Page 1


STAFF DIRECTOR EDITORIAL CONSULTOR CREATIVO DIRECTOR ARTÍSTICO PRODUCCIÓN STAFF MÁGICO

AGR ADECIMIENTOS

TOMÁS ZIEHER J U A N V E G E TA L TOMÁS ZIEHER PINKY RECORDS EUGENIA DIGÓN AGOSTINA BARONE GONZALO BIDERMAN (FOTOGRAFÍA) GUIDO L A ROSA (GARAGE L ABS) MARÍ ERIC OLSEN BIANC A BARONE EUGENIA L ASSO M A R I A F A B I O L A B I L AT ( M A Q U I L L A J E ) JULIETA S ANTINI (INDUMENTARIA) ZABO, (NICOL AS ZAMORANO) T O M Á S S U L L I VA N DORIAN DUMONT - THE TEENAGERS (FR)

KAISER KELLERS ZOE TRILNICK F (MODELO) MICAEL A RIGO (MODELO) AY E L É N R O S S O


El equipo de Pinky Records salió con la cámara para capturar los ultimos diseños de ésta joven emprendedora. Juli Santini es una estudiante de Diseño de indumentaria y nos contó sus comienzos junto a una reflexión de susprimeros dos años. PÁGINA 10 Sound Weekend: Eric Olsen, un amigo del vecindario, se acerca para escribir reseñas sobre bandas y discos de la escena del rock internacional.

PÁGINA 27

El sorprendente final de “Yo, adolescente”: En exclusiva develamos el esperado final de la segunda temporada del E-book de Zabo antes de su estreno oficial en el blog. PÁGINA 58

KaiserKellers: Cuatro jóvenes marplatenses. Sorprenden con su estilo personal y sesentoso. Compartieron escenario con The Draytones. Cautivaron el público de su ciudad y Capital. Ya lanzaron su segundo EP. PÁGINA 70


Señor Tocayo: Me dirijo a usted pasado un tiempo màs que prudencial entre la recepciòn de su mensaje en Facebook y éste, mi mail de respuesta, para hacerte llegar los dos textos que el benemèrito Facu Vegetal ya te mostrò. Sentite libre de editarlos (pero despuès atenete a las consecuencias). Los textos son para que publiques donde se te cante a no ser que sea una revista porno gay (que probablemente tambièn editàs a escondidas) porque me darìa cosita mirarla y tendrìa que dar muchas explicaciones si alguien me viera leyèndola, por ejemplo, en el consultorio del dentista. O mientras espero el 60 a Tigre en Ushuaia. Aquì van los textos, le puse tìtulos, pero se los podès cambiar, si eso te va a producir mucha felicidad. De chibolas chatas y otras vainas Siempre supuse que un factor de unión con el resto de nuestros hermanos latinoamericanos es el idioma común que tenemos. Sin embargo hace poco estuve en Perú, y en un bar de Lima me puse a charlar con alguien, juro que peruano hasta la mèdula, ergo latinoamericano, que me comentó lo que había hecho la noche anterior en los siguientes términos: “Me fui de farra con unos patas míos y conocí a una chibola chata que está chévere, aparte muy bacán la vaina que estuvimos jalando”. Tratando de descifrar qué era lo que este buen hombre había hecho la noche anterior, que yo interpreto como “me fui de joda con unos amigos y conoci a una boliviana sin tetas que está buena, aparte es muy copada la coca que estuvimos aspirando” me di cuenta de que para entenderte como corresponde o al menos para desentenderte, pero en serio, con ganas, sin mediocridad, hay que hablar alemán. Excepto en Alemania, por supuesto, donde mucha gente lo habla. Me despido entonces con mi más cordial Auf Wiedersehen!


Vidas en venta Ayer a la tarde me conecté un rato a Internet desde un cyber (estaba en el centro) y escucho que desde la otra punta (es decir, a un metro y medio de mi) un nene de unos 9 años gritaba desesperado “¿dónde me compro una vida? ¿dónde me compro una vida?”. Yo pensé, entre maravillado y anonadado “hete aquí un chiquito con problemas existenciales de considerable magnitud”. Estaba a punto de explicarle algunas cosas, no porque piense que la tenga clara o que tenga la respuesta a semejante pregunta, sino que deseaba comentarle que no suelen haber vendedores ambulantes de vida, a quienes se los llama a los gritos, como si fueran un heladero o el vendedor de Coca Cola en la cancha. Por suerte acudieron rápidamente en su auxilio otros dos chicos de su misma edad que tocando algunas teclas, solucionaron su problema. Se ve que hay una especie de sitio como Amazon, o quizás E-bay donde las vidas estaban en oferta, porque al cabo de unos breves instantes el chico volvió a sonreir aliviado. Me iba a parar para felicitarlo por su renacer, cuando uno de los que lo ayudó le gritó “me mataste” (agregando un recuerdo a la madre del nene, cuya profesión parecía conocer). Tres conclusiones. 1) Es posible comprarse una vida aparentemente de manera bastante sencilla, 2) los muertos siguen hablando para insultar a su asesino y, finalmente, 3) hay que elegir muy bien a quién salvar. ---------------Bueno engendro diabòlico y mutante, espero que te gusten, te sirvan y todo eso. Un abrazo y un òsculo Tomato Sullivan


9


11


Juli Santini nació como marca en diciembre del 2008, entre láminas y maquetas, justo antes de terminar el CBC de Diseño de Indumentaria, en la UBA. “Empecé a diseñar mis prendas a los 16 años. Jugaba sacándome fotos y colgándolas en miles de páginas en Internet. Fue atractivo en su momento, ya que utilizaba mi propio cuerpo (caraduramente) de maniquí para mostrar mis diseños. A la gente le gustaba y debo admitir que eran bastante concurridos los sitios, principalmente en el ya quemado “medio de comunicación” Fotolog. Decidí empezar con la venta de mis diseños por varios motivos: el principal era que recibía muchos mensajes de gente, más que nada adolescentes, que querían mi ropa, o me preguntaban si vendía lo que estaba en las fotos. Sentía que podía empezar tranquilamente y estaba “perdiendo el tiempo” por así decirlo. Pero me daba miedo no tener las herramientas necesarias para realizar las prendas de buena calidad.


Hablo de herramientas funcionales y conceptuales, académicas; no sabía hacer grandes cosas. El otro motivo era (quizás el más importante porque lamentablemente sin él no podría haber empezado nada) EL DINERO. Había ahorrado todo el año, no era mucho. No era nada en realidad, pero me sirvió para empezar. Tardé mucho tiempo en decidirme, pensé mucho y pasé noches sin dormir, aunque suene exagerado, es la verdad. Se me ocurrió trabajar por pedido, y coser solamente lo que estaba asegurado que se iba a vender, así no perdía nada. Dicho y hecho, me animé: me hice una cuenta para tomar pedidos durante una semana, tenía más de 50 prendas confirmadas, ¡ahí obviamente deje de tomar pedidos! Me encerré unas semanas de mañana a noche/trasnoche y entregué en tiempo y forma con lo acordado. Algunas quisieron que les entregue en mano los pedidos, otras, por correo a contra reembolso, por todo el país. Luego de esto, quise armar algo más parecido a lo que es una “colección” prendas que tengan sentido y un hilo conductor entre sí, cosa que después vi en la facultad y hasta hoy sigo tratando de respetar y seguir, es bastante difícil. En el verano trabaje de la misma manera, entregando en mano y por correo, pero se sumó Palermo Soho, en donde vendí todo lo que me había sobrado durante febrero. Hasta acá, trabajé siempre sola.


Ya en el 2009 empecé la carrera, el primer año, y con ello, miles de responsabilidades, y entregas, y con esto, el no-tiempo. Traté de jugarme y hacer algo diferente, ya sabía que se iba a usar el escocés, y tomé la mala decisión de dejar a un lado mis gustos para hacer lo que se iba a usar. Así me fue, la gente se enganchó al principio, pero después fue un desastre, terminé vendiendo todo a precio de costo, para recuperar la inversión, y listo, no gane nada, y no hablo de plata. Lo que tuvo de bueno esa temporada fueron varias cosas, dos muy importantes hasta hoy: hice la primera producción de fotos con una fotógrafa que se había ofrecido a sacarlas a cambio de publicidad en Internet (cosa que hasta el día de hoy sigo haciendo), lo mismo las modelos, hice un “casting” y seleccioné a tres chicas a cambio del book fotográfico gratis. Y lo ultimo: empecé a trabajar en un taller, uno grande, amigo de la familia, que trabajaba para marcas grandes (GRANDES) y termine estando no sólo en segundo plano, sino en 282783746, o mejor dicho: ÚLTIMA. ¡Si me habré hecho mala sangre por Dios! Pero aprendí un montón, y eso es valorable y/o rescatable dentro de todo. Apenas lancé invierno 2009, me puse con verano 2010. Ya sabía que quería hacer hace mucho tiempo, por suerte. Por ahora estoy haciendo cosas que siempre quise hacer, por eso no me cuesta tanto buscar el concepto, ¡ya van a venir esos días (espero), en los que no sepa que toronja hacer y me vuelva loca! Si hoy sabiendo, me vuelvo loca, no me quiero imaginar lo que va a ser (si quiero en realidad, pero no digan nada, sh). Me basé entonces, en Alicia en el País de las Maravillas, en muñecas de porcelana y en cuentos maravillosos.


En sus personajes, los vestuarios, etc. En general, quería transmitir “Cuento” y que en ese cuento, a su vez, sea de esos que te dan ganas de contar, de vivirlos y contarlos. De ahí el nombre Vivir para Contar la Historia (en inglés: Live to Tell The Tale) que a su vez era un tema de los Passion Pit, banda que me inspiró muchísimo. Amo la música y me dejo influenciar muchísimo por ella, cuando encuentro los temas indicados para cada temporada, siento que voy bien, un poco es descubrirse a uno mismo, y aclarar en tu cabeza qué es realmente lo que querés transmitir a las personas. Cuando veo todo junto, y me remite a lo mismo, estoy completa. Me da felicidad, porque es todo un conjunto: el concepto, el diseño, las gráficas y la música (al menos para mí). Con esto, la producción estuvo a cargo de un grupo de fotógrafos y maquilladoras, que se habían ofrecido a hacer la campaña completa, y cuatro modelos que iban a exponer las prendas. Publiqué en Internet la pagina web (que ya existía pero como blog), ahora tampoco es una página web propiamente dicha, pero se acerca bastante, y está bueno aprender también un poquito de ese mundo. Diseño gráfico es otra carrera que quiero hacer. También fotografía, música, etc., etc., “asignaturas pendientes” quizás.


En pleno proceso de finalización de la colección, surgió una oportunidad de hacer un desfile en el colegio en el cual hice toda la secundaria. Era uno de esos festivales solidarios, en donde yo organizaba todo sin recibir “nada” a cambio, cuando en realidad, recibía muchísimo, me iba a exponer frente a más de mil personas. Bueno todo muy lindo pero… no se hizo. Hubo problemas internos y se canceló, dos semanas antes del evento. Sí, sí, dos semanas antes. Tenía todo organizado: casi treinta modelos confirmadas, maquilladoras, fotógrafos, y sobre todo, la ilusión y las ganas. Todo se vino abajo en un segundo. Si les interesa saber, sí, lloré y mucho. Pero no me iba a quedar de brazos cruzados. Amigos y familiares me convencieron de ha-

cerlo en otro lado y fue lo que hice. Pero llevar a cabo un desfile no es tarea de una hora, me llevo muchísimo tiempo conseguir un lugar y planear todo sola con mi alma. Pero lo logré. Conseguí lugar y cobré entradas para poder pagarlo. Fue quizás lo más estresante y difícil que hice en toda mi vida. Al final, salí a saludar (aunque en realidad no quería) con el celular en la mano y el handy que me habían dado para comunicarme detrás de escena. Eso denoto mi estado crítico. Pero fue lo más emocionante, espectacular, alucinante, genial, etc., que hice en toda mi vida (hasta ahora). Hasta hice un mini discurso – no planeado – en el cual… lloré. A todo esto, me las arreglaba para presentar en tiempo y forma, las entregas y protos de la facultad.


Creo que nunca se notó mi estado deplorable en el aula, ¡se ve que desde que empecé estaba hecha una piltrafita entonces ya era algo normal verme asi! Jaja. No tuve grandes inconvenientes, sí peleas y discusiones, falta de tiempo y mucho estrés durante las noches. Normal. Casi terminando el año, me seleccionaron para participar del Fashion Freak Week, un evento de diseñadores independientes, una plataforma de diseño, de exposición, para los “recién llegados”. Fue la primera vez que recurrí a mis profesoras de diseño por ayuda, hasta ahora, nunca me había animado a pedirla, porque la verdad es que me moría de vergüenza, no me pregunten por qué. Y me arrepentí de no haberlo hecho antes, (a veces el orgullo y el creer que uno es una máquina capaz de hacer todo sola, sin ayuda de nadie, no es ser fuerte, es ser idiota. Los logros se consiguen con esfuerzo individual, pero también con ayuda, aprendiendo a confiar en los demás, y aprendiendo de los demás, sino al final terminas logrando la mitad por no saber o no preguntar. Eso también lo aprendí este año - ¡che, cuántas cosas que aprendí este año!) Me pedían cosas que veía imposibles de realizar, y al final, fue mucho más light de lo que me había imaginado, tuve toda la ayuda necesaria, y pude hacer todo lo que quería sin muchos problemas. Fue una linda experiencia, conocí a mucha gente con la que hoy sigo haciendo contacto de todo tipo.

Llegó diciembre. Hace dos meses estoy preparando Otoño, ¡y ya no veo la hora de que sea marzo! Termine primer año, obvio la mejor materia fue Diseño, materia que amé hacer, el resto, las hice, ¡pero no las amé jajaja! Espero ansiosa hacer Diseño dos y tres y hacer toda la carrera de nuevo, (solo diseño) jajajaja. También espero seguir creciendo con mi proyecto, cada día un poquito más, con muchísimo esfuerzo y perseverancia, aprendiendo a cada paso, con ayuda o a la fuerza sola, como sea, seguir adelante, superar los obstáculos, aunque suene trilladísimo, es la realidad, de ellos uno aprende y puede superarse. Y así, como en los cuentos, la historia llega a su fin (ESTA IGUAL TIENE CONTINUACIÓN EH!) como empecé, de golpe y casi obligada, nunca más pude dejar. No se compara con nada esa sensación que da el ver a las personas vestidas “con tus ideas”, como suelo decirle, pensar que algo que empezó con un concepto, y pasó por miles de papeles de todo tipo y telas, esté sobre un cuerpo, y ese cuerpo esté feliz con lo que tiene puesto y pueda relacionarse con otros cuerpos, no sé, es difícil de explicar. Se siente en todo el cuerpo justamente, más como un hormigueo en la panza. Si, es eso. Es como mariposas en la panza, estoy enamorada de todo esto”. -¿Puedo volver a hacer el 2009? –No nena no podés. – Bueno :( Fin.


Indumentaria: + WWW.JULISANTINI.COM.AR + julisantini.indumentaria@hotmail.com Fotografía: Gonzalo Biderman Edición: Gonzalo Biderman www.flickr.com/the1990s Maquillaje: María Fabiola Bilat Modelos: - Zoe Trilnick F - Micaela Rigo Producción: Tomás Zieher para Pinky records


27


Late of the Pier es un cuarteto que apenas pasan los 20 años, provenientes de Castle Donington, Inglaterra. Se reunieron a mediados del 2005, inspirados por las excursiones nocturnas al Liars Club de Nottingham, donde fueron testigos de las primeras actuaciones de Bloc Party, Franz Ferdinand, The Scissor Sisters y Cut Copy, así como de los sonidos de DJ Hell. Aunque siempre fueron fantáticos de los Beatles, Led Zeppelin y Magazine, fue en Liars Club donde se dejaron llevar por la música bailable y optaron por un estilo electroclash, dancepunk y un notorio glampunk. Sam Eastgate, Ross Dawson, Andrew Faley y Sam Potter pasaron el 2006 en el Way Out West en Londres donde, después de una serie de actuaciones notables, se prepararon para lanzar su primer single. Space and the Woods se publicó en marzo de 2007 y llenó las discos británicas superando cualquier frontera entre estilos. La edición de 500 vinilos de 7’ se vendió enseguida, recibiendo elogios de la crítica y la atención del DJ/productor Erol Alkan (Mystery Jets, The Long Blondes), que accedió a producir el próximo single de la banda.


Llegaron a tocar en el Underage Festvial, en los festivales Reading y Leeds, a medida que Bathroom Gurgle, el segundo single, llevó el sonido de Late of the Pier a otro nivel más oscuro y caótico que se oponía al pop. La revista NME los elegió como “…son lo más apasionante del momento, la mejor banda que hay actualmente de cualquier edad.” mientras que se difundía el single por todo el mundo electrónico, indie y rock. En agosto del 2008, ya estaban listos para sacar Fantasy Black Channel, álbum debut lanzado por Parlaphone. Se ganaron el título de la respuesta británica a la psicodelia neoyorkina de MGMT. Personalmente creo que Late of the Pier son el tipo de músicos que no tienen problema en escuchar a Frank Zappa después de Franz Ferdinand, para luego poner Led Zeppelin seguido de Daft Punk: el éxito de saber mezclar todo para asimilarlo a través de pistas bailables bastante bizarras, que lograron incitar al dancing con un mínimo esfuerzo. Es imposible no animarse al ritmo de bajos sintetizados mientras una guitarra te escupe un heavy metal más turbio. Trashpop con letras sin sentido y se desgarran a través de la garganta polifacética de Dust. Temas altamente bailables con ideas provenientes de la invasión británica del ’60. Para poner un ejemplo, el tema The Bears are Coming, considerado el single que los lanzó a la fama, empieza con una percusión de sonido africano para darle lugar a un sintetizador que por momentos imita un sonido 8-bit bien a lo nintendo. Todo entra en sus canciones y en el disco. En diciembre del 2009 sacaron una nueva canción Blueberry de su segundo álbum programado para este año. La banda declaró que esta tomando nuevos proyectos, y reescribiendo sus propias reglas con nuevas formas de expresión. Actualmente están haciendo que las otras bandas británicas parezcan primitivas y aburridas, combiando los mejores beats de todos los géneros en un camino pop. Es una de las bandas más imaginativas y rompedoras de la escena internacional, con una mezcla de sonidos y estilos incomparables y que llega para abrir una vía diferente energética y desinhibida. Destilando lo mejor de mil mundos musicales, llega Late of the Pier. TXT por Eric olsen


Of Montreal Con más de nueve álbumes y casi 13 años de carrera, la historia de of Montreal no es corta. Es una banda americana de Georgia, que formó parte de la segunda generación de bandas emergentes del Elephant 6 Collective. ¿Qué mierda es eso? The Elephant 6 Recording Company fue una organización de músicos americanos que descubrieron, crearon y patrocinaron las mejores bandas independientes de los ’90, como The Apples in Stereo, Neutral Milk Hotel, y Elf Power. A Barnes se le ocurrió el nombre de la banda de indiepop eufórico después de un des romance que tuvo con una mina de Montreal, al mismo tiempo que se inspiró en empezar a grabar. Pasó meses viajando y buscando músicos para conformar la idea hasta que conoció a Bryan Poole (bajista) y Derek Almstead (baterista) en 1997 y los llevó a Georgia para empezar a grabar. Sacaron juntos el álbum debut Cherry Peel y un EP The Bird Who Ate the Rabbit’s Flower en menos de cuatro meses. Desde el principió la banda marcó su estilo indiepop con elementos psicodélicos. Los primeros demos de of Montreal también sonaban con elementos medio lo-fi que rozaban el twee pop, aunque la banda dejó todas esas influencias con sus nuevos trabajos. Después de que Poole dejó la banda en 1998 para dedicarse completamente a su otro proyecto Elf Power, el tecladista Dottie Alexander y el baterista Jamie Huggins se sumaban a la banda. Igualmente, el segundo álbum salió en 1998, The Beadside Drama: A Petite Tragedy y fue grabado completamente por Barnes como solista. El multi-instrumentalista A. C. Forrester se unió también para el tercer disco en 1999, The Gay Parade. Este trabajo permitió a la banda irse haciendo conocida y poco a poco el nombre de of Montreal se volvió conocido en la cultura independiente de los Estados Unidos y Canadá mientras que salía a la venta el compilado Horse & Elephant Eatery en el 2000, un conjunto de bonus tracks y rarezas. Estos flacos no podían parar de componer cuando sacaron Coquelicot Asleep in the Poppis (con colaboraciones de bandas del Elephant 6 Collective) en el 2001 y Adhils Arboretum un poco después el 2002.


El estatus de la banda cambió también cuando firmaron con una compañía discográfica más importante, Barnes se casó y Almstead y Forrester dejaron la banda. La esposa de Kevin, Nina Barnes, se unió a la banda y juntos sacaron Satanic Panic in the Attic en el 2004, el mejor trabajo hasta la fecha de la banda y el más aclamado por la crítica también. Barnes predominó el nuevo sonido de la banda con baterías y bajos electrónicos y sintetizadores. El maricón de Bryan Poole volvió a la banda y sacaron The Sunlandic Twins un año más tarde, que igualmente fue puro trabajo de Barnes. El álbum fue éxito indiscutible presentando influencias cada vez más electrónicas. Lo mismo pasó el 2007 cuando Barnes se internó en un estudio en Noruega y sacó el oscuro y ambicioso Hissing Fauna, Are You the Destroyer?. Los temas abarcaban letras sobre depresión, suicidio y asilamiento, que era básicamente lo que el cantante estaba pasando personalmente. Se dice que el éxito de compras del disco se basó prácticamente en el quilombo que armo Barnes con la prensa cuando salió a cantar completamente desnudo en Las Vegas ese mismo año. El último álbum Skeletal Lamping, salió el 2008, sobrepasando los límites ambiciosos de su trabajo anterior creando un alter-ego llamado Georgie Fruit. Esta decisión influenció al álbum a un territorio más funk y progresivo. Actualmente of Montreal está trabajando en su próximo álbum, False Priest que se espera para el 2010. TXT por Eric Olsen


The Wombats los ingleses Matthew Murphy, Dan Haggis y el bajista noruego Tord Øverland-Knudsen se conocieron en el 2003 en el Paul McCartney’s Liverpool Institute for Performing Arts. Durante meses, el grupo no tuvo nombre mientras tocaban shows semanales para menos de 200 personas que los hicieron darse a conocer y perfeccionar sus temas en el instituto. Se decidieron por The Wombats ya que usaban la palabra Wombo como insulto entre ellos. Fue cuando el instituto los seleccionó para participar en un festival ante 20.000 personas en China. Triunfaron con su sonido indie fresco, con un gran sentido del humor y con cierto aire de renovación. Llamaron la atención con sus coros accapella y monólogos entre canciones. En el 2006 recién la banda sacó el primer disco Girls, Boys, and Marsupials disponible solamente en Japón.


Su primer éxito en Europa no llegó hasta 2007 cuando firmaron con un sello indie para sacar el single Kill the Director que alcanzó el número 35 en la lista de ventas del Reino Unido. La revolución del grupo no paro cuando sacaron el segundo single Let’s Dance to Joy Division (la canción que los hiso llegar a la fama) al mismo que tiempo que sacaban su álbum A Guide to Love, Loss & Desperation. Llegó al puesto número 11 en el Reino Unido mientras la banda hacia una gira por Europa. Llegaron a tocar para la Radio 1, la revista NME, y en los festivales de Reading y Leeds, abriendo para Babyshambles y Kaiser Chiefs. Se volvieron la salvación después de tanto new wave/post punk revival del 2008 que ya saturaba los oídos de los británicos. Su actitud escénica de dejar absolutamente todo en el escenario les hiso ganar el apodo de powertrio por la prensa británica, mientras que el álbum con montones de melodías cargadas de guitarras distorsionadas y potentes baterías llegaba a Estados Unidos ese mismo año. Cada single del álbum es fresco y divertido, de sonoridades que llegan con facilidad a los fanáticos de bandas como The Futureheads, The Pixies, Bloc Party, Maximo Park¸ y The Klaxons con una dosis de pulso apenas electrónico bailable pero adictivo. Son los dueños de las melodías pegadizas imparables, estribillos que se pegan con super-glue y la fórmula indierockdisco que las listas de ventas británicas estaban buscando desesperadamente.


Actualmente se encuentran en el estudio preparando un álbum que va a sonar un poco más postpunk, producido por Tore Johanson (The Cardigans, Franz Ferdinand). El boom de su álbum les garantizó una larga gira que empieza por Japón, Estados Unidos, Alemania, Francia y España. Les recomiendo que disfruten de The Wombats, estos marsupiales viajeros van por la conquista del mundo y definitivamente van a seguir tocando por un rato largo. TXT Por Eric olsen


51


La e-lebrity banda francesa avecindada en Londres, The Teenagers (integrada por Michael Szpiner en bajo, Dorian Dumont en guitarra y teclados y por Quentin Delafon en las voces) acaba de lanzar su esperado primer disco titulado “Reality Check” (Merok Records), precedido de promisorios ep’s promocionales y de un par de singles espectaculares - Homecoming y Starlett Johansson que se tomaron la blogósfera indie la segunda mitad del año pasado, y que se transformaron en verdaderos himnos de los fanáticos de los skinny jean con su mezcla pop/rock/electrónica y sus letras divertidas han logrado conquistar el duro pero fácil corazón de todos aquellos que no bailamos reggaeton.

FUENTE: WWW.BLOGPOPMUSIC.BLOGSPOT.COM


- ¿Cómo, cuándo y por qué empezaste a hacer música? My friends at school (when i was 12) were talking about guns n roses, so i decided i ll buy their first album. it was my first cd ever, and i was so excited when i got it. then i liked nirvana a lot and i started to play guitar, cause i loved kurt cobain so much. i started bass too. when i was like 14 years old. - ¿Cómo comenzó The Teenagers? ¿Y por qué ese nombre para la banda? We started in my flat in Paris, it was xmas 2006 and we were all together so we just decided to make a song just for fun. That was “Fuck Nicole”. Then few months later we did “Homecoming” and that’s when it really started to be serious and stuff. - ¿Cuáles fueron tus influencias musicales? Influences are from our lives more than music I’d say… But The Strokes, M83, and Poenix are bands that might influence what we do. - ¿Cómo definirías el estilo de The Teenagers? I think we do sleazy French pop. ¿Cómo se lleva tu banda con la internet? ¿Y con los fans? It’s great that now with the internet you’re able to communicate with your fans very easily. On Myspace before and now on Facebook they send us messages etc, it’s nice to hear from them. - ¿Con qué artista te gustaría tocar y por qué? I’d like to play with Foo Fighters one day, cause I’d like to meet Dave Grohl. - Cómo creés que va a ser el futuro de la banda? We are writing new songs at the moment and we love them, so we just need to record them and finish everything to get them out to the world.

Entrevista por Juan Vegetal


agregar nueva imรกgen


Nicolás y yo solíamos discutir demasiado por un tema en particular: la experiencia. Deberían haber visto alguna vez su cara cada vez que escuchaba a alguien decir “bueno, al menos esto me sirve de experiencia”. Según él esta última era algo que solo le servía a los demás y no a uno. Su fanatismo impresionante por relatar cualquier situación por la que haya pasado se erradicaba en sus ganas de transmitir una lección si sentía que alguien que lo esté escuchando podría ahorrarse de cometer el mismo error. Sostenía que lo vivido vuelve a repetirse una y otra vez porque los humanos tenemos facilidad para olvidar el pasado (y mucho más uno doloroso). “Nunca vamos a aprender…pero si podemos enseñarle a otra persona a no pasar por lo mismo”. Eso era la experiencia para él. En la tarde del 27 de febrero de 2006 volví a casa del trabajo como de costumbre al grito de “¿Hay alguien?” solo para confirmar si mi mujer se había ido al Abasto con mi hija como habían avisado por mensaje de texto y si Nicolás estaba allí o en la casa de Guido donde acostumbraba estar en los últimos meses. Al llegar al baño me topé con cajas de Rivotril, Alplax y otras pastillas que no recuerdo el nombre. Soy muy ignorante para ese tipo de cosas, pero mi vecina tomaba esos medicamentos para dormir, por lo que me dispuse a tocarle el timbre para consultarle. Me parecía realmente extraño que mi señora comenzara a consumir ese tipo de drogas sin hacerme algún comentario al respecto. -¿Dónde las encontró? -Disculpe, ¿Cómo dice? -¿Qué donde las encontró? Hoy volví de trabajar y no estaban, me maté buscándolas toda la tarde… -Igual están vacías. -¿Cómo que vacías? ¡Las acababa de comprar! ¿Quién se las tomó? -No sé, encontré las tabletas en el baño y vine a preguntar que eran porque yo de esto no entien…. -¡Ay, madre santa!

Dalia enseguida me explicó que estos medicamentos eran extremadamente peligrosos si se consumían en cantidades grandes sin control. Ella tomaba solamente un cuarto de pastilla para no quedar muy dopada el resto del día. Con esta información volví corriendo a casa y busqué en los cuartos y en la terraza para ver si había alguien, pero al no encontrar a nadie lo primero que atiné a hacer fue el llamar a mi esposa, quien por suerte estaba con mi hija. -¿Y de Nico sabes algo? -No, cuando nosotras salíamos el recién llegaba con su humor tan característico. Ni nos habló, se mando directo para su cuarto y se encerró ahí. Vos viste que es mejor no decirle nada cuando esta así ¿Por? ¿Pasó algo? -No, nada, deja. Vuelvan temprano ¿si? Comencé a llamar insistentemente a Nicolás desde su cuarto cuando encontré en el piso la llave que Dalia nos había dejado de su departamento en caso de emergencia. Entré en pánico: claramente había sido mi hijo quien irrumpió en la casa de nuestra vecina a robar los medicamentos. Ahora la pregunta era donde estaba él. Caminé de una punta a la otra por el pasillo de casa mientras lo llamaba y le dejaba mensajes uno detrás del otro hasta que pude oír lejanamente el sonido del ringtone de su celular, era una canción de Árbol que ya me sabía toda la letra, la que dice “como vos, como yo, una vida incierta”. Continúe llamando y el sonido me guió hasta la terraza, donde no encontré nada más que una petaca vacía de alguna bebida blanca de las que a veces encontraba entre las cosas de Nico y por las que tantos retos se ganó. Rezando y con mucho terror me asomé a la baranda, mi mayor miedo era encontrarlo yacido en el balcón del piso de abajo…pero nada.

59


Ya desesperado, por alguna razón mire al cielo y me encontré con la respuesta: el tanque de agua. Supuse que él habría querido llegar al lugar en el que compartió tantas tardes con Paulo…y no me equivocaba. Ahí estaba mi hijo, tirado en el piso y con un gran golpe en la cabeza, probablemente provocado de una caída al intentar trepar la segunda escalera que se necesita escalar para llegar al tanque. Mientras llamaba una ambulancia noté que él estaba consciente. No abría los ojos pero si balbuceaba incoherencias. Lo único que llegué a entender fue “quería llegar hasta donde esta Paulo, Pá”. Es poético pensar que la lluvia comenzó a largarse exactamente cuándo cruzábamos Av. La Plata vía Cobo, mientras abandonábamos los límites de su tan amado Parque Chacabuco City Rockers el cielo comenzó a caerse. De alguna manera el barrio se estaba despidiendo de él. Una vez en el Hospital Británico los médicos le realizaron un agresivo lavaje de estomago. Al salir, uno de los doctores nos dijo a mí y a mi familia que lograron sacarle todo, pero que de todas maneras la intoxicación era demasiado grave y que sobrevivir a eso sería un verdadero milagro medico. Así fue como Nicolás pasó los siguientes dos días

internado en terapia intensiva. Me vi gratamente sorprendido con el desfile interminable de chicos y chicas que entraban y salían de esa habitación, mi hijo tenía muchos amigos y eso me ponía contento por un lado, mientras que por el otro lado me enojaba ¿Nadie podía ver lo que le estaba pasando? ¿Teníamos que llegar a esto otra vez? Pasadas las 48 horas un medico me confiesa que ya no tienen esperanzas con respecto al cuadro de la salud de Nicolás, que ahora solo quedaba esperar y dejarlo ir. Estallé en llanto por unos minutos pero tuve que reponerme y reprimir esa angustia para estar entero en frente de mi familia que tanto me necesitaba en ese momento. Mientras recorría el pasillo vi a Matías llegar corriendo, el había estado en El Bolsón con un amigo y a penas se entero de lo sucedido vino lo más rápido posible. Le expliqué la situación y que perderlo era solo una cuestión de un momento a otro, que aprovechara este tiempo para despedirse. Cuando Matías entró se sentó al lado de Nico, lo tomó de la mano y comenzó a contarle como le había ido en su viaje por el sur. Le dijo que allí había conocido a un chico, pero que lo tuvo que abandonar sin ni siquiera despedirse “porque claro,


al señorito justo se le ocurre tener un intento de suicidio cuando su amigo comienza a ser feliz, que egoísta”. Matías bromeaba y lloraba al mismo tiempo. No pude evitar revivir la imagen de ellos dos a los 11 años, edad en la que prácticamente estaban todo el tiempo juntos y que no paraban de charlar por horas, lo que me obligaba a acompañar Matías hasta la casa bien entrada la noche o dejarlo quedarse a dormir. Otra cosa que no pude evitar es el volver a estallar en llanto. Cuando Matías sintió que ya le había dicho todo lo que quería le dio un beso en la frente y le pidió al oído “si todavía estas ahí: no te mueras ¿dale? Haceme la gauchada…no puedo pasar dos veces por lo mismo”. Cuando se levantó me abrazó y un sonido extraño y alarmante comenzó a salir de uno de los instrumentos a los que estaba conectado mi hijo. Un equipo de enfermeras y el doctor con el que había hablado hace un rato irrumpieron en el cuarto para decirme “está pasando, el nene se nos está yendo”. Mi familia y esos chicos que hacían guardia por la salud de su amigo subieron algunos por el ascensor y otros corriendo por las escaleras para estar presentes mientras Nico nos abandonaba. En la habitación ya no entraba ni un alfiler. Todos nos manteníamos en un

triste silencio hasta que el celular de uno de los chicos lo rompió con su alarma matutina. -Disculpen… -No, no, dejalo que suene… Era una de esas canciones con las que mi hijo me había torturado reproduciéndolas a todo volumen desde su cuarto una y otra vez. Ese día aprendí a pronunciar bien “Radiohead”. ¿Quieren oír otra cosa poética? Creo que mi hijo no quería irse sin que Matías lo pueda despedir como a él le había pasado con Paulo. Para las 08:59 a.m. del jueves 2 de Marzo del 2006 Nicolás decidió ir en buscar del amigo que, como él, también se había ido antes de tiempo. El funeral fue de lo más devastador que tuve que presenciar en mi vida. Ver tantos chicos desconsolados llorando a la par y abrazándose…simplemente es una imagen de la que nadie quiere ser testigo. El ataúd de mi hijo parecía en realidad un árbol de navidad, todos llevaban regalos y los dejaban alrededor, desde remeras y discos a cartas y caramelos ácidos de esos que tanto le gustaban.


Una chica le escribió algo en la mano, pero no quise leer. Ella estuvo solo un rato, su llanto nos desarmaba a todos. Supuse que ahí había una historia que yo no conocía, pero de todas maneras no me parecía apropiado preguntar, no era el momento. La única información que recibí fue de parte de Luciano que me dijo “Esa chica es Tina”. Algo que me pareció verdaderamente extraño fue no toparme con Juan, ni con Guido en todo el funeral. En especial a este último. Una verdadera lástima, me hubiera gustado conocerlo en persona ya que mi hijo pasaba muchas horas con él. Días después del sepelio, en la tumba de Nico apareció un grafiti que decía “pei pa koa for us”. No entendí bien que significaba…pero la mayoría de las veces no entendía nada de lo que rodeaba a Nico. O Zabo, como ustedes lo conocen. Un mes había pasado de lo acontecido y aún ninguno de nosotros teníamos la fuerza para entrar en su cuarto. No mata la ausencia, mata el silencio. La paz que había en nuestro departamento en Parque Chacabuco…perdón, en Parque Chacabuco City Rockers como a él le gustaba decir, nos recordaba todo el tiempo que se había ido. Nico era muy reservado, puertas adentro prácticamente no hablaba ¿Pero saben lo que daría yo por volverlo a escuchar contrariarme en todo? ¿Por escuchar su guitarra siendo maltratada por sus dedos cuadrados o a esas películas que ya me sabía los diálogos de memoria porque acaparaba el living para verlas una y otra vez con el volumen al máximo? ¿O que vuelva a hacer ese desfile de personajes extraños y que la puerta del departamento se transforme en giratoria trayendo gente a dormir con la escueta explicación de “hoy se queda a dormir acá porque tiene problemas en su casa”? Todo daría. Todo. Durante todos esos años con mi mujer acobijamos a esos amigos de mi hijo como si fueran parte de una familia alternativa algunos días a la semana y mi hogar terminó transformándose en el “centro de ayuda para jovencitos problemáticos”. Con el que más nos

encariñamos fue con Matías. Muy respetuoso, simpático y siempre dispuesto a alegrar a los demás a pesar de que el la esté pasando mal. Para mi mujer fue casi como otro hijo. Junto con Luciano estuvieron varios días acá después de lo sucedido para poder estar cerca de mi esposa que no encontraba consuelo hasta que las clases comenzaron y ellos tuvieron que volver a su ritmo de vida habitual. Tres meses después de la tragedia decidí llamar a Matías. “¿Por qué?”. Tan simple como eso. Una pregunta que hasta el momento no me había hecho porque sabía de antemano no iba a poder responderme, pero quizás alguno de sus amigos sí. Esa tarde me encontré con un Matías nervioso y tímido que no podía dejar de mirar al piso. Supongo no quería traicionar la confianza de quien tanto lo había ayudado revelando sus secretos, pero mi hijo ya no estaba y lo único que quedaba era entregarle paz a los que quedamos de este lado llorándolo. El silencio fue profundo y prolongado hasta que Matías se rindió y entendió que no íbamos a dejarlo irse sin respuestas, pero cuando parecía dispuesto a hablar su cara se trasformo como si hubiera tenido una brillante idea. Se levanto con mucho impulso del sillón y se dirigió corriendo al cuarto de Nico sin decirnos nada. Por primera vez entramos todos a esa habitación con olor a encierro que ya llevaba mucho tiempo sin vida. Ya sentado en la computadora, Matías nos contó que Paulo tampoco había dejado cartas, ni ningún indicio que expliqué que lo llevo a tomar tan pésima decisión, pero que meses después, cuando el hermano entró en su computadora encontró algunas cosas que le ayudaron a descifrar que pasaba por la cabeza de él al momento de suicidarse. También nos contó de un proyecto que tenía mi hijo donde estaba documentando todo como una especie de diario, pero que él nunca llego a ver. Lamentablemente la paranoia por creer que yo le revisaba todo lo obligo a poner contraseña en la carpeta que decía “Memorias de mis 16”.


Otra vez estábamos donde partimos. Las siguientes semanas estuvimos tratando de descifrar cual podría ser la contraseña insertando cumpleaños, números de teléfonos, nombres de bandas, todo. Cualquier cosa que se le ocurría a Matías nos la mandaba por mensaje de texto en cualquier momento del día y mi hija o yo probábamos. Después de muchísimas combinaciones posibles la frustración comenzaba a ganarnos. Según Luciano, Nico no tenía mucho ingenio para estas cosas, en su computadora del colegio la contraseña era “monitor” porque era algo que tenía enfrente y nunca iba a olvidar. Saber que la respuesta era algo simple que podía estar ante nuestros ojos nos desesperaba mucho más aún. -Un momento… -¿Qué pasa Matías? -Repasemos: Nicolás era muy desmemoriado para estas cosas. -Sí, eso ya lo sabemos.

-Sí, y que la respuesta tiene que estar en algo que él ve desde este ángulo sentado… -Ya probamos todo, quizás el no quiere que lo leamos por alguna razón y esto sea una señal. Le seguí la corriente mientras el miraba con mucha atención la pared llena de fotos, posters y recortes de revista porque lo noté verdaderamente entusiasmado con su ocurrencia, pero enseguida nos dimos cuenta que ya habíamos probado con todos los artistas que aparecían sobre la ella hasta que nuevamente su cara se transformo como aquella vez que salió disparado hacia la computadora. -¡Ya sé! -¿Qué pasa? -Debajo de los posters había algo hace unos meses ¿no? -Si, esos grafitis horribles que había hecho con Juan y que yo le pedí que tape porque esta no es la casa de Charly García, Matías…


Sin decirme nada, él comenzó a arrancar todo lo pegado en la pared frenéticamente. Me quedé paralizado, no pude reaccionar ante la actuación de científico loco que acababa de hacer un gran descubrimiento, me limite a observar como profanaban el santuario de la adolescencia de mi hijo mientras yo no hacía nada…hasta que al fin apareció la respuesta. “O su hijo era muy predecible o yo me puedo empezar a dedicar a resolver crímenes y misterios” bromeó Matías luego de dejar a la vista ese dibujo que yo no recordaba y rezaba “Paulo in the sky with diamonds”. Imprimimos cinco copias de ese interminable archivo de Word. Una era para mí, otra para él y luego de leerlo, supongo que las otras tres habrán terminado en manos de Tina, Guido y Juan. No pude evitar sentir culpa de estar invadiendo la privacidad de mi hijo, pero entiéndanme…era mi última chance para conocerlo. A veces los padres tenemos que husmear para estar tranquilos, es como poner un palo al lado de un árbol para que crezca derecho. Lástima que yo lo haya hecho cuando él ya estaba torcido.


Uno de mis primeros impulsos después de leer todo eso fue buscar en el celular de mi hijo el teléfono de esa chica Martina. Quería saber que había pasado con su situación, si había algo en lo que pudiera ayudarla. Su celular me figuraba como fuera del área de cobertura, así que llamé a su casa donde me atendió su hermano y me contó que ella se había ido a vivir con su padre y la novia al Uruguay. El se lamentó por lo sucedido, sabía la historia mejor que yo, pero me pidió por favor que no intente contactar a su hermana por que había quedado muy afectada entre lo que le pasó a Nicolás y su aborto. -¿Perdón? ¿Aborto dijiste? Ese día entendimos todo: Martina le había mentido a mi hijo diciéndole que lo había perdido cuando en realidad el otro chico la había obligado a abortar y con Nico lejos ella no pudo plantarse para hacerle frente a esa situación. Fue tan angustiante enterarme de todas esas cosas por las que mi hijo estaba pasando solo. Quizás si podría haberse convertido en padre antes de terminar de ser hijo como é escribió y con eso… yo haber terminado siendo abuelo antes de terminar de ser padre. Nunca lo sabremos. Esa misma semana también me entere que el pobre de Guido debió cambiarse de colegio ya que el clima no era muy bueno para él en el Huergo, todos creían que algo había tenido que ver en el desenlace de los hechos debido a su enfrentamiento en los últimos tiempos. Le hacían la vida imposible a un chico que lo único malo que hizo fue enamorarse demasiado. Con Juan casi todos perdieron el contacto luego de que abandonó el Huergo. Ya ni siquiera se lo ve por el barrio. Lo único que llegue a oír es que comenzó a laburar como plomo de un par de bandas y que se pasa mucho tiempo viajando, que cuando no está de gira se dedica a ayudar a su viejo en el trabajo. Ah, y si a alguien le interesa el dato: un día se encontró con Fran en una fiesta

y se dio el gusto de cagarlo a trompadas. Al fin pudo sacarse las ganas, bien por él. Los años pasaron y del único con el que mantenemos contacto más allá de cruces casuales es con Matías. Continúa viniendo a casa al menos una vez cada tanto para tomar mates con mi señora y conmigo. Nos comenta que cada vez es más difícil mantener al grupo unido porque todos están más grandes, tienen parejas e inventan las excusas mas boludas para no “juntarse a deprimirse” como dice Luciano. Solo algunos quedan diciendo presente en esa mesa sobre la calle los jueves en Kaya Bar y no los culpó, me imaginó lo angustiante que puede llegar a ser que en la mesa les falté dos sillas siendo tan chicos. Hace unos meses Matías me separó a un lado de mi mujer y me invitó a charlar en el cuarto de Nico. Me contó que iba a arrancar a estudiar Filosofía y Letras en la UBA, lo abracé como si fuera un hijo del que estuviese orgulloso. El se largo a llorar y cuando pudo calmarse sacó de su mochila un pilón de hojas. Después de dar algunas vueltas me comentó que en el último tiempo estuvo trabajando sobre las memorias de Nicolás y que acomodó un poco todo lo que decía y corrigió los errores. Me pidió que lo lea y que le de mi aprobación, que quería dar a conocer los textos que mi hijo escribía. Para cuando acepté me informó crearía un blog para publicar las historias, y como yo de eso no entiendo dejé todo en sus manos, aunque me pidió que como él iba a hacerse pasar por “Zabo” para que los textos lleguen más, lo mejor sería que yo haga el cierre de toda la historia una vez publicada con un mensaje… y aquí estamos. Adulto ¿Qué es un adulto? Me cansé de leer en montones de páginas de los escritos de mi hijo que somos seres que olvidamos lo que alguna vez fue ser chicos, sentirnos invencibles y creer que podemos cambiar el mundo y no, no es tan así. A ver, vayamos al diccionario. La palabra adulto me deja tres definiciones: ser vivo que ha llegado a la madurez biológica, que


La gente grita. Son gritos de auxilio, angustia, dolor, pánico…y ahí es donde deja de importar el idioma porque todos gritamos igual. Algunos saben volver esos gritos obras de artes como canciones, pinturas o textos, pero otros llegan a cansarse al sentir que vienen gritando hace tiempo y nadie los escucha. Creo de todas maneras que estos últimos, los que llegan al límite, hacen un último grito con todas sus fuerzas antes de tomar ciertas determinaciones. Nicolás entró en una propiedad privada en un horario en el que sabía mi vecina iba a estar, solo que tuvo la mala suerte de que ese día ella se retrase en su trabajo algunas horas. Estoy seguro que quería que lo atrapen…y ese era su último grito. Mientras escribo esto me es inevitable no revivir una y otra vez en mi cabeza la imagen mía gritándole desde el living que se despegue de esa bendita computadora y se ponga a hacer algo productivo mientras él estaba ahí escribiendo… gritando. No me enorgullece el haber terminado de conocer a mi hijo por papel,

pero si la forma que encontré de que todo eso que el documentó valgo la pena… Experiencia. En eso voy a tener que terminar dándole la razón a Nicolás después de todo. A ninguno nos sirvió el haber pasado por lo de Paulo porque la historia volvió a repetirse de manera casi calcada….pero quizás a alguien que esté del otro lado si le sirva y esa es la razón principal por la que ustedes están leyendo esto ahora. Hay muchos “Paulos” y “Zabos” que deben estar “en alguna parte del mundo pasando por lo mismo”, así que este testimonio de vida está dedicado a los amigos, parejas y familiares de esos chicos, para ver si así podemos entender que si se pueden escuchar esos gritos antes de que sea demasiado tarde. Entonces, si hoy le preguntaste a alguien que queres mucho como esta y sentiste que te estaba mintiendo u ocultándose en el buen humor ahorrate la duda, abraza a esa persona y repregunta: no sabes cuánto bien le estás haciendo al demostrar que de verdad te importa. Y vos…¿Cómo estás?


KAISER KELLERS:

EL ROCK QUE SE ESCUCHA EN BLA

Cuatro j贸venes marplatenses. Sorpre sesentoso. Compartieron escenario c p煤blico de su ciudad y Capital. Ya la


ANCO Y NEGRO

enden con su estilo personal y con The Draytones. Cautivaron el anzaron su segundo EP.

TXT: AyelĂŠn Rosso.

71


Last nite no era solo un tema de The Strokes cuando Rodo, Pancho y Tete se juntaban a tocar aquel verano de 2005, era, aunque ellos lo sabrían más tarde, la primera canción que daría el primer brote artístico, rebelde y talentoso de quienes lentamente conformarían los Kaiser Kellers. Así la banda cuyo nombre remite a sus influencias Beatles quedaría integrado hasta el momento por Rodrigo Belsito en guitarra y voz, Francisco (Pancho) Darnet en guitarra y Leandro (Tete) Fortete en bajo. Sin embargo, no pasaría mucho tiempo hasta que el trío descubriera que ya era hora de de encontrar un baterista y darle forma de banda a las contantes zapadas. Después de muchos nombres y pequeñas fechas conocieron a quien sería por casi dos años el batero de los Kaiser, Marcos Casamayou.

De esta manera quedaría estable la composición del grupo que volvería a mutar luego de varios desencuentros, cambio de intereses y gustos musicales de sus integrantes. Pero, hasta que aquello sucediera, la banda atravesaría una de las mejores etapas de su historia. Afianzados con los temas ajenos (no sólo de sus adorados Strokes sino también de los Arctic Monkeys) comenzaron a componer los propios. Con un Rodrigo inspirado y compañeros capaces de interpretar las ideas del vocalista nacieron las primeras canciones kaiserkelianas entre las que se destacan She, Madness in the show, Red bus y Disaster que serían incluidas en su primer EP. Fue una etapa colmada de fechas en Vinoteca Perrier, Ra y otros lugares de la ciudad, lo que requería de participación, responsabilidad y esfuerzo que algunos de los chicos no estaban dispuestos a ofrecer.


Fue así que en un corto plazo Marcos dejó de formar parte de los Kaiser Kellers y fue reemplazado inmediatamente (por recomendación propia) por Axel Inda actual baterista de la banda. En marzo de 2009 y con las manos sangrando el joven de 15 años sería bautizado en la vinoteca como batero inamovible del grupo. La presencia de Axel traería nuevos aires al grupo particularmente a Rodo que se unió al nuevo integrante para componer y crear no sólo nuevos temas sino también inclinar a los Kaiser hacia nuevos estilos. Más allá de la revelación y positivo alboroto que causaba ver y escuchar a una banda de adolescentes con un baterista aún más joven, no todo sería brillante y en pocos meses Pancho abandonaría el grupo.

Los Kaiser Kellers debían superar una pérdida que los transformaba en un trío con demasiada personalidad como para incluir a otro integrante. Rodrigo y Axel mientras tanto seguían haciendo andar la maquina de componer canciones y las fechas seguían repletas de halagos ahora más destacados por el exquisito sonido aún siendo tres. Este periodo serviría a estos músicos para animarse a formar parte de una de sus fechas soñadas, el Festival Monstruópolis que se desarrollaría en Buenos Aires. Pese a ello los chicos no querían presentarse siendo un trío y era casi imposible conseguir a un cuarto Kaiser que aprendiera los temas en menos de un mes.


Luego de aquella fecha y con la incorporación de un cuarto integrante que cumpliera con las expectativas del grupo, Manuel Galarregui, viejo amigo de la banda, comenzaría la segunda etapa de la historia de los Kaiser Kellers. El nuevo periodo estaría marcado por un sueño cumplido: compartir escenario con la banda inglesa The Draytones. Junto a Casablanca, los Kaiser tocaron If I feel de los cuatro de Liverpool con Gabriel Bocazzi, vocalista y guitarrista argentino de la banda anglosajona, luego de tocar sus propias canciones. Esta fecha marcaría un antes y un después en la historia, estilo y perfil de los Kaiser Kellers, la entrada a su última etapa, la etapa de vuelta a sus raíces, a los músicos y estilos que los diferencian, al sonido otoñal de Dylan, la fuerza de Elvis y la belleza beatle. Una personalidad con la fuerza del Indie y la revolución musical de los 60. Una banda donde cada uno de sus integrantes son una pieza fundamental para que su música traspase no sólo las fronteras entre lugares sino y sobre todo tiempo. TXT por Ayelén Rosso Fotografías por Rubi bleu www.flickr.com/rubibleu


Part Of The Weekend Never Dies Hace casi un año salía con una chica que era así como una especie de fanática del cine under que tenía cierta facilidad en conseguir entradas para el BAFICI. Si no me equivoco ese día vimos dos películas: una que era un embole de proporciones pitagóricas (chabones haciendo skate, creo que la parte mas emocionante era cuando a uno se le rompía un truck) y POTWND. La película se centra en las aventuras de los hermanos Dewaele, eje central de la banda de rock Soulwax, y únicos integrantes del piolísimo duo 2ManyDJ’s. Una mirada bien desde adentro de lo que es la noche. Pero la noche noche ¿Entendés? Part of The Weekend Never Dies es un documental muy macanudo, realmente. Es una de esas películas que por ahí las podes ver diez veces y no te aburre. Ya desde ese principio cuasi-infantil que se parte en dos cuando escuchamos el sonido bien crujiente de un sinte pulenta pulenta. Es como ver un especial sobre la vida de Pikachu, haciendo electro-shock toda la noche (asi si, entre parentesis, si sos epileptico no la mires)

La película se centra en las aventuras de los hermanos Stephen y David Dewaele, eje central de la banda de rock Soulwax, y únicos integrantes del piolísimo duo 2ManyDJ’s. Una mirada bien desde adentro de lo que es la noche loca, la noche divertida, pero también la mañana en la que decis “La puta madre ¿Porque esta la barra brava de Atlanta en mi bañadera?” Algunos recontra invitados que se suman para decir algunas boludeces son James Murphy, mejor conocido como “El gordito de LCD Soundsytems”, y James Righton, mejor conocido como “El gordito de LCD Soundsystems”, ah no, ese era el otro (? Los Dewaele bros nos enseñan sin miedo como es que el punk, la música electrónica y otros géneros pueden ir de la mano sin que les griten “¡Trolos, trolos!

TXT por: Guido La rosa o conocido como guido da rose o mismo dj Garage Labs


MNS MAG FEB 2010  

MNS MAG FEB 2010

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you