Issuu on Google+


SUMARIO 3 4 6 8 10

11 14 20 22 26 28 32 35

38

46

Editorial News Rincón de Excalibur Recursos Literarios Anime Report

Historias

FATE.EXE Elemental Power Jamás me olvides Delta City (Crónicas) Nostalgia Bringer ¡Ponme Atención! *ESTRENO* Delta City 3000 Entre el cielo y el Infierno

Pág. 28

Pág. 08

Pág. 05

NEW Editorial: El Mundo encantado de Ela / Gail Carson

Ultima Pagina

Pág. 42

Pág. 22

Pág. 34


facebook.com/zona fantasma twitter.com/zona_fantasma

Foro Oficial: http://s6.zetaboards.com/ TGZHistoriasyFanfics/site/

“No Tenemos Idea de lo que Estamos Haciendo�


EDITORIAL

AÑO 3 No.6 Mayo Part2 - 2012

L

a segunda edición del mes de Mayo. Bueno, esto por mi obstinación de compensar la falta de manga este mes. Simplemente que nos gustaría, en próximos números, promover a los fansub que vamos conociendo y traer directamente un poco de su material a está revista. Si bien este es un plan a futuro. También queremos promover a la gente creativa y original, dándoles un merecido espacio de publicidad. Recuerden que cada número que leen están también leyendo algo único y original, totalmente inédito. ¿No les alegra saber eso? ¿No quieren ser parte?

ATT: Fabian Ramos (Lord Locke – Editor Principal)

Dirección Editorial Fabian A. Ramos “Lord Locke” Editor Kevin Suarez “Cloud_K” Colaboración Dario Carazo Director Creativo & de Arte Fabian A. Ramos Escritores Jamás me Olvides Freedy “The Death Shadow” Delta City ―Saga y Derivados‖ Edwin Rodríguez “DrakeEpsilon” FATE.EXE y ¡Ponme Atención! Fabian A. Ramos Nostalgia Bringer David A. López Elemental Power Dario Carazo

Esta publicación digital es gratuita sin fines de lucro. Su contenido es propiedad registrada de cada uno de los escritores participantes y del Foro de TGZ: Historias y Fanfics. En cualquier momento puede haber cambios o recortes a las historias aquí presentadas, todo eso depende el autor. Para tener la versión mas reciente de cada historia consulte el foro, el blog, o al autor en cuestión.

¡Publícate aquí! Contáctanos para publicar tus escritos, felicitarnos o para alguna queja o sugerencia. Envíanos un e -mail a la siguiente dirección: fabian23ramos@gmail.com O en nuestro blog oficial: http://revistazonafantasma.blogspot.com

Tus escritos no corren peligro alguno y si necesitas retirarlos, Daremos de baja la revista o revistas que los incluyan, reconstruyendo las revistas y poniendo en su lugar un mensaje que diga: ―Esta Historia a sido retirada por el autor‖.


NEWS ¡Gran oportunidad para jóvenes escritores! Lamento realmente no haberles avisado con tiempo a todos los posibles interesados. Si bien esta noticia lleva algo de tiempo en nuestro sitio de Facebook, tampoco lleva lo suficiente, puesto que desde el 15 de Abril de este año, fue lanzada en la página de Lanove una convocatoria al primer concurso “Ligth Time Cup” apoyado también por Chibi Chibi Fansub y otros Fansub más. Las bases son simples y a diferencia de concursos formales de editoriales de renombre, es un concurso que sólo exige 20 o 30 paginas para mostrar. No se trata de una historia corta, al contrario, el concurso pretende encontrar historias que puedan continuar, por lo que un final abierto será lo mejor. Se exigen además entre 2 a 4 dibujos además de la portada. (No son validas las fotografías). Se invita a utilizar el ingenio y presentar visiblemente la novela con la letra y el tamaño que se quiera, siempre y cuando sea visible y legible. Es en especial una oportunidad bien pensada por parte del Staff de Lanove, quienes ofrecen como premio la publicación periódica del ganador en Lanove o Chibi Chibi Fansub, cualquiera que quiera el ganador.

>>Detalles y Bases<<

5 NEWS

Versión Latinoamérica Después del éxito de traslaciones latinas de éxitos americanos, tales como “Tabu Latinoamérica” o “Sobreviví Latinoamérica”, la primera de NatGeo y la segunda de Bio, History Channel lanza la noticia de nuevas temporadas de sus series de éxito en versión latina. Tal es el caso de “Súper Humanos Latinoamérica” que estrenará en junio. Y “Batalla de los Dioses Latinoamérica”. Ambos programas estrenarán pronto, y ofrecen un acercamiento a las tradiciones y el reflejo de toda Latinoamérica. Para celebrar el estreno de “Súper Humanos Latinoamérica” se efectuará una hipnosis masiva en el Zócalo de la Ciudad de México. Y entre los cortos que ha mostrado History sobre “Batalla de los Dioses Latinoamérica” podemos notar que no se ha perdido calidad en la adaptación, y veremos con la calidad de siempre a los principales protagonista, quienes serán los Mayas, Aztecas e Incas. Entre otros más que seguro nos sorprenderán. No se los pierdan por nada del mundo.


El Rincon Rincon dd dd Evcalibur Evcalibur EL

“¡Tonto! Necesito tiempo para pensar. ¡Actuar sin pensar es el mas grande epítome de falta de sentido común!”

Excalibur // SoulEater SoulEater Excalibur

Estandards dd Calidad Cloud: Si bien es cierto que no somos una revista profesional, además de que nadie nos paga nuestro continuo trabajo de hacerles una revista a todos los fans de las buenas historias. Por lo que no es raro que entre nuestras letras encuentren algunos errores de dedo o de gramática. Es muestra de que estamos creciendo y de que algunas veces hacemos esto apresuradamente. (¡Nunca acordamos hacer dos ediciones al mes Locke!) Pero bueno, al visitar TGZ, nuestro foro, se darán cuenta de que últimamente excluimos muchas cosas. Algunas nuevas historias, otras que ya tienen algo de tiempo esperando. Algunas las tenemos reservadas para fechas especiales (Como las antologías de terror de Midnightmoon, que se volverán un especial para los meses de Octubre y Noviembre). Otra cosa es con las historias de algunos, como las de Sylar, que a pesar de muchas ser excelentes, no cumplen con los estándares de calidad mínimos requeridos para ser publicadas en 06 El Rincón de Excalibur

la revista. La verdad es que por ahora no pensamos editarlas para la revista (pues eso consume tiempo). Pero claro, todos los miembros del foro hemos dado consejos de edición, si el chico no quiere salir en la revista o no quiere corregir los errores que le marcamos, pues es cosa suya. Escusas como ―La ortografía no es lo mío‖ me parecen absurdas. Pues como ya se ha dicho antes (y otro mimbro ya lo dijo en el foro) si uno se quiere dedicar a escribir la ortografía es fundamental. Pero bueno, eso ya lo he repetido un sinfín de veces. La calidad en una historia es fundamental y depende de lo mucho que te importe una historia para decidir que tan bien quedará.

buenos escritores siempre buscan pulir los detalles y cuidar que nada quede mal. Un ejemplo de ello es DrakeEpsilon. Ese chico es realmente asombroso. Si han visto la parte de arriba de las noticias de la revista pudieron leer: ―DrakeEpsilon anuncia posible reedición de Crónicas Genki‖ Y eso me hace pensar ―¿Que este chico no puede ser detenido con nada?‖ La calidad de sus historias a cambiado drásticamente desde el primer día en que me puse a leer Delta City 3000. Un claro ejemplo de que todo puede mejorar si estas dispuesto a hacer los cambios necesarios. Por lo que les recomiendo muchos sus escritos.

De hecho, creo que los mejores escritores nunca están satisfechos con sus historias. Los Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Interés General

Retro EDITORIAL

Enciclopedia Recursos Literarios Por Edwin Rodríguez (DrakeÉpsilon) Post #17 Sé que había prometido villanos, pero recordé que hay neutrales así que veamos a esos primero:

Neutrales: Los neutrales suelen ser los siguiente tipos:

Superiores o "Expertos": Seres amenazantes que no ayudan a nadie y lo único que hacen son obstaculizar las acciones del héroe o fa-

08 Enciclopedia Recursos Literarios

cilitar ciertas acciones d e l v i l l a n o (indirectamente y sin conocimiento de ello a veces). Típico que lancen uno que otro discurso y puede que al final (y sólo al final) presten alguna ayuda de utilidad, si es que presta ayuda, cuando ya todo parece perdido. Una pérdida de tiempo tratar de lidiar con estos. Suelen generales, directores o algún maestro de algún lugar recóndito.

El Malandrín: Tipos muy fastidiosos, pero a la vez simpáticos que ayudan a cualquiera por un precio.

Suelen tener muchos contactos con gente del crimen organizado y, o son apaleados por los villanos para que les den información o son sobornados ingeniosamente por los héroes para que los ayuden. También deberían contarse aquí los mercenarios, aunque muchos suelen volverse buenos de tiempo completo. El héroe que se vuelve malo:

Lo cuento aquí porque siempre que se puede el sujeto puede arrepentirse en el último momento y hacer lo correcto... claro que eso nunca lo tenemos por seguro... A veces es necesario matarlo

Zona Fantasma

N°6


para que vuelva en sí y sólo en su agonía dirá algo relevante que a veces no termina.

El villano que se vuelve bueno: Casi lo mismo que el anterior... nunca tenemos seguro de si realmente no recaerá en sus viejas tendencias, aunque si se vuelve bueno, probable que no, pero al inicio si que dará problemas... Algo que mi hermano notó es que siempre en la transición de malo a bueno el sujeto pierde algo de su poder o queda reducido y tendrá que volver a ganarlo lentamente. Mientras que en la transición de bueno a malo el tipo se vuelve asombrosamente poderoso que te mueres de miedo y no te imaginas como lo derrotarán... En fin, me salí del tema... En estos casos, el sujeto puede que haya fingido volverse bueno y al final los traicione en el momento menos inesperado o que alguna oscura influencia los vuelva malos de nuevo temporalmente o los afecte más rápido lo cual los hace inapropiados para misiones que involucren esas cosas, salvo algunas excepciones.

Villanos 09 Enciclopedia Recursos Literarios

Amos de alguna fuerza oscura: Siempre debe haber mínimo algún señor de alguna fuerza oscura... (y no me refiero precisamente a La Fuerza). Por lo común demonios o hechiceros maléficos (o a veces una mezcla de ambos) posee a veces legiones de seres a su control, pero curiosa e inexplicablemente sólo los envía de uno en uno... ¿Alguien me explica por qué la manía de enviarlos de uno a uno? Si yo viera que uno derrota fácilmente a mi leal guerrero enviaría sin pérdida de tiempo a mis más capacitados asesinos a eliminar al responsable, pero en fin. A veces también caen en el típico lema de "Haz tu mismo el trabajo". Tienen siempre poderes colosales y pueden destruir ciudades (y a veces mundos) en minutos o segundos (Aún recuerdo a Freezer decir que destruiría un planeta en los 5 minutos más largos que alguna vez he visto.) Y siempre pierden de manera espectacular. Por lo regular o son por escalas, lo que quiere decir que pude que tenga un Señor Oscuro superior o son la máxima escala luego de mu-

chos villanos con poderes. Pues roguemos que sea esto último...

Villano tonto: Personajes que son vencidos miserablemente en TODOS los capítulos que aparecen (salvo raras excepciones) en varias formas. Por ello son insultados y hasta ignorados. En vez de causar temor, causan risa y tienden a hacer planes tontos y nunca nada les sale bien, siempre terminan fracasando y son por lo general lanzados por los aires o huyen por sus propios pies lanzando maldiciones en contra de la persona que los Derrotó. Como dato curioso los buenos a los que se enfrentan no son listos, es más muchas veces ellos no tienen que hacer nada para derrotarlos. Su naturaleza de tontos es la que los pone en desventaja frente a ellos. También tienden a desarrollar aparatos complejos que nunca funcionan y por lo general siempre trabajan en equipos.

Villano Inteligente: Este es un tipo interesante de Villano. Las razones de este son más profundas que las de sus colegas de líneas arriba. Primeramente él SI tiene una motivación un poco más profunda que conquistar al mundo. Sabe que ser gobernador del mundo es algo que todos buscan, él pelea por razones diferentes. Unos por egoísmo, otros por voZona Fantasma

N°6


luntad propia y otros por alguna promesa que se descubre al final de la historia. En fin, las razones de este tipo de villano siempre serán variadas. Con este tipo de malos, los protagonistas sufren, ríen, y se quiebran la cabeza por comprenderlo. La confrontación entre estos dos es intensa y cuando se da un dialogo entre protagonista y antagonista, nuestro villano no pierde la oportunidad para exponer sus motivos y/o bien confundir al héroe, lo amenaza y hasta le dice sus verdades llevándolo a la histeria. A través de la historia el malo llega a ganarle varias veces al héroe. Sí, lo adivinaron, él/ella es un excelente estratega y manipulador y a diferencia del villano tonto este SI esta rodeado de gente inteligente; malos que como él, son un estuche de monerías y que contribuyen y apoyan su maldad.

Villanos "No soy malo": Tipos que se la viven diciendo que ellos no son malos sino que el mundo los ha hecho así y que nadie entiende sus acciones. Al final siempre terminan volviéndose buenos o muriendo por sacrificarse por alguien que por una vez les hizo sentir comprendidos

10 Enciclopedia Recursos Literarios

(puede ser el héroe o puede ser alguno de sus acompañantes o incluso alguien de relleno.) En fin, seres incomprendidos...

Villanos A La Fuerza: Entran en esta categoría los villanos que al principio eran buenos pero que por manipulaciones del Villano Inteligente (engaño, hipnosis, pactos para salvar su vida, manipulación de memorias o promesas amorosas) se pasa al "lado oscuro" esta clase de villanos al final regresan al lado del bien y aún hipnotizados siguen mostrando su buen corazón en las luchas, a veces no y mejor ni fiarse pues pueden ser asesinos de sangre fría. Se aplica a veces lo mismo del villano "No soy malo". Villanos "Buenos" o "Reformados": Nos referimos a esos tipos que después de destruir medio mundo, deciden que ya estuvo bien y se pasan tan campantes al lado de los buenos, pero no se confíen demasiado, pues esto lo hacen por conveniencia y en el momento menos pensando vuelven a ser malvados si esto favorece sus intereses, que

no siempre son los de los chicos buenos.

Villanos parientes o amigos: Por citar una línea muy famosa ahora que releí lo de los Giros Argumentales: "Luke, Yo soy tu padre..." Sí, nada mejor que ver que el villano sea el padre, hermano, mejor amigo, primo, sobrino, nieto, etc del héroe (o al revés) para crear en este un conflicto de por qué se volvió así. Por lo general son muy fuertes o en su defecto conocen muy bien las debilidades del héroe lo cual siempre les da algo de ventaja.

Clones malvados: Nos es lo más inteligente de usar, pero a veces se da… Superman tenía a Bizarro, Spiderman tiene a Venom. Así que podemos darnos una idea de como son estos villanos. Son básicamente duplicados oscuros (es decir malvados) y por lo general tienen los mismo poderes que estos. Pueden ser producto de un hechizo, venir de una dimensión alterna, clones genéticos, divisiones místicas, etc. En verdad no importa, pero al final será el peor oponente del héroe porque nada peor que enfrentarse con él mismo. Y creo que esos son todos por ahora... Si creen que me faltó uno o más... no duden en escribirlo...

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Cap. 1.1 (Luck) Bajo mi cabeza mientras cierro los ojos y expulso un suspiro lleno de frustración. Sentado con mi computadora personal en mis piernas, esperando el autobús en la parada cerca de la preparatoria. Entro a mi blog, tan solitario como siempre; 13 entradas, 5 comentarios y la mayoría de ellos son del tipo ―me gustó, sigue mi blog‖. ¡Dios! Que frustración. ¿Existen realmente esas historias de éxito de escritores que llegan a ser famosos de jóvenes y después llegan al cine y tienen clubs de fans? Es demasiado irreal. Seguro se trata de un escritor escribiendo una complicada e 11 FATE.EXE

Interés General

inspiradora historia de éxito. Quisiera que fuese más sencillo. Gracias a la tecnología puedo programar la publicación de la historia, de tal forma que las horas y los sucesos ocurran, a vista del lector al unisonó con lo dictado. Mi mente comienza a repasar lo último que he publicado. Son sólo retazos de una historia nada definida en mi cabeza: ―El chico de la motocicleta avanza con decisión ante aquella figura de traje. Era como ellos se ocultaban ante los ojos de los humanos. Todo a su alrededor se había detenido, así era como ellos trabajaban: lo detenían todo en un rango circular que se separaba de la realidad por un momento, lo

NEW EDITORIAL

suficiente como para que nadie lo notase. El hombre de traje divisa al chico y evade a tiempo a la motocicleta para evitar que le arroye. El joven frena duramente girando sutilmente la motocicleta. Baja de un salto y extrae un pequeño rifle de mano que sostiene sólidamente disparando directo a la cabeza del hombre. Dos disparos, tres, cuatro. Sin importar el número el hombre no deja de avanzar hacia él con aquel rígido rostro y esa fría mirada. La sangre corre por los orificios hechos por el chico mientras este se muerde los labios, frustrado. El hombre extiende uno de sus brazos y arranca con extrema facilidad una señal de transito del suelo, la cual empuña como si se tratase de un hacha. El joven continua disparando, retrocediendo un poco por culpa de su enemigo, quien sigue avanzando. El hombre levanta sus brazos, alzando con ellos la señal de transito. Deja caer su improvisaZona Fantasma

N°6


da hacha que parte en dos el cuerpo del joven, entrando desde un lado de su cuello, por el hombro, atorándose entre su carne y pulmones. El chico se sostiene apenas, escupiendo sangre y levantando la mirada para ver al tipo mientras su corazón se acelera y junto a eso la sangre que fluye de su pecho aumenta. –Odio esto. –Pronuncia el chico mientras suelta el rifle y con la mano libre comienza a levantar la señal de transito, para retirarla de su cuerpo. Lo que le ocasiona más pérdida de sangre y unos cuantos quejidos de intenso dolor mientras cierra los ojos. Tan pronto retira el objeto extraño a su cuerpo, las dos partes que le componen ahora vuelven a unirse en una. Levanta nuevamente el rifle del suelo y lo...‖ Ahora veo el problema. Es meramente texto sin sentido. No hay duda de que hay acción y gore, cosas populares para algunas minorías, pero ¿qué tiene de interesante un héroe inmortal? ¡Es tan absurdo y aburrido! Si sigo recordando lo que publiqué sólo encontraré más detalles que afirman ese estereotipo. Doy otro suspiro y levanto mi brazo para observar la hora; 9:45. Sonrío levemente, a las 9:46 explota la gasolinera cerca del instituto, en el texto. Si, el misma que puedo ver al girar la cabeza, puesto que suelo narrar historias de ficción ambientadas en los lugares en los que vivo. No me juzguen, tal cosa me hace apartarme de lo monótono de mi... Mis oídos zumban y una ola de calor me alcanza, abrazándome duramente, haciéndome caer de mi lugar. Me cubro como puedo con mis brazos.

12 FATE.Exe

Puedo sentir el color rojo atravesando mis parpados cerrados. ¡La gasolinera! ¡La gasolinera ha explotado! ––ArimeBooble se ha conectado al chat–– ArimeBooble: ¿Vieron esa explosión que hubo cerca de la preparatoria del norte? Renko56: Para cuando la oí sólo alcancé a ver la bola de humo. Cloud_Fire: Yo no vi nada. ––DantesLocker se ha conectado al chat–– Renko56: ¡Oh! ¿Alguien nuevo? DantesLocker: ¿Viven en San Good? ¿Supieron que pasó? Renko56: ¿Así te presentas? Por lo menos dinos como encontraste este chat. DantesLocker: Busqué información acerca de la explosión en internet y pues ustedes salieron. Cloud_Fire: Deberías restringir la entrada, Renko. Renko56: No, me parece bien que se nos una. ArimeBooble: Si, bienvenido. Yo escuché que la explosión fue en una gasolinera. DantesLocker: Si, eso lo sé, estuve cerca. Pero la policía aseguró el lugar y no han dicho nada. ArimeBooble: Seguro es porque hay difuntos. No deberías indagar en eso. Renko56: Fue una bala de rifle. ArimeBooble: ¿Qué? ¿Cómo sabes eso? Renko56: Tengo mis contactos. Hay cuerpos quemados y uno extrañamente sostiene un poste de señalamiento vial. Pero no han encontrado el arma. DantesLocker: No puede ser. Renko56: Si, lo sé, es un caso extraño. Cosas que no se ven todos los días. Renko56: Cosas que no deberían pasar en ciudades como esta.

Renko56: ¿No lo crees, Cloud? ––Cloud_Fire se ha desconectado del chat

Cap 1.2 (Yona) Que sorpresa. Dos chicos nuevos. Desde temprano no les he apartado el ojo. Cada uno parece ser el contrario del otro; callado y ensimismado y el otro amigable y extrovertido. Escucho las voces de las chicas a mi alrededor, debes en cuando las veo a los ojos y doy un amistoso ―si‖ con una sonrisa. Es todo lo que quieren de mi parte. Después de todo, no hay que hacer mucho una vez que se es popular. –¿No creen que se parece un poco aquel chico que murió hace un año? –Dice una chica a mis espaldas mirando de forma nada sutil al chico callado. –Es verdad, se parece un poco. Aunque la verdad nunca vi con detenimiento las fotos del periódico. –Contesta otra chica a mi lado. –Odio los accidentes de tránsito y esas fotos estaban llenas de sangre. –Seguro algún pariente lejano, de por si todos los chicos de la ciudad se paren un poco. Pues sí, es una ciudad pequeña, pero al mismo tiempo estoy segura de poder reconocer a aquel chico. ¿Realmente podría ser… –Buenos días, chicos. –Dice el anciano profesor entrando directamente al salón para tomar su asiento. El viejo parece estar sorprendido del silencio generado en el grupo a su entrada. Gira un poco la cabeza ajustando sus gafas. En la primera fila, adelante, justo cuando fija la vista sobre él, el chico amigable le saluda moviendo la mano y mostrando una larga sonrisa. Las risas del grupo cubren el salón por un momento. –Un nuevo alumno. –Pronuncia el profesor con su rasposa voz. –Dos, profesor. –Apunto desde mi lugar en centro de la clase, girando mi cabeza hacia la derecha donde en la última fila se Zona Fantasma

N°6


mantenía callado y con la cabeza abajo el otro chico. –Ya veo. Algo extraño, pero no imposible. –Masculla el profesor tomando asiento y extrayendo la lista de la clase y un bolígrafo. –Bueno, la señorita pelirroja es Yohana Arisa, presidenta de la clase. ¿Nos harían favor de presentarse ustedes? Empezando con el chico del fondo. El callado chico se levanta de su butaca lentamente, puedo escuchar como exhala un suspiro de frustración y mira al grupo con algo de timidez. –Yo… soy Kiel Garza. El viejo profesor anota el nombre en la lista y justo cuando ―Kiel‖ piensa sentarse el profesor vuelve a referirle: –¿Lugar de procedencia? ¿Razón por la que está aquí? –Yo… –Sus padres se mudaron desde la ciudad de MoonClove, cuestiones familiares, hay que cuidar a la abuela. – Dice el otro chico con un tono de chiste y una sonrisa maliciosa, provocando nuevamente las risas de los alumnos. –Bastante gracioso niño. ¿Cómo sabes tú eso? –Soy su hermano. –Responde el chico al profesor, poniéndose de pie. – Soy Rice Garza, hermano menor de Kiel. Yo tengo 15 y él 16. –¿Hablas en serio? –Pregunta un chico al lado de Kiel. –Sí, me adelantaron un año por mis buenas calificaciones en la escuela. –Ya veo. Es raro ver este tipo de circunstancias. Tomen asiento la clase está a nada de comenzar. El profesor vuelve a la clase y concentrándome ahora en las palabras del viejo pierdo de vista a los hermanos. Las horas transcurren y llega el receso. Salgo del salón seguida por

13 FATE.Exe

mi sequito de chicas. Me siento en el lugar de siempre; una banca en medio de las aéreas verdes de la escuela cubierta del sol a mis espaldas gracias a los enormes arboles bambu que rodean el sitio. Desde mi posición podía ver perfectamente a los dos chicos nuevos. El más pequeño rodeado de los chicos del salón quienes reían ante sus palabras y al otro extremo, más alejado el hermano mayor solitario y encimado en sus pensamientos mientras sostenía su celular. –¡Oh miren! ¡Un chico de tercero está observando a Yohana! –Dice una de las chicas que me rodean haciendo voltear hacia su dirección. A mi izquierda casi en la entrada de la escuela un chico alto, moreno y con una laptop en la piernas parecía mirarme fijamente hasta que nota mi respuesta y agacha la mirada rápidamente. –¿Sabes quién es? –Pregunta otra de las chicas. –Es Lucas Locket. Es un chico lindo, pero nunca muestra interés por las chicas, pareciera tenerles miedo. –Una amiga mía estuvo con él en la secundaria. Eran buenos amigos, pero al hacerle la pregunta el simplemente dejó de hablarle. –Así que… ¿soy objeto de su interés? –Impulsivamente me levanto de mi asiento, sintiendo la dominante necesidad de caminar hacia el chico y hablar con él en persona. Camino hacia el con decisión, aparta la mirada de la pantalla

cuando me tiene justo en frente. Parece entre asustado y nervioso, lo que me provoca una sonrisa. –Hola. –Digo extendiendo mi mano para saludarle. –Soy… –¿Yohana… Arisa? –Oh… si. ¿Cómo sabes mi nombre? El chico abre los ojos de una forma tan extraña. Mirándome como si hubiese visto un fantasma. Cierra rápidamente su laptop y se lanza a correr, lo pierdo de vista tan pronto entra al pasillo entre los salones. Mis ―amigas‖ corren hacia mi tan pronto el chico ha desaparecido. –¿Estás bien, Yohana? ¿Te ha hecho algo? –¡Yo creo haberlo visto tocarte un pecho antes de huir corriendo! Todas comienzan a gritar, indignadas. –No, no, nada de eso. Parece ser algo tímido. –Digo intentando calmarlas. Ese chico sabía mi nombre. Que miedo. No pensé ser tan popular incluso para los chicos de tercer grado. Seguro que me conoce de antes, aunque no siento que sea eso, nada parecido al sentimiento que tengo por Kiel, el chico nuevo. –DantesLocker se ha conectado al chat– DantesLocker: ¡Sabia su nombre antes de conocerla! ¡Es el mismo que el de la chica de mi cuento! DantesLocker: Nadie en el chat?? DantesLocker: Mejor… creo que me juzgarían de loco. DantesLocker: Mi mente debe estar jugando conmigo. LockeMurder: Mi jefe cree que tus escritos son excelentes DantesLocker: ¿Qué? ––LockeMurder se ha desconectado.––

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

18 FATE.EXE

Historias

Interés General

Retro EDITORIAL

Zona Fantasma

N°4


Capitulo 1 Entrenamiento Eran las seis de la tarde, a esa hora todos los días miércoles Ziz iba a entrenar al cuarto de entrenamiento con Artes de Sellado. Esta era una sala de aproximadamente doce metros cuadrados por cuatro metros de altura en la parte más profunda de la base, era un lugar especial diseñado para entrenamientos de alto nivel tenía un mecanismo diseñado por ingenieros, artesanos y hechiceros pero que posteriormente fue ampliamente mejorado Nemain Seixas, hermana menor de Brighid, la función del mecanismo integrado en la sala era crear invocaciones de demonios, ángeles u otros seres para simular batallas reales. El practicaba en este cuarto regularmente con invocaciones de nivel diez o superior que podían igualar el poder de demonios del círculo principal o de arcángeles, debido a esto las batallas se volvían muy intensas y muchos otros miembros de la organización veían con curiosidad. Ese día el solicitó a los ingenieros en turno una invocación extraña, se trataba la invocación de un licántropo. Todos se preguntaron con curiosidad el hecho de que haya decidido entrenar con una invocación de un ser que esta ya exterminado, pero lo que la gran mayoría no sabía era que había hecho esa elección para recordar a Ángela. Después de hacer su petición ingresó a la sala a la espera de que se realizara la invocación, así como el entró se alzaron las barreras de sellado construidas con magia de alto nivel para que aquellas invocaciones no puedan salir del lugar y atacar la base. Este esperaba ansioso y mientras tanto Kyle miraba con curiosidad al darse cuenta que sólo quería liberar toda la tensión que le presionaba. Poco a po-

15 Elemental Power

co apareció la invocación de un licántropo, era un ser bestial de forma humanoide con más de dos metros de altura y colmillos tan afilados como navajas. Ziz cerró momentáneamente los ojos, no estaba acumulando alma en su mano izquierda y sólo se colocó en una posición de ataque que ya todos conocían solamente con verla: The Requiem, así es como la llamó su creadora alguien tan fuerte que todos sabían su nombre, un nombre que estaba grabado en la mente de él a cada momento. Al ser invocado en su totalidad aquel ser arremetió rápidamente contra Ziz, el cual permaneció con los ojos cerrados sintiendo la presión del aire que era desplazado mientras el licántropo se acercaba violentamente, de esta manera lo esquivó apoyando una mano izquierda en el suelo e impulsándose para acertar una patada en el torso del licántropo, mientras lo hacía recordó por un momento a Ángela, la cual conoció aquel día donde al mismo tiempo conoció un mundo totalmente diferente del que nunca había imaginado su existencia.

El día cuando su vida cambio Su mente comenzó a divagar en los recuerdos de ese mismo día y lo invadió la nostalgia, mientras continuaba la pelea con aquella bestia. —¿Qué haces? Vete fuera de aquí —dijo un carnicero mientras un Ziz adolescente con ropa desgastada estaba sentado en la orilla de un callejón, la gente que pasaba le miraba con curiosidad—. Asustas a mis clientes —gritó mientras le daba una fuerte patada a este em-

pujándolo a la oscuridad del callejón. En esas épocas era común ver niños vagando así como él lo hacía en ese momento, pero no en esa zona donde todos se creían más ricos de lo que realmente eran, no era aceptado ver algo así. El sabía que fácilmente habría podido liquidar a aquel mal nacido pero prefería no llamar la atención, así que decidió esperar a la noche, comenzó a vagar por el callejón mientras imaginaba las diferentes formas en que lo podía hacer sufrir, riendo de una forma muy enferma, adentrándose aun mas al callejón, finalmente salió a un terreno baldío que en un futuro sería una fabrica y esperó a que llegara la noche mientras dormía. Se despertó ya entrada la noche había dormido más de lo debido, aquel mal nacido sobreviviría un día más. Se levantó y fue a conseguir algo de comer, con sus habilidades era sencillo entrar a negocios y tiendas, pero de repente escuchó una fuerte respiración acercándose cada vez más a él, instintivamente se movió de ahí y bien le sirvió ya que sintió como el aire fue cortado por unas grandes garras a centímetros de él. Desde hace varios días en esta ciudad han aparecido diversos cuerpos literalmente destrozados, el al leer las noticias había supuesto que en su locura había sido él quien había hecho esa tarea, pero al ver a aquel ser se dio cuenta que realmente no era él, sino aquella bestia que superaba los dos metros aun encorvado que lo miraba con ojos asesinos de color rojo, a pesar del temor de estar enfrente de esa cosa, sintió un alivio por el hecho de que evidentemente no se estaba volviendo loco y no mataba sin saberlo. Él se quedó petrificado sin saber qué hacer, desde que aquella cosa llegó a su mano y comenzó a tener todas esas habilidades pensó que estaba enloqueciendo y el hecho de haber hecho sufrir así a sus propios padres confirmo sus temores, pero… simplemente… eso era demasiado. La bestia volvió a atacarlo con esas enormes garras que tenía en cada mano y el de una extraña manera logró esquivarlo, todavía no controlaba sus poderes pero aun así pudo aparecer un tubo de metal deforZona Fantasma

N°6


me en su mano izquierda con el que trató de golpearlo, pero no sirvió de nada esa cosa agarró el tubo y le pegó con el antebrazo aventándolo directamente contra una pared, el sintió que se había roto una costilla o dos y el dolor lo hizo gritar pero ahí no había nadie que escuchara sus gritos, pensó por un momento que aun aunque lo hubiera no podrían hacer nada contra esa cosa, así que solamente cerró los ojos y aceptó su fin… pero aquel fin no llegó. Abrió los ojos y vio la silueta de una joven delante de él, la cual pateó rápidamente a aquella bestia directo en el cuello, ataque que le hizo retroceder. —No te muevas de donde estas… — dijo aquella joven y prosiguió en el ataque. La batalla duró unos cuantos minutos en los que Ziz miro fascinado, la bestia no lograba darle ningún golpe a ella ya que los esquivaba todos y arremetía rápidamente contra él en una combinación de patadas y golpes agiles y veloces que terminaron derribando a la bestia derrotada, ella volteó algo cansada mirándolo. —Hola mi nombre es Ángela ¿Estás bien? Los miembros de la organización no tenían autorizado dar su nombre con tal facilidad pero ella sintió que no tendría ningún problema revelándoselo a él, ya que muy adentro de si sabía que él era un aliado —Sí, gracias. Ziz estaba totalmente impactado por el espectáculo que acababa de ver, lo que ambos no sabían era que eso no había acabado, el licántropo se levantó sigilosamente y atacó a Ángela por la espalda, el no se dio cuenta en qué momento reaccionó, pero hizo aparecer rápidamente una espada de una figura perfecta en su mano y se la clavó a aquel ser justo en la yugular matándolo por completo, ella giro la cabeza sorprendida viendo como el 16 Elemental Power

licántropo moría y regresó su mirada a él. —Creo que esta vez seré yo quien te agradecerá. ¿Deseas venir conmigo? Veo que no tienes un mejor lugar al cual ir, ahí donde vamos será como una nueva familia para ti —le dijo ella mientras le sonreía y le estiraba la mano. A partir de ese momento la vida de él cambio por completo y de una manera sorprendente la de ella también. Aquel licántropo estaba moribundo en el suelo, pero ahora ya no estaba en ese callejón de New London, sino que estaba en la base de La Organización y todo eso únicamente habían sido recuerdos, sin darse cuenta había derrotado a aquella bestia de la misma forma que lo hizo Ángela tres años atrás, el apareció una espada de la misma forma y tamaño que aquel día clavándosela justo en la yugular y así terminó el entrenamiento de aquel día. Ver pelear a Ziz era todo un espectáculo, era de los mejores del lugar y para Brighid verlo usar The Requiem le sorprendía porque así aprendía un poco más de lo que ya no pudo terminar de aprender con Ángela debido a su desaparición, así que mientras el salía de la sala de entrenamiento todos lo miraban y lo felicitaban cosas que el ignoraba totalmente y no porque fuera humilde sino que simplemente no le importaba ninguna de esas personas, tampoco le importaba Nusku, Verena o Brighid… realmente no le importaba nadie en La Organización, aun así ese pensamiento era un error, solamente le importaba una persona en todo el jodido mundo y esa persona estaba desaparecida desde hace aproximadamente de un año.

Nueva Misión Ahí estaba, la oficina de Kyle con el mismo aire que tenía el día que Ziz entró pero ahora el invitado no era él, era otra persona, de hecho decir invitando es un error ya que realmente era una invitada. Sentada del otro lado del escritorio se encontraba una joven de apenas dieciséis años con un una mirada desinteresada y un cabello de color rosa con ojos marrón, era Nemain la chica genio, su gran intelecto se debía a la misma razón que las habilidades de Ziz, ambos fueron poseídos por un elemental, pero no cualquier elemental como el que está dentro del cuerpo de Nusku, el elemental que los poseyó a ellos son fragmentos de algo que bien le pueden llamar dios, pero que en La Organización se conoce como el Elemental Creador. —Te encomiendo personalmente esta misión, yo se que tú la harás con perfección —le decía Kyle mientras le entregaba un sobre amarillo—. Escoge bien a tus miembros para esta misión. —No necesito escoger a nadie, sólo quiero ir con Ziz —dijo ella con aire autoritario. —Pero Ziz no puede salir a misiones ahora, sabes que desobedeció las ordenes en su misión anterior, además el no es un miembro apto para esta misión, ¿Acaso dudas de mi juicio? —No dudo del tuyo, pero dudo del de mi hermana para definir si el desobedeció una orden o no. Me necesitas para esta misión y lo sabes, sólo me podrás tener si permites que Ziz vaya conmigo. —Dejarme extorsionar por una niña, que patético soy —dijo mientras suspiraba por un momento para después continuar—. Está bien permito que te lo lleves pero te advierto, la misión no se cumple con éxito y ambos quedarán destituidos. —No te preocupes Kyle, la misión será un éxito. Se dieron un apretón de manos y ella salió de su oficina, dejándolo con un aire de duda sobre si había tomado la decisión Zona Fantasma

N°6


correcta o no. Después de entrenar, aquel joven de actitud arrogante y mirada vacía iba de camino a la zona de las habitaciones, para al fin descansar. Mientras caminaba podía ver los oscuros pasillo que conducían a esa zona decorados con luz artificial y unos extraños cuadros, caminó por todo el pasillo y entró a su habitación era la número 56, una de las ultimas construidas, las habitaciones de ese lugar tenían apenas unos metros cuadrados de tamaño pero eran confortables para aquellos que no tenían otro lugar. Al entrar todo estaba oscuro y al decidirse a prender la luz pudo divisar una silueta parada al otro extremo de la habitación. —¿Qué deseas? —preguntó él con un tono autoritario, pero a la vez dudoso. —¿No puedo venir a ver a un viejo amigo? —respondió con una pregunta la silueta, la cual tenía la voz de una mujer joven. Ziz prendió la luz y ahí estaba frente a sus ojos, la chica genio y líder de la división de Investigación y Desarrollo, Nemain Seixas. —Yo no tengo nada que ver contigo así que sal de mi cuarto. —Me tratas de una manera tan grosera después de haber conseguido que fueras a una misión conmigo. Qué lamentable. —Pensé que estaba destituido temporalmente. —Pero ya sabes lo persuasiva que puedo llegar a ser —dijo 17 Elemental Power

mientras se acercaba a él. —¿Y cuál será mi misión? ¿Cuidarte las espaldas? — preguntó él con tono de burla. En ese momento el se arrodilló en el suelo debido a un fuerte dolor en la cabeza. —En cualquier momento te puedo demostrar que yo soy mejor que tu —dijo ella mientras se acercaba a él tomándole la cara con una mano—. Pero no será necesario —se levanta rápidamente y se dirige a la puerta de la habitación—. Prepárate salimos mañana a primera a hora. Al salir ella de la habitación, Ziz se pudo incorporar, «No es nada tonta —pensó él—. Si me hubiera liberado antes, se hubiera convertido en una presa mas». Nemain una niña inteligente pero berrinchuda y maliciosa, así la solía describir, desde hace tiempo la conocía pero nunca le había gustado tener trato alguno con ella, aun menos trato del que desearía tener con las demás personas las cuales fácilmente podía utilizar, pero ella no era así, era demasiado inteligente para poder ser utilizada de la manera que había utilizado a los demás y aun así… «Iré a esa misión con ella», pensó él. —Maldita —dijo en voz alta, sabiendo que posiblemente todavía lo estaba escu-

chando con alguno de sus malditos artilugios, aunque evidentemente no era así. Sabiendo que realmente lo que dijo ella era cierto, que saldrían a primera hora, decidió en lugar de descansar ir a la división de Magia y Sellado por un extra para su guante. La organización a pesar de tener una tarea para el bien de la raza humana, su organización interna era la de una empresa, al cumplir una misión recibías puntos que podías canjear, muchos de esa manera consiguieron una casa fuera de la organización y ya no viven ahí. Pero él no se podía dar ese lujo, su poder era incontrolable para una pequeña mente humana, quizá para la de Nemain no, pero para la de él era demasiado, por esa razón en La Organización le diseñaron un guante que sincronizaba su mente con el poder de su mano, pero constantemente tenía que volver a sincronizarse para de esa manera poder crear más cosas que lo harían cada vez más poderoso. Con ese fin acudió a la división de Magia y Sellado, la cual estaba ubicada en una gran habitación que tenia la fachada de una biblioteca debido a la gran cantidad de libros y estantes que había ahí. Con unas puertas al fondo que tenían encabezados como «Habitación de Sellado», «Habitación de Maldición», «Habitación de Purificación» y otros del mismo estilo haciendo un total de 8 habitaciones, unas mas especializadas que las otras. —Que gusto tenegte pog aquí —dijo una voz varonil con un marcado acento francés—. Tu mano siempge nos tgae novedades —continuó. Ziz volteó a verlo y se pudo dar cuenta que aquella persona era Maurice Le Page, el jefe de la división de Magia y Sellado, un señor de aproximadamente 30 años con un corto pelo rubio, una bata negra y unos lentes delgados. —Deseo que sincronicen mi mano —dijo Ziz con el mismo acento autoritario de siempre. —¿Y ahoga que quieges cgeag? ¿Un cañón de mano? —Podría ser. Zona Fantasma

N°6


—Eso déjaselo a tu amiga Nemain, no cgeo que tú puedas dispagag bien algo de eso —le dijo mientras le tocaba la espalda, Ziz se molestó al oír su nombre y recordar lo que sucedió hace no más de una hora—. Paga ti tengo algo mejog. Samanta te lo explicagá mejog —le dijo mientras lo empujaba con la mano que puso en su espalda—. ¡Samanta! Explícale nuestgo pequeño descubgimiento. Ziz por un momento pensó en atacarle, el odiaba que le tratasen así, pero en la organización debía de ser prudente. Pudo ver como se acercaba con pasos apresurados una niña de no más de 15 años con un largo pelo castaño y de igual manera con una bata negra. En la organización así como la división de Investigación y Desarrollo usaban bata blanca, los de la división de Magia y Sellado usaban una negra. —Aco-co-mp-p-a —dijo tartamudeando la niña y él se empezaba a molestar, pero asintió con la cabeza dando a entender que la seguiría.

—Vamos Samanta, no te pongas negviosa. —gritó Maurice mientras se alejaban. Se dirigieron a la habitación que decía «Magia de Transporte», durante todo el camino la niña estaba con la cabeza gacha totalmente nerviosa, pero al entrar a la habitación su actitud cambió completamente. —Lo siento —dijo ella con mirada tranquila—. Por tartamudear hace unos momentos. Ziz no entendía ese cambio de actitud tan drástico, pero pudo suponer que se debía a que esa habitación era su zona de confort. —Bueno, por la naturaleza de tu poder nos hemos dado cuenta que cuando creas algo realmente no haces mutar la materia que esta alrededor de tu mano, simplemente transportas materia desde un limbo creado por el mismo Elemental Creador. Claro está que con el transporte la materia que 18 Elemental Power

esta donde debería estar el objeto transformado son cambiadas por las que había en ese limbo, pero digamos que es más rápido cambiar materia que vaya llegando de la forma que lo deseas en lugar de transformar la materia a tu alrededor —estaba diciendo ella, pero vio que Ziz realmente estaba ignorando mucho de lo que ella decía —. ¿Me sigues? —Sí, claro —dijo él con aire desinteresado. —Continuo, por lo que de la misma manera tú podrías hacer lo mismo. Crear un espacio desde el cual puedas transportar cualquier cosa que se te antoje completa en lugar de crearla usando la materia que transportas desde ese limbo, eso haría que tu alma se agote menos al usar tu poder. —Realmente lo único a lo que le preste atención fue a lo último, y es suficiente para mí —dijo él con ese tono desinteresando y a la niña le ardieron los ojos de furia. «Eres un maldito», pensó ella. Le tomo la mano del guante y la comenzó a examinar. —Este guante ya está viejo, en poco tiempo tendremos que restaurarlo —dijo ella—. ¿Qué tanto haces con él? —Lo que tú no haces… pelear. Samanta se molestó y le señaló el centro de la habitación, Ziz ya sabía la rutina así que no se movió, en cambio ella se acercó le pintó un signo en su guante, otro en la frente y finalmente otro alrededor de él. —Magia de Transporte, Elemental Creador, Habitación de Transporte —recitó ella y una luz brilló alrededor de los 3 signos por unos segundos para después desaparecer —. Eso es todo. —Veo… —dijo mientras comenzaba a reír—. Este poder es mucho más interesante de lo que lo

hiciste sonar. —Podrías salir de esta habitación por favor —dijo ella tranquilamente, pero se notó un tono de molestia en su voz. Ziz salió de la habitación para encontrarse con Maurice el cual estaba platicando con una joven sentada en la mesa, al parecer este le dijo que esperara y se dirigió hacia él. —¿Y Bien? ¿Qué te pageció eso? —dijo Maurice mientras se acercaba a Ziz. —Es interesante. —Bueno pedigé que te descuenten tus puntos más tagde, en este momento estoy ocupado —le dijo mientras se daba la vuelta para regresar con aquella joven.

—Nos vemos luego —respondió y salió de la división de Magia y Sellado. Regresó rápidamente a su habitación y por fin tomó un gran descanso, el día que supuestamente seria para descansar, le dejó mas agotado que la misión del día anterior. Ya era de mañana y el se encontró con Nemain para partir a la misión. —¿Cuáles son los detalles de la misión? —preguntó él. —Vamos rumbo a Francia, iremos a ver a un coleccionista que está en la cercanías de la ciudad de Lille. En este momento iremos a Portsmouth para tomar un barco de La Organización que nos llevara a Francia. Los demás detalles te los daré una vez estando en Francia. —¿Por qué no me dijiste que iríamos tan lejos? –cuestionó algo molesto. —No lo vi necesario. —Eres despreciable. —Gracias, tu también. De esta manera ambos partieron, tomaron un ferrocarril que los llevaría hasta Portsmouth y de esta manera empezó su nueva misión. Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Interés General

NEW EDITORIAL

Jamás Me Olvides QUINTA PARTE GATO ENCERRADO CAPÍTULO I En el vestíbulo de una mansión, un hombre de unos 28 años, de cabello negro y mirada intelectual, vestido en una bata negra y pantuflas, baja caminando las escaleras mientras toma una taza de café. Mientras aún trata de despabilarse tras una ajetreada noche, el joven se dirige a la puerta para recoger el periódico, mientras que se detiene un momento para observar un mueble que tiene encima unas fotografías, la primera de lo muestra a él, cuando tenía 16 años, junto a sus padres en la entrada de la mansión. En la segunda fotografía, sé muestra a él hace poco, en el mismo lugar, junto a su esposa e hijo, los cuales son muy pareci-

20 Jamás me olvides

dos a él. De pronto, algo interrumpe sus cavilaciones, es su celular que empieza a sonar. -¿Qué? ¡Habla más despacio Takagi, no puedo escucharte bien! ¿El periódico de esta mañana? No, aún no… -¡Pues deberías Shinichi! – responde por el otro lado un detective de cabello negro, peinado con las puntas hacia adelante. -¡TE SORPRENDERÁS TANTO COMO NOSOTROS! – se oye el grito de una mujer de cabello oscuro cortado hasta el cuello. El problema fue que cuando pegó el grito, su esposo se asustó tanto que lanzó el celular por la ventanilla y fue aplastado por otro auto. Su mujer sólo se le queda viendo con cara de ―lo siento‖. -Aló… ¿Takagi? ¿Sigues ahí? – se pregunta poco después Shinichi, pe-

ro al ver que no responden, se lleva una mano a la frente y niega con la cabeza – Takagi, Takagi, esa esposa tuya sí que… - debido a que no quiere enojarse, mejor da un suspiro y finalmente sale de la mansión y toma el periódico que tiene a sus pies y lee los siguientes encabezados: - ―IDENTIDAD DEL BARÓN NOCTURNO FINALMENTE SERÁ REVELADA‖… ―ESTACIÓN DE POLICÍA DARÁ A CONOCER HOY AL NUEVO INSPECTOR‖… - Mientras que Shinichi intenta leer el segundo encabezado, finalmente se sorprende, aparta el periódico y escupe todo el café que acababa de sorber… - pero qué han hecho estos dos… - dice con una sonrisa en el rostro, mientras observa la fotografía de sus padres. MIENTRAS TANTO -Mientras todos los asistentes voltean a ver de dónde proviene la voz, esta finalmente dice… - se oye la voz de un niño, el cual se encuentra tecleando en una computadora – la identidad del Barón Nocturno es...

Zona Fantasma

N°6


-¡CONAN! – se oye gritar a Shinichi, el cual baja las escaleras hacia el sótano, totalmente furioso. -¿Te podrías callar? Algunos intentan dormir… - contesta el niño, quien no voltea a ver, pero guarda el archivo. -¡Me pueden explicar qué significa esto! – dice, mientras avienta el periódico contra una mesa, pero finalmente se da cuenta de que lo acaban de insultar ¡Espera, quién eres tú para tratarme de esa manera! -Disculpa papá… - responde el niño cabizbajo, sólo se voltea y señala hacia un sillón que hay cerca. Cuando el detective voltea a ver, sólo puede observar a su esposa, acostada en el sillón, y nada más puesto que una blusa ligera de tirantes y un pantalón corto de lona. Debido a la poca ropa que lleva puesta, la joven está tiritando de frío. -Después hablaremos de esto… - dice finalmente Shinichi mientras toma a Ran entre sus brazos, la cual al sentir el calor de su esposo, se acurruca entre su pecho. El detective sólo se acomoda un poco y empieza a subir las escaleras – voy a ir a dejar a tu madre a la habitación, cuando vuelva, quiero verte cambiado y desayunado, listo para ir a la escuela – sentencia Shinichi antes de desaparecer del sótano. -Yo ya estoy cambiado… - responde el niño entre dientes mientras apaga la computadora, pero en eso ruge su estómago – pero sí tengo hambre – comenta, mientras con una sonrisa en el rostro se baja de un salto de la silla, debido a que sus pies aún no alcanzan el suelo.

CAPÍTULO II Poco después del incidente en la mansión, padre e hijo finalmente se dirigen a la faena diaria que le toca a cada uno: Conan a la escuela primaria y Shinichi a la estación de policía. -Maldito tráfico… - comenta Shinichi entre dientes, el cual va conduciendo una patrulla encubierta, la cual se encuentra atorada en un tráfico terrible. -Oye papi – comenta el niño. -Sí… -¿Por qué me llamo Conan? -Lo mismo me he preguntado yo desde el día en que naciste… yo quería ponerte un nombre más tradicional, pero todo fue idea de tu madre, al parecer estaba leyendo un libro el día antes de que nacieras, y se sintió identificada con ese nombre así que te lo puso en el

21 Jamás me olvides

momento en el que viniste al mundo… -Ah… - comenta el niño, el cual sólo observa detenidamente a su padre, pero al parecer la respuesta no lo convenció mucho que digamos – ¿Te puedo hacer otra pregunta? -Adelante… -¿Qué pasó con los abuelos? -Esperaba que nunca me dijeras esa pregunta… - responde el detective, dando un suspiro – hubiera preferido que me preguntaras de dónde vienen los bebés… -De hecho, en la escuela… -Era una pregunta retórica – dice lanzándole una mirada para que no lo vuelva interrumpir – déjame a ver si recuerdo... FLASHBACK -Cartas de fanáticas… cartas… cartas… más cartas… recibo de luz… carta de la editorial de papá… cartas… cartas… cartas… y más cartas… - comenta un Shinichi de 16 años, el cual se encuentra separando la correspondencia que llega a la mansión. -No deberías dejar que Ran mire esas cartas de tus admiradoras, sino la vas a pagar muy caro – comenta un profesor que se encuentra cerca de Shinichi, reparando un invento suyo. Él está vestido en una bata y camisa blanca, con unos pantalones beige. Está pasado de peso, canoso, totalmente calvo en la parte superior de la cabeza, con bigote y una nariz igual de gorda que él. -No te preocupes Agase, no voy a dejar que Ran mire estas cartas… - dice Shinichi, mientras intenta leer el sobre de la carta que tiene en la mano. -¿Que no vea qué? – se oye la voz de Ran, la cual está vestida en una blusa blanca con mangas y pantalón corto de lona, con tirantes gruesos. -¡Ran, ¿Qué estás haciendo aquí?! – pregunta Shinichi, visiblemente sorprendido por ver a su novia entrando sin previo aviso. -Pasaba por aquí, debido a que tenía que comprar unas cosas para terminar de limpiar mi casa… y pasaba a dejarle el almuerzo a mi novio – dice mientras deja unas bolsas con comida preparada sobre la mesa, finalmente trata de darle un beso a Shinichi, pero lo engaña y trata de tomar la carta que Shinichi tiene en la mano – pero veo que me he perdido la diversión... – dice tratando de tomar la carta, pero Shinichi tiene buenos reflejos, pero en eso se da cuenta de que Ran observa el montón de cartas de las admiradoras, pero al tratar de cubrirlas,

ella toma la carta que tiene en la mano, Shinichi intenta recuperarla, pero se va de bruces contra la mesa – buen intento, pero tú no eres mejor que yo a la hora de pelear… -Está bien… tú ganas… - responde Shinichi, aún adolorido por el golpe – sólo son cartas de mis admiradoras. -¿Solamente? – comenta Ran, mientras observa a su pareja, con una cara que espantaría al mismo diablo – tienes suerte de que no soy celosa… no mucho – comenta Ran, mientras aparta la vista de Shinichi, pero su novio sólo puede temblar de miedo al sentir un aura de rabia alrededor de Ran – veamos que dice esta admiradora tuya… – comenta Ran, con un rostro que ya casi quema la carta sólo con verla – ―Sr y Sra. Kudo, tengo el honor de invitarlos el próximo 29 de abril a una fiesta que voy a dar en mi mansión… atentamente, Arquitecto Teiyi Moriya ‖. -Déjame ver eso… - comenta Shinichi, mientras le quita la carta a Ran y comienza a leerla – es cierto, pero mis padres no pueden ir, están muy ocupados en América – dice dando un suspiro - ¿Quieres ir conmigo Ran? -¿A una aburrida fiesta al aire libre… dónde va sólo gente aburrida y pedante… con mi novio, como en una cita? – dice Ran, mientras comienza a dar un par de vueltas sobre sus pies - ¡Me encantaría! – dice mientras muestra una cara de gran felicidad y le da un beso en la mejilla – pero con una condición: tienes que ir conmigo el sábado 4 de mayo al cine. -¿Al cine? ¿Y por qué ese día? – se pregunta Shinichi, pero ni bien termina de decirlo, decide mejor callarse, debido a que Ran se ha enfurecido de nuevo, y esta vez su aura pasa de ser roja a un azul que cubre casi toda la habitación – está bien, está bien, pero no te enojes... Finalmente Ran decide abandonar el laboratorio, ni bien pasan unos segundos, Agase le dice a Shinichi que ya regresa, porque necesita unas cosas, ni bien sale de su laboratorio, corre para alcanzar a Ran. -¡Ran! – se oye gritar al viejo profesor, Ran deja de caminar y voltea a ver al amigo. -¿Qué sucede Profesor? – pregunta Ran, un poco desconcertada. -Sólo quería preguntarte algo… - contesta el viejo, quien intenta recuperar el aliento, a pesar de que no corrió mucho. -Ya sé lo que me vas a preguntar… - suspira Ran – y la razón por la que lo invité al cine ese día es porque el domingo es su cumpleaños y le quiero dar una sorpresa… - dice Ran, mientras comienza a caminar de nuevo – Pero sí le dices algo, a ti te pasa lo de al perico… - voltea Ran, viendo a Agase con una cara diabólica, el profesor sólo asiente, totalmente sudoroso por el miedo que le provoca la chica.

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Interés General

Retro EDITORIAL

Delta City (Crónicas) Introducción a Crónica 2: ¿Crees en dios todopoderoso?

Hay gente que piensa que no tenemos control de nuestro destino. Hay gente que piensa que todo está predestinado por fuerzas superiores a nosotros… Pues bien, debo de ser sincero… Esas fuerzas existen, pero no son lo que imaginan… -¿Está seguro de que este es el camino? -No del todo, pero sé que debe estar cerca, siempre lo está. Sólo avísenme si ven una. -De nuevo, señor. ¿Por qué? -Porque esa es la única forma de llegar con nuestro objetivo. -¿Buscando madrigueras de conejo? Quienes así hablan son un soldado y un hombre algo más elegantemente vestido que usa un par de lentes de montura delgada, su pelo es largo y oscuro mientras sus ojos son claros, tiene cierta autoridad en su mirada, aunque más jovial que los serios militares. El hombre parece ir liderando una pequeña unidad de al menos una docena de efectivos. Tras la última pregunta, se detiene. -Hey, yo no hice las reglas.-responde tranquilamente.-Eso depende de quien buscamos. -¡Aquí hay una señor!-grita uno de los soldados a lo lejos mientras empieza a retirar unos arbustos. El hombre sonríe y se apresura hacia el lugar señalado donde, en efecto, se puede ver entre la tierra despejada una pequeña madriguera de conejo. -¿Por qué una madriguera de conejo?-pregunta el mismo soldado del principio. -Supongo que está relacionado con la obra de Charles Lutwidge Dodgson. -No.-responde el soldado. -Es cierto, probablemente lo conozca más como Lewis Carroll. -¿El de Alicia en el País de las Maravillas?-pregunta el soldado que descubrió la madriguera al que mira en ese momento.¿Esta es como esa madriguera? -Supongo que nuestro blanco era aficionado de la historia, posiblemente se la leyeron como cuento para dormir muchas veces, así que se le ocurrió como entrada. -¿Y ahora?-pregunta el primer soldado. -A caer por la madriguera. Los espero abajo, muchachos.

La caída fue por una especie de tobogán de tierra para luego terminar en el vacío. Antes de que siquiera pudiera moverse para evadir cualquier posible golpe, el hombre ya estaba sobre el suelo, un suelo bastante suave, por cierto. -Interesante.-dice mientras tras él empiezan caer los soldados, cada cual con igual o similar expresión de sorpresa.Caballeros, hemos llegado, no toquen nada. Se encuentran en medio de una gran pradera, hay flores de toda la gama cromática, incluso algunas de color arco iris. Árboles se distinguen a lo lejos mientras que unas exóticas aves sobrevuelan el cielo. -¿Quién está aquí?-resuena una voz algo tétrica que llega de todos lados, el cielo se hace algo tormentoso.- ¿Qué buscan aquí? -Soy Víctor Covac.-responde el hombre tranquilamente.-Y busco una charla… una negociación. Un rayo cruza el cielo y no es lo único. De entre las nubes, ahora ya completamente tormentosas desciende un inmenso dragón negro que aterriza frente a ellos. Los soldados intentan disparar, pero se dan cuenta que sus armas son de juguete. Covac mismo parece luchar por no perder la calma. -Podemos ofrecer un trato…-atina a decir sonando seguro.Algo que nos beneficie a ambos. El dragón ríe y con el mismo tétrico timbre empieza a hablar. -Señor Covac… ¿Qué le hace pensar que usted puede darme algo? Los soldados ya no lo piensan dos veces, sueltan sus ahora inútiles armas y empiezan a correr. Covac mismo tampoco parece dispuesto quedarse mucho más aunque sin duda se retira evidenciando menor nerviosismo. -Pero lo más importante…-dice el dragón mientras ellos siguen alejándose.- ¿Qué les hace creer que los dejaré salir? Varios rayos caen y el dragón lanza un rugido, seguido de una llamarada de sus fauces. Sólo tengo una pregunta… ¿Crees en dios todopoderoso?

Sin decir más pone un pie en la madriguera y el hoyo se amplía para su tamaño. Los soldados sólo lo ven desaparecer en el agujero antes de que este recupere su ancho habitual, como si nada hubiera pasado.

22 DeltaCity (Crónicas)

Porque si lo haces… entonces ya tienes una idea de a que temerle de ellos… los…

Zona Fantasma

N°6


Crónica 2: Arquitectos de la realidad Acto 1: Mi mundo, mis reglas Un joven de pelo corto, ojos verde oscuro y expresión tranquila avanza por un bosque silencioso. Ni el viento se oye cuando pasa entre las ramas y hojas de los numerosos árboles. Sólo el sonido de sus pasos cuando pisa la grava de tanto en tanto es lo que se oye. ¿Cómo terminé metido en esto? ¿Por qué estoy caminando por un bosque en busca de un grupo de agentes humanos que no he visto en algunos minutos? ¿Cómo es que los perdí en primer lugar? Y… ¿por qué estoy hablando conmigo mismo? Bueno, pues supongo que todo empieza con… -Malditos fenómenos.-escupe el general Herat. -¿Crees que ya descubrieron nuestro plan, verdad?-le pregunta Greer. -Han demostrado ser dignos adversarios. Powermind es astuto, no ha hecho nada que nos dé la excusa de atacarlo. Todos nuestros soldados están a salvo, no ha hecho ninguna destrucción innecesaria y ya los verificamos, todos son ellos. -Tampoco podemos probar conexión alguna con esos mercenarios, así que… Estamos acorralados. Los generales Herat y Greer están sentados en la misma mesa circular cada cual observando datos en la pantalla. Parecen encabezar el grupo pues aunque hay más generales, nadie más habla. -Supongo que sólo podemos seguir con el plan.-dice Greer. -Powermind interrogó a Hank…-dice Herat.-Debe saber lo suficiente para deducir lo que haremos. -Por eso mismo no tenemos más tiempo que perder. Y por eso mismo, he decidido enviar a Víctor Covac. Herat sonríe, es curioso verlo sonreír. Pero esto no parece preocupar a Greer. -Después de todo.-prosigue Greer.-Creo que no hay nadie mejor que él…

23 DeltaCity (Crónicas)

Si se preguntan como escuché eso, en realidad no lo hice, estaba a mucha distancia del lugar, pero resulta que el general Greer suele tomarse largas siestas. Es muy fácil entrar en la mente de la gente si creen que fue un sueño. El joven examina las huellas para luego mirar a su alrededor. Se concentra fuertemente como si quisiera ver algo a lo lejos y luego cierra los ojos como si quisiera escuchar algo atentamente, pero luce desconcertado por lo que encuentra. Nada… no hay rastro de nadie… Ningún pensamiento. Esto es malo. Un tronco está frente a él, obstaculizando el paso, sin perder mucho tiempo hace un gesto con su mano y éste se aparta en un estruendo. Sin inmutarse, sigue su camino siguiendo el rastro de huellas de botas. Mi nombre es Psy-Lock por cierto… Vaya, lo había olvidado por completo, uno siempre debe presentarse para la gente. No sé cual ha sido el sentido de Powermind en darme esta misión y además encomendarme grabar algo para su crónica. No sé por qué sigo a sus servicios. Oh, es cierto, era un criminal buscado, alguien sumamente confundido y solitario. Y él fue quien me dio asilo, un sentido a mi existencia y… bueno lo de solitario aún sigue. Pero dos de tres no está mal, ¿no es así? Psy-Lock llega donde las huellas desaparecen, justo frente a una madriguera de conejo. La observa por un buen rato y luego da un suspiro de resignación. Creo que no hay mucho que pueda hacer si ellos ya lograron convencer a nuestro objetivo. Salvo rogar que las cosas no salgan mal. Espero que hayas hecho lo correcto en enviarme a mí, Powermind. Tengo aún serias dudas sobre esto. Momentos después, Psy-Lock cae en medio del prado. Se levanta sin

mucho problema. Aquella pradera idílica luce bastante acogedor. Flores de distintos colores y gamas. Aves que cantan en tonos que serían imposibles en el mundo real. El suelo es suave y acojinado. El joven sólo camina hasta llegar a una extraña planta con una mota blanca parecida al algodón y la arranca. Tras olerla un momento la introduce en su boca. -Mmm… algodón de azúcar.-se dice a sí mismo.- ¡Qué buena idea! -¿Quién está aquí?-grita la tétrica voz.- ¿Qué es lo que buscan? El cielo empieza volverse tormentoso, las plantas empiezan a marchitarse e incluso algunas se contraen de vuelta a la tierra. -Realidad, corta tu pantomima. Soy Psy-Lock y vengo a hablar contigo cara a cara. -Oh, tú.-dice una voz más agradable.-Oí cosas tuyas hace tiempo. Pasa entonces… Psy-Lock mira alrededor dando una media vuelta, pero nada. -¿Adónde?-dice mientras completa un giro, sólo para notar que frente a él ahora hay una puerta.-Ja. Buen truco. Sin perder más tiempo, gira el picaporte e ingresa a una nueva estancia de ese extraño y peculiar mundo. Si tan sólo hubiera sabido en que iba a terminar esta entrevista de antemano… Al otro lado de la puerta hay una agradable habitación donde una hermosa joven de unos 18 años, pelo rojo claro y ojos de un color oscuro está recostada en un cómodo mueble observándolo fijamente con una traviesa sonrisa. Un grupo de instrumentos tocan por su cuenta en una esquina mientras en medio se alza una mesa con un suntuoso banquete que sirven extraños seres mezcla de bufones y animales. -Realidad.-es lo único que atina a decir el joven evidentemente sorprendido de la identidad de la creadora. -Psy-Lock.-dice ella sonando divertida.- ¿Qué te trae a mi reino? -Necesitamos tu ayuda en lo que está por venir.-dice él volviendo a su seriedad. -¿Te refieres a ese posible conflicto con los humanos que siempre acecha a los súper humanos?-sonríe ella evidentemente desinteresada.

Zona Fantasma

N°6


-Eso o que en todo caso, no los ayudes a ellos de producirse un conflicto.

-Bien, te diré lo mismo que le dije a ellos: ¿Qué podrían darme que no pueda obtener por mis propios medios? -Buen punto… Entonces no los ayudarás. No te culpo, aquí tienes todo lo que quieres, no tienes que preocuparte por nada de lo que pase en el mundo real. -¿Lo es? ¿Qué te hace pensar que realmente existes? ¿Cómo sabes que no existes porque yo te he creado y este es el mundo real y aquel del que vienes el falso? -No me vengas con filosofía en estos momentos. Sé que existo, no soy ninguna de tus creaciones. -¿Realmente quieres decir eso o lo dices porque una voz en tu cabeza te lo susurra? -¿Vas a seguir con esto o me muestras la salida de una vez? -Sinceramente, no sé cual de las dos cosas es más entretenida. -Lamentablemente mi tiempo es limitado. La música se vuelve algo más lenta mientras ella se pone de pie y camina a su alrededor, cuando habla tiene un tono suave y melodioso. -¿Por qué te quieres ir tan pronto?-le pregunta mientras se acerca a su oído.¿Me tienes miedo? -¿Sólo porque puedes cambiar la realidad y estar en tu mundo te da ventaja?comenta Psy-Lock algo indiferente.Creo que no. -Mentiroso. Todos dicen no tenerme miedo, pero finalmente no pueden evitar sentir pánico cuando uso mis poderes. Esos humanos que vinieron me lo demostraron. -No hay rastro de humanos saliendo.dice Psy-Lock.-Las huellas muestran a humanos entrando a tu mundo, pero ninguno que haya vuelto. ¿Qué les hiciste? -No sé porque te preocupan los humanos… -¿Qué les has hecho? -Sólo te diré que ahora son mis adornos favoritos. El contorno se ilumina y Psy-Lock puede darse cuenta que alrededor de la habitación hay estatuas de piedra de los soldados y en un pedestal en medio una de Víctor Covac que sigue con una ex-

24 DeltaCity (Crónicas)

presión de miedo. -Déjalos ir, esta no es la forma de lidiar con ellos.-dice Psy-Lock. -Mi mundo, mis reglas.-dice ella simplemente aún sonando divertida. -Un mundo que has creado porque eras incapaz de vivir en el mundo real.-dice Psy-Lock.-Un mundo en el que haces las reglas porque simplemente te has hartado de lo que nos daba el mundo real. -Esto es real-grita Realidad pareciendo algo disgustada.-Tan o incluso más cierto que lo que encuentras en tu llamado “mundo real”. -No, esto sólo una ilusión… Podrás ser quizás la persona más poderosa que existe, podrás haber creado todo este lugar, pero finalmente eso no cambia el hecho de que estás sola. Realidad agacha la cabeza, luce algo resentida y luego mira fijamente a Psy-Lock. -¿Lo estás no es así?-recuestiona Psy-Lock.-Sólo quieres que alguien te mire sin sentir ese temor que provoca tu omnipotente presencia. Alguien que se dé cuenta que fuera de tu poder, sólo eres una chica sola y miserable. -¿Cómo te atreves a juzgarme?espeta Realidad, evidentemente ofendida mientras sus ojos oscuros brillan en un destello rojo y su pelo se eleva como un abanico llameante sobre su cabeza.- ¿Crees que quiero tu compasión? ¡Yo soy Realidad! Creadora de este mundo… La iluminación se extingue, los animales bufón se tornan criaturas salvajes y la sala adquiere lentamente un aspecto más tétrico.

-¡No tengo miedo de ti, Realidad! -dice Psy-Lock mientras se prepara para el combate. -Lo tendrás entonces.-dice ella mientras sonríe malignamente.Aprenderás a temerme. Psy-Lock agita sus manos, pero nada pasa… El desconcierto se evidencia en su expresión.

camina hacia él.-Desde el momento en que entraste a mi mundo, estabas condenado a perder. Aquí, sólo yo tengo poder… Dicho esto la joven de cabello rojo llameante sujeta a un sorprendido PsyLock del cuello y lo levanta en vilo y con su otro brazo lo atraviesa limpiamente. No hay sangre, ni siquiera le ha rasgado la ropa. -Voy a disfrutar esto… Y créeme que será genial. El cuerpo de Psy-Lock se retuerce y luego estalla mientras Realidad sólo sonríe maniáticamente. Desde el momento en el que ingresé a aquel lugar, desde que me diste acceso a tu mundo… estuviste condenada, Realidad… Te lo dije, podrás ser la más poderosa cambia realidad que existe, pero finalmente, por dentro, eres sólo una chica. Todo ese poder, no te sirve si aquello a lo que te enfrentas, al final, no existe. Después de todo, ¿qué es la realidad sino aquello que percibimos cada uno? Y lo que creíste percibir… era una ilusión… mi ilusión… Aún parada en medio de la ahora oscura habitación, la chica de pelo rojo, tiene sus ojos oscuros y ausentes. Totalmente perdida dentro de sí misma… Perdiste, Realidad… Afuera, en el bosque, frente al agujero de conejo en el cual nunca entró, Psy-Lock sonríe pues el plan ha funcionado. -Perdiste…-dice el joven mientras emprende su camino por el bosque poniendo su índice en su oído derecho.-Misión cumplida, Powermind.

-Tonto.-dice Realidad mientras

Zona Fantasma

N°6


¿¿Te ha gustado Delta City? Visita el Blog del autor:

Blog DrakeEpsilon

Lee todo lo que se a escrito de esta historia:

Enlace TGZ

O Escribe al correo del autor:

@ niwde_cd@hotmail.com

25 Delta City (Crónicas)

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Interés General

Nostalgia Bringer

Episodio 5: El Gran Enfrentamiento Parte 2 Dejando atrás a los tres villanos antinostálgicos peleando entre sí, Nostalgia Bringer se sube a su SYM Symba, y Chuck y Tony al Toyota Aygo propiedad de Chuck; ambos destino al edificio de periodismo de Ciudad Romanesca. Cruzan autos, rebasan, a la vez respetando señales de tránsito y semáforo, todo al ritmo de la canción ―Running in the 90's‖ en el Aygo y la menos encajante canción ―Rollercoaster of Love‖ en el reproductor de Nostalgia Bringer. Por fin llegando a su destino, corren a pie al piso donde normalmente se alojan a trabajar; y manos en la mesa planean cuidadosamente el atentado más grande contra toda la ciudad. - Bien. Ya tenemos distraidos a los tres enemigos de mi plan. Ahora, ¿recuerdan lo que les pedí? Chuck saca de su chaqueta tres cintas grandes de video, y cinco de audio. Tony dice: - Los reproductores están en el coche de Chuck.- De acuerdo. El plan es el siguiente: en el cuarto R14 -apunta a aquel cuarto con puerta abierta cercana a la ventana- , puse una cámara con la que proyectaré la imagen a la torre del reloj... cuestión de simbolismo y que ahí se refleja mejor la imagen con todas esas ventanas polarizadas. Las cintas de audio se reproducirán en las calles: consisten en canciones de Beatles, Rolling Stones, Bee Gees, Steely Dan, The Doors, entre otros cantautores y grupos con valor para la gente. Mientras tanto, en el terreno de construcción: Horror Girl, Lly, y Georgenshmirtz se siguen viendo, volteando los ojos uno al otro, cámbios de ángulo dramáticos entonando la rivalidad recién formada entre quienes juntos bien pudieron trabajar juntos para vencer a Nostalgia Bringer. En ellos se percibe que se

26 Nostalgia Bringer

olvidaron de su objetivo original, optando por matarse el uno al otro y sobrevivir en el triángulo de odio. Finalmente, cuando Lly parece mover el dedo: Georgenshmirtz enciende su Nostalginator, a lo cual Horror Girl responde rápido disparando a la mano de Georgenshmirtz. Luego, trata de disparar a Lly, sólo para que el alce desvíe la bala con sus cuernos, rebotando contra el Nostalginator de Georgenshmirtz; y el científico activa el campo magnético desviando la bala. Con esos sucesos relámpago: nadie salió herido, y siguen mirándose hasta que... - ¿Qué tal si repartimos a Bringer en pedazos? - sugiere Horror Girl. - Generalmente trabajo sola, yo lo quería para mí: ya hasta había pensado en posibles usos para todos sus órganos... pero en falta de otra opción, estoy dispuesta a negociar. - Aceptémoslo: nos venció. Es un hecho que por nosotros mismos jamás lo venceremos. Pero si ambos unimos nuestros intelectos, crucificaremos a Nostalgia Bringer boca abajo. Tú le meterás esa pistola por la boca, tú lo voltearás de adentro hacia afuera, y yo... yo lo desintegraré con mi ¡¡NOSTALGINATOOOOR!!. - enfatiza Georgenshmirtz. Los tres se van agarrados de la mano a la puesta del sol, y el alce mira a Lly, de cual su ojo despide una lágrima. - Esperen, ¿por qué no combinar nuestras armas? - comenta Georgenshmirtz en el transcurso. - De acuerdo... ¡¡¡ENEMIGOS MORTALES, TRABAJANDO POR UN BIEN COMÚN!!! - … cállate. Ahora, la imagen a ver es esta: el alce montado en el Nostalginator, con la Makarov en su boca. De vuelta con el trío pro-nostálgico, ellos se empiezan a movilizar. Tony apaga todas las luces del edificio, Chuck cierra las ventanas de la torre del reloj, y Nostalgia Bringer en calidad de Nostalgia Bringer busca rápido todas las centrales donde se controla la música de la calle evitando guardias y cámaras de seguridad.

Retro EDITORIAL

por David López

Cuando me mantengo en el papel de Nostalgia Bringer, me estresa menos lo que hago. Robert Dunn arruinaría la misión, pero ¿por qué cambio así? Puesta la última cinta, corre del lugar siendo sorprendido por dos guardias. - ¡ARRIBA LAS MANOS! - … los invitaré a comer los panes dulces de la Tía Jemina. - Con lo que amaba esos panes de niño... ¿aún hay? - Cinco cuadras en línea recta saliendo de aquí. Una vez sobornados y distraídos los oficiales, Nostalgia Bringer sale del lugar y en su entorno los guardias corriendo por panes de Tía Jemina. El trabajo ha terminado aquí. - Es hora... Justo diciendo eso, se paran en frente Horror Girl, Lly, y Georgenshmirtz. - … de la venganza. - embaja Horror Girl. - Yo pensé que se odiaban a muerte. Es bonito verlos juntos ~ - ¡TU INSOLENCIA TE HARÁ PAGAR CON LOS ÓRGANOS EXTRAIDOS DE TU FRÍO CADAVEEEEER! - reacciona Lly ante tal respuesta. - ¿No se les antoja un chocolate Milo en compañía? - Miiiilooooo... - el trío alucina hasta que Georgenshmitrz reacciona: ¡NO CAEREMOS EN TUS TRAMPAS! - No es una trampa, les estoy trayendo bienestar, mis amigos. Reacios a escuchar más, traen a la rara combinación de alce + Nostalginator + pistola Makarov a pelear contra Nostalgia Bringer. Bringer otra vez muestra ese terror en sus ojos al ver al alce. Ese alce que devoraba las castañas con la fuerza de su mandíbula. Recordó aquellas cáscaras cayendo violentamente al piso; era horrible para él, quien dio paso para atrás pero todavía con intención de pelear. ¿Cómo puedo evitar a ese animal enorme armado? - ¡USA EL NOSTALGINATOR A TODO SU ESPLENDOR! - instruye Georgenshmirtz al alce, quien acata la orden apretando el botón rojo. Del apéndice de aquella enorme máquina, se forma una luz amarilla intensa, de la cual Nostalgia

Zona Fantasma

N°6


Bringer pierde el miedo; y muestra el pecho con brazos abiertos como si estuviera dispuesto a recibirlo. La reacción de sus rivales cambia de auto-confianza a sorpresa negativa, y todos gritan ―APÁGALO‖ al alce que desesperadamente trata de apagarlo: muy tarde; el rayo alcanza a Nostalgia Bringer, quien por su traje corre prácticamente ileso, regresando ese virtualmente mortífero rayo al Nostalginator; destruyéndolo completamente y empujando al alce al suelo, sin matarlo; y corriendo lejos del lugar de acción. La reacción de sus oponentes no tiene preció. - ... con razón nunca lo hirieron mis disparos. - Tiene... ¡UNA TECNOLOGÍA MÁS GRANDE QUE LA MÍA! -corre hacia una instalación aleatoria saltando por una ventana y rompiéndola. - Malditooooo... ¡MANIOBRA TRES, TODOS! Y así, todos corren tras Nostalgia Bringer en una persecución típica de una sesión de parkour; volteretas, saltos por las paredes. Bien, ahora los tres me están persiguiendo. Debo encontrar un lugar donde crean que me tienen acorralado, y justo ahí, empiece la gran función. Ahora parece acorralado en cierto patio, donde los tres se van acercando lentamente - Te tenemos... justo... - es el coro de una Horror Girl cansada y enojada, una Lly jadeando psicóticamente, y un Georgenshmirtz riéndose. Ninguno de ellos asustando al sonriente Nostalgia Bringer. - Que empiece la función. Las bocinas de las calles emiten una canción de Nirvana, exactamente ―Heart Shaped Box‖, a la cual Horror Girl y Lly responden con una lágrima saliendo de su ojo. - Ese era uno de tantos temas de mi infancia... ya no hacen temas como ese... - pronuncia melancólicamente Horror Girl con cierta frialdad. - Por qué... Nirvana... Kurt Cobain... - está a punto de romper en llanto Lly. Al final, Lly se abraza de Horror Girl, llorando desquiciadamente gritando ―LA NOSTALGIA ME VENCIÓ‖, y va cayendo al suelo lentamente al suelo en posición fetal. Horror Girl solamente se hinca para poder abrazar a Lly. Georgenshmirtz está relativamente intacto, encogiéndose de hombros incluso; cuando de repente por la bocina del otro lado se oye

27 Nostalgia Bringer

el tema de Popeye. - No... Popeye no... El ojo de Georgenshmirtz también suelta una gota de agua con minerales en reacción al valor de Popeye. - De acuerdo... eres un digno rival... pero jamás descanses. Tarde que temprano, seré yo, serán estas dos chicas locas, o alguien más: quien te detendrá. ¡LO JURO! - ... la nostalgia no se vence. Puedes vencer a su catalizador, pero la nostalgia siempre estará ahí para plantarte una sonrisa. - ¡La nostalgia no pone sonrisas! ¡¿Por qué no puedes entenderlo?! - lo sacude del hombro. Nostalgia Bringer rápido atrapa los brazos de Georgenshmirtz, soltándose, y diciendo: - Viejo, mira que el pasado se puede reproducir con las mejoras del presente. - Tonterías, ¡TONTERÍAS! ¡DETENDRÉ TUS ATENTADOS!- Ya es tarde. Si quieres, siéntate conmigo a ver Tom & Jerry en la torre del reloj.No... En la torre del Reloj, ya se desplega un episodio de Tom & Jerry: Pussy Gets the Boot. En otras calles, empiezan a sonar los éxitos de The Beatles, The Doors, The Rolling Stones, The Bee Gees, entre otros, repartidos en cada parte de la Ciudad Romanesca. En los bares, el ambiente otra vez es reminiscente a esos bares sesenteros, pero con una radio de mejor calidad; y los clientes se notan relajados: esta vez sin transformarse precisamente en adolescentes. Después del primer atentado, se volvieron apasionadamente retros; ninguna lágrima se derrama dentro.

mación. Hay niños, gente llorando, gente entusiasmada, gente que no tenía siquiera conocimiento de esos cortos, había de todo. Entre la multitud, se escabulle silenciosamente Robert Dunn, alias Nostalgia Bringer para entrar a la torre del reloj, hasta llegar a la terraza, donde hace un enunciado enorme a toda la población: - Gente. Estamos aquí, porque celebramos la riqueza cultural del pasado de este mundo. ¿A alguien le gustó? Podemos recoger toda esa riqueza perdida, y mejorarla con lo mejor que nuestro hoy tiene. Las tecnologías de nuestro presente, y los sentimientos impresos del pasado nos ayudarán a salir adelante en todo. El público pone un poco de la atención debida, ya la gran pantalla acaparaba la atención. A Bringer no le molestaba en lo absoluto, quien se va con una gran sonrisa en su rostro. - Te recuerdo Bob – dice Chuck – que no todos pueden entender tu misión. Me incluyo, ¿por qué no dejar evolucionar ciertas cosas? - Si no está roto, ¿para qué arreglarlo? Mientras se va, Robert Dunn tiene una duda interna. Es cierto, generaciones nuevas tendrán sus símbolos de nostalgia.

Fin de la primera Temporada! Continua en la próxima edición!

Tony se seca una lágrima de la alegría, él disfruta de todo esto. - Aaah, nostalgia. Cuán gloriosa eres... Chuck, viendo todo el panorama desde la terraza de la torre del reloj, dice: ¿Cuál es el cambio que podría yo tomar del pasado? Hay tanto por aprender, y tanto por olvidar...

Enlace TGZ

Al final, todos se congregan cerca de la dicha torre a ver los clásicos de MGM, de Warner, de Fleischer, de Walter Lantz, de Disney, de TerryToons, y demás estudios de la era dorada de la ani-

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Prologo El frio viento del norte hace que vuele mi cabello mientras corro. Debo huir. Mis lágrimas se vuelven mi rastro en el pavimento, caen al suelo, llevadas por el viento. –¡Sofía! –Grita aquel chico, oyéndose agitado. ¿Me ha seguido desde la escuela? –Tu… –Pronuncio mientras me detengo en seco, sorprendida. Aprieto mis puños y mis labios intentando contener las lágrimas. Levanto la cabeza al cielo, mamá me ha dicho que es imposible llorar con la mirada al cielo. –¡Es mentira! –Digo mientras las lágrimas brotan sin cesar. –¿Eh?, Sofía… ¿estás bien? Giro un poco la cabeza, cuidando no mirar a los ojos a ese idiota. –¿Qué si estoy bien? –Pronuncio furiosa. –Es lo único que puedes decirme después de aparecer aquí? –No, me alegra. Yo… te he extrañado. –¿En serio? –Digo apenada, mientras

28 ¡Ponme Atención!

Interés General

siento como la sangre sube a mis mejillas y me sonroja. Mientras acomodo mi cabello hacia atrás de mi oreja, el chico da un par de pasos hacia mí. –Sofía. Yo… te amo. –Yo también… Siento como el nombre del chico está a nada de salir de mi boca y al mismo tiempo regresa a mi interior con el estrepitoso sonido de la alarma de mi celular. El paisaje color naranja que cubría una carretera y un sembradío bañado por la luz del atardecer se disuelve en mi mente. Me levanto agitada, tomando el celular de la mesa al lado de mi cama y presionando rápidamente el botón de apagado. Mi respiración se ha vuelto agitada. ¡Maldición! ¡Es la octava vez que tengo ese sueño! Todo desde que comencé a ver ese estúpido canal de novelas clásicas con mi madre. No tenía idea de la calidad de actuación existente en la

Retro EDITORIAL

televisión mexicana antes de que yo naciera. ¡Maldita seas madre! ¿Cómo se te ocurre darle una dosis de deseo amoroso a una hija adolecente compuesta de 95 % feromonas? Bueno, la temática principal de todo medio de entretenimiento es el apasionante amor entre un hombre y una mujer. ¡Vamos, que hasta los ogros consiguen princesas! Mi cabeza sigue sobre la almohada. Con la mirada al techo sobre aquel fondo blanco que no lograba darme ningún consejo. Quizás deba formular alguna pregunta en “Yahoo Preguntas” o alguien como yo ya lo haya hecho y tenga respuestas, esperándome. –Eres patética… –Me susurro a mí misma. El teléfono vuelve a sonar. Estoy a nada de lanzarlo por la ventana cuando noto que se trata de una llamada entrante. >>SHARON VALDÉZ<< –Oh… es Sharon. –Susurro algo cansada. Restiro mi cuerpo sin levantarme de la cama y presiono ese botón verde en mi móvil. –¿Qué pasa? –¡Oye! ¿Qué forma de contestar el telé-

Zona Fantasma

N°6


fono es esa? –Cállate... agradece que te he contestado. ¿Qué es lo que quieres, Sharon? Sharon es mi amiga (Ni yo sé el por qué, ninguna otra chica lo es). Pero a veces se comportaba como mi madre. Algo que me fastidia bastante, ya que ni mi madre se preocupa tanto por mí. –Sólo quería asegurarme de que supieras que hoy es el regreso a clases. ¿Estás al tanto? –Sí, sí. Por algo me he puesto la alarma. Las vacaciones se han ido muy pronto. ¿No lo crees? –Seguro, para ti. –Dice Sharon con un tono divertido. –¿De qué hablas? –¡He notado tu sarcasmo Sharon! Mis mejillas infladas y mis cejas fruncidas muestran mi enojo. –Pues… ya sabes. –¡Explícate! –Estuviste dos semanas extra… presentando los exámenes finales. –¡No es mi culpa que las clases sean tan difíciles! Además, ¡no me compares, que tu también has reprobado una clase! –¡Sólo Expresión y por culpa tuya! ¡Era un trabajo en equipo! ¡Siempre hace eso! Me echa la culpa a mí, siendo que yo no… espera… –Tienes razón… Discúlpame. –Digo algo apenada, cubriendo mi cabeza con las sabanas. –Ahh. Olvidalo, Sofí. Nos veremos en la escuela. –Dice Sharon con el tono dulce de siempre. –No te distraigas y llega a la escuela sin daño ¿entendido? Me cree una boba. –Estaré bien. Adiós. –Termino por colgarle para levantarme de la cama y posarme frente al espejo. Mi cuerpo es pequeño. Debo agradecer por mi marcada y pequeña cadera, pero… toco mis pequeños y apenas notables pechos. Quisiera que fuesen más grandes. Mi cabello era justo del largo que yo lo quería, caía hasta mi espalda, si me lo pusiera por delante quizás llegaría hasta mi ombligo. Lo malo era su horrible color naranja, parecido al de las zanahorias. Algún defecto del la combinación del hermoso color rojo natural de mi madre y el castaño cenizo en mi padre dentro de mis genes. Entre mi tristeza encuentro mi ropa

29 ¡Ponme Atención!

de la escuela extendida sobre mi escritorio. Planchada y lista para el primer día con un olor a cereza. –¡Cuando quieres te esmeras madre! –Digo antes de leer la pequeña nota sobre mi ropa. >>SÓLO POR HOY, NO TE ACOSTUMBRES<< Típico. No esperaba más de alguien que apenas recuerda alimentarme. Sin más, me pongo el uniforme. Dos piezas; falda y playera tipo polo con detalles en verde. Odio los uniformes. ¿Por qué no puede ser la vestimenta de libre elección como en las escuelas americanas? Digo… de por si México ya imita muchos estándares Estadounidenses, no estaría mal algunas reformas educativas. El naranja de mi cabello, el blanco de la playera y los cuadros verdes de mi falda me hacen parecer la bandera en movimiento. ¡Dios, me fastidia tanto mi apariencia! Debí preguntarle a Sharon como debía peinar hoy mi cabello. Lo sostengo hacia atrás simulando una cola de caballo. El espejo me dice que es mala idea. Quizás dos coletas con mis manos. Tampoco es buena opción. ¡Oh espejo! ¿Suelto? –¿Qué opinas, chica? –Le pregunto a mi reflejo en el espejo. – ¿Encontraremos a ese chico cuyo nombre nunca alcanzamos a pronunciar?

Capitulo 1 Como toda chica de secundaria Sofía Rodríguez disfrutaba de la relajante acción de hacer la tarea camino a la escuela, escribiendo presurosamente en su cuaderno. Bueno, está bien, quizás eso no es del todo normal en una chica de secundaria. –Llegarás tarde, además de que la letra te está saliendo horrible. – Dice otra chica de cabello negro, surgiendo de una esquina y arrebatándole el cuaderno a la chica de cabellera naranja. –¡Oye! ¡Debo terminar eso! –Dice Sofía apretando los puños y soltando un chillante grito de enojo.

–¡Regrésamelo! –¿Crees que terminarás la tarea de 2 semanas en una caminata de 20 minutos? –¡He hecho más! –Sí, no lo dudo. Pero aun así tus notas son bajas. Toma. –Dice la chica de cabello azabache mientras le estira un cuaderno que extrae de su mochila. Sofí se lo arranca de las manos con enfado y procede a ojearlo rápidamente. Su rostro se ilumina a lo poco, al darse cuanta de que sus problemas estaban resueltos. –¡Es la tarea! ¿Las has hecho dos veces? ¡¿Por mi?! –Tuve tiempo libre. –Dice la chica cruzando los brazos y mostrando una apenas perceptible sonrisa. –Es tu oportunidad de comenzar bien la segunda mitad del año escolar. La chica toma otra vez el cuaderno y golpea con él la cabeza de Sofí, duramente sin siquiera medir su fuerza. –Eres una maldita. –Dice Sofí sobándose la cabeza. –Pero al mismo tiempo te amo Sharon. –¡Dejemos de perder el tiempo! –Dice Sharon girando con la vista al frente. – Llegáremos tarde a la escuela. Esa era la escena de los pasados años de la secundaria. De hecho, no sé cómo es que llegué hasta segundo año. Sharon fue, realmente, mi soporte. ¿Qué, he comenzado a narrar en primera persona? ¡Es verdad! ¡Disculpen! Nunca he sido ávida para la escritura. Y si he escrito antes en tercera persona es debido al hecho de que ya no suelo identificarme con aquella chica de mi pasado. Quizás un poco, en el fondo. En fin vuelvo a ser narrador, así que sólo ignoren está nota. Por diversas circunstancias Sofía y Sharon habían pasado relativamente poco tiempo juntas durante las vacaciones. Así que tenían bastante de que hablar. Sharon de las vacaciones que había tomado con su familia hasta las pirámides mayas y Sofía de la película que había ido a ver al cine durante una de sus escapadas de la escuela de verano. –¡Y te lo juro, no es fácil saltar cercas de alambre con una falda corta! –Dice Sofi mientras Sharon intenta aguantarse la risa. Repentinamente un chico sale de la esquina de una calle, chocando contra ellas y derrumbándolas. –Perdón, discúlpenme, discúlpenme. – Dice el chico levantándose rápidamente

Zona Fantasma

N°6


del suelo. –¿Qué le pasa? –Pronuncia Sofí aun en el suelo, algo confundida. El chico permanecía en la esquina de la acera, moviendo desesperadamente la cabeza en todas direcciones. Llevaba el uniforme de la secundaria y su aspecto algo fuera de lo común para aquella ciudad; de tremenda piel blanca, cabello negro liso y ojos azules que no tarda en llamar la atención de la chica de cabellos naranja. –¿Estás perdido o que te pasa? – Pregunta Sharon, con una mano en la cadera y con el rostro retorcido en una mueca de desprecio. –Mejor pregunta; ¿Quién eres? – Susurra Sofía sentada en el suelo acariciando su cabello. –Estoy perdido. Soy nuevo en la ciudad y pues las indicaciones que me han dado no me sirven. –Dice el chico entregando un papel a Sharon mientras Sofí se levanta rápidamente evitando que le vea acariciando su cabello. La chica de cabello azabache revisa el papel con cuidado mientras acaricia su barbilla. El chico espera su respuesta mirándola fijamente con cara de preocupación. Sofí no aparta la mirada del chico, hundiéndose en la profundidad del azul en sus ojos. –Quiero ahogarme en ellos. –¿Has dicho algo? –Pregunta el chico volteando hacia Sofía. –¡ ! –La chica se espanta y se oculta tímidamente detrás de su amiga. –Toma. –Pronuncia Sharon entregando el papel. –Si está aquí significa que has hecho mal. –¿Cómo? –Masculla el chico frunciendo el rostro y guardándose el papel. –Las indicaciones que te han dado son para quien su punto de salida es la Plaza Principal de la ciudad. Si estás aquí ahora, significa que tu punto de salida, ha sido más bien la pequeña Plaza Sureste. –Ya veo. Supongo que desde el comienzo he perdido el rumbo. –Dice el chico con una sonrisa nerviosa. –¡Pero puedes ir con nosotras! –Grita

31 ¡Ponme Atención!

Sofí fuertemente haciendo estremecer al muchacho y a su amiga. –¿Crees que está sordo? –De hecho, yo iba a sugerir eso. – Dice el joven girando un poco la cabeza y sobándose la nuca. –Disculpa, tengo cambios de modulación incorregibles… yo suelo ¡Gritar! Mucho. –Dice Sofía sonrojada, intentando no meter más la pata. –Como sea, basta de tonterías, llegaremos tarde a clases. –Dice Sharon empezando a caminar con paso presuroso dejando atrás al chico nuevo y a su amiga. Claro que eso no hizo apresurar el paso de Sofí ni el paso del chico. Lo que le molestaba bastante a Sharon. Puesto que a nadie a su alrededor parecía importarle la escuela. Todo iba perfecto para Sofía antes de que un auto de color negro brillante redujera su velocidad a un lado de ellos. –¿Sofí, otra vez tarde? –Pregunta un chico de cabello castaño bajando de la puerta trasera del auto. –Maldición. –Susurra la chica de cabello naranja apretando los dientes. –Vamos, sube. También puede subir tu amigo y Sharon. –No… preferimos caminar, pero gracias Pablo… –¿De qué hablas? ¡Esto es perfecto! ¡Nunca llegaremos a este paso! –Dice Sharon acercándose al auto y siendo la primera en entrar en él. ¡Maldición Sharon! ¡Eso no es lo que hacen las amigas! Sharon le lanza una mirada de pocos amigos, que le obliga a subirse al auto jalando también la mano del chico para que también suba. El chico del auto, llamado Pablo, da una vuelta por detrás del auto y sube en la puerta del copiloto. –Arranque Mr. Smith. –Entendido. –Contesta el chofer bajando un poco su cómica gorra parecida a la del capitán de algún barco. –Ustedes… ¿son amigos o algo? – Pregunta el chico nuevo a Sofí, mirando también de reojo a Pa-

blo. –Somos primos. –Se apresura a contestar la chica. –Sí. Así es. Soy Pablo Rodríguez. ¿Tu nombre… Amigo de Sofí? –¿Yo?... Bueno, soy Kenny Franco. ¡Maldito! Yo olvidé preguntarle su nombre. ¿Qué clase de chica soy? ¡Soy tan estúpida! –¿Kenny? –Se cuestiona Pablo con una mano en la barbilla. –Ese nombre es algo inusual. Mucho más en México. –Mis padres viajan mucho. Mi madre es canadiense y mi papá es mexicano. Yo nací en Japón. Mi nombre es resultado de un juego de palabras que oyeron. “Ken” de los caracteres “casa” y “ni” de los caracteres “en”. –Por lo que tu nombre significa “En Casa”. Supongo que estás destinado a volver algún día a Japón. –Observa Pablo con una sonrisa en el rostro. –¿Sabes hablar japonés? Kenny mostró una sonrisita nerviosa y negó con la cabeza. –No, no. Aunque crecí mis primeros ocho años en Japón sólo se hablar español. Tenía una amable nana que me traducía todo lo que decían en japonés a mí alrededor. Por lo que nunca me esforcé realmente por aprender japonés. –Ya veo. Eres un chico interesante. Si quieres te enseñaré la secundaria. Soy de tercer año así que no habrá problema con que accedamos también al tercer piso si quieres echarle un ojo. –¿En serio? ¡Asombroso! ¡No sabía que la secundaria tuviese un tercer piso! – Pronuncia Kenny con una voz de asombro. –Sí. –Contesta Sofí con una sonrisa. –La secundaria está dividida en 3 pisos. El primer piso es el gimnasio, la cafetería, la plaza cívica y algunos laboratorios. El segundo piso lo comparten los de primero y segundo grado y en el tercer piso es para los de tercer grado y algunos salones de club. El auto se detiene frente a las puertas de la secundaria. Sharon es la primera en bajar y arrancar corriendo. Seguro estaba preocupada por el minuto que llevábamos tarde. –Vaya que le importan mucho las clases. – Dice Kenny con su mano sobre la nuca. –Si es algo exagerada. Bueno creo que debo seguirla.

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Interés General

NEW EDITORIAL

DeltaCity 3000 Episodio 1: Vientos cambiantes (Edward) Parte 4: Resumiré el día. Fue un día extraño. Al final de la jornada el Dr. Cunning nos pidió referencias a cada uno, con lo que descubrí que Alana había estudiado en Rother, competencia directa de Fardelar. Así que eso no mejoró su simpatía hacia mí. Y luego el Dr. Cunning nos avisó que al final de un periodo de tres meses decidiría quien de los dos sería su sucesor cuando se retirara el año próximo. Supongo que eso aumentó la presión. La idea de tener al otro como jefe no era alentadora. Con el primer día de trabajo terminado, ambos jóvenes salen por la puerta de Alchemical Labs junto con un grupo de trabajadores, luego de haber dejado sus datos en la oficina 5 del primer piso. -Oye, Alana.-dice Edward a modo de

32 Delta City 3000

disculpa.-Creo que no empezamos bien. Así que… ¿quieres ir a tomar algo o cenar? -¿Realmente crees que diré “Sí, olvidemos todos esto”?-responde ella algo sarcástica.-Vamos, Quimi. No va empezar nada aquí. Sólo somos dos colegas que trabajan juntos, punto final. Dicho esto avanza con pasos más largos para alejarse. A estas alturas el grupo de gente empieza a dispersarse. Edward duda un poco, pero va tras aquella chica. -Oh, vamos. ¿En serio vas a guardar resentimiento por lo que pasó? -¿Qué no tienes nada mejor que hacer que seguir a una chica que sólo conoces de un día?-pregunta Alana irritada mientras le empieza a sacar ventaja. -La verdad es que no.-admite Edward siguiéndola.-Y, mira, si vamos a trabajar juntos, al menos debemos tratar de llevarnos bien. Pone su mano en el hombro de Alana, pero esta reacciona rápidamente y de un veloz movimiento lo tira al suelo manteniéndolo inmovilizado sin mucha dificultad.

-No tengo que llevarme bien contigo. Sólo soportarte hasta que todo esto acabe.-lo suelta y se incorpora.-No estudié 4 años de ingeniería y 2 de química para perder mi cuarta oportunidad consecutiva de un buen empleo contra un graduado de Fardelar. -Oh, vamos.-dice Edward incorporándose algo adolorido.-El que tengamos diferencias y que un buen puesto esté disponible y que no sea la primera vez que te pasa…vacila.-En fin, esto no debe convertirse en algo personal. -Quizás en tu mundo sea así, Quimi.-dice Alana seriamente.-Pero yo me he esforzado, no tuve las cosas fáciles como tú. Merezco esto. -Hey, conservar mi beca no me fue fácil. -Claro que lo fue. Eres un adicto al estudio sin vida social. El que hayas venido tras alguien que muestra franca hostilidad contigo lo demuestra. Y el que no hayas respondido a la agresión indica que eres demasiado pasivo. Ni siquiera cuando te ataqué allá respondiste agresivamente. Pudiste dejarme totalmente inconciente, pero preferiste simplemente dejarme somnolienta y hasta hablarme. Y ahora ni siquiera te defiendes. ¿Qué clase de persona eres? -Alguien muy caballeroso, quizás. -Eres un tonto, Quimi.-dice Alana con una mezcla de lástima y seriedad.-Eres al-

Zona Fantasma

N°6


guien que no es capaz de luchar por lo que quiere. De ser así, tal vez no tenga que preocuparme después de todo. Dicho esto le da la espalda y se aleja de allí rápidamente.

Bien, es un hecho, no le agrado. Y después de esto, creo que no me agrada tampoco. Edward la mira alejarse y luego camina, algo adoloridamente, en dirección opuesta.

Al día siguiente el Dr. Cunning me comentó que fueron pocos los que se presentaron al trabajo debido al peligro de trabajar en un laboratorio con químicos potencialmente tóxicos y algunas fórmulas experimentales. Eso y el hecho de que tener de jefe a un camaleón humanoide (o un humano-camaleón, como uno prefiera verlo) no es algo que resulte agradable o siquiera ordinario. -¿Y no le molesta eso?-le pregunta Edward al Dr. Cunning mientras le ayuda a limpiar unos frascos. -Claro que no, la gente no está acostumbrada a ver Salvajes en la ciudad.-dice el doctor sonriendo.-Es algo que tomará tiempo cambiar de la gente. Por eso es que estamos en puestos de trabajo no tan a la vista. -Sí, tiene razón.-admite Edward. -¿Y cómo te va con Alana? -Bien, bien…-dice Edward concentrándose nuevamente en su trabajo.

Estaba mintiendo, obviamente. El doctor me reveló haber sabido cuales eran nuestras habilidades desde el inicio pues según dice “puede olerlo”, así que supo que un Manipulador Molecular del Aire y una chica con Biomagnetismo eran el dúo perfecto en su laboratorio. Lo que no

33 Delta City 3000

contó fue el hecho de que esas dos personas no se llevaran bien. Lo cierto era que la convivencia entre los dos parecía hacerse más áspera en lugar de suavizarse con el pasar de los días. Un día de la siguiente semana Alana entra cargando un par de tubos de ensayo y dejándolos sobre una repisa cercana, luego salta hasta pegarse al techo donde revisa cada uno de los iluminadores. Momentos después Edward va por la bandeja, pero la encuentra pegada a la superficie donde está apoyada. -¿Qué pasa Quimi?-dice Alana desde el techo.- ¿Está pesado? -Mejor iré por los del experimento 3-C.-dice Edward tratando de ignorar la provocación.

Odio que me diga Quimi. Y no sólo pega los tubos o probetas a los estantes de modo que siempre tenía que pedirle que las soltara, cosa que ella solo hacía luego de que le rogara por mucho tiempo. No, también solía hacer lo mismo con mi uniforme. Ya lo voy cambiando 3 veces en lo que va de estas dos semanas. Por un momento estuve tentado de volver el aire a su alrededor cloroformo otra vez, pero luego descarté la idea. Estos son juegos infantiles. Yo no caeré en esto. No, señor. Entonces, cuando llevábamos un mes trabajando allí, pasó lo inesperado. Esa mañana Alana entró por la puerta rápidamente, pasó de largo por Edward y entró al almacén adyacente sin saludar al doctor Cunning siquiera. -Algo le preocupa.-dice el doctor

mientras observa la puerta cerrarse.Huelo tristeza, pero no el olor salado de las lágrimas. -¿Y a mí me debería preocupar porque?cuestiona Edward. -Porque es tu compañera de trabajo.responde el doctor. -¿Sabe que nos llevamos mal, verdad? -Sí, lo he notado, pero también he notado que eres el único que no sigue el juego. ¿Por qué? -Porque no soy una mala persona. Para mi mala suerte. -Nunca es mala suerte, Edward. Es bueno ser así. -No para mí, doctor.-dice el joven mientras se retira.-No para mí. Edward entra al almacén por unos materiales y la ve a lo lejos. Ella se veía desanimada y triste. No hizo ningún comentario, de hecho hasta actuó como si él estuviera. Edward trató de hablarle, pero ella lo evitaba, si no podía evitar pasar por donde él estaba simplemente saltaba y caminaba por el techo.

No puedo negar que esto es una mejora… Es decir, creo que es mejor así. Ella no me deja en paz cada día. Lo mejor será dejar esto como está y si su rendimiento decae, eso me convendrá. ¿No? Al caer la tarde Alana sale apresuradamente, no se despide de nadie ni parece tener intenciones de hacerlo. Edward ya acabó su turno también. -Bueno, me retiro, Dr. Cunning. -Cuídate, chico.

¿Por qué hice lo que hice a continuación? No lo sé… Es decir, ella era alguien algo insoportable. Lo que es peor, ni merecía lo que me hizo…Rayos, a veces odio ser el tipo bueno de la historia. Edward decidió ir tras Alana y averiguar que es lo que pasaba. Fue por el largo pasillo, hasta llegar al que iba al elevador. Fue entonces cuando le pareció oír pasos en el techo, vio hacia arriba y en efecto, era ella andando hacia la azotea del edifi-

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

cio por uno de los muros. Aunque no era una persona de tomar muchos riesgos, sabía que hacer. Abrió una de las ventanas y volvió denso el

aire a su alrededor a medida que iba subiendo, para evitar caer como si fueran escalones de aire. Cuando llegó a la parte más alta, sentada al borde, estaba ella mirando la puesta de sol. Se le acercó. -¿Qué quieres?-preguntó ella sin voltear, antes de que él pudiera decir algo. -¿Cómo…?-empezó Edward. -Me he acostumbrado al aroma

que despides cuando usas tus poderes.-dijo ella sin voltear todavía, su voz sonaba indiferente.- ¿Qué quieres? -Quiero…-dijo Edward sentándose a su lado. El viento era fuerte allí, pero por suerte el podía disuadirlo con su poder.…saber que te pasa. -No sé de que hablas.-dijo ella evitando su mirada. Había algo de amargura en sus palabras. -Estás triste-dijo él-Te pasó algo ayer u hoy. -No es de tu incumbencia. ¿Es que eres psicólogo también? -Somos compañeros de trabajo. El Dr. Cunning tiene razón en ello, no podemos llevarnos mal todo el tiempo. -No tengo nada que decirte.dijo ella seriamente. -Bien. Entonces me quedaré aquí hasta que hables sobre ello. -Como quieras-dijo ella. Al parecer ni quería discutir. 34 Delta City 3000

Interés General

El sol se ocultó en el horizonte y la noche empezaba a cernirse sobre ellos. Alana no se movió y tampoco lo hizo Edward. Ella lo miraba de reojo de vez en vez. Parte de ella quería que se fuera, pero la otra se sentía halagada de que él se hubiera quedado, que se preocupara por ella. Nadie lo había hecho. Quizás él si lo entendería… -Mi madre murió-dijo ella al fin y bajo la mirada.-La mataron… Era mi única familia…-algunos sollozos la interrumpieron.-Power Drain, le dicen a su asesino…-con algo de furia se pone de pie y camina hacia el lado opuesto-Eso es… Ahora vete… Edward se puso de pie. Ella solo esperaba que se alejara, le dio la espalda. Sólo quería respirar aire libre, ahogar esas emociones que hervían en ella, luego volver a su rutina y olvidar esas penas. Se giró y se dio cuenta que Edward no solo no se había ido, sino que estaba justo cara a cara con ella. Antes de que pudiera decir algo, la abrazó. Eso la tomó por sorpresa, pero reaccionó a tiempo.

Retro EDITORIAL

-Suéltame-dijo ella forcejeando débilmente. -Necesitas esto-dijo él. Ella no podía ver que expresión tenía pues su cabeza estaba sobre su hombro.-Necesitas dejarlas salir…

-No necesito nada-dijo ella, aunque no forcejeó esta vez -Estoy bien… -No estás bien-dijo él y retrocediendo el cuello la miró.-Viniste a trabajar, eso quiere decir que estas tratando de ignorar el suceso, tratar de fingir que no es nada, no sentirlo. Pero si haces eso, esas emociones te destruirán, eventualmente. La abrazó una vez más. Ella quería soltarse y sabía que podía, irse allí y luego denunciarlo por acoso, pero se dio cuenta que él tenía razón, ella no quería sentir nada, quería quedarse en la negación. Y por alguna razón el contacto humano le estaba facilitando desahogarse. Lo abrazó al él también y no supo cuando empezó a llorar en su hombro, pero se quedaron así un largo rato mientras el día moría y con él sus penas.

Continuará...

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Interés General

NEW EDITORIAL

Entre el Cielo y el Infierno

El Fin de los Dias Parte 4: “¿Qué es la muerte? Si todavía no sabemos lo que es la vida, ¿cómo puede inquietarnos el conocer la esencia de la muerte?” (Confucio) Una luz brillante despertó a Hikari antes de poder sumirse en un profundo sueño. Una luz azulada seguida de una voz que conocía. -Hikari.-le dice un joven con una espada samurái mientras se le acerca.-Soy yo… Genki… ¿Dónde está Takeru? -No…-se queja ella, pero su voz apenas es audible. -Estás fría…-dice él mientras la sujeta.No te preocupes, te llevaré de vuelta… Vamos al portal… -No…-dice ella.-No quiero… Pero su voz no es audible cuando truenos resuenan a la distancia. Genki se apresura a llevarla hacia el portal aún abierto. La joven intenta sujetarse al suelo, pero está ya muy débil, solo puede

35 Entre el Cielo y el Infierno

dejarse arrastrar… luego siente la familiar sensación de entrar por el vórtice y pierde la consciencia. Una vez pierdes la voluntad para vivir, nada te importa realmente. Poco después, recostada en una cama en una habitación privada, Hikari duerme intranquila. Cerca de ella, el joven de pelo marrón oscuro y ojos azules que la salvó está sentado en una silla observándola. La puerta se abre e ingresa Mentana mostrando algo de preocupación. -¿No encontraste a Takeru, verdad?pregunta la joven de protuberante cabeza. -No, Tanami, y Hikari no está bien tampoco… No ha querido hablar en todo este tiempo solo duerme y apenas come…-la preocupación es evidente en Genki.- ¿Puedes ver en su mente y saber lo que le pasó a Takeru? -¿Estás seguro que quieres la respuesta? -Sí. Mentana suspira mientras sus ojos

verdes se ponen completamente negros. Mentana no necesita mucho tiempo para ver en tus recuerdos más profundos… si en este momento lo parece es porque no sabía cómo decírselo a Genki, quien dicho sea de paso es uno de sus primos más apreciados… -¿Qué fue lo que pasó?-pregunta Genki, algo impaciente. -¿Ellos eran muy cercanos, verdad?-pregunta Mentana a su vez. -Sí, siempre estaban juntos, incluso desde antes de conocerlos pasaron por muchas aventuras uno al lado del otro. Una extraña amistad entre una ángel y un demonio. Ahora dime, ¿qué le pasó a Takeru? -Lo mataron…-dice Mentana sencillamente.Aunque eso de seguro ya lo esperabas, ¿no? Fue un ángel llamado Antinominus… Takeru nunca fue bueno evitando atacar ángeles… Por toda respuesta, Genki da un golpe contra la pared más cercana, agrietándola al mismo tiempo que la vibración hace titilar las luces. -Debí estar allí.-dice Genki mientras agacha la cabeza, tragando la rabia.-Yue… Hikari, ella no tendría que haber visto eso… -Trató de evitarlo, pero no lo logró. Al final, cuando finalmente pudo intervenir, sólo lo

Zona Fantasma

N°6


hizo peor. Antinominus… ¿Qué clase de nombre es ese de todos modos? En fin, él al parecer lo había planeado así. Liberarla de la única atadura que le impediría ir contra los demonios. -¿Funcionó?-pregunta Genki mientras mira a Hikari y luego a Mentana. -Claro que no.-responde Mentana.-Pero no lo hizo mejor. Ella solo necesita descansar… pero ante todo, saber que aún tiene a alguien que la quiere junto a ella. -Ella… siempre lo ha sabido.-dice Genki suspirando ligeramente. -No harías mal en recordárselo.-le responde Mentana mientras da media vuelta y deja el lugar. La gente a veces olvida decirles a sus seres queridos lo mucho que los quiere. Es algo que a veces termina creando una situación trágica cuando nos damos cuenta de que nada nos garantiza que ellos sigan con nosotros un día más… Apenas Mentana se ha retirado Genki se acerca a donde Hikari aún mantiene sus ojos cerrados en lo que parece un incómodo sueño. Casi pareciera que se estuviera forzando a sí misma a dormir. -Hikari…-dice Genki mientras toma asiento.-Si me puedes oír. Estoy aquí para ti. Sabes que siempre lo he estado. Silencio. -Takeru era uno de mis mejores amigos.prosigue el joven.-Nunca envidié nada de él. Aunque cuando tenía poderes geniales, una habilidad asombrosa con los números y era relativamente menos impulsivo que yo… Era mucho más pasivo y culto. Sin duda el tener que lidiar con su… lado oscuro le enseñó a buscar siempre una forma de tener más autocontrol que una persona normal. Sigue el silencio que Genki interrumpe con un suspiro. -Pero sí llegué a envidiar una cosa.admite con algo de pena.-Que tuviera tu mayor sino completa atención. Siempre te preocupaste por él y creo que él siempre lo hizo por ti. Siempre encontré difícil competir con ello, él era muchas co-

36 Entre el Cielo y el Infierno

sas que yo no. El silencio prosigue. Genki toma la mano de Hikari. -Sólo quiero que sepas que no estás sola. Y que te quiero, Hikari… Con todo ya dicho el joven se pone pie y se retira del lugar dándole una última mirada por sobre su hombro, la joven ahora parece dormir más tranquila.

Los días siguientes lucieron prometedores, Hikari empezó a comer y recuperar fuerzas, pero aún se rehusaba a hablar con alguien. Al punto que bloqueo el acceso a su habitación permitiendo solo el paso de comida. Este comportamiento, aunque preocupante, tuvo que pasar a un segundo o incluso tercer lugar pues la invasión demoniaca ya era más devastadora en el resto del mundo… En medio de la algarabía de agentes, Genki está sentado afilando su espada junto a un joven agente que carga sus armas con calma. -¿Cuánto ha pasado ya? ¿Una semana? ¿Dos semanas?-pregunta el joven samurái. -No lo sé, dejé de contar los días desde que ese demonio alado mató a Verónica.-comenta el agente con calma. -¿Verónica?-pregunta Genki sin poder recordar el nombre. -La encontramos en Honduras…aclara el agente.-Una mutante con electrokinesis… Regresamos allí, pero no había nada más que demonios… ella se quiso quedar hasta el final… Genki solo agacha la cabeza.

-Yo no he tenido noticias de mi ciudad natal o de Japón desde que rescatamos a mi familia. -¿Por qué no le preguntas a ella? Llegó hace poco desde allí… creo… El agente señala a una joven parada en medio del lugar de una manera antinaturalmente estática. Ni su larga capa que le cubría prácticamente todo el cuerpo ni el largo cabello rojizo que sobresalía de su capucha se movían a pesar de que el aire acondicionado estaba al máximo. La extraña joven parecía ser evitada por todos. -Shinigami.-dice Genki al reconocerla. El joven samurái deja de afilar su espada se levanta, la guarda mientras camina hacia la joven encapuchada. -Hey, estaba bromeando, no creo que debas acercártele…-le advierte el agente.No es alguien… agradable… -Lo sé…-dice Genki mientras sigue caminando. La siniestra joven encapucha no se mueve ni da indicio de haberse percatado de la presencia de Genki, solo sigue allí tétricamente inmóvil. -Shinigami.-le llama Genki.-Soy yo… La siguiente acción pasa tan rápido que pocos se percataron de ella hasta que hubo terminado. Una guadaña de metal negro apareció de la nada en manos de Shinigami y esta ataco velozmente a su interlocutor. Genki no se quedó atrás y a velocidad del rayo extrajo su katana para bloquear la cuchilla de su oponente. Aún con las hojas cruzadas y con la capucha ya abajo Shinigami mira ferozmente a Genki con sus ojos verdes mientras a su alrededor los agentes se preparan para atacarla. -Soy Genki, Shinigami…-dice el joven sin mostrar el menor temor.- ¿Qué fue lo

Zona Fantasma

N°6


que pasó? -Genki-san.-dice Shinigami mientras la guadaña se desvanece y reasume su estática postura.-Ha pasado mucho tiempo. -¿Dónde está Kami?-pregunta el joven samurái.-Pensé que siempre estabas junto a él… -Él… se quedó atrás…-dice Shinigami con evidente enfado.-Para que todos pudieran irse… yo quise quedarme junto a él, pero no me dejó…de pronto su rostro parece mostrar dolor y furia.-Ese maldito… ¿Por qué tenía que hacerlo? -Lo siento. -Sólo… déjame sola…-dice ella mientras su capucha vuelve a cubrir su rostro.-Y si quieres alcanzar a tu amiga ángel antes de que se vaya… deberías correr ahora. -¡¿Qué?! -Está a medio camino a salir de aquí.dice Shinigami.-La he sentido desde hace varios minutos, pero no creí que les importara. -Gracias, Shinigami.-dice Genki antes de salir a toda velocidad. La encapuchada joven solo sigue inmóvil en medio de la gente que poco a poco vuelve a sus actividades al notar su inmovilidad. Shinigami… realmente es el único nombre que ella querría porque en su especie no existen nombres particulares… Salvo el que Kami le dio, pero… eso es irrelevante en este momento… Alejada del ajetreo dentro de la ciudad y en especial de los cuarteles, Hikari camina con firmeza bajo un cielo oscuro por las calles abandonadas de los sectores más externos. Ni siquiera las estrellas son visibles así que ha tenido que concentrar un poco de luz plateada en su mano derecha para guiarse en el camino una vez se 37 Entre el Cielo y el Infierno

alejó de las luces en el centro de la ciudad. Levanta la mirada para medir una vez más la distancia y se da cuenta que está a 3 bloques más para llegar a los límites de la ciudad. -Sólo un poco más.-dice para sí mientras avanza con tranquilidad.

sale volando hasta clavarse en una pared cercana. Aunque sorprendido por esta acción, Genki decide tratar de interceptarla de todos modos. Por toda respuesta Hikari conjura las mismas cadenas blancas que usó contra Kira y lo sujeta de pies y manos contra el piso, dejándolo inmovilizado antes de que pueda llegar a tres pasos de ella.

No ha dado ni dos pasos cuando una silueta rodeada de descargas eléctricas la rebaza y se interpone en su camino. Genki aún tiene la espada en su funda, pero parece listo a sacarla si es necesario. Su cuerpo está lanzando una ligera aura de electricidad que se extingue lentamente mientras ella se le acerca.

-Lo siento, realmente es algo que haré sola.-dice mientras pasa por su lado.-El infierno no es algo a lo que puedas sobrevivir. -¿Sólo te irás entonces? ¿A tratar de salvarlo?-grita Genki mientras intenta liberarse.- ¿Por qué Takeru vale todo esto?

-¿Ibas a esperar a estar fuera para avisarme?-le reclama el joven samurái. -Pensé que no tendría que hacerlo, de todos modos, de seguro alguien notaría que me iba.-dice Hikari mientras pasa por su lado.Pero vienes en vano, no pienso volver.

-Mushi-kun.-dice ella.-Siempre te he considerado uno de mis mejores amigos. Por eso no puedo dejar que me acompañes en esto. -Hikari…-atina a decir él. -Lo que me dijiste hace unos días me ayudó a darme cuenta que sin importar lo difícil que sea una situación es bueno saber que siempre contamos con alguien que nos quiere. Debo asegurarme que Takeru sepa eso… -No vayas… -Quedarme sería sencillo, pero no podría vivir tranquila sabiendo que pude al menos intentar esto… -Hikari, no tienes que... -Adiós, Mushi-kun.-dice ella mientras le da un beso en la frente.

Por toda respuesta, el joven se desplaza tan rápidamente que solo se puede ver el aura eléctrica que dejó detrás. -¿Y que harás?-cuestiona Genki al fin desenvainando su espada y poniéndola en su camino.¿Buscar venganza? Lo que piensas hacer es un suicidio… -No sabes qué es lo que pienso hacer.-dice Hikari con calma, pero con mucha seriedad en su rostro. Una seriedad que él nunca ha visto.-Así que, por favor, hazte a un lado. -No.-dice Genki con firmeza. Hikari hace un simple gesto, la luz que tiene en su mano derecha destella y la katana de su amigo

Cuando gira se encuentra cara a cara con Hikari quien lo mira con calma.

Genki entonces solo se queda allí parado mientras ella se aleja. Puede ver el brillo plateado alejarse hasta que se pierde en medio de la oscuridad. Solo entonces las cadenas que lo sostienen desaparecen, pero ni aún así él atina a moverse. Mushi Kensei, alias Genki… Solo en ese momento entendió perfectamente lo que estaba viviendo Shinigami…

Zona Fantasma

N°6


Enciclopedia

Historias

Interés General

NEW EDITORIAL

Los El Mundo Visitantes encantado de Ela Mamá, en cambio, inmóvil pero tensa, su cabe-llo castaño empapado de su-

1

dor tras el parto, los ojos lle-nos de tristeza.

Lucinda, esa hada tonta, no quería

echarme

una

mal-

dición,

sino otorgarme un

más bien algo que hemos ignorado un poco injustamente.

ñó en no deshacer el hechizo. La primera vez que fui consciente de

rante mi primera hora de vida,

mi desgracia fue cuando cumplí cinco

y aquellas lágrimas fueron su

años. Recuerdo perfectamente aquel

inspiración. Miró a mi madre,

día, quizá porque Mandy me lo ha con-

moviendo la cabeza con aire

tado muchas veces.

su varita y dijo:

mente un NEW Editorial. Sino

aspecto tendría Lucinda, que se empe-

don. Yo no paré de llorar du-

cómplice, tocó mi nariz con

Esta historia no es precisa-

Lo que no puedo imaginarme es qué

-Para tu cumpleaños -empieza siempre dicien-do-, preparé un hermoso

-Mi regalo será la obedien-

pastel de seis pisos. Bertha, nuestra

cia. Ela será siempre obe-

ama de llaves, había cosido un vestido

diente. -Y tras anunciar aque-

especial para ti. Azul oscuro como la

llo se dirigió a mí orde-nando-

noche, con un fajín blanco. Tú no eras

: Ahora deja de llorar de una

muy alta para tu edad, y parecías una

vez.

muñe-ca china, con una cinta blanca

Una traducción que le llevó

Y dejé de llorar.

en ese pelo tan negro que tienes y las

bastante tiempo a las

Papá estaba fuera como de

mejillas coloradas por la excitación...

“Ediciones B” y que nos dan a

costumbre, en viaje de ne-

En el centro de la mesa había un

un módico precio. Quizás al-

gocios, pero Mandy, nuestra

jarrón con unas flo-res que Nathan,

gunos nunca se dieron cuen-

cocinera, lo presenció to-do.

nuestro criado, había recogido.

ta, pero esta historia fue he-

Ella y mi madre intentaron

Estábamos sentados a la mesa. Pa-

cha una película que en lo per-

convencer a Lucinda de que

pá estaba fuera, co-mo siempre. Yo

su regalo era horrible. Puedo

había visto ilusionada a Mandy hornear

imaginarme la escena: Mandy

el pastel, a Bertha coser mi vestido y a

con sus pecas resaltando

Nathan recoger flores del jardín.

sonal me gustó mucho. Si tienen suerte aún podrán encontrar el libro en los estantes.

más que nunca, el cabe-llo

Mandy partió el pastel, me ofreció un

Porque es un historia atractiva

gris y rizado, alborotado, y la

trozo y dijo:

e interesante, para todos los

barbilla temblándole de rabia.

-Come.

gustos y edades. 38 NEW Editorial

Zona Fantasma

N°6


El primer bocado me supo deli-

día entero yo lo habría hecho,

aquél era mi carácter por naturaleza.

cioso. Me comí todo el trozo con-

aunque aquélla no era la peor

tentísima. Cuando acabé Mandy

orden que podían darme. Si al-

Mamá casi nunca me obligaba a ha-

me dio otro pedazo, aún más

guien me hubiera mandado

cer nada. Papá no conocía la maldi-

grande, y cuando lo terminé no

que me cortase la cabe-za ha-

ción, y además me veía tan poco que

me die-ron más, pero yo sabía

bría estado obligada a hacerlo.

casi nunca se dirigía a mí. Pero Mandy

que tenía que seguir comiendo y

Vivía en constante peligro.

sí que era mando-na. Me daba órde-

A medida que me fui hacien-

nes casi con la misma frecuencia con

do mayor aprendí a con-trolar

la que respiraba. Órdenes cariñosas, y

mi obediencia, aunque me sa-

siempre por mi bien: «Ata esto, Ela», o

-¡Qué tragona eres! -comentó

lía muy caro porque a menudo

«Aguanta este cuenco mientras bato

Mandy, riendo-. Es su cumplea-

me quedaba sin aliento, sentía

los huevos, cariño».

ños, señora, déjele tomar cuanto

nauseas, vérti-go y malestar.

Yo odiaba aquellas órdenes, a pesar

quiera. -Y me sirvió más pastel.

Nunca podía aguantar mucho

de que eran ino-fensivas. Sostenía el

tiempo. Unos pocos minutos

cuenco, sí, pero no dejaba de mo-

significaban para mí un enor-

verme para que Mandy tuviera que se-

me es-fuerzo.

guirme por toda la cocina.

acerqué el tenedor al pastel. -Ela, ¿qué estás haciendo? -me riñó mamá.

Me sentía mal, asustada. ¿Por qué no podía dejar de comer? Me costaba mucho tragar, y cada bocado que daba se hacía más

Tenía un hada madrina, a la

Ella me llamaba traviesa, y entonces

difícil de masticar que el anterior.

que mamá había pedido que

trataba de darme instrucciones más

Entonces me puse a llorar, sin de-

me librase del maleficio. Pero

precisas para que no pudiera tergiver-

jar de comer.

ella decía que sólo quien lo

sarlas tan fácilmente. A menudo era

Mamá se dio cuenta enseguida.

había hecho podía deshacerlo.

muy complicado que lográramos hacer

-Deja de comer, Ela -me orde-

Sin embargo, también había

algo juntas, y mamá se reía cuan-do

dicho que el encantamiento

nos veía discutir.

nó, y yo obedecí. Cualquiera podía controlarme con una orden. Tenía que ser algo

podía rom-perse, algún día, sin la ayuda de Lucinda.

directo, como «Ponte un chal», o

Yo no sabía cómo podría

«Vete a la cama». Un deseo o una

suceder aquello, ni tampo-co

sugerencia no tenían efecto: «Me

quién era mi hada madrina.

Al final todo terminaba felizmente, porque o bien yo hacía lo que me pedía Mandy o bien ella sustituía la orden por una petición. Si Mandy, distraída, me pedía algo

gustaría que te pusieses un chal»,

sin caer en que es-taba dándome una

o «¿Por qué no te vas a dormir?».

orden, yo decía: «¿Tengo que hacer-

Entonces era libre de hacer caso

lo?», y entonces ella lo reconsideraba.

omiso. Pero ante una orden estaba totalmente indefensa. Si alguien me hubiera dicho que saltara a la pata co-ja durante un

39 NEW Editorial

En lugar de hacerme dócil,

Cuando tenía ocho años tuve una

la maldición de Lucinda me

amiga que se lla-maba Pamela, la hija

hizo muy rebelde. O quizás

de una de nuestras criadas. Un día estábamos las dos en la cocina mientras

Zona Fantasma

N°6


Mandy hacía un roscón. Mandy

¿Incluso si te la doy yo? -

me dio una muy importante: «No cuen-

me mandó que fuera a la despen-

preguntó entonces. Hice un

tes nunca más a nadie lo de tu hechi-

sa a bus-car más almendras y yo

gesto afirmativo con la cabeza.

zo.»

volví sólo con dos. Entonces me

-¿Puedo probar? -exclamó Pa-

De todas formas no lo hubiera he-

dio instrucciones más precisas, y

mela, entusiasmada con la

cho, pues acababa de aprender que

me las volví a arreglar para no ha-

idea.

debía ser precavida al respecto.

cer exactamente lo que me pidió. Más tarde, cuando Pamela y yo volvíamos al jardín a tomar el dulce, me preguntó por qué no había hecho lo que Mandy me había pedido. -Odio que se ponga tan mandona -respondí. -Yo siempre obedezco a los mayores -dijo Pame-la tímidamente. -Lo haces porque no estás obligada. -Claro que lo estoy, sino papá me daría un buen tortazo. -No es lo mismo para mí. Yo estoy hechizada -ex-pliqué, dán-

-No -respondí airada-, pero te reto a una carre-ra hasta la verja. -De acuerdo, pero te ordeno que pierdas. -Bueno, pues entonces no

Cuando tenía casi quince años, mamá y yo nos pusi-mos enfermas. Mandy nos dio su sopa curativa,

correré. -Te ordeno que corras y que

hecha de zanahorias, puerros, apio y crines de unicornio. Era de-

pierdas la carrera. De modo que corrimos, y perdí.

liciosa, aunque ambas odiábamos aquellos pelos largos y amarillentos

Luego recogimos moras y

que flotaban entre las verduras. Co-

tuve que darle a Pamela las

mo papá no estaba en Frell toma-

más dulces y maduras. Jugamos a princesas y a ogros, y me tocó ser el ogro.

mos la sopa sentadas en la cama de mamá. Si él hubiera estado en casa no habría po-dido quedarme

dome importancia porque los he-

Después de una hora de su-

chizos no eran frecuentes y Lucin-

plicio no lo resistí más y le di

da era una de las pocas hadas

un puñetazo. Pamela se puso

le gustaba verme cerca, enredán-

que podía realizarlos.

a chillar cuando vio que le sa-

dome entre sus piernas, co-mo so-

lía sangre de la nariz.

lía decir él.

-¿Eres como la Bella Durmiente?

terminó

Me tomé la sopa, crines incluidas,

-Con la diferencia de que yo no

aquel día, y mamá encontró

porque así me lo habían ordenado,

tengo que dormir durante cien

otra colocación para la madre

pero hice muecas a Mandy para

años.

de Pamela lejos de Frell, nues-

-¿Cuál es el hechizo que su-

Nuestra

amistad

en la habitación de mis padres. No

tra ciudad.

fres? -me preguntó.

Después de castigarme por

Yo se lo expliqué.

haberme peleado, y aunque no

-¿Siempre que alguien te da

solía darme órdenes, mamá

una orden tienes que obedecer?

40 New Editorial

mos-trarle mi disgusto, cuando ya se retiraba. -Esperaré a que se enfríe -dijo mamá. Después, cuando nos quedamos solas, retiró las crines para tomarse la sopa, y cuando Zona Fantasma

N°6


terminó volvió a de-jarlas en el

invisibles cortesanos, con

trada y salí a la brillante luz del día. Ha-

plato.

los

in-

bía un largo trecho hasta el viejo casti-

Al día siguiente yo me

tentaba arrancarse del cue-

llo, pero yo quería formular un deseo. Y

encontraba mucho mejor, pe-

llo su collar de plata. No nos

quería hacerlo en el lugar adecuado pa-

ro mamá, en cambio, estaba más enferma, tanto que no podía comer ni beber nada. Decía que era como si tuvie-se un cuchillo clavado en la garganta y

ojos

abiertos,

e

reconocía ni a Mandy ni a mí. Nathan, nuestro criado, fue a buscar al médico, quien nada más llegar me apartó del lecho de mi madre.

un martillo gol-peándole la ca-

Salí de la habitación y el

beza. Para aliviarla un poco de

vestíbulo estaba vacío. Seguí

su males-tar le puse compre-

andando hasta la escalera de

sas frías sobre la frente y le

caracol que lo presidía y ba-jé

conté cuentos. Eran viejas his-

por ella, recordando las veces

torias de hadas que yo modifica

que mamá y yo nos ha-bíamos

-ba para distraerla y hacerla

deslizado por la barandilla.

reír, aunque a veces su risa se convertía en una horrible tos. Antes de que Mandy me

Nunca lo hacíamos si había alguien cerca. -Tenemos que comportarnos con dignidad -me susurraba

mandara ir a la cama mamá me

ella entonces, mientras bajaba

besó y dijo:

la escalera de forma ceremo-

-Buenas noches. Te quiero, cariño. Fueron las últimas palabras que me dirigió. Cuando me marchaba, oí lo último que le dijo a Mandy: -No me encuentro tan mal como para que avises a sir Peter. Sir Peter era papá. A la mañana siguiente mamá

niosa, y yo la seguía de cerca, imitándola y luchando contra mi torpeza natural, feliz de tomar parte en aquel juego. Pero cuando estábamos solas preferíamos deslizarnos, y gritábamos mientras bajába-

ra que se cumpliera. El castillo había permanecido abandonado desde que el rey Jerrold era pequeño, aunque volvía a abrirse en ocasiones especiales, como bailes, bodas y demás cele-braciones. Bertha decía que estaba encantado, y Nathan que era un nido de ratones. Los jardines del castillo esta-ban bastante descuidados, pero Bertha aseguraba que los árboles candelabro eran mágicos. Fui directamente hacia la arboleda. Se trataba de unos árboles pequeños que habían sido podados, y a los que les habían puesto unas guías para que tomaran forma de candelabros cuando crecieran. A cambio de formular un deseo, era necesario hacer una promesa, así que cerré los ojos y dije: -Si mamá se cura seré no sólo obediente, sino tam-bién buena. Trataré de no ser tan torpe y no le tomaré el pelo a Mandy. En aquel momento no pedí que mamá conservara la vida, ya que no se me ocurrió que pudiera estar en peligro.

mos. Luego subíamos de nuevo para volver a bajar, una y otra vez. Cuando llegué al final de la escalera abrí la puerta de en-

deliraba. Daba instruc-ciones a 41 New Editorial

Zona Fantasma

N°6


Anime Report Locke: Una vez más aquí su amigo Locke reportándoles lo que son mis gustos en anime, por si les interesa ver alguno, tienen algo de tiempo, o simplemente son como yo y se dan un tiempito para ver 1 o 2 capítulos de algo bueno para quitarse el estrés de la vida diaria. Bueno, aquí les traigo una buena reseña de “Steins Gate”, anime que me fascinó con su historia y otro que también les sugiero echen un vistazo; “Papa no Iu Koto o Kikinasai”. Bueno, comencemos no sin antes decir la clave secreta: El Psy Congroo!

Steins Gate “El universo tiene un principio. Pero no tiene un fin. - Infinito. Las estrellas también, tienen sus propios inicios, pero su poder resulta en su auto destrucción. - Finito. Son aquellos que poseen sabiduría, los que son más tontos. La historia nos mostró esto. Se podría decir, que esta es la última advertencia, de Dios a aquellos que se resisten.” Con estas palabras comienza Steins Gate, incluso en su logo. Un Proyecto que vio la luz como un juego de computadora, al estilo de “Novela Visual”, juegos bastante populares en Japón. Steins Gate se consagró como una de las mejores historias de viajes en el tiempo que puede haber. Si lo comparamos con las películas de “Efecto Mariposa” sinceramente que terminan siendo una porquería. Steins Gate es una obra brillante. Si bien no es meramente comedia ni tampoco hay sangre cada 2 minutos, es una historia que bien merece consideración por la relación entre sus personajes y el misterio latente tras la creación de una maquina del tiempo y lo que esta provoca. Okabe Rintarou (Alias “Hououin Kyouma”), chico de mas de 20 años es el encargado del “Laboratorio de Artefactos Novedosos”, lugar que es mas un escape infantil donde Okabe se hace pasar por un científico loco que quiere esparcir el caos por el mundo. El anime no menciona realmente cuanto de los conocimientos de Okabe son realmente científicos, pero teniendo bajo su mando a un súper Haker cibernético (A quien


el llama “Súper Haka”), a una animosa chica llamada Mayuri y a una interesada chica científica de cabello rojo, tiene todo a su favor para crear su maquina del tiempo, la cual crea por accidente al combinar su teléfono como control remoto de un micro ondas durante la ejecución de unas extrañas coincidencias.

Todo trascurre normal hasta que los experimentos con la maquina comienzan a realizarse. Cambiar insignificantes cosas en el pasado provoca finalmente la repetitiva muerte de Mayuri. Desesperado Okabe pide ayuda a su amiga Makise Kurisu (La científica de cabello rojo) quien le ayuda a desenredar los hilos del tiempo y salvar a Mayuri. Pero por desgracia, desenredar el ultimo hilo puede provocar la muerte de Makise, por lo que ahora Okabe debe elegir entre ambas. Todo esto, además de huir de la maliciosa compañía SERN, quienes experimentan con el viaje en el tiempo y quieren obtener la maquina del tiempo para conquistar el mundo, hace que la campaña de Okabe se vuelva mas difícil.

En fin, me ha parecido un anime excelente. Que en cuanto a trama y buen manejo de la historia fácilmente puede ser comparado con grandes como Death Note. ¡Altamente recomendable!

44 Anime Report

Zona Fantasma

N°6


Papa no Iukoto o Kikinasai! Conocido también sólo como “Papakiki”, el titulo del anime y la novela puede traducirse literalmente como “Escuchen a Papá” una historia que conocí en Novela ligera, (Pronto la sacará Lanove traducida al español, estén al pendiente de la pagina en Facebook) y después de gustarme las 50 paginas de primer capitulo (Luego los capítulos se van volviendo más ligeros) me puse a investigar si había alguna noticia del anime, y para mi sorpresa ya habían salido 12 episodios desde el 10 de enero hasta el 28 de marzo de este año. La ventaja del anime, además de que es más fluido y muestra algunas escenas que no son posibles en la novela (Puesto que es primera persona) es precisamente que ya está mas avanzado de lo que podrán traducir. (Por desgracia esa es la realidad). Una desgarradora, cómica y conmovedora historia que nos hace entender la importancia de los lazos familiares y el amor. La historia se centra en la vida de un estudiante de primer año que acaba de empezar una nueva

45 Anime Report

vida en la Escuela Universitaria de Literatura de Tama. Mientras que él creció con su hermana, se fue y vivió por su cuenta cuando ella se casó, con un hombre que tenía dos hijas de un matrimonio anterior. Él trató de distanciarse de esa familia y esa fue la razón por la que se traslado a vivir por su cuenta. Alrededor de 3 años más tarde le dijeron que visitara a su hermana y que cuidara a las tres niñas, sin embargo esto cambiaría su situación, cuando el avión donde viajaba su hermana y su cuñado se desplomara un incidente y desaparecieran. Ahora tiene que vivir con las tres hijas de su hermana, con lo que dos (de un matrimonio anterior) no están emparentados: una tsundere (Chica que actúa agresiva con quien ama en secreto) de 14 años, una pequeña demonio de 10 años y una niña pequeña de 3 años, en una pequeña habitación. Yuuta (El protagonista de 19 años) tiene que aprender a ser el nuevo padre de las 3 niñas, lo que no será tarea fácil; conseguir trabajo para mantenerlas, el resolver sus problemas, cuidarlas, etc. En fin, toda una vida nueva para el pobre chico. Por lo que se las sugiero mucho, es una historia entretenida en todo sentido y que seria todo un pecado perderse.

Zona Fantasma

N°6


Carta al al Lector Lector Carta

om

T

s

sma a t an naf

ue n a t

i Vis tazo vis

.c log: ogspot B .bl tro

re

ermina otra edición. Y aunque hemos tenido un ligero retraso, resulta que esté mes hemos tenido 2 ediciones. Trayéndoles como siempre lo mejor y lo ultimo publicado en el foro de TGZ y de los escritores talentosos que alberga. Si bien hemos descuidado un poco algunos medios como el Blog o el mismísimo foro, pero aún hay bastante actividad. La suficiente actividad de calidad como para jactarnos de albergar a un buen grupo de escritores con bastante porcentaje de éxito. Recuerden que no hay que ser miembro del Foro para publicar historias, ni tampoco tienen que ser escritos de Ficción o nada por el estilo. Publicamos lo que nos manden al correo fabian23ramos@gmail.com (el correo privado del editor principal). Sea de contenido para a adultos o para todas las edades, Fanfics o Historia original se publicara en la brevedad.

Visítanos en nuestro foro oficial: http://s6.zetaboards.com/TGZHistoriasyFanfics/site/

No olvides que también tenemos facilidades como editores gratuitos, y creación de Audio libros. Todo esto siendo miembro del Foro. Apúntate ahora y recibe los beneficios de ser parte de una comunidad de escritores jóvenes en crecimiento. Recibe comentarios acertados y que te ayudaran a crecer como escritor. Olvídate del clásico “Buen escrito” o el simple “Me gusto mucho” Te garantizamos que obtienes comentarios realmente satisfactorios en menos de una semana de haber publicado una historia. 46 Ultima pagina

Zona Fantasma

N°2



Zona Fantasma Mayo Part2 2012