Page 1

Estilos Pictoricos Historia de la Pintura Romana Antigua


introduccion

L

a pintura de roma fue una de las más atractivas, heredada de los griegos. Los admiraban tanto que animaron a sus artistas para que hicieran copias de las obras griegas. Los romanos tendían más que los griegos a decorar sus paredes con pinturas murales, y aunque siguen la tradición griega muestran en sus pinturas un gran colorido y movimiento. Las pinturas, con figuras individuales, grupos o paneles enteros se reproducían, se adaptaban, se estropeaban o embellecían según el talento de los artistas y las exigencias del cliente.

Pintura y Estilos de Roma ● 3


Tecnicas La encáustica, se deriva del griego enkaustikos “grabada a fuego”, es una técnica de pintura que se caracteriza por el uso de la cera como aglutinante de los pigmentos. La mezcla tiene efectos muy cubrientes y es densa y cremosa. La pintura se aplica con un pincel o con una espátula caliente. El acabado es un pulido que se hace con trapos de lino sobre una capa de cera caliente previamente extendida que en este caso ya no actúa como aglutinantes y como protección. Los romanos la usaban sobretodo en tablas. La pintura al temple o tempera es una técnica de pintura en la que el disolvente del pigmento es el agua y el aglutinante 4 ● Pintura y Estilos de Roma

es grasa animal, glicerina, huevo, caseína y otras materias orgánicas Históricamente, la pintura al temple es característica de la Edad Media, Puede considerarse característica del estilo románico y gótico en occidente europeo, y de los iconos bizantinos y ortodoxos, en Europa Oriental. Un fresco es una pintura realizada sobre una superficie cubierta con dos capas de mortero, la primera de mayor espesor y la segunda más fina formada por polvo de mármol, cal y agua, sobre esta ultima se aplican los pigmentos, cuando aun está húmeda. En este arte destaca las decoraciones de la capilla Sixtina hechas por Michelangelo Buonarroti.


“Un fresco es una pintura realizada sobre una superficie cubierta con dos capas de mortero, la primera de mayor espesor y la segunda más fina formada por polvo de mármol y cal”

Fresco de pompeya

Las pinturas romanas

Fresco de pompeya

encontrado en las ruinas de

se caracterizaban por

encontrado en las ruinas de

pompeya, muestra escenas de

reprecentar motivos belicos.

pompeya, muestra escenas de

la vida domestica.

la vida domestica

Pintura y Estilos de Roma ● 5


Fresco que ilustra la vida de la muje r romana


Estilos Pictóricos Estilo de incrustaciones Villa Boscotrecase, Pompeya. Segundo estilo. Tiene origen helenístico y corresponde a la segunda mitad del siglo II A.C., extendiéndose hasta principios del siglo I a. C. Destaca por su decoración de paredes revestidas de mármol, donde la pared se divide normalmente en tres bandas horizontales. La inferior juega el papel de zócalo, la zona media se descompone a su vez en diversas capas de mármol, y la superior consta de un friso corrido generalmente blanco que completa la representación. Los mejores ejemplos de este tipo de pin-

tura se encuentran en la Casa del Fauno y la Casa de Salustio ambas Pompeya. En Roma podemos destacar el palacio Flavio situado en el Palatino. Estilo Arquitectónico Corresponde al siglo I a. C., perviviendo hasta los comienzos del Imperio, concretamente se extiende desde época de Sila hasta Tiberio, pasando por César y Augusto. Muestra un deseo de abrir los muros a una cierta idea de la perspectiva con el propósito de ofrecer una sensación de profundidad. Para lograr esto incluye las denominadas arquitecturas pin-

Se han distinguido cuatro estilos pictóricos diferenciados, y, por lo general, sucesivos cronológicamente; aunque a veces pueden coexistir en el tiempo. Al haberse definido por los ejemplos conservados en Pompeya, reciben habitualmente el nombre de estilos pompeyanos (“primer estilo pompeyano”, “segundo estilo pompeyano”, “tercer estilo pompeyano” y “cuarto estilo pompeyano”, respectivamente). Aunque también hacían mucho uso de las figuras o representaciones geométricas, no las incluían necesariamente en todo su arte.

Pintura y Estilos de Roma ● 7


tadas sobre entablamentos, columnas, ventanas o nichos, que conducen a un paisaje imaginario. Buenos ejemplos son la casa de Augusto y la de Livia en Roma, pero sin duda el mejor ejemplo es la Villa de los Misterios de Pompeya. Estilo Ornamental Coincide con la primera mitad del siglo I a. C. En esta fase desaparecen los efectos espaciales arquitectónicos, y la decoración sigue enmarcando cuadros con figuras o paisajes, como los de la villa aparecida bajo la Farnesina en Roma. Hay una menor preocupación por 8 ● Pintura y Estilos de Roma

dar profundidad a las escenas, aumentando por el contrario los elementos de carácter decorativo, como ocurre por ejemplo en la casa de Lucrecia. Por no pretender fingir el espacio tridimensional, a este estilo también se le ha llamado de la pared real. Este estilo llega a su fin en época de Nerón con la Domus Aurea como obra cumbre. Estilo ilusionismo Arquitectónico Corresponde a la segunda mitad del siglo I a. C., siendo una especie de síntesis de las tendencias anteriores, dominadas por una escenografía fantástica donde se combinan los

motivos imaginarios y las perspectivas arquitectónicas, dentro de lo que podíamos llamar barroquismo conceptual, donde se acentúan los espacios y fingimientos ópticos. A estas pinturas se les da relieve por medio de estucos. Dentro de este período se sitúan, ambas en Pompeya, la casa de Lucretius Fronto o la casa de los Vettii, donde se aprecian algunos rasgos del mundo egipcio, y en la que destacan sus pinturas por las delicadas escenas con figuras de amorcillos. En Roma son fabulosos los corredores pintados y las grandes salas de la Domus Aurea que agrupa el tercer y cuarto estilo.


Mosaico Romano Cuando los romanos fueron conquistando a lo largo del siglo II a. C. las regiones de Grecia y de Asia Menor, la obra de mosaico era ya común en todo el mundo de habla griega. El arte del mosaico pasó con facilidad al orbe romano comenzando así un género artístico-industrial, del que hicieron una verdadera especialidad. Se extendió de tal forma que puede decirse que no hubo casa o villa romana donde no hubiera mosaicos. Los mosaicos romanos son fáciles de descubrir para los arqueólogos y hasta el momento (año 2004)

su número es muy elevado, pero presentan una gran dificultad de conservación. El lugar idóneo parece ser que está en los museos donde el cuidado, la limpieza, temperatura, humedad, etc., se hallan a su disposición, pero el problema está en el espacio que se necesitaría para almacenarlos de manera merecedora. Los romanos construían los mosaicos con pequeñas piezas llamadas teselas, de ahí que se refiriesen a ellos también como opus tessellatum. Las teselas son piezas de forma cúbica, hechas de rocas calcáreas o material de vidrio o cerámica, muy cuidadas y elaboradas y de

distintos tamaños. El artista las disponía sobre la superficie, como un puzzle, distribuyendo el color y la forma y aglomerándolas con una masa de cemento. Los mosaicos eran para los romanos un elemento decorativo para los espacios arquitectónicos. Llegó a ser un arte tan apreciado que en el siglo III el emperador Diocleciano promulgó un decreto que estableció el precio que los artistas podían dar a sus obras, según los grados de calificación previa. Cuando el emperador Constantino trasladó la capital del Imperio a Bizancio, otorgó facilidades a los maestros Pintura y Estilos de Roma ● 9


Mural realizado en oleo, tĂŠcnica conocida desde la antiguedad y difundida por los antiguos flamencos que la extendieron por toda Europa.

10 â—? Pintura y Estilos de Roma


Pintura y Estilos de Roma â—? 11


Se han distinguido cuatro estilos pict贸ricos diferenciados, sucesivos cronol贸gicamente que coexistieron en el tiempo.

Estilos pictoricos de roma  

Estilos pictóricos de la Antigua Roma

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you