Issuu on Google+

Lic. María Baldeón Villanes

1


LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN NIÑOS

Las personas con una alta inteligencia emocional no necesariamente tienen menos emociones negativas, sino que, cuando aparecen, saben manejarlas mejor.

Qué es?

Para...

Y...

2

•La capacidad para: •Identificar, entender y manejar las emociones acertivamente.

•Facilitar las relaciones con los demás. •Alcanzar metas y objetivos.

•Manejar los obstáculos y superar el estrés.


¿QUÉ SO N LAS EMOCIONES? Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso, o recuerdo importante.  Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas guía de respuestas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoria. Los sentimientos son el resultado de las emociones y pueden ser verbalizadas (palabras). 

Fisiológicamente, las emociones organizan rápidamente las respuestas de distintos sistemas biológicos, incluidas las expresiones faciales, los músculos, la voz, la actividad del SNA y la del sistema endocrino, pudiendo tener como fin el establecer un medio interno óptimo para el comportamiento más efectivo. Los diversos estados emocionales son causados por la liberación de neurotransmisores (o neuromediador) u hormonas, que luego convierten estas emociones en sentimientos y finalmente en el lenguaje.

Conductualmente, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, y nos impulsan hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y nos alejan de otros. Las emociones actúan también como depósito de influencias innatas y aprendidas. Poseen ciertas características invariables y otras que muestran cierta variación entre individuos, grupos y culturas (Levenson, 1994). Miedo: El objetivo es la protección.

Alegria: El objetivo es la vivificación y es la batería de nuestra existencia.

Asco: El objetivo es de evitación o escape.

EMOCION ES Tristeza: El objetivo es el retiro.

3

Enojo: El objetivo es la defensa .


COMPETENCIAS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL Las competencias emocionales en los niños pueden:

Aprenderse.

Entrenarse.

Fortalecerse.

Desarrollarse.

QUIENES INFLUYEN EN EL DESARROLLO DE LA I. E. DE LOS NIÑOS:

El medio ambiente.

La familia y la escuela.

El niño.

4


LAS CARACTERÍSTICAS DE LA Em INTELIGENCIA EMOCIONAL SON:

Conciencia de sí mismo.

Autocontrol.

Motivación

Empatía

Habilidades Sociales

5


CARACTERÍTICAS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL CONCIENCIA DE SÍ MISMO:

Las personas con alta inteligencia emocional suelen ser muy conscientes de sí mismos. Ellos entienden sus emociones y debido a esto, no dejan que sus sentimientos sean reflejados. También están dispuestos a tomar una mirada honesta a sí mismos. Ellos conocen sus fortalezas y debilidades. Muchas personas creen que este auto conocimiento es la parte más importante de la inteligencia emocional.

AUTO CONTROL: Esta es la capacidad de controlar las emociones y los impulsos. La gente que se auto controla por lo general no se enojan y no tomar decisiones impulsivas. Ellos piensan antes de actuar.

MOTIVACIÓN:

Las personas con un alto grado de inteligencia emocional suelen ser motivados. Están dispuestos a aplazar los resultados inmediatos del éxito a largo plazo. Son altamente productivas y son muy eficaces en lo que hacen.

EMPATÍA:

Este es quizás el segundo elemento más importante de la inteligencia emocional. La empatía es la capacidad de identificar y entender los deseos, necesidades y puntos de vista de quienes le rodean. Las personas con empatía tienen un buen reconocimiento de los sentimientos de los demás, incluso cuando esos sentimientos no pueden ser obvios. Como resultado, las personas empáticas suelen ser excelentes en el manejo de las relaciones, escuchar y relacionarse con los demás.

HABILIDADES SOCIALES:

Las personas con fuertes habilidades sociales suelen ser jugadores de equipo. En lugar de centrarse en su propio éxito en primer lugar, ayudar a otros a desarrollar y el brillo. Se pueden gestionar los conflictos, son excelentes comunicadores, y son maestros en construir y mantener relaciones.

6


IMPORTANCIA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LOS NIÑOS Desde la infancia se debe aprender a manejar las emociones En los últimos años se ha descubierto que un CI –cociente intelectual– elevado no tiene por qué ir asociado a unos resultados académicos positivos y mucho menos a la felicidad. Para ello es necesario un adecuado desarrollo emocional.

Durante los primeros años de vida, los niños poseen una importante plasticidad cerebral, por lo que esta etapa y las experiencias y aprendizajes que se den en ella, son especialmente importantes para el enriquecimiento y adecuado desarrollo de la cognición y la afectividad.

Una persona con inteligencia emocional posee confianza en sus capacidades; crea y mantiene relaciones satisfactorias, comunicando lo que necesita, piensa y siente, así como teniendo en cuenta los sentimientos de los otros; está motivado para explorar, afrontar desafíos y aprender; posee una autoestima alta; tiene recursos para la solución de conflictos, etc. Lo que influye de forma positiva en todas las áreas de su vida.

Padres y profesores deben ser conscientes de la enorme importancia que la inteligencia emocional tiene en el desarrollo y la adquisición de una personalidad equilibrada. Es necesario contemplar al niño de forma completa (intelectual, físico, emocional y social).

7

Proporcionar a los niños un espacio de enseñanza a través del juego para identificar, expresar y manejar adecuadamente sus emociones, para que vaya incorporando recursos que poco a poco puede generalizar a las situaciones de su vida cotidiana.


INFLUENCIA DE LAS EMOCIONES EN EL DESARROLLO ESCOLAR

En los últimos años, un elevado número de autores plantean la importancia del desarrollo de la inteligencia emocional y su influencia en las capacidades cognitivas así como la mejora de los resultados escolares.

El progresivo desarrollo de la capacidad cognitiva en el niño permite que las emociones se conviertan en posibles facilitadores de la atención y el uso del pensamiento de modo racional lógico y creativo.

Igualmente, un adecuado manejo de las emociones puede influir positivamente en la capacidad reflexiva, el sostenimiento de la atención, la flexibilidad cognitiva, etc. en definitiva, en el rendimiento escolar.

8


INFLUENCIA DE LAS EMOCIONES EN LA IMAGEN DE UNO MISMO

El progresivo conocimiento de las emociones ayudará a los niños a adquirir la capacidad de poder regular la manifestación de la emoción y/o modificar un estado anímico así como su exteriorización.

Enseñar a los niños y niñas a reconocer y gestionar las emociones, les permite conocerse, incrementar la percepción de control sobre aquello que les pasa y aprender a automotivarse. Estos son aprendizajes fundamentales para el desarrollo de la autoestima y el autoconcepto.

INFLUENCIA DE LAS EMOCIONES EN LAS RELACIONES SOCIALES Compartir el estado emocional de otras personas y poder ponernos en su lugar, va a ser fundamental para el desarrollo social del niño. Y es durante la infancia donde se comienzan a construir estas habilidades, que consisten en expresar, evaluar y compartir emociones con los demás. La habilidad para comprender emociones se ha relacionado con la activación de sistemas de neuronas espejo, las cuales se ponen en marcha cuando un individuo realiza una acción, así como cuando observa una acción de otro individuo. Según algunos autores, este sistema sería fundamental para la empatía emocional y la comprensión del significado de las acciones ajenas, ya que nos permite sintonizar emocionalmente con los demás (Rizzolatti y Sinigaglia, 2006).

9


Las personas con una adecuada tolerancia a la frustración mantienen relaciones sociales más satisfactorias A medida que el niño crece, las relaciones se amplían y se vuelven más complejas, requiriendo el desarrollo de más habilidades para relacionarse exitosamente. Entre las que se encuentran: expresar deseos y preferencias de forma clara, habilidad para no ser fácilmente intimidado por otros niños, expresar su frustración e ira de forma adecuada, mostrar interés por los demás, ofrecer ayuda a los demás cuando lo necesitan, etc. Las relaciones entre iguales son necesarias para el adecuado desarrollo de los niños. Tener amigos les permite sentirse parte del grupo y recibir apoyo en aquellos momentos en los que lo necesiten, compartir experiencias, intereses y gustos, establecer relaciones de confianza y les ayuda a construir una imagen adecuada de sí mismo. En general, las personas con respuestas emocionales reguladas y una adecuada tolerancia a la frustración, mantienen relaciones sociales más satisfactorias. Así mismo, la cantidad y calidad de relaciones que establece el niño, va a influir en su bienestar, minimizando la sensación de soledad, aumentando el disfrute, autoestima, etc. A su vez, la experiencia relacional va a permitir al niño aprender que conductas son adecuadas en cada contexto y cuáles no, ocupar diferentes roles, ensayar interacciones, así como, manejar conflictos. Pero sobre todo va a funcionar como un factor de protección ante situaciones difíciles.

ALGUNOS PUNTOS CLAVE PARA DESARROLLAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE LOS NIÑOS: 

Motívale para que resuelva sus problemas, prestándole ayuda si lo necesita.

Reconoce y valora sus esfuerzos por hacer bien las cosas y aprender.

Toma los errores como parte esencial del aprendizaje y muéstrale confianza en sus capacidades para que vuelva a intentarlo.

Ayúdale a conocerse: sus gustos, deseos, necesidades, opiniones, limitaciones, etc.  Enséñale la importancia de respetar los gustos y las opiniones de los demás.  Ayúdale a poner palabras a sus emociones y anímale a expresar como se siente en diferentes situaciones.

10


FRASES QUE MOTIVAN A NUESTROS HIJOS A PRACTICAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL A todos nos gusta tener nuestras arcas bien llenas. Con la cuenta en el banco cargada nos atrevemos a cualquier cosa: a viajar, a comenzar nuevos proyectos o a soñar. A nuestros hijos les pasa igual. Solo que en su banco no hay dinero sino emociones. Valoraciones. Seguridad. Y los ingresos o salidas dependen, en muchos casos, de nosotros. Ayúdales a que tengan su cuenta corriente emocional rebosante. La vida ya se encargará de nivelar el saldo pero mientras, en casa, que no se te olvide hacer un ingreso diario mínimo de 5 frases positivas.

FRASES PARA FOMENTAR EN POSITIVO: La competencia:  Mira lo que has conseguido. ¡Es fantástico!  Te está costando pero lo estás haciendo muy

bien.  Parece que disfrutas mucho haciendo eso.  Te está saliendo muy bien. Sigue así.  Es cierto que puedes mejorarlo. Sigue

practicando y lo conseguirás.  No me ha gustado lo que has hecho. Sé que lo

puedes hacer mejor  Por supuesto que puedes mejorar. Todavía puedes

dar más de ti.

La iniciativa:  Tu esfuerzo ha valido la pena.  Estoy seguro de tu talento. ¡Atrévete!  ¡Mira lo lejos que has llegado!  Fíjate en el error e inténtalo de nuevo.

Seguro que ahora es más fácil.  Me gustan tus ideas.  Seguro que encuentras una solución mejor.  Inténtalo, lo conseguirás.  Todos nos equivocamos y así aprendemos.

11


La comunicación:  No opino lo mismo que tú pero te agradezco

que me lo digas.  Dime cuál es tu opinión. Me interesa.  ¿Qué te parece?  Esa

es Gracias.

una

buenísima

observación.

 Esa pregunta es muy interesante.  Me gusta que me preguntes cosas.

Su identidad:  Me gusta cómo eres.  Te quiero, te quiero, te quiero.  Espero que estés orgulloso de ti mismo.  Me gustas cuando sonríes.  Me encanta tu compañía.  Me

gusta ver convirtiendo.

en

lo

que

te

estás

 No te compares con nadie. No hay nadie

como tú.  No podemos ser buenos en todo. Por eso

tenemos nuestros talentos especiales.  Eres especial, no hay nadie como tú

12


La responsabilidad:  Sé que puedo confiar en ti.  Me has demostrado ser responsable.  Equivocarse es bueno. Te enseña a mejorar.  No te lo permito pero te quiero.  Toma una decisión. Confía en ti mismo

La colaboración:  Gracias por tu ayuda.  Lo que has hecho ha sido muy importante para mí.  Yo no lo habría hecho así pero así está perfecto.  Yo no lo veo de la misma manera. Dime por qué

piensas de esta manera.  Tómate tu tiempo para hacerlo.  Seguro que entre los dos es más fácil.  Sé que te cuesta un gran esfuerzo por eso te lo

agradezco más.

13


Una nueva aventura

R

ecorriendo diversos caminos en el intrincado mundo de lo social puse la mirada en la persona como individuo, preguntándome ¿Qué hacía a unos, diferentes de otros?, y una de las respuestas a esta interrogante fue, la

INTELIGENCIA EMOCIONAL. Luego de haber seguido la huella de muchos investigadores entre ellos al más relevante D. Goleman, decido escribir y señalar que la I.E. es una de las variables necesarias a tener en cuenta en nuestra vida cotidiana para educar a los niños y proveerles de estrategias, que los ayuden a desarrollarse asertivamente en su entorno; pero no lo lograrán si padres y entorno educativo no asumen el papel que les corresponde. En este contexto se hace visible en nuestra sociedad, que un alto porcentaje de individuos muestran problemas de adaptación, cuyo resultado es el caos, estrés y violencia; en la que todos estamos inmersos por ser parte de un conjunto, la sociedad. Basta con mirar nuestras relaciones o leer y ver los noticieros para darnos de frente con esta cruda realidad. Si partimos de que el ejemplo es la mejor forma de enseñar, concluiríamos que los más vulnerables ante tal situación son los menores; pues si los adultos tenemos problemas de adaptación y gestión de emociones no podemos ser modelos a seguir por ellos. Aprender a identificar nuestras debilidades y fortalezas emocionales nos proveerá de ventajas competitivas y comparativas frente a los demás al momento de gestionar nuestras emociones en pro de los objetivos y metas que persigamos. Una de ellas y la más importante es, vivir y convivir en armonía con nuestros congéneres y el entorno natural. Finalmente espero que esta sinopsis sea el inicio de una gran senda, por conseguir el cambio de actitud frente a la educación de los niños.

14


15


Revista de Psicología: Inteligencia Emocional en niños