Page 42

Relatos | Con una simple molécula empieza todo...

Con una simple mol cula

é

empieza todo... U

na molécula, dos, tres. Los enlaces se van formando a medida que diversas reacciones ocurren aquí y allá. Deja de ser una, ahora son miles… Una melodía despierta en lo profundo de la noche. Las notas se suceden de manera infinita y la canción toma forma en la incorpórea oscuridad de la nada misma, rellenando el vacío silencio con sutil fragancia musical. Sobre blanco lienzo un primer trazo antecede a otro y luego vendrá otro más. Una sucesión imposible de detener inicia sin darnos cuenta. Letra tras letra, las palabras se generan y ordenan como por arte de magia. El impulso inevitable, irrefrenable de continuar lo impera todo. Miles de millones de renglones ocupando miles de millones de páginas. Cientos de historias surgidas desde algún recóndito espacio, murmuradas por mudas voces que alguna vez cantaron a grito vivo aunque nadie las escuchara entonces.

Ahora, resulta imperativo persistir en la tarea. No hay muchos ojos aún que sepan leer aquellas palabras. Ya despertarán, no es tiempo todavía. Mientras, con la música de fondo y atendiendo a su guía, los dedos trazan curvas, líneas y tildes, los sueños dejan de ser sólo sueños y toman cuerpo a través de las pa42

Por: Erzengel (Palabras al Viento) http://www.erzengel-palabrasalviento.com labras. Alguien, en algún lugar, alguna vez lloró las tristezas narradas, rió las felicidades descritas o ansió los finales preparados. Cuando avance en la lectura, el mundo mismo se estremecerá con las historias que genera el autor impecable, magistralmente. Poco a poco, el espacio blanco se cubre de trazos firmes, pero suaves; delicados y graves a la vez. La emoción del corazón latiendo queda plasmada en cada huella de la pluma. Aquí y allá, los besos de la tinta dejan su marca en el lienzo. Cuando algún par de ojos curiosos se pose sobre ellos, será capaz de revivir los sentimientos del autor, saboreando el óxido aroma de las historias ya dichas, aquellas cuyo final ya está escrito y anticipa nuevos y sucesivos inicios. Vendrán luego los momentos para rememorar los tiempos especiales del calendario, cuando una palabra marcó un antes y después, cuando inició un camino jamás pensando. Se cumplirán aniversarios, se llegará a todo el mundo. Todo inicio precisa de un comienzo. Será sólo una, una molécula, simple y pequeña, la que genere el impulso químico que dará la orden inevitable de escribir y esperar a ser leído. Luego se convertirán en miles de reacciones, que generarán a su vez otros tantos efectos. Al igual que existe un primer día, llegará el primer festejo… y luego sólo quedará continuar con la tarea de llegar al otro, de transmitir sentimientos, cubriendo miles de páginas con palabras en prosa o verso, con historias realistas, fantásticas o de ensueño. Hoy llegamos a un punto en el camino donde las palabras se acumulan y luchan por llegar al público. Sólo fueron elegidas unas pocas, para dar gracias por este primer año de vida entre emociones y alegrías.

Huellas de Tinta: Julio  

Número de julio de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Julio  

Número de julio de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Advertisement