8 minute read

Ecos del fuego

Autor Laura G. Miranda

Editorial VR, sello VeRa

Páginas 528

Publicación 2020 Sinopsis: ¿Es posible pintar la FELICIDAD como un nuevo Norte? ¿Acaso encontramos el AMOR cuando nos animamos a ser? ¿En qué momento SOLTAR el pasado para comprender el presente? Ecos del fuego narra la vida de una mujer diferente, signada por lo inesperado, que resiste su destino sin resignarse. Descubrir las señales puede significar cambiar su vida para siempre. A veces, los sentimientos desordenados son la clave. Reseña

“Ser diferente y capaz de desafiar los límites para vivir mejor”

Hay libros que se sienten como el hogar, porque son como una caricia al alma; y Ecos del Fuego, definitivamente acaricio la mía. Elina, ha vivido una infancia con carencias de afecto por parte de su madre, un padre desconocido y ausente, y criada entre mentiras. Pero, ha crecido con el acompañamiento y amor incondicional de su abuela, sobre todo luego de perder a su mamá en un incendio. Ahora siendo adulta, a pesar de que el desorden ha sido natural casi siempre en su vida, se siente más desordenada que nunca. Su amada “Notre Dame” arde frente a sus ojos en la pantalla, un fuego que revive dolorosos y confusos recuerdos de su pasado. Heridas sin sanar vuelven a abrirse. Le diagnostican el síndrome de Sjögren, una enfermedad autoinmune que le causa fatiga, dolor y no le permite llorar. Gustavo, ese amor dulce y

Laura G. Miranda Ecos del Fuego

Por Andrea Calzia

apasionado que vivió en París, viaja a verla para descubrir si “están destinados a ser”. Lisandro, un padre dedicado y afectuoso, se cruza en su vida de la forma menos pensada y no puede salir de sus pensamientos. Todos los condimentos perfectos para que su vida se convierta en un caos emocional interesante y atrapante desde la página uno. Por supuesto, debemos tener en cuenta a los varios (pero necesarios) personajes secundarios. Debo admitir que me vi maravillada por como la autora entrelazo las historias particulares de cada personaje (primario y secundario), creando una sintonía perfecta de historias de vida que nos pueden identificar tranquilamente a cualquiera de nosotros. Porque a pesar de ser un libro puramente de ficción, les aseguro que más de una persona se podría ver reflejada en las situaciones vividas dentro de estas páginas.

“Quizá la vida fuera exactamente eso, la posibilidad de buscar el equilibrio con decisión. El justo balance entre lo que somos, lo que queremos conseguir el mundo que nos rodea con sus desafíos permanentes desde que comenzamos a andar”

Me enamoré por completo del personaje de Elina, fuerte, bohemia, artista, luchadora por los niños, de su amor por las flores, la música y los libros. Y si bien, no es un personaje infeliz, pero se siente incompleta y con muchos vacíos. ¿Su madre nunca la quiso? ¿Qué fue realmente lo qué pasó el día del incendio? ¿Es cierta la historia de su pa

Laura G. Miranda Ecos del Fuego

Por Andrea Calzia

dre? ¿Puede ella realmente pintar su norte? ¿Podrá adentrarse en la aven- tura de seguir las señales el universo? Al principio nos encontramos con una Elina, y con otros personajes su- mergidos en historias de vida y de amor, complicadas y confusas. Y pági- na a página vamos viendo como cada eslabón de la cadena comienza a en- castrar perfectamente; como el amor surge de las formas menos pensadas y en ocasiones se transforma en una mejor versión o se reinventa. Porque el amor, es amor, pero lo cierto y más mágico es que tiene muchas formas. También podemos ver la importancia que tiene la identidad de uno, el saber verdaderamente quienes somos, y de dónde venimos, para sentirnos segu- ros de a hacia dónde vamos. Por otro lado, la autora me sorpren- dió, con los personajes innovadores y reflexivos que creo, siempre desta- cando el valor de ser uno mismo, de la libertad de ser y sobre todo del sa- ber buscar en nuestro interior que es lo que realmente queremos y nos hace feliz. Ecos del Fuego, no es una de esas lecturas que se toman a la ligera, es una invitación a redescubrirnos como humanos, el aprender a conocernos, valorarnos y aceptarnos por quie- nes y como somos. Es justamente, el aprender que todos somos humanos, que cometemos errores, pero que te- nemos que perdonarnos y perdonar. Como también es una invitación al ver más allá, a abrir nuestros corazones y arriesgarnos a ser felices. Pero sobre todo es un libro que nos enseña sobre la vida, a saber ver las señales que nos envía. Esta lectura me resulto muy familiar y cálida, y estoy segura de que la voy a guardar por muchísimo tiempo con cariño en mi corazón; porque libros esperanzadores como estos no se olvi- dan. Son como un rayo de sol, te abra- zan en los días más fríos de tu vida, para recordarte que nunca hay que dar nada por sentado y que el “hoy” es esencial.

“Si no te arriesgas a vivir, nadie lo hará por ti. Como dice Osho: La vida no está esperándote en algún sitio, te está sucediendo. Cual- quier cosa que seas, es tu vida, y si te pones a buscar significados en otra parte, te la perderás.”

SOBRE LA AUTORA Laura G. Miranda ha logrado un estilo pro- pio dentro de la nove- la romántica contem- poránea. Vive con su esposo, sus dos hijos y sus mascotas cerca del mar, lugar que con- sidera su refugio. Ha ganado premios nacionales e interna- cionales como poeta y narradora. En 2014 publicó “Amuleto contra el va- cío”, declarada de interés cultural por la Municipalidad de Mar del Plata el mismo año. “Laberinto del alma” fue publicada en 2016. En 2017, obtuvo el Premio Lobo de Mar en literatura. En 2018, publicó “Más allá del mar” con la editorial de la Universidad Nacio- nal de Mar del Plata. En 2020, luego de “Volver a mí” y “Después del abis- mo”, publicó “Ecos del fuego”, su ter- cera novela en el sello VeRa.

Especial Por qué amamos a Stephen King

Por Micaela Martinez

Stephen King, mejor conocido como el Rey del Terror, cumplió 73 años el pasado 21 de septiembre. A lo largo de su prolífica y exitosa carrera, ha conquistado el corazón de millones y millones de lectores de todo el mundo. Y continúa haciéndolo. Su último libro, La Sangre Manda, nos demuestra que King siempre tiene un as bajo la manga; una manera original, fresca y, tenemos que decirlo,

estremecedora, de conectar con nuestras emociones más profundas y llevarlas al límite.

Cuando un autor es tan exitoso y popular, es imposible que no nos preguntemos cuál es su secreto, cómo logró superar los obstáculos que se le presentaron en el camino hasta llegar a ser un escritor de renombre. Podríamos dar un sin fin de razones, pero considero que la más importante de todas y la que salta a la vista cada vez que tenemos en nuestras manos uno de sus libros, es la naturalidad con la que vuelca y nos transmite sus pensamientos.

Naturalidad es una palabra curiosa para describir la prosa de un escritor. Escribir se considera un arte, un privilegio y un honor. Se debe respetar y engrandecer. Stephen King reúne todas estas condiciones y, además, tiene una particularidad que, en mi humilde opinión, ningún otro escritor posee, y esta es justamente la naturalidad con la que les da vida a sus personajes. Ya sea el protagonista de la aventura, el villano o el vecino que solo aparece en escena para saludar al protagonista, cada uno de ellos se gana nuestros corazones. Y es que Stephen King nos los presenta como si fueran personas que podríamos conocer en cualquier momento, incluso como si fueran viejos amigos. Los personajes de King son de carne y hueso, respiran e incluso nos hablan. Nos cuentan sus secretos más íntimos, sus sueños y sus pesares. Nos transmiten amor, odio, frustración, alegría, tristeza. Son una montaña

Por qué amamos a Stephen King

Por Micaela Martinez

rusa de emociones que nos llevan de paseo y nos dejan sin aliento. El universo literario de King rebosa de persona- jes con lo que podemos identificarnos en algún aspecto. Simpatizamos con ellos, queremos ayu- darlos a escapar de Salem’s Lot o derrotar a Pen- nywise. Como decíamos, sus personajes son de carne y hueso, y justamente por eso resultan tan espe- ciales e inolvidables. Son como nosotros. A veces hacen las cosas bien, a veces hacen las cosas mal. Son humanos. Son imperfectos. Stephen King nos regala la posibilidad de unirnos a ellos, ponernos en su piel y ser partícipes de sus aventuras.

“Los monstruos son reales, y los fan- tasmas son reales también. Viven den- tro de nosotros y a veces ellos ganan”.

En cada uno de sus libros, King nos muestra la realidad y la verdad. Nos muestra que todos tene- mos luces y sombras, luz y oscuridad. Incluso los personajes literarios. Y es por eso que el Rey del Terror es único e irremplazable. ¿Por qué amamos a Stephen King? Por- que nos inspira con su arte, nos llena de vitalidad y nos da una dosis de realidad en mundos fantásti- cos y escalofriantes. Vayamos de paseo con King. Tomemos la mano que nos ofre- ce en cada uno de sus libros. Les aseguro que no se van a arre- pentir.