Page 1

Invitados Invitados

Visión Periódico comunitario de la Comuna 8 de Medellín · Año 4 · Número 18 · Distribución gratuita · Septiembre de 2009 Este proyecto es apoyado parcialmente con dineros públicos priorizados por habitantes de la Comuna Villa Hermosa (8) en el Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo de la Alcaldía de Medellín

El ocaso de La Aurora Página 4

Del desplazamiento a la pobreza

Página 8

La comunidad ya decidió Página 12 Medellín, septiembre de 2009

3


Editorial Editorial Editorial Asumir este ejercicio de periodismo comunitario, nos ha permitido como medio de comunicación recorrer distintos sectores de la Comuna Ocho. En cada recorrido, en cada reportaje fotográfico, en cada crónica elaborada ha aparecido como una constante la situación de pobreza, principalmente en los barrios que están ubicados en las laderas de la Comuna. En las conversaciones cotidianas con líderes sociales, con habitantes de cada sector hemos podido ser testigos de ese complejo panorama de desamparo y marginación social en el que viven cientos de familias. Visión 8 hace un llamado a todos y cada uno de los habitantes de la Comuna para que halla un mayor conocimiento de esta realidad, es fundamental que la comunidad tenga conocimiento de que hay una gran cantidad de familias que llegaron desplazadas de distintas regiones de Antioquia que hoy habitan este territorio y carecen de las mínimas garantías para vivir con dignidad. Carecen de una vivienda digna, no cuentan con agua potable, no tienen empleo y el recorrido por distintos sectores comerciales de la Comuna es su única posibilidad de conseguir alimentos. Cada testimonio que nos han compartido algunas de las personas desplazadas que viven en la Comuna ha revelado como causa estructural de la situación del desplazamiento en Antioquia una espiral de la violencia, esa constante sucesión de ciclos de confrontación armada que ponen a los campesinos en una encrucijada, y para salvar sus vidas no tienen más remedio que desplazarse a Medellín, y buscar un terruño en la montaña para construir un nuevo refugio. Y así se a tejido la historia del poblamiento de la Comuna Ocho en la última década. “Si nos esperanzamos de que nos den la ayuda humanitaria, el subsidio a víctimas de la violencia o el subsidio de desplazados nos vamos a morir de hambre”; es ésta una frase ya común que surge en las conversaciones con familias desplazadas. Y no es de extrañar que lo afirmen, ya que para las entidades de la Administración Municipal encargadas de garantizar las condiciones materiales y sicosociales necesarias para el bienestar de estas familias parece ser más importante el exigir el cumplimiento de tramitologías y triquiñuelas jurídicas antes que garantizar oportunamente las ayudas de las que requieren las familias. ¿No estamos pues en un estado social de derecho en el que lo fundamental es garantizar condiciones de vida digna?, ¿ No dice nuestra carta magna que las personas más vulnerables requieren de una atención inmediata?. Que nos orienten los retóricos de la constitución, pues confesamos como medio de comunicación que nos sentimos desorientados ante tantos actos de negligencia e insensibilidad de quienes están obligados a resolver la situación de las familias desplazadas. La Comuna Ocho requiere con urgencia del desarrollo de acciones de solidaridad y de sensibilización para afrontar esta dura realidad de pobreza y desigualdad social que actualmente vivimos. La conformación de mesas y redes en defensa de los Derechos Humanos, mesas en defensa de los derechos de la niñez, de las mujeres y de los desplazados han sido un gran aporte para ayudar a visibilizar en la ciudad estas situaciones de injusticia. Se requiere de el fortalecimiento de dichos espacios de exigibilidad de derechos. Es fundamental afianzar los vínculos con la Personería Municipal y con entidades que en el ámbito local, nacional e internacional asumen un compromiso en la defensa de los derechos de los más desprotegidos. Como medio de comunicación queremos persuadir a las iniciativas sociales, a los líderes y a la comunidad en general para asumir un mayor compromiso en la movilización y exibilidad de los derechos de la población desplazada, y en general un compromiso en la defensa de los derechos fundamentales de los habitantes de la Comuna, y un punto de partida para asumir este compromiso, es no ser indiferentes a las condiciones de miseria que afrontan las familias desplazadas en nuestra Comuna, como consecuencia del conflicto social, político y armado que vive el país.

Publicación mensual Año 4 - No.18 Septiembre de 2009

Circulamos con 10.000 ejemplares Distribución gratuita Correo electrónico: ciudadcomuna@une.net.co visioncom8@gmail.com Disfruta de las Ediciones del Periódico Visión 8 en: www.myspace.com/periodicovision8 o en www.slideshare.net/ciudadcomuna Teléfono: 269 58 74 Cel: 312 849 00 79

Dirección Leonardo Jiménez Redactores Visión 8 Libardo Andrés Agudelo Yasmín Viviana Garavito Leonardo Jiménez Redactores Invitados Diego Andrés Ríos Arango Nodier Arenas Comité Editorial Luz Amparo Durango - Villatina Elvia Bonilla – Colinas de Enciso Parte Alta Ana Fabiola Durango - Las Golondrinas Equipo Visión 8 Junta Administradora Local de la Comuna Ocho Diseño Yurilena Velásquez López Fotografía Equipo de trabajo Visión 8 Ejecución Corporación para la Comunicación Ciudad Comuna Asesoría periodística Mariluz Palacio Úsuga Interventoría Dirección General de Comunicaciones Alcaldía de Medellín Impresión La República Foto portada Junta de Acción Comunal del Barrio Las Golondrinas

Este proyecto es apoyado parcialmente con dineros públicos priorizados por habitantes de la Comuna Villa Hermosa (8) en el Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo de la Alcaldía de Medellín.

2 Medellín, septiembre de 2009

Corporación para la Comunicación


Invitados Invitados Tejido social T ejido social PUI Centro Oriental

V8

Por: Leonardo Jiménez leonardojimenez1@une.net.co

¿A qué costo?

En la actualidad la Administración Municipal viene adelantando el proceso de concertación y difusión del macroproyecto Plan Urbano Integral (PUI) de la zona Centro Oriental, y en el marco de éste se tiene prevista la construcción de un nuevo parque biblioteca, en el barrio Las Estancias, justo en el sector de La Aurora. Desde la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), entidad encargada del proceso de ejecución del PUI Centro Oriental, ya se empezaron los procesos de avalúos y compra de las viviendas ubicadas en el sector de La Aurora, pero en este proceso la comunidad ha manifestado una serie de inconformidades. En el sector de La Aurora viven unas 130 familias, con un promedio de cinco habitantes por hogar. El sector comenzó a poblarse a comienzos de los años noventas y las casas que hoy se encuentran allí fueron edificadas con el esfuerzo y la dedicación de las familias. Según Armando de Jesús Giraldo, la mayoría de las familias no quieren abandonar el sector, y mucho menos vender sus viviendas, pues estas son el fruto de años y años de trabajo. La situación se ha complicado debido a que la mayoría de los propietarios no están de acuerdo con la cifra que en la actualidad está ofreciendo la Administración Municipal por las viviendas. A Hernando de Jesús, por ejemplo, le han ofrecido 45 millones por su casa, que es de dos pisos, y a la que le ha realizado muchas mejoras en los últimos tres años. Según él, no le están ofreciendo un precio justo por su casa. Aunque la mayoría de los pobladores de La Aurora no quieren abandonar el sector, están dispuestos a vender sus casas, pues son conscientes de que las obras del PUI que se realizaran en el sector traerán importantes beneficios sociales para la comunidad, pero exi-

gen que la venta de sus casas se de en unas condiciones dignas, lo que implica que la Alcaldía de Medellín mejore la oferta de compra, tramite subsidios para las familias y reconozca dentro de los avalúos que se vienen desarrollando todas las mejoras que se han hecho a la mayoría de las viviendas. Al conversar con algunos de los habitantes del sector, se evidencian en sus comentarios y reflexiones, una serie de situaciones que dan cuenta de la poca claridad de la Administración en relación a los criterios con los que ha realizado los avalúos y establecido las ofertas de compra. Según estas personas, a las familias que vivían al borde de la quebrada en viviendas más improvisadas les ofrecieron entre 20 y 25 millones de pesos, unos valores demasiado altos por estas viviendas, mientras que a la mayoría de las familias que tienen sus viviendas terminadas y con varias mejoras les han ofrecido entre 35 y 45 millones de pesos, y con pocas posibilidades de negociar los subsidios. Además de esto, los operadores del Plan Urbano Integral encargados del acompañamiento psicosocial a las familias no han realizado esta labor. Las personas del sector coinciden al afirmar que el acompañamiento se ha limitado a una visita domiciliaria de funcionarios que miran la casa, y preguntan por cuántas personas viven allí, cuántas trabajan, cuántas estudian. Es de vital importancia que desde la Administración Municipal y desde los operadores del proyecto, se reconozca la necesidad que tiene el desarrollar un buen ejercicio de acompañamiento a estas familias. Estas han tejido con su casa, con su sector, con sus vecinos unos lazos identitarios y de afecto, no estamos hablando solo del valor material de las casas, sino de su valor inmaterial, ya que constituyen un patrimonio invaluable para familias que han pasado muchos años levantando

sus viviendas ladrillo por ladrillo. También es importante tener presente que todo proceso de reacomodamiento es traumático, sobre todo cuando la vida cotidiana, los afectos, la familia se ha construido en relación a un entorno social y comunitario. Según nos informan los miembros de la Junta Administradora Local (JAL) de la Comuna Ocho, representantes de la EDU se comprometieron en reuniones de concertación con la comunidad a desarrollar un acompañamiento casa por casa, con el ánimo de que el proceso de compra de las viviendas y el posterior reacomodamiento de las familias en otros sectores no fuera traumático, y hasta la fecha este proceso de acompañamiento no se ha desarrollado en lo más mínimo. También en reuniones informativas y de concertación con la comunidad, los operadores y promotores del PUI afirmaron que la comunidad podía solicitar un avalúo a una entidad particular, pero luego se retractaron de dicha afirmación amparados en argumentos jurídicos.

El proceso de negociación y compra de propiedades continúa, y se hace necesario que la comunidad comience a trabajar de manera organizada, y con el acompañamiento de la JAL y diversas organizaciones sociales de la Comuna con el ánimo de velar por los intereses de los pobladores del sector de La Aurora, y para evidenciar cualquier irregularidad que se presente en el proceso de negociación. Animamos a los operadores y promotores del PUI, y a la Administración Municipal a que se dispongan al diálogo y que replantee los términos de negociación con las familias, para que este proceso de transformación del sector en un parque biblioteca se haga a partir del reconocimiento de los derechos y la dignidad de las familias que necesitan salir de sus casas para que dicho proyecto avance. Sea pues ésta, una invitación a organizarnos y disponernos para el diálogo.

Medellín, septiembre de 2009

3


Pasado-Presente Pasado-Presente Editorial Editorial década de 1960, y que eran de tapia pisada. Como ven, son muchos los indicios de que el sector es fundacional del barrio Las Estancias.

Por: Diego Andrés Ríos Arango egorastro@gmail.com

El ocaso de La Aurora Los sectores populares de la ciudad son territorios mudos, mientras no los toque la desgracia. En nuestra comuna somos conscientes de ello: Villatina sólo se hizo famosa a raíz del desastre de 1987 y la masacre perpetuada por agentes del estado en 1992; La Sierra existía exclusivamente para sus habitantes y los vecinos que subían cada año para el viacrucis de semana santa, hasta que un aventajado productor sacó ventaja de sus desgracias con un documental que dio la vuelta al mundo; la Mano de Dios tuvo que arder bajo un fuego abrasador en la tarde del 6 de marzo de 2003, para que la ciudad supiera de su existencia y palpara su abandono. Sin embargo el infortunio es un acontecimiento mediático, que perdura unas semanas, quizás meses, y posteriormente la fama se diluye y los barrios vuelven a su estado de existencia silenciosa, como la canción de Serrat, “donde tan ignorantes como ignorados, crecen y se multiplican”. Hoy, de la mano del desarrollo, se promete la transformación urbana integral,

que permita hacer de barrios populares históricamente excluidos, protagonistas de primer orden del nuevo Medellín, bajo la filosofía del urbanismo social. Sin embargo, las obras que se construirán en el marco del Proyecto Urbano Integral Centro Oriental, acarrean para muchos, la simple desaparición de los sectores que han sido su hábitat. Tal es el caso de ‘La Aurora’, un sector contiguo a la Quebrada Santa Elena, entre la desembocadura de la Quebrada La Castro y la Carrera 12, que ha sido seleccionado para la construcción del Centro Cívico, Social y Comunitario Las Estancias. Si bien la discusión se ha enfocado a los procesos de negociación, avalúos prediales, y demás argucias que permitan establecer un valor comercial para los terrenos que interesan a la construcción de esta gran obra, quiero hacer un viraje hacia su valor simbólico, y porque no, patrimonial. Para hacerlo voy a recurrir a mis recuerdos, como vecino del sector, mientras podemos establecer las alternativas para que la Memoria

2 Medellín, septiembre de 2009 4

de ‘La Aurora’ perviva a su fin. Incluyo en el sector, las viviendas existentes sobre la Calle 52, y hago la claridad, pues para quienes somos del barrio, ‘La Aurora’ comprende exclusivamente ‘El Hueco’, y los que están sobre la vía, viven en ‘La Principal’. Aunque la urbanización de este sector es relativamente reciente, debemos comenzar recalcando lo antiguas que son algunas viviendas, especialmente las que se encuentran sobre ‘La Principal’, lo cual es muy lógico si recordamos que la calle 52 fue en el pasado la Vía a Rionegro. Algunas son delatadas por el estilo de construcción: casas de corredor como las de los Velásquez o la de Doña Aurora, y otras aunque parecen más modernas, como la casa de los Soto, basta con mirar las tapas de los contadores del agua, para certificar que existen mínimamente desde mediados del siglo XX. Eso sin contar las casas que ya no existen, como las casas de los padres que fueron demolidas para la construcción del teatro parroquial, en la segunda mitad de la

En lo personal, el primer recuerdo que tengo de ‘La Aurora’ es de mediados de la década de 1980. Quien edificó la casa de mis padres, Nicolás Ramírez (QEPD), construía allí su vivienda, e instalaba una ebanistería, y para entonces todavía existían algunos rastrojos en el que con su hija Gleidy y otros niños jugábamos escondidijo y cogíamos unas flores que al apretarlas explotaban. Para 1992, quien vivía en esa casa era Fabio Ramírez, fundador del Club Chiminangos, entrenador de fútbol y realizador del Festival de la Canción. Reunidos allí, Fabio nos enseñaba los objetivos de una junta directiva y las funciones de cada uno de los cargos, con el interés de conformar una junta infantil para el club. ‘Chona’ fue el presidente, Harold el secretario, ‘Kokorico’ el tesorero y yo el vicepresidente, pero me tocó asumir la presidencia ante la renuncia del titular. Un año más tarde, Fabio había dejado la dirección del club, en su lugar había encargado a Rodrigo Ruiz ‘Igo’, y ‘Kokorico’ y yo hacíamos parte de la nueva junta directiva, convertida en grupo juvenil, integrado por cerca de 40 personas: Chelo, Hugo, Inés, Poli, Juan Carlos, Mocho, Diana, Samara, Lina, Repillo, Nidia, la negra, el flaco, Alex, Milena, Gabriel, Natalia, Jacqueline, el gordo, doña Blanca entre otros, que nos apretujábamos en la Casa de Doña Rocina, a la que se entraba por un callejón, al bajar las escalas de la carrera 11. Desde ese centro de operaciones se fraguaron festivales de cerveza, torneos deportivos, festivales de la canción, paseos y bailes, al calor de un tintico que la dueña de casa siempre ofrecía, y que para ‘Igo’ se servía en taza. Fue ‘La Aurora’ la sede del Club Chiminangos hasta la consecución de un espacio en comodato a través del programa de casas juveniles, con la Secretaría de Bienestar Social y la Consejería para Medellín y su Área Metropolitana. Entre 1997 y 2000 fortalecimos el liderazgo juvenil que Chiminangos había perdido a causa de la violencia, con el grupo ‘Proyecto Joven’, en el que


Pasado-Presente Pasado-Presente Invitados Invitados participaban varios muchachos y muchachas de ‘La Aurora’. David, Barrantes, Wilfer, Jacqueline, Jhoana, Luisa, entre otros, dieron vida ha este nuevo amanecer del club. Alguna vez recuerdo haber estado de fiesta en casa de Barrantes, y tan efectivo fue el proceso de socialización que David y Jacqueline se casaron, tienen dos hijos, y siguen viviendo allí. Entre 2006 y 2008, la Corporación Cultural Diáfora tuvo como sede dos pisos justo en este sector, para el desarrollo de sus actividades. Allí se contó con grupos artísticos y se realizó cada mes la Lunada. En 2007, para la participación en el Desfile de Danzas, Mitos y Leyendas, contratamos a Doña Stella Quirama, habitante de ‘La Aurora’, para la elaboración de los vestuarios de danza. En 2008 ante la inminencia del nuevo proyecto, los dueños del local consideraron más pertinente ocuparlo directamente, en lugar de tenerlo arrendado.

Son muchos más los recuerdos que se agolpan en mi memoria, pero no me corresponde a mí contar la historia del sector, sino a quienes lo habitan permanentemente. ‘La Aurora’ es entonces, mucho más que un predio, es la vida de más de cien familias, que por dos décadas o más han construido vín-

culos sociales, comerciales y afectivos. Hoy ‘La Aurora’ no significa amanecer sino ocaso, y antes que eso suceda, debemos esforzarnos para que el PUI sea un PHuI (Proyecto Humano Integral), que garantice el desarrollo no solo de lo urbano, sino también de las condiciones que construyen comunidad. ¿Cómo puede garantizar la Administración Municipal que los habitantes de ‘La Aurora’ puedan mantener sus vínculos sociales, y disfrutar de la transformación de su entorno, en lugar de convertirse en nuevos desplazados intraurbanos? ¿Cómo, con los avalúos

hechos de sus propiedades, pueden las familias de ‘La Aurora’ aspirar a una nueva vivienda en iguales o mejores condiciones que las actuales, es decir, más de 70 mts2, cerca a Iglesia, instituciones educativas, establecimientos comerciales de todo tipo, y con dos rutas de buses y una de colectivos? ¿Cómo se está valorando la memoria cultural del territorio para la significación de los nuevos referentes urbanos? Es hora de darle la bienvenida al desarrollo, y aplaudir las grandes obras que aportarán al mejoramiento de la calidad de vida de nuestra Comuna. Pero también es el momento de luchar para garantizar el Desarrollo Humano Integral, y este no puede lograrse si no se garantiza a todos y cada uno de los ciudadanos, el respeto irrestricto de sus derechos humanos, reconociendo y valorando la memoria cultural y sus construcciones simbólicas.

Medellín, septiembre de 2009

3 5


Editorial Tejido Editorial social Tejido social Aún no es tarde para cuestionarnos

V8

Por: Leonardo Jiménez García leonardojimenez1@une.net.co

Los acontecimientos políticos actuales evidencian una verdad casi absoluta: el mundo gira en torno al capital, y son los dueños de éste sus verdaderos gobernantes, que desde la invisibilidad dictan medidas, imponen restricciones, fabrican guerras y también democracias, originan el virus y patentan la vacuna, instalan presidentes en el poder y también los sustituyen. Su única finalidad es la de adquirir más poder económico, acaparar todas las riquezas, ser los dueños del conocimiento, de los recursos naturales y de los bienes públicos, por los cuales los ciudadanos pagamos vitaliciamente tantos impuestos. Cada día dependemos más de capitales extranjeros para sobrevivir, las nuevas formas de esclavitud cada día se hacen más visibles y son legitimadas por nuestra pasividad y desconocimiento. En las tres últimas décadas Colombia a padecido las consecuencias de la imposición del modelo neoliberal de desarrollo, que ha llevado al deterioro del medio ambiente, la depredación y privatización de nuestros recursos naturales y ha acelerado el proceso de concentración de la riqueza en un grupo de cinco familias millonarias del país, que tienen el control de los medios de producción internos, los medios de comunicación, y el mercado nacional, esto ha llevado a millones de personas en todas las regiones de Colombia a vivir en condiciones de pobreza absoluta. Amparados en este despiadado modelo de desarrollo, nuestros gobernantes locales y nacionales han acelerado el proceso de privatización de los servicios públicos, y peor aún, han establecido regimenes jurídicos mercantilistas a derechos fundamentales consagrados en la declaración universal de los derechos humanos como son la educación, la salud, la vivienda, el alimento, el conocimiento, e incluso la cultura.

Esa lógica acaparadora, mercantilista y competitiva impuesta por los señores dueños del capital y sustentada en el modelo neoliberal, trajo consigo la imposición de modelos de pensamiento homogenizantes y totalitarios que se disfrazan con nuevos nombres y argumentos cuando estos modelos se agotan, pero que siempre tienen la misma finalidad: conseguir la polarización y la división de las sociedades hasta llevarlas a los extremos de la confrontación armada e imponer maneras de ser y pensar que favorezcan y alimenten la esencia misma del modelo neoliberal, es decir: “consumir y obedecer”. En los ochentas este modelo de pensamiento se denominó lucha anticomunista, tras los atentados del 11 de septiembre se le llamó lucha contra el terrorismo, y trajo consigo en nuestro país la estigmatización de la protesta social, y de toda reivindicación de los derechos y la dignidad humana. Llegamos por la implementación de este modelo a su consecuencia más nefasta, más fuego para hacer arder el conflicto armado colombiano, una guerra abierta nombrada internacionalmente como conflicto de baja intensidad que por más de 40 años ha desangrado a la sociedad colombiana, dejando millones de víctimas civiles. Una guerra en la que cada vez vemos más lejana la posibilidad de un proceso de diálogo y negociación en el que se incluya a la sociedad civil, entre otras razones, por la falta de cohesión social de las iniciativas de paz promovidas por sus organizaciones, sin mencionar claro está, la postura guerrerista del señor “patrón” y sus secuaces del gabinete ministerial. Nuestro referente de Estado Nación o Nación Soberana desaparece, todo parece indicar que en un futuro no muy lejano sólo los obedientes, los que caminen en una sola dirección – la que

2 Medellín, septiembre de 2009 6

ordenen los señores del capital, aquellos que tienen en sus manos el poder económico, que compran gobiernos para administrarlo y se hacen de ejércitos legales e ilegales para defenderlo – tendrán el derecho a existir en este mundo. En este complejo panorama nacional y mundial no dejo de preguntarme una y otra vez: cuando los recursos naturales se agoten, qué respiraran los señores dueños del capital ¿su dinero?, cuando no haya más agua que beber qué beberán, ¿su dinero?, cuando los campos se echen a perder y no haya campesinos que labren la tierra porque les han aniquilado, qué comerán ¿su dinero?. Los ciudadanos, los líderes y las organizaciones sociales de toda la Comuna Ocho, y de todo Medellín debemos encaminar nuestro hacer político hacia la generación de estrategias que solucionen las necesidades fundamentales de la población más vulnerable, y que posibiliten el desarrollo de condiciones de igualdad y respeto de los derechos

civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de todos y todas. Pero esto no será posible si no desarrollamos hábitos cotidianos de reflexión y pensamiento crítico, que nos ayuden a comprender que las precarias condiciones en las que vivimos, que la dura realidad que nos oprime, y la negación de nuestros derechos fundamentales son consecuencia directa del modelo neoliberal implementado por décadas por los “señores del capital”. Aunque el panorama parece poco esperanzador, aún no es tarde para tocarnos, cuestionarnos, y orientar nuestra labor social y política hacia procesos de desarrollo, participación, exigibilidad y defensa de derechos que nos permitan avanzar en la construcción de una sociedad más justa en la que el ser humano y la madre tierra sean lo más importante.


Invitados Invitados Página Verde Página verde Vivimos en un basurero

V8

Por: Libardo Andrés Agudelo Gallego libardoandres10@gmail.com

Como es de conocimiento de toda la comunidad y como ella misma lo ha expresado, uno de los principales problemas de la Comuna Ocho es la destinación de los residuos sólidos. “[…] Que la vecina sacó la basura cuando el carro ya había pasado, que ‘perano’ dejó la basura en la mitad de la calle, que las vacas y los perros regaron la basura, que el reciclador rompió la bolsa y que ésta huele horrible, que las moscas y las ratas invaden los lugares de acopio […]” Cuando aceptamos la invitación que nos hizo un habitante de nuestra Comuna en el Comité Editorial realizado el pasado 19 de julio, para indagar quien era el que directamente afectaba el proceso de destinación de los residuos sólidos, pensamos en cuestionar la labor que realiza Empresas Varias de Medellín (EEVVMM) pero, y sin dejar de reconocer que dicha entidad tiene algunas falencias, descubrimos que no es la causante principal del problema. Así, fue como nos enteramos que los carros recolectores de basura tienen unos días y horarios en los que pasan, días que son de conocimiento de la comunidad y que además Empresas Varias tiene en sectores como Sol de Oriente, Villatina, Trece de Noviembre, entre otros, personal que recolecta los desechos en zonas de difícil acceso. Uno de estos grupos de recolectores lo encontramos en Villatina, donde 10 mujeres cabeza de familia realizan esta actividad, aseando los centros de acopio y las calles del barrio.

atribuyen el desorden que se evidencia a los habitantes de la Comuna Ocho y a los recuperadores informales, además afirman haber sido víctimas de amenazas y malos tratos por parte de ellos. María del Rosario, por ejemplo, recuerda una vez que una señora de la parte alta de Villatina sacó la basura a la calle luego de que ella había barrido y la insulto. “Le dije que ya había barrido y que la basura no se tiraba a la calle, ella me contestó que ese era mi trabajo, que para eso me pagaban y que para eso ella pagaba taza de aseo; lo que falta es conciencia en la gente”.

Decidimos hablar luego con los recuperadores informales quienes confirmaron que sí hay algunos que rompen las bolsas y hacen reguero. Aunque para Fabio de Jesús Morales de 63 años y recuperador desde hace cinco, la principal responsable sigue siendo la comunidad, esta información fue reafirmada por Gloria Patricia Restrepo Arteaga, coordinadora de la Sección Bachillerato de la Institución Educativa San Francisco de Asís, ella afirma que aunque se han adelantado, desde la institución campañas, ésta sigue siendo una de las principales problemáticas. La Corporación Campo Santo 27-87 y la Corporación Cerro de los Valores, coordinan la Unidad Productiva Zona Lombrilandia; una propuesta que ha capacitado a cerca de 1000 familias de los barrios Caicedo, Las Estancias, San Antonio, La Torre y Villalilliam parte baja en el manejo adecuado de los residuos sólidos. El Proyecto que con la ayuda de doce personas hace la recuperación desde la fuente, y evita que los residuos sean contaminados al llegar a los centros de acopio, se convierte en una de

las pocas experiencias eficaces en este campo, “pero debido a las dificultades para la comercialización y a los pocos recursos se ha limitado el trabajo”, aseguró Luis Eduardo Arias, integrante del proyecto. Posterior a nuestra indagación y observación, y ante los resultados presentados por los diferentes sectores de la comunidad, se hace necesario llamar la atención y denunciar a la misma comunidad y a los recuperadores informales por el irrespeto con el medio ambiente, la falta de compromiso con el aseo de sus sectores, el poco respaldo a las entidades encargadas y la falta de solidaridad con las personas que apoyan esta labor. ¡Es el colmo! que pese a que diferentes instituciones tanto públicas como privadas y medios de comunicación, entre ellos Visión 8, inviertan tanto en campañas, jornadas y procesos de capacitación en el área ambiental; vivamos en un basurero, con la única excusa de que pagamos una taza de aseo.

Dentro de este grupo de mujeres encontramos a “las Marías”; María Luz, María Rosario y María Elvia, quienes Medellín, septiembre de 2009

3 7


Participación Participación Editorial Editorial

La comunidad ya decidió V8

Informe de Balance del Proceso de Planeación Local y Presupuesto Participativo en nuestra Comuna

Por: Leonardo Jiménez García leonardojimenez1@une.net.co

Entre los meses de julio y agosto, se desarrolló con mucha fuerza el proceso de participación de líderes en la dinámica de trabajo en relación a la Planeación Local y el Presupuesto Participativo de nuestra Comuna. La Primera Asamblea de delegados se desarrollo el día 18 de Julio en la institución Alfonso López Pumarejo. En este primer encuentro, los delegados de los barrios de la Comuna y los delegados de organizaciones debatieron y tomaron decisiones con relación a las comisiones temáticas del PP, y la definición de techos presupuestales para cada una de las comisiones. Desde la Junta Administradora Local y el Comité Impulsor del Plan de Desarrollo se compartieron las principales directrices del plan, con el ánimo de incentivar un compromiso en la toma de decisiones con base en los consensos que arrojaron las asambleas barriales y los consensos en relación a los ejes de actuación en los que se fundamenta el plan de desarrollo. Por unanimidad en la votación, los delegados decidieron darle continuidad en el Proceso de Planeación y Presupuesto Participativo a las comisiones de Educación, Protección Social y Salud, Desarrollo Económico, Obras Civiles, Medio Ambiente, Convivencia y Participación Ciudadana, Cultura y Recreodeportes.

En segunda instancia se desarrolló el debate con el ánimo de llegar a consensos sobre una propuesta de destinación de techos presupuestales para cada una de las comisiones de trabajo del PP. Por aprobación de la mayoría de los delegados se definieron los siguientes techos presupuestales: $770.153.400 para Educación, $932.002.200 para Protección Social y Salud, $774.268.200 para Desarrollo Económico, $611.390.700 para Medio Ambiente, $1.179.576.000 para Obras Civiles, $790.041.600 para Convivencia y Participación Ciudadana, $554.812.200 para Cultura, $559.612.800 para Recreodeportes, y $685.800.000 para el desarrollo de algunos de los proyectos estratégicos del Plan de Desarrollo Local. Tras la definición de las comisiones y sus respectivos techos presupuestales los delegados barriales y de organizaciones se inscribieron con libertad en las comisiones de su interés y el proceso pasó de esta manera a la etapa de deliberaciones y toma de decisiones en comisiones en las semanas posteriores al desarrollo de esta Asamblea. La segunda asamblea de delegados se desarrolló el sábado 22 de Agosto en la Institución Educativa Alfonso López Pumarejo. Se le presentó y se le entregó a los delegados la cartilla guía del Decreto Reglamentario 1073 de

2 Medellín, septiembre de 2009 8

Planeación Local y Presupuesto Participativo. Luego se abrió el espacio para que los representantes de cada una de las comisiones presentaran las iniciativas y sus respectivas asignaciones presupuestales. Las iniciativas y destinaciones presupuestales que se concertaron en cada una de las comisiones se votaron en la asamblea desde la metodología de votación en bloque, es decir; los delegados votaron por el grupo de iniciativas que expuso cada comisión, dando lugar a algunas observaciones complementarias y preguntas de claridad previo a las votaciones. - Presentamos como complemento a este informe el cuadro resumen de las iniciativas de cada comisión aprobadas en asamblea- .

En el proceso de convocatoria para inscripción de delegados al proceso de Planeación y Presupuesto Participativo de nuestra Comuna se registraron 243 personas, de las cuales 46 perdieron su derecho al voto principalmente por su ausencia en las reuniones de las comisiones y en las asambleas. Fue notoria la participación de jóvenes en los espacios de concertación de comisiones y asambleas. Es fundamental que los lideres juveniles de nuestra Comuna se empoderen de espacios de participación como el de la Planeación Local y el Presupuesto Participativo, esto le da un sentido de renovación al proceso, y la dinámica es permeada no solo por nuevos liderazgos sino por nuevas ideas.


Participación Participación Invitados Invitados Algunas reflexiones que arroja el proceso Sin duda alguna el hecho de que nuestra Comuna cuente en la actualidad con un Plan de Desarrollo con unos ejes de actuación claros orienta los procesos de reflexión, debate y toma de decisiones a la hora de hablar de inversiones y de iniciativas de desarrollo para la comunidad. Esta claridad se ve reflejada en algunas de las iniciativas que fueron aprobadas en la asamblea del 22 de Agosto, ya que las orientaciones de las iniciativas y desde luego las inversiones apuntan al desarrollo de algunos de los ejes de actuación que están contemplados en el Plan de Desarrollo. Sin embargo los resultados del proceso también nos permiten analizar la importancia de seguir promoviendo procesos de formación y reflexión con los líderes de nuestra Comuna que permitan el desarrollo de una mayor cultura política, y que posicionen la apuesta por el desarrollo consignada en el PDL (Plan de Desarrollo Local) como un gran consenso político de las comunidades, que ha sido el resultado de más de dos años de reflexión y concertación con estas en todos los sectores de la Comuna Ocho. Si bien vimos en el desarrollo de las asambleas y los encuentros de comisiones unos ejercicios de liderazgo y participación maduros, políticamente bien orientados, la realidad es que aún se expresan en esta dinámica de participación liderazgos más individuales que colectivos, que interactúan y proponen más en función de la iniciativa particular que en función del bienestar colectivo.

Esto hace que el espacio para deliberación sea mínimo, y que el proceso se agote en un constante exponer y votar, se debe repensar la agenda de deliberaciones en comisiones y en asamblea para el próximo año, porque en última instancia lo importante no es que se tomen decisiones a la ligera ni a conveniencia del calendario de la Administración Municipal, sino tomar decisiones que beneficien a toda la comunidad, y decidir concertando, debatiendo, cediendo posiciones antes que votando. Pero la dinámica no se agota con el desarrollo de dos asambleas. De aquí en adelante deber ser un compromiso de la Junta Administradora Local, Asocomunal, Técnicos, e integrantes de todas y cada una de las comisiones el generar una propuesta de seguimiento al desarrollo de las iniciativas que fueron aprobadas para la vigencia 2010, con el ánimo de que cada peso que fue invertido y destinado por la comunidad se ejecute con transparencia. Todos y cada uno de nosotros somos responsables de que las iniciativas aprobadas tengan un verdadero impacto, es decir que se conviertan en oportunidades y generen reales beneficios a la comunidad.

Debemos también asumir una gran responsabilidad en la exigencia a las distintas Secretarías de la Administración Municipal de una oportuna tramitación y posterior ejecución de las iniciativas en la comunidad, mucho más si tenemos presente que en la reciente rendición de cuentas que realizaron varias Secretarías por exigencia de la Junta Administradora Local, la comunidad fue

Recreodeportes

insistente en la tardanza para la viabilización de iniciativas del Presupuesto Participativo a través de los contratos. El rol de un delegado no debe acabar en la aprobación de las iniciativas, es fundamental acompañar los procesos y ser veedores de un transparente y oportuno desarrollo de todas las iniciativas que han sido aprobadas.

Todas viables

NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA Toma recreativa para niños y niñas Festival recreativo para personas en condición de discapacidad Festivales recreativos para adultos mayores Festival recreativo para mujeres Festival recreativo para jóvenes Torneo deportivo afrodescendiente Comuna Ocho Puntos de atención para personas en condición de discapacidad Poca diversidad de oferta recreativa, salidas recreativas Apoyo a diez recreandos de la Comuna Ocho Olimpiadas de fútbol Comuna Ocho Olimpiadas de microfútbol y baloncesto Comuna Ocho Iniciación y formación deportiva Colegio de árbitros Comuna Ocho Protocolización de la red a través de un proceso de formación en planeación, gestión y administración deportiva y recreativa, con cuarenta lideres y los representantes de diferentes organizaciones recreo-deportivas de la Comuna Olimpiadas de ajedrez, billar, billar pool, ciclismo, atletismo, voleibol

VALOR 36.000.000 27.000.000 50.000.000 27.000.000 27.000.000 20.000.000 10.000.000 30.000.000 40.000.000 70.000.000 70.000.000 50.000.000 32.612.800 30.000.000

40.000.000

Para madurar políticamente esta experiencia de participación y toma de decisiones de la comunidad, se hace necesario fortalecer algunos de los principios que están consignados en el reglamento del PP, como la metodología de toma de decisiones por consenso. Se hace muy complicado en un proceso de toma de decisiones en el que participan tantas personas llegar a consensos a partir de la sustentación y el debate de planteamientos, cuando el calendario estipulado para los procesos de discusión y toma de decisiones es tan corto. Medellín, septiembre de 2009

3 9


Participación Participación Editorial Editorial Medio ambiente

Todas viables

NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA

VALOR

Estudios geotécnicos para la Comuna Ocho, en diferentes barrios como Quintas de la Playa, Trece de Noviembre, Villa Tina, Los Mangos y Pinares de Oriente. Fortalecimiento a los Comités Barriales de Emergencia de la comuna 8 activos, intercambio de experiencias con otros organismos de prevención y atención de emergencias, cuidados del medio ambiente con organizaciones de otras ciudades Iniciar un centro comunitario de gestión ambiental en su primera fase de formación, a través de un diplomado en gestión y veeduría ambiental, dirigida a organizaciones ambientales, comites barriales de emergencia y gestores ambientales. Alcantarillado no convencional en los barrios La Esperanza Villa Tina Cra 13 Nº55-92, $100.000.000; Los Mangos Cll 57A entre las carreras 23,24 por $50.000.000; Villa Turbay cra 8 Nº58-117 int 162, por $41.390.700; Altos de la Torre Cra 19 hasta la 17B, por $40.000.000.

Educación

250.000.000 140.000.000

50.000.000

231.390.700

Todas viables

NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA

VALOR

Dificultad económica para acceder a la educación técnica y superior, Programa Camino a la Educación Superior Fortalecimiento de la media técnica en dos instituciones educativas de la Comuna Ocho (Sol de Oriente y Gabriel García Márquez) Fortalecimiento de prácticas pedagógicas investigativas, Escuela Normal Superior

673.884.225 64.179.450

Convivencia y participación ciudadana Todas viables NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA Falta de educación ciudadana para la convivencia, la promoción y la defensa de los derechos humanos Programa DARE y campaña de gestión comunitaria Plan desarme Fortalecimiento a la policía cívica juvenil Apoyo al Comité Local de Gobierno, Apoyo a los Consejos de Convivencia Ciudadana Apoyo al Comité Local de Gobierno, Plan de Seguridad y Convivencia Ciudadana Medellín despierta para la vida “Camping Nocturno” Frentes de Seguridad Local. Escuela de seguridad ciudadana Atención de la violencia intrafamiliar de las mujeres Manual de convivencia: Una escuela de formación en competencias ciudadanas para la convivencia de los desplazados de la Comuna Fortalecimiento programa vígias Fortalecimiento y acompañamiento para la unión colectiva y organizativa de mujeres Creación de la red juvenil de la Comuna Ocho Fortalecimiento de la mesa de trabajo de la población LGBT de la Comuna Ocho Apoyo por parte de la administración municipal y la ejecución del plan de trabajo de la JAL Comuna Ocho Apoyo a planes de trabajo de ASOCOMUNAL Apoyo al plan de trabajo FEDEMEDELLIN

32.089.725

Desarrollo económico Todas viables

NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA Censo de vocaciones productivas de la Comuna Ocho Fortalecimiento a las unidades productivas existentes y agrupamientos Creación de agrupamiento de servicios Anjor, Agencias de Viajes Recreativos y Corporación Quinto Elemento Iniciativas nuevas Apoyo a la escuela de Economía Solidaria

2 Medellín, septiembre de 2009 10

VALOR 15.268.200 300.000.000 30.000.000 390.000.000 39.000.000

VALOR 48.000.000 65.000.000 37.000.000 11.220.000 14.801.600 74.001.336 24.875.000 59.307.200 88.120.240 25.000.000 34.600.000 45.000.000 45.000.000 55.000.000 30.000.000 123.116.224 10.000.000


Participación Invitados Invitados Participación Cultura

Protección Social y Salud

Todas viables

NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA Plan de desarrollo cultural de la Comuna Ocho Formación artística y promoción de las expresiones culturales, a través de talleres en las diferentes formas de expresión artística para los habitantes de la Comuna Ocho Programación artística y cultural dirigida a los distintos habitantes de la Comuna Ocho con el objeto de integrarlos y mostrarles los talentos de la Comuna Ocho Memoria histórica y cultural de la Comuna Ocho. Diplomado en gestión cultural para la cualificación y capacitación de los lideres culturales de la Comuna Ocho y además habitantes de la Comuna interesados en el tema Promoción y animación a la lectura, dirigida a niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, bebes y gestantes para apoyar y fortalecer los procesos literarios Dotar las organizaciones artísticas de la Comuna Ocho, de los instrumentos, equipos y vestuarios necesarios para desarrollar actividades que aporten a la sensibilización de la población, la promoción de nuevos talentos y el apoyo a las actividades artísticas Centro de producción audiovisual de la Comuna Ocho Continuidad y fortalecimiento del periódico comunitario Visión 8

VALOR 55.000.000 80.000.000

100.000.000 20.600.000 25.000.000

56.000.000 118.212.200

60.000.000 40.000.000

Plan de desarrollo local NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA

VALOR

Creación de la Agencia de Cooperación para el desa- 106.142.906 rrollo local, Comuna Ocho: I FASE. “Pendiente” Apoyo por parte de la administración municipal al plan 30.000.000 de trabajo de la JAL. Gestión integral del Plan de Desarrollo Local Comuna 300.000.000 Ocho. Continuación de programas de la UAI en las quince ins- 90.000.000 tituciones educativas de la Comuna Ocho

Obras civiles

NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA Complementación alimentaria para familias vulnerables de la Comuna Ocho Subsidio económico a población en condición de discapacidad de la Comuna Ocho Apoyo económico para adultos mayores en condición vulnerable. Rehabilitación bucal: prótesis dentales para adultos mayores. Diagnóstico participativo en salud para la Comuna Ocho. Difusión y defensa de los derechos en salud de la Comuna Ocho. Acciones de promoción y prevención de enfermedades cardiovasculares a población en riesgo en la Comuna Ocho. Aplicar la vacuna de la varicela a toda la población general de la Comuna Ocho. Aplicar vacuna de neumococo a niños/as de la comuna 8, mayores de dos meses hasta faltando un mes para cumplir los cuatro años, garantizando el esquema completo. Aplicar vacuna neumo 23 para los adultos mayores de la Comuna Ocho. Salud visual, examen, entrega de lentes y monturas a personas de la Comuna Ocho. Acciones de prevención de la enfermedad y promoción de la salud sexual y reproductiva para hombres y mujeres en edad fértil, que incluya información, orientación, educación y protección específica como métodos anticonceptivos, dispositivo intrauterino, vasectomía, tubectomía, realizado por un profesional de la salud, a la población de la Comuna Ocho.

Todas viables

VALOR 158.498.667 277.830.000 182.913.000 9.952.383 100.000.000 15.000.000 40.000.000 20.000.000 80.000.000

15.000.000 30.000.000 86.172.550

Todas viables

NOMBRE DE LA INICIATIVA COMUNITARIA Obras de Mitigación en la Comuna Ocho. Adecuación de parques y zonas verdes. Implementación y/o adecuación de Equipamientos Comunitarios de la Comuna Ocho, barrios Villa Liliam Parte Alta, Los Mangos, La Libertad I y II

VALOR 707.745.600 235.915.200 235.915.200

Medellín, septiembre de 2009

3 11


Tejido social Tejido social Editorial Editorial Del desplazamiento a la pobreza

V8

Por: Libardo Andrés Agudelo Gallego libardoandres10@gmail.com

El silencio, la nostalgia y aún el temor parecen ser el sello que ha traído a nuestra Comuna cada habitante que se ha anclado a la vida, que ha pescado su sueño de tener casa propia y que ha buscado sanar las heridas que le ha dejado el desplazamiento. Cada uno se desprendió de sus sueños, abandonó sus raíces y depositó en nuevos horizontes su fragmentado presente, y la esperanza de entregar a sus hijos una mejor oportunidad de vida, por lo menos lejos del temor y la zozobra. Es así, como cada historia representa un retazo en la extensa sábana que construye el trazado irregular que es la Comuna Ocho, cada rancho que se levanta encierra un pasado poco memorable, pero necesario para comprender que pobreza y desplazamiento se aliaron en nuestra historia y nos arrebataron nuestros derechos. Esfuerzos de paz, El Pacifico, Unión de Cristo, Golondrinas, La Torre y Pinares de Oriente, son los últimos navíos que acogierón a los protagonistas obligados de esas historias. Con ayuda de Gisela Quintero, desplazada desde el año 2000 de Cocorná y actual líder comunitaria del asentamiento Pinares de Oriente, redescubrí que en las calles polvorientas, las fortalezas de madera y los senderos poco planificados, se encuentran estas historias y sus protagonistas, y que ellos son más que cifras y estadísticas de la sociedad.

El reloj marcaba eso de las 10 de la mañana, y mientras Gloria nos contaba que había salido desplazada del barrio La Cruz; un rostro un poco más experimentado pero de facciones finas y con una sonrisa que invitaba a la curiosidad salió. Ese era el rostro de la suegra de Gloria, María Userquia, una mujer que dejaba filtrar a través de sus sonrisas el temor que le representaba ver un extraño, situación que cambiaría poco después y se convertiría en la oportunidad de hablar de lo que ataba el alma y le contraía el corazón. Nos contó que había salido de la vereda Romeral Chamizo de Peque y que había sido desplazada en dos ocasiones. María dejó evidenciar la incertidumbre que le generaba pensar en su futuro y en el de su nieto. Cuando ella vivía en su finca eso no le preocupaba, pero ahora se veía obligada a hacer, en compañía de su nuera, lo que ella llama el recorrido, actividad que consiste en pasar en el transcurso de la semana por diferentes plazas de mercado para pedir comida. En un rancho vecino, estaba Gloria Villa quien compartía con María la misma preocupación. Gloria salió desplazada de Buriticá y aunque tenía estudios

Entre ellos, me encontré con Gloria Bedoya, una joven de ojos cafés, estatura mediana, cabello negro y quien entre la emoción y el temor esperaba el nacimiento de su quinto hijo, el que según Gisela era sin duda alguna el habitante 501 del asentamiento, y el que estaría obligado a iniciar una nueva etapa desde la lucha constante por sobrevivir, pero con la premisa de rechazar la violencia como alternativa.

2 Medellín, septiembre de 2009 12

realizaba dicha actividad para poder comer, además de tener que “vender pollos para pagar otros gastos”. Haciendo referencia a esos gastos y desde la ignorancia le pregunté, _ ¿y es qué el agua viene muy cara?_, ella sin tartamudear y después de reírse un rato respondió: “Nos pegamos de un hueco que le hicimos al tuvo madre, es así como obtenemos el agua”. Recordé entonces, que cuando había estado en Golondrinas entrevistando a María Jaramillo desplazada desde hace 12 años de San Andrés de Cuerquia, ella con la misma actitud que Gloria había dicho: “Los fines de semana suben al acueducto, y se bañan en él, y nosotros nos tomamos esa vitamina”, haciendo referencia a la calidad del agua que consumían. Aunque es algo paradójico, ambas mujeres tienen muchas cosas en común pese a que nunca se han encontrado. En sus mentes se reconstruían los efímeros recuerdos que reconfiguraron su pasado, pasado que hoy no solo les dejaba un sabor amargo, sino que al tiempo se volvió el antecesor de su carencia de recursos. Ellas, en su afán de defender su vida dejaron sus casas,

cultura, y formas de ingresos y se vieron obligadas a hacer parte de los asentamientos que hoy bruscamente conforman las laderas del Cerro Pan de Azúcar. Mientras nos aproximábamos a la casa de Gisela, recordaba que en la misma entrevista que le había hecho a María Jaramillo estaba María Legarda, desplazada también de San Andrés de Cuerquia y que apenas hacia cuatro meses estaba en la Comuna. Lo recordaba, porque tanto ella como Darío Tamayo, Tatiana Alzate, Heriberto Henao, Iván Jaramillo, Ofelia Úsuga, Luis Aristizabal, desplazados todos, e incluso la misma Gisela coincidían en que pese a que carecían de la mayor parte de los recursos y se les vulneraban casi todos sus derechos, preferían quedarse a tener que regresar a vivir en la zozobra y en medio de la violencia. En estos protagonistas que no tienen mayores garantías, cuyas casas son trozos de madera unidos por clavos que se revisten de costales verdes, hojas de lata o plásticos, cuyos alimentos dependen de lo que recolectan en los llamados recorridos, y que carecen de agua potable, escenarios recreativos, culturales y académicos, se representa un eslabón que la sociedad olvidó atar, pero que se rehúsa a dejar de ser parte de ella.


Tejido social T ejido social Invitados Invitados

V8

La Comuna Ocho tiene Mujer Talento

Por: Libardo Andrés Agudelo Gallego libardoandres10@gmail.com

Jesica Londoño Cano de 18 años es una habitante del barrio Trece de Noviembre, egresada de la Institución Educativa Sol de Oriente, estudiante de Biotecnología Agraria y la nueva Mujer Talento en Ciencia y Tecnología de Medellín. Esta joven, obtuvo dicho reconocimiento gracias al liderazgo y a la iniciativa que ha tenido en el Grupo de Estudio para el Mejoramiento Ambiental (GEMA), el proyecto Eco-Huertas, que busca ofrecer alternativas de seguridad alimentaria a los habitantes de la Comuna y a la iniciativa Lombricultivo Urbano.

El proyecto presentado es un proceso de investigación de la calidad del humus que produce la Lombriz Silvestre y la Lombriz Roja Californiana, y que busca mejorar la calidad del abono para las huertas caseras, Eco-Huertas, con el fin de incrementar su producción y con ello garantizarle a los habitantes de la Comuna alternativas de seguridad alimentaria. “El logro más importante es el reconocimiento y apoyo económico para llevar a cabo el proyecto, esto garantiza que la comunidad confíe más en mí, y que podamos desarrollar un proceso de investigación que nos lleve a darle

mayores oportunidades de capacitación y alternativas alimentarias a la comunidad”, aseguró Jesica. Para continuar con el desarrollo del proyecto Lombricultivo Urbano Jesica recibió un capital de 50 millones de pesos, con éste, más el acompañamiento que le ofrecerá la Alcaldía se buscará fortalecer dicha propuesta. Para Liliana Rincón Garcés, gestora de igualdad de la Secretaría de la Mujer de la Comuna Ocho, éste es un logro que debe incentivar a las diferentes jóvenes de la zona a liderar proyectos en beneficio de la sociedad y a postularse a estos estímulos sin temores. Es demostrar que las Mujeres Talento están en todos los estratos y comunas de la ciudad.

Medellín, septiembre de 2009

3 13


Porlos losEditorial barrios Editorial Por barrios

V8

Por: Yasmín Viviana Garavito yasviv16@yahoo.es

Desde

Unión de Cristo

Con una población cercana a los mil habitantes y con 16 años de formación, el sector continúa siendo una de las zonas más precarias en la Comuna. El noventa por ciento de las viviendas están ubicadas en zona de alto riesgo, el acceso a la educación y la recreación es limitado por la falta de espacios, y la carencia de zonas comunes limita, incluso, la organización comunitaria. Gran parte de la población de dicho asentamiento, proviene del departamento del Choco, son familias que han sido desplazadas durante la última década del siglo XX, y que actualmente carecen de agua potable, vías de comunicación, calidad en la atención en salud, educación y recreación.

Se le nombró Unión de Cristo después de ser reconocido como Chocosito, es uno de los cinco asentamientos de la Comuna, ubicado entre los barrios Caidedo, Villatina, Esfuerzos de Paz, Las Estancias y Villaliliam.

Desde

Según Celores Mosquera, debido al desplazamiento y a las condiciones de la vivienda, existe un alto grado de desescolarización, pérdida de la identidad cultural y temor, “constantemente

vivimos con la incertidumbre, por una emergencia natural o porque van a venir a desalojarnos”. Pese a las dificultades para el acceso a la educación, la recreación y la alimentación, Celores afirma que gracias a instituciones como la Fundación Las Golondrinas, la comunidad del sector puede acceder a algunos de sus derechos. La Institución ofrece los servicios de medicina general, educación, ropero, y restaurante a la comunidad en general. Actualmente la Junta de Acción Comunal (JAC), intenta gestionar recursos principalmente para mitigar riesgos en el sector, tanto para Celores como para la comunidad en general el primer paso para adquirir dichos recursos, es lograr que tanto las instituciones públicas como privadas reconozcan el sector, y lo identifiquen como un barrio más de la Comuna.

V8

Por: Libardo Andrés Agudelo Gallego libardoandres10@gmail.com

Pinares de Oriente La Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio Pinares de Oriente apoyada por la Universidad de Antioquia, la Fundación Proyecto Joven, y la Universidad Nacional, realizó el pasado 19 de julio un bazar con el fin de conseguir recursos para mitigar los riesgos en el sector. El evento que se prolongó hasta las once de la noche y que fue financiado con recursos de la comunidad y con aportes de la Fundación Proyecto Joven, convocó aproximadamente a 600 personas que disfrutaron de actividades culturales y recreativas.

En busca de recursos Venta de alimentos, ropa, dulces y un bingo fueron algunas de las actividades de las que la comunidad pudo disfrutar. El evento contó además con agrupaciones musicales como la Chirimía Tambo Alegre de la Comuna y el grupo Black Flow, proveniente de la Institución Educativa El Chaparral de Guarne. Yedison Quintero, integrante de la agrupación, afirmó que uno de los principales intereses de su presentación era el de colaborar a la comunidad.

2 Medellín, septiembre de 2009 14

Para Francisco Vásquez presidente de la Fundación Proyecto Joven, institución que coopera con la población del sector desde hace más de un año, y que apoyó el evento con 36 personas y el ropero, ésta es una población que ha sido olvidada por las diversas entidades y que carece de muchos recursos. “Estamos aquí porque es una de las zonas más vulnerables que conocemos y queremos, desde nuestras posibilidades ofrecerles mayores oportunidades”.

Con los 400 mil pesos que se recolectaron, más la ejecución de un presupuesto que asciende a 14 millones priorizados en el Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo (P.P), y que beneficiaran a 40 familias aproximadamente; se espera disminuir y mitigar riesgos en la zona. Con estas iniciativas, la organización comunitaria confirma su interés en gestionar recursos para mejorar las condiciones de vida de los habitantes del sector, y promueve el cumplimiento de los compromisos adquiridos hace un año, cuando se conformó.


Invitados Invitados

Latin

Como tener sus mascotas sin afectar a sus vecinos

Por: Nodier Arenas Maestro de obra Barrio La Libertad No.2

Power

Latin Power nace en el mes de junio del año 2005 en el barrio la Sierra de la Comuna Ocho, tras la disolución de la agrupación musical Boy Street, la cual manejaba ritmos y bailes urbanos como el HIP HOP. Tras innovar e incursionar en nuevos ritmos musicales y de baile surge Latin Power. Latin Power interpreta música fresca y alegre con una temática diferente, llegando al público con letras basadas en el acontecer diario: nuestras vivencias, historias, la rumba, la mujer, entre otros. Prima la creatividad con mucho estilo y letras muy pegajosas, se fusionan ritmos como el Reggaeton, el Hip Hop, la Bachata, el Merengue, y la Cumbia, además de diferentes ritmos de baile. Esta agrupación ha venido trabajando en el ambiente musical de forma continua participando en conciertos, festivales, concursos, encuentros y audiciones en las cuales el grupo a obtenido triunfos, superando artísticamente a orquestas, bandas, solistas y grupos de canto y baile.

Durante este tiempo se han presentado en discotecas, colegios, parques, teatros, universidades, coliseos, plazoletas, y auditorios, en distintos barrios y comunas de la ciudad, en eventos como Medellín Despierta Para La Vida, Concierto Autoridades Legítimas, Medellín Un Gran Escenario, y Corredores Artísticos de la Comuna Ocho y otras Comunas de la Ciudad. Se han presentado en Municipios y Corregimientos de Antioquia, recibiendo una gran aceptación de los diversos públicos. También han representado musicalmente a Medellín en el Valle, Norte de Santander, en Cúcuta, en Ocaña y Bogotá. Han compartido escenario con artistas de proyección nacional e internacional, como Zona Prieta, Fernando Pabón y el Combo que Nota, Los de Yolombó, Los de Ancizar, Los Chiches del Vallenato entre muchos otros. También han incursionado en la televisión local participando en programas como El Jalapeño, De Todo Un Poco y Musinet.

Dios creó todos los animales, domésticos, salvajes, reptiles y aves y dio al hombre dominio sobre ellos; por lo consiguiente, uno de los animales que ha tenido el hombre durante muchas generaciones ha sido el perro, el mismo que ha tenido como compañero y hasta lo ha llegado a llamar “El mejor amigo”, formando parte de muchas familias. Así como educamos a nuestros hijos, podemos hacerlo con nuestras mascotas. Observe como, al niño no lo sacamos a hacer sus necesidades biológicas frente a sus vecinos. ¿De quién es la responsabilidad de educarlos o corregirlos?, de sus padres, si algunos niños salen a las calles y hacen sus necesidades biológicas en el poste, muro, rincón, etc, y no les da vergüenza es porque sus padres no los han educado o corregido; de igual forma lo hacen estas mascotas porque sus amos no las han educado, por eso, cuando saque a su mascota para sus necesidades biológicas, no olvide llevar bolsa y pala para recogerlas, así no contamina el medio ambiente ni afecta a su vecino.

Comité editorial Septiembre 20 Visión 8 hace un llamado a los líderes sociales de la Comuna Ocho para que asuman un mayor compromiso en la participación en las reuniones de comité editorial del periódico, este es el espacio en el cual se deciden de manera democrática las propuestas, contenidos, denuncias y reflexiones que a la comunidad le interesa publicar. En los comités convocados en el presente año ha sido muy poca la representación de los barrios y procesos sociales de la Comuna, sin embargo se han manifestado inconformidades, observaciones y propuestas hacia el periódico en espacios como las asambleas del presupuesto participativo. Es importante que se reconozca la importancia del comité editorial como espacio para la dinamización del medio de comunicación. Les animamos a participar del comité editorial. Próxima reunión del comité editorial: Domingo 20 de Septiembre a las 10:00 am en la Megaludoteca de nuestra Comuna. Carrera 28 No. 52-69, segundo puente de La Toma, al lado de la Escuela Beato Salomón.

Medellín, septiembre de 2009

3 15


Editorial Editorial

2 MedellĂ­n, septiembre de 2009 16


Edicion 18 Vision 8  

Edicion No 18 del Periodico Vision 8 de la Comuna Ocho de la Ciudad de Medellin

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you