Page 1

Por: Johana Johana Bernal Bernal Emely Abello Abello Becerra Becerra


Sólo en los últimos 12 meses, se han producido graves crisis alimentarias en tres grandes regiones africanas: el Sahel, África Austral, y el Cuerno de África. En esta última, el número de afectados ha superado los 11 millones de personas.


El 33% de la población en el África subsahariana está desnutrida, frente al 17% de media en los países en desarrollo. La proporción de personas desnutridas en África central alcanza el 55%.


El número de crisis alimentarias que cada año se producen en África Subsahariana se ha triplicado en los últimos 20 años, pasando de una media de unas siete emergencias anuales a mediados de los 80 a más de 20 en esta década.


La población rural, los pequeños propietarios, las comunidades dedicadas al pastoreo nómada y las mujeres son los grupos más vulnerables.

Sólo en los primeros 10 meses de 2011, se han producido graves crisis alimentarias en tres grandes regiones africanas: el Sahel, África Austral, y el Cuerno de África. En esta última, el número de afectados ha superado los 11 millones de personas.


CAUSAS DE LA CRISIS EN AFRICA

CAUSAS DE LA CRISIS


La reciente crisis alimentaria en Níger tuvo que ver con los efectos de una plaga de langostas, con la reducción de un 11% en la cosecha respecto a los últimos cinco años pero, sobre todo, se debió al aumento de la población que vive en extrema pobreza del 40% al 66% en apenas 15 años.


En muchos de los mercados de las zonas afectadas por la crisis había comida, pero la gente simplemente no podía comprarla. El 46% de los habitantes del África Subsahariana (313 millones de personas) viven en situación de pobreza extrema (menos de dos mil pesos al día). Esta cifra se ha duplicado en los últimos 20 años.


En el África Subsahariana, el 70% de la población vive de la agricultura. Sin embargo, los gobiernos sólo dedican el 5% del presupuesto a ese sector.


En cuanto a la ayuda exterior, los prestamos del Banco Mundial para la agricultura en estos paĂ­ses han caĂ­do un 30% entre 1997 y 2001.


El 50% de las crisis alimentarias en África tiene que ver con situaciones de conflicto y desplazamientos masivos de población causados por la violencia, aunque son las crisis que reciben menos publicidad.


En la República Democrática del Congo, la guerra hace que el 71% de la población esté desnutrida. En el norte de Uganda (20 años de guerra), el 48% de los niños sufren secuelas físicas y psicológicas a causa de la desnutrición. El 78%de las familias no tienen acceso a la tierra. El 84% de la población depende de la ayuda alimentaria.


En 2020 una quinta parte de los trabajadores agrícolas en los países del sur de África habrán muerto víctimas del VIH SIDA.


La producci贸n de ma铆z en las granjas comunitarias de Zimbabue cay贸 en 54% entre 1992 y 1997, en gran medida por los efectos de las muertes y las enfermedades relacionadas con el VIH-SIDA. Sin embargo, s贸lo uno de cada 10 africanos que sufren la enfermedad reciben las medicinas que necesitan para combatirla.


Los países del África Occidental pierden cada año 200 millones de dólares en ingresos por culpa de la venta subsidiada de algodón por parte de EEUU.

En 2002 y 2003, la caída de los precios del café en los mercados internacionales agravó la crisis alimentaria que sufrió Etiopía en esos años.


En el 2002 y 2003, la caída de los precios del café en los mercados internacionales agravó la crisis alimentaria que sufrió Etiopía en esos años.


África es el continente más vulnerable al cambio climático por la extrema pobreza que padece, y por su agricultura dependiente de la lluvia. La desertización en África Subsahariana avanza a un ritmo del 3,5% anual. Un aumento global de la temperatura de menos de 2,5º C hará aumentar el riesgo de hambruna para entre 55 y 65 millones de africanos más.


La ayuda humanitaria internacional para África ha crecido de 946 millones de dólares en 1997 a 3.000 millones en 2003.


El 79% de la ayuda alimentaria que se dona en las crisis viene de los países ricos. Esta ayuda suele tardar entre cuatro y cinco meses en llegar y los costes de transporte hacen que pueda salir hasta un 50% más cara que si se hubiera comprado en la región afectada. La clave está en que para estos países (en especial para EEUU, Francia e Italia), la donación de comida es una forma de subsidiar a sus propios agricultores y beneficiar a sus transportistas, aunque la ayuda pueda ser inadecuada para los que la necesitan.


Sin embargo, el tipo de ayuda que puede prevenir a largo plazo estas crisis, la dedicada al desarrollo agrícola en el continente, ha caído un 30% entre 1989 y 2002. La ayuda llega tarde: la mayoría de las peticiones de fondos que hace NNUU recibe en el primer mes un máximo del 30% del dinero necesario. Cuanto más lenta es la respuesta de los donantes más gente sufre, y más «caro» sale paliar una crisis. .


Sin embargo, el tipo de ayuda que puede prevenir a largo plazo estas crisis, la dedicada al desarrollo agrĂ­cola en el continente, ha caĂ­do un 30% entre 1989 y 2002.


La ayuda llega tarde: la mayoría de las peticiones de fondos que hace NNUU recibe en el primer mes un máximo del 30% del dinero necesario. Cuanto más lenta es la respuesta de los donantes más gente sufre, y más «caro» sale paliar una crisis.


Sin embargo, el tipo de ayuda que puede prevenir a largo plazo estas crisis, la dedicada al desarrollo agrícola en el continente, ha caído un 30% entre 1989 y 2002. A pesar de las reiteradas alertas, cuando por fin empezó a llegar la ayuda al Sahel en 2005, 3,6 millones de personas ya sufrían hambre, y muchos de ellos habían tenido que vender su ganado, sus tierras y herramientas para sobrevivir, quedándose en una situación muy vulnerable frente a futuras crisis.


SOLUCIÓN A LA CRISIS


Mejorar los sistemas de alerta temprana para prevenir crisis alimentarias.


Mejorar la rapidez y distribuci贸n de la ayuda de emergencia a trav茅s del Fondo de NNUU para emergencias (CERF) recientemente reformado.


Equilibrar las aportaciones para que cubran todas las necesidades, no s贸lo las de alimentos inmediatos. La concentraci贸n en ayuda alimentaria es pan para hoy y hambre para ma帽ana.


La Unión Africana, con el apoyo de los países ricos, deben abordar el problema de las guerras en África, con más apoyo las misiones de mantenimiento de la paz de NNUU, control del comercio de armas y regulación de la explotación de los recursos naturales.


Los gobiernos deben adoptar políticas agrícolas eficientes, basadas en un proceso consultivo, que prioricen a los pequeños propietarios, las comunidades dedicadas al pastoreo, y las mujeres. La Unión Africana, con el apoyo de los países ricos, deben abordar el problema de las guerras en África, con más apoyo las misiones de mantenimiento de la paz de NNUU, control del comercio de armas y regulación de la explotación de los recursos naturales.


Mayor inversi贸n en desarrollo rural y en programas para combatir el VIH-SIDA.


Los pa铆ses ricos deben dejar de condicionar la ayuda a la adopci贸n de pol铆ticas de libre mercado que dificultan el desarrollo econ贸mico, deben adoptar medidas para estabilizar los mercados de materias primas y poner fin a las exportaciones subsidiadas.


Deben aumentarse los esfuerzos por reducir el calentamiento global y aumentar la ayuda financiera a Ă frica para adaptarse al cambio climĂĄtico.


¡Gracias ¡Gracias…! ias…!

Clamor por Africa  

Presentación actual acerca de la situación en Africa

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you