__MAIN_TEXT__

Page 36

Relato

Misterio en lo oscuro de la noche Por Erze

D

espertó a mitad de la noche. Un sonido perturbador la llamaba desde algún punto de la casa. Le tomó varios minutos descubrir el origen de tanto ruido: algo se movía en el antiguo aljibe que adornaba el centro del patio. Dudó un momento. No sabía si ir a ver qué ocurría o llamar a la policía. Pronto recordó que aquella era la primera noche en esa casona antigua que debía llamar hogar y no contaba aún con línea telefónica ni forma alguna de pedir auxilio. Podía salir a la calle y llamar a la puerta de algún vecino. A esas horas, nadie la atendería. En el patio, los ruidos habían

34

progresado hasta convertirse en el claro caminar de alguien. Con el corazón en un puño, fue hasta la cocina. Recordaba que allí una de las ventanas daba al patio y bien podía aprovechar las rendijas de las persianas para saber qué ocurría afuera. Con asombro, descubrió a dos hombres jóvenes hablando entre sí en voz baja. Tan cerca, que hasta podía ver sus rasgos con todo lujo de detalles. Uno de ellos era rubio, su cabello por momentos parecía albino a la luz de la luna. Los ojos le brillaban con un intenso tinte verdoso. El cuerpo esbelto, atlético, denotaba constante ejercicio y cuidado.

El otro, poco más alto y robusto, llevaba el pelo largo y de color oscuro, lo que resaltaba con su mirada celeste. Él era quien hablaba, mientras el otro escuchaba. —Hay gente viviendo aquí, ¿por qué no me avisaste antes? —No sabía que James ya había encontrado inquilinos. —¿Eres idiota o qué? Pacey, ¿es que no mides consecuencias? Si alguien nos ve, deberemos encargarnos y no hay tiempo para eso. Debemos cumplir con la misión y seguir camino. El rubio asintió resoplando. —Disculpa. Debo estar más atento a estos asuntos, lo sé. El Jefe me tiene preocupado con todas

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de tinta mayo 2014  

Revista mensual sobre literatura juvenil.

Huellas de tinta mayo 2014  

Revista mensual sobre literatura juvenil.

Advertisement