Page 11

Nº 653, UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA Medellín, mayo de 2016

11

Por LEIDY JOHANA QUINTERO MARTÍNEZ*

E

l proyecto “Sistema de monitoreo, administración y recaudo inteligente para Medellín y su Área Metropolitana, (SMARt)”, financiado por Colciencias, surgió en 2014 de la necesidad de dos empresas de Medellín de cumplir con la normatividad exigida por la Secretaría de Movilidad de Medellín y el Área Metropolitana, relacionada con la seguridad de los pasajeros y el cumplimiento de los compromisos adquiridos por las transportadoras y los conductores de los buses. Las empresas en mención son Transportes Medellín-Castilla, encargada directa de la operación de buses en múltiples barrios de la ciudad, y Surinter S.A, responsable del área tecnológica de aquélla. Para resolver esta necesidad los grupos de investigación de la Facultad de Ingeniería de la U. de Antioquia Sistemas embebidos e inteligencia computacional —Sistemic— y Grupo de investigación en telecomunicaciones aplicadas —Gita— implementaron un “computador a bordo”; es decir, “un sistema de cómputo para ubicarlo dentro de cada bus de transporte urbano que pueda suplir esas exigencias de las entidades encargadas de la movilidad en Medellín”, comenta el profesor Gustavo Adolfo Patiño Álvarez, adscrito al Departamento de Ingeniería Electrónica y coordinador de Sistemic. El sistema de cómputo tiene la capacidad de generar reportes periódicos y enviarlos a las entidades pertinentes, en este caso a la Secretaría de Movilidad, con información referente al desplazamiento de los buses, conteo de pasajeros, control de velocidad, seguimiento en tiempo real de la ruta del bus mediante GPS, comunicación wifi entre buses y la terminal de la empresa, comunicación mediante red celular GSM con las entidades del Estado, entre otros. “Los reportes son en tiempo real. Cada treinta segundos aproximadamente se envía información del estado del bus. Aún en la noche, cuando el vehículo se encuentra parqueado, éste continúa reportando información actual a las entidades de control del Estado. Se trata de un monitoreo sobre la situación constante del automotor”, agrega el investigador. Patiño Álvarez explica que “cuando a un bus se le hace un despacho, es decir, se le asigna un

Buses tendrán “caja negra” conductor, una ruta y unos tiempos de parada para seguir su recorrido por la ruta asignada, se configura en el computador a bordo y el sistema debe observar que ese proceso sí se cumpla al pie de la letra”. Eventos como el sobrecupo de pasajeros, las puertas abiertas mientras el vehículo está en movimiento, el exceso de velocidad, los abandonos de ruta, entre otros (16 eventos en total) se registran en el sistema. El computador a bordo funciona a manera de una “caja negra”, pues los eventos y situaciones dentro de cada vehículo quedan registrados en una memoria SD, de forma que si por algún motivo se interrumpe la comunicación vía internet con la

empresa o la Secretaría de Movilidad, al final del día se puede acceder a la información directamente de dicha memoria. Otro de los aspectos importantes de este sistema es que sirve de apoyo para los conductores cuando se encuentran en una situación de emergencia, dado que tienen la opción de acceder a un botón de pánico instalado en cada bus, el cual genera una alerta que se envía inmediatamente a la empresa, para que luego ésta active los protocolos propios de cada situación de alerta presentada: robo a bordo, accidente de tránsito, etc. El sistema tiene un gran componente de hardware: un computador industrial con cierta complejidad

por las funciones que debe cumplir y las condiciones físicas donde se instala. Cuenta con múltiples antenas para la comunicación wifi, celular y seguimiento GPS. Además, tiene una pantalla táctil en la cual el conductor puede acceder a información básica como velocidad, cantidad de pasajeros, rutas, tiempos a cada punto de control. “A los conductores se les preguntó qué elementos consideraban importantes en este sistema, observando por ejemplo que no es necesario que en la pantalla se presente la ruta, dado que cada conductor ya conoce bien el recorrido, de modo que según sus indicaciones se consideró de mayor utilidad la información sobre el exceso de velocidad, el tiempo a cada punto de control, y la cantidad de pasajeros transportados”, precisa el coordinador de Sistemic. Durante dos años —agrega Patiño Álvarez— se hicieron varias pruebas para verificar el correcto funcionamiento del sistema: “La empresa de transportes facilitó uno de sus buses en el cual se instaló un computador prototipo y se hicieron múltiples recorridos por diferentes rutas establecidas, con el propósito de confirmar que el sistema sí cumple con las especificaciones requeridas y notifica de manera correcta los eventos observados y predefinidos”. El proyecto vinculó cinco ingenieros y cuatro estudiantes de pregrado, financiados por Colciencias; dos de los estudiantes desarrollaron su trabajo de grado. En total, el grupo de trabajo fue de aproximadamente 20 personas entre estudiantes, profesores, ingenieros y técnicos de las empresas socias del proyecto. Después del desarrollo técnico del sistema, se espera continuar con la comercialización del prototipo, proceso a cargo de la empresa Surinter S.A, con el apoyo del Programa de Gestión Tecnológica de la U. de Antioquia. Los derechos de autor pertenecen a la Universidad de Antioquia y a las empresas socias del proyecto. Además se aspira que sea un sistema aplicado no sólo en los vehículos de las empresas socias, sino que se amplíe a las demás empresas transportadoras de Medellín y del país, y sobre todo, que se ayude a resolver la problemática de movilidad del transporte público urbano. *johana.quintero@udea.edu.co. Unidad de Comunicaciones de la Facultad de Ingeniería

Profile for Universidad de Antioquia

Alma Mater 653  

Alma Mater 653  

Advertisement