Issuu on Google+


ARTE TEXTIL

& DISEテ前

guatemalteco v


créditos ARTE TEXTIL & DISEÑO guatemalteco es una producción de Banco Industrial, S. A., Guatemala, Centroamérica. - Autor:

Priscilla Bianchi

- Fotografías:

Lester Meléndez, Iván Castro, Alan Benchoam y Banco Industrial, S. A.

- Estructura:

ET Publicidad, S. A.

- Dirección Creativa y Diseño:

Zootropic, S. A., Mariaolga Reyes

- Corrección de Estilo:

Carmen Elisa Asturias Quintana

- Edición:

Luis Fernando Alvarado

- Impreso por:

Corporación Litográfica, S. A.

Los textos y fotografías en este documento son responsabilidad exclusiva de sus autores y no representan necesariamente la opinión de Banco Industrial, S. A. o de su Consejo de Administración. La mención o imagen de un lugar registrado no constituye ninguna responsabilidad para Banco Industrial, S. A. Los permisos de fotografía fueron tramitados por sus autores. Este documento fue financiado totalmente por Banco Industrial, S. A., con el fin de promover el arte textil guatemalteco. Se prohíbe la venta y reproducción parcial o total de este documento, sin la autorización previa de Banco Industrial, S.A.

vi


presentación Guatemala es un país multicolor, de contrastes y una belleza natural inigualable. Posee una riqueza cultural basada en los vestigios que aún quedan de la cultura maya, y en las manifestaciones arquitectónicas, reminiscencias del período colonial. Esta tierra de bellos lagos, imponentes volcanes y verdes montañas; esta tierra de gente sencilla pero buena; esta nación plurilingüe y multicultural, que nos cobija a todos los chapines, tiene otra riqueza invaluable: sus textiles. Los indígenas guatemaltecos manifiestan en sus prendas de vestir un sincretismo cultural, que evoca a sus antepasados mayas, así como la influencia hispánica durante la colonización. Se observa en sus trajes diversidad de diseños, formas y colores, los cuales varían según la región de su procedencia. Es precisamente porque los textiles forman parte de la identidad y del legado cultural de Guatemala, que Banco Industrial, S.A., se complace en presentar ARTE TEXTIL & DISEÑO guatemalteco, obra realizada por la artista guatemalteca Priscilla Bianchi. Esta diseñadora, durante más de 10 años, ha cultivado el art quilting. (El quilting: acolchado o enguatado, es una técnica artesanal que mediante el uso de telas e hilos permite crear diseños especiales). Priscilla ha destacado en esta manifestación artística a nivel internacional, ya que ha utilizado de manera original la combinación de textiles guatemaltecos, junto a otras telas, de diferentes países y texturas, en forma única y creativa. El paisaje de Guatemala, la flora, la gente y sus costumbres cotidianas; las tradiciones, el colorido de los mercados y los trajes indígenas; la cultura maya y la herencia hispánica –entre otros– son los elementos de nuestro país, que constituyen fuente constante de inspiración para la artista, transportándola a un mundo de magia y misticismo. Con la publicación de este trabajo, Banco Industrial, S.A., rinde homenaje a una guatemalteca ejemplar, que ha dado a conocer y admirar nuestra cultura, por todos los rincones del mundo. Por ello, le invitamos a recorrer con genuino interés sus páginas, en donde sus ojos se recrearán con la belleza de un nuevo arte y, a su vez, se documentará con la información y pasajes narrativos de la autora. ¡Sólo valorando y respetando nuestras raíces culturales, y a quienes se esfuerzan con orgullo por darlas a conocer allende nuestras fronteras, aprenderemos a ser más y mejores guatemaltecos! Banco Industrial, S.A. Guatemala, 2010

vii


parte2

parte1

ARTE TEXTIL GUATEMALTECO

¿CÓMO EMPEZÓ TODO? Descubriendo a la artista

viii

Pág. 03

¿Qué es art quilting?

Pág. 11

Anatomía de una art quilt

Pág. 16

El proceso de hacer una art quilt

Pág. 20

Materiales

Pág. 23

Cronología

Pág. 27

¿Cómo inicia su proceso de diseño?

Pág. 31

¿Cómo empieza a crear una nueva obra? ¿Cómo surgen las ideas?

Pág. 33

Exposiciones

Pág. 39

La esencia del libro: Inspiración e interpretación

Pág. 43


parte3

parte4

DISEÑO GUATEMALTECO

¿HACIA DÓNDE VA LA OBRA?

Fuentes de inspiración Guatemala como su contexto

Pág. 101

Color

Pág. 105

Forma

Pág. 170

Contraste

Pág. 199

Simetría

Pág. 204

Repetición

Pág. 208

Abriendo puertas y creando posibilidades

Pág. 213

Trascendencia, transformaciones y otros caminos

Pág. 215

ix


parte1

驴c贸mo empez贸 todo?


descubriendo a la artista En 1998 Priscilla Bianchi inició algo que le fascinaba. Renunció a su trabajo de Recursos Humanos para quedarse encerrada en la casa cosiendo, y eso era todo lo que quería hacer. Estaba siguiendo su corazón, esa voz interior que le indicaba que eso valía la pena. No faltaron personas de su entorno que le decían que debía estar mal de la cabeza, que cómo se le ocurría abandonar una carrera establecida, un excelente nivel de ingresos, excelentes oportunidades para retirarse... ¿Todo por coser? Contra todos los pronósticos, Priscilla siguió su intuición, sólo se dedicó a hacer algo que le encantaba, y todo lo demás ha venido por añadidura. La artista cuenta que si a ella alguien le hubiera dicho hace 10 años todo lo que iba a hacer, todo lo que iba a pasar, los lugares que visitaría, y la gente que conocería, no lo hubiera creído, porque ha sido un viaje fascinante, lleno de bendiciones. En las palabras de Bianchi: “Es cierto que yo he trabajado muy duro, pero Dios ha abierto todas las puertas y ha permitido que todo esto suceda, y por ello le estaré eternamente agradecida.” Esta historia da inicio durante la niñez de Priscilla, cuando su madre le enseñó a coser a los cuatro años de edad, en la máquina Singer de pedal que había sido de su abuela y, que a la fecha, todavía conserva. Como de niña era inquieta, la artista buscaba formas de entretenerse por largos periodos de tiempo y, el coser, fue de su agrado. Luego, a los once años, la inscribieron en un curso “formal” de costura y confección, en donde los alumnos aprendían a usar patrones y a coser su propia ropa. Desde entonces, Priscilla no ha cesado de coser, diseñar y crear. Su abuela materna también ejerció gran influencia en su vida. De ella adquirió la sensibilidad hacia el color y la pasión por las telas. También le enseñó a apreciar las cosas hechas a mano y las artes de la aguja. Ella fue quien le enseñó a hacer tricot, crochet, bordado, cruceta y tapicería.

3


El arte y la apreciación estética siempre han formado parte de la vida de Priscilla Bianchi; la experimentación con diversos géneros de expresión artística ha sido un proceso natural. Aunque hizo algunos estudios formales de artes plásticas y diseño gráfico, en esencia su arte proviene de su naturaleza inquisitiva y autodidacta. La artista ha dedicado muchos años al dibujo y a la pintura con acuarelas, óleos y acrílicos, diseño de joyería y la decoración de interiores, otra de sus grandes pasiones. Hoy en día, además de art quilts, diseña telas comerciales para una compañía americana líder en el mercado: Robert Kaufman, en Los Angeles. Ha sido educadora toda su vida. A los 18 años se graduó como maestra de párvulos y durante trece años trabajó en colegios privados, dando clases y ocupando puestos de dirección. Se retiró después de graduarse de la universidad como Administradora de Recursos Humanos, para dedicarse a dar consultoría y capacitación en esa área. Durante los siguientes quince años de su vida se dedicó a hacer estudios de clima organizacional, a seleccionar personal para puestos ejecutivos, pero sobre todo, a capacitar a gerentes, supervisores y empleados de diversas empresas en temas como liderazgo, comunicación, asertividad, motivación, trabajo en equipo y relaciones humanas, entre otros. Viajaba frecuentemente por Centroamérica y el Caribe para capacitar a los niveles gerenciales de grandes compañías internacionales.

Durante ese tiempo también se hizo cargo de las áreas de mercadeo y ventas de la empresa de consultoría, experiencia que ha resultado ser invaluable para promover su carrera artística. Priscilla se considera muy afortunada, pues todo lo que ha trabajado en su vida ha sido porque le ha gustado en algún momento, y lo ha hecho con pasión. Pero después de quince años de trabajar arduamente, y viajar tanto, el trabajo se había vuelto cansado y frustrante. Aunque se había hecho de un buen nombre y era solicitada en el medio, ya no era eso lo que quería hacer, ya no le satisfacía; así que pensó que era momento de un cambio, aunque no tenía ni la menor idea de qué cambio podría ser. Investigó opciones, analizó varios negocios, pero nada le convencía del todo. No tenía prisa, y como ya prácticamente tenía trazado su objetivo, se mantendría en alerta hasta que la oportunidad dorada apareciera.

Cuenta Priscilla: “Sumado a todo esto, después de cumplir 40 años empecé a ganar algunas libritas de más. Como no tenía ningún interés en conocer mis nuevas medidas, coser ropa sencillamente dejó de interesarme. Sin embargo, seguía necesitando un escape creativo, y ¡las manos me picaban por coser!”

4


nada sucede por casualidad

todo en la vida tiene una razón de ser, y forma parte de un plan perfecto

Aprender a hacer quilting era algo que la artista había querido hacer desde mucho tiempo atrás, pero con tanto trabajo y tantos viajes no había podido hacerlo, así que luego de renunciar a su trabajo, decidió que este era el momento indicado. De esa manera inició su aventura, sin imaginarse que estaba a punto de adentrarse en uno de los proyectos más interesantes y emocionantes de su vida. Así, compró por correo su primer libro de quilting. Desde el momento en que lo abrió, no lo podía dejar; lo leyó de principio a fin en dos días, y esa última noche empezó a hacer la primera quilt, siguiendo las instrucciones al pie de la letra. Refiere la artista que todavía recuerda la sensación de urgencia y la emoción intensa que sentía por terminarla, sólo para poder hacerla a un lado y empezar con la segunda. Muy pronto hizo una lista de todas las piezas que iba a realizar, algunas hasta con títulos, y todo lo que quería era ¡seguir cosiendo sin parar!

5

Después de pensarlo a fondo durante seis meses, y analizar los pros y los contras, decidió renunciar al trabajo y quedarse en casa cosiendo. Hubo personas que pensaron que había perdido el juicio. Fue una época en donde no contó con mucho apoyo, pero honestamente no le importaba lo que otros pensaran. Su espíritu había encontrado su voz de expresión.

“Hay que creer para ver” – P. Bianchi Habiendo hecho arte toda su vida en sus ratos libres, estaba consciente que nunca llegaría a ningún lado, a menos que se dedicara en alma y corazón a esta nueva etapa. Ello también implicaba que para alcanzar sus metas debía dedicar tiempo completo al art quilting. La artista confiesa que después de trabajar 12 y 14 horas diarias fuera de casa, los primeros seis meses de estar encerrada fueron un martirio. Pero perseveró, pues estaba convencida de que valía la pena.

Recuerda Bianchi: “Desde el principio supe que sería artista de quilts, pues muy pronto descubrí que este género artístico reunía en un solo paquete todo lo que amo: las telas y la costura a máquina, los colores, el arte, el diseño, la creatividad, la originalidad, el trabajar y crear con mis manos, y un nivel de dificultad alto que representaba un reto para mí.”

Siempre supo que sería artista de quilts, recuerda Bianchi. Sería su nueva carrera y tendría éxito. Nunca dudó ni por un momento que exhibiría su trabajo y que lo vendería. Lo que no pudo imaginar fue todo lo que sucedió después.

A partir de este momento, cada día empezaron a pasar cosas que le llamaban la atención, relacionadas con la importancia del arte en su vida. La artista se levantaba todos los días más temprano, para poder coser un poco antes de irse a la oficina, y estaba tan concentrada, que de pronto se encontraba todavía cosiendo a las 11:00 a.m. Sabía que eso no estaba bien, pues habiendo dado siempre lo mejor de sí misma, no era justo para sus clientes ni para ella. Obviamente tenía un fuerte conflicto interno, y sabía que debía tomar una difícil decisión.

“Primero hay que soñar y creer que es posible. Luego trazarse metas y trabajar, trabajar y trabajar arduamente para lograrlo”. Comenta Priscilla Bianchi.


Su primera exposición

La abuelita le enseñó el gusto por las telas

Cuando Priscilla decidió que quería exhibir y vender su trabajo, el primer lugar en que pensó fue el Museo Ixchel del Traje Indígena, pues ¿qué lugar podría ser más apropiado para una exposición de art quilts, siendo hechas de textiles?

Uno de los recuerdos más tempranos que tiene la artista de su infancia, es entrar de la mano de su abuela materna a El Cairo, una tienda de lanas, telas y artículos para costura, que se encontraba en la 6ª avenida y 9ª calle esquina, zona 1 de la ciudad de Guatemala. Cuenta Bianchi que la tienda era elegantísima, con pisos de madera y numerosas estanterías de tela. Ella estaba maravillada.

Así que una mañana la artista llamó por teléfono al Museo, y le dijo a la directora de la galería: “Muy buenos días, mi nombre es Priscilla Bianchi, soy artista de quilts y quisiera hacer una exposición.” En ese entonces, ella estaba acostumbrada a que nadie sabía qué era una quilt, y menos una art quilt; tampoco entendían lo que ella hacía. De manera que ya estaba lista para empezar la larga explicación, cuando la Directora le contestó: “¿De veras? Figúrese que una de las señoras de la Junta Directiva acaba de regresar de Nueva York, y estando allá fue a visitar una exposición de quilts, y vino tan impresionada que me dio la tarea específica de buscar una exposición de quilts para el museo. Así que entonces, le dijo: “¿Para cuándo la quiere?” A lo cual ella respondió: “¿No le gustaría primero ver el trabajo a ver si le parece?” “No”, le dijo, “no es necesario, sólo dígame cuándo quiere hacer la exposición.” A continuación pactaron una fecha, para dos meses después de esta conversación. Bianchi ni siquiera había terminado las piezas, así que después de colgar, se fue presurosa a escoger las 19 ó 20 mejores y a terminar de coserlas rápidamente. Fue así como realizó su primera exhibición en el Museo Ixchel, en marzo de 1999. Muchas personas llegaron a ver de qué se trataba eso que ella estaba haciendo, incluso la prensa. Recibió excelentes críticas, las piezas se vendieron y la presentación fue muy exitosa, así que Bianchi es pionera de este género en Guatemala.

La artista relata que su abuelita debe haber sido muy buena clienta, pues tres dependientes salieron a su encuentro a saludar muy amablemente, y a contarle sobre las últimas piezas de seda brocada que acababan de llegar de París. Ellas se acercaron al mostrador del fondo y la empleada sacó la primera pieza, un azul eléctrico, y la desenvolvió. Luego desenvolvió un amarillo oro y por último un fucsia. La abuelita y Priscilla estaban embelesadas, viendo toda aquella tela exquisita drapeada, sobre el mostrador. Entonces la señorita le preguntó: “Doña Concha, ¿de cuál quiere?” Después de una breve pausa, la abuelita dijo: “¡Ay! Está muy difícil decidirse, ¡mejor deme de las tres!” Bianchi recuerda que esa experiencia le impactó, pues toda la vida le han fascinado las telas, y las ha comprado por impulso. Tal como lo hacía su abuelita, cuando ve una tela que le gusta la compra, aunque no sepa el uso que le va a dar. Eventualmente, todas las telas encuentran su camino en sus obras, así que no se preocupa.

6


¿Cómo se diferencia? Cuando empezó a tomar clases en Estados Unidos llevó a enseñar sus art quilts hechas con textiles guatemaltecos, y a mediados de 1999, ya había iniciado su caminar artístico. Además, ya había comprendido que lamentablemente, Guatemala no era ni su espacio ni su mercado. Bianchi comenta que en primer lugar, aunque Guatemala es notable por sus textiles, aquí no existe tradición de quilting, así que casi nadie sabía qué era lo que ella estaba haciendo, y los que lo sabían no entendían por qué lo hacía y, peor aún, otros incluso lo menospreciaban. Para entonces había decidido que enfilaría todos sus esfuerzos hacia darse a conocer, y hacerse de un nombre en Estados Unidos y, que ese sí, sería su espacio y su mercado. La gente allí sí sabía de art quilts, y las apreciarían. Al estar allí para tomar el primer curso de quilting, y deseando aprender y absorber todo lo que pudiera, se enteró de que sólo en Estados Unidos había ¡más de 27 millones de quilters! (personas que elaboran quilts, mujeres en su gran mayoría). De cada 100 hogares estadounidenses, 17 reportan participación en el quilting. De este universo, aproximadamente 2.3% son artistas de quilt dedicadas.1 Por supuesto que con estos datos ella se preocupó, porque eso significaba que estaba compitiendo con artistas talentosos. ¿Cómo iba ella a diferenciarse de todos esos artistas de quilts que hacen trabajo de excelente calidad? ¿Cómo iba a sobresalir entre tantos?

Según expresa Priscilla, gracias a Dios su optimismo no se dejó desmayar. Después de pensarlo unos segundos, la respuesta fue obvia: ¡Guatemala!, de donde ella era oriunda, por lo tanto esa era la clave para el éxito, lo que la hacía diferente de los miles de art quilters. Nadie más tiene acceso a lo que ella tiene; lo que procede de Guatemala es novedoso y fuera de lo común en Estados Unidos, eso es lo que va a marcar la diferencia. Bianchi cree que es sumamente importante ser honesto consigo mismo. Esta decisión fue fácil para ella, pues ama a su país. Aquí nació, creció y ha vivido siempre. Se siente orgullosa de ser guatemalteca y está profundamente identificada con su herencia cultural.

Bianchi expresa lo siguiente: “ Lo guatemalteco es lo que hace que mi trabajo se diferencie en el mundo.” Unos días antes del viaje realizado a Estados Unidos, ella ya había tenido una experiencia muy positiva. Había subido al escenario frente a toda la convención, y había mostrado sus art quilts elaboradas con textiles guatemaltecos. La reacción del público fue impresionante, ella no entendía qué pasaba. Después de la frialdad con que su trabajo era visto en Guatemala, aquí era recibido con aplausos y expresiones de entusiasmo y admiración. De manera que ya se había percatado que quienes conocían de su trabajo, lo apreciaban. Meses después, al bajar de otro escenario, se le acercó Roberta Horton, una personalidad reconocida internacionalmente en el mundo del quilting y le dijo: “Eso que estás haciendo de usar telas guatemaltecas en tus piezas es fantástico, ¡sigue haciéndolo!” La suerte estaba echada.

“Los textiles tradicionales guatemaltecos son una de mis principales fuentes de inspiración para crear arte contemporáneo”, comenta la artista. 1

7

Resultados actualizados de la encuesta QUILTING IN AMERICA™ 2006


Después de vivir esa experiencia tan positiva, Bianchi sentía que algo no estaba bien. ¿Cómo era posible que en el extranjero admiraran su trabajo y se entusiasmaran tanto por nuestros textiles, y aquí en Guatemala no? Esto era incomprensible. Debía haber alguna manera de conciliar ambas posturas.

Su compromiso

personal

Resultaba obvio que en Guatemala había un desconocimiento muy grande sobre el valor de nuestro legado textil, y siendo ella educadora, no podía dejar pasar la oportunidad de hacer una diferencia. Fue entonces, hace diez años, cuando se propuso el compromiso personal de hacer todo lo que estuviera a su alcance para dar a conocer nuestra invaluable herencia textil, una de las tradiciones vivas más ricas y apreciadas del mundo, y contribuir así a su revalorización, rescate y preservación. En opinión de la diseñadora, no debe caber la menor duda de que la riqueza de los textiles guatemaltecos no tiene parangón en el mundo entero, y constituye una de las manifestaciones culturales más destacadas que poseen los guatemaltecos como nación. Esta tradición textil es admirada por su inigualable diversidad, su gran calidad y habilidad artesanal; así como por sus técnicas, y la complejidad de los diseños en jaspe, los cuales adquieren aquí uno de los niveles de sofisticación más altos del mundo.

Comenta Priscilla: “Viviríamos deslumbrados por nuestra tradición textil, si estuviéramos conscientes de ello. Es imprescindible –entonces– que los guatemaltecos contribuyamos a rescatar y preservar lo que aún queda de ella; que la demos a conocer a los cuatro vientos, nos eduquemos y cambiemos de actitud para poder valorarla. Esto será la clave para la conservación y el desarrollo futuro de nuestros textiles nativos”.

8


parte2 ARTE TEXTIL GUATEMALTECO


¿qué es art quilting? Para poder explicar qué es una art quilt, manifiesta Priscilla que primero debe explicar qué es una quilt tradicional. Una quilt – sin nombre equivalente en español – es un edredón hecho de cientos de pedacitos de diferentes telas y texturas, que se van uniendo mediante la costura a mano o a máquina. Al ir añadiendo los pedacitos se van creando diseños y se van formando lienzos. Una quilt es un artículo utilitario de uso diario, con el propósito práctico de cubrirse y protegerse del frío. En español, el concepto más cercano es el de colcha o cubrecama. Ahora bien, esto no es lo que Bianchi hace, pues aunque empieza utilizando la misma combinación de materiales y las mismas técnicas de costura, a eso le incorpora elementos y principios de diseño, con el objeto de crear una obra de arte o art quilt original, única e irrepetible. El género del art quilting es la mezcla perfecta de tradición y vanguardia, ya que nace de una interesante transformación de arte popular en arte académico. El trabajo de Bianchi es una fusión de culturas, ya que al incorporar textiles guatemaltecos tradicionales en su obra, combina las técnicas americanas de quilting, con la herencia textil maya guatemalteca, una de las más ricas y preciadas del mundo entero. El resultado es una obra de arte original, inesperada, sorpresiva, que reúne lo antiguo y lo moderno. El rasgo guatemalteco es lo que hace especial el trabajo de Bianchi, y lo diferencia del de otros artistas textiles del mundo.

11


12


“La técnica es sorpresiva por lo que maravilla. Uno no se imagina que las telas pudieran dar tanto color y tal gradación de matices, tanto brillo, tanta luz, tanto movimiento, tanta alegría y tantos estados de ánimo”, refiere Priscilla.

13


Un artista de quilts o artista textil utiliza las telas como su paleta, y la máquina de coser, hilo y aguja como sus pinceles. Busca expresarse mediante la elaboración de art quilts, que utilizan composiciones y diseños originales, y técnicas de costura y de construcción específicas, para crear obras de arte que van más allá de las quilts tradicionales. Lo importante no es el material que ha escogido, sino la forma como lo ha integrado: diseño, ante todo. Elementos de diseño como: color, forma, textura, claroscuro; y principios de diseño como: balance, movimiento, contraste, repetición –entre otros– son de vital importancia para este arte singular. Durante los últimos 35 años y sobre todo en la última década, el art quilting recibe cada vez más atención y despierta más entusiasmo e interés alrededor del mundo. Estas obras, importantes tanto por razones históricas como estéticas, son únicas en su género y representan una de las categorías más innovadoras del arte textil contemporáneo. Actualmente, art quilts de todo tamaño y estilo son parte integral de los ambientes modernos y son codiciadas por coleccionistas privados y corporativos, decoradores de interiores y arquitectos, quienes están conscientes de su valor como objet d’art. Se exhiben como las obras preciadas que son, llenando paredes en hogares, escuelas, edificios públicos, instituciones financieras, aeropuertos, y comparten espacios con otras obras de arte de diversos géneros, sin haber sido consideradas jamás como cubrecamas.

14


ANTECEDENTES DEL QUILTING Las técnicas de costura de quilting son de origen estadounidense y, sus inicios, se remontan al siglo XVII. Los primeros pobladores que llegaron a Estados Unidos provenientes de diversos países europeos, trajeron consigo técnicas de costura como quilting, appliqué, bordado y parchado, siendo los Estados Unidos el lugar en donde todas estas técnicas se mezclan, y florece el quilting en su máxima expresión. Por siglos, las mujeres han elaborado quilts utilitarias –en esencia– para resguardar a sus familias del frío inclemente, utilizando para ello cualquier retazo de tela disponible (el forro de un abrigo, ropa que los niños habían dejado, un mantel muy gastado al cual aún le quedaban algunas partes buenas, así como retazos sobrantes de la confección de artículos para el hogar). Todo era válido para incluir en un edredón, haciendo de esta técnica la esencia del reciclaje. Los materiales eran escasos en esta incipiente economía, y nada se desperdiciaba. Coser parches a la ropa para prolongar su utilidad también era una técnica común y necesaria. Las quilts tradicionales se basan en ideas establecidas de patrones y de construcción, que se han repetido por siglos y heredado a través de generaciones.

ANTECEDENTES DEL ART QUILTING Fue en 1971, cuando el Whitney Museum of American Art en Nueva York organizó una exposición titulada Abstract Design in American Quilts, que por primera vez en la historia se consideró el valor y el potencial de las quilts como arte. Este evento marcó el nacimiento del art quilting como género de expresión artística. Desde entonces, la idea ha cobrado gran fuerza y se ha ¨exportado¨ al mundo entero, convirtiéndose en un movimiento artístico creciente y vanguardista, que consistentemente desafía la técnica y empuja los límites convencionales de la obra de arte.

15


anatomía de una art quilt Género Artístico: art quilting

Una art quilt es una obra de arte contemporáneo que explora y expresa inquietudes estéticas, comunes a toda la gama de las artes visuales: pintura, impresión, fotografía, diseño gráfico, instalaciones, montaje y escultura. Sin embargo, retiene a través de las técnicas y materiales utilizados, una clara relación con las quilts folclóricas de las cuales desciende. Por definición, estas art quilts están hechas para colgar de la pared.

“Las art quilts combinan la cualidad táctil de la escultura, la gama expresiva de la paleta del pintor, y el poder comunicativo de la fotografía. Los artistas de quilts tienen la habilidad de transformar sus visiones personales, y de expresar ideas a través de obras que tienen alcance universal.” Ursula Ilse–Neuman, Curadora de The Museum of Arts & Design de Nueva York

16


Una art quilt consta de tres capas Frente o “top”

La primera, denominada “frente” o “top” es la más atractiva, ya que incorpora cientos de trocitos o retazos de diferentes telas y texturas, que se van uniendo mediante la costura, a mano o a máquina. Al ir añadiendo los pedazos se van creando diseños y se va formando un lienzo grande. Esta es la capa que lleva el diseño, por lo que requiere mucha creatividad, tiempo y dedicación.

Guata o “batting”

La segunda capa es la “guata” o “batting” que cumple la función de relleno. El material puede ser de algodón, lana, seda o polyester, y una vez terminada la pieza queda por dentro y no se ve. Esta es la capa que más contribuye a darle a la pieza su textura, cuerpo y peso, de manera que tenga una buena caída y luzca bien cuando esté colgando de la pared.

Espalda o “backing”

La tercera capa es la “espalda” o “backing”, que asegura la guata y le da un fino acabado a la pieza. Aunque por naturaleza la espalda es más sencilla, a Priscilla le gusta crear en ella también algo original, que complemente el frente y sorprenda agradablemente. Ella equipara la función de esta tercera capa con el envoltorio o papel decorativo que guarda un regalo muy especial.

Costura decorativa o “quilting”

Estas tres capas se ensamblan como un emparedado: el frente arriba, la guata en medio, y la espalda hasta abajo. Después de asegurarlas juntas, se hace una última costura decorativa (que es en realidad a lo que técnicamente se denomina quilting), para unirlas y dar a la pieza su textura y su carácter tan distintivo. Esta capa adicional de puntadas que van y vienen por toda la superficie de la pieza, complementa el trabajo anterior de “piecing” y “appliqué”, y agrega líneas y formas como elementos de diseño. Este es uno de los momentos dentro del proceso artístico, que más admiración le provoca. La forma mágica en que los miles de pedacitos de tela de todas clases y colores se fusionan, se vuelven una sola unidad, y parece que hubieran nacido para estar juntos. De repente todo tiene sentido: las innumerables horas de minucioso trabajo debatiéndose sobre qué color o qué tonalidad va mejor, y en donde esas horas parecen esfumarse. La pieza ha sido creada.

17


Acabado de la pieza Manga para colgar o “hanging sleeve”

Etiqueta o “label”

Bies o “binding”

Firma bordada o “signature”

Marco o “border”

18


19


el proceso de hacer una art quilt Materiales y equipo 1. Telas 2. Agujas y alfileres 3. Hilos 4. Descosedor 5. Punzón 6. Metro 7. Moldes acrílicos 8. Material plástico para hacer moldes 9. Tijeras para tela y para plástico o papel 10. Cuchilla giratoria 11. Tapete para cuchilla giratoria 12. Reglas para cortar y para dibujar 13. Portador y compás 14. Papel milimetrado 15. Lápices y marcadores de colores 16. Lupa reductora 17. Herramientas para marcar tela 18. Guata 19. Máquina de coser 20. Plancha 21. Pared de diseño

Moldes acrílicos y plásticos

Estos moldes los puede hacer uno mismo o adquirirlos en tiendas especializadas de quilting. A Bianchi le gusta mucho usarlos pues ahorran tiempo y permiten que su trabajo sea exacto.

Lupa reductora

Una lupa reductora es el reverso de una lupa, y es una herramienta indispensable al momento de crear arte para la pared. Este utensilio le da al artista una vista de pájaro del trabajo que se está realizando. La única forma para evaluar aspectos del diseño como balance, valor, contraste, composición –entre otros– es en un formato reducido. Un buen sustituto es el visor de una cámara.

Pared de diseño

La única forma en que una costurera puede evaluar si una prenda se ve bien, es tallándola en el cuerpo de la persona que la usará. Un arreglo floral que se colocará en una mesa redonda en un vestíbulo, debe crearse en una superficie giratoria, que le permita al florista tener una vista de todos los lados. Y, en el arte de hacer quilts que colgarán de una pared, tiene que crearse en una pared. Esta es la perspectiva en la que será vista. 20


21

Coser Pedazos de Tela a Mรกquina

CORTAR TELA CON CUCHILLA

1 2

Hacer un bosquejo

Hacer los moldes

PASOS

3 4


9

HACER LA รšLTIMA COSTURA DECORATIVA

6

PLANCHAR

Unir LAS PIEZAS FORMANDO bloques mรกs grandes

7

8

ENSAMBLAR Y ASEGURAR LAS 3 CAPAS

COMPLETAR EL FRENTE

5

22


materiales 23

SU paleta de telas Priscilla Bianchi refiere que uno de los aspectos más importantes y emocionantes de su trabajo es la mezcla de telas que usa, lo cual caracteriza su estilo y le da a las piezas un aire distintivo. El utilizar textiles tejidos a mano por manos mayas guatemaltecas fue un paso natural en su desarrollo como artista de quilts, porque ha vivido rodeada por textiles y los ha amado desde pequeña. Su abuela materna, quien vino de Barcelona, España, a vivir a Guatemala, amaba usar huipiles y chachales en ocasiones especiales. Su madre solía decorar su casa con ellos, y la artista, solía usarlos frecuentemente en los setentas y ochentas. Además, lleva 30 años coleccionando huipiles, chachales, fajas y cortes.


¿Qué textiles guatemaltecos utilizA?

El valor excepcional de los textiles

A Priscilla constantemente le preguntan si tiene algún textil preferido de alguna región particular, pero su respuesta siempre es la misma: ���No”. Al respecto comenta que, lo primero que le atrae como un imán, son los patrones geométricos y motivos, las combinaciones de colores, y los bordados orgánicos. Y por último, identifica de dónde viene la pieza.

Los textiles guatemaltecos autóctonos tienen un valor inherente; los hay de muchas formas y sugieren un sinfín de posibilidades de diseño. Son el resultado de miles de años de arte y destrezas, transmitidas de generación en generación como tradición oral. La mayoría de los procesos para elaborarlos son de trabajo intenso, de baja tecnología y consumen tiempo. Estos textiles son preciosos por su belleza única, y porque expresan con gran orgullo la cultura maya, la comunidad específica y al artesano individual. También son poderosos, una creencia que comparten varias sociedades primitivas. Por ejemplo, prendas para rituales especiales o de ceremonias –como velos de novias o trajes de los miembros de las cofradías– han sido elaboradas meticulosamente y embellecidas a mano. Varias culturas primitivas comparten la creencia de que la concentración (centro, corazón) y el esfuerzo que se requiere para elaborar la prenda, guían la fuerza de la vida y le confieren un poder especial, una energía por sí sola.

Utiliza cualquier cosa que se ponga en sus manos: telas tejidas comercialmente que no pertenecen a ningún pueblo en particular, así como partes de trajes de pueblos distintivos. En su trabajo, Bianchi no corta los trajes, por lo que compra y usa lo que ya encuentra en pedazos. Le emociona encontrar telas tejidas a mano de cualquier color. Ha encontrado retazos de huipiles y trajes mayas, randas y cortes, fajas y cintas. Lo que más admira del valioso legado textil guatemalteco es que las piezas no son vacías, como lo son varios artículos producidos en la sociedad occidental. Es más, todas las piezas tienen razones profundas de existencia; todas tienen significado, simbolismo y transmiten poderosos mensajes. Para la artista, trabajar con sus textiles autóctonos ha fortalecido la conexión entre su arte y el contexto cultural en el que vive. Al usar estos trajes, Bianchi piensa: “Les rindo honor a las generaciones de artistas y artesanos anónimos, que me han dejado tan valioso legado”.

24


25


Mezclas y combinaciones de telas

Genio creativo

Los textiles guatemaltecos son el componente principal en el trabajo de quilting realizado por Priscilla, quien los combina con otras telas que comparten las mismas cualidades rústicas, primitivas y hechas a mano, para agregarle riqueza, variedad e interés visual. Ampliando más este tema, Priscilla comenta: “Es asombrosa la diversidad de tipos de telas que pueden utilizarse en una art quilt. ¡Incluso telas que uno jamás imaginaría combinadas, se ven maravillosas!”

Respeto a la integridad del textil

Priscilla Bianchi explica: “A través de experimentar constantemente, me he dado cuenta que puedo incorporar otras telas, siempre y cuando estén en sintonía con el espíritu de los textiles guatemaltecos. Entre estas encontramos otras telas étnicas, algodones comerciales y telas teñidas y pintadas a mano. Todas estas telas se mezclan muy bien con las nuestras para crear art quilts ricas y variadas. Esta exótica mezcla de telas crea diseños inusuales, que poseen un balance agradable y un estilo muy contemporáneo, ¡con carácter!”

La diseñadora comparte que trabajar con telas étnicas es gratificante, ya que la mantiene concentrada. Nunca dejará de maravillarse cómo los mismos motivos pueden encontrarse en textiles provenientes de culturas distantes, sin relación o nexo entre ellas. No debería sorprender cuán extraordinario es que la historia de la humanidad pueda contarse a través de los textiles.

Algunas personas se preocupan y creen que el utilizar materiales de otras culturas en su trabajo puede ser de alguna forma una falta de respeto. Priscilla hizo una exposición en el Museo Nacional de Arte Moderno, en la ciudad de Guatemala en mayo de 2002. Otilia Lux de Cotí, Ministra de Cultura en aquel entonces, manifestó su apoyo a la artista en el acto de inaguración, con las siguientes palabras:

“El trabajo de Priscilla está relacionado con nuestra cultura y le da vida a lo que yo llamo una interculturalidad positiva. A través de su trabajo artístico y simbólico, ella nos muestra que las diferentes etnias de Guatemala pueden coexistir en armonía, respetando la identidad de cada uno. Lo más importante, desde mi punto de vista, es que siendo una propuesta novedosa, la artista no daña ni ataca de ninguna forma esta expresión cultural, sino mantiene su autenticidad. De esta forma, la artista confirma que la creatividad puede ser intercultural siempre y cuando uno valore las fuentes de inspiración y las trate con respeto”.

26


cronología Su camino de la técnica del quilting hacia el arte guatemalteco coNtemporáneo “¡Ha sido un viaje increíble! Nunca pensé que encontrar el arte del quilting cambiaría mi vida por completo”, reflexiona Priscila Bianchi. Primera Etapa Si Bianchi realizara un análisis cronológico de su trabajo artístico, podría ver cómo ha ido madurando en estos diez años. Cuando recién descubrió el art quilting, hubo una primera etapa muy apegada a la tradición americana del quilting, lo cual era lógico mientras ella conocía el género y adquiría las destrezas para hacer este trabajo. Compraba libros y seguía instrucciones al pie de la letra, utilizando diseños y patrones americanos. Aunque el manejo del color –una de sus fortalezas– ha caracterizado su obra desde el principio, el énfasis en esta etapa fue en la técnica más que en el diseño. Durante esta primera etapa que duró aproximadamente un año y medio, trabajó completamente sola. Se apoyó mucho en los conocimientos de costura que ya tenía, se suscribió a un grupo de artistas de quilt en Internet y a varias revistas americanas. Estas fueron sus conexiones con el mundo exterior; y de esta forma resolvía dudas y solucionaba los problemas que inevitablemente aparecían.

27

Al mismo tiempo, Bianchi sabía que estaba importando un género artístico totalmente ajeno a nuestra cultura, pues aunque Guatemala es rica en diversidad textil, el quilting era totalmente desconocido. De manera que, imprimirle a su trabajo no sólo su estilo personal, sino su identidad cultural, constituyó una prioridad. Al cabo de un año y medio ya había hecho su tarea: había aprendido todas las técnicas que le interesaban y muchas de las sutilezas del género. Había terminado 30 piezas (una hazaña increíble) y estaba lista para su primera exposición, que fue en el Museo Ixchel del Traje Indígena en la ciudad de Guatemala, en marzo de 1999.


Segunda Etapa Desde el principio ella había querido usar textiles típicos guatemaltecos, pero había considerado que debido a su grado de dificultad lo dejaría para más adelante. Luego pensó: “¡El momento ha llegado, ya estoy lista!” Cuando empezó a usar textiles guatemaltecos en sus art quilts, pudo experimentar cómo estos tomaron el control casi de inmediato. Su forma de trabajar tuvo que adaptarse a sus características especiales, y así se inició una etapa que trajo consigo un desapego de la tradición americana del quilting, para dar paso a un acercamiento a su cultura, a su contexto, a sus raíces, a su legado. Los textiles de Guatemala la han llevado a lugares a los que nunca hubiera arribado por sí misma. Debido a su influencia, gradualmente su estilo se fue liberando y volviéndose propio. Priscilla Bianchi dice: “¡Adoro trabajar con nuestros textiles! Dejo que me tomen de la mano y me guíen. Nuestra ropa típica tiene carácter gracias a su diversidad multicultural, y les da individualismo a mis diseños. Tienen una historia y cuentos que compartir. Me siento orgullosa de nuestro legado textil, y en mi trabajo hago todo lo que puedo para mostrarlo bajo una perspectiva positiva. ¡Siempre son el centro de atención!” En esta etapa, a la artista le surgió la idea de tomar un traje o prenda de textil tradicional para inspirarse, y crear a partir de allí, su interpretación contemporánea. Explica Bianchi: “Tomo un elemento que me llama la atención: ya sea una figura geométrica o un patrón; luego lo aíslo, le cambio el tamaño, la proporción o el color; hago una composición distinta y creo su propia versión.” El diseño resultante muchas veces tiene poco parecido al textil tradicional, pero eso carece de importancia, pues la idea no es copiarlo, sino sólo utilizarlo como el punto de partida para poner en marcha el proceso creativo.

28


Actualmente, Priscilla no se inspira únicamente en los textiles, sino en todo lo que encuentre en su contexto que le atraiga, como la imaginería o el arte popular, como se ilustra en muchas de las páginas de este libro. Esta fue una etapa de apertura que duró varios años, en donde abrió los ojos al mundo exterior y descubrió que allí hay un mundo infinito de posibilidades, y que era ella la que debía prepararse y estar lista para aprovecharlas. Fue una etapa de seguir aprendiendo intensamente, pero también de adquirir conciencia y de estar atenta a las oportunidades. Viajó, estudió, trabajó, conoció y disfrutó mucho. En este tiempo fue a recibir cursos a Estados Unidos periódicamente para continuar su desarrollo como artista. Era necesario salir a ver qué se hacía afuera; adquirir nuevas técnicas y sobre todo, nuevo equipo y materiales, a la vez que se establecían muchos contactos. Mientras que en Guatemala algunas personas menospreciaban la idea de estar trabajando con telas típicas, en el primer viaje que ella realizó al extranjero para tomar un curso, tuvo la oportunidad de mostrar las primeras cuatro art quilts que había hecho con telas típicas, y la reacción del público fue impresionante. Descubrió que en Estados Unidos existe gran respeto y aprecio por nuestros textiles. Eso no sólo reforzó su identidad guatemalteca, sino le confirmó que iba por buen camino. A partir de esa experiencia, adquirió el compromiso consigo misma de dar a conocer en Guatemala nuestra invaluable herencia textil, porque está convencida de que en la medida que se divulgue y eduque sobre el tema, los guatemaltecos estarán en mejor disposición de apreciarla y ayudar a su preservación. Este libro es parte de ese compromiso.

Tercera Etapa En enero de 2009 se inicia la etapa actual, en donde el dominio de la técnica, la sencillez del diseño y el conocimiento íntimo de los materiales, la han conducido a una liberación personal expresada en forma de arte contemporáneo y arte de vanguardia guatemalteco.

29

Esta es una etapa de recogimiento espiritual y emocional, de encontrarse a sí misma, de estar en paz, de ser una con el universo, de dejar que las cosas fluyan sin resistirse, de aceptación y de perdón. Quizás por eso mismo, ahora las oportunidades se le presentan sin que las busque. Bianchi indica que Dios abre puertas frente a ella, y la colma de bendiciones. Su labor es estar lista para aprovecharlas. Hoy en día Bianchi indica que se ha vuelto ermitaña otra vez. Ya no toma clases, viaja menos. Siente la necesidad de estar sola, de alejarse del mundo por largos periodos de tiempo, para encontrar dentro de su interior, niveles más profundos de expresión, de creatividad y de espiritualidad. Sólo así puede crear trabajo original. Está comprometida de lleno con su arte, y consciente de que se trata tanto de inspiración como de arduo trabajo y dedicación. Mientras más se adentra en su género artístico, más son los materiales los que toman el control y le dicen por dónde seguir. Sólo debe estar atenta y sensible a escucharlos. Considera tener habilidad para la costura; es perfeccionista y se enorgullece de coser con precisión y exactitud. Sin embargo, y sin podérselo explicar, siente una fuerte necesidad de alejarse de la rigidez y la restricción que impone la exactitud, para optar por métodos de costura mucho más espontáneos e intuitivos. Se siente más segura, así que le agrada empezar a trabajar sin un plan establecido, sin pensarlo demasiado. La improvisación es su técnica favorita en este momento. Supone que responde a su necesidad de dejar que todo fluya, sin resistirse. Adicionalmente, como utiliza en su mayoría telas elaboradas a mano, que por su misma naturaleza tienen pequeñas irregularidades e imperfecciones, considera que el carácter mismo de lo hecho a mano le da permiso de actuar de la misma forma –en otras palabras– que su trabajo sea congruente con sus materiales. Le agrada esa flexibilidad. Hace diez años, cuando lo dejó todo y decidió tomar este camino, pensaba que era una gran desventaja estar lejos del mundo del quilting en Estados Unidos. Ahora sabe que, por el contrario, es una gran ventaja, porque puede trabajar aislada de las corrientes de moda, y no dejarse influenciar por todos los libros, clases, exposiciones, etc. que abundan allí. El estar separada del mundo, le permite crear trabajo que no se parezca al de nadie más.


¡A disfrutar del paisaje! Sobre este tema, la autora comenta: “Un reparto de diseños y recursos técnicos harán que liberes tu arte. Hará que te vuelvas lo suficientemente versátil y flexible para emprender cualquier proyecto que desee tu corazón. Así es como lo veo: la técnica es como cuando estás aprendiendo a manejar, estás concentrado en hacer los cambios de velocidades, en usar los pedales de gasolina, freno, etc. de manera que ya no le prestas atención al paisaje.” Para Priscilla, el tener un gran reparto de diseños y recursos técnicos le permite disfrutar el panorama. Para las personas que se dediquen a este arte, su destreza en el trabajo irá mejorando con la práctica. Podrán concentrarse en el diseño y la composición en lugar de preocuparse en cómo se hacen las cosas. En opinión de su creadora, este es un prerrequisito para producir un trabajo artístico magnífico.

30


¿cómo inicia su proceso de diseño? “El proceso de diseñar es un proceso de tomar decisiones.” Priscilla Bianchi

Su proceso personal de diseño Su proceso es muy sencillo: sólo hace lo que le gusta y lo que quiere hacer cada día. Adora sus materiales y juega con ellos constantemente, empuja los límites de lo convencional, se reta a sí misma a salir de su zona de confort, sin seguir ninguna tradición, sin reglas, sin expectativas de lo que debería hacer o lo que no debería hacer. Cuando encuentra problemas le busca soluciones prácticas, que muchas veces resultan inusuales. Persiste, ensaya distintas opciones y no se da por vencida fácilmente. Le gusta tanto lo que hace que no considera apropiado llamarle trabajo, pues el trabajo no se supone ser tan excitante, ni darle a uno tanto placer. Le da gracias a Dios por bendecirla con esta pasión para crear. El sentir que está viva, que la sangre corre por sus venas, porque ama lo que hace y está motivada, son bendiciones que sólo pueden provenir de Él. Trabaja rápida e intuitivamente, de forma improvisada y libre, en ocho o diez proyectos a la vez. No le gusta la rutina y puede aburrirse con facilidad, así que salta de una pieza a otra impulsivamente, sin detenerse mucho a pensar. Asimismo, cuando se estanca en algún punto y ya no sabe cómo seguir, guarda ese proyecto por un tiempo y se dedica a otro. Aún ahora, sabe que no hay suficiente tiempo en su vida para todo lo que quiere hacer. Su espíritu es inquieto e inquisitivo, lo que la hace ser espontánea y apasionada. Le abundan las ideas y siempre está considerando, ¿qué pasaría si…? Busca nuevos caminos, experimenta, se arriesga, no se cansa de investigar cómo hacer las cosas más rápida y eficientemente, sin sacrificar la calidad de su trabajo. Le gusta ser diferente; cree que puede ser auténtica, y expresa en sus palabras: “Ser uno mismo es la única forma posible de vivir”.

31


La secuencia de trabajo En los siguientes párrafos la artista da respuesta a algunas de las preguntas que le formulan con más frecuencia. Lo que más disfruta de todo el proceso es empezar. Hace un bosquejo breve de sus ideas, que incluye la composición y detalles –como las formas o técnicas que usará–. Deja el bosquejo por un lado, para inmediatamente pasar a escoger las telas y colores que cree que irán en esta nueva pieza. Las escoge rápidamente sin pensar, y las va lanzando del armario a la mesa de diseño, para ver si pertenecen al conjunto o no. Cuando tiene una torre de telas suficientemente grande, casi no puede esperar a cortar algunos pedazos para hacer una muestra, y ver si las ideas en papel efectivamente funcionan cuando se trasladan a la tela. Durante todo este tiempo, la emoción se apodera de ella y no puede parar. Como resultado, muchas veces trabaja hasta pasada la medianoche en esta etapa. Después de confirmar si todo funciona, se dedica a cortar los cientos de pedacitos que se necesitan. Esto puede ser cansado y en ocasiones aburrido, así que cuando ha cortado alrededor de la mitad de lo que cree necesitar, no puede esperar más, así que lo lleva todo a la pared de diseño y empieza a colocar los retazos en su lugar. A Priscilla le urge comprobar visualmente lo que está haciendo. Esto para Bianchi es un juego, y otra parte del proceso que le fascina. La franela que recubre la pared, permite que los trocitos se peguen así nomás, lo que le da la libertad y facilidad de moverlos y probar diferentes combinaciones hasta encontrar una que le satisfaga. Muchas veces haciendo esto, surgen ideas valiosas que no había considerado antes, así que cambia el rumbo y deja que los materiales y el proceso mismo guíen su espíritu creativo. Pero debe tener cuidado, ya que en teoría, un mismo conjunto de retazos podría producir un sinfín de diseños; así que llega un momento en que hay que tomar decisiones, dejar de jugar y ¡empezar a coser!

Comenta Priscilla que sólo empieza a coser hasta después que ha terminado de analizar a fondo el diseño. Tras haber desentrañado sus misterios, resuelto todos los problemas, y planeado la mejor estrategia de costura y construcción (qué hacer primero, qué después, etc.), la costura en sí es usualmente la parte más fácil. Cree que el arte es un viaje personal, y que sus art quilts constituyen pasos en un proceso constante de aprendizaje, hacia niveles mayores de auto expresión, creatividad y espiritualidad. No es el destino, sino el proceso, lo que da sentido a todo lo que hace. La pregunta que más le hacen es: “¿Cuánto tiempo le lleva hacer una art quilt?” Por años ha contestado: “2 meses” o “1 año, dependiendo”, pero desde hace algún tiempo cae en la cuenta que la respuesta no es tan sencilla. En primer lugar, muchas ideas han dado vueltas y vueltas en su mente por mucho tiempo, incluso años, antes de que efectivamente ella se sentara a hacer ese determinado diseño. De pronto, algún estímulo que percibe, es el elemento que le faltaba para completar una idea; o bien, constituye la chispa que le motiva a llevarla a la realidad, aquí y ahora. En segundo lugar, y más importante aún, es que cada cosa que ella realiza es producto de lo que constituye su ser: esa combinación única de temperamento, carácter, experiencias, conocimientos, habilidades, percepciones, relaciones, gustos y hábitos. Su viaje a Sudáfrica en el verano de 2004 –por ejemplo– ha sido muy influyente en su trabajo, ya que las experiencias vividas cambiaron definitivamente la forma como ve las cosas, y su obra no volvió a ser la misma. De manera que la verdad es, que cada nueva obra es la sumatoria de su vida en todos sus aspectos, y su respuesta favorita hoy, a la pregunta de: “¿Cuánto tiempo le lleva hacer una art quilt?” es: “54 años”.

32


¿cómo empieza a crear una nueva obra? ¿cómo surgen las ideas? 33

La artista no tiene una fórmula ni una sola manera de empezar a crear una nueva obra, así que el inicio varía significativamente, como explica a continuación. La motivación inicial puede provenir de distintas fuentes, y de acuerdo a ello, cambiará el orden de los pasos. Bianchi es una persona flexible y se adapta con facilidad a distintos procedimientos, pero eso sí, para que valga la pena, cada proyecto debe constituir un reto (si es muy fácil, no le interesa), debe enseñarle algo nuevo, y debe empujar los límites físicos y espirituales del art quilt. He aquí varios ejemplos de cuáles pueden ser los puntos de partida para un nuevo diseño.

Un textil tradicional guatemalteco Una randa es el bordado tupido, hecha a mano o a máquina, que decora el corte (falda) de la mujer indígena. En algunas comunidades, si es soltera, se usa una sola randa vertical, y si es casada se agrega una segunda randa horizontal que hace la forma de una cruz. Una amiga de Priscilla había usado varios cortes para confeccionar sacos y chaquetas, pero le habían quedado las randas y no sabía qué hacer con ellas. Le preguntó si a ella le servirían, y para ayudarla a resolver su problema, Priscilla las aceptó gustosamente. Su naturaleza linear de inmediato le sugirió los hilos de la trama del tejido. Se puso a bosquejar un diseño original que reflejara la acción de arriba-abajo de entretejer los hilos en el telar, y este fue el resultado.


34


Un color

Una tela

La artista tiene ¨el alma de colores.¨ Los colores alegres la hacen muy feliz, y aunque todos le gustan, por épocas le dan deseos de trabajar tenazmente con algunos. Actualmente, es su época de rojo. Está elaborando seis art quilts en rojo, y por lo visto no se cansa de trabajar con este color. A veces le sucede que puede cansarse de algún color, y no vuelve a utilizarlo por meses.

Cuando la diseñadora vio una tela teñida a mano, en una tienda de Houston, se quedó impresionada. No sabía para qué le iba a servir, pero pensó que debía tenerla. La tela era amarilla en una orilla e iba cambiando de colores cálidos, hasta el morado en la otra. Pronto supo que la usaría para la orilla de una art quilt, en bandas muy anchas para que se luciera, y que lo que fuera que hiciera en medio, tenía igualmente que ir cambiando de tonalidad para hacer juego.

Su gusto ha ido cambiando con el tiempo y la práctica. El turquesa, por ejemplo, era un color que raramente utilizaba antes y, sin embargo, ahora siente una gran atracción hacia él. De alguna manera, encuentra la forma de insertarlo en casi todos los proyectos, pues siempre combina. Otras veces, la gama de colores de una foto que ve en una revista le sugiere la próxima pieza, y rápidamente empieza a diseñar a partir de allí.

35


UnA FORMA A veces lo que le impulsa es el deseo de trabajar con una forma geométrica en particular. En este caso fueron los triángulos, pero muchas otras veces son cuadrados, rombos o círculos, en ese orden. La unidad básica que se repite en esta obra es un triángulo equilátero de 7” por lado. Por la forma como dividió cada triángulo en tres partes iguales, cortó los pedacitos de mil telas diferentes, y volvió a ensamblarlos. Las rayas giran alrededor de cada triángulo, creando todo tipo de ilusiones ópticas, que producen gran profundidad y perspectiva. Además de triángulos, ahora vemos diamantes, cubos, hexágonos y estrellas.

36


UnA IDEA Mientras Bianchi elaboraba “Raíces Africanas”, puso sobre el planchador un grupo de los cuadritos que van en las esquinas de cada cruz, y se sorprendió de ver lo bien que se veían por sí solos, así que pensó: “¿Qué pasaría si hiciera toda una art quilt sólo con ellos?” Así fue como nació “Raíces Africanas, Parte II”. Sólo tuvo que hacerle algunas modificaciones al diseño, como sustituir los listones que encierran cada cuadrado (sashing) con telas teñidas a mano, y los cuadritos de las esquinas con colores sólidos, para dar acentos de color y contrastar con las telas rayadas.

37


Una técnica Cuando empezó a aprender el arte del quilting, la diseñadora compraba libros y seguía instrucciones al pie de la letra. Su trabajo tendía a ser muy preciso, en donde todas las piezas encajaban perfectamente. A medida que fue practicando y conociendo a fondo los materiales y las técnicas específicas, fue adquiriendo confianza y se fue soltando. Esta es una técnica de improvisación. No hay moldes, ni medidas, ni cálculos que hacer, sólo un bosquejo inicial con la idea general de lo que se quiere. Entonces se toman las telas, se cortan y se van cosiendo los pedazos. Si una unidad es muy pequeña, se le agrega otro pedazo y, si es muy grande, se corta lo que sobra. Así de sencillo. Le encanta esta técnica, pues al trabajarse con rapidez es muy liberadora y espontánea, y va de acuerdo con su forma de ser. Su trabajo actual tiende a ser mucho más de este tipo.

38


exposiciones

39


En los meses de julio y agosto de 2009, el Museo Ixchel del Traje Indígena volvió a abrirle sus puertas para exhibir su obra. Este ha sido para ella un evento muy simbólico, pues precisamente allí fue donde empezó su carrera artística en marzo de 1999. En ese entonces, Priscilla era desconocida al igual que el art quilting, y después de diez años de recorrer el mundo enseñando y exhibiendo su obra, su país la acoge y le brinda la oportunidad de “empezar a ser profeta en su tierra”. Claramente, se ha cerrado un ciclo en paz y armonía. Cuando decidió dedicarse al arte hace diez años, la artista hizo un trato consigo misma: que durante los primeros cinco años, haría dos exposiciones anuales, y cada vez presentaría obra inédita. Sabía que era una meta ambiciosa, que le exigiría mucho, pero también pensaba que era el acicate que necesitaba para levantarse todos los días a trabajar. Cumplió con el trato a cabalidad. A la fecha ha hecho alrededor de 150 art quilts, y ha realizado 42 exposiciones en total. De ellas, 27 han sido individuales, y ha participado en 15 colectivas en museos, galerías de arte y exposiciones de art quilts en Guatemala, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Francia y Holanda. Para el año 2010 está invitada a exponer en Barcelona y Escocia; y en 2011, nuevamente en Nueva Zelanda. Priscilla Bianchi comenta: “En julio de 2002, el Museo de Arte y Diseño de la ciudad de Nueva York adquirió mi art quilt ‘Bloques Guatemaltecos’ para su colección permanente. El museo describe la colección como: ‘Una exhibición de las 50 mejores art quilts contemporáneas alrededor del mundo’ y ¡Priscilla es la única latinoamericana en la colección!”

La historia de su exposición en Francia Bianchi relata una de las experiencias más conmovedoras y espirituales de su carrera artística: la historia de su exposición en Francia. En septiembre de 2006, la invitaron a exponer en el Carrefour Européen du Patchwork (Festival Europeo del Trabajo de Parche), el cual se lleva a cabo en un pintoresco poblado francés llamado Sainte Marie–aux–Mines en la región de Alsacia, cerca de Alemania. Se trata del festival de quilts más grande y más antiguo de Europa. Cerca de 20,000 personas provenientes de toda Europa y del mundo entero invaden el lugar, para asistir al Festival. El pueblo entero –de punta a punta– toma parte en el Festival, de manera que le asignaron la iglesia del pueblo: Eglise Saint Nicolas, como el espacio para realizar su exposición. Esta es una iglesia preciosa, circa 1800, con detalles arquitectónicos y vitrales lindísimos. La iglesia completa estuvo a disposición de la artista, quien recuerda que nada podría haberla hecho más feliz. Esta ha sido su exposición más grande hasta la fecha, pues le pidieron llevar 40 art quilts. Los primeros tres días estuvo preocupada por el montaje, supervisando que todo quedara perfecto. Aunque la iglesia era grande, sus piezas llenaron todo el espacio, colgando incluso del segundo piso –donde se coloca el coro– lo cual permitía verlas de ambos lados.

Las bancas eran de madera oscura y las paredes blancas, así que los colores fuertes en losEste meses de julio y agosto de guatemaltecos se Recientemente, lucían muchísimo. 2009, Museo Ixchel del Traje Indígena volvió contraste de colores, así elcomo el contraste a abrirle sus puertas para exhibir su obra. Este de un ambiente sacro con la obra artística ha sido para ella un evento muy simbólico, pues contemporánea, era inusual e inspirador. precisamente allí fue donde empezó su carrera artística marzo buses de 1999. En ese entonces, Cuando dio inicio el Festivalenllegaron Priscilla era desconocida al igual que la art quilting, de los cuales bajaban cientos de personas y después de diez años que entraban a la iglesia. El nerviosismo de de recorrer el mundo y exhibiendo su obra, su país la acoge Priscilla dio paso a laenseñando emoción, cuando se puso y le brinda la oportunidad a observar cómo la gente veía sus art quilts.de empezar a ser profeta en suporque tierra. Claramente, se ha cerrado un ciclo en Eso le agradó mucho las personas y armonía. todo; había examinaban, leían ypaz preguntaban un genuino interés y entusiasmo por su trabajo. Cuando decidió dedicarse Ella los atendía personalmente en inglés, en al arte hace diez años, la artista hizo un trato consigo misma: que durante español, en francés y en italiano. Cuando le loslos primeros años, haría dos exposiciones faltaban las palabras, gestos cinco y ademanes anuales, y cada vez presentaría obra inédita. completaban el resto, ya que todos estaban Sabía que era una meta ambiciosa, que le exigiría sintonizados en la misma frecuencia. Llevó un también pensaba que era el acicate libro de oro que fuemucho, llenado pero por los visitantes, que necesitaba para levantarse todos los días a casi en su totalidad, con excelentes comentarios trabajar. Cumplió con el trato a cabalidad. A la de felicitación y admiración por la obra y por fecha ha hecho alrededor de 150 art quilts, y ha Guatemala. realizado 42 exposiciones en total. De ellas, 27 han sidoconsiderablemente individuales y ha participado en 15 colectivas Durante tres días llovió y el en museos, galerías de arte y exposiciones de art cielo estuvo nublado. Las personas entraban quilts el enpiso, Guatemala, Unidos, Canadá, a la iglesia viendo hacia mientras Estados se Australia, Nueva Zelanda, Francia y Holanda. Para sacudían los zapatos y sacudían el paraguas el año 2010 está invitada a exponer en Barcelona y y, de pronto, subían la mirada y veían aquella en 2011, nuevamente en Nueva Zelanda. explosión de color y Escocia; alegría y yexclamaban: “¡Ay! ¡Aquí sí está brillando el sol!” Aún ahora mientras lo relata, se le llenanPriscilla los ojos de lágrimas. Todocomenta: “En julio Bianchi fue muy emocionante, muy espiritual, de 2002, el Museo de una Arte y Diseño de la ciudad vivencia conmovedora la mejorYork exposición de mi art quilt “Bloques de y Nueva adquirió su vida. Guatemaltecos” para su colección permanente. El museo describe la colección como: “Una exhibición de las 50 mejores art quilts contemporáneas alrededor del mundo” y ¡Priscilla es la única latinoamericana en la colección!”

40


exposiciones MÁS RELEVANTES julio / 2002 En 2002, el Museum of Arts & Design adquirió su art quilt “Bloques Guatemaltecos” (“Guatemalan Blocks”), para su colección permanente: “SIX CONTINENTS OF QUILTS” Ciudad de Nueva York, NY, Estados Unidos. 2003 Fue invitada a realizar una exposición especial en el show de quilts más grande del mundo, como artista principal: “COLGANDO DE UN HILO: ART QUILTS GUATEMALTECAS POR PRISCILLA BIANCHI”

Próximas exposiciones individuales marzo / 2010 Show Anual de la Asociación Española de Patchwork, Sitges, Barcelona, España mayo / 2010 Show de Quilts Loch Lomond, Loch Lomond, Escocia abril / 2011 Remarkable Symposium 2011, Queenstown, Nueva Zelanda

exposiciones individuales

marzo / 2003 Fue la Artista Invitada en Residencia en el Seminario de Empty Spools, Centro de Conferencias Asilomar, uno de los centros de capacitación en art quilting más prestigiosos de Estados Unidos – Pacific Grove, CA, Estados Unidos.

febrero – marzo / 1999 MI PRIMERA EXHIBICIÓN: “FORMAS Y COLORES DANZANDO EN TELA” Museo IXCHEL del Traje Indígena Ciudad de Guatemala, Guatemala

octubre / 2003 Mercado y Festival Internacional de Quilts, Show de otoño – Houston, TX, Estados Unidos. marzo / 2004 Festival Internacional de Quilts, Show de primavera – Chicago, IL, Estados Unidos.

noviembre – diciembre / 2000 “POTPURRÍ DE ARTE TEXTIL” Museo Internacional de Movimientos Artísticos “Casa M.I.M.A.” Ciudad de Guatemala, Guatemala

septiembre / 2006 Fue invitada a hacer una “Exhibición Especial de Tierras Lejanas” en el show de quilts más antiguo y grande de Europa, como artista principal: “COLORES DE GUATEMALA: ART QUILTS POR PRISCILLA BIANCHI” 12th European Patchwork Meeting – Ste. Marie Aux Mines, Alsacia, Francia julio / 2007 Fue invitada para exhibir su trabajo artístico en el show de quilts al aire libre más grande del mundo, como artista principal: “SISTERS OUTDOOR QUILT SHOW” – Sisters, OR, Estados Unidos.

enero – marzo / 2001 “ART QUILTS DEL FOLKLORE GUATEMALTECO” Patrocinado por Louisville Visual Art Association Bank One Art Gallery, Louisville, KY, EUA julio – septiembre / 2001 “CALEIDOSCOPIO GUATEMALTECO” Museo de Quilts La Conner Quilt Museum, La Conner, WA, EUA octubre / 2001 “CALEIDOSCOPIO GUATEMALTECO” Consejo de Gobernadores del Sistema de Reserva Federal, Federal Reserve Board, Washington D.C., EUA mayo / 2002 “ARTE TEXTIL CONTEMPORÁNEO” Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida”, ciudad de Guatemala, Guatemala

41


agosto – septiembre / 2002 “ART QUILTING EN RETROSPECTIVA” Museo Internacional de Movimientos Artísticos “Casa M.I.M.A.”, Ciudad de Guatemala, Guatemala mayo / 2003 “ART QUILTING EN RETROSPECTIVA II” Museo Miraflores, ciudad de Guatemala, Guatemala octubre / 2003 – enero / 2004 “COLORES DE GUATEMALA” Rocky Mountain Quilt Museum, Golden, CO, EUA agosto / 2004 “COLGANDO DE UN HILO: ART QUILTS GUATEMALTECAS POR PRISCILLA BIANCHI” Fabulous Fiber Fest, Santa Monica, CA, EUA octubre / 2004, 2005, 2008 y 2009 “COLORES DE GUATEMALA: ART QUILTS POR PRISCILLA BIANCHI” Festival Internacional de Quilts del Pacífico – PIQF, Santa Clara, CA, EUA febrero / 2005 “ART QUILTS GUATEMALTECAS POR PRISCILLA BIANCHI” Calgary Sew Fest, Calgary, Alberta, Canadá

exposiciones COLECTIVAS septiembre – octubre / 2000 ARTISTA PRINCIPAL DEL SHOW: “MANY CULTURES – ONE ART QUILT” Con el tema: “Quilts Hispánicas” Kentucky State University, Frankfort, KY, EUA junio / 2001 “JUANNIO 2001” El prestigioso show anual de arte latinoamericano Ciudad de Guatemala, Guatemala junio / 2002 ““JUANNIO 2002” El prestigioso show anual de arte latinoamericano Ciudad de Guatemala, Guatemala septiembre / 2002 “CELEBRACIÓN DEL 5º ANIVERSARIO DEL MUSEO DE QUILTS LA CONNER”, La Conner, WA, EUA octubre 2002 – septiembre 2003 “2002 HANDS ALL AROUND XVIII: INTERNATIONAL QUILTS” Exhibición Itinerante Internacional, Houston, TX, EUA

2005 – 2006 “ARCO IRIS GUATEMALTECO: ART QUILTS POR PRISCILLA BIANCHI” Quilts del Mundo y Show Textil: On Tour. Columbus, OH, Estados Unidos.

junio / 2005 “JUANNIO 2005” El prestigioso show anual de arte latinoamericano Ciudad de Guatemala, Guatemala

enero / 2006 “COLORES DE SUR AMÉRICA” Convención Australiana de Quilts, Melbourne, Victoria, Australia

enero / 2007 New Zealand Quilt Symposium, Palmerston North, Nueva Zelanda

abril / 2006 “ARTE TEXTIL CONTEMPORÁNEO II” Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida”, Ciudad de Guatemala, Guatemala

verano 2006 y 2007 Craftsummer Program en la Universidad de Miami, Oxford, OH, EUA

mayo / 2009 “COLORES DE GUATEMALA: ART QUILTS POR PRISCILLA BIANCHI” Campeonato Abierto Europeo de Quilts – OEQC, Veldhoven, Países Bajos julio – agosto / 2009 “¡CALIENTE QUILTS!” Museo Ixchel del Traje Indígena, Ciudad de Guatemala, Guatemala

42


la esencia del libro: inspiraciรณn e interpretaciรณn

A continuaciรณn, encontrarรก una breve descripciรณn de cada una de las obras de la artista, descrita en algunas ocasiones por ella misma, en donde expresa sus opiniones y pensamientos.

43


“Semana Santa en Chichi” Descripción: “Yo armé este diseño alrededor de un pedazo de huipil maya, del pueblo de Chichicastenango, en el departamento de El Quiché, el cual es reconocido por su devoción religiosa. Según la tradición católica, el morado simboliza la pasión de Cristo; por lo tanto, es el color de la Semana Santa. La gama de colores de las flores bordadas se reiteran en las formas geométricas. En Guatemala, existen miles de diferentes trajes tradicionales, cada uno varía en estilo, colores y patrones. Cada pueblo tiene su propio traje distintivo, lo que permite identificar de dónde es la persona que lo viste.”

44


“Estrellas Radiantes” Descripción: “No deja de asombrarme que aunque Guatemala no tiene una tradición de quilting, por varios lados se encuentran todas las imágenes, patrones y motivos tradicionales de quilting. Acostumbro bromear diciendo que las art quilt están esperando a crearse por todos lados. El parecido de ‘ E ̒ strellas Radiantes’ a nuestro rehilete de papel es extraordinario, así como a los motivos de estrellas que tienen muchos huipiles tradicionales mayas. Yo creo obras por varias razones, y esta obra la hice como ejemplo para un taller. Al dar clases en diversos lugares del mundo, he descubierto que a todos les gustan las telas étnicas, pero a veces se sienten intimidados por ellas. Les gustan las telas pero no saben qué hacer con ellas o por dónde empezar. Aquí me vi en la necesidad de comenzar con un bloque familiar y tradicional, para llevar a los estudiantes de la mano y sacarlos despacio de sus zonas cómodas. Esta quilt de estrellas fue el resultado. Está hecha mitad de telas guatemaltecas y mitad de algodones comerciales de Estados Unidos. Los estudiantes del curso usaron estampados africanos, de aborígenes australianos, de South African Dutch; batiks de Indonesia, yukatas japonesas e incluso sedas hindúes. No importa que telas seleccionaron, ¡los resultados fueron asombrosos!”

45


46


“La Quema del Diablo” Descripción: “Todos los 7 de diciembre, los guatemaltecos celebran una festividad llamada L̒ a Quema del Diablo ̕. Por todo el país se realizan fogatas y se queman piñatas, en forma de diablo para limpiar la maldad de nuestros espíritus. Fíjese como el diseño incorpora elementos y representaciones del fuego, el calor, las cenizas y llamas. Comencé a elaborar esta art quilt con una idea completamente diferente; iba a ser un diseño tipo mandala de blanco con negro, pero por de pronto se tornó aburrido. Y como trabajo intuitivamente, dejé que la tela me guiara en una dirección diferente. Me encanta la totalidad del diseño simétrico y el borde de color cálido aparentando llamas.”

47


48


“NEBAJ” Descripción: “Un diseño inspirado en las fajas que usan las personas de Nebaj, un conocido pueblo en las montañas del altiplano de Guatemala. La composición larga y angosta reitera la forma rectangular de las fajas. El traje típico de Nebaj es muy conocido, y varias personas están de acuerdo en decir que es uno de los trajes más majestuosos y bellos del país. Encuentro irresistibles los diamantes, por eso aparecen una y otra vez en mi trabajo. Me encanta su perfecta forma geométrica, sus ‘ondas’ concéntricas con un sinfín de posibilidades de combinaciones y las limpias líneas diagonales que proyectan.”

49


50


“Bosque Tropical Húmedo” Descripción: “La urgente necesitad de crear esta quilt, vino de una variedad de telas teñidas a mano en degradación, las cuales encontré y sentí la necesidad de tenerlas. ¡Me hablaron clarísimo!: Sobre una vegetación verde y de luz, cataratas cristalinas y lluvia. Elegí un diseño simple que permite que los textiles guatemaltecos muestren su belleza y patrones. Todo lo que se necesita para trabajar con telas maravillosas es la simplicidad en el diseño. Me encantan las líneas exactas visualmente fuertes y el movimiento que crean con la limpieza de los colores fríos del esquema.”

51


52


53

“Nos Complementamos Uno al Otro”

“Extravío a Todos Santos”

Descripción: “Creí que había ganado la lotería cuando encontré estos pedazos completamente bordados a mano en el Mercado de Artesanías en la Antigua. Un hombre tenía una pequeña canasta repleta de cuadrados multicolores y ¡yo deseaba tenerlos todos! Eran diferentes porque procedían de distintos huipiles. La herencia de la riqueza textil de Guatemala puede apreciarse en la gran diversidad de trajes. Cada lugar tiene su propio traje, tejido por sus habitantes.”

Descripción: “La inspiración de este diseño provino del traje tradicional utilizado en el pueblo de Todos Santos, ubicado en el occidente del país. Como lo dicta la tradición, ellos utilizan el zigzag vertical en el traje, como símbolo del camino que dejan las personas cuando suben las montañas empinadas y cubiertas de escarcha. Es de interés resaltar que todos los zigzag verticales de esta quilt están hechos de sólo tres telas tejidas a mano. El fondo teñido a mano en degradado que va de fucsia a amarillo-limón, brilla en la luz y crea un escenario perfecto para los zigzag verticales. El fondo y el primer plano interactúan de forma interesante. Hay movimiento, ya que los elementos están asociados de tal forma, que no se pueden separar.”


“Serpentinas”

“Natura Florida II”

Descripción: “De vez en cuando mis manos se inquietan, y mis dedos precisan de coser en curvas. Me atraen las formas sinuosas creadas por este trozo tradicional para quilting, llamado ‘el Rastro de la Serpiente’, porque son placenteras para la vista. El combinar el patrón americano original con textiles guatemaltecos es mi forma de honrar la tradición y trascender las culturas. ¡La combinación llamativa de colores es fantástica! Me inspiré en la cocina de color fucsia y rojo chino de mi adolescencia, en los años 70. Los desafiantes colores cálidos se aclaran hacia el centro y se oscurecen alrededor de las orillas, apenas sugiriendo un contorno.”

Descripción: El trabajo artístico de esta diseñadora tiene una cualidad, que las personas encuentran sorprendente. Cuando se ve desde lejos se obtiene una perspectiva, y cuando uno comienza a acercarse empieza a ver detalles que no ha visto antes. Comenta Bianchi que cuando trabaja, se enfoca en “una sola superficie” en lugar de los pedazos individuales (de la misma forma que un pintor ve el lienzo.) En otras palabras, trata de no ver cada trozo por separado, sino que como parte de un todo. Aunque este diseño geométrico se basa en un cuadro repetitivo, no hay dos trozos iguales debido a la forma en que se aplicaron las telas. A Priscilla le gusta la cualidad translúcida del diseño y cómo los colores fluyen y se transforman cuando se mezclan entre sí. Representan la abundante flora tropical de Guatemala.

54


55

“Tonos Tierra”

“DE CORAZÓN CÁLIDO”

Descripción: Esta es una de las primeras obras que la autora realizó mientras estaba aprendiendo el arte de quilting. El diseño simple pero geométrico es una muestra contemporánea de todas las tonalidades de los matices que forman los tonos tierra. Realzó la pieza agregando batiks de Indonesia y destellos de rojo chino brillante. También le dio más profundidad a algunos valores de los triángulos del fondo para obtener un gran contraste.

Descripción: Esta es una “Charm Quilt” hecha de 250 semi hexágonos, cortados de 250 diferentes telas en colores cálidos. El diseño tradicional, a la vez muy contemporáneo, asume que hay una fuente de luz en la parte de arriba de la quilt, creando la ilusión óptica de volumen, profundidad y perspectiva. El truco está en la cuidadosa ubicación de la luz, el medio y los valores oscuros. ¡Es increíble cómo la tela puede dar tanta luz y cómo una superficie plana puede verse tridimensional!


“De Actitud Fresca”

“1,000 Pirámides Arcoiris”

Descripción: Al igual que la obra “De Corazón Cálido”, esta es una “Charm Quilt” hecha de 250 semi hexágonos, cortados de 250 diferentes telas, pero a diferencia de la obra mencionada, posee colores fríos. Este diseño tradicional, a la vez muy contemporáneo, asume que hay una fuente de luz en la parte de arriba de la quilt, creando la ilusión óptica de volumen, profundidad y perspectiva. El truco está en la cuidadosa ubicación de la luz, el medio y los valores oscuros. ¡Es increíble como la tela puede dar tanta luz y cómo una superficie plana puede verse tridimensional!

Descripción: Para hacer esta “Charm quilt”, Priscila cortó una pirámide (triángulo de 60º) de cada una de las telas que tenía en ese momento. Hay 480 triángulos diferentes; ni una tela se repite. Esta obra no sólo es un placer visual sino que también un maravilloso viaje en el color. Los ojos simplemente se deslizan sobre la superficie amarilla que cambia a amarrillo–anaranjado, luego de anaranjado a rojo y así sucesivamente hasta haber viajado por todo el espectro de color. La artista expresa que admira cómo una simple idea como esta –usando sólo una forma– se vuelve compleja para la vista y da una maravillosa ilusión óptica.

56


57

“Rehilete de Cuatro Colores”

“Estrella Solitaria”

Descripción: Relata la autora que se enamoró apasionadamente del art quilting en octubre de 1997, cuando compró el libro de “Charm Quilts” de Beth Donaldson. Su lectura la guió a un aprecio por las charm quilts históricas y, a su vez, la introdujo a las quilts geométricas, en donde el color y el valor juegan papeles importantes. Le encanta el orden de este diseño con sus líneas y ángulos nítidos. Su amor por las telas es una excusa válida para incluir cientos de diferentes telas en una sola obra. Esta en particular tiene más de 200 diferentes triángulos de 45º; y ningún parche es igual al otro. El diseño en su simpleza se ve moderno y contemporáneo.

Descripción: El patrón americano tradicional es también conocido como la “Estrella de Belén.” Esta es la quilt más tradicional que ha elaborado Bianchi, desde sus inicios, cuando estaba aprendiendo una serie de técnicas. El coser y mantener todas esas orillas rectas era muy difícil, y eso le enseñó a apreciar el trabajo hecho a mano y la habilidad que se evidencia en las quilts tradicionales históricas. En este caso, por ejemplo, ya que el verde resulta de la mezcla del amarillo con el azul, pensó que un verde oscuro era una elección lógica para el fondo. No pudo resistirse a usar una tela floral para darle un giro, en lugar del tradicional de la simple muselina.


“Arcoiris Ondulante I”

“Caleidoscopio Azul y Blanco”

Descripción: Relata la artista que esta art quilt nació de una visión de colores y formas que “bailaban” en su cabeza. Siempre le atrajo la maravillosa gama de colores del arco iris, y trata de usar todo el espectro de colores cuando lo permite el diseño. También le gusta hacer obras simples que se vean complejas, y hacer que las personas se pregunten: “¿Cómo lo hizo?”. Se emocionó cuando aprendió que era posible crear la ilusión óptica de curvas sólo cosiendo recto. Tenía que probar la técnica y comenzó de inmediato con esta pieza.

Descripción: Caleidoscopio, medallón central hecho de 8 cuñas idénticas y simétricas. Cada cuña está hecha de cientos de piezas y algunas pequeñas de ”. La tradicional gama monocromática en azul y blanco, presenta un elegante diseño agradable que da la impresión de encaje, romance y cosas finas. La tela del borde es un fino batik que –según expresa Priscilla– le robó el aliento. Cortó un borde bastante ancho para no romper con su fantástico patrón.

58


59

“El Patio de mi Casa”

“Leones y Cebras Danzando”

Descripción: El título de esta art quilt viene de una famosa canción infantil en español. Habla de un patio en donde los niños se juntan a jugar y a divertirse. Por eso es que la obra tiene un humor feliz, positivo y despreocupado. Cuando elaboró esta pieza la artista estaba profundamente conmovida e inspirada por el libro de Roberta Horton “The Fabric Makes the Quilt” (La Tela Hace la Quilt). También quiso separarse de los trozos geométricos con los que había estado trabajando, y experimentar con unir improvisadamente. Así que usó la técnica de collage para esta obra. El primer paso fue mezclar una gran variedad de telas rústicas hechas a mano en un interesante arreglo de fondo. Respetó la integridad de los preciosos textiles étnicos al usarlos en pedazos grandes para mostrar sus cualidades. Después, usó la técnica de appliqué para el árbol y sus hojas. Comenta la autora que realmente disfrutó esta forma de trabajo relajante y descuidado con las telas.

Descripción: Esta es una de las primeras art quilts que Priscilla realizó, utilizando telas típicas guatemaltecas, y le fascinó trabajar con ellas. Estaba tan inspirada una tarde, después de terminar de leer el libro “The Fabric Makes the Quilt” por Roberta Horton, que frenéticamente empezó a sacar telas y, espontáneamente, les fue encontrando su lugar para crear este diseño. Eso de sólo cortar al descuido, sin medir con exactitud le pareció fantástico. Tuvo la sensación, como muchas otras veces, que son las telas quienes la guían y le indican qué hacer y a dónde quieren ir. Para las 11 de la noche ya tenía el fondo armado, pero por más que buscó entre las telas de costura, no encontró un motivo suficientemente grande para ser punto focal, así que entró a su closet a ver qué le podía ser de utilidad, y encontró un vestido de lino muy bonito que no se ponía hacía dos años. Supuso que si no había encontrado ocasión para usarlo en todo ese tiempo, podía disponer de él, así que lo cortó y de allí obtuvo los leones. Eran el elemento exacto que necesitaba para completar la composición.


“FAUNA”

“CAFÉ NEGRO”

Descripción: El territorio del norte de Guatemala se extiende hasta la Península de Yucatán. En esa región se ubican la mayoría de las antiguas ciudades mayas, como Tikal. Estas tierras planas tienen un clima cálido y están cubiertas por un espeso bosque tropical húmedo. Este diseño lleva ese nombre gracias a la infinita variedad de animales que habitan este bosque tropical. Usó todas las telas de estampado de pieles de animales que encontró para darle más realismo. Esta mezcla de telas dio como resultado maravillosos tonos tierra con dorados, y toques de negro y blanco, precisamente en su lugar.

Descripción: Tradicionalmente, Guatemala produce algunos de los mejores cafés del mundo. Refiere la autora que su padre tiene un beneficio de café desde que ella tiene uso de razón. Por ese motivo, el nombre de la obra se originó de un juego con palabras; la palabra café significa el grano como el color. Y como la composición tiene mucho negro y café, entonces la denominó “Café Negro”. Para darle más énfasis al tema del “café” le agregó una preciosa tela roja italiana con parafernalia “café” (en el centro de arriba y abajo). En cuanto al diseño, recuerda que todo comenzó con el panel central de batik. Esta quilt exótica combina una variedad de texturas ricas en dorados, cafés y rojos. La inesperada combinación de los detalles en negro y blanco le dio balance a la obra; las puntas triangulares están atadas en completa armonía.

60


61

“Rueda de Chicago”

“Randa I”

Descripción: Esta art quilt es un estudio de valor. La autora deseaba ver si podía hacerlo usando exclusivamente telas guatemaltecas, y descubrió que muchas telas vienen en tonos medio brillantes, oscuros, pero casi ninguno con tonos claros. Tuvo que improvisar y usar telas a cuadros de Estados Unidos para la mayoría de los tonos claros. Fue un golpe de suerte porque estos dos tipos de telas comparten las mismas cualidades rústicas, simples y tejidas, y armonizan muy bien juntas. Al poner con cuidado los parches claros y oscuros resultó una ilusión óptica de movimiento. También es un estudio de simetría, ya que los cuatro cuartos son exactamente iguales; sólo los rotó para darle el diseño de una rueda gigante en movimiento.

Descripción: La randa es una decoración llena de bordados que se encuentra en la parte de enfrente de los cortes típicos maya. Una simple línea vertical significa que la mujer es soltera; en algunas comunidades, las mujeres casadas usan una segunda línea horizontal, que atraviesa la otra y forma una cruz. La naturaleza lineal de la randa le inspiró a crear este diseño entretejido. El rosado fuerte del borde de adentro sostiene todo en su lugar, mientras los matices azul-verdosos le dan un fondo relajado haciendo que el diseño resalte. Flores acolchadas a mano alzada sobre el borde, reiteran las flores bordadas de la randa central.


“EStRella de Diamantes”

“Mármol de GuatemalA”

Descripción: Este es un diseño original que la artista obtuvo al modificar un trozo de quilting tradicional. Con papel y lápiz literalmente dibujó un trozo cuadrado, con secciones en forma de diamante, y luego hizo ocho cuñas para formar la estrella. Incluso si parece “tradicional” la gama de colores y las telas que se usaron, definitivamente no lo son. Como base de su gama de colores eligió un paquete de tela teñida a mano, en degradé, que iba de un café rojizo a color óxido y a un amarillo dorado. Luego lo exageró agregando más telas a la mezcla, siguiendo la progresión básica de color. Esta pieza tiene un aire de misterio. El diseño asimétrico captura la atención, mientras que el borde de exquisita tela guatemalteca, con motivos tipo Bargello, crean el ambiente. Manifiesta Priscilla que le gusta el centro profundo que termina con un aura amarilla–dorada, y con un movimiento hacia fuera que irradia la estrella.

Descripción: Generalmente la artista crea diseños abstractos porque le encanta el orden y la precisión geométrica, así como los patrones repetitivos. Esta es la razón por la cual siempre le han fascinado los mosaicos europeos e islámicos y los diseños de azulejos. Para esta obra, se inspiró en los azulejos del piso de la Catedral de San Marcos en Venecia, Italia. Debido a que Guatemala produce mármol de diferentes tonos, se le facilitó nombrarla. Como siempre, su meta fue incorporar textiles mayas a la obra. La mitad de cada trozo está hecha de tejidos a mano y la otra mitad de cuadros, logrando un balance exitoso. Es verdaderamente impresionante cómo la tela, sobre una superficie plana, puede dar la ilusión de profundidad y perspectiva. Aunque ella no suele trabajar sólo con colores oscuros y serios, los considera relajantes. Lo mejor de todo es que en verdad le gusta el humor refinado y relajante que proyectan.

62


63

“Las Rayas me Obligaron a Hacerlo”

“Cruz de Semana Santa”

Descripción: Los textiles guatemaltecos tienen varias líneas debido a las técnicas de tejer a mano. Priscilla calcula que de todos los tipos de telas que usa, un 80% son rayadas, y que no podría prescindir de ellas. El audaz diseño, simple y simétrico, crea la ilusión óptica de que son cuadros dentro de cuadros. Esto se debe a que cuatro piezas triangulares se cosen juntas en un cuadrado, y las diferentes líneas forman un ángulo que crea la ilusión. Esta art quilt tiene varios estilos de rayas. Las rayas no cazan perfectamente y eso no le preocupa, porque aunque no cacen bien, los ojos del espectador harán la conexión. Y ahí estará la ilusión óptica, jugándole trucos de “ahora me ves y ahora ya no” a la persona que observa. Expresa Priscilla que para ella es muy divertido trabajar con rayas.

Descripción: Una verdadera quilt de retazos se hace con técnicas intuitivas y espontáneas. Si la unidad no es lo suficientemente grande la diseñadora le agrega otro pedazo. Por el contrario, si es muy grande, le corta el exceso. Refiere la artista que se gozó ese proceso creativo, el cual considera relajante y liberador. Otra ventaja es que pudo utilizar millones de retazos que le sobraron de varios proyectos. Bianchi recuerda que Guatemala tiene una larga y antigua tradición católica. Probablemente por ello se siente atraída por la forma de la cruz, ya que vivió en ese ambiente. Aparece inadvertidamente en sus composiciones. Además, ofrece un balance perfecto y muchos “compartimentos” con qué trabajar. El título se refiere al color morado que, según la tradición católica, se usa en la Semana Santa.


“RapSSSodia” Descripción: La diseñadora manifiesta que de vez en cuando siente la inquietud por coser curvas que son suaves, placenteras y fluidas, en lugar de costuras rectas. Cuando hizo esta quilt, quería experimentar trabajar sin un plan. Y como ya estaba acostumbrada a medir con exactitud y usar moldes para obtener resultados precisos, se sintió un poco insegura y dudosa al principio. No usó medidas exactas ni moldes para esta obra. En su lugar, apiló varios cuadros de telas y los cortó a mano alzada, los trabajó y cosió. Comenta que disfrutó enormemente el proceso espontáneo, el cual para ella fue divertido y terapéutico. Una vez comenzó ya no quería detenerse. El resultado fue una agradable sorpresa. A Priscilla le encanta cómo las curvas de la “S” le dan movimiento y ritmo a este audaz diseño asimétrico y contemporáneo. También le gusta la elección de telas gráficas y los colores.

“Raíces Africanas, Parte II” Descripción: La artista se encontraba planchando una cadena de cuadrados para la primera “Raíces Africanas”, cuando de pronto le vino a la mente cómo se mirarían de fabulosos estos cuadros por sí solos. Ella pensó: “¿Qué tal si hago otra pieza usando cuadros pequeños en lugar de cruces y básicamente la misma gama?” Y así nació la parte II. Le agregó fajas de otras telas africanas, teñidas a mano, para darle una apariencia más formal; y cuadrados sólidos, brillantes, para un giro. Se retrajo de usar más fajas y dejó los cuadros en paz para “La Trilogía”. Le encanta la sensación moderna de estas piezas y las ilusiones ópticas de las áreas claras y oscuras.

64


65

“Arcoiris de Naranjas”

“Cuadros, Cuadros y Más Cuadros”

Descripción: Esta art quilt resultó de la modificación del trozo de quilting llamado “Orange Peel” (Cáscara de Naranja). Tiene un nombre curioso porque si se observa más de cerca, un conjunto de tres triángulos multicolores crea una “rodaja de naranja”. La artista usó telas multicolores guatemaltecas, sobre un fondo azul marino, para crear contraste y drama. El fondo se desvanece dejando que los triángulos multicolores resalten; precisamente el efecto que ella busca. Este diseño se basa en Notan, el principio oriental que se concentra en la interacción entre espacios positivos y negativos. Si se observa detenidamente, se notará que hay un triángulo negativo (azul marino) por cada triángulo positivo (multicolor). El espacio negativo es igual de importante, ya que le “ahorra espacios” a la figura positiva de forma exitosa.

Descripción: A la artista le gusta el orden y la precisión con la que encajan los cuadros en este moderno diseño geométrico. Es una idea que ella ha repetido varias veces: cuatro triángulos de 45º que forman un cuadrado. Las diferentes escalas infunden energía y vitalidad a esta art quilt. Una de sus preferencias es trabajar con rayas, porque le dan interés a cualquier diseño. Cuando hay rayas, la composición ya no es estática. Lo que comenzó como una idea en sólo azules y blancos, de pronto se convirtió en una gama rica en colores, al incluir otros análogos como turquesa, morado y fucsia. A Priscilla le agrada el contraste de esta obra; cómo avanzan los colores claros y retroceden los oscuros. Pareciera que hay varias capas, suspendidas una sobre la otra.


“Colores de San Ildefonso” Descripción: “Sentí una irresistible atracción por organizar las ‘X’ formas del huipil de San Ildefonso Ixtahuacán. Mis energías creativas fluían cuando comencé a aislar un motivo y cambiar su escala. Luego tomé los colores del traje de la mujer, y comencé con el cuello, la blusa, la faja y terminé con el corte. Posteriormente, los arreglé en una agradable paleta análoga. Me encanta lo atractivo que es la gráfica y el estilo metodológico de esta pieza.”

“Cruz de Chichi” Descripción: “Este diseño simboliza la comunidad de Chichicastenango, unida bajo el signo de la cruz. Chichi –como se le conoce popularmente– es un lugar donde se mezcla el sincretismo religioso, proveniente de las creencias católicas e indígenas. Estos colores pueden apreciarse en varios de los textiles y huipiles de Chichi. El centro del huipil que va hacia la cabeza, exhibe un motivo radial que muestra al sol como el centro del universo, y también del poder masculino. Los cuatro diamantes simbolizan los cuatro puntos cardinales y, en algunos instantes, las fases de la luna y el poder femenino. Me gusta el contraste logrado entre el centro caleidoscopio, intrínsecamente detallado, y las largas áreas planas que lo rodean de un color profundo.”

66


67

“Viaje Alrededor de Totonicapán”

“Atardecer en la Playa”

Descripción: “El placentero balance simétrico de este diseño encaja perfectamente con la armonía de las cruces plateadas, que usan los cofrades durante las ceremonias rituales. El patrón tradicional Amish –conocido como ‘Viaje alrededor del mundo’– incorpora la inusual gama de colores, textura y belleza rústica de los textiles típicos. La mayoría de ellos fueron tejidos a mano por hombres, en telares de cintura de 36” de ancho, en una población llamada Totonicapán. Este lugar en el altiplano es uno de los sitios productores de textiles más grandes de Guatemala. La infinita variedad de combinaciones de colores y patrones en nuestros tejidos, se debe en parte a la identidad artística de cada tejedor. Para mí es muy importante cómo dos culturas diferentes, con tradiciones textiles sustanciales, se unen a través de mis art quilts.”

Descripción: “Esta exquisita art quilt parece un sol que se esconde en el horizonte (dorados y amarillos), en un cielo de colores profundos por la tarde (morados de arriba), sobre el agua (parches turquesas del centro). Con un poco más de imaginación, los verdes de abajo pueden ser montañas. El diseño de la quilt es una imagen del horizonte, los rayos del sol y el oleaje del agua que complementan y enfatizan el tema. Amo la sensación de tranquilidad que emana de las imágenes que se reflejan en el agua. Este original diseño de teselación fue un gran reto. Hice los bosquejos y moldes, pero me costó mucho entender cómo funcionaban, hasta que fui armando las piezas. Un libro de manualidades sobre cómo cortar y doblar papel que tenía cuando era una niña, me motivó a hacer esta obra.”


“Raíces Africanas” Descripción: De un viaje a Sur África en el verano de 2004, Priscilla trajo consigo una falda africana con motivos de cruces sobre un fondo gris monocromático. También compró gran cantidad de tela teñida a mano, con la combinación de color más inusual que le sorprendió: vino tinto, frambuesa, amarillo mostaza y verde menta. Una madrugada se despertó con una idea clara de cómo combinar estos dos elementos en un diseño. (Comenta que sus mejores ideas creativas le fluyen en las primeras horas de la mañana). De pronto, comenzó a realizar pruebas con los textiles guatemaltecos para las cruces. Sí, todas las telas pasaron por un tipo de audición; revisaba una y otra, para ver cuales pasaban la prueba para esta pieza y cuales no. A Priscilla le encanta cómo el fondo la llevó a escoger estas combinaciones inusuales de colores. El lector puede observar que las cuatro columnas de la izquierda son positivas, mientras las dos de la derecha son negativas.

68


“EL BARRILETE” Descripción: “Los barriletes tienen gran importancia en nuestras tradiciones mayas. Cada año para el 1 de noviembre, Día de los Muertos, miles de personas se reúnen en los cementerios para honrar a sus parientes y amigos que han fallecido. Muchos guatemaltecos asisten a una fiesta tradicional en los municipios de San Juan y San Pedro Sacatepéquez, así como en el de Sumpango, en donde inmensos barriletes de papel y bambú que miden hasta 20 pies de ancho, intentan sobrevolar los cementerios para llevar las almas de los muertos al cielo. Los barriletes son un tema recurrente en mis trabajos; me gustan sus formas, colores y patrones y, especialmente, su simbolismo.”

69


70


“Faja Multicolor”

Descripción: “Es una quilt de retazos de arte contemporáneo, que resultó de un intuitivo y emocionante proceso creativo, improvisando técnicas. Todo se cortó a mano alzada para que se viera torcido y estuviera en sintonía con esta pieza. La brillante composición asimétrica multicolor inspira felicidad y un humor festivo. Esta pieza tiene la espontaneidad y lo naïf de las artesanías africanas, y de las quilts afroamericanas: uno de mis estilos favoritos. El diseño representa las fajas, que son parte esencial en la vestimenta de los indígenas, tanto en las mujeres como en los hombres. Tiene elementos variados tomados de varios trajes de diferentes pueblos.”

71


72


“Ceremonia en Patzún” Descripción: “Las novias de Patzún visten con orgullo un tocado llamado ‘paya’ el día de su boda. Este traje ceremonial de origen prehispánico, rebosa de símbolos que protegerán y le darán buena fortuna a los recién casados. En mi interpretación, el diamante central simboliza el sol como el centro del universo; los círculos de arriba y abajo = las fases de la luna; los motivos centrales en zigzag = los 9 meses de embarazo y la fertilidad; el diseño de reloj de arena en general = la dualidad de la vida (ying-yang; hombre-mujer; el bien-el mal; la noche-el día), todos en armonía. El borde multicolor nos recuerda el arco iris guatemalteco.”

73


74


“El Huipil de San Cristóbal Totonicapán” Descripción: “El traje de San Cristóbal Totonicapán tiene una fuerte influencia española. El huipil tradicional con su cuello lleno de bordados y bordes de encaje, recuerda a los trajes españoles del siglo XVII. Estos detalles contribuyen al carácter festivo de la blusa. La pieza comenzó redonda y simétrica. Los cuadrados pequeños eran parte de otra pieza, pero debido a que yo trabajo varios proyectos a la vez, estos compartían el mismo diseño de pared. Sin embargo, opté porque estos cuadrados se integraran a la nueva pieza, así que se quedaron y crearon un agradable balance asimétrico, que me agradó.”

75


76


“Tapiz de Aguas Calientes” Descripción: “Las mujeres de San Antonio Aguas Calientes son famosas por tejer los más finos brocados del país. El pequeño y detallado patrón general del inusual huipil, me habló directamente y guió mi inspiración. Para este original diseño, elegí una paleta de colores más suave para darle un aspecto formal. Esta composición en forma de cruz simboliza el huipil extendido. Las líneas verticales y horizontales del centro representan las costuras centrales, que van de la parte de adelante hacia atrás y la división de hombro.”

77


78


“Faja de Cruces” Descripción: “Me asombra cómo las cosas que no están completamente relacionadas (las fajas tradicionales y las flores del maíz) a la larga comparten varias cosas comunes. Este diseño multicolor está inspirado en las fajas de lana repletas de brocados, que usan las personas de San Juan Sacatepéquez. Los motivos de las fajas lo sugieren todo: desde la composición y riqueza de textura hasta los pedazos de colores profundos. Me gusta cómo los centros de los cuatro bloques adyacentes enmarcan la cruz. El borde triangular enfatiza la gama de colores y replica los flecos de las fajas. Me encanta crear movimiento a través de la transición de un color que cambia a otro. El azul marino es el fondo perfecto para exhibir la tela y resaltar las cruces multicolores.”

79


80


“Bosque Arco iris” Descripción: “Siento una fuerte atracción por el motivo en zigzag vertical, por su naturaleza dinámica y movimiento visual. Como ya había creado este diseño anteriormente, quería experimentar con una paleta de diferente color. Cuando se reveló mi propósito de dejar que los ricos textiles guatemaltecos mostraran su belleza y textura, todos los colores del arco iris querían ser parte de esta pieza. Ahora, todo color intenso pide un fondo atenuado, y así es como apareció el degradado de gris a blanco. Me gusta el contraste entre el primer plano brillante y el fondo tranquilo; el juego del fondo central y los puntos le dan un toque caprichoso.”

81


82


“Cascarones de San Antonio” Descripción: “En octubre de 2004, mi primera colección de telas comerciales se estrenó en los Estado Unidos y se vendieron más de 150,000 yardas, alrededor del mundo. La colección consistió de 55 telas diferentes en catorce diseños y cuatro colores. Esta quilt conmemora ese evento, porque se había creado para exhibir cada una de las telas en la colección. Como se puede apreciar, está inspirada en los textiles típicos que han perdurado a través del tiempo. En esta oportunidad, elegí un bloque de quilting simple y tradicional llamado ‘Bola de Nieve’, porque tiene un área central adecuada para mostrar las grandes piezas de la tela. Cuando vi por segunda vez esta obra me recordé de los cascarones. En Guatemala, tenemos una festividad que los niños disfrutan enormemente. Todos los años, antes de la Pascua, los niños pintan y decoran cascarones de huevos, los rellenan con confeti y los cierran con papel de china. Estos son muy coloridos, y elaborarlos causa diversión. Cuando llega la hora de jugar durante el carnaval, los niños toman los cascarones y corren por doquier, rompiéndolos en las cabezas de los demás. Tanto niños como adultos se divierten mucho.”

83


84


“Cruz Africana” Descripción: “Me tomó dos años terminar esta obra. Hace tiempo, quería experimentar con técnicas improvisadas, y terminé con bloques torcidos que no me gustaron mucho. Para entonces estaba trabajando con líneas geométricas, precisas y rectas, que realmente no encajaban con lo que estaba haciendo; así que guardé los bloques y me olvidé de ellos por dos años, hasta que fui al África. Todo aquello que vi y mis experiencias en Sur África me inspiraron de tal forma que tenía que hacer una art quilt especial, para expresar justamente eso. Los bloques improvisados de hace un par de años eran exactamente lo que necesitaba para comenzar. En mi vuelo de regreso, hice bocetos de las ideas que me brotaban, y no hallaba las horas por regresar a mi estudio. Los bloques centrales encajaron sin esfuerzo alguno en forma de cruz, como si supieran su lugar; y como se parecían mucho, decidí utilizar una paleta que contrastara para las áreas de las cuatro esquinas de la composición. Me llama la atención, cómo le da profundidad al fondo y hace que la cruz resalte. Este cuadriculado amarillo y blanco le da brillo.”

85


86


“Rosario de Dulces” Descripción: “Trabajar con los colores y formas de esta obra revivieron una memoria de mi niñez, por ello el nombre. Los domingos por la tarde, mis padres nos llevaban a mis hermanos y a mí a dar una vuelta en carro, alrededor del lago de Amatitlán. Nos deteníamos en el parque frente al lago a comprar dulces típicos de los vendedores locales, con aquellos puestos repletos de delicias. Mi dulce favorito era el rosario de azúcar: un dulce envuelto en rafia multicolor, amarrada en forma de rosario. Era emocionante abrir cada paquetito en forma de cuentas, para encontrar el dulce. Nos poníamos los rosarios como collares, los colgábamos en las barandas de nuestras camas y, finalmente, los comíamos por días.”

87


88


“Aguacatán” Descripción: “Después de manejar por horas en carretera de terracería, se arriba al pueblo agricultor de Aguacatán, cuyo nombre se deriva de los árboles locales de aguacate. Ubicado al oeste de Guatemala, a los pies de las montañas de los Cuchumatanes, este pueblo disfruta de un clima cálido. Las mujeres visten un huipil simple y blanco, similar a la muselina con decoraciones bordadas a máquina, atadas con cintas de colores. Las mujeres tejen y usan un tocado elaborado y sofisticado. Consiste en una cinta ancha de 4 pulgadas meticulosamente bordada, con una infinita variedad de motivos geométricos y orgánicos (por ejemplo hojas), que las mujeres trenzan y enrollan alrededor de sus cabezas. Esta pequeña joya de art quilt muestra uno de los motivos triangulares de los tocados de Aguacatán, elaborados de tal forma que crean ilusiones ópticas. Si tuviera que escoger sólo un textil tradicional para inspirarme en él, escogería la cinta de este tocado. Cada dos o tres pulgadas – en las 3 yardas – aparece un patrón geométrico que conmueve. Se pueden crear infinidad de diseños contemporáneos a partir de esta sola pieza”.

89


90


“Curvas Étnicas” Descripción: “El famoso mercado abierto de Chichicastenango es uno de mis lugares favoritos. Me propongo la tarea de visitarlo por lo menos dos veces al año, con el propósito de estimular mi creatividad. Siempre llevo mi cuaderno de dibujos, para registrar la increíble cantidad de estímulos sensoriales que abundan en ese lugar. Estas pequeñeces se convertirán en la próxima idea para crear una art quilt única. Un domingo por la mañana, estaba caminando por el mercado cuando de pronto algo me llamó la atención. Había una increíble cantidad de cintas colgadas en el puesto de un vendedor, y las habían amontonado, de tal manera, que eso me atrajo como un imán. Mi cabeza empezó a dar vueltas, pensando en todas las posibilidades de diseños que podían salir de esta imagen visual: cómo miles de telas podían convertirse en las tiras de las cintas. Tomé varias fotos que me llevé a casa, y comencé a dibujar los bocetos iniciales. Las fluidas curvas son agradables a la vista.”

91


92


“Caleidoscopio Danza Púrpura” Descripción: Caleidoscopio, medallón central elaborado con 8 cuñas simétricamente idénticas. Cada cuña está hecha de cientos de piezas y algunas pequeñas miden ½”. El fino detalle y el color profundo de la gama de colores, y los dramáticos tonos brillantes, producen un diseño sofisticado, elegante y dramático. El fondo oscuro hace que resalte el centro; da la impresión de que una persona en realidad estuviera viendo a través de un caleidoscopio. La luz que parece filtrarse le da a la obra una cualidad cristalina.

93


94


“Gradas de Tikal” Descripción: “Tikal es una antigua ciudad maya, escondida en lo profundo del bosque tropical al norte de Guatemala. En la época de 800 años a. de J.C. a 900 años d. de J.C., fue una ciudad avanzada que tenía varios templos altísimos con miles de gradas empinadas construidos para los dioses. Jugar con las piezas en su pared de diseño y la forma en que parecían subir y bajar, le recordaron a Priscilla las gradas del templo maya. Esta obra es una adaptación de un trozo de quilting tradicional, siendo el trozo la unidad que se repite. A la artista le agrada cómo los tejidos a mano, realizados por manos guatemaltecas, se adaptan a estos patrones para crear una art quilt original.

95


96


“RELÁMPAGO DE DÍA” Descripción: “Patrón geométrico en zigzag de origen prehispánico, ampliamente utilizado en nuestros textiles guatemaltecos. Es un motivo que aparece una y otra vez en mi trabajo artístico; me encanta el movimiento que comunica y su fuerte impacto visual. El patrón en zigzag maya adquiere diferentes significados dependiendo del pueblo de origen. En esta quilt, traté de capturar el significado del relámpago. En otros casos, puede representar una serpiente sagrada, las huellas que quedan atrás al escalar una montaña empinada, o los altos y bajos de la vida de una mujer. Los colores cálidos evocan un día caliente y soleado.”

97


98


parte3 DISEテ前 GUATEMALTECO


fuentes de inspiraci贸n:

Guatemala como su contexto 101


INSPIRACIÓN Con frecuencia le preguntan a la artista: “¿De dónde proviene su inspiración?” (y en los ojos de su interlocutor puede ver que esperan una respuesta misteriosa, una musa escurridiza o algo inesperado, cuando la verdad es que la inspiración está en todas partes). El artista observa el mundo a su alrededor, su contexto y registra sus percepciones. Sus sentidos reciben los estímulos en forma de colores, olores, sabores, texturas, sonidos, sensaciones, vivencias y formas. Su cerebro –piensa Priscilla– quizás funciona diferente al de otras personas, pues cuando procesa toda esta información, se replantea ideas y se cuestiona: “¿Qué pasaría si…?”, de manera que ella reinterpreta y expresa esta información, según su individualidad. Asume riesgos, se atreve a hacer cosas que nadie ha hecho antes. La artista construye y reconstruye el mundo y su realidad constantemente. Incluso cuando no está consciente de su entorno, este crea un impacto modificando su vida y trabajo hasta cierto punto, esperando con ello poder inspirarse. Comenta la diseñadora que siempre apunta hasta las cosas más simples; un diseño circular de un portón de hierro –por ejemplo– puede ser la base para el diseño de un medallón del caleidoscopio. La fachada de una iglesia sugiere una composición sorprendente. Los colores mixtos de las papayas y mangos en una venta de frutas pueden ser la próxima gama de colores que usará. El artista se entrena a ver las mismas cosas viejas y comunes, con ojos nuevos.

102


Archivo de inspiración

Guatemala es SU inspiración

En aquellas épocas oscuras cuando nada se le ocurre y está estancada, la diseñadora recurre a su indispensable “archivo de inspiración”, pues en él siempre encuentra el estímulo que le motiva y la chispa que enciende su creatividad.

“Guatemala constituye mi incesante inspiración”, comparte Priscilla. Mientras el mundo occidental camina hacia la homogeneidad, en donde todas las ciudades se asemejan, la gente viste de la misma manera y se ve rodeada de máquinas automatizadas y objetos indiferenciados producidos en masa; aquí se encuentra una variedad infinita que resulta fresca y seductora. Este es el lugar ideal para encontrar inspiración, sólo hay que dejarse ir y permitir que fluya.

Esta es una colección que viene reuniendo desde hace años, de cosas que le llaman la atención: recortes de revistas y catálogos, fotos, bosquejos, retazos de tela, papeles decorados, folletos, etc. Estos elementos contienen ideas, motivos, patrones, composiciones, gamas de colores, texturas y símbolos que le gustan. Siempre lleva consigo lápiz y papel para registrar lo que le atrae; quizá sea el diseño en la tapicería de un sillón, el patrón de ladrillos en la pared o una formación de rocas u otros. Todo esto va al archivo. Mantiene su colección organizada en una gaveta de archivo y clasifica cada cosa en categorías. Cuando necesita ideas, Bianchi se dirige al archivo y hojea las carpetas. A lo largo del tiempo ha aprendido mucho acerca de sí misma con este ejercicio. Por ejemplo, siempre se ha sentido atraída por ciertas formas como cruces, diamantes y zigzags. Estas aparecen una y otra vez en su obra, pero no fue sino hasta hace poco tiempo, en que advirtió que son parte de la iconografía guatemalteca. Ha visto estos símbolos alrededor suyo por tanto tiempo, que no los había registrado a un nivel consciente, hasta que notó cómo se repetían en su colección. Además de su creatividad, este ejercicio enriquece su espíritu.

103

Priscilla cuenta que los trajes indígenas son una de sus principales fuentes de inspiración, pero es verdad que todo lo que Bianchi ve a su alrededor le atrae, le emociona y le interesa. Guatemala es un país tan rico, tan visual y tan colorido, que es imposible no dejarse influenciar. El paisaje, la flora, la gente con sus costumbres y tradiciones, el arte popular, la imaginería, los mercados, la cultura maya, la herencia hispánica y la arquitectura colonial; todos esos elementos forman parte de un mundo mágico y místico, y este mundo forma parte de la obra de Priscilla. Manifiesta la autora que el contexto es lo que da a su obra la originalidad de nueva propuesta, su singularidad y su sabor multicultural. Priscilla decidió quedarse con lo bueno, lo bello, lo positivo, lo productivo, lo noble y lo agradable de Guatemala.


los elementos de diseño Son los componentes o ingredientes que se utilizan para crear una obra de arte, y el artista los utiliza para dar vida a una nueva composición. Los elementos de diseño son: línea, forma, volumen, color, valor, textura y espacio.

los principios de diseño La aplicación de los principios de diseño es la forma como el artista coloca o arregla los diversos elementos dentro de un espacio o superficie. En otras palabras, estos principios son las herramientas que el artista utiliza para crear una obra de arte. Los principios de diseño son: balance (simetría), movimiento, ritmo (repetición), contraste, énfasis, patrón (secuencia) y unidad. Es interesante hacer notar que estos principios aplican tanto al arte académico, como a todas las artes visuales o artes aplicadas: diseño gráfico e industrial, escultura, fotografía, diseño de interiores, diseño de modas y arte digital, entre otros.

104


color

105


106


para priscilla

el color :

Para Priscilla Bianchi, la persona que más influyó en su aprecio y valoración por la extensa gama de colores, fue su abuela materna. A ella le encantaban los días soleados y las flores de su jardín. Sentía una fuerte atracción hacia los colores alegres, fuertes y brillantes. Su abuela coleccionaba en el patio, macetas de geranios en todos los colores. Salía de mañana a trabajar en el jardín, pues sus flores eran motivo de orgullo y felicidad. A continuación, la artista brinda una descripción de las emociones y sensaciones que despierta en ella, el manejo del color en sus obras.

107


es cultural

es atrevido influye en el estado de ĂĄnimo

provoca emociones

evoca recuerdos

se siente se admira

se vive se contempla

produce emociĂłn

produce alegrĂ­a

inspira impresiona apasiona

108


109


COLOR “¡Guatemala es mezcla, es contraste, es explosión de color! Guatemala no funciona de acuerdo a reglas, no es rígida”, expone Priscilla Bianchi. Para los guatemaltecos el color es algo primordial en sus vidas, ya que caracteriza su idiosincrasia y sus rasgos culturales. Bianchi tiene una relación muy estrecha y fundamental con los colores, pues según relata: “Se encuentran en lo más profundo de mi ser. Son parte esencial e integral de nuestra cultura, porque aquí utilizamos el color con gran atrevimiento y valentía, haciendo combinaciones que ni pensarían en realizarlas en otras culturas del mundo.” Continúa Priscilla con su exposición: “El color es estética y es gusto, pero sobre todo es emoción, es pasión. Nace de nuestra diversidad cultural, de la multiplicidad de estímulos sensoriales que encontramos a nuestro alrededor, empezando por la naturaleza con su paisaje, flores y frutos, pasando por la gente con sus trajes y costumbres, hasta el arte popular y el académico. Los colores nos provocan intensas emociones que influyen en nuestro estado de ánimo, y hacen que este país sea percibido por todos como alegre, sonriente y lleno de vida. Dios bendijo a esta tierra y a su gente con la belleza de los colores en una variedad infinita, ya que los colores, así como las emociones, están llenos de matices. Estas tonalidades variadas que encontramos en todo momento y en todo lugar, enriquecen nuestras vidas, definen nuestro carácter y nos dan una identidad propia, única en el mundo. A menudo me pregunto qué habrá sido primero: si los colores nos hacen ser guatemaltecos, o porque somos guatemaltecos, utilizamos así los colores.” Finaliza expresando la artista: “El color lo vivimos como una experiencia sensorial. Cuando nuestros ojos son atraídos por el color y la textura de un objeto, lo visual y lo táctil se combinan para estimular nuestra imaginación”.

110


ROJO 111


rojo carmesí

rojo fuego rubí

vigor fuerza sexualidad

rojo fresa

rojo chino

pasión

valor

sangre

determinación

amor

rojo sangre tomate deseo rojo escarlata energía

rojo frambruesa

rojo pompeyano fuego

vino tinto

atrevimiento

rosado 112


113


114


amarillo 115


sol

felicidad

actividad mental amarillo huevo curry

lucidez

espontaneidad

mostaza

energĂ­a

calidez

luz amarillo brillante

queso

atracciĂłn

amarillo pollito

alegrĂ­a placidez

116


117


118


azul 119


celeste

cielo aire

azul topacio azul cielo

serenidad relajaciĂłn

azul elĂŠctrico confianza calma sabidurĂ­a

agua

mar

azul pavo

celestial azul marino inteligencia estabilidad paz interior

tranquilidad

120


121


122


VERDE 123


armon铆a

verde lim贸n aguacate verde esmeralda verde arveja

verde musgo verde botella esperanza verde perico

sanaci贸n

naturaleza

nueva vida

juventud verde oliva verde pastel

fertilidad

crecimiento descanso verde menta frescura

verde grama

124


125


126


ANARANJADO 127


otoño

vigor entusiasmo

ladrillo

estimulación

naranja

paprika

melón

creatividad

fascinación

canela

brillantez

trópico cosecha

mandarina atracción papaya

128


129


130


MORADO 131


morado cucurucho berenjena violeta nobleza

riqueza realeza

creatividad

sabidurĂ­a

poder misterio

dignidad

lila pitaya lujo magia

Semana Santa

132


133


134


blanco 135


fe

inocencia

positivismo

pureza

virginidad angelical

paz luz

bondad

sencillez

perfecci贸n

136


negro 137


misterio elegancia profundidad

drama autoridad

negatividad

prestigio formalidad poder

138


139


140


TEORÍA DEL COLOR Cuando la luz del sol pasa a través de una gota de lluvia, esta actúa como un prisma, y la luz se descompone en un espectro de colores. La teoría del color consiste en una serie de principios que se utilizan para crear combinaciones armoniosas de colores. El círculo cromático es la representación visual del espectro completo y de las relaciones de los colores entre sí. Estas combinaciones armoniosas se denominan colores.

141


142


cálidos y fríos Los colores evocan diferentes estados de ánimo y poseen diferentes temperaturas. Hay tonalidades que interpretamos como “frías” y otras como “cálidas”, debido al pigmento que los colores tienen. Así como el hielo polar se ve azul y es frío, y el fuego se ve rojo y es caliente, de la misma forma, las tonalidades azules usualmente generan colores que interpretamos como “fríos”, mientras que las tonalidades rojas–amarillas dan como resultado colores que sentimos “cálidos”. En una obra de arte, el color es usualmente la característica más evidente, la que vemos de primero, pues capta nuestra atención. Los colores fríos sugieren calma y serenidad (como los icebergs en el Polo Ártico), mientras que los cálidos provocan, estimulan y animan (de allí el rojo de los capotes en las corridas de toros). Los colores fríos se distancian mientras que los cálidos se acercan.

143


144


Gamas clásicas de colores

Gama acromática Acromático significa sin color, de manera que esta gama clásica utiliza solamente blanco, negro y la escala de grises que surgen de su combinación. Técnicamente, blanco y negro no son considerados colores.

145


146


147


148


Gama

Monocromรกtica Monocromรกtico significa un color, de manera que esta gama clรกsica utiliza variaciones de tonalidad e intensidad de un mismo color. Estas son combinaciones limpias y elegantes. Los colores monocromรกticos son agradables a la vista y se ven bien juntos, pues producen una sensaciรณn de serenidad y calma.

149


150


151


152


Gama Análoga Análogo significa similar, de manera que esta gama clásica utiliza colores que se encuentran contiguos en el espectro. Estas combinaciones brindan una sensación especial de armonía, profundidad y riqueza visual, ya que todos sus colores se relacionan estrechamente entre sí. Aunque ofrecen más matices que una gama monocromática, siempre retienen una simplicidad y consistencia que los hace más agradables.

153


154


155


156


Gama

COMPLEMENTARIA La gama complementaria se crea al combinar dos colores que se encuentran opuestos en el espectro de colores. En este caso, los opuestos definitivamente se atraen. Comenta Priscilla que estas son sus gamas favoritas, y un recurso que utiliza una y otra vez en su obra, ya que siempre le aporta buenos resultados. Las gamas complementarias crean un fuerte contraste visual, son vibrantes y llaman mucho la atenci贸n. Los colores no s贸lo se ven bien juntos, sino se complementan uno al otro, creando una sinergia y un todo arm贸nico que posee mucha fuerza y energ铆a.

157


158


159


160


Gama

de Tríada de Colores Tríada significa conjunto de tres unidades, de manera que esta gama se crea al combinar tres colores, que se encuentran a distancias iguales en el círculo cromático. Estas son combinaciones agradables, ya que ofrecen suficiente contraste, variedad e interés visual, mientras mantienen equilibrio y armonía. Los colores primarios son una tríada, así como lo son sus variaciones de tonalidad.

161


162


163


164


Gama policroma Policromo significa muchos colores.

• Colores intensos y multicolores: vivos, alegres, brillantes, vibrantes, variados, todos los colores fuertes, en combinaciones sorpresivas.

• Colores agrisados: todos los colores a los cuales se les ha agregado gris, por lo que resultan ser mås apagados, suaves y calmados.

165


166


167


168


169


forma

La forma, como elemento de diseño, es el área que se crea cuando una línea o varias líneas se encuentran para encerrar un espacio. Estas líneas que enmarcan las formas pueden ser reales, o líneas imaginarias que se perciben como resultado de cambios de color o de valor.

Las formas tienen dos dimensiones: largo y ancho. Todas las formas se pueden dividir en dos categorías: figuras geométricas (círculo, triángulo, cuadrado o rombo) y figuras orgánicas (formas libres, forma humana, formas de la naturaleza, curvilíneas, como: hojas, flores, nubes, animales, etc.).

La forma de un objeto que se coloca en la obra de arte es una forma positiva. Los espacios vacíos dejados alrededor de esta constituyen formas negativas. Cuando se está creando un diseño, es tan importante prestar atención a las formas o espacios negativos como a los espacios positivos. El principio oriental de “Notan” se concentra precisamente en la interacción entre lo positivo (= la forma) y lo negativo (= el fondo). El espacio negativo es igualmente importante, pues “guarda el espacio” para que la figura positiva pueda funcionar exitosamente.

“Sin la forma como elemento de diseño no podría realizar mi trabajo artístico, ya que cada pedacito de tela es en sí una forma, en su más pura expresión.” Priscilla Bianchi

170


CUA DRA

DO 171


172


173


174


TRIÁN GU LO

175


176


177


178


XC

CU

O C L Í U R C

LO C Í R

LO CÍ R 179

CU

C

O C L ÍR U


180


181


182


ZIG ZAG

ZIG ZAG

183


184


185


186


d ia man te s 187


188


189


190


CR CES

191

CR

CRU


192


193


194


195


196


197


198


contraste 199

Como principio de diseño El contraste en arte y diseño se da cuando dos elementos relacionados entre sí son diferentes. Mientras más distintos sean, más fuerte será el contraste entre ellos. Después del color, el contraste es una de las características que más capta nuestra atención en una obra de arte. Esta contraposición brinda interés y riqueza visual. Cuando una pieza no tiene suficiente contraste y todos sus elementos son muy parecidos, puede resultar monótona y simple. Esta diferencia notable agrega energía y variedad a la obra de arte. Existen muchos tipos de contraste. El secreto, para que este principio de diseño funcione, es lograr que las diferencias sean obvias. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Contraste de luz o tonalidad: claro u oscuro Contraste de color: blanco y negro o multicolor Contraste de dirección: horizontal o vertical Contraste de tamaño: grande o pequeño Contraste de forma: cuadrado o redondo Contraste de textura: áspero o liso Contraste de posición: afuera o adentro Contraste de movimiento: quietud o movimiento Contraste de alineación: en orden o al azar

“El artista de quilts debe decidir cuánto contraste desea lograr. ¿Quiere una división suave entre áreas de la pieza, con poco contraste, como los parches de sembradíos, de tonalidades verdes, en la montaña? ¿O una división fuerte con mucho contraste, como la orilla de un volcán contra el cielo del atardecer?” Priscilla Bianchi

Guatemala de contrastes “En Guatemala vivimos entre muchos puntos de vista encontrados. Nuestra vida diaria está llena de contrastes enraizados, los cuales marcan nuestra manera de ser y dejan una profunda huella en nuestra idiosincrasia. Los guatemaltecos somos el producto de todos estos contrastes,” relata Priscilla. Bianchi propone que los guatemaltecos valoren la diversidad y el carácter multicultural, que los hace únicos e irrepetibles en el mundo. Propone encontrar aquellos puntos en común que los unifican y los reunirán en torno a los mismos objetivos para desarrollarse como nación. A continuación, se muestran algunos contrastes de Guatemala: 1. Música o ruido 2. Moderno o antiguo 3. Local o extranjero 4. Rural o urbano


200


multicolor

201

blanco/negro


RURAL/URBANO

202

LIS0/รกSPERO


203


En la naturaleza todo tiende al equilibrio, así que no es de sorprender que la percepción de balance esté directamente ligada al principio físico de la gravedad. A su vez, el cuerpo humano tiende a la homeostasis, la habilidad de ajustar los procesos fisiológicos para mantener su equilibrio interno. Por otro lado, también es parte de la naturaleza humana querer hacer sentido de lo que se ve, y establecer relaciones entre los elementos visuales. Se trata de unificar las partes para ver el todo. “Quizás por todo esto, es que nos sentimos tan fuertemente atraídos hacia la simetría. Por su misma esencia, la simetría es poderosa. Nos transmite elegancia, estabilidad, equilibrio, serenidad y paz. Nos da un sentido de culminación, en donde no falta nada; una sensación de haber cerrado círculos con bendición, de ser uno con el universo. Todo esto nos infunde la simetría”, en opinión de Bianchi.

simetría

El balance, como principio de diseño, se refiere a la distribución del peso visual en una obra de arte. La forma como el artista equilibra los distintos elementos dentro de la composición, crea el balance. El balance puede ser simétrico o asimétrico, y no es posible hablar del uno sin hablar del otro, pues están inevitablemente ligados. Son una dualidad, lo que va muy de la mano de la cosmovisión maya. Noche–día, cuerpo–alma, energía–materia, hombre– mujer, vida–muerte, el bien–el mal; todas dualidades que, inexplicablemente, conviven armónicamente y tienen su lugar en el ciclo de la vida.

204


205


206


207


Repetir no implica que los elementos sean idénticos, pero sí que sean parecidos. De hecho, para mantener el diseño interesante y con energía, la variedad es necesaria. Por ejemplo, se puede repetir una forma, pero en diferentes colores; se puede repetir un color, pero con telas de diferentes texturas. Si los elementos repetitivos fueran demasiado parejos o estáticos, el ritmo podría volverse monótono y aburrido. La repetición aplicada como principio de diseño también crea impacto visual. Muchos elementos similares tendrán más fuerza e importancia que un elemento aislado. La repetición es una de las formas más efectivas de dar consistencia y unificar una composición, pues da la impresión de que los elementos “nacieron para estar juntos”. Brinda una sensación de orden, y hace que la obra sea fácil de interpretar.

repetición

El acto de repetir ciertos elementos visuales como formas, líneas o colores, da como resultado un patrón o secuencia que produce un cierto ritmo en la obra de arte. La repetición realza la importancia de los elementos y crea relaciones entre ellos. Estas repeticiones, que pueden ser regulares o irregulares, dan una sensación de armonía, y crean el equivalente visual de un ritmo musical.

208


209


210


parte4 ¿HACIA DÓNDE VA LA OBRA?


abriendo puertas y creando posibilidades Cuando Priscilla piensa en un nuevo proyecto que desea emprender, toca puertas y pide lo que quiere o lo que necesita. No siente temor, ya que de antemano piensa: “¿Qué es lo peor que me podría pasar? Que me digan que no”, y entonces descartaría esa vía y dirigiría nuevamente sus energías a la siguiente opción. Comenta que no se descorazona fácilmente; persiste hasta conseguir lo que quiere, o hasta comprender que tal vez no es este el momento indicado. Entonces lo deja por la paz. Sin embargo, lo sorprendente es la cantidad de veces que le dicen que sí.

213


214


trascendencia, transformaciones y otros caminos paso del art quilting a otros géneros y a otros espacios

conferencias y talleres Educando alrededor del mundo La artista es maestra y conferencista internacional de diseño y art quilting y, desde septiembre de 2000, ha viajado alrededor del mundo para impartir talleres y conferencias sobre su estilo de diseñar art quilts, y sobre textiles de Guatemala. Estados Unidos es el país que más ha visitado para enseñar. Viaja a ese destino varias veces cada año para participar en Convenciones y Quilt Shows a nivel internacional. También ha sido invitada a dar clases en Francia, Inglaterra, y en países tan remotos como Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda. Para el año 2010 está invitada a Barcelona, España y Escocia; y en 2011 de nuevo irá a Nueva Zelanda. En enero de 2006, apenas unos días antes de salir de viaje para ir a exhibir su obra y dar clases en Australia, su mamá le preguntó: “¿Alguna vez pensaste que por saber coser le ibas a dar la vuelta al mundo?”

215


Comenta la diseñadora que solía viajar mucho para dar clases, alrededor de 90 días al año, pero ahora se limita a 4 semanas, porque viajar mucho no le permite tener una vida normal. Realmente disfruta estar en casa con su familia y, además, es el único momento que tiene para crear nuevos proyectos. Tiene que establecer sus prioridades, así que selecciona los mejores lugares para enseñar. Lo que más valora de la enseñanza es poder reunirse con tantas personas admirables en bellos lugares, y descubrir que no importa a dónde vaya o cuantos días le tome llegar, las personas le resultan más parecidas que diferentes. Todos buscan las mismas cosas para sus familias. Estas han sido experiencias muy profundas que le dan esperanzas por una mejor humanidad.

Su propósito cuando enseña es nutrir el espíritu creativo de sus estudiantes. A través de enseñar art quilting ha descubierto que la mayoría de las personas son mucho más talentosas y artísticas de lo que creen. Bianchi insta a sus estudiantes a que crean en sus propios instintos y habilidades; a que luchen por lo que aman, y a que experimenten y trabajen sólo con los diseños, colores y telas que realmente disfrutan. Sus clases están orientadas al proceso creativo con un enfoque en el diseño, en lugar de la técnica. Le gusta demostrar su propio proceso creativo, para que los estudiantes propongan ideas que puedan aplicar en sus trabajos personales. Hace énfasis en la expresión individual y el trabajo intuitivo, porque cada persona es única y su trabajo debe reflejar esa singularidad.

216


217


Diseño de telas comerciales para Robert Kaufman Fabrics, Los Ángeles Priscilla diseña colecciones de telas comerciales para una empresa líder en la industria: Robert Kaufman en California, y relata que es un placer trabajar para ellos. El Departamento de Diseño de esa empresa y la artista trabajan en equipo; de manera que cada uno contribuye con lo mejor de sí. El resultado de esta coordinación es un producto fuera de lo común, de alta calidad y singular belleza. Su primera colección de telas, titulada “Arcoiris Guatemalteco”, consistió en 55 diferentes telas geométricas, en catorce diseños diferentes y cuatro gamas de color; todos inspirados en textiles típicos. Se lanzó en otoño de 2004 y tuvo mucho éxito. Se vendieron más de 150,000 yardas alrededor del mundo. Relata la artista que esta ha sido una de las experiencias más emocionantes de toda su vida. Su segunda colección, “Flora Guatemalteca”, fue lanzada en octubre de 2009, y está basada en las flores de estilo naíf, bordadas a mano de los huipiles de la mujeres mayas. Es una colección pequeña de 21 diferentes telas florales, en siete diseños diversos y tres gamas de colores. Actualmente, Priscilla se encuentra trabajando en su siguiente colección.

El potencial de sus diseños y las aplicaciones que tiene en interiores, alfombras, pisos, azulejos, paredes, moda, arquitectura y otras, es incalculable.

218


La Historia de Robert Kaufman En el año 2003 la artista decidió que quería diseñar colecciones de telas comerciales. En octubre de ese año fue invitada a exponer en el festival de quilts más grande del mundo. Los organizadores reciben un reconocimiento anual de la ciudad de Houston, por ser el evento que más personas atrae a la ciudad. Alrededor de 60,000 personas provenientes de todo el mundo visitan el festival. Priscilla pensó que su exposición sería como tener un portafolio en vivo y a todo color. En la feria de productos ese año había cerca de 200 fabricantes de telas comerciales. La diseñadora se dio a la tarea de visitarlos a todos, con el propósito de encontrar un fabricante que estuviera dispuesto a reproducir sus diseños. Para ella era muy importante que la empresa interesada respetara sus ideas, colores y estilo personal. Después de un par de días de investigación y análisis decidió acercarse a tres compañías, cuyos nombres eran bastante conocidos. Fue a visitarlos, e hizo una cita con el gerente general. Invitó a los ejecutivos a dar un tour privado de su exposición, para que conocieran más de cerca su obra, sus materiales y su trabajo. El primer gerente que llegó a la cita, vio su obra y no entendió su propues– ta, así que fue fácil descartarlo. La segunda gerente llegó, le gustó su trabajo y creyó que tal vez era posible que hicieran algo juntos, pero Priscilla no estaba muy convencida, por lo que dejó el asunto pendiente. Al día siguiente llegaron dos gerentes de la tercera compañía. En cuanto entraron al área de la exposición fueron muy elocuentes con sus frases de elogio y admiración. Se acercaban a cada pieza y la observaban detenidamente. De inmediato empezaron a hablar entre ellos sobre cómo podrían duplicar y reproducir en producción la apariencia de lo hecho a mano; hablaban de medidas y repeticiones. Eso era una buena señal. Al terminar se despidieron con amabilidad y dijeron a Priscilla que lo pensarían.

219

Un mes más tarde iba a estar en Los Ángeles para filmar un programa de televisión: “Simply Quilts”, para la cadena internacional por cable House & Garden TV (HGTV), así que pensó que era una oportunidad dorada para volverse a reunir. Llamó a la directora de diseño para pedirle una cita, quien se la dio con agrado, y a su vez le pidió que llevara los bosquejos que tuviera. El día de la cita, la artista entró al estacionamiento y el encargado le preguntó: “¿Usted es la señora de Guatemala?” La diseñadora pensó para sus adentros: “¡Qué bien! me están esperando.” Cuando se acercó a la recepcionista, sólo la vio y le dijo: “Usted debe ser la señora de Guatemala.” Todos estaban enterados que ella llegaba y había expectación. Cuando empezó la reunión, la directora de diseño y el vicepresidente de la División de Diseño, a quienes ella había atendido en su exposición en Houston un mes antes, se sentaron muy atentos e interesados. Refiere Priscilla que llevaba muchas ideas, y se las fue exponiendo una a una, mientras enseñaba cada bosquejo. La presentación le debe haber tomado treinta o cuarenta minutos, durante los cuales escucharon sin interrumpir. Priscilla recuerda que como nunca había hecho eso antes, o le estaba yendo muy bien, o muy mal. Se empezó a sentir muy nerviosa, cuando de pronto el vicepresidente se levantó y salió del salón. Ella no sabía qué pensar. Veinte minutos más tarde regresó con un contrato en la mano, con su nombre impreso en él. Y así fue como empezó su relación de trabajo con Robert Kaufman. Ella diseña para esta empresa exclusivamente y ellos se hacen cargo de la producción, distribución y comercialización de las telas en todo el mundo. Haberlos encontrado es para la artista una bendición.


Vitrales En el año 2007, la diseñadora quiso inmortalizar una de sus art quilts favoritas, y mandó a hacer un vitral. Esta es una de las principales atracciones en su casa –comenta Priscilla– ya que todo el que la visita quiere ver el vitral. Ella estaba consciente que al pasar de un género (art quilting) a otro (vitral), y de un material (tela) a otro tan diferente (vidrio), el diseño iba a sufrir algunas modificaciones. Pero en realidad no fue así, pues utilizaron tecnología avanzada para su fabricación. El proceso consistió en imprimir directamente sobre el vidrio, a partir de una imagen digital, así que el vitral tiene todos los detalles y la delicadeza de la tela, y toda la transparencia y colorido del vitral. En el corto plazo, tiene planes de trabajar con una compañía especializada en la fabricación de vitrales de primera calidad, para plasmar sus diseños y comercializarlos. Será una gran oportunidad para que su obra se transforme en otros géneros e invada nuevos espacios.

220


GIRAS de Textiles a Guatemala

Escritora de artículos y LIBROS

Cuando la diseñadora imparte clases, siempre hace una introducción en la que presenta a Guatemala como su fuente de inspiración y cuna de sus raíces. Le gusta empezar por allí, para que las alumnas comprendan el contexto de su obra artística, de dónde vienen sus ideas y entiendan lo que hace. Como parte de la introducción, muestra gran cantidad de imágenes; de la gente, el colorido, los trajes, los mercados, las artesanías, la arquitectura colonial, la imaginería y el paisaje, que transmiten toda la belleza y diversidad de su país. Durante la presentación pueden escucharse expresiones de admiración y de sorpresa; al finalizar la charla, las participantes quedan maravilladas e inspiradas.

Su obra ha sido publicada ampliamente, en libros y revistas alrededor del mundo. Sus artículos sobre textiles guatemaltecos y sus experiencias como artista y educadora de art quilting, son publicados con regularidad en numerosas revistas internacionales, y su primer libro “¡Caliente Quilts!” (Krause Publications) salió al mercado en octubre del año 2007.

A medida que Bianchi fue viajando al extranjero para dar clases, sus alumnas quedaban tan impresionadas con Guatemala y tan atraídas por su belleza, que empezaron a expresar su deseo de venir a conocer este país. Al poco tiempo empezaron a venir, una por una. Fue allí cuando decidió organizar excursiones especializadas en textiles, para poder atenderlas en grupos pequeños. Lleva cinco años haciendo dos giras al año: una en febrero y otra en noviembre, sus dos épocas favoritas, cuando el clima es más agradable. Esta es otra de las puertas que se han abierto a lo largo de su carrera artística. Lo que más le agrada de conducir estos viajes es volver a ver a su país, a través de los ojos frescos que lo ven por primera vez y se enamoran profundamente de él. Las alumnas formulan muchas preguntas. A todo le encuentran un lado positivo y admiran la belleza del país. Estas experiencias deben motivar a los guatemaltecos a revalorar lo propio, reflexiona la artista.

221


glosario Cofradía Hermandad religiosa dedicada a la veneración de un santo en particular o trabajo de caridad. La Iglesia Católica lo introdujo durante el período Colonial como un medio para propagar la fe. Su desarrollo, al igual que otras instituciones sociales, se caracteriza por un proceso de sincretismo a través de la fusión de los elementos culturales europeos e indígenas. Sus miembros usan ropa distintiva que denotan su función, estatus social y rango. Corte Llamado uk’ en lengua maya. Las mujeres usan el corte ya sea enrollado o plisado. El corte enrollado es de origen prehispánico y el plisado muestra influencia europea. En algunas comunidades, los cortes varían en color, figuras decorativas y en la forma que se usa. Sin embargo, hoy en día muchos pueblos usan un corte de estilo regional elaborado con la técnica ikat. Faja Con muy pocas excepciones, las mujeres usan fajas para sostener el corte. La mayoría de las fajas son tejidas con un telar de cintura. En algunos pueblos, las fajas varían de ancho; las mujeres más grandes o maduras usan fajas más anchas que las mujeres jóvenes. Cuando los hombres indígenas adoptan la ropa occidental, la única prenda que tienden a conservar es la faja tejida. Huipil El huipil lo usan las mujeres indígenas de Guatemala para cubrir el torso. Su uso data desde los tiempos prehispánicos. Son tejidos en telares de cintura o de pie; pueden hacerse de materiales comerciales, bordados a mano o a máquina. Generalmente, el huipil es la parte más colorida del traje maya. Los tejidos de cada comunidad tienen características distintivas como color, figuras decorativas, número de paneles y las técnicas empleadas para su creación. Sin embargo, hoy en día los pueblos suelen influenciarse entre ellos. Jaspe o Ikat La producción de hilos jaspe continúa prosperando en la parte oeste del país. Estos hilos se caracterizan por las figuras que surgen al tejerse. Jaspe o Ikat es una técnica de teñir con amarres que consiste en amarrar segmentos específicos de una madeja de hilo. Luego se sumerge la madeja en un baño de tinte y sólo la parte expuesta se tiñe pero no los hilos adentro de los nudos. Cuando se retiran los amarres, la madeja queda con segmentos que están teñidos y otros que no. Durante el proceso de tejer, aparecen motivos a lo largo y a lo ancho de la tela o en ambas direcciones. Tradicionalmente, estos hilos se tenían con añil natural y más tarde se introdujeron los tintes químicos. Lo colores que más se usaban para hilos de jaspe eran el azul, negro y blanco. Ahora, se encuentra jaspe de una gran variedad de colores y combinaciones. El ingenio y talento artístico de los maestros tintoreros mayas lograban darle a esta ropa un carácter único que lo distinguía del Ikat producido en otras partes del mundo.

Perraje El perraje o tapado es un chal que usan las mujeres indígenas sobre sus hombres para cubrir la cabeza o doblado sobre el brazo o cabeza. También se usa para cargar niños pequeños en la espalda. Es de origen europeo y se teje en telar de cintura. Puede tener acabados con nudos, flecos y borlas. Ponchito Tela de lana rectangular y con ribete con rayas horizontales; o diseños horizontales y verticales que forman un patrón a cuadros blancos y negro; pueden estar bordados. Los hombres indígenas de diferentes comunidades lo utilizan sólo enfrente, a nivel de la cintura sobre sus pantalones o como un delantal. Una faja lo sostiene en su lugar. Rodillera Tela de lana rectangular con diseños horizontales y verticales formando un diseño a cuadros blancos y cafés. Los hombres indígenas de Sololá, San Antonio Palopó y Nahualá se lo envuelven en la cintura y lo amaran con una faja. Dependiendo de la costumbre del pueblo, se usan pantalones cortos o largos abajo. Su’t El su’t es una pieza de tela cuadrada y larga que tiene varios usos: transportar y envolver niños, llevar mercadería, proteger al que lo usa del sol, cubrir la cabeza, hombros o brazos en ceremonias, y para sostener objetos rituales o imágenes sagradas. Su tamaño y tipo de decoración varía según la tradición textil de cada comunidad y cómo lo usen. Tocado Las mujeres indígenas de varios pueblos acostumbran complementar sus atuendos con ornamentos distintivos en la cabeza. Estos se pueden dividir en cintas y tocoyales. Las cintas son listones o bandas de tela, tejidas de algodón, lana, seda, rayón o fibras acrílicas y varían enormemente en tamaño, material, decoración y la forma en que se usan. Los tocoyales son cordones de lana. Traje El término genérico traje se refiere al conjunto de ropa tradicional maya que identifica el origen, etnia y género de la persona que lo viste. Se usa para describir la ropa de diario como también la ropa para ceremonias.

222


fotografías Las fotografías que no aparecen en esta sección son obra de Lester Meléndez y propiedad de Zootropic, S.A.

BANCO INDUSTRIAL, S.A.

Alan Benchoam

223


IVÁN CASTRO

224


bibliografía “¡Caliente Quilts! Create Breathtaking Quilts Using Bold Colored Fabrics» by Priscilla Bianchi. Krause Publications, Iola, WI, 2007

“Nancy Crow – Quilts and Influences” American Quilter’s Society, Paducah, KY, 1990

“Guatemala Rainbow” Photographs by Gianni Vecchiato Pomegranate Artbooks, San Francisco, CA, 1989

“The Fabric Makes The Quilt” by Roberta Horton C & T Publishing, Lafayette, CA, 1995

“Maya Of Guatemala – Life and Dress” by Carmen L. Pettersen Published by the Ixchel Textile Museum, Guatemala City, Guatemala, 1976 “Threads Of Identity – Maya Costume of the 1960s in Highland Guatemala” by Patricia B. Altman & Caroline D. West Fowler Museum of Cultural History, UCLA, Los Angeles, CA, 1992 “Textiles From Guatemala” by Ann Hecht University of Washington Press, Seattle, WA, 2001

“Stripes In Quilts” by Mary Mashuta C & T Publishing, Lafayette, CA, 1996

“World Textiles, A Visual Guide to Traditional Techniques” by John Gillow and Bryan Sentence Bulfinch Press, an imprint of Little, Brown and Company, London, 1999 “5000 Years of Textiles” Edited by Jennifer Harris British Museum Press, London, 1993 “Textile Arts, Multicultural Traditions” by Margo Singer and Mary Spyrou Davis Publications, Inc., Worcester, MA, 2000 “Mexican Textiles, Spirit and Style” by Masako Takahashi Chronicle Books LLC, San Francisco, CA, 2003 “Textiles From Mexico” by Chloë Sayer University of Washington Press, Seattle, WA, 2002 “Symmetries of Culture, Theory and Practice of Plane Pattern Analysis” y Dorothy K. Washburn & Donald W. Crowe University of Washington Press, Seattle & London, 1988 “Primitive Art” by Franz Boas Dover Publications, Inc., New York, NY, 1955 “Charm Quilts” by Beth Donaldson Published by EZ Quilting by Wrights, West Warren, MA, 1997

225

“Glorious Patchwork” by Kaffe Fassett with Liza Prior Lucy Clarkson N. Potter, Inc., New York, NY, 1997 “Cut-Loose Quilts – Stack, Slice, Switch and Sew” by Jan Mullen C & T Publishing, Lafayette, CA, 2001 “Design Essentials – The Quilter’s Guide” by Lorraine Torrence That Patchwork Place, Martingale & Co., Bothell, WA, 1998 “The Nature Of Design – A Quilt Artist’s Personal Journal” by Joan Colvin Fiber Studio Press, That Patchwork Place, Bothell, WA, 1996


the

end

fin


ARTE TEXTIL GUATEMALTECO