Issuu on Google+


Bogotá Frente a la Gestión Integral

del Riesgo Sísmico


BOGOTÁ FRENTE A LA GESTIÓN INTEGRAL DEL RIESGO SÍSMICO Alcalde Mayor de Bogotá SAMUEL MORENO ROJAS Fondo de Prevención y Atención de Emergencias - FOPAE Director GUILLERMO ESCOBAR CASTRO Asesora Dirección SANDRA LILIANA PINZÓN MONTAÑO Área Técnica y de Gestión LUCY GONZÁLEZ MARENTES Coordinación Gestión Sectorial JESÚS ENRIQUE ROJAS - JOSÉ DE JESÚS GARCÍA - GIOVANNI ALMANZA Grupo Educación EUGENIA ARBOLEDA DE HARTMANN Grupo Escenario de Daños FERNANDO DÍAZ Grupo Gestión Local JACQUELINNE MONTOYA Área de Emergencias JORGE ALBERTO PARDO Coordinación de Preparativos para Emergencias WILFREDO OSPINA - VIOLETA CHAVARRO Oficina de Información Pública LILIANA OSORIO ARZAYÚS Diseño y diagramación LILIANA PEDRAZA SIERRA Impresión Subdirección Imprenta Distrital - D.D.D.I Todos los derechos reservados Prohibida su reproducción total o parcial sin permiso del Editor Fondo de Prevención y Atención de Emergencias - FOPAE Dirección de Prevención y Atención de Emergencias - DPAE Diagonal 47 n° 77 A – 09 Interior 11. PBX 4292801 www.sire.gov.co / e-mail: fopae@fopae.gov.co Ejemplar de distribución gratuita


B

ogotá D.C., ha venido desarrollando en los últimos años una política pública de gestión integral del riesgo tendiente a la construcción de una ciudad segura bajo la premisa de corresponsabilidad y autoprotección en la cual, no sólo la administración pública de la ciudad juega un factor preponderante, sino que es la ciudadanía el eje central del desarrollo en la temática. Durante un tiempo, se había considerado de gran importancia el desarrollo de acciones tendientes al fortalecimiento de la capacidad de respuesta para la atención de emergencias por parte de grupos operativos y del estado en general, mas nuestra ciudad hoy ha entendido que una vez superado este paso importante de la gestión integral del riesgo, son los procesos de prevención, sensibilización y concientización fundamentales para que, en sociedades como la nuestra y en general de las grandes ciudades latinoamericanas, en las cuales los recursos económicos son limitados, se generen acciones no estructurales pero de alto contenido de corresponsabilidad para la reducción de vulnerabilidades. Para la administración distrital ha sido un derrotero el fortalecer en todas y cada una de las líneas temáticas al Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias y por ende a cada una de sus entidades con el fin, no sólo de preparar, prever, disminuir la vulnerabilidad y atender las situaciones de emergencias, sino de conocer ampliamente las condiciones amenazantes y sobre todo, de conocer cómo afrontar una crisis de manera tal que la recuperación y reconstrucción de ciudad no sea la generadora de mayores impactos adversos que los causados por los eventos de orden natural o humano no intencional. El riesgo sísmico ha sido en la historia mundial y en nuestro país el de mayor estudio y por qué no, el de mayor temor, pues sus efectos en la población y en el territorio llevan a la reducción de la productividad integral, razón por la cual FOPAE a lo largo de las próximas páginas se propone dar a conocer los avances que ha tenido la administración de la ciudad en esta temática. Es un gran placer poder presentar este trabajo desarrollado por profesionales íntegros del FOPAE quienes, con una mirada holística de la problemática, exponen en cada uno de sus campos los aspectos de avance conjunto (comunidad - estado) así como las diferentes variables técnicas, sociales, culturales, metodológicas, educativas y operativas que han permitido que la ciudad sea ejemplo para otras ciudades de nuestro país y en general para el mundo. La presente publicación es una muestra del compromiso de ciudad que BOGOTÁ ha tenido y dejará como legado para que los efectos del cambio climático, la ocurrencia de desastres naturales y en general las situaciones de emergencias, sean entendidas como temáticas indispensables en los programas de gobierno encaminados a un mejor vivir de las generaciones presentes y futuras. GUILLERMO ESCOBAR CASTRO Director


INTRODUCCIÓN...........................................8 Gestión integral del riesgo sísmico en Bogotá 1. 1.1 1.2 2.

Desastres por terremotos Una historia que debemos evitar Terremoto de Popayán en 1983 Terremoto de Armenia en 1999 Gestión integral del riesgo sísmico en Bogotá

CAPÍTULO I................................................20 Amenaza, Vulnerabilidad y Riesgo Sísmico de Bogotá 1. 1.1 1.2 1.3 1.4 1.5

Conocimiento de la amenaza, vulnerabilidad y riesgo sísmico de Bogotá Enfoque conceptual y metodo lógico para la valoración del riesgo sísmico Condiciones de amenaza sísmica Condiciones de vulnerabilidad sísmica de las construcciones Capacidad de respuesta de la sociedad bogotana Escenario de daños probable por terremoto

08

CAPÍTULO II...............................................38 Obras de Reforzamiento en la Ciudad 1. 2. 2.1 2.2

Normatividad para construcción y reforzamiento sismo resistente de edificaciones. Reforzamiento de edificaciones e infraestructura estratégica Reforzamiento de equipamientos Reforzamiento de edificaciones e infraestructura estratégica para la prestación de servicios públicos.

CAPÍTULO III.............................................68 Fortalecimiento de la capacidad de respuesta de las entidades que conforman el Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias SDPAE ante la ocurrencia de un evento de gran magnitud en Bogotá 1. 1.1 2. 2.1 2.2 2.3 2.4 2.5 3. 3.1

Sistema organizacional Plan de Emergencias de Bogotá PEB Capacitación a grupos operativos Plan de capacitación operativa Matriz de capacitación Cursos desarrollados años 2007 a febrero de 2010 Personal entidades SDPAE Ejercicios de entrenamiento Sistema logístico Adquisición de equipos, herramientas y accesorios Conclusiones

38


CAPÍTULO IV Formación de cultura ciudadana para la Gestión Integral del Riesgo - GIR Educación para la Gestión Integral del Riesgo..................................................86 1. 2. 3. 4. 4.1 4.2 4.3 4.4 4.5

Formación para la GIR Comunicación asertiva para la GIR Investigación aplicada a la educación para la GIR Participación social frente a la GIR En situaciones de emergencia... primero los niños Canta con Pietra Terrosa Un día con Pietra Terrosa en la familia Pietra Terrosa, cultura urbana Seis jugadas maestras para niños en caso de un terremoto

Información para la Gestión Integral del Riesgo................................................104 1. 2. 3. 4. 5. 6.

Bogotá, una ciudad con los pies en la tierra. Primera fase: 2005 Tu vida no puede estar en juego… Segunda fase: 2006 - 2007 Tu vida no puede estar en juego… Tercera fase: 2008 ¡Vamos a prepararnos! Cuarta fase: 2009 ¡Bogotá está preparada… Sólo falta usted! Jornadas de sensibilización Conclusiones

86

CAPÍTULO V.............................................122 La Gestión Local del Riesgo 1. 1.2 1.3

Organización administrativa Implementación del lineamiento de descentralización y desconcentración de la Gestión del Riesgo Los Comités Locales de Emergencias - CLE Conclusiones

CAPITILO VI..............................................130 Planeación de la Recuperación Para después del terremoto, Bogotá tiene un plan de vida 1. 2. 2.1 2.2 2.3 3. 3.1 3.2 3.3 4

Estrategias del proyecto: Planificar antes de la ocurrencia de un evento Marco de actuación Principios de la recuperación Políticas de la recuperación Objetivos generales Componentes Componente territorial Componente socioeconómico Componente de gestión Resultados

PDEGIR....................................................144 Glosario...................................................160 Bibliografía

122


Introducción Gestión Integral del Riesgo Sísmico en Bogotá

página 8

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Desastres por terremotos

Una historia que debemos evitar No ha sido ajena en la historia de la humanidad la ocurrencia de grandes desastres por causa de la actividad sísmica del planeta, cada vez el ser humano ocupa más zonas del planeta que están expuestas a la ocurrencia de sismos, y a pesar de que hemos avanzado en los procesos de gestión del riesgo o de reducción del riesgo de desastre, se siguen presentando importantes afectaciones por el potencial destructivo de los sismos.

E

l potencial destructivo de un sismo lo definen las características intrínsecas de evento como su magnitud (cantidad de energía liberada), localización, profundidad y tipo de falla (subducción o cortical) cuando un sismo es lo suficientemente fuerte para ocasionar daños se denomina terremoto; y por otro lado las características y localización del medio ambiente expuesto (ecosistema, construcciones y población). La combinación de un sismo fuerte, con epicentro cercano a un medio ambiente de alta vulnerabilidad configura una zona de alto riesgo, este ha sido el caso de algunos de los más grandes desastres ocurridos en la historia de la humanidad. Un claro ejemplo del poder destructivo de los sismos se puede ver a partir de lo ocurrido el 12 de enero de 2010 en Haití, un terremoto de magnitud 7.0 en la escala de Richter con epicentro a menos de 30 km de la ciudad de Puerto Príncipe causó gran destrucción y la muerte a 222.570 personas. Si bien la intensidad del sismo en esta ciudad fue de alrededor de VII a VIII según el USGS 1, los daños fueron extremos debido en gran parte a la alta vulnerabilidad de esta sociedad, reflejada en su bajo nivel socioeconómico, en sus deficientes construcciones en la carencia de normas de diseño y construcción sismo resistente, en la mala calidad de los materiales de construcción, en la falta de organización territorial para evitar la ocupación de zonas de ladera inestable, en la ausencia de un sistema de prevención y atención de emergencias, etc. Por otro lado, el terremoto del pasado 27 de febrero en la región de Maule en Chile de magnitud 8.8 en la escala de Richter (séptimo terremoto más fuerte de la historia registrado) se sintió en las ciudades ubicadas entre Concepción y Valparaíso con intensidades de VI a VIII en la escala de Mercalli, causando la muerte a 507 personas, cuantiosas pérdidas económicas, la destrucción parcial de muchas viviendas a causa del terremoto y del tsunami que afecto la zona costera. A diferencia de Haití, el hecho de que Chile haya sido impactado por terremotos en su historia, le ha permitido prepararse adecuadamente para afrontar las consecuencias de los terremotos, situación que se refleja en la cantidad de personas muertas. Sin embargo, a pesar de contar con buenas normas de diseño sismo resistente y organismos de prevención y atención de emergencias, se presentaron daños y colapsos en estructuras nuevas, lo cual evidenció graves problemas asociados posiblemente a malas prácticas constructivas, por falta de control y seguimiento de las obras. 1. Servicio Geológico de Estados Unidos

página 9

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Otro desastre importante que amerita mencionarse fue el terremoto de Sichuan en China, ocurrido el 12 de mayo de 2008 de magnitud 7.9 en la escala de Richter, ocasionó la muerte a 87.587 personas y cuantiosas pérdidas económicas, los daños se aumentaron considerablemente por los efectos colaterales, la gran cantidad de deslizamientos que ocurrieron en la zona destruyeron lo que encontraban a su paso y represaron ríos que provocaron avalanchas. Situaciones similares en las que los efectos colaterales son más destructivos que el propio terremoto ocurrieron en Sumatra donde un gran tsunami causó la destrucción del área, o los incendios en Tokio y Yokohama tras el terremoto de 1926 que devastaron gran parte de la ciudad. En resumen, los desastres por terremoto ocurren por la conjugación de muchos factores, en primera instancia las características de la amenaza se definen a partir de la intensidad sísmica que es función de la magnitud y distancia al epicentro y de los efectos colaterales como tsunami, deslizamientos, licuefacción; en segundo lugar las características de la sociedad (capacidad de respuesta), construcciones (resistencia física) y ecosistema (resiliencia) definen su grado de vulnerabilidad ante la amenaza sísmica y sus efectos colaterales. La conjugación de la amenaza y la vulnerabilidad define el grado de riesgo de una sociedad: cuanto mayor sean la amenaza y la vulnerabilidad, el riesgo será más alto. A manera de contexto se resumen los diez terremotos más fatales desde el siglo XX en la Tabla 1; los diez terremotos de mayor magnitud se resumen en la Tabla 2, donde se destacan dos terremotos ocurridos durante el año 2010, el de Haití el 12 de enero con una cifra de 222.570 víctimas, catalogándolo como el tercer terremoto más letal del siglo; y el terremoto de Chile del 27 de febrero con una magnitud de 8.8, ubicado como el séptimo más fuerte registrado.

Los 10 terremotos más fatales desde el siglo XX

página 10

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


página 11

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Los 10 terremotos de mayor magnitud

página 12

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


página 13

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Colombia

igualmente ha sido históricamente afectada por terremotos, llamando la atención del Gobierno y de la ingeniería, por los daños y destrozos causados a centros urbanos. Los terremotos de Popayán en 1983, de Tauramena en 1994, de Páez en 1995 y de Armenia en 1999 son los casos más recordados que ocurrieron en los últimos 30 años. En la Tabla 3 se resumen las características de los terremotos históricos que han causado afectaciones importantes al país.

página 14

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Los dos terremotos recientes que han causado afectación importante en ciudades capitales son el de Popayán en 1983 y Armenia en 1999, a continuación se resumen aspectos generales de estos dos eventos.

1.1 TERREMOTO DE POPAYÁN EN 1983 (Adaptado de wikipedia.org)

La mañana del Jueves Santo 31 de marzo de 1983, a las 8:15 de la mañana, la ciudad de Popayán, fue afectada por un terremoto superficial de magnitud 5.5 en la escala de Richter y epicentro a 46 km de la ciudad, produjo en Popayán intensidades sísmicas entre VI y IX en la escala modificada de Mercalli, su duración fue de 18 segundos pero para los habitantes y miles de turistas que se encontraban para la celebración de las Procesiones de la Semana Santa y el Festival de Música Religiosa fue una eternidad de pánico.

S

e presentaron más de 300 muertos y más de 10.000 personas quedaron sin techo, todo el sector histórico construido de adobe y tapia quedó en ruinas, los edificios públicos y gran parte de las iglesias, construidas en los tiempos de la colonia, fueron destruidos. La Torre del Reloj y la cúpula de la Catedral Mayor se desplomaron, bajo los escombros de la Catedral perecieron 90 personas que esperaban los oficios religiosos del día. Las bóvedas del cementerio católico se abrieron y cientos de cadáveres y restos de huesos humanos quedaron expuestos. Los extremos de la pista de aterrizaje y la torre de control del aeropuerto de Machángara (hoy Guillermo León Valencia) sufrieron daños considerables. El total de construcciones colapsadas fue de 2.470 viviendas de mampostería pertenecientes a familias de bajos ingresos mientras otras 6.680 sufrieron daños considerables, que conformaban los barrio El Cadillal, Pandiguando, La Esmeralda y Pubenza, este último consistía en un conjunto de condominios llamados Los Bloques de Pubenza en el que habitaban unas 150 familias, su infraestructura cedió por la magnitud del terremoto y provocó un número considerable de muertos. El terremoto también devastó Timbío, un municipio próximo a Popayán. Inmediatamente, se iniciaron las actividades de rescate de heridos y primeros auxilios por la Cruz Roja seccional Cauca, la que vía radio empezó a solicitar ayuda. Se recibieron auxilios de la Nación, de países vecinos, de la Defensa Civil, del Cuerpo de Bomberos, de la Policía Nacional, del Ejército y de otras asociaciones voluntarias que participaron en el rescate y transporte de heridos graves al Hospital Universitario San José de Popayán, que contaba con refuerzos médicos del hospital universitario de Cali; los servicios de salud colapsaron por el gran número de heridos por lo que se remitieron a la ciudad de Cali unos 130 heridos.

página 15

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Se establecieron 21 campamentos y 25 “invasiones” para los habitantes que habían quedado sin hogar, se organizaron “ollas comunales” y se repartieron víveres y mercados que llegaban de las donaciones a través del IDEMA. Una gran cantidad de tiendas de campaña o carpas fueron distribuidas entre la población, las cuales se erigieron en el solar donde había existido la vivienda o en el patio de la vivienda semidestruida o en terrenos tomados o invadidos en el norte y el sur de la ciudad, de esta forma los propietarios podían vigilar las pertenencias que les quedaban. Esta tragedia mostró la escasez de vivienda, al descubrirse la existencia de muchos inquilinatos en un municipio que se preciaba de no tener tugurios y ahora eran cientos las familias sin techo, a las que se sumó la explosión de invasiones. La edificación de casas estuvo liderada por el SENA, con su programa de autoconstrucción. La ciudad fue reconstruida en cinco años, aunque muchas edificaciones demoraron mucho más en volverse a levantar. A pesar de los destrozos causados, un esfuerzo masivo se llevó a cabo durante la década siguiente para reconstruir y restaurar la ciudad y permitirle recuperar el esplendor y la belleza de su arquitectura colonial. La mayoría de edificaciones de valor histórico y religioso debieron ser reconstruidas partiendo de la memoria fotográfica. La ayuda extranjera que proviene de muchos países y organizaciones se va organizando de tal forma que cada país u organización se encargue de recuperar alguna zona, es así como el gobierno alemán reconstruyó la Ermita, Asocaña reconstruyó la Torre del Reloj y la embajada de España reconstruyó el templo de San Francisco. Japón invirtió en la vereda de Julumito, la firma Rodrigo Llano trabajó en la iglesia Santo Domingo y Antioquia apoyó Cajibío. La alcaldía de Bogotá construyó el barrio Santa fe de Bogotá; Solidaridad por Colombia, el Bello Horizonte, Suiza el barrio Suizo y el Minuto de Dios el barrio del mismo nombre. La gobernación del Meta apoyó la reconstrucción de la escuela el Retiro, con otros donantes más y la Comunidad Colombiana en el Exterior, Barrio Colombia. La Unión Europea hizo aportes para la reconstrucción de barrios populares, como María Oriente, Poblazón y otros, reconstruyendo las viviendas y dotándolas de servicios básicos. El gobierno español, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional -que tiene una de sus sedes en Popayán-, apoyó una parte importante de la estrategia de recuperación de la ciudad antigua, al igual que la Cooperación Alemana contribuyó a la causa.

1.2 TERREMOTO DE ARMENIA EN 1999 (Adaptado de Arango et.al, 2000)

El terremoto ocurrió el lunes 25 de enero de 1999 a las 13:19, con una magnitud de 6.2 en la escala de Richter y el epicentro fue en las coordenadas 4.29 grados Lat N y 75.68 grados Long E, con una profundidad de 33 km. Afectó considerablemente la ciudad de Armenia en el departamento del Quindío, 18 ciudades y 28 pueblos de los departamentos del eje cafetero y en menor grado, las ciudades de Pereira y Manizales.

página 16

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


E

l terremoto hizo colapsar las principales edificaciones de atención de emergencias en la ciudad, el cuartel de la policía colapsó inmediatamente, también la estación de bomberos, la oficina de Medicina legal y la Defensa Civil, por lo que no hubo medios para un adecuado reporte y recuento de víctimas. El terremoto inicial produjo una cifra estimada de 1.000 muertes, la primera réplica produjo aún más un número indeterminado de víctimas entre las personas que intentaban remover sus bienes de las estructuras semidestruidas. Los subsecuentes vandalismos, robos a las víctimas heridas, ataques a las tiendas y casas, y peleas por comida, agua y alojamiento, incrementaron el número total de muertes a cerca de 2.000.Los cadáveres que fueron recuperados se llevaron al auditorio de la Universidad del Quindío para ser identificados por sus parientes. Como no había servicios forenses muchos de ellos no pudieron ser reconocidos y debieron ser enterrados en fosas comunes. Las estructuras de muchos hospitales fueron afectadas, y los recursos disponibles para el cuidado de la salud fueron insuficientes incluso antes del evento. Además, el área tenía planes de reacción en caso de emergencia limitados y poca experiencia con triage. Como consecuencia, la atención de las víctimas fue caótica. Cerca de 4.000 personas con varios grados de lesiones fueron atendidas en los restantes centros de salud de la ciudad. Un número indeterminado de heridos (muchos de ellos no identificados) fue llevado en aviones a diferentes ciudades (principalmente a Bogotá, Medellín y Cali) y fuera del país. La gente estaba impaciente porque sus familiares no se encontraban en los lugares donde habitualmente laboraban. La cantidad de personas perdidas como resultado del terremoto se estima cercana a 500. Algunos factores envueltos en la desaparición de estas personas son los problemas de seguridad causados por los vándalos, el colapso de las comunicaciones y los caminos, la falta de coordinación en las fuerzas de rescate, la atención de heridos y la identificación de los cuerpos. La principal actividad económica de la región, la industria del café de Colombia fue altamente afectada. Cerca de 8.000 fincas cafeteras fueron completa o parcialmente destruidas, también 13.000 estructuras de muchos tipos de empresas e industrias fueron afectadas y estuvieron fuera de servicio de manera temporal o permanente. Los bancos y las entidades financieras no pudieron entregar dinero por varias semanas. Las donaciones de dinero y de recursos a nivel nacional e internacional permitieron la reconstrucción del área urbana de Armenia y de las poblaciones afectadas. El organismo creado para la administración de estos fondos fue conocido como la institución FOREC (sigla para Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero).

página 17

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2. GESTIÓN INTEGRAL DEL RIESGO SÍSMICO EN BOGOTÁ La ciudad de Bogotá, Distrito Capital de Colombia, de acuerdo con los estudios geológicos de la región, está localizada en las inmediaciones de un ambiente sismotectónico que presenta una actividad sísmica importante. Aunque en los últimos años no ha ocurrido un sismo intenso por la baja frecuencia relativa de eventos fuertes, no es correcto suponer que así han de seguir las cosas, por lo que el Distrito ha dirigido enormes esfuerzos para fortalecer la gestión integral de riesgo símico en la ciudad.

L

a gestión integral de los riesgos de origen natural y antrópico no intencionales ha sido un proceso de varios años. Inicialmente la problemática de riesgo se trabajó a nivel mundial de manera incidental, es decir haciendo énfasis en la atención de las emergencia de una manera operativa. Con el transcurso de los años y las experiencias mundiales se ha llegado a un modelo de gestión integral del riesgo, el cual abarca todos los aspectos fundamentales de conocimiento, prevención, mitigación, preparación-atención y aseguramientorecuperación, de manera sistémica para obtener una efectiva reducción del riesgo. De este modo, el Distrito Capital ha definido seis líneas de acción que componen la gestión integral del riesgo (ver Figura 1).

Identificación del Riesgo

Prevención de Nuevos Riesgos

Mitigación del Riesgo Existente

Preparativos y Administración de Emergencias

Recuperación y Protección Financiera

Aspectos Transversales Normatividad, Planes, Agendas Figura 1. Líneas de acción de la gestión integral del riesgo

página 18

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La normatividad, planes y agendas

Prestan el soporte legal para poner en práctica todas las acciones.

La identificación del riesgo

Se realiza mediante estudios de amenaza, vulnerabilidad y escenarios de daño y pérdida.

La prevención de nuevos riesgos

Se realiza con el ordenamiento territorial, códigos de construcción sismo resistente y formación de una cultura de prevención por medio de la educación y divulgación del riesgo.

La mitigación del riesgo

Existente se realiza con los reforzamientos estructurales, mejoramiento de viviendas y relocalización.

Los preparativos y la administración de emergencias

Se deben soportar en los planes de emergencia y contingencia, en el ejercicio de simulaciones y simulacros.

La recuperación y protección financiera

Se soporta en estudios económicos, para definir estrategias de aseguramiento de infraestructura, protección fiscal, lineamientos para los planes de recuperación. La Dirección de Prevención y Atención de Emergencia – DPAE de la Alcaldía de Bogotá, se ha fortalecido en los últimos años en la gestión integral del riesgo, no sólo para el caso de los sismos, sino para todo tipo de amenazas naturales y antrópicas no intencionales. Los principales avances en torno a la gestión integral del riesgo sísmico en Bogotá se presentan en esta publicación, iniciando con el perfeccionamiento del conocimiento sobre riesgo sísmico, de las obras de reforzamiento de edificaciones y líneas vitales, del fortalecimiento de la capacidad de respuesta, de los procesos de formación y de las campañas de comunicación del riesgo, y del plan de recuperación

página 19

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


CAPÍTULO I

Conocimiento de la Amenaza, Vulnerabilidad y Riesgo Sísmico de Bogotá

página 20

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La ciudad de Bogotá, Distrito Capital de Colombia, de acuerdo con los estudios geológicos de la región está localizada en las inmediaciones de un ambiente sismotectónico que presenta una actividad sísmica importante. Aunque en los últimos años no ha ocurrido un sismo intenso por la baja frecuencia relativa de eventos fuertes, no es correcto suponer que así han de seguir las cosas, por lo que conocer las condiciones de amenaza, vulnerabilidad y riesgo símico en la ciudad ha sido prioritario para las administraciones distritales. Por lo anterior y bajo la consideración de que el conocimiento del riesgo sísmico es el soporte técnico de las acciones que se desarrollan en el marco de la gestión integral del riesgo, el presente capitulo ilustrará de manera general los principales avances en el conocimiento del riesgo sísmico de la ciudad mediante estudios técnicos que muestran el panorama de la amenaza, vulnerabilidad y riesgo sísmico.

P

1.1 Enfoque conceptual y metodológico para la valoración del riesgo sísmico

ara abordar una evaluación del riesgo sísmico es preciso contar con un enfoque conceptual y metodológico, de manera que a partir de la definición del problema y de los componentes que lo definen se comprenda claramente el objetivo y alcance de una valoración del riesgo sísmico, tal como se trabaja en el estudio de actualización y sistematización de escenario de daños por terremoto de Bogotá Fase I (DPAE, 2009). La definición del problema parte de la ocurrencia de un evento sísmico que desencadena una serie de acontecimientos o eventos que se ilustran de manera esquemática en la Figura 1. Cuando las ondas sísmicas llegan a un centro poblado, los elementos que la componen experimentan o responden de una manera particular a las ondas. Esta respuesta puede llegar a ocasionar daños cuando supera la resistencia del elemento a la fuerza sísmica; una vez que ocurren los daños iniciales por efecto directo de las ondas, estos pueden ocasionar efectos secundarios que se pueden llegar a propagar y producir más daños; esta secuencia de acontecimientos se resume en la Figura 2. Los tipos de análisis que se realizan se pueden llegar a clasificar en análisis de las amenazas, vulnerabilidad y riesgo, como se muestra en la Figura 3.

página 21

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Respuesta de los elementos expuestos Deslizamiento Licuación

Fuente Sismogenica

Respuesta Sismica

Propagación de la onda

Figura 1. Definición del problema (DPAE, 2009)

Una fuente sismogénica origina un sismo

Figura 2 Cadena de acontecimientos que definen el problema (FOPAE, 2009)

SISMOS Se propaga la onda por el basamento rocoso ATENUACIÓN

Se modifica la onda por efecto de los depósitos de suelo topografía del terreno RESPUESTA SÍSMICA Responden los elementos expuestos y el terreno a las ondas en superficie ocacionando efectos iniciales EFECTOS INICIALES

Daños de elementos expuestos Deslizamientos, licuación de terrenos

Los daños de los elementos expuestos, deslizamientos y licuación de terrenos generan efectos secundarios EFECTOS SECUNDARIOS

Afectaciones a la población, derrames, inundaciones, incendios, daños de otros elementos expuestos

Los efectos secundarios se pueden llegar a propagar aumentando la zona de afectación

PROPAGACIÓN La propagación de los efectos ocasiona daños de elementos expuestos de manera tal que se pueden generar nuevamente efectos secundarios EFECTOS SECUNDARIOS

página 22

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


ETAPA DEL PROCESO

TIPO DE ANÁLISIS

SISMOS

ATENUACIÓN

Amenaza Sísmica

RESPUESTA SÍSMICA

EFECTOS INICIALES

Vulnerabilidad Sísmica

EFECTOS SECUNDARIOS Amenazas originadas por efectos secundarios PROPAGACIÓN

EFECTOS SECUNDARIOS

Vulnerabilidad ante efectos secundarios

Figura 3. Tipos de análisis que se desarrollan para afrontar el problema (FOPAE, 2009)

Es importante destacar que los resultados de riesgo en términos de daños y afectaciones del primer análisis de amenaza y vulnerabilidad, para el siguiente análisis se convierten en las amenazas; es decir que las consecuencias iniciales de un terremoto son detonantes o las causas de otros análisis de riesgo. A manera de ejemplo, para ilustrar la situación, imaginémonos que ocurre un sismo en la falla frontal (sismo), se propaga la onda sísmica por el basamento rocoso (atenuación), por efecto de los suelos y topografía se amplifica (respuesta sísmica), las ondas en superficie mueven los edificios y le ocasionan daños a las estructuras (repuesta de los elementos – efectos iniciales), el daño de los edificios se convierte en una amenaza potencial para sus residentes y entorno, si llega a colapsar alguna estructura afectaría una zona de impacto (propagación) produciendo daños a otros edificios, redes, afectados y víctimas (efectos secundarios), los efectos secundarios se pueden propagar y volver a generar daños, lo cual puede repetirse varias veces.

página 23

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


El anterior panorama describe de manera general los efectos directos que ocasiona un terremoto. Adicionalmente a toda la cadena de acontecimientos hay implicaciones indirectas en la sociedad, en la economía y en el desarrollo de la ciudad, las cuales son aún más difíciles de evaluar.

Riesgo Sísmico

Los análisis de a nivel mundial se realizan desde hace ya varias décadas; las diferentes metodologías desarrolladas identifican distintos componentes que entran a ser valorados en dichas evaluaciones. En general, se ha llegado a un consenso para estimar el riesgo sísmico a partir de tres componentes básicas que son la amenaza, la vulnerabilidad y la capacidad de respuesta, de este modo el riesgo sísmico se define a partir de la siguiente expresión.

R=

A.V CR

La Amenaza (A)

se define usualmente en términos de la probabilidad de ocurrencia, sinembargo también se puede establecer de manera determinística para una fuente sísmica particular, que el valor de la amenaza será función principalmente del ambiente sismotectónico de la zona y las condiciones locales de los suelos. Además de los efectos directos sobre una ciudad por la propagación de las ondas de un sismo, éste puede desencadenar otros efectos como deslizamientos, licuación de terrenos, inundaciones, etc., o como consecuencia de los daños de las estructuras pueden ocurrir incendios, de tal manera que la amenaza debería involucrar tanto efectos directos como indirectos (colaterales).

La Vulnerabilidad (V) de los elementos expuestos (edificaciones, líneas

vitales, población) representa la capacidad del elemento para resistir daño o afectación frente a la amenaza, es decir que un elemento con vulnerabilidad baja es capaz de resistir altos niveles de amenaza, en cambio un elemento con vulnerabilidad alta tiene poca resistencia para absorber la demanda de la amenaza, por lo que puede sufrir daños fácilmente.

La Capacidad de Respuesta (CR)

Finalmente, o también denominada por algunos autores resiliencia, hace referencia a la capacidad de la sociedad, de las instituciones y de la población, para reaccionar adecuadamente en los instantes de emergencia y responder al impacto, controlarlo y recuperarse; es decir que una sociedad con alta capacidad de respuesta reflejada en su buena preparación, organización, recursos para atender una emergencia, capacidad económica y de gestión para recuperarse, sufrirá un menor impacto que una sociedad con baja capacidad de respuesta, cuya falta de preparación, de organización, de recursos para la emergencia y para recuperarse, hacen que el riesgo pueda aumentar. De este modo, las estrategias para reducir el riesgo sísmico se pueden agrupar en: iniciativas para la reducción de la vulnerabilidad de los elementos expuestos y gestión para el mejoramiento de la capacidad de respuesta de la sociedad.

página 24

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


1.2 Condiciones de Amenaza Sísmica Amenaza sísmica se define como la condición latente derivada de la posible ocurrencia de un sismo, de cierta magnitud, distancia y profundidad, que puede causar daño a la población y sus bienes, la infraestructura, el ambiente y la economía pública y privada (Decreto 423 de 2006). Para conocer la posible intensidad de la amenaza (energía en el sitio de estudio) es necesario estudiar a nivel regional las fuentes sísmicas para determinar el potencial de generar sismos fuertes, y a nivel local la respuesta sísmica (amplificación o reamplificación) de los suelos y rocas ante las ondas sísmicas.

1.2.1 Amenaza sísmica regional La ciudad de Bogotá ha sido afectada históricamente por la actividad sísmica de la región, registros del siglo XVII a la fecha ratifican que se han sentido en Bogotá por lo menos nueve sismos con intensidad entre VI y VIII en la escala de Mercalli Modificada (desde daños leves a daños moderados). En la Tabla 1 se resumen las intensidades percibidas y afectaciones reportadas por los principales sismos históricos en Bogotá.

Afectaciones en Bogotá

página 25

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Afectaciones en Bogotá

Mediante los estudios geológicos, neotectónicos, de sismicidad histórica e instrumental entre otros se estima, por análisis probabilísticos en la mayoría de los casos, o determinísticos cuando la calidad de la información lo permite, la amenaza sísmica a nivel de roca o suelo firme, sin tener en cuenta la amplificación o reamplificación de la señal por los terrenos superficiales, en términos de parámetro de intensidad que comúnmente es la aceleración máxima para cierta probabilidad de excedencia. Es así como el Estudio General de Amenaza Sísmica de Colombia 2009 (AIS, 2009) clasifica el área urbana de Bogotá en la zona de amenaza sísmica intermedia y señala que las fuentes sísmicas de mayor contribución a la amenaza de la ciudad son la Falla Frontal de la Cordillera Oriental, Benioff y Salinas.

página 26

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


En la Figura 4 se ilustra al lado izquierdo las zonas de amenaza sísmica de Colombia y al lado derecho el detalle para el Distrito Capital. Es importante destacar que el área del Distrito, urbana y rural, se encuentra próxima a la zona de amenaza sísmica alta e incluso los sectores del Distrito del sur y oriente por encontrarse más cercanos al sistema de Falla Frontal, presentan mayor amenaza, como es el caso de la localidad de Sumapaz que tiene áreas en zona de amenaza sísmica alta.

Zona Sísmica Intermedia

Alta

Figura 4. Zonas de amenaza sísmica de Colombia (AIS, 2009)

página 27

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


1.2.2 Respuesta sísmica de los terrenos de Bogotá La amenaza sísmica regional ilustra el panorama general de la intensidad de un sismo a nivel de roca o suelo firme. Adicionalmente a lo anterior, hay que tener en cuenta la respuesta sísmica de los suelos y rocas superficiales, la cual puede llegar a modificar notoriamente la intensidad del sismo, este fenómeno se conoce con el nombre de efectos locales. En términos generales los efectos locales son de dos tipos, uno se debe al los cambios de rigidez del medio por el que viajan las ondas sísmicas, produciendo amplificación o de-amplificación de la onda; el otro se ocasiona por el relieve de la superficie, el cual puede producir el rebote y concentración de las ondas sísmicas a lo cual se denomina efecto topográfico. Para conocer la respuesta sísmica de los terrenos de Bogotá, la DAPE adelanta el estudio “Zonificación de la respuesta sísmica en Bogotá para el diseño sismo resistente de edificaciones”, el cual abarca las siguientes temáticas: a) modelo geológico - geotécnico que denota la disposición de los materiales y sus propiedades geomecánicas, b) modelo geofísico que ilustra los espesores y características dinámicas de los depósitos, c) interpretación de los registros de red de acelerógrafos que permite medir la respuesta y calibrar las propiedades dinámicas de los depósitos y, d) modelación de la respuesta de sitio que estima los efectos locales de un sismo de gran magnitud. El modelo geológico – geotécnico (Figura 5) de la ciudad define cinco zonas geotécnicas: cerros, piedemonte, lacustre, aluvial y llanura de inundación, de las cuales algunas se subdividen de acuerdo con su estratigrafía manteniendo una definición más de carácter geotécnico que geológico.

Figura 5. Zonas Geotécnicas de Bogotá (FOPAE, 2010)

página 28

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Mediante el modelo geofísico se estimaron los espesores de los depósitos y la profundidad al basamento rocoso, este modelo muestra la forma en profundidad de la cuenca de la sabana de Bogotá, donde el espesor de los sedimentos varía desde pocos metros en las zonas de piedemonte hasta 500 metros en la parte occidental cerca al río Bogotá, este aspecto tiene gran influencia en la respuesta dinámica. Los registros de una red de acelerógrafos permiten medir la respuesta y calibrar las propiedades dinámicas de los depósitos, por ello se implementó la Red de Acelerógrafos de Bogotá (RAB) de propiedad del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias FOPAE. La red cuenta con 30 acelerógrafos digitales marca KINEMETRICS, los cuales fueron distribuidos en toda el área urbana de la ciudad; de estos aparatos, 28 son modelo ETNA y los 2 restantes son modelo K2. El principal evento registrado por la RAB fue el ocurrido el 24 de mayo de 2008 en el municipio de Quetame Cundinamarca, que activó todas las estaciones y se obtuvieron registros que permitieron caracterizar la respuesta sísmica. Los valores de aceleración máxima del terreno (Peak Ground acceleration - PGA) de este sismo se muestran en la Figura 6, donde se aprecia la correlación con las zonas geotécnicas, puesto que las mayores amplificaciones ocurrieron en las zonas de piedemonte y lacustre, y en menor medida en las zonas de cerros y aluviales.

Figura 6. Aceleraciones máximas registradas en superficie por el sismo de Quetame (FOPAE, 2008)

página 29

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Mediante la modelación de la respuesta de perfiles unidimensionales y secciones bidimensionales acordes con el modelo geológico, geotécnico y geofísico, con sus propiedades dinámicas de los depósitos que fueron calibradas a partir de los registros de la RAB, se obtuvo la respuesta en superficie para diferentes sismos probable . A partir del análisis de las respuestas obtenidas en la superficie se definieron 15 zonas de respuesta sísmica homogénea y 3 zonas de tratamiento especial (Depósitos de ladera, basura, excavación), como se ilustra en la Figura 7. Las zonas de respuesta sísmica guardan el vínculo con las zonas geotécnicas, destacándose cinco zonas, cerros, piedemonte, lacustre, lacustre-aluvial y aluvial, de las cuales se subdividen las de la zona plana por espesores de depósito. Este mapa define los espectros de respuesta de cada zona que se emplean para el diseño sismo resistente de edificaciones nuevas o el reforzamiento de edificaciones antiguas. Es importante mencionar que el mapa de zonificación de la respuesta sísmica no se puede categorizar en rangos de amenaza baja, intermedia o alta, como el mapa nacional de amenaza sísmica, dado que representa la respuesta para todo un rango de periodos de vibración (respuesta espectral); por ende, la intensidad de la amenaza dependerá del periodo de vibración del elemento expuesto. Por ejemplo, un edificio de tres pisos en la zona de piedemonte estará expuesto a mayor intensidad que si estuviera en la zona de lacustre, pero si el edificio es de 20 pisos en la zona lacustre estaría expuesto a mayor intensidad que en la zona de

Figura 7. Zonas de Respuesta Sísmica (FOPAE, 2010)

página 30

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


piedemonte, esta dependencia del número de pisos o en términos técnicos del periodo de vibración es la gran diferencia con el mapa de amenaza sísmica nacional, siendo este mucho más preciso al incluir la respuesta sísmica de los depósitos. Por lo anterior no es fácil decir cuáles áreas de la ciudad tienen mayor amenaza sísmica, dependerá del tipo de elemento expuesto: una casa, un edificio bajo o alto. Por ello es necesario seguir en la ruta del conocimiento y pasar a revisar la vulnerabilidad de las construcciones, con lo cual se pueden llegar a estimar los daños frente a un sismo y de esta manera se pueden determinar las áreas con mayor riesgo sísmico.

1.3 Condiciones de vulnerabilidad sísmica de las construcciones La vulnerabilidad sísmica de las construcciones (edificaciones e infraestructura) se define como la resistencia del elemento para soportar sin que le ocurra daño o afectación frente a la amenaza, es decir que un elemento de baja vulnerabilidad es capaz de resistir altos niveles de amenaza sin dañarse, en cambio un elemento de alta vulnerabilidad tiene poca capacidad para soportar la demanda de la amenaza, por lo que puede sufrir daños fácilmente. La vulnerabilidad sísmica de las construcciones se puede determinar a partir de las características intrínsecas del elemento que contribuyen a que resista adecuadamente la demanda sísmica, las cuales se pueden agrupar según los tipos de materiales, tipología estructural, edad, altura o número de pisos y condiciones especiales. La buena calidad de los materiales de la construcción es fundamental para proporcionar la resistencia de los elementos que conforman la estructura. La tipología estructural corresponde a la disposición de los elementos que conforman el esqueleto que soporta las cargas, se define a partir del sistema estructural, entrepiso y cubierta, por lo que una adecuada tipología estructural soporta con suficiencia la carga sísmica. La edad de la construcción indica el deterioro por el uso y si la construcción se realizó considerando las normas de sismo resistencia y en tal caso, cuál de las versiones de dicha norma fue utilizada. La altura o número de pisos se correlaciona con la tipología estructural y su periodo de vibración de la construcción. Condiciones especiales como las irregularidades en altura y planta, o sistemas estructurales que se ha comprobado por la experiencia de terremotos que no tienen buen comportamiento (ei. reticular celulado, pisos débiles, columnas cortas) influyen notoriamente en el desempeño de las construcciones ante un sismo. Existe en la actualidad un buen número de metodologías para el cálculo de la vulnerabilidad sísmica de edificaciones, que aunque tengan en común el objetivo de calcular el grado de vulnerabilidad sísmica de edificaciones, difieren entre sí en el nivel de exactitud obtenido, las características de los datos para analizar, la cantidad y volumen de información necesaria, los tiempos y herramientas de análisis e inclusive hasta los costos de la evaluación.

1.3.1 Información disponible para caracterizar las edificaciones La evaluación de vulnerabilidad de todas las edificaciones de Bogotá se puede realizar mediante una metodología que permita aplicarse con la información disponible, para este caso se cuenta con la Base de Datos Catastral (UAECD vigencia 2010) en la que hay información general de las edificaciones empleada para fines de planeación e impuestos, pero tiene la limitación de carecer de información de las propiedades estructurales de las edificaciones.

página 31

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


De acuerdo con la información catastral vigente para el año 2010 la ciudad tiene registrados 1’912.938 predios (todo aquello que tenga escritura pública), 887.534 lotes, y 43.225 manzanas. En la Figura 8 se ilustra la distribución porcentual de las fechas de escrituración de los predios y los estratos de los lotes residenciales, de allí se infiere que el 29% de los lotes edificados de la ciudad se escrituraron antes de la expedición de la primera norma de sismo resistencia en 1984 y que el 71% corresponderían a edificaciones escrituradas después de 1985, los estratos socioeconómicos predominantes en la ciudad son el estrato 2 con un 45% y el tres con un 35%, se destaca el alto porcentaje de residencias de estrato 1 con un 13 %. PORCENTAJE DE LOTES SEGÚN FECHA DE ESCRITURA

PORCENTAJE DE LOTES RESIDENCIALES SEGÚN ESTRATO

Figura 8. Porcentaje de lotes según fecha de escritura y estrato (Fuente UAECD)

página 32

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


El uso y el número de pisos de los lotes se presenta en la Figura 9, donde se concluye que la ciudad se compone principalmente de residencias en un 78% y comercial y de servicios en un 16% y un 6 % en los demás usos; predomina en un 67% las edificaciones de 1 y 2 pisos y en un 33 % entre 3 y 6 pisos.

COMPOSICIÓN DE LOTES DE LA CIUDAD SEGÚN SU USO

PORCENTAJE DE NÚMERO DE PISOS DE LOS LOTES

Figura 9. Número de lotes por uso y número de pisos según catastro (Fuente UAECD)

página 33

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Las anteriores estadísticas muestran indirectamente las características de vulnerabilidad de las edificaciones de la ciudad, los altos porcentajes de escrituraciones realizadas después de 1985 marcan un fuerte crecimiento de la ciudad en los últimos 25 años, el predominio de uso es el residencial en los estratos 2 y 3 con alturas predominantes entre 1 y 2 pisos. La tipología constructiva más empleada en Bogotá para las edificaciones predominantes es la mampostería simple, luego considerando las limitaciones que presenta esta tipología en cuanto a su capacidad para soportar adecuadamente las fuerzas sísmicas, se tiene un panorama poco favorable para la mayoría de las edificaciones, este panorama será mucho mas crítico para el estrato uno. Sumado a lo anterior, se debe tener en cuenta que a pesar de que más del 71% de las escrituraciones se realizaron después de empezar a regir la norma de sismo resistencia, tiene poca aplicación en las edificaciones de vivienda de 1 y 2 pisos en los estratos bajos, lo cual corresponde aproximadamente al 48% de las edificaciones de la ciudad.

1.3.2 Índice de vulnerabilidad de las edificaciones Dentro del proyecto “Actualización y sistematización de los escenarios de daños por terremoto para Bogotá – Fase I” (DPAE, 2009) se revisaron metodologías para la evaluación de la vulnerabilidad sísmica de edificaciones, se procedió a analizar cuál de ellas presenta las mejores condiciones para su adaptación y aplicación al caso de la ciudad de Bogotá teniendo en cuenta, como ya fue mencionado, la cantidad y calidad de información disponibles, la pertinencia del método, la posibilidad de programación del mismo y los resultados esperados. Este proceso de análisis dio como resultado la adopción de la metodología italiana del índice de vulnerabilidad para ser ajustada y utilizada para la ciudad de Bogotá. El método italiano de índice de vulnerabilidad fue propuesto por Benedetti y Petrini en 1984, define la vulnerabilidad sísmica de un edificio mediante el cálculo de un índice de vulnerabilidad (Iv), el cual es un indicador de la probabilidad que tiene una estructura de sufrir daños ante la acción de un evento sísmico de determinadas características. El cálculo del índice de vulnerabilidad se basa en el procesamiento de información de once características específicas de la edificación, consideradas como las más importantes en su capacidad de respuesta sísmica, asignando a cada una de ellas diferentes ponderaciones, según su jerarquía en la aportación a la sismo resistencia de la edificación. Las características de la estructura que tienen en cuenta el método son: organización del sistema resistente, calidad del sistema resistente, resistencia convencional, posición del edificio cimentación, diafragmas horizontales, configuración en planta y en altura, separación máxima entre muros, tipo de cubierta, elementos no estructurales, y estado de conservación. A partir de la base de datos catastral y mediante la aplicación de un algoritmo lógico que permite aplicar el método italiano con información secundaria, el programa SEDAR (Sistema de Evaluación de Daños para Análisis de Riesgo) desarrollado por la DPAE obtiene la distribución del índice de vulnerabilidad de las edificaciones a nivel de manzanas, los resultados se presentan en la Figura 10. Los resultados obtenidos por el método italiano del índice de vulnerabilidad a pesar de ser evaluados con información secundaria de las bases catastrales, es una herramienta valiosa para detectar las zonas en las que se concentran las índices más altos y así enfocar y formular estrategias para la reducción de la vulnerabilidad física de las edificaciones.

página 34

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Figura 10. Índice de Vulnerabilidad de las edificaciones por manzana (FOPAE, 2010)

1.4 Capacidad de respuesta de la sociedad bogotana La capacidad de respuesta, también denominada por algunos autores resiliencia, hace referencia a la capacidad de la sociedad, instituciones y población, de reaccionar adecuadamente en los instantes de emergencia y responder al impacto, controlarlo y recuperarse. La capacidad de respuesta de las instituciones la representa el Estado con las entidades de seguridad, salud, atención de emergencia, gobierno, etc., depende de qué tan bien estén organizadas, cuántos recursos tienen disponibles, con qué tecnologías cuentan, entre otros. Dado que en una gran emergencia, como los terremotos, los impactos pueden ser mayores o menores según la capacidad de respuesta de las instituciones, algunos de los descriptores de esta capacidad se pueden representar con el número de camas en hospitales, el recurso humano para la salud y atención social, el espacio público, el personal para rescate y bomberos, el nivel de desarrollo y la preparación en planes de emergencia (simulaciones y simulacros).

página 35

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La capacidad de respuesta de la población es vital, puesto que la experiencia de terremotos pasados ha demostrado que los impactos de un desastre aumentan si la población no cuenta con adecuados niveles de preparación, organización, conocimiento del problema, ingresos, etc., algunos descriptores que pueden representar esta capacidad son la precariedad en los barrios bajos, la rata de mortalidad, la rata de delincuencia, el índice de disparidad social, la densidad de población, participación y conocimiento del problema.

1.5 Escenario de daños probable por terremoto Plantear un escenario de daños probable por terremoto consiste básicamente en proponer panoramas hipotéticos, de acuerdo con los eventos sísmicos probables, que presenten áreas afectadas según las características de las construcciones, número de víctimas (heridas y fatales) diferenciadas si el evento ocurre de día o de noche y puntos críticos de redes de abastecimiento de servicios públicos, entre otros. Este tipo de escenarios sirve, entre otros, para propósitos de mitigación de riesgo sísmico, toma de conciencia, planificación de la atención de emergencias originadas por terremotos y planes de rehabilitación y reconstrucción. La DPAE trabaja desde el año 2009 en el proyecto de “Actualización y sistematización de los escenarios de daños por terremoto para Bogotá” donde uno de sus objetivos es desarrollar el Sistema de Evaluación de Daños para Análisis de Riesgo (SEDAR). Este programa es capaz de calcular los daños por un sismo de las edificaciones y de las líneas vitales mediante la aplicación de metodologías internacionales adaptadas o desarrolladas por el grupo de trabajo; su diseño contempla que la información de las construcciones se pueda ir actualizando periódicamente mediante el uso de un modelo de datos dinámico soportado con las herramientas de los sistemas de información geográfica. Para evaluar los daños de las edificaciones se implementó la metodología presentada en 1997 por el ingeniero Eduardo Miranda, la cual permite evaluar de forma rápida las distorsiones de entrepiso tanto elásticas como inelásticas en edificios, a partir de un espectro de respuesta elástico lineal mediante la combinación de dos sistemas estructurales acoplados correspondientes a la combinación de una viga de flexión con una viga de cortante actuando en voladizo y unidas mediante elementos rígidos biarticulados con capacidad de transmitir únicamente fuerzas horizontales. A partir del análisis de este sistema estructural, Miranda desarrolló una metodología que permite calcular de forma rápida la distorsión máxima de entrepiso como una función de los factores de corrección que permiten tener en cuenta las principales características estructurales del sistema en análisis, aceleración espectral, la cual depende de la amenaza sísmica del sitio de emplazamiento, de la edificación y de su periodo de vibración, periodo de vibración del edificio en estudio, altura de entrepiso, número de pisos De este modo, a partir de la base de datos catastral y mediante la aplicación de un algoritmo lógico que permite aplicar el método de daños de edificaciones anteriormente expuesto, se obtiene la distribución del índice de daño de las edificaciones a nivel de manzanas, para un escenario hipotético de un sismo con epicentro en el sistema de Fallas de Frontal de Magnitud 7.5 a 40 km del la zona centro de Bogotá, los resultados se presentan en la Figura 11.

página 36

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Figura 11. Índice de daño de las edificaciones por manzana para un sismo de la Falla frontal a 40 KM de magnitud 7.5 (FOPAE, 2010)

página 37

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


CAPÍTULO II Obras de Reforzamiento en la Ciudad

página 38

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


El conocimiento de la amenaza sísmica presente en la ciudad y de las consecuencias que su materialización pueden generar en ella y sus habitantes, hace necesario desarrollar en el marco de la gestión integral del riesgo adelantar acciones para la prevención de nuevos riesgos y para la mitigación de los existentes, en edificaciones y líneas vitales de la ciudad.

P

ara el efecto, en materia de prevención de nuevos riesgos de origen sísmico, en el Distrito se da cumplimiento a la normatividad dictada por el Gobierno Nacional en materia de diseño y construcción sismo resistente; la mitigación se emprende mediante el estudio y reforzamiento de las construcciones, tanto de edificaciones como de infraestructura. En el presente capítulo se exponen las acciones de prevención y mitigación sobre las construcciones públicas de responsabilidad de la Administración Distrital, que se han emprendido con el fin de disminuir su vulnerabilidad lo cual busca, además de proteger la vida de las personas que las ocupan, garantizar su funcionalidad después del evento sísmico, mantener condiciones adecuadas para la gobernabilidad durante y después de la emergencia, así como reducir la vulnerabilidad fiscal al disminuir los costos de su reparación y/o reposición. El riesgo de origen sísmico existente en las construcciones está asociado por un lado, a la amenaza que genera la ocurrencia de un sismo y por otro, a la vulnerabilidad o susceptibilidad de tales construcciones de ser afectadas por éste. En el tipo de riesgo mencionado, su disminución se puede lograr mediante la reducción de la vulnerabilidad, abordada en dos direcciones diferentes, conforme al momento de realizar las intervenciones sobre las construcciones: preventivamente para las nuevas, y curativamente, sobre las existentes, en cumplimiento de las normas de construcción sismo resistente. Para facilitar la comprensión de las acciones realizadas en esta materia por las entidades del orden distrital, en desarrollo de este capítulo se presenta la evolución de la reglamentación de construcción sismo resistente, que permite apreciar cómo se han venido incorporando los conceptos de la gestión integral del riesgo en la cultura normativa, así como el avance en el conocimiento científico y tecnológico, para el diseño y construcción de nuevas edificaciones y para el reforzamiento de las existentes. De igual forma se presentan los resultados de las acciones que al respecto se han adelantado en la ciudad, tanto en edificaciones estratégicas o indispensables y de atención a la comunidad como en la infraestructura requerida para la prestación de los servicios públicos, que permite presentar una visión panorámica del estado de seguridad que se ha alcanzado hasta el momento y las previsiones que se están considerando para continuar avanzando en esta materia.

página 39

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


E

1. Normatividad para construcción y reforzamiento sismo resistente de edificaciones

l panorama del riesgo sísmico en la ciudad se configura a partir de la amenaza descrita en el capítulo precedente y la vulnerabilidad de las edificaciones e infraestructuras existentes, ya que un alto porcentaje de ellas se desarrolló sin licencia o antes de la vigencia de los códigos de construcción sismos resistentes reglamentados en Colombia.

Justamente en consideración a la magnitud de los daños y las pérdidas ocurridas en Popayán en el sismo del año 1983, en el país se entiende que es necesario adoptar medidas que permitan reducir la vulnerabilidad de las construcciones, aún las de baja altura, como las casas de uno y dos pisos, ya que allí se evidenció que éstas también colapsaron y produjeron víctimas. Esto permitió cambiar el paradigma respecto a la necesidad de tener consideraciones para el diseño y construcción sismo resistente de todas las edificaciones. Fue así como en el año de 1984 se expidió el primer código de construcciones sismo resistentes, que posteriormente se actualiza el 19 de Agosto de 1997 a través de la Ley 400 y se reglamenta a través de las Normas Colombianas de Diseño y Construcción Sismo Resistente – NSR, la primera de las cuales fue la NSR-98 expedida en enero 1998 y la segunda, NSR-10 en marzo de 2010, mediante el Decreto 926, por medio del cual se adopta el Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente NSR-10. En estas disposiciones se adoptan previsiones para el diseño, construcción y supervisión técnica de las edificaciones nuevas, así como para el reforzamiento de aquellas consideradas como indispensables, es decir, que deben funcionar durante y después del sismo y las requeridas para la atención y seguridad de la comunidad con posterioridad a su ocurrencia, así como para la reparación de las que resulten afectadas. Las prescripciones normativas contemplan tanto los requisitos que se deben cumplir para la evaluación del comportamiento sísmico de la edificación como para su rehabilitación y exigen que durante ésta, el proceso sea sometido a vigilancia por parte de un supervisor técnico, con las calidades y el alcance que prescribe la norma para las edificaciones nuevas. En particular, para las construcciones nuevas clasificadas como edificaciones indispensables o de atención a la comunidad, localizadas en zonas catalogadas como de amenaza sísmica alta e intermedia, se espera que el daño producido por movimientos sísmicos de diseño prescritos en la norma sea reparable y no sea tan severo que inhiba la operación y ocupación inmediata y continuada de la edificación.

página 40

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Para las construcciones existentes se establece que deben ser evaluadas en su vulnerabilidad sísmica y de acuerdo a ella, deben ser reforzadas para llevarlas a un nivel de seguridad sísmica equivalente al de una edificación nueva diseñada y construida de acuerdo con los requisitos de la normatividad vigente sobre sismo resistencia. Estas clasificaciones están definidas y comprenden las edificaciones que se señalan a continuación:

Edificaciones indispensables Son aquellas edificaciones de atención a la comunidad que deben funcionar durante y después de un sismo, y cuya operación no puede ser trasladada rápidamente a un lugar alterno. Este grupo debe incluir: Todas las edificaciones que componen hospitales clínicas y centros de salud que dispongan de servicios de cirugía, salas de cuidados intensivos, salas de neonatos y/o atención de urgencias, aeropuertos, estaciones ferroviarias y de sistemas masivos de transporte, centrales telefónicas, de telecomunicación y de radiodifusión, las designadas como refugios para emergencias, centrales de aeronavegación, hangares de aeronaves de servicios de emergencia, edificaciones de centrales de operación y control de líneas vitales de energía eléctrica, agua, combustibles, información y transporte de personas y productos, las que contengan agentes explosivos, tóxicos y dañinos para el público, y las estructuras que alberguen plantas de generación eléctrica de emergencia, los tanques y estructuras que formen parte de sus sistemas contra incendio, y los accesos, peatonales y vehiculares a estas edificaciones.

Edificaciones de atención a la comunidad Este grupo comprende aquellas edificaciones, y sus accesos, que son indispensables después de un sismo para atender la emergencia y preservar la salud y la seguridad de las personas, exceptuando las incluidas en el grupo de edificaciones indispensables. Este grupo debe incluir: Estaciones de bomberos, defensa civil, policía, cuarteles de las fuerzas armadas, y sedes de las oficinas de prevención y atención de desastres, garajes de vehículos de emergencia, estructuras y equipos de centros de atención de emergencias, guarderías, escuelas, colegios, universidades y otros centros de enseñanza, y otras que la administración distrital, departamental o nacional designe como tales. Respecto de la clasificación de las edificaciones, debe advertirse que la inclusión de las instituciones educativas o edificaciones escolares en el grupo de atención a la comunidad ocurre en la NSR-10, siguiendo las tendencias mundiales al respecto, ya que anteriormente estaban consideradas dentro del grupo de edificaciones de ocupación especial. En consecuencia, a partir de la vigencia de la norma NSR-10 se hace obligatorio el reforzamiento de este tipo de edificaciones, lo cual, en el caso de las pertenecientes a las Secretaría Distrital de Educación y Secretaría Distrital de Integración Social no genera un impacto tan grande, ya que, de manera previsiva la Administración Distrital había iniciado la evaluación y rehabilitación sísmica en sus instalaciones, gracias a las disposiciones contenidas en los Planes Maestros de Equipamientos Educativos y de Bienestar Social adoptados en 2006.

página 41

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


A

2. Reforzamiento de edificaciones e infraestructura estratégica

corde con la normatividad sismo resistente y consciente de las consecuencias que puede generar un sismo, las entidades distritales han venido ejecutando estudios de vulnerabilidad sísmica de sus edificaciones y se han adelantado obras de reforzamiento y, en algunos casos, la reposición de edificaciones, de tal forma que garanticen la operación durante y después de la ocurrencia de un sismo; a continuación se presentan los resultados de las actividades realizadas para el reforzamiento de los equipamientos de los diferentes sectores administrativos de Bogotá.

2.1 Reforzamiento de equipamientos 2.1.1. Equipamientos de Secretaría de Salud Los equipamientos públicos de salud están a cargo de la Secretaría Distrital de Salud - SDS, entidad que elaboró el diagnóstico de soporte a la formulación del Plan Maestro de Equipamientos de Salud, donde se identificó una distribución inequitativa en el territorio de los equipamientos de salud de la ciudad, lo que conlleva a dificultades en el acceso de la población pobre y vulnerable a los servicios de salud, déficit de la oferta de servicios de salud en términos de recurso humano, camas hospitalarias e infraestructura física de los servicios de salud. De otra parte se encontró una baja correspondencia entre el perfil de los equipamientos y servicios de salud con relación a las necesidades de la población. Como soporte al diagnóstico mencionado anteriormente, mediante encuentros realizados con los gerentes de las E.S.E.s, en las visitas realizadas a las infraestructuras de esos puntos de atención y teniendo en cuenta que la mayoría de las edificaciones de uso hospitalario de las distintas IPS adscritas, fueron construidas con anterioridad al desarrollo de la normatividad aplicable para construcciones sismo resistentes, durante el periodo correspondiente a los años 1998 y 1999, contrató la realización de los estudios de vulnerabilidad sísmica para las edificaciones hospitalarias que pertenecen a la Red adscrita al Distrito Capital1 , el resultado de estos estudios determinó un diagnóstico e inclusive se determinaron propuestas de diseños de reforzamiento. Posteriormente en el año 20052, se actualizan los estudios realizados y proponer nuevas soluciones de reforzamiento acorde con las nuevas tecnologías. Como resultado final se obtuvieron los estudios completos para el reforzamiento del Hospital Simón Bolívar III Nivel de Atención y Hospital de Bosa II Nivel de Atención. 1. Con las firmas Proyectos y Diseños - P&D, Proyectistas Civiles Asociados - PCA y Omar Darío Cardona 2. Convenio con la Universidad Nacional.

página 42

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Adicionalmente con recursos de aporte ordinario, se realizaron los estudios para el Hospital de Kennedy III Nivel de Atención y con recursos propios del Hospital se financiaron los estudios del reforzamiento del CAMI Pablo VI Bosa, ambos para reforzamiento, reordenamiento y ampliación. El panorama del estado de reforzamiento estructural de equipamientos de la SDS muestra los siguientes resultados:

Inventario de los equipamientos administrativos SDS

156

Total equipamientos que cumplen con la normatividad sismo resistente

16

Inversión obras de reforzamiento 1998-2007

$ 6.613’417.433

Estadística de equipamientos administrativos que requieren reforzamiento

Proyección presupuestal para obras de reforzamiento 2010-2012

$ 32.072’702.995

Estado de reforzamiento estructural de equipamientos de la SDS Fuente: Información SDS

página 43

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


EQUIPAMIENTOS ADMINISTRATIVOS Fuente: Información SDS

/

Con base en los resultados de los estudios de diagnóstico, se planteó la necesidad de integrar la red de prestadores (públicos y privados) de servicios, a fin de lograr un servicio articulado de salud con oportunidad, calidad y eficiencia. La meta propuesta quedó plasmada en el Decreto No. 318 de 2006 que corresponde al Plan Maestro de Equipamientos en Salud (PMES), donde están todos los Hospitales adscritos a la SDS, con su tipo de intervención y en un periodo de 2006 a 2019, es de anotar que las metas fijadas a corto, mediano y largo plazo están directamente relacionadas con la disponibilidad de recursos. De acuerdo al Plan Maestro de Equipamientos en Salud (PMES) y la disposición de recursos se llevaron a cabo ocho (8) obras nuevas como fueron: Hospital de Suba II Nivel, CAMI 2 del Hospital Fontibón, Hospital Engativá II Nivel, CAMI Vista Hermosa, Hospital de Meissen II Nivel, CAMI Trinidad Galán del Hospital del Sur, Centro del Potencial Humano ECOTERAPIA, UBA El Porvenir del Hospital Pablo VI Bosa y tres se encuentran en ejecución: Hospital El Guavio, Hospital de Meissen II Etapa y Hospital El Tintal. Adicionalmente se llevaron a cabo obras de reforzamiento para UPA 36 Asunción Bochica del Hospital del Sur, Reforzamiento del Hospital de Kennedy III Nivel y Clínica Fray Bartolomé de las Casas del Hospital Simón Bolívar, Hospital El Tunal III Nivel y el CAMI Emaús. Se están llevando a cabo el Hospital El Tintal II Nivel del Hospital del Sur y se adelantan otros proyectos3. 3. Con recursos de crédito del Banco Mundial (BM) No. BIRF 7365-CO, para la “Reducción de la Vulnerabilidad Fiscal del Distrito Capital ante Desastres Naturales”.

página 44

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2.1.2 Equipamientos de Secretaría de Gobierno Los equipamientos públicos de seguridad que deben ser reforzados corresponden a los requeridos para la atención de emergencias por parte de la Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá y la Dirección de Prevención y Atención de Emergencias. A continuación se presentan los resultados de las intervenciones efectuadas por estas entidades.

Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial De Bomberos De Bogotá - UAECCOB La Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá – UAECOB, ha llevado un proceso de planificación enfocado en su línea misional, acorde al Plan Maestro de Equipamientos de Seguridad Ciudadana Defensa y Justicia (Decreto 563 de 2007). Las decisiones para implementar la estrategia integral de fortalecimiento de la gestión del riesgo en Bogotá, se han tomado desde una perspectiva técnica y operativa, basada en la priorización del desarrollo de la ciudad, para la construcción de las estaciones que prestan la mayor cantidad de servicios requeridos por la comunidad. Teniendo en cuenta la meta propuesta para la mitigación de las amenazas y riesgos de sus estaciones, se han identificado y abordado con la formulación de sus respectivos Planes de Emergencia, aplicados además en el aspecto de Salud Ocupacional, definiendo la situación de las mismas con base en factores de orden urbanístico y estructural. El panorama del estado de reforzamiento estructural de equipamientos de la UAECOBB muestra los siguientes resultados:

Inventario de las estaciones de bomberos y academia Puente Aranda

Edificaciones a construir (obras nuevas)

18

4

Estado de reforzamiento estructural de equipamientos de la UAECOBB Fuente: Información UAECOBB (2010)

página 45

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


EQUIPAMIENTOS ADMINISTRATIVOS Fuente: Información UAECOBB (2010)

• - - - - - - • - - - - - - - • - • - - - -

Edificaciones reforzadas: seis (6) Estación B-1 Chapinero Estación B-2 Central – Carlos Julio Rico Cuéllar Central Estación B-3 Restrepo Estación B-4 Puente Aranda – Alberto Alfonso Estación B-13 Caobos Salazar Estación B-15 Suba – Garcés Navas Edificaciones que requieren reforzamiento o se van a reponer: siete (7) Estación B-7 Ferias – Julio Montaño Estación B-8 Bosa – Ismael Guerrero Castro Estación B-10 Marichuela Estación B-11 Candelaria Estación B-12 Suba Estación B-16 Venecia Academia Puente Aranda Edificaciones nuevas que cumplen la NSR-98: Una (1) Estación B-17 Centro Histórico Edificaciones a construir (Obras nuevas): Cuatro (4) Estación B-5 Kennedy – Alejandro Lince Estación B-6 Fontibón Estación B-9 Bellavista Estación B-14 San José de Bavaria

Con base en el Convenio Interadministrativo, ha realizado la contratación para la gerencia de la construcción del comando y sala de crisis distrital, considerando la prevención y comprensión de los riesgos y amenazas de la ciudad, para contar así con un espacio que dé soporte a las condiciones tecnológicas, logísticas y operativas que la ciudad requiera en una crisis de gran importancia.

página 46

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Fondo de Prevención y Atención de Emergencias FOPAE

El Fondo de Prevención y Atención de Emergencias - FOPAE, en cumplimiento de lo establecido por la Ley 400 de 1997 y por ser sus equipamientos edificaciones clasificadas dentro del grupo de uso III – Edificaciones de Atención a la Comunidad, y con la intención de garantizar la adecuada coordinación y atención de las emergencias, ha realizado los respectivos estudios de vulnerabilidad sísmica y reforzamiento de acuerdo con los resultados de éstos. Actualmente se cuenta con dos edificaciones, adquiridas en los años 1996 y 2009, localizadas en la Diagonal 47 No. 77A– 09 – COMPLEJO SAN CAYETANO. El panorama del reforzamiento estructural de los equipamientos del FOPAE arroja los siguientes resultados:

Inventario de los equipamientos administrativos

2

Inversión en estudios de vulnerabilidad sísmica y obras de reforzamiento 1999-2000

$ 72’118.984,44

Estado de reforzamiento estructural de equipamientos del FOPAE Fuente: FOPAE

De acuerdo con lo anterior, la ciudad cuenta con las dos sedes evaluadas, una de ellas reforzada, y la otra no requiere reforzamiento ya que cumple con los requisitos establecidos por la norma sismo resistente para este tipo de edificaciones.

página 47

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2.1.3 Equipamientos de Secretaria de Integración Social -SDIS La Secretaría Distrital de Integración Social – SDIS, viene desarrollando desde el año 2004 la evaluación de la vulnerabilidad física de sus equipamientos llevando a cabo las tareas de identificación y reforzamiento estructural necesarias, estipuladas en el Plan Maestro de Equipamientos de Bienestar Social por medio del cual se definen de manera integral y sistémica las necesidades de suelo urbano destinados al desarrollo dotacional y el mejoramiento de calidad de vida. Dentro de los equipamientos que administra la SDIS se incluyen: jardines infantiles, hogares de paso, refugios para ancianos, centros para población con discapacidad mental, comisarías de familia, casa de la juventud, centros de capacitación y subdirecciones locales, entre otros. El panorama del reforzamiento estructural de los equipamientos de la SDIS arroja los siguientes resultados:

Inventario de los equipamientos administrativos

308

Inversión obras de reforzamiento 2004-2009

$ 32.140’277.309

Proyección presupuestal para obras de reforzamiento 2010-2012

$ 43.277’488.050

Estado de reforzamiento estructural de equipamientos de la SDIS Fuente: Información SDIS

página 48

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


EQUIPAMIENTOS ADMINISTRATIVOS Fuente: Información SDIS.

EQUIPAMIENTOS ADMINISTRATIVOS 2008 - 2012 Fuente: Información SDIS.

página 49

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Históricamente los equipamientos utilizados para la atención social fueron construidos por la misma comunidad en las zonas de cesión destinadas en estos barrios. Mediante estudios de consultoría contratados, algunos de estos inmuebles han sido sometidos a una mayor auscultación, que incluyen los estudios de vulnerabilidad sísmica y otros estudios de mejoramiento y estabilidad como lo son los estudios de riesgo por fenómenos de remoción en masa, los cuales son exigibles para el otorgamiento de la respectiva licencia de construcción. Los recursos que han sido utilizados para este proceso, han provenido tanto de recursos propios como de recursos destinados para tal fin por parte del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo y del Departamento Administrativo de Bienestar Social. Durante el periodo de la ejecución de las obras de reforzamiento, que corresponde aproximadamente a seis meses, se deben acondicionar viviendas vecinas para seguir la atención social respectiva, tomándolas en arriendo a no más de 500m de la instalación original, si se utiliza un recinto a mayor distancia se deberá suplir la necesidad de transporte. Finalmente debe resaltarse que la SDIS ha mantenido constante su preocupación frente al proceso de mejoramiento físico de sus instalaciones y de la seguridad de las mismas, como meta ha planeado para el año 2019 tener todas las instalaciones que administra totalmente adecuadas mediante la construcción de obras de mitigación de riesgos y reforzamientos que cumplan las normas sismo resistentes con el fin de garantizar su seguridad física y operacional, así como la de sus ocupantes.

2.1.4 Equipamientos de Secretaria de Educación -SED La Secretaría de Educación del Distrito – SED, con la intención de garantizar el adecuado cubrimiento del servicio educativo, suplir el déficit de cupos existentes en algunos localidades y avanzar hacia la universalización de la educación preescolar, básica y media, aseguró la creación de nuevos cupos escolares, a través de la construcción de nuevos colegios, el reforzamiento de sedes educativas y la ampliación o mejoramiento de existentes. El programa de construcción, reforzamiento estructural, ampliación y mejoramiento de establecimientos educativos, se estructura en dos proyectos: construcción y dotación de nuevos colegios (proyecto 7069) y mejoramiento integral de infraestructura y prevención de riesgos en las instalaciones educativas distritales (Proyecto 0312). El proyecto 7069 contemplaba la construcción de 38 nuevos colegios y el 0312, el reforzamiento estructural de 201 sedes escolares y la ampliación de 51 también incluía la construcción de 45 comedores escolares y la realización de mejoramientos menores en las sedes que lo requerían, la ejecución del programa fue prevista para cinco años, entre el 2004 y el 2008. El panorama del reforzamiento estructural de los equipamientos de la SED arroja los siguientes resultados:

página 50

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Inventario de los equipamientos administrativos

702

Inversión obras de reforzamiento 2004-2008

$ 630.172’670.678

Proyección presupuestal para obras de reforzamiento 2010-2012

$ 43.277’488.050

Estado de reforzamiento estructural de equipamientos de la SED

Fuente: Dirección de construcción y conservación de establecimientos educativos, Secretaria distrital de Educación.

Selección de los colegios reforzados, mejorados o ampliados El reforzamiento se llevó a cabo con base en el estudio de vulnerabilidad sísmica el cual indicó que de 679 sedes diagnosticadas, 430 resultaron con un índice de vulnerabilidad superior a 1 - “NO CUMPLE LOS REQUISITOS DE LA REGLAMENTACION SISMORESISTENTE”, o sea el 63%. En un inventario de plantas físicas realizado por la SDE en el año 2003, se encontró que más de 380 sedes escolares habían sido construidas antes de 1984, cuando no existía norma de sismo resistencia.

página 51

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Total sedes diagnosticadas

679

Estudio de vulnerabilidad sísmica en sedes escolares diagnosticadas

Fuente: Dirección de construcción y conservación de establecimientos educativos, Secretaria distrital de Educación.

ESTUDIO VULNERABILIDAD SISMICA 1999 Fuente: Dirección de construcción y conservación de establecimientos educativos, Secretaria distrital de Educación.

Con base en los estudios, los recursos presupuestales existentes y los espacios disponibles para dar continuidad a los estudios de los estudiantes, se determinaron los colegios que fueron sometidos a reforzamiento estructural o ampliación. Como puede apreciarse los colegios no sólo presentaban grave riesgo para la vida e integridad física de la comunidad educativa, por falta de condiciones que garantizaran la sismo resistencia de las edificaciones, sino que además no cumplían con estándares mínimos para edificaciones escolares en materia arquitectónica y de seguridad. Los estándares fueron adoptados, con la expedición del Plan Maestro de Equipamientos Educativos en octubre de 2006. Por tal razón, la necesidad del reforzamiento se aprovechó para hacerle a los colegios un mejoramiento integral que los estándares requeridos y ofrecer mayor bienestar a los estudiantes, condiciones indispensables para realizar una educación de calidad. De las 430 edificaciones vulnerables, la Secretaría de Educación del Distrito – SED ha priorizado, reforzado o restituido hasta la fecha un total de 185 sedes.

página 52

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Fuente: Dirección de construcción y conservación de establecimientos educativos, Secretaria distrital de Educación.

En la actualidad 188 sedes de colegios están pendientes para intervenir mediante reforzamiento estructural o restitución, así:

Sedes de colegios pendientes por intervenir

188

Es importante aclarar que de las 430 sedes vulnerables, 25 se han cerrado o fusionado.

página 53

Logro

N° de colegios

m2

Total

294

611.420

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Dentro del Plan Sectorial de educación 2008 – 2012, la SDE tiene proyectado construir nueve (9) colegios nuevos y prioriza el reforzamiento de treinta y cinco (35) plantas físicas. Debido a la antigüedad y mala calidad de las construcciones existentes, como mecanismo de solución fue necesario demoler y reponer totalmente un buen número de edificaciones.

Otras obras En cuanto a la infraestructura de las bibliotecas construidas por la Secretaría de Educación del Distrito, estas fueron construidas durante la vigencia de la NSR- 98, cuentan con la correspondiente licencia de construcción. Estas son: • • • •

El Tunal - En funcionamiento desde el año 2001. El Tintal - En funcionamiento desde el año 2001. Virgilio Barco – En funcionamiento desde el año 2002. Julio Mario Santo Domingo – En funcionamiento desde el año 2010.

2.2 Reforzamiento de edificaciones e infraestructura estratégica para la prestación de servicios públicos Las edificaciones requeridas para la prestación de servicios públicos en el Distrito Capital, tales como las de los sistemas de abastecimiento de agua potable, gas, energía eléctrica y telecomunicaciones, el sistema de transporte urbano (Vías, puentes vehiculares y peatonales, manejo de tráfico), y los sistemas de manejo y disposición de aguas residuales, lluvias y de residuos sólidos, también están comprendidas dentro de las edificaciones indispensables y su reforzamiento tiene carácter obligatorio conforme a las normas de sismo resistencia. Consecuente con ello, las entidades y empresas responsables de las mismas, han emprendido las actividades necesarias para dar cumplimiento a la normatividad; los resultados de su gestión se presentan más adelante. Simultáneamente, también se han realizado actividades para el análisis de la vulnerabilidad de la infraestructura requerida para la prestación de los servicios, identificando las acciones requeridas para su reducción, con la finalidad de disminuir los niveles de daños en caso de un evento sísmico de gran magnitud, así como para aminorar la vulnerabilidad funcional que generarían para la presentación del servicio, prevenir la generación de riesgo público y garantizar la gobernabilidad de la ciudad durante la atención de la emergencia. Los resultados de estas acciones también se presentan a continuación, para cada uno de los sistemas.

2.2.1 Sistema de abastecimiento de agua El sistema de abastecimiento de agua potable para la ciudad está a cargo de la EAAB y comprende las edificaciones administrativas y operativas, así como la infraestructura requerida para el almacenamiento de la reserva de agua, su tratamiento y distribución hasta el usuario final. Aunque algunos de ellos están localizados en municipios vecinos del Distrito Capital, son de gran importancia para la eficiente prestación del servicio. A continuación se presentan las acciones realizadas en las edificaciones, los embalses, las plantas de tratamiento, tanques de almacenamiento y estaciones de bombeo.

página 54

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá • Edificaciones La EAAB cuenta con cinco edificios administrativos que constituyen tres sedes para administración, el Colegio Ramón B. Jimeno y el Centro de Control. En esta administración se reforzó el Colegio Ramón B. Jimeno y se encuentra en construcción la sede administrativa de la Zona 4 denominada Santa Lucía. En la figura número 1 se presenta el estado de reforzamiento de las edificaciones de la EAAB. EDIFICACIONES EAAB Figura No. 1 Total Edificaciones EAAB

1 20%

2 40%

2 40%

• Embalses Los embalses son la reserva de agua con que cuenta la ciudad para su abastecimiento y/o para la generación de energía eléctrica; de acuerdo con la información suministrada por la Empresa de Acueducto la infraestructura existente en sus tres embalses, Chisacá, La Regadera y San Rafael, fue reforzada en los últimos 10 años. La infraestructura de los embalses se encuentra reforzada. En la figura 2 se presenta el estado de reforzamiento de los embalses. EMBALSES Figura No. 2 Embalses

3 100%

página 55

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


• Plantas de tratamiento, tanques de almacenamiento y estaciones elevadoras La ciudad de Bogotá cuenta con cinco plantas de tratamiento de agua potable y una de tratamiento de aguas residuales. Dentro de las plantas de agua potable, se ha realizado el reforzamiento de las plantas Francisco Wiesner (2003), Vitelma (2009), La Laguna (2004) y El Dorado (2001), la planta Tibitoc cuenta con estudio de reforzamiento estructural y se tiene programada la finalización de la intervención para el año 2011. En cuanto a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del Salitre su diseño estructural se realizó teniendo en cuenta la NSR-98 y las normas del American Concrete Institute - A.C.I. En la Figura 3 se presenta el estado de reforzamiento de las plantas de tratamiento. PLANTAS DE TRATAMIENTO EAAB Figura No. 3 Plantas de Tratamiento

De acuerdo con la información suministrada por la Empresa de Acueducto, en la ciudad existen 63 tanques de almacenamiento, localizados sobre los cerros circundantes, de ellos el 60% se encuentra reforzado y el 40% restante no requieren de reforzamiento de acuerdo con los estudios realizados. En la figura 4 se presenta el estado de reforzamiento de losTanques de Almacenamiento de Agua. TANQUES DE ALMACENAMIENTO DE AGUA Figura No. 4 Tanques de Almacenamiento

página 56

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


En sitios de la Ciudad donde por topografía no se pueden drenar las aguas que transportan los colectores se construyeron estaciones elevadoras de agua. La ciudad cuenta con 19 estaciones elevadoras de agua, de las cuales cinco fueron construidas con NSR-98, siete estaciones han sido rehabilitadas estructuralmente, cinco estaciones no requieren de rehabilitación estructural y tres estaciones están pendientes por rehabilitar. En la figura 5 se presenta el estado de reforzamiento de las estaciones elevadoras de aguas. ESTACIONES ELEVADORAS DE AGUAS Figura No. 5 Estaciones elevadoras de aguas.

2.2.2 Sistema de transporte urbano El sistema de transporte urbano de la ciudad se estructura mediante la unión de tres componentes: los vehículos, la infraestructura vial y el sistema de manejo de tráfico. Los daños en los sistemas de movilidad (vías y transporte), adquieren mayor importancia después de un terremoto debido a que son fundamentales para responder a la emergencia, así: salida para evacuación de áreas, acceso de los cuerpos de socorro para la atención de heridos y muertos, acceso a policía, ejército, bomberos, Defensa Civil, acceso a maquinaria de demolición y movimiento de escombros de la red vital bloqueada, accesibilidad para dotación de líneas vitales de emergencia, alimentos y medicinas, así como para el restablecimiento de los sistemas generales. La mayor parte de los daños ocurridos en sistemas viales están en puentes, deslizamiento de taludes y aludes de rocas en zona de ladera y la licuación de suelos. El sector Movilidad del Distrito Capital está conformado por las siguientes entidades, cada una con competencias específicas: • Sector central: Secretaría Distrital de Movilidad. • Entidades adscritas: Instituto de Desarrollo Urbano- IDU y Unidad administrativa Especial de Mantenimiento y Rehabilitación Vial- UAERMV. • Entidades vinculadas: Transmilenio S.A. y Terminal de Transportes S.A.

página 57

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


A continuación se presenta el avance de acuerdo con cada una de las competencias del reforzamiento estructural realizado. • Edificaciones La Secretaría Distrital de Movilidad cuenta con 5 edificaciones, su sede principal fue reforzada en el año 2008; las tres sedes de semaforización y el almacén no cuentan con estudio de reforzamiento elaborado. En la figura 6 se presenta el estado de reforzamiento de las edificaciones reforzadas de la Secretaría de Movilidad. EDIFICACIONES SDM Figura No. 6 Edificaciones Secretaría Distrital de Movilidad

Instituto de Desarrollo Urbano – IDU El IDU tiene dos sedes administrativas, y solo a la sede principal se le realizó estudio de reforzamiento sísmico, la otra sede es propiedad de la Beneficencia de Cundinamarca y se desconoce su estado de sismo resistencia. En la figura 7 se presenta el estado de reforzamiento de las edificaciones del IDU. ESTADO REFORZAMIENTO EDIFICACIONES IDU Figura No. 7 Edificaciones IDU

Edificaciones con estudio Edificaciones sin información

página 58

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Así mismo, dentro de la estructura que tiene a cargo el IDU, se encuentran los 114 puentes vehiculares y los 186 puentes peatonales que hay en el Distrito Capital. En la Figura 8 se observan los avances en disminución de vulnerabilidad sísmica de la totalidad de los puentes, en la Figura 9 los puentes vehiculares para intervenir entre 2008 y 2012.

ESTADO REFORZAMIENTO ESTRUCTURAL PUENTES VEHICULARES Figura No. 8. Total Puentes Vehiculares

Infraestructura nueva que no requiere reforzamiento Reposición de infraestructura Infraestructura reforzada Infraestructura con estudios Infraestructura sin reforzar

INTERVENCIÓN PUENTES VEHICULARES 2008 / 2010 Figura No. 9 Puentes Vehiculares a intervenir período 2008 - 2012

Infraestructura nueva Reposición de infraestructura Infraestructura a intervenir 2008 - 2012 Infraestructura a intervenir con reforzamiento

página 59

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


En la figura 10 se observan los avances en disminución de vulnerabilidad sísmica de los puentes peatonales de la ciudad. ESTADO REFORZAMIENTO PUENTES PEATONALES Figura No. 10 Puentes peatonales

Terminal de transportes La Terminal de Transporte de Bogotá D.C. tiene dos edificaciones, la Terminal Central construida en 1982 y sin reforzamiento estructural, y la Terminal del Sur construida en 2008 con la NSR-98. En la figura 11 se presenta el estado de las terminales con respecto al reforzamiento estructural. REFORZAMIENTO EDIFICACIONES TERMINAL DE TRANSPORTE Figura No. 11 Edificaciones Terminal de Transportes

1 50%

página 60

1 50%

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Transmilenio S.A. Transmilenio S.A. es el ente gestor del sistema de transporte público masivo en la Capital, constituido en el año 1998. Toda la infraestructura del sistema ha sido construida por el Instituto de Desarrollo Urbano – IDU, bajo la Norma Sismo Resistente de 1998, por lo cual no requiere reforzamiento estructural. Cuenta actualmente en funcionamiento con 7 portales, 6 estaciones intermedias, 2 estaciones de intercambio troncal y 100 estaciones simples, para un total de 115 estructuras.

Unidad Administrativa Especial de Rehabilitación y Mantenimiento Vial UAERMV La Unidad de Mantenimiento Vial opera en 3 edificaciones, su sede principal localizada en el Centro Administrativo Distrital – CAD fue reforzada en el año 2003, y la sede administrativa de la Avenida Tercera y la planta de Mochuelo Bajo no cuentan con estudio de reforzamiento elaborado. En la figura 12 se presenta el consolidado de edificaciones de la Unidad de Mantenimiento Vial.

EDIFICACIONES UAERMV Figura No. 12 Edificaciones UAERMV

1 33% 2 67%

página 61

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2.2.3 Sistema de suministro de energía El sistema de suministro de energía eléctrica está conformado por presas, plantas generadoras, subestaciones y redes de transmisión y distribución. El proceso de aprovechamiento de la energía eléctrica en Colombia está conformado por la generación, la transmisión, la distribución y la comercialización de la energía eléctrica, en actividades realizadas por diferentes empresas. La compañía EMGESA S.A. ESP, tiene como actividad principal la generación y comercialización de energía eléctrica, la Empresa de Energía de Bogotá S.A. ESP es la encargada de la transmisión y CODENSA S.A. ESP es la encargada de comercializarla en Bogotá. La infraestructura de EMGESA está constituida por ocho centrales de generación hidráulica y una térmica, que se encuentran localizadas fuera del Distrito Capital y en ella no tiene participación la Administración Distrital.

Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá La Empresa de Energía de Bogotá S.A. ESP, efectuó los estudios de vulnerabilidad sísmica en 8 subestaciones eléctricas de su propiedad, para dar cumplimiento a la normatividad sobre sismo resistencia, así como, el diseño de las obras de refuerzo estructural y demás adecuaciones requeridas para cumplir con las normas mencionadas en las subestaciones: Circo, El Paraíso, y Guavio; el estudio se realizó en junio de 2009, pero aún no se han construido las obras requeridas.

CODENSA S.A. E.S.P. En la actualidad se han reforzado las estructuras de 18 subestaciones de 24 con estudio de reforzamiento, y aún quedan por contratar estudio y reforzar 17 del total de 41 subestaciones reportadas. Las torres de transmisión que conforman la infraestructura están diseñadas y construidas cumpliendo la normativa vigente de tal manera que se espera un comportamiento adecuado de las estructuras ante las diferentes cargas, incluida la sísmica. En la figura 13 se presenta el estado de reforzamiento de las edificaciones de CODENSA.

EDIFICACIONES CODENSA Figura No. 13 Total edificaciones CODENSA

página 62

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2.2.4 Sistema de telecomunicaciones La infraestructura para la prestación de los servicios de telecomunicaciones la constituyen las oficinas, centrales, plantas externas y los enlaces (radio, microondas y satélites, etc.) y las redes compuestas de circuitos interconectados desde troncales mayores de alta capacidad entre las ciudades, hasta líneas individuales para conectar a cada subscriptor telefónico. Cada línea llega a un nodo, donde se producen las interconexiones necesarias para las comunicaciones. En las estaciones de radio de microondas o de telefonía celular, la transmisión ocurre entre antenas colocadas en torres instaladas en el suelo o sobre edificios. La mayoría de las torres son metálicas y livianas, y debe verificarse su resistencia a las fuerzas sísmicas. Los edificios de las centrales de telecomunicaciones en Bogotá deben reforzarse y es imprescindible tener en cuenta la disposición, anclaje y amarras de los equipos de control de las plantas eléctricas y sistemas de energía de emergencia. En Bogotá, la entidad pública de orden distrital que presta servicios de telecomunicaciones es la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá E.S.P.- ETB. A continuación se presenta el estado del reforzamiento de su infraestructura.

Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá E.S.P.- ETB La ETB ha venido realizando desde el año 2000 el reforzamiento estructural de la totalidad de los edificios e instalaciones físicas de la empresa, tanto los destinados a actividades administrativas como las centrales de telecomunicaciones; en la actualidad se han reforzado 31 edificios, y quedan pendientes 19. En la figura 14 se presenta el estado de los avances en disminución de vulnerabilidad sísmica de las edificaciones de ETB.. EDIFICACIONES ETB Figura No. 14 Total Edificaciones ETB

página 63

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2.2.5 Servicios públicos varios En el Distrito Capital existe una entidad encargada de coordinar y vigilar la prestación de los servicios públicos de aseo, alumbrado público y servicios funerarios que competen a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos- UAESP. A continuación se presentan los resultados de esta entidad.

Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos - UAESP La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos funciona en su sede administrativa central en el mismo edificio de la Secretaría Distrital de Hábitat ubicada en la localidad de Chapinero, el cual fue reformado en el año 2004. El Distrito Capital, por medio de la UAESP y mediante licitación pública, ha contratado a diferentes empresas privadas para prestar y supervisar los servicios de aseo, alumbrado público y servicios funerarios (estos últimos en los equipamientos de propiedad del Distrito Capital). El parque de reciclaje la Alquería ubicado en la localidad Tunjuelito donde se recibe, separa, clasifica y comercializa el material potencialmente reciclable recolectado a través de las Rutas de Recolección Selectiva, cumple con la norma NSR 98. El Relleno Sanitario Doña Juana (RSDJ) es el principal recurso con el que cuenta la UAESP para realizar la disposición final de los residuos sólidos que se producen en la ciudad. Cuenta con las celdas y zonas de disposición de residuos, la edificación administrativa, el taller operador del Relleno Sanitario Doña Juana y la planta de tratamiento de lixiviados, son edificaciones que cumplen con la NSR 98. El Distrito Capital, a través de la UAESP y mediante licitación pública, ha contratado a diferentes empresas privadas para prestar y supervisar los servicios de aseo, alumbrado público y servicios funerarios (estos últimos en los equipamientos de propiedad del Distrito Capital). Actualmente el servicio público de aseo es prestado por los concesionarios: Aseo Técnico de la Sabana (ATESA) S.A. E.S.P., Aseo Capital S.A. E.S.P.,Ciudad Limpia Bogotá S.A. E.S.P.. Limpieza Metropolitana (LIME) S.A. E.S.P., Para el tratamiento y disposición de residuos hospitalarios la firma ECOCAPITAL, Estos servicios son supervisados por la firma Interventoría de Servicios Públicos (I.S.P.) S.A. Hasta el momento no se ha recibido información del reforzamiento de las instalaciones de dichas empresas privadas. En la figura 15 se presenta el estado de reforzamiento de las edificaciones UAESP y concesionarios. La UAESP está encargada de la coordinación de los servicios funerarios que se prestan en el Cementerio Central, el del Norte, el del Sur y el Cementerio Parque Serafín, este último construido recientemente, cumpliendo las normas de sismo resistencia (NSR-98).

página 64

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


EDIFICACIONES UAESP Figura No. 15 Edificaciones UAESP y concesionarios

Conclusiones El sector salud es uno de los sectores que mayor importancia adquiere para el manejo de la atención pública ante una situación de emergencia, desastre o calamidad, razón por la cual sus edificaciones son catalogadas como de edificaciones indispensables. A la fecha, cerca del 10% de sus edificaciones cuenta con condiciones apropiadas de seguridad frente a un evento sísmico de considerable magnitud; para ello el Distrito Capital ha invertido un poco más de $6.600 millones, para los próximos 9 años (2019) se ha previsto una inversión cercana a los $32.000 millones con el fin de reforzar 22 edificaciones que requieren reforzamiento prioritario, lo cual representa el 14% del total de equipamientos administrativos del SDS y quedaría pendiente por determinar el tipo de intervención en cerca del 76% de las edificaciones. Los sectores de integración social y educación tienen bajo su responsabilidad los equipamientos que en las normas de sismo resistencia se clasifican como educativos, catalogados como edificaciones de atención a la comunidad, y conforme a su versión NSR-10, a partir de la entrada en vigencia en julio de 2010, se establece la obligatoriedad de su reforzamiento. Siguiendo las tendencias mundiales al respecto, desde años atrás el Distrito Capital ha venido desarrollando una estrategia para disminuir la vulnerabilidad física de estas edificaciones y hasta el momento se han intervenido mediante reforzamiento, cierre, reposición o ampliaciones o nuevas construcciones e identificación para reubicación, para el sector de integración social cerca del 23 % del total de sus edificaciones, y el 42 % para el sector de educación, lo cual representa un gran avance para la obligación que le asigna la nueva normatividad. Sin embargo, es importante dar continuidad y fortalecer esta estrategia de intervención, mediante la disposición de los recursos necesarios para llevar las edificaciones al nivel de seguridad requerido.

página 65

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Del sector de gobierno, seguridad y convivencia, las entidades que tienen obligación de reforzar su infraestructura por tener edificaciones catalogadas como edificaciones de atención a la comunidad son la Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá – UAECOB y el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias – FOPAE - Dirección de Prevención y Atención de Emergencias - DPAE. La primera a la fecha ha intervenido 39% del total de sus edificaciones y tiene proyectado intervenir en el corto plazo el 22 %, por lo tanto y al igual que en el sector de los equipamientos educativos, es importante dar continuidad y fortalecer esta estrategia de intervención, mediante la disposición de los recursos necesarios para llevar las edificaciones al nivel de seguridad requerido, dado que los plazos establecidos legalmente ya se han vencido. Por su parte el FOPAE - DPAE ya ha realizado los estudios e intervenciones requeridas para el reforzamiento del total de sus edificaciones. Se ha realizado un gran esfuerzo para que la infraestructura estratégica de los sistemas de abastecimiento y recolección de aguas sean lo menos vulnerable ante un evento de gran magnitud, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá ha realizado reforzamiento estructural y construido edificios administrativos de acuerdo con los requerimientos de la Norma NSR-98, en este momento cuenta con el 60% de sus edificaciones reforzadas. La infraestructura estratégica se encuentra reforzada así: El 100% de la infraestructura de los embalses reforzada. El 80% de la plantas de tratamiento tiene reforzamiento y el 20% restante cuenta con estudio de reforzamiento estructural. Se reforzaron el 60% de los tanques de almacenamiento de agua y el 40% no requirió reforzamiento. El 84% de las estaciones elevadoras de aguas lluvias y residuales han sido rehabilitadas o fueron construidas bajo la NSR-98, el 16% falta por rehabilitar. El sector Movilidad tiene a cargo la construcción y mantenimiento de malla vial y el manejo del transporte del Distrito Capital. La funcionalidad de la infraestructura del sector es fundamental para la atención de una emergencia en la ciudad debido a que las vías permitirán el acceso a las áreas afectadas para atención de víctimas, el suministro de abastecimientos a la ciudad, y se vuelve un eje primordial para afrontar la etapa de recuperación post desastre (rehabilitación y reconstrucción). A la fecha el 25% de las edificaciones indispensables fueron construidas o reforzadas con la NSR-98. En cuanto a la infraestructura del sistema de transporte masivo en su conjunto (portales, estaciones intermedias, estaciones de intercambio troncal y estaciones simples) fue construida bajo la NSR-98. En puentes vehiculares y peatonales el Distrito Capital viene trabajando en el reforzamiento de su infraestructura, es por eso que de los 114 puentes vehiculares existentes el 21% ha sido reforzado, el 15% cuenta con estudio de vulnerabilidad sísmica y el 33% es infraestructura nueva; así mismo de los 186 puentes peatonales, el 65% de estos son construcciones nuevas o han sido reforzadas y el 17% restante cuenta con estudios de reforzamiento. La continuidad en la prestación del servicio de energía es una condición de gran importancia para el manejo de la atención pública en una situación de emergencia, desastre o calamidad. A la fecha se tiene certeza de que cerca del 47% de sus subestaciones cuenta con condiciones apropiadas de seguridad frente a un evento sísmico de considerable magnitud, y quedaría pendiente por determinar el tipo de intervención en cerca del 53% de las subestaciones. No se cuenta con información de la totalidad de las edificaciones del sector Energía, respecto del cumplimiento de las Normas NSR.

página 66

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


En el sector de telecomunicaciones se encuentra que la ETB tiene un 50% de su infraestructura reforzada. Además, en el Distrito Capital este servicio es prestado también por otras entidades que no son del orden distrital, tales como EPM Bogotá, AVANTEL S.A., Telefónica Telecom, Telefónica Móviles, COMCEL y Colombia Móvil, que han reforzado sus edificios administrativos e infraestructuras en diferentes grados, pero que no son competencia de la administración distrital, por tanto no se presentan sus resultados. Siendo así, no es posible establecer un porcentaje de cumplimiento de la norma para este sector. Igualmente, el servicio de gas natural domiciliario es prestado por entidades privadas y en consecuencia no se presentan los resultados al respecto. La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos UAESP, ha informado que la mayoría de sus edificaciones indispensables corresponde a nuevas construcciones, por lo que cumplen en gran porcentaje con la norma sismo resistente NSR98, faltando un 20% por reforzar. La información sobre la condición de vulnerabilidad sísmica de las edificaciones de los concesionarios no fue reportada a la UAESP. En conjunto, se puede apreciar cómo la Administración Distrital ha comprendido la necesidad de enfrentar las consecuencias que podría dejarle la ocurrencia de un sismo, que para una ciudad del tamaño de Bogotá, adquiere proporciones que no pueden afrontarse fácilmente y, como consecuencia, ha entendido que es más económico prevenir que remediar, por lo cual ha venido desarrollando acciones para reducir el impacto que le podría generar. Igualmente ha desarrollado acciones para incorporar el concepto del riesgo en la cultura de los ciudadanos, de las instituciones y de las entidades privadas, quienes son responsables de realizar las correspondientes acciones de mitigación sobre sus propiedades. Finalmente, puede establecerse que si bien la tarea no se ha terminado, se ha avanzado en la mayor parte y es necesario continuar apropiando recursos físicos, humanos y económicos que permitan seguir disminuyendo la vulnerabilidad de la ciudad, para tener una ciudad más segura para sus habitantes y mejor preparada para enfrentar la atención y la recuperación post sismo.

página 67

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


CAPÍTULO III Fortalecimiento de la capacidad de respuesta de las entidades que conforman el Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias - SDPAE ante la ocurrencia de un evento de gran magnitud en Bogotá

página 68

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


El presente capítulo muestra un consolidado de las acciones de preparativos para emergencias que se han desarrollado con la participación de las entidades que conforman el SDPAE desde la implementación de la Estrategia de Fortalecimiento de la Capacidad de Respuesta ante un evento de gran magnitud desde el año 2005 a la fecha, particularmente enfocado a las líneas de acción sistema organizacional, sistema logístico y capacitación a los grupos operativos. Así mismo, señala los antecedentes que llevaron a la formulación de la Estrategia enunciada e indica las acciones pendientes por desarrollar para alcanzar los diferentes objetivos definidos en la estrategia. Este capítulo busca presentar el nivel de avance de los productos establecidos en el objetivo de Fortalecimiento a las operaciones en emergencias formulado en el marco de la Estrategia de Fortalecimiento de la Capacidad de Respuesta ante un evento de gran magnitud en Bogotá, desde el ámbito de los preparativos para emergencias.

E

n los últimos años la ocurrencia de diferentes situaciones de emergencia de gran impacto, como el atentado terrorista contra el Club Social El Nogal y el accidente de tránsito con el bus escolar del colegio Agustiniano Norte ocurridos en febrero de 2003 y en abril de 2004 respectivamente, evidenciaron profundas debilidades en la capacidad de respuesta de las entidades de socorro del Distrito Capital, especialmente en su modelo de organización, dado que la atención de la emergencia se caracterizó por una activación desordenada de la respuesta y la falta de claridad en los procedimientos operativos, de comando y toma de decisión. La Dirección de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá D.C.-DPAE como ente rector del Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias – SDPAE, inició un proceso de fortalecimiento de la capacidad de respuesta del Distrito, a partir de la elaboración de protocolos y el desarrollo de procesos de capacitación en respuesta a las prioridades manifestadas por la administración, realizando en octubre de 2003 el Simulacro de Respuesta Frente a Estructuras Colapsadas, como una acción fundamental dentro del proceso de fortalecimiento de las instituciones del SDPAE.

página 69

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Posteriormente y con el propósito de definir e implementar un esquema de administración y atención de emergencias eficiente que contemplara los aspectos de organización, coordinación y respuesta, no sólo en la(s) zona(s) de impacto sino a nivel distrital articulados con la nación, en el año 2005 la DPAE con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), formuló la “Estrategia de Fortalecimiento de la Capacidad de Respuesta de Bogotá ante un Sismo de Gran Magnitud”, que define el marco conceptual e institucional para fortalecer la capacidad de respuesta del Distrito, la población en general, y estrechar sus vínculos en este tema con la administración del Departamento de Cundinamarca y de los municipios vecinos a Bogotá, el Gobierno Nacional, el Sistema de las Naciones Unidas en Colombia y las organizaciones de cooperación internacional. El programa planteó como meta, el desarrollo de estrategias y acciones de intervención en los componentes operativo, organizacional, normativo, educativo, financiero y logístico para el fortalecimiento de la capacidad de respuesta y recuperación de Bogotá ante un sismo de gran magnitud. Para dar cumplimiento a esta meta se establecieron cuatro objetivos inmediatos que abarcan: el fortalecimiento de las operaciones de emergencia, el apoyo a las operaciones de emergencia, el desarrollo de la capacidad ciudadana y la recuperación y rehabilitación. El objetivo referente al Fortalecimiento de las operaciones de emergencia, alude a fortalecer los procesos y procedimientos para la atención, administración y operación de grupos voluntarios en situaciones de emergencias complejas. Para dar cumplimiento a dicha formulación se establecieron cuatro líneas de acción. La primera línea de acción hace referencia a la definición de un SISTEMA ORGANIZACIONAL, que permita a la ciudad administrar y atender las emergencias de manera articulada

con los niveles departamental, nacional e internacional. En consecuencia, los productos esperados para dar cumplimiento a esta línea de acción son: Plan de emergencias, Protocolos Distritales de Respuesta a Emergencias, Planes Institucionales de Respuesta a Emergencias y Planes de Emergencia y Contingencias.

La segunda línea de acción corresponde a la definición de un SISTEMA LOGÍSTICO que permita fortalecer la planificación y capacidad logística para emergencias de la ciudad en los procesos de abastecimiento, almacenamiento, transporte y distribución de recursos y la adecuación de instalaciones estratégicas. La tercera línea de acción se refiere al establecimiento de un SISTEMA DE COMUNICACIONES por medio del cual la ciudad disponga de la infraestructura de comunicaciones de emergencia integrada, redundante, confiable y con cubrimiento en las 20 localidades del Distrito Capital.

La cuarta línea de acción corresponde a la CAPACITACIÓN A GRUPOS OPERATIVOS, por medio de la definición de un plan de trabajo que establezca las necesidades de los diferentes grupos de respuesta y en ese contexto se identifiquen los cursos que deben ser desarrollados o diseñados en el corto, mediano y largo plazo que contribuyan al fortalecimiento de la capacidad de respuesta.

página 70

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


1. Sistema organizacional Por lo anterior y para dar cumplimiento al desarrollo del objetivo propuesto - por medio de las diferentes líneas de acción anteriormente referenciadas- respecto a la línea del 1. Sistema organizacional, el trabajo desarrollado hasta el momento contempla:

1.1 Plan de Emergencias de Bogotá - PEB La actualización del Plan de Respuesta a Emergencias por Terremoto en Bogotá D.C., denominándose Plan de Emergencias de Bogotá - PEB, documento que define las políticas, los niveles de emergencia, las funciones de respuesta, la organización y responsabilidades institucionales, las instancias de coordinación con el sector privado y la comunidad y se establecen los Protocolos Distritales de Respuesta. Dentro de los anexos del documento PEB se tiene:

Anexo

Descripción

Tabla No. 1 Anexos del Documento Plan de Emergencias de Bogotá - PEB. 2008

página 71

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Anexo

Descripción

Tabla No. 1 Anexos del Documento Plan de Emergencias de Bogotá - PEB. 2008

1.1.1 Áreas y Funciones de Respuesta A través de las áreas y funciones, se definieron las acciones propiamente dichas de respuesta a las emergencias y se asignaron entidades responsables y de apoyo según las competencias institucionales, establecidas en 34 protocolos, siendo estos los siguientes:

Anexo

No.

Descripción

Tabla No. 2 Protocolos de Respuesta

página 72

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Anexo

No.

Descripción

Tabla No. 2 Protocolos de Respuesta

página 73

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


1.1.2 Instrumentos de preparativos para emergencias La elaboración, implementación y socialización tanto a las entidades que conforman el Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias – SDPAE como a organizaciones privadas, de diferentes herramientas de preparativos para emergencias constituidas en anexos del Plan de Emergencias de Bogotá -PEB, como son: • • • •

Guía para Elaborar Planes de Emergencia y Contingencias. Guía para Elaborar Planes Institucionales de Respuesta a Emergencias. Guía para Desarrollo Simulaciones. Guía para Desarrollo Simulacros.

1.1.3 Planes institucionales de respuesta a emergencias Asesoría y acompañamiento en la elaboración de los Planes Institucionales de Respuesta a Emergencias – PIRE a las entidades del SDPAE. En donde, de las 96 entidades que pertenecen al SDPAE, se tiene: 71 documentos PIRE revisados (de los cuales 11 están aprobados por la DPAE), 10 planes de emergencia y contingencias, 2 oficios informativos y 13 entidades aún no han entregado ni solicitado ninguna asesoría. En la gráfica No. 1 se indica primordialmente la relación entre los PIRE revisados y los PIRE aprobados por la DPAE durante los años 2009 a Abril 2010.

RELACIÓN PIRE REVISADO VS.PIRE APROBADO Gráfica No. 1. Relación de Planes Institucionales de Respuesta a Emergencias – PIRE revisados vs. Planes Institucionales de Respuesta a Emergencias – PIRE aprobado. Años 2009 a 2010

PIRE’s Revisados , 71

PIRE’s Aprobados, 10

página 74

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2. Capacitación a grupos operativos En relación con la línea de acción de capacitación a grupos operativos, se destacan como acciones principales desarrolladas a la fecha:

2.1 Plan de capacitación operativa Definido para los años 2007 a 2015 y que actualmente se denomina Plan de Capacitación en Gestión del Riesgo para Bogotá, con el propósito de definir los lineamientos para el diseño y el desarrollo de cursos que permitan fortalecer la capacidad de respuesta del personal estratégico, táctico y operativo de las entidades que conforman el SDPAE y los Comités Locales de Prevención y Atención de Desastres – CLOPAD establecidos en el programa Bogotá – Región.

2.2 Matriz de capacitación Establece la oferta de cursos en administración y atención de emergencias para el Distrito Capital y la relación de éstos con los treinta y cuatro (34) protocolos Distritales de Respuesta y el Esquema Organizacional definidos en el PEB.

2.3 Cursos desarrollados años 2007 a febrero de 2010 Dichos cursos son: Sistema de Comando de Incidentes Nivel Básico - SCINB, Sistema de Comando de Incidentes – SCI, Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas – CRECL / BREC, Primera Respuesta a Incidentes con Materiales Peligrosos - PRIMAP, Rescate en Zanjas, Rescate en Espacios Confinados, Rescate Vertical, Administración de Alojamientos Temporales, Soporte Básico de Vida, Asistente de Primeros Auxilios Avanzados - APAA, Logística en Emergencias - LOGEM, Bases Administrativas en Gestión del Riesgo – BAGER, Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades – EDAN, Manejo Vehículos de Emergencias – MAVE, Operaciones Básicas con Materiales Peligrosos – O.B. MATPEL, Rescate con perros, Curso de Bombero Forestal - CBF, Operaciones y Control de Incendios Forestales - COPCIF. En la tabla No. 3 se indica la cantidad de cursos desarrollados desde el año 2007 a febrero de 2010.

página 75

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Nombre

Cantidad

TOTAL

64 Tabla No. 3 Cursos desarrollados durante los años 2007 a Febrero de 2010

página 76

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2.4 Personal entidades SDPAE capacitado en el mismo período Capacitación a 1.250 personas integrantes de las entidades del SDPAE.

2.5 Ejercicios de entrenamiento A partir de octubre de 2007 y de manera anual hasta la fecha, como estrategia de implementación del Plan de Emergencias de Bogotá, permitiendo evaluar y validar los Protocolos Distritales por cada una de las Áreas y Funciones de Respuesta conforme al modelo organizacional propuesto para la administración y atención de emergencias, el cual es aplicable a cualquier tipología de emergencias, ante la ocurrencia de un evento de gran magnitud en el Distrito Capital. A continuación se referencian los distintos ejercicios de entrenamiento, que la DPAE ha venido desarrollando entre los años 2007 y 2009. Tipo de Ejercicio:

Simulación Distrital Fecha:

Octubre 9 de 2007

Duración:

5 horas

Propósito: Evaluar la capacidad de toma de decisiones para una adecuada respuesta en la sección de planificación y la sección de operaciones del SDPAE, mediante el desarrollo de un ejercicio de mesa tendiente a implementar y operativizar el Esquema Organizacional propuesto.

página 77

Cantidad Personas:

75

Participantes:

Codensa, EAAB, EEEB, ETB, IDU Gas Natural, Transmilenio UAESP, Cruz Roja Colombiana, UAECOBB Defensa Civil- Seccional Bogotá Cuerpo Bomberos Voluntarios DAS, Ejército Nacional -XIII Brigada Instituto Nacional Medicina Legal Policía Metropolitana Policía Cívica de Mayores Policía Metropolitana de Tránsito Alcaldía Local: Usaquen, San Cristóbal, Bosa, Puente Aranda, Rafael Uribe Uribe Ciudad Bolívar Secretaría Distrital de Salud Secretaría Distrital de Hábitat Secretaría Distrital de Planeación Secretaría Distrital de Movilidad Secretaría Distrital Integración Social Secretaría de Gobierno - FOPAE

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Tipo de Ejercicio:

Simulación Distrital Fecha:

Octubre 17 y 18 de 2008

Duración:

22 horas

Propósito: Evaluar y probar la capacidad de organización, toma de decisiones y la respuesta del Modelo Organizacional propuesto para la Administración y Atención de Emergencias del SDPAE, con el fin de determinar estrategias necesarias para continuar con el proceso de fortalecimiento del SDPAE dentro del área de preparativos y respuesta.

página 78

Cantidad Personas:

385

Participantes:

Secretaria Dtal Integración Social Gas natural Defensa Civil Seccional Bogotá Secretaría Distrital de Habitat Secretaría Distrital de Planeación Secretaría de Educación Distrital Secretaría Distrital de Salud Secretaría General Secretaría de Movilidad Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte Secretaría Distrital Desarrollo Económico UAERMMV Secretaría de Ambiente Policía Metropolitana de Bogotá Cruz Roja Colombiana EPM ETB Codensa Telefónica Defensoría Espacio Público IDU Instituto Nacional Medicina legal EEB UAESP UAECOBB Cuerpo Bomberos Voluntarios EAAB

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Tipo de Ejercicio:

Simulación Gabinete Distrital Fecha:

Octubre 5 de 2009

Duración:

2 horas

Propósito: Desarrollar un ejercicio de simulación con las entidades del sector central y descentralizado, a nivel distrital y nacional relevantes, para sensibilizar y evaluar la toma de decisiones de orden político en la atención y administración de eventos de gran magnitud, con el fin de determinar estrategias necesarias para continuar con el proceso de fortalecimiento del SDPAE en articulación con el SNPAD dentro del contexto de preparativos y respuesta.

página 79

Cantidad Personas:

21

Participantes:

Alcalde Mayor Secretaría General. Secretaria Privada. Secretaría de Gobierno. Secretaría Distrital de Hacienda. Secretaría Distrital de Planeación. Secretaría Distrital Desarrollo Económico. Secretaría Distrital de Salud. Secretaría Distrital de Ambiente. Secretaría de Educación Distrital. Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte Secretaría de Integración Social. Secretaría Distrital de Movilidad. Secretaría Distrital de Hábitat. Policía Metropolitana de Bogotá. Ejército Nacional Brigada XIII Oficina de Prensa Alcaldía Mayor. Min. Interior y de Justicia Dirección General para la Gestión de Riesgo Sistema Nacional de Bomberos. Defensa Civil Seccional Bogotá

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


página 80

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Tipo de Ejercicio:

Simulacro Distrital de Evacuación Fecha:

Octubre 5 de 2009

Duración:

5 horas

Propósito: Fortalecer las acciones de preparación de la comunidad frente a la ocurrencia de un evento de gran magnitud en Bogotá. Cantidad Personas: Participantes:

3’590.375 Habitantes de Bogotá D.C.

Tipo de Ejercicio:

Simulación Secretaría General Fecha:

Diciembre 4 de 2009

Duración:

2 horas

Propósito: Desarrollar un ejercicio de simulación con las direcciones de la Secretaría General para sensibilizar y evaluar la toma de decisiones tanto a nivel interno como externo en la atención y administración de eventos de gran magnitud, con el fin de determinar estrategias necesarias para dar continuidad (con el) al proceso misional de la secretaría. Cantidad Personas: Participantes:

página 81

16 Direcciones de Secretaría General

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3. Sistema logístico Respecto a la línea de acción de sistema logístico, se indica que en el marco del Plan de Emergencias de Bogotá se elaboró la Guía para el manejo logístico en emergencias y con base en la identificación de necesidades para atención de los diferentes eventos que ocurren en el Distrito Capital, se han adquirido distintos Equipos, Herramientas y Accesorios en aras a fortalecer la respuesta a las emergencias.

3.1 Adquisición de equipos, herramientas y accesorios 3.1.1 Es por esto que durante el año 2007 se adquirieron principalmente: Elementos y equipos médicos, equipos de elevación neumática, equipos y accesorios para eventos con incendios forestales, retardantes, muebles plegables para montaje de PMU’s, equipos de iluminación, carpas, equipos y elementos para rescate vehicular, equipos y elementos para manejo de materiales peligrosos, equipos de comunicación para búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, instrumentos de medición para el manejo de materiales peligrosos, equipos de comunicación para la red de comunicaciones distrital, elementos de protección personal, elementos de iluminación químicos fluorescentes, compresores para el manejo de equipos de apuntalamiento, binoculares. 3.1.2 Durante el año 2008, los equipos fueron: generadores eléctricos portátiles, camioneta cuatro por cuatro todo terreno, equipos de iluminación, carpas, motocicletas, motobombas, cajas de embalaje para equipos, herramientas y accesorios, equipos y elementos para el manejo de materiales peligrosos, retardantes, equipos y elementos electromecánicos para la búsqueda y rescate en estructuras colapsadas; equipos, elementos y accesorios para la red de radiocomunicaciones, tanques colapsibles, mesas portátiles, elementos para la búsqueda y rescate en alturas, camillas, bolsas para cadáveres, elementos de dotación personal, estaciones hidrometerológicas, localizadores de personas atrapadas, binoculares, cámaras térmicas. 3.1.3 Durante el año 2009: Sensores de temperatura, torres de iluminación, equipos de comunicación, cajas de embalaje para equipos, herramientas y accesorios, motobombas, kits de búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, carpas, elementos para el manejo de materiales peligrosos, motobombas, equipos y elementos para rescate en alturas, equipos avanzados para búsqueda y rescate, elementos de protección personal, motos, montacargas, camión, sistema protector de cableado, mástil para antenas de repetición.

página 82

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3.1.4 Es de anotar adicionalmente, que en todas las vigencias se suscriben contratos de suministro que garantizan la entrega de ayudas humanitarias a las personas que resultan afectadas en los diferentes eventos y emergencias que se presentan en la ciudad como kits noche, kits limpieza, kits cocina, entre otros. 3.1.5 El presupuesto invertido a lo largo de las vigencias 2007, 2008 y 2009 se resume en la gráfica No.2.

PRESUPUESTO DE INVERSIÓN Gráfica No. 2. Presupuesto de Inversión año 2007 a 2009

PRESUPUESTO (Millones de $)

2.000

$ 1,901.49

1.800 1.600 1.400 $ 1,249.95

1.200 1.000 800

$ 948.41

600 400 200 0

Año 2007

Año 2008

Año 2009

Acciones pendientes por desarrollar Teniendo en cuenta que el fortalecimiento de la capacidad de respuesta es un proceso continuo, las acciones pendientes por desarrollar están dirigidas a: 1. Lograr la comprensión y apropiación por parte de las entidades del SDPAE, de la responsabilidad que en el marco de la misión institucional y los protocolos distritales de respuesta, éstas tienen con Bogotá D.C. y debe verse reflejada en los Planes Institucionales de Respuesta a Emergencias.

página 83

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2. Revisar, ajustar y actualizar el Esquema Organizacional y los Protocolos Distritales de Respuesta del PEB, según los aspectos identificados en los distintos ejercicios de entrenamiento realizados, validarlos con el SDPAE e implementarlos en el PEB. 3. Definir el adecuado flujo de Información entre las secciones y ramas de la estructura organizacional. 4. Socializar la estructura organizacional del PEB en la totalidad de las entidades del SDPAE, iniciando con el proceso de divulgación e implementación del PEB a nivel institucional a través del PIRE. 5. Inclusión del personal directivo (alta gerencia) de algunas entidades distritales, para evitar toma de decisiones inadecuadas, e inconveniente coordinación en el proceso de administración y atención de emergencias. 6. Continuar con la capacitación del personal táctico, estratégico y operativo de las entidades del SDPAE, definido en el esquema organizacional de respuesta en cada PIRE y de acuerdo con la participación de las entidades en los protocolos distritales de respuesta para contribuir a la implementación del PIRE por parte de las entidades. 7. Establecer convenios con universidades para diseñar cursos que permitan fortalecer la respuesta del personal de las entidades del SDPAE, de acuerdo al Esquema Organizacional y los protocolos distritales de respuesta del PEB. 8. Desarrollar cursos con entidades nacionales e internacionales certificadas en temáticas de administración y atención de emergencias con la finalidad de ampliar la oferta de cursos existente y fortalecer la capacidad de respuesta con base en estándares no sólo nacionales sino internacionales. 9. Identificar las necesidades respecto al manejo de recursos y suministros para la atención de emergencias definidos en el PIRE de cada una de las entidades y articularlas con los Planes Logísticos institucionales. 10. Mejorar el sistema de comunicación distrital ampliando la cobertura a nivel distrital propendiendo por dar alcance nacional e internacional. 11. Establecer un Centro Operativo de Emergencias – COE, con la infraestructura y servicios adecuados no sólo para ser usado en momentos de emergencia sino para realizar allí las capacitaciones y entrenamientos necesarios dirigidos a las entidades del SDPAE. 12. Fortalecer la realización del simulacro distrital anual de evacuación, incluyendo no sólo a las entidades u organizaciones sino a la comunidad en general para que día a día, tomen consciencia sobre la importancia de estar preparadas ante la ocurrencia de una emergencia en la ciudad. 13. Desarrollo de ejercicios de simulación para cada una de las entidades que participan en cada uno de los protocolos de respuesta y por protocolo, para fortalecer la capacidad de toma de decisiones del personal táctico y estratégico de las entidades.

página 84

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Conclusiones 1. Con la adopción e implementación del PEB en el último trimestre de 2007, la tendencia de las situaciones de emergencia en el Distrito Capital, presenta una curva descendente. Entendiendo como emergencia toda situación que dentro de la clasificación del Distrito Capital tiene una ponderación mayor de 1.

CONSOLIDADO DE EMERGENCIAS PERIODO 2005 A 2007 Gráfico 1: Consolidado de emergencias periodo 2005-01/2010-04.

500 468

450

Emergencias

400 350

404 367

300 250 200 150

173

100

159

50

67

0 Año 2005

Año 2006

Año 2007

Año 2008

Año 2009

Año 2010 a Marzo

2. Se evidencia un incremento en la participación de las entidades del SDPAE en los ejercicios de simulación realizados desde el año 2007 a la fecha, notándose el compromiso de éstas con la atención de las emergencias en la ciudad.

página 85

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


CAPÍTULO IV

Formación de cultura ciudadana para la gestión integral del riesgo

página 86

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Este capítulo se centra en mostrar estrategias para inculcar la Gestión Integral del Riesgo –GIR en la cultura ciudadana mediante procesos de formación en Gestión Integral del Riesgo dirigidos a los sectores comunitario, educativo, empresarial e industrial con herramientas como la Política Distrital de Educación para la Gestión Integral del Riesgo con la educación para la gestión integral del riesgo, por un lado; con campañas y materiales divulgativos y de información dirigidos a todos los sectores de la ciudad de Bogotá, por otro. A continuación se especificará cada uno de estos aspectos.

Educación para la gestión integral del riesgo

E

n el trabajo por fortalecer la capacidad ciudadana frente al riesgo, el papel de la educación se dirige a la transformación de la conducta humana que se manifiesta en la práctica de acciones responsables de prevención del riesgo y de atención de emergencias. Dado su carácter permanente y cotidiano, la efectividad de dicha transformación implica la inclusión de la Gestión Integral del Riesgo en la cultura ciudadana.

En este contexto la DPAE desarrolla procesos de educación con el objetivo de incorporar la Gestión Integral del Riesgo en la cultura ciudadana mediante acciones de formación, investigación, comunicación y participación social en los diferentes sectores de la ciudad. Dichos procesos de formación constituyen el cuerpo de este capítulo. En primer lugar se presenta una contextualización de la gestión educativa de la DPAE en el ámbito distrital. En segundo lugar se describen las acciones desarrolladas correspondientes a los componentes de la Política Distrital de Educación para la Gestión Integral del Riesgo -PDEGIR. En tercer lugar se presenta un balance de los procesos implementados. El material anexo ofrece una muestra significativa de los documentos y las herramientas pedagógicas producidas por la DPAE e implementadas en el trabajo con la comunidad de Bogotá para contribuir desde la educación al fortalecimiento de la capacidad ciudadana frente a la Gestión Integral del Riesgo. Este capítulo tiene como objetivo presentar y describir los procesos de educación para la Gestión Integral del Riesgo desarrollados por la DPAE para contribuir al fortalecimiento de la capacidad ciudadana frente al riesgo a través de la divulgación y la implementación de procesos y herramientas pedagógicas y de información pública.

página 87

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Contextualización de la educación para la GIR El objetivo principal del Sistema Distrital para la Prevención y Atención de Emergencias -SDPAE, es “contribuir a mejorar de manera equitativa, la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras, y propiciar un desarrollo seguro mediante la prevención de los riesgos y la minimización del impacto de los desastres, calamidades y emergencias de origen socionatural o tecnológico sobre la población, la infraestructura y la economía pública y privada.”1 Para tal fin, el Plan Distrital para la Prevención y Atención de Emergencias -PDPAE, estableció como líneas de acción: La identificación del riesgo, la prevención de nuevos riesgos, la mitigación de los riesgos existentes, la preparación y la administración de emergencias, y la recuperación post-evento. A partir de estos lineamientos, la Dirección de Prevención y Atención de Emergencias –DPAE, trabaja en el fortalecimiento del componente de educación como un instrumento de gestión para el logro de los objetivos generales, particularmente el correspondiente a la “Inclusión del Riesgo en la Cultura para garantizar su manejo en las prácticas cotidianas y en la toma de decisiones de los ciudadanos y las organizaciones, en especial de aquellos más vinculados a la generación o a la afectación del riesgo”2. De acuerdo con lo anterior, la educación para la Gestión Integral del Riesgo -GIR se define como un proceso de formación permanente dirigido a fomentar las capacidades cognitivas, axiológicas y praxiológicas de los individuos y grupos para asumir una conducta responsable, activa y sostenible frente a los riesgos de origen natural y antrópico no intencional que se manifieste en acciones de prevención y mitigación del riesgo, de respuesta efectiva a las emergencias y de recuperación post-evento. En este contexto y teniendo en cuenta la función del Comité Distrital para la Prevención y Atención de Emergencias de “Asesorar al Gobierno Distrital en lo referente a la formulación de políticas y estrategias para la prevención y atención de desastres, calamidades y emergencias distritales” la DPAE, en el contexto de la Comisión de Gestión Social, Educativa y Participación Comunitaria, inició el proceso de formulación de la Política Distrital de Educación para la Gestión Integral del Riesgo – PDEGIR, con el objetivo de articular, coordinar y promover las acciones de educación para la Gestión Integral del Riesgo de las entidades pertenecientes al SDPAE para incorporar la Gestión Integral del Riesgo en la cultura ciudadana, fortalecer las capacidades de autoprotección, prevención, atención de emergencias y recuperación post-evento, y contribuir al desarrollo seguro y al mejoramiento de la calidad de vida de la población bogotana. La PDEGIR definida como el conjunto de principios, estrategias y lineamientos que orientan y articulan las acciones de educación -planeadas y ejecutadas por las entidades del SDPAE- que mediante procesos educativos y pedagógicos continuos y permanentes contribuyan a reducir los factores asociados a la generación y la acumulación de ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ de la población de Bogotá, es el resultado de un proceso de construcción colectiva que, bajo el liderazgo de la DPAE, recogió las necesidades, iniciativas, intereses y expectativas de un amplio y diverso grupo de actores3, entre entidades del Distrito - públicas y privadas - sujetos individuales y colectivos de diversos sectores de la ciudad (educativo, empresarial, comunitario e institucional), quienes expresaron su interés y su compromiso con el desarrollo integral de la Ciudad.

1. Decreto 332/2004, “Por el cual se organiza el Régimen y el Sistema para la Prevención y Atención de Emergencias en Bogotá Distrito Capital y se dictan otras disposiciones”. Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Gobierno, Dirección de Prevención y Atención de Emergencias. 2. Artículo 5, Decreto 423 de 2006 y en los 8 programas de los escenarios territoriales y sectoriales. 3. A través de un proceso de construcción conjunta, las fuentes que dieron contenido y forma a esta Política se basaron en, por un lado, los objetivos, funciones y líneas de acción del PDPAE y los compromisos asumidos a través de la resolución 138 de 2007 y, por el otro, la socialización y retroalimentación del documento base para la formulación de la Política con las entidades del SDPAE a través de la comisión de gestión social, educación y participación comunitaria.

página 88

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


¿Qué se entiende por vulnerabilidad cultural frente a la GIR? Desde el horizonte conceptual que traza la Política Distrital de Educación para la GIR, ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ es definida como la predisposición o la susceptibilidad que tiene la población de ser afectada o sufrir daños en situaciones de emergencia por la ausencia de una conciencia y una cultura crítica, autorreflexiva, corresponsable y solidaria frente a los riesgos públicos de la ciudad; en efecto, se reconoce la ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ como un factor de riesgo interno que se traduce en dificultades para: •

Identificar y reconocer los riesgos existentes y potenciales (capacidad de percepción, de sacar del ámbito de la imperceptibilidad los riesgos de origen natural y antrópico no intencional).

Reflexionar sobre la configuración social de los riesgos y, desde allí, asumir una mirada autocrítica que le permita al sujeto reconocerse a sí mismo como potencial generador de riesgos.

Acceder a los conocimientos técnicos, estratégicos y operativos para anticipar, resistir y recuperarse de los daños.

Incorporar la gestión integral del riesgo en las prácticas cotidianas y planes de vida de las comunidades.

Generar procesos de organización social y participación comunitaria dirigidos a fortalecer la capacidad de autogestión y autoprotección de las comunidades.

Conocer las amenazas de origen natural, socio-natural y antrópico no intencional existentes y potenciales de la ciudad.

Reconocer el vínculo intrínseco que existe entre la construcción social de los riesgos públicos, las condiciones sociales y planes de vida de las comunidades, y la realización de derechos colectivos.

Reconocer que la GIR tiene que ver con los modos de interacción social, construcción y defensa del espacio público y apropiación social del territorio.

¿Cuáles son las acciones de educación para reducir la vulnerabilidad cultural frente a la GIR? Con base en este soporte conceptual, las acciones de educación para la GIR se enmarcan en los cuatro componentes de la PDEGIR denominados: formación para la GIR, comunicación asertiva para la GIR, investigación aplicada a la educación para la GIR y participación social para la incorporación de la GIR en la cultura.

página 89

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


1. Formación para la GIR

E

l propósito general del componente consiste en diseñar una estrategia distrital de formación permanente para la GIR que - desde una perspectiva integral del ser humano (cognitiva, axiológica y praxiológica) - establezca unos criterios mínimos 4 para consolidar la oferta educativa existente en la materia y generar nuevos procesos de enseñanza - aprendizaje significativos de acuerdo con las necesidades de formación diferencial 5 de los sectores y las poblaciones que atiende esta política: • • • •

Sector educativo formal, no formal e informal Sector privado Institucionalidad distrital La comunidad en general

Proyectos del componente de Formación para la GIR Proyectos

Objetivos

Acciones

4. Por criterios mínimos se hace referencia a los referentes que debe tener todo proceso educativo con perspectiva pedagógica. 5. La formación diferencial apunta a dos asuntos: (i) una educación adaptada a las necesidades de formación de la comunidad según sus particularidades, pero también (ii) una educación que reconozca los niveles de formación que pueda requerir algún sector o grupo poblacional: táctico, operativo y estratégico.

página 90

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Proyectos

Objetivos

Acciones

Proyectos del componente de Formación para la GIR

E

2. Comunicación asertiva para la GIR

l propósito general del componente consiste en incorporar los principios de la comunicación asertiva como un proceso complementario a las acciones educativas para la GIR para que todos y todas sin distinción puedan ejercerla.

Teniendo en cuenta que la educación y la formación para la GIR involucran procesos comunicativos, la Política Distrital de Educación para la GIR, hace una apuesta por la ‘asertividad’ para garantizar que la información que se transmite y el conocimiento que se produce generen procesos de pensamiento y acción eficaces con el objetivo de consolidar una conciencia y cultura pública autocrítica, responsable y solidaria con la GIR en Bogotá.

página 91

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Proyectos del componente de comunicación asertiva para la GIR Proyectos

Objetivos

Acciones

Proyectos del componente de comunicación asertiva para la GIR

página 92

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3. Investigación aplicada a la educación para la GIR

E

l propósito general del componente consiste en consolidar una estrategia permanente, articulada, interinstitucional e intersectorial de investigación para la producción continua de conocimientos aplicados a la educación para la GIR y la sistematización de las experiencias y avances en esta materia; así como la identificación de logros, fortalezas, dificultades y buenas prácticas pedagógicas en los diversos sectores, territorios y poblaciones en el proceso llevado a cabo para incorporar la GIR en la cultura.

Proyectos del componente de investigación aplicada a la educación para la GIR Proyectos

Objetivos

Acciones

Proyectos del componente de investigación aplicada a la educación para la GIR

página 93

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


E

4. Participación social frente a la GIR

l propósito general del componente consiste en desarrollar una estrategia de organización y participación social que a partir del reconocimiento de los saberes territoriales y de las prácticas cotidianas, y con procesos complementarios de formación integral, comunicación asertiva e investigación aplicada, fomente la consolidación de procesos de movilización cultural, de pensamiento y de acción frente a la GIR.

Proyectos del componente de participación social para la GIR Proyectos

Objetivos

Acciones

Proyectos del componente de participación social para la GIR

¿A quiénes están dirigidas las acciones de educación para la GIR? La PDEGIR y por lo tanto las acciones de educación, se basan en los principios de universalidad, igualdad y territorialización, entre otros. Desde el principio de universalidad se afirma que la educación para la GIR va dirigida a toda la población que habita la ciudad; desde el principio de igualdad se reconoce la igualdad de oportunidades y un lenguaje incluyente para acceder y permanecer en los procesos de educación en condiciones de equidad, sin discriminación de ningún tipo; por su parte, el principio de territorialización arranca de reconocer la existencia de niveles de ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ diferenciados y necesidades de formación específicas.

página 94

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


De acuerdo con lo anterior, es un requisito indispensable adoptar criterios de implementación flexibles y pertinentes acordes con los contextos físicos, sociales, ambientales, poblacionales y culturales de cada territorio de la ciudad. Por lo tanto, se reconocen cuatro sectores para la concreción del propósito de educación diferencial de acuerdo con las particularidades y necesidades de formación que ofrece cada uno: El sector educativo formal, no formal e informal; el sector privado; el sector institucional; y la comunidad en general.

4.1 En situaciones de emergencia… primero los niños Con el fin de fomentar la incorporación de la Gestión Integral del Riesgo en la cultura ciudadana a través de los estudiantes más pequeños de las instituciones educativas del Distrito Capital, semilleros de esta gestión, como la mejor manera de dinamizar el proceso de conocimiento sobre prevención de los riesgos naturales y antrópicos no intencionales y promover en ellos mismos el desarrollo de comportamientos de autoprotección frente a las amenazas de la ciudad, se adelanta la campaña lúdica con Pietra Terrosa.

Pietra Terrosa es la protagonista de cuatro cuentos correspondientes a las amenazas naturales del Distrito Capital: El día que Pietra Terrosa se Electrizó, El día que Pietra Terrosa se Mojó, El día que Pietra Terrosa se Movió y El día que Pietra Terrosa se Rodó.

página 95

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La campaña con Pietra Terrosa se compone de cuatro actividades:

4.2 Canta con Pietra Terrosa

Dirigida a niñas y niños de jardines infantiles.

Con Pietra Terrosa transformada en títere los estudiantes cantan y bailan acompañados por rondas infantiles que ofrecen recomendaciones sobre cómo protegerse ante el incendio, el terremoto, el deslizamiento, la inundación y la tormenta eléctrica.

página 96

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


4.3 Un día con Pietra Terrosa en la familia Dirigida a estudiantes de segundo grado

Con Pietra transformada en muñeco, niñas y niños la llevan hasta su casa acompañada de los cuentos y un diario. Con su familia leen los cuentos, se acompañan de Pietra y escriben o dibujan su experiencia en familia en el diario que es devuelto al colegio. Al apoyar a los niños a recrear los cuentos, las familias empiezan a adquirir conciencia de la necesidad de prevenir y protegerse ante la posible ocurrencia de un evento de origen natural o antrópico no intencional.

página 97

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


4.4 Pietra Terrosa, cultura urbana y prevención Música de hip hop dirigida a estudiantes entre 11 y 15 años de los grados sexto a noveno. Con base en las canciones de música urbana de Pietra Terrosa, se desarrolla un taller que incluye actividades de canto, baile y pintura sobre el tema de la prevención de riesgos.

4. 5 Seis jugadas maestras para niños en caso de un terremoto La actividad presenta a los estudiantes seis recomendaciones puntuales correspondientes a los momentos antes, durante y después de un terremoto. Aunque la cartilla está dirigida a los estudiantes como un mecanismo para fomentar los comportamientos de autoprotección y contribuir así a la seguridad de la población infantil en caso de emergencia, se espera trascender posteriormente al contexto familiar para fomentar la cultura de la GIR en toda la comunidad.

página 98

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Seis jugadas maestras de Pietra Terrosa Si se mueve tu casa y se mueve tu ciudad, un terremoto se puede presentar. Proteger tu vida es una prioridad con las seis jugadas que te vamos a enseñar:

1.

Antes de una emergencia te debes preparar y los lugares seguros identificar

2.

Para garantizar tu protección los lugares peligrosos debes conocer con anticipación

página 99

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3.

Para actuar con acierto en caso de un remesón, conoce los puntos de encuentro y las rutas de evacuación

4.

Un pito y el carné de identificación debes llevar contigo para facilitar tu ubicación

página 100

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


5.

Cuando sientas un temblor, lo primero es la protección. Ante un movimiento brusco, busca un lugar seguro

6.

Cuando pase el temblor inicia la evacuación

página 101

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Conclusiones, logros y tareas pendientes En cuanto al trabajo con Pietra Terrosa el resultado obtenido es satisfactorio dada la acogida de estudiantes, docentes y familiares. Los estudiantes disfrutan de las actividades propuestas y encuentran una relación directa con los hechos de la vida cotidiana, lo cual facilita la aprehensión de los conceptos y el desarrollo de comportamientos de autoprotección. Respecto a los padres, se evidencia la necesidad de saber más sobre el tema y el interés por avanzar en las medidas de prevención en la casa y en la comunidad. Por su parte, los docentes encuentran en las herramientas pedagógicas de Pietra Terrosa, la oportunidad para fomentar en los estudiantes un aprendizaje significativo de la GIR mediante el desarrollo de habilidades cognitivas, axiológicas y praxiológicas frente a las amenazas de origen natural de Bogotá que se manifiestan en la cotidianidad escolar y familiar. El desarrollo de talleres de acompañamiento a la instituciones educativas del DC para la elaboración del Plan Escolar de Emergencia y Contingencias – PEC ha otorgado una herramienta valiosa para realizar el análisis de riesgos a los cuales está expuesto el sector educativo, herramienta que permite a las instituciones educativas planificar las medidas de reducción pertinentes, organizarse para la atención de alguna emergencia y la administración de los recursos limitados con los que cuenta cada institución. Los simulacros de evacuación que se han venido realizando desde el año 2006 en el mes de octubre han resaltado la importancia de poner a prueba lo planteado en los PEC para, de este modo, mejorarlos continuamente en beneficio de la comunidad educativa. En el trabajo con el sector comunitario, los talleres Plan Familiar de Emergencias y Mapa Comunitario de Riesgos han orientado a diferentes comunidades organizadas de las localidades de la ciudad para desarrollar procesos de gestión integral del riesgo, con una respuesta muy positiva, promoviendo el reconocimiento del entorno, el desarrollo de acciones corresponsablemente para reducir los riesgos y fortalecer la comunidad en prevención y respuesta inicial de emergencias. Se ha expuesto la metodología para su realización a diferentes entidades y actores clave, con el fin de que sean agentes multiplicadores con la comunidad. Se espera continuar fortaleciendo los Comités Locales de Emergencia para que orienten con estas actividades a las comunidades organizadas, e incluir la Gestión Integral del Riesgo en las líneas de intervención comunitaria de otras entidades del SDPAE. Por su parte, la construcción y aprobación de la Política Distrital de Educación para la Gestión Integral del Resigo –PDEGIR, constituye un logro importante para la articulación de las acciones de educación para la gestión integral del riesgo desarrolladas por el SDPAE. En el interior de la DPAE, la PDEGIR constituye un marco estratégico que permite ordenar, planear y orientar las acciones dirigidas al fortalecimiento de la capacidad ciudadana frente a la GIR a través de la educación.

¿Cuáles son los retos vigentes y los insumos para continuar con el proceso de la educación para la GIR? •

página 102

Un marco normativo a nivel internacional, nacional y distrital que proporciona instrumentos jurídicos para delimitar las obligaciones constitucionales de los Estados frente a la GIR y que a su vez tiene alcances políticos para vincular la gestión integral del riesgo al ejercicio de los derechos.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Esta condición de orden jurídico tiene una doble connotación: como potencialidad y como reto; porque, pese a que existe la normatividad en el ordenamiento constitucional, aún hacen falta muchos avances en el reconocimiento de la GIR como un derecho humano, sin el cual no es posible el pleno ejercicio de los demás derechos. •

Una normatividad educativa a nivel nacional que establece la educación como un derecho, un servicio público y un proceso social de formación permanente. En efecto, la Ley6 que regula la prestación del servicio educativo en Colombia, reconoce la GIR como uno de los fines sociales de la educación y un contenido obligatorio en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Existencia de experiencias educativas en GIR, planes de estudio, metodologías, material pedagógico y didáctico tanto en la educación formal como en la educación no formal e informal, impartida por instituciones públicas y privadas. Se reconocen estos saberes y estas experiencias acumuladas como un avance significativo en el desdoblamiento del lenguaje técnico y especializado frente a la necesidad de avanzar en la democratización del conocimiento y el saber sobre la GIR.

Avances significativos en el reconocimiento de que las iniciativas y procesos de formación, educación y capacitación tienen una relación directa con las vocaciones misionales de las instituciones del sector publico; en este sentido, y teniendo en cuenta que los procesos educativos van más allá de la educación formal-escolarizada, se avanza en la superación de los obstáculos relacionados con la relación excluyente educación-escuela que le resta importancia y responsabilidad a los demás sectores de la ciudad en la tarea por fortalecer la capacidad ciudadana frente a la GIR.

El reconocimiento de que las instituciones son conformadas por sujetos con una alta capacidad de sensibilización frente a los temas relacionados con GIR y su aplicabilidad en aspectos que van desde las prácticas cotidianas, los hábitos, el sentido común que orienta el quehacer cotidiano, hasta los roles diversos que son asumidos individual y/o colectivamente y que se expresan en prácticas laborales en diversos sectores y ámbitos (formal, no formal e informal).

Presencia institucional y voluntad política para la incorporación de la GIR en la cultura ciudadana desde el principio de corresponsabilidad. Aquí se hace referencia a dos aspectos: por un lado, a la presencia institucional en la consolidación de un régimen, un sistema y un plan de acción a nivel distrital de prevención y atención de emergencias que vincula y compromete a todos los estamentos de la sociedad (Estado, sector privado y comunidad) desde el principio de corresponsabilidad en la gestión integral del riesgo público; por el otro, a la voluntad política del Distrito manifiesta en el plan de desarrollo de la ciudad “Bogotá Positiva” y explícitamente en las líneas de política dirigidas a garantizar el “Derecho a la Ciudad” y desde allí, avanzar a la consolidación de Bogotá como “Ciudad de derechos”.

Tareas inmediatas para continuar con el proceso En general la apuesta por gestionar el riesgo desde la educación implica avanzar en los siguientes aspectos:

6. Ley General de Educación (Ley 115 de 1994) Artículos 1 y 5.

página 103

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Implementar la PDEGIR a nivel distrital mediante la generación de espacios de encuentro con las entidades del SDPAE para formular colectivamente los planes de acción correspondientes.

Validar los criterios de evaluación de la PDEGIR con el fin de establecer la etapa siguiente del proceso: (i) indicadores para valorar la implementación; (ii) indicadores de proceso; y (iii) indicadores de resultado.

Reconocer que la educación en la gestión del riesgo no sólo contribuye a la reducción o la previsión y control permanente del riesgo en la sociedad, sino también y significativamente, representa una condición de posibilidad para la materialización de los Derechos Humanos individuales y colectivos .

Avanzar en la consolidación del enfoque de derechos de la política de educación para la GIR, teniendo en cuenta que ya existen instrumentos jurídicos y políticos que van a garantizar la legitimidad y sostenibilidad de las políticas con enfoque de derechos; así por ejemplo, este enfoque es el que va a garantizar que la educación para la GIR (formal, no formal e informal; pública y privada, para niñas, niños, jóvenes, adultos, poblaciones específicas) cumpla con el núcleo esencial del derecho a la educación: una educación que sea asequible, accesible, aceptable y adaptable (Tomasevsky, 2003).

Información para la gestión integral del riesgo Bogotá, una ciudad con los pies en la tierra Bogotá, la capital de Colombia, requiere estar permanentemente preparada para enfrentar la probabilidad de una emergencia generada por un terremoto. Esta ciudad es el centro de la actividad económica, industrial, social y cultural de todo el país. Un colapso que afecte a esta metrópoli puede afectar el desarrollo de las actividades normales en todo el país

A

unque exista la probabilidad de que ocurra un movimiento sísmico en Bogotá, difícilmente algún ciudadano se encuentra preparado para enfrentar una eventualidad de esta magnitud debido, en gran medida, a la poca conciencia sobre la posibilidad real de que esto pueda suceder en nuestro entorno. Teniendo en cuenta el rechazo que genera el solo hecho de mencionar la inminencia de un terremoto, la campaña “ Bogotá con los pies en la tierra” buscó desmitificar el fenómeno y enseñar que, con medidas efectivas de prevención se puede mantener el control antes, durante y después de un evento sísmico; el primer paso: el dominio en situaciones de pánico.

página 104

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Desde 2005 la ciudad se prepara, se concientiza y participa activamente en los procesos y ejercicios de prevención; lecciones aprendidas de países hermanos como Perú (2007), Chile y Haití ( 2010) que viven todavía en su piel la tragedia social, económica y estructural de un terremoto, han llevado al actual gobierno distrital a reforzar con toda responsabilidad el compromiso de no repetir esa historia. Una comunidad preparada puede marcar la diferencia entre atender una emergencia o un desastre. “Bogotá con los pies en la tierra” es una campaña informativa de la Dirección de Prevención y Atención de Emergencia-DPAE que nació en el año 2005 con el propósito de poner en el lenguaje y comportamiento cotidianos de la comunidad, de las personas en condición de discapacidad, de niñas, niños y jóvenes, de los industriales, empresarios, académicos, constructores, ingenieros, medios de comunicación y demás, la importancia de prevenir, de preparase para ser menos vulnerables en el momento de un sismo de gran magnitud, de saber responder con seguridad antes, durante y después de que la tierra se mueva. Se ha promovido igualmente, la necesidad de participación y corresponsabilidad civil en la reducción de riesgos mediante el suministro de herramientas informativas como plegables, videos y charlas personalizadas para la divulgación de nociones sobre los riesgos del entorno comunitario, familiar, y acerca de las acciones de intervención que pueden llevarse a cabo para reducirlos o eliminarlos. Cuando no es posible conocer con anticipación la fecha y el lugar de un fenómeno natural como un sismo de gran magnitud, el gobierno y la sociedad pueden asumir dos posiciones: prepararse para atender el desastre cuando llegue o, como sucede en Bogotá, sensibilizar e ilustrar a los habitantes de la ciudad acerca de qué hacer antes, durante y después de un sismo de grandes proporciones. Surgió entonces una inquietud: ¿Cómo hablar de un sismo de gran magnitud a la comunidad sin generar pánico ni alarma? Tener una comunidad preparada y sensibilizada frente a la posibilidad de un terremoto en la ciudad para que adopte conductas y hábitos seguros antes, durante y después de ocurrido, es el objetivo de esta campaña. De 2005 a 2010 se han sensibilizado alrededor de 4 millones de personas; la meta del gobierno distrital es conseguir que a través de la campaña “Bogotá con los pies en la tierra”, la Dirección de Prevención y Atención de Emergencias-DPAE sensibilice a todos los capitalinos que habitan Bogotá. Ante lo impredecible pero posible, la prevención significa dar un paso adelante y la participación activa de la comunidad en este proceso ha llevado a convertir a Bogotá en modelo de gestión del riego en América Latina. Con el fin de involucrar a la comunidad en procesos de gestión del riesgo, en desarrollo de la Estrategia de Fortalecimiento de la Capacidad de Respuesta de Bogotá ante un sismo de gran magnitud, se diseñó una campaña a través de los medios masivos de comunicación que se denominó “Bogotá con los pies en la Tierra” que busca sensibilizar a la ciudadanía para saber qué hacer antes, durante y después de un evento de esta dimensión. “Bogotá con los pies en la tierra” se ha desarrollado en cuatro fases y cada una de ellas ha sido pensada en el cotidiano de la gente, empleando un lenguaje visual claro y directo acompañada de mensaje cuyo objetivo es la seguridad que brinda la corresponsabilidad en la prevención. Históricamente esta estrategia se ha presentado en varias fases, como se presenta a continuación.

página 105

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


“Bogotá con los pies en la tierra” Es una campaña informativa de la Dirección de Prevención y Atención de EmergenciaDPAE que nació en el año 2005 con el propósito de poner en el lenguaje y comportamiento cotidianos de la comunidad, de las personas en condición de discapacidad, de niñas, niños y jóvenes, de los industriales, empresarios, académicos, constructores, ingenieros, medios de comunicación y demás, la importancia de prevenir, de preparase para ser menos vulnerables en el momento de un sismo de gran magnitud, de saber responder con seguridad antes, durante y después de que la tierra se mueva.

Primera fase - 2005 Tu vida no puede estar en juego… La primera fase de la campaña – implementada durante el segundo semestre de 2005- se centró en sensibilizar a las diferentes comunidades de Bogotá sobre la eventualidad de un sismo de gran magnitud y desmitificar –sin llegar a trivializar- el efecto de un posible terremoto para aprender a “convivir” con este riesgo permanente. Para este fin se utilizaron piezas de divulgación como los naipes, el dominó y el ajedrez como juegos simbólicos del riesgo… “Tu vida no puede estar en riesgo…Un Terremoto

no se puede predecir, pero tú sí puedes estar preparado”.

Paralelamente al lenguaje visual que se desarrolló en cada una de las piezas de lanzamiento, el texto estuvo orientado a destacar el valor de la prevención frente al riesgo que implica un sismo de gran magnitud. Con la frase “Tu vida no puede estar en juego…”, que a modo de titular acompañó todas las piezas audiovisuales de la campaña, se buscó crear una expectativa en torno a la imagen y al sentido del mensaje que más adelante se expresa en la frase “Un terremoto no se puede evitar pero tú sí te puedes preparar”, en el que se manifiesta abiertamente la importancia de estar alerta y preparado para una emergencia de gran proporción. Con el ánimo de posicionar esta campaña en el largo plazo se desarrolló un elemento permanente que permitiera identificar a través de un Logosìmbolo la campaña “Bogotá, con los pies en la tierra”, que integra el elemento humano y el elemento urbano enmarcado en el rombo, señal universal para la prevención. La frase “Bogotá con los pies en la tierra” resalta la importancia de la sensatez, la serenidad y la prudencia, virtudes necesarias a la hora de enfrentar con alguna posibilidad de éxito una situación tan difícil como esta.

página 106

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Finalmente se emplearon los colores identificativos de la ciudad amarillo y rojo, con el fin de circunscribir la campaña en el entorno capitalino. El concepto del juego - y concretamente de los juegos de mesa - fue la herramienta que se propuso para crear un lenguaje dinámico, sencillo, universal y sobre todo lejano a cualquier interpretación alarmista, para presentar esta primera fase de la campaña. A través del dominó, las cartas y el ajedrez, se presentaron mensajes que recuerdan a los ciudadanos la importancia de prepararse para un evento sísmico.

Dominó Este sencillo juego de origen incierto pero con gran arraigo en la China desde hace 3 mil años, es de altísima recordación en múltiples segmentos de la población capitalina: sirve para denotar cómo un sismo puede parecerse a una secuencia de fichas, que una tras otra con un pequeño movimiento genera una reacción en cadena, tal como lo describe el “efecto dominó”. Esta metáfora visual, representada en un entorno urbano, ubica al receptor en el contexto real del terremoto. El dominó, un juego en donde la estrategia es clave para lograr el objetivo, requiere astucia y atención, pero también connota esa condición imprevista y fortuita del terremoto y, de la misma forma, sus casi impredecibles e imprevisibles consecuencias.

Ajedrez El milenario juego de ajedrez, caracterizado por la visión estratégica de quienes lo practican, sirve como argumento para dirigirnos nuevamente a la población. Como imagen principal están ubicadas las cuatro torres, una de ellas aparece derrumbada sobre el tablero, reflejando con esto la total vulnerabilidad ante el sismo, más allá de la condición de quienes lo sufran. De la misma forma se evidencia la importancia de desarrollar estrategias antes y después del sismo para minimizar sus efectos, ya sea dentro del esquema de prevención o de la reacción rápida e inteligente, una vez este ocurra

página 107

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Cartas Para este caso, el naipe se utilizó aludiendo a la concepción de “castillo de naipes” para denotar la fragilidad de nuestro entorno urbano frente a un sismo. Además de ser un elemento de reconocimiento universal al igual que el dominó, con la baraja de naipes se buscó crear conciencia de la fragilidad a la que estamos expuestos y de lo fácil que resulta minimizar la vulnerabilidad a través de la prevención. Ese mismo año nació el grupo de Promotores de Respuesta por Terremoto –PRT, compuesto por 20 profesionales de distintas disciplinas capacitados y preparados por la Dirección de Prevención y Atención de Emergencias - DPAE para llevar a las comunidades de todos los estratos socioeconómicos las charlas informativas sobre qué hacer antes, durante y después de un terremoto, charla que en su primera etapa hacía un recorrido por la historia geomorfológica y social de Bogotá, sus amenazas, vulnerabilidades y riesgos.

Durante esa primera fase fueron sensibilizados cerca de un millón de capitalinos.

Segunda fase 2006-2007 Tu vida no puede estar en juego… La segunda fase de la campaña de divulgación de “Bogotá con los pies en la tierra” comenzó con el desarrollo creativo de las ‘Seis Jugadas Maestras’. Ya con la sensibilización en su primera etapa, esta segunda fase se proyectó con el objetivo de sensibilizar para propender por un cambio de comportamiento en las personas, de adquirir conciencia acerca de la importancia de prepararse; a través de los pasos de las seis jugadas maestras se ha logrado generar en la comunidad conciencia de la importancia de elaborar su plan de emergencia, tal como lo sugiere la jugada número dos. La imagen y el lema en esta segunda etapa reforzó el concepto de no dejar a la suerte lo que se puede prevenir. Las seis jugadas maestras expuestas a continuación especifican la necesidad de ser conscientes de que, si bien es cierto nada nos hace invulnerables, también es verdad que se pueden adoptar hábitos y comportamiento seguros frente a un terremoto. Seis Jugadas Maestras para minimizar el riesgo sobre nuestras vidas y bienes:

Tu vida no puede estar en juego… Un terremoto no se puede evitar pero sí nos podemos preparar. Por eso es muy importante conocer y saber cuáles son las medidas que debemos tomar en cada caso. Prepararse es anticiparse, y anticiparse significa salvar muchas vidas. En el hogar, en el trabajo, en el colegio es clave saber qué hacer y cómo prepararse.

página 108

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Hogar seguro

Asegure o cambie de sitio cualquier objeto o mueble que lo pueda lastimar si se le cae encima o que por su costo o fragilidad quiera proteger especialmente. Asegure objetos en áreas de su casa como la sala, el comedor, el estudio o el garaje.

Elabore un plan de emergencia

Antes del terremoto, únase con su familia y a sus vecinos para planear hoy lo que hará antes, durante y después. Si planea hoy, usted estará preparado. Este plan también le será útil para otras emergencias. En su lugar de trabajo o en el colegio de sus hijos exija que se implemente un plan de emergencia.

Prepare un kit para emergencias

Tenga a mano un pito, una linterna, un radio portátil con pilas, agua en botella, comida enlatada, copia de sus documentos personales y un equipo básico de primeros auxilios. Aliste una mochila o una bolsa pequeña para que pueda llevar su equipo consigo por si tiene que evacuar. No olvide una lista con los números de emergencia.

página 109

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Vivienda segura

Con la ayuda de alguien que conozca del tema, verifique si la edificación que ocupa es capaz de resistir un terremoto. Si no es así, lleve a cabo los reforzamientos que estén a su alcance. En todos los casos, identifique los lugares que le puedan ofrecer mayor protección.

Primero que todo, ¡protéjase!

Durante el terremoto, ubíquese en el sitio que previamente ha identificado como el más seguro de su vivienda o lugar de trabajo. Cúbrase bajo un escritorio o mesa fuerte y de ser posible en posición fetal. No se acerque a las paredes exteriores o a las ventanas del lugar donde se encuentre. Ventanas, fachadas, escaleras y detalles arquitectónicos, son los primeros en derrumbarse.

Evalúe la situación y actúe

Cuando pase el sismo, verifique su estado de salud y el de las personas que lo acompañan. Inspeccione los daños, desconecte la electricidad y cierre las llaves de paso del agua y del gas para evitar fugas que puedan generar inundaciones e incendios. Active su plan de emergencia y vaya a un lugar seguro. No olvide que en cualquier momento puede ocurrir un nuevo temblor.

página 110

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Las piezas de comunicación han sido varias y destinadas a los diferentes públicos de la ciudad, videos informativos con las Seis Jugadas Maestras, plegables grandes y de bolsillo, afiches de diferentes tamaños para los distintos espacios de la ciudad. Esto llevó consigo la aplicación de una fuerte campaña de medios y una buena campaña de promoción a través de afiches, avisos, anuncios para radio y TV, anuncios para buses, estaciones y portales de Transmilenio, anuncios para paraderos urbanos de EUCOL, banners para Internet, una historieta de dibujos animados, y un plegable de bolsillo. En esta segunda fase de la campaña, es lanzada la página web www.conlospiesenlatierra. gov.co , la que en tan sólo seis meses recibió más de 120 mil visitas de todo el mundo. En este principio, la página se propuso desmitificar los terremotos a partir de informar cómo nacen, qué efectos producen y cómo afectan la vida de quienes los viven o los sobreviven y cómo aplicar las Seis Jugadas Maestras, cuya imagen se centró en el mensaje utilizando el dibujo simple de cada una de ellas.

Tercera fase 2008 Tu vida no puede estar en juego… La tercera fase de la campaña fue lanzada en el primer semestre de 2008, y se proyectó como una campaña que acude a la cotidianidad de la gente a través de mensajes simples y directos, reforzando el trabajo en grupo y en equipo, fortaleciendo la solidaridad y la importancia de estar preparados ante la posible ocurrencia de un terremoto en la ciudad… ¡Vamos a prepararnos! La campaña evoluciona en imagen y mensaje; es más cercana, real y posible en la medida en que involucra directamente a la comunidad. De los dibujos pasa a una comunicación directa a través de un personaje de carne y hueso que transmite credibilidad y seriedad, pero también cotidianidad; el escogido para ser la imagen de la campaña “Bogotá con los pies en la tierra” fue Agmeth Escaf, personaje público y reconocido por la comunidad. Las piezas publicitarias y de promoción comienzan a diseñarse con la nueva imagen, sale al aire el comercial de televisión de las “Seis jugadas maestras” al igual que la cuña de radio y los Eucoles.

página 111

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


página 112

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


página 113

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La campaña cerró en 2008 con varios reconocimientos nacionales e internacionales, entre ellos Premio CIDE primer lugar mejor campaña publicitaria... CIDE Comunicación Institucional Distrital Éxito Mejor Campaña de Divulgación PRIMER PUESTO 2008 FENALCO Premio Nemequene a la Promoción de valores en comunicación 2008 Premio a la Gestión Distrital 2008 - Gestión de Bronce Premio Concurso Latinoamericano y del Caribe para la transferencia de buenas prácticas. 2008 Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo Certificado otorgado a la experiencia. 2008

Cuarta fase 2009 Con una imagen más afianzada de la campaña “Bogotá con los pies en la tierra” realza la IMPORTANCIA de PREVENIR ¡Bogotá está preparada…Sólo falta usted! Es claro que la ciudad cuenta con cuerpos de respuesta preparados para atender una emergencia de grandes proporciones, unos tomadores de decisiones comprometidos con la respuesta y la recuperación, pero faltaba involucrar mucho más a la comunidad; sin su participación y corresponsabilidad, la labor de prevenir pierde fuerza. La campaña está dirigida a toda la comunidad, como a la comunidad en condición de discapacidad, a la empresarial, a la industrial entre otras. Para logar el objetivo se crearon piezas promocionales cuyo lenguaje buscó llenar las expectativas de comunicación de cada segmento de público. Para que la gente se apropiara de una campaña como esta fue requisito darle a la campaña una identidad definida, a través de una leve transformación del logotipo como elemento simbólico, de manera que ahora la palabra “Bogotá” no está atravesada por una grieta, su nueva imagen es sólida y en tierra firme. Estos hechos permiten a la comunidad identificar una campaña novedosa bajo el lema “Bogotá, con los pies en la Tierra”. El valor de la prevención frente al riesgo que implica un terremoto evidenciado en la frase: ¡Bogotá está preparada…Sólo falta usted! En esta cuarta fase, las piezas promocionales están compuestas por comercial de televisión, cuñas radiales, separatas especiales, videos subtitulados, videos institucionales, material impreso, tiras cómicas para niños. Una campaña que ha logrado impactar en la comunidad sin generar pánico ni alarma.

página 114

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


página 115

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Jornadas de sensibilización El otro gran componente de la campaña “Bogotá con los pies en la tierra” son las jornadas de sensibilización sobre qué hacer antes, durante y después de un terremoto La vulnerabilidad de las comunidades por razones de pobreza, ubicación, cultura, generan escenarios de riesgo tanto en el ámbito de desastres socio-naturales, tecnológicos, como antrópicos. Estas circunstancias han llevado al gobierno distrital no sólo a fortalecer la capacidad de respuesta del Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias-SDPAE bajo la coordinación de la Dirección de Prevención y Atención de EmergenciasDPAE, sino también a trabajar por comunidades organizadas y corresponsables con la gestión del riesgo. Para adelantar estas jornadas de sensibilización ciudadana fue necesario diseñar e implementar una estrategia que permitiera llegar con información cierta, suficiente y clara acerca de cómo poner en práctica las “Seis jugadas maestras” de la campaña “Bogotá con los pies en la tierra”, qué hacer antes, durante y después de un terremoto. Las comunidades organizadas y no organizadas tales como líderes comunitarios, administradores de conjuntos residenciales, líderes religiosos, promotores de centros de salud locales, directivos y trabajadores empresariales, comunidad en situación de discapacidad , comunidad LGBTI , entre otros, hacen parte del grupo de personas sensibilizadas. Las jornadas de sensibilización son realizadas por personal capacitado en gestión del riesgo, con perfil profesional y capacidad pedagógica. La comunidad sorda, invidente y sordo-ciega es sensibilizada por dos promotoras especializadas en lenguaje de señas y lenguajes alternativos, certificadas por la Universidad Nacional de Colombia. El propósito de las jornadas de sensibilización ha sido socializar con las comunidades barriales y empresariales la información necesaria para ofrecer una respuesta oportuna de autoprotección y autocuidado (saber qué hacer antes, durante y después en el sitio donde se encuentre) en caso de un terremoto en la ciudad.

página 116

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Así estas comunidades se han convertido en una red de multiplicadores de esta información en su entorno familiar, barrial y laboral dentro de la campaña “Bogotá: con los pies en la tierra” Con el desarrollo de este proyecto se espera llegar a informar a los siete millones de capitalinos directa e indirectamente a través de los medios masivos de cobertura distrital y local y mediante herramientas de comunicación tales como materiales impresos e Internet, entre otros. La promoción de la charla “Bogotá con los pies en la tierra” se realiza teniendo en cuenta tres aspectos fundamentales:

a. Por oferta Se adelanta la oferta institucional de las charlas sobre terre-

moto a través de medios de comunicación distritales y locales, pero se acude al esquema de ofrecer las charlas directamente en las localidades a conjuntos residenciales y empresas, labor que hacen los promotores o instructores.

b. En cadena La responsabilidad y compromiso de cada uno de los asistentes a las charlas es difundir la información que recibe en su entorno familiar, como mínimo, y en sus entornos sociales, laborales y barriales y cada uno de los asistentes se encarga de invitar a familiares o amigos a las próximas charlas que sobre el tema se realicen en su localidad.

c. En barrido Se realizan las presentaciones en las 20 localidades de Bogotá

en forma de barrido, es decir, se trata de abarcar el mayor número de barrios por localidad. La colaboración de los Comités Locales de Emergencia, Comités Operativos Locales, Hospitales Distritales, encargados de los Proyectos Ambientales Educativos ha sido clave en el éxito de la campaña.

Desde la diversidad…

página 117

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE

Prevenir es vivir


Datos importantes de las charlas de sensibilización • “Bogotá con los pies en la tierra” en la actualidad, es el proyecto de información sobre prevención ante terremoto más grande que hasta el momento se haya realizado en una ciudad latinoamericana. • En un esquema novedoso por la metodología de trabajo que se ha adoptado, la Dirección de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá-DPAE, emprendió la tarea de llegar a los 7 millones de personas sensibilizadas a través de jornadas informativas que en promedio tienen una duración de dos horas y media.

página 118

Durante estas jornadas cada promotor hace un recorrido visual con los asistentes, que comienza con la caracterización de la gestión del riesgo de la ciudad, atraviesa por la problemática estructural que ofrece cerca del 80% de las viviendas construidas sin un diseño sismorresistente, se advierte a la comunidad sobre la tarea que desarrollan las instituciones de cara a la probabilidad de un terremoto y se les invita a asumir su corresponsabilidad en este propósito, para finalizar suministrando la información sobre las “seis jugadas maestras” con las recomendaciones sobre qué hacer antes, durante y después de un sismo.

Toda esta tarea ha despertado el interés y la curiosidad de los residentes en la capital colombiana, gracias también a una campaña promocional divulgativa en medios de comunicación de cobertura barrial y distrital (toda la ciudad).

Se viene trabajando con radio, prensa, televisión, Internet y materiales impresos, para lo cual se ha segmentado el público objetivo en dos grandes áreas: empresas y barrios. Para el sector educativo en 2007 se llevó a cabo un concurso directamente en algunos colegios del DC. De la misma manera, para este público se diseñó una brigada de dibujos animados con personajes propios de la ciudad, cuya coordinación es realizada por una cucaracha. La brigada se denomina prevenir es vivir.

Con el desarrollo de este proyecto la campaña llegó entre 2005 y 2010 a alrededor de cinco millones y medio de personas informadas directamente y a cerca de un millón indirectamente, debido a un efecto multiplicador que deben realizar quienes asisten a cada una de las jornadas informativas que se dictan en salones comunitarios de barrios y conjuntos residenciales, en auditorios de empresas públicas y privadas de toda la ciudad.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Beneficios institucionales…

página 119

La comunidad percibe que hay una institución cercana a ellos y dedicada al manejo de los temas de prevención y atención de emergencias, especialmente al relacionado con la amenaza de terremoto.

Aparte de mantener una presencia permanente de la DPAE en los distintos medios de comunicación de la ciudad, la información que genera el componente de información pública ha permitido también que más de cinco millones de habitantes se informen sobre las distintas campañas que adelanta la entidad, consiguiendo con ello un proceso de retroalimentación muy importante para la gestión institucional.

La puesta en marcha de una estrategia de formación de multiplicadores en el tema de preparación frente a terremoto y la campaña de divulgación en los distintos medios de comunicación ha permitido aumentar la cobertura progresivamente a toda la ciudadanía que demanda estar informada sobre este tema.

Hoy en día la entidad es reconocida en la ciudad y en el país por su liderazgo en el desarrollo del tema de gestión del riesgo, y particularmente por su desempeño en el fortalecimiento de la capacidad de respuesta de Bogotá ante un sismo de gran magnitud.

No resulta ajeno para muchas comunidades barriales, empresariales e institucionales, hablar del tema del terremoto con propiedad especialmente en lo que hace referencia al qué hacer antes, durante y después de un evento de esta magnitud, especialmente porque hay una alta recordación de las Seis Jugadas Maestras.

Las comunidades de los sectores más vulnerables de la ciudad han expresado su reconocimiento a la institución por tenerlos en cuenta en sus procesos de información en estos temas relacionados con la gestión del riesgo.

Las comunidades reconocen la vulnerabilidad que tienen todos los sectores y estratos frente a la probabilidad de afectación por terremoto, por eso consideran que la información que se ha ofrecido en medios y jornadas informativas, ha sido muy importante.

Aspecto fundamental que prueba la importancia de la sensibilización es el cambio de actitud que se evidencia en muchas de las comunidades que han asistido a las jornadas informativas sobre el tema de terremoto. Muestra de ello es que, independiente del número de personas que realizó el simulacro de evacuación en octubre 9 de 2009 (tres millones y medio), lo importante es que la ciudadanía ya habla de planes de emergencia, rutas de evacuación y kits de emergencia.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Lo que viene •

Reforzar en promoción la campaña “Bogotá con los pies en la tierra”

Convertir las “Seis jugadas maestras” en seis hábitos de prevención indispensables para la comunidad

Diseñar un juego interactivo en la página Web www.conlospiesenlatierra.gov.co que le permita al usuario conocer su capacidad de respuesta frente a un terremoto.

Hacer alianzas con diferentes medios de comunicación para que desde su responsabilidad social, incluyan en sus productos (radio, televisión, prensa, internet) la campaña Bogotá con los pies en la tierra.

Qué hace falta •

Como se planteó al iniciar esta campaña informativa y de divulgación de la gestión del riesgo, el proceso de modificación de comportamientos y actitudes en materia de prevención de emergencias sólo se afianza a través de procesos de formación.

Utilizar los medios de comunicación masivos, comunitarios y locales, seguir reforzando la idea de que la prevención también es noticias.

Como hoy la comunidad es la que exige que esta campaña continúe desarrollándose en el futuro, es importante seguir adaptándola y adecuándola a los distintos cambios que exige la comunicación moderna.

Una estrategia presente y futura deberá considerar los alcances del proyecto actualmente y plantear nuevas estrategias que permitan acelerar el proceso de sensibilización e incluir en ellas a todos los sectores de la población.

Para que sepa

página 120

Bogotá, la capital de Colombia, debe estar permanentemente preparada para enfrentar la probabilidad de una emergencia generada por un terremoto. Esta ciudad es el centro de la actividad económica, industrial, social, cultural de todo el país. Un colapso que afecte a esta metrópoli puede afectar el desarrollo de las actividades normales en todo el país.

En Colombia se encuentra la segunda región del mundo donde más tiembla: La Mesa de Los Santos en Santander. Tiembla en promedio 7 veces por día y muchos de esos temblores se han sentido levemente en Bogotá.

Avalancha del río Páez (Cauca-1994), dejó 1.100 personas muertas. En 2007 en otra avalancha semejante en el mismo sitio, no hubo una sola víctima, las comunidades (diez resguardos indígenas) estaban preparadas y sabían lo que debían hacer en caso de que se presentara la emergencia. La sensibilización a esta población salvó muchas vidas.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Desde abril de 2006, cuando se puso en marcha la página web de la campaña www.conlospiesenlatierra.gov.co, la han visitado dos millones de personas de seis continentes y más de 30 países para conocer lo que se está haciendo en Bogotá –Colombia sobre el tema de gestión del riesgo.

Ecuador, Perú, Venezuela, Honduras, Guatemala, Costa Rica, Salvador, México y Japón entre otros países, han mostrado interés por conocer la experiencia de Bogotá como pionera en programas de preparación comunitaria, empresarial y educativa frente a lo que se debe hacer en caso de un terremoto en la ciudad.

Esta campaña es el primer proyecto de esta naturaleza que se adelanta en un país que como Colombia, hace parte del llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, caracterizado por su vulnerabilidad ante los sismos.

En las instalaciones de la DPAE se atienden en promedio cada día 70 llamadas, se reciben 20 faxes y cerca de 50 correos electrónicos de la comunidad interesada en recibir información sobre el tema, sin contar las llamadas vía teléfono celular que reciben los promotores de la charla Bogotá con los pies en la tierra”.

Conclusiones Lecciones aprendidas

página 121

Cuando la comunidad aprende a conocer los riesgos y amenazas, es más fácil sensibilizarla acerca de cómo prevenirlos y mitigarlos.

Una comunidad sensibilizada puede marcar la diferencia entre una gran catástrofe y una emergencia.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


CAPÍTULO V La Gestión Local del Riesgo

página 122

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La Gestión Local del Riesgo es un proceso de intervención especializado en cada una de las veinte localidades, que busca garantizar la toma de decisiones administrativas y operativas en esta materia, así como la implementación de acciones para el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas.

D

esde los diferentes acuerdos y tratados internacionales se ha enfocado la Gestión Integral del Riesgo como un tema de trabajo interdisciplinario, corresponsable y descentralizado en todos los niveles, enfocado en unos objetivos comunes en los cuales deben participar activamente todos los actores iniciando, obviamente, por el Estado. Bollin establece en su recopilación de experiencias de América Central en Gestión Local del Riesgo que “La importancia del nivel local y comunal en la gestión de riesgo es cada vez más evidente en los debates internacionales. Tras las declaraciones mencionadas de Río de Janeiro (1992) y Yokohama (1994), el documento final de la conferencia del hábitat en Estambul (1996) describe las posibilidades para reducir la vulnerabilidad de modo sostenible mediante la integración de la población, la administración y otros actores locales, y para lograr una preparación efectiva ante fenómenos naturales extremos”1. De esta manera, se exige una descentralización consecuente de la gestión del riesgo, dado que: “La reducción de la vulnerabilidad, así como la capacidad de respuesta a los desastres está directamente relacionada con el grado de acceso descentralizado a la información, comunicación y decisión y con el control de recursos”2. Este capítulo describe la experiencia de la ciudad de Bogotá en su proceso de fortalecimiento de la Gestión del Riesgo a nivel local, la evolución que ha llevado durante la existencia del Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias -SDPAE, los resultados generados y los retos hacia donde se dirige hoy.

1. Organización administrativa La Constitución Política de 1991 organizó a Bogotá como Distrito Capital unitario y descentralizado gozando de autonomía para realizar la gestión de las entidades territoriales el cual es gobernado por el Alcalde Mayor de la ciudad. Ahora bien, administrativamente la capital del país se subdivide en veinte (20) localidades que son: Usaquén, Chapinero, Santa Fe, San Cristóbal, Usme, Tunjuelito, Bosa, Kennedy, Fontibón, Engativá, Suba, Barrios Unidos, Teusaquillo, Los Mártires, Antonio Nariño, Puente Aranda, La Candelaria, Rafael Uribe Uribe, Ciudad Bolívar y Sumapaz, las cuales son lideradas por Alcaldes Locales con su Junta Administradora Local y quienes reportan a la Alcaldía Mayor. 1.BOLLIN, Christina. GTZ. “Gestión Local del Riesgo; Experiencias de América Central”, Eschborn, 2003 2.Habitat Agenda. Istanbul Declaration on Human Settlements, United Nations Conference on Human Settlements (Habitat II) en Estanbul, del 3 al 14 de junio de 1996; capítulo 11: Disaster prevention, miti-gation and preparedness, and post-disaster rehabilitation capabilities.

página 123

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Bogotá por Localidades 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20.

Usaquén Chapinero Santa Fe San Cristóbal Usme Tunjuelito Bosa Kennedy Fontibón Engativá Suba Barrios Unidos Teusaquillo Los Mártires Antonio Nariño Puente Aranda La Candelaria Rafael Uribe Uribe Ciudad Bolívar Sumapaz

página 124

11.

9.

10.

7. 8.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE

6.

19.

5.

20.

12. 13. 16. 14. 15.

18.

17.

4.

1. 2. 3.


Cada localidad se caracteriza por diferentes dinámicas físicas, sociales y sectoriales que confluyen en un mismo espacio, lo que las hace diferentes y en este sentido, es importante resaltar que en su jurisdicción puede existir una cantidad de población residente que va desde los 27.450 habitantes (La Candelaria) hasta 575.549 habitantes (Ciudad Bolívar), según censo DANE 2005, con excepción de la localidad de Sumapaz, que por su condición de ruralidad y de suelo de protección, no supera los 2.478 habitantes3. Teniendo en cuenta la división administrativa de la ciudad, en el año 1999 con la expedición del Decreto distrital 723, se estableció la creación de un Comité Local de Emergencias CLE por cada una de las 20 localidades de la ciudad como parte del Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias -SDPAE que estarían coordinados por los Alcaldes Locales. A través del Decreto 723 de 1999, los CLE fueron definidos como “el órgano de coordinación interinstitucional local, organizado para discutir, estudiar y emprender todas aquellas acciones encaminadas a la reducción de los riesgos específicos de la localidad y a la preparación para la atención de las situaciones de emergencia que se den en ésta y cuya magnitud y complejidad no supere sus capacidades” y allí comenzó la definición de estrategias para operativizar los CLE y mejorar la intervención del Sistema Distrital en lo local. Es así como a través del Decreto 332 de 2004 se crean los Comités Locales de Emergencia –CLE en cada una de las localidades del Distrito Capital, como instancia de coordinación y consulta de la administración local y se definen claramente las funciones de los Comités Locales de Emergencia -CLE (Artículo 32)

1.2 Implementación del lineamiento de Descentralización y Desconcentración de la Gestión del Riesgo La Dirección de Prevención y Atención de Emergencias -DPAE con la participación del Departamento Administrativo de Planeación Distrital -DAPD, hoy Secretaría Distrital de Planeación -SDP y con el aval de las demás entidades del Sistema Distrital para la Prevención y Atención de Emergencias -SDPAE, formuló el Plan Distrital de Prevención y Atención de Emergencias –PDPAE adoptado mediante Decreto 423 de 2006, con el fin de establecer las políticas, objetivos generales, áreas o sectores estratégicos y programas que orientarían las acciones de las entidades públicas y de los particulares en la gestión del riesgo público en el Distrito Capital por un periodo de 10 años (2006 – 2016). Este plan identificó de manera principal cuatro escenarios territoriales y cuatro escenarios sectoriales para la gestión integral del riesgo, así como cada uno de los programas de cada uno de los escenarios de gestión. Dentro de los instrumentos de gestión claramente se tienen los Planes Locales de Prevención y Atención de Emergencias –PLPAE que son planes operativos que desarrollan el PDPAE a nivel de cada localidad. Se formularon de acuerdo con los escenarios de gestión.

3. http://www.bogota.gov.co/portel/libreria/php/x_frame_detalle.php?id=442

página 125

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Por esto, se evidenció la necesidad de establecer un vínculo directo entre este lineamiento en materia de gestión del riesgo, y los gobernantes locales, quienes tienen a cargo la gestión en el territorio. Por lo anterior se estableció una estrategia de acompañamiento desde la DPAE para fortalecer en aspectos técnicos y operativos a las administraciones locales, a los Comités Locales de Emergencias y a la comunidad y por su parte, las Alcaldías Locales formularon sus propios Planes Locales de Prevención y Atención de Emergencias - PLPAE para definir las acciones que desarrollarían en un periodo específico.

1.3 Los Comités Locales de Emergencias -CLE En cada una de las localidades del Distrito Capital funciona un Comité Local de Emergencias como instancia de coordinación y consulta de la administración local, se reúne ordinariamente cada mes para revisar novedades de la localidad en materia de riesgo y para tomar decisiones sobre las acciones preventivas o correctivas requeridas o extraordinariamente cuando exista una situación que lo amerite y por convocatoria del respectivo alcalde local.

Un Comité Local de Emergencias está integrado por: • • • • • • • • • • • • • • • • •

El alcalde local, quien lo preside Un secretario técnico cuya función es desarrollada por un funcionario de la alcaldía local. Un representante de la Junta Administradora Local Un delegado de la DPAE El gerente de la Empresa Social del Estado de la jurisdicción El subdirector local de la Secretaría Distrital de Integración Social El presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de la localidad El delegado de las Juntas de Defensa Civil El coordinador de la Oficina de Planeación de la localidad El delegado de la Secretaría Distrital de Ambiente El responsable de la Dirección Local de Educación El delegado del Centro Zonal del ICBF El comandante de Bomberos de la localidad El comandante de la Estación de Policía de la jurisdicción El comandante de la Unidad Militar que tenga jurisdicción en la localidad Los delegados de entidades públicas o privadas que por decisión del propio comité deban participar en el mismo Y por último, pueden por derecho propio participar en el mismo las entidades de control

Las funciones generales de los Comités Locales de Emergencias son:

página 126

Contribuir a la preparación y velar por la inclusión del componente de prevención y mitigación de riesgos en el Plan de Desarrollo Local.

Apoyar desde su competencia a la alcaldía local en la formulación del Plan Local de Prevención y Atención de Emergencias y participar en las acciones para su implementación.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Realizar labores de coordinación, apoyo, asesoría a la alcaldía local para la ejecución del Plan local de Prevención y Atención de Emergencias.

Asesorar al alcalde local en lo referente a la formulación de políticas y estrategias para la prevención y atención de emergencias en la localidad.

Promover y vigilar el funcionamiento de los sistemas de monitoreo, detección, pronóstico y alerta.

Contribuir a la organización y participación de las organizaciones comunitarias, no gubernamentales y en general del sector privado en las fases de prevención, mitigación y atención de calamidades, desastres y emergencias

1.3.1 La Estrategia de fortalecimiento de la Gestión Local del Riesgo En el año 2005 se formuló la Estrategia Distrital para la Gestión Local del Riesgo, la cual buscaba mejorar la capacidad de intervención de las instancias locales del SDPAE, desarrollando un proceso de intervención de mediano y largo plazo a través del cual las autoridades locales, las instituciones con presencia local y las instancias locales asumieran en forma coherente y articulada las funciones que en el marco de una política de descentralización y participación les correspondía. La Estrategia de fortalecimiento de la Gestión Local del Riesgo definió cinco componentes así:

Componente 1:

Apropiación y socialización del conocimiento del riesgo.

Componente 2:

Introducción de la Gestión Local del Riesgo en los procesos de planificación e inversión territorial y en los procesos de toma de decisiones por parte de las autoridades locales.

Componente 3:

Fortalecimiento de la capacidad local de respuesta.

Componente 4:

Alianzas estratégicas con otras instituciones y con sectores sociales para la gestión local del riesgo.

Componente 5:

Fortalecimiento institucional para la gestión local La aplicación de la estrategia de fortalecimiento de la Gestión Local del Riesgo, ha generado entre otros resultados, hasta el momento:

página 127

La apropiación del tema de riesgo en las administraciones locales

La incorporación de programas enfocados en la prevención de riesgos y atención de emergencias en los Planes de Desarrollo Local

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La apropiación de recursos financieros para el desarrollo de actividades de implementación de los Planes Locales de Prevención y Atención de Emergencias - PLPAE

El desarrollo de acciones integrales en el territorio (P.ej. Convenio de acciones socio ambientales, en el cual se unen recursos financieros de la alcaldía local, la Secretaría de Ambiente y la DPAE para hacer limpieza de cauces de cuerpos de agua, adecuación de predios en zonas de protección por riesgo, campañas comunitarias, etc.)

El desarrollo de obras de mitigación necesarias en los puntos priorizados por la parte técnica y para llegar a esto la ciudad lleva alrededor de 4 años en los que se han invertido más de cuatro mil millones de pesos colombianos en garantizar una asesoría permanente a cada uno de los 20 alcaldes locales para empoderarlos del tema y para enseñarles la importancia de su intervención en el mismo a nivel local.

Ahora bien; hoy en día, la Estrategia que desarrolla la DPAE para garantizar el avance de la Gestión Integral del Riesgo en el territorio ha evolucionado y apunta principalmente hacia: •

Alcaldes locales empoderados de los procesos de Gestión Integral del Riesgo en su localidad.

Es decir, la preparación de los mandatarios locales y sus delegados para asumir el liderazgo de la Gestión Integral del Riesgo en su territorio que consiste básicamente en procesos de capacitación técnica y operativa, desarrollo de ejercicios de entrenamiento para toma de decisiones como simulaciones y simulacros, además de la permanente asesoría durante las emergencias en las que ejercen su función de coordinación. •

Comités Locales de Emergencia capacitados, entrenados y en funcionamiento para atender las necesidades de la comunidad de manera efectiva.

Esta actividad se realiza mediante la preparación de los coordinadores y secretarios técnicos de los CLE a través del acompañamiento continuo en las situaciones de emergencia sumado al desarrollo de actividades de entrenamiento que permitan desarrollar habilidades y destrezas en materia de coordinación de emergencias, ejecución de acciones preventivas e implementación del PLPAE. •

Planes Locales de Prevención y Atención de Emergencias apropiados, adoptados e implementados.

Se refiere a la actualización e implementación de los Planes Locales de Prevención y Atención de Emergencias (PLPAE) y del Plan de Emergencias de Bogotá (PEB) con el fin de mantener unidad en la actuación de las entidades del nivel central y del nivel descentralizado. •

Implementación de la Estrategia de intervención comunitaria en la Gestión Integral del Riesgo.

Es decir, la vinculación y sensibilización de la comunidad en los procesos locales de Gestión Integral del Riesgo y la corresponsabilidad frente a esta. • Procesos de planeación del territorio y de recursos, basados en el conocimiento técnico y en la reglamentación actual.

página 128

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Se refiere a la incorporación de la Gestión Integral del Riesgo en los procesos de planeación del territorio y de los recursos de inversión de las alcaldías locales, que lleva a divulgar el conocimiento contenido en estudios, conceptos, priorizaciones, mediciones, informes, estadísticas de emergencias, entre otros, que facilitan la toma de decisiones. Conclusiones Definitivamente, el término de la Gestión Local del Riesgo va ligado a los procesos de descentralización, viéndose no únicamente desde el punto de vista de niveles en un esquema organizacional o de un conjunto de elementos relacionados jerárquicamente, sino que va más allá y en esto interviene lo técnico, lo político y lo financiero transversalmente, por lo cual es indispensable el trabajo conjunto de autoridades, comunidad y sectores económicos para mejorar la calidad de vida de los habitantes del territorio. De igual manera, el trabajo de Gestión Local del Riesgo está condicionado a factores como la voluntad política, a la disponibilidad de recurso humano técnico y operativo en lo local, a la capacidad de coordinación y administración de recursos y a la disponibilidad de recurso financiero sin dejar de lado el acompañamiento desde el nivel central para garantizar que se siga la misma línea. Y por último, la Gestión Local del Riesgo tiene un papel protagónico en el desarrollo de una comunidad preparada, y puede potencializarse aún más cuando establece vínculos de cooperación y de actuación conjunta con los diferentes sectores y actores que se ubican en su territorio que no necesariamente son institucionales sino que traspasan esta barrera a lo privado y a lo comunitario de manera directa y efectiva.

página 129

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


CAPÍTULO VI

Planeación de la Recuperación

página 130

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Para después del terremoto, Bogotá tiene un plan de vida

L

os ciclos observados en las agendas de los gobiernos para dar solución a la problemática de sus habitantes, tienen diferentes tiempos. En Colombia, en la historia reciente, las primeras acciones de estas agendas están orientadas a resolver urgencias fiscales inmediatas y sólo una vez que se hayan enfrentando estas urgencias, vuelven la mirada a los temas de más largo plazo. Los planes de desarrollo nacional o municipal nunca logran una mirada de largo plazo, absorbidos por la crítica realidad social y económica que los obliga a centrar sus esfuerzos en lo inmediato y necesario. Actualmente los planificadores están proponiendo reunir al gobierno en torno a un mismo plan y mirar hacia el futuro más lejano. En Colombia y especialmente en Bogotá, empieza a manejarse un nuevo concepto de desarrollo, cuyo rasgo más importante es que ya no se percibe a la humanidad como beneficiaria pasiva de los programas. Así, la idea del desarrollo centrado en las libertades ofrece una nueva visión que requiere que las diferentes instituciones de la sociedad se complementen y se hagan fuertes unas a otras en lugar de reducir su efectividad. En este contexto, iniciar el proceso de formular un marco de actuación para la recuperación de Bogotá, luego de un terremoto de mediana o gran intensidad, se convierte en la principal oportunidad para promocionar, en el mediano y en el largo plazo, un modelo de desarrollo que vaya más allá de la simple generación de capital y sea capaz de articular todos los elementos para lograr la equitativa y libre redistribución de bienes y servicios que produce Bogotá. Dicha acción no pretende diseñar e implementar un plan que solucione los problemas inmediatos de la población afectada por la catástrofe de origen natural, ni un plan que promulgue cambios estructurales en el funcionar cotidiano de la ciudad. Se busca por lo tanto, la reducción de la vulnerabilidad de la ciudad, determinada por su desarrollo; dicha reducción se potencia a partir de la participación de los diferentes actores de la ciudad, sector privado, sector público, sector social y a partir de la evaluación de las actividades de la ciudad y su comparación con las de escala nacional. Bogotá viene avanzando en materia de mitigación de riesgos, avances realizados por la DPAE y el establecimiento de un sistema de gestión (SDPAE) que ha generado aspectos importantes como análisis de escenarios de daños, modelos de organización, protocolos y procedimientos de respuesta a emergencias, logística, formación institucional, privada y comunitaria, mientras la recuperación tiende a ser vista como algo por desarrollarse después de la emergencia, la planificación de acciones es percibida por los actores como algo EXTRAVAGANTE.

página 131

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


A pesar de esta limitación, en Bogotá se mejoran los mecanismos de información y los sistemas de comunicación, la rehabilitación y los planes de desarrollo sostenible, los aspectos jurídicos, financieros e institucionales. Se fortalece el SDPAE con mecanismos apropiados para la transferencia del riesgo y se organiza el fomento de una cultura de asegurar bienes públicos y privados; esto abre el camino para introducir el tema de la planeación de la recuperación como parte del quehacer en la cadena de gestión de riesgo. Para abordar el tema de la recuperación se debe enfocar a partir de dos elementos básicos:

La preparación:

Corresponde a todas aquellas medidas pre-evento, cuyo objetivo sea la prevención del riesgo, la mitigación y el fortalecimiento de capacidades en lo social, en lo institucional, en lo físico y económico con el fin de reducir o prevenir la vulnerabilidad ante eventos de origen natural o antrópico no intencional.

La recuperación temprana:

Proceso multidimensional de recuperación que se inicia en un contexto humanitario y está guiada por principios de desarrollo cuyo propósito es la elaboración de programas humanitarios y la identificación de las oportunidades de desarrollo sustentable. Colma una brecha muy importante entre la ayuda humanitaria y la recuperación a largo plazo, entre la dependencia y la autosuficiencia. Si bien se trabaja en un marco humanitario, los que conforman los equipos de recuperación temprana piensan en el futuro. Su meta es permitir que haya una transición sin problemas hacia la recuperación a largo plazo.

1. Estrategias del proyecto: Planificar antes de la ocurrencia de un evento La estrategia fundamental consiste en maximizar las capacidades existentes a través de desarrollos conceptuales y metodológicos para enfrentar procesos de recuperación, analizar e incorporar lecciones aprendidas en experiencias de recuperación a nivel nacional e internacional, e iniciar un proceso interinstitucional que progresivamente incorpore los aprendizajes del proyecto en el sistema de planeación de la ciudad. En este contexto el proyecto se orienta al desarrollo de capacidades locales en materia de preparación para la recuperación, que facilite los procesos.

2. Marco de actuación El marco de actuación se convierte en un eje estratégico para reducir la vulnerabilidad frente a los desastres y poder garantizar que la visión de futuro de la ciudad sea posible. Igualmente, el marco de actuación es un elemento dinamizador de los procesos adelantados por la ciudad para garantizar a su población un desarrollo económico sostenible, contemplado en el Plan de Ordenamiento Territorial, de forma que esta visión de la ciudad en el largo plazo

página 132

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


no se vea afectada por un desastre. Una recuperación rápida es vital, la recuperación de la comunidad se convierte en el motor de la recuperación económica de la ciudad y del país. En el mediano y largo plazo, el marco de actuación busca el mejoramiento de la capacidad de recuperación, promoviendo estrategias sostenibles y menos vulnerables al impacto de las amenazas naturales, a su vez pretende mejorar las capacidades de las instituciones para enfrentar la gestión integral de los riesgos y de las comunidades afectadas, para lograr un alto índice de la calidad de vida en el más corto plazo posible, potenciando y utilizando los recursos humanos, institucionales y financieros con que se cuenten. La prevención del riesgo, la mitigación y el fortalecimiento de capacidades ayudan a preservar la vida de las personas y a reducir los impactos económicos durante el desastre. La planeación y la preparación son las mejores defensas contra la devastación de un desastre y son la clave para una recuperación rápida y exitosa.

2.1 Principios de la recuperación 1. Respeto por los derechos humanos.

Los procesos de recuperación tendrán como fundamento en su formulación y ejecución el resarcimiento de los derechos fundamentales de los ciudadanos y la búsqueda de procesos incluyentes para el conjunto de la sociedad.

2. Eficacia, eficiencia y oportunidad.

El tiempo constituye una de las variables más importantes para evitar efectos secundarios y conflictos de diverso orden después del desastre. Por lo tanto, la recuperación deberá desarrollar sus estrategias e instrumentos procurando cerrar la brecha entre la atención inmediata y el inicio de la reconstrucción.

3. Transparencia.

La recuperación será diáfana tanto en el manejo y control de los recursos como en el manejo de la información y la toma de decisiones. La gran cantidad de recursos para la reconstrucción deberán contar con sistemas que permitan la fiscalización, el control social y el conocimiento por parte de los diferentes actores.

4. Valoración de lo diverso.

El proceso de recuperación valorará la diversidad cultural, social, económica y de vulnerabilidad de la población bogotana. Reconocerá los aportes de cada uno de los actores en la construcción de la ciudad y estimará sus opiniones frente al proceso de recuperación.

5. Holismo e integralidad.

El proceso de recuperación post-desastre contemplará, en forma individual, todos los aspectos del desarrollo humano: infraestructura, los aspectos social, económico y natural, de tal forma que permita una actuación integral sobre el territorio.

página 133

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


2.2 Políticas de la recuperación 1. Participación de la población afectada.

Reconociendo las capacidades de resiliencia y de gestión de las comunidades, el plan de reconstrucción deberá integrarlas garantizando con ello, entre otras, la sostenibilidad social, económica y ambiental de las acciones emprendidas.

2. Enfoque de género.

En la definición y operación de las distintas acciones, se considerarán las particularidades (necesidades y potencialidades) de los hombres y las mujeres, marcadas por las representaciones culturales vigentes en el entorno.

3. Articulación con políticas de largo plazo.

La recuperación post desastre se entenderá como una oportunidad para la puesta en marcha de políticas nacionales o distritales de largo plazo.

4. Intervención territorial para la seguridad humana.

La recuperación se ejecutará a través de actuaciones en hábitat, entendida como las relaciones entre los procesos de asentamiento, el medio ambiente y la cultura a partir del desarrollo de vivienda, los servicios públicos, el transporte y el acceso a los servicios sociales.

5. Producción y empleo.

La reactivación de la producción y la generación de empleo son la base para adelantar el proceso de recuperación y orientará todas sus acciones al logro directo o indirecto de este objetivo.

6. Educación.

La educación se entiende como el eje transversal de recuperación y como formación de valores ciudadanos, para que la comunidad pueda participar en la construcción de una nueva democracia y constituirse como sujeto social capaz de reconocerse como tal, de proponer soluciones a los problemas, de plantear sus propias demandas y de denunciar los límites de la democracia real.

2.3 Objetivos generales de la recuperación 1. Generación de capacidades.

Técnica, administrativa, jurídica y financieras en lo local

2. Fortalecimiento institucional.

Fortalecer la estructura institucional pública, privada y comunitaria del ámbito local, adecuándola a las necesidades de eficacia y eficiencia de la reconstrucción y buscando una adecuada articulación con los demás niveles territoriales (región, nación).

página 134

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3. Eficiencia en la coordinación y administración de la información. Desarrollar procesos e instrumentos estratégicos de información y coordinación para la identificación, formulación y ejecución de acciones.

4. Reducción de vulnerabilidades.

Mejorar la seguridad y reducir vulnerabilidades presentes y futuras a través de la reorientación de iniciativas de desarrollo.

5. Sostenibilidad.

Asegurar que la reconstrucción de la ciudad no reproducirá factores de riesgo. Generar un entorno ambiental, económico, social y político sostenible en los procesos de desarrollo y de ocupación del territorio, con reducción de las vulnerabilidades.

6. Desarrollo e integración de la región capital.

Armonizar el proceso de recuperación con las dinámicas y políticas del desarrollo regional.

página 135

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3. Componentes

Para la construcción del marco de actuación se desarrollaron estudios sectoriales en los ámbitos local y regional en torno al análisis de 14 elementos, organizados en tres componentes:

Territorial:

Hábitat, Ambiente, Suelo, Servicios Públicos, Espacio Público y Movilidad, Región

Socio-Económico:

Social, Económico, Cultural, de Género y Población Vulnerable

Gestión:

Institucional, Financiera y de Planeación De manera sintética , el marco de actuación parte de entender el proceso de recuperación como un proceso social que prima sobre la reconstrucción fisca y que se soporta en primera medida en el restablecimiento de los derechos que pueden verse afectados o vulnerados por el desastre, hace énfasis en la no reconstrucción de las condiciones de vulnerabilidad, prioriza la recuperación económica y de medios de vida desde el mismo momento de la emergencia y da un papel importante a los diferentes actores económicos y sociales propendiendo por la reducción de la vulnerabilidad fiscal ante un evento de gran magnitud. Reconoce la complejidad institucional para el manejo de la recuperación, la necesidad de contar con elementos eficientes de coordinación entre niveles estatales, entre entidades ejecutoras y con la cooperación internacional, así como la importancia del recurso tiempo como factor estratégico. Otorga un papel central a la participación social en las decisiones directamente relacionadas con sus procesos de recuperación y desarrollo; establece un rol estratégico para la orientación del proceso de recuperación a la planeación de la ciudad y a los organismos de alta dirección para toma de decisiones; pone la actuación integral como fundamento de la toma de decisiones y como orientadora de la acción sectorial; reconoce la necesidad de soluciones diversas a situaciones y poblaciones diversas en lo cultural; prioriza acciones que compensen el rol de las mujeres y genera mecanismos para su protección, al igual que para poblaciones más vulnerables, especialmente los niños y ancianos. El marco propone que la recuperación no se limite a actuar luego de la atención, sino que su éxito se inicia desde su inserción en las políticas de gestión del riesgo y planeación de la ciudad, en los procesos de prevención y preparación, en los procesos de la atención de las emergencias con visión de mediano y largo plazo y en su desarrollo específico dentro de la rehabilitación y reconstrucción. Por último es relevante señalar la incorporación de la recuperación temprana dentro del proceso de recuperación y su necesidad de articulación con la atención de la emergencia. Desde cada uno de los componentes se puede sintetizar así.

página 136

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3.1 Componente Territorial Recuperación Ambiental El medio ambiente: damnificado permanente

Los impactos sobre el ambiente tanto urbano como regional, y dentro del concepto de sostenibilidad ambiental, permiten establecer estrategias para el desarrollo del proceso de recuperación relacionados con el control de la reproducción del riesgo en el territorio distrital y regional, el control urbano para evitar la ocupación de áreas de la estructura ecológica o áreas sometidas a algún tipo de amenaza, valoración de nuevos materiales de construcción reciclaje y transformación de residuos, priorización de lo ambiental sobre lo operacional, promoción y uso de materiales y procedimientos ecoeficientes, acuerdos intergremiales para agilizar la operación en la rehabilitación. Generación de las condiciones para garantizar la satisfacción de demanda de materiales de construcción en términos de accesibilidad y precio en el marco de la sostenibilidad ambiental , entre otros.

Recuperación del Hábitat

Recuperación de la vivienda: Hábitat, mucho más que recuperar la casa Para Vivienda y Suelo, el escenario de daño muestra una afectación dispersa que sin embargo se centra principalmente en los estratos bajos de la población. Es así como el proceso de recuperación se plantea soportado en un concepto de hábitat, integral, que incluya no sólo la construcción de la vivienda sino de manera integral el espacio público, los servicios públicos, la accesibilidad a lugares de empleo y servicios sociales. Se propone la creación de una oferta diversa, la participación social y la reubicación de las viviendas afectadas en las mismas aéreas, para lo cual la ciudad deberá fortalecer sus procesos de renovación urbana y de gestión del suelo; el control al aumento de los precios de suelo y los procesos de especulación inmobiliaria; el desarrollo de tecnologías constructivas apropiadas para las soluciones finales como las temporales, estas últimas deberían partir de prevenir problemas sociales antes que el bajo costo. Dentro de la estrategia de prevención, la reducción de la vulnerabilidad mediante programas de mejoramiento de vivienda, debe ser una prioridad.

Recuperación de la Movilidad: un problema de administración Movilidad sostenible: ventana de oportunidad

Ante la ocurrencia de un sismo en Bogotá, hay un impacto importante en la accesibilidad y movilidad en el área afectada, con sus implicaciones en la misma atención de la emergencia, en la recuperación y en el restablecimiento de las actividades productivas de la ciudad. Sinembargo, y de acuerdo con la experiencia de ciudades afectadas por terremotos, las intervenciones sobre la infraestructura de transporte y sobre el espacio público se han constituido en oportunidades para corregir fallas estructurales difíciles de intervenir en una ciudad consolidada, establecer nuevas prioridades de movilidad, fortalecer aspectos institucionales y conectar zonas tradicionalmente marginadas.

página 137

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


En el marco de actuación, se han definido como aspectos centrales para la preparación de la ciudad en la recuperación de la movilidad, la identificación de las redes vitales de movilidad para las diferentes actividades y para los momentos de atención, rehabilitación y reconstrucción, definiendo para cada uno las prioridades de intervención.

Recuperación de la Movilidad: un problema de administración Movilidad sostenible: ventana de oportunidad

Ante la ocurrencia de un sismo en Bogotá, hay un impacto importante en la accesibilidad y movilidad en el área afectada, con sus implicaciones en la misma atención de la emergencia, en la recuperación y en el restablecimiento de las actividades productivas de la ciudad. Sinembargo, y de acuerdo con la experiencia de ciudades afectadas por terremotos, las intervenciones sobre la infraestructura de transporte y sobre el espacio público se han constituido en oportunidades para corregir fallas estructurales difíciles de intervenir en una ciudad consolidada, establecer nuevas prioridades de movilidad, fortalecer aspectos institucionales y conectar zonas tradicionalmente marginadas. En el marco de actuación, se han definido como aspectos centrales para la preparación de la ciudad en la recuperación de la movilidad, la identificación de las redes vitales de movilidad para las diferentes actividades y para los momentos de atención, rehabilitación y reconstrucción, definiendo para cada uno las prioridades de intervención.

Recuperación de los servicios públicos La afectación de las redes de servicios públicos en mayor o menor grado afectará a un porcentaje alto de la ciudad. La carencia de uno o más servicios públicos puede tener implicaciones sobre la salud, la economía y la calidad de vida de la población bogotana. Desde la perspectiva social, el proceso de recuperación evaluará el impacto del evento para cada servicio público domiciliario, para lograr la definición de una estrategia rápida en reposición, en beneficio de la comunidad afectada. El proceso de recuperación hace énfasis en la necesidad de articular las prioridades sociales de intervención sobre la población con mayor vulnerabilidad después del sismo y las prioridades técnicas y de negocio de las empresas prestadoras. Será fundamental la armonización de las decisiones políticas de orientación de la recuperación y las decisiones técnicas para la recuperación de los servicios.

Recuperación del espacio público Los sistemas de espacio público de la ciudad conformados por la estructura ambiental, vías, parques y equipamientos, no sólo reciben el impacto del sismo por efecto de afectaciones a sus infraestructuras, sino que por su mismo carácter de espacios públicos y referentes del territorio, se constituyen en espacios que suplen demandas propias desde la emergencia.

página 138

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La política de recuperación propone que se defina el uso de dichos espacios y su pronta integración a la prestación para la que fueron diseñados.

Recuperación en escala regional y rural Región Capital: Escenario ampliado para la recuperación

La ocurrencia de un evento sísmico en Bogotá, tendrá también efectos sobre la región cercana; por esto es fundamental pensar en un proceso de recuperación conjunta principalmente con los municipios del primer anillo regional en Cundinamarca, que permita unir esfuerzos para restablecer la funcionalidad de la región en el menor tiempo posible en el marco de la eficiencia económica, sostenibilidad ambiental y justicia social. En este aspecto será importante la construcción de relaciones armónicas con la región (la Gobernación) y un esquema institucional que permita la acción concurrente y coordinada con la nación. Se han identificado los temas estratégicos de estructura ecológica, abastecimiento alimentario y de servicios públicos, provisión de materiales de construcción, relaciones económicas y oferta para la vivienda. Las estrategias apuntan a la reducción de la vulnerabilidad en la accesibilidad y la producción, generación y conducción de los servicios públicos; al control y manejo de los recursos naturales para materiales de construcción y a los incrementos en los precios de los materiales, al control sobre los usos del suelo y ordenamiento territorial; a la promoción y al apoyo a la gestión del riesgo en la región, a la generación de un marco regional para la coordinación de la recuperación, al fortalecimiento de la capacidad de manejo de escombros.

3.2 Componente Socioeconómico Recuperación social y sico – afectiva

Recuperación sico - afectiva, el soporte y el empoderamiento de las redes sociales. El proceso de recuperación es un proceso social antes que un proceso de recuperación de la infraestructura física. Por tanto, las acciones sobre el territorio serán un medio que contribuya al fortalecimiento de la organización social. El desastre implica un impacto directo sobre las personas, sus redes y calidad de vida: desde la ciudad implica el aumento de las demandas subsidiadas, una reducción de la oferta en la prestación de servicios y una baja en los indicadores sociales y de protección social. Se parte de la recuperación de los derechos básicos y la recuperación psicoafectiva como ejes de la recuperación. Se da especial importancia a la comunicación como base para el éxito de estos procesos, soportada en el reconocimiento de los medios y valores de los diversos grupos culturales, el acceso a la información y la transparencia de la misma.

Política de género en la recuperación La recuperación: responsabilidad de hombres y mujeres

En la recuperación post desastre el concepto de género, más que un enfoque, se verá como una práctica que tome en cuenta cómo las identidades masculina y femenina asumen un rol diferencial dentro del proceso de recuperación.

página 139

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Recuperación económica Reactivación económica: la gran prioridad

Dada la importancia de Bogotá y la región dentro de la economía nacional, un sismo tendría afectaciones no sólo a nivel distrital sino con implicaciones nacionales. Desde esta perspectiva, la reactivación económica es la gran prioridad. El sismo afectará de forma diferencial la economía de Bogotá. Por esta razón, el Plan de Recuperación establece estrategias diferenciales para la economía de los servicios, que representa gran parte del producto interno bruto, sobre la economía territorializada; es decir, aquella que depende de infraestructuras en la ciudad para su funcionamiento, como por ejemplo la industria y el comercio y por otra parte la economía informal. La propuesta hace énfasis en políticas de prevención relacionadas con el reconocimiento de la estructura económica y sus vulnerabilidades, con el fortalecimiento de sectores estratégicos, con la construcción de metodologías de evaluación de impacto y la puesta en marcha de acciones tendientes a garantizar el aseguramiento, con la transferencia del riesgo, con el fomento de la cultura de protección social y prevención dirigida a pequeños empresarios y con la continuidad en el negocio. Durante la recuperación, con la generación de medios de vida con énfasis en los más vulnerables económicamente, con el desarrollo de programas de empleo temporal, con el apoyo a pymes y a proyectos de dinamización de la actividad económica, con la definición de mecanismos de apoyo, entre otros.

La cultura en el proceso de recuperación La ciudad es una construcción histórica y cultural. Por tanto parte vital del proceso de recuperación, desde la perspectiva de la gente, es la comprensión de las formas mediante las cuales la sociedad bogotana se regula e interactúa. Esta deberá ser la base para la definición de la estrategia de comunicación e información del Plan de Recuperación, de la orientación de los procesos de participación ciudadana.

3.3 Componente de Gestión La planeación y el ordenamiento en la recuperación Se considera el componente central en la toma de decisiones estratégicas para la recuperación, proceso que no sólo tiene un componente técnico sino político. Los instrumentos de planeación de la ciudad, el POT y el Plan de Desarrollo, constituyen la carta de navegación. Por efecto del desastre, el Plan de Desarrollo se quedaría sin vigencia en cuanto a las prioridades de ejecución de los recursos, y el POT requeriría de un proceso rápido de revisión y ajuste. En el marco de actuación se formulan las bases para adoptar estos instrumentos mediante procesos de urgencia que eviten los largos procedimientos; contar con un sistema de la planeación más flexible e incorporar dentro del POT el plan de rehabilitación y reconstrucción como parte de los instrumentos de planeación.

página 140

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


El reto de la planeación será la capacidad de anticipación y la conciliación entre los lentos tiempos de la planeación y los inmediatos de la ejecución de la recuperación.

La financiación de la recuperación El marco de actuación para la recuperación hace énfasis en la necesidad de que la ciudad prevea acciones que reduzcan el impacto del proceso de recuperación sobre la estructura fiscal distrital y nacional, garantice la disponibilidad y el acceso a recursos, involucre a la ciudadanía en una cultura de la previsión y el aseguramiento. Bogotá viene avanzando en la generación de resiliencia mediante acciones tendientes a la reducción de la vulnerabilidad fiscal del Estado, para lo cual ha avanzado en el reforzamiento estructural de sus instalaciones vitales, destacándose en educación, infraestructura, hospitales; igualmente en temas como el aseguramiento de las edificaciones e infraestructuras públicas. Tomar conciencia de la importancia de adoptar medidas de diversificación de pérdidas potenciales, especialmente las que conciernen a daños a construcciones públicas. Mecanismos como el aseguramiento o la transferencia de pérdidas al mercado de capitales permiten disminuir la carga fiscal en general, una vez ocurrido un desastre. A partir de la definición de la responsabilidad del Estado, su estimación y de su capacidad fiscal, se pueden establecer paulatinamente instrumentos de protección financiera con alcances modestos que pueden ampliarse con el tiempo, de acuerdo con la prosperidad económica y el desarrollo de una cultura del seguro, tanto en el sector público como el privado. Se reconoce el papel de los mercados y los mecanismos financieros y de aseguramiento en el paquete de opciones disponibles para reducir o compensar las pérdidas ocasionadas por los desastres naturales, desarrollándose bajo un portafolio de instrumentos que minimicen los costos de su implementación y no se amenace la estabilidad financiera y la sostenibilidad de la política fiscal. Entre las estrategias y acciones previstas, se encuentran: • • • • •

Evaluación del impacto económico Estrategia de transferencia del riesgo Estrategia del aseguramiento de edificaciones públicas y privadas Evaluación de Bonos catastróficos Estrategia de retención del riesgo

La institucionalidad para la recuperación Un proceso que parte de la institucionalidad existente

En términos generales, la organización de dispositivos institucionales para conducir procesos de recuperación en otras ciudades y países han sido empíricos y resultado de rápidas decisiones después del evento. El Proyecto Planeación de la Recuperación en Bogotá, reflexiona acerca de cuál sería la institucionalidad ideal para abordar un proceso de reconstrucción. La conclusión lleva a aprovechar al máximo las ventajas comparativas del gobierno de la ciudad en cuanto a su capacidad de gestión soportada en la información, las tecnologías duras y blandas, la capacidad de gestión, las cuales son la base para la toma de decisiones a corto, mediano y largo plazos.

página 141

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


El Plan de Recuperación deberá enmarcarse en tres macro-procesos: •

Preparación para la puesta en marcha del dispositivo institucional que oriente la recuperación.

Gestión estratégica.

Oferta institucional derivada de las competencias entregadas a cada actor, lo cual deberá estar contenido como parte integral en el Plan de Recuperación.

La comunicación en la recuperación La comunicación juega un papel central dentro del proceso de recuperación. Será el soporte de los procesos de participación ciudadana, para lo cual se hará énfasis en la utilización de canales y medios apropiados para los diferentes entornos culturales de una ciudad diversa y heterogénea.

Cooperación nacional e internacional Un desastre de mediana o gran magnitud implica la movilización de gran cantidad de agencias y recursos de diferentes niveles. El marco de actuación hace énfasis en la necesidad de articular dicha cooperación con las políticas del Plan de Recuperación, de coordinar procedimientos y ejecución de los mismos para garantizar el mayor impacto y eficiencia en su uso.

4. Resultados El Distrito Capital cuenta con un marco de actuación que orienta los procesos futuros de recuperación post desastre para reducir su impacto sobre la población y la economía de la ciudad y para la gestión perspectiva del riesgo desde la perspectiva de los objetivos de desarrollo sostenible, el cual está integrado por los siguientes cinco elementos:

Marco de actuación Contiene las políticas, principios y estrategias para preparar, planificar y ejecutar los planes, programas y proyectos orientados a la recuperación sostenible de la ciudad y la región, luego de un evento sísmico de mediana o gran magnitud.

Guía técnica operativa Contiene las acciones y procedimientos que deben ser desarrollados en los diferentes momentos del proceso de recuperación, por parte de los actores públicos, privados y comunitarios, partiendo de los procesos de evaluación de daño hasta el cierre del proceso de recuperación.

página 142

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Plan para la generación de capacidades Contiene la definición y puesta en marcha de acciones que aumenten la resilencia de la ciudad y propicien la toma de conciencia sobre la importancia del tema de recuperación. Incluye la propuesta de un Plan de Acción Institucional que permita desarrollar las acciones de preparación y planificación de la recuperación y la inclusión dentro de las estrategias de sensibilización, información, preparación, capacitación y de comunicaciones de las organizaciones gremiales, las universidades, las entidades públicas y privadas de Bogotá.

Marco normativo e instrumental Lo conforman el conjunto de actos administrativos propuestos a nivel distrital y nacional así como los instrumentos jurídicos que requieren ser expedidos dentro de un proceso de recuperación.

Sistematización planeación de la recuperación Es el documento que recopila, organiza, sistematiza y analiza el proceso desarrollado por Bogotá para la formulación del Marco de Actuación y que sirve como referentes para la puesta en marcha de procesos similares en otras ciudades

página 143

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


ANEXOS

Política Distrital de Educación para la Gestión Integral del Riesgo de Origen Natural y Antrópico No Intencional - PDEGIR

página 144

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


La Política Distrital de Educación para la Gestión Integral del Riesgo (GIR) se define como el conjunto de principios, estrategias y lineamientos que orientan y articulan las acciones de educación -planeadas y ejecutadas por las entidades del SDPAE- que mediante procesos educativos y pedagógicos continuos y permanentes contribuyan a reducir los factores asociados a la generación y la acumulación de ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ de la población de Bogotá.

E

sta política es el resultado de un proceso de construcción colectiva que, bajo el liderazgo de la DPAE, recogió las necesidades, iniciativas, intereses y expectativas de un amplio y diverso grupo de actores1, entre entidades del Distrito –públicas y privadassujetos individuales y colectivos de diversos sectores de la ciudad (educativo, empresarial, comunitario e institucional), quienes expresaron su interés y su compromiso con el desarrollo integral de la Ciudad. Este compromiso colectivo con la Ciudad le exige a la Política Distrital de Educación para la GIR definir un horizonte político que vincule la GIR con los planes de ordenamiento territorial y de desarrollo de la ciudad, desde una perspectiva integral del desarrollo humano, económico, ambiental y territorial sostenibles y sustentables. En esta dirección, la Política Distrital de Educación para la GIR además de recoger los compromisos asumidos por el Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias -SDPAE en el Plan Distrital de Prevención y Atención de Emergencias -PDPAE en materia educativa y en la resolución 138 de 2007 en relación con la incorporación de la GIR en la cultura, está armonizada con el Plan de Ordenamiento Territorial del Distrito Capital. En este caso la presente política define, en el marco de sus principios y sus componentes, los mecanismos para aportar al desarrollo y al cumplimiento de uno de los programas priorizados por el Plan de Ordenamiento Territorial del Distrito Capital dirigido a la consolidación de una estrategia para evitar la generación de nuevos riesgos y la mitigación de los riesgos existentes (Decreto 190 de 2004). Ahora bien, teniendo en cuenta que “…a diferencia de la amenaza que actúa como agente detonante, la vulnerabilidad social es una condición que se gesta, acumula, permanece en forma continua en el tiempo y está íntimamente ligada a los aspectos culturales y al nivel de desarrollo de las comunidades” (Cardona, 2001: 3), se reconoce que la acumulación de las condiciones de ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ han venido consolidando una sociedad inactiva frente a los riesgos, una población que no reconoce que los “…problemas del medio ambiente no son problemas del entorno sino son problemas sociales, del ser humano, de su historia, de sus condiciones de vida, de su referencia del mundo y de la realidad, de su ordenamiento económico, cultural y político…” (Beck, 1998, págs. 30-31).

1. A través de un proceso de construcción conjunta, las fuentes que dieron contenido y forma a esta Política se basaron en, por un lado, los objetivos, funciones y líneas de acción del PDPAE y los compromisos asumidos a través de la resolución 138 de 2007 y, por el otro, la socialización y retroalimentación del documento base para la formulación de la Política con las entidades del SDPAE a través de la comisión de gestión social, educación y participación comunitaria.

página 145

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Esta perspectiva plantea desafíos completamente nuevos a la educación y la pedagogía; uno de ellos hace alusión a una educación adaptable al contexto social y territorial en el que vivimos y pertinente frente a la necesidad de reconocer que la naturaleza ya no puede ser pensada sin la sociedad y la sociedad sin la naturaleza. La apuesta por gestionar el riesgo desde el campo de la educación abre un camino para avanzar en la reducción de los factores asociados a la ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ de la población frente a las amenazas existentes y potenciales de la Ciudad. Ahora bien, teniendo en cuenta que la intervención en alguno de los dos factores asociados e interdependientes generadores de riesgo contribuye a la actuación o la gestión del riesgo mismo es preciso avanzar en la definición de lo que se entiende por ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ en Bogotá. Desde el horizonte conceptual que traza la Política Distrital de Educación para la GIR, ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ es definida como la predisposición o la susceptibilidad que tiene la población de ser afectada o sufrir daños en situaciones de emergencia por la ausencia de una conciencia y una cultura crítica, autorreflexiva, corresponsable y solidaria frente a los riesgos públicos de la ciudad; en efecto, se reconoce la ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ como un factor de riesgo interno que se traduce en dificultades para:

página 146

Identificar y reconocer los riesgos existentes y potenciales (capacidad de percepción, de sacar del ámbito de la imperceptibilidad los riesgos de origen natural y antrópico no intencional).

Reflexionar sobre la configuración social de los riesgos y, desde allí, asumir una mi rada autocrítica que le permita al sujeto reconocerse a si mismo como potencial generador de riesgos.

Acceder a los conocimientos técnicos, estratégicos y operativos para anticipar, resistir y recuperarse de los daños.

Incorporar la gestión del riesgo en las prácticas cotidianas y planes de vida de las comunidades.

Generar procesos de organización social y participación comunitaria dirigidos a fortalecer la capacidad de autogestión y autoprotección de las comunidades.

Conocer las amenazas de origen natural, socio-natural y antrópico no intencional existentes y potenciales de la ciudad.

Reconocer el vínculo intrínseco que existe entre la construcción social de los riesgos públicos, las condiciones sociales y planes de vida de las comunidades y la realización de derechos colectivos.

Reconocer que la GIR tiene que ver con los modos de interacción social, construcción y defensa del espacio público y apropiación social del territorio.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


I. Marco general de la política Este marco general define el horizonte teórico-conceptual de la Política Distrital de Educación para la GIR y, desde allí, establece los principios, el enfoque, los ámbitos de intervención y el objetivo de la misma.

Horizonte teórico-conceptual Política pública

Se acogen dos marcos interpretativos de la política pública, por un lado su comprensión como “…el conjunto de acciones planeadas y ejecutadas por actores públicos y privados que, a partir de la lectura, la sistematización y el análisis de las demandas sociales, estructura conceptual, operativa y financieramente planes, programas y proyectos que tienen por finalidad mitigar, y en ocasiones erradicar, los problemas a los que la sociedad les confiere el estatus de problema de interés general” (Pérez, 2007, pág. 78). Por el otro, se afirma como un proceso de mediación social dirigido a “…modificar el ámbito cultural, social o económico de los actores sociales, considerados en general dentro de una lógica sectorial” (Müller, 2002, pág. 50).

Educación para la GIR

Un servicio, un derecho y un proceso de formación permanente. Bogotá y el país cuentan con una normatividad que reconoce la gestión del riesgo como un fin y una función social de la educación en todas sus modalidades (formal, no formal e informal) y para todos los públicos (niños, niñas y jóvenes; adultos, campesinos, grupos étnicos, personas con limitaciones físicas, sensoriales y psíquicas, con capacidades excepcionales y personas que requieran rehabilitación social (Art. 1. Ley 115 de 1994). Con base en los lineamientos normativos y los instrumentos jurídicos que ofrece la Ley General de Educación, la gestión del riesgo aparece entre los fines sociales de la educación de la siguiente manera: “…la adquisición de una conciencia para la conservación, protección y mejoramiento del medio ambiente, de la calidad de la vida, del uso racional de los recursos naturales, de la prevención de desastres, dentro de una cultura ecológica y del riesgo y de la defensa del patrimonio cultural de la nación” (Art. 5. Ley 115 de 1994). Desde este marco normativo, vinculante para todos los procesos formativos que se impulsan en la sociedad, se reivindica la educación como un derecho de toda persona, un servicio público consagrado en las obligaciones constitucionales del Estado Social y Democrático de Derecho y un proceso social de formación permanente que convoca al principio de corresponsabilidad en la gestión del riesgo público (Art. 1). La educación para la Gestión Integral del Riesgo puede definirse como un proceso de formación permanente dirigido a fomentar las capacidades cognitivas, axiológicas y praxiológicas de los individuos y grupos para asumir una conducta responsable, activa y sostenible frente a los riesgos de origen natural y antrópico no intencional que se manifieste en acciones de prevención y mitigación del riesgo, de respuesta efectiva a las emergencias y de recuperación post-evento.

página 147

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Gestión Integral del Riesgo

Proceso social complejo que tiene como objetivo la reducción o la previsión y control permanente del riesgo en la sociedad, en consonancia con, e integrada al logro de pautas de desarrollo humano, económico, ambiental y territorial (D. 423/06).

Inclusión de la Gestión Integral del Riesgo en la cultura

Garantizar la generación, la socialización y la actualización de información, para lograr la adecuada inclusión del riesgo y su manejo en las prácticas cotidianas, y en la toma de decisiones de los ciudadanos y las organizaciones, en especial de aquellos más vinculados a la generación o la afectación del riesgo (Art. 5. D. 423/06).

Objetivo La Política Distrital de educación para la GIR tendrá como fin último la inclusión de la GIR en la cultura, mediante procesos educativos y pedagógicos permanentes que contribuyan a reducir los factores asociados a la generación y acumulación de ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ de la población de Bogotá. En esta búsqueda y teniendo como principio transversal la corresponsabilidad en la GIR para la generación de una conciencia pública frente a los mismos, esta política se propone igualmente contribuir a:

Objetivos Específicos •

Incorporar las prácticas de GIR en la cultura del sector educativo; la institucionalidad pública, el sector privado y la comunidad en general.

Articular, coordinar y promover las acciones de educación para la gestión integral del riesgo que vienen desarrollando las entidades pertenecientes al SDPAE.

Construir un tejido social que contribuya a incorporar la GIR en la cultura bogotana como un proceso social autosostenible.

Fortalecer las capacidades de autoprotección, prevención, atención de emergencias y recuperación post-evento de las comunidades - en sus diferentes contextos- mediante el impulso, la coordinación y la promoción de procesos de formación, investigación, comunicación y participación social.

Contribuir desde los procesos educativos para la GIR al desarrollo seguro y al mejoramiento de la calidad de vida de la población bogotana.

Principios Los siguientes son los principios orientadores de la Política Distrital de Educación para la GIR y los referentes de sentido que orientarán el proceso de implementación, seguimiento y evaluación de la misma:

• Universalidad. La Política Distrital de Educación para la GIR está dirigida a toda la población que habita en Bogotá, D.C.

página 148

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


• Integralidad. La política Distrital de educación en GIR promoverá el fortalecimiento

de una cultura intra e interinstitucional e intersectorial para la gestión del riesgo público de manera integral, articulada, solidaria, transparente y eficaz en Bogotá. Igualmente, los procesos de educación para la GIR deben tener en cuenta la integralidad del ser humano desde tres dimensiones interdependientes: la cognitiva (conocimientos), la axiológica (valores) y la praxiológica (prácticas).

• Igualdad, equidad y no discriminación. La Política Distrital de Educación para la GIR reconoce la igualdad de oportunidades y un lenguaje incluyente para acceder y permanecer en los procesos de educación en condiciones de equidad, sin discriminación de ningún tipo.

• Participación y construcción conjunta. Se promueve la participación de la sociedad en su conjunto en los procesos de diseño, formulación, implementación, seguimiento y evaluación de la política.La participación y el reconocimiento de los saberes territoriales y de las prácticas cotidianas de las comunidades son principios fundamentales de la política para el diseño de planes, programas y proyectos que tienen por finalidad la consolidación de estrategias dirigidas a prevenir la generación de nuevos riesgos, mitigar los riesgos existentes y generar capacidades para enfrentar situaciones de emergencia.

• Territorialización. La Política Distrital de Educación para la GIR parte de recono-

cer la existencia de niveles de ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ diferenciados y necesidades de formación específicas. Es un requisito indispensable adoptar criterios de implementación flexibles y pertinentes acordes con los contextos físicos, sociales, ambientales, poblacionales y culturales de cada territorio de la ciudad.

• Corresponsabilidad. Se reconoce la responsabilidad conjunta del Estado, de la

comunidad y del sector privado en los procesos educativos para la GIR. Desde este principio se comprende la Política Distrital de Educación para la GIR como un conjunto de acciones planeadas que requieren del conocimiento, la sinergia y el trabajo articulado entre actores públicos y privados, pero siempre contando y promoviendo la participación activa de las comunidades. Se promueve igualmente el principio de corresponsabilidad para el seguimiento integral y permanente de la Política a través de un sistema de indicadores de seguimiento y evaluación de la gestión.

• No regresividad. La Política Distrital de Educación para la GIR busca garantizar

en los próximos años no retroceder en los logros alcanzados en y desde la gestión interinstitucional para la GIR en Bogotá, D.C. El carácter público de la Política Distrital de Educación para la GIR exige su proyección como un proceso de larga duración más allá de los cambios en las agendas políticas y de los gobiernos en curso.

• Armonización. La Política Distrital de Educación para la GIR se formula de acuerdo con la normatividad vigente en materia de GIR: Decreto 332 de 2004 (SDPAE); el Decreto 423 de 2006 (PDPAE); la resolución 138 de 2007; el plan de ordenamiento territorial de Bogotá (Ley 190 de 2004), los planes de desarrollo de la ciudad y el plan de desarrollo institucional de la DPAE. Y en materia educativa: La Ley 115 de 1994; Documento Conpes 3146; Resolución 3459 de 1994; la política de educación ambiental (nacional y distrital); los planes sectoriales de educación.

página 149

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Dimensiones

Población objeto de la política y escenarios de concreción

Población objeto de la política. Desde el principio de universalidad se afirma que la Política Distrital de Educación para la GIR va dirigida a toda la población que habita la ciudad; no obstante, se reconocen cuatro sectores para la concreción del propósito de educación diferencial de acuerdo con las particularidades y necesidades de formación que ofrece cada uno: (i) El sector educativo formal, no formal e informal; (ii) el sector privado; (iii) la institucionalidad distrital y (iv) la comunidad en general.

Sector Comunitario Sector Educativo Sector Privado o Empresarial

Sector Institucional

página 150

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Instancias y escenarios de coordinación. En virtud del principio de corresponsabilidad en la GIR, la Política Distrital de Educación para la GIR cuenta con dos niveles de coordinación para su implementación efectiva: Un primer nivel ‘distrital’ que cuenta con dos escenarios de coordinación: Comisiones interinstitucionales del SDPAE definidas por la normatividad vigente y los grupos de educación o la instancia encargada de los procesos formativos en cada una de las entidades del SDPAE. Un segundo nivel ‘territorial’ que cuenta con los Comités Locales de Emergencia [CLE].

Nivel Distrital: SDPAE Comisiones interinstitucionales del sistema definidas por la normatividad vigente Mesas, grupos de educación e instancia encargada de los procesos formativos en cada entidad del SDPAE

Nivel Local: Los Comités locales de emergencia (CLE)

página 151

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Enfoques e instrumentos de monitoreo y evaluación La Política Distrital de Educación para la GIR propone dos enfoques que orientan y establecen un conjunto de indicadores para monitorear, hacer seguimiento y evaluar el cumplimiento de las metas propuestas que queden establecidas en el plan de acción Distrital; igualmente, este conjunto de indicadores va a permitir analizar el nivel de coherencia entre los objetivos formulados y los resultados alcanzados, valorar los obstáculos y dificultades que se presentan en el camino y, finalmente, evaluar el impacto producido en los sectores y grupos poblacionales sujetos de la política.

A. Enfoque sistémico de la Gestión Integral del Riesgo. La Política Distrital de Educación para la GIR, se enmarca y orienta dentro de las líneas de acción y los instrumentos propuestos por el enfoque sistémico de GIR adoptado por la DPAE. En el marco de este enfoque, el conjunto de estrategias educativas impulsadas desde la política deben tener en cuenta la apropiación efectiva de las 5 líneas de acción para la GIR: (1) Identificación del riesgo. (2) Prevención de nuevos riesgos. (3) Mitigación de riesgos existentes. (4) Preparación de la capacidad de respuesta. (5) Recuperación (D.423/06).

La construcción de indicadores de seguimiento y evaluación de la comprensión teórico-práctica de la gestión integral del riesgo debe tomar como marco de referencia los instrumentos de gestión del riesgo (IGR) ya existentes para cada una de las líneas de acción mencionadas. La apuesta de esta política es poder hacer un uso pedagógico de los mismos que permita a toda la población sin distinción pero reconociendo sus necesidades de formación específicas, fortalecer sus capacidades y habilidades para incorporar en sus estilos de vida y sus prácticas cotidianas: (i) la identificación de riesgos; (ii) la prevención de nuevos riesgos; (iii) la mitigación de los riesgos existentes; (iv) la preparación y el fortalecimiento de la capacidad para enfrentar adecuadamente las situaciones de emergencia; (v) la recuperación post-evento.

B. Enfoque de derechos. La educación para la GIR desde la perspectiva de derechos. La Política Distrital de Educación para la GIR incorpora la perspectiva de derechos al enfoque de gestión integral del riesgo y desde allí propone tener en cuenta las dimensiones básicas de los derechos humanos como vía para contribuir a la reducción de los factores asociados a la ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ de la sociedad frente a las amenazas de la ciudad. La apuesta política por vincular la perspectiva de derechos a la educación para la GIR parte de dos premisas estratégicas: la primera, el reconocimiento de la educación como un derecho sin el cual se restringe significativamente el ejercicio y la garantía de otros derechos humanos (empezando por el derecho a una vida digna); la segunda, la importancia de vincular la gestión integral del riesgo al ejercicio de los derechos humanos, especialmente la defensa y protección de los derechos e intereses colectivos (Art.4.Ley 472/98).

página 152

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Esta doble apuesta, le exige a la Política Distrital de Educación para la GIR incorporar en los procesos educativos las cuatro dimensiones que definen el núcleo esencial del derecho a la educación propuesto por Tomasevski (2004), quien siguiendo el sistema de las 4A afirma que todo proceso educativo –y en este caso la educación para la GIR- debe ser: Asequible; Accesible, Aceptable y Adaptable.

Dimensiones del derecho a la educación para la GIR •

Asequible. La educación en GIR debe estar disponible para todos y todas. Se debe fortalecer la oferta suficiente de cupos educativos, programas de formación, material educativo, docentes e infraestructura adecuada donde se brinden elementos básicos sobre el tema.

Accesible. La educación en GIR debe ser incluyente. Debe garantizar el acceso sin discriminación por razones físicas o geográficas, económicas (falta de recursos) o sociales que aumentan la situación de vulnerabilidad cultural para la GIR y en consecuencia las situaciones de riesgo frente a las amenazas. En este sentido debe ser obligatoria y gratuita para todos y todas. La educación en GIR no se reduce a la escolarización, va más allá de la escuela y de la edad escolar trascendiendo a estudios técnicos y profesionales universitarios, entre otros.

Aceptable. La educación en GIR debe ser de calidad, independientemente de si la ofrecen entidades públicas, privadas o la comunidad. Se deben garantizar los criterios mínimos de enseñanza y con este fin debe contar con un modelo educativo y pedagógico pertinente que involucre el tema de GIR. Se deben establecer, controlar y exigir determinados estándares de calidad tanto en establecimientos públicos, privados como en los de carácter formal, no formal o informal.

Adaptable. La educación en la GIR debe adaptarse a las necesidades de aprendizaje de las personas y no al contrario. La educación en la GIR debe tener en cuenta que las personas tienen condiciones sociales, físicas, psicológicas diferentes que también se expresan tanto en percepciones diferenciadas frente a los riesgos como en capacidades diversas de resilencia. Esta dimensión exige un enfoque diferencial (étnico, de género, de condición de discapacidad, entre otros) pero también participativo para que sea desde las mismas comunidades (sus planes, experiencias y estilos de vida) que se construyan las estrategias de GIR. Ahora bien, la dimensión de ‘adaptabilidad’ de la educación para la GIR se dirige no sólo a reconocer que los procesos de formación van dirigidos a públicos diferentes (por ejemplo, sector privado, comunitario, educativo) sino fundamentalmente a que las poblaciones tienen necesidades de formación en diferentes niveles (táctico, operativo y estratégico) dependiendo, por un lado, de su ubicación territorial o ámbito de intervención social y por el otro, de su condición como sujeto generador o receptor de determinado tipo de riesgos.

II. Marco estratégico El marco estratégico de la Política Distrital de Educación para la GIR parte de reconocer la educación como un proceso macro, complejo, permanente e integral que contribuirá a la apuesta por construir y consolidar una conciencia y cultura pública frente a los riesgos a través del fortalecimiento de capacidades y la incorporación de la GIR como una de las habilidades fundamentales para la vida en sociedad.

página 153

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Con este propósito, el macroproceso de la educación para la GIR está conformado por el siguiente conjunto de procesos articulados e interdependientes: (i) la formación para la GIR; (ii) la comunicación asertiva para la GIR, (iii) la investigación aplicada a la educación para la GIR y (iv) la participación social para la incorporación de la GIR en la cultura. El siguiente gráfico representa el mapa de procesos educativos para la GIR:

Formación

Comunicación Asertiva

EDUCACIÓN PARA LA GIR

Investigación

Participación Social

Ahora bien, para efectos de la implementación de la política cada uno de estos procesos son leídos desde una doble dimensión: como procesos permanentes y como componentes que marcan el horizonte programático de la política. Esta doble connotación como proceso y como componente se dirige a reconocer la complejidad de la educación como un macro proceso que involucra procesos de formación, comunicación, investigación y participación social, para alcanzar el propósito de la Política Distrital de Educación para la GIR y orientar el desarrollo de los programas y proyectos que en esta materia se implementen para los próximos años.

página 154

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Los Componentes 1. Componente: Formación para la GIR Reconociendo que “…la educación es un proceso de formación permanente, personal, cultural y social que se fundamenta en una concepción integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y de sus deberes...” (Art.1. Ley 115/1994), una política distrital de educación dirigida a incorporar la gestión integral del riesgo de manera permanente en la conciencia y la cultura de la sociedad, exige contar con procesos educativos y dispositivos pedagógicos de larga duración que trasciendan tanto los espacios formales de educación como los agentes educativos tradicionales. Desde aquí, y tomando como punto de partida la premisa que afirma que la pedagogía no sólo se da en las escuelas sino también en todos los emplazamientos culturales (McLaren, 1997), se reivindica el potencial pedagógico tanto del Estado y sus instituciones, como del sector privado y la comunidad, en relación con los procesos formativos en GIR que se dan por fuera de la escuela y que tienen que ver con los modos como se están produciendo conocimientos y prácticas dirigidas al reconocimiento del riesgo público como un problema socialmente relevante (de interés común) y a la construcción de representaciones sociales individuales y colectivas que orienten la toma de decisiones y los cursos de acción para la prevención, mitigación del riesgo y la recuperación frente a las eventuales situaciones de emergencia. Al reconocer la educación como un proceso de formación permanente (a lo largo de la vida) que desborda los procesos de escolarización (la etapa escolar), se reivindica la continuidad y la proyección de los procesos educativos más allá de la etapa de la educación formal. Si bien estos planteamientos sugieren una mirada a la educación por fuera de la escuela y más allá de la modalidad formal de educación, es necesario volver a la escuela para interrogarla y repensar su lugar específico en la sociedad y en la formación de una cultura ciudadana con conciencia pública frente a los riesgos.

Propósito general del componente: Diseñar una estrategia distrital de formación permanente para la GIR que -desde una perspectiva integral del ser humano (cognitiva, axiológica y praxiológica)- establezca unos criterios mínimos2 para consolidar la oferta educativa existente en la materia y generar nuevos procesos de enseñanza - aprendizaje significativos de acuerdo con las necesidades de formación diferencial3 de los sectores y las poblaciones que atiende esta política: • • • •

Sector educativo formal, no formal e informal Sector privado Institucionalidad Distrital La comunidad en general

2. Por criterios mínimos se hace referencia a los referentes que debe tener todo proceso educativo con perspectiva pedagógica. 3. La formación diferencial apunta a dos asuntos: (i) una educación adaptada a las necesidades de formación de la comunidad de acuerdo a sus particularidades, pero también (ii) una educación que reconozca los niveles de formación que pueda requerir algún sector o grupo poblacional: táctico, operativo y estratégico.

página 155

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Lineamientos estratégicos4: •

Contribución al desarrollo del conocimiento sobre amenazas, vulnerabilidades y riesgos (D.332/04, art. 31).

Construcción de estrategias pedagógicas viables y pertinentes para formar conciencia y cultura pública frente a los riesgos y la necesaria gestión integral de los mismos, acorde con las necesidades y niveles de formación de la población sujeto de la política.

Elaboración de currículos interdisciplinarios para la GIR en todos los niveles y ciclos de la educación formal.

Construcción de un plan de formación distrital para la GIR que se adapte a las características de Bogotá y a las necesidades de formación de los diversos sectores poblacionales de la política, así como a las características propias de las cinco líneas de acción de la GIR (Identificación, prevención y mitigación del riesgo, atención de las emergencias y recuperación post-evento) y al Plan de Emergencias de Bogotá -PEB.

Formulación de proyectos que contribuyan a la garantía de la educación para y en situaciones de emergencia.

Formulación y adopción de lineamientos pedagógicos (criterios mínimos) para garantizar la calidad y la efectividad de los procesos de formación para la GIR.

Diseño e implementación de herramientas pedagógicas pertinentes para apoyar los procesos de formación para la GIR.

2. Componente: COMUNICACIÓN ASERTIVA PARA LA GIR Reconocer que los procesos comunicativos también forman y educan para la GIR, exige que las estrategias comunicativas que se desarrollen en esta materia sean asertivas; entendido por comunicación asertiva el proceso de interacción social donde los sujetos que participan de esta relación y acción comunicativa buscan “…entenderse sobre una situación de acción para poder así coordinar de común acuerdo sus planes de acción y con ello sus acciones” (Habermas, 1987: 124). Desde aquí, se resaltan tres criterios fundamentales: (i) la comunicación es un proceso de doble vía que va de sujeto a sujeto e implica una relación de mutuo reconocimiento; (ii) la comunicación asertiva tiene como finalidad la comprensión efectiva del mensaje que se trasmite, basada en el entendimiento mutuo (entendimiento lingüístico) como condición de posibilidad para la coordinación de acciones conjuntas; (iii) la comunicación asertiva no es sólo para ‘hablar’, es fundamentalmente para ‘actuar conjuntamente’. En este caso, se requiere fortalecer las capacidades de acción colectiva para la GIR a través de: el reconocimiento de las percepciones particulares que cada sujeto tiene frente a los riesgos; la comprensión mutua del saber compartido, el reconocimiento y la confianza recíproca y la concordancia de unos con otros para la GIR. En efecto, teniendo en cuenta que los riesgos como un fenómeno social están lingüísticamente mediados, se reconoce la importancia del uso social del lenguaje en la Política Distrital de Educación para la GIR.

4. Estos lineamientos estratégicos serán tenidos en cuenta para la formulación del plan de acción que implementará la política distrital de educación para la GIR.

página 156

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Propósito general del componente: Incorporar los principios de la comunicación asertiva como un proceso complementario a las acciones educativas para la GIR para que todos y todas sin distinción puedan ejercerla. Teniendo en cuenta que la educación y la formación en GIR involucran procesos comunicativos, la Política Distrital de Educación en GIR, hace una apuesta por la ‘asertividad’ para garantizar que la información que se transmite y el conocimiento que se produce generen procesos de pensamiento y acción eficaces con el objetivo de consolidar una conciencia y cultura pública autocrítica, responsable y solidaria con la GIR en Bogotá.

Lineamientos estratégicos: •

Circulación y aprovechamiento de la información. Desarrollar y demostrar avances en la puesta en común y la aplicación práctica de la información disponible relevante para la GIR, haciendo énfasis en sus suministros en forma útil y oportuna a las entidades con requerimientos específicos, a los Comités Locales de Emergencia, a los entes regionales y a la ciudadanía (Art. 4. D.423/06).

Consolidación de un lenguaje común a través de la universalización de conceptos y definiciones básicas para la educación en GIR en Bogotá.

Generación de espacios públicos de visibilización y socialización de los avances de la política distrital de educación en GIR a través de: foros, eventos, seminarios, talleres, encuentros, congresos.

Apoyo a la educación para la GIR en procesos comunicativos y a través de los medios de comunicación masiva (radio, televisión, prensa escrita e Internet).

Aprovechamiento pedagógico de la plataforma y de los recursos virtuales existentes en los procesos de educación para la GIR.

Incorporación de los criterios de la comunicación asertiva5 en la información que se divulga a la comunidad en general a través de los materiales impresos (folletos, afiches, plegables, volantes, boletines) para permitir su actuación eficiente y eficaz en la prevención de posibles riesgos, actuación adecuada en situaciones de emergencia y mitigación de riesgos existentes.

Promoción de una cultura del registro documental, gráfico y audiovisual que apoye el diseño de procesos comunicativos asertivos con los avances logrados en GIR de la ciudad.

Creación de alianzas estratégicas interinstitucionales que fomenten la articulación y la coordinación de acciones para identificar necesidades en materia de GIR, desarrollar enfoques estandarizados y compartir recursos e información.

Cooperación estratégica con los avances del plan de ordenamiento territorial (Bogotáciudad región-Cundinamarca).

Cooperación internacional para el intercambio de experiencias significativas de educación para la GIR en todos los campos y sectores objeto de la política.

5. Por ejemplo: criterios mínimos de claridad, transparencia y verificación de la efectividad del mensaje a través de la comprensión mutua.

página 157

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


3. Componente: INVESTIGACIÓN APLICADA EN LA EDUCACIÓN PARA LA GIR Reconocer la educación como un proceso de formación permanente (a lo largo de la vida), que desborda los procesos de escolarización (la etapa escolar), reivindica la continuidad y proyección de los procesos educativos más allá de la etapa de la educación formal. Paradójicamente, mientras la Ley General de Educación (Ley 115 de 1994) reconoce la gestión del riesgo como un fin de la educación y un contenido obligatorio de la enseñanza, tanto ‘el riesgo social’ como el imperativo de su gestión integral no ha sido objeto de estudio de la pedagogía. Esto constituye un reto fundamental para la investigación social, educativa y pedagógica con miras a asumir la responsabilidad ética y política en la transformación de la cultura y la conciencia pública y, desde allí, aportar en la formación de sujetos capaces de entender críticamente su territorio, los riesgos y su papel activo en la generación, el manejo y la prevención de los mismos. La investigación constituye un apoyo indispensable en el logro de los objetivos de la educación para la Gestión del Riesgo toda vez que permite identificar las necesidades educativas en esta materia, medir el impacto de los procesos de formación, identificar y sistematizar experiencias significativas (pedagógicas y de organización comunitaria), y obtener insumos para la toma de decisiones públicas. En esta dirección, esta línea estratégica asume el impulso y la consolidación de la investigación aplicada en la educación para la GIR como parte del propósito colectivo ya asumido para “formular una estrategia para fortalecer el papel de la ciencia, la tecnología y la educación en la reducción del riesgo y la atención de desastres” (Conpes 3146).

Propósito general del componente: Consolidar una estrategia permanente, articulada, interinstitucional e intersectorial de investigación para la producción continua de conocimientos aplicados a la educación para la GIR y la sistematización de las experiencias y avances en esta materia; así como la identificación de logros, fortalezas, dificultades y buenas prácticas pedagógicas en los diversos sectores, territorios y poblaciones en el proceso llevado a cabo para incorporar la GIR en la cultura.

Lineamientos estratégicos:

página 158

Promoción del desarrollo del conocimiento de los fenómenos naturales y antrópicos no intencionales, a través del desarrollo de estudios y diseños respectivos para la prevención y la atención de desastres, calamidades y emergencias (D.332 de 2004, art. 30, p. 23).

Desarrollo de procesos interdisciplinarios de investigación en educación para la GIR.

Apertura de programas de post-grado para promover la investigación en GIR y la generación de oportunidades de capacitación de docentes escolares y universitarios en este tema.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Desarrollo de proyectos de investigación para medir el impacto de los procesos de educación para la GIR en la transformación de la cultura ciudadana.

Desarrollo de proyectos de investigación para identificar las necesidades de formación en GIR.

4.Componente: PARTICIPACIÓN SOCIAL PARA INCORPORAR LA GIR EN LA CULTURA Esta última línea estratégica tiene una clara intencionalidad política: contribuir mediante el fomento de procesos de organización y participación social, para que la formación integral, la comunicación asertiva y la investigación para la GIR, redunden en procesos de movilización cultural, de pensamiento y de acción que garanticen la consolidación de la GIR como un proceso permanente, autosostenible y corresponsable.

Propósito general del componente: Desarrollar una estrategia de organización y participación social que a partir del reconocimiento de los saberes territoriales y de las prácticas cotidianas, y con procesos complementarios de formación integral, comunicación asertiva e investigación aplicada, fomente la consolidación de procesos de movilización cultural, de pensamiento y de acción frente a la GIR.

Lineamientos estratégicos:

página 159

Impulso, coordinación y desarrollo de procesos organizativos que permitan a las comunidades en sus diferentes contextos identificar, valorar, prevenir o mitigar los riesgos a los que están expuestas (D.332/04. Art. 28).

Fomento de la organización y la participación de las organizaciones comunitarias, no gubernamentales y en general del sector privado en las fases de prevención, mitigación y atención de calamidades, desastres y emergencias (D. 332/04. Art. 28).

Contribución a través de los procesos educativos al desarrollo y fortalecimiento de los procesos de descentralización y desconcentración de las alcaldías y comités locales para la GIR (D. 332/04).

Creación de espacios de asesoría y acompañamiento pedagógico permanentes que contribuyan a consolidar las estrategias de organización local comunitaria y formación de redes sociales para la GIR de cara a la generación de procesos descentralizados y autosostenibles.

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Glosario

página 160

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Educación para la GIR Proceso de formación permanente dirigido a fomentar las capacidades cognitivas, axiológicas y praxiológicas de los individuos y grupos para el reconocimiento del riesgo público de origen natural y antrópico no intencional como un problema socialmente relevante y, en consecuencia, como un asunto de interés de todos y todas.

Gestión Integral del Riesgo - GIR Proceso social complejo que tiene como objetivo la reducción o la previsión y control permanente del riesgo en la sociedad, en consonancia con, e integrada al logro de pautas de desarrollo humano, económico, ambiental y territorial. (Decreto 423 de 2006)

Inclusión de la Gestión Integral del Riesgo en la Cultura Garantizar la generación, la socialización y la actualización de información, para lograr la adecuada inclusión del riesgo y su manejo en las prácticas cotidianas, y en la toma de decisiones de los ciudadanos y las organizaciones, en especial de aquellos más vinculados a la generación o la afectación del riesgo. (Artículo 5, Decreto 423 de 2006)

Mapa Comunitario de Riesgos -MCR Es una representación sobre el papel de las características de una manzana, barrio, o sector elegido, con información referente a las amenazas existentes, los diferentes grupos vulnerables y los recursos con los que cuenta la comunidad para enfrentar la manifestación de alguna de las amenazas identificadas.

Plan de Emergencias y Contingencias es el instrumento principal que define las políticas, los sistemas de organización y los procedimientos generales aplicables para enfrentar de manera oportuna, eficiente y eficaz las situaciones de calamidad, desastre o emergencia, en sus distintas fases. Con el fin de mitigar o reducir los efectos negativos o lesivos de las situaciones que se presenten en la Organización.

Plan Escolar de Emergencia y Contingencias - PEC Estrategia desarrollada por las instituciones educativas para identificar, prevenir y mitigar los riesgos, y atender adecuadamente una emergencia.

Plan Familiar de Emergencias - PFE Conjunto de actividades que debe realizar una familia con el fin de reducir riesgos que afectan negativamente su bienestar, y realizar preparativos para reaccionar adecuadamente en caso de emergencia.

Plan Institucional de Respuesta a Emergencias - PIRE Documento que define los lineamientos y establece las acciones para que las entidades que conforman el Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias -SDPAE respondan eficaz y eficientemente en situaciones de emergencia y/o desastre que se presenten en el

página 161

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Distrito Capital, en el marco de los objetivos estratégicos y la misión de cada entidad del SDPAE y del Sistema Organizacional y los Protocolos Distritales de Respuesta definidos en el Plan de Emergencias de Bogotá - PEB, adoptado mediante la Resolución 004 de 2009.

Política Distrital de Educación para la Gestión Integral del Riesgo - PDEGIR Conjunto de principios, estrategias y lineamientos que orientan y articulan las acciones de educación -planeadas y ejecutadas por las entidades del SDPAE- que mediante procesos educativos y pedagógicos continuos y permanentes contribuyan a reducir los factores asociados a la generación y la acumulación de ‘vulnerabilidad cultural frente a la GIR’ de la población de Bogotá.

Protocolo de Respuesta Es un acuerdo de trabajo entre dos o más instituciones que regula procesos, funciones o la coordinación durante la respuesta ante determinados incidentes o escenarios definidos. (Guía para elaborar el manual de protocolos y procedimientos – Proceso SCI, oficina de Asistencia para Desastres OFDA, junio 2004)

Simulación Es un ejercicio desarrollado en un ambiente preparado para tal fin, en el que participan los tomadores de decisiones y/o actores involucrados en la atención de emergencias, en donde se establece un escenario de entrenamiento mediante ejercicios de mesa. Resolución 137 de 2007 – Contenido de Plan de Emergencias de Bogotá - PEB, Dirección de Prevención y Atención de Emergencias, septiembre 2007.

Simulacro Es un ensayo acerca de cómo se debe actuar en caso de emergencia, siguiendo un plan previamente establecido basado en procedimientos de seguridad y protección permitiendo, así, probar la capacidad de respuesta de la población, además de evaluar y retroalimentar dichos planes. PEB – Plan de Emergencias de Bogotá, Dirección de Prevención y Atención de Emergencias-DPAE, septiembre 2007.

Vulnerabilidad cultural frente a la GIR Predisposición o la susceptibilidad que tiene la población de ser afectada o sufrir daños en situaciones de emergencia por la ausencia de una conciencia y una cultura crítica, autorreflexiva, corresponsable y solidaria frente a los riesgos públicos de la ciudad.

página 162

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Significado de Siglas DAS: Departamento Administrativo de Seguridad DPAE: Dirección de Prevención y Atención de Emergencias EAAB: Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá EEEB: Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá EPM: Empresas Públicas de Medellín ETB: Empresa de Teléfonos de Bogotá IDU: Instituto de Desarrollo Urbano PEB: Plan de Emergencias de Bogotá PIRE: Plan Institucional de Respuesta a Emergencias SDPAE: Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias UAECOBB: Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá UAERMMV: Unidad Administrativa Especial Rehabilitación y Mantenimiento Malla Vial UAESP: Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos

página 163

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Bibliografía

página 164

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica AIS, (2009). Estudio General de Amenaza Sísmica de Colombia 2009. Cómite AIS-300: Amenaza Sísmica. Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica AIS, (2010). Reglamento colombiano de Construcción Sismo Resistente NSR-10, Ley 400 de 1997, Decreto 926 de 2010. Dimaté C. Rivera L., Cisternas A., (2005). Re-visiting large historical earthquakes in the colombian eastern cordillera. Journal of Seismology. Dimaté C., Arcila M., (2006). Amenaza sísmica sobre Bogotá: ¿Leyenda o Realidad? Innovación y Ciencia. Vol 13, No 4. Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias DPAE, (2008a). Actualización de la microzonificación sísmica y recomendaciones para la reglamentación de diseño sismo-resistente de Bogotá. Versión de Borrador. Grupo de Estudios Técnicos. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias DPAE, (2008b). Procesamiento e interpretación de señales de la red de acelerógrafos de Bogotá – RAB. Grupo de Estudios Técnicos. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias DPAE, (2009). Actualización y sistematización de escenario de daños por terremoto para Bogotá – Fase I. Grupo de Escenario de Daños. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias DPAE, (2010a). Actualización y sistematización de escenario de daños por terremoto para Bogotá – Fase II. Inédito. Grupo de Escenario de Daños. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias DPAE, (2010b). Zonificación de la respuesta sísmica de Bogotá para el diseño sismo resistente de edificaciones - Versión final para reglamentación. Inédito. Grupo de Escenario de Daños. Secretaría de Gobierno, (2006) Decreto 423 de 2006. Por el cual se adopta el Plan Distrital para la Prevención y Atención de Emergencias para Bogotá. Alcaldía Mayor de Bogotá. Unidad Administrativa Especial de Catastro Distrital UAECD, (2010). Bases de datos alfanuméricas y cartográficas vigencia 2010. Alcaldía Mayor de Bogotá. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Estrategia de Fortalecimiento de la Capacidad de Respuesta de Bogotá ante un evento de gran magnitud. Bogotá. 2005 Dirección de Prevención y Atención de Emergencias. Decreto 423 de 2006. Bogotá. 2006 Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Plan de Emergencias de Bogotá. 2008. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Guía para elaborar Planes de Emergencia y Contingencias En: ESCOBAR CASTRO, Guillermo et al. Plan de Emergencias de Bogotá. Bogotá. 2008.

página 165

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Guía para elaborar Planes de Emergencia y Contingencias En: ESCOBAR CASTRO, Guillermo et al. Plan de Emergencias de Bogotá. Bogotá. 2008. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Guía para elaborar Planes Institucionales de Respuesta a Emergencias En: ESCOBAR CASTRO, Guillermo et al. Plan de Emergencias de Bogotá. Bogotá. 2008. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Guía para el desarrollo de simulaciones En: ESCOBAR CASTRO, Guillermo et al. Plan de Emergencias de Bogotá. Bogotá. 2008. Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Guía para el desarrollo de simulacros En: ESCOBAR CASTRO, Guillermo et al. Plan de Emergencias de Bogotá. Bogotá. 2008. Agencia para el Desarrollo Internacional - OFDA LAC. Guía para elaborar el manual de protocolos y procedimientos - Proceso SCI. Versión 6. Junio de 2004. Decreto 332 de 2004, “Por el cual se organiza el Régimen y el Sistema para la Prevención y Atención de Emergencias en Bogotá Distrito Capital y se dictan otras disposiciones”. Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Gobierno, Dirección de Prevención y Atención de Emergencias. Decreto 423 de 2006, “Por el cual se adopta el Plan Distrital para la Prevención y Atención de Emergencias para Bogotá D.C.” Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Gobierno, Dirección de Prevención y Atención de Emergencias. Ley 115 de 1994, “Por la cual se expide la Ley General de Educación”. Congreso de la República. Ministerio de Educación Nacional. República de Colombia. SEN, Amartya; “Desarrollo y Libertad”; Planeta Colombiana Editorial S.A.; Bogotá, 2000. TOMASEVSKY, Katrina; “Indicadores del Derecho a la Educación”; 2003. Disponible en http://www.derechoshumanos.unlp.edu.ar/ddhh/img/INDICADORES%20DEL%20DERECHO%20A%20LA%20EDUCACION.%20Katarina%20Tomasevski.pdf, [consulta: 26.05.10). CARDONA, Omar Darío; “La necesidad de repensar de manera holística los conceptos de vulnerabilidad y riesgo. Una crítica y una revisión necesaria para la gestión”; 2001. Disponible en http://www.desenredando.org/public/articulos/index.html, [consulta: 26.05.10] BECK, Ulrich; “La Sociedad del Riesgo. El Camino hacia otra Sociedad Moderna”; Paidós, Barcelona, 1998. MINISTERIO DEL INTERIOR Y DE JUSTICIA, “El Alcalde y el SNPAD”, Primera Edición, Bogotá, 2003. BOLLIN, Christina. GTZ. “Gestión Local del Riesgo; Experiencias de América Central”, Eschborn, 2003. RODRIGUEZ, Ana Laura. “Transformar la gestión local del riesgo”. PNUD, Serie Compartir Conocimiento, Volumen VIII, 2009.

página 166

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


Dirección de Prevención y Atención de Emergencias et al. Guía para elaborar Planes de Emergencia y Contingencias En: ESCOBAR CASTRO, Guillermo et al. Plan de Emergencias de Bogotá. Bogotá. 2008. LAVELL, Alan. “La Gestión Local del Riesgo: Nociones y precisiones en torno al concepto y la práctica”. CEPREDENAC – PNUD. MANSILLA Elizabeth, “Riesgo y Ciudad”. Universidad Nacional Autónoma de México, 2000. DIAZ, Julio. “Gestión de Riesgo en los Gobiernos Locales”, Primera edición, Perú, 2005.

Páginas consultadas http://www.bogota.gov.co/portel/libreria/php/x_frame_detalle.php?id=442 http://www.sire.gov.co/portal/page/portal/sire/legislacion http://www.desenredando.org/public/libros http://www.bogota.gov.co/portel/libreria/php/x_frame_detalle.php?id=442

página 167

Bogotá Frente a la Gestión Integral del Riesgo Sísmico / FOPAE


El riesgo sísmico ha sido en la historia mundial y en nuestro país el de mayor estudio y por qué no, el de mayor temor, pues sus efectos en la población y en el territorio llevan a la reducción de la productividad integral, razón por la cual el FOPAE a lo largo de las próxi­mas páginas se propone dar a conocer los avances que ha tenido la administración de la ciudad en esta temática.


Bogotá frente a la Gestión integral del Riesgo Sismico