Page 87

"El Templo del Cielo y el Palacio de Verano" son dos prodigios de armonía, en los que la arquitectura, dominada por la madera y el color, combina con la naturaleza, en esa sabia proporción que sólo los orientales han sabido crear para levantar estos monumentos a la sensualidad, el placer y la satisfacción de los sentidos. Y cómo olvidarnos de la única obra hecha por el hombre que se puede contemplar desde la luna simple vista: "La Gran Muralla". Esta gigantesca obra de siete mil kms de largo y 2500 años de antigüedad y una de las maravillas creadas por el hombre, no sólo servía de defensa, sino también de vía rápida de La Gran Muralla

comunicación entre distintas partes del Imperio Chino.

Asia 2016  
Asia 2016