Page 1

Colegio de bachilleres plantel 10 Aeropuerto.

Coordinadores de Chaaale “Cultura sin pedantería”. JEFA DE REDACCIÓN: Karine Díaz Santillán COLABORADORES: * Misael Rubio + Jesús David Pascual Treviño +Juan Arturo Bautista Camilo + Alondra Mercado Zamora + Joshua Eumaña +MFS +Nora JEFE DE DISEÑO: José Alfredo Suárez González. COLABORACION Ernesto Meza.


¿El amor será verdadero o pasajero? Esa es la duda que deja el amor. AMOR VERDADERO O PASAJERO Por. Misael Rubio

El amor ¿que es el amor? es aquello que un día yo entregué aquello que sin dudas ni temor le di ha esa mujer que tanto amé Algo que con el tiempo fue pasando ese amor pequeño creció y a nosotros unió una esperanza que el tiempo fue ocultando Todo lo que pasamos juntos, fue bueno, fue malo Aunque en el llanto hubo alegría ambos juramos amor y siempre avivarlo pero el tiempo poco a poco arrojo melancolía Es difícil explicar el amor, puesto que el tiempo hace de las suyas. Pero si el amor es verdadero, sobrevive las luchas.


momento en donde todos ponen su confianza en ti, todos te quieren; hasta la policía. Pedrutzio el jefe dela MAFIA quiere hablar contigo. Escuchas el discurso de Pedrutzio BIENVENIDO A LA FAMILIA Autor: Jesús David Pascual Treviño

En las calles de Inglaterra te observo Demien. Estás con un amigo. Te encuentras preocupado por no tener ningún centavo. Con dos hermanos y saber que no tienes nada para darles algo de comer, tu amigo te aconseja robar la casa de un millonario llamado Richard. El dinero está planeado para repartirse a mitades. Llevas a cabo el acto delictivo. Estás feliz; y gustoso, vas a celebrar. Entre bebidas embriagantes tu amigo te ofrece entrar a la MAFIA, conseguir dinero rápido sin hacer demasiado. Recuerdas a tus hermanos y decides entrar. Así comienzas a realizar sabotajes, venta de drogas, robos y secuestros. Todo esto no produce nada para ti. Sabes que todo lo que haces se lo debes a tu amigo. El

y dice lo siguiente: -En esta casa solo hay asesinos ¡Abre los ojos! Esta es la vida que llevamos, la que elegimos. Solo hay una cosa segura: Ninguno de nosotros irá al cielo. Bienvenido a la familia, te lo has ganado. Tu primer trabajo es matar a Robert, traidor del grupo. Así lo haces, asesinas a Robert y en cada disparo sientes que pierdes fragmentos de tu vida. Ves el dinero y recuerdas jugar a tus hermanos. Sientes que has arreglado su vida. Sales de problemas y contratas personal para que cuiden a tus hermanos, pero sabes que no puedes volver a verlos. Tienes otra vida y el segundo trabajo comienza: masacrar y torturar a Dylan. Y luego de éste viene el siguiente trabajo: secuestrar y pedir rescate de un Embajador de Francia. Sabes que has llegado lejos, vez a policías muertos y pierdes a muchos de tus


compañeros, pero lo has logrado. El jefe está contento

Recibes una llamada del jefe y se oye molesto. Se ha

porque ya son temidos. Con poco tiempo ya eres

enterado de que Richard sigue en pie. Te ordena matarlo

respetado por todos. Y se te da bien.

en su propia oficina.

Cuarto trabajo, algo muy sencillo: un sabotaje de

Al entrar Richard a la oficina, le inyectas una dosis de

camioneta a Richard, un millonario que sabe demasiado.

veneno y discretamente sales. Ahora todos creen que fue

Simple para ti: quitar frenos y grabar el crimen como

una muerte natural. Así sucedió, nadie sospecho y el jefe

evidencia. Prendes la cámara y te das cuenta de que

por fin queda satisfecho. Pero te apuesto a que no sabias

Richard no es el que maneja la camioneta, es una chica

que Richard era el padre de Berenice.

de cabello castaño muy hermosa. Te paralizas y al verla volcar, corres en su ayuda cargándola y metiéndola en tu automóvil. La llevas a emergencias. Por primera vez te arrepientes. Después de engañar al jefe del sabotaje, le entregas el video y él está orgulloso, sabes que eres su maquina asesina. Y te dice: -siempre te he querido como a un hijo.

Berenice recibe la noticia de la muerte de su padre en el hospital. Y ella, en su dolor, queda deprimida. Al enterarte estás seguro de que arruinaste su vida. Al momento de llegar a verla, corres y la abrazas. Por fin llega el momento de llevarla a casa. Entre pláticas y sonrisas, se concede un primer y último beso. Pero la tensión se aproxima. Al ver su casa cambias tu

Toda la semana estuviste cuidando a Berenice, la

facialidad y le confiesas que tú has matado a su padre.

chica herida según el nombre que aparece en su

Ella te grita y abofetea; llora y sale corriendo. Tu razón

ideentificación. Al fin despierta y al verte dice su primera

para confesárselo fue que la casa en que ella vive fue el

palabra: Gracias. Te sientes mas arrepentido y rompes a

primer crimen que cometiste con tu amigo.

llorar.


Al retirarte llorando sabes que hiciste sufrir a esa chica linda todo el tiempo. Sabes que has hecho de tu vida una porquería e hiciste un mal a todos. Distraído y

BUSCANDO LA PAZ Autor Juan Arturo Bautista Camilo

en una curva, te tienden una emboscada: te ponen un

El caos había caído mundialmente. Los días en los que

tráiler enfrente y al frenar, te sacan de tu automóvil a

todos podían salir a trabajar, jugar e ir a la escuela,

golpes hasta quedar inconsciente. Despiertas, vez a tu

habían llegado a su fin. Todos permanecían con miedo

amigo y te dice: -Hasta aquí llegaste.

dentro de sus casas. Solo afuera podían escuchar estallidos de bombas, tiroteos y la gente gritando de

Con la primera bala no sientes nada, solo recuerdas los

terror y angustia.

actos sádicos y criminales que has hecho y sabes de sobra que han tardado mucho tiempo. Con la segunda

A lo lejos había una casa que se mantenía más o

bala sabes que se ha hecho justicia contigo, pues ya no

menos segura, pero no por mucho. La familia de una

hay espacio entre esa bala y tu corazón y piensas

joven llamada Mireya y su hermano menor Luis, estaban

mientras miras al techo que esa fue la gota que colmó el

preparando todo para irse y tratar de buscar la

vaso. Sabes que no volverás a empuñar un arma jamás.

tranquilidad donde fuera. Sin embargo, justo cuando iban a irse, un par de soldados entraron para saquear todo lo que hubiera. La familia se escondió. Mireya y Luis estaban aterrados. Su mamá trató de tranquilizarlos. Mientras los soldados estaban distraídos tomando todo el alimento, la familia aprovechó para salir de su escondite y caminaron lentamente. Sin querer Luis tiró un


jarrón que estaba sobre una mesita. Los soldados al

Pasaron días escapando de la guerra, evadiendo

escuchar tomaron sus armas y fueron a ver. La madre de

cualquier peligro. Mireya aprendió algunas cosas para

Luis y Mireya les dijo a ellos que se escondieran.

poder sobrevivir junto con su hermano. Un día, mientras

Los soldados comenzaron a dispararle a los padres de Mireya y Luis. Mireya al oír esto, abrazó a su hermano y le tapó los ojos. Después de 5 minutos de silencio, Mireya salió y fue a ver si sus padre estaban bien; pero para su desgracia, los vio tirados en el suelo. Gritó. Luis fue con su hermana y al ver lo sucedido empezó a llorar de tristeza. Pasaron algunos días y Mireya notó que la comida escaseaba en su casa así que le dijo a su hermano Luis que tendrían que marcharse; a lo que él asintió con la cabeza. Tomaron sus cosas y se fueron. Mireya volteó a ver su casa una última vez. Empezó a recordar todos esos momentos de alegría que pasó con sus padres. En

descansaban debajo de un árbol, un soldado los alcanzó a ver; se acercó lentamente hacia ellos. Mireya se percató de él así que sacó una navaja de su mochila. Pero al ver en el uniforme del soldado la marca de la nación, bajó su navaja. David era el nombre de ese soldado. David los quería llevar a un refugio. Mireya dudaba de él y se negaba a ir. David les insistió, pero después se cansó y les dijo: -si quieren venir vengan, pero si deciden quedarse aquí a buscar la muerte háganlo-. Mireya, después de recapacitar le dijo: -¡Espera! Decidimos ir contigo-. David le respondió:- entonces vengan rápido, no tenemos mucho tiempo-.

ese momento Luis le preguntó: -¿A dónde iremos?-

Mireya y Luis lo siguieron. Pasaron por un bosque de

Mireya le respondió:-A donde podamos escapar; a un

arboles grandes. Vieron a lo lejos una pequeña tropa de

lugar tranquilo, lejos de esta guerra-.

soldados enemigos sentados en el pasto. David de inmediato les pidió que se agacharan. Tenían que pasar


sin ser vistos por ellos. A Mireya se le ocurrió aventar

aliviada. David tenía una pierna herida por una bala que

una roca hacia otra dirección para distraer a los

le alcanzaron a dar. Mireya le dijo: -David tu pierna, estas

soldados; pero al aventarla, solo algunos soldados

herido-. David le respondió:- no importa ¡Vamos,

acudieron dejando a dos de ellos en el área donde

tenemos que seguir!-.

estaban sentados. David no encontró otra solución que atacarlos. Salió de un arbusto y comenzó a dispararles a esos dos soldados enemigos.

David casi no podía caminar.

Mientras seguían

oyeron un disparo, cuando se voltearon vieron a uno de los soldados enemigos. David empujó a los muchachos

Eso les dio tiempo a Mireya y a Luis para adelantarse.

para mantenerlos a salvo. Iba a sacar su arma, pero el

Los otros soldados al escuchar los disparos corrieron de

soldado enemigo disparó contra David dejándolo muy

regreso.

mal herido, casi muerto se podría decir. Así que Luis

David les gritó a Mireya y Luis:-corran, adelántense, puede que los alcance- Luis le contestó: -¡no por favor, vámonos, tenemos tiempo!-. Pero David le respondió:-no quiero ponerlos en riesgo ¡Corran ya!-. Mireya y Luis corrieron y solo escucharon disparos. A unos metros de distancia pudieron ver a alguien acercándose. Mireya se quedo ahí parada, mientras Luis la jalaba para que huyeran, pero Mireya noto que era David y se sintió

corrió hacia David para poder hacer algo y Mireya fue tras su hermano. Al verlos el soldado les dijo: -creo que derribare a dos pájaros de un tiro-. Se alejó unos cuantos metros y sacó de su chaleco una granada. Pero David con poca fuerza le dijo a Mireya:-toma el arma-. Mireya agarró el arma y justamente disparó hacia el brazo del soldado donde tenía sujeta la granada.


Sin embargo antes de eso, el soldado había quitado el

CARTA.

seguro de la granada haciéndola soltar. En ese momento Luis y Mireya se cubrieron y la granada estalló junto con el enemigo. A lo lejos que venían más soldados y los hermanos tomaron del cuerpo de David su arma para defenderse.

Mi amor, te echo mucho de menos ya van muchos días sin verte, sabes te quería contar un pequeño sueño que tuve contigo mi amor, fue tan bueno que casi lo sentí real, te cuento: Soñé que estabas sentada frente a tu computador, vestida con tu camisa de dormir, entonces entraba yo y nos saludábamos con un apretado, largo y lindo beso, así seguíamos besándonos, entonces yo te tomaba por la cintura haciendo un lado lo que estaba sobre el escritorio te ponía sobre él, sentada frente a la silla, yo siempre tomado de tus caderas seguía besándote mientras me sentaba en esa silla donde tú siempre estás cuando estamos juntitos. Yo acerqué la silla a ti, mientras tú abrías tus piernas poniendo una a cada lado de mi cuerpo. Con mis manos comencé a acariciar tus piernas, mientras iba subiendo tu camisola acerqué mis labios a tus piernas y di un beso en cada rodilla, luego fui metiendo mis manos más arriba hasta que logré ver tus calzones, eran blancos de algodón tipo bikini los que a mí me gustan mucho, eso y la sensación de calidez y suavidad que sentía al acariciarte y besarte las piernas me excitaron cada vez más. La verdad es que con sólo tocar tus labios con los míos fue suficiente para lograr sentir esas cositas tan ricas que sentimos cuando estamos juntos, mi pene ya estaba creciendo. Y la verdad es que lo estoy sintiendo ahora mientras te escribo porque me acuerdo de ello, entonces seguí


besando tus piernas ahora iba trepando por ellas, tu camisa de dormir ya estaba hasta tu cintura, tenía a la vista todas tus piernas y los calzones en los que se marcaba tu sexo, seguí besándote las piernas ahora ya iba por los muslos por la parte interna de ellos, tenía mi cara entre tus piernas, y tú las habías abierto más aún, era una vista de ti maravillosa sentada sobre el escritorio. Hasta que llegué a tu entrepierna sintiendo ese maravilloso olor a tu excitación, puse mis labios en tu calzón sobre tu vagina, estaban húmedos, calientes te di un beso hundiéndome en tus labios vaginales, mientras mi nariz rozaba tu clítoris, tú reaccionaste apretándome con tus piernas y tus manos sobre mi cabeza y lanzando un calido gemido, yo ya estaba muy caliente por lo que tuve que acariciar mi pene sobre el pantalón. Me puse de pie y tú comenzaste a desabrochar y sacar mi camisa, mientras yo desabrochaba mi pantalón, sacamos mi camisa y me besaste en el pecho, luego seguí con mi pantalón lo bajé y saqué completamente quedé en calzoncillos y mi pene estaba muy erecto sobresalía por sobre el elástico del calzoncillo, tomé éstos últimos y los saqué quedando todo mi duro pene a tu vista, me miraste, suspiraste y gemiste de maravillas mientras pasabas tu mano por sobre tu vagina, entonces me volví a sentar y me fui a tu entrepierna besándote con más calor, tomé tus calzoncitos por los costados y los tiré hacia abajo sacándolos completamente, los tomé y los llevé hasta mi nariz y mi boca poniendo la parte que cubría tu vagina sobre mi boca pasé la lengua sobre ellos ¡¡¡haaaaaa!!!, sentí el olor y ese sabor maravilloso, mi pene daba respingos, palpitaba por ti, lo mismo pude ver

en tu clítoris, estabas muy caliente querías sentirme sobre tu vagina, así que me fui lamiendo tus piernas hasta llegar con mi lengua y mis labios a sentir los de tu sexo, besé tu clítoris ¡mmmmm! Qué delicia empecé a pasar mi lengua haciendo círculos sobre él, palpitaba estabas muy excitada, metí mi lengua entre tus labios y fui recorriendo toda tu vaginita, qué hermosa y caliente que estaba, seguí lamiéndote por un rato, luego llegaba hasta tu ano, metía la puntita de la lengua en tu culo, regresaba a tu vagina y metía bien adentro mi lengua sacando y saboreando los líquidos de tu hermosa vagina. Ya no aguantaba más, mi pene estaba muy parado y duro con el glande bien rojo y mojado con liquido pre seminal, lo tomé con mis manos y me acerqué a ti hice rozar mi glande a lo largo de toda tu vagina, especialmente apretando en tu clítoris, ah qué placer me hacías sentir haciéndote eso mi amor, es que te amo tanto, luego te tomé de la espalda y tu culito y te acerqué a mí abrazándonos y besándonos fuertemente y haciendo rozar nuestros sexos, tú bajaste una mano y tomaste mi pene acomodándolo en tu vagina para que te penetre, entonces mi glande quedo ahí rodeado de tus labios sintiendo la humedad y el calor de ti y comencé a empujar metiéndote mi pene despacio y muy sabroso, ¡ha! Qué cosa más deliciosa, mi pene se iba metiendo dentro de ti, hasta que de un solo empujón te lo terminé de meter todo, quedó todo mi pene dentro de tu vagina, mis testículos pegados a tus nalgas. Así comenzamos a movernos, metiendo y sacando mi pene de tu vagina, ¡haaaa! Adentro y afuera, tú te movías me tomabas de mi espalda de mi culo, seguimos así por


un buen rato hasta que comenzamos a sentir los estertores de nuestro maravilloso orgasmo, ¡¡¡haaa!!! ¡¡¡haaa!! ¡¡¡haaa!!!, ¡mmmmm! Qué delicia, venían esas cosquillas esas sensaciones fuertes y placenteras que nos estremecían enteros, ¡uff! ¡Haaa! Muy rico amor, ¡hooooo! Nos susurrábamos cosas calientes al oído con nuestra respiración muy agitada, amor tanto que te quiero, cómo me haces falta, fue un orgasmo intenso fuerte, llené toda tu vagina con mi semen, nos quedamos así, unidos por nuestros sexos, por un buen rato disfrutando de nuestro calor de la suavidad de nuestra piel. Después como siempre regaloneamos el uno con el otro, nos dimos besitos y cariñitos, tiernos. Fue un muy, pero muy lindo y cálido sueño, me gusta tanto disfrutar contigo mi amor, que me haces sentir estas cosas, espero a ti te pase lo mismo, amor juntémonos hoy te quiero tener, voy a estar en todas partes esperándote, sólo búscame ¿Ya?. Te quiero mucho Besitos Hola mi amor, anoche me quedé dormido, o más bien dicho antes de quedarme dormido, estuve pensando en ti, como tú me lo dijiste y te hice el amor en mi mente y lo hacía sentir acariciándome, cosa que me resulta muy rico. Lo que pensaba mientras lo hacía era que estábamos en una habitación con un gran ventanal con vista a un jardín, entonces yo estaba sentado frente a ti, tú estabas de pie y te acercabas a mí despacio mirándome, te parabas justo enfrente de mí, entonces yo te abrazaba por la cintura y ponía mi cara sobre tu estomago, estábamos vestidos, luego yo empezaba a sacar tu

blusa, besaba tu ombliguito, tu ayudabas desabrochando tu sujetador que luego caía al suelo dejando tus senos desnudos frente a mi cara, yo los empezaba a besar les pasaba mi lengua por alrededor de tus paraditos pezones, mi pene reaccionaba y ya estaba bastante duro bajo del pantalón, luego mordisqueaba uno y luego pasaba al otro pezón, te acariciaba tus tetitas con mis manos las apretaba delicadamente, mientras tú reaccionabas tomándome de la cabeza y dando unos lindos y suaves gemidos, tu respiración comenzaba a agitarse. Luego bajé mis manos abrazándote y acariciando tu culo, llegué con mis manos hasta tu parte delantera y comencé a desabrochar tu pantalón, saqué el botón luego bajé el cierre y tomé tu pantalón por los lados y comencé a sacarlo, ahora sólo estabas en tus colaless, tu pubis estaba justo frente a mí, yo estaba muy excitado, cada cierto rato llevaba mi mano a mi entrepierna para acariciar y darle un apretón a mi pene que estaba ya muy duro por ti amor, luego metí mi mano entre tus piernas acariciando tu vagina por sobre la tela del calzón, al tocarte lo sentí húmedo, tu respiración se aceleraba cada vez más, todo eso hizo que unas intensas cosquillas recorrieran desde mi estomago hasta la punta de mi pene. Luego tú comenzaste a desabrochar mi camisa y la sacamos entre los dos, luego saqué mi pantalón y mis calzoncillos quedando desnudo y con mi pene bien parado, tus ojos se clavaron en mi erección, querías sentirla entre tus manos, yo me volví a sentar enfrente de ti y te tomé por tu culo metiendo mis manos entre tus nalgas y recorriéndolas hasta llegar al borde de tu vagina, ¡¡¡huuu!!! Qué rico se sentía estaba mojada,


caliente, sonrosada por tu excitación, comencé a besar tu pubis todo el sector depilado de tus bellos y fui bajando, luego llegué al borde de tu vagina, donde nacen tus labios y tu clítoris, ya podía sentir ese olor y calor maravilloso de tu cuerpo, ¡¡¡ haaaaa!!! Realmente estábamos muy excitados, muy calientes. Después comencé a apretarte contra mí, mientras tú me tomabas de mi cabeza apretándome contra tu pelvis, comencé a besar tu vagina, a rodear tu clítoris con mis labios y a pasar mi lengua alrededor y a lo largo de él, tu gemías y dabas grititos de placer mientras yo te chupaba tu caliente sexo, ¡¡¡mmmm!!! Qué delicia era hacértelo amor. Mientras te metía mis manos entre tus nalgas y apretaba tu culo, tu clítoris palpitaba, comencé a meter mi lengua entre los labios de tu vagina y te recorría de atrás hacia delante. Tú abrías tus piernas y yo metía más mi cara entre ellas, comencé ha hacerte el amor con mi lengua, la metía y la sacaba de tu vagina, yo estaba muy caliente con todo esto así que con una mano también tomaba mi duro pene y me masturbaba al ritmo que metía mi lengua dentro de ti, mi glande estaba todo mojado con el liquido pre seminal que salía por su punta, sacaba parte de ese liquido con mis dedos y lo pasaba por tu vagina y luego te los acercaba a tu boca, tú me chupabas los dedos con mucha pasión. Cada vez que metía mi lengua dentro de tu vagina te acercabas más y más a tu orgasmo, ya lo podía sentir en ti, tu respiración y tus gemidos así me lo indicaban, además, tenías tu vagina muy mojada, yo te chupaba y tomaba tus jugos tan calientes y deliciosos, de repente

empiezo a sentir tus jadeos más fuertes y cómo empiezas a apretarme con tus piernas, estabas iniciando un orgasmo fuerte e intenso, disfrutabas como nunca, sentía cómo dabas saltos con cada contracción, a todo esto yo movía la piel de mi pene de arriba abajo tapando y destapando mi glande y como sentí cómo te llegaba tu orgasmo el mío se dejó sentir junto al tuyo, tiré de la piel hacia atrás y saltó un fuerte y exquisito chorro de mi espeso semen que fue a mojar toda tu vagina, tu metías tus manos y restregabas el semen por todo tu pubis y vagina, ¡¡¡haaaa!!! Qué delicia sentíamos los dos sintiendo nuestros orgasmos, a cada bajada de mis manos por mi pene seguían saliendo chorros de semen tú te agachaste y lamiste mi glande con tu lengua sacando los restos de semen y terminado de masturbarme con tu boquita, qué delicia, mientras con tu mano la metías entre tus piernas metiendo tus deditos dentro de tu vagina terminando de masturbarte como yo lo hacía, disfrutamos como nunca o mejor dicho como siempre, fue maravilloso, luego nos recostamos y quedamos abrazaditos regaloneando el uno del otro, hasta un ratito más en que empezamos de nuevo con mutuas caricias, pero esto lo dejaremos para otra carta. Espero te haya gustado mi sueño despierto contigo, en esto pensaba mientras me masturbaba, lo pasé muy bien contigo anoche amor, espero disfrutes leyendo esto, y ojalá te excites pensando en mí. Te quiero mucho y te deseo igual Tu príncipe Besitos besitos.


enloquecerá mi sentido despertando la pasión apagada. Recorrerás con tu lengua mis caderas, probarás mi sexo con dulces de sabores. Desaforado, pervertido, inventemos una decálogo de pasiones. Te miraré de esa forma loca que provoca la lujuria irresistible. Llévame hasta tu cuerpo y apriétame contra tu vientre ardiente. Abrazaré tu cuerpo

y

derramarás tu esencia una y otra vez…

Despierta la pasión Autora: Alondra Mercado Zamora

Que el temblor de nuestros cuerpos se envuelva de aroma. Arderemos prisioneros profunda

en

tu

cuerpo

de lujuria. Me sentirás

penetrando

mis

sentidos.

Calcíname con tu piel excitando mi deseo, tu viril figura Te escribo con las ansias de que esta noche me beses

acopla muy bien a la mía fundiendo nuestra piel.

despacio, suave. Quiero sentir tu cuerpo enredado en el mío. Bailemos al ritmo de las velas. Derramaré mi deseo

Jadeos, gemidos y mis gritos locos cuando aquel

en tu boca llevándote por dulces caminos. Apasionada

lunar lujurioso es sabiamente encendido. Tócame esta

encontraré motivos para enamorarte. Sofocaremos con

noche suave y ardiente hasta volverme loca. Hagamos

lujuria esa pasión que solo tú conoces. Esta noche tu

todo lo que pienses. Piérdeme el respeto, no guardes

sexo y el mío se unirán en uno solo. Tu esencia


nada amado mío. Quiero que te sientas el hombre más ardiente excitante y desenfrenado. DE TRAS DEL CUELLO BLANCO Autor: Joshua Eumaña

NEAL EUMAÑA WEST: Al ver aquella moto BMW me reitere que no pertenezco a esta sociedad obrera. Me dí cuenta que tenía que producir dinero de una forma fácil y rápida; sin dejar los estudios. Mi padre me contó que cuando abandonó Francia le dolió mucho dejar a su familia, pero al mismo tiempo estaba harto de ellos, de la forma en que lo miraban por aspirar a ser más que un simple trabajador. Él tenía un dicho: hazte rico o muere en el intento. Seguí caminando hacia Av. Reforma para encontrarme con ella, la chica que me hacia feliz. La vi desde dos metros de distancia. Tenía el cabello suelto que bajo la luz del sol se veía más castaño de lo habitual, llevaba puesto su abrigo de Prada negro que su madre, Estefany Salinas le había obsequiado para su veintidós aniversario, un vestido y tacones Gucci negros. Los tacones eran de corte vacuno con gamuza. -

¡Hey Lauren!


-

¡Hola Neal, tarde como siempre! ¡Vamos a comer, muero de hambre!

-

O.K

Llegamos al restaurante y el hostess nos guió a la mesa en la terraza. Lauren pidió al sumiller la carta de vinos. -

¿Oye Neal te comenté del vino que mi papá trajo de Inglaterra ahora que fue a visitar a mi abuela?

-

No Lau. Pero dime ¿fue de tu agrado?

-

Claro. No por nada decían que fue la mejor añada de BRIEGO INFIEL.

-

Discúlpame un momento pasare al tocador.

Caminé sin mirar atrás. Entré al tocador, vacio. Aproveché y saqué un poco de coca que me sobró de la fiesta pasada. Enrolle un billete e inhalé. Salí del tocador y alguien me tomó por sorpresa. -

¡Hey Neal! ¿Cómo va todo?

Traté de reconocerlo, pero fue un intento fallido -

Soy Peter del Colegio

-

¡wow! Peter ¿Cómo estás?, ¡Que bien vistes!, ¿Te sacaste la lotería o qué?

-

No hermano conocí a alguien que me dio una receta para engordar pronto el bolsillo. Tu me entiendes

-

O.K Pet dame tu numero y estamos en contacto

Peter metió la mano en uno de los bolsillos del blazer que llevaba puesto; al parecer era Hugo Boss. Sacó una tarjeta del interior que no tenía ningún dato personal solo se limitaba a los ocho dígitos de su teléfono móvil. Estrechamos la mano y cada quien tomo una dirección distinta. Caminé hacia la terraza. Lauren tenía la mirada perdida; parecía que estaba preocupada por algo. Tomé asiento y caté el vino que Lauren había pedio, un merlot de guarda, aproximadamente cuatro años, con olores afrutados y muy meloso. Platicamos sobre nuestros intereses, ella me comento que nuestra relación no maduraba, que ya se estaba cansando de mi inmadurez. Yo solo la miraba fijamente a los ojos y asentía cuando era necesario. Comencé a sentir los efectos secundarios del vino y a Lauren se le comenzaba a notar un enrojecimiento en las mejillas que era muy peculiar en ella cuando se emborrachaba. Acercamos nuestras sillas para estar juntos. Ella besaba mi cuello y masajeaba mi entrepierna y de un segundo a otro empecé a sentir como la


excitación fluía por nuestros cuerpos. Salimos del restauran y tomamos un taxi que nos llevó a un hotel de paso. Entramos a la habitación desnudándonos. Lauren enseguida desabrochó mi bragueta y me tocó. Yo correspondí la acción quitándole el vestido. Observe su hermoso cuerpo con un liguero negro que le daba una gran sensualidad a su cuerpo medio desnudo. La derribé sobre la cama e hicimos el amor. Ella tiro de mi pelo y rasguño mi espalda. Terminamos La llevé a casa y opté por ir a mi pequeño apartamento. Le pedí al taxista se dirigiera a Insurgentes. RAYAN MCCARTHY: Me causaba nostalgia recordar todas la veces que me cerraron las puertas en Gran Bretaña, las humillaciones causadas por tener un padre gay y alcohólico, la discriminación por ser parte de una familia pobre. Todos esos recuerdos solo enfatizaban que la mejor decisión que pude haber tomado fue emigrar a México. En México era alguien, era el dueño clandestino de México. Miré a través de los ventanales de mi oficina. Una hermosa apuesta de sol me hizo recordar mi primer gran golpe. Asaltamos un banco dejando tres carros bomba en lugares estratégicos cerca de cada estación de policías. Estallo el primero y dimos la alerta de bomba para los otros dos. Eso sirvió como distracción para los policías.

Bajamos de una urvan. Éramos solo dos, portábamos dos escopetas recortadas entramos al banco y llenamos las maletas, subimos a la urvan y a unos cuantos kilómetros dejamos un auto estacionado, afueras de la carretera en una zona boscosa. Llegamos al segundo punto. De las siete maletas que traíamos enterramos tres, llenamos de gasolina la urvan y la quemamos para borrar todo tipo de rastro. Llegamos al tercer y último punto de encuentro; repartimos el motín, $3,980,000 cada quien y del motín escondido $5,970,000 para los dos en total 9,950,000. Después de ese gran golpe empecé a invertir en todo tipo de estupefacientes. Creé mi propia empresa joyera para lavar el dinero y gracias todos esos riesgos soy el líder del mercado negro. Pero toda esa gloria monetaria tuvo consecuencias. Fui odiado por muchos y lo peor era que tenía una bella esposa y una hija a la que llamaba “mi milagro”. Cuando su madre tenía solo siete meses de gestación tuvo un accidente automovilístico, tuvieron que practicarle una cesaría de emergencia. Su madre permaneció tres semanas en terapia intensiva, Lau a los tres días sufrió de un paro cardiaco, sentí que la vida se me terminaba, pero los doctores lograron reanimar a mi milagro. Llamaron a la puerta y ordené que pasaran. Era Martin, quería hablar acerca de negocio de la cocaína. Argumentaba que la venta de cocaína estaba bajando


rápidamente, que había un novato que me estaba robando territorio. Le di órdenes de visitar a uno de sus diliers y le diera una advertencia.

Mando a uno de sus trabajadores por una caja que contenía veinticinco latas de frijoles refritos “la costeña” “Mr. A” explico que cada lata contenía frijoles y 40 gr. de cocaína. Al llegar a la universidad le ofrecí a un compañero que se convirtiera en mi dilier. Acepto.

NEAL EUMAÑA WEST: Desperté con una ligera resaca por las copas de vino que bebí de más. Ya tenía el plan: invertiría los ahorros de toda mi vida en cocaína. Llame a Peter y me contacto con una persona que podría venderme cocaína con 90% de pureza en un precio de $135 gr. El total de mis ahorros: $148,000. Acordamos vernos en el casino fuera del metro Insurgentes. Llegué el casino y subí por el elevador. En el segundo piso fuera del elevador había dos tipos grandulones que al parecer dedicaban mucho de su tiempo a entrenar. Pregunte por “MR.A” y me condujeron hacia él en una habitación donde había 4 mesas de póker, la apuesta mínima era de $200,000, llegue con “MR.A” y me dijo: -

Traes lo acordado por gr

-

Traigo los $135,000

-

O.K

Axel era un bomba vendiendo la mercancía vendíamos el gr. 180 y le pagaba $4,000 por día en una semana el kilo se había terminado y empecé a aumentar la inversión y en menos de un mes vendía tres kilos. El dinero entraba en grandes cantidades a fin vestía como quería: LUIS VOITON, PRADA, GUCCI, PAUL SMITH, ERMEREGILDO ZEGNA, DOLCE & GABANNA, DIOR, HUGO BOSS, MIU MIU, ALEXANDER OF LONDON, JAEN PAUL GAULTIER, MARC JACOB´S. De camino a la escuela vi en el periódico a un muerto. Era Axel le habían sacado los ojos y le obligaron se los comiera, la peor muerte jamás imaginada se había llevado a cabo cruelmente sobre él, encima de él un mensaje que decía: NADIE LE QUITA TERRITORIO A LOS LIDERES DEL MERCADO. En la universidad Lauren se acerco a darme el pésame. Ella sabía que se había formado una relación muy


estrecha con Axel. Me cuestiono el por qué de mi ropa, el por qué de mi nueva moto BMW, el por qué de tanto dinero tan repentinamente, el por qué de esa muerte tan espantosa y el por qué de ese mensaje. Lo negué todo, fingí no saber nada, me hice le occiso, la amaba y no la iba a perder ya tenía el plan para pedirle matrimonio. Efectivo en exceso levantaba sospechas. En cuatro meses había ahorrado $1,350,000 y a diario gastaba como presidente. Tenía que encontrar la forma para lavar el dinero producido por la venta de cocaína y así poder decirle adiós al efectivo y darle bienvenida a una tarjeta AMERICAN EXPRESS PLATINUM CARD.

RAYAN MCCARTHY: -

-

Señor McCarthy hemos eliminado a uno de los diliers del novato Lo he leído en el periódico. Bien hecho. Tienen que entender este negocio me pertenece, que nadie le da la vuelta al “Británico” ¿Lo has investigado? ¿Sabes quién es? ¿Cómo se llama? ¿Tiene familia? ¿Qué hace? Aparte de querer robarnos el territorio.

-

Es huérfano, tiene veintitrés años, es estudiante y tiene una novia de la que no se sabe nada que por cierto es muy bella.

-

¿Quién es su proveedor?

-

No lo sabemos señor. Sabe moverse sin dejar rastro alguno

-

¿Cuál es el nombre del novato?

-

NEAL EUMAÑA WEST

-

Prepárale una sorpresita si sigue dando lata.

-

NEAL EUMAÑA WEST:

Ya tenía la estrategia perfecta para lavar el dinero y ya se estaba llevando a cabo tan magnífico plan. Había comprado un restaurante que estaba a punto de la banca rota a un precio casi de regalo y le cambio el nombre a: “E.J.EMPIRE.S.A de C.V” al igual compro una bodega de vinos y licores y por el magnífico precio de $600,000 le cambio el nombre a: “E.J.EMPIRE 2 S.A. de C.V” las dos con ayuda de dos testaferros. Movió la cuenta y los precios al cuádruple para aumentar los ingresos con el dinero sucio, hacia pagos y transacciones bancarias a los


proveedores al mínimo posible para mantener el dinero en constante movimiento y lo principal pagar los impuestos a haciendo para no levantar sospechas. Tardaron cuatro meses en darme mi AMERICAN EXPRESS PLATINUM CARD. La venta de cocaína iba de lo mejor, tenía diez diliers reclutados con sueldos de 4,500 por dia.Los problemas con la mafia británica empeoraban mataron a uno más de mis diliers y dejaron otro mensaje: AVANDONA EL MERCADO O LO LAMENTARÁS. En mi pensamiento: para hacer dinero hay que arriesgar. Había quedado con Lauren en el hotel Fiesta Inn que esta afueras de terminal aérea, ya anteriormente había reservado una suite junior. Había pedido al gerente del hotel que arreglara la suite para una noche muy especial y que cuando llegáramos a la suite tuviéramos una botella 10° de champagne de Dom Pernigón y Jeff Koons. Me puse una camisa de BURBERRY negra, un abrigo MIU MIU, negro, un pantalón DE ALEXANDER OF LONDON, unos mocasines de JAEN PAUL GAULTIER y mis mejores calzoncillos de MARC JACOBS. Pase a las 7:00pm por Lauren. Únicamente traía un vestido negro reconocí la marca porque era el modelo

más exclusivo de DOLCE & GABANNA, unas zapatillas de CAROLINA HERRERA y unas medias. Llegamos a la suite y al abrir la puerta observamos cientos de velas rojas que alumbraban la suite, un camino de pétalos de rosa que guiaban a la cama y otro que guiaba al jacuzzi, en la cama estaba la botella de champagne que había solicitado. Entramos y serví dos copas de champagne, brindamos. La lleve a la terraza que tenia treinta arreglos florales con orquídeas y vela que iluminaban la terraza, en la mesa otra botella igual a la de la cama, terrinas de pescado para dos y un aperitivo de queso camembert. Comimos y hablamos acerca de nuestros planes. Le pedí a Lauren que revisara la orquídea que estaba al borde de la terraza, se levanto y tomo la orquídea con las manos y ahí estaba: el anillo de oro blanco con un diamante del tamaño de la goma de un lápiz, ella lo tomo, yo tome su mano, di una gran bocanada de aire y le dije: -

Desde el día que te vi supe que eras tu la mujer con la que quería estar y al irte conociendo me fui enamorando mas y mas, de tu sonrisa, tu timbre de voz, tus ojos, tus labios tanto que me hice dependiente de ti, tanto que quería tenerte noche y día y es por eso que te pido y te pregunto ¿te quieres casar conmigo?


No hubo contestación solo un beso de por medio y después de ahí hicimos el amor con tantas ganas y tanta pasión como jamás lo habíamos hecho. Sentí un beso en la frente, era Lauren me sentía tan lleno de júbilo al verla ahí, verla ya como mi prometida. Ella abrió la boca para resoplar las cuatro palabras que me hicieron tan feliz como jamás lo había sido: -Vamos a ser papas Salimos del hotel y fuimos a PALACIO DE HIERRO a ver cunas, carriolas, andaderas, juguetes, ropa y una infinidad de cosas. Llegamos a casa de Lauren para hablar con sus padres y solo estaba su madre, pasamos y pregunte por M.R Rayan Estefany explico que había salido a un viaje de negocios. RAYAN MACCARTHY: No dejaba de darme vueltas en la cabeza que ese tal Neal no abandonaba el negocio. Que creía que podía llegar y adueñarse de algo, que ya tenía dueño, sin ninguna consecuencia y que a pasara de la muerte de sus diliers, tenía que darle un escarmiento a ese niño. Tendría que matar a su novia, ese era un pensamiento que no me dejaba estar tranquilo, que no me dejaba dormir pero negocios son negocios y él se lo había buscado.

Al pensar en su novia recordé a Lauren, mi bello milagro, la luz de mi vida, yo apenas la conocía. Solo sabía de mi bella hija que estudiaba una licenciatura en economía empresarial, que salía de fiesta con sus amigas de la universidad y que tenía un novio al que no conocía por mi gran ausencia en casa solo sabía de ese chico que era el mejor de la clase, después de mi hija claro, y que hacia inmensamente feliz a mi milagro NEAL EUMAÑA WEST: Pasaron tres días y Lauren no respondía mis llamadas ni mis mensajes de texto, su madre no sabía en donde se encontraba. Moví a todo mi personal para que para que la buscaran y no había rastro alguno de ella. A los ocho días me entregaron la casa que compre para ella. Ella siguió sin aparecer. A los diez días ya estaba toda la casa amueblada y la habitación del bebe había quedado hecha un encanto. A los catorce días sonó el móvil, número desconocido. -

Hable

-

Hola, buenas tardes lamento tener que llamarle somos de la morgue, necesitamos que se presente a identificar el cuerpo de Lauren McCarthy salinas

RAYAN MACCARTHY:


Estaba sentado en la casa viendo la T.V una serie de FOX que me gustaba demasiado: WHITE COLLAR. No prestaba atención al televisor solo pensaba en que Lauren llevaba catorce días sin aparecer y no daba señales de vida ya pensaba lo peor imagine que uno de mis enemigos la había secuestrado y matado ya todo mi personal y la buscaba. A diario rezaba a dios para que apareciera NEAL EUMAÑA WEST: Entré a la habitación y ahí estaba ella tundida en la plancha, golpeada e irreconocible. El forence me dijo que la violaron y la asfixiaron. Salí de la morgue y subí a la moto. Sonó el móvil era Vladimir, uno mis diliers. -

Jefe lamento decirle esto. Lauren está muerta. Rayan McCarthy alias el Británico la mando matar

Llegué a casa y saque algo que creí jamás usar una zastava m57, 7.66mm. Salí a casa de Lauren. Toque la puerta y salió Estefany, la hice a un lado y allí estaba su padre, el Británico, líder de los jefes, saque la pistola le apunte y grite con lagrimas en los ojos

-¡Tú la mataste. Mataste a Lauren!

RAYAN MACCARTHY: Alguien llamó a la puerta, Estefany salió a abrir y escuche un golpe, alguien se paro frente a mí y dijo -¡Tú la mataste. Mataste a Lauren! Mi corazón se estremeció, ¿Que había hecho? Mate a mi propia hija, a mi milagro. Lo mejor que ese tipo, que al parecer era el novato y el novio de Lauren, podría hacer era matarme. Tan solo escuché un disparo y mi vida concluyo. NEAL EUMAÑA WEST: Jalé el gatillo tres veces, tres disparos certeros en la cabeza. Estafany gritó y lloró. Salí de la casa, subí a la moto210km en 40 segundo, recuerdos de esa última noche me abordaron, las lágrimas no cesaban. Semáforo en rojo. Un tráiler, profunda tristeza, 240km, el amor de mi vida estaba muerta, un parpadeo. Mi moto se impacto contra el tráiler. Sentí un alivio inmenso. Mi último pensamiento: “vamos a ser padres”.


extraño y absurdo. Los colores y movimientos atraen mi vista como si solo tuviera que observarlos. La gente me mira y siento que no dejan de observarme. Me envuelve el pánico y una paranoia terrorífica; todos me parecen una amenaza. Trato de relajarme pero todo me altera haciendo mis esfuerzos

algo

en

balde.

Comienzo

a

caminar

desesperadamente para encontrar un lugar deshabitado y seguro, pero es inútil. Mis sentidos entran en estado de shock. Observo alrededor del panorama y la gente EL VACÍO Autor: MFS Una sed recorre mi cuerpo, un escalofrió cruel y rotundo. Los sonidos son vacíos y el panorama es destructivo. Todo es lento y el viento es muy frio. No tengo fuerza en mis brazos y pies. Todo se ha vuelto diferente y demasiado confuso. Un mimo se acerca a mi y comienza a hacer movimientos raros y mil muecas diferentes Todo es

parece que se multiplica en pocos segundos en ese instante me vienen mil preguntas a la cabeza ¿Qué voy a hacer?¿Como salgo de esta? ...¿Qué pasa?... Mi pecho me quiere estallar y no sé si reír o llorar. Mis sentimientos y mis emociones están alterados. Mi garganta tiene un sabor amargo y de consistencia rasposa. Me siento devastado. La gente al rededor comienza

a

murmurar

y

ha

mostrado

interés

y

acercamiento; como acechando a una presa fácil, como


un pedazo de carne en una jaula llena de leones.

Eres la brisa fresca,

[continuará]

sin perfumes ni cremas de olor con un aroma natural como la frescura de la lluvia que sale de una nube al llorar. Pura, sutil y delicada como el marfil. Sin caretas ni maquillaje. Sin sonrisas falsas; solo la mirada al sentir el aire que te da la vida. III LÍRICAS Autora: Nora

I A pesar de estar inducido por su sexo, él la tomó por el

Derrumbarte al ver caer un árbol. Sentir lo duro que fue crecer tan alto y caer lentamente por un insensato.

cuello, sintió su aroma & la estranguló. Ves pasar un ave que se ha quedado sin hogar, II

sin protección, a la deriva del calor. Sin menos vida, sin el sentimiento fresco Muere y nace otro.


Observar la luna, ver una cuna en ella. Ver como la vida se le va a un ser querido.

Sentir que te abrazan,

Querer llorar. Sentirlo cerca y alejándose cada vez más.

acarician y susurran a tu odio.

Alargar su sufrimiento es lo menos querido.

Recordar el café con las galletas sentada con tu abuela. Sonreír & volver la mirada a la Luna blanca.

IV Digamos que la magia existe, que no es ilusión. Es poderosa, brilla y desaparece a simple vista; no se controla y no se atrapa. La magia detiene el tiempo y a su vez lo acelera, pasa un destello, no existe, no existió. Desapareció, pero solo fue una ilusión. ¿Sigues pensando que después de algo bonito la magia termino? ¿Cuál magia? Si nunca existió. V


EN MEMORIA DEL SEテ前R MAURILIO FUENTES ZALETA.

Revista Chaaale "Cultura sin pedantería" vol. 17