Page 1

SOLEMNIDAD DE SAN JOSE TERCER DIA DE TRIDUO DE LA COFRADÍA DE LA COLUMNA AÑO B D. MARIANO CABEZA PERALTA PARROQUIA EL SALVADOR DE BAEZA Queridos hermanos, Celebramos en este día la Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María, patrón de la Iglesia, de los seminarios, de las vocaciones de aquellos que se preparan para el sacerdocio, protector junto a la Virgen María de las familias e intercesor de los agonizantes. Con esta fiesta concluimos el triduo preparatorio a la Semana Santa en nuestra Cofradía de la Columna. Hoy la Iglesia nos invita a mirar a la figura de San José porque se nos propone como modelo de fe y aceptación de la voluntad de Dios. En el plan de salvación trazado por Dios Padre y consumado en Jesucristo, el género humano coopera con libertad y asentimiento movido por la fe en Dios que lo llena de confianza en Aquel que todo lo puede. San José también tiene su lugar y su papel. Dios lo llama para ser cooperador en la encarnación de su Hijo. Tendrá la misión de darle status legal a Jesús: “tú le pondrás por nombre Jesús”.


Era el padre el que tenía que inscribir a su hijo y José además era descendiente de la familia del rey David a quien Dios le prometió un rey para siempre. José acepta al hijo de Dios como hijo propio y cumple así la promesa de Dios, que el Mesías sería de la familia de David y que nacería en Belén de Judá donde fue inscrito en el censo por José. No quedaría reducida su misión a este aspecto jurídico y formal. Ahora, junto a la Virgen María, habría que educar al niño en todas las dimensiones de la vida. Primeramente en la fe de su pueblo y así cumplen con todo lo mandado. El niño sería circuncidado a los ocho días y participaría anualmente en la fiesta de la Pascua, peregrinando al templo de Jerusalén con sus padres y sus parientes. Educarlo en el trabajo y la responsabilidad. Según las fuentes apócrifas, San José era carpintero y es posible que participase en trabajos artesanales en la cercana y próspera ciudad de Séforis. Jesús ayudaría en el trabajo familiar haciéndose uno de tantos. Hasta que comienza su vida pública y desde las últimas noticias que nos deja el evangelio sobre Jesús, con doce años, estaría bajo la autoridad de sus padres, viviendo el misterio de la encarnación y preparándose para consumar la salvación del género humano. Lo admirable de San José es que sus miedos, sus dudas, lo que le dictaba la razón no fue más fuerte que la fe. El evangelio de San Mateo ha dejado entrever esta realidad humana de José: “era un hombre bueno y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto”. Pero Dios no abandona al hombre en sus debilidades, en sus limitaciones. Rápidamente la presencia de Dios por medio del ángel ilumina el pensamiento de José desde la fe, cambiando completamente su decisión.


Modelo de fe como tantos en la historia de la salvación, por esa fe se lanza al vacío con la plena confianza de que es cosa de Dios y Dios no permite caer al justo. Motivo más que suficiente para ser el patrón de la Iglesia y de los seminarios. El que es llamado por Dios al sacerdocio ministerial también se le pide la fe. Seguir a Cristo sirviendo por completo a la Iglesia y al mundo en el nombre del Señor. Una aventura hoy, donde se quieren tantas seguridades, donde se potencia tampoco el sacrificio y la donación generosa. Llamada de Dios, fe profunda, confianza en la providencia de Dios, y ponerse a caminar para seguir escribiendo el nombre de Jesús, Dios salvador por el mundo entero. El lema de este año es Pasión por el Evangelio. Pasión en dos sentidos. Enamorados de Cristo y del Evangelio, apasionados por su palabra, seducidos por el Señor para así poder ser enviados. Pero también pasión, como la de Cristo, tomando la cruz cada día, ofreciendo la vida por los demás, abrazados a la cruz, y consumiendo la vida como una vela para dar luz y calor a los demás olvidándose de uno mismo. Como veis una identificación total y plena con el Señor. Pues pidamos en este último día de Triduo por intercesión de San José, por intercesión de la Virgen de la Lágrimas que surjan muchas vocaciones en nuestra Iglesia diocesana de Jaén y que Dios bendiga esta parroquia de El Salvador con jóvenes que tengan pasión por el Evangelio. Que así sea.


SOLEMNIDAD DE SAN JOSE 2012  

Homilia con motivo de la solemnidad de San Jose y tercer dia de triduo de la cofradia de la Columna

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you