Page 1

caballero c a l d e r 贸 n 1910 a帽o

2010

MINI s t e r IO D E C U LT U RA Programa de Recuperaci贸n de la Memoria Literaria Nacional

programaci贸n


Organizan el Año Caballero Calderón Ministerio de Cultura Dirección de Artes / Área de Literatura. Instituto Caro y Cuervo Biblioteca Nacional de Colombia Gimnasio Moderno


Apoyan Banco de la República Cámara Colombiana del Libro Feria del libro de Bogotá Feria del libro de Bucaramanga Feria del libro del Pacífico Fiesta del libro de Medellín Fondo de Cultura Económica Centro Cultural Gabriel García Márquez Fundación Otraparte Red Nacional de Estudiantes de Literatura –REDNEL Secretaría de Cultura de Boyacá Secretaría de Cultura de Cundinamarca


Comité asesor del año Caballero Calderón

Beatriz Caballero Holguín Álvaro Castillo Juan Gustavo Cobo Borda Ministerio de Cultura Área de Literatura, Dirección de Artes Clarisa Ruiz Correal, Directora de Artes;

Melba Escobar de Nogales, Coordinadora del Grupo de Literatura; Pilar Osorio Lora, Año Caballero Calderón, Grupo de Literatura

Biblioteca Nacional

Ana Roda Fornaguera, Directora de la Biblioteca Nacional Juan David Correa, Coordinador Cultural

Instituto Caro y Cuervo

Genoveva Iriarte, Directora del Instituto Caro y Cuervo Silvia Mora, asesora de la Dirección

Banco de la República

Margarita Garrido, Directora de la Biblioteca Luis Ángel Arango; Valeria Baena, Profesional en Investigación y Referencia, Red de Bibliotecas

Secretaría de Cultura de Cundinamarca

Alberto Borda

Secretaría de Cultura de Boyacá

Juan Escobar

Gimnasio Moderno

Federico Díaz-Granados, Director de la Biblioteca


2010, Año Caballero Calderón Colombia es un país cuya identidad y orgullo residen en la diversidad; Caballero Calderón, al ser consciente de ella, inventó muchas maneras de contarnos quiénes somos. Desde sus distintas formas de expresión, desde los distintos géneros que abordó a lo largo de su vida, recogió un capítulo importante de la historia del país y creó héroes que aún hoy nos siguen conmoviendo. Desde el periodismo, la novela, el ensayo y las memorias, Caballero Calderón promulgó la libertad de expresión y el pensamiento crítico. Sus relatos hicieron historia y nos impidieron olvidar la historia que en ellos se recobra. Lejos de todo maniqueísmo, fueron entonces y son hoy un espacio desde donde los desposeídos tienen voz propia, la injusticia habla por sí misma, y la historia recuerda nuestro origen, primer paso para transformar el futuro. La pluma de Caballero habrá de guiarnos por los parajes, personajes, costumbres y recuentos que dan vida, enriquecen y enaltecen nuestro país, al permitirnos conocerlo con mayor profundidad, de la mano de personajes tan fuertes y subyugados a un tiempo, y tan entrañables como Siervo Joya o Manuel Pacho. Nos proponemos hacer ver, desde la obra de Caballero, la diversidad de nuestras voces. Estamos seguros de que así, grandes y chicos podrán pensar el mundo desde otras miradas y enriquecerse con ellas. Paula Marcela Moreno Zapata Ministra de Cultura


A Ñ O CAB A LLERO CAL D E RÓ N “… el escritor es un ciego que al recordar “vuelve a ver” lo que sucedió en otro tiempo…” ECC

Una de las funciones del arte es la de hacer ver aquello a lo que, día a día, nos hemos acostumbrado. La literatura lo hace al darle voz a discursos alternos y abrirle espacios a la pluralidad de miradas sobre la realidad que nos circunda. Al hablar de la obra de Eduardo Caballero Calderón (1910-1993) nos encontramos con un autor que parecen mil, lo que se debe a su constante exploración en las formas y contenidos: fue periodista, novelista, ensayista, traductor, diplomático, editor y cuentista. Lector del Quijote y de Proust, de Santa Teresa de Jesús y Quevedo, Caballero Calderón, fue un humanista universal que alimentó su obra de los grandes clásicos, sin dejar de tener siempre los pies sobre la tierra. Y esto último lo hizo en el sentido más figurado y literal, pues fue la tierra misma la que dio origen a sus héroes literarios, arquetipos del campesino, del hombre de a pié, de aquellos que carecían de palabras para describir la soledad y la injusticia a la que se veían sometidos. La injusticia y el fratricidio aparecen en El Cristo de espaldas (1952), Siervo sin tierra (1954) y Manuel Pacho (1964), obras con la fuerza, tan salvaje como tierna, de personajes como Siervo Joya, capaz de sobrevivir las más atroces adversidades, la violencia y el atropello, siempre bajo el yugo de un feudo arbitrario. Manuel Pacho, quien realiza un viaje heroico cargando a cuestas el cadáver de su padre, desde la hacienda hasta el pueblo de Orocué, llevando a enterrar un pedazo de su propia historia. La capacidad de Caballero para señalar aquello que no vemos también está manifiesta en estas novelas. Como bien lo ha dicho Laura Restrepo en Niveles de realidad en la literatura de la “violencia” colombiana: “Aquí ya se destapa el enfrentamiento partidista, pero no se lo enfoca unilateralmente, como en las obras anteriores: se muestra


a ñ o caballero calderón 2010

la agresión mutua entre los dos partidos –dada la intención de ambos de controlar el poder en el pueblo– y no solamente la hostilidad conservadora contra los liberales”. El periodismo lo abordó desde muy temprana edad, prueba de ello es que en 1927 fundó la revista El Aguilucho en el Gimnasio Moderno. Tanto en El Tiempo como en El Espectador escribió sobre la actualidad política del momento, con la visión crítica y la agudeza para identificar el absurdo en lo que, a ojos de otros, apareciera como cotidiano. Como él mismo afirmó cuando fue nombrado miembro de la Academia Colombiana de la Lengua, “no se hace un buen gobierno sin tener una buena crítica”. Sus columnas abarcaban temas desde educación, vida cotidiana y el quehacer literario, hasta una serie de disertaciones en las que demostraba la vigencia y actualidad de uno de sus grandes amores, Don Quijote de la Mancha. Incluso redactó todo un texto comprensivo y didáctico titulado Breviario del Quijote, obra que deja su trazo en algunas de sus más destacadas novelas. Su interés por el periodismo duró hasta 1987, cuando decidió abandonar su columna de El Espectador donde escribiera por varias décadas bajo el seudónimo de Swann. Hizo también una exploración por la literatura infantil escribiendo La historia en cuentos (1989), en la que contó a los niños cómo se fundó nuestra nación y cuáles fueron los episodios y personajes que han marcado su historia. En Hablamientos y pensadurias (1979) se presenta una cara introspectiva del autor en la que conocemos a un hombre que reflexiona sobre lo que ha sido su vida y el oficio de escritor: “esa tristeza nace del conocimiento de que a pesar de veintitantos libros que llevo escritos y de millares de páginas que he publicado en los periódicos no he realizado lo que hubiera querido hacer, o no he podido hacer lo que hubiera querido escribir. Dije alguna vez, no sólo en relación conmigo sino en general: tengo la inteligencia necesaria para comprender que no tengo talento”, prueba


a ño caballero calderón 2010

de que el autor de más de treinta obras no se ufanaba de sus capacidades literarias y de que la ironía y el escepticismo eran parte esencial de su visión del mundo. Pero estas fueron sólo unas de las tantas caras de Eduardo Caballero Calderón. Sus empresas culturales incluyen desde la fundación con un grupo de amigos, entre los que se cuentan Álvaro Castaño y Hernando Rueda Cuervo, de la emisora HJCK, pasando por la editorial Guadarrama en Madrid, donde editara la antología de poesía francesa de Andrés Holguín, hasta la colección “Cimas de América” de la Revista de Occidente. Fue editor de autores como Arturo Uslar Pietri, Benjamín Carrión y Germán Arciniegas. Tuvo vocación andariega y dos de sus patrias espirituales, España y Francia, dieron pié a una de sus más comprensivas y gratas obras, Ancha es Castilla, y a su permanente lectura y análisis, en muchos de los ensayos de la literatura de Francia y muy especialmente de la


a ñ o caballero calderón 2010

obra de Marcel Proust. Fue uno de los primeros escritores colombianos que recorrió todo el continente sudamericano, visitó sus capitales, sus pampas y desiertos, y dedujo fecundos contrastes y afinidades con Colombia, concibiendo a Hispanoamérica como un continente, universal y hermanado por la historia, la lengua y la literatura. Otro aspecto a destacar es su carácter de hombre público. Fue delegado de Colombia ante la UNESCO, representante a la Cámara por Boyacá y Cundinamarca y primer alcalde de Tipacoque, todo esto sin dejar de lado su trabajo como gestor cultural. A pesar de haber dedicado su vida a observar la realidad nacional y poner el dedo en la llaga, Caballero Calderón supo conciliar su compromiso como escritor, con la construcción de una familia. Se casó con Isabel Holguín, quien provenía de una familia conservadora mientras él era eminentemente liberal. Sus cuatro hijos crecieron en una realidad donde las diferencias convivían, un ejemplo de tolerancia para la época. Escribió sobre los hombres que trabajan nuestra tierra con azadón y cogió el suyo: las letras y la política, para labrar país al lado de ellos. Como ha dicho Juan Gustavo Cobo Borda: “miraba el pasado fascinado con esos hombres de fiero que nos conquistaron pero también siendo fiel a la intuición fulgurante con que Simón Bolívar nos había abierto los ojos, sin remilgos ni suaves modales”. El valor de su obra, además de su carácter creativo, radica en el hecho de que oyó, observó y registró todo el caudal del habla popular de la región cundiboyacense, y se constituyó así en memoria viva del idioma español, desde su llegada a América. Dichos, refranes, modismos, cantos del valle de Tensa, guiños y picaresca propios del mundo campesino se preservaron y vitalizaron en sus páginas, desde las columnas hasta las novelas. Otro hecho fundamental es que sus ancestros familiares se remontaban a 1540 y multitud de papeles, actas, escrituras formaban parte de su historia desde niño


a ño caballero calderón 2010

como un asunto de entre casa. No se puede olvidar que Simón Bolívar pernoctó en la Hacienda de Tipacoque y que, en todo Boyacá, la saga de la epopeya heroica libertadora sigue siendo narrada y los nombres que la gente de esa región le puso a los caballos que le entregaron al friolento y recio ejército que atravesó los páramos y nos dio la libertad, siguen siendo usados. Además de los cien años de su natalicio, sus temáticas coinciden con la celebración del Bicentenario de la Independencia, construyendo ambas una mirada histórica del país. El Ministerio de Cultura, con una programación académica y cultural que tendrá lugar durante todo el año a nivel nacional, invita a todos y todas a volver a la obra de Caballero Calderón, a seguir leyéndola más intensamente o, por qué no, a descubrirla y sorprenderse con ella. Tomás Carrasquilla (2008), Candelario Obeso y Jorge Artel (2009), y en 2010 Eduardo Caballero Calderón, muestran el propósito continuo del Ministerio de Cultura para que la obra de escritores colombianos de valía adquieran su justa dimensión mediante la revisión crítica, las ediciones contemporáneas y un continuo debate nacional durante el año de homenaje, que pone su nombre en boca de todos y que ha hecho, desde el colegio a la academia, que se miren, estudien y, lo que es aún más importante, se disfruten desde la perspectiva de nuestros días. Con el programa “Recuperación de la Memoria Literaria Nacional” del Área de Literatura de la Dirección de Artes, el Ministerio de Cultura invita en 2010 a todos y todas a participar de un proceso de intercambio entre las distintas regiones. La pluma del Caballero habrá de guiarnos por los parajes, personajes, costumbres y recuentos que dan vida, enriquecen y enaltecen nuestro país. Nos proponemos hacer ver, desde la literatura, la diversidad de nuestras voces. Estamos seguros de que así, grandes y chicos podrán pensar el mundo desde otras miradas y enriquecerse con ellas.


b i bl i ogra f í a Obras Tipacoque: Estampas de provincia   1941 El arte de vivir sin soñar   1943 Suramérica tierra del hombre   1944 Latinoamérica un mundo por hacer   1944 Breviario de don Quijote   1947 Cartas colombianas   1949 Ancha es Castilla   1950 Diario de Tipacoque   1950 El Cristo de espaldas   1952 Siervo sin tierra   1954 La penúltima hora   1955 Americanos y europeos   1955 Historia privada de los colombianos   1960. Manuel Pacho   1962 Los campesinos   1962 El buen salvaje   1966-Premio Eugenio Nadal

Memorias Infantiles   1968. Caín   1968 Yo el alcalde   1972 Azote de sapo   1975 Historia de dos hermanos   1977 Tipacoque de ayer a hoy   1979 Hablamientos y pensadurias   1979 El cuento que no se puede contar, y otros cuentos   1981 Bolívar una historia un parece un cuento   1983 La historia en cuentos   1989 Obras en cine o TV La historia de dos hermanos. Director: Boris Roth, RTI Caín. Director: Gustavo Nieto Roa. FOCINE, 1984 El Cristo de espaldas. Director: Jorge Alí Triana TEVECINE, 1987

El buen salvaje. Director: Fernando Gómez. RTI, 1968


P R O G RA MA C IÓN 2010 MARZO t i p aco q u e , bo y ac á

6 Celebración de los 100 años del natalicio de Eduardo Caballero Calderón en Tipacoque. El municipio rinde homenaje al autor. B ogo t á

11

Lanzamiento del año Caballero en la Biblioteca Nacional de Colombia.

Inauguración de la exposición “Eduardo Caballero Calderón, ayer y hoy”. Conversatorio entre Ricardo Silva y Juan Gustavo Cobo Borda, modera: Juan David Correa. 6 pm. Entrada Libre.

ABRIL B ogo t á

Todos los martes en la Biblioteca Nacional, evento dedicado a recordar la obra de Eduardo Caballero Calderón. Calle 24 Nº 5-60. 6pm. Entrada Libre 6 Caballero para niños 13 Caballero y la Violencia 20 Proyección de película 27

Caballero el novelista

MAYO B ogo t á

Ciclo de conferencias en el Gimnasio Moderno los jueves a las 6pm Carrera 9 Nº 74-99. Entrada Libre. 6

Luis Díaz-Granados. Eduardo Caballero Calderón y sus contemporáneos.

13 Conferencia a cargo del Instituto Caro y Cuervo.


PR OGRAMACIÓN 2010

20 Conferencia de Juan Gustavo Cobo Borda.

JUNIO B ogo t á

1-2 Congreso de Literatura en el Gimnasio Moderno. Lanzamiento de Edición especial de El Aguilucho. Homenaje a Eduardo Caballero Calderón.

JULIO B ogo t á

21-22 -23 Ciclo de conferencias, Caballero Calderón y la política. Fondo de Cultura Económica, Centro Cultural Gabriel García Márquez. Calle 11 Nº 5-60. 6pm. Entrada Libre. T u nja , B o y ac á

27-31

Festival Internacional de Cultura. Exposición.

AGOSTO B ogo t á

5 Conferencia de Gonzalo Mallarino en el Instituto Caro y Cuervo, sede Centro. 14-23 Feria del libro de Bogotá. Habrá una exposición y charlas los días 14, 15, 21, 22 y 23. B u caramanga

30-31 Feria del libro de Bucaramanga, franja “Literatura y humor” dedicada a Eduardo Caballero Calderón

SEPTIEMBRE B u caramanga

1-4 Feria del libro de Bucaramanga, franja “Literatura y humor” dedicada a Eduardo Caballero Calderón


PROGRAMACIÓN 2010

B ogo t á

7 Inauguración de “Las líneas de su mano3: homenaje al mundo literario de 8 cuentistas colombianos. Homenaje a Eduardo Caballero Calderón” Gimnasio Moderno.

16 Conferencia en el Gimnasio Moderno a cargo del Instituto Caro y Cuervo. Carrera 9 Nº 74-99

M e d e ll í n

10-19 Fiesta del libro de Medellín. Exposición C ali

9-11 Encuentro Nacional de Estudiantes de Literatura. ENEL. Mesa dedicada a Eduardo Caballero Calderón

OCTUBRE B ogo t á

21 Tres generaciones de gimnasianos leen a Eduardo caballero Calderón. Gimnasio Moderno. Carrera 9 Nº 74-99

PROYECTOS ESPECIALES

Beca de maestría, Eduardo Caballero Calderón con el Instituto Caro y Cuervo

Para más información consulte nuestra página web: www.mincultura.gov.co Contacto: posorio@mincultura.gov.co

Fotografías: archivo personal Beatriz Caballero


Año Caballero Calderón 1910-2010  

Programación - Año Caballero Calderón 1910-2010

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you