Page 1

MUJERES DEL CNI-CIG Nunca más un México sin nosotras A S N E F E A D T S I TO IN U M A FE

ESPECIAL: A 50 AÑOS DEL '68

PRESXS EN LUCHA

Entre muros y alambradas, un futuro sin jaulas Nº 1 Sept - Oct 2018

chiapas, méxico. distribución libre


CONSTRUYENDO EN COLECTIVO ¡Hola de nuevo compas! Aquí seguimos, desde el Centro de Voluntarixs Junax, caminando juntxs en la construcción de ese otro mundo, donde quepan muchos

mundos.

Presentamos

así,

siguiendo esta dirección, el nº1 de la revista ¡Oye Compa!, correspondiente al mes de septiembre. Nuestro trabajo es fruto de las ideas, experiencias y esfuerzo de muchas personas quienes, como nosotrxs, han comprendido la necesidad de colaborar, de unir sus fuerzas colectivamente, en la búsqueda de la verdad y la justicia; siguiendo el ejemplo de lxs compas que luchan y resisten contra los malos gobiernos. En base a este principio de “Construyendo en colectivo”, es como hemos decidido editar la revista, e intentamos que se vea reflejado en nuestro proceder. Por esto, queremos hacer una invitación a las personas o colectivos que, compartiendo nuestra visión y valores, quieran unirse a este proyecto y colaborar con nosotrxs en cualquier forma; pues solo caminando juntxs, podremos llegar al final del camino.

colaboradorxs EDICIÓN Nicole Lucero Velázquez Mardones Andrés Molina Escalada

VV REDACCIÓN

PORTADA MarGil-@decelalsulls

María García Garau Andrés Molina Escalada Zoe Guiney Mireia Pérez Nicole Lucero Velázquez Mardones

ILUSTRACIONES Maite Mentxaca Maddalen Cuñado

Agradecemos a la coordinación y al equipo de voluntarixs de Junax por hacer posible este proyecto.


contenido Encarceladxs: entre muros y alambradas, la libertad está en la lucha

06

ANDRÉS MOLINA

Nunca más un México sin Nosotras Impresiones del primer encuentro de mujeres del CNI y CIG

10

MIREIA PÉREZ Crónica del Tercer Festival CompArte 2018 12 ZOE GUINEY Y MARIA GARCIA La Última Mantecada en las Montañas del Sureste 17 Mexicano MARIA GARCIA

El largo camino para las personas migrantes LGBT 32 que buscan asilo en los Estados Unidos ZOE GUINEY Huelga de presxs en EEUU, nos muestra un futuro 38 sin jaulas DARIEN ACERO

Autodefensa Feminista: Receta para esprai de chile 44 MARIA GARCIA A 50 años del '68: Conversatorio sobre represión y 48 movimientos estudiantiles NICOLE VELÁZQUEZ


¡OYE COMPA!

ENCARCELADXS

Entre muros y alambradas, la libertad está en la lucha texto de ANDRÉS MOLINA

L

a (IN)justicia del Estado mexicano obedece a una lógica general de desestabilización y represión de aquellxs que se organizan colectivamente, de lxs de abajo. Represión de quienes luchan por la libertad, la justicia y la democracia; por su dignidad como personas o como pueblo; por el ambiente o por las culturas originarias. En definitiva, de aquellxs que resisten los embistes de este sistema criminal, que nunca fue suyo ni nunca veló por sus intereses sino por el beneficio de unxs pocos y del capital. Mientras se protege

a aquellxs que usurpan la riqueza del país, que explotan y someten a su propio pueblo, se empobrece, encierra, tortura, desaparece y asesina a quienes alzan la voz. L a cárcel —el castigo punitivo camuflado de reeducación y reinserción— es una de las viejas formas que adopta la represión política del Estado. El objetivo es fragmentar y destruir la insurgencia, esconder los subproductos del sistema y disfrazar la inoperancia de justicia. Indígenas,

4


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

migrantes, militantes, pobres en general, llenan las prisiones. Inocentes o culpables, lo mismo da, las consecuencias siempre son las mismas: mayor exclusión y mayor probabilidad de reincidir o de comenzar a delinquir. Por no hablar de la explotación económica a la que son sometidas mientras están en prisión.

muchxs lxs compas que alzan su voz más allá de los muros y las alambradas; como otros desde fuera trabajan y se movilizan para exigir su libertad. Estos vínculos de solidaridad y confianza resultan fundamentales en todos los niveles organizativos de la lucha, pero quizás en la cárcel los lazos que se crean entre quienes ahí conviven alcanzan una fuerza Pero, aún con todo, esto no es e intensidad que quienes estamos fuera suficiente para silenciarlxs. Pues “la prisión no podemos llegar a imaginar. no es más que un cambio de escenario (con toda su crudeza) donde seguir o En Chiapas, a las afueras de San gestar la lucha, donde los más ‘pequeños’ Cristóbal de L as Casas, se encuentra logros son una victoria que les hace el CERESO Nº5, uno de esos centros de más libres, ya que la libertad comienza concentración y represión que abundan donde empieza la lucha”. Así pues, la por todo el Estado mexicano. Allá (sobre) organización colectiva y la resistencia viven cerca de 250 presos varones y no mueren al entrar en la cárcel. Son apenas una decena en el módulo femenil.

5


¡OYE COMPA!

que ocurre dentro. “Los Solidarios jamás nos hemos quedado callados, siempre hemos denunciado todo lo que sucede dentro de las cárceles. (...) Hemos solicitado atención médica para todos, promoviendo la salud, defendiendo los Derechos Humanos. (...) Publicar y denunciar los casos que se dan de desamparo de los DDHH. (...)” resume Alejando, quién termina la exposición con una contundente afirmación: “Seguimos resistiendo, nunca vamos a desistir en la lucha”. El uso sistemático de la tortura es otra realidad bien presente dentro de la prisión: todos los compañeros con quienes hablamos la han sufrido desde el momento de su detención, y solo de esta forma el Gobierno consiguió que firmasen las declaraciones autoinculpándose. Las irregularidades de sus procesos, la falta de pruebas y de sentencias contra ellos, no evitan que lleven años injustamente encarcelados. Tampoco ayudan lxs defensorxs de oficio que les asigna el Estado, que en muchos casos aprovechan su posición para extorsionar y sacar un beneficio propio de la situación, constatando así su bajeza ética y profesional, y sirviendo, a su vez, como una herramienta indispensable de los malos gobiernos para perpetuar su situación.

Como en la mayoría de las cárceles, la mayoría de quienes ahí habitan son indígenas, pobres e inocentes. Características que se repiten a lo largo de todo el territorio, como nos cuenta el compañero Alejando Díaz Santiz, uno de los presos en lucha organizados en el colectivo Solidarios de la Voz del Amate Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona EZLN. Esta organización, junto a La Voz de Indígenas en Resistencia Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona EZLN, forman los dos colectivos de presos organizados cuyo trabajo desde el interior de la prisión es “buscar y exigir la verdadera justicia, ya que la injusticia se sufre dentro y fuera (...) el deber nuestro como organización es defender y apoyar a todos los presos”. Pero el propio caminar de la organización también tiene una incidencia directa en sus vidas. Así lo expresa Juan de la Cruz Ruiz, de L a Voz de Indígenas en Resistencia: “L a organización ayuda, la fuerza de los compas, las enseñanzas de la Sexta... Desde el 94’ empezó el proceso de toma de conciencias... (Desde entonces) hemos aprendido las malas acciones de los malos gobiernos.” En cuanto a su trabajo diario como organización, además de buscar su propia libertad y la de sus compañeros, realizan una exhaustiva labor de denuncia de lo

Ante este escenario general de injusticia, los compañeros llegaron a la conclusión de que por separado no conseguían nada, por lo que la 6


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

organización surgió más como necesidad que como opción. La convicción en sus reivindicaciones, en su inocencia, y la consecución de victorias, grandes y pequeñas –desde la liberación de compañeros, a conseguir medicamentos o flexibilizar el régimen de visitas—, es lo que mantiene viva la llama de la resistencia, es lo que les empuja a seguir luchando, a no rendirse nunca. Nuestra labor, desde fuera de los muros y las alambradas, debe ser la de denunciar

y difundir su situación, luchar por su liberación y apoyarlxs en todo lo que nos soliciten. Porqué, como nos han demostrado, solxs no somos nada, pero juntxs venceremos a todo.

7


¡OYE COMPA!

“NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTRAS” Impresiones del Primer Encuentro de Mujeres del CNI y el CIG texto de MIREIA PÉREZ

U

anticapitalista y antipatriarcal, de abajo y a la

n pequeño contingente de la familia Junax, de Argentina, Francia, Euskal Herria y Catalunya, acudimos al llamado de las compas del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) del Congreso Nacional Indígena (CNI), junto con más de mil mujeres de trece pueblos originarios, veinticinco estados mexicanos y dieciocho países. La cita era los días 28 y 29 de julio en la comunidad indígena Hñähñu de San Lorenzo Nenamicoyan, Estado de México, y los objetivos, muy claros:

izquierda.

2. Reflexionar para llevar a la acción

los nueve temas de trabajo del Concejo Indígena de Gobierno

3. Intercambiar nuestras experiencias

de lucha para seguir articulando nuestra organizacióncomomujeresanticapitalistasy antipatriarcales.

4.Generaracuerdosyaccionesconcretas

que permitan seguir tejiendo esta red de mujeres

Al llegar a la comunidad el sábado 28 en la mañana, nos unimos a la marea de

1. Tejer redes nacionales e internacionales

de mujeres comprometidas con la lucha

8


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

mujeres que desembarcaban de decenas de autobuses provenientes de cada rincón de México, para ir hacia un auditorio rebosante que escuchaba con atención la bienvenida de las autoridades de la comunidad y el mensaje de las compas zapatistas. Las concejalas del CNI nos animan a platicar en pequeños grupos para dar respuestas tentativas, en comunidad, a la pregunta: ¿cómo organizar una lucha de mujeres en el contexto de violencia que se vive en México? El dolor, la invisibilización, la rabia y el miedo; pero sobre todo las ganas de luchar, aparecen en las intervenciones en cada uno de los grupos de trabajo.

talleres, conferencias y conversatorios que las compañeras han organizado: defensa personal, ecofeminismo, medicina natural, meditación, confederalismo democrático en el Kurdistán… Cada experiencia compartida nos une y alimenta la convicción de que las mujeres allí reunidas llevamos a cabo una misma lucha, que traspasa todas las fronteras, una lucha por la dignidad y la vida. En la declaratoria conjunta de las compañeras concejalas, esta realidad se evidencia todavía más: Nos declaramos como mujeres en lucha contra el patriarcado, el capitalismo neoliberal y el neocolonialismo, con la convicción de Tras haber compartido experiencias, que, si las mujeres no nos liberamos de la vivencias, historias de lucha; se inauguran mesas esclavitud, la sociedad nunca será libre. temáticas sobre Autonomía, Diversidad sexual, Trabajo y explotación, Justicia, Discapacidad, Al final del evento, nos despedimos de Migración, Niñxs y jóvenes, y Tierra y territorio. las compañeras encontradas -o reencontradasEn cada una de las mesas, moderada por una en San Lorenzo Nenamicoyan, con el concejala del CNI, se establecen líneas de convencimiento de que nuestra lucha tiene hoy trabajo que se compartirán con las demás más sentido que nunca, y que la llevaremos compañeras al final del día. Ha sido una jornada cada una a su territorio, su comunidad, su intensa, llena de experiencias e intercambios ciudad o su barrio, unidas en la distancia por con mujeres de cada rincón del país. el humilde caminar de la rebeldía. Al día siguiente, nos levantamos pronto para participar en los múltiples

9


¡OYE COMPA!

COMPARTE 2018 CRÓNICA DEL TERCER FESTIVAL POR LA VIDA Y LA LIBERTAD texto de ZOE GUINEY Y MARIA GARCIA

P

ARTE I Lunes, el 6 de Agosto, después de dos horas conduciendo a través de los sinuosos caminos rurales de Chiapas, llegamos al Caracol de Morelia, territorio Zapatista donde El Pueblo manda y el gobierno obedece. Habíamos venido juntxs una delegacióndeCasaJunax,CentrodeVoluntari@s de Job’el para poder presenciar un evento zapatista de grandes dimensiones como es el CompArte 2018 Por La Vida y La Libertad, una exhibición de arte y cultura zapatista.

canciones, obras de teatro, baile, murales y más; cómo es la vida digna y rebelde, cómo son sus valores, y cómo se organizan. Cuando llegamos, nos registramos con lxs voluntarixs y zapatistas quienes habían organizado el festival, y nos instalamos en una sección designada para lxs visitantes al Caracol. Había miles de personas de todas partes del mundo y obviamente representantes de todos los Caracoles. Este año fue la primera celebración del CompArte que se celebró completamente en un Caracol. En años pasados el CompArte se desarrollaba mitad en el CiDeCi de Job’el, mitad en el Caracol de Oventic. La gente no acampaba en el CompArte y aunque así era más accesible para extranjerxs, era también indiscutiblemente

Este fue el tercer año consecutivo del CompArte, bajo el lema: “Píntale Caracolitos a los malos gobiernos pasados, presentes y futuros”. Fue un evento creado para compartir la sensibilidad artística y rebelde, así como mantener la esperanza zapatista. Es un espacio creado principalmente para que compañerxs zapatistas pueden difundir a través de

10


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

CompArte 2018 en el Caracol Morelia, territorio autรณnomo, del 6 al 9 de Agosto.

11


¡OYE COMPA!

menos accesible para gente de comunidades. Se notaba la diferencia y también se percibía un sentimiento de camaradería entre todxs lxs que vivían, comían, y dormían juntxs, aunque vale la pena mencionar que la gente de comunidades se quedaba en otro campamento aparte de lxs extranjerxs. El sitio estaba rodeado de comedores de lxs compas y tiendas de artesanías donde las mujeres zapatistas vendían sus bordados y tejidos hechos a mano. Lxs visitantes que así lo prefirieron pudieron también participar vendiendo sus artesanías, en áreas dónde vendían joyería, fotos, piedras, y más. Había un escenario principal donde tocaban varios grupos musicales y también había obras de teatro. Lxs artistas eran principalmente de comunidades zapatistas, pero también presentaban grupos de otros partes de México y del mundo. Las obras ilustraban la historia de lxs zapatistas, su filosofía, y su práctica diaria. Las canciones eran de todos los géneros: mariachis, rock, rap, electrónica, etc., y nos contaban de los malos gobiernos, del anticapitalismo y de la lucha en marcha. A través del escenario principal, había un espacio para exhibir arte visual, y allá se podían ver proyectos de fotografía, escultura, bordados y pinturas que representaban comunidades indígenas, gente en resistencia así como simbología zapatista. En los otros edificios hubo proyecciones de documentales, pláticas, talleres de baile y de artesanía. Cada noche terminamos el día bailando salsa, cumbia y ska, hasta bien entrada la noche.

Lxs zapatistas han logrado desarrollar la faceta artística para difundir, exportar y materializar su lucha.

Se sentía la pasión y seriedad de lxs artistas del CompArte. Era obvio que el arte y la cultura son herramientas potentes para alimentar la lucha e inspirar a la gente. Lxs zapatistas entienden eso. Entienden el poder de la imagen, de la palabra, de la música. Entienden que la oportunidad de compartir su arte es fundamental para la preservación y difusión de la resistencia, que como seres humanos, nuestra capacidad de entender nuestras vidas a través de la representación artística es esencial para cultivar el alma rebelde. Lxs zapatistas han logrado desarrollar la faceta artística para difundir, exportar y materializar su lucha. El jueves por la noche se acabó el CompArte 2018 y empezó la celebración del 15° aniversario de los Caracoles Zapatistas, una alegre celebración de los

12


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

logros de este movimiento. Los Caracoles y las Juntas de Buen Gobierno, se formaron en Agosto de 2003 para reemplazar los Aguascalientes, la forma previa de organización. Eso pasó a través de un periodo intenso de autocrítica sobre los desafíos de los zapatistas y una decisión de intentar disminuir el poder del EZLN como fuerza armada en la organización democrática de lxs zapatistas. Los Caracoles son las regiones organizadas de los zapatistas y las Juntas del Buen Gobierno. Son formados por representantes rotativos de las comunidades y son principalmente responsables en la organización entre las comunidades. Aparte del Caracol de Morelia donde se celebró el festival, también existen los Caracoles de La Realidad, La Garrucha, Roberto Barrios y Oventic. Durante la fiesta del aniversario, se notaba el júbilo y el orgullo de lxs zapatistas, pues es una fuente de esperanza para nosotrxs lxs visitantxs tener la oportunidad de celebrar la organización de estas comunidades justas y autónomas. Para la ceremonia final, el Subcomandante Insurgente Galeano vino para contarnos una nueva fábula sobre “La última mantecada en el sureste mexicano” con la ayuda de los niños zapatista: Defensa Zapatista, Esperanza Zapatista y Pablito. Al fin, nos dijo que la filosofía zapatista es que “si sus sueños y aspiraciones no caben en un mundo, imaginan otro nuevo y sorprenden con sus empeños por lograrlo”. Al final, se supone que lxs compañeros zapatistas nos invitan a nosotrxs lxs forasterxs al CompArte y a la fiesta de aniversario para que puedan difundir su palabra y para desarrollar la llama de la resistencia. Era un honor para nosotrxs estar invitadxs, ver y participar en esta celebración de creatividad e imaginación resistente. Como visitantes hay que hacer autocrítica respecto nuestra presencia en este espacio, y sobre todo hay que entender que estábamos allá principalmente para escuchar y aprender. De lxs zapatistas podemos aprender muchísimas cosas, acerca del trabajo comunal, constante y rebelde necesario para funcionar de forma autónoma. Podemos ver que la fuerza de un movimiento está en su capacidad de valorar igualmente a todxs sus miembros. Es necesario aprender que el cambio justo requiere tiempo y autorreflexión crítica y cuidadosa. Por gozar esta oportunidad tenemos también el deber de difundir la lucha zapatista en nuestras comunidades y círculos, el deber de sembrar la palabra. Estamos obligadxs también a imaginar otros mundos dónde caben nuestros sueños

13


¡OYE COMPA!

y, lo que es más importante, no desfallecer hasta realizarlos completamente.

adoptando ingeniosas formas para instalarse de manera ejemplar en el actual contexto, el colonialismo también lo ha hecho. Todas las estructuras de poder y opresión sistémicas se adaptan sutilmente a las nuevas eras para continuar perpetuando desigualdades en favor de unos pocos. Por eso, actualmente hablamos de neocolonialismo en vez de colonialismo. El neocolonialismo implica una relación de dominación y sumisión económica entre las antiguas metrópoli (ahora en grandes bloques: Europa y EEUU) y territorios colonizados (el resto del mundo), pero ahora controlado por las grandes empresas.

PARTE II Muchas de las personas que asistimos al comparte no somos zapatistas, tampoco mexicanas y ni tan siquiera latinoamericanas. Muchas de las personas que fuimos a Morelia somos blancas, occidentales, europeas o gringas. Y con una pesada mochila de contradicciones, racismo sutil y pocas ganas de revisarse. El CompArte era un espacio político-festivo organizado por y para las compas zapatistas principalmente, mientras que de rebote otras que admiramos su organización y proceso de resistencia, acudimos al evento como invitadas. Está claro que nuestra participación en los talleres y hasta en la organización de algunos era bienvenida, pero ¿hasta qué punto pensamos y analizamos cuál era nuestro papel en ese espacio?

¿Podemos, como individuos o grupos, ejercer esta relación de poder según nuestro lugar de procedencia y, por lo tanto, de socialización? Una de las consecuencias sociales del neocolonialismo es la globalización de la cultura hegemónica así como una imposición feroz de la visión y los valores también hegemónicos.

El concepto de colonialismo ha quedado asociado a procesos históricos propios de los siglos XIX y XX y, en consecuencia, resulta extraño hablar de ello en pleno siglo XXI. Si bien es cierto que el colonialismo o el imperialismo colonial de los dos siglos pasados se sustentaba en una relación de poder entre la metrópoli y el territorio colonial, así como una ocupación militar (Green go!) y una masacre y control sobre la población nativa, el colonialismo actual tiene otras características.

Por todo eso, reivindicamos un pensar reflexivo sobre nuestra posición de personas blancas, occidentales, europeas o gringas que estamos viajando por Latinoamérica. Un pensar que nos haga conscientes de las opresiones que podemos ejercer así como de la ocupación del espacio que tomamos. Un hacer que no obstaculice ni se imponga a las otras maneras de ver y hacer el mundo, sino practicar un respeto desde la humildad y las ganas de aprender.

Como el patriarcado y el capitalismo se han amoldado a los nuevos tiempos 14


¿Tienes una historia qué compartir? fotografía textos / denuncias Arte

ESCRIBE A oyecompa@junax.org.mx ¡COLABORA!


¡OYE COMPA!

“LA ÚLTIMA MANTECADA EN LAS MONTAÑAS DEL SURESTE MEXICANO” CUENTO DEL SUBCOMANDANTE GALEANO EN EL COMPARTE POR LA VIDA Y LA LIBERTAD 2018 tRANSCRIPCIÓN POR MARIA GARCIA

S

ub Galeano: “Buenas tardes. Compañeros y compañeras zapatistas. Compañeros y compañeras, y Hermanos y hermanas de la ciudad. Estamos aquí como teloneros de Van-T, Mexikan Sound System y Lengualerta, o sea que vamos a hacer tiempo a que empiece a llover para que puedan bailar sin calor. Están con nosotros haciendo bulto, porque no van a hacer nada, de izquierda a derecha: El Subcomandante Insurgente Moisés, luego el Amado Zapatista, Defenza Zapatista, Esperanza Zapatista, Pablito Zapatista y el comandante Zebedeo que es mando en esta Zona. Vamos a hacer una pequeña introducción al cuento que vamos a contar hoy: esto que vamos a contar ahorita no es cuento, realmente sucedió en realidad. Yo tuve oportunidad de hablar con el finado Subcomandante Marcos, que Dios lo tenga en su Santa Gloria y La Virgen lo colme de bendiciones, y le preguntaba yo, por qué no escribía cuentos para niños o niñas, pues. Y él decía que no, porque los niños son mentirosos, caprichudos, inestables. Yo le dije que también los adultos; y luego, hablando con el Subcomandante Insurgente Moisés, él me

16


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

contó que de por sí, el SubMarcos tenía su banda, una banda de niños y niñas, cuando estaban por el lado de La Realidad, y le voy a pedir nos meterse a la tienda que se llamaba “La Nana cuente esa parte para poder seguir” Zapatista”. Entonces se reunían y se ponían de Sub Moi: “Si este, por ahí en 1995-96 acuerdo, les decía: ¿están dispuestos a robar nos organizamos con los compañeros del o morir? cómo si fuera cualquier gobierno CCRI y la tropa insurgente. Nos asociamos neoliberal. Entonces los niños decían, ‘¡sí!’. para organizar una cooperativa de abarrotes. Entonces Íbamos… iban, perdón, a la puerta Entonces veíamos así de que, como que pues, y a la hora de entrar todos los niños se avanza y no avanza pues el trabajo, entonces quedaban atrás, entraba solo el SubMarcos... ya después nos dimos cuenta de que alguien El SubMarcos entonces era el mando del asaltaba, pues, o sea, un grupo de niños que EZLN y le decía al compañero que no dijera tenía su fin de cómo van a encontrar algo nada. Entraba ya, cuando veían que no había para comer, entonces, eso que les decía de peligro, qué nadie moría, entraban los demás que, como que avanza y no avanza, pues niños y salían con conocido refresco de cola; somos asociados. Entonces, cuando rendían no digo el nombre porque aquí hay muchos cuentas los compañeros comités no está cabal revolucionarios que se hicieron su propia la cuenta, entonces ya después descubrimos ropa para no consumir productos capitalistas eso de que hay un grupo que asaltaba nuestra y se vinieron a pie para no viajar en vehículos cooperativa, entonces lo que hacíamos capitalistas…, y sacaban galletas, papitas y también, bueno, nos organizamos, si esos todo. Entonces, cuenta el SubMarcos, que lo son los niños zapatistas, entonces, pierden que más le impresionaba es que ya que salían, la mitad también, y perdemos la mitad como los niños y las niñas, principalmente las niñas, insurgentes y ya, asunto resuelto, eso fue real, no se zampaban lo que se había sacado de la tienda, sino que se lo repartían a los otros no es así de que es cuento, así pasó.” niños que no habían podido entrar. Sub Galeano: “Entonces con esa historia yo hablé con el Sub Marcos, fui a preguntarle… y, sí, en La Realidad, tenía una banda de niños. Estaba el Olivio, el Marcelo, el Andrés, la Elsa, el Ismita… ya no me acuerdo quien más. Entonces se organizaban... en la tardecita, como ésta hora. Se iba el grupo a

Esta compartición que hacían las niñas y los niños zapatistas, pero que el comando era femenino, le impresionó mucho al SubMarcos porque que decía él, viera yo, yo me atascaba de las cosas que habíamos sacado, pero ellos no, esto es para que entiendan el cuento que voy a contarles ahorita y se llama:

17


¡OYE COMPA!

La última mantecada en las montañas del sureste mexicano

Tal vez fue por una serie de sucesos aleatorios, sin liga aparente entre

Una más es una menos. Las estadísticas dirán que se necesitan varios, muchos de esos asesinatos “de género” para incidir apenas en una tendencia: la del desbocado cabalgar del sistema hacia el abismo, derrapando sobre sangre, lodo, escombros, mierda, destrucción. ¿En el horizonte? La guerra. ¿En el sendero andado? La guerra. Porque en el sistema capitalista la guerra es el origen, el camino y el destino.

ellos, que la tragedia se gestó. O quizás fue una simple coincidencia, una suerte de azar infortunado. Como si el destino se diera en alimentar los rumores sobre su existencia, arrojando las piezas de un rompecabezas sobre, claro, las cabezas rotas de humanos y máquinas. O acaso la Tormenta (ésa que el zapatismo insiste en señalar y que, como en todo lo que dice, nadie más repara), había incurrido en un “spoiler”, un pequeño adelanto de lo que se avecinaba. Como si, en el software incoherente con el que parece funcionar la realidad, se hubiera colado un aviso urgente, un “warning” inadvertido, una señal que sólo podría ser detectada e interpretada por los más avezados vigías que, en los rincones del mundo, se empeñan en otear horizontes que, de tan lejanos, ni siquiera aparecen como variable en las frenéticas estadísticas del sistema

En fin, tal vez desvarío. Porque éste es un cuento y hay que cuidar que no se cuelen en él reflexiones tendenciosas, malas ideas, malsanos pensamientos, cavilaciones ociosas, provocaciones.

Quienes padecieron alguna vez el ver una película con el finado SupMarcos, cuentan que era insoportable. Bueno, no sólo era insoportable en eso, pero estoy mundial. Después de todo, las estadísticas hablando de ver películas. Bastaba que en sirven para señalar tendencias que borran el filme apareciera un arma de fuego para dramas cotidianos. ¿Qué es, después de todo, que el difunto pusiera “pausa” y se diera una el asesinato de una mujer? Una de numeral. larga y ociosa exposición sobre rasancia,

18


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

películas o las series dos veces: una para padecer las interrupciones, la otra para entender la trama. Por esto digo que un cuento es un cuento y no una plática política. Aunque Defensa Zapatista use lo de “plática política” para ocultar las muestras de “violencia de género” que, en forma de zapes, le aplica al estoico Pedrito, el niño que, sin saberlo ni pretenderlo, asume el papel de némesis de la niña y su indefinible gato-perro.

energía, alcance, poder de fuego, y las breves o largas parábolas que un proyectil trazaba en su ruta hacia “el objetivo”. Poco importaba que, en ese momento pausado, la trama se fuera a resolver, o que quienes veían el filme se angustiaran sin saber si el héroe (o la heroína, no olvidar la equidad de género) se salvaba o no. No, ahí estaba el inútil derroche de erudición: “ésa es una carabina M-16, calibre 5,56 mm NATO, nombrado así para diferenciar las municiones fabricadas por los países de la Organización del Atlántico Norte, de las del Pacto de Varsovia, y etcétera, etcétera”.

¿En qué estaba? Ah, sí, en los por qué de lo que les narraré más adelante. El asunto es que, esa madrugada, confirmé lo que me temía: se habían acabado las mantecadas. Todas. Inclusolareservaestratégica(destinada a hacer frente al previsible apocalipsis zombi, a una invasión extraterrestre, o a la caída de un meteorito), estaba en ceros.

Claro, la compañía cinéfila no sabía qué hacer: si demostraba interés, el finado podría extenderse; si, en cambio, mostraba indiferencia, el difunto podría interpretar que no había sido claro y se explayaría más, llegando, claro, a la guerra fría. Y entonces el SupMarcos se sentía obligado a explicar que el término “guerra fría” era un oxímoron, una argucia del sistema para obviar la muerte y la destrucción que habían marcado esa época. Seguía entonces con lo de “cuarta guerra mundial”, y así hasta que las palomitas se enfriaban o se habían convertido en un amasijo de maíz palomero con salsa “Valentina”. Bueno, ya me estoy poniendo igual. El asunto era que, si el SupMarcos asistía a la función, había que ver las

¿Qué fue lo que pasó? Pues, como en las tragedias griegas y en los corridos mexicanos, no pasa nada hasta que pasa. La Doña Juanita, atrincherada en la cocina del CIDECI, en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México, se había declarado en huelga: nada de tamales, nada de cuche (cerdo, en Chiapas), nada de tacos y garnachas, nada de batidillos ricos en carbohidratos, grasas y colesteroles. Y, oh desgracia, nada de mantecadas. Que ahora pura comida 19


¡OYE COMPA!

sana, o sea verduras, verduras y más verduras. Que nada de que nada. Que resistencia y rebeldía. Que muera la comida chatarra y el fast food.

un don especial para el pan. Se rumora que hay gente que viaja desde los más diversos rincones del mundo para probar sus panes. Como una muestra de la “otra globalización”, su repostería ha deleitado el paladar de 5 continentes.

Cuando me enteré, mandé un enlace para convencer a Doña Juanita de que hiciera una excepción; que la entendía, pero que había yo leído en un libro que las mantecadas eran muy nutritivas; que si ella hacía mantecadas, todo iba a quedar “entre nous”, que no se iba a publicar. El enlace regresó desconsolado: ni siquiera pudo hablar con Doña Juanita, quien estaba fortificada, junto con sus compas de la cocina, cantando el “no, no, nos moverán, y el que no crea que haga la prueba, no nos moverán”. Le pregunté al enlace que qué había hecho él. Dijo que se puso a cantar, que se oía bien bonito el coro y agarró una guitarra y acompañó el himno.

“El secreto está en que hay que echarle muchos huevos”, me confesó un día el compa Jacinto Canek mientras esperábamos, yo impaciente, que salieran las mantecadas del horno. Aunque él se refería a los panes, yo dije casi como reflejo: “como a todo, Don Jacinto, como a todo”. Por una cuestión de solidaridad de género, confiaba yo en que el compa Jacinto Canek haría honor a su nombre de lucha y aportaría una salida a la grave crisis que se avizoraba. Una misión de tal trascendencia requería una postura drástica. Con el fin de acallar las críticas que ya adivinaba de las feministas, le encargué a la insurgenta Erika que fuera hasta las tierras donde Jacinto Canek defendía a capa y espada sus secretos culinarios. Le dije a la Erika que tenía ella una misión muy importante. Que debía ir donde Jacinto Canek y debería relatarle una leyenda: los más primeros dioses, los que nacieron el mundo, crearon las mantecadas para que los humanos se dieran una idea

Yo no me dejé derrotar por cuestiones que adjudiqué al rubro “de género”. Después de todo, Doña Juanita es mujer y hay cosas que las mujeres no entienden.Recurríentoncesalarmaultra secreta del ezetalene: el compa Jacinto Canek. Muy lejos de estas montañas, pero enclavado en otras, el compa Jacinto Canek le sabe a la cocina. Hace maravillas con apenas unas cuantas ollas y sartenes. Pero tiene 20


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

de lo que era el paraíso. Pero luego llegó el pinche sistema capitalista con sus BimboMarinela, la Tía Rosa, Wonder y etcétera, y corrompieron el sagrado manjar de los dioses.

donas, y hasta el mal llamado “pan de amor”. Pero ni una mantecada, ni una sola.

Quequieneshacíanpanartesanal eran los custodios de la memoria, los que resguardaban el santo grial que permitía la comunicación entre humanos y dioses.

Entonces la insurgenta Erika sacó de su morraleta otra bolsa, más pequeña. Envuelta con plásticos y papeles, apareció ¡una mantecada!

Por supuesto que la insurgenta Erika me preguntó qué cosa era “santo grial”. Le dije que era algo muy importante, sagrado, que de eso dependía el destino de la humanidad.

“Que sólo alcanzó a hacer ésa”, me aclaró la Erika, “que ya no hizo más porque está echando baile con su mujer. Que a ver hasta cuándo”.

La Erika se burló diciendo “Nah, qué va a ser, seguro lo inventaste, Sup, nomás porque quieres mantecadas”. Yo puse cara de “me ofendes”, y la despaché con las amonestaciones de rigor.

Se fue la insurgenta Erika. Con extremo cuidado, como si de una valiosa pieza de fino cristal se tratara, coloqué la mantecada sobre la mesa.

El horror. Me derrumbé sobre la silla, con un sabor amargo llenándome la vida.

Con todo eso de la Tormenta, la Hidra y el apocalipsis-todo-incluido de mi hermano bajo protesta, me puse ídem y sentencié: “He aquí la última mantecada en las montañas del sureste mexicano”.

Después de jornadas que imagino agotadoras, lainsurgentaErikaregresóconunagranbolsadepan. No pudeevitarlo:aplaudí.Ydeboconfesarquemishermosos ojos se humedecieron agradecidos. Sin responder al saludo de la Erika, le arrebaté la bolsa y vacié su contenido en la mesa. Nada. Había conchas, trenzas, orejas, moños,polvorones,bolillos,teleras,chilindrinas, marquesotes, pan de elote, empanadas, hojaldras (sin agraviar a quienes leen), cemitas,

No sabía si comerla o hacerle un altar, un homenaje premonitorio a lo que eso significaba: el fin de una época, la inapelable sentencia del destino, el enojo de dioses desconocidos, el desdén avistado en una mirada deseada, el

21


¡OYE COMPA!

daño colateral de la guerra capitalista.

Zapatista.

La miré, sí. La miré con lujuria mal disimulada. Con cuidado mis dedos apenas rozaron sus contornos azucarados, la hendidura circular que enaltecía el seno unívoco del ser unigénito, la voluptuosa figura que no sólo decía sino que gritaba: “soy una mantecada, pero no cualquier mantecada, soy la última mantecada”.

Imagino que sintiéndose convocada por la palabra “mantecada”, apareció, a saber de dónde, una niña que trataba de alcanzar la mantecada con una manita mientras con la otra sostenía un osito de peluche. La aparté de la mesa y, siguiendo el modo del finado, le pregunté: “¿Tú quién eres?, no te conozco”.

“Yo me llamo Esperanza y me apedillo En eso estaba yo, o sea que calculando “zapatista” y éste es un mi osito y tenemos si en la tienda cooperativa tendrían conocido hambre”. Al escuchar el nombre de la niña, yo no refresco de cola con el cual honrar la última dejé de apreciar la reiteración de las paradojas mantecada, cuando, como si faltara ratificar la en estas tierras. desgracia, aparecieron en la puerta… Defensa Zapatista y el gato-perro. La Esperanza Zapatista se retiró después de varios intentos de lo que la nueva teoría Me puse de pie tan rápido como pude social llamaría “acumulación por despojo de y, tratando de tapar con el cuerpo el obscuro mantecadas”, una fase aún en desarrollo del objeto de mi deseo, empecé a balbucear capitalismo. incoherencias: “Eh, no, no hay una mantecada Defensa y el gato-perro me miraban sobre la mesa. No, no la estoy escondiendo. No, con más de 500 años de reclamos, esperando no hay nada detrás mío. Eh, hace mucho calor, y lo imposible: que yo les compartiera la última el zancudo está muy bravo, creo que va a llover. mantecada de las montañas del sureste ¿Piensas que va a llover?” mexicano. Creo que Defensa sospechó algo, porque me dio la vuelta como si tal y vio la mantecada. Me miró con reprobación y sentenció: “Tienes quecompartir,Sup”.Elgato-perroladróomaulló, a saber, pero supongo que apoyando a Defensa

“No se puede”, me defendí con torpeza, “sólo hay una. Viera que hay dos o más pues se puede repartir, pero como sólo hay una, pues no se puede compartir, sólo es para uno”.

22


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

Subrayé el “uno” para marcar la diferencia de género: el “uno” dejaba fuera a Defensa Zapatista, a Esperanza y al gatoperro, el cual, si no sabe si es perro o gato, menos va a saber si es masculino o femenino. Siguiendo la quinta ley de la dialéctica (nota: la primera ley de la dialéctica es “todo tiene que ver con todo”; la segunda es “una cosa es una cosa y otra cosa es no me chingues”; la tercera es “chingue su madre eluniversoylamateria”;lasextaes“nohayproblemalosuficientemente grande como para no darle la vuelta”)… Les decía que la quinta ley de la dialéctica señala que “siempre puede llover sobre mojado”, y, para confirmarla, reapareció la Esperanza Zapatista, ahora acompañada de dos niños zapatistas: uno portaba un sombrero vaquero más grande que él y se presentó con un “yo soy el Pablito”; el otro traía un sombrero modelo “Don Ramón en el Chavo del 8”, aunque también parecía un casco de estambre, y dijo que él era “Amado, el Amado Zapatista” (quise darle un zape por suplantarme). Viéndome en desventaja numérica, analicé mis posibilidades: Podía, por ejemplo, ponerme en el clásico “modo matanga dijo la changa”, tomar la mantecada y huir en lo que, en la teoría militar, se llama “repliegue estratégico”. Opción desechada: el comando infantil zapatista me tenía rodeado. Podía atropellarlos, siguiendo el modo del Fondo Monetario Internacional frente a gobiernos progres y no progres, pero corría el riesgo de tropezar y que el santo grial cayera. Eso le daría ventaja al gato-perro, cuya habilidad para tomar lo caído ya había sido demostrada en otro cuento que les narraré en otra ocasión. Opté entonces por la demagogia en boga y, dirigiéndome

23


¡OYE COMPA!

al comando infantil, les solté: “Miren, tienen que entender la coyuntura, la correlación de fuerzas no es favorable. No es tiempo para radicalismos. Es mejor una transición pausada. Esperar, por ejemplo, a que haya más mantecadas y entonces sí. Pero ahora ustedes deben esperar con paciencia. Por ejemplo, si ya hay una niña que se llama “Defensa Zapatista” y otra que se llama “Esperanza Zapatista”, puede ser que haya una que se llame “Paciencia Zapatista”. Entonces, vayan a buscarla y, cuando la encuentren, le echan la plática política y entonces pues ya vemos”. “No hay”, respondió Defensa Zapatista, y agregó con malicia: “pero hay una compañerita que se llama “Calamidad”, o sea que es “La Calamidad Zapatista”. Ahí lo veas si la traemos.” Un estremecimiento sacudió por entero mi sensual cuerpo. Desesperado, me di cuenta de que mis argumentos no convencían. Imaginé entonces el cataclismo terminal: una multitud de niñas y niños zapatistas rodeando mi champa, la otrora comandancia general del ezetaelene; insultos en diferentes lenguas de origen maya; Defensa Zapatista ordenando “traigan ocote”; Esperanza sacando, a saber de dónde, un encendedor, mientras su osito, os lo juro, se transformaba en “Chuky, el muñeco diabólico”; el gatoperro ladrando y maullando; el Pedrito bailando con la promotora de educación y el Pablito cantando la del moño colorado y el Amado haciendo la segunda voz (sí, los varones siempre en otro canal); los ocotes encendidos democratizándose; las primeras llamas lamiendo las tablas y creando un cerco de fuego dentro del cerco infantil; y yo, heroico, abrazando la mantecada, dispuesto a morir antes de entregar “my tresaure” a esa masa irreverente que apenas levantaba unos palmos del suelo. Era inútil tratar de dividirlos y llevarlos a enfrentarse entre sí: la mantecada los unía y yo no podía cederla. Podría, es cierto, arrojarla y, aprovechando la confusión, buscar refugio. Pero dudo que se abalanzaran por la mantecada. Seguro seguirían su tradición de compartir incluso lo poco que

24


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

tienen, tal y como la pandilla del finado SupMarcos hacía después de asaltar la tienda “La Nana Zapatista” en La Realidad ídem. Pero ni hablar, era mi mantecada. Ella y yo estábamos unidos por el destino. En mis pensamientos rondaban los antiguos escritos (que yo redacté): “en el principio de los tiempos, los dioses crearon la mantecada y vieron que la mantecada era buena y entonces crearon al Sup para que de ella se regocijara y se la zampara sin compartir”. Ergo, la mantecada era de mi propiedad por mandato

internet, sin redes sociales, sin las películas y series en stream y, horror de horrores, sin helado de nuez. Entendí entonces que en mi hermoso y bien formado cuerpo residía la última oportunidad del ser humano. Si yo compartía la mantecada, cosas terribles podrían suceder. Por ejemplo, las mujeres podrían rebelarse. No una, ni dos. Todas. Millones de Defensas, Esperanzas y Calamidades Zapatistas surgiendo por todos los rincones del planeta. El apocalipsis. La destrucción total del mundo tal y como lo conocemos. El fin de los tiempos. La catástrofe final. Me estremecí. Entonces cometí un error del que no me cansaré de arrepentirme: sin que fuera necesario, solté: “Además, es la última”.

divino y esos enanos y enanas herejes pretendían despojarme de ella, cometiendo así el más grande pecado: desafiar la propiedad privada de la mantecada, que, como todos saben porque viene en todos los libros de historia, es el fundamento de la civilización, el orden y el progreso. El futuro de mi mundo estaba en juego. Si yo compartía mi mantecada, la humanidad volvería a la edad de piedra, a un mundo sin

25

“¡La última!”, repitió la niña con alarma y sorpresa.QuedópensandoDefensaZapatista.Yo sentí un escalofrío recorrer todo mi voluptuoso cuerpo. Nada hay más temible que una niña pensando. Defensa Zapatista rompió el silencio: “Está bueno, entonces vamos a jugar y quien gane se queda con la mantecada”. Yo quise alegar que no tenía por qué jugar a nada apostando mi mantecada, porque era mía, mía de mí-me-conmigo, my tresaure, el producto de mi esfuerzo… (bueno, el esfuerzo había sido del compa Jacinto Canek, pero por solidaridad de género y en su representación, me tocaba a mí).


¡OYE COMPA!

Yo hice con rapidez mis cálculos y aventuré: “¿Y si hay empate?” Defensa Zapatista miró al gato-perro. El gato-perro miró a Defensa Zapatista. Esperanza miró a ambos. Pablito y Amado miraron la mantecada. Después de unos segundos, el gato-perro ladró-maulló. La niña Al escuchar eso, suspendí en la cabeza Defensa, dirigiéndose al animalito, preguntó: mibrillantedisertaciónjurídico-gastronómica,y “¿Estás seguro?” pregunté: “¿Gato? ¿Ése que se juega con bolitas El gato-perro resopló con aires de “no y cruces y gana el que hila una línea horizontal, sé qué te hace dudar de mí”. La niña me dijo vertical o diagonal?” entonces: “si hay empate, la mantecada queda “Éste”, dijo la niña y trazó en su cuaderno con quien la tenía al principio”. Mientras construía el alegato de mi defensa, la ídem zapatista, añadió: “Y en honor del gato-perro aquí presente, el juego va a ser “gato”. Quien gane, gana la mantecada”.

la cruz de paralelas del “gato”, el juego de mi infancia que, al jugarlo unas veces, se adivinaba sin ganador.

“O sea yo”, dije asegurándome de que no hubiera trampas jurídicas en el acuerdo. “Sí”, dijo despreocupada Defensa Zapatista.

“Bueno”, dije yo, saboreando de antemano por partida doble: el triunfo de género y la mantecada que no era cualquier mantecada, era la última mantecada en las montañas del sureste mexicano. “Entonces, ¿empiezas tú o yo?”, le pregunté a la niña mientras sacaba una hoja en blanco y mi plumón negro con tinta Si quien lee este cuento es de la llamada indeleble. generación digital, le ahorro la consulta en “Yo no voy a jugar. Reclamo juicio por wikipedia: “El tres en línea, también conocido como Ceros y Cruces, tres en raya (en Perú, combate. Elijo al gato-perro aquí presente España, Ecuador y Bolivia), juego del gato, como mi campeón. Él va a luchar en mi lugar”, Triqui (en Colombia), Cuadritos, Gato (en respondió Cersei, perdón, Defensa Zapatista. Chile y México),Triqui traka, Equis Cero, “De acuerdo”, dije confiado. Después de todo, Tic-Tac-Toc (en Estados Unidos), es un juego eso me aliviaría de las críticas de género por de lápiz y papel entre dos jugadores: O y X, haberle ganado a una niña, y el gato-perro, que marcan los espacios de un tablero de 3×3 bueno, era un gato-perro, así que no había nada qué temer. alternadamente.”

26


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

El animalito se trepó de un salto a la mesa de madera, apartó con un ademán despectivo el papel y, con lo que yo creí era una sonrisa burlona, sacó sus uñasy,comounrelámpago,trazósobrelasuperficie de la mesa el campo de batalla.

Aunque yo sabía que el centro no conduce a nada, pensaba yo para mis adentros que, en este caso, un empate era una victoria, porque la mantecada permanecería con su legítimo dueño, es decir, con mi estómago.

O Marca el sup Galeano

No es que yo me queje de que rasguñó la mesa, después de todo está llena de El gato-perro, como si llamara a quemaduras y manchas de tabaco y tinta, pero la Sexta de su lado, marcó abajo y a la me pareció algo, digamos, poco profesional izquierda. por parte del gato-perro.Así las cosas, saqué mi navaja de montaña y desplegué su afilada hoja con un brillo maléfico en la mirada.

O

En el relámpago de la hoja de metal, el universo entero pareció detenerse, como si su movimiento o inmovilidad futuros dependiera de lo que en esa vieja mesa Marca el gato-perro de madera se dirimía: cara o cruz, vida o muerte, sombra o luz, mantecada o caos. Ok, exagero, pero el gato-perro y quien esto relata Yo quise abreviar su sufrimiento y intercambiamos las mismas miradas que, por reiteré el centro, pero abajo, muy en la onda siglos, intercambian los contrincantes que progresista. saben que, en un enfrentamiento, no sólo se juegan la vida, sino el mañana entero.

X

O

El gato-perro tendió la mano, bueno, la garra, como cediéndome el inicio, al menos así lo interpreté. Con decisión, emulando a Kasparov, tracé mi bolita en el centro.

X

O

Marca el Sub Galeano

27


¡OYE COMPA!

El gato-perro, como era de esperarse, bloqueó sin miramientos arriba al centro, como queriendo decir que al centro de abajo siempre lo neutraliza el centro de arriba.

X

O O X O X

Bloqueo del gato-perro

O

Terminé arriba a la derecha, ya por mero trámite porque el empate estaba a la vista y mi triunfo era ya inobjetable.

Marca el gato-perro

Ataqué por el flanco izquierdo, queriendo sorprender al gato-perro, pero bloqueó de nuevo.

O X O O O X

X

X

O O X

O X

Marca el Sub Galeano.

O

X

O X X

O X

Nuevo bloqueo del gato-perro.

Me disponía a guardar en el cajón la mantecada, cuando Defensa Zapatista alegó: Por último, previendo ya el empate, “¡Un momento! Le falta una tirada al gatointenté la diagonal de arriba abajo, izquierda perro”. a derecha, como la socialdemocracia en decadencia. “Pero ya está lleno”, dije como protesta. El gato-perro sonrió con picardía y, con sus uñas más afiladas, trazó lo no previsto: como si un mundo nuevo dibujara, agregó extensión al diagrama: Marca el Sub Galeano. Bloqueo del gato-perro

O X

O O X

X

O

Marca del Sub Galeano

28


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

O X O O O X X O X Y lentamente, con placer malsano, rasgó la cruz en la nueva casilla y os juro que la madera rechinó, lúgubre, cuando trazó la diagonal del triunfo.

O X O O O X X O X X “¡Ganamos!”, gritó Defensa Zapatista y tomó la mantecada mientras el animalito daba brinquitos girando sobre sí mismo. Salieron corriendo, con Defensa Zapatista levantando al aire la mantecada como si una bandera universal ondeara.

Antes de irse, Esperanza Zapatista, haciendo honor a su paradoja, se acercó y me palmeó en la espalda mientras me decía: “No preocupas Sup. Yo luego te platico cómo sabía el pancito ése que te derrotó el gatoperro”. Se fue también la Esperanza y, con ella, mi última ídem. Mientras les miraba alejarse, pensé que ése es el problema con el zapatismo, créanme: si sus sueños y aspiraciones no caben en este mundo, imaginan otro nuevo… y sorprenden con sus empeños por lograrlo. Y no sólo con el zapatismo. En el planeta entero nacen y crecen rebeldías que se niegan a aceptar los límites de esquemas, reglas, leyes y preceptos. Porque no son sólo dos los géneros, ni siete los colores, ni los puntos cardinales son cuatro, ni uno el mundo. Así como Defensa Zapatista, el gatoperro y la pandilla formada por el Pedrito, el PablitoyelAmado,nosotras,nosotros,nosotroas sólo tenemos un objetivo: cuidar la Esperanza Zapatista. Si este mundo no da para eso, pues habrá que hacer otro, uno donde quepan muchos mundos. Con estos pensamientos, yo suspiré y le dije al espejo: “debiste haber compartido”.

29


¡OYE COMPA!

El Largo Camino para las personas migradas LGTB que buscan asilo en los Estados Unidos Una entrevista con Jackie Yodashkin, de “Immigration Equality” TEXTO DE ZOE GUINEY

A

raíz de la controversia sobre la separación de familias migrantes, violencia en curso en la frontera, y el extravío burocrático de 1,500 niñxs migrantes, se ha puesto en evidencia que lxs migrantes en Estados Unidos se enfrentan con muchos desafíos incluyendo la injusticia perpetrada por el gobierno estadounidense. La injusticia y el peligro aumentan mucho en el caso de lxs migrantxs que se identifican como LGBT. Muchas personas que se identifican con otras identidades u orientac-

30

iones sexuales no heteropatriarcales o normativas, huyen de sus países como consecuencia de la opresión y la violencia que sufren allí, aunque una vez fuera se encuentran en medio de más peligro y trauma psicológico cuando llegan a los Estados Unidos. Para las personas LGBT, el proceso de obtención de asilo en los Estados Unidos es duro y muchas veces traumático. Es evidente que las instituciones gubernamentales que se encar-


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

ron para dar prioridad a los casos presentados más recientemente, en vez de procesarlos en el orden en que llegaron. Este cambio es bueno para las nuevas personas que buscan asilo, cuyos casos se resuelven en un par de meses. Pero la gente que lo solicitó antes, no tiene un horizonte claro de cuando van a poder defender sus Las condiciones en que lxs migrantxs casos. Están atrapados en el atraso, sin un final a LGBT están abandonando sus hogares en mu- la vista. chos casos son alarmantes. Hablamos con Jack“Esta gente no tiene estatus, vive en el ie Yodashkin, directora de asuntos públicos para Immigration Equality, la organización principal limbo, no sabe si será deportadx a su muerte, si en LGBT y VIH+ de derechos de migrantxs, que puede empezar a construir una vida en los Esprovee servicios legales directos y gratuitos tados Unidos” dice Yodashkin, “Si tu familia está a migrantes LGBT y VIH+ en Estados Unidos. en el extranjero, no puedes solicitar que puedan Como nos confirma Yodashkin, en más de 80 unirse en los Estados Unidos hasta que recibes países es ilegal o perseguido tener una orientac- asilo, entonces hay gente que no sabe si van a ión sexual o identidad de género disidente. Ho- ver a sus niñxs otra vez.” gan de la migración en el país, instituciones que obviamente son fundamentalmente defectuosas e injustas para todo el colectivo migrante, fallan especialmente a la hora de proteger a lxs migrantxs LGBT y lxs someten a más violencia e injusticia.

mofobia y transfobia conducen a discriminación y violencia de individuos y grupos organizadas. En algunos casos sufren una violencia extrema y persecución en las manos de la policía y sus propios gobiernos. No pueden depender de sus sistemas de justicia para defenderlxs. En algunos países la LGBTfobia trasciende normas culturales y la violencia se convierte en sistemática e institucionalizada.

En el caso del proceso defensivo, cuando llegan a la frontera empiezan un proceso más contencioso que en el proceso afirmativo. Muchas veces retienen a las personas migradas en un centro de detención donde se exponen a peligro físico y maltrato psicológico. Allí lxs migrantxs LGBT sufren abusos y acoso sexual producidos por los otros detenidos o incluso por los guardias. De acuerdo con un reporte de 2009 de la Comisión Nacional de la Eliminación de Violación en Prisión, lxs migrantxs son muy susceptibles al acoso sexual a causa de las barreras del idioma, el aislamiento, el miedo de las represalias institucionales (incluyendo la deportación) y otros factores. Migrantxs LGBT están aún más afectadxs por este fenómeno. Según un reporte reciente del Centro para el Progreso Americano, lxs detenidxs en centros de detención de mi-

Para obtener asilo en los Estados Unidos, hay dos procesos diferentes: afirmativo y defensivo. En el caso del asilo afirmativo: alguien puede llegar, por ejemplo, con una visa estudiantil, y luego puede decidir pedir asilo. Antes el procedimiento duraba entre 2 y 3 años para obtener una respuesta, pero desde este enero de 2018, la administración de Trump decidió que este proceso era demasiado largo y lo cambia-

31


¡OYE COMPA!

grantes que se identifican como LGBT tienen un 97% más de probabilidades de ser sexualmente agredidxs que lxs detenidxs que no se identifican así. Las autoridades abusan de su poder contra lxs detenidxs, ignorando las situaciones de abuso y perpetuándolas. Muchxs detenidxs temen más los abusos en forma de represalias o castigos cuando intentan informar sobre sus casos a los oficiales. A veces para “su propio seguridad” están detenidxs en régimen de aislamiento, algo que es ampliamente considerado una forma de tortura. Así el sistema lxs silencia y el ciclo de violencia continúa.

ativo, pero los jueces que reciben los casos en el trayecto defensivo no tienen esta formación. Por lo tanto, los resultados varían mucho dependiendo del nivel de conciencia sobre cuestiones LGBT de la autoridad competente en cada caso.

“Hemos escuchado historias de jueces diciendo ‘si eres bisexual, quédate en tu país y elije estar en una relación heterosexual’ que es un malentendido fundamental de que significa ser bisexual, o ‘está bien ser trans en México porque la gente gay puede casarse en algunas partes de México’ que es un malentendido fundamental de que significa ser trans,” comentó A pesar de la política del ICE (Immigra- Yodashkin. tion and Customs Enforcement), que establece que lxs migrantes transgénero deberían estar Para recibir asilo en los Estados Unidos, detenidxs en instalaciones de acuerdo con el lxs migrantes tienen que mostrar “visibilidad e género con el que se identifican; muchas veces inmutabilidad” que quiere decir que tienen que eso no pasa, lo que aumenta el peligro de violen- probar que están en peligro en su país de origen cia, especialmente para mujeres trans detenidas y que su situación no se va a solucionar. Un juez con hombres. Sin embargo, según un informe puede demandar varios tipos de evidencia para de Humans Rights Watch, aun cuando mujeres probar esto. Este requisito de demostrar su situtrans están detenidas en unidades segregadas ación puede ser muy difícil dependiendo de la (de acuerdo con la política del ICE), se enfrentan situación en el país de origen. Según Yodashkin: a condiciones degradantes y opresivas como exámenes corporales desnudas que son invasivas e “Si eres gay, un juez podría querer ver innecesarias, así como tratamiento médico y de una foto de ti con tu pareja o un correo elecsalud mental inadecuados para sus necesidades trónica que dice “sí, ella/él es gay”. Esto es difícil específicas, y bloqueos largos y frecuentes por de encontrar cuando estás en un lugar dónde es infracciones menores. un crimen o es peligroso mostrar tu sexualidad o Para obtener asilo hay que defender el identidad de género. Para la gente trans, puede caso frente a un juez contra un abogado del ser muy difícil probar que eres trans si te has gobierno cuyo único trabajo es tratar de depor- tenido que mostrar con el género que te asigntar a la gente. Organizaciones como Immigration aron cuando naciste para evitar persecución. La Equality forma a oficiales de asilo para manejar única cosa que puedes hacer es intentar haccasos de migrantes LGBT en el trayecto afirm- erles entender tu historia.” 32


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

Es difícil para todxs demostrar estos requisitos pero es más difícil si estás detenidx y aún más si no tienes unx abogadx para defender tu caso. Yodashkin explica que migrantxs con abogadxs tienen cinco veces más probabilidades de recibir asilo que lxs que no tienen. Los efectos psicológicos del trauma y abuso en el país de origen además de cualquier consecuencia adicional de migrar o estar en detención, puede hacer casi imposible argumentar su caso sin ayuda profesional.

mereces, sino porque es difícil obtenerlo en cualquier situación, especialmente si estás aprendiendo inglés o si estás sufriendo una situación de vulnerabilidad.” Afirma Yodashkin. Como si no fuere suficientemente complicada la situación, hay un año de plazo de solicitud de asilo cuando llegas a los Estados Unidos, con pocas excepciones. El trauma que muchos de estxs migrantes han experimentado significa que puede ser difícil cumplir con este plazo. Primero, necesitan procesar las implicaciones emocionales y psicológicos de su situación; a veces tienen que asegurar que las necesidades

“Ya es muy difícil obtener asilo, especialmente sin un abogado, no porque no lo

33


¡OYE COMPA!

básicas se estén cumpliendo, como tener comi- esta misma cultura y continua normalizando la da y alojamiento seguro. discriminación. El sistema de obtención asilo favorece a lxsmigrantxsconmásrecursoseconómicos.Tienen más probabilidades de recibir asilo si tienen los recursos para llegar a los Estados Unidos y solicitar el asilo por el proceso afirmativo. Cuentan con más probabilidades de recibir asilo si obtienen la libertad bajo fianza y tienen los recursos para pagarla. Además, estas posibilidades aumentan si tienen los recursos para contratar unx abogadx. Así pues, el perfil de personas que los Estados Unidos de América prefiere (el Gran Sueño Americano, la esperanza, la ilusión, la utopía) está basado en un criterio elitista, clasista, machista, economicista, racista, y LGTBfóbico. Este sistema de obtener asilo es entonces un reflejo del ambiente discriminatorio que existe en EEUU actualmente, pero también perpetúa

Bajo la administración Trump, las condiciones están empeorando. Yodashkin cuenta que la decisión de Jeff Sessions en el Asunto de AB, que pasóenjunio,tendráunefectoimportanteparalas personasmigrantesLGBT.Sessions,enunarevisión de la ley de inmigración que muchos consideran inconstitucional y una extralimitación de poder, precarizó la protección para víctimas de violencia doméstica y otros tipos de abuso. Se piensa que esta decisión afecta de manera desproporcionada a lxs migrantes LGBT que solicitan asilo. La restricción de entrada a personas de origen musulmán propuesta por el gobierno de Trump, que entró en vigencia en enero de 2017 supuestamente para prevenir ataques terroristas, conocido como la “prohibición musulmana”, también tiene un fuerte efecto sobre lxs mi-

34


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

grantes que buscan refugio en los Estados Unidos de los 17 países afectados dónde están en peligro por ser LGBT.

Es esencial entonces, que dentro y fuera de los Estados Unidos, exijamos una reforma migratoria para todxs migrantes, pero también que tomemos en cuenta las distintas formas de opresión que el sistema de obtener asilo sostiene para comunidades marginadas. Se habla mucho de los Estados Unidos como una tierra de oportunidades y de posibilidades para un futuro mejor, la triste realidad es que el Sueño Americanoesparaunxspocxsseleccionadxs.Ha sido así desde el origen del país y continuará así siempre que nosotrxs como estadounidenses permitamos esta conducta en nuestra cultura y en nuestro gobierno. Somos responsables de destruir estas formas de discriminación y estamos obligadxs a construir este cambio social y político.

Además, lxs migrantes continúan siendo expulsadas de la frontera (algo que también pasó bajo la administración Obama) lo que tiene efectos peligrosos especialmente para migrantxs LGBT. “Por ejemplo, con las noticias sobre “la caravana”, gente vino a la frontera en el sur de California. Fueron rechazadxs porque no había capacidadpararecibirlxs.Entonces,laspersonas LGBT estaban atrapadxs en las comunidades que lxs persiguen,” Yodashkin dice. Aun cuando migrantxs LGBT reciben asilo, todavía se enfrentan con mucha xenofobia, racismo, homofobia, y transfobia. Aparte de eso hay mucha desinformación en general sobre gente migrante en Estados Unidos lo que dificulta a lxs migrantes alcanzar nuevos horizontes. Pero Yodashkin tiene la esperanza de que con más información y conciencia, la sociedad se dará cuenta de las contribuciones que lxs migrantes aportan al país. Dice:

Para más información sobre Migrantxs LGBT en los Estados Unidos y el trabajo de Immigration Equality, visita: https://www.immigrationequality.org

“Las personas a quienes apoyamos, son gente increíble que hacen cosas increíbles para sus comunidades, y estas se lo devuelven en muchas formas. Hay que conocerlxs como seres humanos no como ‘inmigrantes’, pues hay muchos ejes de discriminación.”

35


Huelga de presxs en EEUU Nos muestra un futuro sin jaulas TEXTO DE darien acero

L

a verdad que la estaban planeando por el 2019, pero tras un motín brutal en el Lee Correctional Institution en Carolina del Sur, el pasado 15 de abril, que se saldó con siete hombres muertos, lxs organizadores de la huelga nacional de presos adelantaron la fecha de inicio para el 21 de agosto de 2018. A diferencia de la huelga de 2016, la de este año tuvo como ‘conclusión’ el 9 de septiembre, dejando casi tres semanas de resistencia organizada dentro de las cárceles y de grupos solidarios de la sociedad civil.

en algunos, aún siguen en huelga) en contra de la esclavitud dentro de las cárceles, de la sobre-imputación y sobre-condenación de poblaciones negras y latinas; por la posibilidad universal de la libertad bajo palabra o condicional, por la apertura de los canales legales para denunciar violaciones a derechos humanos y por la mejora general de las condiciones carcelarias, entre otras demandas. Las tácticas son variadas: una diversidad de presxs está en huelga de hambre, otrxs están boicoteando el comisariato, y aún más no se están presentando para sus Lxs presxs en instituciones de por lo turnos de trabajo. La conexión entre la menos diecisiete estados se manifestaron, (y, esclavitud y el encarcelamiento en EEUU es


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

innegablemente claro: en la enmienda trece de la constitución, que pretende abolir la esclavitud, dice “excepto como castigo de un delito del que el responsable haya quedado debidamente convicto,” lo que abrió la puerta a la trasformación del sistema esclavista en la explotación de lxs presxs enjauladxs en el vasto complejo penitenciario de EEUU.

ofrecerle al lector sólo unos cuantos ejemplos, o trabajan para el Estado combatiendo los incendios en California. Un algunos estados, no se paga ni un centavo; en otros, hay un rango entre treinta centavos y un dólar por hora como indemnización por su trabajo (un poco más en algunos estados si trabajan para la industria carcelera misma).

Desde su inicio, entonces, la industria carcelera ha sido un proyecto capitalista, no sólo como infraestructura del control social autoritario sobre la clase obrera, lxs designadxs ‘desechables’ por el capitalismo y aquellxs que de una u otra manera amenazan al estatus quo (por su color de piel o procedencia); sino también como manera de organizar la explotación de la fuerza de trabajo misma y de generar ganancia del encarcelamiento, un proceso que empezó con el arrendamiento condenatorio, lo que en efecto regresó a la esclavitud a grandes sectores de la población ‘liberada’ por la enmienda trece, y que se ha desarrollado durante el neoliberalismo con el surgimiento de las cárceles privadas.

Además de esto, cuando una persona está encarcelada, hay una gran variedad de gastos con los que se le obliga a lidiar: llamadas de teléfono con tarifas desmesuradas de hasta 17 dólares por 15 minutos (la industria telefónica penitenciaria vale a 1.2 mil millones de dólares), comida del comisariato, expensas médicas y, a veces, se les obliga cubrir los costos de su propio encarcelamiento, como ‘alojamiento y comida’. La cárcel es una maquina de ganancia, y lxs presxs son la materia prima y la mano de obra, consumidores sin elección y productores sobre-explotadxs y sobreenajenadxs.

Lxs organizadores de la huelga Hoy en día, millones denuncian estas condiciones, de nuestrxs hermanxs la discriminación y sobrerecluidxs en las grandes criminalización que enfrenta la fábricas carcelarias trabajan comunidad negra bajo el complejo para empresas, confeccionando industrial penitenciario y las los uniformes de McDonald’s y políticas de guerra y genocidio del la lencería de Victoria’s Secret, Estado carcelero en contra de las ordeñando cabras para hacer queso que se comunidades negras, pobres, latinas, y otrxs. vende en Whole Foods, y manejando las Plantean estas 10 demandas: líneas del servicio al cliente de Verizon; para

Desde su inicio, entonces, la industria carcelera ha sido un proyecto capitalista...

37


¡OYE COMPA!

• Mejoras inmediatas en las condiciones • Poner punto final a las leyes racistas de las cárceles y políticas penitenciarias que penalizan la pertenencia a una que reconozcan la humanidad de presxs. banda, dirigidas contra las personas • Fin de la esclavitud en las cárceles. negras e hispanas. Todas las personas presas en cualquier Ninguna persona presa ha de ser lugar de detención bajo la jurisdicción rechazada en los programas de de los EEUUdeben de recibir los salarios rehabilitación por estar clasificada normales en su Estado o territorio por como delincuente violento. su jornada laboral. • Las prisiones estatales deben recibir • Rescisión de The Prison Litigation fondos destinados específicamente a Reform Act, poniendo a disposición de ofrecer más servicios de rehabilitación. las personas presas un canal adecuado Los programas de becas Pell deben para señalar abusos y violaciones contra retornar a todos los estados y territorios sus derechos. de Estados Unidos. • La Truth in Sentencing Acty la • El derecho a voto de todos los reclusos Sentencing Reform Act deben ser que cumplen sentencias, están retiradas para que l a s en prisión provisional y de los personas presas así llamados ex-delincuentes tengan una posibilidad debe ser tenidos en La cárcel es una maquina de de rehabilitación cuenta. Se pide ganancia, y lxs presxs son la y libertad bajo representación. materia prima y la mano de palabra. Nadie debe Todas las voces obra... ser sentenciado a cuentan. encarcelamiento hasta la muerte o cumplir Como los abusos una sentencia sin posibilidad de del Estado son de amplio libertad bajo palabra. alcance, las demandas de lxs • Poner punto final a la imputación prisionerxs son amplias y profundas en el desproporcionada de negros e hispanos, cambio que buscan. Jailhouse Lawyers Speak, a la desproporción en sentencias contra una organización de abogadxs encarceladxs y negros e hispanos, a la denegación auto-educadxs que ha encabezado una gran de libertad condicional para negros e parte de la organización de la huelga y de la hispanos. No debe negarse la libertad comunicación con la sociedad civil, concibe provisional a las personas negras la población encarcelada como una clase cuando la víctima es de raza blanca, independiente que tiene que darse cuenta un problema frecuente en los estados de su posición estratégica e integral en la sureños. maquinaría del capital estadounidense para 38


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

explotarla y arrebatar las riendas de su destino y el destino de todo el país. A propósito, la organización de los presos estadounidenses ha repercutido más allá de sus fronteras, con poblaciones en instituciones canadienses participando en manifestaciones solidarias, con una serie de protestas detrás de los muros de centros de detención de migrantes dentro de EEUU, tanto en Tacoma, Washington, como en el sur del país; y con declaraciones de solidaridad de grupos de presos desde Palestina hasta Grecia. La explotación de la mano de obra de nuestrxs compañerxs encarceladxs va de la mano con la exportación del trabajo y la fabricación de bienes a los países con estándares de trabajo más relajados, digamos, para así aprovechar que ahí, como adentro de los centros de detención, no se tiene que pagar un salario justo ni dar beneficios humanos a sus empleados. Así que las luchas de lxs presxs estadounidenses, lxs migrantes que han llegado a este país para ‘salir adelante’ y buscar un futuro mejor para sus hijxs y lxs explotadxs de todo el mundo, están inherentemente imbricadas.

algunxs prisionerxs activistas y lxs echaron en el confinamiento solitario, lxs trasfirieron de institución a institución para debilitar sus intenciones de organizar a lxs otrxs presxs, lxs negaron visitas físicas y de teléfono para estorbar su comunicación con la sociedad civil y grupos solidarios ‘libres’, lxs asaltaron, lxs amenazaron y lxs acusaron de una gama de cargos falsos y ridículos. La represión y venganza del Estado y sus representantes privados ha aumentado, como se esperaba, desde el inicio oficial de la huelga; aunque, debido a la forma descentralizada de la organización penitenciara, muchos centros ya habían visto manifestaciones antes del 21 de agosto. Las autoridades de varios centros ordenaron confinamientos en celda para socavar la base de la huelga y disuadir que participaran en ella lxs presxs. Por eso, la estrategia de lxs activistas encarceladxs abarca más que sólo los paros de trabajo. Lxs que no trabajan pueden boicotear el comisariato y lxs que se encuentran atrapadxs en el confinamiento solitario pueden rechazar comida y así erguir las voces sobre los gruñidos de sus cerdos captores Entendiendo que el poder de una desesperados. clase encarcelada unida puede sacudir en sus centros la fundación del andamiaje La solidaridad desde fuera de los capitalista-neoliberal del imperio gringo, hay centros penitenciarios también ha jugado un alto nivel de represión por parte del Estado un papel importante en el desdoblamiento y de las administraciones de las cárceles para de la huelga. Contar esta historia y conectar intentar silenciar a lxs silenciadxs, secuestrar estos puntos con la gente de afuera que está a lxs secuestradxs, esconder a lxs escondidxs arrullada y apaciguada por la normalización y ocultar todo detrás de los muros grises del encarcelamiento y, en ciertos segmentos de los gulags gringos. Antes del inicio de la de la sociedad, una psicología ‘fuera de la vista, huelga, las autoridades pusieron blancos en fuera de la mente’, es un trabajo necesario 39


¡OYE COMPA!

en el proyecto de acabar con la institución la esclavitud y el genocidio del Estado y del peculiar (nombre eufemístico del siglo XIX Capital. Además, que una red de reclusxs para la esclavitud) para siempre, en todas sus enjauladxs, y negadxs de las herramientas posibles manifestaciones. Además, los grupos básicas de comunicación, han podido solidarios de fuera tenemos que estar atentxs orquestar un alzamiento pacífico nacional con para resquebrajar la opacidad de los una diversidad de tácticas según las muros de la penitenciaría que circunstancias de cada región El 21 de agosto busca ocultar la represión, o centro de detención, y lo han es una fecha de y mostrarle al Estado que llevado a cabo exitosamente suma importancia estamos vigilando y que enfrentándose contra en la memoria no la toleraremos. la represión del aparato revolucionaria, la De esta forma, militar-policiaco más memoria de los pueblos se han organizado poderoso del mundo, varios “phone zaps”, días que han luchado por la aunque no es para nada liberación total... en los cuales personas sorprendente, debe aterrorizar solidarias de la sociedad civil a aquellxs que tienen intereses se comprometen a llamar a las en el mantenimiento y desarrollo prisiones y a sus representantes políticos del complejo industrial penitenciario y debe para exigir que cumplan con las demandas de galvanizar a aquellxs, tanto adentro como lxs encarceladxs y para denunciar la represión afuera de las cárceles, que se atreven a soñar y los abusos de poder en casos específicos o con destrozar y abolir cada jaula y cada muro 1 en general. entendiendo que la liberación de todxs está Si bien es posible que el Estado no en juego. cumpla con todas las demandas de lxs activistas de manera inmediata, esta movilización Las fechas también son significativas. tendrá un impacto indudable en el desarrollo El 9 de septiembre marca el aniversario de un movimiento anti-carcelario amplio y del levantamiento de Attica, uno de los liberador. Los levantamientos de este año han sucesos más destacados en la historia del conseguido una cubertura mediática nunca movimiento anti-carcelario. El 21 de agosto antes vista por una movilización pacífica de es una fecha de suma importancia en la presxs en las cárceles estadounidenses. El memoria revolucionaria, la memoria de los peso de este acontecimiento es imprescindible pueblos que han luchado por la liberación de entender, porque significa que la total, y específicamente de los pueblos problemática carcelaria, a pesar de todos los afro-descendientes de este continente esfuerzos del Estado, se mueve hacia el centro llamado América. El 21 de agosto de 1791 de la consciencia popular, que cada vez más se emprendió la revolución haitiana, en gente se está despertando a la realidad de la cual personas secuestradas de África

40


se levantaron en armas y recuperaron la tierra que habían trabajado forzosamente durante tantos años, estableciendo el primer país independiente del mundo colonial, y el único establecido tras una revolución de esclavos. El 21 de agosto de 1831, Nat Turner y docenas de otrxs revolucionarixs se alzaron en el territorio llamado Virginia en una rebelión anti-esclavista que pretendía realizar el lema de ‘otro mundo es posible.’ El 21 de agosto de 1971 unas guardias de la cárcel de San Quentin asesinaron a George Jackson, un activista, teórico, pantera negra, y organizador de movimientos anticarcelarios. No es coincidencia; la historia se desdobla en espiral, como un caracol, y la resonancia de estas fechas carga las luchas de lxs antepasadxs hacia el futuro. Antes de que muramos, aquellxs secuestradxs y enjauladxs por el Estado y el capital se levantarán y se liberarán, llevándonos a un mundo sin cárceles, del mismo modo que aquellxs encadenadxs a lo largo del tiempo se han levantado y forjado nuevas liberaciones. 1. Este tipo de solidaridad es necesaria en todo momento, no sólo mientras haya una movilización de presxs. La deshumanización salvaje del sistema carcelario es constante, y cada vez más y con cada vez más nitidez vemos las intersecciones del racismo ambiental con el complejo industrial penitenciario. Ahora mismo [15 de septiembre de 2018] un huracán está golpeando al Medio Atlántico, específicamente las costas de Virginia y los Carolinas. El Estado ha mandado evacuaciones en regiones de peligro, pero deja abandonados los centros de detención ubicados en tales regiones. Durante los huracanes Katrina y Harvey vimos el mismo fenómeno, que el Estado se aprovecha de los llamados desastres naturales para adelantar el genocidio de las comunidades pobres y no-blancas. Lxs encarceladxs están en peligro agudo ya que están atrapadxs en jaulas y no tienen la opción de huir, ni recoger y guardar víveres.

La Comisión Sexta del EZLN, invita

a los hombres, mujeres, otroas, niños y ancianos de la Sexta, del CNI y de las redes de apoyo al CIG en todo el mundo, y, bueno, a l@s cinéfil@s que puedan y quieran, al FESTIVAL DE CINE “PUY TA CUXLEJALTIC” (“Caracol de nuestra Vida”) Cuya primera edición (suponemos que será anual) se realizará en el Caracol zapatista de Oventik, en las montañas del Sureste Mexicano (con proyecciones alternas en el CIDECI de San Cristóbal de las Casas, Chiapas), del 1 al 5 de noviembre de este año del 2018.

Más información en http://enlacezapatista.ezln.org.mx


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

AUTODEFENSA FEMINISTA RECETA DE ESPRAI DE CHILE PARA MUJERES, LESBIANAS Y TRANS TEXTO DE MARIA GARCIA

L

a autodefensa feminista es una estrategia feminista de empoderamiento personal y colectivo, que sirve no solo para erradicar y enfrentar la violencia machista, sino también para redefinir la autodefensa legítima desde del marco teórico del feminismo.

fensa del derecho a la autonomía y la libertad propia.

La autodefensa feminista tiene tantas estrategias y recursos como personas y momentos. Todas buscan romper con los estereotipos de vulnerabilidad y cosificación, así como la de-

Como decimos, cada una tiene sus propios trucos, pero aquí os dejamos una receta de espray de chile, ¡una receta para la autodefensa feminista!

Por eso, te dejamos aquí la receta de un espray de chile, para que puedas sentirte un poco más segura y volver el miedo rebeldía y fuerza.

42


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

ELABORACIÓN: 1. Primero de todo, ¡prevención! Ponte los guantes de látex y asegúrate de que estás haciendo la mezcla en un lugar seguro. Seguidamente ¡manos a la obra compañera! 2. Corta en pedacitos pequeños el chile rojo seco, como si quisieras conseguir la medida de medio grano de avena. No te apenes si quedan las pepitas dentro también. 3. Mete todos estos trocitos en la botellita pequeña de espray. 4. Añade en ella alcohol de 96°, cúbrelo todo hasta arriba. 5. Cierra bien la botellita y déjalo reposar 3 días. De esta manera, el alcohol agarrará bien el chile rojo.

Materiales: • Un recipiente • Guantes de látex • Un bol • Chile rojo y seco • Alcohol de 96° • Una botella pequeñita de espray

6. Filtra con fieltro de café o algo similar, el alcohol y los trocitos de chile. Nos interesa conservar sólo el líquido, pues podría ser que a la hora de utilizar el espray los trozos de chile atascaran el mecanismo de rocío.

Ten en cuenta que quizás el espray a veces puede ser poco efectivo, ante la duda destapa el recipiente y échaselo encima. Tu bomba antipatriarcal hará que tu agresor se muera del dolor durante más de 10 minutos, escociéndole toda la cara y dejándolo inmóvil.

43


A 50 años DEL '68 Conversatorio en junax sobre represión y movimientos estudiantiles en méxico TEXTO y fotografías DE NICOLE VELÁZQUEZ El otoño en México se tiñe de rojo. Como la sangre de nuestros muertos, como la sangre que con rabia aún circula entre los que estamos vivos. Se cumplen 50 años de la matanza de estudiantes universitarios en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, Ciudad de México por parte del Ejército mexicano el 2 de Octubre. Se cumplen 4 años de la desaparición de 43 estudiantes

de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, además del asesinato de 6 de sus compañeros el 26 de Septiembre. Este año estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron agredidos por fuerzas de choque frente a Rectoría durante una manifestación por el alto grado de violencia en el campus el 3 de Septiembre.


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

Fácilmente el pueblo creyente de México encuentra entre estas tres una conexión más allá del mero hecho político. La superstición en nuestra sangre nos obliga a creer que existe un mensaje escondido entre las estrellas estos días, augurando aún más sangre o tal vez un despertar de consciencia que nos guiará al cambio. Regresando del cielo a la tierra, sí existen condiciones, actores e intereses que contribuyen a la construcción de un sistema que engendra diferentes monstruos con el mismo objetivo: callar, oprimir y controlar. El movimiento estudiantil rural y urbano en México merecen un profundo análisis colectivo si es que en 50 años queremos solo hacer memoria, sin agregar más penas a la lista del No Olvido. Libros de historia de la Secretaría de Educación Pública mencionaron por primera vez lo ocurrido del 2 de Octubre del 68 en 1993, mostrando en una minúscula línea de tiempo bajo el año en cuestión: “Movimientos estudiantiles en México y el mundo”. No es hasta el 2008 que por primera vez se establece como responsables de muertes estudiantiles a la policía y el ejército. El clima revolucionario mundial de la época fue caldo de cultivo para el movimiento que en realidad estalló a mediados del año tras la violenta represión de un conflicto entre estudiantes de preparatorias rivales de la UNAM y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), las casas de estudios más importantes del país. Una serie de manifestaciones y protestas, entre ellas la legendaria Marcha en Silencio

del 13 de Septiembre, culminaron en la matanza de más de 300 estudiantes, 25 oficialmente reconocidos, a órdenes del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz – hoy reconocido como ex-agente de servicios de inteligencia estadounidenses– y de Luis Echeverría, quien fuera “elegido” presidente del sexenio próximo en 1970. En 2014 estudiantes para maestros de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos en el estado de Guerrero planeaban viajar el 26 de Septiembre hacia la capital para unirse a las manifestaciones por la Matanza de Tlatelolco el 2 de Octubre. Autoridades municipales estaban al tanto de sus intenciones e interceptaron en diferentes rutas a los autobuses en que viajaban. Estudiantes heridos en el tiroteo inicial fueron llevados al hospital mientras los sobrantes 43 fueron desaparecidos por agentes de la policía municipal de Iguala, Guerrero. Otros 6 estudiantes fueron asesinados esa misma noche. La versión del Estado tacha a los estudiantes de sicarios que murieron a manos del existen narcotráfico, condiciones, incinerados actores e intereses en un que contribuyen a basurero. la construcción “ Ve r d a d ” de un sistema que fue que engendra desmentida diferentes por el Grupo monstruos con el mismo objetivo: callar, oprimir y controlar.

45


¡OYE COMPA!

Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) y el Equipo Argentino de Antropología Forense, quienes hacen responsables al Estado en todos sus niveles de la desaparición forzada de los normalistas y de falsificar pruebas para proteger a los implicados promoviendo la impunidad. Tras una ola de violencia y feminicidios en Ciudad Universitaria (CU), estudiantes de entre 15 y 18 años de los Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH) de Oriente y Azcapotzalco se manifestaron unidos frente al edificio de Rectoría el 3 de Septiembre de este año. A las 3:30 de la tarde es permitida la entrada a un grupo de porros –personas reclutadas por grupos de poder que se hacen pasar por estudiantes para desarticular protestas de manera violenta– que atacaron a los manifestantes dejando 2 heridos de gravedad que fueron apuñalados y otros 14 estudiantes con heridas menores. Los agentes de seguridad universitaria hicieron caso omiso al atentado justificando que “las instrucciones vienen de arriba”. La UNAM entró en paro al día siguiente, se repitió la Marcha en Silencio del 68 y se han estado realizando asambleas interuniversitarias desde entonces con representantes de más de 70 instituciones.

En el Centro de Voluntarios Junax en San Cristóbal de las Casas, Chiapas –un espacio 46


CAMINANDO EL OTRO CHIAPAS

en el que confluyen diferentes personas y proyectos de todo el mundo con el mismo objetivo de luchar por la vida– se realizó entre los voluntarios y estudiantes de la UNAM involucrados actualmente en las asambleas y el movimiento recién estallido por los hechos del pasado 3 de Septiembre, el “Conversatorio sobre Represión y Movimientos Estudiantiles en México”. En colectivo analizamos los distintos frentes abiertos que tienen los movimientos estudiantiles en México: el crimen organizado dentro o alrededor de los campus, los grupos porriles, los partidos políticos hegemónicos que los financian, grupos extremistas como fuerzas de choque al interior de las asambleas, autoridades universitarias coludidas, la policía y el ejército como elementos de control violento, una cultura nacional feminicida y la apatía generalizada de la población. Aunque en diferentes territorios, tiempos y realidades los movimientos estudiantiles en territorio mexicano sufren de los mismos males a diferentes intensidades. Hoy es impensable que en la Ciudad de México puedan desaparecer 43 estudiantes por dirigirse a una manifestación, pero es una realidad en el sur del país donde el cinismo de los caciques políticos ha llegado a niveles terroristas. Reconocer que en estados como Guerrero, Oaxaca y Chiapas la represión es mayor te lleva inevitablemente a reconocer que los espacios de lucha estudiantil rural son entonces un verdadero sembradío de despertares, la esperanza de quienes luchan por la vida.

47


COMPAS PRESXS EN LUCHA CERESO Nº5 SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS Solidarios de la Voz del Amate, Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona EZLN: Alejandro Díaz Santiz: Originario de Tzoeptic, municipio de Mitontic. Tsotsil. Preso desde el 11/05/1999. Sentenciado a 29 años y 6 meses.

7,087 DÍAS PRESO

5,358 DÍAS PRESO

Mariano Pérez Velasco: originario de Cuchumton, municipio de Mitontic. Tsotsil. Preso desde el 03/02/2004. Proceso re-abierto por falta de pruebas e irregularidades en el proceso.

Diego López Méndez: originario de San Juan Cancuc. Tseltal. Preso desde el 18/07/2012. Proceso abierto, a espera de sentencia.

2,270 DÍAS PRESO

La Voz de Indígenas en Resistencia, Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona EZLN: Juan de la Cruz Ruiz: originario del Paraje Majomut, municipio de San Juan Chamula. Tsotsil. Preso desde el 28/02/2007. Sentenciado a 30 años.

4,237 DÍAS PRESO

2,306 DÍAS PRESO

Adrián Gómez Jiménez: originario de Paraje Romerillo, municipio de San Juan Chamula. Tsotsil. Preso desde el03/02/2004.Procesoabierto, a la espera de sentencia.

5,358 DÍAS PRESO

3,64 DÍAS PRESO

Esteban Gómez Jiménez: originario de Ranchería Salto del Tigre, municipio Chilón, San Sebastián Bachajón, Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Tseltal. Preso desde el 12/06/2012. Proceso abierto, a la espera de sentencia. Alfredo Gómez López: originario de la Ranchería Pozo Colorado, municipio de San Cristóbal de Las Casas. Tsotsil. Preso desde el 17/10/2008. Proceso re-abierto por falta de pruebas e irregularidades en el proceso.

¡Oye Compa! N°1  

Hola de nuevo compas! Aquí seguimos, desde el Centro de Voluntarixs Junax, caminando juntxs en la construcción de ese otro mundo, donde quep...

¡Oye Compa! N°1  

Hola de nuevo compas! Aquí seguimos, desde el Centro de Voluntarixs Junax, caminando juntxs en la construcción de ese otro mundo, donde quep...

Advertisement