Page 1

LA PIZARRA DIGITAL,

MANUAL DE SUPERVIVENCIA Junio 2008

Manuel Angosto Martínez


Preámbulo El presente trabajo es un manual de primeros auxilios y supervivencia para todo aquel que quiera iniciarse en el uso de un conjunto de herramientas, técnicas y procedimientos que podemos denominar como Pizarra Digital o Aula Digital. Dicho de otro modo, este conjunto de materiales y el texto que los acompaña, buscan ser una primera guía para todo aquel que busque mejorar su práctica escolar a través del uso de estas técnicas, herramientas y estrategias de presentación. La exposición que se hace tiene, por tanto, aplicabilidad a tres bandas: - Alumnado: el sistema posibilitar una mayor atención y motivación ya que desautomatiza, dinamiza y da vida a todos los contenidos del libro de texto o de cualquier material de clase al tiempo que agiliza el proceso de aprendizaje facilitando la participación de los alumnos propiciando al mismo tiempo la incorporación de contenidos actualizados y contextualizados a su realidad cercana. El hecho de que los alumnos participen en clase no es una ventaja exclusiva de ningún sistema ni de ninguna metodología, pero hemos de destacar que con el uso de la pizarra digital se agiliza el proceso por el que el alumnado puede trabajar y presentar al grupo de muy diversas maneras sus proyectos y trabajos. Se pueden ver fotografías en tiempo real; se puede borrar y escribir a ritmo mucho más acelerado y se pueden mostrar de modo más fácil las imágenes y los textos escritos y se agilizan también las transiciones de un soporte a otro. - Profesores: la pizarra digital disminuye tiempos muertos; ahorra fotocopias; dinamiza las presentaciones al no tener que cambiar de aparato cada vez que cambiamos de materiales, nos ayuda a comunicarnos y nos facilita el trabajo. Este trabajo pretende ser una guía que sirva de transición para los profesores que quieran adelantarse a las editoriales y puedan adaptar sus clases de modo sencillo pero eficaz al mundo no tan nuevo de las presentaciones digitales. Aquí se presentan no sólo ideas y soluciones sino, también, gran cantidad de materiales hechos al amparo de esta técnicas para de algún modo contribuir a minimizar reticencias sobre el uso de Internet y los soportes digitales. Sistemas de proyección ya han existido antes con los retroproyectores y las diapositivas, lo nuevo no es sólo la proyección sino el hecho de que la clase se convierte en un espacio dinámico y creativo de una manera fácil y se puede dar entrada a todo tipo de recursos con un solo clic del ratón.

- Editoriales: de aquí a unos años, las editoriales habrán adaptado los contenidos a esta nueva presentación; este trabajo busca plantear ideas y propuestas para que esa adaptación sea lo más práctica posible y que la experimentación que aquí se presenta sirva de guía en la medida de lo posible, explicitando algunas demandas y postulando algunos requisitos de tipo didácticopedagógico que estos nuevos materiales deberían presentar. Conviene que reclamemos esta nueva adaptación pronto o nos pasará como con todos los cambios anteriores: cuando la tecnología que podríamos llamar “del cassette” desbancó a la del vinilo, se tardó tanto en adaptarse a ella que para cuando los cassettes se generalizaron ya estaban arrasando LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 2 -


los CD-Roms; y para cuando las editoriales acabaron de adaptar la tecnología CD-Rom, ésta se está viendo desbancada por el DVD… Y conviene que demos este paso porque la calidad y la rentabilidad de la enseñanza así lo requiere ya que tampoco se requiere una gran adaptación: para empezar a funcionar bastaría con que las editoriales proporcionaran a los profesores el libro de texto y otros materiales en soporte digital para que se pudieran proyectar en clase. Sólo este mínimo avance facilitaría enormemente la tarea del profesor. - Administración educativa: Si hoy en un día determinado todos los profesores quisieran utilizar en sus aulas la pizarra digital a la misma hora simplemente sería completamente imposible. Si todos los profesores quisiéramos hacer lo que un solo profesor ha hecho durante dos años (es decir, usar el PC en todas las clases) no sería posible porque no hay suficiente equipamiento. Desde aquí se postula como una necesidad del sistema educativo dotar a cada profesor que así lo demande de un ordenador portátil para que pueda impartir todas las clases con este sistema y equipar cada aula con la instalación básica que se explica más adelante.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 3 -


1 Los aparatos: Equipo básico fijo en todas las aulas: - El proyector de vídeo. Lo ideal es que tengamos un proyector en cada aula o la posibilidad de disponer de uno tan a menudo como se necesite. Si no se dispone de proyectores para instalarlos fijos en todas las aulas (se trata de una gran inversión) se pueden usar proyectores portátiles sobre atriles que se instalan en cada clase conforme se necesite. - La pantalla. Aunque se puede usar la pantalla típica de tela enrollable, existen otras alternativas más baratas e incluso mejores: - Poner pizarras de las denominadas comúnmente “Veleda” o pizarras blancas para rotulador. De este modo la misma pizarra permite proyectar los contenidos del ordenador y ser usada como pizarra tradicional cuando sea necesario. - Dejar un espacio de pared libre junto a la pizarra de rigor y pintarlo de blanco. Este método es muy barato, no tiene mantenimiento y permite simultanear ambos formatos de presentación si la pared es lo suficientemente grande. Esta pantalla, que en principio sustituye casi por completo a la pizarra tradicional, es lo más apropiado para cualquier visionado de vídeo y otras presentaciones ya que agranda las imágenes mucho más que las obsoletas televisiones convencionales. Un alternativa cara a esta pantalla “pasiva” son las Pizarras Digitales Interactivas; que, además de recibir la imagen del proyector, nos permiten controlar el ordenador desde la misma pizarra y ofrecen una serie de herramientas de explotación como la posibilidad de escribir sobre ella en la misma pizarra con unos “rotuladores” especiales, pintar y dibujar con diferentes colores y trazos y grabar las clases. Esta interacción sobre la superficie de proyección nos evita utilizar todo el tiempo la pantalla pequeña del ordenador y nos da más movilidad al tiempo que permite la concurrencia de los alumnos. - Conexión a Internet. Lo normal es que sea inalámbrica (Wi-Fi) ya que el cableado es mucho más caro. Internet supone ya una herramienta imprescindible para cualquier asignatura y tener acceso a este recurso en los tiempos de la Sociedad del Conocimiento es sin duda un avance de cuya magnitud aún no somos enteramente conscientes y cuyas posibilidades apenas empezamos a vislumbrar. - Los altavoces. Lo ideal es que los altavoces sean inalámbricos pero dado lo caro que resulta, es necesario suponer que vamos a cablearlos. Lo que sí es imprescindible es que sean autoamplificados y que den la calidad suficiente para apreciar los sonidos incluso al final de la clase. Y dicho esto, deberíamos considerar colocar altavoces en las cuatro esquinas de la clase o, al menos, ponerlos en la diagonal para repartir un poco el sonido por igual en toda la clase. - El cableado. No se pueden enumerar todas las posibilidades que tenemos para cablear un aula, ya que hay muchos parámetros a tener en cuenta y casi tantas posibilidades como técnicos se encarguen del asunto. Pero cabría que tener en cuenta los siguientes aspectos para el conexionado de los aparatos: - Automatizar tanto como sea posible. Es decir, lo ideal es que todo esté listo para usar sin tener que hacer y deshacer las conexiones en cada sesión. LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 4 -


- Prever suficientes tomas de corriente para todos los aparatos que vayamos a necesitar. - En caso de tener que conectar y desconectar en cada sesión, procurar tener sistemas inalámbricos. Equipo portátil y fuera del aula: - El ordenador. Si bien se puede trabajar con un PC portátil, y si se tiene un aula permanente, incluso un PC normal, para aprovechar al máximo las posibilidades de la Pizarra Digital, el mejor ordenador es uno con pantalla táctil (hoy en día los Tablet-PC son los ordenadores que por defecto vienen equipados de serie con este aditamento) que permite no sólo utilizar todos los recursos de cualquier ordenador sino además escribir, anotar, dibujar y dirigir el cursor directamente sobre la pantalla con su lápiz o puntero especial. En cualquier caso, sea cual sea nuestro ordenador, lo importante es que este aparato nos sirve para todo tipo de contenidos: nos ayuda a presentar los contenidos del libro, explicar de modo más ameno y representar la realidad de manera más fidedigna que la pizarra o el papel; puede escribir textos con “letra de imprenta”; reproduce sonidos y películas sin tener que cambiar de lugar ni de aparato; nos permite editar y retocar esos sonidos y vídeos y adaptarlos, recortarlos y visionarlos tantas veces como queramos sin que pierdan un ápice de calidad; además nos permite guardar todo lo escrito durante las clases, grabar lo que decimos y hacemos y es, incluso, capaz de conectarnos con cualquier parte del planeta a través de Internet en tiempo real. El ordenador es una herramienta útil, versátil y muy capaz que resuelve en un solo aparato muchas de las necesidades técnicas y didácticas de una clase. - El escáner. Hasta que las editoriales adapten sus contenidos al nuevo formato, la mejor manera de pasar los contenidos de las páginas de los libros de texto al ordenador es este pequeño aparato llamado escáner. Existen ya muy pocos escáneres que se vendan sueltos; ahora casi todos (excepto los obsoletos o los casi profesionales) vienen junto con la impresora en lo que se llama un equipo multifunción. Para el propósito de “volcar” las imágenes o los textos del libro al ordenador no se necesita un aparato sofisticado ya que el más básico de los escáneres del mercado da suficiente definición para nuestros fines. Últimamente estos aparatos vienen equipados con botones “inteligentes” que hacen lo que queremos sin complicarnos con largos menús ni tecnicismos; a veces sólo hace falta leer un poco y a veces resulta complicado entender las instrucciones pero merece la pena intentarlo. - El pendrive. Este aparatito tiene varios nombres como Memory Stick; USB flash memory; memoria USB; USB flash drive y otras denominaciones informales que ha ido adquiriendo por su forma y tamaño como chupete o pincho. Como su nombre indica, se trata de un aparato de memoria externa que funciona como un drive, es decir, como una unidad de disco normal y corriente que conectamos al puerto USB en la que podemos guardar todos los archivos que queramos hasta una capacidad determinada y borrarlos como si fuera un disco duro normal. LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 5 -


La utilidad de este aparato viene dada en el caso de tener que compartir el ordenador o bien transportar archivos de un ordenador a otro si no hay posibilidad de ponerlos en red. Lo mejor es tener todo el material en un ordenador ( el del departamento por ejemplo ) y que vayamos pasando al pendrive los archivos para las clases que vayamos a dar en el día o días venideros y así ir renovando el contenido conforme lo necesitemos. Capacidad ideal del pendrive: 4 Gigabytes. Como sustituto del pendrive están los llamados discos duros virtuales que no son otra cosa que espacios en páginas web que permiten guardar archivos a través de Internet y luego tener acceso a ellos desde cualquier otro lugar del mundo. Este sistema viene bien si se tiene la certeza absoluta de que la conexión a Internet es fiable y va a funcionar siempre. En todo caso, se use lo que se use como soporte o transporte de archivos, conviene tener en cuenta la volatilidad y vulnerabilidad de los varios sistemas de almacenamiento y efectuar copias lo más seguras posibles de nuestro trabajo. El método más fiable es, una vez limpios los archivos de virus y otras amenazas, pasar el material que más nos interese conservar a un CD o un DVD de vez en cuando aunque luego se destruyan estos discos de reserva cuando no hagan falta. Esto es lo que se llama un Backup en Inglés y en Castellano copia de seguridad y es mucho más importante de lo que parece a primera vista. - Un control remoto para las presentaciones. Puede venir muy bien tener un Wireless Presenter, que no es más que un mando a distancia para las presentaciones y que hace de ratón sin apoyarlo en la mesa (lleva un trackball y funciona como un mando a distancia de cualquier electrodoméstico). Este ratón inalámbrico para presentaciones con mando a distancia a veces lleva hasta un puntero láser, lo que nos permite movernos por la sala, manejar algunas funciones del ordenador y hablar al público a la vez. El artilugio, que tiene su terminal en el puerto USB como un ratón normal, también puede ser sustituido por nuestro propio teléfono móvil si éste tiene bluetooth y se deja instalar unos programillas gratuitos llamados normalmente Wireless presenter o cosas similares que se pueden descargar gratis de Inernet. En esta página por ejemplo se puede conseguir el programa para los móviles de Nokia: http://www.nokia.com.ar/A4591193

2 El Software: Antes de entrar en detalles sobre cómo trabajar con la Pizarra Digital en conjunto, conviene repasar someramente cuál puede ser un soporte general de software necesario para su buena marcha: - Editor de textos. Todo el mundo conoce el procesador Word de Microsoft y hoy en día puede que sea el más usado, pero conviene saber que existen otros programas para escribir como Adobe o Lotus y que incluso hay programas muy completos que son gratis como el paquete LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 6 -


OpenOffice de Sun Systems, en lo que se llama el apartado de Freeware, o software de distribución libre. Un editor de texto ya es en sí una muy buena herramienta de presentación y de trabajo en clase; ya que permite “escribir en la pizarra”, mostrar imágenes, sobreimpresionar notas - Editor de presentaciones (o diapositivas). Aquí ocurre igual que con Word, el más conocido, reconocido y usado el Power Point de Microsoft pero existen otros programas como Flash de Macromedia y también hay Freeware como el mencionado paquete OpenOffice que contiene un editor de presentaciones que se llama Impress. - Editor de imágenes. Tanto si escaneamos un documento como si descargamos imágenes propias de un fuente digital, el resultado puede no ser el esperado o bien podemos querer recortar, hacer algún efecto, o retocar algún aspecto de una imagen antes de usarla en clase. El editor de imagen es también una herramienta que nos permite hacer presentaciones de material en clase, ya que sobre una imagen podemos escribir y sobreimpresionar otros dibujos y diagramas para apoyar las explicaciones. (Ver más adelante el apartado de Software de sobreimpresión) Programas de edición hay una inmensa variedad; Windows trae de serie uno muy básico pero útil que se llama Paint, y con todas las cámaras fotográficas digitales viene uno gratis. Como editores profesionales se aconsejan dos: Corel Photopaint y Photoshop. -Editor de vídeo: Como viene siendo habitual en el mundo multimedia, Windows trae uno de serie (MovieMaker), igual que cualquier cámara de video que compremos hoy en día. Pero lo que más nos interesa de la edición de vídeo son dos funciones: recorte y subtitulado. Recorte: Para recortar vídeos sirve cualquier programa de edición de vídeo e incluso los hay que sólo sirven para recortar; con esta única función de recorte existe, entre otros, un mini-programa gratuito que se llama Easy Video Splitter y que se puede descargar de Internet sin ningún problema. Subtitulado: No es fácil que un programa de edición subtitule, pero, afortunadamente, se puede descargar en Internet el programa gratuito Media Subtitler. Ya hablaremos más delante de este proceso, pero ahora basta con tener claro que este programa sólo sincroniza los textos, no los incrusta en el vídeo, y, lo más sorprendente, los subtítulos que genera sirven para los reproductores de DVD siempre que les pongamos el mismo nombre que a la película y estén en la misma carpeta. -Programa de OCR: Las siglas OCR significan Reconocimiento Óptico de Caracteres pero dicho en Inglés, o sea, Optical Character Recognition; lo cual no es otra cosa que convertir a texto una imagen_de_un_texto. ¿Y no es lo mismo? Pues no.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 7 -


Si queremos editar (modificar) un texto que tengamos sólo sobre papel y lo escaneamos conseguiremos una imagen “tiesa” de ese papel con las letras legibles pero muertas; nuestro editor de texto no puede trabajar con ellas. Pues bien, ¿qué necesitamos para convertir en texto esa imagen de texto tiesa? Pues necesitamos un programa de OCR para que nos fabrique un texto de verdad que podamos abrir con el editor de textos de nuestro ordenador (Word, Adobe, Lotus, Write, etc. ) En el mundo del OCR se puede afirmar que hay pocos o ningún programa bueno que sea gratis ni que venga de serie y lo más probable es que acabemos comprando uno para el departamento, aunque no se trata de programas caros. Aquí recomendaríamos uno que se llama ABBYY Fine Reader, pero hay más y muy buenos también. - Software para pizarra digital (digital whiteboard): Existen ciertos programas creados especialmente para escribir, pintar y dibujar a mano alzada (notas, comentarios, gráficos) en la pantalla sea cual sea el momento y el programa que se esté ejecutando que son además programas con sus propias aplicaciones en algunos casos. En los ordenadores con pantalla normal, estas aplicaciones se quedan un poco limitadas, aunque pueden ser usadas parcialmente para hacer bastantes interacciones (ya sólo se manejan con el ratón), pero en los ordenadores de pantalla táctil (normalmente los tablet-PCs y otros dispositivos portátiles con pantallas interactivas) o en una pizarra digital interactiva son imprescindibles ya que se dispone de un bolígrafo, lápiz o puntero especial que permite escribir, dibujar y pintar con la mano actuando como un bolígrafo, un rotulador, un pincel y un borrador además de funcionar como ratón y puntero normal. Existen varios programas de este tipo de pago muy profesionales y muy completos , pero también existen otros como Sankoré, un software de distribución gratuita completísmo que se puede descargar gratis desde su propia página web.

http://sankore-program.org/

Este software además de permitirnos sobrescribir a mano en cualquier momento es capaz, entre otras cosas, de crear un video de nuestros pasos por el ordenador (o sea, de lo que sale por la pantalla del ordenador; de modo que una vez terminados una serie de tareas seremos capaces de volver a ver todo el proceso de nuevo sin tener que repetirlo); también lleva algunas aplicaciones y herramientas que nos permiten incrustar distintas actividades a la pizarra. Dentro de este apartado, podemos incluir el hecho de que cuando usamos Power Point con un tabletPC también aparece la posibilidad de hacer anotaciones manuscritas sobre las diapositivas que se pueden más tarde guardar o descartar. Si acercamos el ratón a la esquina inferior izquierda aparecen esta barrita de iconos:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 8 -


El programa de edición de textos Word tiene a su vez una barra de herramientas con parecidas características que nos permite añadir notas manuscritas a cualquier parte de un documento:

Como vemos, esto nos permite añadir comentarios y notas sobre la marcha en una presentación o bien guardarlas, borrarlas y editarlas más adelante. 3 Algunos procesos básicos (preparando materiales): - Escaneado: Como ya he dicho antes, hasta que las editoriales no reaccionen y nos den todo el material en formato digital, uno de los procesos más frecuentes para adaptar los contenidos al nuevo formato será el escaneado de los libros de texto o cualquier otro material que necesitemos. Sin entrar en tecnicismos sí debemos de antemano decidir lo grandes que queremos que sean las imágenes que vamos a mostrar y esto lo tenemos que configurar preferiblemente antes de hacer el escaneo. Cada escáner está hecho de una manera distinta pero más o menos todos tienen un menú de configuración, o setup, o preferencias u opciones en el que tarde o temprano se permite ajustar la definición o la calidad o tamaño de las imágenes y te pide que determines una cantidad determinada de PPP. Estos PPP son Puntos Por Pulgada, pero si te lo pone en Inglés te pedirá ppi, que son lo mismo. Recomiendo 150 PPP (= 150 ppi) porque es el tamaño más adecuado para manejar en el ordenador y porque da una muy buena calidad. El otro factor que afecta al tamaño de las imágenes (espacio que ocupará en el disco) es el formato en el que lo vamos a guardar. Si buscamos cerca del menú donde están los PPP, veremos que nos ofrece varios formatos como TIF, o BMP o JPG; en este caso conviene que escojamos JPG o JPEG para generar archivos buenos de poco tamaño. Finalmente, se pueden ajustar manualmente algunas características del color de la imagen resultante (Casi siempre conviene aumentar un poco el contraste y bajar el brillo). Aunque esto suele ser lo habitual, se puede obviar este paso, si no se encuentra el menú o no se tiene claro cuál será el resultado final, ya que más tarde se puede ajustar con el editor de imágenes. - OCR Casi todo lo básico del OCR está explicado en la sección de Software, pero aquí vamos a adentrarnos un poco más y ver los aspectos técnicos del asunto: Antes de hacer un OCR sobre una página de papel impreso hay que hacer un escaneo del original, y si ya dijimos antes que para un proyección normal basta con una resolución de 150PPP, hay que tener muy en cuenta que para el OCR es mejor un mínimo de 300PPP y fijarse bien que tengamos bien preseleccionado el idioma que estamos procesando para que el programa haga bien las predicciones basándose en su memoria interna.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 9 -


Todo OCR tiene tres pasos: 1 Escaneo de una imagen-texto. 2 Conversión a texto de lo que el programa “lee” y consiguiente revisión de posibles “malentendidos”. 3 Reenvío del texto resultante a un editor de textos. Hoy en día está muy perfeccionado este sistema y un programa de OCR no se equivocará nunca si el texto tratado está nítido y sin suciedad pero irá perdiendo en acierto a medida que el original gane en suciedad o pierda en definición; sobre todo tendrá problemas con textos manuscritos y tipos de letra poco legibles o anómalos, pero leerá sin fallos donde la caligrafía sea consistente y regular. Resulta necesario aclarar que el programa de OCR es capaz de trabajar sobre cualquier imagen, no necesariamente sobre una imagen escaneada por nosotros. Por ejemplo, si no tenemos un escáner a mano y queremos copiar un texto podemos usar una imagen tomada con una cámara digital (por ejemplo de un cartel) o descargada de Internet o podemos incluso trabajar a partir de cualquier imagen ya existente y de cualquier origen que se nos ocurra. La calidad del resultado dependerá, en todo caso, de la definición de esta imagen que nos sirva de origen. Este proceso lo explicamos más en detalle más adelante, en el capítulo 8 De la imagen al texto: OCR y editor de textos. Por ahora nos basta con quedarnos con la noción básica de que es muy fácil y rápido transformar una imagen de texto en un texto con el que interactuar y adaptar para hacer una presentación o una edición ulterior.

- Búsqueda de materiales en Internet. Digamos que con lo descrito anteriormente (escaneado de imágenes y OCR ) ya somos capaces de hacer que todo el contenido del libro de texto ( o cualquier otro material impreso ) pase a la pantalla del ordenador, y, por tanto, lo podemos proyectar para que lo vean los alumnos y podemos incluso insertar notas a mano para mejorar nuestro discurso o anotar comentarios sobre la marcha mientras explicamos. Es decir, ya podemos montar la práctica totalidad de la clase con la pantalla de proyección, nuestra pizarra digital. Con un poco más de práctica y con unos pocos retoques de los que vamos a hablar en los siguientes apartados, podemos alcanzar niveles m ahora, podemos mejorar el repertorio gráfico que nos ofrece el libro de texto o las fuentes que tengamos en el departamento; ese momento es el de usar Internet. Para muchos que lean esto es ya una herramienta cotidiana, pero es menester mencionar aquí que para buscar materiales en Internet lo que hace falta es… un “buscador”, y que un buscador es una página Web que nos da una lista de páginas web con el contenido que buscamos a través de una serie de “palabras clave”. Pero es que hoy en día los buscadores se han perfeccionado mucho y ofrecen servicios muy variados, muchos de los cuales nos sirven para nuestra labor docente: - Busqueda de imágenes. El buscador escudriña imágenes que estén en contacto con la palabra clave. Un ejemplo de este proceso por pasos es como sigue: Escribimos www.yahoo.es en el navegador y aparece esto:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 10 -


Si hacemos clic en Imágenes aparecerá esto otro:

Con la palabra “Imágenes” en lugar de “Web”, lo que indica que el buscador está preparado para hacer una búsqueda de ilustraciones. Si donde dice “buscar” escribimos Gioconda, por ejemplo, y damos al botón “Imágenes” el ordenador nos devuelve esto:

Lo cual no es una lista real de imágenes, sino una lista de miniaturas para que nos hagamos una idea de cuál es la imagen que vamos a encontrar si hacemos clic sobre cualquiera de ellas. En este apartado conviene hacer una advertencia muy seria si hacemos una búsqueda “salvaje” en clase con los alumnos porque puede haber sorpresas desagradables. Para evitar más de un susto innecesario tenemos tres soluciones: 1 Probar siempre las búsquedas antes de hacerlas en clase. 2 Poner “filtros” de contenidos al ordenador para poder hacer búsquedas en las que no aparezcan contenidos no deseados. (Consultar el Manual del navegador para ver los filtros de contenido ) 3 Una vez aplicado el filtro, aplicar el paso nº 1. Una vez considerada esta advertencia, ya tenemos localizada la imagen que nos interesa ¿y ahora qué?; pues es muy sencillo: nos la tenemos que apoderar… El procedimiento ahora es hacer clic sobre la miniatura y cuando tengamos delante la verdadera imagen en su localización real, acercaremos el puntero del ratón sobre ella, le LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 11 -


daremos al botón derecho del ratón y nos saldrá un menú como éste, si tenemos Windows, o parecido si tenemos otro sistema:

Aquí escogemos “Guardar imagen como…”, seguimos los pasos normales de “guardar como…”, o sea le damos un nombre a la imagen y escogemos una ubicación (=carpeta) para el archivo que vamos a generar en nuestro ordenador y ya está: Hemos conseguido una imagen de Internet como ésta:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 12 -


- Búsqueda de textos: Internet es, sobre todo, una fuente inagotable de textos de todo tipo y si incluyo este miniapartado no es para decir algo tan obvio y tan consabido, sino porque hay que rendir homenaje a este gran espacio de conocimiento y de cooperación que es Internet, para el que todas las alabanzas son pocas, y porque cada vez son más las bibliotecas virtuales que se asoman al ciberespacio y conviene darles publicidad. Ejemplos ya clásicos de este gran esfuerzo para difundir la cultura son la Biblioteca Nacional de España y la Biblioteca Nacional del Congreso de los Estados Unidos que tienen unas fabulosas páginas web con todo tipo de contenidos. A este muy honorable club de bibliotecas virtuales viene ahora a sumarse la que creo será el gran reto europeo de los siguientes años en lo que a Internet se refiere: La Biblioteca Digital Europea. Se llama Europeana y en noviembre de 2008 salió su prototipo en línea con 2 millones de documentos digitales -libros, música, pinturas, fotografías, películas, mapas, manuscritos y todo tipo de publicaciones-. Se lanza en inglés, francés y alemán, para ampliarse después a todas las lenguas de la UE. La Comisión Europea aportó unos 120 millones de euros entre 2009 y 2010 y se utilizarán fondos y aportaciones de un centenar de las grandes instituciones culturales europeas, como el Louvre, el Prado, el Institut National de l ' Audiovisuel francés y la Biblioteca Británica. Y ya se puede ver en

http://www.europeana.eu/ - Búsqueda de Vídeos y películas: Después de lo visto hasta ahora, esperanzados y emocionados por esta inminente gran obra europea, y sobre todo en este apartado del vídeo, hay que considerar todo lo que se viene diciendo en los últimos años sobre piratería y malas artes comerciales en el mundo de la creación multimedia (cine, música, canción, pintura y arte en general) y estar muy seguros de que el material que usemos en clase no dañe los derechos intelectuales de ningún autor. Dicho esto, y con toda la mala fama que tienen estos programillas, tenemos que admitir que para conseguir video-clips y películas de Internet, la mejor fuente son los programas de intercambio de archivos o P2P que todos conocemos y que se llaman Azureus, Vuze, Emule etc. Hay muchas reticencias sobre este mundo de los programas de intercambio p2p, incluso hay países que los prohíben y otros que les ponen trabas e impedimentos. En España hasta la fecha están siendo “tolerados” o muy poco controlados. Sin entrar en el uso abusivo o mafioso de estas herramientas, debemos aceptar que los profesionales de la educación debemos agradecer que existan este tipo de plataformas ya que a menudo son el único acceso a contenidos descatalogados o sin difusión en nuestro territorio; casi siempre te facilitan conseguir materiales que tardarías años en encontrar en otro sitio y siempre te ayudan a estar al día al poder intercambiar materiales en un tiempo récord y casi sin coste. Tampoco es el objetivo de este trabajo explicar el uso de todas las fuentes de material videográfico de Internet, sino dejar constancia de que existen estas fuentes y que a menudo son la única vía para descargar videos y materiales sonoros. LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 13 -


Sin embargo, si nuestra intención no es descargar archivos, sino un simple visionado de un determinado clip, hay que decir que existen páginas Web cuyo contenido son única y exclusivamente video-clips que la gente va exponiendo y que normalmente no se pueden descargar pero sí visionar libremente y, lo más incitante quizás, permiten exponer nuestros propios materiales. La más famosa de estas páginas web es “Youtube”. En todo caso, tengamos en cuenta que en Youtube encontraremos siempre obras muy cortas o fragmentos de películas y que si lo que queremos es un largometraje o un documento de cierta entidad, deberemos siempre recurrir a un programa de intercambio p2p como los que he mencionado antes. Por supuesto, si lo que queremos es una película comercial que esté en el mercado, lo que tenemos que hacer es ir a la tienda y comprarla o descargarla de Internet pero pagando a su distribuidora; lo anterior sobre programas de intercambio de archivos se refiere sola y exclusivamente a contenidos no accesibles a través de los cauces comerciales habituales.

- Búsqueda de Música y sonido: Todo lo expuesto anteriormente sobre el material videográfico lo podemos extrapolar aquí para archivos digitales sonoros. Con la pequeña diferencia de que, aun habiendo páginas web dedicadas al visionado de vídeos, no suele haber páginas web para compartir música. Existen sitios web que de modo unilateral permiten oír y, a veces, descargar cierto tipo de músicas. Por ejemplo, esta página ofrece gratis una serie de piezas de música Irlandesa: http://www.ireland-information.com/irishmusic/irishsongs-music-lyrics-midis.htm

Por supuesto, casi todas las casas comerciales de venta de discos permiten en sus páginas web escuchar pequeños fragmentos de sus canciones y músicas para que nos hagamos una idea aproximada de lo que podemos comprar.

- Descarga de Programas y uso de aplicaciones online: Sobre el uso de Internet para la enseñanza se pueden escribir varios manuales por todo lo que ofrece en forma de descargas y recursos utilizables online y no es este el lugar para hacerlo, ni tampoco vamos a debatir aquí sobre el software libre ni la piratería informática; sino simplemente reiterar que Internet es la más grande plataforma de intercambio de conocimiento humano y que nos ofrece todo un mundo de recursos pedagógicos que se renuevan cada día. Desde aquí nuestro más ferviente agradecimiento a todos los que día a día nos hacen el trabajo más fácil a los docentes creando y desarrollando aplicaciones informáticas para su uso en el aula. Existen infinidad de programas gratuitos en Internet y no gratuitos también, algunos de los cuales se mencionan en este y otros apartados de este trabajo, pero aquí debemos hacer un especial homenaje a la serie “CLIC”[ http://clic.xtec.net/es/ ], un desarrollo enteramente ideado para la creación de materiales interactivos para aulas digitales.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 14 -


4

Últimos retoques técnicos.

Con todo lo expuesto hasta ahora hemos preparado el terreno para dar la clase con la pizarra digital. Repasemos: - Hemos puesto pantalla en clase. - Tenemos un proyector fijo o portátil. - Tenemos un TabletPC que puede reproducir de todo. - Hemos escaneado todas las páginas del libro de texto que nos interesaban. - Hemos extraído textos para editarlos con el programa de OCR. - Y posiblemente hayamos descargado de Internet algún material de refuerzo. Ya tenemos la base suficiente para, al menos, mostrar todos los contenidos gráficos de la clase con el proyector y somos capaces de prescindir de la pizarra clásica cassi todo el tiempo de clase, reforzando además los contenidos de la materia al dar relevancia y presencia destacada a lo que nos interesa sin que la tiza se nos coma el tiempo de escribir en la pizarra tradicional. Lo que nos puede venir bien ahora es ensayar un poco para coger soltura con los aparatos. Para esto puede venir bien aprovechar algún aula vacía, irnos a ella con todo el equipo y probar. Lo primero que experimentaremos posiblemente es que no tenemos todas las conexiones o que algún enchufe está fuera de nuestro alcance. Ahora no vamos a explicar todas las ilimitadas posibilidades de cableado y disposición de los aparatos porque sería inútil. Lo único que se puede aconsejar a este respecto es que, si surgen problemas de conexionado o de infraestructura que no sepamos solventar por nosotros mismos, busquemos a la persona dentro del profesorado o del personal no docente que nos lo pueda solucionar, toda la infraestructura debe estar probada y en funcionamiento antes de entrar en clase. Una vez comprobado el equipo entero debemos además cerciorarnos de que sabemos poner en marcha el equipo, establecer las conexiones y ubicaciones oportunas y solventar pequeños problemas técnicos que puedan surgir sobre la marcha.

5 Un pequeño gran paso: entrar a dar la primera clase. Con el proyector instalado y una simple hoja escaneada del libro de texto en el ordenador ya podemos ir a dar nuestros primeros minutos de clase con la Pizarra Digital. Una página de un libro escaneado tendría este aspecto, por ejemplo:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 15 -


¿Y ya podemos hacer algo con esto? Pues, como ya he dicho antes, la respuesta es sí. Sin modificar la imagen, sin ningún tipo de elaboración, como mínimo podemos abrir esta imagen y mostrarla tal como está en la pantalla y empezar a explicar sus contenidos sin tener que alzar el libro ni apenas decir el número de página porque ya se ve. En cuanto a las notas o apuntes que queramos dar, las podemos escribir como ya hemos visto antes con el editor de imágenes o alguno de los sistemas de interacción a nuestro alcance. Unos minutos después, la Pizarra Digital podría presentar este aspecto:

…y así podríamos hacer todo el año con todo el libro: presentar el libro tal cual es y favorecer sólo con este pequeño gesto la atención de los alumnos que de este modo pueden tener mejor comprensión de los detalles y el sentido de los contenidos por el mero hecho de ver las hojas del libro ampliadas y las soluciones de los ejercicios en su contexto. En concreto, en este ejercicio que acabamos de ver y, en muchos otros, son los propios alumnos los que también pueden “salir a la pizarra” y escribir la solución el la pantalla tal como lo suelen hacer en la pizarra tradicional con la ventaja de que en este caso, lo que se escribe se puede guardar y dar al alumno. Recapitulando lo expuesto hasta ahora resulta que, las clases mejorarían bastante si: - Las editoriales nos facilitaran a los profesores los libros de texto y otros recursos en formato digital que pudiéramos simplemente presentar en la Pizarra Digital. - Las administraciones educativas instalasen en cada aula el equipamiento mínimo explicado más arriba. - Cada profesor tuviera a su disposición un ordenador portátil con pantalla táctil para poderlo usar en todas sus clases. Ni que decir tiene que este simple procedimiento de escaneo y proyección es de aplicación en todas las asignaturas y que ni siquiera es necesario a este nivel pensar en hacer un OCR a un texto porque basta con presentar los textos como imagen.

6 Un segundo nivel en la elaboración: cambiemos y secuenciemos. Hay ocasiones en que la disposición de la página no nos permite hacer una presentación correcta de sus ejercicios. Este reto nos permite avanzar un poco más en las técnicas de utilización

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 16 -


de la Pizarra Digital ya que nos obliga a editar de antemano las páginas que presenten ciertas dificultades. Cabe comentar aquí que tampoco hace falta esperar a que aparezcan páginas difíciles para elaborar un poco la presentación. La idea de este apartado es explicar cómo dar unos pequeños retoques básicos al material de clase para presentarlo o bien dividirlo en “trozos” más manejables para presentarlo por orden y poco a poco. Un ejemplo de distribución que hay que mejorar puede ser esta página de un libro de 1º Bachillerato:

En este caso no se trata solamente de que las letras sean muy pequeñas y apenas se lean (problema que se soluciona si presentamos la imagen con el editor y acercamos las zonas que nos interesen) sino que además están los ejercicios amontonados, mal secuenciados y sin espacios libres para escribir las posibles soluciones o añadir anotaciones o comentarios. En estos casos, la solución es muy simple: Antes de dar la clase, abrimos la imagen con el editor, la hacemos trozos más manejables con espacios en blanco para escribir las soluciones y hacemos la presentación por el orden más coherente. Dado que cada editor que usemos tendrá una manera distinta de llevarlo a cabo, no se va a explicar aquí el proceso para separa los fragmentos de una imagen, pero hay que saber de antemano que es un proceso que siempre implicará seleccionar un fragmento de la imagen y hacer con él una imagen nueva, ponerle nombre y guardarlo; o bien, recomponer los fragmentos de la imagen (copiar y pegar) sobre un fondo en blanco para que queden ordenados del modo que nos interese. Esto posibilita que se pueda leer cada parte y escribir junto a ella sin que haya confusiones. Es decir, podemos crear pequeñas imágenes sueltas e ir presentándolas una tras otra o generar una imagen nueva con los fragmentos que nos interesen ordenados de un modo especial:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 17 -


Los fragmentos 1,2,3 y 4 pueden ser fragmentos de una sóla imagen modificada para que tenga esta distribución, o se pueden guardar como imágenes sueltas para ser presentadas una a una en la Pizarra Digital. Alternativamente, si hemos sido conscientes de este problema de antemano, podemos escanear la imagen parte a parte en archivos separados, con lo que el proceso de edición posterior deja de existir Así pues, con uno mínimos recursos técnicos y unos rudimentos de manejo del escáner ya se puede usar sin ningún problema, pero el objetivo de este trabajo es dar unas pautas para conseguir un manejo un poco más ágil y creativo de los recursos que nos ofrece la tecnología aplicada a la enseñanza, de modo que vamos a avanzar un poco más…

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 18 -


7 Más posibilidades con el editor de imágenes. Vimos antes que una imagen se puede trocear, editar y modificar con el editor de imagen que escojamos; y vimos también que podemos convertir una sola imagen en varias imágenes aisladas; procesos muy simples que sin embargo tienen una gran rentabilidad ya que nos permiten presentan en la pantalla todo el contenido que tengamos la intención de utilizar. Existen muchos editores de imágenes, pero para estos ejemplos me voy a basar en el editor PhotoPaint de Corel que no es ni tan simple como el editor Paint que trae Windows, ni tan profesional y orientado a la fotografía como Photoshop. Un editor de imágenes, como su nombre indica nos ayuda a modificar un archivo de imagen para unos fines prefijados, de modo que antes de empezar a trabajar con una imagen conviene saber de antemano qué es lo que queremos conseguir. Ahora no vamos a explicar todas las capacidades de estos programas, pero conviene saber que todas sus aplicaciones son fáciles de localizar y, una vez familiarizados con su uso, se llegarían a realizar todas las modificaciones que nos prpusiéramos sin demasiadas complicaciones: - Recortar una imagen, y otras operaciones análogas: - Trocearla - Agrandarla - Disminuirla - Eliminar zonas - Cambiar los colores de una imagen - Más brillo - Más contraste - Convertir a blanco y negro - Invertir colores - Separar en colores básicos - Reducir el espacio que una imagen ocupa en el disco. - Sobrescribir rótulos y marcas. - Crear nosotros mismos una imagen de la nada con las herramientas de edición. - Aplicar una serie de efectos para mejorar, trucar, versionar y retocar (lo que en el telediario llaman photoshop). Como caso práctico y aplicado a la realidad del aula vamos a ver a continuación cómo adaptar una imagen de texto modificándola de modo que sea utilizable para realizar un ejercicio de clase en la pizarra digital. Lo que vamos a ver ahora es, paso a paso, un retoque simple que nos ayude a trabajar de una manera más creativa y un poco más competente con imágenes . Supongamos que tenemos una imagen de un cuestionario que hemos escaneado y queremos crear en él una serie de modificaciones para dejar espacio en él y que los alumnos puedan escribir en él las respuestas.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 19 -


Este podía ser la imagen obtenida desde el escáner y ya guardada en el ordenador; como vemos, las líneas están muy pegadas y no permiten escribir nada entre ellas:

Y ahora, antes de abrirla con nuestro editor de imágenes, tendríamos varios métodos para lograr nuestro objetivo, pero puede que ese sea uno de los más simples: - Nos vamos al archivo en cuestión; es decir, con el explorador nos vamos a la carpeta en la que está el archivo, ponemos el ratón sobre él y damos a Botón derecho  copiar. - Antes de irnos de esta carpeta miraremos, a la izquierda de la carpeta, donde dice detalles y anotaremos las dimensiones. - Abrimos el editor y vamos a Archivo  Nuevo. Se nos aparece este menú:

- En el menú ponemos las dimensiones de la imagen que hemos anotado, pero en Altura escribimos el doble, como mínimo, de lo que teníamos. - Cuando tengamos la nueva imagen en blanco, ponemos el ratón sobre ella, le damos al botón derechoPegar y como por arte de magia aparecerá la imagen en cuestión. Escogemos “Pegar como nuevo objeto” y vamos modificándola hasta conseguir la forma deseada con espacio para escribir. El resultado, con un recuadro que nos permite poner el mismo editor, podía ser algo así:

De este modo, nuestros alumnos pueden escribir las respuestas o nosotros mismos, siempre que tengamos un ordenador con pantalla táctil o una pizarra digital. En caso de no tener pantalla táctil, las respuestas se pueden escribir con el teclado con la Herramienta Texto y dejaríamos el resultado de esta manera:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 20 -


8

De la imagen al texto: OCR y editor de textos.

En el apartado anterior hemos visto cómo trabajar con una imagen de texto para utilizarla en clase y, antes de eso, hemos también explicado por encima en qué consiste el OCR; ahora lo vamos a ver un poco más en detalle explicando qué utilidades puede tener al poder editar el texto resultante. Ya sabíamos que OCR significa Reconocimiento Óptico de Caracteres; lo cual significa que tenemos un programa que a partir de una imagen de un texto descifra las letras que tiene el texto y nos las traduce a un nuevo archivo de modo que podemos trabajar con él porque ya contiene letras. Un caso práctico es éste: Hemos localizado una página cuyo texto queremos modificar para hacer con él un ejercicio de comprensión después de explicar algunos conceptos y términos. La imagen puede ser ésta:

Pues bien, primero escaneamos la imagen con buena resolución o definición; como ya explicamos antes, esto significa un mínimo de 300 puntos por pulgada (= 300ppi, o 30ppp que es lo mismo), como cada escáner tiene estos valores en un menú distinto aquí presento un menú de un escáner HP a título de ejemplo:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 21 -


Aquí podemos decidir la Resolución (en el menú pone “ppp” entre paréntesis por si hay dudas). Una vez escaneada la imagen y guardada, abrimos el programa de OCR y procedemos a abrir la imagen para convertirla en texto.

Este proceso, con el programa ABBYY Fine Reader sería el siguiente: - Menú Archivo  Abrir Imagen (Ctrl+O)  Aceptar (una vez localizada la imagen en cuestión). Lo que nos da este resultado:

Si ahora seleccionamos las zonas texto con la herramienta “Seleccionar Texto” y luego damos al botón leer, procurando que el idioma está correctamente seleccionado en el menú desplegable, tendremos el texto a la derecha.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 22 -


A continuación damos al botón Word (o cualquier editor de texto que tengamos configurado) y el resultado es un texto que podemos editar y modificar a nuestro antojo: Food Facts Eggs Eggs contain vitamins and protein, but they also contain cholesterol. Cholesterol isn't very good for you, but it's OK to eat three or four eggs a week. Potatoes Potatoes are OK, but beware of chips and crisps! Chips and crisps aren't good for your heart because they often contain extra salt and extra fat. Fish and seafood Fish and seafood are good for you. Tuna, for example, is rich in protein and there isn't much fat in it. Salad and vegetables Salad and fresh vegetables are really good for you. There are a lot of vitamins and fibre in them, and they're delicious! Are there enough vegetables in your diet? Ahora podemos subrayar, enmascarar, cambiar color y tipo de letra para hacer nuestra presentación o adaptación para la clase. Una vez en el editor de textos, las posibilidades son amplias y casi ilimitadas en cuanto a modificación y uso del material procesado incluso en el transcurso de la misma hora de clase; lo que vamos a ver aquí es uno de los procesos más simples y productivos para realizar sin salir de Word: LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 23 -


Enmascarado de la solución de un ejercicio. Supongamos que tenemos un ejercicio de preguntas y respuestas que hemos escaneado y deseamos desvelar estas respuestas en clase una por una para poder comentarlas. Lo que podemos hacer es escribir las respuestas y enmascararlas con la herramienta Resaltar , pero del mismo color que el texto de la respuesta.

Pasamos pues de esto: 1 Is it OK to eat three eggs every day? No, it isn’t good to eat three eggs a day 2 Which potato products contain salt and fat? Chips and crisps contain extra salt and fat. 3 Which is healthier, sausage or tuna? Tuna is healthier than sausage. 4 What should you eat if you've got a sweet tooth? You should eat fruit if you have a sweet tooth 5 Which three things contain a lot of vitamins? Salad, fresh vegetables and fruit contain a lot of vitamins

A este otro aspecto, donde el texto sigue estando, pero enmascarado ya que está en rojo como el rotulador: 1 Is it OK to eat three eggs every day? No, it isn’t good to eat three eggs a day 2 Which potato products contain salt and fat? Chips and crisps contain extra salt and fat. 3 Which is healthier, sausage or tuna? Tuna is healthier than sausage. 4 What should you eat if you've got a sweet tooth? You should eat fruit if you have a sweet tooth 5 Which three things contain a lot of vitamins? Salad, fresh vegetables and fruit contain a lot of vitamins

Luego, en el transcurso de la clase, basta con ir cambiando el color de la letra para ver las respuestas una a una y recuperar el texto “oculto”. Este enmascarado sirve también para ocultar palabras simples o datos ocultos que hay que adivinar: HOW MUCH OR HOW MANY? 1 How much juice is there? 2 How many packets of cereal are there on the table? 3 How much marmalade is there in the jar? 4 How many eggs can a chicken produce in a day? LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 24 -


5 How much milk can a cow produce in a day? Detrás del enmascarado negro está la solución. El resultado es este: HOW MUCH OR HOW MANY? 1 How much juice is there? 2 How many packets of cereal are there on the table? 3 How much marmalade is there in the jar? 4 How many eggs can a chicken produce in a day? 5 How much milk can a cow produce in a day? Considerando lo dicho hasta aquí y teniendo en cuenta que el editor de textos (Word o cualquier otro) ya podemos ir a clase con todos los materiales preparados para hacer una presentación un poco más elaborada que un simple escaneado del libro de texto y, como hemos dicho antes, tanto las posibilidades del editor de textos como del editor de imágenes son numerosísimas y se prestan a la creatividad e inventiva de cada porque lo que cuenta es el resultado que queramos obtener. Si tenemos una idea clara del efecto que queremos lograr, tarde o temprano encontraremos la solución porque las herramientas están allí para eso y son lo suficientemente capaces. Recordemos que la de versión Word para tablet Pc (o sea para pantalla táctil) incorpora un pequeña barra de herramientas que nos permiten sobrescribir a mano alzada en cualquier momento por lo que lo podemos utilizar para hacer presentaciones en clase y hacer anotaciones manuscritas en cualquier momento.

Lo que hemos expuesto hasta este momento son unas técnicas básicas y simples pero muy útiles para iniciarse en el manejo de la pizarra digital y poder llegar paso a paso a incorporar estas técnicas a la clase de modo operativo y controlado. Dependerá después del grado de exigencia de cada uno, de la naturaleza de la materia que imparte y del nivel del alumnado para darle a estos materiales un uso más o menos lúdico o académico o más o menos frecuente o esporádico. Lo que cuenta son las posibilidades de aprendizaje que proporciona y la agilidad y dinamismo que puede conferir a la tarea docente. Pero, ¿se acaba aquí todo lo que podemos hacer con la pizarra digital…? …No, lo anterior sólo es un intento de demostrar que con muy poco se puede hacer mucho y se puede trabajar mejor. En los siguientes capítulos veremos unas tareas simples que pueden ayudar a dar calidad a nuestras presentaciones y a embellecer un poco nuestro estilo.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 25 -


9 Primeras presentaciones. Hemos visto cómo con Word (o el editor de textos que tengamos) ya se puede trabajar sin mucho problema y manejarse de modo muy digno y productivo. Ahora podemos dar nuestros primeros pasos con un editor de Presentaciones o “diapositivas”. Para este apartado vamos a referirnos al archifamoso Power Point aunque ya dijimos que hay otros programas que nos pueden hacer la función de igual manera. El editor Power Point comparte con otros programas muchas de las funciones de copiar, cortar y pegar, y comparte el vocabulario básico de Guardar, Editar, Herramientas, etc. Además, también comparte un rasgo importante: el botón derecho del ratón nos da en cada momento el menú de lo que se puede hacer en ese lugar e instante y con ese elemento que estamos señalando, lo cual es una gran ayuda. Este recurso de dar al botón derecho del ratón se le conoce con el nombre de “menú contextal”. Cuando se abre Power Point tiene un aspecto similar a esto:

Diapositiva Borrar

Que tenga otro aspecto dependerá de quién lo haya estado usando la vez anterior y de muchos otros factores que no vienen al caso. Lo importante a tener en cuenta son las Diapositivas. Este programa funciona con diapositivas; o sea unos documentos gráficos más o menos fijos que nosotros creamos y que se van mostrando uno tras otro en la pizarra digital o pantalla de proyección. La primera diapositiva siempre se nos da hecha, y suele traer algunos elementos por defecto, pero conviene borrar lo que tenga dentro si no nos interesa  Seleccionar lo que hay dentro y darle al botón suprimir del teclado. Ahora imaginemos que hemos escaneado un texto y queremos presentarlo con Power Point; pues simplemente lo copiamos y lo pegamos. Ya hemos dicho antes que estas utilísimas funciones las comparte este programa con muchos otros, pues hagámoslo. Tanto si es una imagen, como si es un texto, el procedimiento es copiar y pegar. ¿Recordamos la Mona Lisa o Gioconda que descargábamos en capítulos anteriores? Pues nos vamos a ella en su carpeta, hacemos clic con el botón derecho (menú contextual) y escogemos copiar. Luego volvemos a nuestra diapositiva, damos a edición pegar o botón derechopegar y aparecerá allí en mitad de la diapositiva. (Quizá un poco grande o demasiado pequeña; de ser así: LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 26 -


buscar una de las cuatro esquinas y pinchar allí con el ratón y sin soltar encoger o agrandar hasta que esté bien) Puede quedar así:

Miniatura de control de diapositivas Como podemos apreciar, en la ventana de la izquierda hay una miniatura que refleja el número de la diapositiva que estamos trabajando y deja ver un poco el contenido de la misma

Si a esto le queremos añadir un texto, vamos al origen del texto lo copiamos y lo pegamos o lo escribimos a través del menú Insertar  Cuadro de texto. Supongamos que el texto que vamos a incrustar es el texto entrecomillado de arriba. Lo seleccionamos, le damos a copiar y pegar. Después de algunos retoques, la diapositiva queda así:

Ahora, si guardamos con archivo  guardar como… ya tendremos nuestra primera presentación mínima de una sola diapositiva y podremos verla con el comando Presentación en Diapositivas del menú Ver. (También sirve F5) Y, por supuesto, nuestro proyecto, esta única diapositiva, en la pantalla del ordenador se verá así:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 27 -


Damos a la tecla Escape [Esc] para cerrar esta mini-presentación y ahora pensemos en cómo hacer aparecer una segunda diapositiva….: Hay varios procedimientos para esto, pero uno simple es: ir a la miniatura de la última diapositiva ( en este caso la única ) hacer clic con el botón derecho del ordenador y escoger Nueva diapositiva. Aparecerá en seguida esta segunda diapositiva en la que quizá aparezcan a su vez algunos elementos que podemos borrar si no nos interesan. Una vez borrados estos elementos es el momento de decidir si queremos más diapositivas en blanco: para añadir nuevas diapositivas basta con ir de nuevo a la última miniatura de la izquierda dar a botón derechocopiar y luego a pegar tantas veces como diapositivas necesitemos. Teniendo en cuenta que Power Point incorpora herramientas que permiten escribir notas manuscritas sobre la presentación que hagamos, con estos primeros procedimientos ya podemos ir haciendo nuestros pinitos en las presentaciones sobre pizarra digital.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 28 -


10 Integrando más elementos en una presentación. Ya hemos trabajado imágenes, hemos editado textos para darles un poco de vida y color, y hemos dado unos pasos con las presentaciones; ¿qué tal si integramos un poco más todos estos procesos y hacemos presentaciones un poco menos estáticas? Volvamos a nuestro antiguo libro de ejercicios con todos los ejercicios amontonados y mal secuenciados; escaneémoslos y peguemos un fragmento en nuestra diapositiva, nos quedará algo así:

Ahora queremos mostrar la solución pero en lugar de escribirla, queremos que aparezca en pantalla. Pues bien, en lugar de hacer una nueva diapositiva, vamos a ir haciendo aparecer una a una las frases de la solución superponiéndose al ejercicio. Para ello debemos aprender a utilizar una de las principales herramientas de las presentaciones: El cuadro de Texto Los cuadros de texto también existen en Word y, de un modo muy básico se activan mediante el Menú InsertarCuadro de texto tanto en Power Point como en Word (otros editores tienen herramientas similares con nombre parecidos). Un cuadro de texto tiene este aspecto desolado al principio:

Y cambiar el tipo de letra A la mayoría de estos cambios se accede con el botón derecho del ratón (Menú contextual) y con las herramientas habituales de Formato

Y cambiar los colores y tamaños del texto, de los bordes, y del fondo

Y, lo más importante, los podemos poner donde sea, como una imagen.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 29 -


De modo que, para seguir con el proceso que estamos explicando, creamos un cuadro de texto (Menú InsertarCuadro de texto) y escribimos en él la solución procurando que el cuadro no sea transparente (Botón derecho  Formato de cuadro de texto… Relleno  Color) y ajustando el tamaño a la zona que queremos cubrir. El primer inserto, como cuadro de texto, puede quedar así:

Y así vamos insertando, uno a uno, los siguientes cuadros de texto con la solución, de modo que no hacemos dos diapositivas (una con el ejercicio y la siguiente con la solución) sino que, tal como prometíamos antes, las frases de la solución (=los cuadros de texto) se van superponiendo una a una al fondo de una sola diapositiva. Para que los cuadros “aparezcan” uno a uno aún falta un pequeño ajuste que vamos a explicar a continuación: Una vez insertados los cuadros de texto con las soluciones seleccionamos todos ellos (manteniendo presionada la tecla Mayúsculas y haciendo clic con el ratón en cada uno de ellos) y hacemos clic en el botón derecho del ratón, nos saldrá este menú:

Del que escogeremos Personalizar animación y obtendremos a la derecha de la diapositiva un nuevo bloque de herramientas (ventana) que nos permitirán animar estos elementos. En esta ventana de la derecha abrimos la persiana Agregar Efecto y escogemos cualquier efecto que veamos (ya lo cambiaremos si no nos gusta), por ejemplo Desvanecer. Antes de irnos debemos hacer que cada elemento entre individualmente y no todos a la vez, para ello, sin tocar en ningún otro sitio, acercamos el ratón al último elemento en la lista de animaciones (en nuestro caso, el número 6) y desplegando la persianita escogemos “Iniciar al hacer clic”. Si esto no saliera bien, habría que hacer esta operación en cada elemento uno por uno:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 30 -


En los DVD que presentamos como producto de este trabajo hay bastantes ejemplos de este proceso ya acabados. Esta forma de presentación es muy útil ya que permite secuenciar y explicar cada elemento en su momento, separando e individualizando cada elemento y pudiendo volver a él cuando se necesite. Este sería el aspecto que tendría al final nuestra diapositiva que debería ser animada al hacer la presentación y mostrar uno a uno los insertos de texto con las soluciones:

Como acabamos de ver, podemos decidir no sólo el orden en que aparecen las diapositivas individuales sino también los elementos individuales que forman cada diapositiva. En este sentido se pueden emparejar no sólo preguntas y sus respuestas sino frases modelo y sus transformaciones; figuras geométricas y fórmulas que las expliquen; imágenes y su procedencia geográfica; cuadros famosos y su nombre; vocabulario de un idioma y su equivalente en otro, etc. Evidentemente, tal y como acabamos de ver, se da entrada a cada elemento en el orden que se quiere; pero también se le otorga un tipo de movimiento o efecto cuando aparece que puede estar asociado con el contenido mismo de la diapositiva. Pero, y entre diapositiva y diapositiva, ¿se puede hacer que ocurra algo? Pues sí, entre diapositivas se puede configurar la transición haciendo clic con el botón derecho del ratón en cualquiera de las miniaturas de la izquierda y escogiendo la opción Transición de la diapositiva; esto nos dará una ventana a la derecha en la que podemos configurar a nuestro antojo todas las transiciones de la presentación. LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 31 -


Las posibilidades de combinar estos elementos van desde adjudicar a todas las transiciones un movimiento igual a aplicar a cada una un efecto distinto y hasta podemos hacer que haya un sonido cuando hay una transici贸n. Como ya dije en otras ocasiones, aqu铆 s贸lo hace falta leer, escoger un efecto, probarlo y ponerlo en pr谩ctica si nos gusta.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 32 -


11

Depurando las presentaciones

Una vez elaborados unos procesos básicos para trabajar presentaciones y enriquecer nuestro diálogo docente, conviene dar unos apuntes de técnicas de apoyo. Seguimos con Power Point, con la aclaración de que el funcionamiento de este programa y su rendimiento se asemejan bastante a otros programas de edición de diapositivas. 1 Notas manuscritas: Por ejemplo, ¿cómo hacemos si queremos insertar notas mientras hablamos? Pues si hacemos una presentación y arrimamos el ratón a la esquina inferior izquierda y nos posicionamos sobre el mini bolígrafo que aparece comprobaremos que, de la nada, surge este menú

que nos permite hacer que nuestro ratón se convierta en un rotulador y podamos, el profesor o los alumnos, escribir sobre ella con entera libertad. Estas notas no estropean la presentación sino que la modifican temporalmente, pero hay que tener cuidado si las guardamos (al final se nos pregunta si se descartan o se conservan) porque entonces no se podrán borrar; lo mejor es, si queremos conservar las anotaciones, tener siempre una copia del original a buen recaudo y guardar esta segunda versión con otro nombre distinto antes de empezar. 2 Pasar de un programa a otro. ¿Y qué más?; ¿Qué pasa si a mitad de una presentación quiero abrir otro programa? ¿Tengo que cerrar y empezar de cero? Pues no. Hay incluso varios modos de cambiar de programa, hace algo y volver a la presentación: a. Cuando estemos en mitad de una presentación y necesitemos pasar a otro programa basta con hacer clic con el botón derecho del ratón y escoger Pantalla  Pasar de un programa a otro para que aparezca en la parte inferior de la pantalla la Barra de Tareas de Windows, lo que nos permitirá arrancar cualquier otra aplicación o programa que necesitemos en ese momento. b. Por supuesto, si el programa que necesitamos ya estaba arrancado antes de iniciar la presentación y lo que queremos es volver a él, la cosa es más simple, basta con pulsar la tecla Alt y luego el Tabulador (Alt+Tab) y tendremos la opción de cambiar de programa cada vez que pulsemos el tabulador; si soltamos las dos teclas se activa el programa que tengamos seleccionado en ese momento. c. Hipervínculos: Si sabemos de antemano que vamos a saltar a ver otro documento o ejecutar alguna tarea intermedia para regresar a la presentación, podemos tenerlo preparado, en la diapositiva que lo necesitemos, configurando un hipervínculo. Un LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 33 -


hipervínculo es lo mismo que en Internet nos hace pasar de una página a otra; sólo que en una presentación nos puede servir para hacer un inciso y retornar a la presentación. Para crear un vínculo o hipervínculo hay que abrir la diapositiva, escoger el elemento de la diapositiva sobre el que queremos actuar –hace falta un objeto sobre el crear el hipervínculo, no se puede hacer directamente sobre la diapositiva en blanco- y hacer clic en el botón derecho del ratón para escoger, claro está, hipervínculo. Una vez en el menú de configuración del hipervínculo escogemos el archivo al que queremos acceder y aceptamos. El sistema operativo se encargará de ejecutar el programa adecuado y, cuando cerremos el programa, la presentación seguirá estando activa. Por supuesto, esto nos permite también saltar a páginas web. Este proceso nos permite abrir el reproductor de sonidos, por ejemplo, de modo que podemos poner un sonido de fondo y controlarlo al mismo tiempo que hacemos la presentación. Power Point permite poner sonido de fondo en las diapositivas, pero funciona de modo automático y sin control. De este modo se puede iniciar o detener la reproducción a voluntad, lo cual es muy útil en las clases de idiomas para hacer audiciones o en clases de música.

3 Ejercicios de audio (Control del reproductor): Si hacemos unas presentación en Power Point y le ponemos un sonido de fondo, éste suena de modo continuo mientras dura la diapositiva o la presentación; el programa no nos permite manipular el sonido, ni pararlo, ni retroceder, ni repetir. Para solventar este problema y poder hacer ejercicios de audición (los afamados “listenings” de las clases de Inglés) hay que poner el texto o las imágenes para la audición en las diapositivas que nos interesen y, según los pasos descritos unos párrafos más arriba, crear un hipervínculo con el archivo de sonido que vayamos a reproducir.

Luego, lo activamos en el momento que lo necesitemos y, de este modo, nos saldrá el reproductor que tengamos configurado y podremos rebobinar cuantas veces queramos, repetir y controlar el volumen y la ecualización. Aquí cabe mencionar el hecho de que es preferible que el reproductor se mantenga siempre visible, algo que en Windows Media Playar se consigue en el menú Herramientas opciones  Mantener el reproductor visible sobre otras ventanas

Si una vez predeterminado para quedarse siempre visble nuestro reproductor hacemos clic en la flechita de la esquina inferior derecha, lo tendremos en modo compacto con este aspecto y tamaño tan manejable (versión 11):

Pero aquí la pregunta es ¿y dónde está el archivo de sonido? Pues bien, hoy en día todos los métodos de idiomas traen CDs de audio y tienen pistas de audio que son ficheros con los que podemos crear el enlace. LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 34 -


Pero hay un método mejor que es copiar los archivos del CD-rom al pendrive y hacer el hipervínculo ahí. Al hacer este volcado conviene no simplemente copiar los archivos porque suelen ocupar mucho espacio, sino que es mejor comprimirlos con algún programa que les cambie el formato y los haga más ligeros; por ejemplo podemos descargar gratis en Internet el programa Express Rip que nos convertirá todas las pistas de un CD de 700MB en unos 58MB. En los materiales que se presentan hay abundantes ejemplos de ejercicios de Listening; y se han incluido algunos de los archivos de sonido para que estas aplicaciones funcionen. En las presentaciones de Power Point que contienen audio, este vínculo está automatizado para que arranque el sonido al hacer clic sobre la diapositiva, esto ocurre así a partir de las unidades 6 de cada nivel. En un principio, este link está presente en rótulos como “ clic to play”, o “ clic_to_listen ”; más adelante, este automatismo se señala con un enmarcado en rojo de la imagen o de la zona que activa el recurso.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 35 -


12

Subtitulando Vídeos

Hemos hablado antes de las audiciones o ejercicios de listening para las clases de idiomas y siguiendo en esta línea conviene conocer ahora un modo para poner subtítulos a una película o videoclip. Para esta técnica tenemos que llevar a cabo tres operaciones: 1 Escribir o conseguir el texto de los subtítulos y separarlo en líneas o fragmentos que, a priori, quepan en la pantalla. Por ejemplo, el principio de Psicosis podría tener este aspecto: You never did eat your lunch, did you? I better get back to the office. These extended lunch hours... give my boss excess acid. Why don't you call your boss and tell him... you're taking the rest of the afternoon off? It's Friday anyway, and hot. What do I do with my free afternoon? Walk you to the airport? Well, we could laze around here a while longer. Checking-out time is 3:00 p.m. Hotels of this sort aren't interested in you when you come in... but when your time is up... Oh, Sam, I hate having to be with you in a place like this. I've heard of married couples who deliberately spend a night... in a cheap hotel.

2 Sincronizar las líneas de texto con la imagen. Esta sincronización, como veremos más tarde la haremos con un programa especializado. Una vez procesado, el texto, que ya lleva los códigos de tiempo en el formato Subrip [srt], un formato simple que leen la mayoría de reproductores, tiene este aspecto: 1 00:02:53,153 --> 00:02:55,519 You never did eat your lunch, did you? 2 00:02:55,589 --> 00:02:58,752 I better get back to the office. These extended lunch hours... 3 LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 36 -


00:02:58,825 --> 00:03:00,759 give my boss excess acid. 4 00:03:00,827 --> 00:03:02,692 Why don't you call your boss and tell him... 5 00:03:02,762 --> 00:03:04,992 you're taking the rest of the afternoon off? 6 00:03:05,065 --> 00:03:07,499 It's Friday anyway, and hot. 7 00:03:07,567 --> 00:03:12,368 What do I do with my free afternoon? Walk you to the airport? 8 00:03:12,439 --> 00:03:14,964 Well, we could laze around here a while longer. 9 00:03:15,041 --> 00:03:18,875 Checking-out time is 3:00 p.m. 10 00:03:18,945 --> 00:03:22,381 Hotels of this sort aren't interested in you when you come in... 11 00:03:22,449 --> 00:03:24,849 but when your time is up... 12 00:03:24,918 --> 00:03:27,682 Oh, Sam, I hate having to be with you in a place like this. 13 00:03:27,754 --> 00:03:29,688 I've heard of married couples who deliberately spend a night... 14 00:03:29,756 --> 00:03:31,485 in a cheap hotel.

3

(Fase Opcional) Incrustar los subtítulos con la imagen. Si sincronizamos un subtítulo y lo guardamos como un archivo de subtítulo, éste se superpondrá a la imagen de modo automático al reproducir el vídeo no sólo en el ordenador sino también en algunos aparatos de DVD de modo que no hace falta superponer los subtítulos de modo permanente a la imagen si no queremos. En cualquier caso, existen programas que sincronizan los subtítulos y los incrustan en la imagen; pero nosotros vamos a explicar este proceso en dos fases enteramente separadas llevadas a cabo por dos programas distintos.

y 4 … Guardar.

Veamos más en detalle este proceso que acabamos de resumir:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 37 -


Primer paso: el Texto del subtítulo. Lo primero que hay que tener en cuenta es que subtitular un largometraje es una tarea larga y pesada si la acometemos desde cero; lo más conveniente, si queremos tener subtítulos de una película de más de media hora, es buscar los subtítulos ya sincronizados en Internet. Existen multitud de páginas web dedicadas a los subtítulos. Los ejemplos anteriores de Psicosis son de opensubtitles.org.

Volviendo al texto y suponiendo que es un texto corto que hemos escrito nosotros para una canción o algo así, tenemos que separarlo en líneas que quepan en pantalla; para eso las canciones suelen no tener problemas porque están construidas con una métrica que da bien la medida. En caso de no ser así, basta con posicionar el fin de la frase en el lugar que más nos guste y pulsar la tecla ENTER para crear líneas. Una vex creadas las líneas hay que guardar el texto con el nombre que queramos pero teniendo la precaución de guardarlo en formato de texto “sin formato”. En Word, por ejemplo, nos lo ofrece con la secuencia “Guardar como…”“texto sin formato (*.txt)”. También resultaría cómodo editar directamente en este formato [*.txt] con un editor simple como el Bloc de Notas o Wordpad de Windows. Así que, por ejemplo, queremos poner subtítulos a la canción I Will Survive cantada por Gloria Gaynor y tenemos la letra que empieza así: First I was afraid I was petrified Kept thinking I could never live without you by my side But then I spent so many nights thinking how you did me wrong and I grew strong I learned how to carry on… And so, you're back from outer space. I just walked in to find you here with that sad look upon your face. I should have changed that stupid lock, I should have made you leave your key If I had known for just one second you'd be back to bother me…

Para sincronizar este texto con el vídeo-clip tendremos que tener un programa especial; para este menester hay varios programas, pero hay un programa muy simple y muy fácil de usar, que usa el mismo reproductor de Windows, que es gratis, que se puede fácilmente descargar de Internet y que se llama Media Subtitler.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 38 -


Pues bien, el aspecto básico al abrir este programa es éste:

A partir de este momento necesitamos los dos elementos que vamos a sincronizar: - La letra de la canción ( o sea, el archivo donde hemos escrito el texto) - El videoclip que vamos a subtitular. Para abrir el archivo con la letra ( que convertiremos en subtítulos sincronizados ) vamos a la parte superior izquierda y en la barra de menús desplegamos Archivo y escogemos “abrir texto o subtítulo…”, así:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 39 -


Se nos abrirá el texto y podremos ver las líneas de la letra o de los subtítulos que vamos a utilizar en la zona o ventana de subtítulos con todos los tiempos a cero, más o menos así:

Segundo paso: abrir el Vídeo Clip. Ya que tenemos abiertos los subtítulos (=letra de la canción en este caso), vemos cómo cada línea está con los tiempos a cero esperando que se les sincronice; es el momento de abrir el vídeoclip para empezar esta sincronización. El modo para hacerlo es similar a como hemos abierto el texto pero escogiendo claro está la opción Archivo  “Abrir video…”

En este paso, la pantalla del vídeo se llena con las imágenes y los botones del reproductor (Windows Media Player) ya funcionan normalmente.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 40 -


Tercer paso: Sincronizar video y subtítulos: Para sincronizar ponemos en marcha el vídeo y vamos pulsando con el ratón el botón “Aplicar” (Parte inferior casi al centro) cada vez que queramos insertar una frase manteniendo la pulsación el tiempo que queramos que dure el inserto.

Una vez sincronizada con este proceso tan simple, la letra de la canción ya tiene tiempos (Inicio y fin de cada segmento) y se puede guardar en varios formatos que se reproducirán automáticamente siempre que guardemos este nuevo archivo en la misma carpeta y con el mismo nombre que el video clip. La ventana de los subtítulos tendrá este aspecto:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 41 -


Y cuarto paso: Guardar como… De modo que vamos de nuevo a Archivo Guardar como… y le ponemos el mismo nombre del videoclip. Luego escogemos el primer formato que encontremos en la lista que se nos ofrece (con el tiempo aprenderemos qué funcionamiento tiene cada uno de estos formatos; por ejemplo, hay formatos que nos permiten cambiar el color, el tamaño y la posición del texto) y aceptamos. Una vez guardado el nuevo archivo, podemos poner a reproducir el vídeo y el reproductor del ordenador debería insertar automáticamente el subtítulo; por ejemplo, el Reproductor DivX Player acepta casi cualquier subtítulo. De no ser así, tendríamos que valernos de un mini-programa que haga esto mismo. Existen varios programillas que superponen subtítulos a los videoclips cuando el reproductor no lo hace, pero el más fácil de encontrar y de usar es uno llamado VsFilter ( También conocido como Vobsub o DirectVobsub) que se descarga gratis de Internet y que se instala fácilmente. Se activará cada vez que reproducimos un video y si hay un archivo de subtítulos con el mismo nombre y en la misma carpeta de el video que se está reproduciendo, lo superpone sin problemas. Se pueden configurar los colores y la posición con algunas limitaciones y se pueden corregir algunos fallos de sincronía entre la imagen y el subtítulo. Debemos no olvidar que con todo este proceso el video clip no se ha modificado nada; lo único que hemos hecho ha sido crear un archivo aparte con unos códigos de tiempo que se insertan en tiempo real en la imagen cuando la reproducimos pero que igualmente pueden ocultarse en cualquier momento que no nos interese mostrarlos. Existe también un proceso por el que estos subtítulos se pueden hacer permanentes y es lo que vamos a ver a continuación en el siguiente capítulo.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 42 -


13

Subtítulos Permanentes

Para insertar de modo permanente una serie de subtítulos a un videoclip debemos previamente tener el archivo de subtítulos ya sincronizado con el videoclip en cuestión (ver capítulo anterior sobre esta técnica). Para el programa que vamos a usar el archivo de subtítulo debe estar creado o guardado en el formato Sub Station Alpha [SSA] Aunque existen varios programas capaces de efectuar este solapamiento perpetuo, aquí vamos a explicar el proceso a través de un programa gratuito llamado VirtualDub que viene firmado por Avery Lee. Después de descargar este programa de la página web de virtualdub.org , lo descomprimimos ya que viene en formato [.rar] (no se instala, por cierto) y ya lo podemos arrancar por primera vez. Lo primero que descubrimos es que puede hacer bastantes efectos sobre nuestros vídeos. Para ver estas capacidades vamos al menú Video  Filters… Add; (aunque antes quizá nos venga bien traer un diccionario porque el programita en cuestión sólo está en inglés) y también descubriremos que justo el efecto que nosotros buscamos no nos lo da de serie. ¡De modo que a descargar de nuevo! Esta vez se trata de buscar un filtro subtitulador para nuestro nuevo artilugio. La misma página de Avery Lee nos ofrece este servicio; así que, sin cerrar el programa, vamos al menú Help 

VirtualDub online VirtualDub home page.

Y allí, ya en Internet otra vez, nos encontramos con un enlace que dice “filters” en el costado izquierdo de la página y vamos a filters y aparecen varias descargas (“Download”) con la palabra “subtitler” al lado. Cualquiera de ellas nos sirve. Por lo que descargamos uno de estos archivos que no son otra cosa que el filtro subtitulador que andamos buscando. Este filtro, como ya dijimos requiere un formato SSA para el archivo de subtítulos. Esto nos genera un archivito llamado Subtitler.vdf que debemos colocar en la carpeta “plugins” que está junto a todos los archivos de la carpeta VirtualDub-x.x.x que hemos descomprimido al principio. (Si esto no funciona, cosa muy extraña, hay que ir al menú Video  Filters… Add Load… y hacer clic en el archivito en cuestión dondequiera que esté, o sea, donde debería estar, que es en la carpeta “plugins”.) Ya podemos entonces editar nuestro video. Antes de empezar, debemos tener claro que lo que vamos a hacer es un nuevo videoclip con los subtítulos superpuestos de modo que: 1. el vídeo original se queda intacto (siempre que guardemos con otro nombre el nuevo archivo, claro está) 2. los subtítulos se quedan permanentemente incrustados en un nuevo video-clip.

Así que abrimos el programa por el procedimiento habitual; es decir doble clic sobre el icono VirtualDub.exe y nos vamos, como ya viene siendo habitual, al menú FileOpen video file… (Que de estar en español diría ArchivoAbrir archivo de video) y abrimos nuestro videoclip donde se encuentre.

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 43 -


Esto nos da este aspecto tan prometedor de la ventana principal del programa:

Aquí vemos dos pantallitas. A la izquierda es donde veríamos el video original (input) y a la derecha el vídeo ya modificado (output). En este momento, las dos pantallas (input y output) nos darán la misma imagen si damos al botón play, porque aún no hemos hecho ninguna modificación. Aunque no olvidemos que el archivo original no se modifica ya que sólo vamos a hacer una copia subtitulada permanentemente, conservando siempre intacto el archivo original… Ahora vamos al menú VideoFiltersAdd y escogemos de la lista que está en orden alfabético el que dice “subtitler”, tal como vemos aquí abajo, y damos un clic en OK:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 44 -


Se nos abre ahora el siguiente cuadro de diálogo en el que simplemente escogemos el archivo del subtítulo que hemos generado previamente (…y que debía estar en la misma carpeta que el video y con su mismo nombre); en este caso, abrimos el botón … :

Ahora podemos ver el resultado antes de hacer la modificación definitiva haciendo clic en el botón Show preview que hay en el mismo cuadro de diálogo y luego vamos avanzando o retrocediendo manualmente con el mando deslizante que nos aparece en la siguiente ventana para ver el efecto que hemos conseguido:

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 45 -


Cuando estamos convencidos de que ése es el efecto que buscamos, se cierra esta última ventana clicando en la aspita de rigor, se hace clic en OK en las siguientes dos ventanas y volvemos a la pantalla principal que vuelve a estar como al principio, sólo que esta vez nos muestra el aspecto del nuevo video si hacemos deslizar el control deslizante de la parte inferior. Ahora vamos al menú File Save as AVI… y le ponemos nombre, escogemos localización y le damos a Guardar . Esto nos genera un nuevo archivo con los subtítulos incrustados de modo irreversible. Cabe advertir aquí que esto genera un archivo un poco grande y que si queremos ahorrar espacio de disco podemos incorporar al programa un compresor de MPEG4 que puede reducir hasta cuarenta veces el tamaño del video sin apenas pérdida de calidad. Como quiera que este ya ha sido un proceso lo bastante complicado hasta el momento, lo dejaremos en la mera sugerencia de comprimir los archivos resultantes y si alguien que lea este trabajo desea saber más sobre este asunto puede documentarse en: mpeg4.net

LA PIZARRA DIGITAL, MANUAL DE SUPERVIVENCIA - 46 -

Whiteboard Survival Kit  

Manual de supervivencia 2009 en la pizarra digital

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you