Page 1

CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 1

Cóncavo María García Ibáñez


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 2

Edita Galería Paula Alonso Texto Juan Cárdenas Entrevista Ana Robledillo Diseño Ana Robledillo

Este catálogo se termino de editar en Octubre de 2015 Paula Alonso Galería Lope de Vega, 29 28014. Madrid


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 3

Cóncavo María García Ibáñez

Texto Juan Cárdenas

www.galeriapaulaalonso.com

D>IBOF> M>RI> >ILKPL


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:31 P谩gina 4

Dibujo III. Serie C贸ncavo, 2015. Gouache sobre cartulina. 40x30 cm.

-4-


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 5

Juan Cárdenas

En la madriguera (Kafka revisitado)

—Veo que por fin has conseguido bajar. —No con la cautela apropiada, por lo visto. —Sé que llevas acechando mi madriguera desde hace semanas. Era cuestión de tiempo. —¿Y por qué no huiste? —¿Te haces una idea de lo mucho que me ha costado construir todo esto? Las galerías, los túneles, las cavidades, las falsas entradas, las trampas… mi vida entera. La construcción, además, no cesa nunca, es una labor permanente. —Tengo que reconocer que, mientras bajaba, pude admirar cierto ingenio en la hechura de este agujero, esos patrones de formas reiteradas que, además de soportar la estructura, ventilarla y quién sabe qué otras funciones, ofrecen a la vista un curioso espectáculo. —¿De veras? Nunca habría imaginado que aquello que llamas “formas” tuviera un aspecto digno de ser admirado. Somos ciegos, ya lo sabes. Si producimos belleza esto ocurre de manera involuntaria. —Lo sé. Tu mundo es el reino de las abstracciones. El mío, ahí afuera, es el mundo de la perspectiva, el mundo de los paisajes. Tu mundo es pobre. El mío es infinito. —Te equivocas. A pesar de nuestra ceguera, podemos producir imágenes mentales que tú jamás podrías percibir, condicionado como estás por las cosas que ves ahí afuera. —Es posible que tengas razón. Pero en el reparto que nos ha tocado en suerte a ti se te asignó ser la presa y a mí el depredador. Eso quiere decir que mis percepciones son

-5-


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 6

superiores a las tuyas. Estás hecho para que yo te coma. Dicho de otro modo, tus sentidos han de poseer un margen de error bastante amplio para que yo pueda alimentarme de ti. —Aquí abajo estamos casi en igualdad de condiciones. ¿O es que puedes verme con claridad? ¿Acaso esos olores que crees provenientes de una sección de esta galería no podrían ser una ilusión? ¿Y mi voz? ¿Sabes realmente dónde estoy? No, no lo sabes. —Concedo. No tengo una idea precisa de dónde te encuentras, veo algunas sombras… Sé que estamos en el mismo ámbito pero la verdad es que todo es muy oscuro aquí abajo. —Por supuesto, podrías lanzar tu ataque en cualquier momento y atraparme. O correr el riesgo de que yo escape por uno de los cientos de agujeros que he cavado para tal fin. —Lo sé. Estoy esperando el momento oportuno. —Esta galería es mi último recurso. Aquí se juega todo. Por eso te estaba esperando en este preciso lugar. —Eres más astuto de lo que pensaba. Admito que te he menospreciado. —No cometas ese error. Dedica unos instantes a pensar en esto, ahora que estás rodeado de tinieblas: ¿qué pasaría si ese mundo de ahí afuera, con sus paisajes interminables y sus horizontes, fuera una mera derivación lógica de mi reducido mundo de estructuras? —¿Quieres decir que mi mundo es un espejismo de los sentidos? No conseguirás hacerme entrar en ese juego, por mucha oscuridad que haya aquí abajo. —No, no digo que sea un espejismo. Digo que tu mundo visible, si pudieras mirarlo muy de cerca, a través de algún aparato, estaría hecho con las “formas” de mi mundo invisible. Digo que mis imágenes mentales son los fundamentos de tus visiones. Digo que mi tacto es anterior a tu vista.

-6-


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 7

—Creo sencillamente que vivimos en mundos paralelos. Lo único que une esos dos mundos es un vínculo alimenticio. Tú mueres y yo vivo. —Es una manera cínica de ver las cosas. —Es la manera real. Así es la vida. —Creo que tienes miedo de considerar la idea que te he planteado. —Aquí el único que tiene miedo eres tú. —Yo tengo miedo de morir, pero no temo considerar ninguna idea que puedas plantearme. Prueba y verás. —Considera esto: tu mundo está condenado. Yo soy solo una avanzadilla, un humilde pionero de algo mucho más destructivo que mi apetito. Detrás de mí viene una jauría y detrás de esa jauría viene otra y otra, animales cada vez más grandes, con peores intenciones. Pronto no quedará nada de tus dichosas estructuras, que serán arrasadas como consecuencia del avance inexorable de las huestes. —Confieso que no había pensado en eso. ¿Hay depredadores peores que tú? —¡Ja! Por supuesto. De hecho, yo soy solo una pequeña presa para muchos de ellos. A ti ni siquiera te determinarían. Eres demasiado insignificante. Yo al menos tengo una importancia relativa ahí afuera. —Pero, como tú dices, ¿no sería posible sobrevivir por el mero hecho de que me ignoraran? Esas huestes terribles de las que hablas podrían pasar por encima de mi madriguera, sin percatarse de mi existencia. —La política de estos tiempos demanda que se arrase con todo. No ha de quedar nada. —Bien, hemos explorado a fondo la idea que planteaste y en ningún momento tuve miedo de extraer las consecuencias más desfavorables para mí. —También debo concederte eso. —Es tu turno. —¿De qué?

-7-


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:31 P谩gina 8

-8-


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 9

Agujero I y II, 2015. Díptico. Gouache sobre papel Arches. 112x163 cm.

-9-


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 10

—No te hagas el tonto. Es tu turno de considerar mi idea. Y es que en el principio estaba mi tacto, mis imágenes mentales… —Ah, esa tontería. —Tienes miedo. —De ningún modo. Exploremos la idea. ¿Y qué hay con eso? ¿Acaso no sabes que existe algo que se llama progreso? Unas especies son superiores a otras. Eso quiere decir que mi desarrollo sensorial incluye tus toscas habilidades. —Pero antes has admitido que no puedes producir imágenes mentales como las que yo me hago aquí en la oscuridad. —…cierto. —Y también has admitido tus limitaciones aquí abajo y, por si fuera poco, has admirado mis “formas”, en las que has reconocido incluso algo de belleza. —De acuerdo, pero ve al grano. —Bien, ahora considera esto: dentro de tu cuerpo, si mirases por debajo de tu piel, descendiendo una capa y luego otra capa y otra, ¿qué encontrarías? —Mis entrañas, mis huesos… —Pues yo sostengo que los principios que rigen la conformación de tus huesos y tus entrañas son los mismos que rigen en la conformación de mis huesos y de mis entrañas. Las estructuras básicas son las mismas. Y si pudieras mirar a través de un aparato especial hasta llegar adonde ni siquiera tu poderosa vista alcanza, ¿qué verías? —No lo sé. No puedo ni imaginarlo. —Yo te lo diré. Verías ahí un mundo microscópico hecho con arreglo a mis formas, a mis imágenes mentales. —Es posible… —Y también es posible que esos temibles depredadores que vendrán después de ti, debajo de sus pellejos, debajo de su aspecto exterior, en lo profundo de sus cuerpos, sus tendones, venas, nervios, cerebros, fluidos vitales…

- 10 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 11

—Es posible, no digo que no. ¿Y qué hay con eso? —Que primero estaban las formas elementales en las que yo me muevo sin necesidad de mirar. Solo con mi tacto y mi olfato. ¿Te has puesto a pensar qué será del mundo cuando las huestes hayan arrasado con todo? ¿Quién prevalecerá? ¿De qué van a vivir? ¿Alimentándose unos de otros hasta que, incluso la especie más fuerte, se extinga? —Es una idea desoladora, sin duda. Que no quede nada… —También cabe la posibilidad de que la cadena sea infinita. Que siempre surja una especie más fuerte que la anterior… —Bien, basta de cháchara. ¡A lo que vinimos! (Se escucha un ruido estremecedor, el sonido y la furia de la lucha y la agonía.) —Este pobre diablo pensaba que podría distraerme todo el día con su filosofía subterránea. Creo que los hechos se imponen una vez más a cualquier tesis, la práctica a la teoría, lo real a lo imaginario. (Durante unos minutos solo se escuchan las masticaciones, los babeos, el crac—crac del cuerpo descoyuntado de la presa.) —He comido demasiado. Si no estuviera tan oscuro quizás me echaría a dormir un rato. Tampoco es seguro permanecer mucho tiempo en este sitio. Mi tarea consiste en dejar deshabitadas la mayor cantidad de madrigueras posible. Será mejor no pensar demasiado y salir otra vez ahí afuera. Quizás, con algo de suerte, mi especie prospere utilizando estas galerías como refugio temporal. Entrando y saliendo. Habrá que probar. Eso exigirá sacrificios, cambios drásticos. Pero los demás vienen pisándome los talones. En pocos días llegarán aquí y entonces habrá que estar preparados. Tal vez debería permanecer unas horas aquí abajo, a ver si es posible acostumbrarse. Tal vez debería observar el modo en que este pobre diablo construía sus túneles. Cuando no quede ninguno, su ciencia habrá desaparecido con ellos.

- 11 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:31 P谩gina 12

- 12 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:31 P谩gina 13

Cestas. Serie C贸ncavo, 2015. Grafito y acuarela sobre cartulina. 41x31 cm. Mosaico formado por 9 dibujos.

- 13 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:31 P谩gina 14

- 14 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 15

Entrevista a María García Ibáñez por Ana Robledillo

- 15 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 16

¿Por qué Cóncavo? Cóncavo es una excavación en el territorio, una cata en el suelo, un contenedor. El conjunto de piezas que presento en la galería son una consecuencia casi inevitable del trabajo iniciado en mi anterior exposición Arada, y posiblemente una segundo “capítulo” dentro de un proyecto más amplio, aunque curiosamente algunas de ellas estaban ya planificadas desde hace tiempo, así que creo que en Cóncavo se concentran muchos de mis intereses, como una síntesis.

- 16 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:31 Página 17

Pag. 14-15: Cóncavo, 2015. Mural de cerámica. Medidas variables. Sin título. Serie Cóncavo, 2015. Videoinstalación 4´40. Edición 3. Vista de sala en galería Paula Alonso. Madrid.

- 17 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:31 P谩gina 18

- 18 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 19

Vista de sala. Cóncavo de María García Ibáñez. Galería Paula Alonso. Madrid. Septiembre 2015

- 19 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 20

¿Cómo ha evolucionado tu trabajo desde tu anterior exposición Arada? En Cóncavo se evidencia una propensión hacia la geometría hasta ahora inusual en tu obra donde habían predominado las formas orgánicas. Todo surge a partir de la figura del petate, una alfombra centroamericana de palma tejida a mano que se pliega en sí misma, se enrolla y se usa para protegerse de la inclemencia del suelo, para comer, para parir y, en otro tiempo, como sudario al morir. En Arada, que significa la cantidad de terreno que puede arar un hombre en un día de trabajo, utilicé este elemento cotidiano considerándolo la unidad mínima de una posible vivienda nómada imaginable, de “posesión” de la tierra, reducida al máximo, a la propia escala humana. En Cóncavo esta dimensión se proyecta en el suelo y se abre hacia el plano tridimensional, se hunde tomando la forma esquemática de la excavación, de una cata en una superficie figurada, por medio de una geometría sintética, concreta, dejando a la vista un subsuelo que muestra los horizontes geológicos, los estratos acumulados de un terreno seccionado.

Petate, 2015. De la serie Arada. Molde de cemento blanco. 120x70 cm.

- 20 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 21

- 21 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 22

El dibujo es una parte esencial en tu investigación plástica. La línea -que determina tu dibujo- se transmuta, crece, se contrae, se evidencia y se esconde con cada nuevo proyecto. Pero no sólo eso, a través de ella el dibujo se expande a otros materiales. El dibujo es fundamental, la base de todo mi trabajo . A partir de él se articulan todos los proyectos, no sólo en el sentido de abocetar o planificar desde el papel. Para mi lo natural es que las ideas se vayan solidificando a partir de mis dibujos desorientados, desde un plano digamos casi lúdico que luego va cobrando un sentido. John Berger resume este primer acercamiento al dibujo con palabras muy sencillas “Para el artista dibujar es descubrir. Y no se trata de una frase bonita; es literalmente cierto. Es el acto mismo de dibujar lo que fuerza al artista a mirar el objeto que tiene delante, a diseccionarlo y volverlo a unir en su imaginación, o , si dibuja de memoria, lo que fuerza a ahondar en ella, hasta encontrar el contenido de su propio almacén de observaciones pasadas”. En Arada el dibujo y el tejido se vinculaban con la tierra por la demarcación del petate como una línea trazada en el suelo, resultando un límite y también una huella. En algunos casos utilicé métodos de captura similares a los utilizados en arqueología, como el frottage o los moldes directos, que permiten obtener las impresiones de la forma y paso del tiempo. También llevé a cabo dibujos a lápiz, acuarela y gouache; dibujos laboriosos realizados con lentitud, en algunos de ellos su construcción acumulativa se asemeja, a la de la elaboración de los tejidos en un telar. Sin embargo, la propuesta en Cóncavo es claramente geométrica y se tratan los conceptos del tiempo y el espacio de una manera más sintética y a la vez más profunda.

- 22 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 23

Telar. Serie C贸ncavo, 2015. Lana, telar artesano. 244x61 cm.

- 23 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 24

Como mencionas, en el conjunto de la exposición coexisten distintos materiales, pero en realidad la muestra es exclusivamente de dibujo aunque no en todos los casos el soporte sea el papel. En la pieza textil por ejemplo, confeccionada con lana negra en un telar horizontal, pretendía que la fuerza del dibujo superara a la textura del material, para que la percepción de la forma se anticipase sobre el tiempo y la manufactura.

Es curioso como incorporas al dibujo elementos procedentes de lo tradicional como la cerámica o el textil. Sí, me interesan mucho los procesos artesanales y desde hace tiempo utilizo la cerámica, un mundo fascinante en muchos sentidos con un componente ancestral y telúrico inherente, que le otorga un valor único. Es sorprendente que un material como el barro, después de manipularlo, termine siendo una piedra gracias al fuego. Es como si lográramos acelerar una transformación natural de miles de años. Este sentido de solidez y de perpetuidad, me resulta cautivador. Respecto a las técnicas textiles he tenido muchas oportunidades de trabajar con ellas, pero hasta ahora no encontraba una propuesta coherente para utilizarlas, que no se quedase en un mero diseño para telar. Sin embargo, en esta ocasión el diálogo mantenido entre el concepto, el dibujo y el método están equilibrados, ninguno alza la voz sobre el otro, y en ello radica que sea una de las piezas más rotundas de la exposición.

- 24 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 25

Sin título. De la serie Arada, 2015. Gouache y acuarela sobre papel. 109x72 cm.

- 25 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 26

Decía Giusepe Penone que cuando la mano se hunde para extraer la tierra, se crea un vacío donde la mano ha pasado: la tierra se mezcla, la escultura toma forma. El vacío de la carne se transforma en tierra. ¿Cuál es tu relación con lo escultórico? Durante el proceso de producción me aconsejaron un libro que me resultó revelador, Ser Cráneo de Georges Didi-Huberman, que desarrolla la idea de la escultura a partir del hueco, de la cavidad. Cada uno de los ensayos que componen la obra reflexiona en torno al volumen como algo casi táctil, impreciso y orgánico al mismo tiempo. La mayoría de las piezas tienen un fuerte carácter escultórico, hasta podrían ser propuestas de a futuras formas tridimensionales, pero quise mantenerme ahí y reflexionar a partir de lo gráfico. En Cóncavo hay oquedades, formas reversibles que son a veces vacío y otras relleno, como ocurre en el díptico Agujeros, dibujos que son a veces hoyos, a veces formas, que encajan unos dentro de los otros. La serie de dibujos a lápiz Cestas aborda el volumen de una manera muy diferente, representa un muestrario de las distintas formas de cómo se comienza y se finaliza el tejido de unas cestas, elaboradas de palma, que pasarán a convertirse en contenedores.

- 26 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaciรณn 1 22/10/2015 16:32 Pรกgina 27

De la serie Tierras continuas, 2014. Cerรกmica y vidriado. 18x12cm aprox. c/u

- 27 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 28

- 28 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaciรณn 1 22/10/2015 16:32 Pรกgina 29

Pag. 26: De la serie Variaciones de un hexรกgono, 2014. Planchas de vidrio entintadas. 300x200 cm. De la serie Variaciones de un hexรกgono, 2014. Varillas de vidrio soldadas. 160x100cm aprox.

- 29 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 30

Hay algo muy humano en el agujero que nos presentas en Cóncavo. En tu obra hay ausencia de la forma humana sin embargo todo nos alude a ella. Es como si su no-presencia determinase un diálogo invisible entre el espectador y las obras. Es cierto, hay una ausencia de la forma humana, pero todo remite al hombre. De una u otra manera, en toda mi obra, siempre está presente, aunque sea desde lejos, porque al final es el punto de referencia sobre el que todo gira. En este sentido el texto que Juan Cárdenas realizó para la muestra En la madriguera. Kafka revisitado ha sido muy acertado. A pesar de que mi obra no tiene nada de kafkaniana, ni de psicológica, decidió utilizar dos personajes que dialogan para aproximarse a ella, con una narración, un cuento con un principio y un final que creo que complementa ese el vacío de lo “humano” desde la literatura. Al leerlo, reconocí en seguida la ficción de ese hombre-topo que anda excavando túneles, huyendo de quién sabe qué y de quién sabe quién. En su momento tomé algunas notas , es un cuento profundo, angustiante e inacabado, del que curiosamente nunca hablamos, y ahora me lo vuelvo a encontrar, cargado de un sentido nuevo.

- 30 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 31

De la serie Apuntes para una madriguera (edici贸n 1), 2013. 500 ladrillos industriales vidriados. Medidas variables.

- 31 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 32

¿Qué significa para ti “pertenecer”? El concepto de pertenencia en tu obra es clave junto al de origen y territorio. Llevo muchos años fuera de mi país, yendo y viniendo, lo que inevitablemente me ha hecho pensar en torno a la idea del desplazamiento, de la migración y del origen. La pertenencia, la apropiación de un lugar se construye, sucede, pero en ese recorrido se desvela también la procedencia y ese es para mi un gran punto de inflexión, porque en ese momento surge necesariamente una búsqueda de ubicación, de referentes, no sólo sociales o históricos, sino otros más elementales o primarios, relacionados con el cuerpo, con la escala, con el paisaje, con la composición de las estructuras orgánicas. Al final se trata de intento por comprender donde estoy, dentro de un movimiento. Me gusta el término que utiliza Nicolás Bourriaud en su libro Radicante, que son un tipo de plantas cuyas de múltiples raíces se desplazan y adaptan según el tipo de suelo que habitan, unas raíces móviles. En su ensayo utiliza la metáfora del Radicante para referirse al arte y a los artistas contemporáneos, el individuo radicante puede alejarse de sus raíces y adaptarse de nuevo “no existe un origen único, sino arraigamientos sucesivos, simultáneos o cruzados” de manera que la identidad propia se desplaza y se trasplanta en nuevos suelos, aceptando una transformación natural y continuada. Al margen de las cuestiones particulares que trata, me resulta una imagen muy clara para explicar lo que mencionaba anteriormente.

- 32 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 33

Serie Tierras continuas, 2014. Impresi贸n digital y collage tela. 70x50 cm. Serie de 10 dibujos.

- 33 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaciรณn 1 22/10/2015 16:32 Pรกgina 34

Serie Tierras continuas, 2014. Tela recortada a lรกser. 170x160 cm

- 34 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaciรณn 1 22/10/2015 16:32 Pรกgina 35

Serie Tierras continuas, 2014. Tela recortada a lรกser. 120x110 cm

- 35 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 36

Paisaje, mapas, naturaleza, cuerpo… ¿Por qué esa necesidad de cartografiar? Cartografiar se ha convertido en ocasiones en un método de trabajo, que me sirve para orientarme, buscar puntos de anclaje y organizar así el entorno. Se trata de lanzar ondas, como hacen los murciélagos, que rebotan contra objetos y devuelven datos que se van almacenando y que posteriormente, más tarde o más temprano, encuentran sus propias conexiones. La escala es fundamental para hacer un mapa, pensando en ese “almacén de conexiones” me interesa mucho pensar en ellas como una forma de contraponer o acercar realidades, por ejemplo, en el proyecto Huesos/Piedras/Flores utilicé láminas de clásicas de la historia de la anatomía, en las que aislaba partes y después de intervenirlas con acuarela o lápices se convertían en una especie de paisaje, de manera que el cuerpo y la naturaleza invertían sus proporciones y un corte histológico se asemejaba al de un terreno que muestra sus capas estatigráficas. En Micrographia, en cambio, me basé directamente en el libro homónimo que el científico Robert Hooke escribió en 1665, un compendio de ilustraciones de las primeras observaciones microscópicas y telescópicas, donde por primera vez se menciona la palabra “célula”. Entre otras muchas cosas, me hizo pensar en la repercusión que debieron tener esos descubrimientos, cómo debieron explosionar el sentido mismo de escala, de la medida humana en el planeta. Finalmente creo que esa necesidad de cartografiar que comentas es sencillamente la necesidad de comprender, de saciar la curiosidad por las cosas, que es lo que da sentido al trabajo que hago y lo que alimenta la emoción de seguir investigando.

- 36 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 37

Inmóviles, 2012. Cerámica vidriada, policromía y oro. 80x15 cm aprox.

- 37 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 38

- 38 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 39

De la serie Huesos/Piedras/Flores (2,6), 2011. Impresi贸n digital intervenida con acuarela sobre papel. 70x50 cm.

- 39 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 40

Si tuvieses que elegir entre la experiencia y la intuición del artista cual sería tu respuesta. Pensamiento versus forma. No tiene sentido para mi elegir entre ambos, no confío en la experiencia carente de intuición, ni en la intuición sin experiencia; creo que ambos conceptos se deben alimentar el uno del otro para crecer, o por lo menos así debería ser la mayor parte del tiempo.

- 40 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaciรณn 1 22/10/2015 16:32 Pรกgina 41

De la serie Micrographia, 2013. Lรกpiz de color sobre papel cortado a lรกser. 100x50 cm

- 41 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaciรณn 1 22/10/2015 16:32 Pรกgina 42

De la serie Micrographia, 2013. Cerรกmica vidriada, 280x200 cm aprox.

- 42 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaciรณn 1 22/10/2015 16:32 Pรกgina 43

De la serie Micrographia, 2013. Papel cortado a lรกser. 150x90 cm.

- 43 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 44

De la serie Apuntes para una madriguera (edici贸n 3), 2014. 500 ladrillos industriales vidriados. Medidas variables.

- 44 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetación 1 22/10/2015 16:32 Página 45

María García Ibañez Madrid, 1978. Vive entre México y Madrid. Ha participado en distintos proyectos culturales y expuesto de forma colectiva e individual, entre los últimos destacan: Arada (Individual en Guijarro de Pablo, México, 2015), Fühlst du nicht an meinen liedern dass ich eins und doppelt bin (Colectiva en Galeria Peter Kilchmann, Suiza, 2015), Tierras Continuas (Individual en AJG Gallery, Sevilla, 2014), The prehistory of the Image (STUK Center, Bélgica, 2014), Recollective (Galeria Puerta Roja, Hong Kong, 2014), Ruta Mística (Museo MARCO, Monterrey, México, 2013) Micrographia (Individual en Puerta Roja & Cat Street Gallery. Hong Kong, 2013), Apuntes para una madriguera (Individual en Miscelánea, México DF, 2012). Ha obtenido distintas becas y ayudas para la producción de sus proyectos como la C12 (Secretaria de Cultura de Oaxaca, México), Ayuda para creadores en el extranjero (Ministerio de Cultura, España, 2012), Beca para producción C11(Oaxaca, México, 2011), Residencia para creadores de Iberoamérica en México (AECID, CONACULTA, FONCA, 2009), la beca de movilidad para creadores (Matadero, Centro de arte, Madrid, 2008) y la beca internacional para artistas del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Juan Cárdenas. Nació en Popayán, Colombia, en 1978. Es uno de los jóvenes escritores latinoamericanos con más proyección de momento. Autor del libro de relatos Carreras delictivas (2008) y de la novela corta Zumbido (2010), ha traducido a autores como William Faulkner, Gordon Lish, Muriel Spark, Norman Mailer, Nathaniel Hawthorne, Thomas Wolfe, Eça de Queirós o Machado de Assis. Entre 2008 y 2010 gozó de una beca de creación en la prestigiosa Residencia de Estudiantes de Madrid. En 2013 publicó en Periférica su primera novela extensa, Los estratos, que fue recibida con elogios por la crítica de España y América y obtuvo en 2014 el Premio Otras Voces, Otros Ámbitos a la mejor novela de culto (escrita en castellano y publicada en España el año anterior). Acaba de publicar su última novela Ornamento en la editorial Periférica. Juan Cárdenas vive actualmente entre Colombia y Ecuador.

- 45 -


CONCAVO_MARIA GARCIA_Maquetaci贸n 1 22/10/2015 16:32 P谩gina 46

D>IBOF> M>RI> >ILKPL

Profile for Paula Alonso Galería

Cóncavo de María García Ibáñez  

La galería Paula Alonso presenta la exposición individual “Cóncavo” de la artista María García Ibáñez. En esta ocasión, hemos contado con la...

Cóncavo de María García Ibáñez  

La galería Paula Alonso presenta la exposición individual “Cóncavo” de la artista María García Ibáñez. En esta ocasión, hemos contado con la...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded