Issuu on Google+

II PROYECTOS DE ARQUITECTURA ARCHITECTURE PROJECTS UNA CONVERSACION CON

PABLO ROJAS Bテ傍TNER

SIN- TITULO ZINE MMXIV


PROYECTOS DE ARQUITECTURA ARCHITECTURE PROJECTS


En esta serie de entrevistas con jóvenes arquitectos y oficinas de arquitectura se discutirá sobre la formación profesional, las ideas, las oportunidades laborales y como estas posibilitan u obstaculizan eventuales caminos para desarrollar proyectos de arquitectura. A través de las conversaciones aquí transcritas se busca descubrir y poner en valor aquellos aspectos y decisiones que cada arquitecto considera relevantes a la hora de llevar a puerto una idea de proyecto o un encargo de arquitectura. Estas entrevistas no pretenden en ningún caso ser un censo, ni una muestra respecto a una cultura arquitectónica específica. Tampoco serán acompañadas de ilustraciones o dibujos.

In this series of interviews we will discuss the ideas, education and opportunities young architects and architectural practices have within the local milieu. Through the interviews we seek to discover what aspects are most valued while making decisions to make ends meet regarding their own architecture projects and ideas. This interviews should not be considered as representative samples regarding a specific archietcture culture. Nor will they have drawings or illustrations.


PABLO ROJAS Bテ傍TNER


Entrevista realizada en café Gabriela, GAM. Santiago.

Pablo ¿Dónde estudiaste arquitectura? En la Universidad de Chile.

¿En qué año ingresaste? Entré en el 2008 y salí el 2014.

¿Por qué arquitectura? La verdad siempre lo quise, pero nunca tuve claro el porqué. Me he hecho esa pregunta y nunca lo supe. Nadie en mi familia es arquitecto, no tengo tampoco familiares asociados al mundo del arte, vengo de una familia tradicional de clase media, no sé muy bien porque me llamó la atención pero siempre tuve esa inquietud, tampoco tenía idea que consistía estudiar arquitectura. La verdad es que no tengo ninguna razón y eso es lo más raro. Es algo bien extraño.

¿Tenías alguna noción de como sería el proceso formativo? Me esperaba una formación que tuviese énfasis en la parte visual, en el dibujo, creo que nunca me interesó mucho estudiar una carrera que tuviese un fuerte énfasis técnico. Y cuando llegué a la Universidad de Chile me di cuenta que tenían un enfoque bastante técnico, una alta carga académica en ramos matemáticos; estructura, física. Mi motivación fue acercarme a la parte del dibujo, a

la parte creativa, creo que mi mayor motivación por la arquitectura es esa. El proceso creativo es algo que me interesa desarrollar. Creo que por eso las cosas que hago se van moviendo en un amplio espectro a medida que los proyectos me van motivando, no siempre es sólo arquitectura, constantemente me voy pasando al diseño de objetos, la docencia, la fotografía, en donde por ejemplo, desarrollo un zine. En general a medida que se van posibilitando cosas que estén en esa orbita las hago, siempre que tengan que ver con la parte creativa. Me encanta el arte, las instalaciones. El desafío creativo en general.

De tu formación ¿Cuáles de las herramientas que te entregaron se volvieron relevantes? La verdad es que los cursos que más herramientas me entregaron fueron los cursos que no tenían que ver directamente con arquitectura. En mi facultad, los profesores están un poco desactualizados, se quedaron estancados en la arquitectura más clásica del periodo moderno. Por eso los cursos que más me interesaron eran los que no se relacionaban directamente con arquitectura. Los cursos de estética y filosofía me iluminaron respecto a ciertas ideas en las que venía pensando. Cursos sobre Latinoamérica que siempre ha sido un tema de mi interés. Estos cursos eran optativos, denominados como cursos de formación general. Los talleres que en un principio te mantienen motiva-


do después se vuelven monótonos, creo que llega una etapa en la que se “deja de aprender”. Con el proyecto de título creo que pasa un poco lo mismo, es una etapa más, pero siento que a esa altura ya había dejado de aprender.

Respecto al tema del encargo ¿Cuales son las variables que consideras para poder resolverlo?

Los cursos teóricos de alguna forma son los que me dieron una base sobre la cual potenciar mis intereses, le dieron coherencia a las cosas que hago, ahora los transformo en un pie forzado para abordar un proyecto.

Personalmente trato de enfocarme en el vínculo con el cliente, trato de desarrollarlo de la mano con él. Como arquitecto me interesa desarrollar proyectos que esten muy ligados con la parte afectiva del cliente.

¿Cuáles son las diferencias entre lo que esperábas del mundo laboral y como este resultó ser? Lo más difícil del mundo laboral en mi caso fue el sentirse incapaz de manejar mis tiempos. Cuando eres independiente el tiempo disponible depende de la velocidad con la que eres capaz de hacer aparecer buenas ideas.

Siempre está el presupuesto, el cliente, los tiempos de ejecución de una obra, etc.

Siempre existe una expectativa de su parte respecto al resultado de una obra, de una cierta esperanza en lo que quiere como resultado final. Hay un vínculo emotivo muy fuerte en la obra, las personas van a pasar mucho tiempo en ella, sea una casa, una oficina o lo que sea. Por lo mismo me importa saber como el usuario quiere percibirla, más allá del programa, los recintos o los presupuestos. Lo relevante es ese vínculo sensible, lo que se puede desprender de una interacción con el cliente en esos términos.

Cuando trabajas en una oficina entras directo al proyecto; es un proceso mecánico, se resuelve todo en un par de semanas hay que tener una pronta respuesta. Se inhibe el proceso creativo, se suprime por esta cosa media ingenieril, en donde uno básicamente pasa a un proceso mecánico, en donde no se tiene mucha opinión dentro del proyecto, por lo mismo terminas no involucrándote mucho en él.

Me importa establecer esa conexión entre la obra y la historia del cliente, y para eso es necesario conocer al cliente lo mejor posible.

Debido a ese trajín trato de hacer las cosas de manera independiente y así poder involucrarme en la carga creativa del proceso de proyectar arquitectura.

Entiendo que es muchas veces un tema difícil de abordar.

No me gusta mucho trabajar en oficinas, me gusta manejar mis tiempos, si tengo que tomarme más tiempo en algo, prefiero tener la libertad de poder hacerlo.

Dentro del ejercicio profesional ¿Cómo entiendes el tema de la ética en arquitectura?

Quizás porque soy joven aún y tengo menos compromisos, pero creo que el tener que subsistir, el tener que ‘‘comer’’, no puede ser una excusa para aceptar desa rrollar cualquier encargo.


Quiero ser radical en ese sentido y ojalá poder decir no cada vez que el proyecto no comulgue con mis valores.

¿Has tenido que decir no? Me ha tocado rechazar proyectos pero no por temas éticos o por estar reñido con la finalidad del proyecto, sino porque los tiempos de desarrollo han sido muy largos. A veces un cliente quiere hacer algo y pasan meses y no se puede avanzar en el proyecto debido a que el cliente no tiene el tiempo suficiente para involucrarse, en esos casos he tenido que decir no. Hay ciertos tiempos que se tienen que respetar porque después, más adelante, se tiene que hacer todo a la rápida y bajo mucha presión. Cuando el cliente no está 100% decidido a involucrarse, prefiero decir que no. Cuando hay temas exteriores a la arquitectura que empiezan a enredarla y el proyecto se diluye, creo que en esos casos es sano no hacerlo.

¿Por qué el tiempo es tan importante en el desarrollo de un proyecto? No es una constante, pero a veces lo que uno busca del proyecto y lo que el cliente quiere no siempre están en un mismo plano, entonces se necesita establecer una conexión entre el cliente, tú y el encargo. Eso requiere correcciones, desarrollar algo va rias veces, hasta hacer aparecer un punto en común. Es importante poder hacer todos los tiros fallidos al principio, lo antes posible, para poder entrar luego en la parte dura del proyecto. Si fuese sólo por hacer

arquitectura del modo más eficiente posible, buscaría una manera de serializar el trabajo y dar siempre una respuesta común, pero es algo que no me interesa.

¿Dónde proyectas tu arquitectura a futuro? ¿Qué te gustaría desarrollar como arquitecto? Ahora estoy haciendo 3 cosas distintas. Estoy haciendo unas oficinas de odontología en Talca, que es un proyecto chico, algo así como un proyecto de interiorismo. Estoy también siendo co-autor de un libro de historia sobre el Alto Cachapoal, abordando fuertemente el caso de Coya. Es un libro que tiene una componente fotográfica, con énfasis en la arquitectura y en paisaje. Trata de estos lugares abandonados que tuvieron un boom minero. Temas que son poco vistos en la zona del valle central y que no están bien documentados. Espero más adelante postular a un Fondecyt y seguir con otras locaciones con el mismo interés. Lo último es un proyecto autofinanciado con el objetivo de saciar esa hambre creativa, este es un comedor en una comunidad rural que lo estoy financiando yo y que espero pueda ser completado a final de año. No pretendo enriquecerme con la arquitectura, no quiero que suene como algo heroico, pero mi verdadero interés está en la parte creativa, si me pagan por eso bien. Si lo puedo autofinanciar, también bien. Esa posibilidad de autogestión libera de cierta forma a la profesión, el no tener que tenerla siempre sujeta a


intereses económicos. Otra de las cosas que me interesa poder desarrollar es la parte académica. El poder participar como ayudante en la Universidad de Chile, me ayuda a alimentar la parte creativa, la frescura de las ideas de los estudiantes ayuda a poder volver a mirar las cosas, ahora desde otros puntos de vista.

Cerrando esta conversación, ¿Qué referentes tienes? ¿Qué arquitectos están haciendo cosas que crees que hay que seguir? En general cuando busco referencias, a pesar de que veo mucha arquitectura, no voy directo sobre esta, por lo general voy a la historia o a la filosofía. Me gusta el discurso de los filósofios postcolonialistas, personas como Enrique Dussel, Rodolfo Kusch o Aníbal Quijano entre otros. Me gusta también la novela y poesía Latinoamericana, gente como Octavio Paz, Jorge Luis Borges o el tremendo Pablo de Rokha. Estos me evocan diversas cosas, diversas emociones y alimentan una imaginería creativa. Cuando el encargo lo permite empiezan a darle un sentido más profundo a las respuestas arquitectónicas. En términos de arquitectura y las obras, me gusta la arquitectura Suiza por su vínculo con los materiales y con el lugar, los jóvenes arquitectos Italianos de ahora... me gusta esa arquitectura que es sensible con el lugar en el que se sitúa, independiente de la forma. Una arquitectura sobria que de alguna forma se relaciona bien con el lugar.

El trabajo de la madera en la obra de los Suecos o los Noruegos, son cosas que creo se pueden tomar como referentes, para pensarlas ahora desde Chile. Me interesa esa conexión material, sensible que puede generar un proyecto en un lugar determinado. El trabajo que desarrolla Smiljan Radic, Germán del Sol o Eduardo Castillo son precisamente ejemplos importantes del trabajo material, esa carga matérica constructiva que habla de una cierta tradición continental. Siempre se puede hacer un vínculo, un guiño a la historia cultural de un pueblo.

...


Interview made at Gabriela café, GAM. Santiago.

Pablo. Where did you study architecture? Universidad de Chile.

Between which years? I entered school in 2008 and finished in 2014. Why architecture? To be honest I always wanted to become an architect but never knew why. I’ve asked myself this question several times and don’t have an answer yet. Nobody in my family is an architect, neither I have relatives working on ‘‘artistic’’ careers. I come from a regular working class family. I’m not sure why architecture caught my attention but it always intrigued me. I don’t have any solid reason, it’s weird, it’s really weird.

Did you have any notion on how would studying architecture would be once in university? I expected an education which would emphasize drawing skills and the ‘‘visuals’’ most than anything. I was not interested in a process with a heavy technical approach. Turns out my architecture school is very technical laden. I had lot of maths, structure and physics as subjects.

My motivation then was to explore architecture artistic and creative side. The things I do tend to shift around my motivations, which is not always doing architecture. I do object design too, tutorings at university, I do photography and I publish them in my own zine. In general, as possibilities pop up I take them, as long as they gravitate towards creativity. I love art, installations, creative challenges at large.

From your education, Which tools have become relevant? I got the most out of courses and subjects not completely related to architecture. At my faculty I see that most of my teachers are a little outdated, stucked in heroic-modern architecture’s period. That might be one of the reasons I wasn’t too much into those courses. Aesthetics and philosophy were big incentives to keep developing my ideas and interests around architecture. Courses in Latin American culture have always been a subject of my concern. All this courses were part of the elective classes I had to choose from other faculties. They really engrossed my disciplinary view. Studio work is very fun at the beggining but later on, it became repetitive. It’s something I feel happened too with my final studio; it felt as if I just stopped learning from the whole process. Elective course system was a breath of fresh air, it infused my formative process, enriching the scope of


what I could do with architecture.

What are the differences between expectations vs. reality of working as an architect? The hardest part for me was to cope with having little time for my own projects. When you work solo, spare time depends on how fast can you reach good ideas or good answers. When your work at offices is different, you go straight to project; it’s a mechanical process where in few weeks almost everything interesting has to be resolved to quickly move to the stage were you just create techincal data. The creative part gets pushed to the side in favor of this engineering like process where you don’t even have to much to say, your are basically a machine cog. As a result, there’s not much involvement on your behalf. I dont like much working in offices. I like to manage my own time and schedules so if I have to take my time to solve something I have freedom to do it.

How do you solve variables associated with a commision/ project? I try to focus on my relationship with clients, I try to solve problems hand in hand with them. There are always dreams and expectations to be fulfilled in a project, in it’s final outcome. There are strong emotional implications within a project of architecture. People is going to spend a lot of

time in whatever you design, name it a house or office space renovations. I’m concerned on how the user or client will relate to this space, how this space is going to affect him at an emotional level. Beyond budgetary concerns or program requirements this is my real concern; the emotional link built around client’s requests and my answers. There’s a link between architecture and client’s personal history. For this link to be effective you have to know your client as much as possible.

From your work experience so far, have you had to make ethical calls? Maybe it’s because Im still young, obligation-less in a way, I find unexcusable that because you have to have money to pay your expenses you have to accept whatever comes in your way. I want to be radical in this and say ‘‘no’’ every time i’m not in tune with a project.

Have you had to say NO? I have rejected projects but for reasons other than ethical. I did it because developing, pre-project time stretched for too long. Sometimes clients want to do something and then it takes months for them to give you answers or feedbak on proposals, in those cases I had to step aside. There is a timeframe to be able to work properly on something. If it takes too long at the beginning after-


wards they will want your answers really fast under a lot of pre ssure because now there is no time left.

on other sites around Santiago central valleys (region around Santiago).

When a client is not 100% commited to his own idea or project I prefer to say no.

Last project is a self managed shelter I’m doing on a rural community to sate my creative drive. I’m finan cing it and I hope it is finished by the end of the year.

Why time is so relevant for you? It is not something that always happen, but sometimes you want one thing and your client wants something else, when that happens there is a connection that has to be made, between the project, your client and yourself. That scenario requires a lot of adjustments from both parties, until a shared vision is accomplished. It is important for me to do all the failures at the beginning so I can start to work on the right direction later. If it was just about being efficient I would develop a way to serialize work and get to the same answers, but I’m not into that.

Where would you like to be in the future. What would you like to be doing as an architect? I’m on 3 different projects now. I’m working on a small dentistry clinic in Talca. I’m co- autohring a book on Alto Cachapoal history, it is about places that were part of the mining industry boom and are now abandoned. The book has a lot of photograpy related material and that’s what I’m doing in it. I want to apply to a grant later to keep working on that subject that hasn’t been explored properly yet

I don’t want to get rich by doing architecture, neither I want to sound heroic but my real concern in architecture is in the creative process. If I get paid doing those processes, cool. If I dont, it’s cool too. Also I want to keep in touch with educational processes, being able to take part as an assistant studio tutor in my school has helped me to keep my ideas fresh. The new eyes with which students see things encourage me to do the same.

To end up this conversation. Who do you look up to for inspiration? Which architects inspire you? When searching for inspiration, although I see a lot of architecture I do not refer to it directly. Postcolonialist philosophers like Enrique Dussel, Rodolfo Kush or Anibal Quijano inspire my ideas. Latinamerican poetry too is a big influence, Octavio Paz, Jorge Luis Borges and Pablo de Rokha among them. When a situation allows it, this influences shape and give deeper meaning to architectural solutions. In terms of actual architecture, I like Swiss architects as well as the new Italian architects in the way they relate to context and materiality. I like architecture that is sensitive with its surroundings, independently of shapes and looks.


I like them (Swiss & Italian architects) because of their sobriety, the way in which materials are correctly related with context and place. Wooden architecture from Sweden and Norway grab my attention too since I see solutions that could be used as reference in a national context. I’ve been always attracted to the way materials connect with place, how they can trigger a specific sensibility in a specific place. The works of Smiljan Radic, Germån del Sol and Eduardo Castillo are precise examples of that sensibility, they are bearers of a certain continental tradition. I believe It is always possible to create bonds, to nod the historical/cultural heritage of a nation.

...


PABLO ROJAS BÖTTNER www.apiptaller.tumblr.com www.rojasbottner.tumblr.com https://www.flickr.com/photos/rojasbottner parojjas@gmail.com Edición texto Text Editing

Pablo Rojas Böttner Cristian Valenzuela Pinto Traducción

Translated by

Cristian Valenzuela Pinto

Portada blanda y corchetes/ Softcover staple bound Tipografías/ Fonts Adobe Garamond Pro, Georgia, Futura, Bodoni.

PRINTED.TUMBLERS@GMAIL.COM Deseopolis.tumblr.com

http://www.archizines.com/Sin-Titulo



ARCHITECTURE PROJECTS II