UNIDAD 72 | Edición Julio - Agosto 2021

Page 1

Pág. 4 /

JULIO-AGOSTO DE 2021 Año 66 * N.° 72

Órgano oficial del Comité Central del PCP

RUMBO AL XVI CONGRESO DEL PCP

Defender el cambio democrático popular El pueblo evitó el regreso de la dictadura fujimorista y continúa luchando por los cambios que el Perú necesita.

Pág. 2-3 DEBEMOS CONTINUAR CON LA DEFENSA DE LA PROPUESTA DE CAMBIO QUE ENARBOLÓ EL PRESIDENTE PEDRO CASTILLO EN CAMPAÑA Y QUE LA DERECHA QUIERE DESCONOCER. Pág. 6 CGTP

Reactivación económica y derechos laborales Gerónimo López remarca agenda laboral de la CGTP.

Págs. 10-11 POLÍTICA

Pág. 9 CONGRESO

Solidaridad con Héctor Béjar: contra la campaña de la derecha

María del Carmen Alva promueve golpe de estado desde el Congreso de la República.

Presidenta del Congreso desestabiliza el país


editorial

2 / UNIDAD

julio-agosto 2021

Defender con firmeza el cambio democrático popular

Por:

Luis Villanueva Carbajal

Secretario general del PCP

E

l Partido Comunista Peruano (PCP) hace suyo el triunfo político electoral logrado por el presidente del Bicentenario, profesor Pedro Castillo Terrones, con las banderas de Perú Libre, al que comprometimos nuestro apoyo militante durante la segunda vuelta para derrotar a la coalición política mafiosa, ultraderechista y golpista, liderada por el fujimorismo-montesinista. Se abre una nueva época política en el Perú, después de 200 años de dominio económico, político y social de los sectores minoritarios de la oligarquía neocolonial, por primera vez se instala en el Gobierno central un genuino representante del Perú profundo, proponiendo un programa de cambios orientados a resolver las grandes desigualdades sociales que han generado los grupos de poder a los que el economista Carlos Malpica denominó “Los dueños del Perú”. Desde nuestras trincheras de luchas en las diferentes bases sociales a nivel nacional, nos toca defender con firmeza el proceso de cambios verdaderos por las que el pueblo peruano votó y que el presidente Pedro Castillo, consecuente con sus propuestas de campaña electoral, ha ratificado en su primer mensaje a la nación, el 28 de julio. Las propuestas del mensaje presidencial tuvieron una re-

percusión favorable, que superó a la campaña del “miedo anticomunista”. Su contenido presenta una visión plurinacional, eminentemente participativa, democrática, popular; convoca a los peruanos a participar en la construcción de una sociedad más equitativa en todos sus aspectos y una patria con plena soberanía, hermanada con todos los pueblos del mundo. Los ejes centrales del mensaje contienen: una visión retrospectiva de nuestra cultura milenaria rica en aportes al patrimonio cultural de la humanidad, así como también la ruptura de nuestro desarrollo con la irrupción trágica del colonialismo español, cuya factura social aún la estamos pagando. Las líneas políticas que marcan las prioridades en los primeros meses de gobierno, como son la lucha contra la pandemia del Covid-19, la reactivación económica para recuperar el empleo, declarar en emergencia el sector de educación para reestablecer el funcionamiento de las clases presenciales y transformar el sistema educativo hacia el desarrollo integral del educando para constituirlo en factor sustancial para el desarrollo del país. “En los últimos 30 años se ha discutido mucho sobre las falencias del modelo económico implementado en los 90. A pesar de ello, ningún Gobierno escu-

chó el malestar de las mayorías y así se rehusaron a realizar los cambios anhelados por la población. Pero la pandemia terminó por visibilizar que las críticas que se le hacían al modelo económico no solo eran legítimas, eran también válidas. Hoy la población pide cambios y no está dispuesta a renunciar a ellos”, enfatizó el presidente de la República. Hay una visión clara sobre la lucha contra la corrupción, sancionando con dureza y rapidez para que no salga ganando la impunidad. Para ello se potenciará la Contraloría General de la República, la Fiscalía de la Nación y todo el sistema judicial anticorrupción. El impulso a la promoción de la inversión con “rentabilidad social” que es superior a la licencia social. Todo proyecto debe contribuir a dinamizar la economía local, regional y nacional; a mejorar el nivel de empleo y salarios como lo estipula la OIT; realizar transferencia tecnológica con la inversión extranjera; mejorar la distribución del ingreso; promover y preservar la cultura y el medio ambiente. Si un proyecto no tiene rentabilidad social, simplemente no va. Se promoverá la inversión del Estado, como lo hacen todos los países de la región como socio o ejecutor mayoritario. De otra parte, el mensaje ex-

pone las principales acciones a realizar en los diversos sectores de la actividad pública, creándose además el Ministerio de Ciencia y Tecnología, y la carrera de investigador científico. Y se anunció el ingreso libre a las universidades públicas, el fomento de la construcción y mejoramiento de caminos rurales como la primera prioridad. En resumen, el mensaje a la nación plantea una visión más avanzada para el desarrollo económico y social del país, con un Gobierno y un Estado descentralizado y más cercano a la gente, es decir, hacer realidad que un Gobierno elegido por el pueblo gobierne con la participación activa del pueblo peruano. Por una nueva Constitución El presidente Pedro Castillo, lejos de transar con las amenazas golpistas de la candidata perdedora y los conservadores radicales, anunció que se presentará al Congreso un proyecto de ley para reformar el artítulo 206 de la Constitución vigente y respetando la legalidad sea sometido a discusión por el Congreso de la República y de aprobarse se someta a ratificación en un referéndum popular. Cada vez más, hay sectores de la población y organizaciones empresariales y sociales, que están entendiendo la necesidad de un cambio constitucional y que

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Peruano Órgano oficial del Comité Central del PCP

Consejo editorial:

Luis Villanueva Carbajal Antonio Torres Andrade

Gerónimo López Sevillano Marco A. Medina G.

Ricardo López Risso César Soberón Estela

Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú N.° 2018-20070 Periódico UNIDAD / Año 66, N° 72 Julio-Agosto 2021 PCP: Plaza Ramón Castilla N.° 67, Cercado de Lima (Lima, Perú) +51(01)4331634 pcp.pe contacto@pcp.pe


julio-agosto 2021 la actual Constitución no está escrita en piedra ni es eterna, como pretenden hacer creer los que han saqueado las arcas del país. Los trabajadores, desde la caída del fujimorismo, han venido proponiendo el cambio de la Constitución espuria de Fujimori que impuso en dictadura. Por ello saludamos al presidente Pedro Castillo y a los congresistas de Perú Libre por hacerles recordar a la derecha que el cambio constitucional es una bandera que no se claudica. Está claro que en lo inmediato el tema central es el combate a la pandemia, vacunando a todos los peruanos. La recuperación de los sectores económicos que demandan mayor mano de obra. Dar solución al sector educativo, etc. Pero, en paralelo, se pueden aplicar los mecanismos legales para convocar la Asamblea Plurinacional Constituyente Democrática. Denunciar y derrotar los planes golpistas Sectores del poder económico y las mafias políticas a su servicio, los fujimontesinistas y la ultra-

editorial derecha golpista, han declarado la guerra a la gestión del gobierno del pueblo que conduce el presidente Pedro Castillo Terrones. No hay que permitir que prospere la estrategia ultraderechista, para dividir al Partido de Gobierno; siendo perdedores de las elecciones, pretenden imponer a quienes deben integrar el equipo de gobierno del presidente Pedro Castillo, utilizando amenazas de desestabilización política y económica, campañas de desprestigio contra cuadros de los partidos de la izquierda, que rechazamos rotundamente. Hay que desmontar las provocaciones y cerrar filas partidarias. Del “lobo basta un pelo” señala un refrán en la política; si el enemigo de clase pretende imponer en el nuevo Gabinete a personajes que han servido al poder económico y lo aceptamos, se estaría condenando al fracaso el proyecto político que ganó. No debe ocurrir lo que sucedió con Ollanta Humala y su “Hoja de Ruta”. Sabemos que serán sabios en garantizar la más férrea unidad del partido Perú Libre y el equipo de Gobierno, promoviendo

nuevos cuadros en la gestión pública para garantizar la gobernabilidad. Todos tenemos las más grandes expectativas de que se superarán las naturales discrepancias, derrotando el extremismo de izquierda y la emboscada de la derecha y sus topos. Ya conocemos los GABINETES DE LUJO y de tránsfugas que han participado en diversos gobiernos y han fracasado como sucedió con PPK. Los politicólogos y los comunicadores sociales o seudoperiodistas a sueldo, cumpliendo el encargo de los dueños de los medios de comunicación, se han convertido en una maquinaria de demolición “canina” para que no haya cambios y el poder económico, mafioso y mercantilista, continúe manejando a los políticos, para su beneficio; los sicarios de la comunicación quieren escudarse en la libertad de expresión. Un ministro es un político; si, además de ello, es técnico, aún mejor; pero los técnicos no necesariamente son políticos: ellos cumplen el programa de gobierno. Aquí radica la diferencia sustantiva de un Gobierno del

UNIDAD / 3 pueblo. Los ministros no ejercen sus políticas personales, no son estrellas de la farándula; el plan del Gobierno sale de las propuestas políticas del Partido o Alianza que ganó las elecciones, con la extensión de propuestas de otros sectores políticos y de las organizaciones sociales o personales que coincidentemente apuntan a los objetivos del cambio. Los partidos nacen para gobernar en beneficio de las grandes mayorías, no para convertirse en clubes políticos o vientres de alquiler, proliferando el oportunismo y haciéndose de la política un negocio electoral al servicio del poder económico. Frente a este panorama de confrontación y amenazas que sabotean las acciones de la lucha contra la pandemia del Covid-19 y la recuperación económica país, el PCP convoca a su militancia a participar activamente en el Frente Nacional por la Democracia y la Gobernabilidad y promoviendo su constitución a nivel nacional. ¡EN ESTA LUCHA TODO NOS UNE NADA NOS SEPARA!


4 / UNIDAD

congreso pcp

julio-agosto 2021

Rumbo al XVI COngreso del PCP El secretario de Organización del Partido Comunista Peruano, Hildebrando Cahuana, informa en esta entrevista sobre el trabajo en las células rumbo al próximo Congreso.

-¿C

ómo se está desarrollando las etapas previas del Congreso del PCP? —Se han constituido Comisiones Organizadoras del Congreso en los organismos de base del Partido. Las células vienen desarrollando sus asambleas congresales, acompañadas por las comisiones organizadoras en la discusión de los documentos, y esto debe concluir en los Congresos Provinciales y Regionales, en donde los organismos del Partido elegirán sus nuevas direcciones políticas y sus delegados al Congreso Nacional. —¿Qué importancia tiene este Congreso en el contexto en que vivimos? —Tiene una importancia histórica, pues se desarrolla en el marco del bicentenario y de la elección —por primera vez en nuestra vida republicana— de un Gobierno de izquierda y en un entorno geopolítico internacional caracterizado por la crisis de la unipolaridad y el tránsito hacia la multipolaridad, lo cual constituye un triunfo de la diplomacia popular y socialista, en donde una sólida alianza

entre China socialista, Rusia, las potencias aglutinadas en el BRISC y el Movimiento No Alineados van imponiendo nuevas relaciones políticas y económicas a escala planetaria basadas en la interdependencia política, el comercia justo y el mutuo beneficio entre países independientes y soberanos. Nuestro país no es ajeno a esa confrontación mundial, a la crisis del modelo neoliberal y al desarrollo de estas nuevas tendencias. En un país en donde el modelo neoliberal es hegemónico, el triunfo de un Gobierno popular cuestiona el orden vigente y esto expresa la confrontación entre el pasado y el futuro del pueblo, entre el poder económico y el poder popular, entre la mercantilización y los derechos del pueblo, entre la Constitución neoliberal y una nueva Constitución redactada por el pueblo, y sobre todo, en donde el pueblo hace suya esta victoria, asumiendo las nuevas tareas de la construcción de democracia y gobernabilidad desde la óptica popular. Es en ese contexto en donde creemos que el Partido tiene una oportunidad de tomar decisiones y compromisos estratégicos e

históricos y plantear propuestas políticas y programáticas para el país, sobre la base de la realidad concreta de nuestro país; todo ello requiere el fortalecimiento político, ideológico y orgánico de nuestro partido, porque debemos entender que, con el triunfo electoral de Pedro Castillo, la lucha no concluye, solo ha pasado a una nueva etapa. Asimismo, el fortalecimiento y disciplinamiento orgánico de nuestro partido. —¿Cuál es la tarea de las células y los militantes previo al Congreso? —La tarea principal es debatir los problemas, necesidades y aspiraciones del centro de masas, así como de los distritos, provincias y regiones y concluir en propuestas políticas y programáticas; así como plantear la propuesta de modificación de los estatutos del Partido y de la juventud. Es necesario que los organismos de base del Partido utilicen este proceso congresal no solo para discutir los documentos congresales, sino para estudiar la realidad de su contexto y plantear alternativas que puedan convertirse en propuestas

programáticas para la solución de los problemas de su centro de trabajo, comunidad, distrito, provincia y región. Solo así el Partido tendrá la posibilidad de conocer mejor la realidad, la correlación de fuerzas sociales y políticas en cada región para establecer mejores estrategias de fortalecimiento y de construcción de poder popular. —¿Qué expectativas tiene la militancia? ¿Qué expectativas se tiene de la militancia? —La expectativa de la militancia es la de fortalecer el Partido en la capacidad de ser un partido con vocación de poder y capacidad de gobierno. Se espera que en este congreso definamos cómo convertimos nuestra influencia en el movimiento social en una alternativa política con personalidad propia, siempre en el marco de una política unitaria en el campo popular. El Partido espera que los militantes asuman la tarea de lograr un congreso con propuestas y compromisos para fortalecer el Partido en la acción, lograr resultados, y en la perspectiva de ser alternativa de gobierno y poder.


julio-agosto 2021

juventud

LA ACCIÓN DE LA JUVENTUD CONSCIENTE FORJARÁ LA REVOLUCIÓN Los medios de comunicación respaldan el sistema. Los jóvenes tienen que ser rebeldes ante estos mensajes que tratan de moldear a las personas al sistema, y deben estar comprometidos con el cambio social.

Jakeli Salgado Dirigente nacional JCP

S

ócrates fue condenado a morir bebiendo la cicuta, por haber expresado sus ideas en contra de los dioses, por supuestamente haber corrompido a la juventud, y más allá de su muerte Sócrates siguió hablando, porque lo que él decía está comprobado en la realidad, porque era el producto de la observación, del análisis y el razonamiento. En los tiempos actuales, es la juventud la que debe adoptar una posición y frente a ello tenemos dos caminos: el de la muerte, representado por la resignación, y el de la rebeldía, como una acción intelectual. Hablemos de la resignación. La resignación es como cual-

quier droga que adormece la mente, la consciencia del hombre. La resignación te lleva a asumir que aquello que se dice en la televisión, en los medios de comunicación, es la única verdad y no hay salida para la situación que vivimos, porque son capaces de decir que el capitalismo es lo único que nos va a salvar, y si alguien dice lo contrario, inmediatamente lo etiquetan de terruco. Resignación como producto de este sistema, donde el pobre, el miserable se echa a los hombros la culpa de su situación. Estamos frente a un dominio diferente; ya no existe el dominio de las armas, de la Policía y el Ejército; estamos frente a un monstruo que tiene un poder mayor, el poder mediático para controlar tu mente y tu opinión.

Pero tenemos otro camino, la rebeldía, como lo diría el gran Julio Anguita: “la rebeldía no es un grito, no es insultar, no es apedrear; la rebeldía es un grito intelectual, de lo más profundo de nuestra conciencia: la rebeldía es decir no me da la gana decirle que sí a esta actual situación, ¿Por qué? Porque no quiero, y me niego a decirle que sí, porque entiendo que hay otra alternativa y me niego a convivir con ella”. Y cuando hablamos de intelectual no es solo al universitario o a un profesional, sino a cualquier otra persona que tome posicionamiento, que nace de la mente y el corazón. Esta es la verdadera rebeldía, lo demás es mediocridad y chillidos. Y es aquí donde entra la juventud, como lo dijo el Che: “La

UNIDAD / 5 juventud tiene que crear. Una juventud que no crea es una anomalía realmente”. Existen viejos que son jóvenes y una juventud que es vieja y son precisamente estos quienes no miran cuántas familias aún viven debajo del puente, existen maestros que no se preocupan por los miles de niños que no acceden al derecho de la educación, existe cuántos médicos que, traicionando el juramento hipocrático, venden la salud y existen miles de peruanos que no pueden comprarla. ¿Cómo remediar esta situación? Pues es necesario tener un profesional comprometido con el cambio social, un profesional que asuma una posición de clases sin negar su extracto social, que no busque enriquecerse a costa de las grandes mayorías. La juventud, para conocer y respetar, es importante que sepa cuánto pesa llevar un saco con papas en la espalda, cuánto pesa cargar en el hombro una lata de concreto como el obrero, porque es importante para aquellos que serán profesionales la suerte que tuvieron a diferencia de aquellos que heredaron los callos de sus padres. Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica, porque la juventud es una condición del alma; serás joven mientras luches por la justicia, mientras tiembles de indignación, como lo diría el Che, ante cualquier atropello de cualquier persona, mientras no te conformes y no te alinees ante este sistema, mientras sigas estudiando con responsabilidad, con conciencia, no para ocupar un puestito, sino para transformar desde el lugar que te encuentres. Se me viene a la mente las sabias palabras del maestro Pepe Mujica: Tú, joven, recuerda que la vida se te va minuto a minuto y no hay forma de comprarla; por lo tanto, lucha por vivirla plenamente, lucha por vivir al tope y siempre da algo a los demás, porque, por más jodido que uno esté, siempre hay algo que podemos darle a los demás. Solo así llegarás al término de tu vida y sabrás lo que es la felicidad.


6 / UNIDAD

cgtp

julio-agosto 2021

Reactivación económica y derechos laborales El secretario general de la CGTP señala que los trabajadores apuestan por el cambio de rumbo político que propone el presidente Pedro Castillo, pero recuerda algunas preocupaciones de la clase trabajadora que deben resolverse en este Gobierno. Gerónimo López Sevillano Secretario general de la CGTP 12 de agosto de 2021

L

a crisis económica que golpea nuestro país es parte del proceso de descomposición del sistema capitalista, que aparece en períodos cada vez más cortos y cada vez más destructores de las fuerzas productivas. El desarrollo de las nuevas tecnologías ha impulsado el desarrollo de las fuerzas productivas; pero las relaciones pro-

ductivas del sistema capitalista de producción actúan como una camisa de fuerza e impiden que el beneficio de ese desarrollo alcance a toda la población, el planeta y el país; concentrándose cada vez en menos manos, acumulando cada vez más riqueza, mientras que la mayoría de la población del planeta se hunde en el hambre, la miseria, la ignorancia y la desigualdad. El fin de las crisis económicas periódicas será el inicio del fin del sistema capitalista de producción y el inicio de una

nueva sociedad, más justa, más igualitaria y sin explotación, del sistema socialista de producción. La burguesía, dominante en nuestro país, siempre fue una burguesía parasitaria, desde su formación como clase social durante el período del guano y del salitre, con José Rufino Echenique como presidente de la República (1851-1859), siendo autor del pago de la “deuda” del Estado con los presuntos acreedores peruanos y extranjeros denominada pom-

posamente “consolidación de la deuda”, que constituyó el más grande robo a la caja fiscal en la historia del Estado peruano. Ese fue el inicio de la burguesía peruana: se inventó una deuda que el Estado pagó con creces con fondos provenientes de la venta del guano y del salitre. Las nuevas fortunas burguesas nacieron con aroma a heces y a la sombra de un asalto al erario nacional. Pero no invirtieron en industria, educación, infraestructura vial, salud, etc. Invirtieron en comercio, servicios, y


julio-agosto 2021 finanzas, etc.; esto es, en el robo solapado de legalidad, en la especulación. Nunca se aventuró a desarrollar una industria que pusiera las bases del desarrollo económico nacional. Y cuando lo hizo, al menor conflicto político o social, su primera reacción ha sido, y es, sacar sus capitales del territorio nacional a bancos extranjeros, principalmente norteamericanos; como se ve en estos momentos en que asume el poder del Estado un partido político de izquierda, Perú Libre, y un presidente de la República provinciano, campesino, de profesión profesor, Pedro Castillo: desde la primera vuelta empezaron a descapitalizar el país, llevando sus fondos a bancos extranjeros, principalmente norteamericanos, los que no aceptan abrir una cuenta con menos de un millón de dólares. La bandera de la especulación se impuso en la economía nacional. Nunca se arriesgó ni apostó por el desarrollo nacional, salvo honrosas excepciones. La respuesta de los Gobiernos de la burguesía a la crisis económica siempre tuvo por objeto proteger al capital, a costa de los intereses del país y de los derechos de los trabajadores: la reducción de los costos laborales, no salariales, ha sido, y es, la bandera de la burguesía capitalista, sus gremios empresariales y los gobiernos que representaban y defendían sus intereses. Esto significa reducir los salarios del obrero, de los trabajadores, para que el capital continúe engrosándose. Esto significa sostener la crisis económica sobre los hombros del trabajador. Los medios de comunicación, en su conjunto, los gremios de los empresarios y los voceros de los partidos políticos de derecha manifiestan que la pandemia del COVID-19 es la causante de la crisis económica por la que atravesamos y el mal manejo del Estado es su resultado; por lo que son los privados los llamados a sacar al país de esta situación. Sin embargo, la crisis económica venía arrastrándose desde la crisis económica de 2008, la que nunca fue superada por

cgtp el Estado peruano ni por otros Estados de la región. Hacia el año 2019 se iniciaba un nuevo período de crisis económica mundial que afectó directamente a la economía nacional, que aún no salía de la de 2008. La pandemia del COVID-19, que se declaró en marzo de 2020 sacó a la luz todas las miserias acumuladas y legalizadas por la Constitución Política de 1993: la privatización de los derechos como la seguridad alimentaria, el agua, la salud, la educación, etc., cuyos servicios colapsaron. Pero ese colapso se debió a la crisis económica capitalista acumulada y acelerada por los efectos de la pandemia y al hecho de que la Constitución prohíbe al Estado, en forma expresa, invertir en el desarrollo de los derechos ya mencionados (segundo párrafo del Art. 60° de la Constitución de 1993). El primer acto que hizo el gobierno del Sr. Vizcarra, en marzo de 2020, fue confinar a la población, prohibir la circulación, cerrar la producción; conociendo que el ciudadano que vive del día a día no puede confinarse, porque debe de escoger entre la enfermedad y el hambre. Se persiguió al trabajador ambulante, se le decomisó su mercadería y al que protestó se detuvo y procesó. Se condenó al trabajador con rela-

ción laboral al cese colectivo, a la suspensión perfecta de labores, a la imposibilidad de ejercer los derechos laborales declarados en la Constitución; se le impidió ejercer los derechos constitucionales de libertad de reunión y de expresión mediante la declaración del estado de emergencia en todo el territorio nacional. En otras palabras, en los hechos, se obligó al trabajador “formal” a convertirse en trabajador “informal”, para perseguirlo como infractor del orden público. El segundo acto del precitado gobierno fue otorgarle un crédito de 60 mil millones de soles, con una tasa de interés de un máximo de 1.5% y con dos años de gracia, a través del programa Reactiva Perú, a los empresarios; utilizando los servicios de la banca privada: el Banco Central de Reserva (BCR) y el Ministerio de Economía y Finanzas entregaron dicha suma de dinero a los bancos privados para que estos la distribuyan entre sus principales clientes con la garantía del Estado; lo que significa que si los empresarios no pagan el crédito, el Estado lo asumirá porque es el garante. Los bancos entregaron este crédito a las grandes empresas nacionales y transnacionales y algunas medianas empresas. El objetivo de este

Ministro de Trabajo, Íber Maraví, recibe Agenda Laboral de la CGTP.

UNIDAD / 7 crédito, a decir del Gobierno de Vizcarra y los gremios empresariales, era impedir la cesación de pagos, para que “la economía no se paralice”. No se entregó un solo centavo a las micro- y pequeñas empresas, que son las que más trabajadores emplean en el proceso productivo y las que, en efecto, se vieron obligadas a cerrar. Muchas de las empresas que recibieron este crédito despidieron trabajadores por cese colectivo o suspendieron a sus trabajadores sin goce de haber, no pagaron sus obligaciones y cesaron sus operaciones, para concluir pidiendo que se extendiera el período de gracia por un año más. En conclusión, la crisis económica ha sido agravada por actos de los gobiernos que representan a los intereses de la burguesía y de las transnacionales. La reactivación económica en este momento histórico, teniendo en cuenta que la crisis económica mundial continúa y tiende a profundizarse, tiene como primer actor al Estado. El sector privado no arriesgará sus capitales, mientras no tenga la convicción de que no los va a perder y que tendrá jugosos dividendos. continúa

>


8 / UNIDAD

cgtp

julio-agosto 2021

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, visitó la CGTP para impulsar la integración en América Latina.

< viene de El programa de gobierno del presidente Castillo establece, para este momento crítico, la creación de puestos de trabajo temporales, que serán administrados por los gobiernos municipales y regionales. No son empleos productivos, son empleos de servicios y, como su nombre lo dice: “temporales”. Los trabajadores así empleados accederán al Seguro Integral de Salud (SIS), pero no al seguro social; no podrán nunca tener contrato de trabajo permanente debido a que el puesto de trabajo es temporal, por lo que no podrán ejercer los derechos laborales constitucionales de libre sindicación, negociación colectiva, huelga; etc. Estos puestos de trabajo temporal son una necesidad social, para poder impulsar la economía y para que la miseria económica se atenúe. Es una atenuación temporal de una tragedia social, pero no es la solución. El programa de gobierno del presidente Pedro Castillo no contiene ninguna referencia al movimiento sindical organizado, salvo generalidades.

El movimiento sindical organizado representa a los trabajadores cuya fuerza de trabajo garantiza la producción económica nacional y es el sustento del cambio que requiere la nación. Su lucha, no solo por la conquista de sus derechos laborales, sino por la defensa de la soberanía nacional, de las riquezas naturales, por el desarrollo nacional, contra la desigualdad, etc., lo ha puesto a la cabeza de la lucha social en nuestro país. El objetivo de la burguesía y de los gremios empresariales ha sido destruir el movimiento sindical, reducirlo a su mínima expresión y desaparecerlo. Hoy mismo, dicen, abiertamente, que los sindicatos no representan a los trabajadores debido a que sólo agrupan a un porcentaje mínimo de la población económicamente activa. Lo que no dicen es que esa representación reducida se debe a la vigencia de la Constitución de 1993 y a la supresión del contrato colectivo de trabajo por la Constitución de 1979, que impuso el contrato mercantil en las relaciones de trabajo, también llamado “Contrato de trabajo a tiempo determinado”.

El día 11 de agosto de 2021, en la página 13 del diario Gestión, bajo el título “SNI plantea que se mantengan contratos temporales en el sector textil para crear empleo”, el presidente del Comité Textil de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Felipe James, manifiesta que para poder aumentar las exportaciones textiles y de confecciones se debe mantener el régimen actual de contratación temporal de trabajadores y, textualmente, dice: “En el sector el tema laboral es crítico, porque hay temporadas en que se necesita más mano de obra para cubrir una mayor producción, que en otras; y si nos quitan esos contratos, habría una estabilidad laboral absoluta que no podríamos mantener”. Debemos interpretar lo expresado por este representante de los empresarios textiles, que el contrato de trabajo a tiempo determinado, o contratos de trabajo temporales, significa la inexistencia de las organizaciones sindicales, de la negociación colectiva, del derecho de huelga y salarios dignos en el sector textil de la SNI. Contrario sensu, el contrato de trabajo a tiempo indetermi-

nado es un derecho que debe ser restituido al trabajador, para que pueda ejercer los derechos laborales que le otorga la Constitución. Restitución que puede hacerse mediante un dispositivo legal, dentro de los límites que establece la actual Constitución. La reactivación económica debe tener como sustento no solo garantizar que los empresarios vuelvan a producir invirtiendo en el país con ganancias moderadas, sino, también, limitar, legalmente, el uso de los contratos de trabajo a tiempo determinado, de los contratos civiles de servicios, de los contratos de tercerización; derogar el cese colectivo y la suspensión perfecta de labores. Esos actos de gobierno deberán ser los primeros actos de gobierno en materia laboral del presidente Castillo; debiendo tener en cuenta que muchos deberán pasar por el Congreso de la República, hoy controlado por una derecha ultrarreaccionaria. Por lo que la batalla en las calles deberá ser encabezada por la clase obrera y por los trabajadores en general, dentro de la gran batalla social por el cambio.


nacional

julio-agosto 2021

UNIDAD / 9

Presidenta del Congreso desestabiliza el país La derecha no entiende que perdió las elecciones y quiere gobernar desde el Congreso. Roberto de la Cruz 16 de agosto de 2021

L

a ultraderecha desarrolla una campaña sistemática de desestabilización contra el gobierno de izquierda, cuya estrategia es la vacancia del presidente Pedro Castillo, utilizando diversos medios. La presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, llama a un Consejo de Estado, colocándose al margen de la Ley. Sólo el presidente de la República puede convocar a un Consejo de Estado, ante una guerra o catástrofe nacional; así mismo, usan los medios de comunicación para difundir una supuesta crisis de inestabilidad. Sra. María del Carmen Alva, usted y los parlamentarios golpistas del fujimorismo y Renovación Popular son los que generan inestabilidad, obstruyendo al gobierno utilizando al Congreso, promoviendo un golpe de Estado, haciéndoles eco a los fascistas, que llaman a una guerra civil, hecho que repudiamos y condenamos. Ustedes perdieron las elecciones y pretenden imponer ministros de la ultraderecha que defienden los monopolios de 20 familias que dirigen la economía del país, que se niegan a pagar impuestos, se oponen a desarrollar el país mediante la industrialización, proponen ministros extractivistas

que solo favorecen la exportación de materias primas sin valor agregado; quieren ministros que promuevan la informalidad laboral, mediante trabajadores esclavos, sin derecho a la negociación colectiva, a la sindicalización. Promueven y proponen ministros corruptos aunque “roben pero hacen obra”. La ultraderecha exige la agenda de la oligarquía que llevó al desastre el país, son los que gobernaron mal durante decenas de años de vida republicana, mediante gobernantes aliados de las mafias del narcotráfico, con jueces corruptos, con partidos y empresas que han mantenido secuestradas a las principales instituciones del Perú para el saqueo de nuestros recursos naturales y la impunidad. En las recientes elecciones, el pueblo los ha identificado como los verdaderos enemigos del país que defienden a los oligarcas y a las castas del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), quienes se muestran indiferentes ante la especulación del aumento del precio del dólar que afecta a la economía popular, mantienen a 1227 personas vinculadas a la casta familiar de la oligarquía en el BCRP, que le cuesta al país 130 millones de soles al año, con sueldos dorados de los directivos de 41,600 soles. Mientras los trabajadores tienen un mísero sueldo de 930 soles men-

suales sin derechos laborales. La crisis que vivimos en el país no solo se refiere a un Estado estrangulado, ineficiente, corrupto y excluyente, sino es parte de la aplicación del modelo económico extractivista que legitima la explotación laboral en sus diversas formas y mantiene un Estado subsidiario secuestrado por la mafia golpista en el Congreso durante 30 años, que representa la oligarquía en el poder de los últimos decenios; gobernaron mal, sólo para sus bolsillos, de espaldas al pueblo El mensaje presidencial del 28 de julio y el mensaje del entonces canciller Héctor Béjar afirman el proyecto político de cambiar el modelo para que realmente sirva al bien común; gobernar escuchando al pueblo, no caer en la provocación de la división, del paralelismo. Las contradicciones se resuelven en el seno del pueblo. El problema no es la disputa gremial o partidaria. ES LA PATRIA ANTE TODO, es la mayoría del pueblo que apuesta por una nueva Constitución mediante Asamblea Constituyente, solución a las demandas postergadas. La derecha se unifica para enfrentarnos, atiza las contradicciones usando todos los instrumentos a su favor, marchas en las calles, efectúa plantones, campañas de difamación con el objetivo de “dividir para reinar”, vieja consigna de la de-

recha; para la izquierda, dividir es traicionar. No perder nunca de vista el identificar al enemigo común que sojuzga al pueblo durante décadas mediante la Constitución fujimorista de 1993; a partir de allí crearon leyes para rematar el patrimonio nacional; congelaron los sueldos; propiciaron el contrabando, el tráfico de armas; criminalizaron las protestas; judicializaron la política y encarcelaron a los líderes sociales, y reprimieron sin piedad a los trabajadores cuando llevaron a cabo huelgas y movilizaciones en defensa de sus derechos. Requerimos un Estado que recupere su rol estratégico para desarrollar la industria, la energía, y que asuma un papel gestor y regulador para poner fin al abuso de los excesos del alza de los precios de los alimentos, de la energía, del gas, y las altas tasas de interés impuestas por los monopolios. Necesitamos un Estado que recupere el pago de la deuda de los impuestos ante la SUNAT. Para ello, necesitamos la unidad del pueblo y sus organizaciones sociales y populares mediante el Frente Nacional por la Democracia y la Gobernabilidad como un instrumento estratégico para defender los cambios, para luchar contra la derecha golpista y para garantizar un gobierno Democrático y Popular del presidente Pedro Castillo.


10 / UNIDAD

política

julio-agosto 2021

La firmeza con que el sociólogo y fundador de Unidad Héctor Béjar ha defendido la verdad histórica es realmente digna. La campaña de la derecha por desestabilizar al Gobierno se mantiene vigente.

H

éctor Béjar, tal vez el mejor ministro de Relaciones Exteriores después de Raúl Porras Barrenechea, ha sido víctima de una campaña de demolición de la Marina y la derecha peruana, con vínculos en el Congreso de la República, que culminó con el pedido de renuncia que le hiciera el presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido.

Béjar, fundador y exdirector de Unidad, marcó la línea política internacional en su mensaje de asunción como ministro, con el impulso de UNASUR y CELAC, entre otros proyectos que se contraponían con la política de sujeción de Washington, y posteriormente, con el anunciado retiro del Perú del Grupo de Lima. En la práctica, había delineado

como política que el Perú y América latina ya no sería más el patio trasero del imperio estadounidense. Este sería el verdadero sentido de la campaña contra Béjar, donde se tomó como una excusa, entre otras, sus declaraciones sobre la Marina, siendo el congresista y militar en retiro Jorge Montoya quien terminara liderando esta cam-

paña, el mismo que planteó la antidemocrática idea de impulsar leyes para que “partidos comunistas” no participen en elecciones. La derecha acaba de ganar una batalla. Lamentamos que el Gobierno haya cedido a las presiones de la derecha, sobre todo cuando Héctor Béjar, como sociólogo y ciudadano, se ha remitido a la historia.


julio-agosto 2021

En el libro “La acción institucional de la Marina de Guerra del Perú”, editado con auspicio de la Marina, y presentado por Béjar en un medio de comunicación, figura el capítulo 11, el atentado contra el vicealmirante Guillermo Faura Gate: su “casa fue prácticamente volada la mitad con el peligro de que toda su familia, esposa y sus hijos sean víctimas de este atentado terrorista”, recuerda Béjar: “Soy simplemente fiel a la historia… Yo no estoy de acuerdo que con que determinada gente que tiene comportamientos delictivos se refugie en las instituciones”. El recuento de las acciones delictivas de militares entre 1974 y 1975 sería este: atentado contra las embajadas de la Unión Soviética y Cuba en el Perú; hundimiento de un barco pesquero cubano en la costa peruana; atentado con bombas contra otro barco pesquero soviético; disparos contra un auto donde viajaban los generales Edgardo Mercado Jarrín, Javier Tantaleán Panini y Guillermo Arbulú Galliani; atentado con bombas en Sears (renombrada como Saga); bombas en el parque de Miraflores, entre otros. Sobre Héctor Béjar se han propalado diversas mentiras. Él se defiende así sobre su captura por actos de sedición: “Fui enjuiciado por un Consejo de Guerra. Sobre mí los militares hicieron una investigación que duró cinco años. Al cabo de entonces, se estableció que no tenía nada que ver con ninguna muerte”. Quienes firmaron su amnistía fueron el general Francisco Morales Bermúdez, Luis Ernesto Vargas Caballero y Armando Artola Azcárate. “Yo jamás he asesinado a nadie y lo puedo demostrar. Eso ha sido investigado mil veces durante cinco años”, dice Béjar. Desde esta trinchera mostramos nuestra solidaridad con Héctor Béjar, el mejor cuadro que el gabinete Bellido acaba de perder.

política

UNIDAD / 11


12 / UNIDAD

julio-agosto 2021


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.