Issuu on Google+

ESO QUE SOY, ESO TE DOY A veces me pregunto: "¿por qué yo?" y sólo me respondes: "porque quiero". Es un misterio grande que nos llames así, tal como somos, a Tu encuentro. Entonces redescubro una verdad: mi vida, nuestra vida es Tu tesoro. Se trata entonces sólo de ofrecerte con todo nuestro amor, esto que somos.

Hoy mi pueblo está clamando: pide vida, pide amor. Gritan mis hermanos y llega hasta el cielo su voz. La misión que Tu me has dado debo hacerla realidad: Luchar por la vida, luchar por un mundo de paz.

¿Qué te daré?, ¿qué te daremos?, ¡Si todo, todo, es Tu regalo! Te ofreceré, te ofreceremos esto que somos... Esto que soy, ¡eso te doy! Esto que soy, esto es lo que te doy. Esto que somos es lo que te damos Tú no desprecias nuestra vida humilde se trata de poner todo en tus manos. Aquí van mis trabajos y mi fe, mi canto, mis bajones y mis sueños; y todas las personas que me diste desde mi corazón te las ofrezco.

12 TODO EN ESTA VIDA Todo en esta vida es un decidir: si me voy contigo o me quedo aquí. Romperé los muros de mi propia casa, iré mar adentro y pescaré por ti.

Me has hablado en mil canciones mas no te quise escuchar, cerré mis oídos porque es muy difícil amar. Hace tiempo me pregunto, Tu respuesta escucho hoy, Tu voz habla dentro

¿Qué te daré?, ¿qué te daremos?, ¡Si todo, todo, es Tu regalo! Te ofreceré, te ofreceremos esto que somos... Esto que soy, ¡eso te doy! Vi tanta gente un domingo de sol. Me conmovió el latir de tantas vidas... y adiviné tu brazo gigantesco y sé que sus historias recibías. Por eso tu altar luce vino y pan: Son signo y homenaje de la vida. Misterio de ofrecerte y recibirnos, Humanidad que Cristo diviniza. ¿Qué te daré?, ¿qué te daremos?, ¡Si todo, todo, es Tu regalo! Te ofreceré, te ofreceremos esto que somos... Esto que soy, ¡eso te doy!.

DEJAME NACER DE NUEVO Tú conoces la dureza en mi sentir Y la terquedad que hay en mi corazón, Son las cosas que me alejaron de ti, Señor, hazme renacer en tu amor. Déjame nacer de nuevo (3) oh Señor . No importa la edad que tenga, Tú no la tienes en cuenta, Déjame nacer de nuevo, oh Señor Tu conoces el pecado que hay en mí, Y el dolor que éste dejó en mi corazón, Por la muerte que ha causado vuelvo a ti, Señor, dame vida nueva con tu amor.


2

Lema:

“Te necesito para amar, ¿Te sumás?” EL PRIVILEGIO DE DAR

de Axel Witteveen

Dale de beber a los que tienen sed Dale pan a los que lloran por comer Comparte tu tiempo, lo que tienes y tu fe Se un buen ser humano Y lo que hagas hazlo bien Dale a los enfermos esperanza y paz Dale apoyo a los que están sin libertad Lleva compañía al que vive en soledad Llévale consuelo al que ha perdido un familiar Es el privilegio de dar Es sentirse realizado Caminar con Dios al lado Es el privilegio de dar Es la esencia de la vida La mayor alegría Dar de lo que tienes Sin buscar compensación Lo que hagas que te lo pague Dios Dale a tu enemigo reconciliación Dale a todo el que te ofenda tu perdón Dale a tu pareja sin medida el corazón Da y también recibe el regalo del amor Es el privilegio de dar

VEN Y SIGUEME Me pides Señor que yo te siga, me pides que me ponga a caminar Difícil para mí es complacerte, es mucho lo que tengo que dejar. Me llamas, Señor, a ser apóstol; sabes que es mucho para mí; Quisiera algún día yo seguirte; es mucho lo que tengo que dejar. Ven y sígueme, no esperes más; y o junto a ti siempre estaré; No temas qué palabras tendrás que decir, yo por tu boca hablaré. ¿Por qué te fijas Tú en mi persona, Habiendo otras que pueden más que yo? de mí tu nunca esperes algo grande, soy débil Y cobarde sabes bien. Señor quiero decirte otra cosa: mis amigos de mi se reirán; Dame tú la fuerza y valentía, dame tú la vida y la fe. Ven y sígueme...

MISIÓN DEL APOSTOL Qué misión tan bella ser Apóstol, seguir al Señor a donde vaya, anunciar con gozo su Evangelio, ser para los hombres portadores de la paz. Tanto nos amó que al despedirse en la Santa Cena aquella tarde nos dio como pan su propio cuerpo y su sangre como vino de fraternidad. Tanto nos amó que un Viernes Santo clavado en la cruz Cristo murió. Con su muerte El nos dio la vida, vida de alegría, vida de hijo de Dios.

NADIE TE AMA COMO YO 11 Cuánto he esperado este momento, cuánto he esperado que estuvieras así. Cuánto he esperado que me hablaras, cuánto he esperado que vinieras a mi. Yo sé bien lo que has vivido, yo se bien porqué has llorado; yo se bien lo que has sufrido pues de tu lado no me he ido. Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo; mira a la cruz, esa es mi más grande prueba. Nadie te ama como yo. Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo; mira a la cruz, fue por ti, fue porque te amo. Nadie te ama como yo. Yo se bien lo que me dices aunque a veces no me hablas; yo se bien lo que en ti sientes aunque nunca lo compartas. Yo a tu lado he caminado, junto a ti yo siempre he ido; aún a veces te he cargado. Yo he sido tu mejor amigo. Al vencer la muerte a los tres días, Cristo a Galilea retornó, no teman que he vuelto a la vida, vida que nos salva, vida que acerca a Dios. Y se apareció a sus amigos, hablándoles del Reino de Dios, mandó a bautizar a todo el mundo con el agua y el Santo Espíritu de Amor. Se encontraban ya todos reunidos, cuando el día de Pentecostés sintieron cual fuego en el alma y corrieron pronto a manifestar su fe.


JESUCRISTO SEÑOR DE LA HISTORIA I. Jesucristo, Señor de la Historia, que estuviste, estás y estarás; sos Presencia, Esperanza y Memoria, sos el Dios de la Vida, hecho Pan. Sos el mismo Jesús que estuviste junto al lago de Genesaret, y ante el hambre del Pueblo exigiste: “¡Denles ustedes, por Dios, de comer!” Estribillo ¡Quédate con nosotros, Jesús, que da miedo tanta oscuridad, no es posible morirse de hambre en la Patria bendita del pan! ¡Quédate con nosotros, Señor, que hace falta un nuevo Emaús; la propuesta será compartir como vos y en tu nombre, Jesús! II. Primitivo ritual de pastores, que fue luego banquete pascual; homenaje de nuestros mayores al Dios vivo de su libertad. Cena santa, signo y profecía, memorial de Jesús servidor; nueva alianza de la Eucaristía, que es misterio de Fe y Comunión. III. Sacrificio de la propia vida, que se ofrece y se da a los demás; Cuerpo y Sangre, Comida y Bebida, que hace y nutre la comunidad. Sos la Fiesta de cada semana, que resume y celebra el amor el amor que perdona y hermana, y es sincera reconciliación.

Estribillo

10

IV. Jesucristo, Señor de la Historia, que pusiste en el Vino y el Pan, tu presencia real, tu Victoria, sobre el tiempo, la muerte y el mal. Que tu Madre, “La Virgen Morena”, siga estando junto a “nuestra Cruz”, y nos muestre que vale la pena, entregarse por el Bien Común. V. Somos hijos del “Dios Padre y Madre” que es ternura y ayuda eficaz; desde la Compasión y el Coraje, reinventemos nuestra caridad. Somos rostro de un Dios Trinitario, que aparece cuando hay comunión, cuando somos todos solidarios,

CONSOLAD Consolad a mi pueblo dice el Señor hablad al corazón del hombre. Gritad que mi amor ha vencido preparad el camino que viene tu Redentor. YO TE HE ELEGIDO PARA AMAR TE DOY MI FUERZA Y LUZ PARA GUIAR. YO SOY CONSUELO EN TU MIRAR GLO-ORIA A DIOS. (Bis) Consolad a mi pueblo dice el Señor sacad de la ceguera a mi pueblo. Yo he sellado contigo alianza perpetua yo soy el único Dios. Consolad a mi pueblo dice el Señor mostradles el camino de libertad. Yo os daré fuertes alas

3

Es sentirse realizado Caminar con Dios al lado Es el privilegio de dar Es la esencia de la vida La mayor alegría Dar de lo que tienes Sin buscar compensación Y siempre dale a todos tu risa Dale a todo el que pida Y da gracias si haz dado a los necesitados Es el privilegio de dar Es sentirse realizado Caminar con Dios al lado Es el privilegio de dar Es la esencia de la vida La mayor alegría Dar de lo que tienes Sin buscar compensación Lo que hagas que te lo pague Dios Que te lo pague Dios.

En la letra de la canción de Axel escuchamos en forma reiterada las palabras: “CAMINAR CON DIOS AL LADO”. Has sido llamado por puro amor de Dios a la vida, a la existencia. Piensa:

¿CAMINAS CON DIOS AL LADO?

En cuchicheo con quien tenemos al lado respondemos a esta pregunta.


MENSAJE DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI PARA LA XLIX JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

4

29 DE ABRIL DE 2012 – IV DOMINGO DE PASCUA

Tema: Las vocaciones don de la caridad de Dios Queridos hermanos y hermanas “La XLIX Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que se celebrará el 29 de abril de 2012, cuarto domingo de Pascua, nos invita a reflexionar sobre el tema: Las vocaciones don de la caridad de Dios. … Somos amados por Dios incluso “antes” de venir a la existencia. Movido exclusivamente por su amor incondicional, él nos “creó de la nada” (cf. 2M 7,28) para llevarnos a la plena comunión con Él. … Toda criatura, en particular toda persona humana, es fruto de un pensamiento y de un acto de amor de Dios, amor inmenso, fiel, eterno (cf. Jr 31,3). El descubrimiento de esta realidad es lo que cambia verdaderamente nuestra vida en lo más hondo. En una célesed de amor. grannuestra intensibre página de las Confesiones, san Agustín expresa con lleva dad su descubrimiento de Dios, suma belleza y amor, un Dios que había estado siempre cerca de él, y al que al final le abrió la mente y el corazón para ser transformado: «¡Tarde te amé, Hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y tú estabas dentro de mí y yo afuera, y así por fuera te buscaba; y, deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, más yo no estaba contigo. Reteníanme lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no existirían. Me llamaste y clamaste, y quebrantaste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y curaste mi ceguera; exhalaste tu perfume, y lo aspiré, y ahora te anhelo; gusté de ti, y ahora siento hambre y sed de ti; me tocaste, y deseé con ansia la paz que procede de ti» (X, 27,38). Con estas imágenes, el Santo de Hipona intentaba describir el misterio inefable del encuentro con Dios, con su amor que transforma toda la existencia. … Toda vocación específica nace de la iniciativa de Dios; es don de la caridad de Dios. Él es quien da el “primer paso” y no como consecuencia de una bondad particular que

MI ALMA GLORIFICA AL SEÑOR MI DIOS

CANCIÓN DEL SI

Mi alma glorifica al Señor, mi Dios, gózase mi espíritu en mi Salvador. El es mi alegría, es mi plenitud, El es todo para mí.

Llamas y me ofreces con amor construir un mundo mejor, necesitas de mi sí. Quieres que te siga hasta el fin, que comprenda que sin mí, muchos quedarán sin Ti.

Ha mirado la bajeza de su esclava, muy dichosa me dirán todos los pueblos porque en mí ha hecho grandes maravillas El que todo puede, cuyo Nombre es Santo. Su clemencia se derrama por los siglos sobre aquellos que le temen y le aman, desplegó el gran poder de su derecha, dispersó a los que piensan que son algo. Derribó a los potentados de sus tronos, elevó a los humildes y a los pobres, los hambrientos se saciaron con sus bienes y alejó de sí, vacíos a los ricos.

Si no solamente porque sí, sino porque yo junto a Ti encuentro paz, soy muy feliz. Sí, aunque no entienda digo sí, aunque no vea digo sí, vos me elegiste, siempre sí. Sé que Tú no puedes esperar, tengo que dejar mi plan, tu camino vale más. Soy la sal que Tú quieres echar, luz que debe iluminar, me elegiste para amar.

Acogió a Israel, su humilde siervo acordándose de su misericordia, como había prometido a nuestros padres, a Abraham y descendencia para siempre.

BENDITO SEA DIOS QUE ES PROVIDENCIA Bendito sea Dios que es Providencia nos dio vida, inteligencia y voluntad y nos manda a hacer del mundo en que vivimos su reino de justicia y hermandad. Bendito por las cosas que van hacia tu altar desde nuestra pobreza, por solidaridad para aquellos hermanos que en su necesidad, son Cristos que dependen de la comunidad. Bendito por la vida de la comunidad, el perdón, la visita y la hospitalidad; los pequeños servicios y la unión vecinal y es que juntos podemos cambiar la realidad. Bendito por lo hermoso de nuestra identidad, la fe en Dios y la Virgen y la hospitalidad; el prójimo, el pariente y esa capacidad de jugarnos la vida y saber festejar.

RESURRECCIÓN Quiero caer en tierra y morir, sino quedaré solo: soy un grano de trigo, quiero dar mucho fruto, ser tu testigo por el mundo. Si amo mi vida, la perderé; si doy mi vida la ganaré, donde Tu estás Jesús, allí estoy yo, te sigo soy tu servidor. Padre ha llegado la hora, glorifica Tu Nombre en mi ser que se muere, para que seas Tu el Rey.

9


EL DIOS DE LA VIDA

ESTE ES EL MOMENTO

Somos un nuevo pueblo, gestando un mundo distinto; los que en el amor creemos, los que en el amor vivimos. Llevamos este tesoro en vasijas de barro. Es un mensaje del cielo y nadie podrá callarnos. Y proclamamos un nuevo día porque la muerte ha sido vencida. Y anunciamos esta buena noticia, has sido salvados por el Dios de la vida. En el medio de la noche encendemos una luz, en el nombre de Jesús (2) Sembradores del desierto Buenas Nuevas anunciamos. Extranjeros en un mundo que no entiende nuestro canto. Y aunque a veces nos cansamos, nunca nos desalentamos porque somos peregrinos y es el amor nuestro camino.

8

Este es el momento de alegrar la mesa con el vino y con el pan, que consagraremos y que ofreceremos y que hemos de comulgar. Este es el momento de llegar confiados a la mesa del altar, porque tu palabra vivificadora nos acaba de llamar. Padre de Jesús bendice lo que presentamos hoy, /y que al preparar tu mesa se renueve el gozo de saber tu amor./ (bis)

Pan de nuestras vidas, pan de nuestras manos, pan de nuestra juventud. pan que hoy entregamos juntos como hermanos en señal de gratitud. Vino de la tierra buena y generosa, vino que ofrecemos hoy, lleva nuestras luchas, lleva nuestras penas, lleva nuestra sed de amor.

Y renunciamos a la mentira, vamos trabajando por la justicia, y rechazamos toda idolatría, solo creemos en el Dios de la CRISTO TE NECESITA Vida. En el medio de la noche /Cristo te necesita para amar, para amar. encendemos una luz, Cristo te necesita para amar./ (bis) en el nombre de Jesús (2) Que nuestro mensaje llegue más allá de las fronteras y resuene en todo el mundo y será una nueva tierra. Es un canto de victoria a pesar de las heridas, alzaremos nuestras voces por el triunfo de la vida. Y cantaremos con alegría, corazones abiertos, nuestras manos unidas, celebraremos con alegría porque está entre nosotros el Dios de la Vida. En el medio de la noche encendemos una luz, en el nombre de Jesús (2)

/No te importe la raza ni el color de la piel, ama a todos como hermanos y haz el bien./ (bis) /Al que sufre y al triste, dale amor, dale amor. Al humilde y al pobre, dale amor./ (bis) /Al que vive a tu lado, dale amor, dale amor. Al que viene de lejos, dale amor./ (bis) /Al que habla otra lengua, dale amor, dale amor. Al que piensa distinto, dale amor./ (bis) /Al amigo de siempre dale amor, dale amor. Al que no te saluda, dale amor./ (bis)

encuentra en nosotros, sino en virtud de la presencia de su mismo 5 amor «derramado en nuestros corazones por el Espíritu» (Rm 5,5). … Dios sale a nuestro encuentro, trata de atraernos, llegando hasta la Última Cena, hasta el Corazón traspasado en la cruz, hasta las apariciones del Resucitado y las grandes obras mediante las que Él, por la acción de los Apóstoles, ha guiado el caminar de la Iglesia naciente. El Señor tampoco ha estado ausente en la historia sucesiva de la Iglesia: siempre viene a nuestro encuentro a través de los hombres en los que Él se refleja; mediante su Palabra, en los Sacramentos, especialmente la Eucaristía» (n. 17). … La grandeza de la vida cristiana consiste en efecto en amar “como” lo hace Dios; se trata de un amor que se manifiesta en el don total de sí mismo fiel y fecundo. … En este terreno oblativo, en la apertura al amor de Dios y como fruto de este amor, nacen y crecen todas las vocaciones. Y bebiendo de este manantial mediante la oración, con el trato frecuente con la Palabra y los Sacramentos, especialmente la Eucaristía, será posible vivir el amor al prójimo en el que se aprende a descubrir el rostro de Cristo Señor (cf. Mt 25,31-46). «Tú sabes que te quiero» es el secreto de una existencia entregada y vivida en plenitud y, por esto, llena de profunda alegría”. Leemos los que nos dice Jesús: Del Evangelio de San Juan ( 21,1.15-17) “Después de esto, Jesús se apareció otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Después de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?». El le respondió: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis corderos». Le volvió a decir por segunda vez: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?». El le respondió: «Sí, Señor, saber que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas». Le preguntó por tercera vez: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?». Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le dijo: «Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas»”.


6

Como vieron en el video, escucharon en la canción y observaron en la representación teatral, siguiendo lo que nos dice el Papa Benedicto XVI en su mensaje, “… la otra expresión concreta del amor, el amor al prójimo, sobre todo hacia los más necesitados y los que sufren, es el impulso decisivo que hace del sacerdote y de la persona consagrada alguien que suscita comunión entre la gente y un sembrador de esperanza”.

PREGUNTAS PARA EL TALLER GRUPAL

 ¿Estás amando a Dios y al prójimo?  ¿Cómo lo haces?

Consigna

GRUPO AMARILLO: preparar una oración o una frase y volcarla en el cartel mural GRUPO VERDE: preparar una historieta escrita o dibujada GRUPO CELESTE: preparar un Power Point GRUPO FUSCIA: preparar un Power Point El Papa Benedicto XVI en su mensaje concluye diciéndonos: “… la Eucaristía sea el “centro vital” de todo camino vocacional: es aquí donde el amor de Dios nos toca en el sacrificio de Cristo, expresión perfecta del amor, y es aquí donde aprendemos una y otra vez a vivir la «gran medida» del amor de Dios. Palabra, oración y Eucaristía son el tesoro precioso para comprender la belleza de una vida totalmente gastada por el Reino. … Con estos deseos, imparto de corazón la Bendición Apostólica a vosotros, Venerables Hermanos en el episcopado, a los sacerdotes, a los diáconos, a los religiosos, a las religiosas y a todos los fieles laicos, en particular a los jóvenes que con corazón dócil se ponen a la escucha de la voz de Dios, dispuestos a acogerla con adhesión generosa y fiel. Vaticano, 18 de octubre de 2011

7

CANCIONERO BENDECIRÉ AL SEÑOR

EL PROFETA

(Salmo 33) Bendeciré al Señor en todo tiempo y mi boca no cesará de alabarlo. Mi alma se enorgullece en el Señor, que lo oigan los humildes y se alegren.

Antes que te formaras dentro del vientre de tu madre, antes que tú nacieras, te conocía y te consagré, para ser mi profeta de las naciones, yo te escogí, irás donde te envíe, lo que te mande proclamarás.

/Prueben qué bueno es el Señor, hagan la prueba y véanlo, dichoso aquel que busca en el refugio./ (bis)

COPLAS DEL YARAVI Señor que nuestra vida sea como una quena simple y recta, /para que Tú puedas llenarla; llenarla con tu música./ (bis) Señor que nuestra vida sea arcilla blanda entre tus manos, /para que tu puedas formarla, formarla a tu manera./ (bis) Señor, que nuestra vida sea semilla suelta por el aire, /para que Tú puedas sembrarla, sembrarla donde quieras./ (bis) Señor que nuestra vida sea leñita humilde y siempre seca, /para que Tú puedas quemarla, quemarla para el pobre./ (bis)

Tengo que gritar, tengo que arriesgar, ay de mí si no lo hago, cómo escapar de Ti, cómo no hablar, si tu voz me quema dentro. Tengo que andar, tengo que luchar, ay de mí si no lo hago, cómo escapar de Ti, cómo no hablar, si tu voz me quema dentro. No temas arriesgarte porque contigo Yo estaré. No temas anunciarme porque en tu boca yo hablaré. Te encargo hoy mi pueblo para arrancar y derribar, para edificar, construirás y plantarás. Deja a tus hermanos, deja a tu padre y a tu madre, abandona tu casa porque la tierra gritando está. Nada traigas contigo porque a tu lado yo estaré, es hora de luchar, porque mi pueblo sufriendo está.


Vigilia Vocacional