__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

ONE

STOP

Índice

Nº 18 M A R Z O

ENTREVISTA EXCLUSIVA A MORGAN FREEMAN

SINCROGUIATV

ENTREVISTA A eva maría milara

One Stop 1


Índice

Mª Beatriz Muñoz

Directora y responsable de diseño y maquetación

Últimamente se nos ha planteado un dilema: ¿Los gobiernos de los países ponen por delante la salud o la economía? ¿Qué es más importante? Sin economía se paraliza el país, pero sin gente que habite ese país se paraliza la economía. De la situación que se ha vivido en estos tiempos me atrevería a sacar varias conclusiones. Según mi punto de vista, la primera ,sería lo fácil que se reduce la contaminación paralizando las fábricas. Otra conclusión es la distinta información que nos llega según los medios de comunicación de cada país; y por último, y más desagradable conclusión, es el resurgir de ese ser humano malvado, violento, xenófobo, y estúpido, que aprovecha cualquier situación para mostrarnos el lado más malo de la humanidad. Después de todo esto, lo más normal es que perdiera mi fe en la humanidad, pero no lo haré nunca, porque esas buenas personas no salen en los medios, no son noticia, pero están ahí, tendiendo la mano a quien lo necesita. Y en este punto, me gustaría reconocer esa gran labor del personal sanitario, esa gente que arriesga su vida por salvarnos. Esas personas que también tienen familia como nosotros. 2 One Stop


Equipo editorial One Stop

Índice

https://www.facebook.com/revistaonestop/ https://twitter.com/revistaonestop Directora y responsable de diseño y maquetación: Mª Beatriz Muñoz Ruiz

Subdirectora y coordinadora de contenidos: Carmen María Avivar

Coordinadoras de corrección: Andrea Melamud Paloma Albarracín

Correctores:

Andrea Melamud Mora Malú Laura Santiago

Relaciones públicas: José Luis Ortiz

Responsable de márketing digital: Carmen María Avivar

Reseñador:

Paolo Da Santos

Asesora jurídica:

Almudena Sánchez One Stop 3


https://www.facebook.com/revistaonestop/ https://twitter.com/revistaonestop

Índice

Índice

Debate: Homeschooling..................................................................................... 7

Poesía: La conciencia de un paragüas (Manuel Miguel Martínez Miras)........15 Ámame (Alexa Dalmasio)..................................................................17 Para Elena (José Adelardo López Juliá) ........................................ 19 Cincuenta primaveras (Carmen García Ariza) ................................. 21

Relato: El final (María Beatriz Muñoz).......................................................... 23 Egipto de colores (Enrique Gallud Jardiel)....................................... 26 Vienen con la lluvia (David Fernández Varón) ................................. 30 La vida es sueño (José Luis Ortiz) .................................................. 33

Entrevista Entrevista a Morgan Freeman (Jose Luis Ortiz)............................... 39

4 One Stop


Índice Milagrosa música: Las discográficas prostitutas (Mora Malú).............................................44

Historia: Juan Sebastián Elcano (Carolina de Prado) ................................. 47

Entrevistas: Entrevista a Eva María Milara (José Luis Ortiz)................................50

Pensamientos en voz alta: La violencia contra la mujer (Carlos Javier Jarquín) ........................56

Cuentos y leyendas populares: Leyendas de la tierra del ronquío (Carmen María Avivar) ............... 59

Salud: Ejercicio (Manuel Portillo) ................................................................ 66

Sin palabras: Autores: Víctor Siena.................................................................................... 70 Paula García .....................................................................................73 Francisca Ruiz ................................................................................. 78 Antonio Ruiz .................................................................................... 81 Álex G.A. ......................................................................................... 85 Carmelo García ................................................................................86 One Stop 5


Índice Dando qué pensar: Quien tiene un amigo, tiene un tesoro (Carmen M. Avivar)..............88

Hablando de Arte: Almirante y caballero (José Adelardo López Juliá)............................94

Presa de la realidad: Barrenar la vida (Andrea Melamud) ...............................................101

Sección Infantil: Lorena, Sara, Paula, Ana, Arturo, Guille.........................................112

Contraportada: Fotografía de Víctor Siena.............................................................. 113

Síguenos en Facebook, cada día información sobre temas culturales nuevos gracias a nuestra Community manager y responsable de marketing Carmen María Avivar:

https://www.facebook.com/revistaonestop/ https://twitter.com/revistaonestop

6 One Stop


Índice Homeschooling

Carolina de Prado

¿Elegirías el sistema homeschooling para educar a tu hijo?

En primer lugar, me gustaría explicar que el homeschooling, también conocido como “educación en familia o en el hogar”, es una opción educativa en la que los padres deciden que sus hijos estudien fuera del sistema educativo, incluyendo tanto los centros públicos como los privados. Son muchos los artículos escritos sobre este tema y los estudios realizados por personas cuya labor profesional se lleva a cabo dentro del ámbito de la educación (profesores, pedagogos, psicólogos, sociólogos…). En todos ellos son diversas las opiniones a favor y en contra de la aplicación del sistema homeschooling. Es cierto que hay países donde se practica y en los que se ha demostrado que esta manera de enseñar/aprender no es negativa para los menores y que estos llegan a tener unos niveles de conocimientos al terminar la educación obligatoria tan buenos como los de los menores que asisten a clase en centros docentes. Sin embargo, mi opinión en este artículo es contraria a este tipo de “educación en el hogar”, y parte de One Stop 7


Índice mi vivencia como madre de dos niños a los que veo a diario disfrutar de sus experiencias en el colegio, de los juegos con sus compañeros, de las amistades creadas y, por qué no, también aprender de las vivencias menos positivas que son parte del crecimiento personal.

José Luis Ortíz Personalmente, sí. Esta opción nació en Estados Unidos en el año 1999, con 850.000 casos, y en la actualidad cuenta con más de 2.000.000 de casos. En España no es legal, pero sí en muchos países como Portugal, Argentina, Francia, Finlandia, Reino Unido, Japón. Aunque en España no siga la legalidad, apenas está perseguido. Son muy extraños los casos en los que los padres sufren un proceso legal por optar por esta alternativa, pero depende mucho de las autonomías en las que se valore. En Cataluña, Madrid o País Vasco son muy permisibles frente a Andalucía, en la que son muy poco flexibles ante casos de este tipo de educación. Tiene importantes ventajas, como por ejemplo: a- Los/as niños/as reciben atención especializada. b- Se pueden adaptar los contenidos curriculares. c- Los/as estudiantes se implican mucho más. d- Hay posibilidad de explorar más que en las materias formales de la escuela. e- Estrechan más los lazos familiares. Con todo ello, yo por supuesto que sí lo educaría, sin ningún género de duda. Estamos acostumbrados al concepto de escuela/colegio tradicional, pero ese concepto es relativamente nuevo. Muchas de las celebridades que ahora admiramos han sido homeschoolers, pues lo más habitual ha sido formarse en casa. 8 One Stop


Índice Pensemos, por ejemplo, en Mozart, Alexander Graham Bell, Thomas Edison. Algunos presidentes de los Estados Unidos, como Jefferson, Lincoln, Roosevelt (los dos), Washington o Wilson, Chaplin, Tolstoy, Mark Twain y Agatha Christie, entre otros. Y, cuanto más te remontas en el tiempo, más fácil es encontrar gente que fue educada en casa y que ha pasado a la historia.

¿Cómo influiría la elección del sistema homeschooling en la socialización del niño?

Pienso que uno de los mayores beneficios de la asistencia presencial de los niños a centros educativos es la posibilidad de desarrollar sus capacidades como seres sociales. Este crecimiento personal, fruto de las experiencias que los menores tienen en los colegios por el trato y las relaciones con otros niños, es un aprendizaje fundamental que les servirá para el resto de su vida y marcará su carácter como adultos. Si bien es cierto que desgraciadamente hay niños cuyas experiencias en su trato con otros compañeros no son satisfactorias, esto es un problema que nuestra sociedad tiene que solucionar y es independiente de los beneficios demostrados que tiene el que los niños pasen tiempo de calidad con otros compañeros y maestros a la vez que aprenden conocimientos nuevos.

One Stop 9


Índice

Creo que no la afectaría, en absoluto, y que no le perjudicaría. Todo lo contrario, desde mi punto de vista. Aunque en un principio la verdad es que el/ la niño/a no tendría el entorno de la escuela como modelo socializador. Lejos de educarse en una burbuja, se educan en el mundo. La escuela sólo es una pequeñísima parte de la realidad social. Los niños que van a la escuela, supuestamente, se están preparando para el futuro. Los niños que se educan en casa, en cambio, están viviendo la vida. Aquí y ahora. Además, los niños homeschoolers suelen acompañar a sus padres prácticamente a todos lados, por lo que aprenden a relacionarse con gente de todo tipo y de todas las edades. Aprenden que uno no tiene el mismo trato con una vecina de confianza que con el vecino nuevo, con el farmacéutico, con el frutero, con el panadero, que con el hijo adolescente del vecino. En mi opinión, esto es precisamente “socializar”. Además, a los/as niños/as les quedaría más tiempo para interrelacionarse con sus semejantes del barrio o inclusive asistir a actividades extraescolares con los diferentes colegios de su entorno, potenciando las relaciones personales y apoyando en su desarrollo económico de los diferentes centros, escuelas tradicionales.

10 One Stop


Índice ¿Debería legalizarse el homeschooling en España? ¿Cómo influiría en la entrada en la vida laboral de los menores educados en este sistema?-

En el caso de España, la legislación vigente establece que la educación debe ejercerse en centros homologados, siendo obligatoria hasta los 16 años, aunque la ley no prohíbe de manera explícita el homeschooling. En el caso hipotético de que se legalizara y regulara este sistema, es de suponer que se daría libertad a los padres de los menores para que eligieran entre la opción de la educación en el hogar y la de la asistencia a centros educativos. En el caso de que se optara por la primera, habría que establecer unos contenidos y materias obligatorias y algún tipo de prueba para asegurarse de que los niños tuvieran una educación adecuada y evitar diferencias entre los menores educados en casa y los que acuden a colegios. Habría también que considerar si la educación en el hogar se podría aplicar sólo a la educación primaria o también a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y al Bachillerato. Supongo que bajo ciertos parámetros es justo que los padres elijan cómo quieren educar a sus hijos, pero sinceramente creo que los menores educados en el hogar tendrían serias desventajas frente a otros niños a la hora de asistir a la universidad, cursar otros estudios o entrar en la vida laboral. Pienso que, salvo el caso de determinadas familias con características especiales y alto nivel económico, es muy difícil que en el seno de un hogar los progenitores, por muy implicados que estén en la formación de sus hijos, consigan que estos terminen sus estudios tan preparados como los niños que han asistido a centros docentes. One Stop 11


Índice

En mi modesta opinión sí, claramente. No obstante, la Constitución ampara a este tipo de educación, y para ello simplemente hay que dirigirse a los siguientes artículos: a- Artículo 10.2 y el artículo 27.3 que hace mención al derecho de los padres a la formación religiosa. También, la Declaración Universal de los Derechos del Niño, en el artículo 7.1 que trata sobre la educación y que manifiesta claramente que “dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a los padres”. Bien la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 26 ampara a los padres: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá que darse a sus hijos”. Hasta la misma Carta Europea de Derechos Fundamentales (1999) lo recoge. Sin embargo, el Tribunal Constitucional en 1994 aclaró que el Derecho Penal sólo podría aplicarse en los casos en que se difundieran enseñanzas contrarias a la convivencia y a la tolerancia o que fomentasen la violencia. Aun así, la gran parte de las familias que son investigadas por temas relacionados con estos temas suelen ser archivados. Con respecto a la segunda pregunta, contesto lo siguiente: Creo que sería beneficioso en el caso de la economía familiar, pues reduciría notablemente el gasto en material, ya que gran parte de la educación sería usando las posibilidades de las nuevas tecnologías. Estatalmente, creo que también reportaría un ahorro considerable, aunque no supondría un problema serio para los educadores, pues sería un sistema que se compaginaría con el sistema tradicional de escuelas y colegios, permitiendo la reducción de ratios de las clases, mejoraría la educación y habría posibilidades de generar más empleo, pues se precisaría a profesionales que estuviesen apoyando, revisando y colaborando con los padres decididos por este sistema educativo. 12 One Stop


Índice Esto aumentaría el número de profesionales dentro del sector de la educación y por lo tanto sería una nueva forma de expectativa laboral en el mundo del futuro que se está preparando.

¿Cuáles serían los principales efectos que la aplicación del homeschooling tendría en la sociedad?-

Son muchos los efectos que tendría la aplicación generalizada del homeschooling en nuestro país. Sería necesario en primer lugar crear una nueva legislación, muchos maestros perderían su trabajo al reducirse el número de escolares en los centros educativos. Habría mayor oferta de empleo en los hogares para maestros y profesores si se decidiera que el homeschooling se pudiera aplicar también a la Educación Secundaria Obligatoria. Habría centros educativos que cerrarían. Los padres tendrían que pasar más tiempo con sus hijos enseñándoles o bien gastar parte de sus ingresos mensuales en el sueldo de un maestro que acudiera a su casa. Tendrían que crearse mecanismos de control por los que se comprobara que los padres estuvieran ejerciendo correctamente su derecho a enseñar a sus hijos en casa, para que no se dieran casos en los que los menores sufrieran situaciones de falta de atención o abandono en los estudios. Por todo lo expuesto, y después de años de lucha en nuestra sociedad para que todos los niños puedan aprender en un entorno seguro y agradable, como deberían ser todos los colegios, creo que es una marcha atrás el tener confinados a los menores en el propio hogar estudiando y aprendiendo conocimientos sin tener la experiencia de compartir esos momentos con otros niños, y una responsabilidad enorme para unos padres que en la actualidad manifiestan en su mayoría no tener tiempo siquiera de ayudar a sus hijos con los deberes escolares. One Stop 13


Índice Creo que el sistema educativo mejoraría, así como se fortalecerían notablemente las relaciones familiares dentro de una sociedad que actualmente defiende el individualismo frente a la cooperación. Además, crearía personas no sólo más independientes, sino que con la escala de valores fortalecida. Saldría una generación más preparada para una sociedad en la que la colaboración y la globalización han de ser la máxima que prime. Además, no tenemos que olvidar que en una de las más prestigiosas universidades del mundo, como es la de Harvard, se rifan a los niños que han sido educados bajo este sistema. Eso es suficiente para demostrar su eficacia, no sólo cultural, sino emocional. Una sociedad que demanda no tanto notas medias elevadas, sino que prima las destrezas y habilidades. Y los homeschoolers tienen más agilidad mental, mayor capacidad de trato, son personas más independientes y autónomas y tienen menos miedo a la vida. Ese es el futuro de la educación y de la sociedad del futuro.

14 One Stop


Índice

Poesía

MANUEL MIGUEL MARTÍNEZ MIRAS Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada y Licenciado en Derecho.Autor de música y letras, en el año 2000 publicó el disco titulado Acaríciame el alma (discográfica Ámbar. Granada). Autor de la novela La promesa (2002), en la actualidad, ultima su segunda novela Celinda. Autor de varios poemarios inéditos: A tiempo de mar, La conciencia de un paraguas y Las huellas de otra. Colabora en diversos círculos literarios participando en antologías, recitales y encuentros de poesía en Andalucía.

LA CONCIENCIA DE UN PARAGÜAS (II)

Llueve sobre mis párpados; mi padre murió sobre el asfalto, mi hermano también. Yo no. Yo soy un paraguas. He sobrevivido a los hijos de puta que murieron bajo mi tela, a los enamorados cogidos del brazo, a la niña rubia con sus botas rojas. Soy consciente de ser One Stop 15


Ă?ndice techo de un hogar, duelo y entierro, abrazo y destino. Llueve de nuevo; es conmovedor.

Pintura: ConcepciĂłn Iglesias 16 One Stop


Índice

Alexa Dalmasio

Ámame

Ámame hasta el alba, hasta en la memoria del espejo, desde los pies, y por la orilla de mi pelo, por los latidos de mi corazón y hasta en la sombra de mis besos. Ámame en mi oscuridad, en el amanecer y en mi silencio, One Stop 17


Índice y si puedes, también en la emergencia; cuando la soledad arrope la montaña y el frío cale hasta los huesos. Ámame en este presente donde todavía respira la ola y la música no cesa en mi recuerdo, en la alegría espontánea del viento y en el crepúsculo del tiempo. Ámame con la valentía del guerrero en el púlpito de la gloria cuando grita el nombre de su amigo y pesa la conquista como el héroe que deja huella en la aurora. Ámame con la lividez de la juventud dejando espacio entre mis dedos, con el inexorable respiro del amante en la querencia delicada del encuentro y el calor infalible del verano en nuestro cuerpo.

18 One Stop


Índice José Adelardo López Juliá Poeta y escritor nacido en Tetuán, reside en Granada. Su obra ha sido recitada y traducida a varios idiomas, y obtuvo su mayor reconocimiento en España y Marruecos. Dentro de su obra podemos destacar su libro: Un paseo por Granada, Los textos de la sinfonía del mar, el poema simbólico a Salvador Patón, los poemas del libro Baza, Capital del Altiplano, los textos y poemas de la colección Arte Actual, etc...

Para Elena En el lejano país de los sueños, donde las formas resultan aladas, la ingravidez de unos pies pequeños eleva la belleza de un hada. La dulzura la definen sus ojos, la verdad su limpia mirada, la paz la exhala su rostro, la bondad su eterna elegancia.

One Stop 19


Índice Cada amanecer en mi sueño despierto al contemplarla entre las tibias sábanas, como las hojas abiertas de un cuento que deslumbra siempre al que narra. Nunca amor admiró tanto algo, nunca hubo fe más verdadera ni mirada agradecida y sincera como la mía al sentirla a mi lado.

20 One Stop


Índice Carmen García Ariza Trabajadora Social, funcionaria de la Administración Pública, autora de varios poemarios y activista defensora de la mujer.

CINCUENTA PRIMAVERAS Me hago cielo en la yema de los dedos para posar sobre tus húmedos labios las alas de mis manos que te besan, te riegan, te exploran, te descubren te abrasan, te sacuden te aman. Y me hago tierra esperando fértil, entregada y abierta que me siembres cincuenta primaveras. Cabalgan cien mil sentimientos sobre la piel blanca de mi deseo y cubren con la furia salvaje de sus dedos todos los anhelos rotos en el fragor de esta cruel batalla entre la piel erizada y el abandono despiadado a esta marejada. One Stop 21


Índice Cuerpo a cuerpo el mar y mis sueños extenúan todos mis sentidos y aún heridos soy en esta madrugada eterna en un suspiro, por dos minutos la dueña de cien mil sentimientos que me cabalgan, reina de mi más oscura noche y de todas mis pasiones encarceladas. Y ahora no son más que alas para la libertad.

22 One Stop


Índice

Relatos

María Beatriz Muñoz Ruiz Escritora y directora de la revista One Stop, responsable de maquetación y diseño. Titulada como Community manager y formada en el campo del márketing digital y como personal brading. Titulación de Técnico en consumo y Coaching personal y en equipo. Titulada en nivel II de Inglés por la Universidad de Cambridge

El final Hoy hacía un buen día, era temprano y mis hijos aún no habían despertado. Miré ese cielo eternamente gris, esa noche en la que parecía sumirnos la vida y el mundo que nos devolvía el daño que le habíamos hecho durante siglos. A pesar de todo, yo podía sentirme afortunada, aquí arriba, en una de las colinas más altas de un pequeño pueblecito de Sevilla que ya no existía, aún podíamos ver algo de luz de ese sol que hace años calentaba mi piel. Echo de menos mi Granada, sus calles empedradas, sus barrios llenos de historia, mi hermosa Alhambra, ese increíble palacio árabe que por desgracia ya no existe y del que, creo, tan solo quedaron ruinas. Echo de menos a los amigos, esas cervezas en las terrazas y esas risas. Recordando todo aquello, no pude evitar sentirme desolada y, con lágrimas resbalando por mi rostro, recordé las fotografías de tiempos mejores que se hallan en mi móvil, un móvil que no podré encender nunca más. Debería haber sacado alguna de esas fotos y no haber confiado tanto en la tecnología, ahora solo tenía todos esos rostros One Stop 23


Índice en mi memoria, pero poco a poco se iban emborronando y con cada lágrima les decía adiós a las personas que aún amaba, aunque no tuviera junto a mí. Echaba de menos el abrazo de mi familia; incluso, echaba de menos que alguien me llevara la contraria, pero por suerte tenía a mis hijos, por ahora, los tres habíamos encontrado un lugar donde refugiarnos del caos. Cuando todo ocurrió, supimos reaccionar a tiempo y conseguí ponerlos a salvo, inmediatamente supe que el fin había llegado y que teníamos que alejarnos y refugiarnos en un lugar donde nadie supiera de nuestra existencia y donde pudiéramos sobrevivir, y digo ‘sobrevivir’ porque es lo que hacemos cada día mis hijos y yo. Por suerte, supimos de la gravedad de la situación por un amigo que no pudo salvarse, pero que nos advirtió que escapáramos mientras pudiéramos, que en breve las carreteras iban a ser cortadas y los transportes quedarían bloqueados por el Gobierno. En la televisión no se le daba demasiada importancia a un virus que comenzó demasiado lejos de nuestros hogares, pero que por desgracia se propagó demasiado rápido. Según mi amigo, el virus fue una de las mejores creaciones y una de las armas más mortales que ningún gobierno hubiera podido imaginar, el problema fue que su creador se convirtió en una de sus primeras víctimas y no pudo ser controlado como pensaban. Pero ahora nada de eso importaba, todo se convirtió en un caos y, los que supuestamente iban a salvarnos se salvaron ellos mismos aislándose en una especie de búnker para ricos construido hacía años para una emergencia de este tipo. Los hospitales dejaron de ser suficientes y llegó un momento en el que la gente deseaba escapar incluso de ellos, ya que algunos gobiernos vieron como única solución bombardear las zonas donde se encontraban todos los enfermos y acabar con un virus que tan solo se destruía con la muerte del portador. Lo grave de la situación fue que, como ellos dicen, siempre hay daños colaterales; lo malo es que esos daños 24 One Stop


Índice colaterales crearon incendios en zonas de bosques y los incendios se volvieron incontrolables, el ambiente se volvió irrespirable y el sol poco a poco se fue ocultando a nuestros ojos. Todo esto parecía de ciencia ficción, pero es tan real como el hecho de que todo en esta vida es una ficha que arrastra a todas las demás. Por suerte, nosotros obtenemos aire medianamente respirable, tenemos un pequeño huerto del que nos alimentamos y algunos animales poco ruidosos, por eso, en estos momentos, creo que somos de los más afortunados. Este pequeño trocito de tierra está tan escondido que es poco probable que nos encuentren y, si nos encuentran, tendré que encargarme de que nadie hable. Marta se levantó del suelo, sacudió la tierra de su ropa y de sus manos, recogió la pala y miró a donde había enterrado a aquel hombre que quiso robarles. Suspiró, sonrió mirando hacia la pequeña cabaña donde vivían y se dirigió a un pequeño riachuelo que pasaba cerca de ellos, enjuagó sus zapatillas llenas de sangre y se dirigió a la casa para seguir sobreviviendo a un futuro incierto del que no sabía nada, pero que lo aceptaba como castigo de un planeta que durante años habían despreciado y matado poco a poco.

One Stop 25


Índice

Relato

Enrique Gallud Jardiel Reconocido escritor y ensayista, Doctor en Filosofía Hispánica, profesor universitario, autor de más de cien libros, actor, director teatral y nieto del famoso comediógrafo Enrique Jardiel Poncela.

EGIPTO EN COLORES

Desde que soy multimillonario llaman a mi puerta las gentes más diversas para pedirme que les financie tonterías. Todo el mundo acude a mí, a Gog, el excéntrico hombre a quien nada divierte y que soporta su tedio viajando sin cesar e iniciando las empresas más extrañas y peregrinas en un vano intento de pasar las horas de una vida que carece por completo de sentido. Así, hago colección de tipos raros y de proyectos originales. El del otro día colmó la medida. Vino a verme un individuo bajito, con cara de vendedor de coches usados. Irrumpió en mi despacho Chipendale por un ventanal, asesinó a tiros a mi mayordomo y a mi secretario (que se habían abalanzado sobre él) y, ya solos, me saludó educadamente, guardó el arma en un maletín que llevaba consigo y pidió que le concediera diez minutos de mi preciado tiempo para contarme su idea. Yo le propuse que nos trasladáramos a la pieza contigua, porque 26 One Stop


Índice la sangre había empapado la moqueta y a mí la vista de la sangre me produce repelús. Pasamos por encima de aquellos dos cadáveres, cuyo sueldo de aquel mes me acababa de ahorrar, y nos sentamos en un saloncito muy cuco que tengo allí para hacer esperar a las visitas. —Soy John Smith —me dijo aquel tipo que, aparte de su sangriento exabrupto inicial, parecía ser bastante simpático. El hombre no tenía cara de llamarse Smith, aparte de que su acento calabrés le delataba de inmediato. De tan torpe intento de anonimato deduje que se trataba a todas luces de un loco, además de gilipollas. —Cuénteme su plan —le invité, con toda mi sangre fría. Me quedé mirándolo fijamente, sin poder apartar de mi cabeza la idea de que dentro de poco aparecería mi vieja doncella, Alessia, para traerme el colacao de la merienda. Cuando ella entrara, él le dispararía un tiro, por la misma inercia. Así es que urgía acabar el asunto pronto para que se fuera... si es que pensaba irse, lo cual entonces no parecía estar muy claro. —Verá, señor... —empezó. Lo interrumpí, decidido a no perder más tiempo. —Ya sé, ya sé —dije—. Presentó su idea a gobiernos, la rechazaron, oyó lo de mis millones y mi filantropía, patatín, patatán. Todo eso ya me lo imagino. Vaya al grano: ¿en qué consiste su proyecto? —En pintar las pirámides. —Explíquese. —Es bien sencillo: son muchas, todas iguales y tienen esa forma... ¿cómo se dice? —¿Piramidal? —aventuré. —Exacto. Y, encima, son todas del mismo color. Como usted no ignora, la variedad es la cualidad suprema de toda empresa artística. Cualquier estudio de estética se lo confirmará. Desde la Poética de Aristóteles, hasta la de Boileau, pasando por la de Horacio y sin olvidar a Gracián... —También convengo en eso —le corté, para evitar que nos perdiéramos One Stop 27


Índice en un laberinto de erudiciones sin sentido. —Los antiguos egipcios ignoraban ese principio —continuó— y yo me propongo subsanar su error. —Con mi dinero. —Con su dinero, sí señor —asintió—. Tengo estudiada la empresa. Aquí están las cifras —dijo y sacó un papelito arrugado del maletín. Lo consulté y llegué a la no sé si esperanzadora o terrorífica conclusión de que aquel Smith no sabía sumar. —Vamos a ver —indagué—: ¿estamos hablando de esmaltes sintéticos o de acrílicos al agua? —De acrílicos, por supuesto. Secan antes y el color acaba siendo más uniforme. Claro, que habría que dar antes una imprimación aislante, porque... Le interrumpí de nuevo. —¿Tiene ya los permisos del gobierno egipcio? —Por extraño que parezca los tengo, sí. He tenido que hacer bastante papeleo pero, al final, me los concedieron. Y sacó del maletín unos documentos que, por lo que yo pude colegir, estaban en toda regla. —¿Ha pensado en el color? —Eso me ha tenido dudando hasta hace poco, no crea. El objetivo de mi empresa es conseguir variedad. Pensé en un principio en pintar cada piedra de un color, con lo que se obtendría un efecto psicodélico. También podrían decorarse con figuras hieráticas al igual que en el interior. Pero al final me decidí por pintar toda la pirámide de una misma tonalidad, con un color distinto en cada una. Así se reconocerían mejor. ¿Qué le parece? —Pues no sé —repuse, tras pensármelo un poco—, pero preveo varios problemas con los colores. —¿Y eso? —Smith parecía intrigado. —Piense usted, amigo mío: el verde es el color simbólico del islamismo. Quizá a los musulmanes no les guste que se pinte así un monumento pre-islámico de una cultura politeísta e idólatra. Por tanto el verde queda descartado. El amarillo también, puesto que la piedra ya es amarilla de por sí: sería una necedad pintarla del mismo color que ya tiene. Debemos descartar también el rojo, porque los daltónicos lo verían igual que el verde. En cuanto al negro, no es oficialmente un 28 One Stop


Índice color. El blanco, por el contrario, es la suma de todos los colores, pero tampoco es un color puro. ¿Cuáles nos quedan? —Hay algunos más —dijo, dubitativo. —Sí —continué inexorable—, pero hay que descartar el rosa y el lila porque de otra manera se podría poner en duda la virilidad del faraón enterrado dentro. —Eso es cierto —convino. —En cuanto al marrón, es antiestético. De cerca, todavía, pero una pirámide marrón vista de lejos parecería únicamente un montículo formado por excrementos de camello. —¿Entonces? —Pues sólo nos queda el azul. —Es mi color favorito —indicó el tipo, ilusionado. —No lo dudo, pero si pinta usted todas las pirámides de azul, eso produciría monotonía e igual falta de variedad que ahora. No habríamos avanzado nada. Ante la solidez de mis argumentos el calabrés Smith palideció, quedó un rato ensimismado y luego dijo con convicción: —Tiene usted toda la razón. Así es que solo me queda un camino que tomar. Y, sacando su arma del maletín, se descerrajó un soberano tiro en la cara, más o menos a la altura de las narices (poniéndome perdida de sangre la moqueta de aquel saloncito también). Lo que pasó a continuación ya no tiene interés: telefoneé a la policía, llegó Alessia con mi colacao, me tomaron declaración, mandamos las alfombras al tinte... Pero ahora que han pasado unos días he reflexionado sobre el asunto y la idea no me parece tan disparatada. Creo que, finalmente, voy a pintar las pirámides por mi cuenta y riesgo.

One Stop 29


Índice

Relato

David Fernández Varón Para aquellos que disfrutan con las novelas policíacas y de género negro, David nos va a introducir en un mundo de ficción creado por él.

VIENEN CON LA LLUVIA En aquella casa estrecha y alargada rodeada por un pequeño jardín con viejas lápidas y un par de bancos desvencijados, vivía un niño de seis años llamado Cristian. Cristian tenía papá, pero no tenía mamá. Su joven y bella madre desapareció un día de lluvia y viento, delante de sus ojos. Una figura negra que flotaba abrió de repente la ventana del último piso. Su madre, que estaba bañando al pequeño, se levantó, se dirigió hacia la ventana y se echó en los alargados brazos de aquella extraña figura flotante. Cristian, que entonces era casi un bebé, miraba la escena sin comprender qué estaba ocurriendo mientras intentaba asirse a los bordes de la bañera para no ahogarse. La siniestra figura que sujetaba a su madre le sonrió mostrando unos enormes colmillos y ambos desaparecieron volando hacia el cielo plomizo. Cuando el pequeño no pudo aguantar más, se soltó y se hundió en el fondo de la bañera. Por suerte para él, su padre abrió la puerta y lo sacó de allí. Una vez que puso a la criatura a salvo intentó localizar a su esposa. Al ver la ventana abierta pensó lo peor. Pero al asomarse no vio el cuerpo 30 One Stop


Índice inerte de la mujer en el suelo. Bajó hasta el jardín, pero no encontró el menor rastro de su esposa entre las lápidas o los bancos. Amplió el radio de búsqueda y obtuvo el mismo resultado. Su bella y joven esposa se había desvanecido con la lluvia y el viento. Desde aquel día, el padre de Cristian fue un hombre triste y gris. Y muy desconfiado. Tapió todas las ventanas de aquella casa y no dejaba solo ni un instante al pequeño, que iba creciendo rodeado de una penumbra eterna. Todas las tardes, padre e hijo salían a pasear por los alrededores con la esperanza de ver regresar a la joven y bella madre, pero eso nunca sucedía. Un día, Cristian expresó a su padre el deseo de subir al baño solo. Como le dijo, ya tenía seis años y era un niño mayor y por ello podía manejarse solo. Su padre accedió a sus deseos, pero sigilosamente subió tras él y cuando el pequeño cerró la puerta, su padre permaneció tras ella escuchando lo que sucedía en el interior. Afuera estaba lloviendo con intensidad. Cristian se disponía a usar el váter cuando de repente sonó el timbre de la puerta. Su padre, apoyado contra la puerta, giró preguntándose quién podría ser a esas horas. Decidió no atender la llamada y siguió escuchando. Cristian, con los pantalones caídos permanecía de pie junto al váter. Volvieron a llamar. Su padre entonces pensó en su joven esposa desaparecida y barajó la posibilidad de que fuese ella. El niño, estaba pensando exactamente lo mismo y se preguntaba por qué su padre no abría la puerta. El hombre, entonces, se abalanzó sobre las escaleras y comenzó a bajar los escalones de dos en dos. —Cristian —dijo una voz quejumbrosa y metálica que provenía del váter. El niño se estremeció y se subió los pantalones. —Hijo mío, ven, asómate —Cristian no se lo podía creer. Una voz de mujer salía de dentro del excusado. El niño temblaba de miedo y One Stop 31


Índice comenzó a gimotear. —No tengas miedo, soy tu madre, ven… El niño, presa de un influjo irresistible se dirigió al váter y se asomó. Por el agujero del fondo vio emerger una esquelética mano de color pálido mientras a él lo invadía una parálisis total que le impedía huir de allí. La mano lo agarró de la cabeza y lo arrastró hasta dentro del inodoro entre un terrible crujir de huesos. —Un niño debe estar con su madre —decía la voz, mientras el cuerpo del niño se deformaba para caber por el agujero. El padre llegó exhausto hasta la puerta de calle y la abrió de golpe. Pero allí afuera sólo estaban la lluvia y el viento. No lo entendía. Desilusionado volvió a cerrarla preguntándose quién podía gastar una broma tan estúpida, un día tan desapacible como aquel. Entonces, reparó que su hijo estaba solo en el baño. Agudizó el oído y pudo escuchar unos extraños crujidos y un leve grito apagado. Con el corazón en un puño volvió a subir las escaleras y al llegar hasta el cuarto de baño derribó la puerta para hallar solo ausencia, angustia y desesperación. Y desde entonces, ese hombre vive en aquella casa sumido en la soledad y la tristeza más profundas, pero con la leve esperanza de que, algún día, su familia regrese por él.

32 One Stop


Índice José Luis Ortiz Licenciado en magisterio y con un Máster en Hipnoterapia. Escritor y novelista, actualmente trabaja para la administración en el Gobierno de Aragón. Residente de Zaragoza.

LA VIDA ES SUEÑO

Llegó a la cita con media hora de antelación. No podía soportar los nervios en casa. Intenta recordar, aunque fracasa en su intento, y no puede recordar con claridad la última vez que tuvo una cita con una mujer. Está sudando, demasiado calor. Piensa “mala elección para vestir hoy, elegir una camisa de manga larga”. Saca el móvil y se recrea observando la foto de Beatriz. Quizás en otra ocasión, piensa y la vuelve a mirar otra vez. Es la única foto que tiene de ella, una que obtuvo de una aplicación de relaciones, tipo Meetic. Una hermosa mujer veinteañera, cerca de treintena, rubia y de mirada hipnótica que encandila al observador y lo cautiva en una red de la que no puede salir. Una imagen que atrapa el alma. Podría ser cualquiera de las mujeres que pasean alrededor de la vida de Pedro. Las hay de todos tipos y gamas de colores de cabello. Morenas, rubias, pelirrojas, incluso, de teñidos imposibles; bajas y One Stop 33


Índice altas; delicadas y fuertes. Ninguna tiene parecido a Beatriz, a la foto de Beatriz. Quién sabe quizás sea un truco, un engaño que atrapa. Dentro de veinte minutos debería estar por aquí. Se acerca a una de las salidas de la estación de la 8, la de los Nuevos Ministerios. Sin poder evitarlo, comienza a saludar a toda mujer de menos de treinta años y de mirada hipnótica. Sólo ha de cumplir un requisito: ser rubia. —¿Beatriz? —No, creo que te has equivocado. —¡Hola, Cristina! —No me llamo así, disculpa. —Beatriz, eres más guapa que en la foto. —Gracias, pero creo que te has confundido. —Buenas tardes, Beatriz, creía que ya no ibas a venir. —Aparta o llamo a la policía. ¡Tío, estás loco! Después de no pocos fracasos y vanos intentos, decido que es preferible esperar tranquilamente. Miro nerviosamente el reloj del móvil y, al tercer intento, observo que es la hora a la que hemos quedado. La impaciencia me carcome. Alguien me agarra del hombro. Vuelvo la cabeza, en un arrebato y pletórico de exaltación. Ahora sí que es Beatriz, ¿quién si no? La mujer es morena, muy alta, ojos verdes y con cara de rasgos fuertes y con un tremendo atractivo. No se parece a la de la foto, pero tiene una mirada que te controla. Un hermoso engaño. Aunque, la verdad, no es motivo de queja. Es muy hermosa. —¿Enrique? Podría decirle que se había equivocado. Que no era el que estaba buscando, pero era una buena alternativa ante la ausencia de su idolatrada Beatriz. —Encantado. —Nos besamos con reciprocidad—. Tenía muchas ganas de conocerte, perdona por llegar tarde. El metro va fatal últimamente y parece que el Ayuntamiento no hace nada. No sé cómo se llama. Ni que le gusta. Bueno, la verdad que no sé nada 34 One Stop


Índice de su persona. ¿Qué importa?, pienso, juguemos está partida. De alguna manera estaban en el mismo punto de partida y perfectamente podía jugar a ser Enrique. —Estoy un poco nerviosa, es la primera vez que quedo con alguien a través de esta aplicación. Yo siempre he sido muy tradicional, pero esta vez me he arriesgado a las nuevas tecnologías. Tú, no lo sé, pero ya estamos aquí. Delante estaba yo, otro fracasado. Además, qué importaba, ese desgraciado no había llegado a tiempo a su cita, había dejado tirado a una pobre y muy atractiva mujer. El otro lo perdía, “que se joda”, pensaba entre sí. Caminamos por la calle, sin rumbo fijo. Ella no se llama Beatriz, sino Silvia. Es de Granada, pero vive en Madrid, desde que sacó unas oposiciones, de enfermera. Había tenido cinco parejas formales y un exmarido, pues estaba divorciada desde hacía dos años. Pidió el divorcio, tras percatarse de que había alimentado la economía de la mitad de los prostíbulos de Madrid. Una carrera que comenzó nada más abandonar el viaje de novios. Para Silvia, su vida no había sido lo que se podría decir idílica y respecto a los hombres, la verdad es que no había tenido suerte. O todos eran cabrones o si no a ella le tocaban todos. Nos sentamos en La Bulla, un bar con tapeo andaluz y que se encuentra en la calle Alonso Cano, cerca de la estación de metro. Optó por dejarle hablar e intentar sacar información de ese Enrique. Un error y todo se echa a perder. Ahora es el momento de escuchar, asentir y por qué no, de aprender. Es muy fácil que Silvia lleve el control de la conversación. Yo muevo la cabeza constantemente asintiendo. De vez en cuando alterno expresiones como “sí”, “por supuesto” o un “¿no me digas?, para que siga hablando. Detrás de una caña, otra. Ya íbamos por la tercera y parece que Enrique fuese mi hermano. Conozco casi todo de ese desaparecido. Es forofo de Netflix, funcionario de Hacienda, como yo, le encanta One Stop 35


Índice el fútbol, madridista a muerte. Suele escuchar música heavy y le encanta irse de copas por la zona de Princesa. Ya sabe por dónde no ir, para evitar toparse con él. —Eres más joven que en las fotos de la aplicación. —Silvia sonríe—. ¡Y parecías menos tímido!, al menos en tus conversaciones. —Vuelve a sonreír, esta vez con cierta picardía. Por momentos me empiezo a poner nervioso. Está muy feliz, pero un error sería fatal en esos momentos. —Es que hablar en persona, me resulta, más difícil —intentando evadirse—, soy más de escribir, soy muy tímido. Lo cual es totalmente cierto, en el caso de Pedro. Después de ese momento de tregua, Silvia vuelve a hablar de su intensa vida y por qué no aportaba ciertas pinceladas sobre Enrique. Es una tranquilidad que ese Enrique sea un compañero de profesión. Ya puesto en situación y después de un rato, aprovecho para atacar directamente y sin paliativos. —Es tarde, ¿vienes a mi casa a tomar la última? —pregunta Pedro, que es un hombre atrevido y curtido en algunas mujeres, no pocas. Silvia se lo piensa y medita la respuesta. —Vivías aquí cerca, ¿no? —Le tiembla la voz—. Mañana tengo que madrugar para ir a trabajar. Ya sabes que soy enfermera del Hospital La Milagrosa. Quisiera estar despejada. —Más o menos. Ya sabes que en Madrid las distancias son cortas. Para eso está el Metro. Decidimos entre los dos que no sería mala idea. Enrique es generoso, según sus palabras. —Tengo el coche aparcado detrás del Palacio de Deportes —dice Silvia. —Y yo, un parking que hace años no empleo… Pedro paga las consumisiones pendientes y sigue a Silvia, sin mediar palabra, los nervios le atenazan. En menos de diez minutos están sentados en un Citroën C4 Cactus de color rojo, rojo pasión. 36 One Stop


Índice Ya en casa, saca dos cervezas de la nevera y siguen bebiendo juntos. Un alimento básico en la nevera de Pedro es la cerveza y en su nevera nunca ha de faltar su pack de reserva. No tardamos en besarnos. Se comen a besos antes de entrar en el dormitorio a abalanzarse a la cama. Silvia explota de gozo. En el fondo son dos hombres: uno, Pedro, físico; y otro, Enrique, el desparecido. Tres en la cama y Silvia va de un orgasmo a otro sin cesar. La verdad es que no recuerdo en qué número nos quedamos dormidos, pues el cansancio nos derrotó y nos acunamos en sus brazos. Los primeros rayos de la mañana nos despiertan y vuelvo la mirada para ver si Silvia está a mi lado o ha sido todo un sueño. Ella está desperezándose. Agarro el móvil de la mesilla. Esta vez es el mío y no el de Enrique y eso lo sé porque veo seis llamadas de Esmeralda, una buena amiga y otros tantos mensajes insultándome. Es lo que tiene la confianza. Le escribo una disculpa: “Se me olvidó el móvil en el trabajo y ahora acabo de ver tus llamadas. Lo siento. Hablamos a la hora del almuerzo”, en un mensaje. Joder con el móvil. Invento y engendro diabólico. Intento localizar el Smartphone de Silvia, sin que se percate ella. Doy con él y como no tiene código de desbloqueo y no consigo poder cambiar el teléfono de Enrique… Suena el despertador, abro los ojos y Silvia ha desaparecido. Me levanto y la busco por casa y no está. Todo ha sido un sueño y lo maldigo. Es tarde y voy a mi puesto de trabajo. Era todo tan real. No podría olvidar a Silvia, jamás. Tomo el Metro y bajo en los Nuevos Ministerios, subo despacio hasta llegar a la calle y una mano me agarra por el hombro. —¿Enrique? La voz me sonaba mucho, pero estaba despistado. Me vuelvo y veo a una mujer morena, muy alta, ojos verdes y con cara de rasgos fuertes y con un tremendo atractivo. Era One Stop 37


Índice Silvia. Me quedo petrificado. —¿Silvia? —Sí, habíamos quedado para esta tarde. Qué suerte, encontrarnos por casualidad. Espera que te dé mi teléfono y me llamas, en el mensaje te olvidaste de poner el número. Espero tu llamada más tarde cuando vaya a comer, después de trabajar. No podría ser verdad, pero me debía arriesgar. Con miedo pregunté: —Cuando salgas de La Milagrosa, ¿supongo? —¿Cómo lo sabes? —preguntó con incertidumbre. —Tienes pinta de trabajar como enfermera y cerca de aquí sólo está ese Hospital. —Eres listo, y eso me gusta mucho de los hombres. Quién sabe, si quieres podemos tomar algo en La Bulla, me recuerda a mi tierra, ¿te parece? Lo comentamos después de comer. No podía dar crédito a lo que estaba viviendo. A las tres y media la llamé y para las siete y media quedábamos en la salida de los Nuevos Ministerios.

38 One Stop


Índice

Entrevista

José Luis Ortiz Licenciado en magisterio y con un Máster en Hipnoterapia. Escritor y novelista, actualmente trabaja para la administración en el gobierno de Aragón. Residente en Zaragoza.

Morgan freEman

Hemos tenido de la suerte de realizar una entrevista no sólo a un hombre excepcional, sino a un gigante de la actuación que supera con creces su calidad humana y que nos EL PAIS ha cautivado nada más verle. Una gran persona, mide casi 1,90 m y su corazón es inmenso. Gracias, Maestro, por hacernos este gran honor. Una oportunidad excepcional que se la agradecemos eternamente.

Si le dieran a elegir, si volviese a nacer y, dada su preocupación One Stop 39


Índice política, ¿qué elegiría ser, estrella de cine o presidente…? De hecho, en recientes películas, usted ha sido el presidente de Estados Unidos y ya hace más de 20 años lo caracterizó en Invictus, interpretando al carismático Nelson Mandela…

ABC.ES

Sin lugar a dudas, estrella de cine…

¿Cuáles son los inconvenientes de ser una estrella? Eso es lo que menos importa cuando uno es lo que quiere ser. A medida que trabajas, lo que realmente te interesa es ser actor y en ocasiones llegas a ser una estrella y entonces raramente puedes hacer personajes de carácter, aunque parezca lo contrario. Recuerdo con nostalgia cuando mi amigo De Niro no era conocido y trabajaba en papeles de poca trascendencia, pero fue a partir de El padrino o Toro salvaje cuando fue mundialmente conocido. Él pasó a convertirse en sus personajes.

Usted es un hombre muy activo a pesar de su madurez y ruego que me disculpe por la pregunta, pero es poco habitual, ¿no?

EL MUNDO

40 One Stop

No, en absoluto, pero en el momento


Índice que uno se detiene, se muere y la verdad es que todavía no estoy mentalizado para ese momento…

Usted es un actor que comenzó su carrera cinematográfica con cierta edad, ¿no? EL UNIVERSO

Así fue, y eso me favoreció, créame, pues me pase 20 años trabajando en los escenarios de Nueva York antes de desarrollar mi carrera en el cine y la televisión y la verdad es que eso me benefició en muchos aspectos. Tengo 82 años, me veo como un señor mayor, pero tengo la ilusión y la vitalidad de una persona joven…, aunque sea consciente de mi edad.

¿Cree en el destino? ¿En qué consiste la vida? Todo ocurre por el lugar en el que estás, por la hora exacta en la que llegas allí. Yo era muy nómada cuando era joven y trataba de hallar la puerta para poder entrar en un mundo que me fascinaba y, un buen día, ya ve usted…

Usted trabajó sobre un documental sobre Dios, me gustaría saber su opinión… Creo que lo único que asegura la inmortalidad es la religión, las creencias. Durante mucho tiempo fui

LAREPUBLICA.COM

One Stop 41


Índice agnóstico, aunque crecí con una abuela muy creyente, hasta que mi hermano mayor, con apenas 19 años, alistado a los marines falleció y eso quebró a mi abuela. Realmente fue un momento que me costó mucho asimilar.

Usted es un ecologista EL DIARIO convencido, especialmente vinculado a las abejas. ¿Puede decirme algo sobre ello? La respuesta es muy sencilla, créame. Las abejas son vida y, si creo en algo, es en la continuación de la vida. No me refiero a la humana, sino a la del planeta. No hace falta que estemos aquí para que este lugar siga existiendo, pero si queremos seguir estando aquí, debemos ser mejores guardianes del tesoro que tenemos, creo que la respuesta es de sentido común, y demasiado sencilla… FUCSIA

En estos últimos años ha hecho más de veinte películas, ¿no? Sí, pero la verdad es que no estoy todo el tiempo trabajando, eso es signo de que tengo una salud excelente y una gran forma, afortunadamente.

Últimos proyectos… EL DIARIO.ES

42 One Stop


Índice Tengo previstos algunos estrenos como el de una película de espías que no tengo muy claro cuándo será exactamente y, por lo demás, de momento estoy libre, es decir, si conoces algún proyecto interesante, ya sabes…

La peor experiencia dentro de su carrera fue… La peor experiencia dentro de mi carrera fue cuando rodé por primera y única vez con Tom Hanks La hoguera de vanidades, y no fue por culpa de Hanks, sino porque hay que ser especialmente cuidadoso cuando se adapta al cine una novela tan prestigiosa y excelente como esa.

¿Recuerda con qué producción se llegó a convertir en estrella?

AMAZON

Lo recuerdo perfectamente, con Paseando a Miss Daisy, ya pasados los cincuenta. Una película entrañable…

Gracias por su tiempo, un placer haberlo entrevistado.

XLSEMANAL

One Stop 43


Índice

Milagrosa música

Mora Malú Egresada del Conservatorio Nacional de Música “Carlos López Buchardo”, dependiente de la Universidad Nacional de las Artes (UNA). Estudios en Comunicación Audiovisual, aplicada al Diseño Gráfico Editorial. Correctora ortotipográfica y de estilo, Redactora freelance o “escritora fantasma”, escritora de cuentos y novelas cortas.

LAS DISCOGRÁFICAS PROSTITUTAS

En tiempos de velocidad y cambio, donde los valores morales no cotizan en alza, el éxito se confunde con la fama y se arenga la mediocridad musical; que las discográficas sean «la gran cortesana del prostíbulo» no sorprende a nadie. Ante este panorama tan argentino, ¿cómo ser exitoso y vivir de la música sin morir en el intento? Recorrer una, dos, diez discográficas y escuchar siempre la misma respuesta: No estamos interesados en el estilo… Si le ponemos una base de reggaetón o cumbia podría andar… Está bueno el «temita», pero no da para hit, le falta… Muchas son las respuestas de los fabricantes de famosos. Pero el músico, convencido de que su música tiene arte, sentimientos, horas de desvelo, inspiración y, tal vez, sea 44 One Stop


Índice la consecuencia de algún amor perdido, sigue golpeando puertas que siempre responden lo mismo. En ese camino, unos pocos lo logran y la gran mayoría, generalmente talentos y verdaderos artistas, se van diluyendo en actividades paralelas buscando el reconocimiento de las grandes masas, como buscando el Santo Grial. Hasta los años ‘80, ‘90, era imprescindible contar con un sello discográfico que avalara y promocionara en el mercado a los autores, compositores e intérpretes. Los tiempos cambiaron, y con la llegada de Internet ya no son tan imprescindibles como antes a la hora de dar a conocer un material. Con las redes y aplicaciones como YouTube, Spotify… y cientos de opciones cibernéticas, la necesidad de una discográfica pasó a ser casi nula. Y la necesidad de un nombre importante donde respaldarse para lograr el éxito, pasó a ser la posibilidad de tener un nombre propio y hacer la propia campaña a través de las redes. Así, surgieron artistas de todas las artes y músicos autogestionados que dan a conocer su trabajo, que comparten intereses con grupos y solistas en diversas plataformas. Incluso se ha recuperado la camaradería entre los emergentes, que se ayudan entre sí, difundiendo las obras de unos y otros. Frente a tamaña competencia, las empresas fueron perdiendo poder y se vieron en la necesidad de reinventarse en nuevas áreas y cambiar el eje de captación de artistas. Como toda industria donde prevalece el dinero, y como el dinero es poder, poco a poco se fueron prostituyendo dejando de lado a talentosos compositores para dar paso a géneros «populares y actuales» como el reggaetón, trap y cumbia, que no necesitan de finas armonías, letras One Stop 45


Índice muy profundas, ni grandes arreglos musicales. Mientras el ritmo invite a bailar y un buen estribillo se pueda vocear, las discográficas, pueden facturar. Finalmente, la tecnología terminó con la dependencia de los músicos con las empresas y pudo liberar a tantos artistas que dejaron los mejores años de carrera en manos del intermediario. Hoy, el éxito de un artista depende de los fans, los likes y una buena administración de las redes. El éxito y la fama ya no están en manos de «la madama», sino de los propios artistas que confían en su talento y en los conocimientos de las plataformas on line que puedan manejar. La industria musical no va a desaparecer, seguramente el gran monstruo seguirá alimentándose de otros nichos que vayan surgiendo o inventando. Pero lo seguro, es que la autogestión ya está aquí y es una herramienta poderosísima del mundo virtual para el mundo real. Y los músicos, agradecidos, podrán honrar a la milagrosa música.

46 One Stop


Índice

Historia

Carolina De Prado García

Carolina nos recuerda un pasado que define el presente que actualmente conocemos.

JUAN SEBASTIÁN ELCANO Y LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO En una época en la que vemos los trenes de alta velocidad, los transatlánticos de lujo y los grandes aviones de pasajeros como algo cotidiano en nuestra vida de afortunados habitantes del Primer Mundo, en un momento histórico en el que las metas humanas van más allá del propio globo terráqueo y llegan hasta los futuros viajes a otros planetas de nuestro sistema solar, la gesta de un grupo de marineros que circunnavegaron la Tierra hace quinientos años puede parecer no tener gran importancia, pero supuso un hito histórico que cambió la economía, el comercio y el transporte mundial. La expedición, capitaneada en su inicio por el marino luso Fernando de Magallanes y al mando en su tramo final del marino español Juan Sebastián Elcano, al morir el portugués en las islas Filipinas a mitad de recorrido, fue subvencionada por la Corona española con el propósito de lograr la apertura de una ruta comercial con las islas de las especias por Occidente, buscando un paso entre el océano Atlántico y el océano One Stop 47


Índice Pacífico. La escuadra estaba formada por cinco naves que partieron de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519, y regresó solamente una, la nave Victoria, el 6 de septiembre de 1522. Por motivos de patriotismo, que no de falta de admiración hacia la figura de Fernando de Magallanes, me gustaría centrarme en el personaje del marino vasco Juan Sebastián Elcano, nacido en Guetaria (Guipúzcoa) hacia 1476 en el seno de una familia de marinos y pescadores, con lo que se puede suponer que el joven Juan o bien llevaba en la sangre el amor al mar o no encontró otra salida profesional que el dedicarse a lo que había aprendido en su hogar. Así encontramos a Elcano enrolado en barcos pesqueros y comerciales desde muy corta edad, participando incluso con una nave propia hacia 1509 en la expedición militar contra Argel, que fue dirigida por el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, y en otra campaña en Italia, esta vez a las órdenes del Gran Capitán. Fueron problemas económicos por el retraso en el pago que la Corona española le había prometido por estos y otros servicios, por lo que Elcano tuvo que vender su nave a unos saboyanos para pagar los sueldos de sus marineros, incurriendo en un delito al estar prohibida entonces la venta de wikipedia barcos a extranjeros durante tiempo de guerra. Como muchos otros marinos si dinero y con problemas con la Justicia, terminó viajando y estableciéndose en Sevilla, ciudad de gran importancia comercial en el siglo XVI al ser la sede de la Casa de Contratación-organismo creado por los Reyes Católicos para administrar y controlar el tráfico con la Indias y lugar de paso obligatorio de cualquier marino que pretendiera viajar a ultramar y de toda mercancía que fuera a ser transportada o proviniera de aquellas tierras. Y desde Sanlúcar de Barrameda como maestre (segundo de a bordo) de la nao Concepción, Juan Sebastián Elcano partió hacia la que iba a ser una gran gesta de la humanidad y la gran aventura de su vida, la que le iba a convertir en un personaje inmortal y reconocido en todo 48 One Stop


Índice el mundo como uno de los marinos más importantes de la historia. La expedición exploró la costa brasileña, pasó del océano Atlántico al Pacífico por el estrecho llamado en su honor de Magallanes, llegó hasta las islas Filipinas y las islas Molucas, cruzó el océano Índico, bordeó la costa de África y llegó finalmente a España, demostrando así la esfericidad de la Tierra y que marchando siempre en la misma dirección se llega al punto de partida. Por ello, el emperador Carlos I, al recibir a Juan Sebastián Elcano, le dio por escudo un globo con la leyenda en latín: Primus circumdedisti me («El primero me circundaste»). No puedo siquiera imaginar la dureza de la vida en el mar en aquella época, pensando en lo sacrificado de ese oficio incluso para los hombres y mujeres que trabajan en la mar en la actualidad. Carencias alimenticias, enfermedades, falta de ropa, higiene e instrumental adecuados, animales desconocidos, tribus hostiles, fenómenos meteorológicos devastadores, supersticiones… En fin, un panorama que hace que se entienda la dificultad que encontraron los promotores de la expedición para reunir una tripulación para las cinco naves que partieron a la aventura. Siempre he pensado que el mar es hermoso e inquietante, peligroso y atrayente a la vez. Hace gozar al ser humano y le brinda sus maravillas, pero también es traicionero y arrebata cada día muchas vidas. Me gustaría que este breve repaso a la vida de un marino y a la hazaña que protagonizó junto a sus camaradas hace ya quinientos años, sirva para acentuar la importancia y el mérito de las personas valientes que luchan y ponen su vida en peligro cada día para hacer que la humanidad avance venciendo todos los obstáculos y consiga nuevos logros. infodefensa.com

One Stop 49


Índice

Entrevista

José Luis Ortiz Licenciado en magisterio y con un Máster en Hipnoterapia. Escritor y novelista, actualmente trabaja para la administración en el gobierno de Aragón. Residente en Zaragoza.

EVA AL DESNUDO: UNA VIDA ENTRE ESCENARIOS, LUCES Y CÁMARAS

Su vida profesional está ligada al mundo de la interpretación, aunque ya desde hace años se dedica también a la dirección, dirección de casting, dirección de actores y actrices y labores de producción siempre que se necesiten, con su socio David González que es director, guionista y escritor, en la asociación Young Talents Films. Este año tiene varios proyectos de ficción en postproducción, tanto actuando como dirigiendo. También es colaboradora habitual en MKC (Més que cinema) de Ràdio Sant Vicentç, con Francesc Aguilar como responsable del programa, junto con quien es propulsora de proyectos sociales y éticos, como el cortometraje Mariví, en fase de postproducción. En 50 One Stop


Índice teatro, forma parte de la compañía Essence, integrada en el proyecto Voice Experience, en la que actúa y será coach actoral, con la obra musical El amor supera los sueños, dirigida por Manu Reel. En One Stop, hemos tenido la oportunidad de entrevistarla por su gran labor en el cine y en el teatro tanto como actriz como directora y productora. Nos cuenta cómo surgió esta pasión por la interpretación y nos confiesa lo difícil que ha sido llegar a ser directora y productora por ser mujer y actriz. Nos desvela su visión sobre el arte en sus distintas vertientes y diversos temas relacionados con la industria, además de contarnos sus próximos proyectos.

¿Cómo y por qué llegaste a ser actriz, directora y productora? Empecé hace unos veinticinco años con figuraciones, estaba cómoda, pero cuando me ofrecieron mi primer cortometraje como actriz principal, todo cambió y desde entonces solo quería actuar, de eso hace más de diez años. Hace seis años, con mi socio David González, montamos la asociación Young Talents Films, con más personas, aunque hoy en día solo estamos los dos en ella. Él me decía siempre que se me daba muy bien mandar, así que me ofreció dirigir algunos de sus cortos, y me di cuenta de que me encanta.

¿Cómo nace la idea de ser actriz? Siempre tenía problemas de memoria y era todo un reto para mí el poder aprenderme los textos. Y en ello sigo, cada día intentando superarme, ahora me resulta mucho más fácil. One Stop 51


Índice ¿Qué te gusta más, la ficción de cine, televisión o teatro? Como actuación y dirigiendo me gusta más el cine, pero una serie sería muy buena idea, ya que tiene continuidad y creo que es más fácil vivir de ello. El teatro, en este caso, como es musical, es una experiencia única para mí, ya que hice coros hace años y esto me da la oportunidad de poder cantar otra vez en directo, que es algo con lo que también había soñado hacía mucho tiempo.

¿Cómo eres como directora? Soy exigente con las actuaciones. Al ser muy visual, hasta que no lo veo perfecto, no vamos a por otro plano; en cambio, con los textos no soy tan exigente, creo que a veces la presión de estos hace que los actores o actrices estén tensos, y eso en pantalla se nota.

Estamos en un momento en el que el movimiento feminista, en el cine también, está siendo muy importante, pero han sido muchos años y todavía hay mucho que hacer. A ti, como mujer dentro de la industria, ¿te ha costado más? ¿Cómo ves la situación actual?

Noto que hay muchas compañeras que lo pasan mal, porque seguimos 52 One Stop


Índice en minoría las que estamos detrás de cámara y eso nos está costando bastante. Menos mal que hay asociaciones como Dones Visuals y CIMA que te ayudan, y estamos todas a una.

¿A ti te ha ocurrido que te tomen menos en serio por haber sido actriz antes de directora y productora?

La verdad es que veo que a las actrices se les tome menos en serio que al resto, o por lo menos esa es mi impresión. Al decir “soy actriz”, te miran muchas veces como “otra actriz”, pero, en cambio, si digo “soy directora”, se muestran un poco más receptivos, y como productora mucho más, supongo porque piensan que les ayudarás con sus proyectos, les darás un papel o algo así. Seguro que, inconscientemente, a mí también me pasaba antes de dirigir y producir.

Con respecto a lo que decías que te expresas a través del teatro, sobre el feminismo, la comunidad LGBT, temas sociales… ¿Hay mensajes reivindicativos en la obra de teatro, aunque no sean el tema principal? En la obra El amor supera los sueños es todo social: el bullying, el maltrato a la mujer, el alcoholismo, el clasismo; en los cortos también se refleja el papel de las personas mayores, sobre todo, si es mujer en precariedad, y la homofobia en otros casos. One Stop 53


Índice ¿Se puede ver tu sensibilidad a la hora de crear? Interpretar sentimientos, muchas veces ajenos, pero sintiéndolos siempre como propios, o sea viviéndolos, permite que los personajes sean creíbles; y en cuanto a obras propias como directora, creo que también tengo una sensibilidad que se refleja en ellas.

Últimos trabajos como directora, actriz y productora.

Como actriz, la obra musical El amor supera los sueños de Manu Reel; Mariví, cortometraje en el que actúo y dirijo; ARAG, como actriz de publicidad; y Una historia de desamor con fantasma, cortometraje del director y amigo Jaime Zaragoza, con el que he colaborado y seguiré colaborando en muchos proyectos. Y también como actriz, en El hijo del hombre perseguido por un OVNI, largometraje de Juan Carlos Olaria; además de en el videoclip de la canción “Massa tard” del disco L’home sense dits de Jordi Farreras, dirigido por Annabel González.

¿Cuáles son tus influencias como cineasta? Fargo y No es país para viejos de los hermanos Coen; Réquiem por un sueño de Darren Aronofsky; El verdugo de Luis García Berlanga; Delicatessen de Jean-Pierre Jeunet; Tres anuncios en las afueras de Martin mcDonagh; Mother de Bong Joon–ho; Tarde para la ira de Raúl Arévalo; María Antonieta de Sofía Coppola; Olvídate de mí de Michel Gondry; Solas de Benito Zambrano;

54 One Stop


Índice Trainspotting de Danny Boyle; Hair de Milos Forman; Her de Spike Jonze; y muchas otras. De cada una de ellas saco algo diferente.

Primera película que te impactó y que recuerdes… Psicosis de Alfred Hitchcock, era pequeña y me impactó mucho, la vi creo que cuatro veces.

¿El público ha influenciado en las historias que cuentas y que protagonizas? Sí, porque hay historias que las oí precisamente del público viendo alguna obra de teatro o ficción o documental, o simplemente me fijo mucho en personas que tienen alguna característica diferente, o cuentan sus vidas… Así construyo los personajes que represento y/o dirijo, creo que suelo ser muy práctica.

One Stop 55


Pensamientos en voz alta

Índice

Carlos Javier Jarquín Carlos Javier Jarquín (junio, 1990) nicaragüense radicado en Costa Rica. “El chico poeta” es escritor, columnista, gestor cultural y poeta. Escribe sobre diversos temas, con mayor énfasis en lo cultural y literario; cultiva distintos géneros literarios: poesía, crónica, artículos de opinión, prólogos, reseñas y entrevistas. En múltiples ocasiones ha sido colaborador de distintos periódicos y revistas físicas y digitales de España, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay y Chile. Poemas suyos han sido incluido en varias antologías poéticas en conjunto con poetas internacionales.

La violencia contra la mujer respira en todas partes

Las mujeres son la exquisita fragancia de nuestra respiración. Su presencia es lo que le da un maravilloso sentido a nuestro mundo. El mar de felicidad e inspiración que ellas desbordan no tiene comparación, no hay razones para darles maltrato; sí, motivo para hacerlas vivir lo dulce del mundo terrenal. Lastimar a una mujer física o verbalmente es lo más incoherente que un hombre puede hacer. Muchos hombres no aprecian la existencia del perfumado primor femenino. Provocarle torrenciales lágrimas a una mujer es irrespetar la sagrada y divina creación del universo, y es alarmante las circunstancias que viven muchas mujeres. Mujer, no debes permitir la violencia. Nunca ocultes 56 One Stop


Índice los abusos de la calle, cuando callas los abusos estás alimentando el poder del agresor. Sea quien sea, tu deber es denunciar lo trágico que estás viviendo. ¿Quiénes protagonizan la violencia contra la mujer? La violencia respira en todo los gremios de la sociedad. Gran cantidad de jefes son destacados autores de violencia, muchos políticos y religiosos también dicen presente, pero donde más reina más es en el hogar: cuantiosos padrastros protagonizan los abusos sexuales, “miles de mujeres en todo el mundo son víctimas de la violencia de género, la cual puede ser psicológica, física, verbal, económica, patrimonial y feminicida; esta última tiene el fatal desenlace de la muerte violenta de las mujeres. El feminicidio es la expresión más brutal en la escalada de violencia en contra de la mujer”. Mujer, tú que estás sufriendo con tu pareja, no sigas sufriendo más, es hora de que esa relación tenga punto final. No mereces vivir en un mundo de apariencia, tú eres merecedora de la excelsa maravilla que brilla en el universo, no desperdicies el encanto de tu vida al lado de alguien que te ignora, no le des vuelo a ese rechazo. Es hora de pausar toda esa tristeza acumulada en tu corazón provocada por alguien que no tiene sentimientos. Decide hoy a ser feliz, hoy es el día en que debes despertar, no sigas viviendo con una fiera, mejor déjate amar por ese alguien que ha nacido para demostrarte lo excepcional de vivir. Ni un minuto más debes seguir de luto, tú eres un ángel y los ángeles conviven con los ángeles. Has vivido en la tristeza porque lo has permitido, tú eres libre de vivir como quieras y con quien quieras, no sigas compartiendo tu vida con ese ser que te provoca dolor. Coincido con el escritor costarricense, Osvaldo Corrales Jiménez: “Cuesta entender cómo hay hombres misóginos, no entienden el valor One Stop 57


Índice de ellas, y aunque algunas cometan errores como la infidelidad, eso no es razón para destruirlas ni en lo emocional, ni en lo físico. Total, si una mujer nos falla pues lo mejor es alejarse para cortar por lo sano”. Parejas: si ya no sienten amor, hablen con mucha honestidad, tengan el valor y la libertad de continuar sus vidas sin restricciones, no provoquen llantos. Si el amor que sentían ha oscurecido, lo ideal es que se separen cordialmente.

58 One Stop


Índice

Leyendas

Carmen María Avivar Subdirectora y coordinadora de contenidos de la revista One Stop. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales. Másters en márketing, publicidad y recursos humanos. Administradora del blog “Alhendín eres tú”, Community Manager, formadora de formadores

Leyendas de la tierra del ronquío

Jaén, la gran olvidada de Andalucía, es la capital de provincia con mayor número de espacios protegidos, de castillos y fortalezas de España. Se encuentra en un paraje rodeado de olivares. Su origen como centro One Stop 59


Índice de caravanas árabes, su importancia como plaza fuerte en la frontera castellano-musulmana durante la Reconquista y su actual dedicación a la producción de aceite de oliva, de ahí su apelativo de “Capital Mundial del Aceite de Oliva”, la convierten en un lugar de imprescindible visita. La zona más antigua de Jaén se encuentra dominada por la fortaleza árabe que se alza sobre el Cerro de Santa Catalina. Desde esta altura se disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad y del Valle del Guadalquivir. El Castillo de Santa Catalina alberga en su interior un interesante Centro de Interpretación de su historia. A sus pies se despliegan los barrios más representativos de esta ciudad andaluza, en torno a las iglesias de la Magdalena, San Juan y San Ildefonso. Pero el eje principal del casco histórico jiennense es la Santa Iglesia Catedral. Una monumental construcción renacentista del siglo XVI. Además, la sala capitular, la capilla mayor, el coro y la sacristía componen buenas muestras del arte de esta época. Entre su patrimonio histórico y artístico cabe destacar además de la catedral de la Asunción de la Virgen, y el castillo con sus tres alcázares, los Baños Árabes y el emblemático Monumento a las Batallas, situado en la céntrica Plaza de las Batallas, que conmemora la batalla de Las Navas de Tolosa y la batalla de Bailén, ambas acaecidas en la provincia de Jaén. Las fiestas populares más representativas de Jaén son las «Lumbres

60 One Stop


Índice de San Antón», que se celebran la noche del 16 al 17 de enero. Durante esa noche se corre la Carrera Urbana Internacional Noche de San Antón. En octubre se celebra la feria de San Lucas, cuyo origen data del siglo XIV, siendo su día grande el 18 de octubre, y es de destacar que se trata de la última feria del año. También es curiosa la celebración de la llamada «feria chica» en honor a la Virgen de la Capilla, el 11 de junio. Especial mención tiene la Semana Santa de Jaén, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, teniendo gran expectación la procesión de «El Abuelo», durante la madrugada del Viernes Santo. Jaén es una ciudad que alberga gran número de leyendas que tratan sobre casas «enduendadas», tesoros sorprendentes o relatos islámicos, como el de las «Tres morillas». Entre ellas destacan las relacionadas con la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, más conocido como «El Abuelo», la leyenda de El Pósito, o, la más conocida, del Lagarto de la Malena, declarada uno de los diez Tesoros del Patrimonio Cultural Inmaterial de España por parte del Bureau Internacional de Capitales Culturales, y que cuenta con una celebración propia, el «Día del Lagarto de La Magdalena», cada 2 de julio. A través de este artículo, os invito a conocer algunas de sus leyendas y os animo a visitar esta preciosa ciudad.

LEYENDA DEL «ABUELO»

A raíz del gusto por las leyendas que promueve el movimiento romántico, desde mediados del siglo XIX aparece en Jaén una ingenua leyenda con la que se quiere justificar el origen de la venerada imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno. La versión más común y difundida por la tradición oral asegura que un atardecer One Stop 61


Índice de agosto de 1590, llegó a una casería en las cercanías del Puente de la Sierra (antigua zona de huertas situada a pocos kilómetros al sur de la ciudad de Jaén) un venerable anciano que se presentó como un peregrino que recorría el mundo para satisfacer sus devociones y expiar sus culpas. El anciano, que venía de muy lejos, se dirigía a Jaén, pero, como estaba anocheciendo, a su llegada encontraría las puertas de la ciudad cerradas y rogó que le dejaran pernoctar bajo techo. Los labradores, piadosos y humanitarios, no dudaron un instante en concederle hospitalidad. Lo primero que hicieron fue cenar en la lonja de la casa para aprovechar el escaso hilo de viento existente. Mientras comían, el forastero se fijó en un gran tronco de pino que hacía las veces de banco donde sentarse. El viajero, que desde niño había trabajado con la madera, se lo pidió para hacer una imagen de Jesús en agradecimiento a su acogida. Antes de retirarse a la habitación para descansar, pidió a la pareja que trasladara el tronco al dormitorio porque nada más levantarse, viajaría a Jaén para ver el paño del Santo Rostro y a su regreso comenzaría la escultura. Al día siguiente, poco antes de la cena, volvió a presentarse el venerable anciano que relató la impresión que le causó la santa faz de Jesús. Apenas comió porque estaba muy cansado y decidió acostarse temprano, pero antes, dijo a los labriegos que permanecería en la habitación sin salir hasta finalizar su obra y que no se preocupasen ni entraran en ella hasta que hubiera concluido. Cuando pasaron dos días, el matrimonio estaba preocupado porque en ese tiempo no habían escuchado ni el más mínimo ruido procedente de la estancia, lo que era muy extraño porque al tratarse de la talla de un madero tendrían que producirse golpes con las gubias y escoplos. Aún así, esperaron otro día más. Nada más amanecer, subieron silenciosos por la estrecha escalera hasta el desván donde debía estar el viajero. Encontraron la puerta entreabierta, la empujaron suavemente y sus ojos quedaron 62 One Stop


Índice deslumbrados al encontrar la figura de Jesús, casi desnudo, apenas cubierto por un tosco sudario, con el cuerpo ensangrentado, cubierto de heridas y encorvado por el peso de la cruz, sus ojos vidriosos y la mirada angustiada dirigida al suelo; el rostro contraído por el dolor y la boca entreabierta, con los labios agrietados, desde donde escapaba un hilo de sangre entre la comisura de sus labios. Cuando se repusieron de su asombro, los labradores buscaron algún rastro del viejo caminante que había realizado tan magnífica obra, pero sólo hallaron una nota que decía: «a través de esta imagen, amadle con todo el corazón en la seguridad de que nunca os abandonará». Se aceptó tan prodigioso hecho por milagro del cielo, llevando la imagen al convento de los PP. Carmelitas Descalzos, donde pronto fue centro de la devoción de los fieles. Y en recuerdo del prodigio a la casería se la empezó a conocer por “Casería de Jesús”. Ésta, es la razón por la que a esta imagen se la conoce cariñosamente como «El Abuelo». También existe otra leyenda referente a esta talla, menos conocida, pero así mismo, curiosa: En la cuadra de esta casería, una noche, uno de los mulos que se hallaba muy inquieto, dio una coz contra la pared abriendo un agujero en ella. El mulero, descubrió que tras la pared rota había una habitación oculta y al entrar encontró la figura de Nuestro Padre Jesús Nazareno cubierto por un sudario.

One Stop 63


Índice LEYENDA DEL LAGARTO DE LA MALENA

Esta leyenda es, sin lugar a dudas, la más famosa de la capital. Así que no es de extrañar que la misma se haya convertido en uno de los símbolos de la ciudad, presente en la vida diaria de los jiennenses. Hace muchísimos años, era Jaén tierra feliz, pero habitaba una bestia inmunda, grande como montaña, fiera como demonio, fea como maldición y hambrienta como rebaño de leones. Aquella bestia horrible, a la que los habitantes de la gran ciudad llamaban Lagarto, se dedicaba a merendarse todos los atardeceres a alguna de las hermosas Pastiras (campesinas de la tierra) que, con la tranquilidad de su labor, se acercaban a llenar los cántaros de agua al manantial del Lagarto. Al principio, dice la gente que comía un muchacho o muchacha cada mucho tiempo, quizá porque fuera pequeña la bestia. Conforme crecía el Lagarto, agrandó tanto su estómago que precisó en su merienda una doncella diaria. No contento con esto, aprovechaba el amanecer para desayunarse a algún caballero trasnochado, que regresara a su casa tras gozar de la compañía de doncella ligera, o algún hortelano adormilado que se acercara al raudal. La situación era insostenible. Nadie se acercaba a su guarida. Cuando el hambre apretó, comenzó a salir la fiera de la cueva y a recorrer las calles del honrado barrio de La Malena (como popularmente se conoce al barrio de la Magdalena), en busca de alimento humano para no fenecer y aliviar los dolores de su escandaloso estómago. Aquello no podía continuar así. Llegó un día en que un valiente preso se ofreció a matar al Lagarto a cambio de su libertad. Vio el Concejo de la Ciudad que era buena la proposición del reo, por lo que pronto lo llamó a su presencia. Les explicó el presidiario el plan que había ideado y a cambio pedía la libertad, si llevaba a buen término semejante hazaña. Solicitó el preso 64 One Stop


Índice el pellejo de un cordero recién muerto, para que bien huela a carne de animal aún vivo, pólvora a convenir, un gran saco de panes calientes para hacer un rastro apetitoso a tan sibarita bestia y un caballo veloz. Un amanecer, mientras el Lagarto dormía, llegó al trote hasta su guarida. Siguiendo el plan previsto, tras despertar a la bestia, dejó un rastro de pan caliente que el Lagarto siguió hasta la Plaza de San Ildefonso. Una vez llegó allí, vio el Lagarto la piel del cordero, que previamente se había llenado del material explosivo. Encendió el preso la mecha y enseguida, de un solo bocado, tragó el Lagarto el cordero, que al llegar a su incansable estómago le abrasó las entrañas y explotó, pegando el horrible animal un reventón como jamás se hubiera escuchado antes en la ciudad. Hay quien dice que al Lagarto lo mató un valiente caballero. Otros cuentan que fue un pastor al que la terrible criatura comía sus ovejas. Dícese también que reventó la bestia tras atiborrarse de panes calientes. Nos hablan también de yesca y no de pólvora, e incluso hay quien dice que murió la bestia a manos de un caballero revestido de espejos. Sea como fuere, lo cierto es que cuando reventó, tres días de fiesta se dieron en todas las plazas. Vino y alegría repartieron las gentes por todas las calles. Las Pastiras volvieron a coger agua en el manantial, los labradores volvieron a labrar, los curanderos volvieron a curar, y cada vez que alguien hizo mal desde entonces, y aún hasta hoy, se les dice fuertemente: «Así revientes como el Lagarto de la Malena», porque nunca hubo reventón tan grande y tan fuerte en el mundo entero ni en sus confines.

One Stop 65


Índice

Salud

EJERCICIO

Usted ya se imagina todo el beneficio que le proporciona a su salud hacer ejercicio, la pregunta es muy clara: ¿por qué no lo hace? Aquí le voy a enumerar, querido amigo lector, lo que se está perdiendo: • Aumentar su energía durante el día. • Reducirá el estrés. Al hacer ejercicio libera endorfinas y estas le ayudaran, dándole bienestar, y lo alejaran del estrés. • Tendrá un estilo de vida muy sano. • Queriendo o no quemará grasa y tendrá un cuerpo menos tendiente a la obesidad. • Reducirá la necesidad de fumar y de comer un poco de más, ya que sabrá que al hacer ejercicio le costará más trabajo. • Su corazón y su presión arterial se lo agradecerán, ya que fortalecerá su función cardiaca, abastecerá más sangre a su corazón y disminuirá su presión arterial. • Disminuye el riesgo de presentar un accidente vascular cerebral, al manejar mejor sus presiones arteriales y su función cardiaca. 66 One Stop


Índice • Genera un escudo metabólico muy adecuado para evitar la presencia de la diabetes mellitus. • Se ha visto una disminución de algunos cánceres, como el cáncer de colon, en personas que hacen ejercicio. • En la microcirculación se llegan a generar microtrombos, coágulos muy pequeños que, con el ejercicio, tienden a disminuir, a destruir los que por ahí se acumulen, por lo que favorece la salud de ese paciente. • Mejora en mucho la circulación sobre todo al cerebro y a los músculos, preparándolos para desarrollarse más. • Nos mantendremos en un peso ideal. • Quemará calorías que no deben estar en su cuerpo almacenadas en forma de grasa. • Mejora el sistema inmunológico, al mejorar la circulación, y al hacer ejercicio usted mismo cuidara más su alimentación, que se reflejara en la mejora de su aparato inmunológico. • Previene en una forma sustancial la presencia de la enfermedad de Alzheimer. • Disminuye progresivamente la cantidad de grasa corporal. Al estar haciendo ejercicio, tarde o temprano, quemará esa grasa que tiene extra. • Aumentará la densidad ósea. Al estar haciendo ejercicio sus huesos se harán más duros y más resistentes, gracias a someterlos al ejercicio diario. • Al hacer ejercicio mejorará su resistencia física, lo notará al caminar o subir una pendiente, no se cansará tanto. • Sabemos que por cada 10 kilogramos que baje de su peso, disminuyen las cifras tensionales hasta 10 milímetros de mercurio por esos 10 kilos, Si retira todo el peso que tiene extra, su presión arterial se lo agradecerá, no tendrá que tomar tantos medicamentos. • Mejora su resistencia a la insulina, su organismo no estará liberando tanta insulina, exigiéndole comer más o comer más dulces. One Stop 67


Índice • Su fuerza muscular mejorará mucho haciéndose cada día más fuerte. • Tendrá más flexibilidad y fuerza en las articulaciones haciéndolas más resistentes, sanas y alejando esa artropatía que causa mucho dolor, sobre todo en rodillas y en cadera. • Reduce fehacientemente esa sensación de fatiga y cansancio persistente y le vuelve más reactivo. • Al realizar ejercicio diario, aunque coma un poco en exceso, no tenderá su cuerpo a almacenarlo en forma de grasa. • El ejercicio regular de 3 a 5 veces por semana, le dará la posibilidad de ser más organizado en su día, ya que le abrirá un horario a su ejercicio. Se volverá más ordenado. • Al hacer ejercicio sudará demasiado, esto lo desintoxicará, y le dará más sed, tomara más agua, casi los tres litros, excelente. • Evitará la osteoporosis. Al estar en constante movilización la calcificación funcionará mejor y evitará la osteoporosis. • Al realizar ejercicio aeróbico, como es correr, caminar, andar en bicicleta, natación, no solo su corazón lo agradecerá, también su colesterol, sus triglicéridos, tenderán a bajar, ya que el cuerpo los comenzará a quemar. • Tenderá a deprimirse menos ya que su circulación cerebral se verá favorecida, con el flujo sanguíneo del ejercicio. • Hara más amigos. Al realizar deporte, siempre encontrará más gente haciendo deporte y fácilmente hará más amistades, con el mismo objetivo estar sanos y bien. • Previene el síndrome de fatiga crónica, muy común en profesionistas bajo mucho estrés. Como ve, querido amigo, los beneficios se marcan por muchos y todos son para usted. Haga ejercicio, lo peor que le puede pasar lo encuentra en esta hoja enunciado arriba. Gracias.

68 One Stop


Índice Si quieres que publiquemos tus fotos, envíanos un email con tus imagenes a revistaonestop@yahoo.com

Sección Sin palabras Cuando no hace falta explicar una imagen One Stop 69


Ă?ndice

Sin palabras

V Ă­ c t o r S i e n a

70 One Stop


Ă?ndice

Victor Siena One Stop 71


Ă?ndice

Victor Siena

72 One Stop


Índice Paula García

One Stop 73


Índice

Paula García

74 One Stop


Índice Paula García

One Stop 75


Índice

p A u l a G A R C Í A

76 One Stop


Índice Paula García

One Stop 77


Ă?ndice Francisca Ruiz

78 One Stop


Ă?ndice Francisca Ruiz

One Stop 79


Ă?ndice Francisca Ruiz

80 One Stop


Índice ANTONIO RUIZ

One Stop 81


Índice ANTONIO RUIZ

82 One Stop


Índice ANTONIO RUIZ

One Stop 83


Índice ANTONIO RUIZ

84 One Stop


Índice

Álex G.A

One Stop 85


Índice

Carmelo García

86 One Stop


Índice Carmelo García

One Stop 87


Índice

Dando qué pensar

Subdirectora y coordinadora de contenidos de la revista One Stop. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, Másters en Márketing, publicidad y recursos humanos. Administradora del blog “Alhendín eres tú”, Community Manager, formadora de formadores.

QUIEN TIENE UN AMIGO, TIENE UN TESORO La amistad es una relación afectiva que se puede establecer entre dos o más individuos, a la cual están asociados valores fundamentales como el amor, la lealtad, la solidaridad, la incondicionalidad, la sinceridad y el compromiso, y que se cultiva con el trato asiduo y el interés recíproco a lo largo del tiempo, duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad; sencillamente, nos aporta un plus de energía y optimismo a nuestra existencia. Un amigo es como un trébol, es difícil de encontrar y da buena suerte, cuando se tiene debemos conservarlo. Pero aunque cada uno podemos tener un pensamiento diferente acerca de qué es la amistad, todos tenemos algo claro: un amigo es quien está a tu lado y con quien compartes vivencias y sentimientos mutuos. Pero también podemos decir que hay mucho más. Cuando hablamos de verdadera amistad estamos haciendo referencia a un fuerte vínculo de afecto, simpatía y confianza que se establece entre las personas que no son familia. 88 One Stop


Índice Además, la amistad verdadera puede ser algo mucho más profundo, puesto que en ocasiones se puede mantener una amistad con una persona y no verla en mucho tiempo y, cuando la vuelves a ver, parece que no han pasado las semanas ni los meses, ni tampoco los años. Se puede hablar a la otra persona con total sinceridad sin tener que medir las palabras, siendo siempre uno mismo, y si se hace el silencio, no es incómodo porque parece que sin palabras ambos corazones se siguen escuchando. Existe una conexión de pensamiento. Por supuesto, la amistad no se marchita en la distancia, incluso se mantiene más fuerte. La distancia es la que hará poner a prueba si se trata o no de verdadera amistad. Las personas que se quieren no encuentran obstáculo en la distancia si no un motivo por el que luchar hasta abrazarse de nuevo. Pero, ¿qué es la amistad real? Una amistad real te ayudará a crecer como persona, no frenará tu pensamiento y te ayudará a ver el mundo desde otra perspectiva. Un amigo no debe ser tóxico, la relación debe ser sana por lo que te extenderá su mano sin pedir nada a cambio, querrá saber de ti porque te quiere sin intereses ni segundas intenciones. Cuando pasas tiempo con un buen amigo, el tiempo se pasa rápido porque lo que importa es estar juntos y vivir experiencias conjuntas que os llenen de felicidad y os unan aún más. La amistad es muy importante en la vida de una persona. Una persona sin amigos es como si viviera en el desierto, la falta de emociones positivas y de relaciones sociales no es una vida plena. Es como un libro que nadie lee. Lo importante de la One Stop 89


Índice vida es compartir momentos y experiencias. Es verdad que el mejor amigo es aquel que está presente en los malos momentos, pero también es cierto que las relaciones más superficiales también dan muchas dosis de felicidad a tu vida. En la prosperidad, nuestros amigos nos conocen; en la adversidad, nosotros conocemos a nuestros amigos. Gracias a los grupos a los que perteneces de alguna forma, recibes una dosis de reconocimiento muy importante, te sientes parte de ese grupo e integrado en un entorno. Por tanto, gracias a esta pertenencia alimentas tu autoestima y tu amor propio, rompes la soledad, convives con gente que te aporta buena energía, aporta a tu vida seguridad y que aporta buen humor, puesto que en el contexto de un grupo de amigos se hacen bromas y se disfruta de un ambiente distendido en el que puedes ser tú mismo de verdad. La amistad es un tesoro que alimenta tu vida con emociones agradables como la ilusión, la esperanza y el optimismo. Pero aunque no siempre es de color de rosa, siempre nos saca una sonrisa. Cuando un amigo ha demostrado estar ahí a tu lado con total lealtad, aférralo a tu vida. En mi opinión, la amistad es algo que se demuestra en la preocupación y el interés por el amigo, procurando que esté bien, ayudándole en sus problemas y apoyándole a conseguir sus logros. Por esto es importante quedar y reunirse, mantener contacto o convivir con él de una manera u otra. Un amigo no es el que está siempre en todo momento, sino el que está cuando más lo necesitas y el que te levanta cuando estás decaído. Es en las situaciones difíciles donde la amistad se pone a prueba y se demuestra si es verdadera o no. Hay amistades que ocurren a los pocos minutos de conocerse y otras que tardan años en surgir. La amistad es algo que ocurre y se da en diferentes etapas de la vida. La verdadera amistad nace del corazón y dura toda la vida, sin importar la distancia o la situación. 90 One Stop


Índice Así, más vale conservar a esas personas que nos apoyan, que nos ayudan y nos hacen sonreír, aunque no siempre las cosas vayan bien. ¿Y qué me decís de los amigos que realmente no lo son, o aparentan serlo y te apuñalan por la espalda? Sí, esa gente que no está cuando más lo necesitas, que hablan mal de ti a tus espaldas y te acaban haciendo daño. No cabe la menor duda que no todo el que dice ser amigo lo es, siempre hay que tener claro si esa persona es de fiar. No te puedes fiar de todo el mundo y has de tener un gran cuidado de quien te rodeas. «Mejor solo que mal acompañado». Pero mejor nos olvidamos de ellos y recordamos que existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. Algunas recorren el camino a nuestro lado y otras apenas las vemos entre un paso y otro. Simplemente son las distintas clases de amigos. El destino nos presenta nuevos amigos que por alguna razón se convierten en amigos del alma, de corazón; son sinceros, verdaderos; saben cuando no estamos bien, parece que lo presienten, aunque no te vean, y descuelgan el teléfono solo para preguntar cómo estás; saben lo que nos hace felices. Pero también los hay temporales y colocan muchas sonrisas en nuestro rostro durante el tiempo que permanecemos cerca. Y no podemos olvidar a los amigos en la distancia. Todos sabemos que una amistad no crece por la presencia de las personas, sino por la magia de saber que aunque no las veas las llevas en el corazón. Puede que llevemos años sin vernos y que, cuando lo hagamos, el tiempo no haya pasado. Hay una hermosa frase que lo expresa a la perfección: «La amistad es como las estrellas. No podemos verlas siempre, pero, sin embargo, siempre sabemos que están ahí». Todos seguimos caminos diferentes en la vida, pero da igual dónde One Stop 91


Índice y hacia dónde vayamos, ya que siempre llevamos una pequeña parte del otro dentro de nosotros. En definitiva, la amistad es como un rosal al que se le van cayendo algunas hojas, unas van naciendo y otras permanecen, floreciendo a cada momento, con sus espinas y con la belleza de sus flores. Y debemos pensar que las que se caen al final alimentan nuestras raíces, porque cada persona que pasa en nuestra vida es única y siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Los amigos son la familia que escogemos. Un amigo no puede darte la solución a todos tus problemas ni tiene respuestas para tus dudas o temores. Sin embargo, se esfuerza por escucharte y por compartir contigo cada sentimiento y cada emoción. Conoce todos tus defectos y a pesar de ellos te quiere. No tienen en su mano cambiar tu futuro o tu pasado, pero están a tu lado cuando más los necesitas. O, al menos, eso quieren y pretenden. Encontrar una verdadera amistad es un gran tesoro, es el ingrediente más importante en la receta de la vida. Los amigos sinceros son aquellos que nos ofrecen espacio para crecer, que no ponen límites en nuestra vida. La sinceridad ante todo. Si te dice todo lo que quieres oír, a lo mejor no es tu amigo. Son capaces de recomponer nuestros pedazos con un abrazo, a pesar de que minutos antes llegásemos a ellos derrotados por la vida. Ninguna amistad verdadera puede ser destruida, a no ser que esta no sea realmente de verdad. La amistad auténtica es tan importante y vale tanto que tienes que cuidarla como si fuera el tesoro más grande del mundo. Hay pocas cosas tan bonitas como una mirada que es unida por la complicidad o como el brillo de unos ojos dichosos o las sonrisas espontáneas que delatan la comprensión inmediata. Es precisamente por esta cualidad por la que destacan las verdaderas amistades. «Un 92 One Stop


Índice hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano». La verdad es que no es necesario tener muchos amigos, lo importante es tener los mejores, esos que se vuelven tu otra familia. Esta familia la escoges, la cosechas y ves sus frutos a lo largo de los años. No te equivocaste al estar cerca de los amigos que siempre están contigo en las buenas y en las malas, y que no dudan en aconsejarte para que seas cada vez una mejor persona. Un verdadero amigo alcanza tu mano y toca tu corazón. Hay un proverbio budista especialmente bonito que lo define: «La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas». Pero, lógicamente, es una vía de doble sentido. Si no eres capaz de ser un buen amigo, no esperes que los demás te brinden su amistad. Después de todo lo dicho, considero que las mañanas son más soleadas si nos encontramos una sonrisa amiga, porque la amistad es aún más bonita que un rayo de sol. Preferiría caminar con un amigo en la oscuridad que sola en la luz porque la amistad es el más bonito de los regalos de la vida. Y aprovecho la ocasión para dar las gracias a la vida por los amigos que tengo, porque me siento inmensamente rica, porque me han demostrado su cariño, su sinceridad y su valía. Algunos los veo o hablo con ellos casi a diario y a otros, después de muchos años sin vernos en persona, sigo sabiendo que están ahí y que cuento con su sincera amistad (me lo han demostrado). Y cuando se dice que los amigos son la familia que elegimos, yo he de decir que ciertamente me siento especialmente orgullosa de un maravilloso grupo de amigos que son mucho más que eso. Son mi familia. Nuestra amistad será siempre como el mar que nos unió. ¡Se podrá ver el principio, pero nunca verá el final!

One Stop 93


Índice

Hablando de arte...

José Adelardo López Juliá Poeta y escritor nacido en Tetuán, reside en Granada. Su obra ha sido recitada y traducida a varios idiomas, y obtuvo su mayor reconocimiento en España y Marruecos. Dentro de su obra podemos destacar su libro: Un paseo por Granada, Los textos de la sinfonía del mar, el poema simbólico a Salvador Patón, los poemas del libro Baza, Capital del Altiplano, los textos y poemas de la colección Arte Actual, etc...

ALMIRANTE Y CABALLERO

En esta ocasión, quisiera rendir homenaje a un gran artista que ya no se encuentra entre nosotros. Fue marino y un caballero. Juan Garcés Espinosa nace en Marín (Pontevedra) el 22 de febrero de 1935. En Galicia transcurren sus primeros años. En 1939, con su familia, se establece en Madrid, donde estudia y realiza el bachillerato. Perteneciente a una familia de marinos, en 1952 ingresa en la Armada y viaja por Europa, África, Brasil, Caribe, Hawái, Estados Unidos, etc. Ha navegado el Atlántico y el Pacífico, y ha vivido en la Guinea Ecuatorial, Filadelfia y Nueva 94 One Stop


Índice Jersey. Aunque nació pintor, durante su vida fue marino activo y fueron precisamente la pintura y el mar sus dos grandes vocaciones. Ya a los trece años dejaba boquiabiertos a un grupo de pintores y tertulianos, hoy famosos, que en aquella época se reunían en el Café Gijón de Madrid, y a los que el niño Juanito Garcés retrataba con soltura. En estos años formativos conoce a gran cantidad de artistas que después formarían la Escuela de Vallecas. Tuvo gran amistad con Ortega Muñoz, Barjola, Gutiérrez Montiel, Abuja y Carlos Pascual de Lara. Criticaron su obra, como amigos, entre otros, José Camón Aznar, A. M. Campoy, Francisco de Pablos, Carlos Senti Esteve, Antón Correa, Victoriano Cremer, Antonio de Santiago, José García Nieto, Rafael Romero Moliner y Camilo José Cela, quien apadrinó su primera exposición en Palma de Mallorca. Autodidacta, colabora como dibujante en periódicos y revistas. Pertenece a la Academia Libre de Artes y Letras de San Antón; miembro fundador del grupo Tago (Palma de Mallorca) en 1958, ponente de pintura en la Real Orden del Mérito en las Bellas Artes y finalista en la Exposición Nacional de las Bellas Artes, Premio Nacional de Pintura Militar. En 1967, tras realizar varias exposiciones en la península (Madrid, Valencia, Bilbao, Palma de Mallorca, Córdoba, Barcelona, Zaragoza, Pontevedra, Oviedo, Gijón, El Ferrol, Cádiz, Vigo, Santander, León, Alicante), expone en Nueva York, haciéndolo más tarde en Venezuela, Japón (Tokio y Shizouka), México, Venezuela, República Dominicana y en los Estados Unidos (Filadelfia y Nueva York). Navegó hasta 1970, año en el que se acogió a la licencia por asuntos propios y, posteriormente, como supernumerario, habiendo alcanzado el grado de capitán de corbeta. Está en posesión de cuatro Cruces del Mérito Naval, una de ellas con distintivo rojo. Desde entonces, se dedicó por completo a la pintura, y gestó sus creaciones en su estudio particular y expuso en One Stop 95


Índice diversos espacios y lugares. Su obra es novedosa. Pinta el mar desde dentro, tiene una expresión peculiar y, sobre todo, la del marino que siente la mar como paisaje. Aún recuerdo cuando me recibió en su piso de Madrid, un museo donde la cerámica italiana y las armas de chispa competían. Une su temperamento colorista y su dominio del dibujo y el trazo a ambientes nostálgicos y románticos que rebosan inteligencia y sensibilidad. El resultado plástico de su obra es totalmente inesperado y espectacular. El mar y la pintura son sus grandes pasiones, que nunca abandona al pintar siempre mares y océanos. Su temprana disposición para el dibujo y la pintura le impulsaron a entregarse por completo al ejercicio del arte, aunque su condición de marino ha estado siempre hondamente arraigada en los temas que caracterizan su obra. Cabe destacar los homenajes a personalidades militares, desde el cabo de mar o el sargento de galeras, al almirante Jorge Juan o a su antepasado Ferrándiz, a los cuales interpreta con emoción y ternura a la vez que valora la severidad de su aspecto con sus barbas descuidadas, el rojo sangre de toro de los uniformes, los bicornios, las charreteras, con el complemento de antiguos sables y pistolas. Sus marinas se distinguen porque han sido antes «vividas» en la mar tenebrosa, mientras los pintores, en general, las copian desde la playa, lo que lleva a la interpretación de una masa azul con olas decorativas, y que termia por resultar convencional. Porque la mar desde dentro, en su inmensidad, no es azul. Garcés, curtido por las navegaciones, concede tanto protagonismo al viento como a la mar en sus estremecedores veleros en plena navegación por aguas tersas y quietas, cielos planos, con una leve nubecilla a veces; también, bajo la tormenta, con todo su dramatismo. Cuando aborda el paisaje castellano lo presenta como en la primera mañana de la creación del mundo, sin castillos, ni poblados, ni árboles; es una naturaleza lisa como la mar, trazada con un concepto abstracto, de una vitalidad que emerge del colorido manejado con una gran armonía y sentido poético. Sus figuras de mujer, generalmente, bajo un amplio sombrero anacrónico, tienen la levedad de su perfil negro, caligráfico, para el diseño de la nariz y labios adolescentes, con la carnación de unos toques rosa de nube, que también puede lucir en el vestido, en el lazo del sombrero o del pelo. 96 One Stop


Índice Desde sus primeras obras de marcada tendencia abstracta, que corresponden al momento en que formó parte con otros jóvenes artistas del Grupo Tago, vive consagrado a la investigación básica de la pintura, que desarrolla dentro de un expresionismo en permanente depuración. Ha celebrado numerosas exposiciones individuales en España, Hispanoamérica y Estados Unidos, y su obra está dispersa en museos y colecciones de todo el mundo. Está en posesión de relevantes premios que le han servido de estímulo, aunque no le distraen de su afán de navegar por las regiones más imaginativas del arte. Sus obras se encuentran expuestas en el Museo Español de Arte Contemporáneo (Madrid), Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, Museo de Bellas Artes de Granada, Museo Camón Aznar (Aragón), Museo Naval de Madrid, Palacio de la Zarzuela, Gran Palacio Ducal de Luxemburgo, Ministerio de Defensa, Cuartel General de la Armada, Cuartel General del Ejército, Koninklijk Instituut (Holanda), Audiencia Nacional de Madrid, y en colecciones privadas tanto nacionales como extranjeras. El mundo pictórico de Garcés es un continuo descubrimiento de cosas casi recién nacidas dentro de un mundo de sabiduría antigua, al margen de la inspiración facilona. Se trata de un mundo trabajosamente elaborado, que en el artista es una permanente lucha contra la pereza, la desgana o la reiteración de lo ya conseguido. Juan Garcés fallece en Madrid en 2014. Nunca dejó de pintar.

Infinitos horizontes. Juan Garcés. Dedicatoria: La madurez es la nueva infancia del gran artista. Que la nobleza sea nuestra bandera, el amor luz de guía, el futuro nueva primavera, un sueño cada día. A ti amante de la mar profunda, a ti músico de paz y silencio, a ti escritor de sueños con alma, a ti pescador de la esencia del eco. One Stop 97


Ă?ndice En tus lienzos brota amor de resaca, vientos polares baten las aristas, fronteras de un espacio infinito, secretos de una mar siempre virgen. Aromas salinos rezuman las telas, la mar de sargazos que te sobrecoge; en un horizonte de olimpos azules, la luz de la madre alumbra y recoge.

Amanecen las nieblas marinas levantando las nubes celestes, descubriendo en las musas divinas, un velero de acordes durmientes.

98 One Stop


Ă?ndice Lejos queda el canto del gallo, la tierra labrada, el fruto del huerto, la dulce morada. Lejos queda tu voz infinita, tu limpia mirada, la paz de tus senos, tus pasos de hada. Sin ti, el vacĂ­o, el silencio y la nada.

Azul como la cereza, pequeĂąa como un gigante, verde como la fresa, roja como un diamante. Real, como los sueĂąos, eterna como una rosa.

One Stop 99


Ă?ndice Como mirada estelar hacia espacios infinitos es el arte de crear horizontes distintos.

100 One Stop


Presa de la realidad

Índice Andrea Melamud Correctora de textos Free Lance para editoriales, empresas y particulares. Egresada del Instituto Superior en Letras Eduardo Mallea. Clases particulares de Lengua y Literatura y de comunicación empresarial.

BARRENAR LA VIDA (O una pequeña autobiografía) Sin mucha conciencia y desde que estuve en la panza de mi mamá hasta mis “plateados” diecisiete añitos fui a veranear a Mar del Plata con mi familia. Plateados, porque leí por ahí que, si la infancia es la edad dorada, la adolescencia ―de una chica rebelde como solía ser― sería la edad plateada. Y era literalmente veranear, término que para la Real Academia Española, (o directamente RAE, como decimos con mis compas del instituto en donde estudio Corrección de Textos) significa: “Pasar las vacaciones de verano en lugar distinto de aquel en que habitualmente se reside”, ya que, si el verano comienza el 21 de diciembre y termina el 20 de marzo aproximadamente, nosotros partíamos el 23, antes de las fiestas, dejando únicamente al perro en Baires. Volvíamos a comienzos de marzo, sin dejar una sola ola sin barrenar, cuando el colegio nos “obligaba” a mi hermano (unos años mayor) y a mí a retomar el famoso año lectivo. Ese término nunca me gustó y tampoco lo entendía. Pensaba: ¿qué “lectaba” el año? No comprendía si la palabra flexionaba así o qué venía a significar… Ahora, de grande (a los cuarenta y pico ya puedo decir que soy “grande”, ¿no?), aprendí que el comienzo y finalización de las estaciones del año, One Stop 101


Índice de los signos del Zodíaco y unos cuantos acontecimientos más de la vida que parecen ser axiomas, en realidad son relativos, cambiantes, dependen del equinoccio o del solsticio, y hasta me atrevería a decir: subjetivos. Quedó en mí un amor especial hacia esta ciudad costera que siempre me fascinó. ¿Edificios al lado del mar? (Pregunta de una chica de ciudad, claro). Hasta ese entonces no había viajado a muchas otras, tuvieran mar o no. Tampoco conocía las montañas más que por alguna foto en revistas (que en casa no abundaban), y me deslumbré cuando, por la tele, las vi fastuosas casi delante de mí. Con los años treparía en una mountain bike rumbo al cerro Champaquí cordobés (entre otros), con el que jugaríamos a él ser el Everest y yo, Edmund Hillary. Sobrecogimiento, silencio, libertad, expansión. Libros sí abundaban. Por fortuna, mi madre me inculcó el amor por la lectura desde pequeña. También me “mandaba” a talleres literarios. Pero aquí estoy, intentando aprender a corregir lo que otros escriben, cosa que siempre me resultó natural. ¿O no es natural leer el diario con la birome en mano y poner las tildes faltantes? Mmm… creo que no lo es para el común de las personas… Bueno, ese siempre fue mi TOC. Decía que los veranos fueron marplatenses y plenos de bowling y pizza en lo de “Gino”, el Italpark directo a los autitos chocadores, las pastas de “Nueva Italia”, el vóley playero, espectáculos varios, el grupo de amigos de la playa (Punta Mogotes, por supuesto). Eran infaltables los churros de Manolo, el burako de las chicas, el pica pica y el tute cabrero de los muchachos (en los que yo me colaba porque el burako era aburridísimo), y ni hablar de los asados para treinta que hacía mi viejo para todo el grupete del balneario en lo de mis tíos y mis primos. Este amor marplatense, infantil, salitral, adolescente y ventoso vuelve a renacer 102 One Stop


Índice ahora. Hoy me reencuentro con ese chico de 3º año del French, de Ramos Mejía, con el que fuimos noviecitos a los quince, y el amor reaparece. Ese chico despeinado, y hoy sin pelos, al que iba a ver surfear (deporte que lo sigue apasionando tanto como Point Break, con Keanu Reeves y Patrick Swayze) al lado del muelle de la Bristol junto con mi viejo. Iba con él porque en esa época una no se movía sola por la ciudad como lo hacen ahora las chicas de esa edad y tampoco le contaba a mi viejo (que falleció apenas dos años después y me quedé sin tantas cosas más por contarle) el motivo de mi insistencia para ir a esa playa que en verdad no nos gustaba por estar siempre tan superpoblada de gente y de sombrillas, de críos gritando y corriendo, de vendedores de barquillos tan inmaculadamente blancos como los del palito, bombón, heladooooooo; pero él me acompañaba silencioso. Ahora entiendo esa versión que habla de lo circular de la vida. Ahora entiendo que no entiendo lo que el destino, el azar, o Dios tiene “planeado” para mí. Pero aquí voy, me dejo llevar, y disfruto de ese “no saber”, de esa incertidumbre al ser guiada por la intuición, por la adrenalina que me mantiene viva. Y por la conciencia. En realidad, jamás barrené una ola. No crean todo lo que leen.

One Stop 103


Índice

l i t n nfa

I n ó ecci

S

L I NT

N Ó CI

C E PS

O T ES

ON

104 One Stop

A F IN


Índice LORENA ORTEGA MOYA. 9 AÑOS ALHENDÍN (GRANADA)

EL VAMPIRO PIRO

En un pequeño pueblo en las montañas, había un castillo donde vivía el vampiro Piro. Era muy delgado y alto, con el pelo largo y morado y una nariz muy larga. Como no se lavaba los dientes se le cayeron. Le gustaba bajar al pueblo a asustar a la gente, pero como era muy delgado y no tenía dientes, no daba miedo y todos se reían de él. Un día una niña le convenció para ir al dentista y que le pusieran una dentadura postiza y así nadie se reiría más de él. Cuando llegó al pueblo con sus dientes nuevos todos corrían asustados. Pero en realidad él ya se había hecho bueno y no quería hacer daño a nadie y por eso empezó a dar fiestas de disfraces en su castillo para que los niños se lo pasaran bien.

One Stop 105


Índice LORENA ORTEGA MOYA. 9 AÑOS ALHENDÍN (GRANADA)

106 One Stop


Índice Sara Garvín Navas. 11 años . Ogíjares

One Stop 107


Índice En este número, nos gustaría enseñaros algo sobre un género poético de origen japonés para algunos desconocido, nos referimos al Haiku. Los haikus se escriben, según la tradición, en tres versos sin rima, de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Suelen hacer referencia a escenas de la naturaleza o de la vida cotidiana, y a menudo incluyen una referencia a una época o momento del año. Esta métrica es flexible, es decir, los haikus pueden tener un número de sílabas ligeramente distinto, y no por ello dejarán de ser haikus. En un haiku el haijin transmite la emoción que ha sentido al contemplar algo. Es aquí donde el haiku deja de ser un texto meramente descriptivo para convertirse en poesía. La impresión transmitida puede ser una de belleza, de armonía, de serenidad, de fugacidad, de melancolía... Si recargamos el poema con metáforas, personificaciones, aliteraciones, un vocabulario culto, etc., forzamos la colocación de los adjetivos a la izquierda del nombre o alteramos el orden natural de los elementos de la frase de cualquier otra manera, estaremos llevando el poema a un terreno que no es del haiku. Las palabras, en un haiku, no han de llamar la atención por sí mismas. Para que entendáis mejor este género poético, dos de nuestros colaboradores han querido haceros una demostración, Paula García y Guillermo García nos escriben un Haiku en las siguientes páginas.

108 One Stop


Índice Paula García, 11 años Granada

Haiku El cielo azul, cubierto de estrellas, en mi ventana. Paula García

Dibujo: Paula García One Stop 109


Índice Guillermo García. 12 años

Haiku El atardecer murió en mi cristal, viendo la luna.

Guillermo García

110 One Stop


Índice Ana Romero. Otura (Granada) 8 años.

Mi hermana

Un hada entró en mi cuarto y me contó un secreto.Me dijo que mi hermana siempre estaría conmigo, pero yo no la creí. Al día siguiente en el cole, empecé a llorar y llamaron a mi papá para que me recogiera. Cuando estaba esperándolo, sentada en el despacho del director, encontré debajo de la silla un lápiz. Cuando lo cogí tenía un nombre, Alicia; Ese lápiz era de mi hermana y eso fue una señal de que ella siempre estaría conmigo.

One Stop 111


Índice Arturo Ruiz Huelva, 8 años .

Érase una vez un pececito que quería volar y ser libre como su amigo el canario de mi abuela, cuando el pez intentó volar se salió de la pecera y casi se muere, pero se salvó porque el canario lo volvió a meter en la pecera. Entonces comprendió que más vale pez en pecera que pez muerto que vuela.

112 One Stop


Índice El cielo brilla más desde que Kobe Bryant pasó a formar parte de él.

Fotografía de Víctor Siena

One Stop 113

Profile for Maria Beatriz

Revista One Stop  

Revista cultural digital y gratuita, con la única finalidad de fomentar la cultura. Con entrevistas a personalidades muy importantes en dist...

Revista One Stop  

Revista cultural digital y gratuita, con la única finalidad de fomentar la cultura. Con entrevistas a personalidades muy importantes en dist...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded