Issuu on Google+

Consejo Municipal de la Niñez y la Adolescencia de Alta Gracia

“PARTICIPANDO POR NUESTROS DERECHOS” DIAGNÓSTICO PARTICIPATIVO PARA EL DISEÑO DE POLÍTICAS PÚBLICAS Y PROYECTOS SOCIO-COMUNITARIOS EN NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

PRIMERA ETAPA: MAPEO INSTITUCIONAL

INFORME FINAL

Mgter. Chiotti, María Inés Lic. Ávila, María Paula Equipo de Diseño y Coordinación

-Alta Gracia, Marzo de 2013-


ÍNDICE INTRODUCCIÓN ………………………………………………..…1 I.DISEÑO DE POLÍTICAS PÚBLICAS Y CONSTRUCCIÓN DE PROYECTOS SOCIO-COMUNITARIOS......……………………………............2 Proceso de Diseño y Gestión de Políticas Públicas…………….....………………..2 Proceso de construcción de Proyectos Socio-Comunitarios…………………………….....2 II. CONTEXTO SOCIO-DEMOGRÁFICO………………..……...3 III. ESTRATEGIAS DE RECOLECCIÓN Y ANÁLISIS DE DATOS………………..…………………………5 Metodología………………..……………………………..…….5 Selección muestral……………..……………………………...5 Determinación de Indicadores de análisis…………..………………..……….….6 Áreas específicas por derechos………………………………........................….7 IV. RESULTADOS FINALES DEL MAPEO INSTITUCIONAL…………………………..………8 1) Caracterización de las instituciones y organizaciones vinculadas a niñez y adolescencia……….……………….....8 1.a Tiempo de funcionamiento………………...……………….…......8 1.b Objetivos y prácticas socio-territoriales…………………………………….…..15 1.c Cantidad de miembros…………...……………..…..22 1.d Financiamiento……………………...................…...24

1.d.1 Suficiencia de los recursos económico-financieros………………………….…...….28 2) Contexto de aplicación del Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes…………………………………………..……29 2.a Procesos de articulación…………………….……..29 2.a.1 Gráficos y percepciones sobre los procesos de articulación por Sistemas……………………………………….…….30 2.b Conocimiento sobre el Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes………………………………….…40 2.b.1 Representaciones sobre el Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes…………………………….………45 2.c Percepción y procedimiento ante casos de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes………………………………….…49 2.c.1 Percepción y procedimientos ante casos de vulneración de derechos por áreas…………..........50 3) Diagnóstico y evaluación crítica sobre la realidad infanto-juvenil de Alta Gracia……………………….……... 54 4) Propuestas superadoras de trabajo…………………………………………….........….60 V. CONCLUSIONES…………………………………….……….67 VI. ANEXO I………………………………………….……………70


INTRODUCCIÓN Diagnosticar de forma participativa la realidad a los fines de conocerla y, desde ese saber, elaborar políticas públicas, en el caso del Estado y proyectos socio-comunitarios, en las instituciones y organizaciones sociales, representa un cambio de paradigma. El Proyecto de Diagnóstico Participativo sobre la realidad de niños, niñas y jóvenes como base para el Diseño de Políticas Públicas y Proyectos Socio-Comunitarios surge como una inquietud de los integrantes del Consejo Municipal de la Niñez y la Adolescencia de Alta Gracia a mediados de 2009 y consigue ser implementado efectivamente a partir de abril del año 2012, con el respaldo institucional y político de todas las fuerzas partidarias y sectores sociales que integran el Consejo Municipal. El Objetivo General del Proyecto es “Contribuir al diseño y ejecución de políticas públicas y a la elaboración de proyectos socio-comunitarios en niñez y adolescencia en el Municipio de Alta Gracia”, para esta primera etapa, referida a un Mapeo Institucional, se pautaron dos objetivos específicos: •

Analizar los objetivos y las estrategias de trabajo de las distintas áreas del Municipio vinculadas a la temática, visibilizando los logros y las dificultades de las prácticas institucionales.

Detectar la trayectoria de las diversas organizaciones e instituciones de Alta Gracia vinculadas a la temática, sistematizando integralmente dicha información.

Esta primera etapa se complementará con una segunda etapa del proyecto, a desarrollarse durante todo el año 2013, la que tiene por objetivos “conocer la visión de los niños, niñas y jóvenes del Municipio con relación a sus derechos y facilitar un espacio de participación sustantiva mediante talleres participativos, encuentros y foros”, “construir colectivamente un diagnóstico integral sobre su realidad y mecanismos de participación sustentables desde una nueva institucionalidad”. Este proceso de participación infanto-juvenil se integrará al engranaje local del Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes desde el trabajo articulado en red entre las instituciones públicas, privadas y comunitarias vinculadas a niñez y adolescencia. De esta manera, el proyecto comprenderá tanto la visión del mundo adulto sobre la realidad infanto-juvenil a nivel local como la perspectiva de los niños, niñas y jóvenes sobre su propia realidad, en el ejercicio de su derecho. Es importante destacar que este proyecto se basa, desarrolla y sustenta gracias a un trabajo colectivo, transdisciplinario, interpartidario y multisectorial, enmarcado en el espacio del Consejo Municipal de la Niñez y la Adolescencia de Alta Gracia, lo que brinda el apoyo necesario para garantizar su efectiva aplicación. De lo contrario, sería meramente un producto técnico y no un hecho político en sí mismo. En este informe desarrollamos, en un primer apartado, concepciones básicas sobre el proceso de construcción de políticas públicas y proyectos socio-comunitarios; luego analizaremos el contexto socio-demográfico específico en el que se inscribe el proyecto; a continuación, en una tercera instancia, detallamos las estrategias de recolección y análisis de datos; en un cuarto apartado, presentamos los resultados obtenidos de las entrevistas organizado en cuatro grandes ejes: 1) caracterización de las instituciones y organizaciones vinculadas a niñez y adolescencia (organizaciones participantes, tiempo de funcionamiento, objetivos, prácticas socio-territoriales, cantidad de miembros y financiamiento), 2) contexto de aplicación del Sistema Integral de Protección de Derechos (procesos de articulación, conocimiento y representaciones sobre el SIPD, percepción y procedimiento ante casos de vulneración de derechos), 3) diagnóstico sobre la realidad infanto-juvenil de Alta Gracia (luces y sombras sobre la situación de los niños, niñas y jóvenes y evaluación crítica sobre el abordaje institucional) y 4) Propuestas superadoras (propuestas por área y propuestas de capacitación). Las propuestas serán 1


agrupadas en un apartado específico a los fines de aportar, como herramientas concretas, a la continuidad del trabajo que vienen desarrollando las instituciones y organizaciones vinculadas a infancia y juventud en Alta Gracia. Por último, en un quinto apartado, adelantamos algunas conclusiones que, lejos de cerrar el análisis, abren el debate y exponen desafíos a futuro. Toda esta información será organizada por áreas, las que engloban a diversas instituciones y organizaciones según los derechos que trabajan. Dicha información, tanto cuantitativa como cualitativa, se triangula para obtener una comprensión integral de la realidad. Un apartado específico, referido a las estrategias selección y análisis de datos, describe en detalle los criterios considerados.

I. DISEÑO DE POLÍTICAS PÚBLICAS Y CONSTRUCCIÓN DE PROYECTOS SOCIO-COMUNITARIOS Proceso de Diseño y Gestión de Políticas Públicas 1 La elaboración y ejecución de Políticas Públicas es un proceso relacional desarrollado en diversas etapas. En la fase primaria se encuentra el Diseño de una política pública en el que se incluyen dos aspectos: el Diagnóstico Participativo, para identificar colectivamente las necesidades insatisfechas y los problemas irresueltos de la sociedad y, desde la realidad, brindar alternativas posibles; y la Decisión Política Representativa sobre proyectos que efectivicen las posibilidades de acción para la superación de las problemáticas identificadas en el diagnóstico. La etapa de Gestión plantea dos aspectos: la Dirección Productiva que transforma los proyectos decididos en actividades dirigidas y la Difusión Transparente de dichas actividades a toda la sociedad. Todas estas instancias de Diseño y Gestión de Políticas Públicas están atravesadas por el Análisis y Evaluación, como dispositivos constantes que atraviesan cada etapa y acción, posibilitando los ajustes necesarios para la efectividad del proceso. Proceso de construcción de Proyectos Socio-Comunitarios 2 De similar lógica al diseño de Políticas Públicas, la elaboración de Proyectos Socio-Comunitarios desde la perspectiva del Desarrollo Comunitario considera, la Comunidad, como proceso y no como algo dado. En donde, desarrollar lo comunitario es gestar un proceso que parte del análisis crítico de la realidad (diagnóstico participativo), cooperación, participación sustantiva, implicación, organización y, como consecuencia, proyecto.

GRAGLIA, E. (2007) Diseño y gestión de políticas públicas. Hacia un modelo relacional. Editorial EDUCC, Córdoba. Alonso Freyre J, Pérez Yera A, Riera Vázquez C M, Rivero Pino R, Romero Fernández E. (2004) El Autodesarrollo Comunitario. Crítica a las mediaciones sociales recurrentes para la emancipación humana. Centro de Estudios Comunitarios. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Editorial Feijóo. Santa Clara.

1 2

2


II. CONTEXTO SOCIO-DEMOGRÁFICO En el Censo Provincial de Población 2008 se censaron un total de 46.858 personas correspondientes al Municipio de Alta Gracia, de las cuales el 52,1% son mujeres y el 47,9% son hombres, dando cuenta de una población feminizada (Índice de Masculinidad de 91,9), condición en parte explicada por el envejecimiento de su población (Coeficiente de Vejez de 14,8) que se origina por bajas tasas de natalidad y mortalidad. De los 46.858 habitantes que tiene el Municipio, 8.043 son niños y niñas de 0 a 9 años y 8.234 de 10 a 19 años, dando un total de 16.277 niños, niñas y adolescentes. En el siguiente gráfico se explicita la pirámide de población, del Municipio de Alta Gracia, en una estructura determinada por sexo y grupos de edades quinquenales, demostrando un decrecimiento gradual de la población a medida que aumenta la edad así como el descenso del Índice de Masculinidad a medida que aumenta la edad de la población, pasando de 102,84, entre los 0 y 4 años, a 91,9.

Gráfico. Pirámide de población: Estructura por sexo y grupo de edades quinquenales del Municipio de Alta Gracia. Fuente: Censo Provincial de Población 2008 – Dir. Estad. Socio-demográficas - Dirección General de Estadística y Censos de la Provincia de Córdoba.

A continuación, se exponen los datos del Censo Provincial 2008 referidos a derechos básicos de la población local, analizando los datos particulares correspondientes a niñez y adolescencia. Salud La cobertura de obra social y/o prepaga abarca el 62,6% de la población. La población femenina cuenta con una mayor cobertura de obra social y/o prepaga que la población masculina, 64,6% y 61,1%, respectivamente. Si bien la población femenina, respecto a la masculina, cuenta con mayor cobertura de salud por obra social y/o prepaga, las diferencias que se presentan son explicadas más por la edad que por el sexo de las personas. Es mayor la participación de poblaciones adultas mayores de 64 años y de niños y niñas de 0 a 4 años en obras sociales y/o prepagas, donde el acceso a la salud cobra una mayor importancia. Sin embargo, 4 de cada 10 niños de esas edades no cuentan con obra social y/o prepaga. Dentro del grupo poblacional conformado por los menores de 64 años se observa un incremento de la población sin obra social y/o prepaga, donde los grupos entre 15 y 29 años muestran el menor nivel de cobertura. Esto genera una mayor demanda al sistema público de salud. Educación 3


Existe un nivel de alfabetización universal con equidad de género 98,7% de la población. La asistencia a niveles educativos altos está marcada por la presencia femenina. El 33,4% de la población de 3 años y más asiste a un establecimiento educativo. En la población de 5 a 9 años la escolarización es del 99%, mientras que en niños y/o adolescentes de entre 10 y 14 años, desciende al 97,2%. En lo que respecta al máximo nivel educativo cursado por la población de 15 años y más, se observa que solo el 43,4% declaró haber cursado parcialmente o finalizado el nivel secundario. Este dato se complementa con los índices de abandono escolar elaborados por la Inspección de Escuelas Medias a nivel local para la primera etapa del ciclo lectivo 2012. Al 30 de junio, de una matrícula inicial de 4.353 alumnos se desciende a 4.255, presentando un 2,25% de deserción escolar en el secundario durante la primera etapa del año. El análisis sobre el crecimiento del abandono escolar en el secundario amerita un estudio específico que exponga porcentajes actualizados de todo el Municipio, causas de abandono, estrategias institucionales para afrontarlo, entre otros datos. Este es el objetivo planteado por la propuesta del Educómetro, aún en desarrollo. Volviendo al Censo Provincial, analizando la población de 18 años y más, la proporción de personas que cuentan por lo menos con el nivel secundario completo es mayor entre las mujeres que entre los hombres, 41,5% de los hombres y 46,9% de las mujeres. Esto conlleva a que el 56,5% de las personas, de 18 años y más, con al menos secundario completo sean mujeres. En este escenario, el 24% de los varones indicaron tener secundario incompleto. Dentro de la población más joven en edad teórica de estar comprendida en el mercado laboral y/o en estudios de nivel superior, jóvenes de 20 a 24 años, se observa que, aproximadamente, 5 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres han completado por lo menos el nivel secundario, 52,5% y 62,3%, respectivamente. Empleo La Población Económicamente Activa (PEA), integrada por las personas que tienen una ocupación o que, sin tenerla, la están buscando activamente, está compuesta por la población ocupada más la población desocupada, y representa, para el Municipio de Alta Gracia, el 62,2% de la población de 14 años y más. La tasa de empleo es de 43,3%, valor ligeramente inferior al de la Provincia, mientras que la tasa de desempleo es del 8%, superior al promedio provincial de 5,8% y mayor entre las mujeres que entre los hombres, 12,3% y 4,7% respectivamente. Estos indicadores laborales también pueden analizarse por grupo etario y sexo, observándose el mayor índice de desocupación en la población de 14 a 24 años, más marcado aún en el caso de las mujeres de esas edades. Con respecto a la tasa de desocupación, los más afectados, entre los hombres, son los jóvenes entre 15 y 19 años, con una tasa de 15%. Por su lado, las mujeres muestran sistemáticamente tasas de desocupación mayores que la de los hombres en el grupo de edades de 15 a 29, con valores que oscilan entre 14% y 33%. Cruzando los datos de empleo con los presentados sobre educación se observa que entre los jóvenes de 20 a 24 años que se encuentran ocupados, aproximadamente, 5 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres han completado por lo menos el nivel secundario, 52,5% y 62,3%, respectivamente. La mayor formación educativa de las mujeres tanto en el nivel medio como superior no garantiza un mayor acceso al mercado laboral, demostrando que la equidad de género en el acceso a la educación no se traslada al ámbito laboral. Situación socio/económica En el Municipio de Alta Gracia se registraron 15.434 viviendas, el 7,8% de los hogares censados, 1.086 hogares presentan, al menos, un tipo de condición de Necesidad Básica Insatisfecha (NBI), siendo el hacinamiento la NBI más frecuente, presente en el 5,3% de los hogares. El panorama de las NBI en la Provincia de Córdoba muestra una mejora significativa con respecto al Censo Nacional 2001. Cabe destacar que la NBI referida a la asistencia escolar de la población de 6 a 12 años, presentó un importante progreso, reduciéndose del 4,8% de los hogares al 0,5%. 4


En relación con el Índice de Privación Material de los Hogares (IPMH), el 15,1% de los hogares presenta privación material en su hogar (11,7% sólo privación patrimonial, 2,4% sólo privación corriente y 1% privación convergente). Estos datos hacen referencia a pobreza coyuntural, pobreza estructural y pobreza extrema o crónica, respectivamente.

III. ESTRATEGIAS DE RECOLECCIÓN Y ANÁLISIS DE DATOS Metodología El posicionamiento metodológico del Proyecto de Diagnóstico Participativo es la Triangulación Metodológica, que posibilita la articulación de estrategias tanto cualitativas como cuantitativas de investigación. Entre las herramientas cualitativas de recolección de datos, se elaboró una entrevista semi estructurada, dirigida a referentes de organizaciones, áreas municipales e instituciones vinculadas a la niñez y la adolescencia, asimismo, se realizó observación participante en diversos espacios, entre ellos, el Consejo Municipal de Niñez y Adolescencia, permitiendo en ambos casos el abordaje de datos de fuentes primarias. Los datos cuantitativos incorporados fueron obtenidos de las entrevistas y de fuentes secundarias, como el Censo Provincial 2008, el Censo Nacional 2010 y el análisis estadístico de diversas investigaciones 3 realizadas a nivel provincial y nacional. Selección muestral Para el muestreo, se implementó un diseño de tipo emergente basado en criterios de representatividad, heterogeneidad, accesibilidad y pertinencia, incorporando la estrategia bola de nieve para ampliar el campo y establecer conexiones. Así, se seleccionaron instituciones públicas, privadas y organizaciones socio-comunitarias con el objetivo de identificar las relaciones de corresponsabilidad entre el Estado, el mercado y la sociedad civil para garantizar el efectivo ejercicio de los derechos de niños, niñas y adolescentes en el territorio. El total de instituciones registradas por el mapeo institucional fue de 187. De este total, 118 fueron efectivamente entrevistadas, representando el 63% del universo, mientras que 69 instituciones, esto es, el 37% no fueron relevadas, como podemos observar en el gráfico a continuación.

Situación de la Infancia a inicios del Bicentenario. Un enfoque multidimensional y de derechos. Edición. Barómetro de la Deuda Social de la Infancia. Serie del Bicentenario (2010-1016) Año I. Observatorio de la Deuda Social Argentina OSDA-UCA. Buenos Aires, 2011. La Infancia argentina Sujeto de Derecho: progresos, desigualdades y desafíos pendientes en el efectivo cumplimiento de los derechos de niños, niñas y adolescentes. Edición. Barómetro de la Deuda Social de la Infancia. Serie del Bicentenario (2010-1016) Año II. Observatorio de la Deuda Social Argentina OSDA-UCA. Buenos Aires, 2012. Derechos de la Niñez e Inversión Social. Profundizando compromisos de la UNC respecto de los derechos de niños, niñas y adolescentes. Secretaría de Extensión Universitaria-UNC, Fundación ARCOR y UNICEF. Córdoba, 2009. 3

5


De ese 37% de instituciones no relevadas, encontramos que el 9% está constituido por instituciones inactivas al momento del trabajo de campo, otro 7% no corresponde, por ser entidades que no presentan un trabajo vinculado niñez y adolescencia, y el 21% restante, representa a instituciones que no pudieron ser contactadas o no demostraron disponibilidad. Para un detalle pormenorizado del listado de instituciones y organizaciones entrevistadas en el Diagnóstico Participativo, ver Anexo I. Determinación de indicadores de análisis Las instituciones que fueron entrevistadas se encuadran en la promoción de distintos grupos de derechos. Estos son cuatro derechos básicos que UNICEF identifica en la Convención sobre los Derechos del Niño: el derecho a la supervivencia, a la protección, al desarrollo y a la participación. Estos fueron considerados indicadores de análisis para el relevamiento del Estado de derechos de niños, niñas y adolescentes del Municipio de Alta Gracia durante 2012-2013. El derecho a la supervivencia incluye la promoción de actividades vinculadas a la salud, el consumo problemático de sustancias, la discapacidad y el ambiente. El derecho a la protección contempla la atención de casos de violencia familiar, de otras vulneraciones graves, considerando a las instituciones estatales tanto del poder ejecutivo como del poder judicial. El desarrollo es un grupo de derechos vinculados a la educación, la cultura, el deporte, la recreación, el desarrollo social y la libertad religiosa. Por último, el derecho a la participación involucra el trabajo de centros de estudiantes, juventudes de agrupaciones político-partidarias, movimientos sociales, medios de comunicación y entidades estatales. Del total de entrevistas 118, la mayoría de las instituciones se abocan a garantizar el derecho al desarrollo 71, le sigue el derecho a la supervivencia con 27 instituciones y, casi en una misma proporción, 11 se dedican a promover la participación y 9 a la protección. A continuación, podemos ver los porcentajes.

6


Áreas específicas por derechos Desagregando la información, podemos indicar a qué temáticas puntuales se aboca cada institución. Los siguientes gráficos muestran los porcentajes en cada grupo de derechos.

7


IV. RESULTADOS FINALES DEL MAPEO INSTITUCIONAL En esta instancia de finalización de la I Etapa del Diagnóstico Participativo, se seleccionaron cuatro ejes de análisis para la sistematización de los datos provenientes de las entrevistas realizadas. Estos ejes hacen referencia a: 1) caracterización de las instituciones y organizaciones vinculadas a niñez y adolescencia (organizaciones participantes, tiempo de funcionamiento, objetivos, prácticas socio-territoriales, cantidad de miembros y financiamiento), 2) contexto de aplicación del Sistema Integral de Protección de Derechos (procesos de articulación, conocimiento y representaciones sobre el SIPD, percepción y procedimiento ante casos de vulneración de derechos), 3) diagnóstico sobre la realidad infanto-juvenil de Alta Gracia (luces y sombras sobre la situación de los niños, niñas y jóvenes y evaluación crítica sobre el abordaje institucional) y 4) Propuestas superadoras (propuestas por área y propuestas de capacitación). Cada uno de estos ejes tendrá un abordaje transversal basado en el criterio de análisis de las instituciones y organizaciones por áreas de derechos y triangulando metodológicamente datos cuantitativos y cualitativos. 1) Caracterización de las instituciones y organizaciones vinculadas a niñez y adolescencia Sumado a la base de datos, en la que figuran específicamente todas las instituciones y organizaciones involucradas en el Diagnóstico Participativo (ver Anexo I), se agruparán las instituciones y organizaciones por líneas generales y específicas de derechos para un mejor análisis de la información. 1.a Tiempo de funcionamiento Analizando los datos que emergen de las entrevistas, podemos afirmar que la mitad de las instituciones de Alta Gracia vinculadas a la niñez y la adolescencia no tienen más de 5 años de funcionamiento. Se trata del 48,8%, frente a un 29,2% que asegura tener entre 6 y 20 años de antigüedad y un 19,6% con más de 21 años de desempeño. El dato sugiere una trayectoria predominantemente joven en las organizaciones, y se profundiza por el hecho de que la gestión municipal, sus áreas y algunas otras dependencias del Estado comenzaron sus actividades en los últimos años o meses. Es de destacar el hecho de que las instituciones estatales definan su longevidad a partir del inicio de sus mandatos y no de la creación de las mismas, dando cuenta de una institucionalidad muy dependiente de los designios de sus referentes o autoridades. Este panorama no es menor, en tanto que el propio Consejo Municipal de la Niñez y la Adolescencia se encuadra en la tendencia general, al ser creado dentro de los últimos 5 años, demostrando la vigencia de las articulaciones que analizaremos más adelante y un evidente cambio de coyuntura.

8


Años de la institución

50

Porcentaje

40

30

41,46%

20

10 13,41%

12,20%

9,76% 7,32% 4,88%

3,66%

4,88% 2,44%

0 Menos de un año

De 1 a 5 años

De 6 a 10 De 11 a 15 De 16 a 20 De 21 a 30 De 31 a 40 Más de 40 No años años años años años años sabe/No contesta

Si observamos los datos por áreas podemos rescatar conclusiones pormenorizadas. Al contrario de lo que ocurre en la tendencia general, la salud se ve fuertemente influenciada por la existencia de los dispensarios, muchos de los cuales tienen más de 15 años de funcionamiento. De ahí que el 29,41% de las instituciones de la salud se encuentren en el rango de 16 a 20 años.

Años de la institución Área de incidencia: Salud 30

Porcentaje

20

29,41%

23,53%

10 17,65%

11,76%

11,76%

5,88%

0 De 1 a 5 años

De 6 a 10 años De 16 a 20 años De 21 a 30 años De 31 a 40 años

9

No sabe/No contesta


Las instituciones más jóvenes, ubicadas en el rango de 1 a 5 años, representan el 23,53%, estas son áreas de la Municipalidad, dispensarios nuevos o programas recientemente implementados, como el Programa de Médicos Comunitarios y el Programa del Sol. Luego se encuentra el rango de 6 a 10 años, representando el 17,65%. Las instituciones más viejas tienen hasta 40 años de trayectoria, como por ejemplo, el Hospital Regional, acumulando el 11,78% del total. El área salud presenta cierta diversidad en los rangos, abarcando instituciones que trabajan en el territorio desde hace muchos años. Esto se traduce en un aspecto muy desarrollado en las entrevistas cuando los referentes de esos espacios, en especial de los dispensarios, aseguran conocer profundamente las familias y sus problemáticas sociales más acuciantes. La educación es un área que se asemeja a la tendencia general de las instituciones de Alta Gracia, presentando un 60% de referentes con hasta 5 años de desempeño. El dato indica, de hecho, el tiempo de funcionamiento de las nuevas autoridades del sistema educativo formal, todas las cuales asumieron recientemente y están implementando nuevas políticas educativas en el territorio. También se pone de manifiesto la ejecución de espacios novedosos como los Centros de Actividades Juveniles (CAJ) o el Programa contra el Abandono Escolar. Es relevante analizar que algunas organizaciones educativas no formales tienen más permanencia en el territorio, como es el caso de la Biblioteca Popular Sarmiento. Finalmente, es importante considerar la vigencia de las gestiones y no sólo de las instituciones, puesto que, siendo el sistema educativo formal una entidad de tan larga data, en este caso tenemos en cuenta las políticas, proyectos y actividades actuales que responden a los referentes que dirigen las instituciones en los últimos cinco años.

Años de la institución Área de incidencia: Educación 50

Porcentaje

40

30 50,00%

20

10

20,00%

10,00%

10,00%

10,00%

0 Menos de un año

De 1 a 5 años

De 16 a 20 años

De 21 a 30 años

Más de 40 años

La discapacidad, es un área que muestra un dato más homogéneo, con un total de siete instituciones entrevistadas, ninguna tiene más de 15 años de funcionamiento, a excepción del Instituto Especial Paulina Domínguez que data de la década de 1960. Diferente es el caso del área de desarrollo social, que tiene gran variedad de distribuciones.

10


Años de la institución Área de incidencia: Desarrollo Social 40

Porcentaje

30

20 33,33%

10 16,67%

16,67%

8,33%

8,33%

De 11 a 15 años

De 16 a 20 años

8,33%

8,33%

De 31 a 40 años

Más de 40 años

0 De 1 a 5 años

De 6 a 10 años

De 21 a 30 años

Efectivamente, un tercio de las instituciones vinculadas al desarrollo social en Alta Gracia tienen de 1 a 5 años de trayectoria, representando el 33,33%. El resto de las instituciones se distribuye variadamente en los demás rangos. Las organizaciones más antiguas son los centros vecinales y las más recientes, las autoridades de la nueva gestión municipal. Si analizamos la situación de las organizaciones deportivas podemos ver que sólo una tiene menos de 5 años, la Dirección Municipal de Deportes, representando el 16,67% del total. El resto de las organizaciones tiene más de 15 años, esto hace referencia a los clubes de fútbol y a la Liga de Fútbol, instituciones con una larga trayectoria de trabajo en el territorio. Quienes representan el grupo de mayor frecuencia, con el 33,33% del total, son las organizaciones entre 21 y 30 años de trabajo.

11


Años de la institución Área de incidencia: Deportes 40

Porcentaje

30

20 33,33%

10 16,67%

16,67%

De 1 a 5 años

De 16 a 20 años

16,67%

16,67%

De 31 a 40 años

Más de 40 años

0 De 21 a 30 años

Asimismo, la tendencia de las organizaciones culturales es clara y concentra a la gran mayoría, el 75%, en un rango de 1 a 5 años. Vemos cómo, los espacios de la danza, la diversidad de género, el teatro, la murga, entre otros, han florecido muy recientemente, escenario en el que se inserta la nueva gestión municipal con sus programas de talleres y propuestas culturales. Si a este dato le sumamos las organizaciones culturales con menos de 1 año de existencia, el 12, 5%, veremos que el 87,5% de las instituciones culturales entrevistadas se han creado recientemente. Esto sitúa a la cultura, junto a la participación socio-política, como a una de las áreas de mayor desarrollo local en los últimos 5 años. Este dato es un emergente más que significativo a la hora de analizar la importancia de la cultura en la coyuntura actual y el surgimiento de propuestas culturales socio-comunitarias como nuevos espacios de desarrollo para niños, niñas y jóvenes de Alta Gracia. Es importante cruzar este dato con las fuentes de financiamiento de dichas organizaciones las que, como veremos, en su mayoría alcanza el 37,5% y se sostienen con financiamiento comunitario, es decir, voluntario, cooperativo y solidario.

12


Años de la institución Área de incidencia: Cultura 80

Porcentaje

60

40 75,00%

20

12,50%

12,50%

0 Menos de un año

De 1 a 5 años

De 16 a 20 años

La trayectoria de las organizaciones religiosas es muy diversa, se presentan espacios de mucha trayectoria dentro de la Iglesia Católica Apostólica Romana a partir de la Obra de los Salesianos, por ejemplo, con 80 años de trabajo a nivel local, y otras de reciente conformación y desde corrientes alternativas como la Iglesia Jesús para Todos, perteneciente a la corriente Evangélica Bautista con 1 año de trabajo en el territorio. Es interesante analizar este dato junto al de las articulaciones que realizan las instituciones religiosas, de muy poca o nula incidencia entre ellas, pero sin embargo con presencia a nivel regional, especialmente en Villa del Prado en espacios de oratorios para jóvenes, niños y niñas. Este aspecto será profundizado posteriormente. El caso de las organizaciones ambientales en relación con los años de funcionamiento es contundente y homogéneo, siendo todos espacios de entre 1 a 5 años, demostrando un contexto de ebullición de movimientos socio-ambientales que han colocado a las problemáticas de los bienes comunes y la importancia del cuidado del ambiente en la agenda pública local. En consonancia con este surgimiento y entusiasmo por el ambiente, aparece una propuesta, que desarrollaremos mejor más adelante, para la creación de un Consejo del Ambiente. Se trata de una demanda recurrente en los entrevistados, planteando la necesidad de articulación entre el Estado, las organizaciones socio-ambientales y el sector privado a la hora de planificar estratégicamente políticas y proyectos para el uso del territorio. Con relación a la participación socio-política de jóvenes, el 87,5% de los espacios tiene menos de 5 años de funcionamiento. Prácticamente ninguna organización de este tipo tiene más de 10 años de trayectoria. El dato da cuenta de un fenómeno muy importante en materia socio-política a nivel local, ofreciendo un panorama de mayor participación y militancia de la ciudadanía en los asuntos públicos. Los niños, niñas y adolescentes son parte de dichos procesos, generalmente propiciado por instancias adultas, pero también en espacios infanto-juveniles a través de los CAJ, juventudes partidarias, movimientos sociales y centros de estudiantes. Estos últimos surgen cuasi simultáneamente y de forma muy novedosa, expresando inquietudes y proyectos entre los jóvenes desde el ámbito escolar hacia la comunidad, lo que significa todo un desafío en el trabajo de garantizar la participación protagónica y sustantiva de niños, niñas y adolescentes. Si comparamos este alto porcentaje de participación socio-política a nivel local con el crecimiento exponencial de las organizaciones culturales, en el mismo período, veremos que ambas áreas crecieron en un 87,5% en los últimos 5 años. Es decir, tanto las organizaciones culturales como socio-políticas de Alta Gracia vinculadas a niños, niñas y jóvenes son los 13


espacios de mayor crecimiento a nivel local en los últimos años. Nuevamente, este dato amerita profundizar el análisis de coyuntura y contexto, no sólo a nivel municipal sino también provincial, nacional e internacional. El crecimiento exponencial de propuestas socio-políticas y culturales para y desde niños, niñas y jóvenes puede, en parte comprenderse desde el cambio de Paradigma sobre Infancia, establecido por Ley Nacional 26.061 y Ley Provincial 9.944 que reconoce a los niños, niñas y jóvenes como sujetos de derechos, en el marco de un Sistema Integral de Protección de Derechos que garantice su desarrollo y participación sustantiva en la sociedad. A nivel local, la aplicación de dichas políticas y normativas tiene un espacio clave, el Consejo Municipal de Niñez y Adolescencia (CNA), el que viene promoviendo dicho Sistema desde hace 5 años en la ciudad. Un dato importante, a la hora de comprender la relevancia que ha tomado el tema a nivel local, es la voluntad política de municipalizar el CNA hace 3 años, así como la visualización de los logros concretos que ha dado el trabajo del CNA de Alta Gracia, al pensar la temática como política de Estado a mediano y largo plazo. Con la finalidad de no caer en reduccionismos analíticos, al intentar comprender cabalmente la complejidad que representa todo proceso de desarrollo socio-político y cultural, se aconseja profundizar el estudio de dicho emergente (causas, actores, posibles desenlaces, etc.) a los fines de caracterizar cabalmente tal transformación en la ciudad. Ya que, realizar una investigación específica sobre el tema, excede los objetivos y posibilidades de este proyecto de Diagnóstico Participativo y amerita una investigación específica paralela.

Años de la institución Área de incidencia: Participación 50

Porcentaje

40

30 50,00%

20

37,50%

10 12,50%

0 Menos de un año

De 1 a 5 años

De 6 a 10 años

Por último, el área de atención de casos, varía ciertamente en la longevidad de sus instituciones, en el marco del novedoso Sistema de Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y, como se citó, de leyes nacionales y provinciales que determinan un cambio de paradigma y de institucionalidad sobre el tema. La mayoría de las instituciones tiene entre 1 y 5 años de trayectoria, el 37,5%, se trata de las instancias ejecutivas dentro del Sistema, Área de Familia de la Municipalidad y Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la Provincia y de la Nación, o de nuevos proyectos como el Área de Coordinación Comunitaria de la Policía. Las instituciones más antiguas son las dependientes del Poder Judicial que, aunque con nuevos roles asignados por la normativa vigente, aún forman parte del Sistema y tienen hasta 15 años de trayectoria a través de Tribunales o Fiscalía. 14


Años de la institución Área de incidencia: Atención de casos 40

Porcentaje

30

20 37,50%

25,00%

25,00%

De 6 a 10 años

De 16 a 20 años

10 12,50%

0 Menos de un año

De 1 a 5 años

1.b Objetivos y prácticas socio-territoriales En este apartado se expondrán los objetivos que trazan las instituciones y organizaciones vinculadas a niñez y adolescencia, como base para el desarrollo de sus prácticas socio-territoriales, y una breve descripción de las mismas. Como se ha planteado anteriormente, la lógica de análisis de la información agrupará a las instituciones y organizaciones por líneas generales y específicas de derechos. 1.b.1 Derecho a la Supervivencia Área Salud Objetivos La salud pública municipal se propone llevar adelante la Atención Primaria de la salud, basada en programas provinciales y nacionales e integrar los niveles de atención, entre los Dispensarios y el Hospital. El Hospital incluye proveer asistencia en un segundo nivel de atención de mayor complejidad. Todos coinciden en el énfasis de la prevención de conductas y patologías, en distintos aspectos de la salud, incluidos la salud mental y el consumo problemático de sustancias. Prácticas socio-territoriales Charlas informativas en las escuelas del Municipio; Programas destinados a centros vecinales, CCDI y CASE; Plan Nacer y Remediar; Programa Nacional “Municipios saludables”; Red de Atención de Casos municipal para escuelas, clubes y vía pública; Camión sanitario en basural; Programa de Prevención de Violencia en el noviazgo; Programa Mi Familia, Mi Lugar en los CCDI; Investigaciones (fumigaciones con URIV); Programa “Yo Decido” (con Programa del Sol); Dispensarios: Control de Niño Sano; Control de Embarazo de bajo riesgo hasta los 7 meses; Planificación familiar responsable; Consultas de clínica general; Fichas médicas y escolares; Vacunación; Nutrición; Control en las escuelas de las vacunaciones. En algunos: servicio odontológico; kinesiología; Control ginecológico; Detección precoz de cáncer de cuello; Trabajo de 15


consejería a padres y jóvenes para la promoción de conductas saludables. En el Hospital, además de todos los programas de provincia y nación: Departamento de Capacitación y Docencia; Área de Salud Mental y Junta de Discapacidad. En lo que respecta a consumo problemático de sustancias, sólo una institución ofrece orientación familiar, diagnósticos, tratamiento terapéutico y tareas de prevención. Área Discapacidad Objetivos Brindar educación especial y satisfacer necesidades especiales para personas con discapacidades; promover su desarrollo físico-psíquico, afectivo y educativo; ofrecer seguimiento a niños con discapacidad y a su familia y comprometerlos con el tratamiento; ampliar los espacios sociales, integrar a los discapacitados en su familia, incluirlos a la comunidad, al sistema educativo formal; valorar y hacer valorar al discapacitado como persona; potenciar sus capacidades; lograr mayor autovalimiento; recomendar orientaciones prestacionales; establecer la veracidad de las patologías y llevar adelante un control; brindar cobertura a personas con discapacidad mental que no cuentan con una familia continente. Prácticas socio-territoriales Actividades de integración e inserción con la escuela común; proyectos educativos y recreativos con servicio de centro educativo terapéutico; talleres varios de teatro, musicoterapia, psicopedagogía, huerta, educación física, plástica, etc.; participación en actos lectivos; encuentros interinstitucionales con escuelas de nivel primario y secundario; encuentros deportivos; proyectos de otras instituciones como el Museo de la Estancia “Aprendiendo” y en la comunidad en general; participación en ferias de arte y eventos artísticos; presentación de propuestas teatrales; paseos a espacios recreativos y culturales o salidas con uso de colectivos y supermercados; asistencia para el otorgamiento de pases libres en el transporte público, pensiones nacionales y subsidios; programas de formación e inserción laboral y de empleo; hogar con centro de día; programas de emergencia. Área Ambiente Objetivos Desde el Municipio se trabaja para acrecentar el patrimonio ambiental de Alta Gracia, con vinculación regional. Desde las organizaciones sociales, se trabaja por: promover el cierre y saneamiento del basural de Barrio La Perla, difundiendo la problemática; lograr un ambiente sustentable donde la persona viva dignamente; evitar el abandono y falta de caudal de agua de nuestros arroyos, revalorizando espacios públicos apropiados en los márgenes del arroyo y denunciando la usurpación de los recursos naturales como el agua y los espacios verdes naturales. Prácticas socio-territoriales El Municipio lleva adelante tareas de higiene urbana, con tratamiento de RSU y proyecto de separación en origen; educación ambiental en las escuelas; Plan de Forestación Urbana en las Escuelas; Notiambiente; difusión; conferencias; aumento de un módulo más en las lagunas sanitarias; apoyo a proyectos de reciclado; centro de cultivo de flora autóctona en el vivero municipal. Las organizaciones sociales realizan talleres y charlas en las escuelas públicas y privadas, de nivel inicial, primario y medio, urbanas y rurales; caminatas de reconocimiento, observación, concientización, salidas a campo; participación en instancias superiores como la COTBN; articulación con los proyectos del Museo de la Estancia Virrey Liniers y con Centros Vecinales; acompañamiento a instituciones que hacen investigación, como Ecosistemas Argentinos, recibiendo asesoramiento técnico. 16


1.b.2 Derecho a la Protección Área Atención de casos Objetivos Abordar situaciones de violencia de género y familiar y vulneraciones de derechos de niños y jóvenes; garantizar la protección integral de niños y jóvenes; promover condiciones generales de cumplimiento efectivo de los derechos del niño a través del desarrollo de políticas públicas integrales, interinstitucionales e intersectoriales; evaluar las medidas tomadas por el poder ejecutivo en cuanto a su concordancia con las normas constitucionales y los derechos del niño; garantizar el cumplimiento de la Ley de Violencia Familiar 9283; defender a un imputado o representar a un menor como víctima; recabar demandas de los vecinos; trabajar sobre aspectos preventivos; articular con otras instituciones. Prácticas socio-territoriales Acompañamiento de casos, con asistencia, derivaciones, visitas domiciliarias; talleres de género; talleres sobre consumo problemático de sustancias; campaña contra la violencia en las escuelas; implementación tanto de medidas de protección como de medidas excepcionales en casos en los que lo recomienda el equipo técnico; tareas de relevamiento de instituciones, de condiciones de vida, de opiniones; fortalecimiento y acompañamiento del trabajo del CNA; instalación en la agenda pública de la necesidad de la protección integral; asistencia y seguimiento de proyectos comunitarios; monitoreo de políticas de desarrollo social; control de legalidad de las medidas de privación de medio de vida de la Senaf; realización de órdenes de allanamiento; audiencias y entrevistas con las familias y los niños, niñas y adolescentes; medidas cautelares urgentes; representación promiscua de un incapaz como víctima o como acusado de un delito; solicitud de intervención de equipos técnicos; proyectos de diagnóstico en la comunidad; investigación de delitos en los que sólo hay menores involucrados y de delitos en los que hay mayores y menores en conjunto; acciones de oficio ante inacción de alguna institución en lo asistencial. 1.b.3 Derecho al Desarrollo Área Desarrollo Social Objetivos Para el sector estatal, el accionar se dirigen a objetivos muy diversos que van desde cubrir demandas particulares hasta diagnosticar la situación de la población periférica de la ciudad; tomar la realidad social desde políticas de estado, evaluando políticas existentes y sumando nuevas; desarrollar una idea de trabajo como dignificación; implementar políticas cooperativistas y pensar en la sustentabilidad. Para las organizaciones privadas y comunitarias los objetivos son transformar la realidad de los sectores vulnerables de la comunidad promoviendo la educación, el trabajo y el servicio solidario, generando igualdad de oportunidades para lograr una sociedad más justa y fraterna; desarrollar proyectos de promoción social y actividades educativas formales y no formales, productivas y solidarias; mejorar la calidad de vida de la gente que habita en los barrios, haciendo hincapié en los servicios, la seguridad, fomentar el deporte para sacar a los chicos de la calle; planificar lugares adecuados para los chicos; apostar a la integración y socialización de los niños entre pares; generar valores y hábitos; promover la solidaridad; hacer hincapié en la expresión plástica; transmitir contenidos adecuados y desarrollar hábitos saludables a través del juego. Prácticas socio-territoriales 17


El Estado trabaja a través de dos dependencias fundamentales: los Centros de Apoyo Socio Educativo (CASE, conocidos como merenderos) y los Centros de Cuidado y Desarrollo Infantil (CCDI, conocidos como guarderías). Asimismo, se implementan una serie de programas: Programa Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA); Programa CASE (basado en la Ley de Emergencia Social), que brinda merienda y apoyo escolar en algunos barrios, acompañado de deportes y arte; Programa CCDI, que ofrece cuidados infantiles; Programa Vida Digna, para mejoramiento de vivienda por hacinamiento crítico y de escusados; y Programa Municipal “Mi familia es mi lugar”. Se gestionan créditos e implementan políticas, programas y proyectos a nivel local. Desde la CONADIS (Comisión Nacional de Discapacidad) se implementa un Fondo Nacional para Programa de Ayudas Técnicas a Municipios y personas discapacitadas. Por último, se llevan adelante capacitaciones concretas para trabajo territorial y asesoramiento para cooperativas escolares con jóvenes. Las líneas de acción de las organizaciones privadas y comunitarias se vinculan a la educación, la formación y el trabajo con cursos y talleres de capacitación teórico-prácticos en diversas temáticas; y la promoción educativa y laboral a partir de la enseñanza de oficios: jardinería integral, plantas nativas medicinales y música. Se propicia la realización de deportes, el apoyo escolar, se garantiza la alimentación con merenderos y se ofrecen cuidados para la temprana edad con guarderías privadas que, en ocasiones integran niños con discapacidades. Área Educación no formal Objetivos Estimular la lectura y la cultura; ser un “puente con la comunidad” para el acercamiento al libro, dando apoyo escolar; profundizar la escuela de oficios; lograr la inserción laboral de jóvenes en el Municipio y en la región; dar cursos; relevar la demanda de puestos de trabajo y capacitar según las demandas del mercado laboral; apoyar la trayectoria escolar de jóvenes de manera integral; realizar un seguimiento e implementación de proyectos; prevenir el abandono escolar realizando un trabajo en red; analizar las problemáticas colectivas para trabajarlas y evaluarlas particularmente; habilitar un espacio de participación que consolide la identidad personal y barrial. Prácticas socio-territoriales Ofrecer préstamo de libros a domicilio con actualización anual de la sección infantil; realizar apoyo escolar y ayudar en la búsqueda de material en libros e internet; promover la lectura en las escuelas, a través de programa “Cuento contigo”; realizar talleres literarios, teatro, lectura; difusión de actividades culturales; recorrer empresas para saber qué puestos es necesario cubrir; llevar adelante un programa con el sector turístico de la Municipalidad; colaborar en la Exposición “Alta Gracia por Alta Gracia”; desarrollar herramientas de diagnóstico para ver el perfil turístico de la ciudad; ofrecer cursos de carpintería, computación, gas, turismo y otros; propiciar acuerdos escolares de convivencia; talleres de convivencia y educación sexual integral; brindar apoyo a tutorías, a exámenes y a situaciones particulares; concretar el proyecto de Centro de Estudiantes; trabajar por la animación de recreos del turno noche; concretar el proyecto de Escuela Hospitalaria; hacer un seguimiento de la historia de vida de los jóvenes; promover un trabajo individual y grupal con jóvenes; ofrecer orientación en turismo y gastronomía con nuevas posibilidades laborales; prevenir el abandono escolar, realizando un trabajo en red; analizar las problemáticas colectivas para trabajarlas y evaluar las particulares; trabajar con los docentes luchando con las prácticas educativas estereotipadas; desarrollar un espacio educativo no formal en el que los chicos decidan por consenso qué actividades hacer; trabajar con una murga y otras expresiones culturales. Implementación del Programa de Prevención del Abandono Escolar en el nivel medio. Investigación histórica “Conocé la historia del nombre de tu colegio”. Participación en la creación de un Concejo Escolar. Actividad de extensión para todas las guarderías públicas. Escuela Municipal de Artes, en proceso de reorganización e institucionalización, con artes escénicas, artes aplicadas (plástica), artes visuales (fotografía, diseño, audiovisual) y música. 18


Área Educación formal Objetivos Cumplir las políticas educativas; mejorar los indicadores de calidad educativa y rendimiento; promover la mejora pedagógica; fortalecer la convivencia y la integración en las escuelas; mejorar los procesos de planificación estratégica, seguimiento, control y evaluación de los procesos; construir acuerdos, aunar criterios y generar climas institucionales positivos; reflexionar, redefinir el rol de la escuela y de los educadores frente a los contextos actuales; articular con las instituciones y promover el intercambio de experiencias apostando al trabajo en red y la fluidez de la comunicación; capacitar al cuerpo docente y no docente; partir de las ideas y saberes previos de los chicos; articular entre niveles (especialmente inicial y primaria en alfabetización inicial); prevenir, promover y atender la problemática escolar; fomentar la participación de los niños, niñas, adolescentes y el compromiso de los padres; apoyar el trabajo de los centros de estudiantes. Prácticas socio-territoriales Elaboración de protocolos de evaluación; desarrollo de nuevos diseños curriculares y de metodologías de diagnóstico; desarrollo de habilidades de gestión con directivos y docentes; talleres con directivos y docentes para la reflexión conjunta del rol social del educador en los nuevos escenarios identificados; asesoramiento pedagógico; implementación de acuerdos de convivencia; instancias de intercambio de experiencias; ámbitos de integración entre escuelas; capacitaciones en educación sexual; trabajo en red con el Municipio e instituciones; asistencia activa en el CNA a través de la comisión de capacitación; recuperación del patrimonio y de la cultura; realización de evaluaciones externas para el Ministerio de Educación; Proyecto “Conocé lo Tuyo”; implementación de la jornada extendida en diez escuelas; promoción del trabajo de las escuelas en los medios de comunicación; programas provinciales de atención a la diversidad, convivencia escolar, etc. Área Cultura Objetivos Generar nuevos agentes/público consumidor de cultura; fomentar el trabajo de los artistas locales; promover espacios de difusión de la cultura; trabajar en el turismo cultural como perfil de la ciudad; estimular la formación patriótica en niños y jóvenes; que los chicos aprendan un instrumento; trabajar lo grupal, el significado que tiene para ellos juntarse; re significar las experiencias de vida dándoles una visión diferente; reunirse a lo que sea, pero juntarse; tener un estudio de danza propio, transmitir lo que uno siente por la danza; llevar el arte al alcance de todos; propiciar que las personas puedan expresarse a través de una actividad de calidad; ser un espacio para que los chicos estén fuera de la calle; problematizar y visibilizar los engranajes que jerarquizan vidas humanas y discriminan, trabajar por el respeto a la diversidad; problematizar la lógica que sostiene la discriminación; promover la cultura en la ciudad desde otro lugar; despertar la ciudad, romper los límites para ir más allá en su proyección cultural. Prácticas socio-territoriales Desde el Estado se implementan las siguientes acciones: Coro de Jóvenes, Coro Infantil; Día Internacional de los Museos; Feria Vías de Diseño (en co-producción); Día Internacional de la Danza (en co-producción); Semana del Che; Concurso de artes plásticas “Imaginando al Hombre Nuevo”; Concurso Arte Joven; Feria del Libro; Mes del Museo Manuel de Falla con concurso literario y de pintura; encuentros corales y de conciertos; aval a la Noche de Poemas y su concurso literario; apoyo a la realización del Encuentro de Cantautores; Festival de Teatro x la Vuelta; Aniversario Museo Dubois; Siestitas de Cine; Maratón de circos; Cuerpo Artístico Municipal; Actos y desfiles, 25 de mayo y 20 de junio, con promesa a la bandera de las 19


escuelas; organización de los Quinchos y de Día del Niño; apoyo al Ballet Municipal por medio de una ordenanza. En las instituciones privadas y comunitarias se trabaja para la enseñanza de percusión, con actuaciones en todos los eventos de Alta Gracia, cierres de campaña de varios partidos, presentaciones; realización de talleres de banderas, swing banderas, confección de mural al frente de la canchita, salidas al museo en la Semana del Che, presencia en las Marchas (24 de marzo), actividad: ¿Qué sentís siendo parte de la murga?, armado artesanías; iniciación a la danza y gran variedad de ritmos para niños y adolescentes; profesorado en danza folklórica argentina y en clásica y el instructorado en ritmos y en bailes de salón, como una salida laboral para los jóvenes; celebración de la Semana de la Diversidad y del Día de la Mujer; desde el Bloque de Encuentro x Alta Gracia está trabajando en una red con la Dirección de Salud, Mumala, el Área de Familia, el equipo de Salud Sexual y Reproductiva del Hospital, Luciana Lipka de la Policía para abordar integralmente el género; taller de teatro de niños y de jóvenes; taller de violencia escolar; Semana de la Integración de Personas con Discapacidad; obra de teatro realizada con las 4 instituciones de discapacidad de la ciudad; funciones y festivales de Teatro. Área Deportes Objetivos Acercar la Municipalidad a los barrios con actividades deportivas; continuar con los deportes que ya se realizan como hándbol y vóley; municipalizar la liga de futbol; llevar el deporte a los niños y jóvenes inculcando valores como la solidaridad, la salud, el compromiso, el trabajo, los buenos hábitos, la amistad, la posibilidad de caerse y levantarse sin perder de vista el derecho de los niños a divertirse; inculcar el deporte para que vivan una vida sana; apoyar a los chicos y darles un marco de contención para que no estén en la calle; brindar un espacio de socialización y enseñanza en donde se diviertan y disfruten. Prácticas socio-territoriales La Municipalidad viene llevando adelante acciones como “Alta Gracia corre por los barrios” en donde participa toda la familia y la comunidad; “Escuela de Vacaciones”; torneos de natación; “Acuatlón”, proyecto implementado por el gobierno radical al que se le da continuidad; apoyo a proyectos de deportistas locales: “Maratón” a la Paisanita, “Maratón Mixta”, “Mountain Bike” “Trial Bike”, destrezas en bicicleta; rescate de espacios y equipamiento de oficinas en el Parque Infantil; compra de camisetas y pelotas para cada deporte y mantenimiento del presupuesto destinado a los mismos. Los espacios privados y comunitarios ofrecen futbol a chicos de varios barrios, generándose pases de un club a otro; apoyo en el estudio; ofrecimiento de la merienda, con la colaboración de la Secretaría de Desarrollo social y de algunas mamas; enseñanza del básquet. Área Religiones Objetivos Trabajar con jóvenes, en especial los más pobres; formar buenos cristianos y honrados ciudadanos; devolver la capacidad de poder soñar y las posibilidades de algo diferente; dar herramientas para que construyan; ofrecer un lugar en el que se sientan parte de, para desarrollarse artística, deportiva y socialmente; un lugar de encuentro un espacio de contención; ser una propuesta educativa pastoral basada en el Sistema Preventivo o Pedagogía de la Bondad del educador del siglo XIX San Juan Bosco y la experiencia educativa salesiana; inclusión, protagonismo, significación de las relaciones personales, valores positivos, educación en la fe cristiana, promoción social. Prácticas socio-territoriales 20


Catequesis, merenderos, juegos y apoyo escolar; trabajo educativo; tratamiento de temas como violencia, droga, chicos en situación de calle; animación de las asambleas; talleres en escuelas sobre aprender a vivir en democracia, en valores, computación y guitarra; conformación de grupos juveniles: MJS (Movimiento Juvenil Salesiano), exploradores, batallón (de Don Bosco) con niños y adolescentes; actividades de campismo, valores y recreación; talleres para que puedan expresarse: guitarra, juegos, manualidades, danza, deportes, juegos, reflexiones, mensajes, fútbol y danza con animadores; encuentros y convivencias, respetando las edades evolutivas de los niños y jóvenes; trabajo desde las necesidades más sentidas del lugar; apertura intercultural, interreligiosa, interracial y sin una identificación política partidaria; fomento del asociativismo juvenil en torno a los valores del Movimiento Juvenil Salesiano; contención del niño, socialización, acompañamiento a la familia; enseñanza de hábitos; trabajo por medio del juego, el canto, las actividades especiales, en base a las buenas costumbres de la fe católica, aunque hay libertad porque algunos chicos profesan otra fe; construcción del edificio de la iglesia, hecho en conjunto con la gente del lugar; asistencia a niños de 0 a 4 años que desayunan y almuerzan en el CCDI. 1.b.4 Derecho a la Participación Área Participación Objetivos Las variadas organizaciones políticas vinculadas a la participación proponen diferentes objetivos, como adherir a políticas de referentes nacionales; garantizar que lleguen al territorio recursos, políticas y proyectos nacionales; promover la transformación social, priorizando lo colectivo sobre lo individual; fomentar la participación ciudadana; lograr una juventud autosustentable y que articule; llegar al gobierno como medio para cambiar la realidad social; partir de otra mirada de lo político desde lo social, si no hay participación real, los cambios no son profundos; proveer trabajo y dignidad, luchar; garantizar derechos a la educación, a la salud, a la ciudadanía; caminar con una mirada latinoamericana; sumar jóvenes, achicar brechas; pelear el rol del Estado; militar; responder inquietudes de los chicos; mejorar las instituciones educativas en lo edilicio, insertar a los chicos; realizar actividades solidarias; representar a los estudiantes; fomentar la participación; no mezclar al Centro con la militancia partidaria; brindar acción social. Prácticas socio-territoriales Ofrecer talleres de artística y cerámica; colaborar con insumos e infraestructura para merenderos; llevar adelante una política deportiva, comunitaria, patrimonial; educar a los guardianes del patrimonio; brindar un ropero para las mamás; llevar alimentos a instituciones, pero no a individuos para no generar clientelismo; organizar proyectos de fortalecimiento de centros de estudiantes; realizar actividades de reducción de daños y prevención; promover la lectura en todos los rincones; participar en el Consejo Municipal de la Niñez y la Adolescencia de Alta Gracia; crear comedores, merenderos, ollas populares; festejar el día de la mujer; trabajar en educación con alfabetización de adultos y apoyo escolar; realizar talleres de promoción de derechos de la mujer, diversidad, genero; acompañar la atención de casos y derivaciones; trabajar con niños, adolescentes, ancianos y mamás embarazadas; fomentar la participación activa de los jóvenes del movimiento que están trabajando el problema con la Policía y la aplicación del Código de Faltas; organizar campeonato de futbol, debates; hacer talleres de ambiente, educación sexual, murales de diagnóstico; promover encuentros de bandas; realizar jornada de jóvenes para arreglar la plaza y jornada de convivencia; organizar colecta para el Hospital de Niños y Golpe de Agua; crear una radio comunitaria; gestionar la conformación y desarrollo de los Centros de Estudiantes; mantener el local del partido abierto; organizar una cena para juntar fondos para cancha de futbol para chicos; promover festejos del día del niño y agasajo el día de la Madre; recibir donaciones y colectas de ropa, leche, juguetes; hacer una campaña de frazadas para el frio; repartir en los barrios verduras baratas. 21


1.c Cantidad de miembros En relación con la cantidad de miembros que trabajan en las instituciones vinculadas a niñez y adolescencia en Alta Gracia los datos globales quedan expresados en el gráfico a continuación. Allí se registra una amplia mayoría de instituciones que poseen grupos de trabajo de 1 a 10 personas, el 57,32%. Le siguen los equipos de 11 a 20 personas, con mucha distancia, en un 17,07% y luego los casos se distribuyen en el resto de los rangos en niveles más pequeños. La cantidad de personas que trabajan en una institución es información sumamente significativa puesto que representa la disponibilidad de encargados, empleados, colaboradores o voluntarios que toman decisiones, movilizan las acciones y administran los recursos. Es decir, el recurso humano fundamental para sostener el trabajo de la organización. El hecho de que el resultado sea de 1 a 10 personas nos está indicando la predominancia de equipos de trabajo reducidos, y puede analizarse de la mano del dato del acceso a recursos económicos que abordaremos más adelante y de la percepción de la mayoría de los entrevistados sobre la insuficiencia de los recursos humanos y económico-financieros de las instituciones para trabajar correctamente con niños, niñas y jóvenes.

Cantidad de miembros

60

50

Porcentaje

40

30

57,32%

20

10

17,07% 7,32% 2,44%

0 de 1 a 10

De 11 a 20

De 21 a 30

De 31 a 50

3,66%

2,44%

3,66%

4,88% 1,22%

De 51 a 70 De 71 a 100 Más de 100 No sabe/No No contesta corresponde

Asimismo, muchos de estos grupos de trabajo de 1 a 10 personas, pertenecen a la esfera estatal, en donde la cantidad es siempre más limitada que en el sector socio-comunitario. En las instituciones dependientes del Municipio el 74,19% tiene entre 1 y 10 miembros, mientras que en las organizaciones comunitarias, el 33,33% posee equipos de hasta 10 integrantes y el 55,56% de 11 a 20 personas. Es importante destacar las condiciones laborales de estos trabajadores, ya que dentro del ámbito estatal tienen, en la mayoría de los casos, un sueldo fijo y trabajo formal, mientras que en los espacios socio/comunitarios el trabajo es predominantemente precario y voluntario. De allí, las dificultades expresadas por dichas organizaciones a la hora de realizar un trabajo profundo y sostenido en la comunidad.

22


Cantidad de miembros

Cantidad de miembros

Nivel de pertenencia: Comunitario

Nivel de pertenencia: Municipal

de 1 a 10 De 11 a 20 De 21 a 30

de 1 a 10 De 11 a 20 De 21 a 30 De 51 a 70 De 71 a 100 Más de 100 No sabe/No contesta

3

1

11,11%

1

33,33%

1 1 1

23

55,56%

__ Estudiando el comportamiento de esta variable en cada área encontramos que las que siguen la tendencia general, de 1 a 10 miembros, son las instituciones pertenecientes a: salud 76,47%; educación 70%; discapacidad el 50% tiene hasta 10 integrantes y la otra mitad se distribuye por igual en los tres rangos que abarcan de los 21 a 70 miembros; desarrollo social 83,33%; deportes 66,67% y atención de casos 62,5%. Distinta es la situación de algunas áreas que tienen predominancia de equipos de trabajo más numerosos y, como vimos anteriormente, son en su mayoría organizaciones socio-comunitarias. De esta manera, en cultura, la mitad de los equipos, el 50%, son de 11 a 20 miembros; en el área religiosa este rango alcanza el 66,67%, no habiendo ninguna institución de este tipo con menos de 11 integrantes; para ambiente es aún superior, puesto que se encuentra en el rango de 11 a 20 miembros el 75% de los casos; y el área de participación, la más variada en su distribución, presenta un 37,5% de grupos en los que los miembros son entre 21 y 30 y un 25%, de 1 a 10 personas.

Cantidad de miembros Área de incidencia: Participación 40

Porcentaje

30

20 37,50%

25,00%

10 12,50%

12,50%

12,50%

De 51 a 70

De 71 a 100

0 de 1 a 10

De 11 a 20

De 21 a 30

23


1.d Financiamiento A continuación se analizarán las fuentes de financiamiento de las instituciones vinculadas a niñez y adolescencia en el Municipio. Este dato se complementará con las percepciones sobre la suficiencia o no de los recursos económicofinancieros para sostener el trabajo de cada organización. Ante la complejidad de las fuentes de financiamiento que se presentan en el territorio se han considerado fuentes únicas y combinación de fuentes de financiamiento. En términos de qué sector de la sociedad es el que más sostiene las actividades vinculadas a la niñez y la adolescencia, encontramos que el Estado lidera con el 42,68% y lo siguen en iguales porcentajes el privado y el comunitario 4 con un 13,41% respectivamente. Sin embargo, identificamos que las instituciones, en algunos casos el 28,1%, se financian con fuentes mixtas que combinan recursos privados, estatales y comunitarios en la búsqueda de superar las limitaciones económicas. La combinación más frecuente es la del aporte privado y estatal 12,20% y le sigue el combo privado, Estado y comunidad con un 8,54%. Menos visibles son las alternativas del Estado junto a lo comunitario el 4,88%, o lo privado y lo comunitario un 2,44%. No obstante, estas alternativas existen e implican el despliegue de una serie de estrategias de desarrollo de recursos, a veces más preestablecidas y constantes, como en el caso del Estado o de los privados, y otras más intermitentes y precarias como las comunitarias, aunque en ocasiones, la fuente comunitaria es la única vía para el sostenimiento de proyectos sociales en el territorio.

Fuente de financiamiento

50

Porcentaje

40

30

42,68%

20

10 13,41%

13,41%

12,20% 8,54% 4,88% 2,44%

0 Privado

Estado

Comunitario

Privado + Estado

Privado + Estado + Comunitario Comunitario

1,22%

1,22%

Privado + No sabe/No No Estado + contesta corresponde Comunitario

El área de la salud es eminentemente estatal un 94,1%, puesto que nos hemos enfocado en abarcar instituciones de la salud pública, no descartando la existencia de otros centros privados que ofrecen similares servicios. Aparece la institución Se entiende por Financiamiento Comunitario a las estrategias de financiamiento que implementan las comunidades de modo solidario, cooperativo y voluntario.

4

24


del Programa del Sol como la única que también se solventa con aportes privados, puesto que los provenientes del Estado no son suficientes para brindar atención y contención en consumo problemático de sustancias a todos los jóvenes que lo demandan. En lo que respecta a la educación, tanto formal como no formal, prima la fuente combinada entre Estado y privados en el 60% de los casos, atendiendo, entre otras cuestiones, al sistema de cooperadoras que funcionan en las escuelas y luego, el Estado aportando el 30% y la comunidad el 10%.

Fuente de financiamiento Área de incidencia: Educación 60

50

Porcentaje

40

30

60,00%

20 30,00%

10 10,00%

0 Estado

Comunitario

Privado + Estado

La discapacidad es un área diferente a la tendencia general, puesto que en el 66,7% de los casos se financia por fuentes privadas (obras sociales de los pacientes) y sólo el 33,3% de las veces lo hace exclusivamente por vía estatal, como las instituciones del CEMAS y la Junta de Discapacidad. En el ámbito de desarrollo social, las fuentes son más variadas. El 75% se reparte entre el sector privado 25%, el Estado 25% y la conjunción privado, Estado y comunidad 25%. La fuente exclusivamente comunitaria también tiene su peso tratándose del 16,67% del total y le sigue luego la combinación privado y Estado 8,33%.

25


Fuente de financiamiento Área de incidencia: Desarrollo Social 25

Porcentaje

20

15 25,00%

25,00%

25,00%

10 16,67%

5 8,33%

0 Privado

Estado

Comunitario

Privado + Estado

Privado + Estado + Comunitario

Para los deportes priman indiscutidamente los aportes privados. Siendo que se trata principalmente de clubes de fútbol, éstos y la Liga Infantil de Fútbol, aún se sostienen con el pago de las cuotas de los niños, niñas y jóvenes que asisten a los entrenamientos. A través de las entrevistas conocimos la existencia de la Ordenanza N° 8.744, aprobada en el año 2010, con el objetivo de crear una Mesa de Coordinación entre la Liga y el Municipio en la que puedan trabajarse proyectos y mejorar la situación de los clubes de una manera equitativa a partir de la realización de un diagnóstico que evalúe prioridades y oriente las decisiones presupuestarias hacia las necesidades de infraestructura e insumos más importantes. También estipula el aporte por parte de la Municipalidad de profesionales abogados, contadores, arquitectos, etc. que colaboren a esclarecer la situación dominial y de personería jurídica de cada club siendo, la irregularidad, uno de los mayores conflictos. Asimismo, la Ordenanza establece que se exima a los clubes del pago de tasas municipales y otros impuestos. La crítica que se hace por parte de las instituciones deportivas apunta a que esta Ordenanza no se implementa efectivamente por parte de la Municipalidad, dando lugar a que “la relación con los clubes siga siendo aislada, arbitraria y no adecuadamente articulada”.

26


Fuente de financiamiento Área de incidencia: Deportes 40

Porcentaje

30

20 33,33%

10 16,67%

16,67%

16,67%

16,67%

Estado

Comunitario

Privado + Comunitario

Privado + Estado + Comunitario

0 Privado

El ámbito de la cultura se ve fuertemente sostenido en el plano comunitario, como en ningún otro, en un 37,5%. Los casos se distribuyen por igual en el resto de las alternativas posibles, menos la que combina al Estado y la comunidad. Esta característica del financiamiento de la cultura da cuenta de la necesidad de profundizar estrategias en el tema y del perfil socio-comunitario que toma la cultura a nivel local.

Fuente de financiamiento Área de incidencia: Cultura 40

Porcentaje

30

20 37,50%

10 12,50%

12,50%

Privado

Estado

12,50%

12,50%

12,50%

0 Comunitario

27

Privado + Estado Privado + Estado + Comunitario

No sabe/No contesta


Las instituciones religiosas se dividen entre el financiamiento comunitario 33,3%, el que une al privado con el comunitario 33,3% y el que conjuga fuentes privadas, estatales y comunitarias 33,3%. De las organizaciones ambientales podemos afirmar que, a excepción de la Dirección de Ambiente y Espacios Verdes que se financia por recursos estatales, el resto son colectivos de vecinos que trabajan exclusivamente por aportes comunitarios. Desde el punto de vista de la participación, la tendencia llama la atención ya que nunca aporta el Estado solo, sino junto a la comunidad en el 50% de los casos, o junto a privados 12,5% o a la comunidad y a privados 12,5%. Sí tiene exclusividad el sector privado con una frecuencia del 12,5%.

Fuente de financiamiento Área de incidencia: Participación 50

Porcentaje

40

30 50,00%

20

10 12,50%

12,50%

Privado

Privado + Estado

12,50%

12,50%

Privado + Estado + Comunitario

No corresponde

0 Estado + Comunitario

Para las instituciones de atención de casos, sea desde el Poder Ejecutivo como desde el Judicial, la fuente es siempre y exclusivamente estatal. Ningún sector privado o de la comunidad aporta financieramente, y sólo el Consejo Municipal de la Niñez y la Adolescencia es el que se conecta con el sistema de atención de casos de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes. 1.d.1 Suficiencia de los recursos económico-financieros La disponibilidad de recursos económicos para el financiamiento de las instituciones vinculadas a niñez y adolescencia en Alta Gracia amerita un análisis particular. Entendemos que el componente económico es crucial para el sostenimiento de las políticas y proyectos socio-comunitarios en niñez y adolescencia. Algunas organizaciones hacen mención acerca de la disponibilidad o no de recursos, mientras que otras eluden este aspecto por completo. Así, el 50% de las instituciones, afirma que los recursos con los que cuenta no son suficientes y sólo el 3,66% que sí lo son. Además, nos encontramos con que, casi la mitad de los entrevistados no se refiere al tema por omisión voluntaria o involuntaria, e incluso, por desconocimiento de la situación financiera de su organización. La gran proporción de “no sabe/no contesta”, el 43,9%, nos indica que la financiación, en especial la de las organizaciones socio-comunitarias, es una deuda pendiente a resolver para 28


garantizar la sostenibilidad de dichos espacios. Esto se suma a una gran proporción de organizaciones que directamente se expresa por la negativa. El dato se cruza con una variable ya abordada, la de la cantidad de miembros con los que cuenta la institución, y nos permite afirmar que las mismas están, en su mayoría, desempeñándose con no más de 10 integrantes y con recursos económicos escasos, que dependen generalmente y como ya vimos, de fuentes de financiamiento estatales.

Los recursos son suficientes Sí No No sabe/No contesta No corresponde

2,44% 3,66%

43,90% 50,00%

El comportamiento de este dato por área es muy constante y se divide entre las respuestas del “no” y del “no sabe/no contesta”. Sólo el área de la salud presenta algunos casos, ese 3,66%, que aseguran contar con los recursos suficientes y remite a algunos dispensarios de atención primaria de la salud que plantean poder prestar sus servicios con normalidad en las condiciones actuales. En síntesis, analizar la base económica de las instituciones vinculadas a niñez y adolescencia en Alta Gracia nos permite comprender, en parte, su accionar y desempeño socio-político. 2) Contexto de aplicación del Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes En este apartado se abordará el contexto histórico-concreto de aplicación del Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes desde el escenario del Municipio de Alta Gracia. Las evidencias de un trabajo en red previo, entre las instituciones entrevistadas y con distintos grados de formalidad; los incipientes conocimientos que tienen las organizaciones sobre el Sistema y el accionar ante casos de vulneración de derechos, no significa linealmente un efectivo funcionamiento del mismo. Aquí, se pretenden comprender las condiciones de base, el punto de partida, desde donde analizar las potencialidades de aplicación del Sistema en el marco de las circunstancias específicas que posee, en la actualidad, la realidad local. 2.a Procesos de articulación 29


Ante esta variable, tan relevante para el desempeño institucional, el trabajo en red, los entrevistados respondieron en un 87,80% que sí articulan con otras instituciones, frente a un pequeño porcentaje del 8,54% que indicó que no realiza articulaciones. Esto representa un dato emergente central a la hora de pensar sistémicamente las relaciones entre los diversos actores tanto a nivel municipal como regional, provincial, nacional e internacional y las potencialidades que existen para la efectiva implementación del SPID.

Articula con otras instituciones Sí No No sabe/No contesta

3,66%

8,54%

87,80%

Las respuestas por área revelan que, la gran mayoría de las instituciones, se ubican por encima del 80% al momento de responder que sí articulan. Es lo que ocurre con las instituciones de: salud 82,4%; educación 90%; discapacidad y desarrollo social 83,3%; cultura, ambiente, participación y atención de casos 100%. Sólo las áreas de deportes y religiones parecen dibujar una red más pequeña de articulación puesto que, para ambas, el 66,7% indica que sí articula y el 33,3% que no lo hace. Igualmente, hasta las áreas que articulan en menor medida, representan índices elevados de articulación. Los índices de articulación, cuantitativamente analizados, arrojan información contundente acerca de la importancia que la construcción de redes tiene para el trabajo de la gran mayoría de las organizaciones vinculadas a la niñez y a la adolescencia. Este dato se complementa, a continuación, con la percepción cualitativa que realizan los entrevistados sobre los procesos de articulación que sostienen. 2.a.1 Gráficos y percepciones sobre los procesos de articulación por Sistemas El análisis de los procesos de articulación se basó en la teoría sistémica, tomando como sistema base cada una de las áreas de derechos que agrupan a las diversas organizaciones entrevistadas. Por ejemplo: Sistema de Salud, Sistema Educativo, etc. A su vez, se analizaron las lógicas intrasistémicas, es decir, cómo se comportan las articulaciones entre los 30


actores que forman parte de cada sistema, vinculando los distintos subsistemas/organizaciones que lo conforman y describiendo las articulaciones que tienen entre sí. Luego, se analizan las lógicas intersistémicas, las relaciones entre los distintos sistemas que se encuentran tanto a nivel municipal como regional, provincial, nacional e internacional. Todos estos análisis pretenden dar cuenta de la compleja trama de relaciones y articulaciones que caracterizan la aplicación de cada derecho en el territorio y de los procesos que significan dichas tramas, los relacionamientos/movimientos endógenos o exógenos como características de cada Sistema y de la red global. Estos datos, se complementan con evaluaciones cualitativas que hicieron los entrevistados, expresando sus percepciones, críticas y propuestas sobre los procesos de articulación, lo que da cuenta de una amplia voluntad por articular así como de la necesidad de desarrollar nuevas estrategias de trabajo para ampliar y mejorar dicha articulación. Sistema Salud

Articulaciones intrasistémicas 25 / intersistémicas 19 – Niveles: municipal 9 / regional 3 / provincial 3 / nacional 4

Los entrevistados analizan que trabajar articuladamente siempre es un proceso positivo ya que permite abandonar una serie de limitaciones en el abordaje de las comunidades y sugieren intensificar las redes para mejorar el desarrollo de actividades extramuro, ya que los recursos, el personal y los tiempos nunca son suficientes. En general, las instituciones sanitarias articulan en dos aspectos: la derivación de pacientes entre niveles de diferente complejidad, y la tarea de inmunización con 31


incidencia en áreas programáticas previamente pautadas. Para el primero, el Municipio implementó un sistema de referencia y contrarreferencia entre los centros de atención primaria (dispensarios) y el Hospital Regional. La mayoría de los profesionales de los dispensarios manifestaron que la iniciativa fue muy interesante y necesaria pero que su implementación no es cabal y encuentra su mayor obstáculo en la devolución del Hospital y la posibilidad de darle continuidad al seguimiento del paciente: “la contrarreferencia nunca nos llega”, aseguran. Para el segundo, se trata de un mecanismo obligatorio por el cual cada dispensario está encargado de la cobertura en vacunación de una o más escuelas. Eso llevó a que las enfermeras se acercasen al ámbito de la educación, pero sin un proyecto significativo. La mayor inquietud de estas instituciones es poder profundizar el trabajo en la comunidad con actividades extramuro, y para ello desean estar más informados y capacitados. En otros casos, articulan con algunas organizaciones pero desean mejorar esos procesos en pos de aumentar los recursos a disposición. Desde las autoridades de la Salud Pública del Municipio, las articulaciones son mucho más intensas y variadas. Se entablan vínculos con otras dependencias estatales municipales, provinciales y nacionales, así como con figuras territoriales y del sistema educativo inicial, primario, secundario y universitario. Podemos concluir que, en los estratos de mayor jerarquía, los procesos de trabajo en red son más y mejores, pero no se reflejan en las unidades más básicas, como los dispensarios, que se encuentran muy aislados en sus áreas de incidencia y no reconocen un mecanismo aceitado en el sistema de derivación de pacientes a otras instituciones públicas. Sistema Discapacidad

Articulaciones: intrasistémicas 5 / intersistémicas 16 – Niveles: municipal 8 / regional 3 / provincial 1 / nacional 4

32


Para las instituciones del área de discapacidad, la palabra más frecuente para caracterizar los procesos de articulación es “positivo”. Todas las entrevistadas, excepto una institución, articulan, desean continuar, expandir y fortalecer las redes en las que se encuentran. Se observa que es algo muy provechoso, en particular para la población infanto-juvenil, puesto que permiten el surgimiento de nuevas propuestas e ideas. Sin embargo, hay una postura crítica muy interesante que apunta a que se traslade la articulación más allá de actividades puntuales y a largo plazo. Sistema Ambiente

Articulaciones: intrasistémicas 3 / intersistémicas 31 – Niveles: municipal 19 / regional 3 / provincial 4 / nacional 6

Las organizaciones que desarrollan actividades por el ambiente, entienden que la articulación existente con otros movimientos es muy interesante y necesaria, porque se crean redes más grandes para concientizar a la comunidad y darle más impacto a las acciones y a la participación. Como dice una entrevistada “las articulaciones con los otros grupos e instituciones es ir más allá, es que no tenga que ver con un grupo sino con ‘un lugar mejor para vivir’”. Para el área ambiental, siempre están muy presentes las instituciones educativas y observan que articular con éstas es un modo para que docentes y estudiantes tomen conocimiento de realidades preocupantes de la ciudad y puedan difundir a otras personas. Los entrevistados aseguran que el tipo de vínculo con la Municipalidad u otras instancias estatales no corresponde a una relación de articulación, sino de exigencia para que se cumplimenten las leyes.

33


Sistema Atención de casos

Articulaciones: intrasistémicas 15 / intersistémicas 22 – Niveles: municipal 15 / regional 3 / provincial 3 / nacional 1

Las instituciones de atención de casos entienden que son muchas y muy diferentes entre sí, lo cual complejiza las posibilidades de articulación cuando intervienen simultáneamente. El trabajo en red se está realizando desde la buena voluntad, pero no desde el seguimiento del protocolo. Éste es evaluado como muy positivo, algo que en su momento convocó a la mayoría de los actores, pero que en la actualidad no se aplica. En muchos casos, en especial en los que deben articular el Poder Ejecutivo y el Judicial, los contactos son meramente telefónicos y la comprensión es costosa porque se trata de profesionales de diversas disciplinas. “Para construir, es importante conocerse”, asegura un entrevistado. Por otro lado, las redes también deben tenderse con la comunidad, implementando talleres con las familias y las instituciones educativas para llevar adelante tareas de prevención. En definitiva, el protocolo es positivo, necesario y completo, pero debe ser seriamente retomado e implementado en la práctica porque actualmente las instituciones están trabajando prácticamente por separado, a pesar de la labor más estrecha entre la UDER y el Área de Familia. El actor que los entrevistados perciben como más atomizado es el Hospital Regional, que tiene cierto contacto con la Policía y los Juzgados, aunque débil, y nulo vínculo con otras entidades. Queda el desafío de acelerar los procesos de articulación e instalar mayores discusiones políticas teniendo en cuenta la realidad territorial, de la ciudad y sus barrios. 34


Sistema Participación

Articulaciones intrasistémicas 3 / intersistémicas 23 – Niveles municipal 15 / regional 1 / provincial 4 / nacional 3

Las organizaciones de participación consideran que los procesos de articulación siempre son positivos porque permiten potenciar el trabajo de todas las organizaciones, enriquecerse con el intercambio de experiencias y unir a muchos jóvenes. Esto permitió abrir la militancia de jóvenes, por ejemplo, en los centros de estudiantes, con el criterio de mantener al margen la militancia partidaria. Como negativo, consideran que debería existir una mayor presencia del Estado, para que estas actividades no requieran ser realizadas sólo por la sociedad civil organizada. Otras organizaciones sólo articulan en momentos eleccionarios o tienen la idea de articular a futuro con organizaciones que apoyen un determinado partido político. Hay quienes articulan “con todo el que pueden”, pero observan que se hace difícil sacar a la gente del cotidiano, y lo habitual, es trabajar aisladamente. “Solos no vamos a hacer nada”. También se plantean desafíos a la hora de articular con la Municipalidad ya que consideran que no hay posibilidades de discusión y que interfieren diferencias partidarias. “Dicen que sí, y después, nada. Exigen que el laburo lo haga el barrio”. Las propuestas son: profundizar las articulaciones ya existentes y buscar su continuidad o estabilidad. Articular desde un lugar que permita seguir creciendo para crear capacidades de participación y análisis. Algunos entrevistados reconocen como positivo el trabajo conjunto con áreas estatales y diferentes actores sociales, logrando mejorar la velocidad y calidad de la gestión de los mismos. Al mismo tiempo, la articulación les facilita el acceso a los instrumentos necesarios para la solución de diferentes problemáticas, lo que permite alcanzar los objetivos propuestos. “Se logró interactuar con diferentes grupos sociales”, esto les permitió tener mayor conocimiento sobre la realidad social. Como negativo, plantean la dificultad que provoca la falta de credibilidad por parte de los actores sociales hacia las instituciones de gobierno. La decepción, al no lograr siempre los objetivos planificados a causa de diferentes factores. La 35


propuesta es fomentar la participación política y social de los ciudadanos, ya sea en la esfera estatal o fuera de ella, sea en Fundaciones, Clubes, Asociaciones Civiles, ONG, etcétera; para que, de este modo, se cree un mayor compromiso social por parte de la ciudadanía en su conjunto. Sistema Desarrollo Social

Articulaciones: intrasistémicas 2 / intersistémicas 27 – Niveles: municipal 17 / provincial 3 / nacional 7

Hay quienes tienen como prioridad que todas las articulaciones que realizan tengan como objetivo fortalecer y enriquecer el proyecto integral de la organización, aportando para la concreción coherente del mismo, así como algunas en las que la articulación no figura como prioritaria en su labor. Se plantea, en algunos casos, que existieron articulaciones pero no se sostuvieron en el tiempo, en otros, la articulación es fluida. Consideran muy positiva la articulación, ya que todo lo que aporte al barrio es bien visto. “No importa de dónde venga… si eso significa un aporte positivo a la gente”. Están dispuestos cuando les ofrecen sumarse y participar. La excepción la constituyen las guarderías privadas, que manifiestan no articular entre sí y ven de forma negativa los relacionamientos que se han dado hasta ahora, tanto entre las guarderías, porque mantienen vínculos marcadamente competetitivos, como con el Municipio. “Se ha evidenciado una falta de respuesta de las 36


demás instituciones”. Como propuestas se ve necesario articular, que las guarderías municipales se integren con las privadas porque abarcan a la mayor población de niños, que se realicen actividades en común y proyectos entre todos, ya que actualmente no hay. Sistema Deportes

Articulaciones: intrasistémicas 11 / intersistémicas 8 – Niveles: municipal 2 / regional 4 / provincial 2

Algunas instituciones evalúan que no hay mucho contacto con el Municipio porque no hay una política deportiva en Alta Gracia desde hace muchos años. Plantean que no se articula debido a que las instituciones, como la escuela, no demuestran mucho interés. Algunas cuestiones se charlan en la Liga, pero hay muchos egoísmos. Cuesta, en la Liga, incorporar la idea de que los clubes no se fijen en la competitividad y que quieran generar un buen clima. La mayoría es exitista y se generan agresiones en los partidos. La articulación es compleja, existe una Ordenanza N° 8.744 de la que ya dimos cuenta en el análisis económico-financiero, que la regula. Esta Ordenanza empieza en 2009, en el marco de la discusión sobre presupuesto participativo. En ese momento cada Club solicitaba ayuda al Municipio y se respondía discrecionalmente. En 2010 se aprueba, partiendo de que hay falencias básicas que deben resolverse en una Mesa de 37


Coordinación entre la Liga y el Municipio. El problema es que la ordenanza no se aplica. El Municipio no cumple y continúa brindando una ayuda aislada. No existe una política seria para afrontar la situación de los clubes. Como aspectos positivos de la articulación, se plantea que les permitió conseguir recursos, cobertura médica, insumos, etc.; la existencia de una liga de futbol para mejor control, organización, sanciones y legalidad. En algunos casos “el Club es muy cerrado aunque este abierto”, no se hacen cosas para los chicos. Desde el Municipio, en general, se ve bien el hecho de articular pero, por ejemplo, la articulación que se realizó con los Juegos Evita no fue bien organizada y tampoco la provincia respetó los apoyos y compromisos acordados. Por eso, los profesores no quisieron participar más y organizaron interescolares a nivel local, con el apoyo de la Municipalidad. Pese a la complejidad que han representado las articulaciones del sistema, es importante destacar que es el único sistema que posee una estructura en red base indispensable para la implementación efectiva del Sistema. Esta se conforma por un nodo central, la Liga de Fútbol, en el que confluyen la gran mayoría de los clubes. Un último dato sobre el sistema deportivo es que, aparentemente, El Deporte, en Alta Gracia, “es el Fútbol y/o solo el Fútbol”. Sistema Religiones

Articulaciones: intrasistémicas 1 / intersistémias 15 – Niveles: municipal 10 / regional 4 / nacional 1

En cuanto a la evaluación que hacen de las articulaciones es que cuesta coordinar y llegar a acuerdos porque hay formas variadas en la práctica. Lo positivo es sentirse acompañados, se realizan encuentros entre niños y animadores. “Se articula con cada institución como se pueda”, se coordina, se colabora. A veces un poco, lo mínimo de articulación, a veces más. También manifiestan que faltaría más trabajo en red, que no ha habido trabajo con otras organizaciones. Proponen un trabajo en articulación.

38


Sistema Cultura

Articulaciones: intrasistémicas 4 / intersistémicas 34 – Niveles: municipal 21 / regional 3 / provincial 3 / nacional 7

Se considera que el trabajo en red es lo mejor, es la forma de optimizar recursos y agregar miradas. Es difícil por la falta de tiempo, ya que los ritmos del Municipio no lo permiten, las redes implican reuniones de intercambio. La articulación debería ser mayor y mejor. Anteriormente se realizaban actividades articuladas, ahora hay más trabas burocráticas para hacerlo. Hay articulaciones pero de manera privada y particular. Les gustaría tener más relaciones con otros actores. Con el Municipio, el contacto es complicado. Está el estigma, con algunos grupos, de que “son socialistas”, y por ello tienen que hacer presentaciones más burocráticas que obstaculizan los procesos. Por eso quieren armar una red que tenga un peso para trabajar con el Municipio y dejar de manejarse encapsuladamente. Algunos plantean que no hay apoyo municipal. Tienen muchas propuestas pero desde el Municipio no han respondido. “No hay políticas en lo cultural, educativo, turístico o desarrollo”. Sin embargo, hay espacios que se sostienen más allá de los colores políticos, ya que lo importante es articular con los que quieren hacer. Articular cuesta, porque todo se está haciendo por primera vez, hay barreras y miedos que romper, pero se trabaja en red con mucha gente, dando asesoramientos, etc. Es bueno porque nos damos una mano unos a otros, te sentís apoyado. No hay competencia excepto en los carnavales, se hacen buenos encuentros de murgas.

39


Sistema Educación

Articulaciones: intrasistémicas 5 / intersistémicas 43 – Niveles: municipal 31 / regional 4 / provincial 5 / nacional 2 / internacional 1

Ven importante la articulación con los involucrados en cada tema, pero complicada. Hay algunas dificultades con el Municipio, porque no difunden lo que trabaja la biblioteca popular y no contribuyen enviando sus gacetillas de prensa. No tienen en cuenta las iniciativas populares como parte de la promoción cultural. Lo positivo son las ganas, lo negativo, la falta de práctica en la participación protagónica. 2.b Conocimiento sobre el Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes La aplicación efectiva del Sistema de Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescente en el Municipio de Alta Gracia depende, en gran medida, del conocimiento y significado que éste tenga para las instituciones involucradas. Para ello, se investigó el conocimiento general sobre el Sistema y su cuerpo normativo y político, así como las representaciones que los entrevistados tienen del mismo. El panorama indica una realidad dividida, habiendo una mayoría del 42,88% de las organizaciones que conoce el Sistema y un 40,24% de personas que manifiesta no conocerlo. Un 17,07% de los entrevistados no se explayó al respecto, dando cuenta de un porcentaje adicional de personas que “no saben/no contestan”, vinculados al 40,21% que directamente expresa la negativa. Lo interesante del dato, sobre esta población dividida, es lo que emerge de los análisis por áreas.

40


Conoce el Sistema de Protección Sí No No sabe/No contesta

17,07%

42,68%

40,24%

Entre las instituciones de la salud, abundan los “no sabe/no contesta” 41,18%, engrosando al grupo de los que indican expresamente no conocer el Sistema, el 29,41%. Este dato es clave si lo cruzamos con los altos porcentuales de percepción de casos de vulneración de derechos en donde, el sistema de salud junto al educativo, representan las cajas de resonancia fundamentales de vulneración de derechos en el territorio. Si vemos que el 70% de las instituciones de la salud plantean no conocer o no saben/no contestan sobre el Sistema de Protección, y son las que reciben la mayor cantidad de los casos, es vital priorizar las capacitaciones del área.

41


Conoce el Sistema de Protección Área de incidencia: Salud Sí No No sabe/No contesta

29,41%

41,18%

29,41%

Por el contrario, tanto las instituciones formales como no formales de la educación, parecen estar más orientadas a un conocimiento general del Sistema de Protección, con un porcentaje del 60% de afirmativos. Sin embargo, el ámbito educativo es clave y debe capacitarse a ese 40% restante de instituciones que no conocen o no saben/no contestan sobre el tema.

Conoce el Sistema de Protección Área de incidencia: Educación Sí No No sabe/No contesta 10,00%

30,00%

60,00%

42


Entre las organizaciones que trabajan sobre discapacidad, las frecuencias son similares a las generales, y están perfectamente divididas entre las que sí conocen el Sistema, el 50%, y las que no, el restante 50%. Las instituciones del área de desarrollo social son más propensas a desconocer los principios y normativas del Sistema de Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes. Un 66,67% de las organizaciones entrevistadas afirma no conocer el Sistema, el 8,33% no sabe/no contesta y sólo un cuarto de ellas sí conoce el Sistema, el 25%.

Conoce el Sistema de Protección Área de incidencia: Desarrollo Social Sí No No sabe/No contesta 8,33%

25,00%

66,67%

El total de las instituciones vinculadas al deporte, el 100%, expresan no conocer el Sistema, lo cual indica una verdadera necesidad de capacitar a este sector en el nuevo Paradigma, para que éste pueda actualizarse y trabajar en sintonía con las nuevas miradas que enmarcan la niñez y la adolescencia en la actualidad. El dato se relaciona con el bajo nivel de percepción de casos de vulneración de derechos (33,3%) e invita a pensar que quizá exista un tratamiento débil de este aspecto, tanto desde el reconocimiento de situaciones en el plano empírico como desde las herramientas conceptuales y legales de abordaje en el nivel conceptual. Entre las organizaciones de la cultura, priman las respuestas por el “no” o el “no sabe/no contesta”, acumulando ambos el 75% y sólo un cuarto manifiesta conocimiento de la temática.

43


Conoce el Sistema de Protección Área de incidencia: Cultura Sí No No sabe/No contesta

25,00% 37,50%

37,50%

Las instituciones abocadas a la religión tienen una tendencia al desconocimiento del Sistema, el 66,7%. Mientras que la mitad de las que desarrollan proyectos ambientales, el 50%, sí lo conocen. Asimismo, el área de participación está más enterada del tema, llegando a un 62,5% que conocen el Sistema y, solamente, un cuarto de las organizaciones asegura no conocer el tema.

Conoce el Sistema de Protección Área de incidencia: Participación Sí No No sabe/No contesta 12,50%

25,00%

62,50%

44


Por último, el comportamiento de las instituciones de atención de casos es bastante previsible, puesto que todas integran directamente dicho Sistema y reflejan un conocimiento profundo de la temática. El 100% de los entrevistados manifiesta su conocimiento. 2.b.1 Representaciones sobre el Sistema de Protección Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes Las instituciones de la Salud consideran que “El Sistema es muy importante, representa el sentido común escrito en papel. Es algo raro que tengamos que escribirlo para que se cumpla. A veces los derechos se cumplen”. “Hay casos en los que los derechos se respetan por el abordaje de los equipos del Municipio”. “Particularmente, he escuchado bastante sobre el sistema de protección integral. Siendo completamente honesto, lo que a mí me cuesta es entender el cómo. Más que el qué, es el cómo. Cómo se le da respuesta a las cuestiones, cómo se ejecuta, cómo se implementan las acciones. El Sistema es lo que he visto cuando se trata la temática con profesionales, se ha explicado esto de reconocer al niño como sujeto de derecho. Pero te digo, me cuesta ver cómo se ejecuta, cómo es “eso””. Propone poder conocer más sobre los objetivos del Sistema, saber “qué es lo que se busca”. También se propone que la formación facilite una participación activa a modo de talleres. “En general, creemos que sí se respetan los derechos de los niños y de los adolescentes salvo casos puntuales”. “No se conoce el Sistema. Las leyes poco”. “Hace unos 15 años, cuando abrió el Dispensario, se habló un poco el tema de los derechos del niño, pero no hay conocimiento específico por los derechos de niños”. “Hay preocupación por los chicos pero a veces los intereses personales son más importantes que los intereses de los niños”. “Hace falta avanzar más en que los niños decidan por sus derechos, hoy sólo los padres deciden. Es bastante cultural”. “Hay un hueco, un nicho, en donde todo el mundo habla pero nadie sabe bien, lo hacemos por inercia, por ONG, por secretarias, pero no hay una política integral de acá a 5 años sino que todo lo queremos hacer ya. Creo que hay que buscar los nichos chiquitos y después de allí tender las redes. Nosotros queremos arreglar todo junto ahora”. “El Sistema es un cambio en la forma de pensar, concebir, interactuar, deliberar, hacer, comprender, sobre temas de niñez y adolescencia; que involucra a instituciones que influyen sobre la situación de muchos niños, niñas y jóvenes, como el Sistema Judicial, Educación y Salud, permitiendo articulación con el tercer sector, y con una fuerte impronta en la determinación de sujetos con derechos de estos niños, niñas y jóvenes”. Desde la óptica de las instituciones que trabajan Discapacidad manifiestan que “No existe quien supervise un caso de vulneración, en general, muchas veces desde la misma familia se vulneran los derechos, por ejemplo los niños no vienen a clases, o los padres aprovechan el beneficio del pase libre y si deben viajar lo hacen con el niño y este no asiste a clase”. “Hay pocas demandas de parte de los padres, a la vez, estos se movilizan con la discriminación, sin expectativas ni exigencias y, a veces con la victimización”. “En una visión histórica se han logrado avances respecto a los derechos, las personas con discapacidad eran portadores de rostro, se los excluía, hoy, se produce una polarización entre exclusión e integración”. “Es un Sistema fundamental y necesario. Valorar a los niños, niñas y jóvenes como sujeto de derecho y darles la protección integral, es un camino de aprendizaje, pero creo que entre todos podemos lograrlo, todavía hay mucho desconocimiento sobre el sistema”. “Es un organismo que garantiza un Sistema de Protección Integral, reconociendo al Estado como garante principal de las políticas públicas y básicas universales de los niños, como son la educación, la salud y la vivienda y la protección especial de los derechos de todos los niños. Ley 26.061. Esta ley tiene por objeto la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes que se encuentren en nuestro país, para garantizar el ejercicio y disfrute pleno, efectivo y permanente de aquellos reconocidos, en el ordenamiento jurídico nacional y en los tratados internacionales, como parte de la Nación. 45


Pasando de ser entendidos como objetos bajo la tutela del Estado para pasar a ser reconocidos como sujetos de pleno derecho”. “Desconozco los debates actuales, y considero que son poco respetados los derechos de los niños, niñas y adolescentes (….) lo vivimos ante la dificultad misma de acceder a un sistema de salud, a un sistema educativo, al no poder expresarse y a ser oídos; a no trabajar ni ser explotados sexual ni laboralmente; a ser oídos en procesos judiciales y, en ocasiones, creo que como ciudadanos comunes no percibimos estas situaciones”. “Veo mucha dificultad en llevar a cabo dichas leyes por falta de recursos humanos”. “No hay que politizar las acciones en defensa y derechos de los niños”. “Se conoce escasamente sobre el Sistema integral de derechos de niños, niñas y adolescentes”. Según las organizaciones vinculadas al cuidado del Ambiente el Sistema representa “Las leyes son bonitas, pero no se cumplen”. “Los derechos de los niños están vulnerados y no se hace mucho por eso. Me parece muy bueno esto que están haciendo, para que se vea lo que pasa”. “Me parece que falta trabajar mucho…, algo que compartimos es que, como trabajamos con mucha gente, veo que está presente esto de no involucrarse; está esta gran diferencia del lugar del adulto y el lugar del niño, bien diferenciado y alejado”. “Hay más conciencia, pero sigue instalado el concepto de que son derechos derivados de los adultos y no propios; de allí que también, en la aplicación y la transmisión de dichos derechos no existan muchas políticas inclusivas”. En las instituciones de Atención de Casos “El Sistema ha defendido la intervención del Estado, porque desburocratiza y fija el rol del juez, que antes estaba desdibujado y era más de terapeuta que otra cosa. Este nuevo paradigma le devuelve el rol jurídico al juez. Antes estaba ligado a lo asistencial, ahora esto está en el poder ejecutivo, porque debería ser más ejecutivo”. “Era positivo que antes fuera el poder judicial el que interviniese, por la experiencia que tiene un juez y la determinación con la que toma las decisiones, pero el poder ejecutivo está más organizado”. “Busca abarcar y cuidar todos los derechos de los niños”. “Está bueno que no se judicialice a la familia, pero en la demora, en la urgencia, muchas veces es la única salida”. “En general, las leyes se respetan, aunque faltan políticas por parte del poder ejecutivo”. “Ahora se ha complicado el trabajo porque la comunicación no es al interior de las dependencias del poder judicial sino con el poder ejecutivo. Antes era un funcionamiento conjunto y ahora con la SENAF no es lo mismo que con un tribunal. Los tribunales estaban siempre, porque tenían una guardia. La SENAF sólo se restringe a los días y horarios de atención, entonces no hay facilidades para intervenir. Los tribunales tenían escuela y ahora no se observan personas que demuestren vocación en el ejecutivo”. “La crítica no es al espíritu de la Ley 9.944, sino a su implementación. Lo ideológico está muy bien, lo mismo en la Ley 26.061. Las dificultades son de instrumentación, no hay profesionales y, por ejemplo, se desconocen los cambios de autoridad en la UDER”. “En este momento, lo que falta es asistencia al victimario para que no reproduzca conductas delictivas. Se puede imitar el modelo francés, que hace énfasis en este aspecto. La principal falencia actual es que en la atención terapéutica son trabajadores precarios y pocos en cantidad”. “Hay todo un desgaste desde el sistema judicial, pero el Estado no responde adecuadamente, no hay predisposición del Estado para responder. El Estado está desbordado porque no hay prioridad en la solución de los problemas de la gente. La Ley de Violencia Familiar es muy buena, pero el Estado no prioriza esta temática. No hay un estudio de campo realmente bien hecho. Hay una falta de adecuación presupuestaria a las necesidades reales. No es que haya que aumentar el presupuesto, sino racionalizar el gasto. La SENAF está dando respuestas, pero le va a pasar lo mismo que al poder judicial. Hay historias familiares que se reiteran y se vuelven a ver en los casos de Alta Gracia. En los Dispensarios se sabe, ahí se podría hacer una detección temprana”. “La falla del Estado está en la salud”. “El problema es la aplicación del paradigma, por los roces institucionales y la superposición de competencias”. “El volumen de trabajo de la SENAF es mayor del que se 46


pensaban, hay problemas en la administración de recursos. En el Estado hay poca planificación y organización. Los equipos técnicos son poco estables, no hay trabajo a largo plazo, planificado. Faltan muchos psicólogos y psiquiatras. En esta jurisdicción hay registrados 1500 casos de violencia familiar, pero existe sólo un psiquiatra. En los Directores de los Municipios también hay poca estabilidad, hay precarización laboral de los asistentes sociales y psicólogos. Tendría que haber más interacción entre acción social y salud”. “Hay que organizar la estructura de la SENAF, faltan recursos para actuar y tomar decisiones. Hay que profundizar lo administrativo y establecer las competencias del poder judicial y del poder ejecutivo”. “La parte que no está funcionando es la de medidas que se toman en la UDER, de las que no se sabe o están esperando algo del juzgado. El tema es que no se puede esperar, se actúa y después se comunica a la UDER y se ve si ya estaba actuando coherentemente o no. Hay que ampliar turnos, necesitan más apoyo, necesitan más reuniones con el juzgado, no es sólo el tema del horario. Ya no se interviene con urgencia desde este juzgado”. “Desde este juzgado, se hace la autocrítica de que a veces hay problemas en el asesoramiento de las personas de algunos casos”. “Estos espacios de promoción, son los que hay que “inventar”, innovar, con creatividad, escuchándolos, porque ellos son los que los van a ocupar en plazas, foros, centros culturales, no sé”. En las organizaciones de Participación el Sistema “Es un conjunto de normas que buscan la protección de la infancia y adolescencia, garantizándole, la familia, el Estado y la comunidad el respeto de sus derechos como sujetos”. “Si conozco sobre el tema, creo que hay que avanzar decididamente en la implementación, con la asignación de presupuestos acordes a los problemas que existen. “Los derechos se respetan en parte. Sigue muy arraigado el paradigma del patronato, aún cuesta pensar y accionar universalmente sin hacer distinciones entre los sujetos. Hay vulneraciones muy graves, fundamentalmente, por el contexto de violencia que estamos viviendo. El acceso a salud, empleo regular en la juventud, vivienda y servicios públicos básicos creo son los aspectos más desprotegidos”. “Personalmente si conozco el tema, pero veo que no se conoce el Sistema. En los barrios se ha trabajado lo básico sobre derechos del niño en talleres”. “No se conoce el sistema. Sabemos que hay leyes pero no se conocen”. “Conocemos el cambio de paradigma, el niño y el joven como sujeto de derechos”. “No se respetan los derechos de los niños, se respetan más que antes, pero siguen sin respetarse. No se los escucha, no nos dejan participar. Hay exclusiones económicas”. Para las instituciones vinculadas al Desarrollo Social “El Sistema de Protección Integral de Derechos puede definirse como un conjunto de acciones sociales y políticas, de corresponsabilidades que tienen todos los actores destinadas a la promoción, prevención, asistencia, protección resguardo y restablecimiento de los derechos de niños, niñas y adolescentes. La Fundación forma parte del Consejo Municipal de Niñez y Adolescencia en el que no solo se debate sobre el tema, sino que también se promueve, se informa y se busca influir en las políticas públicas. A nivel local, se observa un gran avance respecto de la protección y promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes, no solo desde la conformación del consejo local, sino también desde el trabajo con los medios periodísticos locales, congresos, cartelería, foros, etcétera”. “No conozco el Sistema, veo una falta compromiso con la situación de los niños, niñas y adolescentes de la ciudad, pero hablo con mis nietos sobre los derechos que tienen, creo que falta mucho por parte de los adultos. Los adultos, no nos ubicamos en el tiempo y el espacio, sabemos esto, pero no cambiamos”. “El Sistema es un espacio de contención 5 de los niños y adolescentes”. “El Sistema no existe, ya que se debería comenzar por educar a las mamás, y ellas no tienen ganas. Algunos participamos de charlas de la municipalidad pero no conocemos Es relevante analizar la palabra “contención” la que, en un primer análisis de discurso sobre las entrevistas, figura como una de las palabras más frecuentes utilizadas por los adultos tanto en los objetivos de su organización como en las propuestas de trabajo con niñez y adolescencia y en sus representaciones sobre el SPID. “Contención”, según la Real Academia española, significa: “Procedimiento o aparato que inmovilizan momentáneamente un objeto/sujeto”. Y, entre sus principales sinónimos, figuran: “sujeción, impedimento, freno, 5

47


el Sistema, aunque sí manejamos los derechos del niño”. “Es familiar la idea de los derechos del niño, pero no del marco legal específico”. “No hay respeto por los derechos. No hay espacios para escuchar a los niños, no cumplimos las ordenanzas, no les enseñamos a cuidar el espacio. Los estamos criando con el temor, de “esto no se habla”, con violencia, no les enseñamos horarios, ni disciplina”. “También vemos trabajo infantil, discriminación, se habló de que somos todos iguales”. Otras instituciones no hacen mención del tema. Proponen el respeto de los derechos del niño, trabajar mucho más en los lugares más alejados del centro ya que allí no hay buen trato, hay muchas mamás adolescentes, falta información a algunas mamás jovencitas. “Hay que promover el derecho a una infancia sana, y a quien no se le cumpla, el derecho a ser ayudado”. Según las organizaciones de Deportes “Los derechos se conoce muy por arriba. Pocos conocen. Los chicos los trabajan en las escuelas, pero no en la comunidad”. “En Santa Ana sí se hizo difusión y capacitación a través de su Consejo de Niñez y Adolescencia”. “No conozco más de lo que se escucho en la calle”. “Nuestras esposas son docentes y ellas enseñan estos temas. A los clubes no llegan mucho las leyes”. “Conozco por haber asistido al primer congreso que hizo el Consejo de la Niñez, pero muy en términos generales”. “El respeto de los derechos pasa mucho por cómo es cada persona en el trato con sus chicos”. “En el club, el chico y la mujer son prioridad, no hay que descargar en los chicos, pero ahora no es así”. “En general, creo que se respetan los derechos de los chicos, excepto el problema socio-económico en familias con muchos hermanos y no pueden”. “No se conoce del tema”. Desde el ámbito de las Religiones plantean que el Sistema “Se va conociendo, no podemos estar afuera de lo que se habla”. “Conocemos los derechos es el esfuerzo por estar en onda”. “No se conoce el Sistema ni las leyes. Sí se debaten otras leyes como matrimonio igualitario, mujer, homosexualidad”. “Las cosas de las que hablan los chicos se comprenden como derechos vulnerados”. “No conocemos casi nada”. “Los derechos no se respetan, fundamentalmente, en estas zonas más marginales”. “Con los chicos se trabaja el tema de los derechos del niño. Del Sistema en sí, no se sabe en profundidad, sí en general”. “Está muy bien que se tenga conocimiento de los derechos del niño, pero también de la mujer y la familia. Hace falta generar el derecho a la familia, con papás con trabajo y no con subsidio. Los papás no tienen sus propias garantías, eso también hace falta además de pelear por el niño. Cuando la familia tiene sus derechos garantizados, los tiene el niño”. “En tribunales no se pueden lograr cosas, es una pérdida de tiempo acudir ahí”. “El problema es que el CCDI cubre la necesidad del alimento, cosa que no debería corresponderle al Estado, sino a la familia que, trabajando, usaría al CCDI para cuidados durante las horas laborales”. “Está bueno que se amplíen los derechos, pero primero hay que garantizar lo básico, lo previo”. Las organizaciones de la Cultura “Conocemos muy poco, algo sabemos de los derechos del niño, pero por motivaciones de la vida privada no por el trabajo”. “Tenemos la idea de un niño sujeto de derechos y conocemos algunos debates generales por varios espacios: el CNA, los medios, internet, amigos. Ahora se está en un proceso de transición, y los procesos demandan tiempo, hay que desaprender y volver a aprender, pero si hay leyes ya hay una garantía, es un marco importante aunque parezca lejano”. “No tengo idea de qué es, hace poco leí la ley provincial”. “No lo escuché nombrar en el equipo, no sé si porque no lo conocen o porque no les pareció pertinente”. En el ámbito de la Educación comentan “Lo conozco, se habla mucho del tema”. “No hay políticas públicas concretas que lo aborden. Se habla porque es políticamente correcto. Se aborda el tema de manera equivocada, ni los gobiernos represión, limitación, traba, estorbo, entorpecimiento”, lo que amerita un replanteo sobre las prácticas y sentidos que propone el mundo adulto a la realidad infanto-juvenil de Alta Gracia.

48


provinciales ni los municipales pueden trabajarlo ni hacer respetar los derechos porque no hay articulación, no se sabe que hacer al momento en el que el maestro o el médico quieren hacer respetar los derechos de los niños, gana el instinto y la improvisación. Por eso debe haber un área de niñez municipal que realmente encare el tema”. “Son derechos conocidos pero no hay instituciones que se hagan cargo”. “Se maneja poco sobre el tema, es algo que falta conocer. Se sabe poco de lo legal, sobre todo por falta de tiempo”. “Hemos asistido al congreso y allí conocimos algo más sobre el tema. Nos interesaría que nos envíen las conclusiones del mismo para tener un soporte de los contenidos abordados”. “Conocemos las leyes, las políticas y los debates sobre el tema, pero todavía, la mayoría de los adultos, siguen considerando a los niños como “incapaces y menores, incapaces de pensar”. 2.c Percepción y procedimiento ante casos de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes La percepción de Casos de Vulneración de Derechos demuestra una tendencia general contundente al confirmar que, el 78,05% de las instituciones, sí han identificado casos de vulneración de derechos entre los niños, niñas y adolescentes con los que desarrollan sus tareas. El 7,32% de las entrevistas manifiesta no percibir casos, mientras que el 14,63% representa el porcentaje de “no sabe/no contesta”, situaciones en las que se desconoce la presencia de casos concretos pero no llegan a asegurar que, por ello, no existan. Muchas veces, los referentes de las organizaciones no deben lidiar con casos concretos, por el tipo de tarea o vínculo con la población infanto-juvenil que sostienen, pero intuyen la posibilidad de que ésta se encuentre vulnerable en algún aspecto.

Percibe casos de vulneración Sí No No sabe/No contesta

14,63%

7,32%

78,05%

Observando el comportamiento de este aspecto por áreas, encontramos que las instituciones afirman haber percibido vulneraciones a los derechos de los niños, niñas y adolescentes en los ámbitos de la salud en un 76,5%, la educación 89%, el desarrollo social 83,3% y la participación 87,5%. Allí las frecuencias son bastante similares al total, pero en el ámbito de la discapacidad, las religiones y, por supuesto, la atención de casos, el 100% de los entrevistados afirma percibir casos. En 49


donde menos se ha visibilizado este fenómeno es en el área de deportes, con un 33,3% de respuestas afirmativas, pero un 50% de “no sabe/no contesta”. En cultura, el 62,5% expresó haber percibido casos y en el área de ambiente, una mitad resuelve que sí y la otra que no. 2.c.1 Percepción y procedimientos ante casos de vulneración de derechos por áreas Percepción “proceso de conocimiento subjetivo de algo por medio de los sentidos”, hace referencia específica al conocimiento de casos de vulneración de derechos por parte de los entrevistados. Para ello, analizaremos los aspectos cualitativos referidos a los casos de vulneración de derechos de niños, niñas y jóvenes y, cómo procede cada espacio ante los mismos. Área Salud Las instituciones de la salud tienen gran importancia a la hora de la atención de casos de vulneración de derechos ya que, al igual que las instituciones educativas, representan las dos cajas de resonancia fundamentales dentro del sistema en donde se visualizan la mayor cantidad de vulneraciones de derechos que se manifiestan en el territorio. “Un chico golpeado va al médico y, con suerte, sigue yendo a la escuela”. Desde este espacio se plantea mucho abandono por parte de las madres a sus hijos, la falta de vacunación de los mismos y casos de violencia familiar. “Sospechamos, porque vienen diciendo que sufrieron golpes del marido o del padre o madre, nosotros nos manejamos por lo que se rumorea en el barrio lo cual nos sirve para prestar atención ante estos pacientes y bueno, nos comunicamos con la secretaria de familia y desarrollo o de violencia familiar”. “Hay de todo. Abuso sexual, de identidad, psicológico”. Se deriva al Hospital Misericordia, Hospital Córdoba, Hospital Infantil. Los casos de violencia se trabajan en vinculación con tribunales, “todo pasa por ahí”. Algunas instituciones comparten el criterio de realizar un diagnóstico precoz y proceder a una rápida derivación, “hay que trabajar muy específicamente, muy técnicamente y con mucha seriedad en esos casos”. Se expresa que hay muchas personas implicadas en la temática pero no hay asistencia. Reconocen la existencia de un área que trabaja en la municipalidad, Área de Familia, que deriva, pero exponen que desconocen puntualmente su trabajo. Hay disenso en algunos criterios en cuanto al abordaje del trabajo. Muchas veces no se apunta a responder a la demanda puntual del caso. Por la gravedad, suelen llegar al Hospital. Llegan más mujeres golpeadas que niños. “Si saben que tenés una tendencia a denunciar no vienen más a atenderse y perdés el grupo familiar”. “Las personas que llegan a hablar te piden que no denuncies, porque tienen amenazas de muerte para ellas o para sus hijos. La Justicia desestima, no atiende”. “En muchos de los casos, los golpeadores están asociados al poder judicial”. Cuando hay alguna problemática se deriva al dispensario central, que ofrece asistencia. Algunos casos vienen asociados al consumo de drogas. Algunos entrevistados proceden acercándose al dispensario central o haciendo una exposición a la policía. En ocasiones, se los llama de la policía a declarar. Durante una época había una trabajadora social como parte del equipo del dispensario vinculada con este tema. Se ven muchos casos, no tanto de violencia física, pero sí mucha psicológica. Los chicos trabajan, abandonan la escuela. Tienen problemas alimenticios. El dispensario intenta ayudar, pero no puede. El problema de adicciones se deriva, a veces, a una entidad que no recuerda el nombre, que se ocupa de dar tratamiento. No sabe si es privado o municipal. “Aquí llegan casos ya “casi consumados” desde la violencia familiar hasta la discriminación por género. También se erra por omisión, sin darte cuenta atendiste o viste a gente que tiene vulnerados sus derechos. Por ahí, se puede ver que los embarazos que atendiste no se pudieron defender de una violación”… “O uno puede “oler” cuando un niño o un adolescente entró a la guardia habiendo sido tratados muy mal por una autoridad policial o al revés, hemos tenido agredidos a algunos policías. Yo siempre digo que en este tipo de organizaciones como 50


este hospital, es necesario tener un abogado o un contador que sea del Hospital. Es necesario tener un asesoramiento legal para estos casos”. Área Discapacidad “Hemos enfrentado casos de abandono extremo, y de violencia. Tuvimos un caso, el más grave, que fue muy mal manejado al pedir intervención del área municipal y la SENAF.” “Se realizan intervenciones permanentes, se capacita el niño para que sea autónomo e independiente. Se refuerza con charlas a los padres, estos se registran y se hacen semblanzas de casos puntuales”. Se articuló con tribunales a fin de recibir orientación, con los trabajadores sociales de la institución, con el área familia del Municipio. En algunas instituciones sí se registran los casos, se otorga un apoyo integral a la familia. Principalmente después de una experiencia puntual donde no se había procedido con técnicas de registro ni supervisión, se comenzó a tomar esta modalidad de registro. En oportunidades, y actualmente, detectan y abordan casos de negligencia en el ámbito familiar, el mismo se abordó de manera inmediata, mediante acciones internas de intervención y, posteriormente, se solicitó la intervención de la SENAF, en donde se elaboró un plan conjunto de trabajo concreto y seguimiento hasta la actualidad. Se ha brindado capacitación de médicos para evaluar el control del niño sano, diferentes signos para detectar patologías. Se realizan recomendaciones a las familias para tratamientos y/u orientaciones. La Junta de Discapacidad no tiene asesoría legal. Plantean discriminación en Casa de la Cultura a algunos residentes para acceder a los talleres ocupacionales; familias que se desentienden de algún miembro para hogarizarlo, discriminación por parte de los vecinos de la Institución y en espacios públicos, por ejemplo: bancos, supermercado, etc. Área Ambiente Se percibe la vulneración del derecho a salud, familias afectadas por las fumigaciones en Barrio San Juan y problemas con el basural. Plantean que el área de salud del Municipio también debería actuar en estos casos. La falta de agua y la deficiente calidad también vulnera derechos de los niños y jóvenes tanto en zonas urbanas como rurales. Se propone trabajar desde la educación, con estrategias creativas, dándole propuestas positivas, desde la diversión, la alegría, el juego, “pudimos abordar temas de vulneración de derechos de los niños, con temas como plantaciones, cultivos, etc”. Área Atención de casos Hay casos que presentan avances mínimos y otros en los que sí se restituyen los derechos. Se saca al niño, niña o joven de la situación de violencia, se los asiste de algún modo y se van restituyendo derechos. “Con estos niños hay que trabajar siempre, porque la reparación no es totalmente posible”. Han percibido estos casos en la visita a escuelas. Se realiza un informe para ser enviado al Área Familia. En caso de no haber respuesta, se informa a Fiscalía. También se realiza un seguimiento, llamando por teléfono a la escuela. En el caso de adicciones, no hay casi ninguna respuesta. Sólo el Programa del Sol atiende algunos casos. Plantean la faltan de recursos (recursos humanos, programas, etc.) para dar respuestas adecuadas a la demanda creciente. El circuito legal se cumple, pero hay un alto índice de recurrencia, por lo que hay que ofrecer una verdadera posibilidad de tratamiento, por ejemplo en el caso de las adicciones.

51


Área Participación Se está colaborando en el protocolo de actuación de casos, mediante el Consejo de la Niñez. Plantean que la violencia está naturalizada, instaurada. Cuesta hablar con las mamás del tema. Cuando ocurre, en general, son mamás y papás que fueron violentados. Algunas organizaciones manejan estrategias para trabajar con las familias. Cuando se ven casos de violencia, por lo general, no se sabe a qué instituciones recurrir ni qué hacer. Se dan frecuentes peleas entre colegios afuera del establecimiento. “La dirección llama a la policía y la policía nos caga a palos. Nosotros vamos a separar, a explicar que no es la situación. Les dijimos a los directivos que no llamen a la policía, antes tenemos que tratar de hablarlo”. También se visualizan problemas económicos de los estudiantes, especialmente, en el turno noche que tienen algunas escuelas y discriminación. Área Desarrollo Social Se han atendido situaciones de conflicto familiar con indicios de violencia familiar verbal y física. Ante ello, en solo una institución entrevistada, se aplica un proceso integral de acompañamiento. Los preceptores, la secretaria del Instituto y la Directora son quienes, en primera instancia, toman contacto con la problemática. En una segunda instancia, se cita a la familia del alumno y se solicita asesoramiento a la trabajadora social del Instituto. En otros casos también se recurre al psicólogo o a la psicopedagoga. Ante problemáticas leves se realizan acuerdos en la institución con el grupo familiar y, en casos de mayor complejidad, se deriva a profesionales o instituciones especificas para su atención. En ambos casos se hace la conexión y se acompaña y supervisa el proceso. En gran numero de oportunidades la institución, por medio de la trabajadora social informa sobre trámites específicos, gestión de recursos, contactos y lugares de atención. Frente a diversas problemáticas realiza vinculaciones, acompaña, supervisa el proceso y monitorea el curso de las acciones. En las organizaciones barriales entrevistadas se muestra una gran preocupación por situaciones complejas y conflictivas. Por lo general, se deriva o acompaña a las personas al Área Familia de la Municipalidad, pero además se contacta con las profesionales del Área para avisar de la situación y averiguan luego si pudieron abordarla. Estos casos no tienen registro, algunas instituciones acompañan el proceso posterior y otras lo plantean como una imposibilidad. Se propone tomarse un día por chico para que, desde los CCDI y los CASE, vean qué pasa con la vulneración de derechos. Hay que atenderlos, abordarlos con un/a trabajador/a social, derivar al Área de Familia, articulando con Salud. En situaciones de violencia particular, algunos entrevistados, llaman a la policía. En las guarderías privadas solo reconocen casos de divorcios y separaciones en donde la guardería es el nexo entre los chicos y sus papás ya que tienen regímenes de visita dictaminado por jueces. Por ello, hablan con los padres para que les expliquen la situación y así, se trabaje de ante mano. En estos espacios no se plantearon procedimientos ni problemas de violencia pero se reconoce que cuando los niños están tristes desde la casa, se les nota en la guardería. Dicen que tienen “ojo clínico”, ya que “te das cuenta qué chicos reciben cariño de la casa y cuáles no”, que hay papás que no pueden ver a sus chicos, que a veces los chicos en los casos de separaciones quedan en el medio. Se procura tomar los datos de los habilitados para sacar al niño del jardín y cumplir las restricciones, sólo si hay órdenes de la justicia. Cuando se observan problemas de agresividad en las familias se intenta sugerir la consulta a algún profesional de manera individual. Desde el jardín nunca se dan diagnósticos, se aconseja a los papás. Se desconocen las instituciones pertinentes para acudir ante problemáticas. Área Deportes Registran el caso de un suicidio, un chico que había dejado el club, que jugaba con un grupo complejo de chicos más grandes. Se piensa “¿qué hubiera pasado si él hubiera seguido jugando?”. Denotan problemas en las familias y los chicos lo 52


manifiestan estando agresivos o aislados. Se procede de manera distinta según cada técnico. No se manifiestan casos graves. Plantean que no se vieron casos, “a ciencia cierta no”, pero reconocen que hay comentarios en el barrio y familias numerosas que salen a pedir. Área Religiones Se acompaña a los chicos y comentan que “algo se puede ver”. Comentan que las escuelas están más al tanto e intervienen. Se hacen denuncias. A algunos, todavía no les ha tocado intervenir, lo ha hecho la escuela primaria. Manifiestan no tener un tiempo de todos los días para intervenir. Por ello, si los chicos se ausentan varios días se ve qué pasó. Se hacen sugerencias a las otras instituciones. Otros entrevistados perciben casos, pero no tuvieron la necesidad de derivar o actuar. Además, no se conocen las instituciones a donde recurrir. Ven muchos casos de violencia familiar y problemas de acceso a derechos básicos. Ante casos de vulneración de derechos solo hacen el acompañamiento del niño. Los casos no se registran pero están en su memoria. En una institución está el proyecto de hacer una planilla de seguimiento, por ahora solo se hace en el taller de deportes. Otros exponen que no se han detectado casos graves de violencia o abuso. Sí, se observan necesidades de vestimenta que trabajan con Cáritas. Hay muchos problemas bronquiales en el invierno. “Aproximadamente un 10% de los chicos tiene casa propia y de material, el resto vive en casa tipo casilla y con grupos familiares grandes”. Área Cultura Se perciben casos de embarazo adolescente de chicas de 15-16 años. Violencia o casos graves no conocen, aunque no se hace un seguimiento minucioso con los padres como para ver algo más. Algunas instituciones reaccionan ante las temáticas de “reproducción sexual y salud”, los acompañan al dispensario y hablan con los adolescentes. “Lo que se observa en los barrios es que muchos chicos se hacen cargo de sus hermanitos”. Hay organizaciones que no han percibido casos, plantean que no es algo que se hable mucho y no ha ocurrido algo puntual. Desde algunos espacios son muy cuidadosos con las conductas de higiene y seguridad de los chicos, se trabajan pautas de comportamiento, “compartir, no pelear”. No se publican fotos de los chicos si los padres no lo autorizan. En otras organizaciones no se pudo preguntar. Se comenta sobre un chico con problemas de drogadicción, “andaba en otro ambiente”. En algunos espacios se habla y apoya internamente, y comentan “al chico le costaba hablar”. Hay organizaciones en las que no se procede y se reconoce que conocen a la SENAF, no comentan sobre otras instituciones a las que puedan recurrir. Área Educación “Se salva como se salva”. En las instituciones educativas sí se han percibido casos de vulneración de derechos. En una escuela entrevistada comentan la existencia de un protocolo armado internamente, “se habla con el joven y, si hay algo, se llama a alguna institución de salud”, es limitado ya que solo se usa para emergencias médicas. Los chicos les cuentan a los profesores sobre alguna problemática y de ahí a la coordinación de cursos. Se realiza el seguimiento por parte de profesionales de la escuela y preceptores. Trabajan mucho cuando los chicos pueden hablar, “es importante reconocer desde donde se habla”, luego, se informa a los padres. Algunas instituciones denuncian a la policía o buscan asistentes sociales. A veces denuncian los padres, a veces desde las directoras a la policía y al Área Familia del Municipio, Casa de Protección Familiar y también a SENAF, dispensarios o instituciones de la red. En ocasiones se ayudan y acompañan casos pero no se recurre a ninguna institución, en otros espacios recién ahora se está viendo el tema y, en algunas instituciones, todavía no se registran ni acompañan los casos. Se manifiestan problemáticas internas entre instituciones del sistema educativo. Los padres eligen determinadas escuelas porque “hay fama de que a los chicos se los contiene”. “Cuando viene 53


un menor se habla por si está judicializado o hay una cuestión puntual para que SENAF autorice. A veces los traen los papas o, al revés, a veces la SENAF es la que los manda”. Las instituciones educativas tienen un mayor conocimiento y relacionamientos con las instituciones que forman la red de atención de casos del sistema de protección integral de derechos ya que representan, al igual que las instituciones de la salud, un espacio fundamental para la aplicación del mismo y la caja de resonancia clave de la vulneración de derechos en el territorio. Es por ello, que reconocen que siempre hay casos de vulneración de derechos y que, cuando ocurren, “recién te avivas de lo que podrías haber hecho”. Proponen trabajar la prevención, la falta de capacitación y de decisión, “debido a la falta de orientaciones desde arriba”. Finalmente, es importante analizar como dato emergente de la investigación, que la vulneración de derechos de niños, niñas y adolescente no es potestad de una clase social, sesgo recurrente de algunas visiones que vinculan directamente la pobreza a la vulneración de derechos. La vulneración de derechos, por el contrario, es una variable que atraviesa a todas las clases sociales, con distintas manifestaciones. En el panorama local, es frecuente la falta de acceso a recursos básicos en las clases socioeconómicamente más desfavorecidas. Sin embargo, los niños, niñas y adolescente de clase media y alta también ven vulnerados sus derechos en aspectos como la cantidad de tiempo que pasan dentro de un establecimiento educativo, deportivo o cultural; el exceso de actividades, la cantidad de horas de exposición frente al televisor, el uso desmedido de nuevas tecnologías, entre otras. 3) Diagnóstico y evaluación crítica sobre la realidad infanto-juvenil de Alta Gracia Este apartado constituye el nodo fundamental del trabajo, unifica dos datos claves a la hora de construir un diagnóstico: la visión que tienen los adultos sobre la realidad de los niños, niñas y jóvenes y una auto evaluación crítica sobre la pertinencia de sus prácticas socio-territoriales en relación con las demandas derivadas de su propia realidad. En el cuarto apartado, a modo de síntesis, analizaremos la formulación de propuestas superadoras a corto y mediano plazo que surgen como consecuencia del diagnóstico. El reconocimiento de luces y sombras, aspectos positivos y negativos de la realidad infantojuvenil y la formulación de propuestas, fue la metodología seleccionada para la construcción del dato. 3.a Derecho a la Supervivencia Área Salud Se contabilizan 4.000 consultas anuales por dispensario, 400 casos de atención de vulneraciones de derechos y un incremento en la atención de niños, niñas y adolescentes desde salud mental del Municipio. Durante el invierno, del total de consultas, el 60% ha sido por causas respiratorias, y el 30%, por gastroenteritis virales. La cobertura en vacunación es buena, entre un 90 y 100%, así como la escolarización primaria de los pacientes, lo cual se atribuye, en algunos casos, a la Asignación Universal por Hijo (AUH). En los dispensarios, se reconoce que se generan muy buenos vínculos con la población a lo largo del tiempo si los profesionales perduran y fortalecen la confianza, pero en este momento no se dispone de recursos para salir de los dispensarios hacia la comunidad y trabajar en el territorio o en otras instituciones. Hay un número de adolescentes que asiste a los dispensarios con los padres y otro, que se acerca de manera espontánea, sobre todo por confianza con profesionales que hace más de 10 años que se encuentran en el lugar. En algunos casos no se les permite a los adolescentes hacerse consultas sin la presencia de los padres. Se evidencia que hay comunidades muy solidarias y con alto grado de pertenencia, aunque la participación a actividades formales es siempre costosa, en especial la convocatoria a adolescentes. Se destacan en algunas áreas, como en consumo problemático, un abordaje alternativo. Las problemáticas más enunciadas son: violencia familiar, maltrato infantil (que no se presenta en la mayoría de los casos en la consulta, pero sí se sabe en la comunidad) y problemas de conducta; prácticas familiares no saludables para el desarrollo y crecimiento de los niños, niñas y adolescentes, además de falta de autoridad de los padres, privación afectiva y poca 54


atención; obesidad como trastorno alimenticio, más frecuente que la desnutrición; embarazos adolescentes desde los 14 años; problemas respiratorios y afecciones en la piel por fumigaciones, canteras y basurales; consumo problemático de sustancias (no aparecen explícitos en las consultas pero se saben); enfermedades de transmisión sexual; deserción escolar; retraso en el desarrollo, autismo, hiperquinesia y déficit atencional vinculados a los controles natales; accidentes domésticos, del trabajo y de tránsito; discapacidades; problemas para el acceso al agua y al gas natural; lagunas sanitarias; celiaquía; complejidad de las nuevas familias; viviendas precarias y hacinamiento, dependencia del asistencialismo; falta de formación de profesionales; estigmatización social; escasez de tareas de prevención y comunitarias; carencia de obra social. Área Discapacidad La población es amplia y vulnerable y la demanda es mayor que la oferta. Se perciben problemas de contención afectiva, familias disfuncionales con casos de violencia, trastornos conductuales ante los cuales los padres no pueden actuar. Inexistencia de políticas de apoyo a la discapacidad a nivel municipal, sólo trabaja el sector privado que brinda una pluralidad de servicios muy interesante pero en su mayoría no puede incorporar a aquellos pacientes que carecen de obra social. En la ciudad hay muchas barreras arquitectónicas y de accesibilidad, principalmente en espacios públicos e instituciones educativas. Los padres desconocen cuáles son sus derechos y sus obligaciones en torno a la discapacidad. No saben dónde recurrir porque no tienen información o asesoramiento. Dificultades para la obtención de un certificado de discapacidad. Ausencia de instituciones que puedan abarcar un servicio de estimulación temprana para niños y niñas menores a los 4 años, quedan muchos niños y niñas sin abordaje. Falta de recursos humanos, financieros, edilicios y de infraestructura de las instituciones privadas. Falta de contacto entre las instituciones o burocratización de los vínculos. De todos modos, la articulación es buena y se derivan casos cuando eso facilita los tratamientos de los pacientes. Se percibe muy buena voluntad y continua búsqueda de capacitación por parte de todos los profesionales del rubro. La escuela común no cuenta con los recursos o herramientas para afrontar la diversidad en el aula. En la solicitud de certificados de discapacidad, hay familias de escasos recursos culturales y sociales que buscan tratamiento y otras familias que pretenden beneficios a partir de los planes sociales. Área Ambiente Grave vulneración de derechos sociales y de salud en los basurales. Los chicos buscan comida en los basurales y tienen enfermedades por el contacto con la basura y su quema. No todos sabemos todo, por eso es importante hablar del tema. Es bueno que se trabaje desde cada territorio pero la localidad toda no está concientizada de los temas ambientales. Los adolescentes de los barrios no tienen un espacio, carecen de contención y cuidados. Los niños toman todo con mucho afecto y se involucran con las propuestas. Los adolescentes también, cuando se sensibilizan, se interesan e involucran. Demuestran predisposición, creatividad, compromiso, propuestas. En general se ve que cuando la gente entiende que sus derechos no se cumplen, hacen su aporte, porque hay una vocación cooperativa, de colaboración con relación al entorno natural. Hay casos de familias afectadas por las fumigaciones, especialmente en Parque San Juan. Los problemas con el acceso y la calidad del agua también son patentes. Preocupa el problema del material particulado de Alta Gracia que genera contaminación del aire. Falta de árboles, por debajo de lo establecido por la OMS. Situación de vulnerabilidad social desde algunos de sus derechos (salud, vivienda digna, educación, etc) y lo económico. Contención afectiva muy profunda por parte de las personas con quienes participan, lo que les da un sentido de pertenencia y de comunidad. Son protagonistas de la lucha por los derechos colectivos.

55


3.b Derecho a la Protección Área Atención de casos La situación de los niños, niñas y adolescentes es compleja y diversa. Hay brechas muy marcadas. De manera creciente se están recibiendo muchos casos de abuso sexual de niños o niñas, lo cual indica que la gente se está animando a denunciar más. En general, se trata de derechos vulnerados que no han sido restituidos por otras instituciones. El nivel de conflictividad se levó muchísimo en lo que es violencia familiar. En algunos casos se observa que no hay participación real en las propuestas que se ofrecen a los niños y en la toma de decisiones, en otros se rescata que los chicos pasan a ser protagonistas en espacios como los clubes de fútbol, murgas, escuelas, dispensarios, eventos, espacios públicos, etc. Algunos perciben que las audiencias con los niños son muy provechosas porque te cuentan su versión y en muchos casos tienen deseos de ser escuchados. La voz de los niños se toma en cuenta. En otros ámbitos no lo son ya que no se produce un clima de confianza para que se sinceren. Hay problemas edilicios en Tribunales que muchas veces atentan contra la privacidad de las personas que acuden a estas instalaciones. Se está trabajando en red desde la buena voluntad, pero no por protocolo. No siempre se cuenta con el apoyo institucional necesario. Se está fallando en los programas de protección, prevención y promoción por falta de recursos. El Estado está desbordado y no está priorizando la asignación de los recursos para la respuesta a la problemática. Hay un problema en la adecuación presupuestaria de los poderes ejecutivo y judicial. En la atención terapéutica hay muchos problemas de precariedad laboral y escasez de profesionales. Los equipos son poco estables y no siempre hay vocación de trabajo. En los casos se observa un alto índice de recurrencia. Con la nueva ley se le ha devuelto el rol jurídico al juez, que antes estaba desdibujado y asemejaba a un terapeuta. El problema de la ley no es de espíritu o en lo ideológico, el problema es de implementación, de instrumentación de lo legal. Por ejemplo, la Senaf tiene turnos, cuando no está abierta los casos no se atienden y la problemática está presente las 24 horas de los 365 días del año. El personal también no es suficiente, al igual que los recursos materiales. La transición fue complicada, hay que tener en cuenta la experiencia y determinación con la que actúa un juez que hizo carrera en tribunales frente a un técnico que recién se incorpora y que su situación laboral probablemente es precaria. Además, la comunicación interna pasó de darse entre dependencias del poder judicial a comunicación entre el judicial y el ejecutivo. Las grandes causas de la violencia familiar son las adicciones y los problemas de convivencia fundados en cuestiones psicológicas. También se menciona la deserción escolar, la conformación de familias en las que los padres depositan la crianza de sus hijos en otras instituciones; problemas en el sostenimiento alimenticio. En ocasiones hay falencias en el asesoramiento a las víctimas, porque se trata de otras especialidades o por estar sobrepasados. Los abogados usan la Ley de Violencia Familiar de manera “express” para un divorcio o desalojo encubierto, y eso tiene graves consecuencias en la implementación general del sistema. La escuela contiene muchísimo a los chicos en estas situaciones de ausencia de las familias y de violencia. 3.c Derecho al Desarrollo Área Desarrollo Social Como sombras se percibe violencia, vulneración de los niños, consumo de drogas, portación de armas, agresividad, falta de afecto, demanda de algunos bienes materiales que ven en la televisión, falta de apoyo en la casa, falta de compromiso con sus tareas, carencia de vestimenta, desnutrición, algunos sólo toman la merienda y comen del PAICOR en la escuela. Las luces tienen que ver con el cariño, todos reciben Atención Primaria de la Salud y vacunación, los Dispensarios se usan mucho. Se trabaja con tres realidades de niños/as y adolescentes: quienes provienen de familias con situación de precariedad socioeconómica pero están interesados en formarse a través de la educación como herramienta para transformar su realidad; adolescentes que están fuera del sistema educativo y de las instituciones en general y adolescentes que se muestran apáticos, desinteresados. No obstante, empiezan a reconocerse, a sentirse cómodos, esperados, importantes, se sienten parte de un grupo. Lo que más cuesta es lograr que los adolescentes se interesen en 56


participar, sean atraídos por las propuestas, busquen ellos mismos superar su realidad a través de lo que ofrecen las diversas instituciones de la comunidad. El rol de la familia, es fundamental para que el adolescente se sostenga. En las guarderías se observa que los niños/as en general tienen el acompañamiento de sus padres (sus madres), situación que no se visualiza en todos los barrios. Algunos chicos no tienen contacto con niños de su edad. Las nuevas familias presentan dificultades en generar valores y hábitos. La mayoría de las situaciones tienen que ver con divorcios y restricciones de visitas en las que el jardín y los chicos queda en el medio. Falta de disponibilidad de salas de 4 años en escuelas. Las situaciones económicas de los chicos son variadas, algunos humildes, otros con mucho dinero. Hay chicos tranquilos y otros que no reciben atención. En ocasiones, a los chicos los “depositan” en el jardín. Algunos niños permanecen entre 10 y 12 horas en la guardería, comparten muy poquito tiempo con los papás. Hay desinterés de los vecinos, falta de compromiso y escasez de recursos económicos para financiar proyectos socio/comunitarios. No hay espacios para escuchar a los niños, no se cumplen las ordenanzas. No se les enseña a cuidar el espacio y se los cría con el temor “de esto no se habla”, con violencia. Falta enseñanza de horarios y disciplina. Muchas instituciones presentan severos problemas edilicios. Se rescata el voluntariado social, padrinazgos, trabajo de articulación en red. El avance del barrio. Los niños/as se apropian de los espacios y participan. Se ve como positivo el proyecto de ordenanza de centros de cuidado infantil, ya que no hay que considera a los jardines como a un comercio más. Área Educación no formal Del total de usuarios de la biblioteca un 30% son niños y adolescentes. Más por literatura que por consultas escolares. Su asistencia depende de la estimulación de los papás. A los más chiquitos los traen, los más grandes vienen solos. A veces los papás los dejan leyendo mientras hacen cosas en el centro, y los chicos encantados. Se demuestra mucho interés por la lectura. La estimulación al contacto con libros viene de la casa y de la escuela. Sólo 2 de 300 chicos manifestaron que no les gustaban los libros. También se nota que no saben buscar y manejar un libro. La salida laboral de los jóvenes depende del capital cultural familiar y no de la escuela. Se cerraron las escuelas técnicas, no juegan el rol de formación laboral para los jóvenes. No hay igualdad de acceso al empleo por la destrucción de la escuela técnica. Es más injusto. El secundario no ofrece herramientas, la crisis de la educación impacta en la crisis laboral de los jóvenes. Los cambios en los planes de estudio y las especializaciones no ayudan, hay políticas públicas con slogans que no sirven, hay demasiados vaivenes. Crisis de la formación en el empleo. El sistema educativo no responde a nadie. Hay que hacer cambios estructurales. Los coordinadores de CAJ y cursos son sólo parches. Las escuelas son demasiado grandes, los docentes no conocen a los chicos. La única forma de evaluación es la escrita. Desde los chicos hay un crecimiento en la participación, es un proceso social. Son generaciones que vienen con otra mirada. El Centro de Estudiantes surgió de ellos, hoy pueden opinar más. Demandan otras metodologías, otro modelo de escuela. La escuela que tenemos fue pensada para otro momento histórico. Estamos en una época de transición. La mayoría de los adultos todavía sigue considerando a los niños como incapaces y “menores”. Hay mucha vulneración de derechos. Muchos chicos están emancipados desde los 15-16 años porque tienen hijos. Hay chicos con problemas judiciales. Ha disminuido la edad promedio de los estudiantes, antes eran muy adultos. No se castiga al estudiante, la relación se hace fluida y amistosa en la mayoría de los casos. Algunos chicos vienen con experiencia del secundario pero no la mayoría. Hay problemas de consumo de drogas, lo que no es fácil de hablar porque los docentes no están capacitados. Problemática laboral. En cuanto al abandono, algunos dejan la escuela por empleos precarios o porque fueron padres. Hacen muchos esfuerzos por seguir, algunos asisten con sus hijos y vuelven cuando se quedan sin empleo. Hay problemas de transporte. Muchos problemas socio/económicos. Dificultades para comprender lo que leen o resolver situaciones problemáticas. Se observa gran entusiasmo, aumento de la cantidad de usuarios de la biblioteca gracias a un trabajo extramuro a partir del cual se ha salido a la comunidad. Algunos docentes acompañan la participación, otros no. Pero sí hay más políticas de Estado que garantizan espacios de participación. Aumentan los consejos de convivencia-CAJ. Falta de ejercicios participativos, el trabajo sólo es voluntario, en Alta Gracia no hay cultura 57


de la biblioteca. Los pocos recursos de las familias hicieron que los niños dejaran danza, deportes u otras actividades. Las instituciones son poco conocidas. Hace falta más gente en el equipo, hay problemas de mantenimiento del edificio y de equipamiento. Área Educación formal Visión positiva de los chicos. Saben más de lo que el adulto cree. Pero hay puntos de partida desiguales entre ellos para el aprendizaje por las diferencias socio-económicas. El problema es más de los adultos que no están respondiendo desde la familia y las instituciones. Se están naturalizando algunas situaciones como la violencia doméstica, el consumo problemático de sustancias, la falta de educación sexual, la escasez de participación de niños, niñas y jóvenes, los problemas de rendimiento escolar. Se percibe una falta de claridad sobre las funciones y roles de la escuela, la falta de adaptación del docente es real. Las instituciones están desarticuladas y a nivel local hay un desfasaje entre la demanda y la oferta educativa. Parece que se está comenzando a darle más peso a lo educativo: los docentes se están focalizando en educar, las políticas educativas son mejores, ha aumentado el presupuesto aunque los recursos aún son escasos, hay más programas y capacitaciones, la problemática escolar se comprende más, hay compromiso desde los equipos de trabajo. Hay un problema muy puntual con la falta de salas de 4 años para los niños y niñas de la ciudad. Ante situaciones de vulnerabilidad, a veces la escuela ayuda y acompaña, pero en ocasiones refuerza la problemática, ante lo cual deben intervenir equipos profesionales. Área Cultura Los problemas son de estímulo y de no tomar el conocimiento como valor. Se percibe falta de compromiso desde los padres y se evidencian grandes diferencias de clase, puesto que los jóvenes son muy diferentes entre los sectores altos y bajos en sus prácticas culturales y hábitos familiares. Se destaca cómo las familias solicitan a las instituciones culturales que dialoguen con los chicos para incentivarlos en su desempeño y continuidad en la escuela. Se observa que existen problemas de pobreza, de necesidades básicas insatisfechas, de alcoholismo y drogadicción y que a los chicos les cuesta hablar, por eso celebran cuando participan de las actividades culturales de las organizaciones. Llama la atención que a varios niños les negaron la asistencia a la escuela primaria, quitándoles el derecho a la educación. Asimismo, hay mucha violencia y discriminación. Se observa que no todos acceden a la tención de la salud y la higiene, algunos no tienen baño en sus viviendas. Los padres tienden a inscribir a sus hijos en espacios culturales para “sacárselos de encima”, lo cual evidencia mucha desatención. La televisión influye mucho en las actitudes. Se los contiene bailando, porque generan actitudes positivas. Se reproducen mecanismos de violencia. Hay casos de suicidio adolescente. Hay un patrón cultural de que el niño no es nada, no tiene una identidad sexual y la escuela es muy normalizadora en eso. El tema de Código de Faltas es problemático. En lo micropolítico, también se reproducen dispositivos de discriminación y violencia. La situación es frágil. Hay mucho esfuerzo desde el ámbito escolar, el cual está sosteniendo cada vez con más roles. Las familias están ausentes y carentes. La sociedad no sostiene a la familia. No hay políticas concretas. Hay un desconocimiento general sobre las demandas culturales y se dificulta mucho el sostenimiento de las actividades con programas de largo plazo. Con las salidas de los chicos por eventos culturales, ellos los disfrutan mucho, se lucen y saben cómo portarse. Lo más difícil de captar es a los adolescentes, tienen una actitud más desafiante, mientras que los niños toman todo como esponjas. Con los adolescentes se dan algunas charlas espontáneas. Ellos te hacen parte del diálogo, te ven como a un hermano mayor y se puede conversar. Es importante el trabajo en red y hay que reforzarlo. Se ha podido instalar el tema de la diversidad de modo público. Algunas personas encontraron un espacio de contención y asesoramiento.

58


Área Deportes Los niños ven el deporte como una diversión, aunque no todos se animan a participar, con ganas y cosas simples los chicos participan sólo por participar, no hay que subestimarlos, hay que ofrecerles espacios de juego que les ayude a conocerse sin reproducir el esquema de la escuela. Con respecto a la competencia, el problema de perder es de los grandes no de los chicos. Los adultos ven el deporte como control, posible ingreso de dinero a futuro. El deporte en Alta Gracia, prioriza el “campeón”, como el Semillero de Campeones. Lo que hay que hacer es trabajar en los procesos, no en los resultados. Lo mismo en cultura y recreación. Los chicos vienen de la casa cargados, a veces no hablan, se aíslan y enojan. Hay problemas de fondo. A algunos los mandan para sacárselos de encima, a otros por el deporte. Hay chicos en riesgo, en la calle, otros se quedan encerrados en sus casas. Los chicos andan por el barrio en la calle y no van a otro lugar porque no hay o porque la policía no los deja entrar al centro. Hay chicos solos, abandonados, con problemas de conducta. A los más grandes los ves robando y los más chicos salen a pedir. Toman agua sucia, nadie reacciona. Asimismo, se trata como adolescentes a chicos de 11 y siguen siendo niños con ganas de jugar. Antes había una niñez más sana. Actualmente, si a un chico le empieza a ir mal en el colegio, lo primero que se hace es quitarle el deporte, lo cual es un grave error, porque el deporte lo educa, lo contiene y entretiene. Los padres no apoyan, antes los anotaban para que jugaran un deporte, ahora para algunos es como una guardería. Hay falta de contención, de diálogo y de compromiso desde las familias y la sociedad, los chicos no ven el ejemplo en sus padres y en la sociedad. En el barrio no hay otras actividades más que el Club y la plaza. No se cuenta con el centro vecinal o un merendero. Los chicos en general son muy cariñosos y respetuosos. Se busca influir en la educación de ellos, en hacerlos personas solidarias y respetuosas del adversario. Lo que es grave es la actitud de los padres. El fútbol femenino es muy distinto a los varones las chicas tienen marido, hijos, se toman todo más en serio y son más competitivas. El problema es que no hay un baño para mujeres. Se evidencia falta de personal y de infraestructura municipal para responder a todas las demandas que hay, hay una brecha en la Liga Infantil de Fútbol en la que sólo participan niños y los jóvenes no tienen lugar para jugar. Hay un panorama incierto con el remate de canchas de los clubes y situaciones precarias de propiedad de los lotes, puesto que el problema de terrenos lo tienen muchos clubes. Área Religiones Según el planteo de los chicos hay necesidad de recreación, espacios libres, deportivos. Un espacio para todos, una plaza para jugar, encontrarse, dialogar, aprender cosas nuevas, lugar sin peleas y enojos, con otros códigos de respeto. Quieren aprender canto, música, baile, dibujo y pintura, “hacer cosas”. Dicen que lo bueno de ir a la escuela es que allí no trabajan, ni cuidan a sus hermanos, ni les gritan. Surgen problemas como poco conocimiento sobre educación sexual, consumo de cigarrillo, droga y alcohol, discriminación, violencia (espacialmente en el trato cotidiano y en las mujeres). Hay mucha violencia porque ellos son violentados socialmente. No van al centro porque no los dejan entrar. Necesitan mucho afecto, los chicos de clase media y alta también. Hay necesidad de atención y acompañamiento porque falta de la familia. Lo positivo es que entre ellos se conocen y todos tienen la misma problemática. Entre ellos no tienen diferencias. Son amplios, dicen lo que piensan, son participativos, tienen capacidad de moverse ante situaciones críticas, son solidarios, se organizan entre ellos para ayudarse. Hay prejuicios con lo religioso de ambos lados, no nos ven como parte. Los niños vienen con gusto. Los papás aprenden a tomar conciencia de la salud y el seguimiento de sus hijos. Hay logros en la socialización y en los hábitos, en el compartir. Reciben mucha asistencia social. Se les dificulta el acceso al servicio a la salud. Tres chicos son integrados porque poseen alguna enfermedad. Hay muchos problemas bronquiales en el invierno. Aproximadamente un 10% tiene casa propia y de material, el resto vive en casa tipo casilla y con grupos familiares grandes, hacinamiento. Hay muchas mamás solas o familias de hijo único. Muchos abuelos encargados. En tribunales no se pueden lograr cosas, es una pérdida de tiempo. El problema es se cubre la necesidad del alimento, y eso no debería corresponderle al Estado, sino a la familia que, trabajando, usaría las guarderías para cuidados durante las horas laborales. Asisten chicos de 4 años porque no pudieron entrar a salita de 4 de las escuelas ya que están saturadas. Todos los chicos comen y cuando no hay 59


actividad por algún motivo, vienen a buscar la vianda. Para un 50% es fundamental contar con esta comida. Lo más negativo es el problema del sostenimiento económico. Falta de acompañamiento profesional y de instalaciones adecuadas. 3.d Derecho a la Participación Área Participación El panorama es de diversidad y complejidad. Son jóvenes interesados. Pobreza social, económica y cultural. Cultura de la no participación. Frustración y pocas posibilidades de cambiar su realidad. “Los jóvenes la tienen más clara que los grandes, sólo necesitan orientación”. La mayoría de las familias no son convencionales. Los más grandes crían a los más chicos porque los adultos están trabajando. Tienen grandes niveles de responsabilidad. Hay problemas educativos, los maestros no se interesan cuando los chicos involucionan. Los chicos buscan lugares de contención y participación en donde estén los adultos. Están siempre esperando, tienen muy claro qué decir y qué no, para el sistema clientelar. Son híper creativos, cariñosos, curiosos, les fascinan que los reconozcan, están a la expectativa. Lo difícil es expresar lo que sienten y sentirse queridos. Están en la calle, siempre solos sin adultos, deambulan en bandadas. Hay una red de adultos que cuidan niños en un barrio, cuidado colectivo. Violencia naturalizada, suicidios de jóvenes, este año se ahorcaron diez jóvenes entre 15 y 20 años. Los chicos saben pero nadie trabaja el tema. Estigmatización ligada al código de Faltas. Gran problema con la Policía. Hay miedo a hablar. Violencia de género. Falta de contención. No hay respuestas del Estado ni de las instituciones. Gran burocratización, derivan a los chicos problema y nadie se ocupa. Algo positivo son los Centros de Estudiantes. Hay predisposición para las actividades de solidaridad, deportivas, juegos, música. Los jóvenes son los más perjudicados, no saben lo que les está pasando. Es muy difícil conseguir trabajo para los jóvenes. No hay industrias. La única fuente laboral es el Estado, no hay otras salidas. Los chicos salen como los padres, que reclaman, exigen, están arraigados en costumbres clientelares. La gente vota con la panza, la chapa y el bolsón. La gente tiene muchas necesidades, la ciudad está muy pobre. Se destaca la motivación y entusiasmo por trabajar en la temática, las posibilidades de articulación e incidir en la política pública. Se critica la falta de capacitación en parte de la organización, y de recursos materiales y humanos para llevar adelante algunas acciones, se convierten en soluciones a corto plazo, no son definitivas. 4) Propuestas superadoras de trabajo La contradicción intrínseca de todo proceso histórico-social posibilita el movimiento de un estado actual de cosas a un estado deseable, factible. Analizar los desafíos que nos presenta la realidad infanto-juvenil a nivel local permite visualizar fortalezas, reconocer debilidades y proponer la superación de contradicciones como proyecto de trabajo a corto y mediano plazo, desde diversos ámbitos (público, privado o socio-comunitario). Es por ello, que consideramos a las Políticas Públicas, acción desde el Estado, y a los Proyectos Socio-Comunitarios, acción desde instituciones y organizaciones sociales, como consecuencia de un Proceso de Desarrollo de lo comunitario, en donde el Diagnóstico Participativo es su primera etapa y base fundamental. El producto de un Diagnóstico Participativo es el conocimiento sobre la realidad, para luego, diseñar proyectos en consecuencia. A continuación, se visualizan las propuestas que todas las instituciones y organizaciones entrevistadas han planteado. El objetivo de este apartado es servir de insumo clave, de materia prima fundamental, para la elaboración de proyectos que se sitúen desde la realidad concreta y, desde allí, establezcan diversas estrategias para resolver las necesidades sentidas de la población infanto-juvenil con la que trabajan.

60


4.a Derecho a la Supervivencia Área Salud •

Fortalecer las especialidades médicas en todos los dispensarios y acompañar el incremento de profesionales con reformas edilicias y con equipamiento adecuado. Considerar la inclusión de psicopedagogos y profesionales en los equipos municipales que pongan énfasis en la estimulación temprana.

Crear programas de salud propios, además de las directivas provinciales y nacionales.

Incrementar las actividades de prevención en todas las dimensiones de la salud, en especial en el área de salud sexual y reproductiva.

Generar concepciones comunes entre los efectores de la salud en cuanto al compromiso con la Atención Primaria de la Salud y fomentar más capacitación en este nivel de atención, incluso para los funcionarios.

Tener profesionales que puedan enlazar a los dispensarios con las comunidades en las que están insertos para profundizar las actividades intramuros.

Reforzar el trabajo en red entre diversas instituciones y mejorar la comunicación entre los actores involucrados.

Mejorar la implementación del sistema de referencia y contrarreferencia y la coordinación con el Hospital, en general.

Desarrollar programas sobre consumo problemático de sustancias desde la salud pública para ampliar el acceso a las actividades de prevención y de tratamiento terapéutico. Área Discapacidad

Diseñar políticas públicas que partan del conocimiento macro de la población con discapacidad y permitan ofrecer asistencia y tratamiento a niños, niñas y adolescentes que no posean obra social.

Conformar un Área de Discapacidad municipal que atienda las demandas de la población con discapacidades.

Desarrollar la inserción laboral, que es muy problemática para los jóvenes con discapacidades en esta ciudad.

Mantener reuniones con los directivos del Hospital para coordinar acciones.

Difundir información y brindar asesoramiento para que las familias conozcan sus derechos y obligaciones en relación a la discapacidad.

Adaptar los espacios públicos de la ciudad a parámetros de accesibilidad para personas con discapacidades.

Visibilizar y difundir más la problemática para colocarla en la agenda del Municipio y de la comunidad.

Trabajar en forma articulada con la escuela común para construir herramientas en cuanto a criterios de diversidad y apoyar a los docentes para la inclusión de niños, niñas y adolescentes con discapacidades. Trabajar parámetros para la realización de derivaciones.

Fomentar espacios que se dediquen a la detección precoz y la estimulación temprana, de niños y niñas menores de 4 años que se encuentran fuera de la oferta de tratamiento.

61


Área Ambiente •

Conformar un Consejo Municipal de Ambiente para que se propicie la complementariedad entre las organizaciones sociales, el Municipio y el sector privado a la hora de planificar estratégicamente los usos del territorio.

Crear y realizar un ordenamiento territorial participativo para reservas naturales de usos múltiples y espacios verdes.

Concientizar a toda la localidad, actuar, hacer ver que el problema es de todos. Mostrarle a los niños y jóvenes que hay otras posibilidades, otros modos de vida.

Mejorar las limitaciones presupuestarias de las organizaciones sociales.

Actividades educativas mejor preparadas. Tratar de que la educación ambiental sea tomada como un eje curricular central en el sistema educativo.

Establecer presupuestos mínimos para la protección de los derechos de los niños y jóvenes que equilibren las diferencias económicas, sociales, educativas, alimenticias, culturales, de acceso al agua, etc., para explayar sus potencialidades.

4.b Derecho a la Protección Área Atención de casos •

Mejorar el trabajo en red a partir de la implementación formal del protocolo existente. Acentuar la comunicación entre los involucrados para que no se produzcan superposiciones u omisiones que afecten a las víctimas.

Realizar talleres para padres en los que se hable de las nuevas familias y escenarios. Poner foco en la experiencia de la gente que anda por los pasillos del poder judicial y ejecutivo a través de un relevamiento de familias. Además, informar acerca de cómo funciona el sistema, porque la gente no sabe quiénes intervienen en cada caso.

Hacer un trabajo de desmitificación sobre la problemática de la violencia familiar, ya que ésta se encuentra en todos los ámbitos.

Poner el énfasis en programas de prevención y promoción, para fomentar la inclusión, la igualdad de oportunidades, la autonomía, el bienestar de los niños, niñas y adolescentes.

Estimular la capacitación y la discusión de la temática de la niñez y la adolescencia.

Planificar y diseñar políticas públicas progresivas que partan de las estrategias existentes para fortalecer y/o crear nuevas institucionalidades.

Acompañar a dependencias gubernamentales y a organizaciones del ámbito socio-comunitario.

Generar el fortalecimiento de las familias y la comunidad.

Sumar equipo en el territorio, para mejorar la respuesta administrativa y las articulaciones.

Ofrecer asistencia al victimario para que no continúe reproduciendo conductas delictivas. El agresor necesita de contención.

Identificar situaciones familiares en conjunto con los dispensarios municipales. 62


Facilitar para algunas dependencias como el Juzgado de Familia, una unidad de constatación para hacer visitas domiciliarias o verificar datos.

Fortalecer los equipos en salud, incrementarlos y capacitarlos, porque la demanda de asistencia terapéutica es muchísima y el personal muy reducido.

El Área de Familia debe incorporar un profesional abogado para no cometer errores procesales.

4.c Derecho al Desarrollo Área Desarrollo Social •

Solicitar al Municipio que desarrolle en los barrios actividades deportivas, recreativas, artísticas, lúdicas, de oficios, entre otras, como propuestas para los chicos y los jóvenes, ofreciendo los espacios necesarios para dichas actividades.

Incluir a las niñas y adolescentes mujeres en la oferta deportiva barrial.

Ser más severos con el trato que le dan los padres a sus hijos, poner en práctica la Ley. Pensar propuestas no “para” los niños, sino “con” los niños.

Fomentar ideas de respeto, de integración promoviendo una infancia sana que posibilite el derecho a ser ayudado.

Trabajar nuevos escenarios familiares, teniendo en cuenta que la familia tipo ya no existe.

Recuperar la infancia, fomentando actividades que involucren la expresión corporal.

Incorporar fonoaudiólogas en los equipos técnicos.

Conocer la realidad de cada guardería para la elaboración de proyectos de ordenanza, de modo que la Municipalidad no se presente con exigencias innecesarias.

Asesorar frente a situaciones de violencia familiar la consulta a profesionales para tratamientos.

Promover más charlas, ofrecer educación, traer a la policía, a la Fiscalía, tratando de ofrecer propuestas que saquen a los jóvenes de la calle. Área Educación no formal

Profundizar en las respuestas a las problemáticas colectivas con más participación, como por ejemplo a través de la figura de los CAJ, incluso por encima de los contenidos.

Proveer guarderías en los establecimientos educativos.

Ayudar a la gestión del boleto educativo y resolver los problemas de transporte de los estudiantes que asistan a turnos escolares por la noche.

Apostar a la capacitación de miembros de la comunidad como agentes socializadores.

Trabajar la prevención.

Desarrollar cambios estructurales en el aula, ante la deserción escolar. 63


Crear un Área de Niñez y Adolescencia Municipal que encare la temática como política pública.

Trabajar para que los jóvenes sean prioridad en políticas de empleo y en los demás sectores de la política pública.

Llevar adelante proyectos de incentivo de la lectura en los barrios como un Bibliomovil entre la biblioteca y el Municipio. Área Educación formal

Trabajar con los docentes más conservadores en relación a los nuevos escenarios, para que encuentren otras experiencias.

Seguir participando en los procesos de construcción colectiva y apostar al trabajo en red significativo, superando los problemas de comunicación y articulando entre el Municipio, el sistema educativo, las instituciones, la comunidad y las familias.

Poner el acento en que en la escuela se evalúen saberes y no lo que los niños, niñas y adolescentes son y considerar cada caso en particular.

Socializar las actividades de cada institución educativa a través de los medios de comunicación en toda la comunidad y con todas las instituciones.

Introducir mejoras edilicias y de infraestructura en algunas instituciones, especialmente para aumentar la oferta de salas de 4 años en la ciudad.

Propiciar una mayor participación infanto-juvenil mediante talleres a docentes sobre participación ciudadana que tomen a los niños como sujetos de derecho y generando una formación en derechos más temprana, empezando en el nivel inicial. Área Cultura

Lograr un intercambio de las prácticas, porque hay personas con consumos distintos que se mueven en otros espacios.

Hacer un trabajo integral, desde hacer una plaza hasta trabajar lo ambiental.

Impulsar proyectos aún no realizados desde la Dirección de Cultura: catálogo de artistas visuales, quiénes son, qué hacen, como material de promoción; “La cultura sale de gira” con obras o bandas con las que salir a recorrer los barrios para generar encuentros; “Vamos las bandas”, relevamiento de bandas y sorteo de espacios para tocar solventados por el Municipio; ayudas económicas a proyectos de distintas disciplinas, con la idea de institucionalizar las demandas de financiamiento público.

Difundir los derechos a la cultura para que sean conocidos más por todos.

Mejorar el trabajo con continuidad y sostenimiento económico para que no dependa del tiempo libre de militancia de algunos.

Institucionalizar la problemática de género y diversidad a partir de la conformación de una red de trabajo.

Realizar talleres con padres para ver el tema de jóvenes y niños en los que participe la policía. 64


Llevar los proyectos actuales a propuestas mayores: hacer un Espacio Cultural que vaya más allá de la murga, con merendero, talleres culturales y de oficios.

Hacer gestiones con el Municipio para asistir a los merenderos no municipales.

Regular un poco más la noche de los adolescentes, hay chicas que andan dando vueltas muy tarde. Área Deportes

Implementar un proyecto para recuperar zonas urbanas descuidadas y usarlas para skate y juegos en donde puedan juntarse los jóvenes.

Extender la Liga de Futbol a jóvenes que, por su edad, no entran en la Liga Infantil.

Usar las maratones para promover el atletismo.

Incorporar tres profesores más al Área de Deportes del Municipio y aumentar el presupuesto para mejorar la infraestructura. Minimizar las trabas por la burocracia.

Realizar mejoras edilicias a algunos clubes de fútbol, en los salones, baños y vestidores para chicas, alambrado de canchas.

Incrementar el compromiso de los padres en la colaboración con los clubes de fútbol, especialmente los papás de adolescentes.

Armar proyectos con los centros vecinales.

Promover que los chicos puedan descargarse con la palabra, enseñar desde la murga a decir lo que les pasa. Que hagan viajes, para eso el Municipio tiene que apoyar y garantizar el intercambio de experiencias con otros espacios no sólo deportivos, sino también culturales.

Llevar adelante acciones frente a los problemas dominiales de los clubes de fútbol, normalizando la posesión de las tierras y avanzando en la personería jurídica. Área Religiones

Trabajar como red.

Que las reuniones del CNA no sean en horario laboral, para poder participar.

Que todos puedan reconocer el espacio religioso como un lugar para saltar a lo que quieran ser. Hacer un coro, tener un espacio para deportes, dar música, artes, oficios también. Posibilitar que el chico se desarrolle como persona más allá de lo religioso. Visitar los hogares de los chicos y hacer una encuesta.

Mejorar el conocimiento de los derechos del niño, de la mujer y la familia. Generar el derecho a la familia, con papás con trabajo y no con subsidios.

Ampliar a una salita más en el CCDI, incorporar más juegos de patio y un arenero.

Proveer una asistente social que dé acompañamiento. Contar con un equipo de profesionales.

Difundir los resultados y sistematizaciones de los congresos. 65


Fortalecer la comunidad, trabajar los procesos para que si las organizaciones comunitarias dejan los territorios, éstos sigan vigentes de manera independiente.

4.d Derecho a la Participación Área Participación •

Trabajar el acceso a los museos, generar becas para que tomen los cursos culturales de los museos, implementando políticas patrimoniales comunitarias. Sacar las propuestas culturales del centro para que los chicos se acerquen a estas actividades. Diagnosticar los recursos patrimoniales para incorporarlos en la formaron ciudadana. Generar conciencia desde la infancia en lo patrimonial, hacer una política de defensa comunitaria.

Crear orquestas de barrio.

Buscar mayor presupuesto para los consejos participativos, constituidos todos bajo un enfoque de derechos.

Abrir una casa de la cultura con salón comunitario para el ofrecimiento de talleres que estén al alcance de los niños y jóvenes en espacio y horarios.

Fortalecer los centros de estudiantes y resolver problemas estructurales de los colegios porque los jóvenes pasan mucho tiempo ahí dentro. Desarrollar mejoras en la formación ideológica, antes que resolver problemas materiales.

Llevar adelante acciones que perduren en el tiempo.

Conformar un espacio que vea integralmente a la mujer.

Resolver las condiciones estructurales de pobrezas, no con actividades asistenciales, sino con políticas de Estado de largo plazo.

4.e Propuestas de capacitación Se relevaron 80 sugerencias vinculadas a capacitaciones indicadas por las instituciones entrevistadas. De ese total, se elaboraron 8 categorías: 1) Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, leyes, programas, protocolos; 2) Metodologías de planificación, seguimiento, sistematización y evaluación; 3) Estrategias de intervención y participación con niños, niñas y adolescentes; 4) Conocimiento y abordaje de problemáticas: violencia, nuevas familias, género y diversidad, deserción escolar, salud sexual y reproductiva, abuso policial, medio ambiente, empleo; 5) Desarrollo, gestión y articulación de organizaciones; 6) Talleres, charlas, cursos destinados a niños y adolescentes, padres, docentes, comunidad en general; 7) Temáticas específicas de cada área o línea de derecho; 8) Atención, derivación y acompañamiento de casos de vulneración de derechos. Las capacitaciones más solicitadas tienen que ver con formarse en estrategias de intervención y participación con niños, niñas y adolescentes y con el conocimiento sobre problemáticas actuales, ambas con un 21,25% suman casi la mitad de la demanda, el 42,5%. Luego siguen las inquietudes por los aspectos legales y procedimentales del Sistema de Protección Integral de Derechos, el 13,75% y, en proporciones iguales, la necesidad de gestión y articulación de organizaciones así como de perfeccionamiento en los temas específicos de cada línea de derecho, ambas con un 10%. Por último, encontramos la demanda de asesoramiento en la atención de casos, el 6,4%, la formación en metodologías de planificación y evaluación 6,25% y, en menor medida, la necesidad de destinar las capacitaciones a niños, niñas, jóvenes, padres, docentes y comunidad en general, un 3,75%. Esto puede observarse en el siguiente cuadro. 66


V. CONCLUSIONES El Informe Final de la I Etapa de trabajo del Proyecto de Diagnóstico Participativo propone, como se ha mencionado, abrir el debate y los intercambios de visiones y saberes sobre la realidad de los niños, niñas y jóvenes de Alta Gracia. Es por ello que el término “conclusiones” no es el más acertado como síntesis de este informe ya que, al contrario de concluir, inicia una nueva instancia de trabajo: el diseño y ejecución de políticas públicas y proyectos sociocomunitarios. Lo que a continuación se relata es una síntesis de la información emergente en cada eje abordado, a los fines de visualizar la realidad infanto-juvenil a nivel general, caracterizar el contexto y desempeño de las instituciones públicas, privadas y socio-comunitarias vinculadas al tema, reconocer desafíos comunes y brindar propuestas superadoras. El análisis de contexto socio-demográfico, basado en los datos censales del Censo Provincial 2008, demuestra en sus indicadores de salud, educación y empleo que la población infanto-juvenil más vulnerable en el Municipio de Alta Gracia es la que comprende a los jóvenes de entre 14 y 29 años, especialmente, a las mujeres de dicho grupo poblacional. Los jóvenes del territorio son quienes tienen el menor acceso a cobertura médica, prepaga y/u obra social; los mayores índices de abandono escolar y los más altos porcentajes de desocupación. Esto se complementa con las visiones que tienen los entrevistados sobre la realidad de los jóvenes. Limitación de espacios deportivos, lo que en algunos casos lleva al consumo problemático de sustancias; embarazo adolescente; insuficiencia de propuestas culturales; violencia y discriminación; detenciones policiales arbitrarias; entre otros aspectos. Con relación a la caracterización de las instituciones y organizaciones vinculadas a la población infanto-juvenil del territorio se evidencia que un 60% de ellas promueven el derecho al desarrollo, un 23% a la supervivencia, el 9% a la participación y el 8% a la protección. En cuanto al tiempo de funcionamiento de dichas instituciones encontramos uno de los emergentes más interesantes que arroja la investigación, la mitad de las instituciones de Alta Gracia vinculadas a la niñez y la adolescencia no tienen más de 5 años de funcionamiento. El dato, especialmente respaldado por el 67


desarrollo de organizaciones ambientales, socio-políticas y culturales, sugiere una trayectoria predominantemente joven en las organizaciones. El mismo, da cuenta de un evidente cambio de coyuntura y de un contexto favorable para la implementación de proyectos infanto-juveniles a futuro. En esta línea se orientan los objetivos de las instituciones relevadas, aunque con prácticas socio-territoriales particulares según cada caso. En cuanto a las condiciones materiales objetivas para el desarrollo de las prácticas socio-territoriales, más de la mitad de las organizaciones trabaja con equipos reducidos de menos de 10 personas. Complementando el dato con la disponibilidad de recursos económico-financieros, la mitad de las instituciones plantea la insuficiencia de recursos para sostener sus prácticas y, un sorpresivo 40% de entrevistados que, sobre el tema, “no sabe/no contesta”. El uso combinado de diversas fuentes de financiamiento refleja la complejidad del acceso a los recursos. Es de destacarse el financiamiento comunitario, como alternativa recurrente en gran parte de las organizaciones, dando cuenta de la precariedad material con la que se trabaja, así como de un promisorio escenario cooperativo y solidario en las comunidades. El contexto de aplicación del Sistema de Protección Integral de Derechos en el territorio evidencia procesos de articulación en el 87,8% de los casos. Esto representa un aspecto central a la hora de pensar sistémicamente las relaciones entre los diversos actores, tanto a nivel municipal como regional, provincial, nacional e internacional y las potencialidades que existen para la efectiva implementación del Sistema de Protección Integral de Derechos. Los índices de articulación, cuantitativamente analizados, arrojan información contundente acerca de la importancia que la construcción de redes tiene para el trabajo de la gran mayoría de las organizaciones vinculadas a la niñez y a la adolescencia. Este dato se complementa con las evaluaciones cualitativas que hicieron los entrevistados, expresando sus percepciones, críticas y propuestas sobre los procesos de articulación, lo que indica una amplia voluntad por articular y la necesidad de desarrollar nuevas estrategias de trabajo para ampliar y mejorar dicha articulación. Gráficos basados en los procesos de articulación de cada área y de las lógicas intra e intersistémicas manifiestan la compleja trama local de relacionamientos. En cuanto al conocimiento sobre el Sistema de Protección Integral de Derechos el panorama indica una realidad dividida, habiendo una mayoría del 42,88% de las organizaciones que conoce el Sistema y un 40,24% de entrevistados que manifiesta no conocerlo. Un 17,07% de los entrevistados no se explayó al respecto colocándose dentro de la opción “no sabe/no contesta” que se vinculan al 40,21% que directamente expresan la negativa. Lo interesante del dato, sobre esta población dividida, es lo que emerge de los análisis por áreas. Salud, desarrollo social y deportes presentan altos índices de desconocimiento, y, en menor medida, educación; lo que ameritaría ponderar instituciones para futuras capacitaciones sobre el tema. Si cruzamos este dato con la percepción de casos de vulneración de derechos, las principales cajas de resonancia del sistema son las áreas de salud y educación, puesto que como vimos “un niño golpeado va al médico y, con suerte, sigue yendo a la escuela”. Es por ello que, aconsejamos, se comience por capacitar a dichas áreas. Es relevante analizar, en particular, el discurso de los entrevistados en cuanto al recurrente uso de la palabra “contención”, como una de las palabras más frecuentes utilizadas por los adultos, tanto en los objetivos de su organización como en las prácticas socio-territoriales y en sus representaciones sobre el Sistema de Protección Integral de Derechos. Contención, según la Real Academia Española, significa “procedimiento o aparato que inmoviliza momentáneamente un objeto/sujeto”. Y, entre sus principales sinónimos, figuran “sujeción, impedimento, freno, represión, limitación, traba, estorbo, entorpecimiento”, lo que amerita un replanteo profundo sobre los sentidos y prácticas que propone el mundo adulto a la realidad infanto-juvenil de Alta Gracia. La percepción de Casos de Vulneración de Derechos demuestra una tendencia general contundente al confirmar que, el 78,05% de las instituciones, sí han identificado casos de vulneración de derechos entre los niños, niñas y adolescentes con los que desarrollan sus tareas. Sin embargo, el procedimiento institucional ante dichos casos aún es 68


precario y deficiente, en la gran mayoría de las instituciones, lo que requiere de una capacitación general sobre la temática. Finalmente, las propuestas superadoras son el emergente más productivo de esta investigación. Se agrupan por áreas de derechos, por tiempos programáticos, a corto, mediano y largo plazo y por instancias de ejecución, estatales, privadas y socio-comunitarias. La riqueza de sus aportes es imposible sintetizar, por ello, invitamos a la lectura completa del informe y quedamos a disposición para profundizar su trabajo. Una frase, extraída de las entrevistas, sirve a modo de conclusión y apertura: “Solos, no vamos a hacer nada”.

69


VI. ANEXO I LISTADO DE INSTITUCIONES RELEVADAS POR EL PRESENTE INFORME

Salud

Secretaría de Salud

Salud

Dirección de Coordinación Sanitaria, Violencia Familiar y Políticas de Salud

Salud

Casa de Protección Familiar

Salud

Hospital Regional A. Illia

Salud

Programa del Sol

Salud

Programa de Médicos Comunitarios

Salud

Dispensario 1 Villa Oviedo

Salud

Dispensario 2 Córdoba

Salud

Dispensario 3 Centro

Salud

Dispensario 4 La Gruta

Salud

Dispensario 5 Don Bosco

Salud

Dispensario 6 Parque San Juan

Salud

Dispensario 7 Sabattini

Salud

Dispensario 8 Parque Virrey

Salud

Dispensario 9 Liniers

Salud

Dispensario 10 Va. Bna. Esperanza

Salud

Dispensario 12 Paravachasca

Educación

Inspección Inicial

Educación

Inspección Primaria

Educación

Inspección Media

Educación

Inspección Técnicas

Educación

EPAE

Educación

Área de Coordinación de Cursos Ipem 298

Educación

Centro de Desarrollo Regional (CEDER) 70


Educación

Biblioteca Sarmiento

Educación

Espacio Educativo Centro Vecinal Parque San Juan

Discapacidad

Instituto Crecer

Discapacidad

Fundación Fortalecer para Crecer

Discapacidad

Instituto Especial Paulina Domínguez

Discapacidad

Fundación Espacios

Discapacidad

Junta de Discapacidad

Discapacidad

SI.Sa.Me

Discapacidad

Centro Educativo Municipal para Alumnos Sordos (CEMAS)

Desarrollo Social

Secretaría de Desarrollo Social

Desarrollo Social

Dirección de Desarrollo Social

Desarrollo Social

Dirección de Gestión Social

Desarrollo Social

Secretaría de Coordinación y Relaciones Institucionales

Desarrollo Social

Fundación Effetá

Desarrollo Social

Centro Vecinal de Barrio Cámara

Desarrollo Social

Centro Vecinal de Barrio General Bustos

Desarrollo Social

Centro Vecinal de Barrio Liniers

Desarrollo Social

Centro Vecinal de Barrio Parque San Juan

Desarrollo Social

Centro Vecinal de Barrio Parque Virrey Oeste

Desarrollo Social

Centro Vecinal de Barrio Sabattini

Desarrollo Social

Centro de Cuidado y Desarrollo Infantil Parroquia Fátima

Desarrollo Social

Merendero Barrio Parque Virrey

Desarrollo Social

Merendero Patito Feo

Desarrollo Social

Merenderos de Villa Oviedo y General Bustos

Desarrollo Social

Guardería Mi Mundo Feliz

Desarrollo Social

Guardería Mi Castillo Mágico

Desarrollo Social

Guardería La Tortuguita

Deportes

Dirección de Deportes 71


Deportes

Fundación Mamma Silvia

Deportes

Liga Infantil de Fútbol

Deportes

Club de Fútbol San Lorenzo (Córdoba)

Deportes

Club de Fútbol Platense (Res. Crucero)

Deportes

Club Sporting (Sur)

Deportes

Club Deportivo Colón (Centro)

Cultura

Secretaría de Coordinación de Actividades Artísticas

Cultura

Dirección de Cultura

Cultura

Escuela Municipal Confluencia

Cultura

Cooperativa Fábrica de Ideas

Cultura

Estudio Proyecto Danza

Cultura

ExColectivo Diverso

Cultura

Murga Murgándome la Nariz

Cultura

Batucada Los Pekes

Cultura

Solares Espacio Cultural

Ambiente

Dirección de Ambiente y Espacios Verdes

Ambiente

Todos por Nuestros Arroyos

Ambiente

Tierra y Ambiente

Ambiente

Vecinos Autoconvocados de Barrio La Perla

Religiones

Obra Los Salesianos

Religiones

Iglesia Jesús Para Todos

Religiones

Oratorio Divino Niño. Capilla del Barrio Parque San Juan

Participación

Barrios de Pie

Participación

Movimiento 27 de Mayo

Participación

Juventud Casa Popular Arturo Jauretche

Participación

Juventud Partido Socialista

Participación

Juventud Unión por Córdoba

Participación

Juventud Unión Cívica Radical 72


Participación

Juventud Frente Cívico

Participación

Centro de Estudiantes ENSAG

Participación

Centro de Estudiantes Ipem Bútori

Participación

Centro de Estudiantes Manuel de Falla

Atención de casos

Policía Provincial (Área de Coordinación Comunitaria)

Atención de casos

Tribunal de Familia

Atención de casos

Tribunal de Niñez, Juventud y Violencia Familiar

Atención de casos

Asesoría Letrada

Atención de casos

Fiscalía

Atención de casos

Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia

Atención de casos

UDER Santa María - Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia

Atención de casos

Área Familia

73


Informe Mapeo Institucional