Issuu on Google+

BENARÉS

“El corazón espiritual de la India” Benarés o Varanasi es una ciudad situada a orillas del río Ganges en el estado de Uttar Pradesh. Se trata de una de las siete ciudades sagradas del hinduismo que debe su nombre probablemente a su situación geográfica, entre los ríos Varanā y Asī. Posiblemente ninguna ciudad del mundo pueda rivalizar con Varanasi en lo que toca a historia y antigüedad. Fue fundada en 1200 antes de J.C. y a menudo se le da el sobrenombre de “ciudad que es una plegaria”. La ciudad eterna de Varanasi es una telaraña de callejuelas estrechas y tortuosas, surcadas por peregrinos y sacerdotes hindúes que dedican ofrendas a los dioses, todo ello mezclado con los aromas de incienso que emanan de los templos hindúes. Con los primeros rayos de sol, millares de devotos toman el baño ceremonial en el Ganges, baños que se consideran purificadores de los pecados. Según el hinduismo, todo aquel que muera en Benarés, queda liberado del ciclo de las reencarnaciones y todo hinduista debe visitarla al menos una vez en la vida. Para alcanzar la Nirvana hay que morir y ser incinerado aquí… Conocer de cerca el Ganges, es una de las experiencias más fascinantes y misteriosas que le esperan en la India.

Templo Durga Es un importante exponente de la arquitectura sacra de Varanasi. Data del siglo XVIII y fue construido bajo las órdenes de Maharani Bengalí. De colores rojo y ocre, este edificio exhibe el característico estilo de cúpula terminada en agujas, colocadas unas sobre otras hasta formar el aspecto típico conocido como shikhara. Debe su nombre a Durga - la diosa madre según la mitología hindú, aunque también se conoce como el Templo de los Monos debido a la gran cantidad de monos que habitan allí.

Templo de Bharat Mata Es otro de los interesantes sitios sagrados de la ciudad, y se ubica a orillas del río Ganges. Dedicado a la madre patria, fue inaugurado en 1936 por Mahatma Gandhi. En su interior, una estatua de mármol representa a la India, simbolizada en las montañas, planicies y océanos que conforman su territorio. Un espacio maravilloso tanto para los sentidos como para el espíritu.


Asia 2016