__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 24

Huellas de Tint Por

P

arece que fue ayer. Lo recuerdo perfectamente: una tarde, Annie se conectó al chat y me preguntó si estaba libre, si teníamos tiempo para hablar. Ella tenía en mente la idea de sacar adelante una revista literaria. Virtual primero, en papel algún día. Quería hablar de libros y de gustos literarios, demostrar que en Argentina también leemos y que prestamos atención a la cultura escrita.

25 páginas, pasamos a alcanzar -¡y superar!- las 60, con redactores que se dedicaban no sólo a reseñas literarias, sino también críticas de películas, doramas, animés y series, haciendo especiales sobre diversos temas, con notas de opinión de lo más variadas, dirigiéndonos al público adolescente, juvenil y adulto de todo el país e incluso, de otros países de habla hispana.

En el camino, logramos entrevistar a escritores Dudé. Yo no veía en qué podía colaborar, nunca de todas partes del mundo, haciendo notas increíhabía hecho reseñas de libros y no me sentía con bles que, siendo sinceros, jamás habríamos creído la experiencia para hacerlo tampoco. Annie no posible. era de dejarse vencer fácilmente y giró la tuerca, buscando otro punto de vista. Me prometió un espacio donde dar a conocer mis escritos. En esa/s página/s a mi nombre, saldría publicado todo lo que naciera de mi pluma, sin críticas ni censuras. Era cuestión de cumplir con sus plazos y tiempos de entrega y ¡listo! ya estaría formando parte del proyecto… Aquella tarde, que entre charlas y propuestas se hizo de noche, nos pasamos las horas tirando nombres para la revista y hablando sobre las secciones que tendría. Por momentos, todo parecía muy lejano. De a ratos, se palpaba a ojos cerrados. Huellas de Tinta estaba despertando y nada lograría hacerla dormir.

Annie obraba milagros. Mandaba mails, consultaba y lograba respuestas. Con el equipo, con El primer número surgió en junio de 2011 con solo tres redactores: Annie, Adri y yo. Pocas pági- gente de afuera. Autores de renombre, otros que nas, pero todas las pilas del mundo y el entusias- recién se iban abriendo camino, todos tenían oportunidad de llegar a la revista, y Huellas los mo a flor de piel. abrazaba sin dudarlo. Con el paso de los meses Annie, que siempre Desde la Revista, vivimos muchas alegrías: lleimaginaba en grande y se anotaba en maratones cuando ni siquiera estábamos para caminar, me gamos a presentar a Claudia Grey en la Feria Infue mencionando la idea de agregar a otras perso- ternacional del Libro de 2013, estuvimos presennas y poco tardó en conformar un Staff que supo tes en el Festival Azabache de ese mismo año e engranarse y comportarse como equipo simple- incluso ganamos un premio nacional donde nos mente porque Annie sabía ser una Directora de reconocían nuestro trabajo difundiendo cultura. lujo. Ella podía dar retos y regaños sin herir, llaNo todo ha sido sonrisas. Annie se nos fue en maba la atención y nos ponía a trabajar en notas noviembre del año pasado, con muchos proyectos especiales con poco esfuerzo, proponía y conven- y sin aviso. Tantos sueños planeados para cumplir cía a todos con pocas palabras y muchas sonrisas. a su lado. Tantas esperanzas de encuentros futuLa revista evolucionó a pasos agigantados. De ros desechados de lleno. Nos sentimos perdidos. 22

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Junio 2014  

Revista mensual sobre literatura juvenil en Argentina.

Huellas de Tinta: Junio 2014  

Revista mensual sobre literatura juvenil en Argentina.

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded