__MAIN_TEXT__

Page 1

Issue 24:

Rene Torres Escoto, Victor M Gente Bastarda, Adrian Markis, Rodrigo Chacon, Vladimir Seleznev.


Revista digital magazine issue: 24 One Shoot

2.

PAISAJES

EURIDICE

RENÉ TORRES ESCOTO Cuernavaca, México www.renetorresescoto.com

VICTOR M GENTE BASTARDA Sevilla, España www.gentebastarda.com

3.

4.

5.

DIA DE DIFUNTOS, ENTRE LA TRISTESA Y LA ALEGRIA

JAZZ-LICHT

SPACE

RODRIGO CHACÓN Querétaro, México

VLADIMIR SELEZNEV Moscú, Rusia

ADRIÁN MARKIS Buenos Aires, Argentina www.adrianmarkis.com

2

1.


One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital

1.

4


RENÉ TORRES ESCOTO Cuernavaca, México

PAISAJES www.renetorresescoto.com


6

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


8

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


10

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


Si eres fotografo y quieres publicarte con nosotros manda tus propuestas a oneshooot@rincon11studio.com Si quieres anunciarte oneshooot@rincon11studio.com


VICTOR M GENTE BASTARDA Sevilla, Espa単a

EURIDICE

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital

www.gentebastarda.com

14


2.


16

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


18

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


20

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


3. El ¨ Día de los Difuntos ¨, se realiza todos los años el día 2 de Noviembre y lo viven juntos diferentes culturas, al fotografiar este día en el Cementerio de Flores de Buenos Aires, durante 4 años, me encontré con muchas sensaciones entremezcladas que convivían en un mismo espacio, estaba la alegría y la tristeza a la vez, estaba presente la cultura occidental y la cultura prehispánica.

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital

Los contrastes son impresionantes, uno se puede encontrar caminando por la calles del cementerio a una señora de piel blanca occidental que lleva flores a sus difuntos con una actitud de profundo dolor y melancolía, que al verme con mi cámara adopta una postura de defensa y me pide no fotografiarla y que me identifique, también se puede encontrar con una señora de la comunidad Boliviana tomando cerveza y riéndose con su familia sentada en la misma tumba de sus familiares, pero sonriendo ante mi lente. Ambas situaciones conviven en un mismo espacio durante todo un día.

22

También se puede escuchar los gritos de los niños jugando entre las tumbas, las bandas de músicos tocando las melodías que escuchaban los difuntos a pedido de los familiares, mientras que los señores occidentales se quejan del ruido, se quejan del alcohol, se quejan del olor de la comida, los acusan de destruir el cementerio y de ser unos borrachos y delincuentes. No solo que los acusan si no que los persiguen con policías de cuerpos de elite y con profundos controles en las entradas y salidas del cementerio. Parece el miedo a la alegría y a la felicidad de un festejo con cientos de años de historia, pero entremezclado lamentablemente también con una xenofobia típica de los porteños hacía los inmigrantes bolivianos. Mis costumbres y cultura occidental me han enseñado que acudir al cementerio es una situación triste que genera profundo dolor y melancolía. He ido pocas veces en mi vida a visitar a mis muertos, esto es lo aprendido de generación en generación, cuando lo mas significativo de este asunto es que sencillamente estamos de alguna manera visitando nuestra futura casa. Esto irremediablemente es encontrarse con la verdad y dejar de mentirnos. El sistema occidental quiere negar la muerte para darle una forma a nuestras vidas y que nos materialicemos consumiendo aun mas, que pertenezcamos al mundo material y que el espiritual sea una quimera. Entiendo que me han mentido, que al vivenciar como viven de otra forma la Muerte las culturas prehispánicas de Latinoamérica, uno pone en contraste su propia educación. Creo que no hay que construir paredones que separen el cementerio de la ciudad, no podemos ser inmortales como tampoco negar nuestra edad ni el paso del tiempo en nuestros cuerpos, y es aquí en donde el sistema nos enseña a reclamar la eterna juventud para que consumamos sus cirugías estéticas, sus autos deportivos, sus horas de gimnasio, sus comidas light, los seguros de vida, los estudios médicos que no tienen diagnóstico, la industria farmacéutica de venta libre, las cremas antiage, etc. Todo esto no se consumiría si nuestro concepto de la muerte no fuera tabú y tan perversamente manipulado, la muerte debería enfrentarse y no negarse, de manera de construirnos como seres mas completos y sinceros con nosotros mismos.


´ DIA DE DIFUNTOS, ENTRE LA TRISTESA ´ Y LA ALEGRIA ADRIÁN MARKIS Buenos Aires, Argentina www.adrianmarkis.com

Observando como vive la muerte la comunidad Boliviana, la cual mantiene intacto sus costumbres prehispánicas, he notado que han logrado integrar la muerte a sus vidas, de esta forma si bien es imposible que este hecho no genere tristeza ellos han conseguido darle otro sentido a la misma muerte, primeramente con la plena aceptación del suceso y haciendo un festejo de la muerte a través de la vida, ellos visitan varias veces durante el año a sus familiares en los cementerios y aprenden esto desde muy chicos y es ahí en estos actos cuando se logra perder el miedo a morir por integrarlo a lo cotidiano, este hecho sencillo de acudir al cementerio en familia a honrar y recordar a su difuntos, llevando música, comida, bebida, cantos y rezos, genera una sensación de que al morirse nos visitaran seguido trayéndonos a nuestras tumbas aquellas cosas que nos gustaba comer y escuchar, que se sentaran en nuestras lapidas la familia para honrarnos, que no seremos olvidados ni negados, si no recordados y amados por las generaciones venideras. Esto reconforta nuestras almas y nos ayuda a perder un poco mas el miedo a morir. Creo definitivamente que nos estamos equivocando y que la muerte nos puede enseñar a vivir mejor la vida. Hay que aprender de otras culturas que se encuentran mas avanzadas que la occidental respecto fundamentalmente a valores tan fundamentales como lo son la forma de vivir la vida y la muerte.


24

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


26

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


28

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


30

One Shoot

magazine issue: 24 Revista digital


32

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


34

One Shoot

magazine issue: 17

Revista digital


One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital

4.

36


RODRIGO CHACÓN Querétaro, México

JAZZ-LICHT


38

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


40

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


42

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital

5.

44


SPACE VLADIMIR SELEZNEV Moscú, Rusia

The”Spaces” project is an attempt to create from the nature an overall scenic picture expressed by the forms, lines, colors, shades. The attempt to see not landscape but space. The space enclosed in the image plane. The photographs were taken near different cities and towns of Russia and Ukraine: Odessa, Lviv, St-Petersbourg, Peterhof, Pereslavl-Zalessky, Rybinsk and others.


46

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


48

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


50

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


52

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


54

One Shoot

magazine issue: 24

Revista digital


Revista digital magazine issue: 19 One Shoot

Are you a photographer, send us your work to oneshooot@rincon11studio.com If you want to advertise oneshooot@rincon11studio.com

56


Issue: 24

https://www.facebook.com/oneshootmagazine http://oneshootmagazine.blogspot.mx www.flickr.com/photos/oneshootmagazine Director Editorial DARÍO RODRÍGUEZ Colaboradores BERTA VILA CRISTINA VILA Ventas ONESHOOT@RINCON11STUDIO.COM Graphic designer RINCÓN 11 STUDIO

Profile for One Shoot Magazine

One Shoot Issue 24  

Magazine about photo, art.

One Shoot Issue 24  

Magazine about photo, art.

Advertisement