Page 8

PATRIARCAS Rodrigo García Bonilla

ta y Acultzingo, desde las cuales el viajero que se desplaza del centro del país hacia las costas del Golfo de México puede percibir a vuelo de pájaro la geografía del valle. Uno de los ríos más peculiares, por motivos de naturaleza y de historia, es el río Blanco. A veces rápidas y a veces sosegadas, sus aguas se enfilan desde las montañas de la Sierra Madre Oriental hasta el Atlántico: bajan por las cumbres y recorren Acultzingo, Ciudad Mendoza, Nogales, Huiloapan, Río Blanco, Orizaba e Ixtaczoquitlán, para continuar más adelante su camino hacia el litoral, a la región de Alvarado, donde desembocan. En el fragmento que se extiende entre Acultzingo y Orizaba el río Blanco origina un ecosistema bello y singular: el bosque de galería de ahuehuetes.

Entré al bosque y seguí bajo los árboles como en una procesión de patriarcas. Detrás de los follajes clareaba el horizonte con oro y colores de vitral. MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS

No es fácil, para la gente del valle de Orizaba que se encuentra lejos de la tierra, olvidar los cerros cercanos y la vegetación abundante. Grata por la templanza del clima, la región posee varios lugares donde el contacto con la naturaleza es una vivencia de arraigo y de gozo. El agua tiene presencia elemental en muchos de ellos. Lagunas, ríos y cascadas aparecen dispersos por el valle. En el mismo nombre de Orizaba, que los etimologistas traducen del náhuatl como “lugar de las aguas alegres”, se ilustra la virtud acuática de la zona. Por esta razón el novelista orizabeño Rafael Delgado, en una de sus obras, escondió Orizaba bajo el nombre de Pluviosilla, para referirse a la niebla y a la lluvia constantes a lo largo de las temporadas del año. Varios de los afluentes recorren el valle, originados en las altas montañas de Maltra-

El cauce del río Blanco serpea al pie de las montañas del valle. A sus orillas una población de árboles ancianos y frondosos construye una techumbre de troncos, ramas y hojas, edificada por la naturaleza a lo largo de los siglos. La tendencia de los ahuehuetes a crecer cerca del agua origina la distribución de los árboles, asentada en el contorno de su corriente. En esta fase temprana de su curso, el río no es un afluente muy ancho, pero tiene la 7

Proyecto Ahuehuete  
Proyecto Ahuehuete  

La publicación del proyecto pretende constituirse como un instrumento que motive en muchos sentidos las ideas de participación, conocimiento...

Advertisement