Page 1

EQUIPO DE SALUD (Uno más uno es mucho más que dos) Por Prof. Mg. Joel Drutman Muchas veces la gran pregunta no es ¿cómo hacer las cosas? sino ¿qué cosas hacer?, lo cual nos lleva a la estrategia, una vez que tenemos ése qué hacer, podemos encarar nuestro cómo. En nuestro ámbito de la salud, es prioritario amalgamar un equipo interdisciplinario conformado por trabajadores de la salud (médicos, psicólogos, odontólogos, enfermeros, farmacéuticos, asistentes sociales, etc.) donde muchas mentes, ojos y habilidades, enriquezcan el objetivo final: mantener al individuo sano y curarlo cuando se enferme. Para ello nuestro equipo debe tener pertenencia en relación al objetivo final, claridad para hacerse entender y aceptación de los intereses personales de cada integrante. El eje conductor será siempre basarse en criterio de Igualdad, Solidaridad, Justicia y la búsqueda del Bien Común. Pretendemos que se conforme un equipo que es mucho más que un grupo. Repasemos ciertas ideas para delimitar una frontera entre ambas acepciones. El grupo (del antiguo germano kropf=bulto) se entiende como una cierta semejanza de sus componentes que a su vez son interdependientes. Cuando Pichón Riviere define al grupo habla de “un conjunto restringido de personas que ligadas por constantes de tiempo y espacio y articuladas por su mutua representación interna se propone en forma explícita una tarea que constituye su finalidad, interactuando a través de complejos mecanismos de asunción y adjudicación de roles”. El equipo (del antiguo germánico skipian=navegar) nos deja el mensaje de una tripulación con una organización detallada o de un equipo de fútbol. Entonces, la frontera o línea que pueda diferenciar y/o delimitar los conceptos es muy tenue pero nos vislumbra el hecho de cierta cohesión mucho mayor en el equipo que en el grupo, más aún, tenemos la certeza de que cuando hay un equipo conformado lleva inherente al grupo, por lo contrario, no todo grupo puede llegar a conformar un equipo. Recordemos que el hombre es un ser social y necesita formar y ser parte de grupos, es una manera de tener un intermediario entre el yo débil y la enormidad de la sociedad a menudo tan distante. La estructura de nuestro equipo deberá ser vincular para que se facilite la resolución de conflictos y donde se distinga lo esencial de lo accesorio. Son de gran valor los conceptos de Montaigne: “El más provechoso y natural ejercicio de nuestro espíritu es para mí el trabajo en equipo, en él hallo mayor placer que en cualquier otra actividad de la vida. El estudio de los libros me resulta parco, distante, y sin calor alguno, cuando el trabajo de grupo me enseña y adiestra en un mismo acto”. Volvamos a la cohesión, basados en el lenguaje de la física refiere a la fuerza que mantiene unidas las moléculas de un cuerpo, extrapolamos a nuestro equipo de salud e intuimos una fuerza para mantener unidos a los componentes y no permitir la desintegración de los mismos. Y entonces cuando hablamos de fuerzas sabemos que en todo equipo/grupo, las fuerzas se combinan ya sea para potenciarse o anularse (Gestalt), todo ello es consecuencia de una dinámica (del griego dynamis=fueza).

1


Todos los componentes de nuestro Equipo son Profesionales de la Salud y cumplen con un Rol que es una bisagra que articula el mundo exterior (sociedad, cultura, grupo) con el interior (individuo, personalidad, integrante). Los roles tienen una relación íntima con los procesos y con las distintas personalidades de quienes lo desempeñan, pero esencialmente debe ser el instrumento que nos servirá para vincularnos con el otro. Es imperiosa la necesidad de que los Derechos y Deberes que rigen la dupla Equipo de Salud – Paciente sean conocidos ya que “la Salud es Responsabilidad de Todos”. Entendemos que antes de mencionar los derechos, es importante basar el pensamiento en las obligaciones de cada uno, pues a partir de allí podemos construir los derechos. El hecho de reconocer la Humanidad del Otro, el estar obligado (ligado a los de enfrente) ya es un paso para que el valor trascendental del Respeto comience a funcionar. El Derecho de los Profesionales del Equipo de Salud se encuentra resumido en el siguiente organigrama presentado en la Revista de la AMA (Vol. 118, nro.2 Julio/2005) por Oscar E. Garay (abogado):1  Derechos Humanos  Desarrollo Profesión  Asociación  Remuneración digna  Condiciones de Seguridad en el Trabajo  Condiciones de Trabajo  Libertad en el Ejercicio Profesional  La Actividad Profesional como Ciencia Incierta  Secreto Profesional  Objeción de Conciencia  Investigación –Docencia  Propiedad Intelectual  Prestigio Profesional Evaluamos que al defender los derechos de los profesionales del equipo de salud, estamos protegiendo a quienes son los mártires y héroes de nuestros hospitales, centros de asistencia. Al mismo tiempo amparamos también en forma directa al paciente/cliente quien es el objetivo y motivo de nuestra labor diaria, quien nos motiva en nuestra existencia profesional. Si protegemos al trabajador de la salud, lo hacemos más fuerte en su misión y eso redundará en la labor diaria. Volvamos al Equipo de Salud. Escribe Peter Drucker: “”El trabajo en la productividad de los trabajadores del saber y de servicios sólo será verdaderamente efectivo cuando se haya escogido y establecido el modelo de equipo adecuado. Un equipo adecuado no garantiza por sí mismo la productividad, pero un equipo equivocado la destruye”.

1

Para profundizar el tema Deberes y Derechos, aconsejamos a los autores Dolcini Horacio A. y Yansenson Jorge F.,Etica y Bioética para el Equipo de Salud, Edit Akadia, Buenos Aires, 2004, y AMA, Códigos de Ética para el Equipo de Salud, Buenos Aires, 2001.1

2


Entonces estamos ante un problema (y en salud generalmente no es un único problema) que tendrá muchas soluciones. Entendemos por problema la insatisfacción relativa de una demanda o de una necesidad. Muchas veces una errónea definición de un problema trae como consecuencia enormes errores cuando se quiere solucionar, y también puede suceder que problemas bien planteados traen aparejados soluciones equivocadas. Al intentar adaptar el pensamiento de P. Drucker al Equipo de Salud es menester una elección y conformación de sus integrantes para distintas necesidades, es así que un equipo quirúrgico estará conformado por integrantes que cumplen una labor específica donde el anestesista no suplanta a la enfermera y ésta no lo hace con el cirujano, en tanto habrá equipos donde un integrante puede suplantar al otro (equipo de dobles en tenis) haciendo que los puntos débiles se tornen fuertes. Por ello muchas veces en necesaria la presencia de un Líder que marche junto al Equipo, nunca delante pues se puede alejarse demasiado y perder la función natural del liderazgo. Los modelos a tener en cuenta deben ser adaptados a las circunstancias y siempre el eje conductor será el Ser Humano y sus Recursos Humanos basados en la Solidaridad, Competencia (en el sentido de estar preparado para su función) y Respeto a la Otredad. El éxito final depende de una integración total de las disciplinas que interactúan en el equipo y la palabra clave será la cooperación. Nuestro Equipo debe tener la capacidad para detectar problemas y proponer soluciones y para ello necesita tener habilidades comunicacionales hacia “adentro” y con el entorno, pues desde “afuera” vendrán las necesidades de la ciudadanía, los desafíos y las realidades. Si ello se entiende, la Unidad llamada Equipo tendrá un compromiso con la Salud, a partir de ese momento podrá llamarse Equipo de Salud. Es decir, cambiamos una letra y el soliTario se transforma en soliDario. Pero ante todo, en el comienzo del axioma transcultural que nos rige y motiva, la idea es pertenecer al humano antes de pertenecer a grupos/equipos.

________________________

3

Equipo de Salud. Libro "Calidad con calidez en el Ámbito de la Salud" . Prof. Dr. Joel Drutman  

equipo salud comunicación sanitaria valores ciencia periodismo