Issuu on Google+

MALDIVAS

Bienvenidos a las Maldivas! Donde las arenas son tan blancas como las sonrisas de sus habitantes, donde el clima es un sueño, y los profundos rayos del sol esperan para envolverle. En la antigüedad, las costas de las Maldivas acogían a viajeros perdidos. Estas costas siguen siendo acogedoras, proporcionando un refugio tranquilo para sus visitantes. Las Maldivas presumen de profundos mares azules, arrecifes turquesas, playas de arena blanca y palmeras. Es un lugar perfecto para sentarse en la playa y ver una puesta de sol con un cóctel en la mano. Una maravilla geográfica con miles de peces de vivos colores entre los corales y a tan solo unos metros de usted.

Las Maldivas se sitúan en dos hileras de atolones en el Océano Indico, justo en el ecuador. El país se compone de 1.190 islas de coral formadas por 26 atolones naturales en forma de anillo, esparcidos por 90.000 kilómetros cuadrados. Cada atolón de las Maldivas se compone de un arrecife de coral que rodea una laguna. Los arrecifes de las islas, con innumerables tipos de especies marinas y vibrantes corales, protegen las islas del viento y el oleaje del vasto océano a su alrededor. Esta estructura única de arrecifes y canales hace que la navegación sea casi imposible para el que viene de paso sin suficiente información sobre sus

aguas. El noventa y nueve por ciento de las Maldivas se compone de mar. Los isleños viven esparcidos por los atolones, en unas 200 islas que son habitadas. Aproximadamente 90 islas se han desarrollado como resorts turísticos y el resto no están habitadas o se usan para la agricultura u otras formas de sustento.


Asia 2016