Issuu on Google+

MĂŠxico

Menzo Menjunjes

1


2013. Menjunjes Ediciones. Permitida su reproducción sin fines comerciales. Diseño de tapa, imágenes, correcciones y errores de punteo: Menzo Corrección: Pablo Delio. Escrito entre Nov 2011 y Abril 2012 1ra Edición Buenos Aires Junio 2012 2da Edición aumentada Los Molles, Traslasierra, Córdoba, Octubre 2013.

2


Luego de más de un año recorriendo Europa, decidí que era hora de regresar a saborear los manjares latinos, a respirar el aire puro del viento pegándote en la cara, a disfrutar de la naturaleza y la cultura popular. Las cosas de la vida y de mi oficio de payaso callejero me llevaron a México. Los textos a continuación son producto de partes de ese viaje entre el DF y los estados de Oaxaca, Chipas, Tabasco y Veracruz. La gran mayoría fueron escritos en una etapa en la que decidí al fin tomarme vacaciones de mi labor de artista callejero y largarme a errabundear sin tanto equipaje, como en tantos otros andares de mi vida. Nada mejor que estar liviano y sin rumbo para escribir. Con el tiempo, algunos de estos textos se convirtieron en canciones de Los Delirante Sports, mi proyecto de música y humor, formaron partes de otras compilaciones y/o han permanecido inéditos. Comida y experiencias sensoriales: los dos leimotivs.

3


A los caminantes del mundo

Cuando viajas Los años no tiene fecha Y los meses no tienen nombre ¿A que ciclos el caminante corresponde? No cobras el día 10 Y cualquiera es fin de mes

Hay tantos caminos que mejor tomar por el que todavía no existe

4


México/1 México es sorprendente Es lindo y bonito Como la gente de sus pueblitos. Llegar a la plaza esperar a ver que pasa… ¿Y si el que te da charla Te abre las puertas de la casa? No hay de qué preocuparse Siempre algo te alegrara Una mañana en un rio barroso Y que anfitrión tan generoso. Un Almuerzo de elote con kelite o un Huapango con tamales México es sorprendente las carreteras siempre diferentes. Hay las de un carril que no avanzas rápido pero en cada tope te venden mangos, jugos, naranjas, miel o elote.

Comalcalco. San Lorenzo, Tenochtitlan. Tabasco

5


Un mexicano sin tortilla

6


Un mexicano sin tortilla es como Un uruguayo sin mate Un brasilero sin arroz y feijao Un colombiano sin agua panela Un argentino sin ego o sin facturas Un tico sin gallo pinto Un gringo sin hamburguesa Un italiano sin café expreso Un francés sin Nutella Un español sin tortilla de papas Un andaluz sin tapas Un gallego sin jamón Un chileno sin marraqueta Un paraguayo sin chipa Un ecuatoriano sin patacón Un boliviano sin hoja de coca Un portugués sin caldo verde Un belga sin papas francesas Un ingles sin te negro Un japonés sin cámara de fotos Un indio sin especias Un suizo sin vitorinox Como un vino de mesa sin soda Como un wihsky sin hielo Como Jagger sin Richards Un mexicano sin tortilla no es un mexicano

10 Febrero 2012

7


La llegada

Cambia el aire. Cambia el caminar. Cambian las calles.

Por la ventana del avión se divisa la interminable Ciudad de México. Es de noche y el horizonte de luces pareciera no tener fin. El defectuoso a simple vista resulta infinito. Estoy en México, la tierra de los tacos, del chile, del tequila. A mejor vida ha pasado el pan congelado del chino, las frutas sin sabor, el kebap y. el café expreso. Las tiendas de alimentación vuelven a ser atendidas por sus dueños. Ofrecen productos sueltos, frutas naturales con colores y gustos verdaderos. Europa te hace olvidar los pequeños placeres de la vida latinoamericana. Desde saludar al vecino o caminar lenta y tranquilamente hasta comer algo en la calle: unos tacos o una tortilla. No llevo ni un día y el culo ya me pica. El chile es religión. Nadie le hace asco. Y todo le ponen como si fuera mayonesa.

8


Los escarabajos y las combis, dos de los fetiches del viajero se pasean de a centenares por las calles. Las avenidas son enormes. Hace falta cuatro o cinco carriles para albergar tantos carros. Hasta en los barrios también las calles son anchas, extensas. Alegría siente mi estómago. Volver al desayuno clásico del viajero latino: avena con banana y panela, aguacate con tomate y tortilla de maíz. ¡Cuántos mercados y puestos callejeros! Aquí la vida transcurre a la vista de todos. No hace falta preguntar, porque las cosas aparecen ante tus ojos sin previo aviso. Como los botones que de casualidad encontré hoy en el mercado y me hubiera llevado una mañana encontrarlos en España. Un jugo natural no tiene precio. No es moda, ni es way, es un pinche jugo, que te alegra el día, que lo compras con gusto, que lo bebes con felicidad. No recuerdo haber bebido un café expreso, ni una gaseosa, ni una lata de cerveza el último año, con las mismas ganas con que hoy tomé esos jugos: el de alfalfa con guayaba o el de guanábana. Un placer que teniendo dinero no se lo puede pagar en Suiza, ni en España, ni en Bélgica. No recuerdo haber elegido con tanta felicidad entre los cientos de variedades de tetrabriks de zumos que llenaban

9


las góndolas de los supermercados europeos como volver a probar cada una de esas frutas que tanta alegría me dieron. ¿Exagero? Ni un poco. Porque al fin y al cabo la energía con que hacen las cosas es lo que uno ingiere. Lo casero no tiene competencia posible. Ninguna franquicia de comida puede competir con algo que sale del corazón. El que vende comida en la calle lo hace con amor. La gentileza es parte del alimento. La charla con la caserita mientras te prepara la gordita o la quesadilla te nutre tanto como el taco en sí. El progreso al fin y al cabo siempre nos lleva a un mundo más aburrido y previsible. El progreso es siempre enemigo del folklore, de las costumbres… El mundo postmoderno cambio sabrosura por comodidad, sentimiento por higiene, espontaneidad por seguridad, sorpresas por certezas. Estoy de vuelta en Latinoamérica. Con energías renovadas, con ganas de salir a caminar por las calles, con esperanzas de encontrarme con situaciones nuevas todos los días. 2 de noviembre 2011 Día de los muertos

10


La hospitalidad

Oaxaca

El frio se cuela por las hendiduras del comedor. Los pavos persiguen a una gallina. El sol alumbra aunque todavía no calienta. Ante mis ojos que están despertando una cocina de campo, una ventana y un frondoso bosque. Una chimenea que humea, un fogón bien caliente y un atole que me aguarda. La abuela corta la leña y hierve el maíz para los tamales. Y si les dijera que ayer dormí aquí por un cartel que decía: Hay comida Miro el cerro de enfrente. Pienso en Pedro el español. Entrada la noche caminé y caminé por medio de la montaña en dirección a su casa. Me habían indicado el camino. Pero nunca llegué. El perro se levanta para cambiar de sol. -A los 11 van a estar los frijoles- anuncia la abuela. Suena de fondo una cumbia romántica. Un don octogenario con carretilla en mano me dice: -Buenos días. Pasa un carpintero con su calibre rumbo al trabajo. La mañana pasa lenta, tan lenta. Y yo tomo un atole con tortillas caseras.

11


Las tortillas de Esperanza Esperanza es una abuela todo terreno. Estira una a una las tortillas. Hoy usa la prensa. Pero antes las estiraba a manoconfiesa-; es que hay muchos quehaceres hoy en día. En cada acto repetitivo demuestra su entrega: -Son de maíz nomás. De Maseca no nos gusta- avisa por si no quedo claro. Esperanza tiene la piel curtida, reseca y el caminar firme. – ¡Chamacos!- les grita a su ñietos- vean mis pavos que se me van a la carretera. Sale detrás de ellos. ¿Le cuido las tortillas?– me ofrezco. – No, está bien joven, ya casi acabo. Sin prisa. No hay apuro. Todo a su tiempo. Hace 13 años doña Esperanza regresó a San Mateo. Su compadre y sus hijos son carpinteros. Vivió en Chiapas, en San Ángel y en otros sitios que ya no recuerda. -A nosotros no nos gustan las de la tortillería- repite. Vaya a saber de qué harina son. Yo siempre hice tortillas a mano. Este aparato (señala la prensa) tendrá 10 años. Yo tenía un hermano que solo comía las estiradas a mano-. - ¡Jaja, seguro! Si él no amasaba- pienso y rio para mis adentros. No es ni mediodía. Esperanza ya casi acaba de asar las tortillas. Tiene todo listo para los tamales. Los frijoles en el fuego y el amor en las manos. 27.12. San mateo de Rio Hondo. Oaxaca.

12


Agua Mami, no quiero agua mineral Filtrada, soda o con gas Mami, no quiero ir al club A la piscina a la swimming pool Yo quiero un río natural Aguas claras, cristalinas Cascadas, pozas ricas y estar de panza al sol Quiero un río en la montaña encajonado entre las sierras un chapuzón por la mañana y no me hables de volver No quiero agua del grifo Llévame a una naciente Agua saliendo de la tierra Fuente de vida y salud Llévame a una naciente Bebamos agua de manantial Que la corriente limpie el cuerpo en un jacuzzi natural Aguas Blancas, Tabasco

13


14


Primera Pirámides Mayas Dejo éste mensaje como un regalo eterno ofrezco mis talentos al sol y los 4 vientos Recibo la energía la luz del mediodía Me rindo humildemente a los antiguos sabios Un pájaro atraviesa la extensión de las ruinas y yo contemplo las majestuosas pirámides Mayas Regalo mi sangre a los sedientos mosquitos Me resguardo del sol bajo la sombra de un árbol Rodeo la gran acrópolis y me detengo en un altar Me aviento unas asanas: Yoga maya para relajar

Comalcalco Febrero 2012

15


Decima Espinel Cuando el sol se escondĂ­a en Tlacotalpan yo me sentaba frente a un escenario del encuentro de decimeros e improvisadores orales. Un poeta explicaba las reglas para componer una decima espinel. Al rato esbozaba este humilde intento. Desde lejos voy llegando A la fiesta de la Jarana No soy guey guevĂłn ni pana Pero LatinoamĂŠrica ando Viajando con mi charango No se tocar son jarocho Con otros toques me mocho Y en Tlacotalpan se siente Un sonar bien diferente De un che boludo chocho

2 de FebreroFiesta de la Candelaria.Tlacotalpan -Veracruz

16


Sabores Mexicanos Tortillas, tacos y totopos, Tlayudas, dobladas y tostadas, Gorditas, sopes, quesadillas Guaraches, tortar, enchiladas Ay México lindo Como te extraño hoy Comiendo choripán En Constitución Elote, esquite y tamal, Pulque, orchata y pozol No mamen pinches cabrones Yo quiero tamal de chepil Ay México lindo Como te extraño hoy Tomando vino en caja En Parque Rodó Cacaw aji tomatl Chile y aguacatl Maíz y Cacahuatl Tequila pozh y mezcal

17


Un ride en camión - Boca del Rio parece fuera de lugar- me dice el colectivero que me da el ride.

Boca del Río es el Miami veracruzano. Un no lugar de ostentoso lujo tropical. Shoppings y hoteles con vista al mar. Asombrosa es su opulencia. Así es Latinoamérica, injusta y dispar. No hace falta andar mucho para encontrar las dos caras de la verdad. Donde estés siempre se ve la desigualdad.

Boca del Toro es la realidad latinoamericana. Gente trabajadora, caos de tránsito, desorden edilicio y los escombros de casas barridas por el último huracán y la crecida del río.

18


Un ride en pick up Saliendo de Veracruz quedé varado en una gasolinera. El ride no quería salir. Todos me decían: -ay, qué lástima, no voy para allí. Algunos hasta me ofrecieron dinero para el camión. No fueron uno, ni dos, sino media docena, qué cabrón! No quise aceptar. Me gano el orgullo. Lo que yo quería era un ride. Viajar en una pick up mirando el cielo. Sintiendo la briza mi cara acariciar. Maldecía mi suerte Estaba ansioso, impaciente. La noche no tardaría en llegar. En eso, una pickup amarilla llena de tierra se animó a levantar a este errante payaso. Yo sólo quería un ride y disfrutar de ese maravilloso aire de atardecer

19


20


Los Tuxtlas Tierra de Olmecas. Cultura madre de Mesoamérica. Son gente amable y dócil- me dice el conductor con ganas de charlar. Antes de entrar al pueblo me señala un camino por donde dice que hay una poza de agua. Es tan gentil, que me lleva hasta la plaza. – Esa es la gran cabeza Olmeca- señala. Hay como 10 en total. Se han encontrado en varios sitios de la zona. Estoy en Santiago Tuxtla. El pueblo es ameno. –Mañana es el domingo mágico- comenta el taxista-, hay música en la plaza y gentecita, quédese. Todavía es sábado. Son casi las 12 de la noche pero todavía dura el huapango. Hay zapateo y jaraneo en medio de otra plaza. Me tomo una horchata en un puesto de tacos y me echo a dormir debajo de un pórtico. Todo termina temprano. Me despiertan las doñas que entran al supermercado. Yo sigo acostado como un linyera feliz, mientras leo y escribo. Al rato recojo y dejo mis cosas encargadas en el supermercado. Voy al mercado a desayunar. Aguacates, tomate y tortilla. Preparo mi guacamole en un plato que me presta la chica que me vende los licuados. La chica es jaranera. Hablamos de son Jarocho. Algunos nombres de bandas que desliza: Mono Blanco, Estanzuela, Cojolites, Son de Madera, los Uretra.

21


Con la panza llena noto que estoy sucio. Tengo que encontrar un río limpio, donde bañar mi cuerpo. Recuerdo lo que dijo el taxista. Camino hacia las afueras del pueblo. Me desvió de la carretera por un camino de tierra. No parece que mucho foráneo suela andar por aquí. En una tienda compro un jabón de aceite de oliva. Y pregunto por el río. Esta lloviznado. Las calles son alfombras de césped. La lluvia no cesa. Doblo a la derecha en una esquina. Una niña me señala que cruzando la tranquera, un poquito más adelante esta el río. El agua no está tan fría. Pero no tengo ni toalla. Con esta llovizna lo que estoy bañando son mis ropas. Regreso, desandando el camino. Paro en la misma tienda. Hablamos del tiempo. En retirada pregunto quién alquila un baño. – Pase aquí- me dicen sin más- -Tiene clima y el agua sale bien calentita-. Mientras me desvisto pestañeo. ¿Será esto cierto, esto? La ducha era necesaria. Salgo del baño limpito y siguen las ofertas: - ¿No quieres unas quesadillas? A veces si te sales del gran camino te encuentras con gente amable, hospitalaria dispuesta a recibirte sin pedir nada a cambio.

22


Cortitas y al pie 1. El otro día caminaba por San Cristóbal de las Casas y vi un cartel que decía: se busca tortillera. ¿Alguna postulante? 2. Son las doce del mediodía en Catemaco, Veracruz. Desde el ciber escucho la melodía de la Bamba, el himno del son jarocho y tema mundialmente conocido. Parece el camión de helados. Pero son las campanas de la iglesia. 3. Es Domingo y quiero hace función, pero llueve en Santiago Tuxtla, Veracruz. La plaza, desierta. Solo resiste la cabeza colosal Olmeca –Es el clima- pienso. La gente seguro se habrá quedado en su casa- concluyo. Voy al ciber y me interrumpe un señor con la imagen de la virgen de Guadalupe. -Cómpreme la imagen, joven. Pongo cara de desentendido. No quiero una virgen. En eso veo bajar rumbo a la iglesia un cortejo fúnebre con la gente que necesitaría para hacer un show: unas 150 personas. Me viene la duda. ¿Será muy desubicado hacer un ruedo a la salida de un velorio?

23


Tres meses en México. Algunas conclusiones.

A. Existe otro parámetro espacio temporal. - ¿Cuando van a estar los papeles de la combi? - Ahorita, ahorita nomas. Pasa la media hora y uno sigue esperando. Un día, dos, una semana y siempre es ahorita. Ahorita, según sabias definiciones significa nunca. B. Sí, se puede. Los mexicanos no saben decir que no. Disculpe, señor ¿éste camión va por Eje 5? -Sí, te responden con seguridad. Uno se sube todo confiado y acaba en CU o camino a Hidalgo. C. El chile siempre pica. Estas comiéndote uno tacos o una comida corrida. En la mesa hay varios potes de picantes. Un Rojo, otro verde y otro rosita. Supuestamente siempre hay uno que no pica. Tu amigo mexicano le manda sin asco indiscriminadamente. Uno se siente tentado y pregunta: - ¿pica?-.

24


Respuestas posibles: 1-No, casi no. Entonces uno le echa como si fuera kétchup y mandas a chingar a todos los que te rodean. Conclusión 1: no, casi no= si. 2-Un poquito, nomás wey. Le echas media cucharita y mandas a la verga a todo México lindo. Conclusión 2: Poquito= un chingo. 3.- Alguito. Le echas una puntita a la sopa y es suficiente para que te enchiles, se te pongan los ojos rojos, la sangre te suba a la cabeza y no te de el cuero para mandar a chingar a nadie. Conclusión 3: Alguito= cuidado que te vas a enchilar.

25


26


Iglesias y pirámides En Veracruz son fiesteros, en Tlacotalpan Jaraneros, en Xalapa culturosos y en los Tuxtlas brujos. En San Juan Chamula, Chiapas, Hay un Iglesia que data del 1524 que no tiene cura, sino curanderos. No tiene asientos, sino pasto en el piso. Que no está Jesús en la Cruz Sino San Juan Bautista. y cada quién hace oración a su placer frente al Santo que le guste y con las velas que desee...

En otro pueblo llamado Cholula, está la pirámide más grande del mundo coronada en la cima por una demoniaca Iglesia Católica y otras 364 más, lo cual hace que haya un santo cada día.

27


México/2 México es una caja de pandora una tortilla de mil caras La maleta de un ilusionista el pincel de un paisajista Un sinfín de aledaños caminos hacia bellezas olvidadas Hay que andarla como un saltamontes brincarla de un lado a otro Seguir la intuición viajera desviarse de la carretera México donde lo majestuoso muchas veces está oculto Por un camino de terracería con un asfalto a la miseria se llega a Aguas Blancas, Tabasco una maravilla desconocida Pozas y cascadas Reserva natural de selva y unas Grutas al inframundo.

28


Escritura sensorial

Aventurándome a una Gruta sin luz en Aguas Blancas, Tabasco. I En las entrañas de la tierra, la oscuridad te invade, la vista ya no domina y se oyen gotas que caen. En el corazón del inframundo, retengo el aire un segundo. Me invade un respetuoso y monstruoso silencio. Se me corta la respiración. Esa misteriosa hendidura es un paso hacia ti mismo. Del agobio a la serenidad, del miedo de a libertad II Un arco de 20 x 30 metros, deja entrar la luz y el verde. Un lienzo de arboles oculta el cielo a la visión. Estoy sentado en la frontera. Subiendo las escaleras, esta la cueva. De un lado la luz del otro la oscuridad y yo en el límite entre dos mundos. III Respiro humedad. Observo dos pequeñas entradas y las piedras colgando de un techo accidentado. La vida se ha marchitado aquí dentro. Escucho Goteos rítmicos. Hay huecos y formas extravagantes. Las rocas cubiertas por una superficie terrosa, resbalosa Retumba cada golpe en el inframundo. A medida que penetro los sentidos se agudizan. Sentir bien donde pisar. Una resbalada y no la cuentas. Los ojos, nuestros aliados en la vigilia, en las cuevas están fuera de juego.

29


La palapa selvática Como un vagabundo, despojado de la cargas, dormitaba en cualquier lado. Despertaba sereno con el horizonte ampliado. Con techo y sin ventanas, sin cama ni sábanas. Suspendido en el tiempo, desde ese humilde lecho contemplaba el verde: vivía un presente eterno. Estaba sucio y maloliente y alquilé una cabaña para estar decente. En la comodidad perdí el instinto. Dormir entre 4 paredes, puede ser, pero no es lo mismo.

30


Atardecer en la Selva El mono aullador pega un grito desconsolado que hace un surround de 360 grados en mis oídos. Los grillos zumban, los pajaritos cantan. Cuando se apaga el día, se encienden los sonidos. La multiplicidad de verdes se esfuma. Oscurece en el Panchan y cambia mi foco de atención. Elevo la cabeza y mis ojos se centran en el cielo estrellado. El viento sopla. Llueven hojas de los árboles. Leves, caen, bailan, se balancean. La sensación de estar sin tiempo todo lo invade. Oculto, flotando, aletargado. Maraña de los mil destinos. Abrir tu propio camino. Cada paso es el comienzo de un nuevo ciclo. Palenque, Chiapas. Fin de Febrero

31


Un semáforo en D.F El canillita, el vendedor de cigarros, El limpiavidros, El niño que vende quesos, el vendedor de cargadores, El malabarista, el niño plateado mimo, El vendedor de agua, el vendedor de copos de azúcar, El malabarista de 66 años, el organillero. Todos, todos los que todavía no ví, Los que me contaron y los que soñé.

Semáforo en Villahermosa Limpiavidrios montados en parabrisas Payasos que intenta sacar una sonrisa Vendedores de los más variados Hacen del semáforo un mercado

Sobrevivir es un arte En una esquina latina Buscavidas de un minuto En la jungla de cemento Agua fresca, diario del día Payasos, botanas, ¿qué necesita? Sobrevivir es un arte En una esquina latina

32


Diccionario de mexicanismos para sudamericanos A huevo, wey: A pleno, chavó; de puta madre, tío No manches: No jodas Ahorita: Ahora o nunca Que transa, la banda?: ¿Cómo andan, los pibes? Carnal: Hermano, amigo Chido: buenazo La neta: la posta Que pedo, wey?: qué onda, vieja? Vete a la verga: andá a cagar. Cabrón: Cabrón Culero: malo Guero: Blanco, de tez clara.

33


Comidas con maíz Atole: Bebida caliente a base de maíz molido o arroz. A veces lleva clavo y canela. En general hay atole blanco, pero también otro más azulado de maíz, que tiene una similitud con el api boliviano. Comúnmente se vende junto al tamal y de mañanita. Elote: Granos de maíz hervidos en algún caldo aderezado. Lo sirven en vasito pequeño y se le agrega limón, queso, sal y si no te avispas mayonesa y picante. Sopes: Son como tortillas pero más gruesas, dobladas en los costados para evitar que el relleno se caiga. Tostadas: Como su nombre lo indica son tortillas tostadas a las que se les agrega pasta de frijol, quesillo, repollo, verduras y salsas varias. Tacos de canasta: Unos tacos pequeños y medio grasosos, de varios gustos que se ya viene preparados y se acompaña de un guacamole bien picante y unos pickles de zanahoria y chile. Quesadilla: Tal vez la única alternativa de tacos cien por ciento vegetariana. Es una tortilla con delicioso queso oaxaqueño. El queso lo derriten sobre la plancha y queda casi como muzarrella. Si tenés suerte le podés agregar nopal, un guisado de huitlacohce, un hongo que crece en el maíz y una pasta de frijoles . Se sirven como si fuera un gran empanada cerrada por el pegote del queso

34


y arriba le ponen a gusto mayonesa, queso, lechuga y picante a saco. Gordita: Es una especie de torta frita, o arepa frita que se abre al medio y se rellena de todo tipo de carnes. Tamal: Maíz hervido dentro de la hoja del choclo y condimentando de formas diferentes. Muy típico en toda Latinoamérica. Tortas: Así se denomina a los sanwiches. En Argentina tortas son las lesbianas, aunque también lo que en Brasil se llama bolos, que es algo asi como un cake. Hay tortas de muchas cosas, hasta de tamales. Existen también las enchilladas, tlayudas, dobladas y hasta las Alegrías que son unas tableta de cereales inflados, pero mejor ir a México y probarlo todo ustedes mismos.

Transportes Pesero: No es novia de una pecera. Así se llaman a los buses pequeños y medianos. Camión: son los autobuses medianos. Ride: Es el dedo o autostop.

35


Bebidas No sólo los jugos en tetrabriks traen sabores diferentes para el paladar rioplatense como tamarindo, mango, guayaba sino que en casi todas las esquinas del metro, mercados o puestos callejeros te encontrás al clásico vendedor de aguas, jugos y licuados. Tres categorías bien diferenciadas, que todavía me cuesta diferenciar. Aguas: Son licuados con agua. En general le suelen poner una base de alfalfa y se pueden combinar las frutas. Son los más baratos porque le ponen mucha agua y azúcar. Jugos: Exprimidos de naranja, toronja, mandarina, limón. Hay combinaciones especiales con nombres sugerentes como antigripal, antioxidante, etc. Yo me mando todas las mañanas un mixto de todos por 10 el vaso pequeño y 20 el grande. También hay jugo de zanahoria. Licuados: Son con leche y se le pueden poner cereales y otros aderezos. Entre las frutas tropicales que ya tenía olvidadas se encuentran el mamey, la papaya, la piña, la guanábana y las de siempre. Para qué seguir, si los sabores entrar por el paladar y no por la lectura. Aunque leer puede ser un viaje, viajar es una experiencia empírica y tan personal. Prefiero llegar hasta aquí antes de agotarlos. El resto se lo imaginan o lo viven en carne propia.

36


Testamento

El día que me muera No me regalen flores No me entierren Ni tampoco me lloren Dispensen mis cenizas por los cuatro vientos Abonen los campos los ríos Con mis restos Mis huesos empolvados Mixturados con especies Repártanlos entre viajeros Pa’ andar el mundo entero No quiero terminar debajo de la tierra encerrado y solitario en una caja de mierda El día que me muera festejen aunque duela regálenme una carcajada una risa, una humorada Morir siendo más libre y volar como el viento

37


Índice México /5 Un mexicano sin tortilla/7 La llegada/8 La hospitalidad/11 Las tortillas de Esperanza/12 Agua/ 13 Piramides Mayas/15 Decima espinel/16 Sabores Mexicanos/17 Ride en Camión/ 18 Ride en Pick up/19 Los Tuxtlas/21 Cortitas al pie/23 Tres meses en México/24 Iglesias y pirámides/27 México 2/ 28 Escritura sensorial/29 La palapa selvática/30 Atardecer en la selva/31 Semáforos/32 Diccionario de Mexicanismo/ 33 Testamentos/ 37

38


Menzo Menjunjes, es payaso, artistas callejero, humorista, escritor de crónicas y canciones, viajero, entre otras catalogaciones posibles. La mayoría de sus escritos provienen de experiencias vividas a lo largo de 8 años de viaje por Latinoamérica y Europa. Ha realizado una decena de ediciones limitadas de sus textos en diversas partes del globo totalmente autogestionadas y con gran desconocimiento sobre el tema editorial. + Revista Menjunjes, para reír y leer cagando I-IV + Antología Poética 2007-2012 + Historias nómades, 8 fascículos con diferentes crónicas de viaje, entre otras. Contactos, críticas, donaciones y pedidos de otros textos a loquemataeslaansiedad@hotmail.com blogs viajeros www.menzoviaje.blogspot.com www.menjunjes.blogspot.com Otros proyectos: Como payaso callejero: www.menzomenjunjes.tk www.facebook.com/menjunjes Música y humor: www.soundcloud.com/delirante-sports

39


Impreso en alguna fotocopiadora barata entre Córdoba, Buenos Aires y México DF, Noviembre del 2013. Copyflete. Envíos a domicilio y Mudanzas. Si la letra te parece muy chiquita, también vendemos anteojos. Corrección y apoyo moral: Pablo Delio

40


México A6