__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 21

María-José Dunjó

SI 21 DÍAS SON UN HÁBITO, YO QUIERO TRES...

Especialista en Cambio y Reinvención Profesional www.cambioyreinvencion.com

L

lueve afuera. Es la hora de caminar, pero hoy no saldré, al menos por la mañana. Está cayendo el diluvio universal... Hoy será el noveno día de mis caminatas rápidas, de 5km como mínimo. En una semana, he llegado a los 7km en 70minutos y lo estoy disfrutando. Espero convertir esta disciplina diaria en hábito... Cuando pasemos a la Fase1, llevaré 17 días y ya sólo me quedarán cuatro para los 21.

No es que quiera prolongar la fase, ni que tenga el síndrome de la cabaña. Ése en el que estás tan adaptado a la vida en casa que ya no deseas salir, porque lo externo lo percibes como una amenaza. No es mi caso, aunque, al principio del confinamiento lo prefiriera. Me duró las tres primeras semanas y, si no hubiera sido por obligación, no habría salido. En realidad, lo sorprendente era lo bien que llevaba el encierro. La clave para llevarlo bien fue haberme comprometido con la decisión desde el principio, sin reservas. Eso sí, dándome márgenes en mis rutinas diarias y escuchando hacia adentro: emociones, sensaciones y necesidades, siendo coherente conmigo y con ese compromiso. Sin obligarme a demasiado extra, que bastantes libertades teníamos restringidas, y cuidándome a mi manera. Ahora, quiero celebrar cada libertad recuperada y de ahí surgió el hábito de caminar. Gracias a esa celebración personal, sé que todavía puedo aguantar un poquito más, si es por una buena causa: para no retroceder y evitar enclaustrarnos otra vez. Mi segundo hábito es un poquito anterior al de caminar, y es una dieta más equilibrada. Hoy llevo 19 días de una dieta más ajustada a lo que quemo, que serán 21 el primer día que quede con amigos para celebrarlo. Sí, me hace ilusión saltármela un poco ese día, y algún otro también, pero espero conservar también este nuevo hábito después de la reclusión obligada. ¿Y el tercer hábito? Ese es el más filosófico… Llevaba tiempo en ello, pero este proceso lo ha puesto a prueba y lo ha consolidado. Es centrarme en el presente, atenta y evolucionando con lo que me rodea, sin prisa y sin pausa, sin queja y sin drama. Respetar mis tiempos, mi vulnerabilidad y escuchar hacia adentro, hasta que pueda seguir avanzando hacia todo lo que la vida me permite, con todo lo que está en mi mano. Desde la máxima libertad, que es elegir mi actitud y ser feliz, sin más. Escuchar mis miedos para que puedan salir a su debido tiempo, sin permitirles que me paralicen. Dejar que mis lágrimas broten, si necesitan hacerlo, comprendiéndolas. Dejar que la rabia y la impotencia puedan transformarse en algo más útil. Enfocarme en todo aquello a lo que puedo contribuir, profesional y personalmente, sintiendo que aporto algo a este mundo de locos. Éste que se queja de nuestro abuso continuado.

¡Salgamos a comernos nuestro nuevo mundo! Con todo nuestro respeto…

Más Mujer 21

Profile for Más Mujer

Más Mujer Nº 27  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded