Issuu on Google+

p La luna, siempre Redonda, hinchada de frotarse contra el cielo rasga mi piel con su delgada luz Cae sobre mi pelo con la levedad de una sirena que no se hubiera dado cuenta que no posee piernas Solivianta mi sangre me enciende de locura me regala una piel fosforescente y me convierte aceite hirviendo en fauna (cascos y cuernos y cabello desbocado bajo el lĂşbrico soplo de lo oscuro)


Poem a

Prisionero sin horizonte

Prisionero sin horizonte Oigo los ruidos de la calle Y veo sรณlo un cielo hostil Y el blanco muro de mi cรกrcel Huye la tarde en mi prisiรณn Una dulce lรกmpara arde Estamos solos en mi celda Bella luz razรณn adorable


Crónic a

La felicidad

Hay por ahí una fotografía de hace ya varios años en la que aparecen mis hijas acompañadas por sus respectivos esposos, apiñados todos en un sofá bajo un cuadro redondo, rojo todo él, de Ramírez Amaya. Creo que en esa época trabajaba yo en la revista Crónica. La fotografía fue tomada por mí y muestra a seis jóvenes sonrientes. Para mí aquella época fue Camelot. Aquellos jóvenes han cambiado. Algunos más que otros, o tal vez ya estaba en ellos la génesis de lo que ahora son y no nos habíamos dado cuenta; sin duda, ya no es posible regresar a Crónica. De manera que mi felicidad, el día de hoy, es algo basado en realidades diferentes. Esta mañana, mi empleada mostró un gran asombro porque alguien le dijo que la delgada mujer que muestra una fotografía en nuestro dormitorio era yo. Y comentó algo sobre mi buena apariencia en ella y asentí, mientras pensaba cuán infeliz me sentía en la época en que fue tomada. Soñé esta noche pasada con mis hijas. Vivíamos todas juntas como cuando eran solteras, y en la casa había unos gatitos de distintos colores, juguetones y amables, que corrían por todos lados. Cualquier psicólogo que lea estas líneas sonreirá internamente pensando en que el sueño explícito está en relación exacta con el símbolo de los gatos pequeños y amorosos. Y es que, ciertamente, mis hijas han sido fuente fundamental de felicidad en mi vida. En primer lugar, fueron lo que son todos los niños del mundo: motivo de asombro, de alegría, de contento físico al abrazarlas, de orgullo materno al verlas crecer. Luego, fueron anclas poderosas en el momento de las mayores tempestades del país, cuando parecía que íbamos a hundirnos en un mar de sangre. A su debido tiempo se fueron de la casa y regresaron con otros niños entre sus brazos, con lo cual mis niveles de alegría han subido a cotas altísimas. En estos días, unos ramalazos de felicidad me azotan —porque creo que la felicidad no es un algo sostenido, sino una especie de leit motiv que está latente siempre en la pieza total— cuando María Cristina o Alejandro aparecen en la pantalla de la computadora y puedo hablar con ellos, aunque estén en Israel, en un kibbutz cercano a Haifa probando sus alas jóvenes.


Y si los otros nietos se instalan en la casa, el sentimiento es el mismo, y hay que beberlo lentamente y saborearlo, porque ya se sabe, los adolescentes pasan más tiempo con sus amigos que con la familia. Amigos. Tengo los mejores. Siempre he tenido amigos muy queridos; inteligentes, cariñosos y transparentes. Hay por ahí una que otra personalidad oscura, pero que en medio de sus contradicciones también me tiene afecto. Jamás me han faltado amigos aunque no los vea todos los días, aunque unos estén en Milán y París y Nueva York y Tuscaloosa; en Miami, en México, en Viena, en Bogotá, en Medellín, en Buenos Aires, en Jerusalem, en Lima. Tengo amigos en Guatemala, afortunadamente. Y me han socorrido en épocas de mala salud, de depresión o de angustia, que de todo hay en la viña del Señor. Y hubo amigos en el pasado, que se nos han adelantado y están ahora en algún lado del universo, convertidos en luz o en algo más hermoso. Con la familia y con esos amigos, que son también familia, hemos atravesado toda clase de momentos y circunstancias: sociales o personales. Y el lazo continúa ahí, firme y seguro, porque está basado en cuestiones esenciales y humanas. Claro que hay épocas negras y aterradoras. Claro que hay momentos en que el alma pareciera no dar más y amenaza diciendo hasta aquí llego. Son períodos densos, en los que el espíritu se entierra y permanece allá abajo durante cierto tiempo, para enraizarse, tomar fuerza y surgir de nuevo buscando el aire. Por lo demás, el tiempo pasa mansamente, y en días como este, me doy cuenta de que poseo una ventana desde la que veo mucho verde, retazos de ciudad, las montañas del Oeste, unas cuantas nubes desperdigadas por el cielo. El día se anuncia tranquilo porque es domingo. Y mi gato, como si supiera que es fiesta, llega, se instala bajo el suave sol de las siete de la mañana y comienza a dar zarpazos rasgando el ambiente cristalino y dorado.


Crónica Esa no soy yo La mujer bebió unos sorbos de té, puso su taza en la mesa y viéndome con picardía me dijo que sin duda yo era esa escritora, casada con un pintor, a la que Margarita Carrera denunciaba en sus memorias como la amiga que la había traicionado, quitándole el amor –pura cursilería del siglo XIX- de su amante. No era la primera persona que me identificaba en las tristes memorias de Margarita en el papel que la autora me quiso adjudicar, y la reflexión sobre la imagen mía que la escritora había creado, brotada de los miedos que la han aquejado siempre, pudo más que los hábitos de toda la vida. Los periodistas siempre hemos pensado que hacer una aclaración no sirve más que para alborotar aun más las cosas. Que si alguien no se ha enterado de la noticia originaria, al aparecer el texto aclarador el lector vuela al lugar de donde surgió el malentendido y la cuestión se estira. Mi vida, y esto creía yo que lo sabía todo el mundo, ha sido siempre una casa con las puertas y ventanas abiertas. En alguna ocasión mi hija mayor, preocupada y dolida porque su padre y yo nos divorciábamos, me comentó con toda la seriedad de sus ocho años, que los padres de sus compañeras de colegio estaban casados, todos. Tal vez fue la primera vez que hablé con ella sobre la importancia de la autenticidad, de cómo en la vida es preferible que todo se desconchinfle por decir la verdad que sostener un andamiaje falso por decir mentiras. Le hablé de cómo hay muchos matrimonios --y eso no quería decir que así sucediera en casa de sus amigas, agregué para que no se angustiara-- que viven juntos y no se aguantan, que se detestan o se han perdido el cariño. Que en esos casos no es raro que surjan las infidelidades, las vidas ocultas, pero las parejas no se divorcian por intereses creados. No pude invocar a Freud ni a quienes vinieron después de él porque la niña no tenía forma de entender cómo es posible que dos personas sigan viviendo juntas, amarradas por la cola, gracias a los variados juegos psicológicos que suelen sustituir a la pasión cuando desaparece y una mañana dos adultos se despiertan, se miran mutuamente y no logran ver qué hay de rescatable en el otro, o no se explican cómo han pasado tantos años durmiendo juntos en la misma cama.


No creo que Silvia creyera mucho lo que le comentaba la tarde aquella de hace años. Pero luego ha tenido suficientes ocasiones de comprobar que lo que yo exponía, mientras nos dirigíamos al colegio, era cierto. Ella misma fue víctima de una patraña similar, pero no me toca contarlo porque es su vida, no la mía. Fui una de las primeras personas que leyó las memorias de Margarita, y no pude comprender, cuando llegué a la parte donde me pinta como la infame que le arrebata al ser querido, cómo es posible que haya sobrevivido en su mente un delirio paranoico sufrido por ella hace más de tres décadas. Le escribí una carta en la que ponderaba de qué tamaño tendría que ser la fe de erratas para corregir aquella mentira que aparece en su libro. Me habló por teléfono, llamó a quien entonces era mi marido, llamó a mis amigos y arregló a toda prisa un almuerzo de desagravio, al que acudimos junto con otros maltratados irresponsablemente en sus memorias. Una persona con mayor equilibrio mental habría recogido el fantasioso libro, habría hecho las enmiendas de rigor y allí habría quedado todo. Algo así como las acciones de Mattel al retirar unos juguetes venenosos de la circulación. Pero en vista de que Margarita no asumió la tarea que le correspondía, no me queda otro remedio que contradecirla públicamente, aunque ya hayan pasado años de la publicación del libro en cuestión. A lo largo de mi vida me casé y descasé dos veces; y he tenido amores que han durado mayor o menor tiempo. Pero nunca a escondidas, ni con hombres comprometidos. Jamás he tenido vocación para ser la otra de las telenovelas, ni he podido mantener relaciones escondidas. Me quiero demasiado a mí misma.


Mito

El mito del Cóndor

Se dice que en un pueblo, un hombre vivía con su hija. La hija cuidaba obejas y otros animales y cada día un joven vestido con elegancia iba a visitarla, el joven tenía un traje negro hermoso, chalina blanca y un gran sombrero. Cada día el joven iba a visitar a la jovencita, y se hicieron buenos amigos. Un día comenzaron a jugar así: “Álzame tú y yo te alzaré”. Comenzaron el juego, y el joven alzo a la joven. Recién cuando la había alzado en alto, la joven se dio cuenta de que estaba volando. El joven puso a la niña dentro de un nido en un barranco. Allí el joven se convirtió en cóndor. Por varios meses el cóndor cuido a la joven, le daba toda clase de carnes para comer y bebidas para tomar.

Cuando habían estado unos años juntos, ella llego a ser mujer y dio a luz un niño, pero, la ya ahora mujer, lloraba día y noche por su padre, a quien había dejado en su pueblo. “¿Cómo puede estar solo mi padre? ¿Quién está cuidando a mi padre? ¿Quién está cuidando a mis ovejas? Devuélveme a mi casa”, le rogaba la mujer al cóndor pero él hacia caso omiso a sus peticiones. Un día un picaflor apareció. La mujer le dijo: “¡Ay, picaflor! no tengo ninguna manera de bajar de aquí, Hace más de un año, un cóndor, convirtiéndose en joven, me trajo aquí. Ahora soy mujer. Y he dado a luz a su hijo”. El picaflor le contestó: “Escúchame, no llores. Te voy a ayudar.Iré a contarle a tu papá dónde estás, y tu papá vendrá a buscarte”. La joven le dijo: “Escúchame, picaflor. ¿Conoces mi casa, no? En mi casa hay muchas flores, te aseguro que si tú me ayudas, todas las flores que hay en mi casa serán para ti”. Cuando dijo eso, el picaflor voló contento al pueblo, y fue a decir al padre de la mujer: “He descubierto dónde está tu hija. Está en un nido en el barranco. Es la mujer de un cóndor, va a ser difícil bajarla. Tenemos que llevar un burro muerto”, dijo el picaflor, y explico su plan al viejo. Dejaron el burro muerto en el suelo. Y mientras el cóndor estaba comiendo el


burro, el picaflor y el viejo ayudaron a la jovencita a bajar del barranco. Después llevaron dos sapos: uno pequeño y otro grande, dejaron los sapos en el nido del barranco. Bajaron el viejo y su hija y fueron hacia el pueblo. El picaflor fue donde estaba el cóndor, y le contó: “Oye, cóndor. Tú no sabes que desgracia hay en tu casa”. “¿Que ha pasado?” el cóndor le preguntó. “Tu mujer y tu hijo se han convertido en sapos”. El cóndor sorprendido se fue volando a ver. Ni la joven, ni su hijo estaban dentro del nicho, solamente dos sapos. El cóndor se asustó, pero no pudo hacer nada; y el picaflor está todos los días entre las flores en la casa de la jovencita. Mientras ella, su hijo y su padre viven felices en la comunida

Mito

Mitos de Semana Santa

En esta semana de meditación les traemos los mitosmas comunes para estas fechas... Comenzaremos por los mas clásicos como no subir a un árbol porque se corre el riesgo de convertirse en mono. No se pueden utilizar clavos porque Jesús fue crucificado de pies y manos con ellos. Tampoco bañarse porque se puede transformar en pez. Los bebés que nazcan el Viernes Santo pueden traer el anticristo. No cortar un tallo de papaya la mañana de Viernes Santo, sin haber hablado antes con alguien, pues del tallo comenzaría a gotear sangre. No hay que tener relaciones sexuales pues la pareja puede quedar unida físicamente, sin posibilidades de separarse. Si se corta el cabello ese día, crecerá bello el resto del año. Vestirse de negro, caminar despacio y no gritar para no faltarle el respeto a Dios. Si algún hijo le levanta la mano a sus padres en un intento de agresión, se le puede caer el brazo o convertirse en mula. El Viernes Santo a las tres de la tarde (hora en que murió Cristo) no salir, ni siquiera asomarse a la calle. No se debe cazar porque el daño se te puede ‘devolver’. No cortar nada, porque se estaría cortando el cuerpo de Cristo. Si un hijo le saca la lengua a sus padres, la lengua se le puede convertir en


lengua de serpiente. Por último, sólo se puede escuchar música sacra y no se puede bailar, decir groserías, coser, planchar, ni tomar alcohol. No vestirse de rojo porque sería identificarse con el diablo Las creencias mencionadas forman parte de una larga lista relacionada con Semana Santa, que en un pasado no muy lejano llegaban a provocar temores en la gente. No acatar estas creencias significaba no respetar a Jesús, por no haber guardado duelo por su muerte, al derivar la mente a cosas ajenas a su sufrimiento, lo cual merecía castigo divino. Ahora, prácticamente sólo los abuelos se acuerdan de estos mitos.

Leyend a

La torre de la catedral de Puebla Cuando se construyó la catedral de Puebla se colocaron varias campanas, una más grande que todas y las demás pequeñas por un lado, pero la más grande de las campañas no funcionó correctamente y la regresaron para que fuera destruida e hicieran otra con los restos. Ya que se realizó el trabajo deseado la campana fue llevada a la torre de la catedral, pero como era demasiado pesada, duraron varios días decidiendo cual era la mejor manera de subir la campana pero no llegaban a ningún acuerdo. Ahí la dejaron para después regresar a instalarla, pero cuenta el guardia que vigilaba de noche como vio que vigilaba algo muy parecido a unos ángeles bajaron del cielo y levantaron la pesada campana de casi 9 toneladas, y pensando que había soñado, al día siguiente se pudo dar cuenta que la campana realmente la habían subido a su lugar, lo que no se sabe fue de donde


Leyenda

La cueva del tiempo Hace mucho tiempo en un lugar conocido como teziutlan donde se ubica la Sierra de Puebla, existía una cueva llamada la cueva del tiempo en ella se ocultaban grandes tesoros , un joven cuya familia proveniente era bastante humilde le contaron sobre esa cueva y frente a sus amigos dijo que iría por el

tesoro. Su camino duro varios días hasta que por fin encontró la cueva del tiempo, era un lugar muy oscuro pero siguió hacia adelante por varias horas hasta que encontró todo el tesoro inimaginable del mundo, joyas, oro, etc. Pensaba en que cosas traerse que fueran de mayor valor y sobre todo que no pesaran tanto, cansado por su largo recorrido se quedó dormido. Cuando despertó tenia telas de araña sobre él, a esto no le tomo importancia y salió de aquel lugar, al llegar a su pueblo noto que todo se miraba diferente y sus padres ya habían fallecido y solo uno de sus amigos quedaba con vida y este era un anciano que le pregunto ¿porque te tardaste tanto? Después se percató que él también estaba hecho un anciano y se preguntó así mismo ¿valió la pena desperdiciar toda mi vida por estas riquezas?


Discurso político

“La historia es nuestra y la hacen los pueblos…”:

A las 10:15 horas del 11 de septiembre de 1973, a través de Radio Magallanes –la única favorable al gobierno que aún no era silenciada– el presidente Salvador Allende emitió su último mensaje al pueblo de Chile. Asediado por el golpe militar y la traición, él mismo terminaría con su vida, luego de pronunciar este mensaje. “Ante estos hechos sólo me cabe decir a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”, dijo entonces el Presidente. “Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición”, dijo al


despedirse de los chilenos.

Discurs La esperanza de un mundo mejor…”: En un discurso pronunciado por Ernesto “Ché” Guevara en la ONU, el 11 de diciembre de 1964, el líder de la Revolución Cubana reclama a la Asamblea de ese organismo por las intervenciones injustas en el mundo que provocan muertes y hambre injustificadas. Para él vale la pena arriesgarlo todo por la independencia: “…la esperanza de un mundo mejor… la imagen por la cual vale la pena Arriesgar la vida… sacrificarse hasta la muerte… en los campos de batalla de todos los continentes del mundo”


Himno Nacional de Guatemala Guatemala, en tu limpia bandera Libertad te formó un arrebol; Libertad es tu gloria hechicera y de América libre es tu sol. Bella patria, tu nombre cantemos Con ardiente sublime ansiedad Hoy que luce en tu frente la aurora De la hermosa, feliz libertad. Democracia, civismo es tu lema, La igualdad es tu ley, tu razón; No más sombras no más retrocesos. Viva patria, el derecho y la unión. CORO Guatemala, en tu limpia bandera Libertad te formó un arrebol; Libertad es tu gloria hechicera y de América libre es tu sol. Bajo la égida libre y fecunda

Himno


de progreso, de paz, de igualdad Guatemala que se unan tus hijos en abrazos de eterna amistad. La más pura y feliz democracia que corone tu olímpica sien; y al amor de tus hijas divinas, sé de América libre el Edén. CORO Guatemala, en tu limpia bandera libertad te formó un arrebol; libertad es tu gloria hechicera y de América libre es tu sol. Con tu aliento gentil de espartana llegaras en el mundo a lucir, porque marchas buscando el progreso y en tu idea se ve el porvenir. De los libres recibe el saludo su entusiasta sincera ovación; y recibe las preces del alma, los efectos del fiel corazón. Oda ODA

A

CRISTIN AUTOR

YOTOR 911

TUS

OJOS ME MIRAN SIN RESELO

MAQUILLAJE ARRUINA TU BELLEZA PARA MÍ

TU

EL

CARISMA OPACA LA

BELLEZA DE LAS OTRAS ILUMINAS EL CAMINO DE UN DESTINO GRIS HOMBRE CAIGO ANTE LA SIERANA

TU

COMO

PRESENCIA ME REZCATA AL MUNDO

VIAJAR LEJOS SOLO POR VERTE ES MEJOR QUE VIVIR EN EL PARAISO HAY FIRMEZA EN TU CARÁCTER Y DOLOR EN TU SILENCIO ALGO ROTO HAY EN TI QUE YO DEBO REPARAR . REAL

TERRENAL .


Elegía

ENCUENTRO CON LA MUERTE

Y o quiero ser llorando el hortelano de la tierra que ocupas y estercolas, compañero del alma, tan temprano. A limentando lluvias, caracolas y órganos mi dolor sin instrumento, a las desalentadas amapolas daré tu corazón por alimento. T anto dolor se agrupa en mi costado, que por doler me duele hasta el aliento. U n manotazo duro, un golpe helado, un hachazo invisible y homicida, un empujón brutal te ha derribado. N o hay extensión más grande que mi herida, lloro mi desventura y sus conjuntos y sientro más tu muerte que mi vida. A ndo sobre rastrojos de difuntos, y sin calor de nadie y sin consuelo voy de mi corazón a mis asuntos. T emprano levantó la muerte el vuelo,


temprano madrugó la madrugada, temprano estás rodando por el suelo.

Égloga

El dulce lamentar de dos pastores, Salicio juntamente y Nemoroso, he de cantar, sus quejas imitando; cuyas ovejas al cantar sabroso estaban muy atentas, los amores, de pacer olvidadas, escuchando. Tú, que ganaste obrando un nombre en todo el mundo y un grado sin segundo, agora estés atento sólo y dado al ínclito gobierno del estado albano, agora vuelto a la otra parte, resplandeciente, armado, representando en tierra el fiero Marte;


sátira

A UNA

NARIZ :

ÉRASE UN HOMBRE A UNA NARIZ PEGADO , ÉRASE UNA NARIZ SUPERLATIVA, ÉRASE UNA NARIZ SAYÓN Y ESCRIBA, ÉRASE UN PEJE ESPADA MUY BARBADO . E RA UN RELOJ DE SOL MAL ENCARADO , UNA ALQUITARA PENSATIVA, ELEFANTE BOCA ARRIBA, ERA O VIDIO NASÓN MÁS NARIZADO . É RASE UN ESPOLÓN DE UNA GALERA, PIRÁMIDE DE E GIPTO , LAS DOCE T RIBUS DE NARICES ERA. É RASE UN NARCISISMO INFINITO , MUCHÍSIMO NARIZ , NARIZ TAN FIERA QUE EN LA CARA DE ANAS FUERA DELITO .


Epitalam io

Cuando nos cubran las altas yerbas y ellos los tremulosos dichosos lleguen hasta nosotros se calzarán de pronto se medirán a ciegas romperán las líneas del paisaje y habrá deslumbramientos en el aire

giros lentos y cálidos sobre entrecortados besos nos crecerán de pronto los recuerdos se abrirán paso por la tierra se arrastrarán en la yerba se anudarán a sus cuerpos memorias palpitantes tal vez ellos los dichosos los trémulos se imaginen entonces peinados por desmesurados imprevistos resplandores luces altas desde la carretera De "Bajo los ojos del amor"

1950


Letrilla

HECHIZOS DE AMOR

Rosal, menos presunción donde están las clavellinas, pues serán mañana espinas las que agora rosas son. ¿De qué sirve presumir, rosal, de buen parecer, si aun no acabas de nacer cuando empiezas a morir? Hace llorar y reír vivo y muerto tu arrebol en un dia o en un sol: desde el Oriente al ocaso va tu hermosura en un paso, y en menos tu perfección. Rosal, menos presunción donde están las clavellinas, pues serán mañana espinas las que agora rosas son. No es muy grande la ventaja que tu calidad mejora: si es tus mantillas la aurora, es la noche tu mortaja. No hay florecilla tan baja que no te alcance de días, y de tus caballerías, por descendiente de la alba, se está rïendo la malva, cabellera de un terrón. Rosal, menos presunción donde están las clavellinas, pues serán mañana espinas las que agora rosas son.


Metáfor as

Ya ves, a veces me canso de mí y de no tener valor para buscarte y cometer todo delito que este amor exija. "Quieta ahí, tus labios o la vida".

El deseo muere automáticamente cuando se logra: fenece al satisfacerse. El amor en cambio, es un eterno insatisfecho.


Símiles 1.

Sus ojos brillaban como dos esmeraldas

al ver a su amor. 2.

Me besó apasionadamente con esos

labios tan rojos cual rubíes.

Metoni mia

Dame tu teléfono (Dame tu número telefónico) •

Leí a Shakespeare (leí un libro escrito por Shakespeare) •


Ep铆tet o

1.

Estaba en calma la noche obscura.

2.

El fuerte luchador gan贸 la pelea.


Hipérb aton

1.

La luna su imagen en las aguas

reflejaba. (La luna reflejaba su imagen en las aguas) 2.

En el pedregoso camino con humildad

andaban. (Andaban

con

humildad

en

el

pedregoso camino).

Hipérbole de nardo. 2. Eres más lento que una tortuga.

1.

Está tan flaca que parece varita


Person ificacio nes

1.

El Sol brillaba entre sonrisas.

2.

La casa se quejaba por la edad.


Antítes is

• •

ES

TAN CORTO EL AMOR Y TAN LARGO EL OLVIDO CUANDO QUIERO LLORAR NO LLORO , Y AVECES ,LLORO SIN QUERER


Sensoria les


Paralelis mo

La tierra más verde de huertos, La tierra más rubia de mies, La tierra más roja de viñas, ¡Qué dulce que roza los pies!

Era la sed, el hambre, y tú fuiste la fruta. Era el duelo y las ruinas, y tú fuiste el milagro. Era la sed, el hambre, y tú fuiste la fruta


Ironías

1.

¡Qué tristes están los niños, míralos!

(están jugando) 2.

¡Ya no sufras tanto por favor! (está de

vacaciones)


Juego de palabras


Rafael Landívar

Su obra fundamental es el poema en hexámetros latinosRusticatio Mexicana, cuyo título completo es Rusticatio Mexicana, seu rariora quaedam ex agris


Mexicanis decerpta, obra que ha motivado que algunos hayan llegado a llamar al autor Virgilio americano. En 1749 se trasladó a México para ingresar a la orden religiosa de la Compañía de Jesús y se ordenó sacerdote en 1755. A su regreso a Guatemala, se desempeñó como rector del colegio San Borja. En 1767, producto de la expedición de la Pragmática Sanción por parte de Carlos III de España, fue desterrado de las tierras americanas y junto con todos sus compañeros de orden, marchó a México primero, y luego a Europa, instalándose en Bolonia, Italia.

Fray Matías de


Profesor de filosofía y teología en el Convento de Santo Domingo de Chiapas . Promovió la creación de nuevas escuelas y la alfabetización de los indígenas; redactó a tal efecto diversas obras pedagógicas. La tentativa del león y el éxito de su empresa, fábula de estimable valor estético contra ciertas conductas humanas que constituye su más destacada aportación en su faceta de literato.

Andrés bello


Fue la primera persona que visionariamente se preocupó porque la enseñanza se ponga al servicio de la liberación económica y social en nuestros países que recién se habían independizado de la colonia Colaboró activamente en la causa americanista también a la poesía y la prosa, así como a la enseñanza del idioma

José Hernán dez


reconocen sus aportes a nivel nacional e inclusive internacional y expresan que ¨ El entusiasmo de sus apologistas transformados en hagiógrafos en lo que respecta a su espiritualidad, los han llevado al punto de deificar su vida, ignorando su condición humana y olvidando la responsabilidad de quienes escriben la historia; de ahí que su figura se nos presenta asfixiada por montañas de escritos, falsas anécdotas y huecas historietas, que habrá que arrojar lejos para obtener la verdadera imagen de su persona, y una estimación cabal de su obra y actuación especialmente como médico y docente


José mármol

Escribió en periódicos como "El Nacional", de Andrés Lamas, y "El Comercio del Plata", de Florencio Varela. Publicó dos dramas de inspiración política y escribió una multitud de poemas y novelas panfletarias contra Rosas.


Estebe n Echeve

Era sólo: un intelectual, un hombre de pensamiento, un creador en el campo de las letras, prestigioso, respetado y celoso defensor de la dignidad de su oficio». En la ironía de ese tan bien situado por Weinberg, se señala la misión y el rango del intelectual, que asume Echeverría


Doming o Faustin Se destacó tanto por su laboriosa lucha en la educación pública como en contribuir al progreso científico y cultural de su país. En1947 la Conferencia Interamericana de Educación estableció como Día Panamericano del Maestro el 11 de septiembre, fecha de su fallecimiento y en homenaje a su figura de educador.


José Batres Montuf

Fue un insigne escritor perteneciente a la escuela romántica, considerado como el más grande poeta guatemalteco del siglo XIX. Su producción poética y sus inigualables obras del género jocoso se valieron de la sátira y la ironía fina para revelarse contra el estamento semicolonial que oprimía, hasta cierta manera, una personalidad tan crítica como la suya. De ahí que sus descripciones costumbristas de la primera mitad del siglo XIX en Guatemala estén logradas con acierto como piezas literarias de valor. Compuso parte de su poesía en octavas reales, al modo de las novelas del italiano Giambattista Casti, a quien admiraba


José milla

Ama a su patria ardientemente, entendiendo con frecuencia por patria la capital donde ha nacido; y está tan adherido a ella, como la tortuga al carapacho que la cubre. Para él, Guatemala es mejor que París; no cambiaría el chocolate, por el té ni por el café (en

lo cual tal vez tiene razón). Obras: •

Un viaje al otro mundo pasando por otras partes, tomos I y II

Historia de América Central, desde su descubrimiento hasta su independencia • •

El chapín

El canasto del sastre

Cuadros de costumbres - Entre 1861 y 1871.

Memorias de un abogado


La

Jorge Isaac

obra literaria de Isaac se reduce al libro de poemas que publicó en 1864 y a su única novela, María (1867), considerada una de las obras más destacadas de la literatura hispanoamericana del siglo XIX. La novela, basada en experiencias románticas, tiene un tono elegíaco, y narra la historia de los amores trágicos de María y su primo Efraín, en el Valle del Cauca.


José martí

El 30 de noviembre de 1887 fundó una Comisión Ejecutiva, de la cual fue elegido presidente, encargada de dirigir las actividades organizativas de los revolucionarios. En enero de 1892 redactó las Bases y los Estatutos del Partido Revolucionario Cubano. El 8 de abril de 1892 resultó electo Delegado de esa organización, cuya constitución fue


proclamada dos días después, el 10 de abril de 1892. El 14 de ese mes fundó el periódico Patria, órgano oficial del Partido. Entre 1887 y 1892, Martí se desempeñó como cónsul de Uruguay en Nueva York.

Rubén Darío


Para la formación poética de Rubén Darío fue determinante la influencia de la poesía francesa. En primer lugar, los románticos, y muy especialmente Víctor Hugo. Muy ilustrativo para conocer los gustos literarios de Darío resulta el volumen Los raros, que publicó el mismo año que Prosas profanas, dedicado a glosar brevemente a algunos escritores e intelectuales hacía los que sentía una profunda admiración. Entre los seleccionados están Edgar Allan Poe, El predominio de la cultura francesa es más que evidente. Darío escribió: "El Modernismo no es otra cosa que el verso y la prosa castellanos pasados por el fino tamiz del buen verso y de la buena prosa franceses".

Amado Nervo


Poeta, autor también de novelas y ensayos, al que se encasilla habitualmente como modernista por su estilo y su época, clasificación frecuentemente matizada por incompatible con el misticismo y tristeza del poeta, sobre todo en sus últimas obras. Obras: •

El bachiller, novela de juventud (1895).

Perlas negras, poesía (1896).

Místicas, poesía (1898).

Poemas publicados en París (1901).

El éxodo y las flores del camino, poesía (1902).

Lira heroica, poesía (1902).

Enrique Gómez carillo


Colaboró en numerosas publicaciones de España, Francia e Hispanoamérica, y fue director de El Nuevo Mercurio (1907) y Cosmópolis (1919-1922). Residió principalmente en Madrid y en París. Es en Madrid donde decide cambiar su apellido de "Gómez Tible" en "Gómez Carrillo," mortificado por la chanza de quienes dieron en apodarle "Comestible". Viajero infatigable, escribió numerosos libros de crónicas que recogen sus impresiones sobre los lugares que visitó: El alma encantadora de París.

Flavio herrera


Durante el gobierno de Juan José Arévalo, fue embajador de Guatemala en Brasil y Argentina, y dirigió la Escuela Centroamericana de Periodismo. Fue catedrático de Literatura en la Facultad de Derecho y Humanidades de la Universidad de San Carlos de Guatemala, en donde recibió la distinción de Profesor Emérito. En 1960 recibió la Orden del Quetzal del Gobierno de Guatemala.


Gabriel a mistral

En 1923 se inaugura su estatua en México, se publica allí su libro Lectura para mujeres, aparece en Chile la segunda edición de Desolacióncon una tirada de 20.000 ejemplares y aparece en España la antología Las mejores poesías, con prólogo de Manuel de Montoliú.

La noticia de que había ganado el Nobel la recibió en 1945 en Petrópolis, la ciudad brasileña donde desempeñaba la labor de cónsul desde 1941 y donde se había suicidado Yin Yin. Gabriela Mistral fue nombrada cónsul en Nueva York en 1953, cargo que consiguió para estar junto a la escritora y bachiller norteamericana


Antologia