Issuu on Google+

1


DIRECTORA: Cecilia Camino REDACTOR JEFE: José Núñez REDACTORES ALUMNADO : Rubén Hernández Víctor Chacón Kevin Casas Raquel Polaina Valentina Marín

Saloa Benslamám

Lidia Ramos Iván Mariblanca Daniel de Tomás Jessica Villalba Eva Fernández Alejandro González Verónica Manteca Celia Pérez Alba Garrido Sandra Antón David Valdivieso Luca Bogdan Smits Rolands Adrian Plamenov Jiang Qing qing Jana Olive Eloy Fernández Belén Martín Aleksandra Sowka Elena Rivero Jennifer Herrera Laura San José Liying Wang Miguel Ángel Agudo Junjie Chen, Alexis Martínez Silvia Ruiz Sergio Santos Noelia Corral Laura Casado Mónica Fernández REDACTORES Y COLABORADORES PROFESORADO : Javier Alonso José Antonio Barberá Isidoro Quijada Llanos Sáez María Flores Agustín Moreno Isabel Piedrabuena Jesús Quílez José B. Muñoz Carlos Fernández Javier Soria

Portada……………………………………… página 1 Redacción y Sumario……………………

página 2

Presentación……………………………….. página 3 Editorial……………………………………… páginas 4 y 5 ¿Fuera de contexto?...……………………. páginas 6 y 7 Junto a las vías, de todos y para todos.. páginas 8 y 9 La educación en Finlandia……………

páginas 10 y 11

Instrucciones para el curso 2011-2012.. páginas 12 y 13 La Marea Verde……………………………

páginas 14 y 15

Allende Verde……………………………… páginas 16 y 17 Manifestación contra los recortes……

página 18

Auctoritas vs. Potestas…………………. página 19 ¿Qué es el instituto para ti?...................

páginas 20 y 21

Realidad y ficción ………………………..

páginas 22, 23, 24, 25, 26 y 27

Recital de poesía amorosa……………… páginas 28 y 29 La clase habla. Salvador Allende……… página 30 Programa Refuerza………………………. página 31 Teatro del IES: “Las Nubes”…….…… páginas 32 y 33 Aula de Enlace…………………………….. páginas 34 y 35 Día de la Mujer……………………………. páginas 36 y 37 Concierto solidario………………………

páginas 38 y 39

José Antonio Barberá …………………..

páginas 40 y 41

DISEÑO Y MAQUETACION: Araceli Bermejo

Asociación de Estudiantes …………….

página 42

COLABORA: AMPA DEL IES S. ALLENDE GRUPO TURKANA AYUNTAMIENTO DE FUENLABRADA JUNTA DE DISTRITO NARANJO — LA SERNA

Asociación de Padres y Madres……….

Página 43

Contraportada ……………………………. Página 44

2


PRESENTACIÓN Presentamos la revista “Alamedas”, realizada por la comunidad educativa del IES Salvador Allende de Fuenlabrada. Hemos decidido dedicar esta edición a la defensa de la Educación Pública, ya que en ella creemos todos los que hemos participado en su elaboración. Nuestra labor educativa no es otra que la de procurar que nuestros alumnos lleguen a ser hombres y mujeres libres que puedan construir una sociedad mejor. La Ignorancia, la ausencia de conocimientos, es un obstáculo para la libertad, ya que para elegir algo es preciso conocerlo. La educación es un factor decisivo para conocer la libertad. Solo a través del aprendizaje se consigue la independencia ideológica y económica, factores que hacen posible la libertad. El mejor consejo para obtener la libertad es abrir horizontes, ilustrar acerca de nuevas posibilidades. “Se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”. (Salvador Allende, Santiago de Chile,11 de septiembre de 1973) Gracias a todos los que habéis contribuido a la elaboración de esta revista. Mª Cecilia Camino 3


Hace años, en la inolvidable y última película de la inmortal Sara Mago, constatamos una vez más que la ignorancia es atrevida, muy atrevida. Luego, inexplicablemente, llegó ese gran aliado de la ignorancia que es el olvido. Y así, pasado el tiempo, llegamos a la segunda década del siglo XXI, años de recortes y despidos, de políticos que insultan y desprestigian a las instituciones públicas que deberían defender, de la ambición desmedida de unos pocos y de la razón dormida. Sabemos por Goya quiénes se esconden detrás del sueño de la razón. Sólo el conocimiento los espanta. Así que, alumnos y alumnas del IES Salvador Allende, profesores y profesoras, padres y madres, personal no docente del centro, miembros todos de la comunidad educativa, ¡luchad contra la ignorancia, luchad!

José Núñez

4


5


6


7


religiosa, la tienen, pero, al contrario que en otros centros, ninguna concepción religiosa trasciende a cada asignatura ni informa el sistema mismo de enseñanza. No se verá en su entrada la imagen de ninguna santa o patrón fundador en piadosa o benevolente actitud, porque no lo tiene, porque en la enseñanza pública la educación es sostenida por todos, no recibida por la graciosa obra de nadie. Como en todo centro público, la enseñanza se centra en lo objetivo, lo racional, con espíritu crítico y rigor científico o histórico. Las creencias y, evidentemente, la opción de no tenerlas quedan en el terreno de la esfera personal de cada cual.

En la dudosa luz del amanecer, muchos pasos se dirigen en una misma dirección. Pasos menudos o grandes, ligeros o renuentes, somnolientos casi todos. Son pasos que llevan a gente muy joven, muchos sólo a medio crecer, a medio despertar, con jirones de sueño aún sin aventar del todo, con el recuerdo aún muy cercano del lecho tibio recién abandonado y del desayuno apresurado. Y allí llegan, a las puertas de un edificio de ladrillo, junto a las vías del tren: su instituto, un centro de enseñanza público. Desde fuera, podría no parecer muy distinto a uno de gestión privada, salvo por su aspecto más discreto y uniforme, pero hay una gran diferencia: en él la educación no es el negocio de unos pocos, sino un derecho de todos. No hay tras sus paredes un interés económico, ni ideológico. La educación impartida allí, por profesionales que han demostrado su valía tras afrontar unas duras pruebas, no se da a cambio del pago de una cuota mensual, sino como un servicio público, una conquista social ésta que no data de hace tanto tiempo.

Tampoco a los alumnos se les segregará por sexos, ni se levantan paredes entre chicos y chicas, porque en un instituto público se educa para la vida y la vida es pluralidad, es mezcla, descubrimiento espontáneo del otro, sin barreras ni secretos. No se cree en los compartimentos estancos, propicios al prejuicio y al mantenimiento de pasados roles. No se mutila a los jóvenes la vivencia de aprender y crecer juntos.

Carece quizás del “glamour” y de la imagen con que “se venden” algunos centros privados, en cuyos carteles publicitarios los alumnos parecen ya casi analistas financieros, o “brokers”, o pequeños viceconsejeros. Pero hay cosas que sí distinguen nítidamente a un instituto como éste que se alza junto a las vías del tren respecto de otros.

Es un centro en que se defiende explícitamente el papel de la mujer en la sociedad en igualdad de derechos y obligaciones, porque ésta es una batalla en la que, en nuestro país, aún hay mucho por hacer y en la que todos tenemos mucho que ganar. Igualmente, se respeta la libertad personal de aquellos que tienen otra opción sexual distinta a la mayoritaria.

Por ejemplo, ese carácter de servicio público antes mencionado impregna la labor de un profesorado que no escatima tiempo ni esfuerzo en su trabajo, no porque así lo disponga ninguna autoridad, ni el jefe de la institución o empresa educativa, sino porque cree sinceramente en la necesidad de proporcionar al alumno una formación de tanta calidad como la que pudiera recibir en cualquier otro centro público o privado de cualquier punto geográfico de nuestro país.

Chicos de todas las nacionalidades se dan encuentro aquí, porque nuestro mundo ya no es el homogéneo del pasado y ver en la misma fila a alguien procedente de Ucrania, China o Marruecos es algo bien habitual, con la consiguiente riqueza que ello aporta. No se rechaza a ningún alumno por su origen o su desconocimiento del idioma y hasta ahora, un Aula de Enlace se encarga de facilitarles la integración. Otros profesores se ocupan de aquellos que, por sus dificultades de aprendizaje de cualquier orden, necesitan de una especial atención, porque tienen los mismos derechos que los demás.

La educación allí es laica y las creencias se dejan en el ámbito de lo personal y familiar. Aquellos que, en el marco de la normativa actual, solicitan educación 8


chos, con criterios de contable, consideran su tarea liviana y poco más que un pasatiempo, los que dicen respetarles, pero desde el desconocimiento o la alevosa intención, les tildan de vagos, de absentistas, de reticentes al trabajo. Sus salarios descienden, sus horas lectivas aumentan, su crédito ante la sociedad es atacado por quienes deberían defenderlo. Si denuncian el deterioro de las condiciones en que se desarrolla su trabajo, se les tilda de títeres manipulados y alborotadores.

Los profesores, agrupados en Departamentos Didácticos en los que se puede debatir libremente, procuran llevar a la práctica nuevas o ya comprobadas metodologías, sabiendo que la tarea no es fácil, que nunca lo es y que combatir el derrotismo, la pasividad, la inercia del fracaso existente en algunos alumnos es la primera de las metas. La voluntad general es de no abandonar o remitir a nadie, a pesar de sus problemas o dificultades, a “otro sitio”. En él, como centro público, se subraya como valor supremo la libertad, junto con la responsabilidad y el compromiso. Es bien difícil y arduo hablar de responsabilidad en un marco social que quiere desposeernos de ella, eliminar todo espíritu crítico, que pone todos los medios para que renunciemos. Un sistema que parece sólo buscar trabajadores dóciles y resignados, y seleccionar, de otro lado, en otra parte, élites destinadas a dirigirlos.

En sus aulas encuentran un alumnado variopinto cuyo interés hay que despertar, no un panorama ideal de alumnos seleccionados; pero es que ese panorama no reflejaría la realidad, el mundo tal cual es. El día se decide a amanecer, los pasos de unos y otros llegan a su destino, les hacen entrar en el edificio y dirigirse a las aulas. Treinta alumnos o bastantes más según el curso, y delante un profesor. Amanece y en el instituto junto a las vías del tren, a pesar de todo, comienza la vida un día más.

La mañana no termina de decidirse y hay otros pasos que se dirigen al instituto. Los pasos de los profesores, con las primeras luces del día, son a veces también somnolientos, porque son humanos y no autómatas. Pero eso pronto se disipa. Les esperan horas de batirse con esa gente a medio hacer, de vaciarse mentalmente, de dejar en las aulas del centro mucha de su energía. Su labor no puede medirse fácilmente por tiempo, porque no son apacibles burócratas cuyo trabajo resulta tasado y previsible. Sus horas de trabajo, a menudo, llevan dentro mucho más de sesenta minutos y en ellas el desgaste físico y emocional puede ser difícil de imaginar por aquellos que, desde algunos despa-

Javier Alonso

9


Me llamo Raquel Polaina, tengo veinte años y fui alumna del Instituto Salvador Allende durante seis años. Actualmente, estoy cursando tercero de magisterio infantil en Laponia, Finlandia. Durante mi experiencia en el instituto y gracias a los grandes modelos con los que conté, me decidí a empezar mi camino en el bonito campo de la educación. Empecé la carrera con muchas ganas de aprender y con un objetivo muy claro, irme de Erasmus. Finalmente, este año he tenido la gran suerte de poder conseguir mi objetivo. Desde el momento en que rellené la solicitud estaba convencida de que Finlandia era la mejor opción. No sólo por la gran distancia que lo separa de España, sino por el gran referente educativo que es. Y sobre ello, voy a contaros algunas de las impresiones y experiencias que estoy viviendo en este bonito y lejano país. Una de las cosas que más me llamó la atención cuando llegué fue la gratuidad de la educación en todos los niveles, desde la educación infantil hasta la formación universitaria. Lo cual permite que toda persona tenga una educación. Finlandia confía y cree en la educación como base del progreso. Recuerdo que el primer día de universidad todos mis compañeros me miraban sorprendidos por estar en tercero de magisterio con lo joven que era. Me contaron que el acceso a magisterio es de los más exigentes y difíciles. Para entrar en la carrera tienes que tener, aproximadamente, unos tres años de experiencia en un centro educativo como ayudante o haber cursado pedagogía. Aparte de esto, se realizan varias pruebas en las cuales se les valora su competencia profesional. Se presentan muchas solicitudes cada año, pero no todos lo logran. Por ejemplo, la mayoría de mis compañeros pasan los veinticinco años, ya que han estado formándose y preparándose para conseguir una plaza en magisterio. Al terminar la carrera, los profesores están realmente preparados. Durante mi estancia aquí he contado con el honor de realizar las prácticas en un colegio finés. Mis prácticas se desarrollaron con un grupo de sexto de primaria, pero los aspectos a los que voy a hacer referencia se aplican de la misma manera en secundaria. En la región de Laponia, donde yo me encuentro, los alumnos no superan los veinticinco por clase. Los centros educativos están cuidadosamente decorados y cuentan con multitud de comodidades para que los alumnos se sientan lo más cómodos posible; las paredes están repletas de pósters, los pasillos cuentan con mesas para trabajar y relajarse, así como con percheros para dejar sus pertenencias. Todas las clases cuentan con ordenadores, equipos de audio, video y proyectores para acercar a los alumnos a las 10


nuevas tecnologías así como para facilitar la labor de los docentes. Todos estos detalles pretenden crear un clima acogedor y familiar para que los niños se sientan a gusto, como en casa. Otro aspecto que me parece muy interesante y que quiero destacar es la metodología que se utiliza. En primer lugar, los profesores disponen prácticamente de una completa libertad pedagógica, lo cual les permite innovar y adecuarse a las circunstancias de cada grupo de alumnos. Finlandia defiende y lleva a la práctica, como he podido comprobar, una educación totalmente personalizada. Se respeta el ritmo de aprendizaje de cada uno de los alumnos. Los niños no son evaluados con marcas numéricas hasta que no alcanzan la secundaria. Estas marcas suelen ir del 4 al 10, siendo el 4 suspenso y los demás, distintos grados de aprobado. Consideran que no vale de nada crear una escala de ignorancia, su objetivo es motivar y potenciar las aptitudes de cada alumno haciéndole sentirse a gusto reforzando positivamente sus aptitudes. Durante mis prácticas en el colegio, el cartel que gobernaba la clase era: “Nunca se cometen errores, sólo variaciones”. Esta frase creo que refleja muy bien lo que os he contado. En cuanto a la evaluación, se lleva a cabo de manera individual atendiendo a las potencialidades de cada niño. La repetición de curso podríamos decir que no existe como tal, es decir, sólo se hace repetir curso cuando se trata de un caso realmente especial y es valorado conjuntamente con la familia. En el resto de situaciones los niños que tienen un rendimiento menor en alguna asignatura son ayudados con profesores de apoyo. Estos profesores suelen retirar al alumno del aula una vez por semana, pero el resto de días es el profesor el que se introduce en el aula y presta mayor ayuda a quien lo necesita. Tener menor rendimiento en una asignatura o varias no significa que no sea apto para conseguir otros objetivos adecuados a sus capacidades. Con todo esto que acabo de contaros podéis haceros a la idea de lo gran valorado que está un maestro en Finlandia, tanto social como económicamente. Y es este reconocimiento social el que fomenta el compromiso, la dedicación y la motivación de los profesores, lo cual repercute en la motivación y respuesta de los alumnos. Esta experiencia ha sido y está siendo realmente enriquecedora en todos los ámbitos de mi vida. Pero, por supuesto, me está dando un gran soplo de energía para continuar formándome y seguir luchando por una educación de calidad, ya que estando aquí me he dado cuenta de que no es un imposible, se puede conseguir. La información que os presentado está basada en mis impresiones y los conocimientos que he ido adquiriendo relacionándome con distintos profesionales de la educación, así como en mi formación universitaria.

Raquel Polaina Lacambra 11


fijado un número de horas de clase. Incrementar las horas lectivas sin más supone que, por ejemplo, a una profesora de Lengua le pueden sobrar cuatro horas, mientras que a un profesor de Plástica y Visual le pueden faltar cuatro para llegar a las veinte obligatorias. ¿La solución? Que ese profesor acepte dar las horas de Lengua y complete así su horario.

Instrucciones de la Viceconsejería de Educación de la Comunidad de Madrid, de 4 de julio de 2011, dirigidas a los centros públicos docentes de la Comunidad de Madrid que regulan el comienzo del curso escolar 2011-2012. Entre las medidas adoptadas por la Consejería en los últimos años, en lo relativo a secundaria, destaca la disminución del número de profesores/as en los centros, a pesar del incremento de alumnado que tiene lugar en muchos de los centros.

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicaba el 29 de julio la Orden 3011/2011, de 28 de julio, que regula determinados aspectos de la tutoría en los centros de educación secundaria de la Comunidad de Madrid.

Este tipo de instrucciones se elaboran todos los años y sirven para ordenar la adscripción del profesorado, la elección de grupos y horarios, y otras cuestiones organizativas.

En dicha Orden se establece la supresión en los centros públicos de la tutoría colectiva de alumnos/ as, debiendo dedicar esta hora a refuerzo de Matemáticas, Lengua o Inglés; se sigue manteniendo la hora de atención individual a cada alumno o alumna.

Las Instrucciones del 4 de julio introducen en su artículo 4.3.5 una importante modificación: el incremento de las hora lectivas a todo el profesorado. Además, se establece que ni las horas de tutoría ni las de jefatura de departamentos didácticos o extraescolares tendrán la consideración de horas lectivas, como venía siendo hasta ahora.

Lo curioso es que a los centros concertados se les deja la posibilidad de elegir entre la hora colectiva de tutoría o la hora dedicada al refuerzo de estas materias.

¿Qué consecuencias se derivan de este incremento de horas lectivas para todo el profesorado de Secundaria?

Suprimir la hora de tutoría colectiva en los centros públicos tiene como consecuencia dejar de hacer una serie de tareas claves para la educación de los alumnos/as: llevar a cabo la orientación profesional y académica; construir el grupo; trabajar aspectos relacionados con la convivencia; tratar temas transversales importantes relacionados, por ejemplo, con la salud o la educación en la igualdad, etc. Son tareas importantes que dejan de realizarse al suprimir la hora de tutoría colectiva.

La primera y más evidente, una disminución del número de profesores en los centros, calculada en unos 3.000 profesores/as menos. El incremento de horas lectivas supone también que un determinado profesor/a tiene que atender a más alumnos/as, y, en muchos casos, a un grupo más. Desde el punto de vista de la calidad, ésta se resiente al tener que atender a treinta alumnos más, especialmente si se quiere llevar a cabo una atención individualizada a los mismos.

Las protestas y la presión en contra de esta Orden llevaron a la Consejería a flexibilizar su aplicación; sin embargo, en muchos centros públicos no ha sido posible recuperar esta hora, que queda situada a séptima hora y es desarrollada de manera voluntaria por parte del profesorado con tiempo para ella.

Este incremento de horas lectivas supone también una dificultad añadida para la organización de los centros. En la etapa de secundaria los profesores/ as son especialistas de una materia y éstas tienen 12


CONSECUENCIAS EDUCATIVAS EN EL IES SALVADOR ALLENDE PROVOCADAS POR LOS RECORTES EN EDUCACIÓN EN LA COMUNIDAD DE MADRID Menos profesores de guardia. Esto implica mayor Ampliación de la carga lectiva a los miembros del Equipo Directivo y Orientadores del centro: esto implica disponer de menos tiempo para desarrollar sus funciones. No se podrá atender como antes a los alumnos y padres.

En dos años se han reducido profesores escolarizando el mismo nº de alumnos. NO se ha podido escolarizar a 200 alumnos aproximadamente que han solicitado Ciclos Formativos de Grado Medio.

dificultad para cubrir las ausencias o sustituciones. Este curso NO habrá profesores que realicen las guardias de pasillo.

Máximo número de alumnos en las aulas. En algunas, especialmente en las que se integran alumnos con necesidades educativas especiales, superan lo permitido por la normativa vigente en educación. Ejemplo: 3º de ESO.

Reducción de horas al profesor responsable de los equipos informáticos y tecnológicos del centro para desarrollar sus funciones. Serías dificultades para mantener la biblioteca del centro en funcionamiento. Lo más seguro es que NO SE PUEDA ABRIR LA BIBLIOTECA.

En el área de Inglés no habrá agrupamientos flexibles ni en 3º ni en 4º ESO. Estos agrupamientos permitían que los alumnos cambiaran de grupo en función de sus progresos.

Serías dificultades para llevar a cabo los proyectos de mejora educativa que se han estado desarrollado en nuestro centro hasta ahora: Proyecto de Excelencia de la Calidad (EFQM). Proyecto para la Mejora de la Convivencia Escolar (Proyecto Turkana) integrado por profesores, padres y alumnos.

Masificación en la asignatura de Ampliación de Inglés en 1º de Bachillerato y 1º TICO Reducción de la oferta de asignaturas optativas, no impartiéndose las siguientes asignaturas: 1º ESO: Recuperación de matemáticas. 1º BACH: Dibujo Técnico. 2º BACH: Historia del Arte.

Dpto. de Orientación: además del aumento de las hora lectivas a los dos orientadores (menos horas para dedicar a las funciones de orientación) entre el curso pasado y éste se ha perdido un profesor de E. Compensatoria, encargado de atender a alumnos que por causas sociales, familiares o por proceder de otros países, presentan dificultades de aprendizaje y retraso en sus estudios. Pérdida de medio Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad (el actual está compartido con otro centro)

Grupos de referencia de 3.º y 4.º de ESO: Este curso se tendrán que juntar en una misma aula los grupos de referencia, por lo que no se podrán mantener las clases con 15 alumnos, elevándose su número a 30 alumnos por clase. Reparto de tutorías: aparte de las adjudicadas a distintos profesores. 2 tutorías las realizarán Jefes de Dpto. 1 tutoría, un Jefe de Estudios. 1 tutoría, la Directora de Centro.

Carta Informativa enviada a las familias 13


La marea verde surge como respuesta de los docentes, padres y alumnos ante los ataques y recortes que está haciendo la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid a la Escuela Pública. Aunque todos sabemos que este proyecto es más profundo y va a más allá, no nos gustaría obviar que, entre otras muchas cosas, esta es también una medida reivindicativa en defensa de la Escuela Pública.

EL NOMBRE El nombre de la protesta se debe al color de las camisetas vestidas por los manifestantes. Estas prendas, que llevaban inscrito el lema: "Escuela pública de todos, para todos", fueron diseñadas varios años antes de que estallara el conflicto por la Plataforma por la Escuela Pública de Vallecas y s e habían popularizado a raíz del expediente sancionador incoado a una profesora que la vestía mientras aplicaba unas pruebas oficiales en un centro privado concertado de Madrid.

14


Se denomina Marea Verde:

La 'Red Verde' y las plataformas

Al conjunto de protestas contra los recortes en la educación en la Comunidad de Madrid, durante el primer y segundo trimestre del curso escolar 2011/2012 .

Las asambleas de centro que surgieron en los institutos eligieron a sus propios portavoces para participar a su vez en asambleas de zona y regionales, donde también participaban algunos sindicatos de la mesa sectorial de educación, plataformas de profesores interinos, colectivos vecinales por la escuela pública y asociaciones de madres y padres de alumnos. Para lograr una representación más directa, horizontal y democrática de decisión, se creó la coordinadora de asambleas de centros y zonas conocida como Red Verde.

El desencadenante inmediato del conflicto fue la publicación el 4 de julio de 2011 de las instrucciones de principio del curso escolar. Una vez concretados los recortes, tuvo lugar una asamblea el 20 de julio en el Instituto de Educación Secundaria Beatriz Galindo de Madrid. Debido a la gran afluencia de público, muchos profesores tuvieron que permanecer de pie. En esta reunión se discutieron distintas alternativas de huelga y se acordó una consulta a los profesores. 31 de agosto: segunda asamblea, que contó con la participación de unos 1.400 docentes, en el histórico Auditorio de CCOO. En ella se aprobó un calendario de huelgas que posteriormente se modificó y amplió a dos días. Tuvieron lugar los días 20, 21 y 22 de septiembre; 4, 5, 19 y 20 de octubre; y 3, 17 y 29 de noviembre de 2011.

Dimensión social del conflicto Algunos entienden que el conflicto de los profesores de Madrid no puede abordarse desde un punto de vista de reivindicación de condiciones laborales, sino que tendría implicaciones más profundas en el marco de la lucha más amplia por mantener la calidad de unos servicios públicos cada vez más degradados en el contexto de una brutal crisis económica. Quienes sostienen esta opinión argumentan que la participación de padres y alumnos en actos de protesta habría sido clave en dar una dimensión mayor y original a las protestas de un colectivo como el docente, que, aunque numeroso, había sido tradicionalmente poco reivindicativo.

15


Actividades realizadas por la Comunidad Educativa del IES Salvador Allende La comunidad educativa del IES Salvador Allende organizó una serie de actividades y actuaciones en contra de las Instrucciones de inicio de curso, por las consecuencias que provocaban estas medidas y por los recortes en la educación del alumnado del centro.

Escritos de las familias solicitando la retirada de la instrucciones. Mesa redonda sobre educación. “Noche verde”, encierro en el centro con la comunidad educativa: concierto, cena Escuela Pública. Huelgas de profesorado y de estudiantes, apoyadas por las familias. Recogida de firmas. Charlas informativas a la familias sobre cómo afectan al centro los recortes en educación.

16


“Tarde Verde”: talleres de camisetas y postales navideñas por la Escuela Pública, velas, merienda y canciones. Pancartas y carteles expuestos por todo el centro.

17


Huelga del 29 de febrero en Madrid

Yo participé en esta manifestación. En un principio no pensaba ir, pero una compañera de clase me dijo que iría con su hermana y me pareció conveniente ir y dar mi apoyo, porque si nosotros mismos como estudiantes no defendemos nuestros derechos y nos apoyamos unos a los otros, ¿quién lo va hacer por nosotros? Tenemos que demostrar que no nos quedaremos callados y que no pueden manejarnos a su antojo.

Aproximadamente. Teníamos pancartas que llevábamos en alto. Algunas personas eran verdaderamente agresivas e insultaban con megáfonos. Nos avisaron de que lo más probable era que apareciese la poli- cía. La hermana de mi amiga nos dijo que, en ese caso, nos fuéramos, porque estábamos a su cargo. Por suerte la policía no apareció y no tuvimos incidentes.

Salimos de Fuenlabrada a las 9:30h de la mañana. De camino a Madrid nos reunimos con unos compañeros de la universidad de la hermana de mi amiga. Su hermana tiene 19 años, por lo que mis padres me dieron permiso para ir y faltar a clase.

Pasamos por la calle de Alcalá cientos de alumnos y también Asociaciones de Padres y Madres. La manifestación acabó a las 13:45h en la Puerta del Sol. Antes de irnos todos, un chico de unos 20 años más o menos dio las gracias por la presencia de todos y nos motivó a que siguiésemos participando siempre que nos fuera posible, cuantos más mejor.

Fuimos a la entrada del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte sobre las 11:20h de la mañana. Había mucha gente allí reunida. Sinceramente, con tantas personas alrededor que luchan por lo mismo, te sientes con fuerza para defender tus derechos.

En verdad fue todo un acierto asistir, porque después de que finalizase todo te das cuenta que mereció la pena aquello por lo que luchas.

La manifestación no comenzó hasta las 12:10h

Valentina Marín Marulanda Saloa Benslamám Bensliman

18


Siempre me ha sorprendido cómo muchas veces distorsionamos el pasado. Mucha gente piensa que la juventud actual no tiene ningún respeto por nada, mientras que la "de antes" éramos gente maravillosa que hacíamos todo a la perfección. Hace unos meses, en un programa sobre educación en la Cadena Ser, un joven hablaba sobre la "autoridad" del profesorado. Por resumir de alguna manera, la conclusión a la que llegaba, y que tantas personas parecen compartir, es que "nosotros teníamos mucho respeto a los profesores, mientras ahora los jóvenes...". Yo no creo en esa visión, por lo que me gustaría que diferenciásemos lo que queremos ser y el papel que queremos como educadores en relación a esa visión de autoridad que se nos ha vendido, llegando al extremo de tener que ser (aun sin quererlo, como en mi caso) "autoridad pública", lo que se vendió como el gran logro de la enseñanza en la Comunidad de Madrid el curso pasado, al mismo tiempo que empezaba el ataque, ya brutal, que ha continuado, profundizándose en este curso académico. Por si alguien no recuerda, ahí tenéis lo que la Comunidad de Madrid (Esperanza Aguirre y Lucía Fígar a la cabeza) "vendían" el año pasado, con la sonrisa maravillosa de nuestra querida consejera de fondo. ¡Qué asco! El ejemplo perfecto de la neohabla orwelliana.

Bueno, a lo que iba. ¿Cómo se gana la autoridad un profesor o profesora? ¿Imponiéndolo por ley? Yo veo algo raro en ese planteamiento, y más cuando se plantea desde un plano educativo. Quizá es que nuestras autoridades educativas siguen teniendo dificultades en entender qué significan ciertas cosas. Sin ningún afán de crítica (Dios me libre), y simplemente por aquello de clarificar, me voy a permitir impartir hoy aquí una pequeña clase, la cual supongo que será un desastre, dado que entro en materias prácticamente ignotas para mí. En fin, me perdonáis los posibles errores… En latín, había dos palabras que desde nuestro idioma traducimos como autoridad: auctoritas y potestas. La primera, auctoritas, remite a la legitimación social, al prestigio logrado por la labor realizada, al valor que se da a la persona que transmite esa autoridad a través de sus propias actuaciones; mientras que la potestas remite al poder como tal, al ejercido, normalmente por la fuerza (¿alguien se acuerda de cómo era la autoridad del profesorado franquista?). A fin de no daros mucho la chapa, me permitís que remita a unos ejemplos para explicar lo que quiero decir, tomados "al azar" de dos esculturas del Renacimiento italiano: 19

Os presento al Condottiero Colleoni, obra de Verrocchio. Muestra lo que podríamos definir como el concepto de potestas. A poco que nos fijemos, no parece la mejor forma de ganarse la autoridad para un profesor o profesora. Remite a esa poder conseguido por la fuerza física. El caballo es dominado por la fuerza física, y no es difícil ver cómo se podría trasladar a la Italia mussoliniana. El parecido es cuando menos inquietante. Y demuestra un tipo de autoridad que yo, como docente, no quiero. Esa no es mi forma de entender lo que significa educar. No puede basarse la educación en la imposición por la fuerza física, por el castigo que parece que mucha gente añora…

Os presento ahora al condottiero Gattamelata, escultura realizada por Donatello. No es difícil ver que transmite un significado totalmente diferente. El enorme caballo es dominado, pero no por la fuerza física, sino por la autoridad moral del jinete. La auctoritas, el prestigio conseguido por el valor de las palabras y los actos, se transmiten con claridad. No hay nada de la fuerza que transmite la escultura de Colleone, sino una tranquilidad que se transmite también al propio caballo, dominado sin esfuerzo por la autoridad del jinete, exenta de violencia, mediante el convencimiento. Yo, ante la reivindicación de la autoridad, me inclino por la auctoritas ganada, lograda en cada momento del proceso educativo, y no por la potestas, impuesta desde fuera, y con resultados normalmente bastante malos. No es difícil intuir que quienes más recurren a la potestas es porque posiblemente carecen, y siempre carecerán, de la capacidad de hacer valer su auctoritas... Elegid, compas, qué modelo queremos... Javier Soria


El instituto, para mí, es un lugar donde se aprenden muchas cosas, conoces gente que viene de otros centros y haces amigos. Es dar un paso más hacia la educación superior. Conocí el instituto Salvador Allende en sexto de primaria, un día de puertas abiertas, y me gustó tanto que desde ese momento quise venir a él como alumna. También me gustó que el nombre del centro fuera un nombre chileno, porque me interesa Hispanoamérica. Creía que todo iba a ser muy difícil para mí, porque había más asignaturas de las que yo había estudiado hasta entonces y algunas de ellas eran nuevas, no las había estudiado nunca. Aquel primer día de instituto regresé a casa con muy buena impresión, porque iba con mis amigas, aunque a mí me quedaba un poco lejos de mi casa. Se nos entregó una agenda que me pareció muy interesante. En ella descubrí a Salvador Allende, a Gabriela Mistral... Ahora, cuando veo a los alumnos de primero de ESO, recuerdo mi primer e ilusionante día.

¿Qué es el instituto para mí? Podría responder de varias maneras a esta pregunta. Como por ejemplo: El instituto es un lugar donde vas a aprender, pero hasta que no llegues a los dieciséis años, vas a tener que aprender lo que “más o menos ” es obligado, no lo que tú quieres en tu futuro. Allí, cada día te mandan deberes, estudiar para los exámenes, atender, comportarte bien… Si todo esto no lo cumples, puede que recibas castigos y malas notas que perjudican tu futuro. Visto de esta manera, parece un lugar horrible, al que a veces puedes llegar a odiar. (No olvides las seis clases diarias, levantarse temprano, etc.) Por otro lado, si lo miras de esta manera; nuestros antepasados (abuelos y más atrás) tuvieron muchos problemas en cuanto a los estudios, las clases, los colegios… ya que, el que no tenía dinero para pagar todo esto no los tenía. En cambio ahora todo ello es “gratuito” y estudiar es obligatorio hasta los dieciséis, (cuando ya más o menos te has formado). Mirando todo esto, puedes tener muchos conceptos sobre el instituto. Pero... ¿y el mío?; Al terminar 6º de primaria, comencé la ESO, desgraciadamente sola, pero esto me ayudó mucho, ya que me dio la oportunidad de conocer gente y hacer nuevos amigos. Cuando comencé 1º ESO noté el cambio en cantidad y dificultad de materia, aunque lo supe afrontar bien. Con todo esto ya te vas dando cuenta de que estudiar es más serio, que todo lo que ahora hagas influirá en tu futuro. Te das cuenta de que es serio, porque la relación entre alumnos y profesores es totalmente distinta. También te fijas en que el resultado de tus estudios no solo depende de un número, también depende de tu esfuerzo diario. Hay profesores con los que se conecta mejor que con otros y grupos de alumnos donde hay mejor ambiente de trabajo, y esto también se refleja en la nota final. Una buena frase que he aprendido también es: “Lo que no hagas tú por ti mismo, no lo va a hacer nadie”, es decir, tienes que aprender a ser autónomo y autosuficiente. Además, conforme vas madurando te das cuenta de que estudiar es importante y que eres muy afortunado por poder realizar todo esto “gratuitamente”. Así que seguiré luchando por lo que quiero y por aprovechar esta oportunidad.

Aleksandra Sowka 3ºD El instituto siempre me ha gustado más que el colegio. Antes de ir al instituto algunos amigos me decían que ponían muchos deberes y, sobre todo, que se hacían muchos exámenes. Yo nunca llegué a creer que todo fuera tan malo. Cuando comencé 1º ESO estaba un poco asustada por lo que me habían dicho, pero cuando comenzó el curso me pareció algo normal, sin mayores dificultades. Además conocí a mucha gente, aunque no todos han ido avanzando de curso conmigo, pero siempre he conocido a gente nueva y cada curso me ha gustado más. Sobre todo este año donde, aunque han juntado dos clases y apenas tenemos espacio para respirar, he podido conocer a más gente y continuar con otros compañeros con los que he estado desde el colegio. De los profesores no podemos quejarnos. En realidad, aunque a veces nos regañan con razón, todos se preocupan por nosotros e intentan hacer su trabajo lo mejor posible para que nos enteremos. En 3º ESO se nota que hay que estudiar mucho más y todo va complicándose hasta el punto de que no puedes dejar las cosas para el último día. En general, estoy satisfecha con mi instituto, me gusta porque además de aprender cosas nuevas también estoy con mis amigos.

Belén Martín Mayorga 3ºD

Elena Rivero Cuesta 3ºC 20


El instituto para mí es un lugar de trabajo en el que te tienes que preparar bien para llegar a ser algo en la vida después de una correcta formación. Cuando mejor te prepares, más lejos llegarás. Antes de entrar en el instituto, cuando todavía iba al colegio, pensaba que era un lugar horrible donde todo era muy difícil. En realidad, me daba miedo lo desconocido e intentaba por todos los medios convencer a mi madre de que no me apuntara, porque no sabía que los estudios hasta los dieciséis años eran obligatorios. Ahora que ya sé cómo funciona el instituto, me sorprende que sea un lugar tan grande donde trabajan un montón de personas y profesores y se imparten una gran variedad de asignaturas distintas, pero ya tengo claro lo que quiero hacer: formarme lo mejor posible y aprovechar esta oportunidad. En el instituto me gusta más el horario. No me importa madrugar más si tengo toda la tarde libre para poder organizarme. Desde que empiezas 1º ESO compruebas cómo el grado de dificultad aumenta poco a poco cada año que pasa con más contenido y más materia, por lo que una debe organizarse cada vez mejor para que al final no se acumulen las responsabilidades y tengas problemas. Aparte de las obligaciones, en el instituto también hay actividades extraescolares a las que te puedes apuntar si te apetece. Yo formo parte del equipo de fútbol sala femenino desde 1º de la ESO y estoy muy contenta porque he hecho muchos amigos y he aprendido a mejorar mi trabajo en equipo. En general, me encuentro muy bien en mi instituto y espero encontrarme igual de bien en los cursos que me quedan.

diferentes partituras para luego tocarlas delante de nuestro compañeros o visitar otros colegios e institutos donde tocar y dejarles muy asombrados por lo bien que lo hacemos. Además, a final de curso se hace un concierto benéfico donde se representa todo el trabajo artístico del curso. ¡Nos los pasamos muy bien! En conclusión, el instituto es un lugar donde no solo se va a estudiar, también nos divertimos mucho y aprendemos a comportarnos y a vivir en sociedad. A mí me gusta mucho, y me gustaría que la gente viera la cara buena del instituto y no solo lo aburrido. Laura San José Pecero 3ºE Para mí el instituto es un sitio donde se pueden aprender muchas cosas buenas para mi futuro. Hay buenos profesores y alumnos. El profesor es un profesional que realiza una labor sagrada. Te enseña el camino más adecuado a seguir, te ayuda, te comprende, te enseña muchas cosas… En el instituto, además de aprender muchas cosas, se puede conocer a muchos buenos amigos. Eso es lo que más me gusta, conocer gente diversa y divertida. El primer día de instituto estaba contenta y excitada a la vez. Desconocía el centro, pero tenía la suerte de ir con mis amigos del colegio. Todo era nuevo para nosotros. En primer lugar fuimos al Salón de actos, nos sentamos y la jefa de estudios nos habló del instituto Salvador Allende y de nuestros derechos y deberes como alumnos. Mis amigos y yo sentimos que teníamos más responsabilidad como estudiantes. Luego nos presentó a los tutores de cada clase. Yo estaba inscrita en 1º F, con la suerte de estar con todos mis amigos. Más tarde nos llevaron a conocer nuestra clase, me pareció preciosa, parecía nueva, estaba recién pintada y olía a limpio. Tenía mucha luz. Una vez sentados en la clase, se nos entregaron las agendas nuevas del curso y en ella copiamos el horario de la clase, y una vez terminado de copiar nos fuimos a casa. Mis amigos y yo estábamos muy contentos. El instituto es un paso muy importante en mi vida y quiero que sea inolvidable, no solo por lo que estoy aprendiendo, sino también por los amigos y profesores que tanto me ayudan y de los que tanto aprendo.

Jennifer Herrera Santos 3ºE El instituto es un centro de educación y formación en el que nos preparamos para nuestro futuro. Pero también es algo más: aquí convivimos con personas con diferentes gustos, razas y creencias. No solo aprendemos cosas que vienen en los libros, además aprendemos cosas de la vida por medio de la convivencia con otros alumnos, profesores y todo el personal que nos rodea. Hacemos muchos amigos, nos convertimos en personas más maduras y nos preparamos para desempeñar un trabajo cuando seamos mayores y estemos suficientemente preparados. Por eso en el instituto hay mucha gente que nos ayuda a decidir sobre nuestro futuro y nos orienta. Realizamos todo tipo de actividades. Visitamos el taller y el laboratorio, donde entre otras cosas aprendemos a trabajar en grupo. Salimos de excursión y en esos momentos descubres otra forma de aprender. Me gusta venir al instituto porque siempre aprendo algo nuevo. Por ejemplo, en mi instituto Salvador Allende hay actividades extraescolares como el equipo de fútbol o voleibol. Aunque lo que más me gusta es la orquesta formada por un grupo de alumnos que se quedan a aprender

Liying Wang 3ºD

21


Puertas y rejas que se elevan desde el suelo y aguardan la entrada. Al cruzar, el escenario es diverso, original y algo confuso, similar en diversos lugares, pero con un encanto personal que caracteriza al lugar descrito. Escaleras, pisos, salas, patios que abren el apetito de los que trabajan en las entrañas del edificio, cientos de individuos de muchísimas y de las más distintas etnias, obligados a convivir por un tiempo limitado, en el interior de nuestro protagonista de ladrillos, cemento y acero. El mismo lugar que nos compete, abarca más espacio de lo que el público, ausente, exterior y ajeno, puede apreciar a simple vista. Como si de dos lugares distintos se tratase, sus inquilinos trabajan de la forma más coordinada que pocas veces se ha visto. A pesar de las diferencias de edad de los que habitan, los dirigentes de dicho centro luchan por el triunfo de sus pupilos frente a la vida, a la par que mantienen una batalla constante, que viven día a día, por seguir inculcando sus conocimientos a la clase más joven. De esta manera, podrán continuar su legado mientras mantienen latente la corriente de conocimientos, ideas y posibilidades que bañan el lugar. La batalla que se está librando, la están manteniendo a pulso frente a la peor calaña de seres sin escrúpulos, empeñados en acabar con los logros obtenidos por los veteranos de esta guerra, que ya libraron su batalla dejándonos de herencia todas las virtudes que aportan la educación, el aprendizaje, nuestro centro, nuestros profesores y el I.E.S Salvador Allende.

Como todos sabemos, las pizarras son uno de los elementos más importantes que habitan nuestras aulas. Maltratadas por unos, inundadas de información por otros… El caso es que siempre están ahí. Lo que no sabemos es la historia que se esconde detrás de cada una de ellas. “He visto de todo, desde alumnos aplicados que hacían lo imposible por aprobar y que se esforzaban mucho, hasta aquellos que pasaban olímpicamente de esforzarse y de sacar su curso adelante. Todos tuvieron su oportunidad, pero no todos supieron aprovecharla. En todos los años que llevo en esta aula, he visto situaciones difíciles, pero ninguna como la que estamos viviendo ahora. ¿Desde cuándo no hay biblioteca en un instituto tan grande como este? ¿Y qué me decís de que no haya profesores de guardia? ¿Qué pasará en los intercambios de clase? Todo ello os afecta, alumnos, en menor o en mayor medida, y no hacéis esfuerzo ninguno por remediarlo. Ah, y no os creáis que a vuestros profesores no les afecta, al contrario, les afecta igual que a vosotros, pero ellos deciden manifestarse. En conclusión, cada vez las tizas que escriben información sobre mí son más escasas, y es preocupante. Pensadlo, y actuad, por supuesto. Os aseguro que no soy yo la única pizarra que piensa esto.” La situación que narra la pizarra es real, y tenemos que hacer cambios con el fin de que la cultura siga fluyendo por las aulas de los institutos públicos. Está en nuestras manos.

Eloy Fernández, 4º CD

Miguel Ángel Agudo Gómez, 4.º E

Soy un alumno del IES Salvador Allende, de 4.º de ESO. Para mí, mi instituto es un sitio para estudiar, aumentar mi nivel de conocimientos, comunicarme con los profesores y alumnos, y sobre todo conocer la cultura española e incorporarme a este país. ¿Eso es todo? No, hay muchas más cosas que esto. Mi instituto es una escuela pública, todos los chicos y chicas pueden estar aquí juntos para aprender, estudiar, hacer amigos. Esto es como una gran familia. Hay chicos y chicas de diferentes países, todos somos iguales, estamos aquí a gusto. Me da pena que haya pasado en este país una crisis tan grave. Los profesores de las escuelas públicas van disminuyendo. Los alumnos ya no pueden estar en el recreo en la biblioteca para estudiar, ni reciben clases de apoyo. Las caras de felicidad de los profesores y alumnos se van perdiendo cada vez más. Espero que la situación de mi instituto vaya cada vez mejor. Junjie Chen, 4.º C/D 22


Ayer, la directora, Emilia, y la jefa de estudios, Amaia, me comunicaron que los sindicatos se han reunido para convocar una huelga contra la situación actual en nuestro país. Es la décima huelga en lo que llevamos de curso, pero es la primera huelga general. Yo no sé si la haré. Soy profesor de un instituto de secundaria, y estoy en contra de las decisiones que están tomando los políticos, pero yo tampoco estoy para darme el lujo de que me descuenten 100 euros de mi salario mensual. Yo tengo plaza fija en el centro donde trabajo, en el IES Salvador Allende de Fuenlabrada, pero tampoco hay que relajarse. Cualquier día la cosa puede cambiar. Por ejemplo, varias excompañeras fijas, es decir que habían aprobado las oposiciones, están ahora en otros institutos cubriendo suplencias. Poco a poco, y ahora más, tras las elecciones del pasado 20 de noviembre, están haciendo cada vez más recortes de todo tipo: de salario, de derechos (que tanto tiempo les costaron conseguir a nuestros antepasados) y de la enseñanza. Vamos, creo que dentro de poco con tantos recortes en este ámbito, el abecedario quedará reducido a cuatro letras: O, B, D, C. Mi abuelo trabajaba antes doce horas todos los días por el plato de comida. A este paso, creo que vamos a llegar a este extremo. Todos estamos viviendo una situación difícil. Pero pienso que antes algunos han vivido muy bien. A lo largo de mi trayectoria profesional siempre ha habido algún “garbanzo negro”, es decir, aquel compañero que cada vez que “sonaba la flauta” pedía la baja por la mínima dolencia. Si la ausencia no duraba mucho, durante ese periodo nos cubríamos sin ningún problema. Luego ya, si el profesor dado de baja no volvía a su puesto durante una larga temporada, mandaban a un sustituto. Ahora no hay ese “problema” porque ya no hay casi nadie que sustituya una ausencia. Este año somos catorce profesores menos y eso se nota. Todos los notamos, hasta los alumnos. He observado que algunos están más agobiados, especialmente los de cuarto y bachillerato, estos últimos preparando la selectividad. Obviamente, el curso es más difícil y requiere más sacrificio, pero también notan que doy las lecciones un poco más deprisa, por la única razón de que no hay tiempo. Tengo que enseñar una serie de conocimientos a mis alumnos y además tengo que corregir ciento veinte exámenes. Muchos alumnos me piden la nota al día siguiente y al otro y al otro, y yo les pido que me den un margen de dos semanas, porque estoy muy agobiado. Tengo que preparar las clases y entiendo a veces a los alumnos, por eso intento que este caos se note lo menos posible. La verdad que a nosotros nos están recortado en todo, sin embargo, los que están pagando a largo plazo toda esta situación

que lo único que les importa es “apretar las tuercas” al más débil. Al menos cuando observo que algunos de mis alumnos ponen interés, se esfuerzan y sacan buenas, veo que mi trabajo merece la pena, y que no todo es un “campo de minas”. Yo quiero luchar por mis derechos, pero es complicado. Por un lado quiero ir a la huelga, puesto que estoy cabreado, porque cada vez me están pisando más. Pero por otra parte, al margen de lo que voy a perder de mi sueldo ese día, veo que nos están manipulando según sopla el viento. Porque algunas personas que van en la cabecera de las manifestaciones, y que luego son las que salen en la televisión hace siete u ocho meses estaban tan tranquilos a la “sopa boba”, diciendo que “todo estaba bien”. Tengo tres hijos y mi mujer también trabaja, por cierto, en un hospital, donde también están haciendo recortes “con motosierra”, pero un día pueden despedirme a mí o a mi mujer, y vernos con el agua hasta el cuello. Creo que la situación se ha ido hinchando poco a poco hasta que la cosa ha explotado. Eso sí, creo que las nueve huelgas que hubo el año pasado, tuvieron un motivo bastante político y de interés, y más cuando se acercaban las elecciones. Por eso sólo hice las tres primeras. Creo que la cosa se les fue un poco de las manos. Pero esto ya es colmo. Hoy hablando en la cafetería con mi compañera Ainhoa, profesora de Historia, me ha comentado que toda esta “gente” parece que intenta volver al siglo XIX. Trabajando doce horas a destajo y todo por lo que he comentado antes, por comer. Yo no quiero que mis hijos vivan para trabajar, sino que trabajen para vivir. Mañana comienzan las juntas de evaluación y tengo que seguir corrigiendo exámenes. A ver si mis alumnos y alumnas me dan un alegría. Espero que ellos tengan las ideas más claras que yo. Hoy me dio por ser honesto, aunque sé que no me pega…. Alexis Martínez Samino, 4.º A 23


educación’ y eso no es así. Siguiendo con los cambios, se han creado los grupos de apoyo, para ayudar a la gente como María. Y la biblioteca ahora sí está abierta para la gente que lo necesita como Luis, pues hay un profesor encargado de vigilarla. Hola, buenos días, yo soy Andrés, el conserje. Mi propósito es contaros cómo era la escuela pública de un tiempo atrás, comparada con la de hoy en día.

Volvamos a avanzar hacia adelante. Han pasado otros 20 años. Hoy estamos a cierto día de un mes del año 2012. Las manifestaciones inundan las calles, las huelgas no cesan, la gente nos sigue y los políticos nos ignoran. La escuela pública está amenazada por la privada. La quieren cerrar. Desde los últimos 20 años ha habido cambios en todo, y no precisamente a mejor. Las clases vuelven a estar llenas, los profesores no dan abasto con las clases, es imposible explicarle algo a casi 30 adolescentes revolucionados. Las clases de apoyo se han cerrado. Ya no existe una biblioteca en nuestro centro. Nos están quitando poco a poco todo lo que nos ha costado tanto conseguir. Todo esto se debe a que han despedido a 18 profesores en nuestro instituto. Ya no hay profesores para cubrir las guardias, ni para hacer grupos de apoyo. No tenemos excursiones porque faltan profesores para cubrir las clases. Nuestra biblioteca está cerrada porque nadie puede hacerse cargo. La gente se está tomando las huelgas como una gracia, un tiempo para dormir más que un día normal, y pasar la mañana tumbado en el sofá. Y eso no es así, nosotros hacemos las huelgas para que la gente nos escuche. Nosotros, desde aquí, y sí, con pocos avances pero avanzando, luchamos porque la escuela sea como la de hace 20 años. El gobierno quiere que la escuela sea como hace 40 años, con 50 alumnos por clase, sin grupos de apoyo, sin bibliotecas, a diferencia de que se le han sumado las excursiones y actividades extraescolares. ¿Y todo esto para qué? ¿Para salir de la crisis? Una crisis que ellos mismos han creado, cubriendo sus gastos y pagando sus lujos. Luego nos piden a nosotros que saquemos al país adelante, arreglando todo lo que ellos hacen mal. Pues bien, yo ahora explico, esto no es para salir de la crisis. No señor. Esto es para ahorrarse dinero en trabajadores y que la gente sea más inculta, y poder moldearla como a muñecos de cera para tenerla a su disposición. Quieren que volvamos hacia atrás para que vuelvan a ser ellos los que tienen el poder y nosotros los que obedezcamos. Y como cada día con la crisis menos familias pueden permitirse una educación privada, quieren cerrar los centros de enseñanza pública, para llevarnos a un mundo inculto, en el que ellos y unos pocos más, adinerados claro está, tengan el poder sobre nosotros. Yo, humilde servidor del I.E.S. Salvador Allende, conserje durante los últimos 40 años, no voy a permitir que despidan a más profesores, y mucho menos que cierren, ni mi querido instituto, ni ningún otro en España. Y os preguntaréis, ¿cómo lo haré? Saliendo a la calle y luchando por lo que no solo es mío, sino que es de todos.

Hace 35 años venía a este instituto un joven llamado José. Acababa de entrar en la secundaria y le pareció algo extraña la distribución de las clases. En primaria, estaba acostumbrado a tener 30 compañeros en una misma clase, pero cuando vio que en una misma clase había 50 personas, se extrañó. Él era buen estudiante y llegó al instituto con todo aprobado, pero en el primer trimestre empezó a suspender. Él no sabía por qué podía pasar eso y, meditando, se dio cuenta de la razón. No podía haber tantos alumnos por clase, pues era más difícil para el profesor atender las dudas de cada uno, y así, más difícil aprender para el alumno. Hará hoy unos 40 años que una joven chica pasó por nuestro instituto. María era una chica especial, y necesitaba clases de atención personalizada. Tras hablar su familia con la dirección del centro, ella nunca entró en un grupo de apoyo para cubrir sus necesidades especiales. Las cosas para ella eran mucho más difíciles que en lo que hubiese sido un grupo de 5 personas en vez de en uno que tiene 50. No solo se necesitaba un grupo de este tipo, sino que se necesitaban muchos más, pues no eran demasiadas, pero tampoco pocas las personas que lo necesitaban. El mismo año en el que estudió María, Luis era un estudiante de bachiller que había repetido el segundo año, con lo cual, solo asistía a las clases que tenía suspensas. Muchas veces, no las tenía seguidas, y tenía que pasar su tiempo en la biblioteca, que estaba cerrada, ya que no vivía cerca del centro. Ahora no hablaré de ninguna persona en particular, puesto que esto le ocurría a todos los alumnos de nuestro centro, siempre estaban para allá y para acá, con excursiones, siempre educativas, claro está. Se divertían mucho, y a la vez aprendían, con lo que se les hacía menos pesado. Ahora demos un salto en el tiempo. Han pasado ya 20 años de lo contado anteriormente, y se han producido unos cuantos cambios, muy notables y a mejor. Las clases ya no son para 50 personas, son para un máximo de 25, como en la escuela primaria, puesto que hay más profesores, y se ha creado una escuela privada. Hablando de esta última, yo no estoy muy de acuerdo con su creación por varios motivos. Para estudiar allí cada familia tiene que pagar cierta cantidad de dinero al mes, y se supone que la educación es un derecho. Si alguien no se lo puede permitir, tiene que venir a la pública y, a la hora de encontrar un trabajo, está en desventaja, porque los alumnos que han estudiado en la privada ‘tienen mejor

Silvia Ruiz Hernández, 4.º E 24


Me gustaría hablar del estado económico y moral del Salvador Allende, mi instituto. Durante este curso, la educación española se ha resentido mucho. Solo en nuestro centro hemos perdido más de diez profesores, se ha aumentado la jornada lectiva del profesorado y se han incrementado las horas de guardia. La biblioteca, a causa de estos recortes, solo se abre al préstamo dos horas a la semana. Si se analiza la rebaja presupuestaria soportada por las Comunidades Autónomas durante dos cursos, se observa una disminución de 2.479 millones de euros. Con todo, hay que señalar que los ajustes no son iguales en todos los lugares. Así, mientras Canarias, Extremadura y Andalucía aumentaron sus partidas, Cataluña, Murcia y Navarra las disminuyeron de manera considerable. En concreto, Madrid, Comunidad Valencia, Castilla La Mancha y Cataluña están sufriendo la aplicación de unas políticas muy similares que es de temer que se generalicen en todo el país. Sólo a modo de ejemplo: en todas ellas aumentó la carga lectiva de los profesores en dos horas. Si esta medida se extendiese al resto de Comunidades, el próximo curso habría que prescindir de 22.942 docentes. Y mientras se emplea más dinero en el Ministerio de Defensa, los presupuestos de Sanidad y Educación disminuyen. En mi opinión, y tras haber escuchado hablar bastante sobre la crisis, la causa de ésta reside en una serie de hechos y en las consecuencias de estos hechos. Por ejemplo, la entrada en el euro de nuestro país enriqueció parte de éste y, tras el “boom” de la construcción, los bancos dieron créditos a las personas con demasiada facilidad. Por este motivo, varios bancos están en quiebra y, tras la destrucción de la burbuja inmobiliaria, muchas personas se quedaron sin trabajo. Este desempleo se atribuyó a las acciones llevadas a cabo por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y el Partido Popular (PP) criticaba al Gobierno sin presentar ninguna ayuda ni solución. Un ejemplo de esta crítica son las acciones de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. Ella explicaba que la culpa de la crisis la tenía el PSOE y que se veía forzada a hacer recortes en sanidad y educación. Tales recortes han significado el despido de abundante profesorado; de esta manera, ha aumentado el paro y ella ha atribuido esta elevación del paro a las erróneas acciones del gobierno socialista. En las pasadas elecciones muchos ciudadanos, como consecuencia de la grave crisis que sufrimos, votaron al Partido Popular aun ignorando los planes del gobierno del PP. Ahora que están en el poder, están llevando a cabo una reforma laboral que facilita el despido del trabajador. Aun así, el Gobierno afirma que con la reforma se volverá a crear empleo. Ya veremos si esta reforma nos saca de la crisis o nos hunde en la profunda miseria.

Muchas personas piensan que un instituto es solo un par de edificios con cuatro vallas que limitan sus dimensiones. Sí, eso es, pero más allá de todo esto, es nuestro pequeño mundo, en el que pasamos la mayor parte del día y en el que tenemos contacto con nuestros amigos. En el colegio hicimos amigos y nos defendíamos con un profesor, al llegar al instituto tuvimos que aprender a defendernos solos. A medida que pasan los años te vas dando cuenta de que el instituto es ese lugar en el que te enseñan todos esos conocimientos que tienes que utilizar día a día. Llevamos trece años estudiando, toda nuestra vida se ha basado en estar aquí en el instituto frente a una pizarra, una mesa, rodeado de cuatro paredes y sentados en una silla. Nos levantamos de lunes a viernes a las siete y media de la mañana para formarnos y en un futuro poder trabajar en la profesión que realmente nos gusta. Filosóficamente, estamos ahí para ser felices. No solo aprendes, aquí también reímos y sufrimos. Nos enseñan a saber qué camino debemos escoger, o al menos lo intentan. En cada curso nos preparan para un nivel más elevado, el nivel que necesitamos. Todos los días aprendes algo nuevo, algo que te servirá con el tiempo. En el instituto, a pesar de que estamos controlados, somos libres dentro de unos límites, eso sí, sin abusar. Nos dejan hacer lo que queremos respetando a la gente y sin hacer daño a las personas. Fuera de nuestro ámbito familiar pasamos un diverso tiempo junto a los profesores. Nuestros padres nos educan, pero en el instituto aprendemos junto a los profesores. Aunque de una diferente manera, sin duda, ambos nos educan. Noelia Corral, 4.º A

Sergio Santos González, 4.º A . 25


única diferencia de que ellos saben disimular mejor, pues llevan años de enseñanza. Los pájaros ven cómo cada día, la primera hora lectiva se convierte para muchos profesores y alumnos incluidos en un sufrimiento o en un infierno de sueño y aburrimiento; para otros, en una hora interesante, donde se aprenden cosas nuevas, se piensan y cuestionan diferentes cosas. Una hora en la que se copian apuntes sin parar, se dibuja intentando huir de ese sermón interminable, se mira hacia la ventana con aires de libertad mirando a esos pájaros y envidiándolos por volar y poder huir de allí, exiliándose en sus mentes hacia mundos fantásticos donde la ficción supera a esa realidad. También ellos ven cómo toca el timbre, esa señal que anuncia el fin de las clases, con su sonido tan desesperadamente esperado para unos, tan inoportuno y rápido para otros. Ven cómo algunos alumnos se quedan en sus sitios; otros se levantan a estirar un poco las piernas y hablar con sus amigos, salen al baño y a los pasillos antes de que un nuevo profesor llegue. Otros en cambio salen de sus clases y se dirigen a otras diferentes, mientras por el camino remolonean, hablan con sus compañeros, buscan atajos para que el camino a la siguiente aula sea más largo y puedan disfrutar más de su tiempo libre de clases. Y, sea el caso que sea, vuelven a una clase nueva, con esperanzas renovadas, sueño acumulado, y un nuevo profesor con ganas de dar clase a esos alumnos tan interesados en su asignatura o a esas personas que a veces le hacen la vida un poco imposible. Esos pájaros, volando por los jardines, aterrizando en los arboles, mirando curiosos por las ventanas, ven cómo siguen sucediendo las clases, una tras otra, hasta que llega el para muchos alumnos aclamado recreo. Para otros se trata simplemente de un descanso más, como en todas las clases anteriores. Para otros es una oportunidad para estudiar. Para otros es sólo un espacio más de tiempo en su monótona o interesante vida. Para los profesores es ese descanso tan agradable para tomar café, ese instante donde escapar de los alumnos, ese espacio donde aprovechar tiempo y corregir esos exámenes buenos o malos, o simplemente ese periodo de tiempo en la mañana que les pertenece sólo a ellos. Los pájaros ven día a día cómo van decayendo muchas actividades del centro debido a los recortes en la educación. Por ese motivo no hay biblioteca y todos los alumnos han de salir al patio en el recreo. Quizá es una suerte para los pájaros que todos salgan, pues traen consigo sus meriendas y van dejando pequeñas migas y trocitos que ellos aprovechan bien cuando todo el mundo se ha ido y no queda nadie. Claro, ellos también necesitan su recreo, aunque después de eso, vuelven a sus actividades curiosas. Vuelven a ver cómo clase tras clase suceden cosas nuevas, nuevas alegrías y tristezas en ese edificio cuya utilidad ellos, sin complicaciones de estudios, ni trabajo, ni dinero, no ven.

¿Qué es para mí mi instituto? Supongo que al pensar en esa pregunta solo me viene a la cabeza algo como… Sí, ese edificio donde se va todas las mañanas, algunas veces más feliz que otras, a divertirse, a aburrirse, a aprender, a no hacer nada, a pensar… Ese edificio no muy llamativo desde fuera, partido en dos por una carretera que separa los cursos y a la vez hace que más de uno se desespere cuando hay clase en un aula al otro lado de la calle y no les dejan salir... Ese edificio que destaca quizá porque se ve claramente que es un instituto: las vallas de cierta altura para que uno u otro gamberro no salte, el patio del recreo, el aparcamiento de los profesores… No es que se pueda apreciar gran cosa desde fuera: cuatro ladrillos y unas ventanas. Pero dentro de ese edificio no muy interesante desde afuera, hay más cosas. Dentro, hay cientos de ilusiones, ideas, pensamientos, asignaturas, libros, profesores y alumnos; pero destacaremos a alumnos que, por el motivo que sea, están ahí. Unos quizá obligados, otros para ser algo en la vida, interesándose por los estudios día a día. Estudios que no siempre son los más interesantes. Quizá no nos interesen ni nos vayan a servir verdaderamente para algo en la vida, pero siempre es bueno aprender de todo y tener un poco de cultura para esta vida en la que, últimamente, parece que se nos está privando de esas cosas buenas que se aprenden y que dan algo de inteligencia a las personas. Alumnos, esas personas que fuera de ese edificio también estudian y se esfuerzan. Cada uno tiene una historia que contar y todas se juntan ahí, donde, también los profesores -esas personas adultas, poco interesantes y amargadas, según el punto de vista de unos, inteligentes, interesantes y con millones de cosas que contar para otros, o ambas cosas dependiendo del día- tienen sus historias. Son ellos quienes enseñan esas cosas que servirán o no servirán para la vida, quienes nos enseñan a pensar, quienes nos apoyan a veces, o son duros con nosotros, pero para que nos demos cuenta de que todo esto necesita esfuerzo y dedicación. Algo así podrían pensar los pájaros, que cada mañana al salir el sol, emprenden el vuelo, y a las pocas horas ven a todos esos alumnos dirigiéndose hacia ese edificio no muy interesante descrito al principio. Alumnos con caras de sueño, de aburrimiento, de no saber a dónde van o de dónde vienen. Felices por unas buenas notas y un día que parece prometer. Agobiados o con miedo a algún examen, sonrientes por volver a ver a sus amigos. En definitiva, adolescentes que van a la jornada diaria de clases, cada uno con diferentes aptitudes, diferencias y similitudes entre ellos. Esos pájaros también ven llegar cada día a los profesores que, al igual que los alumnos, están en todos esos estados de ánimo diferentes; con la 26


Así que, día tras día, exceptuando fines de semana, pues ellos también necesitan de un descanso, van viendo clases, alumnos y profesores pasar, hasta que por fin suena el último timbre para los afortunados que no han sido han sido castigados o tienen alguna clase u examen a esa temida séptima hora y ven cómo todo el mundo acaba su jornada. Entonces ven a profesores cansados y agobiados, otros alegres y satisfechos con su trabajo, otros preocupados por las notas de sus cursos, otros todo lo contrario, la mayoría mosqueados porque todas esas clases no les servirán para llegar a fin de mes por la crisis. Ven a esos alumnos que salen corriendo intentando huir de ese encarcelamiento semanal que sufren, deseosos de encontrarse con sus amigos. Otros satisfechos con lo hecho ese día, con lo aprendido, con lo aprobado o suspendido, cansados… Caras tristes, alegres, caras sin expresión; otras muy expresivas que se dirigen de nuevo a sus casas para dejar ese edificio de nuevo vacío, exceptuando a algunos profesores que se quedarán algo más de rato para acabar cosas pendientes. Pero estos también se irán, dejando ese edificio vacío, donde los pájaros ven curiosos cada día sin cansarse, pues cada día hay mil historias diferentes, a todas esas personas, esas ilusiones, esos deseos, esos libros y asignaturas compartir una historia común. Laura Casado, 4.º E

Ingredientes: 1 kg de profesores y profesoras 3 kg de alumnos y alumnas Clases y pizarras 1 cucharada de humor 2 cucharadas de sabiduría y tolerancia 1 jarra de justicia y severidad Unas pizcas de compañerismo Preparación: Necesitaremos un gran recipiente llamado instituto para poder preparar este delicioso plato. En el recipiente mencionado anteriormente mezclaremos a conciencia 1 kg de profesores de buena calidad y 3 kg de alumnos. No es necesario que sean todos iguales; cuanta más variedad haya, mejor resultado obtendremos. Cuando nuestra mezcla haya quedado homogénea debemos cocerla a fuego lento. Echamos unas clases y pizarras, y de nuevo lo mezclamos para que queden repartidas adecuadamente. Si ha quedado bien mezclado y calentito, ya estamos listos para el siguiente paso: amasar. Hay que amasarlo muy bien para que no se rompa ni se deforme, y cuando le hayamos dado la forma que queríamos lo meteremos al horno. Pero antes de eso debemos echarle por encima una cucharada de humor y dos de tolerancia y sabiduría, ya que estos ingredientes son muy importantes. Es importante echar la medida exacta, porque si falta o sobra alguno de estos ingredientes corremos el peligro de que el instituto sea un descontrol de sabores o esté demasiado soso. 27

Cuando esté todo añadido, bien mezclado y con la forma perfecta, lo meteremos al horno a 150º. Si hay pocos ingredientes probablemente quede muy blando, lo que quiere decir que falta algo, ya sea presupuesto o alguno de los anteriores ingredientes. Y si nos queda muy duro es por todo lo contrario: nos sobran ingredientes o hemos echado mucho. Pero el límite de si está bien o mal por desgracia no lo controlamos nosotros, lo controla el Gobierno. Este año decidió que nuestro plato estaba muy duro y nos quitó gramos de ese kilo de profesores que teníamos. Esa decisión no es compartida prácticamente por nadie, pero ese cambio provocó que nuestro delicioso plato quedara blando; sin embargo, al Gobierno no pareció importarle. Pero sigamos con nuestro plato adelante. Cuando tengamos puesta la temperatura perfecta, lo tendremos metido en el horno durante seis horas diarias y al cabo de nueve meses estará acabado nuestro plato. Eso sí, no debemos olvidar que hay que rociarlo cada día con una buena jarra de justicia y severidad, y que siempre es bueno echar unas pizcas de compañerismo. Y así es como se prepara este maravilloso plato llamado IES Salvador Allende, sin fecha de caducidad y con todos los ingredientes en su justa medida. Mónica Fernández Pita, 4.º C/D


El pasado 7 de marzo, los alumnos de la materia optativa Teatro de 3º de ESO realizaron un recital de poesía amorosa en el Salón de Actos del IES Salvador Allende. El recital fue una breve muestra al público de una actividad que se realiza en la materia. Los alumnos de Teatro seleccionaron un texto poético de temática amorosa y lo memorizaron para trabajar aspectos de la formación teatral como el trabajo con la voz y con textos en verso. Después corrió a cargo de todo el grupo realizar la selección de poemas que iban a ser presentados y darle forma de recital. Se presentaron diez textos poéticos de diferentes autores, tendencias, ritmos, estilos y con distintos acentos. Cada texto fue precedido de una cita introductoria, por supuesto también relativa al amor. Le dimos un poco de color al recital con una selección de imágenes (fotos, pintura, escultura,…) sobre besos. Y ambientamos las pausas entre textos con una selección de temas musicales en los que la palabra “amor” sonó en inglés. Participaron ocupándose del sonido, las luces y las imágenes: Mohamed Chetouani, Ana Belén Díaz, Míriam Mera, Carlos Muñoz, Andrea Romero, Ainoa Serrano, Magali Siles y Viktor Zvarych. Las citas salieron de los labios de Erika Vallejo, Mari Mories, Cristina Villegas, Teresa Amores, Liying Wang, Teresa Hernández, Elena Rivero, Issam El Mesbahi, Tania Rodríguez y Ana Torralbo. Los poemas fueron recitados por Soraya Fernández, Piedad Sipaco, Belén Martín, Anastasia Bistritchi, Aleksandra Sowka, Eva Fernández, Noelia Alonso, Alicia Martínez, Evelia Jiménez y Lorena Ruiz. Gracias a todos. Como plácida pausa en un duro año de lucha por la enseñanza pública, el miércoles 7 de marzo en nuestro instituto, durante unos minutos, sólo se oyó hablar de amor. Llanos Sáez 28


Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado. William Shakespeare YA VES QUÉ TONTERÍA… – Gloria Fuertes Ya ves qué tontería, me gusta escribir tu nombre, llenar papeles con tu nombre, llenar el aire con tu nombre; decir a los niños tu nombre, escribir a mi padre muerto y contarle que te llamas así. Me creo que siempre que lo digo me oyes. Me creo que da buena suerte. Voy por las calles tan contenta y no llevo encima más que tu nombre. El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien en sus ojos. William Shakespeare MADRIGAL - Amado Nervo Por tus ojos verdes yo me perdería, sirena de aquellas que Ulises, sagaz, amaba y temía. Por tus ojos verdes en los que, fugaz, brillar suele, a veces, la melancolía; por tus ojos verdes tan llenos de paz, misteriosos como la esperanza mía; por tus ojos verdes, conjuro eficaz, yo me salvaría. No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar. Albert Camus

ES VERDAD – Federico García Lorca ¡Ay qué trabajo me cuesta quererte como te quiero! Por tu amor me duele el aire, el corazón y el sombrero. ¿Quién me compraría a mí este cintillo que tengo y esta tristeza de hilo blanco, para hacer pañuelos? ¡Ay qué trabajo me cuesta quererte como te quiero!

LA FORMA DE QUERER TÚ… - Pedro Salinas La forma de querer tú es dejarme que te quiera. El sí con que te me rindes es el silencio. Tus besos son ofrecerme los labios para que los bese yo. Jamás palabras, abrazos, me dirán que tú existías, que me quisiste: Jamás. Me lo dicen hojas blancas, mapas, augurios, teléfonos; tú, no. Y estoy abrazado a ti sin preguntarte, de miedo a que no sea verdad que tú vives y me quieres. Y estoy abrazado a ti sin mirar y sin tocarte. No vaya a ser que descubra con preguntas, con caricias, esa soledad inmensa de quererte sólo yo. TE QUIERO – Luis Cernuda Te lo he dicho con el viento, jugueteando como animalillo en la arena o iracundo como órgano tempestuoso; Te lo he dicho con el sol, que dora desnudos cuerpos juveniles y sonríe en todas las cosas inocentes; Te lo he dicho con las nubes, frentes melancólicas que sostienen el cielo, tristezas fugitivas; Te lo he dicho con las plantas, leves criaturas transparentes que se cubren de rubor repentino; Te lo he dicho con el agua, vida luminosa que vela un fondo de sombra; te lo he dicho con el miedo, te lo he dicho con la alegría, con el hastío, con las terribles palabras. Pero así no me basta: más allá de la vida, quiero decírtelo con la muerte; más allá del amor, quiero decírtelo con el olvido.

El que no ama siempre tiene razón: es lo único que tiene. Antonio Gala El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen. William Shakespeare Siempre hay alguien que besa y otro que se limita a permitir el beso. George Bernard Shaw

29


Nos llamamos Víctor, Kevin y Rubén somos alumnos de 4º de E.S.O.

puntuales como: Día de la Paz, Concierto del Mito, Día contra la violencia de género y Día de la Mujer Trabajadora.

Este curso como es el último año de esta etapa en el instituto, han organizado una excursión a Italia. Nosotros opinamos que en estos tiempos de crisis sería más económico visitar lugares de España como: Barcelona, Sevilla o las Islas Baleares que también son muy bonitos y la gente todavía no conoce.

Nos gusta mucho la Liga de Fútbol de los recreos y desearíamos que también se desarrollase en el pabellón de 3º y 4º de E.S.O. A lo largo de estos años que llevamos en el Instituto nos hemos encontrado bien y nos hemos relacionado con gente que no conocíamos y hemos aprendido muchas cosas nuevas.

Nos parecen bien las charlas que nos dan en tutoría pero ya las hemos escuchado otros años y nos gustaría que cambiasen la temática. Por ejemplo, estuvo muy bien cuando vino el médico de Salvador Allende. Nos gustaría escuchar temas relacionados con la historia de España o la evolución de todo el mundo.

Nos parece estupendo que el Instituto tenga su propia revista donde poder expresar nuestros comentarios, aficiones y opiniones. Nos encantaría que la actividad extraescolar de Multiaventura se volviese a repetir en cursos sucesivos.

Nos apetecería que continuasen las actividades que se organizaban con motivo de conmemoraciones

Rubén Hernández Reales 4ºD Víctor Chacón Rubio 4ºC Kevin Casas Bernal 4ºD

SALVADOR ALLENDE Nuestro instituto lleva el nombre de un político famoso, que es de nacionalidad chilena y que influyó en la política de Chile. Era muy querido en su país porque se preocupaba por el pueblo y los obreros. Era una persona muy amable, pero también severo. Fue elegido por votación popular. El pueblo le quería, pero había una persona que le odiaba, se llamaba Pinochet. Éste era un militar que quería el poder de Chile, pero Allende no le dejó. Entonces Pinochet dio un golpe de estado. Pinochet le dijo a Allende que se fuera de Chile y dejase la presidencia. Allende contestó que no, que el pueblo le había dado el poder y los ciudadanos eran los únicos que se lo podían quitar. Entonces Pinochet atacó el palacio de la Moneda. Pinochet mató a Allende y Chile se convirtió en una dictadura. ALLENDE ERA UN PRESIDENTE MODELO. Kevin Casas Bernal 4ºD

30


Asisten dos días a la semana: lunes y miércoles de 16 a 18 h. C) AMPLIACIÓN DE CONOCIMIENTOS MATEMÁTICOS: Actividades dirigidas a alumnos, no necesariamente de altas capacidades intelectuales, que destacan en esta materia o muestran especial interés en ella. Se podrán constituir seminarios y grupos de trabajo para abordar contenidos de ampliación o profundización del currículo, desarrollar actividades de investigación, así como para preparar la participación en certámenes y olimpiadas de carácter académico. Tenemos dos grupos: 1 de 1º Ciclo de E.S.O. y otro de 4º de E.S.O con una media de 12 alumnos por grupo. Asisten dos días a la semana: martes y jueves de 16 a 17:15 los de 1º Ciclo y de 17:15 a 18:30. los de 4º. D) TRABAJO INDIVIDUAL EN LA BIBLIOTECA DEL CENTRO: Los alumnos están atendidos por un monitor para hacer las tareas escolares, buscar información, etc. La biblioteca permanece abierta los lunes y miércoles de 16 a 18 h. Pueden asistir todos los alumnos del Centro. E) ACTIVIDADES EN LENGUAS EXTRANJERAS, ESPECIALMENTE EN INGLÉS: Dirigidas a mejorar la expresión oral y la comunicación verbal de los alumnos en un idioma extranjero. Tenemos dos grupos: 1 de 3º de E.S.O. y otro de 4º de E.S.O., con una media de 15 alumnos por grupo. Asisten dos días por semana: lunes y miércoles de 16:30 a 17:30 los de 3º, y de 17:30 a 18:30 los de 4º.

El I.E.S. Salvador Allende participa este curso 20112012 en el Programa REFUERZA, que se convocó por ORDEN DE LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN 1556/2011, de 18 de abril. B.O.C.M . número 103 de 3 de Mayo de 2011. El PROGRAMA REFUERZA pretende propiciar que los institutos de la Comunidad de Madrid incorporen a su Proyecto educativo la programación de actividades extraescolares dirigidas a los alumnos que deseen reforzar y completar su formación en su propio centro, pero fuera del horario escolar. Este programa incluye clases de refuerzo, ampliación de conocimientos, estudio dirigido y trabajo individual en biblioteca, organización de actividades de teatro, musicales y aquellas otras que tengan la autorización de la Administración educativa. FINALIDADES: Propiciar el éxito escolar de todos los alumnos. Mejorar los resultados académicos. Alcanzar un buen clima de convivencia en los centros escolares. Fomentar el sentido de responsabilidad, el trabajo en equipo y el afán de superación Facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. ACTIVIDADES: El programa REFUERZA en nuestro centro oferta las siguientes actividades: · Apoyo y refuerzo académico. · Estudio dirigido. · Ampliación de conocimientos matemáticos. · Trabajo individual en la biblioteca del centro con la presencia de un monitor. · Actividades en Lengua Extranjera ( Inglés).

COMPROMISO DE LOS ALUMNOS Y LAS FAMILIAS: La participación en el Programa implicará el compromiso del alumno y de su familia de permanencia en el mismo. La falta de asistencia reiterada del alumno a clase conllevará la baja en el programa y la incorporación de un nuevo alumno de la lista de espera. Igualmente un alumno podrá causar baja en el programa cuando su rendimiento no sea el adecuado o bien su comportamiento no sea correcto. El programa es totalmente gratuito para las familias. Por eso es muy aconsejable hacer un buen uso y aprovechamiento del mismo. Coincidiendo con el final de cada evaluación, se entrega a los alumnos un Boletín de Valoración del Rendimiento en el Programa para conocimiento de las familias. Se debe devolver al educador/a del Programa, el recuadro firmado con el recibí. El profesor coordinador del Programa es el encargado de llevar a cabo la coordinación con los profesores tutores de los alumnos para un mejor aprovechamiento del mismo. Igualmente contamos con la ayuda inestimable de Jefatura de Estudios y el Departamento de Orientación. José B. Muñoz López.

CARACTERÍSTICAS DE LAS ACTIVIDADES DEL PROGRAMA: A) APOYO Y REFURZO ACADÉMICO: Dirigido a los alumnos de los diferentes cursos de la Educación Secundaria Obligatoria con algunas de las siguientes características: retrasos curriculares importantes en las materias instrumentales (Lengua Castellana y Matemáticas), dificultades y problemas de aprendizaje, ausencia de hábitos de trabajo y estudio, bajas expectativas sobre su éxito escolar y poca integración en el grupo o en el centro. Tenemos 5 grupos: 2 en 1º de E.S.O., 1 en 2º E.S.O. y 2 en 3º de E.S.O., con una media de 10 alumnos por grupo. Asisten dos días a la semana: lunes y miércoles de 16 a 18 h. B) ESTUDIO DIRIGIDO: Destinado a ofrecer a todos los alumnos la posibilidad de usar las instalaciones y recursos del centro para la realización de los deberes escolares con la ayuda y vigilancia de monitores adecuados. Tenemos 1 grupo de 4º de E.S.O. con una media de 12 alumnos.

31


capacidades de expresión corporal y seguridad en sí mismos.

Este curso, como venimos haciendo en años anteriores, hemos preparado una pequeña representación teatral bajo la dirección del departamento de Cultura Clásica.

la

Cada vez la Conserjería de Educación nos lo pone más difícil empeorando nuestras condiciones de trabajo y escatimándonos los medios para hacerlo con la necesaria calidad. Aun así no hemos querido que se apague esta iniciativa.

El objetivo es, como siempre, ofrecer a nuestros alumnos una experiencia enriquecedora. Estamos luchando para evitar que transformen la educación en un adiestramiento. Quiero citar aquí las palabras de Platón: "La educación que tiende al dinero, a la fortaleza física o incluso a alguna otra habilidad sin inteligencia y justicia sería vulgar y servil, y no sería enteramente digna de llamarse educación." Platón (Leyes, 643e 6-644a 5). El teatro fomenta en nuestras alumnas y alumnos la iniciativa emprendedora, la capacidad de trabajar en grupo, el buen ambiente entre compañeros y la solidaridad. También les prepara para enfrentarse al mundo laboral desarrollando sus

Los alumnos han conseguido montar algunas escenas de la obra de Aristófanes “Las Nubes” trabajando en recreos, séptimas horas, tutorías, etc. Queremos agradecer a nuestros compañeros su apoyo en todo momento y, en especial, al equipo directivo, la asociación de madres y padres y a los tutores de 3º C, 4º E y 4ºF (María, Paco, Raúl) por su paciencia y comprensión. Las comedias griegas ofrecen siempre un abanico de interpretaciones y sugerencias basadas en el delirante ingenio de sus autores y en una libertad de palabra, a menudo políticamente incorrecta, 32


no a la altura de la que podemos disfrutar hoy sino mayor. Nosotros hemos querido hacer una interpretación, que probablemente el autor nos habría discutido, basada en el contraste entre la “buena” y la “mala” educación. Criticando la educación como manipulación al servicio de los mercados en la que se fomenta una competitividad para la que lo único que importa es ganar aunque sea usando el “argumento débil”, esto es, los trucos y el márketing inherentes a una “sociedad de la imagen” que más lo es de la ilusión o la apariencia, tal como esas nubes que se ven en el cielo tomando diversas formas para engañar nuestros sentidos haciéndonos ver espejismos como los que nos han llevado hasta donde estamos. En todo caso estas obras griegas buscan “sacudir” al espectador haciéndole pensar y tomar partido sobre lo que significa la democracia, la educación, etc.

Jesús Quílez

33


PROVERBIOS DEL MUNDO

ic a i o Áf r b r e v well Pro tivate as l u c t it h s no o doe s that y h a w s n so ays A per rm alw itched. a f r e h bew his or been en su iva bi ido t l u c as e no na qu que ésta h o s r e Una p mpre dice s ie zada. finca hechi . , Jana Olive

Proverbio Búlgaro Si dejas que todo el mundo camine sobre ti, te conviertes en una alfombra. Ako vseki hodi nad tebti stavash kiliim. Adrian Plamenov Petkov

Proverbio C

hino ren men ji e jue ta m e n de wei shen me bu ren tou fa , xin ?

Proverbios Letones Amor con amor se paga.

La gente se arregla to el cabello . ¿Por qué dos los días no el cora z ó n? Qing qing , Jiang

Milestiba ir jaatmaksa ar milestibu Quien bien te quiere te hará llorar … Nu, kurš mil jus serot … Rolands, Smits

bio P r ov er P

Ruman

te c a y se t n u g e r

In t r e a

ontest

se va b a s i ti

n Ca B ogd a

o ará.

r as p un

talin, L

de

uc a

34


TALLERES DEL DÍA DE LA MUJER

ula de nos del A n los Los alum e rticiparon Enlace pa nizados por el rga talleres o na para celebrar rka u grupo T la Mujer. el Día de alizaron s que re logos re e ll ta s Lo on chapas c fueron de marcapáginas. alusivos y

Las chapas y marcapáginas que se elaboraron fueron distribuidas por la Asociación de Estudiantes a todo el alumnado del centro. Gracias, chicos y chicas del Aula de Enlace. Gracias Isabel.

la del Día de s re e ll ta s Lo aliza bién los re PI Mujer tam PC l mnos de ron los alu . del centro ipaos la partic Agradecem icos y chicas ch sor, ción de los de su profe y I P C P l de Bernardo.

35


Como cada año, nuestro instituto ha vuelto a celebrar el Día de la Mujer con ilusión, compromiso, alegría, humildad, trabajo y lo que aún es más importante, sin olvidar a aquellas mujeres que han dejado su marca en la historia o actualmente luchan por conseguirlo. También a esas mujeres que día a día tienen su batalla personal por mantener una familia, trabajadoras y eficientes, desgraciadamente infravaloradas por una realidad machista que convive entre nosotros. A todas ellas va dirigido nuestro pequeño homenaje. Este año hemos tomado a la mujer en el deporte como temática a la hora de realizar nuestras actividades y eventos como visitas sorpresa, talleres, competición de voleibol, una excelente exposición

sobre las mujeres españolas que compiten en la élite deportiva y la celebración de un partido de Baloncesto que un servidor tuvo el placer de organizar y en este caso, exponer en este artículo.

Conseguir animar al número suficiente de alumnas del Salvador Allende y prepararlas en un tiempo record para jugar un partido de exhibición contra un equipo de nuestra localidad que en este caso fue el instituto NILE como broche final a la jornada. En apenas dos días me sorprendió notablemente el número de chicas que se animaron a participar teniendo en cuenta que solo pudimos realizar un par de entrenamientos como preparación para el partido.

Las chicas de ambos equipos disfrutaron como nunca de un deporte hacia el que la mayoría sentía cierto rechazo o incluso desprecio. Fue un partido dinámico, divertido, entretenido para los espectadores allí presentes y además, un partido en el que reinó el juego limpio; pero que al final pasó factura a nuestras chicas debido a su falta de experiencia en el juego y a que, además, competían ante un equipo experimentado. 36


Me fui del partido súper orgulloso de nuestras chicas. Incluso con el partido perdido, lucharon hasta el último segundo para seguir encestando y dándolo todo en defensa para detener el ataque rival sin perder en ningún momento el ánimo y con la cabeza bien alta, defendiendo mejor que nadie la imagen de nuestro instituto y por supuesto, de todas las mujeres. Al finalizar, entregamos a las chicas de ambos equipos un diploma con una medalla que se ganaron a pulso. Una vez acabada la ceremonia de entrega de medallas, disfrutamos todos los que allí estábamos de una comilona preparada por el AMPA. Bueno, no podría cerrar este artículo sin antes dar mi más sincero agradecimiento como parte de la organización, entrenador de nuestras chicas, alumno del I.E.S y lo más importante, como amigo y compañero a mis colegas del Club Baloncesto Fuenlabrada: David Ruiz Lara (árbitro), Joel Hernández (árbitro de mesa) junto a Juan Carlos Bernal (Ayudante de mesa). A los compañeros del instituto NILE que participaron desinteresadamente en el evento, al grupo Turkana, al AMPA, ya que sin ellos estas cosas serían muy difíciles de hacer, y por supuesto a mis chicas: Eva, Ekram, Nerea, Mónica, Imane, Osbelia, Piedad, Rebeca, María, Leslie, Cristina, Irene y Andrea. Sin vosotras no habría sido esto posible. Gracias a todas de parte de padres, madres, profesores, alumnos y por supuesto de mi parte.

Eloy Fernández

37


¿Jóvenes interpretando música en un grupo de flautas? ¿Profesoras , profesores y personal auxiliar de un instituto vestidos de época bailando danzas del siglo XVII? ¿Un coro con música africana?¿Teatro?¿Poesía? ¿Solidaridad? ¿Dónde se puede reunir todo eso? Pues solamente en un lugar era posible, en el IES Salvador Allende, donde un año más la solidaridad se disfraza de alegría y la aportación de la entrada queda minimizada ante el espectáculo recibido, ante la ilusión derrochada por tantas y tantos, ante la satisfacción de quienes estuvieron arriba del escenario o frente a él, ante el esfuerzo previo para generar ese teatro de los sueños, que permitirá llevar a cabo otros sueños. Solo desde el Allende se podía llenar el teatro del Centro Cívico La Serna, donde la ilusión se hizo sonrisa y solidaridad, poesía, música, danza, teatro y más.

Rafa Bravo y Jesús Quílez , representando un sketch de humor

concierto Este curso el celebrará solidario se de mayo 1 3 s e v e ju l e a las 19:30 h Cívico o tr n e C l e n e La Serna . 38


Grupo de Flautas con los alumnos/as del IES

El Coro del centro con Isidoro Quijada y Javier Alonso

Los profesores, alumnado y personal no docente en los Bailes Clรกsicos.

39


Bueno, José Antonio, por fin llegó la hora. Lo que parecía que no iba a suceder nunca llama a la puerta y uno se tiene que jubilar. Sé que esto afecta a tu coquetería, pero debes de asumir que ya no eres ningún niño. Ahora sí que te vas a parecer a un coronel en la reserva. Si me preguntaran cómo eres tendría pocas dudas. Se me ocurren adjetivos estupendos: amable, trabajador, responsable, sonriente, tan juvenil de aspecto y tan interesado o curioso con todo, desde la NBA a Ucrania o a Ecuador, algo que desconcierta por tu veteranía. Son cualidades sueltas que te mereces como piropos, aunque tu austeridad emocional te haga sentirte incómodo. Aunque también tienes cosas no tan buenas como, por ejemplo, que eres bastante hipocondriaco. Pero viendo las cosas de forma global diría: eres una persona buena que es mucho más que una buena persona, un excelente maestro y, por supuesto, extremeño. Una persona buena y esto no exige más comentarios por obvio, va en tu ADN. Ello hace que te preocupes de la realidad y que te subleve la injusticia. Y más importante aún, siempre sensible hacia los problemas de los demás, demostrando una inmensa capacidad de empatía; una de las muchas formas concretas de manifestarse era tu interés en el instituto hacia el alumnado inmigrante. Eres extremeño como una bandera; por encima de otras muchas cosas: familiar, amigo de tus amigos, orgullosos de tu tierra y de su habla y tu cultura. Y eres un gran maestro, comprometido con uno de los oficios más apasionantes de esta vida. Y has ejercido con ese sentido profundo del que modela con su ejemplo, del que educa globalmente y no sólo enseña su especialidad. Has entendido las clases como un espacio vital y educativo, un lugar para las esperanzas. Educar para la vida, en valores solidarios, educar para mejorar a las personas, que es lo que mejora el mundo, que es lo que convierte la escuela en un lugar donde pueden nacer los sueños. Has trasladado tu infinita curiosidad por todo a los alumnos y no hay mejor motivación que la de encender el fuego del deseo de conocimiento y alimentarlo cada día, en cada clase, con ramitas secas. Y todo esto en silencio, con discreción, sin más deseo que el reconocimiento – pagan tarde, pero pagan- de algunos alumnos que te agradecen a posteriori ese consejo a tiempo, tu charla reflexiva, tu afecto. Porque, Jose, tú sabes que o se educa con afecto o no hay educación que valga. Tus colegas y tus amigos, los que trabajamos contigo, te debemos el valor del compañerismo y la solidaridad, aquella que se expresa en un apoyo concreto en un momento dado, cuando se necesita, sin discursos. La segura sensación de que se puede contar contigo, de que estás ahí. Y no sabes la tranquilidad y la fuerza que eso da a los demás. Yo sé que lo que debería de ser júbilo tiene un sabor agridulce. Por una parte porque te hubiera gustado acabar el curso con tus alumnos, tu tutoría, y por ese sentido de la responsabilidad casi patológico que te lleva a hacer siempre a querer hacer las cosas como es debido. Estoy seguro de que estas últimas semanas has estado muy nervioso, porque eres consciente de tu despedida del instituto y del trabajo, por el vértigo que produce la nueva etapa. Para facilitarte el tránsito, decirte que tú no te vas de esa forma triste e ingrata, entre silencio e indiferencias, con una caja de cartón donde se recogen los cuatro papeles que se han ido acumulando en casi cuarenta años de dedicación a las demás personas. No te preocupes. Ten claro que dejas gratitud y reconocimiento. Ahora te queda una lección pendiente: dónde hallar tu lugar, en la nueva etapa de tu vida. Solo me queda desearte que ese primer vacío que tiene todo cambio lo cubras pronto de proyectos y de esperanzas, porque sabemos que lo mejor está por llegar y por eso lo llaman porvenir. Seguro que lo llenarás con tu familia, de cultura y arte, de viajes, de amigos, de literatura, … todo aquello que siempre te ha gustado y de algunas asignaturas pendientes. Es decir, de la VIDA, con mayúsculas. Espero que en el futuro disfrutes de un espacio a la altura de tu generosa y amable entrega a los demás. Un paisaje tan extenso y confortable como el interés que siempre has puesto en saber lo que hacíamos y éramos los demás. En fin, esta no es una despedida sino una invitación a seguir encontrándonos en el futuro. Disfruta tu jubilación y, como decía Luis Cernuda, cuéntasela a todos. Muchas felicidades, Jose, te deseo que la vida te trate dignamente. Un gran abrazo. Agustín Moreno

40


(Agradecimientos de un profesor que se jubila) Después de treinta y nueve años en la Enseñanza Pública, de los cuales los últimos veinte en este rincón de la Comunidad de Madrid que es el IES Salvador Allende de Fuenlabrada, me ha llegado la hora de la jubilación y no me puedo ir así, sin más. Por haber disfrutado enormemente dando clase en estos años, debo y quiero dar las GRACIAS a: • Todos mis compañeros, los profesores, por el apoyo y amistad recibidos. • Todo el personal no docente por su capacidad de resolver cualquier asunto y amabilidad. • Al AMPA por realizar bien las actividades que le competen. • Todos mis alumnos, antiguos y actuales, alrededor de tres mil, por su trato, respeto y compresión ante mis aciertos y errores, que, seguramente, habrán sido bastantes a lo largo de tantos años. Por lo tanto, no sólo ha sido un honor estar en este instituto, sino también UN PLACER. Muchas gracias. Un abrazo. José Antonio Barberá Sánchez

41


¿Qué Es la Asociación de alumnos?

Objetivos

La Asociación de alumnos del Instituto Salvador Allende es una unión de estudiantes del instituto.

En la Asociación de alumnos lo que se intenta fomentar es la cohesión social, el éxito y básicamente las ganas de pasarlo bien, tanto dentro como fuera de la Asociación; sin olvidar que en la Asociación de alumnos estamos en representación de los alumnos del instituto y que cualquiera puede apuntarse a ella.

¿Con Quiénes colaboramos? Colaboramos con diversas instituciones y asociaciones, como por ejemplo la Asociación de padres y madres de alumnos del I.E.S. Salvador Allende (mediante la cual nos ponemos en contacto con F.A.P.A Giner de los Ríos Fuenlabrada), el Consejo de Juventud, la Plataforma de Jóvenes y Estudiantes por la Solidaridad (de la que forma parte un miembro de nuestra asociación) y por supuesto también con los profesores del instituto, el equipo directivo, el Grupo Turkana, etc.

¿Quiénes Somos? Los alumnos que están integrados en la asociación son los siguientes: • Susana Pozón – 4ºB – Presidenta de la Asociación de alumnos • Mari Mar Castillero – 4ºB Vicepresidenta de la Asociación de alumnos • Dania Shirley Coronado – 4ºB Secretaria de la Asociación de alumnos • Adriana Rodríguez – 4ºB Miembro de la Asociación • Silvia Ruiz – 4ºE Miembro de la Asociación • Yaiza de la Puente – 4ºE Miembro de la Asociación • Antonio Gámez – 4ºE Miembro de la Asociación • Iván Caballero – 1B PCPI Miembro de la Asociación • SAM - 1ºB PCPI Miembro de la Asociación.

¿Dónde estamos? Estamos al lado de la cafetería del Instituto de forma presencial y de forma cibernética en Tuenti, mediante la página Asociación de estudiantes del Salvador Allende. 42


llegar en cualquier momento, bien escribiéndonos a nuestro correo electrónico: apa.iessalvadorallende@gmail.com, o bien dejando la carta en el buzón que tenemos junto a la conserjería.

La Asociación de Padres cumple una función importante dentro de esta comunidad, apoyando al Centro en aquello que nos solicita, ejerciendo de puente entre las familias de la Asociación y el Instituto, y organizando diferentes actividades.

Todos los miembros de esta Junta Directiva estaremos encantados de informaros acerca de cualquier aspecto relacionado con nuestra Asociación o con el centro, así como de resolver cualquier duda sobre la situación de la Educación en la Comunidad de Madrid y de cómo afecta a nuestros/as hijos e hijas.

Todos los miembros de la Junta Directiva trabajamos de forma desinteresada con el objetivo de conseguir un centro mejor para nuestros/as hijos e hijas. Entre nuestras principales tareas, destacamos la organización de diversas actividades para la mejora de la convivencia en el centro.

Si estáis interesados en recibir en vuestros correos electrónicos toda la información que recibimos sobre Educación, podéis hacernos llegar vuestras direcciones al correo electrónico de la Asociación.

Participamos y colaboramos con el Grupo Turkana en las actividades que se desarrollan para conmemorar el Día de los Derechos Humanos y el Día de la Mujer.

Aprovechamos también para informaros de que más adelante estaremos durante el periodo de reserva de matrícula con mesas informativas y fichas para afiliarse a la Asociación.

Os informamos de que realizamos la tramitación en el Registro de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid de las reclamaciones presentadas por las familias del centro por los recortes en educación. Todas aquellas personas que presentaron el escrito pueden recoger el resguardo en el despacho de la Asociación: martes de 9:30h a 11:00h y jueves de 17:00h a 18:00h.

La Asociación de padres y madres del IES Salvador Allende defienden y apoya:

“Escuela Pública de tod@s

Podéis consultar la página web del centro, apartado del AMPA, donde siempre encontraréis información actualizada de la asociación y de todas sus actividades.

para tod@s”

Junta Directiva del APA

También os agradecemos cualquier sugerencia o comentario, que podéis hacernos 43


44


Revista Salvador Allende. AMPA