Page 1

MÁNDALA Filosofías Underground

Fotografía: Mariel


Ecce Homo

Elizabeth Ramos Castillo


¡México lindo y querido! Nuestra

patria, llena de riquezas naturales, culturales, gente hospitalaria, riqueza gastronómica y… una ridícula clase política. De todos los calificativos mencionados, es el último el más doloroso para el pueblo mexicano. A lo largo de los años hemos tenido que padecer de ineficientes personajes disfrazados de políticos que han saqueado al país a manos llenas. Y nadie sufre más esas terribles injusticias que sus millones de habitantes. Desde Santa Anna, Porfirio Díaz, Díaz Ordaz, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Felipe Calderón y una larga lista de personajes cuyos nombres nos llevarían varias páginas.

Los jóvenes, siempre criminalizados por la mayoría de los gobiernos habían jugado un papel pasivo dentro de los movimientos sociales. El rock como expresión de rebeldía y respuesta social no existe en lo más mínimo. Todos los que buscábamos una respuesta en la música contestataria por excelencia, teníamos que recurrir a la tan aclamada década de los 60. Fueron los Dug Dug´s, Peace & Love, Javier Batíz por el lado mexicano y haciendo nuestros a The Beatles, Bob Dylan, The Who, entre otros tantos más los que despertaron conciencia en los jóvenes de aquella gloriosa década. Además,en el año de 1968 se alcanza la cumbre de los movimientos estudiantiles; éstos tienen como lugar de origen Francia y rápidamente se extendieron por todo el mundo.

¡ Te n e m o s e l p o d e r ! El futuro no está escrito, porque sólo el pueblo puede escribirlo. Adolfo Suarez

Ante semejantes injusticias el pueblo no se ha quedado con los brazos cruzados, y es ahí cuando la unión de la gente da origen a los movimientos sociales. Está forma de organización de la gente siempre ha sido criminalizada por cada gobierno en turno, y sobre todo, si incomoda a los actores políticos. Quizás el más representativo para todos nosotros es el movimiento estudiantil del 68, en donde como todos sabemos el desenlace fue terrible, dejando como saldo un número aún desconocido de muertos, detenidos y encarcelados. Otro acontecimiento representativo y sobre todo recordado por los habitantes del país es el que tuvo lugar en Chiapas en 1994, encabezado por el EZLN.

Ahora llega el 2012 y después de dos fraudes electorales (el de 1988 y 2006) la gente no aguanta más. La primera gran prueba viene de América del Sur, y es que son los estudiantes chilenos quienes ponen el ejemplo de que nada es imposible y bien vale la pena luchar. Aun más si tales movimientos tienen una mezcla de ideales, convicción y tolerancia. También llegaron los indignados, los movimientos por la paz, las caídas de regímenes autoritarios, etc. En contraste, en México tan pasivos e inconformes como siempre. Los ideales que tanto celebramos la noche del 15 de septiembre y el 20 de noviembre no se defienden. Y sí, llegó la hora del despertar. Victorio Eleazar Hernández Olivares


La Nueva Revolución

Nancy Vite

Hablar

de revolución siempre va más allá de conceptos abstractos o históricos de los que todos los miembros de una sociedad somos conocedores (o deberíamos serlo). En la historia de la humanidad siempre ha figurado una postura dominante y otra dominada, y donde en un principio este binomio estructural no permitía ninguna clase de sublevación. Hoy en día, los tiempos son otros, el despertar de unos alienta a otros más a salir de la oscuridad y de la indiferencia con la que se han manejado durante años o toda su vida. Hace cuarenta y cuatro años en nuestro país surge, en medio de un clímax inquieto con aires de revolución, un poco de rock e influencias ideológicas como el socialismo, el comunismo y el marxismo, una generación rebelde y con una causa justa e inspiradora para nuestro presente. Está por demás decir que esa generación fue la del despertar;la que valientemente comenzó a exigir las demandas, no sólo de la juventud o de los estudiantes, sino las de un pueblo hundido en la represión, la desesperanza, el miedo y el abandono. Las dolorosas acciones reaccionarias con las que se tiñó de rojo la historia de nuestro país en esta época moderna calaron con un sello de silencio, de rabia y quietud impuestas. Esa generación salió a la calle, quedó afónica gritando consignas con fervor, contagiando mentes e intimidando a quienes, desde su escritorio, se miraron desesperados y tomaron las más cobardes y sanguinarias acciones. Nada más de recordarlas da rabia. Si bien es cierto que nuestro contexto en el 2012 es definitivamente otro, los que hoy decidimos actuar somos herederos de una consigna justa, fundamentada en una realidad que no data de unos meses o unos pocos años. Es una recolección de causas que van más allá de simples “caprichos”. El baúl de los recuerdos de nuestros abuelos, nuestros padres, y en el presente de nosotros mismos y nuestros compañeros de generación, ha desentrañado un deseo dormido, el deseo de luchar.

Si bien es cierto que nuestro contexto en el 2012 es definitivamente otro, los que hoy decidimos actuar somos herederos de una consigna justa, fundamentada en una realidad que no data de unos meses o unos pocos años. Es una recolección de causas que van más allá de simples “caprichos”. El baúl de los recuerdos de nuestros abuelos, nuestros padres, y en el presente de nosotros mismos y nuestros compañeros de generación, ha desentrañado un deseo dormido, el deseo de luchar. Una lucha que no manifiesta nada más que nuestro ejercicio de poder de una manera crítica, dejando a un lado lo secundario como los desmanes y el “hacer por hacer o decir por decir”. Los jóvenes de ese tipo también han despertado y ya se informan; ya no somos una masa imberbe, cobarde, sorda o miope. Ahora servimos y obedecemos a un pensamiento que nos obliga a superar partidismos, a desentendernos de cadenas ideológicas sin fundamento y a rebasar intolerancias. México carece de líderes, pero no está buscando héroes o redentores que disipen las tinieblas que nos cubren. El país requiere de materia pensante gestada en las escuelas que no lucren con el conocimiento. Sólo de esta manera seremos capaces de cundir al resto con un síndrome incurable que sacuda neuronas y oxigene pulmones, que destruya ataduras y remueva el cerumen de los oídos indiferentes. Estos flujos de propuestas, pensamientos, actitudes y de pasos sin escala se fortalecen alimentándose cada vez más del deseo de ser mucho más que una frase o una cifra. La bestia llamada juventud ha despertado, ¿quién se atreve a tratar de sosegarla ahora? La clave no está en lo que decimos o pensamos, sino en la relación de lo que decimos, pensamos y hacemos. Si no es ahora ¿cuándo?, si no somos nosotros ¿quiénes? Compañeros lectores de Mándala los dejo con esta reflexión y espero leer sus opiniones.


Palabrasrevueltas Noche de desconocidos-conocidos

J. Cracket

Y

la escalera se asoma por encima de su sombrero, la cara pálida y sus ojeras pintadas de un negro rojizo escurridizo. La mirada es fija, como si absorbiera la oscuridad, y la transmitirá en un horizonte azulado. Su nariz no era la gran cosa y sus labios rojos jalaban la mirada de cualquiera; si me dijera que en su pelo guarda un nido de pájaros se lo creería. Su abundante abrigo negro cubría los misterios de una luz divina o eso pensaba entre mis ideas e ilusiones más escondidas en mi dictadura. Y mi capricho se volvía una poesía plasmada frente a mí. Cada botón de su pecho era como si pudiera ver sus leyes sin conocer el estado de su mente. No podía ver sus pies, pero sentía como se acercaba a mí. Era mi oportunidad de correr, desmayarme o besarla y después morir. Sin embargo me sentía encadenado y mis alas congeladas mostraban inseguridad. Mientras estaba frente a mí; me pidió mi nombre y pareciera La habitación si me inyectara amnesia. Más bien era una estatua de era más oscura sal, me volvió a preguntar mi nombre y fue como si que cuando cierro mis se rompiera el hechizo o me lamiera y me quitara ojos. No sabía si estaba en la sal. Respondí impulsando su mirada, sin un hormiguero o en un panal. conciencia de mi libertad. Se desabrochó Tal vez sólo me habrías tapado su saco lentamente y me invitó a pasar, los ojos o despertado del desmayo. era una puerta en silencio negro, en Pero era consciente-inconsciente de una principio y sin fin, o al menos realidad falsa-rara o al menos eso entendí. eso pensé… Tratar de tener un guía para conocerte sería complicado, pero fue más fácil aprender; fue más fácil prender y apagar la luz que perder y ganar en esta noche. La luna más cerca de mi cabeza y tus pies en el aire, al romper la gravedad en tres explosiones. Es difícil de explicar, cómo la realidad y los sueños se ven plasmados en la vida de esta habitación. Los árboles de cascabeles cantaban el reproche del viento que hizo poner chinita la piel. Y, aunque no existían ventanas, el tragaluz me hizo saber que te gustaba la lluvia y comprendía tu estómago vicio por sobra de soledad y tragedias ocurridas, fue buena idea broncear la piel con luz de vela. Y cuando el cansancio y el aburrimiento detuvieron el tiempo de este lugar, después de conocerlo de pies a cabeza, quedé atrapado en mi locura sin jamás encontrar la salida. Llegó tu voz mágica; esa que escupió diamantes y perforó mi pecho por error, diciendo: que yo conocía la puerta de salida, pero también estaba consciente de que no tenia regreso, que borraría mi mente después de pasar por la puerta. La llave cuelga de mi pecho, tiro este sueño al olvido y abro mis ojos para salir de esta puerta, bajo por la escalera que está conectada de las nubes al sombrero.


Imagen: Sandra Lux


Parte II

LA NINFA

E

se miércoles, ese maldito miércoles, la Ninfa extrañó más que nunca su belleza, extrañó los cabellos que había arrancado de su cráneo a causa de la desesperación, extrañó su infancia de ojos claros, inocentes y sin cataratas, de vestidos blancos, de muñecas de porcelana, del tocadiscos de su madre, los abrazos de su padre, la precoz y hermosa juventud que la dotó de perfectas curvas y del rostro más coqueto y cautivador de aquella época. María, todo una ninfa, feliz, traviesa, rica y a los 17 casada y sintiendo por primera vez, infinita y desenfrenadamente el amor a lado de su cortés caballero José María, su amor era de esos que desgarran la ropa, de esos que arrancan el alma de tanto querer, de esos que son extasiantes, poéticos, diferentes, de esos que son únicos, excesivos, de esos por los que hacen las canciones, de esos por los que das la vida, de esos por los que te muerdes los labios, por los que tus ojos brillan como nada en el mundo lo hace, de esos por los que te conviertes en madre. Dos bonitas mujercitas y un varón tuvo María cuando le llegó el también incomprensible amor de madre. Sus vidas eran como de esas de película, nada les faltaba, nada pedían. Hasta que un día el cáncer se chupó, se bebió y se llevó el cuerpo fornido y valiente de José; María, después del hipócrita funeral, se consoló con el alcohol, la paloma negra, ronca, penante que cantaba Chabela Vargas, con la interminable canción que se repetía y repetía como taladro y bendición rebotando dentro de su cabeza, que ahora solo pensaba en reunirse con su amado Chema, Lucha Villa le cantaba de las cinco a las nueve de la noche, entre tequila y cigarros, resonando en la habitación ya desierta, vibraba, lloraba, su piel se erizaba, su rostro entristecía, su vida ya no era vida y a cambio de su José María solo quedaba la eterna y desgarradora tristeza, el olvido de los hijos y el collar de perlas del que hablaba la canción. Le quedó después por elección la calle, la noche vagabunda, la vida indigente, el circo de cada día, la escoba fea con la que barría, un poco de compasión, pocos cabellos, cuatro dientes, la gordura, la pobreza, la ropa vieja y apestosa a orines, un paquete de cartones, una cobija sucia que nunca pudo quitarle el frio, le quedaba el despojo de la herencia por parte de sus hijos, que ingratos prefirieron el falso collar de perlas que rescatar a su madre de ese obscuro y profundo penar, en cambio le regalaron la calle, ese espacio frente a la farmacia, el único lugar en el que no tendrían que gastar para mantenerla; se dice que muchas veces en su arrepentimiento los hijos la iban a buscar y se la llevaban a vivir con ellos, pero La Ninfa ya no era esa María ni madre, ni esposa, ni mártir y prefirió la compañía del farolito, tan igual a todos los del parque, que por siempre la acompañaría en el dueto de sus dolorosas canciones. Jamás la Ninfa se volvió a sentar frente a la pensión, regresó a la puerta de cristal de la farmacia y de ahí nunca se mudó, me volvió a perseguir, me olvidó, ya no me reconoció ni pidió de nuevo los inseguros y falsos acordes de mi guitarra. Después de un año le dije “adiós” a la histórica y heroica ciudad de Zacapoaxtla y nunca, nunca, aunque he vuelto a visitar el lugar, nunca he visto de nuevo a La Ninfa.


Jamás la Ninfa se volvió a sentar frente a la pensión, regresó a la puerta de cristal de la farmacia y de ahí nunca se mudó, me volvió a perseguir, me olvidó, ya no me reconoció ni pidió de nuevo los inseguros y falsos acordes de mi guitarra. Después de un año le dije “adiós” a la histórica y heroica ciudad de Zacapoaxtla y nunca, nunca, aunque he vuelto a visitar el lugar, nunca he visto de nuevo a La Ninfa. A mí solo me queda el recuerdo, el arrepentimiento de no haberle regalado esa torta que la señora de la pensión ponía en mi mochila y que no me comía, me queda la dicha de haberle dado esas rancias galletas, de haber tocado la guitarra para ella y de haber conocido a una verdadera Ninfa sentada frente a mi puerta, la lastima de verla dormir con esa cobija a cuadros, la tristeza que provocaba en mi con su de por si triste mirada, me queda la canción que más de Lucha Villa, ya era de aquella Ninfa que con su tristeza alegraba y enseñaba:

“ Siento en el alma, unas ganas inmensas de llorar, Tú me haces falta y juré no decírtelo jamás, Yo quiero hacerte, con mis lágrimas un collar de perlas, Déjame llorar, porque hoy que te perdí, Queriéndote olvidar, me acuerdo más de ti. Si es un delito amar, un delincuente soy, Porque no he de pagar, las culpas de mi amor, J. Cracket Yo quiero hacerte, con mis lágrimas un collar de perlas, Déjame llorar, porque hoy que te perdí, Queriéndote olvidar, me acuerdo más de ti”. Karen Jeanette Reyes Badillo

Fotografía: Adriana Saac


RATM

Rock

against the machine

C

omo dice Alex Lora en la película Gimme the power: “El rock debe de ser contestatario, debe estar en contra de la autoridad”. Y no lo dice cualquier persona, sino un icono del rock mexicano, autor de una de las canciones más contestatarias en sus tiempos, cuando aún conformaba Three souls in my mind, “Nuestros Impuestos.” “Nos suben la renta, nos suben la luz, nos suben las tortillas, nos suben la gasolina, subieron la mota, también el alcohol y el gobierno va a ser el ganón”. En el catálogo musical del rock existe un gran número de rolas que entran dentro de una nueva categoría llamada “canciones de protesta”, en la cual entran el Rey y la Reina de esta ramificación: Bob Dylan y Joan Baez. Pero, también en nuestro idioma tenemos grandes representantes, algunos que han llegado a tener fama mundial como: Violeta Parra, Silvio Rodríguez, Facundo Cabral, Mercedes Sosa, Pablo Milanes y un largo etc. Y para mí, una de las mejores es Judith Reyes, pese a ser poco conocida –quizás por ser demasiado explícita en sus temas de crítica social–, con un estilo de corrido norteño logró difundir sus mensajes con canciones como: Los granaderos, Rebeldía rural, Marcha de los caídos.

Q

uizás su canción mas representativa es Gorilita gorilón, refiriéndose a Gustavo Díaz Ordaz (por lo feo y además por su parecido a este tipo de primate) y a todo el sistema político mexicano del sesenta y ocho, año trágico por lo ocurrido en la Plaza de las Tres Culturas. Un fragmento de dicha canción es: “Gobiernito, gobiernito, de la negra tradición, se parece al que mi abuelo le hizo una revolución”. Al leer la letra de la canción, te das cuenta de que es el mismo sentimiento de nuestros días, quizás con diferentes metas y objetivos, pero con el mismo discurso, en sí, es una canción atemporal. Nunca estuvo de moda y el discurso se adaptará a cualquier acto de rebeldía. ¿Y qué pasa con las canciones del movimiento “#Yo Soy 132”? ¿Existe algún personaje “famoso” o algún grupo de rock que cante algo relacionado con el tema? No –gracias a dios o cualquier ser poderoso que exista. Sin embargo, dentro del movimiento, un grupo de jóvenes creó una canción que ha circulado por Internet con el titulo de “Un son pa’ la revolución”. Ésta tiene una temática a favor de los estudiantes y completamente antiPRI y anti-Televisa, y claro, con repudio a Enrique Peña Nieto.

Mowgli420


Un son pa’ la revolución Si hay imposición habrá revolución El arte y la razón el orgullo de la nación (se repite) No más, no más, mentiras ya no más El arte va pa’ delante, la tele pa’ atrás Si quieres, si puedes, sino ya lo verás Enrique Peña Nieto presidente no serás. (coro) El arte y la lucha están por todas partes, Tomando las calles de domingo hasta el martes (se repite) (Coro) No quiero que regresen las mismas ratas de antes Construye un mundo nuevo junto a los estudiantes (se repite) (Coro) Enrique Peña Nietoque si es una amenaza Pues no lee a Carlos Fuentes tampoco lee a Cortázar (Coro) Bonita primavera tiempo de florecer Compartiremos libros tumbaremos a Elba Esther (Coro) El arte y cultura están por todas partes Aquí no queremos un México ignorante (coro) Queremos escuelas y no telenovelas Apaga la tele, mejor léete Rayuela (coro) Con esta me despido porque no puedo más La lucha continua y aquí lo verás


Fuimos Heroes ¡He nacido muerto¡, y crecí siendo un zombi o al menos eso rumoraba la gente que me rodeaba u observaba. En aquellos días los ánimos y las charlas por la revolución eran de un fuego tal, que sólo había temas de contestatario., los que solían ser muy burgueses y preferían temas de naturaleza mas intimas, agregaban a todo aquello una frase o un comentario que los colocara entre lo higth y lo popular, un sentimiento para todos aquellos que nacen bajo el yugo de parientes con el titulo o la naturaleza de alfa Las canciones solían ser burguesas y preferían tópicos de naturaleza más íntima. Los autores agregaban una frase o un comentario que los colocase entre lo high y lo popular. Se dice que la naturaleza es muy sabia, y a pesar de los diferentes cambios radicales en la humanidad, el molde natural se sigue conservando y habrá un cambio cuando “otro”, más adaptado y más fuerte tome su lugar. Muchos hombres, en el transcurrir de los tiempos del planeta tierra, han hecho acciones que mueven masas y los encaminan a un rumbo diferente; muchos, han creado pensamientos, obras de arte, pero la humanidad todavía sigue igual. Los hombres continúan tratando de explicarse el porqué de ciertas cosas; aún insisten en pelear con la escusa del honor, el orgullo, el amor, la cultura o la ley. En el mundo ha habido muchos movimientos sociales, algunos muy importantes y otros, sólo para la gloria y regocijo de quienes los han vivido. Porcualquiera que sea el ideal, alguno de estos sentimientos de las distintas movilizaciones, han logrado llenar a muchos pensamientos. En muchos casos, simplemente dio sentido a su corta y aburrida existencia. Así como un pescador saca los peses a su muerte para después convertirlos en grasa y vitaminas para su propio cuerpo voraz y lleno de sed de sangre y proteína, las revoluciónes o los movimientos sociales son la vitamina para el voraz apetito de indignados, oprimidos , menospreciados , olvidados, discriminados, silenciosos; las revoluciones son el incentivo de los sueños vastos, pero vacíos de carácter, y también son el aliciente en los ansiosos de construir un sitio más tolerable para la vida. Y entonces, ocurrió lo que muchos soñaban y lo que otros tantos nada más veían en videos con música de rock de fondo: las imágenes de revolución y cambio sucede existen en estos tiempos también. Ahora no hay sombreros ni ferrocarriles para trasladar las armas, ahora no hay LSD para echar un vistazo antes de crear la imagen contra “el malo”. Hoy, los sueños y las nostalgias te remontan a los momentos románticos de la revolución; los peinados y las vestimentas imponen más que un discurso; las armas son letras que no te llevan a algún lugar que has soñado. Es el tiempo de los que hacen revolución en el cielo, en las pantallas, en los recuerdos. Y ahí en medio de todos los revolucionarios, algunos entregan la vida por la causa, sin comprender que todo recae en quien despoja al que sostiene el poder, el control. Más atrás se encuentran las voces imponentes, a coro, del pueblo, de la masa, de quienes soportan y dan la fuerza a la espada que se incrustara en las entrañas del actual régimen.


Y mientras todos ellos están ocupados en ideas de revolución, unos cuantos elegidos por el destino , partimos hacia el conocimiento. Sabios y revolucionarios (Marx, Jesús, Sócrates, Pancho Villa, etc.), con el interés más desconocido por la masa y por los que dan la vida por un movimiento. Todos ellos planteando que cuando se pelea por una transición de poder, no es necesario reñir. Sin más ni más, los hombres terminan siendo las bestias que destronan una y otra vez, no importándoles los fundamentos o “pretextos” a los que están en la cima. Fuimos héroes por que la revolución es un tema aún desconocido, pero adquirimos alas en nuestra mente para ver desde arriba la verdad, abajo se quedan todos ellos, mientras nosotros partimos a un lugar sin guerra.


Wirikuta Fest: Por la protección de lo sagrado. Wirikuta, una zona sagrada del pueblo Wixárrika, se ha visto saqueada y manipulada por los intereses de unos cuanto., Veintidós concesiones han sido otorgadas a la compañía canadiense minera First Majestic Silver Corp y un par más a otra compañía canadiense (la West Timmins Miining), en total 6 mil 326 hectáreas, 70% están en la zona sagrada de Wirikuta. Un lugar de suma importancia para el pueblo huichol, para sus costumbres y ritos religiosos, se ve afectado. La cantidad de agua que emplean las compañías extranjeras es excesiva, además de afectaciones a cactáceas (entre ellas el peyote) “protegidas” por las leyes mexicanas. Para demostrar que los pueblos de esta zona no están solos, un grupo de personas, después de poner su vista e interés en este problema, decidieron actuar y como un grito social nació: “Wirkuta Fest” por el derecho a lo sagrado.

La música

Un cartel que complacía el gusto de muchos. Todo empezó con la música (no tan conocida) de 22, Luix Saldaña, Nube de la Sierra y Ginger Ninjas. Hector Guerra & Pacha Mama Crew encendieron un escenario en el que una música muy movida y una propuesta española muy interesante terminaron por seducir a los visitantes del Foro Sol. Antes de la anticipada salida de “Lengualerta”, un grupo de Wixárrikas tomaron el escenario en compañía de integrantes del movimiento a favor de Wirikuta y los integrantes de AHO Colectivo (Rubén Albarrán, Roco, Moyenei y el propio Hector Guerra), entre el público también se encontraban danzantes Huicholes. Se pidió seguir Un festival, varias apoyando el movimiento propuestas y el despertar de América De este festival no como nación; al vocalista se podría hablar sin de Café Tacvba y Hoppo! siquiera mencionar a los se le otorgó una lanza artistas que estuvieron en donde se habían apoyando a través de su música, desde la entrada depositado las oraciones al lugar la vibra de apoyo de los caminantes y ayuda se hacía sentir, Wixarikas. la bienvenida con copal e “Lengualerta” incendió incienso te metía en una el escenario rojo con atmósfera de conciencia sus letras de protesta y y amor hacia lo nuestro, conciencia social, exhortó las puertas se abrieron al medio día, aparte de los dos escenarios donde a no olvidar a los estudiantes torturados y grupos como Café Tacvba, Calle 13 o Caifánes desaparecidos de América Latina y a continuar se iban a presentar, había carpas dedicadas a la con este movimiento por nuestros hermanos conciencia social por medio de muchas propuestas. indígenas. La carpa de movimientos sociales albergó a amnistía internacional http://amnistia.org.mx/ (derechos Después de la participación del grupo de Reggae humanos), Rock & love http://rockandlove.org/, una activista de Chihuahua habló sobre las AnimaNaturalis http://www.animanaturalis.org/home/ muertes de las mujeres en Juárez e indicó que mx(derecho de los animales) , Conciencia Colectiva nuestros enemigos no eran el gobierno ni los http://www.conciencia-colectiva.com/ , entre otros. empresarios sino el miedo, el miedo a levantar Les pido chequen sus propuestas, los conozcan, y la voz. Ante ya un gran público apareció Ely se unan para proteger el lugar donde vivimos y con Guerra para tocar sus temas más conocidos quienes vivimos. El festival también ofrecía el servicio de temazcales, como “Peligro”, “Mi Playa” y “Colmena” la clases de yoga y un divertido circo, todo esto antes y cantante que celebra sus 20 años de carrera, mientras la música realizaba una de sus funciones: cerró su concierto acústico por Wirikuta con unir y crear conciencia.


“Júrame”, canción que emocionó a sus fans. Pasadas las seis de la tarde en el escenario azul apareció Julieta Venegas para deleitar a todo el público que ya empezaba a abarrotar el escenario principal del Foro Sol, con canciones (en su mayoría de su nuevo disco) como “Lento”, “Me Voy”, El Presente” y un cover de “Los tigres del Norte”; la oriunda de Tijuana cumplió su compromiso ante los asistentes. Al inicio de la presentación de AHO Colectivo se hizo un acto de Psicomagia elaborado por el director y dramaturgo Alejandro Jodorowsky, todos los integrantes del colectivo cantaron “Wirikuta se defiende” y “Cheran” justo al final de la presentación del colectivo justo al final de la presentacion el colectivo fue presentado y

subió al escenario el activista político Javier Sicilia que después de un discurso enfatizó que a veces el grito más fuerte es el silencio propio y pidió un minuto de silencio para hacernos escuchar ante las autoridades. Tras su paso, llegó una larga espera por el dueto originario de Puerto Rico, pero la espera valió la pena cuando los acorde iniciales de “Baile de los pobres” se dejó escuchar, todo el Foro Sol se puso a bailar y brincar con cada una de las canciones de Calle 13 que dejó sorprendidos a todos cuando junto a Rubén Albarrán cantaron “No hay nadie como tú” y con Zack de la Rocha “Latinoamérica”. En la espalda de René se podía leer la consigna “Yo Soy 132” en favor de todos los estudiantes mexicanos que pedimos la democratización de los Medios Masivos de Comunicación (Sí Televisa te hablo a ti), la presentación de

Calle 13 terminó con su esperada “Fiesta de Locos” y es justo lo que se volvió el Foro Sol, una fiesta de locos. Llegó el turno de Café Tacvba, antes de que salieran ya se oía el clásico Papapapa eu eo que quedó silenciado ante la música de “Las Flores”,Rubén agradeció a todas las personas que se encontraban en el recinto y pidió la unión del pueblo mexicano. Al fondo del escenario se podía ver una manta que también rezaba “Yo soy 132”, los éxitos de los tacvbos se hicieron escuchar y los más de sesenta mil asistentes bailaron por más de una hora, “El baile y el salón” marcó el final de la participación del cuarteto de Satélite. Enrique Bumbury inició su intervención con un atinado y excelente discurso sobre Wirikuta, el cantante español cantó sus grades éxitos por un poco más de una hora para

deleite de todos sus admiradores, sus pasos de baile y su exótico traje rojo animaron aún más a todo el público que no dejó de aplaudir cada una de sus canciones. La espera más emocionante y con más expectativas de todo el festival se vivió tras el concierto de Bumbury. Los encargados de cerrar ese día mágico eran los Caifanes y sus seguidores miraban atentos el escenario en espera de su llegada, los gritos de más de sesenta mil personas señalaron que el concierto había empezado. Cantaron todas sus emblemáticas rolas acompañados por un coro hecho a base de miles de gargantas, se despidieron y regresaron para tocar “La célula que explota” y “La negra Tomasa”, Saul besó el escenario y tras la salida de los cinco integrantes se escucha “Imagine” de John Lenon la última canción de ese día destinado a luchar por lo nuestro, nuestra tierra, nuestra agua, nuestro país, sólo nuestro, de ninguna empresa minera, ni de ningún otro país. Mauricio Diaz


¿Soy 132 la nueva AH1N1?

T

odos estamos bombardeados de información sobre esta nueva unión estudiantil que surgió de la inconformidad y de la indignación de la ciudadanía juvenil. Ya era tiempo de que en México se iniciara un movimiento, ahora de tamaño nacional, que despertara y que exigiera transparencia y objetividad en la información difundida por los medios masivos de comunicación. Pero, no se han preguntado ¿quién está detrás de los estudiantes?, ¿ si ésta es la nueva influenza del 2012?. Esto me lo pregunté porque he observado que ahora, en el Time Line de cada uno de nosotros, desfila más información sobre este movimiento qué sobre las elecciones y candidatos. En FB sólo se comenta sobre este grupo, y los jóvenes, ahora, pasan su tiempo informándose sobre dicho movimiento para debatir con otros, quienes también están inmersos en esta unión. Pareciera una distracción.

Nosotros estamos más al tanto de las acciones del grupo, que si Televisa saboteó a AMLO, si las porras del futbol cambiaron por Peña o si Chepina ya se fue hacer una limpia por tantos muertitos que carga en su lomo. Es necesario que los estudiantes terminen de organizarse y realmente se unan y tomen la responsabilidad del cambio, pero que sea un cambio permanente y no se quite el dedo del renglón, aun después de las elecciones. Ya no deberían de gastar más tiempo, faltan 23 días para terminar las campañas políticas y lo que se ha logrado es muy poco. Sea o no sea ésta una influenza (creo que sería difícil demostrarlo) hay que usar el poder que radica en nosotros “la prole” y no dejar de informarnos, de cuestionar y ser nosotros quienes difundamos la verdad; no dejar de observar, de participar y de exigir aquello que nos indigna y nos ocupa actualmente, que son las elecciones. Y así voltearle la tortilla a quien se atreva a manipular esta unión “El cambio radica en el pueblo”

Alejandra Landa


Fotodelicos

Fotografía: Alina de la Rosa

Fotografía: Adriana Saac


Imagen: Mowgli420

Mandala filosofia  

Rock, wirikuta, #yosoy132, nueva revolucion, primavera mexicana, ninfa, calle 13, judith reyes, tenemos el poder, nueva revolucion, fotodeli...