Issuu on Google+

Historia del Ecuador La historia del Ecuador es un conjunto de sucesos en el tiempo, en el cual los territorios que actualmente pertenecen a la República del Ecuador cambian en su aspecto físico y forma de gobierno. La historia de la República puede dividirse en cuatro etapas: Etapa Prehispánica, Etapa Hispánica (Conquista, colonización y Colonia), Independencia y República. El comienzo de la Historia de Ecuador se da a partir de las organizaciones prehispánicas que terminan con la Invasión Incaica, luego de esto surge la Conquista Española para luego con las fundaciones de San Francisco de Quito, San Gregorio de Portoviejo y Santiago de Guayaquil empezar una nueva era político-administrativa española que duraría hasta la época de la independencias cuando surge la nación colombiana de Simón Bolívar y luego al dividirse formaría lo que hoy se llama República del Ecuador. Etapa Prehispánica La actual se halla en el corazón de la región donde nacieron y se desarrollaron las civilizaciones superiores megalíticas del Nuevo Mundo. Las poblaciones del período preincaico vivían en clanes, que formaban colectividades exógamas. La cultura Valdivia se extendió desde Manabí hasta la provincia de Santa Elena convirtiéndose en la primera de las Américas. Algunos de estos clanes constituyeron grandes tribus, y algunas tribus incluso se aliaron entre sí formando poderosas confederaciones, invasión del Inca, estas son:    

Período Precerámico. Período Formatívo. Período de Desarrollo Regional. Período de Integración.

Período Precerámico o Paleoindio En la Fase Precerámica, Las Vegas, Chobshi, Cubilán y El Inga constituyen el génesis de este período, que se inició al final de la última glaciación y se extendió hasta el año 4200 a. C., y cuya presencia se refleja en los restos óseos y en una gran cantidad de puntas de flecha fabricadas generalmente de obsidiana y basalto; y en variados instrumentos cortadores y raspadores elaborados con los mismos materiales. En el Oriente, varias evidencias demuestran una presencia muy antigua del hombre. En Palanda (ZamoraChinchipe), arqueólogos descubrieron vestigios de una de las más antigua cultura de la región (5000 a. de C.).[1] Las Vegas es la estación préceramica de la costa ecuatoriana que ha sido más estudiada por los investigadores. El hombre de Las Vegas utilizó la madera para la elaboración de implementos de caza como jabalinas y lanzas; con afiladas tiras de caña fabricó cuchillos, y elaboró implementos de labranza utilizando grandes caracolas marinas. Las muestras más importantes de esta cultura lo determina el entierro llamado "Los Amantes de Sumpa".


Período Formativo o Agroalfarero La Cultura Valdivia ocupó extensos territorios de las provincias de Manabí, Esmeraldas y la provincia de Santa Elena. Es una de las candidatas a poseer la alfarería más antigua de las Américas. La Cultura Machalilla ocupó territorios de la actual provincia ecuatoriana de Manabí, y parte de las provincias vecinas de Santa Elena con importantes contactos con la región interandina. Tuvo vinculaciones muy ceranas con las culturas de Valdivia y Chorrera. La Cultura Chorrera tuvo su núcleo en el sitio La Chorrera, ubicado en la ribera occidental del río Babahoyo; pero extendió su presencia hacia casi todas las regiones costaneras e inclusive a algunas de la sierra. Período de Desarrollo Regional o Agrominero El período de Desarrollo Regional determinó por primera vez las diferencias regionales o territoriales en la organización política y social de los pueblos que la conformaron. Entre los principales pueblos de este período estuvieron las culturas: Jambelí, Guangala, Bahía, Tejar-Daule, La Tolita, Jama Coaque en la costa ecuatoriana, mientras en la serranía aparecían Cerro Narrío y Alausí; así también en la selva amazónica ecuatoriana se organizaron Los Tayos y MayoChinchipe. La Chimba es el sitio cerámico más temprano de los Andes septentrionales, al norte de Quito, y es representativa del Período Formativo en su última etapa. Sus habitantes establecieron contacto con varios pueblos de la costa y de la sierra, manteniendo íntima cercanía con la cultura Cotocollao, localizada en la meseta de Quito y sus valles aledaños. La Cultura Bahía ocupó los territorios que se extienden desde las estribaciones de la cordillera de los Andes hasta el Océano Pacífico; y desde Bahía de Caraquez, hasta el sur de Manabí, al sur. La Cultura Jama-Coaque habitó las zonas comprendidas entre cabo de San Francisco, en Esmeraldas; hasta Bahía de Caráquez, en Manabí, en una zona de colinas boscosas y extensas playas que facilitaron a sus inmigrantes la recolección de recursos tanto de la selva como del mar. Durante este periodo surgen importantes Señoríos, Confederaciones, Estados y Ciudades, siendo las áreas más importantes las de la costa y sierra. Los Manteños constituyen la última cultura precolombina en la región litoral del Ecuador, y fueron quienes, desde sus poblados, contemplaron las naves españolas por primera vez surcando las aguas ecuatoriales del Mar del Sur. De acuerdo a la evidencia arqueológica y las crónicas de los españoles, se extendía desde la actual Bahía de Caraquez en la provincia de Manabí, pasando por el Cerro de Hojas y extendiéndose hasta el sur de la provincia.


Los mantas desarrollaron delicadas técnicas para el trabajo en oro y plata, y dedicaron gran parte de sus actividades a los aspectos religiosos. Unos de sus artefactos más conocidos son sus sillas o tronos, que se encontraban en el Cerro de Hojas de Manabí, los cuales tenían fines religiosos y políticos. Acostumbraban a hacer sacrificios humanos, y adoraban a la serpiente, el jaguar o puma, y a la diosa Umiña, representada por una gran esmeralda. El centro de esta cultura, la actual Manta, se llama así en honor a esta cultura. La cronología determinada para la cultura se extiende desde el año 600 de nuestra era hasta 1534, año en que Francisco Pacheco fundó la villa de Puerto Viejo. Esta civilización levantó ciudades tales como Tacames, Qanque, Jocay, etc., sin embargo la ciudad más importante de esta civilización fue Cancebí, ciudad que albergó a más de 50.000 habitantes. Los Huancavilcas constituyen la cultura preocolombina más importante del Guayas. Fueron conocidos en las crónicas sobre todo por sus características físicas, que impresionaron a los primeros españoles. Se relata que eran una raza guerrera, y se deformaban el cráneo y se trasquilaban dejándose una corona a "manera de fraile". Además tenían la costumbre de extraerse los dientes incisos a temprana edad, como un ritual en señal de sacrificio a sus dioses. De la cultura huancavilca viene la leyenda de Guayas y Quil, la cual le da el nombre a la ciudad de Guayaquil. En la sierra ecuatoriana se pueden distinguir siete grandes culturas, estas son: los Caranquis, Yumbos, Kitus, Panzaleos, Puruháes, Cañaris y Paltas. Los Caranquis-Cayambes fueron una de las culturas más interesantes del Ecuador, fueron un Estado diárquico, con capitales en Caranqui y Cayambe. Esta diarquía corresponde a una dualidad muy típica en el mundo andino. Hicieron ciudades y centros administrativos que estaban conformados por pirámides escalonadas y truncadas; la función de estas sería ceremonial, astronómica y vivencial, además de las pirámides hicieron tolas o montículos de tierra artificiales, que tuvieron funciones ceremoniales, vivenciales y funerarias. Finalmente cabe destacar que esta cultura tenía la tradición de deformarse el cráneo de una manera muy parecida a los egipcios. Unos ejemplos de estos sitios son: Zuleta, Cochasquí, Socapamba, Perugachi y Pinsaqui.

Los Yumbos al igual que los Caranquis tenían la costumbre de hacer tolas, aunque estos muchas veces las solían hacer con doble rampa en lados opuestos y de formas geométricas diferentes. La importancia de esta cultura destaca en el sitio de Tulipe, en este gran centro ceremonial existen un conjunto de 7 piscinas hechas con piedra de las cuales se dice que servirían para la observación astronómica.


Los Quitus o Kitus, fueron una cultura que se desarrolló en la actual provincia de Pichincha, ha diferencia de sus vecinos del norte (Caranquis y Yumbos) estos solían entrerrar a sus muertos en la tierra cabando profundos pozos circulares. En cuanto a la arquitectura esta cultura utilizó la técnica del bahareque para sus construcciones, además sitios arqueológicos como Rumipamba muestran que utilizaban la piedra para edificar complejos ceremoniales, aunque sin embargo estos no eran muy complejos. Los Panzaleos no dejaron grandes vestigios arqueológicos, pero en cambio dejaron una profunda huella cultural en la cerámica, su trabajo en la alfarería fue famoso en el mundo andino ecuatoriano. Los Puruháes o Puruwáes fueron un conjunto de cacicazgos, fueron grandes ceramistas y por desgracia actualmente los vestigios arqueológicos de esta cultura no existen debido a que ellos hacían sus construcciones en adobe. Los vestigios arquitectónicos en esta cultura corresponderían a los Incas sin embargo la ciudad de Riobamba (la primera) fue destruía en un terremoto en 1797, mientras que el poblado de Cacha sufrió el mismo destino tiempo antes, por eso en la actualidad no existe algún otro complejo arquitectónico en territorio Puruhá. Los Cañaris, estos fueron otra de las grandes culturas del Ecuador, fueron grandes alfareros y orfebres, siendo que su trabajo ha sido encontrado hasta en Bolivia, también fueron grandes comerciantes, llegando a comerciar con culturas en la costa del Ecuador y la Mochica en la costa central de Perú. Los Cañaris habrían tenido un gobierno diárquico, al igual que los CaranquisCayambes, con capitales en Hatun Cañar y Shabalula (Sígsig). Hicieron grandes poblaciones y centros administrativos en lo que hoy son las provincias de Azuay y Cañar, uno de los más importantes que existen hoy en día es Shabalula. En Shabalula, a mediados del siglo XIX se encontró una gran necrópolis de caciques cañaris, estas tumbas estuvieron adornadas con mucho oro, plata y cerámica. Lamentablemente la falta de interés del estado ecuatoriano y la falta de arqueólogos provocó que los huaqueros se llevaran todo ese patrimonio sin dejar nada. Muchas de las piezas fueron a dar en museos de Estados Unidos, Europa y en Colecciones Privadas. Marshall Saville, explorador estadounidense, recopiló varios de los objetos que pudo comprar y los llevó al museo del Indio Americano en USA y además publicó un libro llamado "The Gold Treasure of Sigsig, Ecuador." Shabalula fue un gran complejo que tenía funciones políticas, administrativas y religiosas, así pues en este sitio encontramos grandes complejos como el Castillo de Duma, el adoratorio, las ruinas de un templo cercanos a un lago de totora, un observatorio, y cerca de 100 casas de piedra destinadas a ser viviendas de la aristocracia Cañari. La influencia Inca en esta cultura fue más fuerte que en cualquier otra del Ecuador, así pues casi todos los sitios arqueológicos Cañaris tienen fuerte


presencia Inca, la razón se debe a que los Incas fundaron Tomebamba (Tumipampa), la capital norteña del imperio, y otros centros administrativos como Molleturo, Cañaribamba e Ingapirca en este territorio, además desde territorio Cañari se reforzaron para conquistar a los grupos étnicos de la costa y sierra centro-norte del Ecuador. Los Paltas, fueron un gran conjunto de tribus que abarcaron lo que hoy es la provincia de Loja y parte de la provincia de Morona Santiago y ZamoraChinchipe. Fue la primera cultura del Ecuador en ser conquistada por los Incas. De la misma etnía, los Bracamoros nunca fueron dominados por los incas y occupaban un territorio que se extendio entre Loja, Zamora-Chinchipe, Pastaza y Morona-Santiao. Son conocidos hoy como Shuars. También fue descubierto recientemente los vestigios de una batalla entre Bracamoros e Incas en un poblado del cantón Palanda (Zamora-Ch.). La conquista Inca

Ruinas del castillo inca de Ingapirca. Luego de invadir y conquistar a los Paltas, los Incas empezaron a avanzar sobre los Cañaris. Fue aún más difícil para ejércitos incaicos, pues los rechazaron luchando con bravura, obligándolos a replegarse hacia tierras de lo que hoy es Saraguro, donde debieron esperar la llegada de refuerzos para poder reiniciar la campaña. Esta vez, considerando la inmensa superioridad numérica de los incas, los Cañaris prefirieron pactar y someterse a las condiciones impuestas. Después de esto Túpac Yupanqui fundó la ciudad de Tomebamba, actual ciudad de Cuenca, donde nacería Huayna Cápac quien, a su vez, tuvo varios hijos, de los cuales dos destacaron, sobre todo por su protagonismo en los sucesivos acontecimientos: Huáscar y Atahualpa. Después de la muerte de su progenitor ambos acumularon poder político y militar a la vez que articularon pueblos y nacionalidades en torno a sus respectivos proyectos políticos para el llamado Tahuantinsuyo. Todo desembocó en una serie continua de acontecimientos bélicos (dos mil kilómetros a pie, trece batallas, medio millón de hombres de guerra en pie) cuyo increíble final fue el de la derrota de las huestes oficiales incas de Huáscar, quien fue hecho prisionero y ejecutado. A la par, intervenía un agente inesperado para terciar por el poder y quien finalmente se impuso por un período que duraría trescientos años: los españoles. Tanto las relaciones bélicas, como la intervención española en el escenario histórico han sido


estudiadas por el historiador ecuatoriano Luis Andrade Reimers, quien ha logrado aportar un punto de vista objetivo sobre tales acontecimientos. Conquista Española Cuando llegaron los españoles el imperio estaba sumergido en una guerra civil entre dos hijos del fallecido Huayna Cápac ya que su sucesor Ninan Cuyochi también había fallecido, sin haber un sucesor para el trono Huáscar y Atahualpa pelearon por el control del imperio. La guerra la ganó Atahualpa y mientras bajaba desde Quito hasta el Cuzco para proclamarse Inca, decidió entrevistarse en Cajamarca con unos hombres de raras ropas que habían llegado desde un lugar desconocido. En Cajamarca Francisco Pizarro atrajo a Atahualpa a una emboscada y lo hizo prisionero; a pesar de que el monarca indígena pagó un crecido rescate en plata y oro,fue llanamente asesinado-tal como está en la Pág.59 de "Gran Historia del Perú" de El Comercio de Lima- . El sector correspondiente al Ecuador fue ocupado en forma efectiva por Sebastián de Benalcázar, en 1534 fue fundada por Diego de Almagro la ciudad de San Pedro de Riobamba la primera ciudad fundada en el actual Ecuador. A Sebatián de Benalcázar se le debe la fundación de San Francisco de Quito también en 1534. El conquistador Francisco Pacheco bajo las órdenes de Diego de Almagro, por su parte, fundó San Gregorio de Puerto Viejo en 1535 convirtiéndola a ésta en la primera ciudad asentada en la actual costa ecuatoriana. Autorizado por Pizarro remontó el Guayas, y la asentó en un lugar cercano a la boca del río Yaguachi sobre el río Amay (Babahoyo), y se la conoció como Santiago de Amay (1535). Asaltada e incendiada por los bravíos Chonos se mudó a la culata del río con el nombre de Santiago de la Culata (1536). Nuevamente asolada, esta vez por la alianza de Chonos y Punáes, escapó a otro lugar y fue reconocida como Santiago de la Nueva Castilla (1537). En recurrencia trágica se refugió entre los huancavilcas “que eran gente de paz” (1542), pero nuevamente debieron huir, esta vez a la vera de un pueblo indígena llamado “Guayaquile” (1543). Temiendo retaliaciones construyeron grandes balsas, y, encabezados por los capitanes Olmos, Rodrigo Vargas de Guzmán y Toribio de Castro, 140 personas con su menaje cruzaron el río Amay. Y, el 25 de julio de 1547, día del apóstol Santiago, patrono de la ciudad, atracaron en Las Peñas y asentaron la ciudad en la unión cimera de los cerros que hoy se conocen como Santa Ana y del Carmen. Desde entonces es Santiago de Guayaquil. La ciudad Cuenca fue fundada en 1557 sobre las ruinas de la ciudad Inca de Tomebamba, esto fue llevado a cabo por Don Gil Ramirez Dávalos, bajo órdenes del Virrey del Perú. Una expedición, al mando de Francisco de Orellana, descubrió en 1542 el río Amazonas. Algunos años después tuvo lugar la fundación de la Presidencia y Real Audiencia de Quito (1563), la cual estuvo subordinada al Virreinato del Perú (excepto durante el breve período de 1717 a 1723) hasta 1740, fecha en que fue puesta bajo la del Virreinato de Nueva Granada. El sistema colonial


impuesto por el rey de España originó tensiones que se tradujeron en disturbios contra los impuestos, o contra ciertos obstáculos comerciales (alcabalas: 159293; estancos: 1765). Fuente bibliográfica 

Pease G. Franklin Y., (director): "Gran historia del Perú" (1998) Edición Libris S.A. Impresión: Empresa Editora El Comercio S.A. Lima, auspicio del Grupo Carsa.

Independencia de España A comienzos del siglo XIX las insurrecciones acogieron las prédicas de Eugenio Espejo de la década anterior. Los primeros movimientos empezaron en 1809 con la rebelión de los criollos contra el gobierno español de naturaleza napoleónica. Los sublevados formaron una Junta de Gobierno provisional el 10 de agosto de 1809 en Quito, pero los participantes fueron vencidos por tropas enviadas desde el Virreinato del Perú y el Virreinato de Nueva Granada. En esa fecha los sublevados no propugnaban la independencia, sino cambiar las autoridades "afrancesadas" en Quito, manteniendo fidelidad al cautivo rey Fernando VII. Como indica el acta, el presidente de esta Junta "Prestará juramento solemne de obediencia y fidelidad al Rey...Sostendrá la pureza de la religión, los derechos del Rey, y los de la patria y hará guerra mortal a todos sus enemigos, principalmente franceses".[2] A pesar de que en realidad esta junta no promovió la independencia del país (la cual se llevó a cabo realmente el 9 de octubre) [3] , en Ecuador se conoce este suceso como el Primer Grito de Independencia Hispanoamericana. Muchos de los comprometidos perecieron durante la matanza del 2 de agosto de 1810. Una segunda Junta duró algo más, pero sucesivos fracasos militares la desintegraron en 1812. Los movimientos independentistas iniciaron el 9 de octubre de 1820 donde criollos e individuos de la guarnición de Guayaquil dirigidos por José Joaquín de Olmedo se rebelaron y expulsaron a las autoridades fieles al rey, creando una nueva nación llamada Provincia Libre de Guayaquil. La junta revolucionaria que se formó en seguida pidió ayuda a Simón Bolívar, quien envió a Antonio José de Sucre y algunos centenares de soldados; la campaña sobre la Sierra avanzó trabajosamente hasta que Sucre se impuso en la batalla de Pichincha, librada sobre las estribaciones de este volcán, hacia la parte occidental de Quito, el 24 de mayo de 1822, fecha que es reconocida por los ecuatorianos como la de su independencia de España. Poco después la antigua Audiencia se unió a la Gran Colombia, dirigida por Bolívar, al cabo de un tiempo también Guayaquil, pero cuando fracasó el vasto proyecto del Libertador un grupo de notables reunido en Quito decidió organizar el nuevo país como Estado independiente (13 de mayo de 1830) y entregó el poder al general venezolano Juan José Flores. República Establecimiento de Gobierno


La Asamblea Constituyente de Riobamba, entre agosto y septiembre de 1830, expidió la Primera Carta Magna del Ecuador, que estableció la forma de Estado unitaria, la forma de Gobierno democrática y la separación de poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), así como el voto censitario y la concesión de la nacionalidad a quienes hubieren formado parte de los ejércitos emancipadores. A Flores se le confirmó como presidente constitucional, pero su errada política económica, los privilegios que otorgó a los militares (muchos de ellos nacidos fuera del Ecuador) y la virtual supresión de las libertades públicas le enajenaron simpatías, organizándose la oposición alrededor de la sociedad El Quiteño Libre, la cual publicó un periódico famoso en su época. Dispersado el grupo, surgió como rival peligroso Vicente Rocafuerte, hasta el momento en que pactó con Flores y le sustituyó en el mando. Rocafuerte impulsó el desarrollo cultural. Le reemplazó el propio Flores (1839-43), quien trató de seguir en la presidencia, pero en 1845 tuvo que aceptar el destierro a consecuencia de la Revolución Marcista, que estalló en Guayaquil. Desde ese año hasta 1860 la figura más importante fue la del general José María Urbina, quien libertó a los esclavos negros, pero permitió que el ejército acumulara privilegios excesivos. La crisis de 1858-60 acabó con su influjo; debió refugiarse en el Perú, dejando paso a Gabriel García Moreno. Este mandatario trató de organizar el país sobre bases católicas; desatando una dura represión en contra de sus adversarios, ejecutando al mismo tiempo básicas obras viales y de educación y mejorando la hacienda pública. En el año de 1861 se expidió la séptima constitución de la República, misma que eliminó el sufragio censitario. Posteriormente García Moreno fue sucedido por Jerónimo Carrión y Xavier Espinoza. Luego de ello García Moreno asumió un segundo mandato desde 1869 a 1875, fecha en que ganó un tercer período que no pudo ejercer al ser asesinado en 1875. Le sucedió Antonio Borrero, y a éste el general Ignacio de Veintimilla, quien se distinguió por su autoritarismo personalista, siendo desalojado del poder gracias a la campaña de la Restauración, que unió a conservadores, liberales y progresistas. Fueron estos últimos quienes se hicieron en definitiva con el mando. Federación Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección. En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto. Durante las presidencias de Caamaño, Flores Jijón y Cordero se adelantaron las obras viales, progresó la cultura y se corrigieron algunos defectos hacendarios. Sin embargo, el «progresismo» no gozó jamás de un caudaloso respaldo popular, y el escándalo llamado de «la venta de la bandera» bastó para derribarlo. Le sustituyó en el gobierno el liberalismo, bajo la dirección de Eloy Alfaro. Con este caudillo, que encabezaba fundamentalmente a sectores campesinos de la costa, se procuró establecer el laicismo. Alfaro terminó la construcción del ferrocarril Guayaquil-Quito, que en su tiempo fue una obra de dimensiones faraónicas para el país. Lamentablemente Alfaro también tendió a la anulación de las libertades políticas y se enfrentó con una tendencia disidente dentro de su propio partido, dirigida por su general Leonidas Plaza y constituida por la alta burguesía guayaquileña. El enfrentamiento acabó con la


trágica muerte de Alfaro y una etapa de acusado liberalismo económico (191225), que permitió a los bancos adquirir el dominio casi completo del país. El descontento popular ante la inflación facilitó el golpe de Estado de los militares jóvenes (julio de 1925), que se proponían acometer reformas sustanciales, ejecutadas luego parcialmente durante la presidencia de Isidro Ayora (192631), al reordenar la economía, establecer el Banco Central como el único autorizado para emitir moneda y crear un nuevo sistema de presupuesto y de aduanas. Ma. del carmen Santander A partir de los años treinta la vida política del Ecuador estuvo dominada por la figura caudillista de José María Velasco Ibarra, quien inició su primer mandato presidencial en 1934, y posteriormente ocupó la presidencia otras cuatro veces, aunque sólo pudo completar el período en la segunda ocasión (1952-56). En 1941 el Perú invadió con sus tropas territorio ecuatoriano en lo que desencadenaría Guerra peruano-ecuatoriana. En ese tiempo el Ecuador estaba inmerso en luchas políticas internas, por lo cual no se preparó bien la defensa de su territorio. El Ecuador tuvo que firmar prácticamente a la fuerza el Protocolo de Río de Janeiro, llamado "Tratado de Paz, Amistad y Límites", el cual declararía nulo, hasta la firma de paz definitiva en 1998 en Itamaraty, Brasil. En este tratado no se perdió territorio pues es una reafirmacion a los arbitrajes y negociaciones que se mantuvo con Perú años atrás (Ver Conflicto Perú-Ecuador). Pese a sus deficiencias como administrador y su vinculación a los grupos de oligarquía, impulsó ambiciosas obras viales y educacionales y mantuvo una política exterior de independencia. Luego de la caída de Velasco en 1961, le reemplazó su vicepresidente Carlos Julio Arosemena, quien a su vez fue derrocado en julio de 1963 por una Junta Militar presidida por Ramón Castro Jijón. El fracaso económico y el estallido de una revuelta popular determinaron el nombramiento, ocurrido en marzo de 1966, de un mandatario provisional, Clemente Yerovi. Ocho meses más tarde la nueva Asamblea Constituyente encargó la dirección del país a Otto Arosemena. Por entonces se descubrieron ricos yacimientos de petróleo en zonas del nororiente. Los comicios de 1968 devolvieron una vez más al poder a Velasco Ibarra, que se declaró dictador en 1970 y disolvió el congreso. Velasco Ibarra fue una vez más destituido por un golpe militar en febrero de 1972. Asumió entonces la jefatura suprema el general Guillermo Rodríguez Lara, depuesto a su vez en 1976 por un triunvirato militar encabezado por el vicealmirante Alfredo Poveda Burbano. Retorno al sistema constitucional El triunvirato militar, presionado por el consenso público interno y externo, implementó un proceso de retorno al sistema constitucional. El momento era visto por las clases y sectores dominantes como el idóneo para legitimar su égida asegurándose los tradicionales procedimientos de control del poder. Sin embargo, cierto sector de las Fuerzas Armadas, no quería ver que temas relativos a las nacionalizaciones (petroleras y mineras, comercialización de productos de la canasta familiar, electrificación, comunicaciones, etcétera), corrieran los peligros de las privatizaciones para recaer en las manos de las clases hasta ahora dominantes. Así que ese sector, cuya cabeza política visible era el entonces coronel Richelieu Levoyer (junto a René Vargas y otros), logró


entusiasmar a la población ecuatoriana a que aceptase un proceso de retorno a la Constitución que incluyera a sectores tradicionalmente excluidos en el juego por el poder: indígenas, centrales sindicales, partidos políticos de izquierdas, etcétera. De ese modo y mediante un referéndum fue aprobada una nueva Constitución en enero de (1978). En las elecciones de 1978-79 triunfó el candidato del partido Concentración de Fuerzas Populares, Ab. Jaime Roldós Aguilera , frente al conservador y socialcristiano Arq. Sixto Durán Ballén, que contaba con el apoyo oficialista. Tras la muerte de Roldós en un accidente de aviación el 24 de mayo de 1981, le sucedió el vicepresidente democratacristiano Osvaldo Hurtado Larrea. Poco después, el congreso nombró vicepresidente al hermano de Jaime Roldós Aguilera, León Roldós Aguilera. En las presidenciales de 1984 venció León Febres-Cordero, candidato del derechista Frente de Reconstrucción Nacional al candidato de la Izquierda Democrática Rodrigo Borja Cevallos. Durante su mandato, Febres-Cordero sufrió varios intentos de golpe de Estado e incluso un breve secuestro. El gobierno fue duramente cuestionado por la represión hacia un grupo subversivo llamado "Alfaro Vive Carajo", por observadores de derechos humanos. En las presidenciales de 1988 venció el socialdemócrata Rodrigo Borja Cevallos frente al candidato populista del Partido Roldosista Ecuatoriano Abdalá Bucaram. En su gestión hubo un grave levantamiento indígena, el cual dio fuerza política a las agrupaciones indias. En 1992 Sixto Durán Ballén, de Unidad Republicana triunfó sobre el candidato del Partido Social Cristiano (derecha) Jaime Nebot Saadi. En enero de 1995 se produjo la famosa Guerra del Cenepa en la cordillera del Cóndor, derivadas de las incursiones del ejército ecuatoriano. Después de varias escaramuzas, Perú y Ecuador firmaron una doble declaración de paz en Brasilia (17 de febrero) y Montevideo (28 de febrero). Abdalá Bucaram, del Partido Roldosista Ecuatoriano (populista) venció en las elecciones presidenciales de 1996. Triunfó sobre el candidato del Partido Social Cristiano (derecha) Jaime Nebot Saadi, pero su desastrosa gestión económica y sus frecuentes escándalos provocó protestas populares masivas y una huelga general. El Congreso optó por destituirlo por «incapacidad mental» en febrero de 1997. Asumió la vicepresidente Rosalía Arteaga, pero no pudo sostenerse en el cargo y dos días más tarde cedió bajo presiones el poder a Fabián Alarcón Rivera, que hasta entonces presidía el poder legislativo. Esta situación perduraría hasta que se celebraran las nuevas presidenciales anticipadas de 1998. En su reemplazo, el Congreso designó como Presidente Interino a Fabián Alarcón Rivera, hasta ese momento Presidente del Congreso Nacional (pese a que constitucionalmente le correspondía asumir la presidencia a la vicepresidenta Rosalía Arteaga, quien se posesionó simbólicamente por unas horas). Tras una Asamblea Nacional Constituyente en 1998, la cual tuvo el mandato de revisar y modificar la Constitución de 1999, se realizaron


elecciones generales en las que fue elegido presidente Jamil Mahuad Witt, del Partido Democracia Popular (hoy Unión Demócrata Cristiana). Ese año también se logró un acuerdo fronterizo con Perú el 26 de octubre. En el año 1999 se decretó un feriado bancario, en el cual la mitad del sistema financiero ecuatoriano colapsó, y miles de ahorristas perdieron su dinero. La pésima administración económica causó una recesión que obligó a cientos de miles de personas buscar trabajo en el extranjero. En el año 2000 la situación era insostenible por los altos niveles de inflación. En un intento para controlar la economía el presidente Mahuad adoptó la dolarización el 9 de enero del 2000, en la cual el país renunciaba a su política económica, y adoptaba el dólar estadounidense como moneda oficial para todo tipo de transacciones. Siglo XXI Pero aún así se produjeron nuevos levantamientos de la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador)y respaldados por un grupo de coroneles liderados por Lucio Gutiérrez. Dolarizacion El dólar estadounidense es la moneda oficial del Ecuador desde 2000. Mahuad fue depuesto en enero del 2000, en medio de una grave crisis económica ocasionada por la quiebra masiva del sistema financiero ecuatoriano, la caída de los precios internacionales del petróleo y la vinculación del gobierno de Mahuad con la banca corrupta cuya cabeza más visible fue Fernando Aspiazu,en primera instancia, ya que investigaciones y estudios realizados en el paso del tiempo el grupo financiero encabezado por los hermanos Isaias duenos de Filanbanco tuvieron mucho que ver con este colapso en el sistema financiero, el 26 de agosto del 2002 Aspiazu fue condenado a ocho años de prisión por el delito de peculado. Todo ello provocó una huelga general, movilizaciones indígenas y un intento de golpe de estado que duró cuatro horas. El vicepresidente Gustavo Noboa, a quien correspondía la sucesión conforme a la Constitución, asumió la Presidencia y estableció en abril un acuerdo con el FMI (Fondo Monetario Internacional) para acceder a créditos por un valor cercano a los 800 millones de dólares para continuar y fortalecer la dolarización, aplicando medidas de ajuste en diversos sectores de la economía. Además, centró sus esfuerzos en la construcción de un gran oleducto de crudos pesados (OCP) desde la Amazonía hasta la costa del Océano Pacífico, para que la exportación de crudo se duplique a partir del 2003. En las elecciones de 2002 venció el coronel retirado Lucio Gutiérrez, al candidato Álvaro Noboa del partido PRIAN y que es considerado el hombre más rico del país. Gutiérrez fue derrocado el 20 de abril de 2005, por la llamada "Rebelión de los forajidos", debido a que en su administración arbitrariamente se destituyó a la Corte Suprema de Justicia. En su lugar asumió el vicepresidente Alfredo Palacio, quien ostentó poder hasta el 15 de enero de 2007.


Tras las elecciones del 15 de octubre en las que ninguna fuerza obtuvo la mayoría de votos necesaria para convertirse en nuevo jefe de Estado, se realizó una segunda vuelta electoral el 26 de noviembre entre los dos candidatos más votados: el magnate de derecha Álvaro Noboa y el economista de centroizquierda Rafael Correa. Rafael Correa recibió 56.67 % de los votos válidos, frente al 43.33% de Alvaro Noboa, convirtiéndose así en el presidente electo para el período 2007-2011. En febrero de 2007, la mayoría de oposición del Congreso Nacional, sustituyó al presidente del Tribunal Supremo Electoral Jorge Acosta. El Tribunal Supremo Electoral analizó la sanción, destituyó y retiró los derechos políticos de 57 diputados de los partidos UDC, PSC, PSP, PRIAN. El 15 de abril de 2007, en una consulta popular fue aprobado con más del 81% de los votos, el llamado para una Asamblea Constituyente de plenos poderes convocada por el presidente de la república. El 30 de septiembre de 2007 en elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente, el oficialismo obtuvo más del 70% de los escaños. La Asamblea Constituyente empezó sus labores a finales de noviembre. En la madrugada del 1 de marzo de 2008 en una operación que fuera denominada Operación Fénix, fuerzas de élite del ejército colombiano, incursionaron en territorio ecuatoriano luego de un bombardeo aéreo que según peritos militares hicieron uso de bombas inteligentes (smart bombs) dieron muerte al miembro del politburo de las Farc Raúl Reyes entre otros, lo que fue considerado por el gobierno ecuatoriano como una grave violación de la soberanía del estado, lo que desató una crisis diplomática con Colombia. El bombardeo ocurrió en el sector denominado Angostura, en la provincia de Sucumbíos; unos 1500 metros dentro de la línea de frontera. Cerca de 25 personas resultaron muertas y varios heridos sobrevivieron las acciones de los militares colombianos. El campamento clandestino quedó totalmente destruido. El gobierno colombiano declaro haber recuperado tres computadores, varios módulos de memoria y discos externos que se presume eran utilizados por los miembros de las FARC. Estos equipos fueron entregados por al gobierno colombiano a la INTERPOL para que fueran evaluados. En noviembre de 2009, Ecuador se enfrentó a una crisis de energía que llevó a racionamiento de energía en todo el país.

HISTORIA REPUBLICANA DEL ECUADOR 1 INTRODUCCIÓN: En el inicio del Ecuador, existía un predomino del regionalismo con la consolidación del latifundio, sectores artesanos y comerciantes; en las regiones se divergen las relaciones entre sí a partir de las batallas de la independencia.


La independencia fue para el Ecuador un gran cambio político, sin embargo subsistieron después de ésta características que se mantuvieron a lo largo de la Época Republicana del Ecuador, así como: el racismo, la exclusión de la mujer en la política y el poder político e ideológico de la Iglesia que intervenía en el Estado. El Ecuador se desarrollo en una perspectiva latifundista donde la mayoría de la población era campesina ligada a la hacienda. Para ese entonces existía una cierta inestabilidad administrativa que poco a poco se iría reemplazando por la autoridad terrateniente Durante el establecimiento del País, el pueblo quedó fuera de una igualdad cultural y política, quedando estratificado por la Iglesia Católica que ejercía su poder como única con derecho para hacerlo y para existir en el nuevo país. La Nueva República, nace de la explotación económica, social y étnica del indígena; mas las permutaciones de la democracia fueron de gran importancia; en cuanto el Ecuador no ha establecido su diversidad social en un mismo plano. Es por ello, que ha surgido la inconformidad social y las nuevas ideologías en personas, que a través del desarrollo Republicano, en cierta forma pretendieron justificar sus actos represivos contra el conservadorismo especialmente clerical y el abuso oligárquico cuyas consecuencias se vio reflejado en el malestar del pueblo. 2 PRIMER PERIODO REPUBLICANO CREACIÓN DEL ESTADO (1830-1859) Para el 13 de mayo de 1830 se contaba con la formación de un estado libre e independiente de los pueblos entendidos en el Distrito del Sur; para ello se lleva a cabo la primera asamblea constituyente en Ambato, en la cual se plantearon inconvenientes como el nombre para el nuevo país y el presidente que gobernaría. Se decidió entonces llamara al país Ecuador debido a los estudios realizados de la línea equinoccial echo por sabios franceses. Pero, ¿quién sería el primer presidente de la república y por qué?; "designado por el primer Congreso Constituyente, flores asumió la presidencia en septiembre de 1830. -Toda la carta política se asienta sobre un supuesto: Ecuador se mantiene en la perspectiva de confederación con Nueva Granada y Venezuela. -La Asamblea Constituyente se integró por una representación igual de los tres departamentos que integraban el país: Quito, Guayaquil y Cuenca.


-El derecho al voto estaba reservado para quienes hubieran cumplido veintidós años de edad y dispusieran de una propiedad valuable en trescientos pesos. -El presidente sólo podía ser reelegido tras dos periodos constitucionales. -Gozaban de la nacionalidad ecuatoriana los nativos de otros estados de la Gran Colombia, si se hallaban domiciliados en nuestro país, al igual que los militares que participaron en las luchas de la independencia. Como se podrá presuponer, éste era el referente legal con que había de ejercer Juan José Flores su primera presidencia, algunas de cuyas disposiciones también favorecieron su particular situación." (cit. en: Pareja Diezcanseco Alfredo, Breve historia del Ecuador, tomo2, p. 9) En un margen social el Ecuador naciente padecía de una tendente división regional heredada del último periodo colonial; es así como se denotó la Sierra Centro-Norte cuyo centro fue Quito y que detuvo la mayoría de la población con un relevante sistema hacendatario. La Sierra-Sur tenía como base a Cuenca, la cual poseía múltiples actividades socio-económicas. Como columna del crecimiento latifundista se encontraba a Guayas con su punto preferente Guayaquil que fue convirtiéndose en lo que hoy es el puerto principal debido a la fuerte actividad exportadora. Como consecuencia de ésta tendencia nos lleva a lo dicho por Enrique Ayala Mora en Resumen de historia del Ecuador: "la realidad sociopolítica del Ecuador en las primeras décadas de la República, fueron la inestabilidad y la desarticulación. El control terrateniente reemplazó a la autoridad metropolitana y se desplazó por ello a instancias regionales y locales, asentados en el régimen hacendatario. En estas circunstancias el proyecto nacional que se plantearon los criollos que fundaron el Ecuador, distó mucho de expresar a la mayoría de la población. No pudieron unificar a la comunidad cultural y social de todos los ecuatorianos, sino que consolidó una ruptura entre las clases dominantes y el pueblo. La fundación de la República no significó, pues, el establecimiento de un Estado Nacional". (cit. Ayala Mora Enrique, Resumen de Historia del Ecuador, p. 69) En le primera presidencia de Flores de 1830 a 1835, se afanó por conjugar un sistema de gobierno entre terratenientes y militares; al acto se le conoció popularmente como el floreanismo que en conjunto a los suntuosidades que gozaban los gobernantes y la pobreza que vivía el pueblo, condujo a la crítica de la sociedad llamada "El Quiteño Libre" que en un comienzo las opiniones hacia Flores eran toleradas por el mismo mandatario; sin embargo algunos miembros de tal sociedad fueron colgados públicamente en una plaza de Quito por conspiración, " En enero de 1835 Flores (..) hizo reconocer a


Vicente Rocafuerte como Jefe Supremo de la República. Este se hallaba en el ejercicio de su gobierno en el departamento de Guayas. En abril de 1835, Rocafuerte llegó a Quito y en junio del mismo año se reunió la Convención Nacional, en Ambato, bajo la presidencia de Olmedo. Esta dictó la segunda Carta Política y nombró como Presidente de la República a Vicente Rocafuerte y ratificó a Flores como General en Jefe de ejército. Flores se marchó a vivir en su hacienda La Elvira, a orillas del río Babahoyo. En septiembre de 1835 estalló la primera sublevación en contra de Rocafuerte, pero fue vencida de inmediato y ocasionó el fusilamiento de algunos oficiales caudillistas. Al año siguiente estalló una revuelta en Tulcán que tenía nexos con la tendencia de vincular al país como un departamento de Colombia, por ello, su cabecilla, el general Facundo Maldonado, fue fusilado en la plaza de Santo Domingo, a la luz pública, como para señalar los límites a que llegaría la energía del gobierno. Idéntica suerte sufrieron varios insurrectos de Esmeraldas. El 31 de enero de 1839, Vicente Rocafuerte hizo entrega formal del poder, tras el término de su periodo. (op. Cit. Alfredo Pareja, breve historia del Ecuador, tomo 2, pp. 16, 18) -En el gobierno de Rocafuerte se realizan muchas obras, pero se debe tomar en cuenta que siendo apoyado en su cargo también era mal criticado por sectores que buscaban su destitución, pero Rocafuerte reprimió a este tipo de sector, culminando su periodo normalmente. En el congreso de 1839, se nombra por segunda vez como presidente a Juan José flores quien expone un nuevo estilo de gobierno retractándose de las malas acciones dadas en su gobierno anterior y designó a Rocafuerte como gobernador de Guayaquil. En una nueva Convención Nacional convocada por flores para crear una nueva Constitución, con la cual se pueda plantear una dictadura con mascara de legalidad se expide en marzo de 1843 la Carta de la Esclavitud: la misma dice: "-El Congreso se reunirá formalmente cada cuatro años. Entre tanto, funcionaría una Comisión Permanente de cinco senadores, encargada de legislar y de ejercer vigilancia sobre el ejecutivo. -Los cenadores duraban doce años en sus funciones y los diputados ocho. -El período presidencial se fijó en ocho años y se abrió la posibilidad de una reelección después de un periodo. -Una ley vetada por el ejecutivo podía entrar en vigencia por la insistencia de las tres cuartas partes de los asistentes a ambas cámaras.


-re restablecía el derecho de ecuatorianidad para los naturales de otros países colombianos y para quienes, siendo de otros países colombianos se casaren con ecuatoriana y tuvieran bienes por un valor de treinta mil pesos, como era el caso de Flores. -Por esta sola ocasión, la Constitución designaba a los senadores principales y suplentes. Dejaba, así fabricado un senado dócil para el Presidente, por doce largos años. -En la nueva Constitución no se establece el régimen municipal. -consagraba la tolerancia para otros cultos, además del católico. Pero otro resultado de la Convención Nacional de 1843 fue que Flores resultó elegido Presidente por tercera ocasión." (op. Cit. Alfredo pareja, p 21) La reacción ante la tercera Constitución era latente con la oposición encabezada por Rocafuerte protestando en la misma Convención de 1843, pero la oposición no estaba únicamente en la Convención, se inició entonces el periodo marcista denominada así por las campañas y montoneras en contra de Flores. En la Convención Nacional de Cuenca en 1845, se emite la cuarta Constitución en la que se corrige la "Carta de la Esclavitud"; la mencionada convención con el apoyo de Gabriel García Moreno y Vicente Rocafuerte se destituye como candidato a Presidente a Flores al tiempo en que ponía a Vicente Ramón Roca como nuevo Presidente. "El periodo constitucional de Vicente Ramón Roca Concluyó en 1849. El congreso de ese año debía designar al nuevo Presidente entre el Conservador Diego Noboa y el Liberal, general Antonio Elizalde. Como no existiera acuerdo quedo encargado del poder el Vicepresidente Don Manuel de Ascásubi. En febrero de 1850, el general Urbina desconoció a Ascásubi y, poco después proclamó, proclamó a Diego Noboa como Jefe Supremo. Este convocó a una nueva Asamblea Constituyente, que dictó nuestra quinta constitución, la cual determina la abolición de la pena de muerte por delitos políticos y describe, en forma vaga y contradictoria a los derechos del Ecuador, los límites del territorio nacional. A más de ello y como ya era costumbre, la Asamblea designó Presidente a Diego Noboa". ( Cit. Alfredo Pareja, breve historia del Ecuador, tomo 2, p.27) En junio de 1851, Urbina capturó a Noboa y lo expatrió a Chile; quien en la Asamblea de 1852 fue designado Presidente Constitucional, en el poder se dedico a crear una nueva forma de poder enlazando a la oligarquía comercial


costeña y a la milicia regular, también ejecutó un esquema liberal para abolir la esclavitud y el tributo indígena y poner medidas que apoyen al campesinado serrano; los echo llevaron a una campaña en oposición al urvinismo por parte del latifundista. "Urbina fue sucedido en el poder por el general Francisco Robles (1856). El nuevo presidente continuó con la política de su predecesor y aliado. Se abolieron el tributo y las ´protecturías´ indígenas. Hacia 1859 diversas revueltas regionales provocaron la caída del gobierno y una crisis de disolución (…). Los países vecinos negociaban la partición del país. Luego de casi un año de caos, el gobierno establecido en Quito, con García Moreno a la cabeza, logró triunfar en la Sierra, y tomar luego Guayaquil." (cit. Ayala Mora, Enrique, el Ecuador de 1830 a 1860; en Ecuador las raíces del presente, p.110) Bajo estas circunstancias se termina esta etapa del Ecuador naciente, en donde no se ha observado una trascendencia política óptima para montar un país fuerte, sino, en la mayor parte del tiempo se han generado diversos conflictos socio-políticos e idealistas que ha establecido barreras en el desarrollo democrático del Ecuador. LA REPÚBLICA CRISTIANA (1860-1875) En la Asamblea Constitucional de enero de 1861, encabezada por Flores, se nombra a García Moreno como Presidente interino y luego Presidente Constitucional, la misma Asamblea se encarga de crear a la vez la séptima Constitución del Ecuador. Bajo este llamado Moreno empieza a ejercer el poder presidencial por primera vez, que según Sonia Fernández Rueda en: De la "República Católica" hacia la revolución liberal, Ecuador las Raíces del presente, diario La Hora, fascículo, pg. 115 y 116, fue: "El primer periodo garciano (1861-1865) transcurrió en un ambiente de constante agitación política, provocado principalmente por la revuelta popular urvinista que se mantuvo latente hasta 1865, (…). García Moreno y sus colaboradores vieron en la constitución de 1861 (mal considera garciana) la cusa del estado de convulsión y anarquía que reinaba en el país." En cuanto a la economía del país durante el primer garcianismo relata Ayala Mora en: resumen de historia del Ecuador, pp. 77, 79. "El incremento de las exportaciones de cacao, y en general, la vinculación estrecha del país al mercado mundial exigían un esfuerzo de modernización y centralización que no podían llevarse adelante si las oligarquías regionales no se llagaban a un acuerdo que, (…), establecieran ciertas reglas de juego para control del poder.


La renegociación de la recaudación fiscal, se logró centralizar y administrar con mayor eficiencia buena parte de las rentas públicas. Con el impulso dado al desarrollo de los bancos, se controlaron las emisiones monetarias, poniéndose, al mismo tiempo, las bases del endeudamiento crónico y la dictadura bancaria." Terminado el periodo presidencial de García Moreno, en 1865 Carrión asumió a la presidencia y un año más tarde aparece en el mundo político Juan Montalvo con su obra "El Cosmopolita" en la que criticaba el gobierno garciano. Debido a que Carrión no era una marioneta para García, se le obliga a dejar el puesto, al igual que a Javier Espinosa debido a que no seguía con el concepto garciano; Moreno se postula a una segunda candidatura en donde ejerce su segunda presidencia en 1869, a la vez, su proyecto llega a su más alto estado con la carta de "la esclavitud" en la cual favoreció al desarrollo del estado con la creación de obras como el inicio de las vías ferroviarias, ayudó al avance de la ciencia, la educación, el comercio y la producción; sin embargo deja como consecuencia un idealismo en contra del sector clerical y terrateniente de su gobierno; pero ¿en qué se relaciona la iglesia con el gobierno de García Moreno?. "El programa garciano se llevó adelante dentro de las condiciones de represión más duras que se hayan conocido en nuestra historia. (…). Aún más, como el caudillo se dio cuenta de que el apoyo de la Iglesia Católica podría ser instrumento de consolidación del programa, negoció con el Vaticano un Concordato que estableció el monopolio del Clero sobre la educación, la educación y los medios de comunicación." (cit. Ayala Mora Enrique, Resumen de Historia del Ecuador, p. 79, 80) El fin de la segunda presidencia de García Moreno terminó con su muerte cuando fue acecinado el 6 de agosto de 1875 por jóvenes que le propiciaron machetazos en la entrada de Carondelet, y por irónico que parezca, fue nombrado presidente por tercera vez, pero su puesto fue considerado en vacancia debido a su muerte. EL ESTADO TERRATENIENTE (1875-1895) Después de la muerte de García Moreno, adquiere la presidencia Antonio Borrero quien intento reemplazar la "carta negra" pero no alcanzó su cometido debido a que no deseaba realizar el llamado a una Asamblea. En 1876 mediante una insurrección fue destituido Borrero de su cargo presidencial, tal insurrección estaba encabezada por Ignacio de Veintimilla en Guayaquil, donde se proclamó jefe supremo y que en conjunto con los liberales se propuso a colocar en el poder a Pedro Carbo; sin embargo Veintimilla nombró a Carbo como Ministro General y a José María Urbina como general del ejercito. En el poder Veintimilla iba perdiendo la garantía liberal, y convocó a una Asamblea Constituyente en Ambato en marzo de 1878, en la cual se expidió la


novena Constitución del Ecuador y proclamó a Veintimilla Presidente Constitucional. Después de terminado su periodo, Veintimilla intentó una nueva dictadura en 1882, pero el 9 de julio del año siguiente se organiza "la campaña de la restauración", que era una guerra civil donde fue destituido del poder. En la economía de la etapa en el país, Enrique Ayala Mora, en: Resumen de historia del Ecuador Pág.81,82. dice: "Desde la caída del garcianismo, y especialmente desde el inicio de los ochenta, el Ecuador experimentó un acelerado crecimiento económico, debido fundamentalmente al incremento enorme de la producción y exportación del cacao." Pero, ¿ por qué había tal incremento tal fruta?. "las plantaciones funcionaban a base del trabajo de grupos de jornaleros, y de redentores, jefes de familia que cultivaban la fruta en tierras latifundistas y le entregaban al fin el producto en pago de una deuda. Esta típica relación de corte precapitalista, no solo permitía una producción cacaotera abundante y barata, sino que ampliaba constantemente la extensión de las plantaciones. La comercialización del cacao fue robusteciendo a los sectores guayaquileños dedicados a la creciente banca y al intercambio internacional y fue, al mismo tiempo, incrementando el poder económico y político de banqueros, comerciantes y terratenientes cacaoteros. Todo ello se dio en el marco de una inserción cada vez más estrecha de la economía del país en el sistema económico mundial." Después del retiro de Veintimilla, una nueva Asamblea Constituyente reemplaza la carta constituyente garciana por otra y elige a Caamaño como presidente en 1883; posteriormente Antonio Flores en 1888 y a Luis Cordero en 1892, destituido el 5 de junio de 1895, por la venta de la bandera nacional a un navío extranjero, cerraron los gobiernos llamados "progresistas" por el impulso económico que dieron al Ecuador y el surgimiento de nuevas clases sociales como la burguesía comercial y bancaria. El progresismo también se caracterizó por su ideología opositora hacia el liberalismo radical. Comprendida la etapa, se contempla a un Ecuador con un avance en su economía pero con conflictos político-ideológico en su último momento. SEGUNDO PERIODO REPUBLICANO LA REVUELTA LIBERAL (1895-1912) Para adentrarnos a una nueva etapa del nuevo periodo del Ecuador es necesario revisar el perfil de lo que fue la revuelta liberal, con antecedentes expuestos por Enrique Ayala Mora en: Resumen de historia del Ecuador pp. 82. "El auge de las exportaciones cacaoteras provocó la consolidación, al interior de la oligarquía costeña, de una fracción de comerciantes y banqueros, diferenciada de los propietarios rurales. Este grupo, al que podemos llamar con propiedad burguesía comercial, fue el sector que logró la dirección de la política


con la ´transformación´ liberal. En el golpe de estado y Guerra Civil de 1895, (…) el beneficiario político fue la burguesía." La justificación de la revuelta de 1895 dirigida por el general Eloy Alfaro, fue el logro de la burguesía en la política con una ideología liberal y la venta de la bandera en el gobierno de Luis Cordero. Con la triunfante revuelta se nombró a Alfaro como Jefe Supremo y fue necesario el desarrollo de un programa "liberal" que representase el cambio de la ideología política, lo que implicaba una reestructuración del aparato estatal en el ámbito social y económico, bajo el concepto en la Asamblea Constituyente de 1896-1897 se aprueba la ley de Instrucción Pública la cual implementa la enseñanza gratuita; en la misma asamblea se aprueba también la supresión del diezmo; el programa liberal consiguió el objetivo de comunicar a la sierra y costa con la implementación del ferrocarril el cual aumentó las relaciones comerciales entre las mismas. En 1901 es elegido Presidente de la república al general Galo Plaza que constituyó su fuerza u apoyo político (placismo) con el sector oligarca, mientras el alfarismo se consolidaba en el pueblo. Plaza respetando el liberalismo expidió en 1902 la ley del matrimonio civil y la ley de cultos en 1904. Por septiembre de 1905 fue elegido inconstitucionalmente Presidente de la República a Lizardo García; en contra a la circunstancia se arremetió Alfaro con marchas en Quito y el resto del país. En la Asamblea Nacional de octubre de 1906 se emitió la doceava Constitución llamada la Carta Liberal, cuyo interés fue el de separar a la iglesia del estado, en la misma Asamblea se elige a Alfaro para su segundo periodo presidencial. En su segunda presidencia Alfaro completó la construcción ferroviaria que llegó hasta Quito y en 1908 modificó la ley de Beneficencia, creándose las juntas de beneficencia. Durante esta etapa el Ecuador vivió una incertidumbre con respecto a sus límites territoriales en especial con el vecino país del sur, Perú. Cuando Alfaro dejó su segundo mandato en 1911, se generó una disputa por el poder, ante el problema Alfaro quiso tomar el laudo pero fue tomado prisionero para ser ejecutado e incinerado por aglomeraciones de gente controlada por contingentes liberales y derechistas. LOS GOBIERNOS LIBERALES MODERADOS (1912-1924) Ante los acontecimientos Plaza recomendó que se creara una jefatura suprema, pero fue rechazada tal idea y se prefirió que el presidente de la Cámara de Diputados tomara el gobierno, para luego llamar a elecciones, las que pusieron a Leonidas Plaza como presidente el 1 de septiembre de 1912.


Un año más tarde (1913) en Esmeraldas se crea una insurrección opositora al gobierno, tal insurrección estaba liderada por Carlos Concha Torres, ex-oficial de Alfaro. Para 1914 la economía del país se adentraba en una incertidumbre la cual se demarcaba debido a las consecuencias que podría dejar la segunda guerra mundial; lo sucedido explica Alfredo Pareja Diezcanseco, en: Breve Historia del Ecuador, tomo 2, p. 78. "la guerra en la selva esmeraldeña diezmó al ejército y agotó las energías económicas de la nación. El gobierno tuvo que recurrir a empréstitos del Banco Comercial y agrícola para sostener la guerra civil; creció la deuda del estado con esta institución bancaria, la misma que continuó emitiendo billetes, con lo que puso en peligro nuestra moneda, subieron los precios y el país se puso al colocó al borde de la bancarrota. Frente a esto, el gobierno ecuatoriano decretó que el estado respaldaría su deuda con rentas y bienes, que estaba prohibida la exportación del oro físico y se emitía la Ley Moratoria, conforme la cual se suspendía el canje de billetes por oro metálico, mientras la nación garantizaba la emisión de papel." Elegido Presidente de la República en 1916, Alfredo Baquerizo Moreno, terminó con la turbia de Esmeraldas con la concesión de la amnistía general y dos años después terminó con el concertaje de los indios. En 1920 llega al poder José Luis Tamayo y el Ecuador vivió una crisis cacaotera debido a la falta de demanda del producto en el mercado internacional, también en estos años se forman las primeras organizaciones en Guayas, que iniciaron huelgas para reclamar al gobierno una alternativa a la crisis que se vivía; que en 1822 tales turbias fueron reprimidas sangrientamente en Guayaquil por el ejército y un año más tarde en la hacienda Leito en Tungurahua. Llegó 1924 y Gonzalo Córdova fue candidato del Banco Comercial y Agrícola para la Presidencia del Ecuador; a reaccionar contra el fraude electoral estaba el conservador Jacinto Jijón y Caamaño quien participaba en desmascarar a la bancocracia. Córdova obligado por una enfermedad, delegó a Alberto Guerrero Martínez la presidencia. A los hechos, una Liga de Militares Jóvenes en la noche del 9 de julio de 1925 destituyen a Córdova del mando y arrestan a los líderes de la plutocracia: Urbina Jado y Leonidas Plaza. Esta etapa está caracterizada políticamente por el resquebrajamiento del idealismo liberal radical protagonizado por Eloy Alfaro en otro donde vela por los intereses plutocráticos los cuales eran designado con la sucesión de gobernares llamados liberales moderados. CON LA REVOLUCIÓN JULIANA (1925-1947)


Como insurrección a la inconformidad económica principalmente, planteada por los gobiernos plutocráticos, el 9 de julio de 1925 la liga de jóvenes militares estaban a cargo de Ildefonso Mendoza Vera, los cuales apresaron a determinados gobernantes y posteriormente, formaron la Junta de Gobierno Civil en la cual participó Luis Napoleón Dillon, quien era uno de mentalizador de tal insurrección. En marzo de 1926 se nombró a Isidro Ayora Presidente Provisional, "como consecuencia de esta asesoría –a la que se ha criticado de no haber entendido la realidad nacional y de haber propiciado una excesiva burocratización y papeleo- se crearon instituciones que aún tienen trascendental importancia en el desenvolvimiento de la vida nacional: el Banco Central, la Superintendencia de Bancos, la Contraloría General de la Nación, la caja de posesiones, etc. Con la llegada del año 1930, en nuestro país se sintieron en toda su fuerza los efectos de la crisis económica mundial. El descontento aumentó día a día; a mediados de 1931 el pueblo acudió a los cuarteles en busca de armas. Ayora designó al Coronel Luis Larrea de Alba, (…), como su ministro de Guerra, (…). El pueblo se lanzó en contra del batallón que respaldaba a Larrea (…). Larrea entregó el poder al Presidente del senado, el ex presidente de la república, Alfredo Baquerizo Moreno. Como encargado del Poder, Baquerizo Moreno convocó a elecciones para octubre de 1931." (cit. Diezcanseco Pareja, Alfredo, breve historia del Ecuador, tomo2 pp. 87, 89, 90). "En un momento de debilidad de la burguesía comercial, el latifundismo serrano se lanzó a la conquista del poder y logró el triunfo presidencial con Neftalí Bonifaz. Su descalificación por el congreso provoco la llamada Guerra de los cuatro días (1932), en la que jugó un destacado papel la Compactación Obrera controlada por la derecha." (cit. Ayala Mora, Enrique, resumen de historia del Ecuador, p.95) "Derrotados los ´compactos´ -partidarios de Bonifaz organizados en la Compactación Obrera Nacional (CON), de composición mayoritariamente artesana- asumió provisionalmente el poder Alberto Guerrero Martínez, presidente del Senado. Este convocó a elecciones, ganando uno de sus favorecidos, Juan de Dios Martínez Mera, miembro del Partido Liberal. Después Martínez Mera el 19 de octubre de 1933, se encargó el poder a Abelardo Montalvo, quien convocó a elecciones de las que saldría ganado el presidente de la Cámara de Diputados y candidato del conservadorismo, José María Velasco Ibarra. Velasco se posesionó de la presidencia el 1 de septiembre de 1934 y fue derribado el 20 de agosto de 1935."


(Opcit. Luna Tamayo, Milton, en: Ecuador: las raíces del presente, pp. 150, 151) "Federico Páez ejerció por dos años una dictadura civil (1935-1937) encomendada por los altos mandos castrenses, (…). Fue derrocado por el General Alberto Enríquez Gallo, que en el corto lapso que gobernó al país como Jefe Supremo (1937-1938) llevó adelante políticas nacionalistas y expidió el Código del Trabajo. Enríquez entregó el poder a una Asamblea Constituyente (1938) que fue disuelta por el Presidente, que designó, Aurelio Mosquera Narváez, quien con esta medida intentaba parar la ´amenaza izquierdista´ y consolidar el poder en manos de la oligarquía liberal. A su muerte repentina le sucedió Carlos Alberto Arroyo del Río (…), quien planificó desde el poder su elección como Presidente Constitucional en 1940, bajo el interinazgo de su coideario, Andrés F. Córdova. En 1944 Arroyo del Río cayó del poder ante una reacción popular << (la Gloriosa)>> que tuvo como figura a Velasco Ibarra, que volvió por segunda vez al poder apoyado por una heterogénea coalición socialista, comunista y conservadores (ADE), que capitalizó el descontento popular." (cit. Ayala Mora, Enrique, resumen de historia del Ecuador, pp. 95, 97) "En agosto de 1947 su Ministro de Defensa, coronel Carlos Mancheno, lo destituyó a la fuerza a través de un golpe que se lo denominó ´manchenazo´. (cit. Luna Tamayo, Milton, en: Ecuador: las raíces del presente, p. 152) Con la revolución juliana se dieron grandes cambios en la estructura del aparato estatal tales como la creación de instituciones públicas, a la vez que representaba una necesidad de cambios económicos, políticos y por ende sociales, sin embargo fue también el inicio de una gran inestabilidad política vivida por el país durante toda la etapa la cual llevó a incertidumbres sociales que eran dirigidas por los pretendientes del poder. UN MOMENTO DE QUIETUD (1948-1960) En 1948 se eligió como presidente de la República a Galo Plaza Laso hijo de Leonidas Plaza. Con el inicio de su gobierno, el Litoral ecuatoriano comenzó a producir el banano como un nuevo producto que se enfrascaba en el modelo primario Agroexportador del país; este auge del banano en el Ecuador es consecuente de la crisis que vivía Centroamérica debido a las plagas. Este inicio también significó la alternativa del la nación hacia una industrialización. Las obras y la contingencia para el desarrollo del país fueron analizadas por el organismo de la Naciones Unidas CEPAL en 1952, cuyas siglas significan Comisión Económica para América Latina-. "En la misma línea, el Estado, siguiendo con el libreto, desarrolló el mercado interno, para lo cual, impulsó un agresivo programa de construcción de


carreteras, empero la mayoría de ellas unirían los dos tradicionales polos Quito y Guayaquil, y a sus zonas de influencia. Con esto, de alguna manera, se ampliaría significativamente el espacio nacional, mas también se consolidaría el Estado bicentralista, que impidió el desarrollo más equilibrado de todo el territorio nacional. Sin embargo, la modernización de fines de los cincuenta, también fue producto de las políticas continentales de seguridad impulsadas por Estados Unidos, como respuesta a la ola revolucionaria levantada en toda Latinoamérica. Tempranamente, el modelo ´ecuatoriano´ de ´sustitución de importaciones´ comenzó a mostrar sus debilidades. En los sesenta al reducirse el flujo de dinero proveniente del banano, bajaron los recursos para financiar el aparato estatal que dinamizaba el proyecto industrializador. La crisis de los exportadores de banano y la crisis del Estado se la trasladó, como siempre, a través de medidas tributarias y monetarias, a los hombres del pueblo. (Cit. Luna Tamayo, Milton, en: Ecuador: las raíces del presente, pp. 153-156) En la cuestión política de la etapa abría de resaltar lo expuesto por Enrique Ayala mora en: resumen de Historia del Ecuador, p. "Los tradicionales partidos políticos (Conservador, Liberal y Social) vivieron una época de regularidad en su funcionamiento, pero al mismo tiempo tuvieron que habituarse a coexistir con nuevas fuerzas que surgían " Para 1952 Velasco Ibarra se consagró Presidente de la República con la más alta puntuación electoral en toda la vida republicana del país. Su llamado tercer velasquismo consolidó las fuerzas conservadoras de la nación. Durante su gobierno retornaron algunas inconformidades en la gente, las cuales protestaron; empero fueron cubiertos con obras como la construcción de nuevas escuelas y el establecimiento en su gobierno del orden democrático. Este tercer velasquismo fue el que mejor terminó (1956), considerando las revueltas de los dos anteriores. Con 1956 el Ecuador tuvo un nuevo presidente, cuyo gobierno fue de toque liberal, Camilo Ponce, destacado conservador, tuvo que afrontar la caída de la exportación bananera, además de revueltas populares al finalizar la etapa, la cual la más grande fue en Guayaquil, que fue duramente reprimida por el gobierno. "el inicio de los sesenta estuvo marcado por una profunda crisis económica, sobre la cual se montó Velasco Ibarra para ascender al poder en 1960. En efecto la masa empobrecida de las urbes, principalmente de la costa, siguió tumultuosamente al viejo caudillo populista, quien trituró verbalmente a los responsables del deterioro económico y regó de esperanzas a las zonas


marginales, cuya población entusiasmada lo colocó en la presidencia de la República otra vez. Velasco no pudo contener la crisis económica y, menos aún, canalizar la cada vez más explosiva situación social avivada por la ola revolucionaria cubana. Tuvo que ceder ante las presiones de los intereses de los exportadores y devaluar la moneda. Perdió legitimidad y desató una ola represiva para contener la creciente explosión social. Sin respaldo político y sin autoridad los militares lo tumbaron, entregando la primera magistratura al vicepresidente Carlos Julio Arosemena Monroy (…). En la etapa se mantuvo una relativa estabilidad política, económica y por ende social; si al empezar la etapa se puede observar que el auge del nuevo producto de exportación, el banano, permitió al Ecuador ver una nueva perspectiva de industrialización, esta fue decayendo y con ella, la estabilidad política que generaba la comprensión entre los políticos que buscaban un país industrializado; cuando las exportaciones se tornaron críticas, entonces reaparece la crisis en el escenario ecuatoriano. Pero el Ecuador tuvo también grandes sobresaltos culturales, es así como demuestra Enrique Ayala Mora, en: resumen de Historia del Ecuador, p. 100, 101. "El siglo XX en el Ecuador se inició con el auge de la polémica sobre el establecimiento de Estado Laico,(…). El debate del laicismo se extendió toda la, mitad del siglo XX y en el se comprometieron las figuras más destacadas del pensamiento ecuatoriano, transformándose en el eje de la contienda política. Entre los cuarenta y los setenta se dio un gran auge de la producción artística, que en la plástica tiene representantes como Mideros, Kingman y Guayasamín. Todo este desarrollo, (…), se consolidó con la creación de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (1944) cuyo fundador, Benjamín Carrión (…)." El Ecuador tuvo un momento de quietud política-económica y auge un nuevo producto durante la etapa de 1948 y 1960, sin embargo no faltaron las caídas, que colocaron al país como antes de esta etapa. TERCER PERIODO REPUBLICANO BAJO UN NUEVO MARCO (1960-1979) Una vez que derrocaron a Velasco Ibarra de la presidencia, los militares, dieron el poder político a Carlos Julio Arosemena Monroy el 7 de noviembre de 1961 a 1963. Durante su gobierno, se dedicó a la reestructuración social del Ecuador enfrentando problemas de la cruzada anticomunista de los Estados Unidos. A los hechos, intervino las Fuerzas Armadas influenciada por EE.UU. que llegó al entablamento de una Junta Militar de 1963 a 1966, la cual congregó el desarrollo capitalista, tanto que "en julio de 1964 fue expedida la Primera Ley de Reformas Agraria en el Ecuador. En sus inicios, la ley fue


aplicada en forma honesta y en poco tiempo se beneficiaron unas 23 mil familias campesinas. También esta ley acabó con (…); el huasipungo." (Cit. Diezcanseco Pareja, Alfredo, breve historia del Ecuador, tomo2 pp. 110) En la Convención, de 1966, le nombró Presidente Interino al Dr. Otto Arosemena Gómez; el cual figuró la coalición de la derecha con oligarquías enlazadas a la banca. Dos años más tarde en las votaciones de 1968 vuelva Velasco Ibarra al poder, que con la ayuda de las Fuerzas Armadas se nombró dictador en 1970. Para los setenta Juan Paz y Miño Cepeda, en: Ecuador: las raíces del presente, p. 165-167; aclara la situación política: "Entre 1972 y 1979 se sucedieron dos dictaduras. La presidida por el general Guillermo Rodríguez Lara (1972-1976) se constituyó como gobierno Nacionalista y Revolucionario de la Fuerzas Armadas, proclamó una Filosofía y Plan de Acción y adopto un nuevo plan de Desarrollo. Además, inauguró una política petrolera basada en los conceptos de recursos estratégicos, soberanía, nacionalismo y autoridad militar." "El Concejo Supremo de Gobierno (1976-79) que sucedió a Rodríguez, (…) abandonó la filosofía Nacionalista y Revolucionaria anterior, y aunque mantuvo el papel promotor del Estado y la centralización de la política petrolera, abrió puertas al capital extranjero, flexibilizó las políticas económicas con criterios liberales y ante la disminución de ingresos petroleros, inició un agresivo proceso de endeudamiento externo." En cuanto a la economía el mismo autor dice: "con el inicio de las exportaciones de crudo (agosto de 1972) comenzaron a crecer los recursos nacionales" "Pero el ´petrolerismo´ duró poco. En 1975 comenzaron las dificultades en el mercado internacional debido a que los precios del crudo cayeron". En los setenta el monopolio creció y hubo un progreso de en la reivindicación del pensamiento del trabajador ecuatoriano que se manifestó en el coraje de campesinos, y obreros que fueron reprimidos como el caso en el ingenio AZTRA en 1977. Para dos años más tarde, Enrique Ayala Mora, en: resumen de Historia del Ecuador, p. 108; dice: "El Consejo Supremo estableció unPlan de Restauración Jurídica para volver al régimen legal, mediante el sometimiento de dos proyectos Constitución a Referéndum, uno de los cuales fue adoptado para ser puesto en vigencia desde 1979 en las elecciones realizadas en 1978 y 79 triunfó el Jaime Roldós-Osvaldo Hurtado, de la alianza del CFP con la democracia popular." Si bien es evidente, en esta etapa la participación de las Fuerzas Armadas es predominante en el escenario político, esto se debió a que tomaron en parte el poder económico del auge petrolero y se vio caer al aparecer la crisis del "petrolerismo"; se debe tomar en cuenta también que durante el inicio de los


gobiernos dictatoriales la economía del país mejoró resaltadamente sine embargo culminó con el aumento agresivo de la deuda externa. En contraste con la etapa anterior, esta consolida el desarrollo del país a través del crudo, y la política está enmarcada bajo el régimen dictatorial de las Fuerzas Armadas. LA ÚLTIMA ETAPA (1979-1992) En 1979 Jaime Roldós y Osvaldo Hurtado asumen el poder constitucional; dando inicio a una nueva etapa en la que retornaba la democracia. Este gobierno tenía principios progresistas y pretendía un cambio interno que se reflejara al exterior. Empero al gobernante Roldós, se le complicó el Plan de Desarrollo que se propuso, debido a problemas fronterizos con el Perú en 1981, además abría de señalar la oposición hacia el gobernante por parte de Asaad Bucaram quien pretendía gobernar. El 24 de Mayo de 1981 Jaime Roldós muere en un accidente aéreo, con lo que el vicepresidente Hurtado asumió la presidencia. En lo económico y social durante la presidencia de hurtado, Ayala Mora, en: Ecuador: las raíces del presente, p.111, 112 trae la cita: "hacia 1982 las exportaciones del país bajaron mientras se elevaba el gasto público, estaba claro que el auge petrolero se había terminado dando paso a una nueva recesión, agudizada por varios desastres naturales. La protesta social se levantó liderada por el FUT e hizo tambalear al régimen, pero este logró mantenerse." Después del alternativo gobierno de Hurtado le preside León Febres Cordero del partido Social Cristiano de 1984 a 1988 quien en su gobierno ejecutó formas neoliberales dando a los banqueros y comerciante una emancipación de la exportación y su poder económico. En la administración del mandatario Febres Cordero, Ayala Mora, p.112, dice: "desde su inicio, la administración de Febres Cordero enfrentó a las demás funciones del Estado y a la oposición que denunció sistemáticamente numerosos hechos de corrupción gubernamental y violaciones a los derecho humanos." En 1988 el candidato Rodrigo Borja de la Izquierda Democrática, es elegido Presidente; como, ante la contra de la derecha. En su gobierno, Borja planteaba la reconstrucción de la democracia en el país, así como la exoneración del neoliberalismo, entablándose una mejora en la economía del Ecuador. "En 1988, Izquierda Democrática controlaba Ejecutivo, Congreso, Corte Suprema y organismos de control. El gobierno mantuvo las políticas


económicas de ajustes con un toque gradualista. La deuda externa se incrementó y se dieron grandes costos de la vida. El presidente Borja dio prioridad a la búsqueda de un acuerdo pacífico del conflicto territorial con el Perú. Al final de su gobierno quedó un actitud nacional favorable a su iniciativa de paz con el Perú, que los gobierno siguientes mantuvieron como política de Estado." (cit. Ayala Mora, Enrique, resumen de historia del Ecuador, pp.113, 114) Con las elecciones de 1995 se eligió presidente a Sixto Durán Ballén, en su gobierno se asentaron las bases para un modelo empresarial; que en conjunto con políticos de viejos partidos, promovieron a la modernización del Estado mediante las privatizaciones del sector público, por lo que retornaron los conflictos de los grupos sociales. E incluso hubo escándalos de corrupción, que involucraron al vicepresidente Alberto Dahik, quien se vio obligado a salir del cargo y salir del país. En 1995 el Ecuador tuvo enfrentamientos graves con tropas peruanas, al hecho, el gobierno acogió la unidad nacional, deteniendo al invasor. Para el siguiente gobierno es necesario recalcar lo dicho por Juan Paz y Miño Cepeda, en: Ecuador las raíces del presente, p. 172, 173. "En las elecciones de 1996 triunfó el líder popular Abdalá Bucaram, auspiciado por el PRE. Pero su gobierno apenas se sostuvo seis meses. Durante ellos Bucaram hizo gala de sus propios espectáculos de tarima. Además, de las acciones de gobierno aprovechó un estrecho círculo de empresarios, familiares y amigos. La imagen del Estado como botín político y económico escandalizado a la opinión pública nacional, (…). Por algunas horas sucedió a Bucaram su Vicepresidenta Rosalía Arteaga. Como consecuencia de los arreglos políticos a su interior, el Congreso designó finalmente a Fabián Alarcón Rivera, dirigente de FRA, como sucesor constitucional en calidad de presidente Interino." En la Asamblea de 1998 expide una nueva Constitución que cambio a la de 1979. además encaminó las nuevas elecciones de donde fue elegido Presidente a Jamil Mahuad, quien dos años más tarde, en enero del 2000 la inconformidad de la sociedad ante la política del mandatario, lo llevaron a su destitución; esto a través de un Triunvirato, encabezado por el General Carlos Mendosa, el abogado Carlos Solórzano y el representante indígena Antonio Vargas; sin embargo tal triunvirato duró poco y el Congreso nombró al vicepresidente Gustavo Noboa como nuevo jefe de Estado; el cual inició su gobierno con retos y expectativas, hasta la actualidad. CONCLUSIONES:


-El Ecuador ha dependido mucho de las Asambleas para reestablecer el orden democrático -La intervención de la Iglesia en el gobierno ha sido continua incluso intensa con García Moreno, pero casi nula con Alfaro. -La inestabilidad política ha sido resultado del canibalismo por el poder. -Fueron necesarias las intervenciones de ideólogos radicales, para desentonar los intereses de las oligarquías, que sin embargo retomaron el poder político. -El latifundismo se desarrolló al punto de protagonizar el poder político y establecer sus interese para dominar el aparato estatal. -El régimen militar de los 70 trató de encaminar la realidad del Ecuador por una estabilidad política y económica mediante Juntas y Consejos, sin embargo no pudo sostenerse. -La inestabilidad ha sido el talón de Aquiles del Ecuador, para que otros países puedan establecer sus intereses territoriales. -Durante toda la época se han consagrado tres grandes auges agrícolas, (cacaotero, bananero, petrolero), que se reflejaron en el incremento del recurso financiero y el establecimiento de modelo primario Agroexportador del cual con el régimen de la Fuerzas Armadas en los 70 se pretendió convertir en un modelo industrialización. -Después de la depresión del régimen de los 70, el gobierno de Roldós fue considerado una esperanza para el desarrollo del país. -Con los gobiernos posteriores a Febres Cordero, el Ecuador vuelve al círculo de la incertidumbre: política, social y económica. -La condición actual del país, es el espectro de las circunstancias vividas a través de la historia. RECOMENDACIONES: -Es necesario establecer una unidad política y regional, que concentre la ambición por el desarrollo del país. -Debe existir una reorganización del aparo estatal y las leyes del país en función del pueblo. -La inversión en el sector de la educación, salud vivienda y trabajo son parte fundamental atendidos pos los países desarrollados, pero que el gobierno no toma mucha prioridad, como consecuencia, no se acentúan las bases del desarrollo que el país carece.


-Es necesario la explotación correcta de más recursos naturales y la industrialización de los mismos, para no establecer una única dependencia de definido número de productos que únicamente se exportan en su estado natural. -Crear nuevas industrias de transformación de la materia prima y no privatizar las empresas públicas para que así no aumente el cáncer neoliberal y rectificar a tiempo el estado económico del Ecuador. -Consolidar una nueva identidad nacional basada en la moralización del la cultura y en el sistema estatal. -Separar al oligarca de la política y socializar las riquezas del país en forma equitativa para todas las regiones y provincias. -Hacer del mercado ecuatoriano un mercado competitivo con los otros internacionales y predeterminar un nuevo sistema político-económico. BIBLIOGRAFÍA: Libros: AYALA MORA, Enrique, Resumen de Historia del Ecuador, ed. corporación editora nacional, segunda edición, Quito-Ecuador, 2000. PAREJA DIEZCANSECO, Alfredo, Breve Historia del Ecuador, tomo 2, ed. Libresa, Quito- Ecuador, 1999. Fascículos: DIARIO LA HORA, Ecuador las raíces del presente, Quito-Ecuador.


La historia del ecuador