabezado por el doctor Manuel Aurelio Tavares Justo, Frank participó en su pueblo natal –La Vega- en la formación de un poderoso comité del 1J4 que desempeñó un destacado papel en la movilización política emprendida por dicha organización en todo el país en 1961-62 y 63; en la resistencia al golpe de Estado que derrocó el gobierno del profesor Juan Bosch en 1963; y luego en la Revolución Constitucionalista que estalló el 24 de abril de 1965. En cada uno de esos gloriosos escenarios, fue un militante de primera línea. En el período que siguió a la intervención militar norteamericana con la instauración del gobierno de 12 años encabezado por Joaquín Balaguer, el compañero llevó a cabo un intenso trabajo en numerosas provincias del Cibao, particularmente en las zonas campesinas, sembrando con su labor incansable la semilla de la libertad, la democracia y la revolución, labor que se extendió a sindicatos, gremios y clubes deportivos y culturales. Con su trabajo constante y consciente Frank conquistó el cariño y respeto de miles de hombres y mujeres de nuestro pueblo. Víctima de la persecución política, enfrentó cárceles y torturas, asumiendo en esas difíciles circunstancias una postura indoblegable que elevó su prestigio dentro de las filas revolucionarias y las masas populares.

34


35

Partido de los Trabajadores Dominicanos

Coronando su incansable que hacer político y social, se dedicó en cuerpo y alma junto a numerosos militantes revolucionarios y personalidades progresistas, a la construcción de varias organizaciones revolucionarias y antiimperialistas: la Línea Roja del 1J4, fundada el 28 de julio de 1968; la Unión Patriótica Antiimperialista, el 23 de octubre de 1977 y nuestro Partido de los Trabajadores Dominicanos, el 21 de diciembre de 1980. Miembro de la Dirección Nacional del PTD desde sus inicios, bajo su liderazgo surgieron y se consolidaron importantes comités de partido en La Vega, Bonao, Santiago, Moca, Salcedo y San Francisco de Macorís. Como miembro de la Comisión Política fue Secretario de Recursos y Administración, de Asuntos Internos y de Organización. Con sólida preparación académica, participó de manera eficaz en la preparación y corrección de numerosas publicaciones en defensa de los intereses de los trabajadores y del movimiento revolucionario. Así, contribuyó a la creación del periódico El Minero, órgano del Sindicato Unido de Trabajadores de la Falconbridge, SUTRAFADO. También, en la de El Tabacazo, de los trabajadores del tabaco en Tamboril y fue redactor de artículos, corrector de las distintas publicaciones de nuestro partido: Unidad Marxista –Leninista-, Lucha Obrera, PTD, Mente Libre, etc. En prueba de su elevada conciencia política, Frank hizo compatibles la condición de militante de un partido que promueve el cambio y las trasformaciones en la sociedad, con la dedicación a la auto-cultivación. Con disposición personal disciplinada y organizada, elevó su formación y cualificación profesional mediante la asistencia a la universidad y la consagración al estudio, todo ello luego de cumplir las importantes tareas que siempre tuvo en el seno del partido. Desafiando el cansancio y el sueño alcanzó un título universitario con el cual asumió el desempeño de funciones públicas hasta el momento de su fallecimiento, el 3 de abril del 2010. Es por todo lo anterior que consideramos justo y oportuno mantener vivo su recuerdo y exaltar su memoria asegurando que sus hechos políticos y sociales, que son hechos dedicados al servicio del pueblo, no serán olvidados por nosotros y que su ejemplo siempre servirá de estandarte para las nuevas generaciones de hombres y mujeres del PTD, generaciones llamadas a continuar la lucha y los esfuerzos por alcanzar un país en el que sea posible el bienestar para todos y todas, tal y como Frank Adames lo soñó y siempre procuró. Los petedeistas declaran y proclaman con sentimiento de admiración hacia ese meritorio compañero que hoy reconoce el VIII Congreso para que este magno evento de nuestro partido lleve su nombre: Eocadio Antonio Adames Ramírez –Frank Adames-. 29-30 noviembre y 1 de diciembre 2013.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCIÓN DEL VIII CONGRESO EN HONOR DEL PATRICIO JUAN PABLO DUARTE Compartiendo el sentimiento conmemorativo con que el pueblo dominicano rinde homenaje a Juan Pablo Duarte en el bicentenario de su nacimiento, el VIII Congreso Nacional dedica sus reflexiones, debates, trabajos y resoluciones como ofrenda al fundador de la nacionalidad. Visionario, Duarte concibió la estrategia independentista, diseñó, organizó y encabezó el plan de lucha que se cristalizó el 27 de febrero de 1844 en la separación y el nacimiento de la República Dominicana como Estado libre, soberano e independiente. Con los acontecimientos que ese día tuvieron lugar entre las puertas de La Misericordia y de El Conde, encabezados por Francisco Del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella, Juan Pablo Duarte alcanza el mérito de colocarse en la posición cimera de nuestra historia. Su amor y compromiso con la libertad, su intransigencia frente a todo entreguismo y traición a la patria y su respeto hacia las instituciones que contribuyó a forjar, así como el cumplimiento que debe asumir todo funcionario público de rendir cuentas, constituyen un legado de valor imperecedero para todos los dominicanos y dominicanas. Dicho legado se fortalece aún más con su decisión de desprenderse de los bienes familiares para ponerlos al servicio de la causa independentista y con la dignidad con que enfrentó persecuciones, cárcel y destierro e incluso la incomprensión y la indiferencia frente a sus sobresalientes méritos. Los delegados y delegadas del VIII Congreso Nacional del PTD, inspirados en los ideales y en la obra de Duarte, declaramos nuestro compromiso de mantener vivo su legado, de trabajar para elevarlo al plano de la conciencia colectiva y de colocarlo al servicio de una República Dominicana de ciudadanos y ciudadanas orientada por ideales de paz, respeto, democracia y justicia social, con metas de progreso, bienestar y felicidad. ¡VIVIR SIN PATRIA ES LO MISMO QUE VIVIR SIN HONOR! ¡VIVA LA REPUBLICA DOMINICANA!

36


37

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE LA NO IMPUNIDAD DEL ASESINATO DE MANUEL AURELIO TAVAREZ JUSTO –MANOLOPor cuanto el doctor Manuel Aurelio Tavárez Justo, líder del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, que enfrentó con valentía y arrojo la sanguinaria dictadura trujillista, produjo y encabezó un levantamiento armado el 28 de noviembre del año 1963, exigiendo el retorno a la constitucionalidad conculcada por el golpe de Estado contra el gobierno legítimamente elegido en las urnas del profesor Juan Bosch. Por cuanto Manuel Aurelio Tavárez Justo, hoy declarado héroe nacional, fue capturado con otros combatientes y vilmente asesinado junto a sus compañeros el 21 de diciembre del año 1963, violentando el derecho y los convenios internacionales sobre prisioneros de guerra, acción de la cual se cumplirá el 50 aniversario. Por cuanto a que el alevoso crimen contra Manolo Tavárez Justo y sus compañeros de expedición ha quedado impune durante estos largos años, a pesar de los testimonios y referencias que identifican a los actores del mismo y a existir en la actualidad una fuerte corriente en Latinoamérica y el mundo que propugna por no dejar en el olvido los crímenes de guerra y que sus actores reciban el debido castigo. El VIII Congreso del Partido de los Trabajadores Dominicanos, al cumplirse el 50 aniversario del asesinato del héroe nacional Manuel Aurelio Tavárez Justo y sus compañeros, propone a las fuerzas vivas del país la conformación de una Comisión de la Verdad integrada por personalidades democráticas que inciden en la vida nacional, que conduzca el proceso de indagatorias e investigaciones, de manera firme y responsable, para que los culpables de su asesinato sean identificados y sometidos a la acción de la justicia.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO EN HONOR A NELSON MANDELA CONSIDERANDO que la trayectoria de lucha de Nelson Mandela, impregnada de justa rebeldía, coraje, dignidad y espíritu de tolerancia, todo ello impulsado por una inteligencia y visión de gran alcance, hacen del dirigente sudafricano, fallecido el 5 de diciembre del 2013, una figura sobresaliente en la historia de la humanidad. CONSIDERANDO que Mandela, con su coraje, determinación y firmeza de convicciones, desde su prolongado y brutal encarcelamiento de 27 años, inspiró, movilizó y desencadenó la lucha de su propio pueblo, concitando al mismo tiempo un movimiento de simpatía que se extendió por todo el mundo, aislando políticamente al régimen racista de Sudáfrica, obligándolo a ponerlo en libertad y finalmente provocando el colapso del sistema de oprobio, exclusión, explotación e ignominia, que habían instaurado en su país. CONSIDERANDO que la política de tolerancia que inauguró tan pronto asumió la presidencia de su país en 1994, acrecentó su liderazgo, el que se fortaleció aún más cuando, estando en posesión de los mecanismos del poder en su patria, decide no presentarse a un nuevo mandato para 1999, dando paso a una generación de líderes que se habían templado en las luchas que él encabezó. CONSIDERANDO que la política internacional aplicada por el gobierno de Mandela, contribuyó a que su país pasara a formar parte del BRICS, sigla que representa al conjunto de naciones que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, cuyo papel en la economía mundial es cada vez más destacado, apuntando a la multilateralidad en las relaciones internacionales, un factor que modifica la geopolítica de nuestros tiempos. Y CONSIDERANDO que Mandela representa con su vida y su lucha una fuente de inspiración para todas las personas que luchan contra la tiranía y la opresión, en favor de la justicia, la democracia, la libertad y de que otro mundo mejor es posible. El VIII Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores Dominicanos levanta sus banderas en honor del gran hijo del continente Africano y gigante de la historia, Nelson Mandela. 15 de diciembre del 2013._

38


39

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RECONOCIMIENTO DEL VIII CONGRESO A LA DISTINGUIDA COMPAÑERA NURYS BEATRIZ BATISTA Nacida en Juma, Bonao, hija de los profesores Juan Batista Bautista y Ana Luisa C. de Batista y hermana del gran combatiente revolucionario Zoilo Batista, asesinado en 1974, en el gobierno de Joaquín Balaguer, Nurys completó sus estudios universitarios en la UASD, graduándose de Lic. En Educación. Desde muy joven perteneció al Movimiento Revolucionario 14 de Junio; fue Secretaria General de la Unión Patriótica, en Bonao; y luego integrante de la Dirección Municipal del PTD. Encargada de la Secretaria de Educación de la Asociación Dominicana de Mujeres, en 1987, y fundadora de la Asociación Dominicana de Profesores, ADP, en 1970. Profesora del liceo Elías Rodríguez, de Bonao, desde temprana edad se inclinó a la Educación preparando niños y niñas en su hogar, labor que continuó aun después de ser pensionada. Siempre ha estado al lado del pueblo de Bonao y de todo el país defendiendo las mejores causas. Desde aquí, nuestro reconocimiento y nuestro abrazo fraterno a tan meritoria compañera.

Ana Francisca Ortega presenta la resolución que reconoce a nurys batista por sus trayectorias


Partido de los Trabajadores Dominicanos

40

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO EN HONOR A ALTAGRACIA SÁNCHEZ (Doña Tata) El VIII Congreso del Partido de los Trabajadores Dominicanos Eocadio Antonio Adames (Frank), reconoce que doña Altagracia Sánchez (Doña Tata) quien fuera miembro permanente de nuestra Dirección Nacional, contribuyó con su trabajo constante y permanente, tesonero y transformador, solidario y humano, al crecimiento y consolidación de nuestro partido, pues como militante firme y templada siempre ejecutó cualquier tarea asignada y que en todas las jornadas de lucha y de trabajo estuvo presente. Reconoce a Doña Tata como militante meritoria abnegada y ejemplar del PTD, en el desarrollo de su trabajo político.

Fernando Rodríguez y Freddy Arias ponderan la resolución sobre Doña Tata


41

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RECONOCIMIENTO A ANGELICA ALTAGRACIA CAPELLAN (DOÑA GUECO) Obrera de la Zona Franca de Santiago; directiva de la Federación de Trabajadores del Norte, doña Gueco fue de las principales dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Aguja. En el marco de esas funciones desarrolló numerosas luchas a favor de los intereses de los trabajadores, que llegaron hasta la huelga de hambre. Incluso, sufrió el despido de su puesto de trabajo. Militante del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, de la Línea Roja del 1J4 y fundadora de nuestro Partido de Los Trabajadores Dominicanos, donde permaneció en sus filas hasta el último día de su vida. Su presencia, cargada de dignidad, insuflaba aliento e inspiración para todos los y las petedeístas. Ambientalista innata, organizo jornadas de reforestación, dirigió operativos de limpieza de ríos y cañadas, y defendió áreas verdes de los intentos de ocupación y devastación, como parte de sus compromisos comunitarios. Mujer dotada de gran sensibilidad social, cultivó un espíritu rebelde contra toda forma de explotación y maltrato. Luchó dentro del movimiento revolucionario en procura de alcanzar una nueva sociedad, justa y más decente. Mencida Serrata presenta la resolución sobre Doña Gueco


Partido de los Trabajadores Dominicanos

42

RECONOCIMIENTO A CELESTE ARGENTINA BELTRE MELO. Nacida el 07 de Noviembre de 1954, en Peralta, Azua. Falleció el sábado 9 de junio del 2012. Maestra por más de 35 años en la escuela Juan Bautista Zafra y el politécnico Fabio Amable Mota, de Los Mina, donde laboró hasta la hora de su muerte. Fue una destacada dirigente del Partido de los Trabajadores Dominicanos, de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), de la Cooperativa Nacional de Servicios Múltiples de los Maestros (COOPNAMA) y fue miembro del Foro Nacional de Mujeres en representación del PTD. Como presidenta del Distrito Cooperativo 1-51 de la Cooperativa Nacional de Maestros siempre estuvo enfocada en el bienestar del magisterio, promoviendo una mejor calidad de vida de los maestr@s. Argentina Beltré luchó siempre a favor de los estudiantes y profesores, contribuyó activamente en la formación del Patronato de los Maestros que levantó con fondos propios un proyecto habitacional en las inmediaciones de la base aérea de San Isidro, donde residen decenas de maestros y maestras. Su labor como educadora la combinó con la política desde el Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), donde fue una destacada militante que llegó a la Dirección Nacional y fue candidata a vice síndica en las elecciones del 2002, en Santo Domingo Este. Los delegados y delegadas del VIII Congreso Nacional rendimos tributo de honor y reconocimiento a estas destacadas compañeras, militantes, consagradas del Partido de los Trabajadores Dominicanos. Lourdes Méndez lee semblanza en recordación de Argentina Beltre


43

Partido de los Trabajadores Dominicanos

LÍNEA POLÍTICA Y PROGRAMÁTICA

El VIII Congreso aprobó el presente documento que contiene la línea política que parte de caracterizar la sociedad dominicana, la situación mundial y las perspectivas del partido, para la configuración de una visión estratégica, expresada en propuestas programáticas


Partido de los Trabajadores Dominicanos El VIII Congreso aprobó el presente documento que contiene la línea política que parte de caracterizar la sociedad dominicana, la situación mundial y las perspectivas del partido, para la configuración de una visión estratégica, expresada en propuestas programáticas con un enfoque revolucionario y progresista para la superación de los males que impiden el logro del bienestar general de la nación dominicana. Este documento fue sometido a extenso debate al interior del partido, en búsqueda del debido consenso acerca de los temas contemplados. Se incluyó la consulta a sectores interesados de la sociedad a los fines de recoger las apreciaciones sobre su contenido, con la finalidad de contribuir a superar los atrasos que padecemos y que provocan que millones de dominicanos y dominicanas continúen sumidos en condiciones de pobreza. El documento de LINEA POLITICA Y PROGRAMATICA constituye un instrumento para orientar y guiar la necesaria aplicación y puesta en marcha de los planes operativos y de acción de los dirigentes, miembros y simpatizantes del partido a partir de todas las instancias institucionales de la organización. El VIII Congreso nacional del Partido de los Trabajadores Dominicanos PTD, por “El cambio la renovación y el bienestar” se realiza según lo establecido en los Estatutos, adoptando la modalidad de congreso proceso en el que se programan las actividades de preparación y entrega de los documentos para la discusión en los organismos del partido y en eventos locales y regionales de manera que la culminación del mismo se realiza en una jornada convocada para aprobar los estatutos, los documentos de línea política y programática y elegir la Dirección Nacional que regirá el destino del partido para el próximo cuatrienio. En los últimos años, el PTD, que se constituyó como partido basado en una investigación socio-económica que definió la estructura clasista de la sociedad dominicana en la década del 1980 y elaboró su política y propuesta programática, está en el deber de actualizar su visión sobre la composición social dominicana, observar las diferencias entre la sociedad que definimos en aquella época y la que tenemos hoy, identificando las diversas contradicciones entre las clases a fin readecuar el partido y definir los blancos, así como las fuerzas motrices para

44


45

Partido de los Trabajadores Dominicanos impulsar los cambios. Debemos precisar qué quiere y necesita el dominicano y la dominicana de hoy, cuáles son sus gustos, necesidades y aspiraciones e intereses para lograr los cambios en sintonía con el tipo de sociedad que tenemos y la que aspiramos. El VIII Congreso procura aunar esfuerzos para mejorar la labor del partido, corregir lo que requiere ser mejorado, evitando hacer un congreso ideológico, por lo que aspiramos a realizar un Congreso de cara a la sociedad, sin apartarnos de la intervención política y puesto al servicio de los intereses de la nación, de avanzar en el camino de establecer una visión que permita impulsar los cambios necesarios y posibles para renovar las estructuras partidarias e incrementar la eficacia en el cumplimiento de la misión que nos corresponde como organización progresista, revolucionaria y solidaria. El nuestro es un proyecto partidario pertinente, llamado a dejarle a las presentes y futuras generaciones un mejor país con independencia, soberanía, dignidad, desarrollo, progreso y bienestar, administrado ética, honrada y eficientemente: Un país verdaderamente productivo con un gobierno decente. Actuemos con el pensamiento y la acción puestos en el interés colectivo de la patria, atreviéndonos a propiciar la renovación que requerimos para fortalecernos y avanzar a un ritmo más claro con metas más precisas.

EL CONTEXTO INTERNACIONAL El VIII Congreso Nacional del PTD se realiza en momentos en que la humanidad experimenta un vigoroso proceso de avances científicos-técnicos y de cambios económicos, políticos y sociales que impactan en todo el mundo. La biotecnología ha transformado la producción alimentaria y de medicamentos. La cibernética ha permitido dominar los secretos del espacio, abriendo junto a la energía nuclear, posibilidades asombrosas en la perspectiva del desarrollo humano; las redes sociales permiten convocar en pocos minutos a millones de seres humanos que pueden expresarse y manifestarse en grandes y pequeñas comunidades en aras de un objetivo común, mediante el Internet cuyo desarrollo permiten, junto a la televisión y la prensa y escrita y digital, convertir el mundo en una auténtica aldea global.


Partido de los Trabajadores Dominicanos La crisis del capitalismo es sistémica, tiene su origen en factores inherentes a esta forma de organización económica, política y social a su dinámica de acumulación de riquezas, a elementos que entraña el proceso de generación de plusvalía, a sus contradicciones como modo de producción económico–social, con sus crisis cíclicas, a sus relaciones de producción, a su naturaleza voraz y explotadora que cimenta la generación y acumulación de capital en la pobreza, y las precariedades en las condiciones de vida de las mayorías, con un alto nivel de riquezas acumuladas por el capital financiero, junto a la concentración y exportación de capitales. El sistema capitalista mundial atraviesa por crisis estructurales que abarcan lo económico, lo político, lo social y lo moral, originada en los grandes centros capitalistas: Estados Unidos, Europa y Japón golpeando sus economías y aumentando las dificultades existenciales de sus ciudadanos y ciudadanas. Estas crisis repercuten negativamente en todos los países del mundo, en mayor o menor medida. En su lógica productiva en busca de generar crecientes beneficios, a los capitalistas no les importa el desequilibrio de la biodiversidad del planeta originando una contradicción entre el capital y la naturaleza. Las fuerzas productivas y las relaciones de producción capitalistas chocan con las condiciones materiales de producción: la naturaleza y los seres humanos, no podrían sobrevivir a la destrucción de los ecosistemas. En el planeta el 45 % de los ecosistemas están afectados y se asegura que de mantenerse el actual ritmo, para el año 2025 los ecosistemas vitales habrán disminuido en un 30%, lo que significa menos biodiversidad, menos agua potable, menos tierras cultivables y alimentos, entrañando una notable disminución de la capacidad sustentadora y regeneradora de la vida. Las fuerzas conservadoras, mantienen la hegemonía mundial en la correlación de fuerzas, imponiendo su dominio y control en la mayoría de países. Esa hegemonía está encontrando cada vez mayor resistencia en el marco de los procesos progresistas, democráticos y revolucionarios que se verifican en amplias regiones del mundo. La crisis económica que estalló en Estados Unidos, Europa y Japón continúa siendo un factor debilitante de la hegemonía conservadora.

46


47

Partido de los Trabajadores Dominicanos Las economías emergentes, sean NIC o BRICS, constituyen un fenómeno geopolítico de rápida expansión internacional; su presencia se registra en la mayoría de los continentes destacándose China, Rusia, Brasil, India, Sudáfrica, Indonesia, Turquía y Egipto, tendiendo a modificar las relaciones económicas y políticas internacionales. Los países emergentes están marcando el tono y las dimensiones de los cambios en la geopolítica mundial. Al colapsar la Unión Soviética en 1991 los Estados Unidos se establecieron como la única superpotencia mundial, imponiendo la unipolaridad. La rapidez con que el mundo está cambiando en las últimas décadas, apuntalan y generan las condiciones, como tendencia para el establecimiento de la multipolaridad y un nuevo orden mundial. Como contraparte de la globalización y el creciente deterioro de la soberanía de los Estados, principalmente los subdesarrollados y en vía de desarrollo, en los últimos años han surgido una serie de bloques regionales que buscan articular economías nacionales con el fin de enfrentar el cuadro de la situación mundial en una posición más ventajosa. Los bloques regionales apuntan hacia la democratización de las relaciones económicas internacionales, tienden a guiarse por los principios de igualdad, soberanía, cooperación y beneficio recíproco. Con su política guerrerista e interventora, bajo la bandera del combate al terrorismo y apoyándose en los pactos y tratados militares, los Estados Unidos incursionan en el Medio Oriente, logrando revertir el proceso revolucionario en Libia, desestabilizando a Siria y con la mira puesta en Irán; su respaldo a Israel contra el Estado Palestino, sus intervenciones militares en Irak y Afganistán y su presencia militar en el mundo con el establecimiento de más de 560 bases militares a lo largo de 6 continentes con unas 48 bases militares en Latinoamérica, constituyen el principal peligro para la paz mundial.

AMÉRICA LATINA Y LOS CAMBIOS Paralelamente con lo anterior y enfrentando las devastadoras acciones del neoliberalismo puestas en marcha por el capital monopólico y las fuerzas conservadoras, está en curso un proceso de cambios políticos y sociales en América Latina


Partido de los Trabajadores Dominicanos y otras partes del mundo, configurando una nueva realidad que se cristaliza de manera concreta en una serie de países: Brasil, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Argentina, Uruguay, el Salvador , República Dominicana, Trinidad-Tobago, Santa Lucía, Surinam, Jamaica, St. Kitts, Neves y otros. Todos esos países y pueblos se empeñan en llevar a cabo procesos de integración soberana y cooperación. Los movimientos y organizaciones sociales y ciudadanas ganan también cada vez más espacios a través de sus luchas en contra de las políticas neoliberales y organizan múltiples movilizaciones y foros desde donde impulsan la permanente presentación de alternativas a los modelos implementados en nuestro continente en las últimas décadas. Las fuerzas progresistas gobernantes del continente buscan por distintas vías implementar proyectos que, de acuerdo a las características propias de sus respectivos países, les permitan encarar y conjurar los principales problemas que la dominación imperial y el neoliberalismo han generado. Es innegable la diversidad de los proyectos progresistas, pero también que ellos contribuyen al desarrollo, a la afirmación de la soberanía y progreso de nuestros países. Las políticas sociales impulsadas constituyen un motivo eficiente para enfrentar los graves problemas enunciados. Debemos comprender que cada realidad es diferente y única en sí misma. Frente a esta situación el Imperialismo y las fuerzas de la derecha en el continente no cesan de amenazar el proceso de integración y construcción progresista de la democracia y el desarrollo de América Latina y Caribe, por ello han lanzado una verdadera ofensiva política , teniendo como elemento clave el terrorismo mediático, el golpe de Estado, las descalificaciones y la división del continente , para esto último están impulsando la creación de un adefesio a su servicio llamado Alianza del Pacífico, un mayor uso de los medios de comunicación por las corporaciones multinacionales y locales, cuyo papel fundamental es la oposición de manera sistemática a los ejecutoria de los gobiernos progresistas.

48


49

Partido de los Trabajadores Dominicanos En América Latina se ha afianzado el ejercicio democrático y la lucha cívica, legal y electoral para la conquista del gobierno, entrando en acción nuevos actores y agentes sociales en el escenario político de la región. Las fuerzas revolucionarias latinoamericanas han contribuido a un cambio de la correlación de fuerzas actuando conforme a esta nueva realidad, renovándose, concertando y avanzando, sin embargo es necesario indicar que las fuerzas del imperialismo y la derecha continental conspiran de manera permanente contra los proceso en marcha a los fines de revertirlos. Para ellos la democracia es tal si está al servicio de sus intereses. Factor importante a observar, es que fruto de la aplicación de políticas económicas y sociales que impulsan la inclusión social y dignifican las condiciones existenciales de sus ciudadanos y ciudadanas, los gobiernos progresistas han sido ratificados electoralmente para nuevos períodos de gestión.

PERFIL DE LA SOCIEDAD DOMINICANA La República Dominicana, con una extensión territorial de 48,448km2 ocupa las dos terceras partes de la isla de Santo Domingo que comparte con la vecina República de Haití, con unos 33,000 km2. Nuestra nación tiene una población de unos 10 millones de habitantes. Aproximadamente 1.5 millones de dominicanos y dominicanas residen en el exterior con una cantidad similar de ciudadanos/ as extranjeros/as, especialmente haitianos/as, que viven en nuestro país. Según cifras oficiales y estudios de organismos internacionales acreditados, el país tiene un crecimiento demográfico anual de 1.2%; una mortalidad infantil promedio de 6.8%; una desnutrición en la población menor de 5 años equivalente al 23% y una esperanza de vida promedio de 70 años para la población masculina y de 71 años en la femenina. Según el informe sobre Desarrollo Humano del PNUD del 2011, República Dominicana se sitúa en el puesto 98 con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) de 0,689, por lo que se clasifica entre los países de desarrollo humano medio. El país muestra una tendencia positiva en los niveles de desarrollo humano respecto a años anteriores (en 2000, el valor IDH era 0,624; en 2005 era 0,638; en 2008 era 0,656, en 2009 de 0,660 y en 2010 de 0,663).


Partido de los Trabajadores Dominicanos Desde instancias gubernamentales se han emprendido acciones para paliar la situación de pobreza y aunque se han producido aumentos en el gasto social, las acciones realizadas no han surtido el efecto esperado manteniéndose los índices de pobreza y desigualdad. Los indicadores sociales muestran debilidad centrada en los sectores de la salud, la educación, el abastecimiento de agua potable y el saneamiento, déficit de energía eléctrica, y de viviendas. Además, si tenemos en cuenta otros aspectos del desarrollo social como la distribución de la riqueza, la generación de empleos, el ingreso y el acceso a servicios sociales básicos, siguen presentando una gran desigualdad, en particular en las zonas rurales, periferia urbana y en zonas fronterizas con Haití. La posición que ocupa República Dominicana en el IDH, no se corresponde con su tasa acumulada de crecimiento económico. Nuestro país presenta una de las tasas históricas de crecimiento económico más altas de la región, sin embargo, el desigual reparto de la riqueza ha provocado que ese crecimiento no haya encontrado reflejo en el desarrollo de la nación, según datos del 2004, mientras que el 20% de la población dominicana con mayores recursos obtenía el 53,3% de los ingresos, el 20% más pobre recibe sólo el 5,1%. El índice de desigualdad medido por el coeficiente de Gini es del 0,474, lo cual indica un alto grado de inequidad en el año 2002. En términos absolutos la pobreza es alta en los cinturones urbanos, fundamentalmente de las ciudades Santo Domingo y Santiago, pero su incidencia es sensiblemente mayor en zonas rurales, en las que el estudio oficial estima que el 59% de los hogares son pobres. Las relaciones de producción imperantes en la República Dominicana son responsables de la situación de subdesarrollo y dependencia de nuestra economía, y de haber creado un mercado interno estrecho, de instalar y mantener un aparato productivo tecnológicamente atrasado e insuficientemente empleador de fuerza de trabajo, de favorecer el auge del capital especulativo y mercantil, de contaminar el medio ambiente y sobre todo, de mantener en la pobreza a la mayoría del pueblo. Esta situación se ha visto agravada con la instauración de la versión más salvaje del capitalismo, el modelo neoliberal. El nuestro es un Estado capitalista que orienta estratégicamente sus acciones para beneficiar los grupos de poder y no para resolver los problemas del conjunto de

50


51

Partido de los Trabajadores Dominicanos la sociedad. El modelo vigente, es un derivado de la estructura económica del sistema general que se vive en nuestra sociedad, por lo que está diseñado para garantizar el dominio de los grupos conservadores que han controlado tradicionalmente el poder y preservan su modo de producción, acumulación, reproducción y rentabilidad del capital. A pesar de que en la esfera del poder político se busca conciliar los intereses contradictorios de las clases y estratos sociales, o cuando menos establecer las condiciones para la convivencia, la mayoría de los problemas de la sociedad dominicana derivan de la naturaleza del sistema imperante, por lo tanto la solución de estos sólo se dará mediante una transformación profunda que elimine la explotación, como base de las relaciones entre los seres humanos.

TENDENCIAS ACTUALES EN LA SOCIEDAD DOMINICANA 3.1 Aspectos económicos. La economía dominicana está configurada por un conjunto de sectores con un peso importante de los servicios expresados en la inversión en grandes centros comerciales vinculados al comercio importador y a empresas trasnacionales. Una economía cuyos sectores más dinámicos son, el turismo, las zonas francas, comunicaciones, remesas y el comercio, fuertemente vinculados al mercado exterior, con un papel de país prestador de servicios y aumentando nuestra articulación como economía abierta, en condiciones de dependencia de los centros de poder económico mundiales. El énfasis en un modelo de desarrollo basado en los servicios ha impactado negativamente a los sectores productivos dedicados a la trasformación de mercancías tales como la industria, la agroindustria, y la minería que han disminuido su peso en la economía. En cambio se nota un crecimiento en el sector comercial, financiero y especulativo con una fuerte presencia del capital trasnacional. El crecimiento sostenido del Producto Bruto Interno (PBI), al estar orientado por los cánones del neoliberalismo, en donde la leyes del mercado reproducen continuamente los factores de inequidad, concentran las riquezas de una parte y extienden la pobreza en la otra, aumenta la desigualdad social y deteriora las condiciones de vida de la mayoría del pueblo dominicano.


Partido de los Trabajadores Dominicanos El creciente peso de la deuda externa que supera el 40% del presupuesto anual dedicado al pago de los compromisos, junto a los déficits en la balanza comercial, la persistencia del déficit fiscal, junto al predominio de los servicios, especialmente turismo, comercio, remesas, comunicaciones y la actividad financiera, representan un peso abrumador del PBI e incrementan la vulnerabilidad del desenvolvimiento económico del país, mientras la producción alimentaria se ve afectada por un alto componente de insumos y bienes importados, sujetos a la manipulación de los precios por comerciantes especuladores. La nuestra ha devenido en una sociedad de consumo que se financia en base al endeudamiento externo. Las zonas francas han visto reducir su proporción dentro del PBI, sin embargo se percibe un leve repunte en este sector de la economía de servicio vinculadas al ensamblaje de producto para la importación y generadora de empleos predominantemente en mano de obra femenina. La República Dominicana cuenta con un parque industrial débil y limitado, fundamentado en el uso de materia prima importada con una escasa capacidad transformadora y un bajo valor agregado. Los grandes flujos migratorios de dominicanos y dominicanas hacia los Estados Unidos y en menor medida Europa, continúan siendo fuentes de remesas, las que aunque afectadas por el impacto de la crisis económica y la incertidumbre, mantienen una saludable influencia en la economía nacional. El sistema energético ha quedado entrampado en un proceso de capitalización basado en condiciones de contratación perjudiciales para los intereses del país, privilegiando el cobro de subsidios al Estado; con una pobre inversión de recursos frescos, manteniendo el uso de combustibles de alto costo. La relativa mejoría en el sistema de transmisión no se ha traducido en mejoría del servicio a los hogares, empresas e instituciones que sufren las consecuencias de una energía deficitaria y costosa. Hay que hacer notar que los contratos con las empresas generadoras de energía eléctrica dentro de la política privatizadora, son onerosos para el interés nacional y han sido una fuente de enriquecimiento de sectores parasitarios extranjeros y nacionales que han impedido los planes de expansión del sistema eléctrico nacional. Otro factor negativo es el incremento de los precios internacionales del

52


53

Partido de los Trabajadores Dominicanos petróleo que ronda los US$110 el barril, a lo que se agregan los altos impuestos aplicados al consumo de la gasolina y la electricidad, con los precios más elevados de la región, lo cual afecta la competitividad de nuestros productos y reduce significativamente la calidad de vida de la población. Se aprecia un gran crecimiento de la inversión en la industria de la construcción con un auge de la producción de cemento, varilla, plásticos, pintura y el uso de equipos y maquinarias modernas de alto rendimiento, junto a productos terminados tanto criollos como importados. Se aprecia una gran dicotomía pues mientras son notables las inversiones en mega proyectos comerciales y altas edificaciones, el déficit habitacional acumulado se estima en unas 900 mil unidades. La red vial troncal tiene condiciones adecuadas en su funcionamiento, aunque las vías de penetración en las zonas rurales presentan muchas dificultades, tanto por la baja calidad de su construcción como por su fragilidad ante los fenómenos atmosféricos. En los últimos tiempos se ha estado desarrollando el sector de la industria extractiva, amparada en privilegios y concesiones para la prospección y la exploración minera a empresas multinacionales de oro, níquel, plata, cobre y otros minerales, lo que auguran un repunte de la actividad minera del país, que ha generado un notable esfuerzo reivindicativo de amplios sectores nacionales en favor del aprovechamiento en mayor proporción de las riquezas generadas por la minería y una adecuada explotación de los recursos naturales sin daños al medio ambiente. La agropecuaria presenta aspectos modernizantes, principalmente al introducir los invernaderos y el fomento avícola, aunque continúa disminuyendo la proporción en que participa en el PIB. Por otra parte los altos niveles de importación de productos procesados, a la vez que pone de manifiesto el peso del comercio importador en la cadena de intermediación, confirman las limitaciones del aparato productivo nacional para asegurar el abasto alimentario a la población. El transporte de carga ha tenido un notable crecimiento en el parque vehicular, contándose con una flota abundante y moderna, aunque se combina con la existencia de un sistema con evidente atraso, deterioro y ciertos niveles de anarquía en su funcionamiento y organización y con tarifas no reguladas y elementos mo-


Partido de los Trabajadores Dominicanos nopólicos, lo cual contribuye a su encarecimiento. Por su parte, el transporte de pasajeros ha experimentado ciertos avances con el funcionamiento del metro, aunque persiste una estructura privatizadora y con rasgos de mafia. La puesta en funcionamiento de una segunda línea del metro y el anuncio de los trabajos para la ampliación hacia la parte Este de la provincia Santo Domingo, constituyen evidencias del esfuerzo hacia la modernización del sistema de transporte en la República Dominicana. La crisis económica que afectó gran parte del mundo durante el periodo 20082012, redujo el flujo turístico internacional, agudizando la situación de importantes áreas, aunque el disfrute de playas, arenas, sol y mar continúa atrayendo a millones de visitantes por año, incluyendo una proporción significativa de nacionales, manteniendo al turismo como locomotora económica. Las insuficiencias en la calidad competitiva del sector, sumado a los elevados costos del transporte aéreo, incluyendo las tasas aeroportuarias, la degradación ambiental así como el impacto negativo que genera la delincuencia, constituyen amenazas que requieren prevención y políticas adecuadas.

Aspectos Políticos e Institucionales En los últimos 15 años, el país ha mantenido una relativa estabilidad política con un régimen de democracia representativa y libertades públicas, con la renovación regular y periódica de sus instituciones en las fechas indicadas en la legislación vigente, mediante procesos electorales con participación de la mayoría de los actores políticos, con predominio del sistema de partidos, superando en lo fundamental los traumas del pasado. La legislación, los instrumentos institucionales y sus mecanismos de aplicación para la conducción de la nación, han mejorado su eficiencia. La negociación y búsqueda de consensos para la superación de déficits, conflictos y controversias, viene superando la práctica de la confrontación, sin que esto se traduzca en políticas públicas que superen la enorme deuda social acumulada que obstaculiza el desarrollo y dificulta alcanzar el nivel de bienestar a que tienen derecho los ciudadanos y ciudadanas. El predominio de los sectores conservadores en los partidos tradicionales se reproduce en los instrumentos de control económico y social a través de las orga-

54


55

Partido de los Trabajadores Dominicanos nizaciones patronales que muestran mayor fortaleza y coherencia que los que representamos el pensamiento progresista y a sus organizaciones de trabajadores. Se aprecia un reforzamiento de los mecanismos que regulan y organizan los procesos electorales, lo que ha permitido superar los traumas generados por la represión y el manejo fraudulento, lo cual ha contribuido a facilitar la participación de amplios sectores organizados, a una mayor transparencia en dichos procesos electorales y a una más fluida y democrática renovación de los poderes públicos. Sin embargo el país reclama y necesita una nueva ley electoral y una ley de partidos políticos justa y equitativa que regule adecuadamente los procesos electorales y el sistema de partidos. Persisten rémoras que implican atrasos históricos en formas y prácticas que caracterizan la vida política institucional y cuya erradicación constituye una condición necesaria para avanzar hacia el tipo de democracia a que aspiramos. Entre esas rémoras se destacan prácticas evidentes de autoritarismo, clientelismo, demagogia, evasión en el pago de impuestos, pago de comisiones, contratos grado a grado, tráfico de influencia y otras formas de enriquecimiento ilícito. El ordenamiento jurídico institucional ha conocido importantes reformas y cambios en su estructura funcional, teniendo la reforma constitucional del 2010 como elemento principal. Esta Constitución en su definición y contenido amplía derechos políticos y sociales, definiendo el Estado dominicano como un Estado social y democrático de derecho, con la creación de figuras jurídicas como el referéndum, plebiscito y otros que amplían y consolidan derechos políticos de los ciudadanos/as, la creación de las altas cortes, (Tribunal Constitucional, la separación de la Junta Central Electoral como órgano administrativo y organizador de los procesos electorales y el Tribunal Superior Electoral como instrumento contencioso.) No obstante, aún se manifiestan importantes debilidades y carencias en la aplicación de los nuevos mecanismos jurídicos y políticos establecidos expresados en marcadas debilidades del sistema de contraloría, fragilidad de los mecanismos encargados de dar seguridad jurídica y garantía del respeto a los derechos ciudadanos y un sistema penal y carcelario degradante de la condición humana.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

Aspectos sociales: Las condiciones de desarrollo social de la población dominicana y por lo tanto sus posibilidades de bienestar, están directamente relacionadas con el acceso y usufructo de los bienes alimentarios y de nutrición, de la canasta familiar básica; de la vivienda y las condiciones requeridas para constituirse en un hogar digno con solidez, amplitud, agua potable, energía, comunicación, disposición de excretas e higiene, junto a los servicios de salud y educación y el acceso a los servicios de información que brinda el internet. En el aspecto demográfico el país registra una lenta pero sostenida disminución en el crecimiento vegetativo de la población. Este hecho con la elevada proporción de jóvenes entre 25 y 35 años que emigra del país hacia el exterior, sumado al aumento en la esperanza de vida de los dominicanos y dominicanas, contribuye con un proceso de modificación en la composición por edades de la población. Un constante movimiento migratorio articulado de las zonas rurales hacia los centros urbanos; de las pequeñas y medianas concentraciones poblacionales hacia las grandes ciudades, principalmente Santo Domingo, Santiago y otras cercanas a las zonas turísticas y de todo el territorio nacional hacia el exterior, principalmente los Estados Unidos y países europeos, y en menor proporción hacia otros países. Estudios revelan que el 40 por ciento más pobre de la población dominicana sólo recibe el 14.8% del ingreso nacional, mientras que el 10 por ciento más rico controla el 50% del ingreso y los bienes del país. El Empleo. Al declinar la tasa de crecimiento de la población dominicana, desde 3.5 anual en los años 60, a un poco más de 1.5% en la actualidad, se ha producido también, como es lógico, un descenso en la población económicamente activa. Se estima que el PEA se sitúa en un 2.1% al año, totalizando actualmente unos 3.9 millones de personas de las cuales 2.6 millones en las zonas urbanas y 1.3 millones en las zonas rurales. El empleo recibe el impacto de la migración de ciudadanos/as dominicanos/as hacia el exterior y desde Haití hacia el territorio nacional.

56


57

Partido de los Trabajadores Dominicanos El ingreso. Existe una grande y creciente brecha entre los ingresos provenientes del trabajo y los provenientes del capital, por lo que la participación de los asalariados en el ingreso nacional y el PBI es cada vez menor. Mientras en sectores como las zonas francas, el salario mínimo ha permanecido bastante deprimido, lo cual se exhibe como una de las “ventajas competitivas” de nuestro país. Los ingresos tienen apreciables diferencias en función de la rama en la que se labore. En el área financiera (bancos, seguros, bienes raíces) el promedio del ingreso es mayor en los altos mandos; luego le siguen minería, construcción, comercio y transporte. Pese a su importancia, el ingreso percibido en la rama de la manufactura se sitúa en los niveles más bajos y menores son aún en la agricultura y la ganadería. Existen diferencias en muchas ramas de los ingresos percibidos por razones de sexo. Se estima que los hombres reciben un salario 10% mayor que el que perciben las mujeres por la misma labor. Al enfocar las características del ingreso, podemos destacar la existencia de un amplio sector informal que provee medios de vida a un gran número de personas y atenúa las precariedades en una apreciable cantidad de familias, sobre todo de escasos recursos. La seguridad social. La puesta en vigor del Consejo Nacional de la Seguridad Social, fundamentado en la Ley N°87-01 constituyó un primer paso para afrontar la gran deuda social acumulada desde la proclamación de la República, la cual ha tropezado con los obstáculos impuestos por los intereses de las empresas erigidas en administradoras de los fondos de pensiones y del sistema de riesgos de salud a cargo del sector privado, resultando un gran negocio para el sector bancario y financiero que obtiene ganancias superiores al 30%, constituyendo una forma de apropiación indebida que agrega un factor de pobreza. A pesar del retraso en la aplicación de la Ley, como consecuencia de los intereses que trataron de bloquear esta importante medida de justicia social, se aprecian notables esfuerzos del Estado a través del Seguro Nacional de Salud, SENASA, que intenta incorporar los servidores públicos y pensionados del antiguo sistema de seguro social, para incrementar el acceso a los servicios de salud, aunque diversas entidades descentralizadas y autónomas tales como el Banco Central, el Congreso Nacional, las Fuerzas Armadas, Suprema Corte de Justicia, la JCE entre otras, se les ha permitido al margen de la ley 07-01, debilitando el alcance social y solidario de la ley.


Partido de los Trabajadores Dominicanos A esto se agrega la puesta en vigencia de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que han podido acumular una cantidad apreciable de recursos aportados por los/as beneficiarios/as, el Estado y los patronos, en beneficio de los sectores envejecientes. Salud y saneamiento. El acentuado déficit en la prestación de los servicios de salud se mantiene con una condición dual en el sistema nacional de salud, por el predominio del sector privado que además recibe aportes del Estado. Un déficit significativo lo representan las limitaciones en la medicina preventiva como en la curativa, dando por resultado que persistan patologías enmarcadas en el ámbito de enfermedades prevenibles. Educación. Se acepta universalmente que la educación es un factor clave para romper el círculo que reproduce la pobreza de generación en generación. El reconocimiento de esta condición ha hecho posible la formulación de políticas públicas que hacen de este sector un factor estratégico para el desarrollo, al tiempo que contribuye a la calificación de los recursos humanos, el mejoramiento de la gestión y la elevación de la productividad. Con el 4% del PBI para la educación, establecido en la Ley de Educación 6697, e implementado a partir del presupuesto nacional del año 2013, se abre una situación más esperanzadora para emprender un sostenido avance hacia el mejoramiento de las condiciones de vida de los maestros y las maestras, producir cambios encaminados a lograr la cobertura escolar universal, incluyendo el nivel inicial, eliminar el analfabetismo, aumentar la tasa de escolaridad y el rendimiento escolar, disminuyendo la tasa de deserción. Cabe señalar que el número de mujeres estudiantes supera al de varones. En la educación superior el género femenino ocupa más del 60% de la matrícula. La mejoría experimentada en la cobertura, en la reducción de la tasa de deserción escolar necesita ser acompañada por una mejor calidad educativa, con un mayor número de horas de clases y mayor calificación del cuerpo docente acompañado de mejores condiciones de trabajo, incluyendo el salario.

58


59

Partido de los Trabajadores Dominicanos Una característica del sistema educativo nacional es la alta incidencia del sector privado que abarca aproximadamente el 25% de la matrícula escolar, convirtiéndose en un gran negocio y en una fuente de escape para los ingresos de las familias que deben pagar altas tarifas, sin ningún tipo de control ni supervisión por parte del Estado como ente regulador de los servicios sociales básicos. Se estima que los colegios privados generan un monto superior a los RD$25,000 millones anuales. Educación superior. La educación superior en RD continúa fundamentalmente reservada a los y las estudiantes que cuentan con un entorno familiar y una base económica y social favorables. Actualmente, supera los 445 mil el número de personas matriculadas en las más de cuarenta universidades y una decena de institutos tecnológicos. El proceso de democratización y de reforma aplicados por el Movimiento Renovador que surgió como consecuencia de la guerra de abril del 1965, facilitó el acceso de la población de menores ingresos a la Universidad Autónoma de Santo Domingo -UASD- que cuenta con cerca del 50% de la matrícula estudiantil universitaria, ofreciendo la oportunidad a miles de jóvenes de una formación profesional. En orden descendente, las carreras más demandadas son: contabilidad, mercadeo, administración de empresas, educación, derecho, ingeniería de sistema, computación y medicina. A partir de los años 80 se inician en el país los estudios de especialización y postgrado y luego de la reforma estatutaria del año 2000 se dispuso que los docentes de la UASD debían tener maestrías. A partir del 2006, el número de estudiantes y egresados/as de los programas de postgrado ha ido en aumento, incluyendo los de las universidades privadas que adoptaron similar política.

La Formación Técnico Profesional La formación técnico profesional está dirigida a jóvenes y adultos/as que procuran capacitación en interés de insertarse al mercado laboral.


Partido de los Trabajadores Dominicanos La formación profesional como subsistema de educación para el trabajo cuya rectoría está a cargo del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) y una red de centros operativos del sistema (Cos), que forman y capacitan alrededor de 300 mil jóvenes al año. Al examinar el aporte de la formación profesional es observable, que el/la joven o adulto/a ingresa con mayor facilidad al mercado laboral, lo que se expresa en mejoría de la familia. Sin embargo su cobertura es limitada y el desarrollo del sector industrial no ofrece puestos de trabajo de calidad.

Las tecnologías de la información y los cambios sociales Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han impactado a las naciones, a sus pueblos, a sus gentes, a las instituciones, a los grupos formales y no formales, e incide gradualmente en el quehacer político, social y cultural que desarrollan los grupos sociales, económicos y políticos del país. No hay dudas acerca del rol de las Tic, en la promoción y expansión del modelo neoliberal, en todos sus manifestaciones culturales, políticas, morales y éticas, pero también constituyen un valioso medio para llegar a millones de personas al mismo tiempo, y por ende darle a conocer las implicaciones negativas de este modelo perverso. El uso de las Tic de manera intensiva, es una característica de cambio en la sociedad. La individualización del sujeto es un peligro para la misma sociedad y para quienes impulsan proyectos sociales en beneficio del bienestar colectivo. El ritmo continuo de los avances científicos, tecnológicos en el marco de la globalización económica y cultural provoca la rapidez de la obsolescencia de los conocimientos, y facilita la emergencia de nuevos valores y transformaciones en la estructura económica, social, cultural, e incide en la estructura mental de los/ as ciudadanos/as, en su forma de percibir, pensar, relacionar el mundo que le rodea.

60


61

Partido de los Trabajadores Dominicanos El desarrollo e implementación de las Tic contribuye al desarrollo socio económico, modifica el sistema de valores vigente, e influye en la concepción que tienen los individuos acerca del mundo. La tecnología no quiere decir progreso necesariamente, solo produce oportunidades de desarrollo; los cambios, los avances, el crecimiento los provocan los sujetos, los/as ciudadanos/as. El ser humano es objeto y sujeto de sus propios cambios y de su historia. Las Tic deben estar al servicio del desarrollo de las fuerzas productivas dominicanas y contribuir a disminuir los abismos sociales, económicos que se producen en el modelo económico y social. El uso de las Tic, nos hace ciudadanos universales, globales, informados, pero a su vez produce cambios en las formas de pensar y de relacionarnos. Las Tic, contribuyen al mejoramiento de la vida y son medios para difundir la cultura de paz, y el bienestar de la ciudadanía, por tanto hay propugnar que la orientación esté dirigida a contribuir al cambio social en sentido progresista. La vivienda. Sin duda que la calidad de la vivienda es uno de los componentes básicos a tener presentes a la hora de definir la calidad de vida de una persona o familia. En nuestro país, el déficit habitacional se estima en 900 mil viviendas, como consecuencia de la reducida velocidad de la construcción para los sectores de bajos ingresos y el alto costo de los terrenos, los materiales que tienen un alto componente importado y las tasas de financiamiento que hacen inaccesibles la adquisición de unidades por parte de estos sectores. Los esfuerzos desplegados por los gobiernos han sido insuficientes para satisfacer la creciente demanda de techos. Si se parte de un promedio de 4.3 miembros por familias, puede estimarse que unos 3.6 millones de personas viven en condiciones de alojamiento precario. Una de las consecuencias de la precariedad expresada en la pequeñez de la vivienda y sus condiciones en general, es el hacinamiento en que viven grandes núcleos poblacionales.


Partido de los Trabajadores Dominicanos El número de viviendas con acceso al agua potable es cercano al 80%. Con electricidad, el 88%; con nevera, el 58%; y con estufa el 86%. El número de hogares que recurren al uso de la leña para cocinar es el 11%, mientras que la recogida de basura abarca el 45%. El elevado costo de la construcción dificulta la adquisición de viviendas por parte de amplios núcleos de la población. Seguridad ciudadana. El país se encuentra afectado por un creciente estado de inseguridad e intranquilidad generado por actos delictivos que adquieren la más diversas formas incluyendo crímenes escandalosos a la luz del día. El aspecto más preocupante es el relacionado con el delito del narcotráfico, el cual atraviesa todos los estamentos sociales incluyendo los civiles y militares. La corrupción en que se involucran entidades públicas y privadas, que generan distintas formas de delitos que pervierten y degradan la vida social, sin encontrar la debida sanción. El debilitamiento del papel de la familia en la sociedad con un número creciente de hogares en que hay ausencia de una orientación y conducción efectiva, junto a la falta de oportunidades para los y las jóvenes, la pérdida y la inversión de los valores que conducen a la búsqueda de riqueza por vías consideradas fáciles, junto a una cultura basada en la ostentación y el exhibicionismo, alimentan esta peligrosa situación. La cultura. La condición insular de nuestro país obliga a una fuerte vinculación con el mundo exterior lo cual produce una dinámica en el intercambio cultural con el consiguiente sincretismo expresado en lo religioso, las artes, los hábitos, las costumbres y otras manifestaciones potenciadas y proyectadas por la tecnología y el enorme desarrollo de los medios de comunicación. El pueblo dominicano es identificado en sentimientos, ideas y creencias por un conjunto de valores que tipifican su comportamiento cultural, entre los que destacamos los siguientes: Un gran sentimiento patriótico que se ha expresado a lo largo de la historia y de manera especial en aquellos momentos en que ha estado en peligro la soberanía y la integridad territorial, dando sobradas pruebas de valor para enfrentar a tiranos opresores, e invasores con la resistencia ante las prácticas autoritarias.

62


63

Partido de los Trabajadores Dominicanos El país ha diversificado e institucionalizado las prácticas deportivas y ha alcanzado avances en esta importante actividad, con el estímulo y la atención del Estado a la pirámide olímpica a través de programas de protección y apoyo a los/ as atletas de alto rendimiento, lo que ha permitido alcanzar éxitos en distintos escenarios y competencias regionales y mundiales. Hay distintas disciplinas deportivas en que miles de jóvenes incorporados a su práctica cifran esperanzas de lograr crecimiento tanto en lo espiritual como en lo material incluyendo en los espacios profesionales.

Aspectos Medio Ambientales: La República Dominicana es uno de los territorios más diversos del mundo. En un espacio relativamente pequeño disponemos de casi todos los ambientes propios de las zonas tropicales, desde algo parecido al desierto como lo es el monte espinoso, llamado así porque es el eslabón entre el desierto y el bosque seco, hasta un ambiente muy húmedo y frío con formación de escarcha en periodos de baja temperatura. Entre esos dos ambientes extremos se encuentran el bosque seco, el bosque húmedo, el bosque muy húmedo y el bosque pluvial que es donde más llueve. Entre uno y otro hay zonas transicionales con características intermedias y las áreas más elevadas adquieren connotaciones espaciales por las variaciones térmicas (temperatura). En muchos espacios altos se desarrolla una formación ecológica de selva nublada por la presencia frecuente de cúmulos nubosos. Los ambientes costeros y marinos son también diversos. La diversidad de ambientes está muy asociada a las condiciones orográficas de nuestra isla, con una formación compuesta por una secuencia de cordilleras y sierras, alternadas con valles y llanuras, que determinan la dinámica pluviométrica e hidrológica de la isla como una unidad, expresión de una dinámica natural integral, donde todos los factores se interrelacionan. Es por ello que la problemática de las cuencas hidrográficas, de nuestras montañas, de la cobertura forestal, de nuestros cuerpos de agua, de nuestra biodiversidad, de los recursos naturales, de los recursos mineros, de los ecosistemas, de las áreas protegidas, de los recursos costeros y marinos, y del medio urbano, son parte de un gran sistema natural cuya dinámica está siendo alterada por el ser hu-


Partido de los Trabajadores Dominicanos mano. Es evidente que parte de nuestro territorio nacional y una parte importante del territorio del vecino Haití transitan el camino de la desertificación. Por primera vez la intervención humana alcanza una escala planetaria que produce alteraciones globales, diferente a como ocurría hace poco en que los problemas ambientales generados por el ser humano tenían un alcance local o regional. La acelerada extracción de combustibles fósiles: petróleo, carbón y el gas natural que son enormes reservas de dióxido de carbonos prisioneros en las entrañas del planeta, para quemarlos y colocados en la atmosfera, está acelerando el efecto invernadero y reteniendo cada vez más calor, produciendo calentamiento global, que está modificando los patrones climáticos a escala planetaria, debido al cambio climático. Entre otros efectos, en nuestra isla esta situación incrementará la desertificación en algunas áreas en la que lloverá cada vez menos, dislocando los patrones de la producción agropecuaria. La biodiversidad no tiene capacidad de adaptación a cambios radicales repentinos después de una evolución de millones de años, provocando un acelerado proceso de extinción de especies amenazadas tanto de la flora, como de la fauna. El cambio climático es más que eso, toca medularmente nuestros modelos productivos, que sirven de soporte a nuestra economía, como es el caso del turismo, por las variaciones en el nivel del mar y la virtual desaparición de grandes franjas de playa de nuestro litoral costero. Peor aún, la mayoría de los hoteles se instalan en la duna costera a pesar de que la ley de medio ambiente establece mantener una distancia libre de 60 metros a partir de la pleamar, espacios que pudieran atenuar en algo el incremento del nivel del mar y la consiguiente y paulatina desaparición de nuestras playas. El desarrollo de los asentamientos precarios en zonas vulnerables de los núcleos urbanos requiere de un abordaje con seriedad como parte de este proceso de adaptación al cambio climático, pues son esas masas humanas las más propensas a sufrir los impactos de los fenómenos meteorológicos.

64


65

Partido de los Trabajadores Dominicanos

El poder municipal El poder municipal es parte importante y primario de la administración del Estado, constituyendo la instancia que tiene más vínculos directos con la población. La constitución de la República concibe los ayuntamientos municipales como la base del sistema político administrativo local, con personería jurídica de derecho público, sin embargo este importante poder adolece de debilidades institucionales heredadas de las condiciones de autoritarismo y centralización con la que se ha construido la democracia dominicana. La ley 176/7 constituye el marco legal fundamental que rige el ordenamiento del poder municipal en el país. Desde el punto de vista político - institucional el escenario nacional presenta ahora un ambiente distinto al de hace diez años, caracterizado por la reforma de la Constitución de la República, la cual establece una nueva división política, administrativa y territorial, además de la reforma de la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, para convertirla en una ley de administración local, aún pendiente. Los ayuntamientos en general padecen un histórico estado de debilidad operativa y administrativa, referida a la transferencia de recursos, competencias y capacidades estipuladas por las leyes, limitando la autonomía política, administrativa y financiera de los municipios. A estos elementos se agregan las debilidades institucionales por las que atraviesan las organizaciones de corte político en lo relacionado con el manejo de temas municipales; además, el ejercicio del clientelismo político ha venido limitando la capacidad de exigencia y demanda por parte de la sociedad. No obstante son evidentes los avances que el poder municipal ha experimentado en los últimos años. En la actualidad existen en el país 156 municipios y 259 distritos municipales, de ahí la importancia del poder municipal, que maneja cerca de 16 mil millones de pesos derivados de la aportación del Estado por mandato de la ley, sin contabilizar los recursos provenientes del cobro de arbitrios y recaudaciones municipales; esa cantidad de dinero es administrada en ocasiones sin orientaciones estratégicas; la mayoría de las corporaciones municipales carecen de planes de desarrollo y acusan debilidad en el funcionamiento institucional, donde el clientelismo encuentra terreno fértil.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

Demandas sociales y comunitarias Como consecuencia de la situación descrita, la sociedad dominicana continúa demandando soluciones a los problemas, necesidades y déficit que padece para lo cual no cesa de realizar y motorizar numerosas formas y métodos de organización y lucha ejerciendo de manera democrática ese derecho constitucional. El PTD, como organización revolucionaria comprometida con alcanzar el bienestar general de la población, se identifica con dichos reclamos e impulsa acciones para alcanzar mayores niveles de justicia social y un estado verdaderamente democrático y participativo, como vía de reconocer el rol de la gente en los cambios sociales, culturales y económicos que demandan los ciudadanos y ciudadanas para salir de la pobreza. En una sociedad como la nuestra siempre habrá razones para protestar y reclamar derechos y oportunidades. Una peculiaridad de la sociedad dominicana es la desigualdad, la exclusión y la pobreza en que viven más de 4 millones de personas, según afirman economistas y sociólogos estudiosos del tema. El predominio de políticas neoliberales en el mundo ha provocado grandes y extraordinarias manifestaciones populares que no son organizadas por los gremios y entidades tradicionales, sino por las gentes de todas las edades y diferentes estratos sociales, con predominio de la juventud y hombres y mujeres de clase media. Esta realidad, se manifiesta también en nuestro país. La República Dominicana acusa un cambio en los instrumentos encargados de recoger, elaborar y articular las demandas sociales de los sectores populares, desplazándose significativamente esa función desde el área sindical y gremial a los sectores comunitarios y las ONG, mientras que en el campo patronal se asiste a una consolidación de sus instrumentos orgánicos. Al igual que en otros países de Latinoamérica y el resto del mundo, el movimiento popular y reivindicativo, es esencialmente urbano y de jóvenes pertenecientes a la clase media. El rol del movimiento de reclamos en el país, es sobresaliente, activo y se puede atribuir logros importantes, como es el caso de la Barrick, Loma Miranda y Los Haitises; no menos importante es su papel en otras luchas,

66


67

Partido de los Trabajadores Dominicanos como la exigencia de transparencia en el manejo de lo público, en contra de la corrupción, por el presupuesto participativo y aún más destacado en el reclamo del 4% para la educación. Las organizaciones de la sociedad civil asumen y expresan nuevas maneras de lucha popular, reclaman más democracia, mejor democracia, más participación, más pluralidad, mejores instituciones, en definitiva espacios de participación a todos los niveles. La sociedad civil hoy más consciente de su rol, más informados y formados sus integrantes hacen uso de los medios electrónicos para comunicar y comunicarse, para hacer llegar sus mensajes en poco tiempo a cualquier punto del universo.

La Movilidad Social Los avances registrados en nuestra sociedad generan un efecto permanente de movilidad social en núcleos cada vez más importantes del país, la lucha por ascender socialmente se refleja en un constante esfuerzo de superación, máxime cuando el neo liberalismo ha concentrado las riquezas y extendido la pobreza, concentración que manipula la voluntad de la sociedad en general, pauperiza el trabajo y encarece la vida; de ahí que miles de profesionales se vean obligados al pluriempleo, que otros miles prefieran emigrar. La movilidad social de un individuo o de un grupo constituye un proceso dilatado en el cual se ejecutan numerosas iniciativas para alcanzar el éxito, sin embargo, para que se produzca el cambio y el ascenso social es necesario una transformación estructural, en la organización y en la correspondiente redistribución de las riquezas que colectivamente se produce. La movilidad social es posible si se reduce la desigualdad en los ingresos de la población, donde haya acceso equitativo a los servicios públicos, esencialmente salud y educación, así como posibilidades de acceder a la tecnología.

RELACIONES CON HAITI La República Dominicana y la República de Haití constituyen dos naciones diferentes, con rasgos propios en el proceso de conformación de su identidad e idiosincrasia y con idiomas diferentes. Enfrentamos una serie de problemas le-


Partido de los Trabajadores Dominicanos gados por la historia tales como: niveles de desarrollo desigual, con intercambio comercial no sujeto a normas comerciales ni laborales; fuerte flujo migratorio desde Haití hacia la República Dominicana con débil reglamentación; diferente interpretación sobre los acontecimientos que forjaron el surgimiento de los dos Estados, que en ocasiones provocan eventos intranquilizantes, con repercusiones a veces en el plano internacional y sobre otros eventos sancionados por la historia. Compartimos una misma isla, con relaciones económicas importantes a tal punto de que es nuestro segundo socio comercial.

La sociedad a que aspiramos El Partido de los Trabajadores Dominicanos aspira a que la sociedad en el mediano plazo se desenvuelva en un régimen político donde la democracia se modernice y se globalice el bienestar. Esto significa que los ciudadanos y ciudadanas vivan y convivan en un ambiente permanente de libertad y de respeto a los derechos humanos individuales y sociales, de modo que alcancen la satisfacción de sus necesidades fundamentales. Desde el PTD impulsamos un proceso de cambios que busca promover un gobierno basado en la democracia participativa y representativa que provea el bienestar social y económico a los/as dominicanos/as. Para ello promovemos una revolución que consiste en resolver entre todos/as y por medio de procedimientos democráticos los problemas nacionales, para construir una sociedad donde prevalezcan la dignidad del trabajo, la producción y la solidaridad. La revolución que postulamos procura anteponer siempre el interés colectivo, de la sociedad al sectorial o individual. La democracia necesita renovarse, modernizarse y globalizarse para que sea la base en que descansen nuestras aspiraciones, construidas en democracia. En definitiva desde el PTD concebimos la Revolución como un proceso de radicalización de la democracia. Es posible empezar a cambiar y crear una sociedad nueva sobre la base del trabajo, con el esfuerzo de todos/as los/as dominicanos/as, pues a pesar de las precariedades económicas, a pesar de los resabios y atrasos, el pueblo continúa su lucha por una sociedad más justa, humana, democrática y solidaria.

68


69

Partido de los Trabajadores Dominicanos Es necesario cambiar estructuralmente los cimientos institucionales. Para ello será preciso superar la orientación conservadora que ha prevalecido a lo largo de nuestra vida republicana. Procurar un rumbo progresista a la nación, para lo cual es imprescindible lograr la mayor unidad del pueblo y sectores y fuerzas identificadas con el progreso, la libertad y el bienestar. Es pertinente continuar la lucha por la instauración de un gobierno que administre con decencia los recursos del país y ejerza un liderazgo que motorice el desarrollo nacional. La sociedad a que aspiramos procura convertir al país en una nación que revalorice el trabajo productivo y que haga un mejor aprovechamiento de los beneficios que se derivan del turismo, la minería, las zonas francas y las demás ramas de la economía. Para ello el Estado debe jugar un efectivo rol como regulador eficiente de la vida económica y política de la nación. Se necesita un gobierno que administre de manera trasparente los recursos del Estado y los invierta con equidad, proporcionando a la población educación de calidad y suficiente atención de salud, así como los demás servicios fundamentales; un proceso que nos permita encarar la creciente desigualdad existente en la sociedad, condición que genera pobreza y exclusión con un proceso normado por la equidad y sustentable en la defensa de nuestro medio ambiente para garantizar un país habitable.

EL INSTRUMENTO POLITICO QUE QUEREMOS Para hacer realidad los propósitos establecidos en estos lineamientos políticos programáticos y lograr una renovación de la esperanza, estamos en el deber revolucionario de construir un instrumento político. Por ello nos planteamos la construcción de un partido revolucionario de cuadros con influencias en las masas. Un partido que se nutra del estudio permanente y sistemático de las realidades nacionales e internacionales, por lo que debe ser objetivo al formular propuestas de solución a los problemas del país. Un partido basado en principios y valores donde se practique la democracia interna con un funcionamiento flexible tanto en los procedimientos y métodos de trabajo en su interior, como plural al relacionarse con la sociedad y las instituciones que en ella actúan con sentido de progreso y desarrollo social integral.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Persistimos en construir un partido como instrumento político abierto donde puedan participar todas las personas y sectores de sentimientos democráticos, y progresistas, abiertas a las diferentes corrientes del pensamiento que se identifica con el progreso y el bienestar de los dominicanos y dominicanas. Dispuesto a usar en mayor extensión y propiedad la democracia, el debate, el colectivismo en el trabajo, el intercambio franco de opiniones, la convivencia y tolerancia de diferentes ideas y en que se apliquen aquellas que son de mayoría evidente o de consenso, procurando siempre y en cada momento un espíritu de unidad y voluntad política en procura de alcanzar los objetivos que nos hemos trazado. El Partido que postulamos para estos tiempos tiene que ser revolucionario y profundamente humanista, auténticamente democrático que valore la democracia como un bien universal, consustancial al género humano y a la convivencia pacífica en la sociedad. Un partido que redimensione la solidaridad colocándola al servicio del desarrollo humano, expresado en una justa redistribución del ingreso nacional, destinado a producir el bienestar material y espiritual en el marco de la más amplia pluralidad. Auspiciamos un partido verdaderamente nacional que proyecte los valores más sanos de la dominicanidad entre los que el trabajo creador y la solidaridad humana se conjuguen con el espíritu antillanista y latinoamericanista de nuestros antepasados. Precisamos pues, contar con una institución de visión moderna, democrática, eficiente, de trabajo productivo cada vez más calificado. Un instrumento que coordine la unidad y la convergencia con las diferentes corrientes que muestren intereses de hacerlo para forjar un país y una sociedad nueva y un proyecto que represente el alma y el sentimiento real de los dominicanos y las dominicanas. El instrumento político que necesitamos requiere de hombres y mujeres portadores de una conducta ciudadana responsable, acorde con las sanas tradiciones y las buenas costumbres y de activa participación social como las cultivadas por el pueblo dominicano en su discurrir histórico, por eso los hombres y mujeres que integramos al PTD debemos ser personas cuya conducta difiera claramente de aquellos/as que incursionan en la actividad política como medio para hacer uso del tráfico de influencia y obtener beneficios particulares.

70


71

Partido de los Trabajadores Dominicanos El Partido que aspiramos debe ser una institución tan honrada y transparente como la sociedad a que aspiramos. Tan creadora y libre como deben serlo el ser humano y la naturaleza; un partido que sea capaz de armonizar el hombre y la mujer con la naturaleza, la ciencia con la tecnología, el desarrollo económico con el bienestar social, la libertad con el orden y la disciplina, la aspiración individual con las aspiraciones colectivas. Se trata de un partido que aplique la democracia y la valorice no como un bien de un sector o una clase social, sino como un bien universal de la humanidad, para ser ejercido y disfrutado por todos/as, pues si los seres humanos han nacido para vivir en sociedad y pensar por la sociedad, tienen que ser quienes la diseñen y disfruten de los resultados del esfuerzo colectivo. Ese es el partido que necesitamos para poder establecer el tipo de sociedad a que aspiramos. Es por ello que el instrumento político a que aspiramos tiene que estar abierto a la concertación y listo para entrar en cualquier esfuerzo que tenga como objetivo contribuir a la formación de las fuerzas políticas que finalmente ejerzan el liderazgo global de la sociedad; ya sea actuando coordinadamente en frentes o movimientos o mediante una convergencia en que se conserve la independencia de cada quien. La independencia del partido o de cualquier institución social no puede mantenerse al precio de aplazar, limitar o impedir la realización de los programas de bienestar social, pero tampoco desaparecer sin garantía de que las realizaciones sociales que demanda el país, puedan ser realmente alcanzadas. Es decir, no podemos dejar de sostener y desarrollar un instrumento desde el cual podamos hacer las contribuciones de lugar a la cristalización de las reformas, de los cambios y de las transformaciones que de manera ininterrumpida, han venido históricamente demandando los trabajadores de distintos niveles de ingresos y los/as desempleados/as con sus privaciones y penurias. La razón de ser del PTD radica en la necesidad y posibilidad de representar los intereses y demandas de las mayorías nacionales que aspiran el disfrute de los derechos políticos, económicos y sociales inherentes al progreso, la democracia, la libertad y la justicia para labrar juntos una nueva sociedad que coloque a la nación a la altura del presente y de cara a los retos del futuro.


Partido de los Trabajadores Dominicanos La construcción del PTD como partido moderno de alcance nacional vinculados a las masas la entendemos como un proceso integral, que conjuga una renovación constante del pensamiento mediante la investigación, la práctica y el estudio, con una labor organizativa sustentada en una intervención política beligerante, capaz de concitar el entusiasmo y la integración de millares de dominicanos/ as a un proyecto político con fisonomía propia y flexibilidad en su actuación, libre de ideologicismos y a su vez movido por el gran ideal de patria libre y país soberano. La construcción del PTD como un partido profundamente democrático, de cuadros con influencias en las masas, con elevados sentimientos humanistas y alta conciencia de sus responsabilidades ante la nación y el pueblo, la asumimos con el convencimiento de la necesidad de propiciar la más amplia democracia interna, el debate abierto hacia todas las instancias de la sociedad civil, el uso de métodos y procedimientos participativos y no excluyentes, favoreciendo el surgimiento de una política asentada en un sentido transparente, una forma moral y una práctica plural de su ejercicio que se erigen en murallas infranqueables a la intolerancia, el autoritarismo, el sectarismo y la corrupción en el quehacer político. La construcción del PTD como un partido moderno y democrático, de izquierda por su plataforma política, y socialista por la reafirmación de su defensa a los valores universales de la democracia, la libertad, la justicia social y la solidaridad, definen una identidad que nos compromete con el empeño de alcanzar la paz y el desarrollo a nivel mundial situándonos del lado de los pueblos, naciones, países y organizaciones que propugnen por la instauración de un nuevo orden económico y político internacional verdaderamente justo. La sociedad a que aspiramos y el partido que queremos construir exigen la unidad y la cooperación entre todos/as los/as ciudadanos/as e instituciones dispuestos/as a asumir la responsabilidad histórica de jugar un rol protagónico en la cristalización de las reformas y los cambios urgentes que el país demanda, con las puertas abiertas a la comunicación, el dialogo y el entendimiento. Convocamos de corazón a todos los dominicanos y dominicanas que aspiran a una patria libre e independiente, próspera y feliz.

72


73

Partido de los Trabajadores Dominicanos Aspiramos a la construcción de un partido con vocación unitaria, capaz de unirse, pactar y coordinarse con ciudadanos/as, organizaciones sociales, partidos políticos y demás entidades que por más diversas que sean expresen disposición de trabajar juntos por una sociedad modestamente acomodada donde la desigualdad y la exclusión sean definitivamente superados y donde la independencia y la soberanía constituyan una realidad indestructible.

UN NUEVO MODELO DE DESARROLLO El desarrollo es un derecho del ser humano, implica mayor producción y productividad y mayor empleo. Para construir nación hay que tener sentido de la realidad y voluntad emprendedora, ser competitivo/a, saber producir, saber vender y saber generar ingreso nacional. Es necesario distribuir ese ingreso de forma tal que toda la sociedad participe en el mismo con justicia social. El modelo establecido en nuestro país es todo lo contario, ha sido y es un modelo pensado para las ganancias y el capital especulativo nacional y extranjero, que ha destrozado el aparato productivo. Desde el Partido de los Trabajadores Dominicanos abogamos por un nuevo modelo de desarrollo basado en el concepto de construir un País Verdaderamente Productivo. El país productivo que postulamos no solamente refiere a aspectos materiales, sino que también –y fundamentalmente- alude a esa riqueza inmaterial y sustantiva que es la inteligencia de la gente, sus valores, su cultura y su capacidad de trabajo. La propuesta de país verdaderamente productivo está estrechamente vinculada a la construcción de una sociedad donde el bienestar se globalice y la democracia se modernice y amplíe; un país que tenga como base esencial la capacidad, creatividad y conocimientos de su gente, pues no hay estrategia de desarrollo productivo sin una base de conocimiento, sin incorporación de tecnología y sin una adecuada inserción regional e internacional que contemple no sólo la integración comercial, sino también la integración productiva y cultural. La línea programática y política del PTD establece los objetivos prioritarios: construir una sociedad donde la economía esté al servicio del bienestar de la gente, mediante el establecimiento de un modelo de desarrollo que tenga como centro la generación de empleo productivo para todos sus habitantes.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Para alcanzar ese objetivo se necesita una organización de la economía que atienda simultáneamente el crecimiento de la producción, la redistribución del ingreso y la estabilidad en las relaciones económicas y sociales. A partir de este enfoque integral, en cuyo centro está el desarrollo y el bienestar, juegan por lo menos tres aspectos esenciales: lo económico, lo social y lo institucional. Reafirmamos que el crecimiento sostenido y sustentable y la redistribución del ingreso y de la riqueza, cambiarán positivamente las condiciones de vida de nuestras gentes, especialmente de aquellos que sufren pobreza, marginalidad, exclusión y desigualdad.

VISIÓN PROGRAMÁTICA ESTRATÉGICA El modelo de desarrollo implementado en los últimos 30 años atraviesa por un proceso de agotamiento; el diagnóstico de la sociedad, de su estructura social y económica, las debilidades manifiestas del aparato jurídico institucional así lo revelan. Es notorio entonces, que urge la organización de nuestra sociedad en base a un nuevo modelo de desarrollo, un modelo que privilegia el ser humano y no los negocios financieros especulativos, un modelo económico que favorezca la producción, el trabajo y la inclusión social. A partir de la naturaleza y la visión de nuestro partido y de conformidad con el diagnóstico del contexto mundial y nacional, el PTD realiza un planteamiento de carácter global e integral donde el papel del Estado sea redimensionado, que en relación con el mercado se defina una sociedad donde se globalice el bienestar y se fortalezca la democracia. Del análisis de la estructura económica del país y del modelo de desarrollo establecido apreciamos la urgente necedad de producir un cambio en el rumbo, la visión y los objetivos de la política económica. Abogamos por una política económica que busque armonizar los intereses de los diferentes sectores de la sociedad, que tenga como propósito el desarrollo integral con el incremento del bienestar de los/as dominicanos/as, al servicio de la gente por lo que consideramos necesario que esta orientación se enfoque en:

74


75

Partido de los Trabajadores Dominicanos

POLÍTICA MONETARIA Y FINANCIERA La política monetaria y financiera que impulsamos procura el crecimiento económico y la estabilidad monetaria, un crecimiento y estabilidad basados en la producción de bienes y servicios, exportables y vinculados a la producción local, cuyos sectores productivos del campo y la ciudad serán priorizados. Asegurar que el crédito, las tasas de interés, el encaje legal y la tasa de cambio, sean eficientes reguladores del proceso económico, especialmente en el sector monetario y financiero desvinculado de elementos especulativos. El encaje legal servirá de acuerdo con las necesidades de la actividad productiva, a partir de los mecanismos de supervisión y el estricto cumplimiento de lo dispuesto por la ley monetaria y financiera. El crédito será orientado al financiamiento de proyectos que tengan como base la producción y transformación de materia prima, para el consumo interno y la exportación.

ASPECTO FISCAL La política fiscal se basará en la justicia distributiva, con el criterio de que tributa más quien más ingresos tiene, disminuyendo los impuestos indirectos. Para ello impulsaremos una modificación de la ley del impuesto sobre la renta y sobre la propiedad, haciendo énfasis en grabar el consumo de bienes suntuarios, procediendo con criterio progresivo, disminuyendo al mínimo los impuestos indirectos de carácter general, como el ITBIS, el selectivo al consumo y otros de igual naturaleza. Procuraremos la descentralización del gasto público con una distribución equitativa, para transferir una parte significativa del mismo a programas de obras y servicios de manera mancomunada entre el gobierno central y los gobiernos locales, para lograr un mayor rendimiento y eficacia en las regiones y municipios. Para ello unificaremos la aplicación de la política tributaria y las tasas impositi-


Partido de los Trabajadores Dominicanos vas con para eficientizar las recaudaciones, evitar la doble tributación y reducir al mínimo la evasión. Eliminaremos los incentivos fiscales y/o en caso necesario lo establecereríamos de manera temporal y comprometida de parte de los beneficiarios.

LA ECONOMÍA INFORMAL Y SU IMPACTO EN EL EMPLEO. El elevado número de personas que laboran en el sector informal de la economía en cierta manera explica el por qué la seguridad social no avanza, pues los puestos de trabajo que genera este sector son de poca calidad y sus trabajadores no cotizan para el plan de seguridad y pensión alguna. Incentivar a este sector para su crecimiento con el uso de tecnología, dotarle de capital de trabajo y vía de comercialización para salir de la informalidad y contribuir al desarrollo de las fuerzas productivas nacionales y del país en general, son medidas necesarias.

POLÍTICA DE EMPLEO Impulsar la aplicación una política de empleo digno, formal y bien remunerado tanto del sector privado como de parte del Estado. Puesta en ejecución inmediata de un plan de emergencia que produzca no menos de 50,000 empleos en todo el país, sustentado en la construcción y limpieza de canales de riego, calles y carreteras, aceras, contenes y cunetas. Crédito a micro, medianas y pequeñas empresas que estimulen la creación de empleos para absorber una cantidad apreciable de mano de obra desocupada.

FINANCIAMIENTO EXTERNO Fuente de recursos para sustentar el desarrollo nacional y por tanto su uso estará dirigido al fortalecimiento de la infraestructura productiva y a la aplicación de planes sociales prioritarios. No será autorizada ninguna operación que comprometa la soberanía nacional o que implique el despojo de nuestro patrimonio.

76


77

Partido de los Trabajadores Dominicanos Ningún acreedor puede imponer condiciones que alteren los términos de los compromisos contraídos ni perjudicar la población nacional. Gestionar mecanismos de renegociación de la deuda para conseguir condiciones favorables para un mejor desenvolvimiento de nuestra economía.

POLÍTICA ENERGÉTICA Revertir el proceso de privatización del sector energético y tomar las providencias necesarias para la recuperación de la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales. Someter a revisión los contratos entre el Estado y las empresas privadas. Declarar la energía y los combustibles, como renglones de carácter estratégico e inalienable para el país. Reorientar el plan de expansión energética para que la capacidad de generación sea siempre superior a la demanda proyectada. Recuperación y mantenimiento de las presas y otros recursos del potencial hidroeléctrico como medio de reducir el costo de producción de la energía. Explorar y poner en práctica programas de generación energética utilizando fuentes alternativas tales como el sol, el viento, carbón mineral, el gas natural, bagazos de caña, residuos sólidos y otros tipos de biomasas. Fomentar la investigación energética con énfasis en el área de desarrollo, conservación y ahorro de energía. Fomentar los proyectos de fincas energéticas que contribuyan a la reforestación y al mismo tiempo, para ofrecer combustible primario para uso industrial y doméstico. Establecer un fondo especial para solventar los aumentos futuros de los precios del petróleo y sus derivados, de modo que los vaivenes del mercado internacional sean soportados por dicho fondo.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Poner en marcha un vasto plan de educación ciudadana dirigido a crear conciencia en torno a los beneficios del ahorro de energía y combustibles para la economía nacional y doméstica. Desarrollar proyectos de investigación y exploración destinados a descubrir o poner en marcha fuentes de energías fósiles, solar, eólicas e hidráulicas y de biocombustibles, entre otras opciones.

SECTOR AGROPECUARIO Garantizar una producción agrícola y pecuaria moderna, eficiente y abundante, con capacidad de satisfacer la demanda alimentaria y producir excedentes para la exportación, con una rentabilidad razonable para los productores, al tiempo que precios asequibles para los consumidores. Para ello debe estimularse el financiamiento y la inversión con tasas razonables. • Elaboración y promulgación de un nuevo código agrario que ponga en práctica una reforma agraria progresista acorde con la realidad de hoy, la propiedad de la tierra y las demandas de productos de la agropecuaria. • Incorporar más tierras a la producción acompañado de programas efectivos de modernización y tecnificación, y la cualificación de la mano de obra para el trabajo rural. • Construcción de obras de infraestructura agropecuaria: presas, canales de riego, carreteras y puentes. La reconstrucción y el mantenimiento permanente de tales obras incluyendo los caminos vecinales. •Política de financiamiento de la actividad agropecuaria. Crear un fondo de garantía para dotar al Banco Agrícola de los recursos necesarios para cubrir la demanda en todo el país. • Ofrecer incentivos a la banca nacional con recursos que se especialicen como cartera de crédito para el financiamiento de la producción agrícola y pecuaria.

78


79

Partido de los Trabajadores Dominicanos • Funcionamiento efectivo del seguro agrícola para proteger la inversión en el campo. • Aplicar los mecanismos institucionales de regulación para garantizar el acceso oportuno y el uso adecuado del crédito por parte de los productores del campo. • Programa de asistencia técnica que incluya actualización de los estudios de suelo, uso de las aguas, racionalización de los cultivos, controles de plagas, dotación y mejora de simientes. • Apertura de centros de formación técnico-profesional agropecuaria en todos los niveles de grado y posgrado. • Fomento de las formas asociativas y cooperativas de producción y comercialización agropecuaria, incluyendo el acceso a los insumos, equipos y tecnología que contribuyan a la modernización del campo. • Construcción de centros de acopio, procesamiento y almacenamiento de la producción agropecuaria, que faciliten la conservación de los alimentos en condiciones de higiene y calidad. • Reducir los canales de intermediación en la comercialización agropecuaria, con la finalidad de garantizar márgenes de beneficios razonables al productor y precios asequibles al consumidor. • Fortalecer el sistema de información para monitorear y divulgar de manera oportuna la marcha de los mercados a nivel regional, nacional e internacional. • Plan de desarrollo pesquero que fomente la captura, la crianza, la conservación, el transporte y la industrialización de las especies acuáticas marítimas y fluviales: peces, camarones, langostas y mariscos en general, que sirvan como fuente de alimentación y empleo.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

80

• Transparencia mediante diversas acciones de los sectores públicos y privados, la instalación de empresas agroindustriales que fomenten el procesamiento de los productos agrícolas y de la pecuaria incluyendo la ganadería. • Se pondrá empeño para reducir los canales de intermediación en la comercialización agropecuaria, con la finalidad de garantizar márgenes de beneficios razonables al productor y precios asequibles al consumidor. • Fortalecer el sistema de información para monitorear y divulgar de manera oportuna la marcha de los mercados a nivel regional, nacional e internacional.

EL MEDIO AMBIENTE EN LA REPUBLICA DOMINICANA

Para hacer frente a la situación medio ambiental de nuestro territorio será necesario la adopción de una política medio ambiental que entre otras medidas contemple: • Poner en marcha un programa de educación ambiental y ecológica a la ciudadanía con énfasis en la población infantil y juvenil, de manera que se cree un alto nivel de conciencia en torno a la necesidad de garantizar un adecuado manejo de los recursos naturales y el combate a la contaminación y toda acción que provoque daño al medio ambiente. •Integrar plenamente la temática ambiental como eje trasversal para todas las áreas del saber. • Construir plantas de tratamiento de aguas residuales en todo el país. • Priorizar la protección de las cuencas hidrográficas. Siembra de árboles y protección de las zonas boscosas, incorporadas como partes de las tareas educativas. • Proteger las zonas costeras y los afluentes de ríos, lagos, lagunas y humedales. • Fomentar la investigación científica y la formación de recursos humanos en el campo de la ecología y el medio ambiente.

Cachón de la Rubia


81

Partido de los Trabajadores Dominicanos • Implementar programas de adaptación al cambio climático que también tomen en cuenta la necesidad de la restauración de hábitats y la conservación de la biodiversidad como parte de nuestro patrimonio natural y garantía de la sostenibilidad ambiental y económica de la nación. • Desarrollar programas de participación social orientados al involucramiento de las comunidades y la sociedad en general en los programas ecoturísticos. La habitabilidad del Medio Ambiente requiere además que se tomen las siguientes disposiciones: • Instalar adecuados sistemas de tratamiento de las aguas residuales. • Recolección y gestión de residuos sólidos, impulsando los sistemas de clasificación y reciclaje y su transformación en recursos para la industria local e internacional. • Control de las fuentes emisoras de ruidos tanto las estacionarias como las móviles. • Control de la polución atmosférica por parte de las industrias mediante un programa de instalación de filtros y plantas de tratamiento individualizadas para los efluentes. • Ordenamiento vial que permita un tránsito más fluido. • Arborización urbana fundamentada en especies endémicas y nativas. • Presencia de espacios verdes de contrapeso ambiental.

PRODUCCIÓN INDUSTRIAL Reorientar la política en este sector de manera que se logre el rescate del patrimonio público y la reactivación de la industria azucarera estatal y su diversificación, a fin de recuperar la capacidad de producción para suplir las necesidades del mercado exterior y el consumo doméstico.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Recuperación de la minería con énfasis en la producción de oro, plata, larimar y ámbar, procurando que estos sean procesados en el país y puestos al servicio de la artesanía y la producción de joyas mediante un programa de capacitación que incremente el valor agregado. Fomentar la industria metalmecánica incentivando su modernización y adecuación tecnológica, con el propósito de que esté en capacidad de suplir la demanda nacional de herramientas y piezas de repuestos para las maquinarias y el parque vehicular. Instalación de agroindustrias que procesen los diversos productos del campo, entre ellos los alimentos para consumo humano y para el ganado, así como la madera y sus derivados, pieles, carnes y productos lácteos, textiles, fertilizantes, café y cacao, entre otros.

SECTOR TURISMO

Atraer un segmento de alto nivel de consumo, implementando un amplio programa de capacitación que califique a los recursos humanos. Incrementar la inversión en la promoción y la publicidad institucional del país y sus atractivos, en coordinación y con la participación activa del sector privado. Programa de investigación turística para sustentar la planificación sectorial, junto al monitoreo permanente del comportamiento del mercado turístico regional y mundial. Actualizar y modernizar los reglamentos que norman los servicios turísticos como forma de satisfacer la demanda del turismo internacional con la calidad que requiere, a la vez que sea competitivo respecto a la oferta del área del Caribe. Fomentar el turismo interno y social, de manera que la población local pueda disfrutar de los recursos y atractivos con que cuenta nuestro país. Diversificar la oferta turística nacional impulsando el ecoturismo, empeñándonos en hacer más adecuado el equilibrio con la naturaleza. Fortalecer el sistema de seguridad a los fines de imprimir confiabilidad a los beneficiarios del servicio turístico.

82


83

Partido de los Trabajadores Dominicanos

POLITICA SOCIAL EDUCACIÓN: Reafirmar el papel directriz del Estado como responsable de garantizar a la población una educación basada en la formulación de políticas públicas que hagan de éste sector un instrumento estratégico para el desarrollo, al tiempo que contribuye a la calificación de la mano de obra y la elevación de la productividad. Reforzar la aplicación del Plan Decenal de Educación centrado en el desarrollo de las competencias funcionales, su eficiencia y calidad, fundamentado en la formación en valores, tal y como proclamaron precursores como Eugenio María de Hostos y Pablo Freire. Mejorar la eficiencia del sistema educativo, disminuir la tasa de ausentismo, deserción, la repitencia y la sobre edad, procurando alcanzar un promedio nacional de escolaridad superior al octavo grado y que todo bachiller tenga el dominio de al menos una lengua extranjera. Crear las condiciones materiales para que los trabajadores de la educación cuenten con ingresos y niveles de vida dignos que les permita dedicarse de manera exclusiva a las labores propias de su formación académica y profesional y a la investigación científica y cultural. Impulsar la elevación del contenido y actualización del movimiento renovador universitario que afiance la democratización y la reforma educativa ofreciendo la oportunidad a miles de jóvenes para obtener una formación profesional, orientada en el cultivo de la ciencia y la tecnología. Fomentar los estudios de postgrado basados en la investigación científica para que el país pueda contar con una masa crítica calificada para aprovechar los avances vertiginosos en las ciencias. Conversión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo en una institución verdaderamente nacional, con un currículo adecuado a las necesidades del país.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

POLÍTICA DE SALUD Poner en vigencia a plenitud la ley 87-01 de seguridad social para ofrecer una cobertura a favor de toda la población en materia de servicios de salud. Privilegiar la prevención en base a programas de educación ciudadana, combinando el trabajo de los profesionales de la salud con la labor de educadores y promotores debidamente calificados. Reforzar la red epidemiológica para inmunizar a la población con énfasis en la infantil, las mujeres y los y las envejecientes; mantener la vigilancia debida frente a las enfermedades endémicas, epidémicas y pandémicas que aparecen de manera periódica con un carácter local, regional y mundial. Fomentar la integración de la población en la puesta en marcha de amplios programas de vacunación e inmunización para prevenir enfermedades que son factibles de control sanitario. Garantizar condiciones de trabajo y de vida dignas para que los profesionales de la salud superen el pluriempleo y puedan dedicarse a ofrecer servicios adecuados a la población. Fomentar la investigación científica en el campo de la salud y apoyo a la industria farmacológica nacional de manera que el país pueda contar con un suministro de medicamentos eficaces, confiables y a precios asequibles.

POLÍTICA HABITACIONAL Revisar toda la política relativa al sistema de vivienda mutualista del país lo que envuelve a las Asociaciones de Ahorros y Préstamos, al Banco Nacional de la Vivienda, y consignar en el sistema bancario una cartera especializada de tasas asequibles para el fomento de la vivienda.

84


85

Partido de los Trabajadores Dominicanos Crear las condiciones jurídicas e institucionales para que las viviendas construidas por ciudadanos/as de medianos y bajos ingresos en terrenos del Estado, puedan regularizar la situación del usufructo de las mismas, mediante un plan de titulación a corto plazo que los convierta en propietarios/as y por tanto en sujetos de créditos para la mejoría de sus hogares. Crear un fondo para el mejoramiento integral de la vivienda en todo el país, teniendo como objetivo inmediato la eliminación de pisos de tierras, los techos de yagua o pachulí y las paredes de tablas de palma, cartón y hojalata. Saneamiento ambiental en los barrios y poblados que abarque el arreglo y la construcción de aceras, contenes, calles y carreteras, y la dotación de servicios de agua potable, electricidad, drenaje pluvial y sanitario. Incentivar a las escuelas de ingeniería y arquitectura para el diseño de unidades habitacionales funcionales de bajo costo, de manera que faciliten la construcción masiva de viviendas para las familias de mediano y bajo nivel de ingreso, privilegiando el uso de estructuras prefabricadas que permitan enfrentar el déficit habitacional de manera rápida y eficaz. Estimular la construcción de viviendas mediante el sistema de ayuda mutua y esfuerzo propio, que integre a los pobladores y a las organizaciones comunitarias junto a la acción oficial y municipal. Que los recursos recaudados por concepto de las viviendas construidas por el Estado sean utilizados para la creación del fondo de financiamiento de la vivienda, centrado en las soluciones habitacionales de carácter social. Evitar la dispersión y la duplicidad de funciones en el sector vivienda, de manera que la misma responda a un plan global, extendido a todo el territorio nacional.

SECTOR VIAL Y TRANSPORTE Extender la red vial hacia las zonas más aisladas del país; priorizar el mantenimiento de la infraestructura vial y crear las condiciones para abaratar los costos


Partido de los Trabajadores Dominicanos de operación y las tarifas del transporte de carga y pasajeros, preservando las condiciones ecológicas y medio-ambientales. Programa de construcción y reconstrucción de caminos vecinales y carreteras en las zonas rurales, que incluyen los respectivos puentes y las obras de drenaje pluvial y sanitario. Mantenimiento vial con carácter permanente. Coordinar las acciones de la política de transporte con los ayuntamientos de los distintos municipios, con la finalidad de evitar la dispersión en las obras. Coordinación interinstitucional que incluye a las empresas del sector privado que hacen uso de las vías y los espacios públicos. Dar apoyo a la mejoría del transporte interurbano de pasajeros y cargas por medio del mejoramiento vial y la modernización del parque vehicular, erradicando, corrigiendo la corrupción que ha imperado en este importante sector del servicio público. Establecimiento de un sistema de transporte ferroviario urbano e interurbano para un desplazamiento de cargas y pasajeros moderno, eficiente y más económico.

POLÍTICA DE JUVENTUD Transformación del sistema educativo para que tenga una cobertura que abarque a la población infantil y juvenil con carácter verdaderamente gratuito y obligatorio. Poner en marcha un amplio programa de formación técnico profesional que capacite a los/as jóvenes para una integración oportuna al trabajo productivo, acorde con las exigencias del mercado laboral. Reforzar los centros de educación superior públicos para que acojan el talento, la creatividad y la producción intelectual, estimulando la integración de los/as jó-

86


87

Partido de los Trabajadores Dominicanos venes estudiantes a los programas de investigación científica y tecnológica tanto en el país como en el exterior. Crear los premios y reconocimientos necesarios para incentivar el talento que se destaque en el estudio, las artes, el deporte, y el servicio comunitario. Apoyar formas de organización que sirvan de canal para las actividades juveniles sanas en las zonas urbanas y rurales, especialmente a los clubes deportivos y culturales, las asociaciones estudiantiles y de jóvenes productores. Programas de rescate y rehabilitación de jóvenes delincuentes y adictos, a fin de que reciban la atención y tratamiento que los dirijan hacia un comportamiento adecuado y positivo. Fomentar en los jóvenes de ambos sexos la conciencia democrática, ética y moral de modo que la conducta y las acciones de cada uno sea motivo de orgullo propio, de su familia y la sociedad.

POLÍTICA CULTURAL Garantizar el pleno disfrute de los recursos naturales, y al mismo tiempo la creación artística, literaria, folklórica, técnica, deportiva y religiosa. Fomentar el intercambio con otras culturas, especialmente con las más íntimamente relacionadas con el proceso histórico de la formación del ser humano. Propiciar la divulgación de la cultura universal y dominicana por todos los medios; fomentando la creación de mecanismos que canalicen las aptitudes, habilidades, el talento y la creatividad individual y colectiva. Disponer de los recursos necesarios para la puesta en funcionamiento de las escuelas de música, artes plásticas, talleres de creatividad literaria y artesanal en todos los municipios. Crear una editora nacional que se ocupe de la divulgación de las obras de los y las intelectuales dominicanos/as y aquellas que pertenecen al patrimonio histórico de la cultura universal.


Partido de los Trabajadores Dominicanos Estimular la celebración de concursos y festivales en los distintos municipios para que el talento y la creatividad tengan vías y canales adecuados para expresarse y manifestarse.

POLÍTICA DE GÉNERO Eliminar los lastres y trabas jurídicas e institucionales que aun limitan y discriminan a la mujer y reforzar el proceso de emancipación y la reivindicación de sus derechos. Enfrentar los prejuicios machistas mediante la implementación de campañas dirigidas a los primeros grados y medios del sistema educativo, haciendo uso de los medios masivos de comunicación. Dar cabal aplicación al principio de igual remuneración por igual trabajo, sin discriminación de sexo. Ejecutar planes y programas de formación y capacitación técnico-profesional en todas las áreas. Instalar una amplia red de guarderías y estancias infantiles que acojan a los niños/as de las mujeres dedicadas al trabajo y/o al estudio. Atención especial a las embarazadas de escasos recursos económicos, incluyendo la atención médica y nutricional. Fomentar las diversas formas de organización de las mujeres trabajadoras, como mecanismos de creación de conciencia colectiva en torno a sus derechos y responsabilidades. Brindar protección a la mujer emigrante que se desplaza hacia otros países en procura de mejorar las condiciones de vida propia y de su familia. Crear casas de acogida para las mujeres amenazadas.

88


89

Partido de los Trabajadores Dominicanos

REFORMA POLÍTICA E INSTITUCIONAL Dar vigencia a un régimen plenamente democrático, progresista y solidario, que dé real participación a todos los sectores de la vida nacional. Superación de la cultura que fomenta el presidencialismo y el autoritarismo. Profundizar en la “modernización de la democracia y la globalización del bienestar”, sobre la base del estricto respeto y el equilibrio entre los poderes que integran el Estado. Establecer como mecanismo principal de reforma constitucional la convocatoria de una constituyente por voto popular. Fortalecer el poder municipal de manera que pueda cumplir con sus atribuciones de enfrentar eficazmente los servicios básicos que demandan los/as ciudadano/ as en cada demarcación territorial. Establecer junto a la obligatoriedad de la rendición de cuentas, el carácter revocatorio de todo funcionario público. Instaurar el procedimiento de elección de los gobernantes provinciales y otros funcionarios públicos. Darle autonomía al ministerio público respecto al Poder Ejecutivo. Sus funcionarios serán designados por el Consejo Nacional de la Magistratura. Crear la figura del Fiscal Especial quien fungirá como defensor de los derechos ciudadanos. Disponer que los miembros de la Contraloría General de la República y la Cámara de Cuentas sean designados por el Congreso Nacional. Elaborar un código electoral que oriente el proceso electoral dominicano y garantice una mayor independencia de los mecanismos electorales, la representación por voto popular de los/as ciudadanos/as y las demarcaciones territoriales.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

POLÍTICA EXTERIOR Política internacional cimentada en los principios de soberanía y autodeterminación, igualdad jurídica, respeto recíproco, cooperación entre los Estados y gobiernos y en la paz, buscando solucionar los conflictos mediante el diálogo, la discusión y el entendimiento, y bajo ninguna circunstancia apelar a la acción de la fuerza o a la amenaza del uso de la fuerza militar o económica. Respeto y beneficio recíproco no sólo para aplicarlos entre los países pobres, sino de manera universal, libre de ataduras ideológicas y condicionamientos políticos, permitiendo al país ser receptor de una verdadera transferencia de tecnología y capitales, para potenciar el esfuerzo interno de la Nación para salir del subdesarrollo y el atraso; aprovechar las ventajas que se desprenden de los intereses comunes que compartimos con América Latina y el Caribe, más los factores positivos resultantes de una relación equitativa y fluida con los Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia, China Continental y Japón, entre otros países vecinos y lejanos. Relaciones internacionales para la defensa de los intereses nacionales enmarcados en el principio de la democracia y la búsqueda del bienestar para la gente. Dar continuidad a la política de integración y participación activa del país en los distintos sistemas regionales en el orden político, económico, social, cultural, científico y tecnológico. Fomentar los vínculos diplomáticos, comerciales y culturales con los países de África, el Caribe, y el Pacífico-ACP-, con la Unión Europea, Rusia, China Continental, Japón y con cualquiera con el que podamos mantener relaciones mutuamente beneficiosas.

Participar de manera activa en todo los foros internacionales. Desarrollar una política de intercambio educativo artístico, deportivo, cultural, científico y tecnológico para fortalecer los programas de formación, capacitación y actualización de los recursos humanos, y con ello elevar la comprensión y la amistad entre los pueblos.

90


91

Partido de los Trabajadores Dominicanos Velar por los derechos de los/as dominicanos/as residentes en el exterior y que puedan necesitar de auxilio u orientación. Especial atención a las relaciones con Haití y otros países vecinos, dada la cercanía geográfica entre nuestras naciones. Entre Haití y la República Dominicana las relaciones deben basarse en el principio de convivir en paz e integrarse en el Desarrollo y a partir de esto propiciar la superación de las principales dificultades que actúan como obstáculo, teniendo como norte el respeto mutuo, voluntad y compresión para actuar de manera armoniosa y constructiva. Problemas relacionados con la migración, la contratación de fuerza de trabajo, el intercambio comercial y otros deben ser abordados de manera institucional. Propiciar la concertación de verdaderos acuerdos para el manejo conjunto de los problemas migratorios y fronterizos que incluye el combate al narcotráfico y la delincuencia, con estricto apego al respeto de los derechos humanos y con arreglo al derecho internacional. Poner en ejecución programas dirigidos a proteger los recursos naturales en las respectivas naciones, la conservación y aprovechamiento equitativo de las aguas y demás recursos naturales compartidos, regularización y ampliación del comercio formal, construcción de zonas francas industriales en la frontera. Construcción y mejoramiento del sistema vial y de riego, así como en lo que respecta al control de salud y fitosanitario. Santo Domingo, D.N. 17 de septiembre del 2013.


Partido de los Trabajadores Dominicanos


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCIONES DEL VIII CONGRESO NACIONAL


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE EL PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA Por cuanto a que Colombia es el país donde se registra la insurgencia armada más prolongada de América Latina, situándose sus orígenes al inicio de los años sesenta, confrontación entre los guerrilleros y las fuerzas militares que ha llevado el desasosiego, el luto y el dolor a la familia colombiana a lo largo de más de 50 años. Por cuanto a que desde septiembre del año 2012, el gobierno de Colombia que encabeza Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron un proceso de diálogo y negociaciones que se desarrollan en La Habana, Cuba y Oslo, Noruega, cuyo objetivo es buscar la paz con justicia social. Por cuanto el logro de la paz en Colombia contribuye al mantenimiento de un clima de paz en la región, y dado el hecho de ser notorios los avances en el proceso de negociación que incluye un acuerdo preliminar para que la FARC se convierta en partido político y se inserte en la vida legal. El VIII Congreso del Partido de los Trabajadores Dominicanos saluda el proceso de negociación y búsqueda de la paz mediante el diálogo que llevan a cabo el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, y muestra su satisfacción por los avances alcanzados con los acuerdos preliminares, al tiempo de exhortar a las partes en diálogo a arribar al acuerdo de paz definitivo que tanto anhela el pueblo colombiano y la comunidad internacional.

94


95

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE EL AUMENTO SALARIAL EN EL SECTOR PÚBLICO Por cuanto la inflación constante ha conducido a limitar sustancialmente el poder adquisitivo de los/as trabajadores/as y el pueblo en general, verificándose un notable aumento de los precios de los productos que componen la canasta familiar, lo que entraña el aumento de las dificultades existenciales de los trabajadores formales e informales y de otros segmentos poblacionales. Por cuanto ha sido una legítima aspiración y reclamo de los trabajadores públicos y privados el que se produzca un aumento general de salarios, inclusive, en el sector privado se produjo el incremento del salario mínimo y un reajuste salarial del 13 por ciento, y en el sector público se ha aumentado el salario de los maestros y maestras y se contempla en el presupuesto del próximo año 2014, un aumento de salarios focalizado para los médicos, algunos policías y los agrónomos. El VIII Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores Dominicanos solicita al superior gobierno que tome todas las medidas de lugar para que se produzca, en el año 2014, un aumento general de salarios para todos/as los/as trabajadores/ as del sector público, incluyendo policías, militares y pensionados, acordes con el alto precio de la canasta familiar y que conduzca a mitigar la difícil situación existencial de los abnegados servidores públicos.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE POLITICA DE GÉNERO Por cuanto en la sociedad dominicana persisten con gran peso, los efectos de una cultura machista que margina y relega a la mujer, a pesar de su peso creciente en la composición de la población, a su inclusión en el mercado laboral y su incorporación a la educación y profesionalización. Por cuanto existen trabas jurídicas e institucionales que propician la discriminación de la mujer, en cuanto a su integración plena a la sociedad, y a su derecho a igual condición que los hombres para los puestos de trabajo y la remuneración que perciben. Por cuanto se ha propagado en el país, como una terrible epidemia, la violencia contra la mujer y un alarmante nivel de feminicidios que consternan e indignan a la sociedad. El VIII Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores dominicanos RESUELVE pronunciarse por la adopción de una política de género que fortalezca el proceso de emancipación y la reivindicación de los derechos de la mujer, la eliminación de las trabas jurídicas e institucionales que la discriminan, así como el implemento de campañas dirigidas a los niveles primario, secundario y universitario del sistema educativo, tendentes a enfrentar e ir erradicando los prejuicios machistas en la sociedad y la protección a la mujer.

96


97

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESOSOBRE NUESTRAS RELACIONES CON HAITI CONVIVIR EN PAZ E INTEGRARSE EN EL DESARROLLO Por cuanto la República Dominicana y la República de Haití constituyen dos naciones diferentes, con rasgos propios en el proceso de conformación de su identidad e idiosincrasia, con idiomas distintos, que comparten una misma isla, cada quien ejerciendo sus derechos soberanos. Por cuanto nuestros países enfrentan un conjunto de problemas legados por la historia, tales como niveles de desarrollo desigual, intercambio comercial no sujeto, en gran medida, a normas comerciales ni laborales y fuerte flujo migratorio desde Haití hacia la República Dominicana con débil regulación. El VIII Congreso del Partido de los Trabajadores Dominicanos RESUELVE establecer que las relaciones entre la República Dominicana y Haití deben basarse en el principio de convivir en paz e integrarse en el desarrollo y a partir de esto propiciar la superación de las principales dificultades que afectan sus relaciones teniendo como fundamento el respeto mutuo, la voluntad y la comprensión para actuar de manera armoniosa y constructiva. Problemas relacionados con la migración, la contratación de fuerza de trabajo y el intercambio comercial deben ser abordados de manera institucional por los dos países y buscársele una solución humana que no vulnere derechos.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE EL SISTEMA ENERGETICO NACIONAL Por cuanto el sistema energético nacional ha quedado entrampado en un proceso de capitalización basado en condiciones de contratación perjudiciales para los intereses del país, privilegiando el cobro de subsidios al Estado, con una pobre inversión de recursos frescos y manteniendo el uso de combustibles de alto costo en la generación de energía eléctrica. Por cuanto los contratos con las empresas generadoras de energía eléctrica dentro de la política privatizadora, son onerosos para el interés nacional y han constituido fuente de enriquecimiento de sectores parasitarios extranjeros y nacionales, lo que ha impedido los planes de expansión del sistema eléctrico. El VIII Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores Dominicanos RESUELVE solicitar al Poder Ejecutivo: 1.- Declarar la energía eléctrica y los combustibles como renglones de carácter estratégico, para hacer eficiente el servicio de electricidad que se brinda a los consumidores y abaratar su costo. 2.- Revertir el proceso de privatización del sector energético nacional, tomando las providencias necesarias para la recuperación de la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales. 3.- Someter a revisión los contratos entre el Estado y las empresas privadas por resultar lesivos al interés nacional.

98


99

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE LA MODIFICACION DEL CODIGO DE TRABAJO Por cuanto el sector empresarial de la República, bajo el argumento de generar empleos dignos y de calidad, ha sido reiterativo en solicitar la modificación del Código Laboral vigente. Por cuanto el movimiento sindical dominicano ha advertido que con sus pretensiones de modificación del Código de Trabajo, la parte patronal pretende limitar y vulnerar los derechos que a favor de los y las trabajadores/as están consagrados en la legislación laboral, tales como el pago de auxilio de cesantía y el horario fijo, recalcando que la reducción de costos y el incremento de sus ganancias son el verdadero objetivo de los patronos. Por cuanto el Poder Ejecutivo mediante el Decreto 286-13 constituyó una comisión especial para la revisión y actualización del Código de Trabajo, que persigue recoger propuestas y sugerencias sobre su eventual modificación, comisión en la cual la parte laboral no se siente debidamente representada. El VIII Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores Dominicanos RESUELVE pronunciarse en el sentido de que cualquier modificación que se haga al Código Laboral dominicano, no vulnere ni limite ninguno de los derechos adquiridos por los trabajadores y las trabajadoras, contemplados en el mismo, derechos y conquistas que deben ser preservados y ampliados a la luz de la realidad económica y social de la República Dominicana.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE LA SEGURIDAD SOCIAL Por cuanto la puesta en vigor del Consejo Nacional de la Seguridad Social, fundamentada en la Ley No. 87-01 constituyó un primer paso para afrontar la gran deuda social acumulada desde la proclamación de la República. Por cuanto el capital financiero se ha apoderado de las Administradoras de Fondos de Pensiónes (AFP) y de las Aseguradoras de Riesgos de Salud (ARS) despojándolas de su condición de instrumentos al servicio de la población, reduciendo la calidad de estos servicios y encareciendo el costo de los mismos. Por cuanto la salud es un servicio público de primer orden al que tienen derecho todos los dominicanos y que el Estado está en el deber de garantizar en cantidad y calidad adecuadas. El VIII Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores Dominicanos RESUELVE solicitar al gobierno auspiciar la revisión de la Ley de seguridad social, a fin de reducir los márgenes de beneficios de las aseguradoras, garantizar una mayor cobertura en atención y medicamentos e incluir las enfermedades llamadas catastróficas, para que lo estipulado en la ley contribuya a hacer de la seguridad social un instrumento al servicio de la sociedad.

100


101

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCIÓN DEL VIII CONGRESO SOBRE LA INDUSTRIA MINERA Y LA PRESERVACION DE LOS RECURSOS NATURALES La República Dominicana cuenta con vastos y variados recursos mineros, riqueza que es propiedad del pueblo dominicano. La explotación y usufructo de esos recursos son de fundamental importancia para el desarrollo del país, razón por la cual el Gobierno Nacional y demás poderes del Estado deben adoptar, mediante leyes y disposiciones, que el producto de la minería sea destinado a favor del interés nacional, recurriendo a formas modernas de extracción y a procesamientos que le den mayor valor agregado a nuestros minerales. Al mismo tiempo, los poderes públicos deben asegurar que la explotación minera reduzca al mínimo los daños ambientales y que establezcan claros compromisos para qué, quienes los provoquen, los reparen.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE LA CORRUPCIÓN La corrupción constituye un flagelo en la sociedad dominicana que contribuye al mantenimiento y profundización de la desigualdad y la pobreza, toda vez que grupos reducidos se apropian por diversas vías de manera privada de recursos que son colectivos y que deben estar al servicio del desarrollo nacional y del bienestar general del pueblo dominicano. La impunidad fomenta actos reñidos con la ley y permite que funcionarios públicos hagan uso de sus posiciones en el Estado para el tráfico de influencia, el enriquecimiento ilícito y el favoritismo a grupos que tradicionalmente han utilizado el poder del Estado para su propio beneficio. El problema de la corrupción no es sólo moral y ético, es además, económico vinculado directamente con el desarrollo del país y el bienestar general de la población; sancionarla debe ser una responsabilidad de los órganos del Estado establecidos para ello. Los delegados y delegadas del VIII Congreso Nacional del PTD condenamos esta práctica consuetudinaria pública y privada, al tiempo que reiteramos nuestro compromiso por alcanzar para el país una administración cada vez más sana y más decente, que persiga y sancione el delito de la corrupción en sus múltiples manifestaciones, utilizando adecuada y oportunamente los mecanismos que la Constitución y las leyes establecen.

102


103

Partido de los Trabajadores Dominicanos

RESOLUCION DEL VIII CONGRESO SOBRE EL CAMBIO CLIMATICO CONSIDERANDO que el Tifón Haiyan, que el pasado 7 de Noviembre del 2013 azotó la Región Central de las Filipinas, en el sureste de Asia, con vientos que sobrepasaron los 300 kilómetros por hora, provocando más de 5,500 muertos y más de 9 millones de damnificados; 574 mil viviendas destruidas y otros daños incalculables, se ha colocado en el escenario mundial como severa advertencia sobre el peligro que representa para la humanidad el cambio climático con calentamiento global. CONSIDERANDO que dicho fenómeno atmosférico le ha dado nuevas fuerzas a la tesis científica de que las actividades humanas como la acelerada extracción y quema de combustibles fósiles, así como el recurso de otras prácticas industriales contaminantes está incrementando el efecto invernadero, produciendo calentamiento global que modifica los patrones climáticos a escala planetaria, lo que a su vez genera turbulencias y otras perturbaciones de consecuencias cada vez más impredecibles. CONSIDERANDO que como efecto del cambio climático se incrementa la desertificación, aumenta la cantidad de especies de flora y fauna amenazadas de extinción, aumentan los sismos, se dislocan los patrones productivos y se provocan severos estragos en amplias franjas poblacionales del mundo, sobre todo las más vulnerables, lo cual, en su conjunto, colocan en perspectivas de amenaza a la propia especie humana.

Lago Enriquillo

El VIII Congreso Nacional suma su voz de alerta sobre el peligro que se cierne de no frenar a tiempo las causas que van haciendo incontenible el cambio climático y llama a los poderes públicos del país a poner en marcha programas de educación ambiental y ecológica a la ciudadanía, con énfasis en la población infantil y juvenil, de manera que se cree un alto nivel de conciencia en torno a la necesidad de garantizar un adecuado manejo de los recursos naturales y el combate a la contaminación y a toda acción que dañe el medio ambiente.


Partido de los Trabajadores Dominicanos


Partido de los Trabajadores Dominicanos

Es fundamental y un elemento clave para coronar con éxito la construcción de una organización política de las características y naturaleza del Partido de los Trabajadores Dominicanos.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

106

INTRODUCCION La línea organizativa es fundamental y un elemento clave para coronar con éxito la construcción de una organización política de las características y naturaleza del Partido de los Trabajadores Dominicanos. La línea organizativa en consecuencia, se deriva de la línea política y constituye un soporte básico para alcanzar los propósitos revolucionarios de cambios y bienestar para todos y todas. Se hace imperativo contar con una línea de organización que haga posible que la política llegue a las amplias masas de trabajadores, productores, profesionales, campesinos, jóvenes y mujeres de los diversos sectores del pueblo que padecen los rigores de un sistema social injusto que los empobrece cada día. El partido necesita consolidarse organizativamente y establecerse como una organización sólida y respetable que gane el corazón de los dominicanos/as por la justeza y transparencia de su actuación y la ejemplaridad de sus cuadros y militantes. La línea organizativa recoge y sistematiza las experiencias adquiridas en materia organizativa a partir del ajusticiamiento del tirano Trujillo sustentada en un conjunto de principios encaminados a lograr una mayor vinculación con la población. El contenido de la línea organizativa debe entenderse como un instrumento político de orientación para la correcta aplicación del estatuto y sus distintos reglamentos acompañados por métodos de trabajo adecuados. La línea organizativa del partido integra múltiples vertientes que abordan los aspectos fundamentales de nuestro desarrollo en las condiciones actuales del país y el mundo, la cual debe entenderse como un proceso dinámico y continuo que deberá actualizarse de manera permanente. El PTD posee las condiciones objetivas y fundamentales para llevar a cabo una labor de construcción partidaria que nos permita incidir de manera significativa en la población del país de forma y manera que podamos imprimir un rumbo progresista a la nación, construir un país verdaderamente productivo, uniendo todos los luchadores por el bienestar general del pueblo y coronando con éxito los sueños de los padres fundadores de la república. Enfocar aspectos relativos al tema de la organización del partido, en su vínculo con la sociedad; el concepto de partido de cuadros con incidencia en las masas; la estructura territorial y su operatividad; el trabajo sectorial y de masas, el trabajo electoral; la comunicación partidaria; los métodos de trabajo y el estilo de dirección, la labor educativa y la sostenibilidad financiera constituyen los componentes básicos de los lineamientos para el trabajo organizativo del PTD.


107

Partido de los Trabajadores Dominicanos

EL PTD UN PARTIDO PARA LA SOCIEDAD El trabajo es la condición básica y fundamental de la vida humana, lo cual es señalado como la fuente de toda riqueza; el trabajo constituye el soporte sobre el que se sustenta el desarrollo, tanto como el progreso material y espiritual de los pueblos, al tiempo que ha sido un medio para que unos seres humanos exploten a otros y así unos pocos concentren enormes riquezas, mientras millones de personas no cuentan con lo elemental para tener una vida digna. El acelerado desarrollo científico técnico incorpora nuevas dimensiones a la clásica separación entre trabajo manual y trabajo intelectual, adquiriendo el concepto trabajador una caracterización que sitúa en esa categoría a hombres y mujeres que de manera asalariada o por cuenta propia intervienen en el proceso de producción, ya sea por medio del trabajo manual, técnico, industrial, intelectual, profesional o de cualquier otra índole. En la sociedad dominicana la contradicción principal y fundamental continua siendo entre el trabajo asalariado y el capital, es decir entre la burguesía y los trabajadores ya que la cuestión básica para determinar tales contradicciones se determina por el lugar que ocupa cada quien en las relaciones de producción, sin embargo y como producto de factores socio económico entre tales clases hay sectores, grupos y capas sociales que igualmente reflejan una determinada categoría social, como son los ciudadanos involucrados en la economía informal. En la sociedad dominicana han impactado los cambios generados por la revolución en la ciencia, la tecnología y las comunicaciones, diversificando el perfil de los trabajadores y su intervención y peso en la producción de riquezas en la nación, Por ello, el Partido de los Trabajadores Dominicanos PTD procura que el trabajo deje de ser una actividad explotadora y enajenante y se transforme en una actividad realizadora del ser humano. El objetivo es lograr una sociedad justa, equitativa y democrática donde el trabajo beneficie a quienes lo realizan. La República Dominicana se ha transformado en los órdenes económico, político y social, modificándose también su composición clasista, Nuevos actores sociales y segmentos de clase han surgido adquiriendo gran importancia para el trabajo revolucionario y progresista; la labor técnica e intelectual concentra un buen contingente de trabajadores de alto nivel de formación técnica y profesional, susceptible de sumarse a la causa revolucionaria por la construcción de una sociedad para todo/as En consideración a la actual composición social de la Republica Dominicana el PTD asume la representación de los intereses de las diferentes capas de la clase trabajadora, así como de los diversos sectores que sufren y padecen la explotación capitalista y que con su trabajo contribuyen al desarrollo y progreso de la patria, de ahí, que además de concentrar su esfuerzo en la organización y concientización de los trabajadores, debemos realizar acciones encaminadas a lograr la representación política de otros segmentos que como la Juventud, la Mujer, los Campesinos, los Trabajadores por cuenta


Partido de los Trabajadores Dominicanos

108

propia, los pequeños y medianos comerciantes y productores, los profesionales, técnicos, y artistas de manera que encuentren espacios para colocar sus conocimientos, talento y voluntad al servicio de la lucha por el progreso y bienestar de la patria. Es con esa visión amplia de la diversidad que el Partido de los Trabajadores Dominicanos procura ser concebido como una entidad política para y al servicio del desarrollo económico y social de las mayorías nacionales.

UN PARTIDO CON INCIDENCIA EN LAS MASAS. El PTD, tal y como lo concebimos debe ser un partido con vínculos sólidos con las amplias masas del pueblo, esta visión de organización ha sido el resultado de la práctica política, del conocimiento de la realidad nacional, del desarrollo de las fuerzas productivas y de la composición social dominicana, es una síntesis de la experiencia adquirida en una compleja lucha política durante más de 30 años de actividad política sistemática, procurando vincular los conocimientos generales en materia organizativa con la práctica política nacional Nos planteamos la construcción de un partido con capacidad y vocación real de poder, un partido capaz de luchar en las más diversas y difíciles condiciones con una visión política organizativa superadora de prácticas del populismo clientelista. Un modelo de organización basado en cuadros y militantes capaces de organizar, movilizar a grandes masas hacia la toma del poder político. Una parte apreciable de los partidos nacionales aplican practicas basadas en el clientelismo y el rentismo, lo que hace desigual la acción política electoral, por lo tanto una organización de la naturaleza del PTD necesita desarrollar métodos de organización adecuados que les permitan establecer relaciones con los sectores inclinados a ser parte de una opción política alternativa procurando avanzar en este periodo de acumulación de fuerzas. Hacer descansar el aparato partidario en un conjunto de cuadros profesionales y militantes convencidos de la naturaleza y objetivos de la lucha política, utilizando métodos de trabajos y un estilo de dirección correcto constituye una de las metas en materia organizativa para este periodo. Trabajar en el reclutamiento y formación de un contingente de cuadros y militantes que sean soporte de los organismos fundamentales del partido y que desarrollen una permanente labor política de educación, movilización y vínculos con las masas que les permita ganar incidencia y liderazgo constituye la tarea básica para este periodo en materia organizativa. Cuando hablamos de cuadros en las condiciones actuales nos referimos a aquellos compañeros/as que hacen parte de los organismos de dirección del nivel municipal hacia arriba que se empeñan día a día en el trabajo político y que se apoyan en los activistas y militantes de la organización para llevar adelante las tareas del partido. Son esos compañeros, muchos


109

Partido de los Trabajadores Dominicanos

que son experimentados mientras que otros ameritan de formación política e ideológica como soporte fundamental en que descansa nuestra organización, el nervio y la sangre del partido. Son los llamados a garantizar con sus acciones cotidianas la continuidad de nuestra causa y quienes deben tener conocimientos de la línea política del partido, de sus orientaciones, de su misión, visión y principios, los cuadros del partido deben actuar en la vida cotidiana de acuerdo a los valores de la sociedad a que aspiramos. Los cambios operados en la sociedad dominicana, nos desafían a repensar la forma de hacer política, nos obligan a la superación de prácticas y orientaciones organizativas para adaptarlas a las nuevas condiciones, con una práctica y una readecuación de nuestra estructura orgánica desde un modelo abierto a una con organismos funcionales. La calidad de los organismos del partido se mide entre otras cosas en la capacidad demostrada para vincularse a las masas y potenciar su presencia en la sociedad. No abogamos por una estructura de elite, sino que debemos hacer descansar el trabajo político del partido en personas con una real identidad partidaria, con mayor comprensión de la política y disposición para desarrollar un proyecto de poder. El partido cuenta con un buen número de cuadros y dirigentes experimentados y de larga militancia, reconocidos por sus comunidades y algunos en el país por su trabajo político, lo que posibilita hacer de estos la columna vertebral del trabajo del partido entre las masas haciendo de ellos eficientes catalizadores de la influencia y labor de reclutamiento y expansión del PTD en el seno de la sociedad. Justo es reconocer que una serie de dirigentes y cuadros del partido han entrado en edad y si bien es cierto que constituyen el activo principal de la organización y una reserva de importancia vital, se necesita iniciar un proceso organizado y armónico de construcción del relevo, por lo que lograr la vinculación del trabajo entre cuadros jóvenes y veteranos constituye parte esencial de estas orientaciones organizativas. A partir de este enfoque todo nuestros esfuerzos estará dirigido hacia erigirnos como un partido con peso orgánico y social en el país. Estos esfuerzos están destinados a alcanzar un crecimiento moderado del partido para a partir de lo que hemos logrado acumular en el proceso de construcción partidaria convertir al PTD en un partido de con vinculación e incidencia efectiva y real con las masas. Para llevar adelante estas aspiraciones requerimos elaborar una política de cuadros que contemple su selección, preparación, seguimiento y evaluación de su trabajo, como garantía de que las orientaciones organizativas encuentre niveles importante de aplicación y no se quede en un simple enunciado; constituyendo los cuadros y dirigentes el soporte de nuestra intervención política, así como potencializadores de nuestra expansión y crecimiento, debemos asumir con responsabilidad la labor de formarlos, asistirlos y facilitar el cumplimiento de su labor.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

110

PRINCIPIOS ORGANIZATIVOS El trabajo organizativo y la funcionabilidad operativa del aparato partidario se basan en un conjunto de principios que tiene la democracia centralizada como el núcleo fundamental y es garantía de un funcionamiento democrático. El concepto de democracia centralizada implica el pleno derecho a disentir de las opiniones y a tener sus propias ideas y punto de vistas, implica además, que la minoría se subordina a las decisiones democráticamente asumida por la mayoría y que los organismos inferiores se subordinan a los organismos superiores, implica también que las decisiones se adoptan de manera democrática y participativa. Un segundo principio importante son los métodos de trabajo. Estos se basan en buscar la verdad en los hechos. Garantizar el cumplimiento de los métodos de trabajo constituye una herramienta básica y fundamental para la aplicación de la línea organizativa del partido. La aplicación de un adecuado y armónico estilo de trabajo en el partido que permita a los cuadros y dirigentes expresar sus puntos de vistas pero sobre todo que tenga como base buscar la verdad en los hechos, los métodos de trabajo además de identidad partidaria contribuyen a la eficacia del trabajo partidario. El estilo de Dirección. La aplicación de un correcto estilo de dirección complementa la aplicación de los métodos de trabajos del partido, ello implica adoptar un estilo democrático y revolucionario que evite las prácticas autoritarias y que privilegie la búsqueda del consenso. La utilización de correctos métodos de dirección y de trabajo en su accionar y construcción, preservando los principios de ligar la teoría con la práctica, mantener estrechos vínculos con las masas, practicar la planificación y el control, ejercer la crítica y la autocrítica, practicar el centralismo democrático y ejercer la dirección colectiva afianza la democracia partidaria. Estos principios deben ser retomados en el PTD. Aplicar buenos métodos de trabajo y estilos de dirección ayuda a mantener y fortalecer la unidad interna del partido, la unidad de voluntades para el trabajo político y estimula la creatividad y entusiasmo de los cuadros y dirigentes haciendo más eficaz la acción organizativa y por ende la vida partidaria. Para realizar bien la labor de dirección de la organización, se necesita capacidad y ejercicio ético, definir con claridad objetivos y prioridades, ser exigente con uno y con los demás, estar bien informado, actuar con sentido de oportunidad, saber escuchar, evitar trabajar de manera rutinaria comprometiéndose con los objetivos y planes del partido, saber distinguir el problema fundamental al cual dirigir la acción, ser emprendedor y privilegiar las opiniones colectivas en lugar de las individuales.


111

Partido de los Trabajadores Dominicanos

En la línea de construcción orgánica del partido la municipalización aparece como un principio rector del trabajo al que se vincula armónicamente el criterio de militar en los territorios y coordinar las áreas de trabajo, de manera que la principal organización del partido es la territorial según lo que establece el estatuto partidario: comités de base, comités municipal, de Distrito Municipal y/o zonal, teniendo como complemento el trabajo sectorial, es decir el que se hace en áreas especializadas como el sindical y gremial, con las mujeres, los jóvenes y profesionales, los cuales se coordinan en busca de lograr eficacia e impacto en el resultado de nuestro trabajo. La municipalización es entonces el elemento esencial del trabajo territorial de la organización ella constituye la columna básica de trabajo alrededor de la cual giran los comités territoriales demás estructuras subordinadas. El territorio, barrio, zona, distrito municipal, municipio, provincia, región y país es el escenario de la vinculación con los moradores y el espacio para la constitución de los organismos de base y de dirección; los comités de base son el núcleo básico de organización que se constituye en un territorio donde residen las personas que son reclutadas para nuestras filas, los cuales sustentan los órganos de dirección zonal, de distrito municipal, municipal, provincial y en el extranjero. Las provincias con las estructuras zonales, de distritos municipales y municipales coordinan el trabajo en sus demarcaciones, y a su vez estas provincias forman las coordinadas regionales, para operativizar las decisiones de la Dirección Nacional y su comisión política. Organizar territorialmente a los ciudadanos es la forma fundamental en materia de estructura partidaria del PTD, su andamiaje funcional está concebido en función del principio de la democracia centralizada en la cual cada instancia de dirección territorial cuenta con una Asamblea y espacio de participación democrática donde los integrantes de las diversas estructuras e instancias del partido encuentran representación. Empeño especial debe poner el partido en mejorar la labor dirigente de todos los comités y afianzar la operatividad de sus estructuras de base y dirección en el territorio nacional y el exterior. Todos los comités deben ser activados, elaborar y aplicar sus planes de trabajo a fin de intervenir en su espacio territorial, realizando una permanente labor de difusión y propaganda de las políticas del partido, mediante la aplicación adecuada y correcta de los métodos de trabajo y practicar un estilo de dirección que fiscalice y dé seguimiento a la labor de los comités, que evalúe su desempeño y les ayuda a ser equipos operativos que desarrollen iniciativas de vinculación y actuación con las masas.

EL TRABAJO SECTORIAL Y DE MASAS El PTD posee experiencia en el desarrollo de la labor sectorial y de masas con notables éxitos en el movimiento sindical y campesino, en el sector deportivo y cultural y en el movimiento estudiantil universitario y secundario, pero el trabajo sectorial, a pesar de estar consignado estatutariamente, ha sido absorbido por el trabajo territorial rutinario y por lo electoral.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

112

Los cambios operados en el modelo de sociedad basada en los servicios, el turismo, zonas francas, finanzas y bajo la óptica del neo liberalismo ha implicado la desaparición de numerosas empresas productivas, el debilitamiento de la organizaciones tradicionales y la emergencia de un gran sector informal de la economía con nuevos sujetos sociales, que han traído aparejado nuevas formas de organización. Un fenómeno importante es la irrupción de la clase media demandando reivindicaciones que superan los sectores tradicionales, por ello, la necesidad de abordar el trabajo de masas y de vínculos con la sociedad dominicana desde una nueva perspectivas, superando esquemas y estereotipos, siendo creativos y trabajando para construir articulaciones entre los sectores tradicionales y los nuevos grupos emergentes. Cierto es que en los frentes de masas existen hoy nuevas condiciones y es notorio el retroceso y debilidad que han experimentado las principales asociaciones y entidades corporativas de los trabajadores, campesinos mujeres, estudiantes y del trabajo cultural y deportivo, pasando otras instancias, como la organización comunitaria de los moradores barriales en juntas de vecinos a recoger la expresión reivindicativa de importantes sectores, pero eso no justifica el prestarle escasa atención al trabajo sectorial y de masas. Esa situación, a su vez, ha producido nuevas demandas relacionadas con el hecho de que los cambios en el entorno han modificado también parte de la cultura cívica y la gente se preocupa ahora más por los problemas cotidianos relativos a su vida personal y menos por los “grandes temas” políticos o históricos. Estamos llamados a hacer una correcta combinación entre el trabajo sectorial y el trabajo territorial y de masas del partido, a encontrarnos con los dominicanos y dominicanas en su centro de trabajo, en su lugar de estudio, en las entidades comunitarias, en las instituciones que agrupan a los profesionales, a los jóvenes, a las mujeres. Nuestros Dirigentes, militantes y miembros tienen la obligación de participar en las organizaciones sectoriales en la que desarrollan sus actividades profesionales y laborales, identificados con las aspiraciones reivindicativas de sus componentes y participar en sus luchas, haciendo así una contribución al rescate de los frentes de masas en que se involucran.

TRABAJO ELECTORAL. Las elecciones nacionales de Presidente y Vicepresidente de la república y las elecciones congresuales y municipales para los Senadores, Diputados nacionales, de ultramar y al PARLACEN, así como Alcaldes, Vice Alcaldes, Directores y Vocales, constituyen el parámetro para medir el crecimiento de un partido, cuya cantidad de votos lo sitúa en un determinado orden de importancia. Con su participación electoral el partido ha logrado algunos éxitos al obtener un Senador, Diputados nacionales, un Alcalde, Regidores, Directores de Distritos Municipales y vocales, así como votación registrada en todas las demarcaciones


113

Partido de los Trabajadores Dominicanos

territoriales del país y del exterior donde hay votantes dominicanos. El PTD ha desarrollado una política de intervención coaligada que lo ha llevado a ser parte de las alianzas electorales que han conquistado la Presidencia del país en el 2004, el 2008 y el 2012. Participar en elecciones con un sistema electoral como el nuestro, con escasez de recursos, en condiciones de extrema desigualdad con los tres partidos que han logrado obtener más del 5 por ciento de los votos, enfrentando la conducta clientelista y de derroche de dinero, ha requerido buen tino, determinación y voluntad. El tener una estructura orgánica territorial que nos acerca a la estructura electoral y la experiencia de participación electoral acumulada no han permitido lograr que el partido sea trascendente electoralmente y alcanzar una votación consona con nuestras potencialidades. Se impone que la estructura del partido este a tono con la participación electoral y responda adecuadamente a ella para potenciar nuestra intervención electoral, se precisa tener un aparato electoral que se active oportuna y adecuadamente, en base a un plan de campaña electoral que trascienda el tiempo de elecciones. El partido debe contar con una adecuada maquinaria electoral preparada para que podamos lograr una buena votación en las elecciones del año 2016 y ascender a una mejor posición en el ranking del posicionamiento de los partidos en el país.

COMUNICACIÓN PARTIDARIA

La comunicación es uno de los instrumentos más importantes de socialización ya que permite el intercambio de ideas e informaciones para aunar esfuerzos y voluntades en procura de objetivos comunes. Estamos compelidos a mejorar y desarrollar el poder comunicador del PTD para lograr una adecuada y permanente incidencia en la vida política. El departamento de comunicación del partido debe ser estructurado, a partir de una estrategia que potencie una adecuada y sostenida utilización de todos los medios y vías existente en materia de comunicación en toda la geografía nacional, como forma para mejorar nuestra información interna y comunicación con las masas. Darle periodicidad a la salida de nuestro órgano informativo Mente Libre, así como forjar un contingente de cuadros y dirigentes con prestigio, reconocidos en el medio social en que actúan, que operen en el marco municipal, provincial, regional y nacional asumiendo la vocería de la organización y expongan nuestras políticas y enfoques sobre asuntos importantes del acontecer nacional e internacional contribuye a introducir mejoría en nuestra labor comunicadora.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

114

ORGANIZACIÓN Y EDUCACION. Complemento importante del trabajo organizativo lo constituye la educación que el partido está en el deber de proporcionar a sus militantes, para contribuir a su formación política y facilitarles asumir, de manera consciente y por convicción el trabajo revolucionario. La apertura entronizada en nuestra estructura para ganar adeptos, ha posibilitado que una buena cantidad de militantes que proceden de otras organizaciones o que carecían de experiencia organizativa previa se hayan integrado a nuestras filas por lo que requieren ser instruidos en los principios que fundamentan la visión política del partido y para ello es necesario desarrollar una intensa labor de formación y capacitación que les permita hacer una mayor contribución a nuestra organización . Compelida está la Secretaría de Educación de trabajar con diligencia la labor formativa y elaborar el plan educativo del PTD con el propósito de elevar el nivel de formación de nuestros cuadros, dirigentes y militantes en la comprensión de nuestro carácter, principios, metas, políticas, conducta ética y vocación de asumir los intereses colectivos de la nación por encima de nuestro interés individual, por igual elevar su conocimiento sobre nuestra historia, la política internacional y aspectos imprescindibles de las ciencias sociales. Poner en funcionamiento la escuela política del partido dotándola de los recursos e instrumentos cognoscitivos adecuados a la actualidad y haciendo sistemática su operatividad, contribuye a impulsar la necesaria labor educativa en nuestra institución.

SOSTENIBILIDAD FINANCIERA. El aspecto financiero es un elemento sustancial para solventar las actividades propias de la organización, por lo que debemos superar las tradicionales limitaciones derivadas de la insuficiente recaudación proveniente de los aportes de la dirigencia y militancia del partido, lo cual obstaculiza el cumplimiento de los planes y tareas del partido en cada coyuntura e imposibilita obtener mayores y mejores resultados. Si bien es cierto que la falta de recursos económicos no ha paralizado los planes y acciones que hemos establecidos, no hay dudas de que nuestros requerimientos en el orden financiero se han incrementado y las precariedad de nuestras finanzas no permiten acometer las grandes tareas que tenemos planteadas para lograr crecer y desarrollarnos, mucho menos para sustentar las necesidades de nuestros cuadros y dirigentes.


115

Partido de los Trabajadores Dominicanos

La fuente fundamental en que se basa la actividad financiera del PTD son los ingresos provenientes de los aportes de la dirigencia y militancia por medio del pago de las cuotas cuyo monto será definido reglamentariamente, por las actividades licitas de recaudación de fondos realizados y por los aportes del Estado según lo dispuesto por la ley electoral. Urge definir y aplicar una política financiera sostenible fundamentada en el presupuesto de ingresos y gastos que incluya las fuentes y acciones para obtener los recursos económicos necesarios. Debe fortalecerse el departamento financiero del partido con la función de identificar y atreverse a incursionar en formas lícitas de captar recursos económicos para edificar un aparato partidario activo, funcional, con probada vocación de poder. Debemos superar la condición de simples consumidores de recursos y convertirnos en promotores de ingresos para sustentar los gastos. Santo Domingo, D.N Marzo del 2014.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

116


117

Partido de los Trabajadores Dominicanos


Partido de los Trabajadores Dominicanos

118

INTRODUCCION El Estatuto es la constitución del PTD y una herramienta que contiene las normas que rigen la vida de la organización. Es la base que forja la unidad de voluntades para impulsar su desarrollo y la proyección necesaria para alcanzar el poder de la nación y organizar la sociedad dominicana en función de los principios y políticas revolucionarias y progresistas para conducir al país hacia el progreso, la equidad y el bienestar. Promover el estudio y comprensión del Estatuto, así como propiciar su difusión y cumplimiento cabal en todo el partido, es una importante tarea que tenemos por delante, conscientes de que en la medida que se cumple con lo estipulado en sus articulados, contribuimos a mantener la unidad de los petedeístas, a cohesionar, fortalecer y disciplinar nuestra organización y ponerla en condiciones de hacer mayores aportes a la lucha por la transformación social y construir la patria independiente, soberana, desarrollada, próspera y feliz que soñaron y por la cual lucharon nuestros próceres y mártires.

CAPITULO 1

DEL NOMBRE, CARÁCTER, FINES, DOMICILIO, DURACIÓN, BANDERA, SÍMBOLO, LEMA E HIMNO DEL PTD Artículo 1.- Con el nombre de Partido de los Trabajadores Dominicanos opera una entidad política, fundada el día 21 de diciembre del 1980 y reconocida por la Junta Central Electoral –JCE- mediante resolución 5/90 del 26 de enero del1990. Su nombre se abrevia con las siglas PTD. Es una organización revolucionaria, progresista, democrática y socialista cuyo propósito fundamental es aunar esfuerzos para la conquista del poder político de la nación, para administrar el Estado eficiente y decentemente en beneficio de las mayorías y los intereses nacionales, procurando hacer del nuestro un país verdaderamente productivo y próspero. El PTD es democrático, por cuanto asume los valores fundamentales que hacen posible la más amplia participación de los ciudadanos y ciudadanas para lograr un adecuado ordenamiento y funcionamiento de la sociedad dominicana y para la concretización de su vida interna; revolucionario, porque propugna por cambios sociales reales que garanticen el desarrollo y bienestar de la nación; progresista, por asumir el pensamiento colectivo de la humanidad que auspicia un nuevo orden económico y social que enrumbe a las naciones por los senderos del progreso, el avance, la justicia y la equidad; y socialista porque tiene al ser humano y la satisfacción de sus necesidades como el centro de su accionar, propugnando por la eficiencia de los servicios y por la distribución justa de las riquezas que genera el país en beneficio de las mayorías.


119

Partido de los Trabajadores Dominicanos

El Partido de los Trabajadores Dominicanos es respetuoso de la diversidad del pensamiento y de la equidad de género. Se identifica con los valores universales de la libertad, la justicia social, el desarrollo, la convivencia pacífica, la solidaridad y la soberanía popular libremente expresada.01 Un objetivo básico del PTD consiste en asegurar la plena independencia y soberanía nacionales, fortalecer el entendimiento, la integración regional y la cooperación entre los países, haciendo suyo el empeño de la humanidad por preservar el medio ambiente y alcanzar la paz y el progreso económico, social, cultural y político justo, equitativo y solidario. Artículo 2.- El Partido de los Trabajadores Dominicanos recoge las tradiciones de lucha histórica del pueblo dominicano por la soberanía nacional, la autodeterminación, la paz, el bienestar y la independencia; su pensamiento democrático, libertario, progresista y soberano se cimenta en las luchas escenificadas por nuestro pueblo a lo largo de su historia, entre las que sobresalen la gesta independentista del 1844, la restauración de la independencia en el 1865, la resistencia armada a la intervención norteamericana del 1916, las expediciones guerrilleras contra la dictadura de Trujillo de los años 1949 y 1959, la tenaz oposición y enfrentamiento de los catorcistas y otros sectores al sanguinario régimen trujillista, la lucha por el retorno a la constitucionalidad conculcada por el golpe de Estado al gobierno electo democráticamente del profesor Juan Bosch en el año 1963, la revolución constitucionalista iniciada el 24 de abril del 1965 y la resistencia a la segunda intervención militar norteamericana y el combate al terror y la represión de los doce años de gobierno balaguerista 19661978, jornadas en las que reconocemos el sacrificio, valentía, arrojo y entrega de todos los héroes y mártires de la patria que lucharon por legarnos la libertad, la plena independencia, el progreso, el desarrollo y el bienestar. Artículo 3.- El PTD tiene jurisdicción nacional en el territorio de la República Dominicana, con domicilio principal en Santo Domingo, Distrito Nacional, capital de la República y cuenta con representación en el exterior. Su duración es indefinida. Artículo 4.- La bandera del PTD tiene los colores verde y negro. El verde abarca las cuatro quinta partes en la franja superior horizontal, y el negro ocupa una quinta parte en la franja inferior horizontal. Nuestro símbolo está constituido por la flor roja de la cayena y debajo de ésta las siglas PTD en color amarillo. El lema del partido es “Democracia y bienestar para todos y todas”. El himno del PTD es el himno del Movimiento Revolucionario 14 de Junio.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

120

CAPITULO II

PRINCIPIOS Y VALORES DEL PTD Artículo 5.- Los principios y valores básico del Partido de los Trabajadores Dominicanos son el patriotismo, el progreso, la libertad, la democracia, la participación, el centralismo democrático, la unidad, la fraternidad entre sus militantes y dirigentes, la solidaridad, el respeto a las creencias religiosas individuales, la crítica y la autocrítica, la equidad de género, la honradez, la honestidad, la transparencia, el combate a la impunidad, la rendición de cuentas, la tolerancia, la lealtad, la responsabilidad, la disciplina, la integración y cooperación entre las naciones y el internacionalismo. Artículo 6.- El PTD fundamenta su vida interna en los siguientes principios: A) EL PRINCIPIO DE HONRAR y respetar a nuestros próceres, héroes y mártires que lucharon por la libertad, la independencia y el progreso de la nación. B) EL PRINCIPIO DE DEMOCRACIA INTERNA expresado en: * Elecciones democráticas en todos los organismos de dirección del partido, desde los inferiores hasta los superiores. *El centralismo democrático el cual se caracteriza porque prima la democracia en el debate; las propuestas no consensuadas se someten a votación; la minoría se somete a la decisión de la mayoría y se compromete a cumplir y aplicar las decisiones adoptadas. *El ejercicio de la dirección colectiva y responsabilidad individual y la obligación de los militantes de rendir cuentas por su gestión. C) PRINCIPIO DE UNIDAD, basada en la adhesión de todos los militantes a sus principios, programa, Estatutos, a los objetivos establecidos por los órganos nacionales para cada etapa, a sus políticas, y en el respeto de las decisiones adoptadas por los organismos en el marco de sus competencias. D) EL PRINCIPIO DE LA EQUIDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES . E) EL PRINCIPIO DE LA ETICA en el desempeño partidario y en las posiciones oficiales y públicas.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

121

CAPITULO III RELACIONES DE PERTENENCIA, DEBERES Y DERECHOS Artículo 7.- Se consagran dos tipos de relaciones de pertenencia al PTD: miembros y simpatizantes. 03 Partido de los Artículo 8.- Pueden ser miembros del PTD todos los dominicanos mayores de 18 años, sin distinción de raza, sexo, color o religión, que asuman los principios, el programa, la línea política y programática, los estatutos y militen en uno de sus organismos; practiquen su política, se acojan a las resoluciones y decisiones de los organismos de dirección y contribuyan a su sostenimiento. Artículo 9.- Los simpatizantes son aquellos ciudadanos de sentimientos democráticos y progresistas que mantienen una vinculación estable con el partido en sus orientaciones y tareas, siendo potenciales miembros, aun no perteneciendo a una estructura organizativa. Artículo 10.- Los miembros son aquellos ciudadanos que militan en algunos de los organismos del partido, participan en sus actividades habituales y se acogen a lo establecido en sus estatutos, línea política y reglamentos, siendo sujetos de los derechos y deberes consagrados. PARRAFO: La pertenencia al PTD es un acto de libre convicción y decisión. Nadie podrá ser obligado a ingresar, permanecer o salir de sus filas sin razones que lo ameriten y sólo puede ser separado por violar los preceptos consagrados en los presentes estatutos. PARRAFO II: A los miembros del Partido de los Trabajadores Dominicanos les está prohibido: • Pertenecer al mismo tiempo a otro partido con o sin personería jurídica. • Apoyar candidaturas diferentes a las aprobadas e inscritas por el partido o a las respaldadas. aprobadas e inscritas como parte de las alianzas electorales en las que participe el partido. Artículo 11.- Dirigentes y cuadros. Todo militante que ocupe un puesto de dirección en cualquiera de los organismos regulares del partido es un dirigente.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

122

Un cuadro es un dirigente que ha alcanzado un buen nivel de desarrollo político, acumulado experiencia y que posee un dominio adecuado de las políticas y orientaciones del partido, capaz de transmitirlas a las masas, percibiendo sus aspiraciones y necesidades. El cuadro, es un creador, un dirigente que puede llevar adelante y hacer desarrollar el partido en su territorio, sector productivo o área en que realice sus actividades.

DERECHOS DE LOS MIEMBROS Artículo 12.- Son derechos de los miembros del Partido de los Trabajadores Dominicanos: a) Recibir informaciones sobre el funcionamiento, gestión, planes y actividades que desarrolla el partido, así como las orientaciones políticas que le permitan estar al día sobre la marcha de la situación política nacional y mundial. 04 Partido de los Trabajadores Dominicanos b) Participar en la discusión y la elaboración del programa, táctica, estatutos y políticas del partido a través de los organismos a que pertenecen. c) Elegir y ser elegidos en todos los niveles de los organismos partidarios correspondientes. d) Hacer uso de la crítica en el organismo donde milita, expresando sus ideas e iniciativas libremente. e) Participar en las reuniones del organismo donde se evalúe su conducta y actuación política o personal, y no recibir sanciones sin haber sido previamente escuchado. f) Recibir la solidaridad y la protección del partido ante cualquier eventualidad que obstruya el cumplimiento de sus tareas y ser ayudado en la superación de sus errores y dificultades. g) Recibir la debida y adecuada formación política de parte del partido. H) Elegir y ser elegido para las diferentes posiciones nacionales, congresuales y municipales que se disputan en las elecciones del país. i) Conocer los informes del Secretario Nacional de Recursos y Administración y de la Dirección Nacional sobre la gestión del patrimonio partidario, su desempeño económico y el manejo de los recursos adquiridos.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

123

DEBERES DE LOS MIEMBROS. Artículo 13.- Son deberes de los miembros del PTD: a) Preservar y defender la unidad y la disciplina del partido, velando por el cumplimiento del programa, las políticas, las tácticas y los estatutos, practicando y defendiendo la dirección colectiva y cumpliendo las tareas y responsabilidades individuales con puntualidad y eficiencia; y al mismo tiempo,05respetar el derecho de las minorías. Defender a la dirigencia y miembros de los ataques de nuestros adversarios. b) Mantener estrechos vínculos con las masas populares, palpar sus inquietudes y su sentir, organizar y respaldar sus reclamos y ayudarlas a resolver sus problemas participando en sus organizaciones corporativas y reivindicativas, conforme al principio de: servir al pueblo de todo corazón. c) Observar una conducta ciudadana responsable y practicar la solidaridad. d) Ejercer la crítica y la autocrítica con elevado sentido político, con sinceridad y honestidad, respetando las opiniones divergentes, y fomentando las buenas relaciones fraternales. e) Practicar los valores y principios del PTD y solidarizarse material y moralmente con las personas del partido y del pueblo que así lo ameriten. f) Combatir cualquier manifestación grupal o divisionista, luchando permanentemente por el fortalecimiento de la unidad interna del partido. g) Defender los bienes y recursos del partido, evitando su mal uso y dispendio. h) Asistir puntualmente a las reuniones del partido convocadas formalmente, así como a las de los frentes de masas y de otras instituciones donde hace vida y contribuir a su buen desenvolvimiento. i) Entregar con regularidad la cuota o contribución establecida al organismo correspondiente y participar activamente en las diferentes actividades financieras del partido. j) Preocuparse por la elevación de su nivel político, profesional, cultural y técnico, aportando sus conocimientos a los órganos e instancias del partido que lo demanden.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

124

k) Fomentar en el pueblo dominicano el espíritu de solidaridad con la causa de otros pueblos del mundo, contra todas las formas de explotación, opresión y discriminación y propugnar por la solución pacífica de los conflictos. Partido de los Trabajadores de los Trabajadores Dominicanos l) Actuar con responsabilidad y eficiencia en cualquier función pública o privada a la que haya resultado electo. Discutir en su organismo partidario las decisiones trascendentes que ostentará en los cargos asumidos y rendir informe al partido y al país sobre su desempeño. m) Velar porque las actividades y comportamientos de los dirigentes, a todos los niveles, se correspondan con la ética y los valores del Partido. n) Observar y promover el respeto por los símbolos patrios y por los héroes y mártires que lucharon por la libertad, la independencia, la soberanía. la democracia, el progreso y el bienestar de la República Dominicana.

DE LOS MIEMBROS Artículo 14.- La condición de miembro del PTD se adquiere con la pertenencia a uno de los organismos que constituyen su estructura orgánica, y se pierde por renuncia o por sanción disciplinaria. PÁRRAFO: También se considera miembro a quien no pudiendo estar en un comité por causas de fuerza mayor, se sujeta a la orientación del partido, le rinde una labor, paga su cuota y se reporta regularmente ante un organismo debidamente autorizado. Artículo 15.- Para adquirir la condición de miembro es necesario agotar un proceso de información y orientación en grupos, o de manera individual, acerca de los principios, orientaciones y políticas fundamentales del partido. PÁRRAFO: una vez completado el proceso de información y orientación, los compañeros serán integrados a un comité de base o se creará uno nuevo con estas personas. Este proceso está a cargo de la estructura de dirección correspondiente.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

125

CAPITULO IV

DE LA ESTRUCTURA ORGANICA

Artículo 16.- La estructura del Partido de los Trabajadores Dominicanos -PTD- se adopta en atención a las características de un partido nacional con representación en el exterior, moderno, de cuadros vinculados a la población en proyección a un partido de masas con vocación de poder. Artículo 17.- La estructura del PTD cuenta con siete (7) instancias territoriales: 1. Nacional. 2. Provincial. 3.-Especial. 4. Municipal. 5.-Del Exterior. 6. De Distrito Municipal. 7. Zonal. 8. De Base. Párrafo.- La organización en el exterior adquiere la estructura y jerarquía correspondiente al ámbito nacional de acuerdo al nivel de desarrollo alcanzado. Artículo 18.- Los órganos de dirección del PTD guardan una relación de armonía entre sí y se rigen por el método del centralismo democrático. Los órganos de dirección del partido son de dos tipos: a) Permanentes. b) Periódicos. Artículo 19.- Los órganos permanentes son: • Comité de Base.


Partido de los Trabajadores Dominicanos ▪ Comité Zonal. ▪ Comité de Distrito Municipal. • Comité Municipal. ▪ Comité del Exterior. * Comité Especial. • Comité Provincial. • Coordinadora Regional. • Dirección Nacional Párrafo: La Dirección Nacional ejerce su función ejecutoria por medio de la Comisión Política. Artículo 20.- Los órganos periódicos son: • Asamblea de Base. ▪ Asamblea Zonal. ▪ Asamblea de Distrito Municipal. ▪ Convención de Distrito Municipal. • Asamblea Municipal. ▪ Convención Municipal. ▪ Asamblea del Exterior. ▪ Convención del Exterior.

126


127

▪ Asamblea Provincial. ▪ Convención provincial. • Asamblea General de Región Partidaria. • Pleno Nacional de Dirigentes. • Convención Nacional Electoral. • Congreso Nacional.

Partido de los Trabajadores Dominicanos


Partido de los Trabajadores Dominicanos

128

DE LOS COMITÉS DE BASE Artículo 21.- El comité de base es el órgano de vinculación del PTD con las comunidades y los ciudadanos y las ciudadanas. Está integrado por un mínimo de trece (13) personas. Artículo 22.- El comité de base puede ser de dos tipos: territorial y sectorial: a) Comité de base territorial: es el formado con los miembros que residen en un mismo territorio o zona territorial. b) Comité de base sectorial: es el que se integra con los miembros en su lugar de trabajo, estudio, o donde ejerzan sus actividades profesionales, sociales, y similares. El comité de base funcional o sectorial estará bajo la dirección del comité del partido del municipio donde opere su centro de trabajo, de estudio o de actividad. Párrafo: Cada miembro de un comité de base deberá reclutar y orientar a no menos de tres (3) simpatizantes, los cuales deberán reunirse periódicamente. Artículo 23.- Son funciones de los comités de base: a) Estudiar, aplicar y difundir los principios, los objetivos y el programa del Partido. b) Vincularse con los ciudadanos y las ciudadanas a fin de conquistar simpatizantes para el partido. c) Participar junto a la población en sus luchas y en sus organizaciones abiertas, corporativas, reivindicativas y sociales. d) Promover la solidaridad del partido ante los problemas de la comunidad. e) Velar para que cada miembro y los simpatizantes con que cuenta el comité tenga al día su cédula de identidad y electoral y en los procesos electorales busquen votos para las candidaturas del partido. f) Mantener relaciones de fraternidad y apoyo entre sus miembros. g) Proponer sus candidatos y candidatas a cargos electivos partidarios y nacionales, congresuales y municipales.


129

Partido de los Trabajadores Dominicanos

h) Honrar a los próceres que han contribuido a la independencia, soberanía y progreso de la patria, celebrando actos de recordación y celebración de fechas históricas. i) Realizar actividades culturales, deportivas y recreativas. j) Cumplir con las tareas establecidas por los organismos superiores del partido. K) Realizar cooptaciones de nuevos miembros para el comité. Artículo 23.- El comité de base podrá tener los siguientes cargos: Presidente Secretario General Secretario de Organización Secretario de Formación y Capacitación Secretario de Asuntos Electorales Secretario de Comunicación Secretario de Asuntos Comunitarios Secretaria de la Mujer Secretario de Medio Ambiente. Secretario de Finanzas Secretario de Actas. Cualquier otro cargo que el comité considere necesario para su operatividad.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

130

COMITÉ ZONAL. Artículo 24.- El Comité Zonal es el comité de dirección del partido que funciona en una zona territorial de un municipio o distrito municipal. Trabajadores Está integrado por un mínimo de once (11) miembros electos en asamblea. Se reunirá de manera ordinaria una vez al mes por convocatoria del Presidente y extraordinariamente cuantas veces sea necesario por convocatoria del Presidente o un tercio (1/3) de sus miembros. Artículo 25.- Son funciones del Comité Zonal: a) Aplicar con diligencia las orientaciones y planes de los organismos superiores de dirección. b) Elaborar los planes para desarrollar al partido en su demarcación. c) Convocar y dirigir la asamblea zonal y los encuentros de sus miembros. d) Llevar el control y registro de los organismos y personas que los integran. e) Conducir las campañas de afiliación y carnetización del partido en su demarcación. f) Promover el estudio y la formación política cultural y técnica de sus miembros y de los y las simpatizantes. g) Conducir la captación de votos para las candidaturas del partido en tiempo de campañas electorales. h) Impulsar actividades de recordación a nuestros próceres y de celebración de fechas patrias. i) Proponer sus candidatos y candidatas a cargos electivos partidarios y nacionales, congresuales y municipales. j) Realizar cooptaciones de nuevos miembros para el comité. Artículo 26.- Para la elección de un Comité Zonal se requiere un mínimo de cinco (5) comités de base organizados en la zona.


131

Partido de los Trabajadores Dominicanos

PARRAFO: El Comité Zonal elegirá una Comisión Política, como órgano ejecutivo de dirección, cuyo número de integrantes no podrá ser menor del veinticinco por ciento (25 %) ni sobrepasar el treinta y tres por ciento (33%) de su membresía. PÁRRAFO II: El Comité Zonal podrá cooptar hasta el diez por ciento (10%) de su matrícula, cooptación que deberá ser refrendada por la Asamblea Zonal. Artículo 27.- El Comité Zonal podrá tener los siguientes cargos: •Presidente •Secretario General •Secretario de Organización Secretario de Formación y Educación •Secretario de Comunicaciones •Secretario de Finanzas •Secretario de Asuntos Electorales •Secretaría de la Mujer .Secretario de Asuntos Profesionales. •Secretario de Asuntos Medio Ambientales y Ecológicos. •Secretario de Asuntos Comunitarios. •Secretario de Actas y Correspondencias. . Cualquier otro cargo que el Comité determine necesario y funcional.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

132

COMITÉ DE DISTRITO MUNICIPAL. Artículo 28.- El Comité de Distrito Municipal es el comité de dirección del partido que funciona en un distrito municipal. Está integrado por un mínimo de trece (13) miembros electos en asamblea. Se reunirá de manera ordinaria una vez al mes por convocatoria del Presidente y extraordinariamente cuantas veces sea necesario por convocatoria del Presidente o un tercio (1/3) de sus miembros. Los miembros de la Dirección Nacional deben ser miembros del Comité de Distrito Municipal de la demarcación donde residen. Artículo 29.- Son funciones del Comité de Distrito Municipal: a) Aplicar con diligencia las orientaciones y planes de los organismos superiores de dirección. b) Elaborar los planes para desarrollar al partido en su demarcación. c) Convocar y dirigir la asamblea de distrito municipal y los encuentros de sus miembros. d) Llevar el control y registro de los organismos y personas que los integran. e) Conducir las campañas de afiliación y carnetización del partido en su demarcación. f) Promover el estudio y la formación política, cultural y técnica de sus miembros y de los simpatizantes. g) Conducir la captación de votos para las candidaturas del partido en tiempo de campañas electorales. h) Impulsar actividades de recordación a nuestros próceres y de celebración de fechas patrias. i) Proponer sus candidatos y candidatas a cargos electivos partidarios y nacionales, congresuales y municipales. j) Realizar cooptaciones de nuevos miembros para el comité. Artículo 30.- Para la elección de un Comité de Distrito Municipal se requiere un mínimo de cinco (5) comités de base organizados en el Distrito Municipal.


133

Partido de los Trabajadores Dominicanos

PARRAFO: El Comité de Distrito Municipal elegirá una Comisión Política, como órgano ejecutivo de dirección, cuyo número de integrantes no podrá ser menor del veinticinco por ciento (25 %) ni sobrepasar el treinta y tres por ciento (33%) de su membresía. PÁRRAFO II: El Comité de Distrito Municipal podrá cooptar hasta el diez por ciento (10%) de su matrícula, cooptación que deberá ser refrendada por la Asamblea de Distrito Municipal. Artículo 31.- El Comité de Distrito Municipal podrá contar con los siguientes cargos: •Presidente •Vicepresidente •Secretario General •Secretario de Organización Secretario de Formación y Capacitación •Secretario de Comunicaciones •Secretario de Finanzas •Secretario de Asuntos Electorales •Secretario de Asuntos Medio Ambientales y Ecológicos. •Secretario de Asuntos Sindicales •Secretario de Asuntos Juveniles y Estudiantiles •Secretaria de la Mujer •Secretario de Asuntos Comunitarios y Cooperativos •Secretario de Asuntos Magisteriales. •Secretario de Asuntos Profesionales. •Secretario de Asuntos Agropecuarios •Secretario de Asuntos Deportivos •Secretario de Actas y Correspondencias •Cualesquiera otro cargo que el Comité determine necesario y funcional.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

134

COMITÉ MUNICIPAL. Artículo 32.- El Comité Municipal es el comité máximo de dirección del partido que funciona en un municipio. Está integrado por un mínimo de quince (15) miembros electos en asamblea. Se reunirá de manera ordinaria una vez al mes por convocatoria del Presidente y extraordinariamente cuantas veces sea necesario por convocatoria del Presidente o un tercio (1/3) de sus miembros. Los miembros de la Dirección Nacional deben ser miembros del Comité Municipal de la demarcación donde residen. PARRAFO: El Comité Municipal elegirá una Comisión Política, como órgano ejecutivo de dirección, cuyo número de integrantes no podrá ser menor del veinticinco por ciento (25 %) ni sobrepasar el treinta y tres por ciento (33%) de su membresía. PÁRRAFO II: El Comité Municipal podrá cooptar hasta el diez por ciento (10%) de su matrícula, cooptación que deberá ser refrendada por la Asamblea Municipal. Artículo 33.- Para la elección de un Comité Municipal se requiere un mínimo de ocho (8) Comités de Base organizados en el Municipio. Artículo 34.- Son funciones del Comité Municipal: a) Aplicar con diligencia las orientaciones y planes de los organismos superiores de dirección. b) Elaborar los planes para desarrollar al partido en su demarcación. c) Convocar y dirigir la asamblea municipal y los encuentros de sus miembros. d) Llevar el control y registro de los organismos y personas que los integran. e) Conducir las campañas de afiliación y carnetización del partido en su demarcación. f) Promover el estudio y la formación política cultural y técnica de sus miembros y de los simpatizantes.


135

Partido de los Trabajadores Dominicanos

g) Conducir la captación de votos para las candidaturas del partido en tiempo de campañas electorales. h) Impulsar actividades de recordación a nuestros próceres y de celebración de fechas patrias. i) Proponer sus candidatos a cargos electivos partidarios y nacionales, congresuales y municipales. J) Realizar cooptaciones de nuevos miembros para el comité. Artículo 35.- El Comité Municipal podrá contar con los siguientes cargos: •Presidente •Vicepresidente •Secretario General •Secretario de Organización •Secretario de Formación y Capacitación •Secretario de Comunicaciones •Secretario de Finanzas •Secretario de Asuntos Electorales •Secretario de Asuntos Medio Ambientales y Ecológicos. •Secretario de Asuntos Sindicales •Secretario de Asuntos Juveniles y Estudiantiles •Secretaria de la Mujer •Secretario de Asuntos Comunitarios y Cooperativos


Partido de los Trabajadores Dominicanos

136

•Secretario de Asuntos Municipales. •Secretario de Asuntos Gubernamentales. •Secretario de Asuntos Empresariales. •Secretario de Asuntos Magisteriales. •Secretario de Asuntos Profesionales. •Secretario de Asuntos Agropecuarios •Secretario de Deportes •Secretario de Actas y Correspondencias Cualquier otro cargo que el Comité determine necesario y funcional. Artículo 36.- De los Comités del Exterior Son los órganos que realizan el trabajo político y organizativo del partido en el extranjero, su estructura y funciones son similares a la del Comité Municipal que opera en el territorio nacional. Para la constitución de un Comité del Exterior se necesita que cuente con el sustento de al menos cinco (5) comités de base.11


Partido de los Trabajadores Dominicanos

137

COMITÉ PROVINCIAL. Artículo 37.- El Comité Provincial es el comité de dirección del partido que funciona en una provincia. Está integrado por un mínimo de diecisiete (17) miembros electos en asamblea. Se reunirá de manera ordinaria cada cuarenta y cinco (45) días por convocatoria del Presidente y extraordinariamente cuantas veces sea necesario por convocatoria del Presidente o un tercio (1/3) de sus miembros. Artículo 38.- El comité Provincial estará integrado por los miembros de la Dirección Nacional en la provincia, los presidentes de los comités municipales, de distritos municipales y zonales que operan en la demarcación provincial, por los funcionarios electos del partido y los miembros restantes serán electos en la Asamblea Provincial. Los comités provinciales podrán constituirse cuando se cuente en la provincia con estructuras partidarias municipales en la mitad mas uno de sus municipios. PARRAFO: Mientras se constituye el Comité Provincial, los comités municipales, de distritos municipales y zonales de una demarcación provincial constituirán una Coordinadora Provincial integrada por los Presidentes y Secretarios Generales del partido en cada municipio, distrito municipal y zona, los miembros de la Dirección Nacional y los funcionarios electos, la cual se reunirá cada cuarenta y cinco (45) días y tendrá a su cargo la coordinación de los trabajos y actividades de la provincia. PÁRRAFO II: El Comité Provincial podrá cooptar hasta el diez por ciento (10%) de su matrícula, cooptación que deberá ser refrendada por la Asamblea Provincial.. Artículo 39.- Son atribuciones del Comité Provincial: a) Coordinar el trabajo político y organizativo del partido en su demarcación provincial. b) Impulsar el trabajo de extensión de las estructuras partidarias hacia todos los municipios y distritos municipales de la provincia. c) Aplicar con diligencia las orientaciones y planes de los organismos superiores de dirección. d) Elaborar los planes para desarrollar al partido en su demarcación territorial.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

138

e) Convocar y dirigir los trabajos de la asamblea provincial y de la convención provincial. f) Realizar cooptaciones de nuevos miembros para el comité. Artículo 40.- El Comité Provincial contará con un Coordinador, un Vice Coordinador, un Encargado de Actas, Un Encargado de Extensión del trabajo organizativo, un Encargado de Finanzas, cuatro (4) Vocales y las secretarías que la Asamblea considere necesarias.

DE LAS COMISIONES DE TRABAJO Artículo 41.- En atención a las necesidades del trabajo en un sector social específico, y de la debida especialización, el partido podrá crear cuantos comités o comisiones funcionales o sectoriales sean necesarias a nivel nacional, regional, provincial, municipal, de distrito municipal o zonal. Artículo 42.- Se consideran comisiones de trabajo aquellos mecanismos que, no alcanzando aún la categoría de comités de base, municipal, de distrito municipal o zonal, con arreglo a lo establecido en los presentes estatutos, realizan diversos trabajos partidarios, entre ellos, los necesarios para convertirse en comités. PARRAFO: las comisiones de trabajos zonales, de distritos municipales y municipales, participarán en los eventos provinciales y regionales, pero para participar en los eventos nacionales del partido, los comités de trabajo pro comités municipales, de distritos municipales y zonales deben contar con un mínimo de tres (3) comités de base constituidos.

DE LOS TERRITORIOS Y COMITÉS ESPECIALES Articulo 43.- se consideran territorios especiales, aquellas demarcaciones, en el país y el extranjero, que por su concentración poblacional de nacionales dominicanos y el lugar que ocupan en la economía, la vida política y la cultura de la nación, merecen mayor atención y concentración de esfuerzos por parte del partido para la realización de su trabajo político y organizativo. PÁRRAFO l.- Se establecen como territorios especiales: el Distrito Nacional, las provincias Santo Domingo, Santiago, San Cristóbal, La Vega, San Pedro de Macorís, San Juan de la Maguana, Duarte, Puerto Plata, Barahona; también las ciudades Madrid en España, y Nueva York, en los Estados Unidos. Articulo 44.- Los territorios especiales se subdividirán en territorios equivalentes a municipios o zonas, bajo la dirección


139

Partido de los Trabajadores Dominicanos

de comités con categorías de municipales. Estos, a su vez, serán coordinados o dirigidos por un comité especial. Articulo 45.- El comité especial estará integrado por los compañeros y compañeras electos, más los Presidentes o en su defecto, los Secretarios Generales de los Municipales o Zonales. Los compondrá un mínimo de17personas.

REGIONES PARTIDARIAS, Y COORDINADORAS REGIONALES Artículo 46.- La Dirección Nacional establecerá las regiones partidarias en atención a las necesidades y grado de desarrollo alcanzado en el trabajo político. Artículo 47.- En cada región partidaria se creará una coordinadora regional (C.R.) para planificar, programar, promover y supervisar los trabajos en la demarcación de que se trate de conformidad con los planes y orientaciones que emanen de la Dirección Nacional. Se reunirá cada dos (2) meses y estará integrada por todos los miembros de la Dirección Nacional correspondientes, los coordinadores provinciales, los presidentes o los secretarios generales de los comités municipales y los funcionarios electos.

CAPITULO IV LA DIRECCION NACIONAL Artículo 48.- La Dirección Nacional electa por el Congreso Nacional, es la máxima autoridad del partido, mientras no estén reunidos el Pleno Nacional de Dirigentes o el Congreso. Tiene a su cargo la conducción de los planes y tareas, apoyándose en las decisiones del Congreso, del Pleno Nacional de Dirigentes, de la Convención Nacional Electoral y de sus propias resoluciones. Es el órgano responsable de designar el Comité Nacional de Disciplina y de elaborar los reglamentos funcionales del partido. Es responsable de la conducción de las relaciones internacionales del partido. PARRAFO: La Dirección Nacional está facultada para realizar ensayos organizativos novedosos en la estructura partidaria, tendentes a readecuarla y hacerla operativa, así como para desarrollarla y ampliarla. Entre estos ensayos está la organización por circunscripciones. Artículo 49.- La Dirección Nacional estará integrada por sesenta (60) miembros electos en el Congreso mediante voto individual y secreto.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

140

PARRAFO: para ser miembro de la Dirección Nacional, es necesario tener militancia de por lo menos tres (3) años, condición de cuadro, dominio de la política partidaria, capacidad de auto orientación, experiencia dirigencial, ser disciplinado, ser responsable en el cumplimiento de las tareas asignadas, gozar de buena reputación y de solvencia moral y tener la determinación de servir al pueblo de todo corazón. PÁRRAFO II: La Dirección Nacional podrá cooptar hasta el diez por ciento (10%) de su matrícula, cooptación que deberá ser refrendada por el Pleno Nacional de Dirigentes. PARRAFO III: Corresponde a la Dirección Nacional hacer las evaluaciones y promociones de los cuadros, establecer una política de cuadros que contemple su formación y propicie el relevo generacional del partido. Se le dará preferencia al interés partidario de desarrollar sus relaciones y ampliar su crecimiento en el seno de los movimientos sociales, incluyendo sectores intelectuales y profesionales. Artículo 50.- La Dirección Nacional elegirá de entre sus miembros a los integrantes de la Comisión Política, órgano ejecutivo de la misma. La Comisión Política será integrada por un mínimo del veinticinco por ciento, (25 %) y un máximo de (33%) de la membresía de la Dirección Nacional y se reunirá ordinariamente según lo establecido en su reglamento. Artículo 51.- Entre plenaria y plenaria, la Comisión Política Nacional asume las funciones de dirección del partido, administra las finanzas y ejecuta las políticas trazadas por la Dirección Nacional. Podrá suspender la aplicación de una resolución sobre cuestiones administrativas de la Dirección Nacional por un tiempo no mayor de treinta (30) días. Artículo 52.- El Congreso Nacional elegirá mediante votación individual y secreta, al Presidente, tres (3) Vicepresidentes (primero, segundo y tercero), al Secretario General y a dos (2) Vicesecretarios Generales (primero y segundo). Artículo 53.- La Dirección Nacional se reunirá ordinariamente cada tres (3) meses, y extraordinariamente, cuantas veces sea necesario, por iniciativa propia, de la Comisión Política o de un tercio de sus miembros. Sus plenarias serán presididas por el Presidente del partido y, en su defecto por uno de los Vicepresidentes según el orden de elección o por quien el Presidente delegue...14 los Trabajadores Dominicanos Artículo 54.- La Dirección Nacional estará integrada por:


141

Partido de los Trabajadores Dominicanos

•Un Presidente •Tres Vice-Presidentes (primero, segundo y tercero). •Un Secretario General •Dos Vice-Secretarios generales (primero y segundo.) •Secretaría Nacional de Organización y Método. Secretaría Nacional de Formación y Capacitación. •Secretaría de Administración. •Secretaría Nacional de Comunicación. •Secretaría Nacional de Relaciones Internacionales. •Secretaría Nacional de la Mujer. •Secretaría Nacional de Asuntos Juveniles. •Secretaría Nacional de Asuntos Sindicales. •Secretaría Nacional de Asuntos Profesionales. •Secretaría Nacional de Asuntos Magisteriales. •Secretaría Nacional de Asuntos Municipales. •Secretaría Nacional de Asuntos Gubernamentales. •Secretaria Nacional de Asuntos Electorales. •Secretaría Nacional de Asuntos Socioculturales. •Secretaría Nacional de Asuntos Ecológicos. •Secretaría Nacional de Asuntos Empresariales. •Secretaría Nacional de Asuntos Agropecuarios. •Secretaría Nacional de Asuntos Deportivos. •Secretaría de Asuntos de Integración. •Secretaría Nacional de Cultos. •Secretaría de Actas. Cualquier otra Secretaria que se considere necesaria.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

142

PARRAFO 1: Las secretarías de organización, recursos y administración, comunicación, formación y capacitación, relaciones internacionales, asuntos electorales y asuntos profesionales, y cualquier otra que la Dirección Nacional estime pertinente, constituirán departamentos encabezados por el secretario, más la cantidad de miembros que determine el reglamento de la secretarías nacionales del partido.

FUNCIONES DEL PRESIDENTE Y DE LOS VICE PRESIDENTES. Artículo 55.- Son funciones del Presidente: a) Ostentar la máxima representación del partido o delegarla. b) Presidir las reuniones de la Comisión Política, la Dirección Nacional y el Pleno Nacional de Dirigentes, o delegar estas funciones. c) Presidir ex oficio todas las comisiones que se formen para tratar asuntos de interés. d) Firmar, junto al Secretario de Recursos y Administración, los cheques de cualquier erogación que haga el partido para cumplir sus compromisos financieros. Artículo 56.- Son funciones de los Vicepresidentes, en el orden sucesivo de su elección, sustituir al Presidente cuando este faltare o le delegare alguna de sus funciones, así como desempeñar las funciones de una secretaría si le es asignada.

FUNCIONES DEL SECRETARIO GENERAL Y DE LOS VICE SECRETARIOS GENERALES. Artículo 57.- Son funciones de la Secretaría General: a) Coordinar los trabajos de todas las Secretarías y gerenciar la vida interna y operativa del partido, mediante la optimización de la eficiencia de las diferentes Secretarías y rendir informe cada seis (6) meses del desempeño de estas. b) Es la secretaría ejecutiva del partido y por tanto funge de notario de toda la documentación oficial. c) Garantizar la ejecución efectiva de los planes y resoluciones de los organismos de dirección nacional. d) Elaborar junto a la Secretaría de Recursos y Administración, el presupuesto anual de ingresos y gastos del partido.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

143

Artículo 58.- Son funciones de la Vicesecretaría General, en el orden sucesivo de su elección, sustituir al Secretario General cuando este faltare o le delegare alguna de sus funciones, así como desempeñar las funciones de una secretaría si le es asignada.3#t Dominicanos

CAPITULO V DE LOS EVENTOS ASAMBLEAS PROVINCIALES, MUNICIPALES, DE DISTRITOS MUNICIPALES Y ZONALES. Artículo 59: La Asamblea Provincial, Especial, Municipal, de Comité del Exterior, de Distrito Municipal y Zonal, es el órgano de dirección de más alta jerarquía en la provincia, el municipio, en el territorio correspondiente del exterior, distrito municipal y zona. Se reunirá ordinariamente cada dos (2) años y extraordinariamente cuantas veces sea necesario, por mandato de la propia asamblea, del comité provincial, municipal, del exterior, de distrito municipal y zonal, o por cualquier órgano de mayor jerarquía. Artículo 60.- La Asamblea Provincial estará integrada por los miembros en pleno del Comité Provincial o la Coordinadora Provincial, por cinco (5) miembros de los Comités Municipales, por tres miembros de los Comités de Distritos Municipales, por dos (2) miembros de los Comités Zonales, por un miembro por cada cinco (5) Comités de Base, por los miembros de la Dirección Nacional y por los funcionarios electos del partido. Artículo 61.- Son funciones de la Asamblea Provincial: a) Conocer, aprobar, enmendar o rechazar el informe del Comité Provincial. b) Discutir y aprobar las orientaciones concretas de la provincia y la política de crecimiento y extensión. c) Conocer, aprobar y aplicar el plan de trabajo que en diferentes coyunturas guíe al partido en la provincia. c) Elegir a los integrantes del Comité de Dirección Provincial. d) Refrendar las cooptaciones hechas por el Comité Provincial. e) Tomar cualquier iniciativa que sirva para el desarrollo del partido, de acuerdo con las directrices de los órganos superiores, lo establecido en la ley electoral y los presentes estatutos.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

144

Artículo 62.- La Asamblea Municipal estará integrada por los miembros del Comité Municipal en pleno, por cinco (5) representantes de los comités zonales, por tres (3) miembros por cada comité de base, por los miembros de la Dirección Nacional y por los funcionarios electos. Artículo 63.- Son funciones de la Asamblea Municipal: a) Conocer, aprobar, enmendar o rechazar el informe del Comité Municipal. b) Discutir y aprobar las orientaciones concretas del municipio. c) Conocer, aprobar y aplicar el plan de trabajo que en diferentes coyunturas guíe al partido en el municipio. c) Elegir a los integrantes del Comité de Dirección Municipal. e) Tomar cualquier iniciativa que sirva para el desarrollo del partido, de acuerdo con las directrices de los órganos superiores, lo establecido en la ley electoral y los presentes estatutos. f) Refrendar las cooptaciones hechas por el Comité Municipal. Artículo 64.- La Asamblea del Exterior estará integrada por los miembros del Comité del Exterior en pleno, por cinco (5) representantes por cada comité de base, por los miembros de la Dirección Nacional y por los funcionarios electos. Artículo 65.- Son funciones de la Asamblea del Exterior: a) Conocer, aprobar, enmendar o rechazar el informe del Comité del Exterior. b) Discutir y aprobar las orientaciones concretas para expandir y desarrollar el trabajo del partido en la demarcación del lugar del extranjero donde operen. c) Conocer, aprobar y aplicar el plan de trabajo que en diferentes coyunturas guíe al partido en la demarcación del exterior. c) Elegir a los integrantes del Comité de Dirección del Exterior. e) Tomar cualquier iniciativa que sirva para el desarrollo del partido, de acuerdo con las directrices de los órganos superiores, lo establecido en la ley electoral y los presentes estatutos. f) Refrendar las cooptaciones hechas por el Comité del exterior. Artículo 66.- La Asamblea de Distrito Municipal estará integrada por los miembros del Comité de Distrito Municipal en pleno, por cinco (5) representantes de los comités zonales, por cinco (5) miembros por cada comité de base, por los miembros de la Dirección Nacional y por los funcionarios electos.


145

Partido de los Trabajadores Dominicanos

Artículo 67.-.- Son funciones de la Asamblea de Distrito Municipal: a) Conocer, aprobar, enmendar o rechazar el informe del Comité de Distrito Municipal. b) Discutir y aprobar las orientaciones concretas del distrito municipal. c) Conocer, aprobar y aplicar el plan de trabajo que en diferentes coyunturas guíe al partido en el distrito municipal. d) Elegir a los y las integrantes del Comité de Dirección de Distrito Municipal. e) Tomar cualquier iniciativa que sirva para el desarrollo del partido, de acuerdo con las directrices de los órganos superiores, lo establecido en la ley electoral y los presentes estatutos. f) d) Refrendar las cooptaciones hechas por el Comité de Distrito Municipal. Artículo 68.- La Asamblea Zonal estará integrada por los miembros del Comité Zonal en pleno y por seis (6) representantes por cada comité de base. Artículo 69.- Son funciones de la Asamblea Zonal: a) Conocer, aprobar, enmendar o rechazar el informe del Comité Zonal. b) Discutir y aprobar las orientaciones concretas de la zona. c) Conocer, aprobar y aplicar el plan de trabajo que en diferentes coyunturas guíe al partido en la zona. d) Elegir a los integrantes del Comité de Dirección Zonal. e) Tomar cualquier iniciativa que sirva para el desarrollo del partido, de acuerdo con las directrices de los órganos superiores, lo establecido en la ley electoral y los presentes estatutos. f) Refrendar las cooptaciones hechas por el Comité Zonal.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

146

DE LAS CONVENCIONES ELECTORALES PROVINCIALES, MUNICIPALES, DE DISTRITOS MUNICIPALES Y DEL EXTERIOR Artículo 70.- Las Convenciones Electorales, provinciales, municipales, del exterior y de distritos municipales son los eventos partidarios responsables de elegir y formalizar las candidaturas a los puestos electivos de sus respectivas demarcaciones, en el nivel al que corresponda, ya sea para el poder legislativo o para los ayuntamientos; estarán integradas de la misma forma que las Asambleas provinciales, municipales, de distritos municipales y zonales. Artículo 71.- Es función de las Convenciones Provinciales, Municipales, del Exterior y de Distritos Municipales: a) Aplicar en su demarcación territorial las decisiones en materia electoral adoptadas por los organismos superiores del partido. b) Escoger las candidaturas del partido a Senadores y Diputados de la provincia. b) Escoger las candidaturas del partido a Alcaldes, Vice Alcaldes, Regidores, Directores y Vocales en su municipio o distrito municipal. c) Escoger las candidaturas del partido a Diputados de Ultramar.

DEL PLENO NACIONAL DE DIRIGENTES Artículo 72.- El Pleno Nacional de Dirigentes es un órgano superior de dirección que se reunirá ordinariamente cada dos (2) años y extraordinariamente cuando lo convoque la Dirección Nacional, o si lo dispusiere el propio Pleno Nacional de Dirigentes o el Congreso Nacional. Artículo 73.- El Pleno Nacional de Dirigentes, entre congreso y congreso, es el principal órgano de dirección del partido y estará integrado en la proporción que establezca el reglamento que norma su celebración. Será dirigido por la Comisión Política de la Dirección Nacional y estará presidido por el Presidente del partido. Artículo 74.- Son funciones del Pleno Nacional de Dirigentes: a) Evaluar la aplicación de las políticas y planes del partido, así como comprobar el desarrollo de la vida interna de la organización.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

147

b) Definir la política de alianza y cooperación con otras organizaciones y partidos del país y el exterior. c) Establecer la línea táctica y electoral a seguir en un momento determinado de la vida del país. d) Discutir y aprobar las líneas específicas de trabajo, para los frentes o áreas de acción partidaria. e) Conocer y refrendar cualquier cooptación a la Dirección Nacional, hecha por ese organismo.

DE LA CONVENCION NACIONAL ELECTORAL Artículo 75.- La Convención Nacional Electoral es el máximo evento partidario en materia electoral. Se reunirá ordinariamente dentro del plazo fijado por la Ley para la selección de candidaturas nacionales por convocatoria del Pleno Nacional de Dirigentes o de la Dirección Nacional. En la Convención Nacional Electoral estarán representados todos los organismos permanentes del partido en la proporción que determine el Reglamento de las Convenciones Electorales. Artículo 76.- Son funciones de la convención nacional electoral: a) Aprobar la línea general de participación electoral. b) Aprobar las candidaturas nacionales. c) Otorgar poderes especiales a la Dirección Nacional.

DEL CONGRESO PARTIDARIO. Artículo 77.- El Congreso es el órgano de dirección de máxima autoridad y soberanía del partido. Se reunirá de manera ordinaria cada cuatro (4) años, y extraordinariamente por iniciativa de la Dirección Nacional o el Pleno Nacional de Dirigentes. Artículo 78.- En el Congreso Partidario estarán representados todos los organismos regulares en la proporción que establezca la Dirección Nacional y el reglamento que regirá la celebración del Congreso. Artículo 79.- Son facultades del Congreso: a) Definir y aprobar los principios, las líneas políticas básicas y el programa del partido.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

148

b) Aprobar o reformar la línea organizativa y los estatutos. c) Elegir los miembros de la Dirección Nacional y las autoridades del partido. d) Conocer y pronunciarse sobre los informes de la Dirección Nacional y del Comité Nacional de Disciplina. PARRAFO: Las decisiones del Congreso serán aprobadas con el voto favorable de la mitad más un voto de los delegados presentes en la sesión. La modificación del nombre, carácter, fines y símbolos del partido, requiere para su aprobación de un quórum integrado por la dos terceras (2/3) partes de los delegados y las delegadas presentes.

CAPITULO VI DE LA DISCIPLINA Artículo 80.- Cualquier violación a lo establecido en los estatutos constituye una falta disciplinaria que será conocida y sancionada, en primera instancia, por los organismos que conforman la estructura partidaria donde milite el infractor o infractora, y de manera definitiva por el Comité Nacional de Disciplina. Artículo 81.- El partido conformará por elección un Comité Nacional de Disciplina integrado por siete (7) personas y elaborará el Reglamento para el Comité Nacional de Disciplina que consignará las funciones del Comité, la calificación de las faltas disciplinarias, los procedimientos para presentar acusaciones, los juicios, los plazos procesales, las sentencias y las apelaciones.

CAPITULO VII DEL PATRIMONIO DEL PARTIDO, SU ADMINISTRACION Y DISPOSICION Artículo 82.- El PTD tiene personería jurídica con capacidad de contraer derechos y obligaciones y con patrimonio propio, cuya administración y disposición queda a cargo de la Dirección Nacional, debidamente representada por su Presidente y el Secretario Nacional de Recursos y Administración. Los bienes del partido deben estar registrados a nombre del partido, representado por sus autoridades legitimas.


149

Partido de los Trabajadores Dominicanos

PARRAFO TRANSITORIO: Se otorga un plazo de treinta (30) días, contados a partir de la realización de la primera reunión de trabajo de la nueva Dirección Nacional, para que esta inicie las gestiones legales a fin de registrar a nombre del partido los bienes que aún no lo estén. Artículo 83.- El patrimonio del partido está compuesto por los bienes muebles e inmuebles adquiridos y por adquirir y las rentas civiles de esos bienes, así como por los provenientes de otros ingresos, de los aportes del Estado a los Partidos según dispone la Ley Electoral, de los aportes y donaciones provenientes de personas físicas y jurídicas, en los términos y condiciones autorizados por la Ley, de la cuota de los miembros y funcionarios electos del partido, así como de las campañas de recaudación de fondos y por concepto de cualquier actividad de carácter lícito que realice. Artículo 84.- En caso de fusión, el Congreso o el mecanismo que este autorice determinará el destino de sus bienes patrimoniales de conformidad a lo que establecen el Estatuto partidario y las leyes sobre la materia.

CAPITULO VIII DE LA DISOLUCION DEL PARTIDO. Artículo 85.- Disolver el partido sólo podrá ser acordado por el Congreso Nacional, en sesión ordinaria o extraordinaria que debe serle comunicada a la Junta Central Electoral (JCE) y debe contar con el voto favorable de las dos terceras (2/3) partes de los delegados y delegadas del Congreso convocado para tal fin. Artículo 86.- La decisión que apruebe disolver el partido indicará el destino que se le dará al patrimonio del partido y designará quienes deben ejecutar la decisión tomada al respecto, de conformidad a lo que establecen las leyes sobre la materia.

CAPITULO IX DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 87.- En atención a que los Estatutos trazan las normas generales para la organización y operatividad del partido, la Dirección Nacional elaborará, aprobará y pondrá en vigencia los reglamentos establecidos en los mismos y los que resulten necesarios para complementarlos. Párrafo Transitorio: La Dirección Nacional tendrá un plazo de ciento ochenta (180) días, contados a partir de su juramentación, para elaborar el Reglamento de las Secretarías Nacionales del Partido, el Reglamento del Pleno Nacional de Dirigentes, el reglamento de las Convenciones Electorales, el Reglamento de los Congresos, el Reglamento Nacional de Disciplina y la política de cuadros. Artículo 88.- Es obligatorio interpretar el himno nacional dominicano y del partido al inicio y final de todas las actividades y eventos que este realice.


Partido de los Trabajadores Dominicanos

Dirección Nacional

Esteban Díaz Jáquez, Presidente Pablo Alfonso Rosario, Primer vicepresidente Francisco Luciano, Vicepresidente Silvio Arzeno Jerez, Vicepresidente Antonio Florián, Secretario General Carla Beltré, Vice Secretaria General Manuel Grullón (Papín) Vice Secretario General José González Espinosa, Ex Presidente, miembro de la Dirección Nacional y de la Comisión Polítca Nacional

1.- Adames Carlos Miguel 2.- Adon Santo 3.- Apolonia Calderón Juana 4.- Arzeno Jerez Silvio 5.- Báez Juan 6.- Batista Alejandro –King7.- Beltré Carla Liselot 8.- Caminero Benjamín 9.- Carmona Manolo 10.- Castillo Miguel Elías 11.- Castro Teófilo 12.-Ciriaco Valentín 13.- Cisneros Alcala Wendy 14.- Coiscou Duvergé Rodolfo 15.- Corniel Fausto 16.- De la Cruz Máximo 17.- De Luna Ernesto 18.- Díaz Jáquez Esteban 19.- Díaz Pedro Pablo 20.- Durán Montero Cruz 21.- Estrella Octavio 22.- Espinal Antolín 23.- Fernández María 24.- Feliz Ernesto 25.- Florián Antonio 26.- Florián Manuel 27.- Frías Bernardo 28.- García, Genris 29.- García Pablo 30.- Gil Pablo 31.- Gómez Félix 32.- González Espinosa José 33.- Gutiérrez Arquidamia 34.- Guzmán Fidel 35.- Grullón Manuel

36.- iménez Fausto 37.- Jiménez Martín 38.- Liranzo Burgos Juana 39.- Luciano Francisco 40.- Lluberes Julio 41.- María Núñez Miguel 42.- Marte Valentín 43.- Marte Manuel Alberto 44.- Matos Leonidas 45.- Medina Guedalias 46.- Méndez Lourdes 47.- Monteagudo Milquella 48.- Muñoz Bobonagua Ramón. 49.- Peralta Luis Manuel 50.- Perdomo Beltré Antonio 51.- Pichardo Tomas 52.- Pineda Ricardo 53.- Polanco Manuel de Jesús 54.- Puente Miguel 55.- Reyes José Miguel 56.- Reyes Bienvenido 57.- Rivas Capellán Carlos D. 58.- Rodríguez Andrés 59.- Rodríguez Fernando 60.- Rodríguez Mateo Benny 61.- Rosario Pablo Alfonso 62.- Sánchez Emilia 63.- Santos Paulino Teodoro 64.- Serrata Mencída 65.- Segura Miguel 66.- Soler José 67.- Vargas Cabrera Isidro (Richard) 68.- Vargas Juan José 69.- Victoriano José


Partido de los Trabajadores Dominicanos

Una publicación de la Dirección Nacional del PTD. Cuidados de la edición: Félix Gómez, Octavio Estrella y Genris García Fotos: Genris García Diseño y Diagramación: Miguel A. Moises Pérez

Marzo 2014


Partido de los Trabajadores Dominicanos


153

Partido de los Trabajadores Dominicanos


Partido de los Trabajadores Dominicanos


Partido de los Trabajadores Dominicanos


Fundado el 21 de Diciembre de 1980- Reconocido ante la JCE mediante Resolución 5/90 del 26 de Enero 1990 correo: partido_trab_dom@hotmail.com Web.: www.ptd.org.do Twitter ; @PTDVerdeyNegro Facebook : PTDVerdeyNegro Av,. Bolivar No.101 Esq. Dr, Baéz Tel.: 809-685-7705

Impreso y Diseñado en Vimarte Publicidad Tel: 809-476-7432. Gmail. vimartepublicidad@gmai.com Web: www.vimarte.com

Partido de los Trabajadores Dominicanos

Revista VIII Congreso Nacional PTD 2014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you