Page 1

S

LETRA Homofobia

SUPLEMENTO MENSUAL

SALUD

NUMERO 106 mayo 5, 2005

17 de mayo Jornada Mundial de Lucha contra la Homofobia

SEXUALIDAD

SIDA

DIRECTORA GENERAL CARMEN LIRA SAADE DIRECTOR FUNDADOR CARLOS PAYAN VELVER

Odio y temor a la diferencia La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí


www.notiese.org NotieSe,la agencia que tiene la información que buscas: Sexualidad,salud reproductiva,sida, derechos sexuales.

Letra S • 106 • mayo 2005

E D I T O R I A L A pesar del gran arraigo de la homofobia en el cuerpo de los individuos y de la sociedad, un nuevo consenso social comienza a formarse, según el cual el comportamiento enfermizo y patológico que amenaza la convivencia social no es la homosexualidad sino su contraparte: la homofobia, esa intolerancia y odio hacia quienes se inclinan amorosa y sexualmente por personas de su mismo sexo. La ecuación se ha invertido y la gente empieza a percatarse de ello: el enfermo no es el gay o la lesbiana que decide ordenar su vida sentimental y erótica de acuerdo a esa elección, sino

NOTIESE En marcha campaña antihomofobia ■ NotieSe Inició la campaña contra la homofobia impulsada por el Consejo Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida), el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y respaldada por la ONU. El pasado 25 de abril comenzaron a difundirse en siete ciudades del país los spots radiofónicos que buscan reducir el estigma y la discriminación asociados a la orientación sexual no heterosexual. Se informó que los recursos destinados al proyecto ascienden a cinco millones de pesos, cantidad suficiente para mantenerlo al aire en estaciones comerciales de radio durante 30 días. Asimismo, se mencionó que se encuentra pendiente la producción de un spot de televisión. Carlos Monsiváis, presente en el lanzamiento de la campaña, señaló que la acción representa el “refrendo del compromiso del Estado mexicano de respetar los derechos humanos de las minorías y ratificar la inclusión en la sociedad de conductas legales y legítimas, así se aparten de aquellas costumbres cuyo poder de exclusión mereció, en el siglo XIX, el adjetivo de piadoso”.

Foto: Yazmín Ortega

2

quien padece aversión obsesiva contra esas opciones sexuales al grado de cometer todo tipo de agresiones contra esas personas. Al igual que el racismo y el sexismo, la homofobia es un problema social que impide el acceso a la igualdad de derechos de un sector de la población. Pero a diferencia de las otras formas de segregación y discriminación,los estragos causados por la homofobia no han sido aún cuantificados. Debido a la exclusión de que son objeto las personas homosexuales, se carece de cifras y datos que den cuenta del daño producido.En amplios sectores las conductas homofóbicas aún gozan de legitimidad, incluso al interior mismo de las familias y las escuelas.Y en el peor de los escenarios,la transmisión del VIH/sida, la homofobia se ha convertido en el principal obstáculo para hacer frente a la epidemia, pues la población masculina con prácticas homosexuales es la principal afectada. Resulta muy alentador que cada vez un mayor número de instituciones y organizaciones civiles se involucren en el tema.La campaña contra la homofobia emprendida por el Conapred y el Conasida ha sumado apoyos de diversos sectores, ubicados más allá de la comunidad gay. Se trata de un primer esfuerzo que deberá sostenerse y encontrar continuidad para garantizar al largo plazo un verdadero impacto.

Número 106, mayo 5, 2005

s

LETRA SALUD

SEXUALIDAD

Nuevo número de la Revista Mexicana de Bioética

Contra la homofobia, Mantente Cerca

Descubren células resistentes a la infección por VIH

■ NotieSe El número 2 de la Revista Mexicana de Bioética recién ha salido a la venta. El esfuerzo editorial del abogado Pedro Morales Aché y Rosa María Yáñez busca documentar y reflexionar, desde la perspectiva de la ética laica, sobre el ejercicio médico cotidiano, como menciona el médico Samuel Ponce de León, en la página editorial:“Hoy, parecería haber un creciente interés por la ética ante los retos de la ciencia y la tecnología. Pensadores médicos y filósofos disertan ante los riesgos y conflictos de la genómica, de los xenotransplantes, de la clonación, mientras que en la práctica común no contamos con apoyos específicos para los conflictos éticos de la atención médica cotidiana”. En este número colaboran, entre otros, el médico Ruy Pérez Tamayo, el filósofo Mark Platts, la médica Patricia Volkow, el investigador en temas de población Juan Guillermo Figueroa y el abogado Manuel Atienza.Para suscripciones, pueden marcarse los teléfonos de Medilex, Consultoría Médico Legal: 5687-4848.

■ NotieSe Con el fin de facilitar la aceptación de jóvenes gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros, reducir la intolerancia y cambiar la mentalidad y sentimientos negativos hacia la diversidad sexual, la organización civil estadounidense Parientes, Familiares y Amigos de Lesbianas y Gays (PFLAG, por sus siglas en inglés) inició la campaña Stay Close. La estrategia apela a la fortaleza de las relaciones familiares, sin importar la orientación sexual, y su lema es: “Stay close, because relationships are too precious to lose” (permanece cerca, las relaciones son muy valiosas para perderlas). La campaña se apoya en figuras públicas de ese país, como el actor Ben Affleck, quien cuenta cómo es su relación con Jason, su primo gay, o el congresista Richard Gephardt, cuya hija es lesbiana.

■ Aidsmap Un estudio en laboratorio reveló cómo las células CD4 inactivas eluden la infección por VIH. Existen dos clases de estas células: unas activas y que se reproducen y otras inactivas. Según el artículo publicado en la revista Nature, las células inactivas, que representan alrededor de 95 por ciento de la población total, son muy resistentes al virus. Los científicos desecharon la hipótesis de que la resistencia se debiera a la ausencia de una “entrada” necesaria para la infección y descubrieron que existe un factor enzimático de gran potencia antiviral al que llamaron APOBEC3G, el cual repele al VIH provocando mutaciones en su ARN. Los médicos, de la ciudad de San Francisco, creen que su hallazgo puede ser utilizado en futuros tratamientos contra el VIH.

Caminata nocturna contra el VIH/sida ■ NotieSe El próximo 28 de mayo a las 18:30 horas se realizará la XVIII Caminata Silenciosa Nocturna en memoria de las personas fallecidas por VIH/sida, de la Alameda Central hacia el Ángel de la Independencia. En contraste con años anteriores, niños y niñas encabezarán la marcha en demanda de que se reconozca su derecho a estar informados y a recibir una educación sexual eficiente, informó Javier Martínez, presidente de la Fundación Mexicana para la Lucha contra el Sida (Funsida). Con

27 organizaciones, bajo la coordinación de la organización Luz de Vida de Ecatepec, antes de la caminata se realizarán en la Alameda Central un tianguis informativo y algunos eventos artísticos. Entre las demandas de las organizaciones civiles están retomar el tema del VIH/sida rumbo a las próximas elecciones de 2006 y que por lo menos una parte del dinero con el que fue sancionado Jorge Serrano Limón sea destinado a campañas preventivas.

SIDA

Director Alejandro Brito Editor Fernando Mino Consejo Técnico Carlos Bonfil, Manuel Figueroa, Antonio Contreras, Arturo Díaz Betancourt,Aarón Rangel,Lilia Rubio,Antonio Medina Diseño original Leonel Sagahón Formación, diseño e ilustraciones La Máquina del Tiempo Retoque digital Alejandro Pavón Hernández Publicidad Alejandro Becerra Consejo Editorial Elena Poniatowska, Marta Lamas, Carlos Monsiváis, Ana Luisa Liguori,Dra.Carmen Villarreal,Dr.Arnoldo Kraus,Dra.Patricia Volkow,Joaquín Hurtado, Dra. Yolanda Pineda, Max Mejía, Arturo Vázquez Barrón, Jorge Huerdo+, Sandra Peniche,Nancy Mayagoitia,Estela Guzmán,Carmen Soler,Gonzalo Aburto. LETRA S, salud, sexualidad, sida, es una publicación mensual, editada por Demos, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V. Av. Cuauhtémoc No. 1236, Col.Santa Cruz Atoyac, C.P.03310,México,D.F.Editor responsable:Alejandro Brito Lemus.Certificado de Licitud de Título No. 9169, Certificado de Licitud de Contenido No. 6418, Reserva al Título en Derechos de Autor No.3389/95 y Certificado de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No.04-2003-052712375000-107 del 27 de mayo de 2003. Distribuido en el D.F.por la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México, A.C., y en el interior de la república y el extranjero por Distribuidora de Medios,S.A.de C.V.Impreso en Imprenta de Medios,S.A.de C.V.,Cuitláhuac No.3353,Col.Ampliación Cosmopolita, Azcapotzalco,México,D.F. Canarias No.45,Col.San Simón Ticumac,03660,México,D.F. Tels./Fax:5532-2751 y 5672-7096.letraese@letraese.org.mx http://www.letraese.org.mx/

Instantáneas ■ La farmacéutica Roche anunció que descontinuará dos de sus antirretrovirales, Hivid y Fortovase,posiblemente antes de 2006, pues ambos han sido superados por otros fármacos más eficientes. ■ El gobierno del Reino Unido destinará 24 millones de libras más para la investigación del PRO2000, gel microbicida contra el VIH,que será probado en mujeres de Uganda,Sudáfrica,Tanzania y Zambia,como parte de un estudio de tres años. ■ Personas con infección avanza-

Homofobia da por VIH y que no reciben terapia antirretroviral tienden a tener cambios desfavorables en los niveles de grasa y azúcar en la sangre,de acuerdo con un estudio publicado por HIV Medicine. ■ La Food and Drug Administration (FDA) ha sido incapaz de actualizar los niveles de Nonoxynol-9 que contienen diversos productos, por lo que las mujeres que los usan están en riesgo,señaló la Oficina de Contabilidad Gubernamental de Estados Unidos. ■ La vacuna ex-

perimental contra el virus del papiloma humano del laboratorio Merck ha sido 89 por ciento efectiva en la prevención de la infección y 100 por ciento efectiva en la prevención de lesiones precancerosas, reportó un estudio publicado en Lancet Oncology. ■ Nueve de los 25 países que hoy integran la Unión Europea restringen o prohíben el aborto y aunque la discusión se torna polarizada, Bruselas lo considera un tema más de carácter nacional que global.

Fui humillado en mi niñez por ser homosexual

8%

25%

Sufrí violencia física

Nota:“La relación entre opresión y enfermedades en lesbianas, bisexuales y homosexuales de la ciudad de México”, investigación de la UAM-Xochimilco


letraese@letraese.org.mx Tu opinión nos importa. Escríbenos a esta dirección electrónica o a Canarias No.45,col.San Simón Ticumac,C.P.03660

Letra S • 106 • mayo 2005

VIHvencias

La verdad que sólo Dios sabe

3

Julián

¡Mucha suerte, Manolo! ■ Por Alejandro Brito Cuando un amigo, un compañero entrañable se separa del proyecto planeado en conjunto, luego de años de labor intensa, para emprender nuevos proyectos y nuevas actividades, nos deja siempre con sentimientos encontrados. Por un lado, nos alegramos de su renovada búsqueda de horizontes y proyectos novedosos, pero por otro nos quedamos con un profundo sentimiento de pérdida difícil de colmar. Es el caso de nuestro querido compañero Manuel Figueroa, uno de los iniciadores de esta aventura que comenzamos diez años atrás, formador de este suplemento durante todo ese tiempo, editor del mismo en una temporada y coordinador general de nuestra organización civil. Manolo, como le llamamos familiarmente, llegó a ser el vértice de nuestro trabajo:no había actividad administrativa, contable, organizativa, editorial y de difusión que no fuera supervisada por él. Siempre se inclinó por el trabajo hacia dentro de la organización y prefirió mantener un bajo perfil hacia el exterior. Aunque esto último no fue obstáculo alguno para que se asumiera públicamente como una persona gay que vive con VIH/sida. Sin duda alguna, la buena marcha de la organización y la salida puntual del suplemento se lo debemos a él. Pero no lo vamos a extrañar sólo por su profesionalismo y su capacidad. Como nadie, Manolo sabe que la eficacia de su trabajo reside en la calidez de su trato, que relaja y hace más llevadera la rutina diaria. Son numerosos los proyectos en los que ha participado, destacan sobre todo los materiales publicados, como el foto-testimonial De frente a la vida diseñado para dar visibilidad a las personas que viven con VIH/sida, y su participación en el Comité de Bioética de la Clínica Especializada Condesa del gobierno del D. F., donde representó y veló por los derechos de quienes viven con el virus. Al cabo de este largo esfuerzo, Manuel optó por iniciar un nuevo ciclo en su vida y en su

formación personal en tierras españolas, junto a su compañero sentimental, Adolfo Martínez, cómplice de muchos de sus empeños laborales, solidario también en esa lucha cotidiana que ambos libran contra el VIH/sida.Ambos materializarán felizmente con todas las de la ley un derecho que en México, como en tantos otros países, se niega aún a las parejas gay: el derecho al matrimonio. Abundante literatura se ha escrito acerca de la separación de los amantes,pero muy poco se ha elaborado sobre la desazón y el sentimiento de orfandad que nos deja la separación de los amigos.En nuestro caso, nos consuela saber que el amigo no se separa del todo, que desde allá lejos seguirá colaborando y apoyando este proyecto común. Por eso decimos que es motivo de orgullo para quienes integramos el equipo de Letra S haber contado con tu valioso esfuerzo y tu entrañable compañía a lo largo de todos estos años. ¡Mucha suerte, Manolo!

A la letra Señor director Es grato saber que siguen en el camino de la lucha por el reconocimiento de los derechos de las personas que viven con VIH/sida,por ello recibe nuestras más sinceras felicitaciones y un abrazo afectuoso. Luz de Vida de Ecatepec de Morelos, A. C. es una organización formada por seropositivos, familiares y amigos solidarios que buscamos brindar a otros grupos de familias y pacientes con VIH/sida atención médica y psicológica, así como de rehabilitación y capacitación.También contamos con proyectos de prevención: pláticas, conferencias, talleres, actividades didácticas, foros de consulta, eventos deportivos, culturales, etcétera. Durante los seis años en que hemos realizado estas actividades nunca hemos recibido financiamiento externo; sólo contamos con los recursos de los integrantes de la organización.En este momento nos encontramos en una situación crítica, por el aumento en la demanda de servicios en nuestra comunidad. Por tal motivo nos vemos en la necesidad de solicitar por este medio,el apoyo económico del público lector de este suplemento para seguir respondiendo a las necesidades apremiantes de la población afectada. Agradeceremos sus donativos en efectivo a la cuenta 4025382136, sucursal 0035 de HSBC, a nombre de Luz de Vida de Ecatepec de Morelos,A.C. Atentamente Enf. Mauricio Martínez Hernández. Presidente de Luz de Vida de Ecatepec de Morelos, A. C. Isidro Fabela, mz. 6 Lt. 6, col. Ampliación Tulpetlac, Ecatepec, Estado de México. C. P. 5400. Teléfono: 5777-2759 Correo electrónico: luzdevida65@terra.com.mx

Tiro al blanco ¿Y el pecado de comprar prendas inmorales en el tianguis de la doble moral no merece castigo? “Sólo fueron tres tangas, y fueron compradas en el mercado de Mixcalco a 38 pesos cada una. Por eso digo que es una terrible injusticia, que se consumó algo totalmente arbitrario”. Senadora panista Cecilia Romero,sobre la multa de 13 millones de pesos para el representante legal de Pro Vida (La Jornada,nota de Laura Poy,Andrea Becerril y Víctor Ballinas,20 de abril de 2005).

Ni siquiera la deformidad mental del declarante es motivo para no reconocerle derechos “Yo entiendo que los gays deben tener los mismos derechos, pero para mí un gay es una persona tarada, que nace con una deformación física o psíquica”. Lluis Caldentey,alcalde de Pontons,Cataluña,sobre la aprobación de los matrimonios gay en España (El Universal,con información de la Agencia EFE,27 de abril de 2005).

PAPA DIXIT: La única inclinación no desordenada es a la derecha de la derecha “Los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados y en ningún caso pueden recibir aprobación. La inclinación misma (la homosexualidad) debe ser considerada como objetivamente desordenada”.

Nos reservamos el realístico derecho a decidir por los demás “La Iglesia, cuando rechaza las doctrinas erróneas en relación con la homosexualidad, no limita, sino que más bien defiende la libertad y la dignidad de la persona, entendidas de modo realístico y auténtico”.

Y pierdan también terreno las virtudes pedófilas del padre Maciel.... “Cuando la actividad homosexual se acepta como buena, o también cuando se introduce una legislación civil para proteger un comportamiento al cual nadie puede reivindicar derecho alguno, ni la Iglesia, ni la sociedad en su conjunto debería luego sorprenderse de que también ganen terreno otras opiniones y prácticas desviadas y aumenten los comportamientos irracionales y violentos”. Joseph Ratzinger,ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y novísimo papa Benedicto XVI,electo por el conclave de Cardenales “iluminados por el Espíritu Santo”, en Atención pastoral a las personas homosexuales.Carta a los obispos de la Iglesia católica, octubre de 1986.

Cronómetro de la desidia

Va n 2 2 4 d í a s desde que Vicente Fox comprometió a la Sedena, el 23 de septiembre pasado, a dialogar con Conasida para revisar la Ley del ISSFAM, discriminatoria con las personas que viven con VIH/sida. Sedena continúa negándose a acatar el mandato.

¿Cuánto tiempo lleva el cumplir con la palabra empeñada?


4

Agradecemos el apoyo brindado al proyecto Letra S por: La Fundación John D. and Catherine T. MacArthur

Letra S • 106 • mayo 2005

Agradecemos el apoyo brindado por: al proyecto Letra S.

Promiscuidad: Con la culpa a cuestas, una palabra ha conseguido colarse a todos los documentos e ideas que circulan en el mundo sobre sexualidad. Ambigüedad que sirve para designar todo y nada, para aligerar conciencias y para cargar de estigmas a quienes no siguen las normas sociales y sexuales impuestas. Por Rocío Sánchez

“L

a promiscuidad sexual es lo que más hiere a Dios. El amor surge del estímulo de una emoción inmaculada, pero la promiscuidad carece completamente de pureza o de verdadera emoción”, escribe Jesús González Losada, vicepresidente de la Federación de Familias para la Paz, organización uruguaya que promueve los “valores familiares”. Otro protector de las “buenas costumbres”, el cardenal Alfonso López Trujillo, presidente del Pontificio Consejo para la Familia, señala a la promiscuidad como uno de los mayores riesgos para contraer el VIH: “La ilusión (del sexo protegido con condón) es tanto o más peligrosa y grave cuanto mayor es la exigencia de que las personas con relaciones sexuales promiscuas no difundan el contagio (ni a la pareja, ni, eventualmente, a la descendencia presente y futura)”. El jerarca no sólo la ataca, sino que la señala como fuente de contagio. El razonamiento es falso: sólo los promiscuos se infectan de VIH. La idea de pareja formal en la que se puede confiar, a la que se respeta y se le debe fidelidad, es constante entre las y los jóvenes. La seguridad que inspira una relación de noviazgo hace que bajemos la guardia, que los condones vuelvan al cajón y se relajen nuestros temores sobre el VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Situación que se complica más al establecerse una relación de matrimo-

nio, como señala Carlos del Río Chiriboga en el libro Situación de las mujeres y el VIH/sida en América Latina:“En el hombre es permitido tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, pero casi siempre son clandestinas. Esto conduce, en muchos casos, a una situación en la que se hace muy difícil que la mujer se proteja de la transmisión sexual del VIH”. Pero ¿qué es la promiscuidad? Es tener muchas parejas sexuales, podrías decir. ¿Pero cuántas son “muchas”?, ¿cien?, ¿diez?, ¿dos? ¿Al mismo tiempo, en un mes o en un año? La carga despectiva de la palabra hace que cuando a alguien se le acusa de “promiscuo”es porque se cree que hay algo mal en su vida sexual; una persona que se asume como “promiscua” lo hace con culpa, por eso se le huye al adjetivo, “el promiscuo siempre será quien ha tenido más parejas que yo”. Según el diccionario de la Real Academia Española, “promiscuidad” significa “mezcla, confusión” y el adjetivo promiscuo señala a “la persona que mantiene relaciones sexuales con otras varias, así como de su comportamiento, modo de vida, etc.”. Decir “otras varias” implica más de una. Así lo entiende la biología, que fue la primera disciplina en utilizar la palabra para describir a las especies animales donde machos y/o hembras tienen más de una pareja sexual, ya sea durante su periodo de apareamiento o a lo largo de toda su vida. Para los pastores de la Iglesia Católica, la sexualidad sólo puede concebirse dentro del

matrimonio, y como sólo puede haber un matrimonio en la vida, todo el que comparte su sexualidad con más de una persona “cae en la promiscuidad”. La Biblia, sin embargo, nunca menciona la palabra; para librar el detalle, la Iglesia equipara el concepto con “adulterio” (tener relaciones sexuales fuera del matrimonio) y “fornicación” (tener pensamientos impuros o relaciones antes de casarse), otras dos palabras que ponen a temblar por la carga de culpa que tienen. La catedral y las capillitas La idea de que la monogamia es la única conducta “buena” es la que hace que el término “promiscuidad” sirva para tachar cualquier comportamiento diferente.“Se ha utilizado como insulto, como un vocablo que estigmatiza a quienes son proclives a tener muchas parejas sexuales. No se refiere a un grupo promiscuo, como en la biología, sino a una conducta individual en la que es posible tener más de una pareja en un mismo periodo de tiempo”, explica Óscar Chávez Lanz, biólogo y sexólogo que preside el Grupo Interdisciplinario de Sexología, en entrevista con Letra S. Si la monogamia es lo “correcto”, aquel que tiene más de una pareja tiende a sentirse culpable. “Cuando alguien vive una situación que cree indebida la ve con tanto miedo que la niega. Si no es verdad, por lo menos hay que aparentar ser monógamos, no importa tanto mi conducta sino la imagen que tengo ante las demás personas”, asegura Chávez Lanz. Por supuesto el riesgo de contagio se multiplica, pues proponer el uso del condón generaría sospechas incómodas y arruinaría la simulación. El estigma y sus riesgos El programa ABC, aplicado por el gobierno de George Bush en todas las escuelas de Estados

Unidos, consta de tres pasos: Abstinence (abstinencia), Be faithful (sé fiel), Condoms (condones), pero coloca a los preservativos como última opción. Expertos en salud pública consideran que se corre el riesgo de acabar con el avance que se había conseguido con la educación sexual, pues la campaña se centra en el miedo a “ser malo”, en vez de señalar la necesidad de tomar decisiones informadas. Una de las dinámicas del ABC consiste en pasar una flor por todo un grupo de alumnos para que cada uno de ellos le quite un pétalo: cuando alguien mantiene “muchas” relaciones sexuales le sucede lo mismo que a esa flor, queda destruido, incompleto como persona. La etiqueta de promiscuidad sólo confunde, señala, amenaza. Es estigma que puede generar angustia al que observa tal comportamiento “indeseable” y que propicia conductas de riesgo.“Es mucho mejor insistir en que hay que protegerse en la actividad sexual, sea con quien sea. La declaración de monogamia no es garantía de nada”, enfatiza Chávez Lanz, y considera que las personas que se relacionan con más de una pareja deben ser aceptadas como una opción más, sin condenarlas ni orillarlas a negar sus prácticas:“La honestidad en la forma de relacionarse se ve bloqueada por el hecho de que la monogamia es un valor, es lo esperado. Si seguimos pensando que ser monógamo es bueno y tener muchas parejas es malo, entonces las otras parejas van a estar escondidas y la clandestinidad incrementa los riesgos de contagio de infecciones de transmisión sexual”. El riesgo de adquirir el VIH no depende de la cantidad de parejas sexuales que se tengan, sino de la manera en que se dan los encuentros sexuales, es decir, si se usa o no un condón de manera correcta. Para prevenir el VIH es importante olvidarse de conceptos cargados de cul-

¿Y mis derechos?

Cuenta Conmigo

Por Sandalo Gálvez

norancia a veces puede ser lo mismo que no tener resguardo jurídico.

En estas semanas hemos leído, escuchado o visto, aunque sea de pasada, sobre el Estado de Derecho. Ese concepto hoy tan manoseado implica que los ciudadanos somos sujetos de derechos, aunque muchas veces no sepamos cuáles son, para qué sirven, a quiénes protegen o cómo ejercerlos. Este desconocimiento puede colocarnos en una situación de vulnerabilidad. Ojo, no se trata de hacernos sentir víctimas, sino saber que la ig-

Los derechos a la libre expresión, a la salud, a la educación, al empleo, a la participación política, al esparcimiento, a la igualdad de oportunidades y a la no discriminación,son parte de las leyes en abstracto, que pocas veces hacemos nuestras como ciudadanos. A esta situación súmale que la gran mayoría de los adultos consideran a los y las adolescentes individuos incompletos, incapaces de tomar decisiones correctas y adecuadas sobre sus vidas. Un estigma

que los persigue y, muchas veces, validan, replicando e imponiendo a los otros: sólo piensa en lo sectarios que

podemos llegar a ser con base en la apariencia física o la forma de pensar. Así se forman los diferentes grupos e identidades juveniles, pero de pasada cancelamos la posibilidad de interactuar entre las formas diversas de expresión. Pero, ¿a qué espacios podemos recurrir las y los jóvenes para formarnos en la práctica de nuestros derechos? Cualquiera es bueno, sólo tenemos que apropiarnos de él. ¿Cómo? Exigiendo respeto hacia lo

que somos y lo que queremos, acción de conciencia ciudadana que surge de la reflexión acerca de nuestro papel en la sociedad de la que formamos parte. Olvídate de que la

ciudadanía es igual a cumplir 18 años. No, es bastante más complicado e importante: se construye con la interacción con las y los otros.

xual tengamos acceso a las herramientas que nos ayuden a dar forma a nuestra ciudadanía y exigir los derechos que aún nos son negados. En el objetivo de conocer nuestros derechos y hacerlos valer, cuenta conmigo.

Uno de esos espacios alternativos de paticipación es el Grupo de Jóvenes Gays y Lesbianas de Letra S, que puede ser una oportunidad para que quienes tenemos una orientación sexual diferente a la heterose-

JÓVENES GAY, LESBIANAS Y FAMILIAS, es un proyecto de coparticipación entre Letra S y DIF-DF Tel.: 5532-2751 Correo: jovenesgays@letraese.org.mx

Te esperamos todos los sábados, de 11:00 a 14:00 horas, en el Centro Cultural y Recreativo “Niños Héroes” del DIF-DF, ubicado en Popocatépetl (Eje 8 sur) No.276, entre prolongación Uxmal y División del Norte. Col. Santa Cruz Atoyac.


Para más información visita las siguientes páginas: www.mexfam.org.mx www.kinseyinstitute.org www.worldsexology.org

Letra S • 106 • mayo 2005

5

Infórmate

el falso dilema pa y hablar de “prácticas de riesgo”, tales como la penetración sin condón o el uso de jeringas sin esterilizar; es mucho más claro y específico. Así sabremos cómo protegernos en cada caso. “Es necesario revalorar que todas las formas de relación son válidas y que todas las personas tienen derecho a tener cuantas parejas quieran. Cuando eso se logre, podremos promover más fácilmente el uso del condón”, remata Chávez Lanz.

! Tips El decálogo del promiscuo Maneras de exonerar a la promiscuidad de toda culpa

Foto: Carolyn Jones

1 Me protegeré a mi mismo y a todas mis parejas sexuales. 2 No dejaré pasar oportunidad sexual alguna con condón en mano. 3 Acudiré a las fiestas que terminan en orgías forrado de condones. 4 Seré honesto con cada uno de mis ligues. 5 No fornicaré sin condón. 6 No portaré un condón en vano si el sexo está a la mano. 7 No desearé a la mujer de mi prójimo, excepto cuando ella esté de acuerdo. 8 Predicaré contra el amor en exclusiva. 9 No consentiré sentimientos de culpa. 10 No desearé los prejuicios ajenos.

Anatomía de un crimen de odio “En Laramie, Wyoming, el odio no es un valor moral”, reza la leyenda que da la bienvenida a este pueblo estadounidense. El 6 de octubre de 1998 un crimen homofóbico consternó a la opinión pública, suscitó la indignación colectiva y decidió el pronunciamiento del presidente William Clinton a favor de una legislación federal para penalizar los crímenes de odio.Un día antes, el joven estudiante de 22 años Matthew Shepard había sido salvajemente torturado y colgado a una cerca, semidesnudo, abandonado a la intemperie de las bajas temperaturas del otoño.Pocos días después fallecería en un hospital de Colorado. Proyecto de un crimen, cinta producida por la cadena televisiva HBO y dirigida por Moisés Kaufman, a partir de

una obra teatral suya, reúne numerosos testimonios de habitantes de Laramie, dramatizadas por actores reconocidos (Peter Fonda, Steve Buscemi, Christina Ricci), para integrar un docudrama que combina la crónica de los hechos con las reacciones encontradas entre los defensores de la memoria de Shepard y los no pocos detractores que procuran hacer de la víctima de un crimen el culpable del mismo, según la lógica de odio antihomosexual que lo acusa de haber incitado, con su conducta y sus pretendidos avances seductores, la indignación viril de sus asesinos, dos jóvenes de veinte años, condenados hoy a cadena perpetua. Matthew Shepard se volvió rápidamente el mayor icono de resis-

tencia gay a la intolerancia de fundamentalistas religiosos y de políticos ultraconservadores. El caso movilizó a la opinión pública y a miles de activistas en derechos humanos que fueron presión determinante para un acto de justicia que anteriormente se habría soslayado. Decidió igualmente la salida del clóset de gays y lesbianas en Laramie y sus vastos alrededores desolados, quienes muestran en la cinta una conciencia nueva a raíz de este hecho de violencia. Un episodio conmovedor en el juicio es el gesto de perdón, teñido de indignación moral, que dirige el padre de Matthew al asesino McKinney, irreductiblemente homófobo. Otro más, la postura de un sacerdote católico que ve en el caso

de Matthew un instrumento didáctico ideal para formar a los jóvenes en el respeto a la diferencia. En alusión a una obra teatral, Ángeles en América, los actores del proyecto reviven una de las acciones más populares de resistencia gay en Laramie: frente a un grupo de fanáticos que le dedican el infierno a Shepard, activistas vestidos de blanco extienden sus alas para cubrir el alarde homófobo y proteger así la memoria del joven asesinado. Proyecto de un crimen es distribuida en México en formatos video y DVD por la compañía Quality films, y se encuentra disponible en centros de video y tiendas de autoservicio. (Carlos Bonfil)

Proyecto de un crimen (The Laramie Project) Dirección y guión:Moises Kaufman. Estados Unidos,2002.


6

Letra S • 106 • mayo 2005

E N T R E V I S TA CO N C A R LO S M O N S I V Á I S

El odio nefando a l A unos días de haber iniciado la campaña contra la homofobia en estaciones de radio de varias ciudades del país, Carlos Monsiváis reflexiona sobre la pertinencia de reconocer la anormalidad del homófobo y la existencia social, abierta y libre, de las y los homosexuales. Por Fernando Mino

El ghetto gay, tan útil para el enaltecimiento de la norma, ve en el desprecio el primer reconocimiento público de existencia”. Entonces, ¿visibilidad y homofobia son procesos que surgen a la par? La homofobia está en el origen de la civilización judeo-cristiana. Al decir lo anterior me declaro culpable de leso anacronismo porque no hay homofobia cuando la palabra homosexual no existe, y cuando nadie califica de prejuicio el odio a la diferencia. En tiempos de “las bárbaras naciones” o de las “tribus civilizables”, el varón que ayunta con varón debilita la fortaleza guerrera de su grupo y es un traidor inevitable (a las mujeres no se les conceden decisiones corporales). Y el ghetto gay sólo existe en Europa y Estados Unidos en las últimas décadas del siglo XIX, y eso como el com-

La homofobia en números

66 % no compartiría techo con una persona homosexual1

71 % de los jóvenes no apoyaría los

derechos de los homosexuales2

18 % de las y los homosexuales sufrió

plot de las sombras en pos de las clases trabajadoras y los marinos. Hay burlas, golpes, asesinatos, pero el insulto no se imprime o no se emite como reconocimiento de existencia sino como lo opuesto: como el señalamiento de la abyección. Por eso es tan significativa la redada de Los 41 en 1901, porque el gay ingresa al horizonte social a través del choteo, y el humor suaviza o “humaniza” el prejuicio. La homofobia es miedo, lo que establece coartadas a la agresión. A veces pareciera que hablar de homofobia es hablar de actos deliberados de ataque y discriminación, pero también hay acciones homofóbicas sutiles o interiorizadas (en el caso de muchos grupos gays) que marcan conductas sociales. No estoy convencido de que la homofobia sea miedo. Como estrategia de psicología pop decir

esto funciona (“Es mataputos porque lo aterra su incapacidad para eliminar el deseo ante los hombres atractivos”), pero en rigor no importa el origen psicoanalítico de la homofobia, y está de más, en la lucha política y social, tomar en cuenta los subsuelos del prejuicio. Lo primordial es enfrentar a la homofobia desde la educación, la cultura y las leyes, ésa sí me parece una respuesta civilizada. En este sentido, es apenas previsible la homofobia interiorizada en los grupos gays. Cada minoría estigmatizada aloja en su idea de sí misma una porción de los prejuicios en su contra, y esto sólo se supera, como ve muy bien Hanna Arendt, si se asume creativa y enérgicamente aquello por lo cual se persigue a la persona y a la minoría que pertenece. En la medida que la minoría inutiliza con el uso burlón los peores insultos en su contra (tal vez el caso de los negros norteamericanos sea ilustrativo), los insultos pasan a ser

3

por ser homosexual3

30 % ha sido acosado por la policía por ser homosexual3

18 quejas presentadas, en un año, ante la CDHDF por agravios a personas con preferencias sexuales distintas de la heterosexual4

290 asesinatos de homosexuales se han

registrado entre 1995 a 2003: 275 varones y 15 mujeres5

876 ejecuciones por homofobia en 9 años, pues por cada caso reportado existen 3 casos más que no se registran. 97 ejecuciones al año, 8 cada mes5 1 Encuesta Nacional de Cultura Política y Prácticas Ciudadanas, 2001. Segob/IFE 2 Encuesta Nacional de la Juventud, 2000. Instituto Mexicano de la Juventud/SEP 3 “La relación entre opresión y enfermedad en lesbianas, bisexuales y homosexuales”, 2001. UAM-X 4 Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal 5 Informe preliminar de la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia, 2003. A partir de un seguimiento hemerográfico de 15 medios en 7 entidades del país

¿Es justo pensar que la homofobia social surge como derivado natural del gran valor que se le da a la virilidad en México, al macho mexicano? No hay homofobia individual, la única homofobia realmente existente es la social, desglosable en personas, grupos, regiones, gremios. La homofobia es una respuesta a los prófugos de la virilidad, los que traicionan el vuelo de la testosterona. Eso sin duda, pero el machismo ha modificado a tal grado su apariencia que la homofobia de hoy ya incluye, se quiera o no, la autocrítica. ¿O que habrían dicho en 1930 de los aretes en los hombres y de los pantalones ya irremediables en la mujeres? Si la homofobia es el primer paso hacia el reconocimiento de la existencia, ¿cómo desligar un asunto del otro? Mucha gente

El estigma de la subversión La homofobia es característica esencial en la construcción del ser mexicano, siempre ufano de su virilidad. Distorsión de la realidad con base en prejuicios y miedos, el homófobo ve en el reconocimiento de derechos básicos una provocación, una amenaza que debe combatirse con discriminación, rechazo, acoso moral, desprecio, burla: prácticas que invisibilizan, aumentan los riesgos a la salud e, incluso, favorecen los crímenes de odio.

burlas y humillaciones durante su adolescencia.3

6 % sufrió violencia física 21 % no ha sido contratado en un trabajo

descripciones sarcásticas o, de hecho, resultan homenajes al revés. Si se aísla el componente destructivo del insulto, el agredido se enfrenta únicamente a las intenciones del agresor, y este “desarme ideológico” es, de no tratarse de acciones de violencia, más fácil de manejar: “Le dijo maricón y no se rió”.

E

n México el discurso homofóbico se lleva en la piel, es institución que da tributo al ser mexicano, por lo menos lo que el estereotipo indica debe ser el mexicano. Si la unanimidad no es lograda en casi ningún aspecto, el rechazo al que “traiciona la virilidad” recoge buena parte de las coincidencias: según una encuesta sobre tolerancia elaborada por el IFE en 2001, 66 por ciento de los mexicanos no aceptaría nunca compartir el mismo techo con un homosexual. Se trata de homofobia, “aversión obsesiva hacia las personas homosexuales”. La preferencia sexual se materializa en estigma a través de la percepción de la diferencia por parte de los otros. Si el ejercicio sexual, pese a los afanes represivos, sigue siendo un territorio libre por privado, a resguardo del “qué dirán”, la apariencia y el comportamiento distinto del estereotipo de género delatan y se vuelven pruebas agravantes para la condena moral. La falta más grave no es tanto la existencia del deseo homosexual, como la transgresión a eso que hace a las mujeres “femeninas” y a los hombres “viriles”. El secreto derivado de la segregación y la condena, cuando no de la violencia física, favorece las prácticas sexuales de riesgo, porque las vuelve culposas, clandestinas, anónimas y fugaces. En

México, de los casos masculinos de infección por VIH, las estadísticas señalan que cerca de las dos terceras partes (67.5 por ciento) corresponden a hombres con prácticas homosexuales, aunque un grupo de especialistas considera que existe un subregistro, que de corregirse arrojaría que 81 por ciento de los casos de VIH/sida en México afecta a hombres que han tenido prácticas sexuales con otros hombres. El maricón y la marimacha El origen de la homofobia puede rastrearse desde la infancia, como se han encargado de documentar las terapeutas Elena Laguarda, Regina Novelo y María Fernanda Laguarda, del Grupo Interdisciplinario Atención Integral, para el estudio “Códigos de violencia de género y su impacto en la construcción de la identidad heterosexual”. Su trabajo con grupos de niños y niñas de preescolar y primaria ha revelado que en los varones hay “un miedo tremendo a ser equiparados con las niñas”, lo que propicia que se establezca un código de violencia de género, en el que los insultos (marica, maricón, niñita, joto, llorona, bebé, gallina, coyón, entre los más comunes) cuestionan la masculinidad de los niños. Esta homofobia en germen se centra en las

apariencias más que en las posibilidades de desarrollar determinada orientación sexual.“De cada 10 niños que son molestados y atacados, sólo uno podría llegar a ser gay”, asegura Novelo y añade: “Siempre habrá alguna época de la vida en que a algún varón se le haya calificado de ‘marica’, lo que hace crecer una homofobia interiorizada, que reproduce los ataques homofóbicos como una manera de demostrar que no se es homosexual”. No discriminación: cultura incipiente Ante la realidad de la discriminación por homofobia, la legislación mexicana opuso el silencio a lo largo del siglo XX. Es hasta 1999 cuando el Distrito Federal se convierte en la primera entidad del país en considerarla como delito en el Código Penal: el artículo 206 castiga todo tipo de discriminación, preferencias sexuales incluidas. En 2001 se agregó un tercer párrafo al Artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que prohíbe la discriminación, pero incluso a la hora de reconocer ese derecho básico se antepuso el prejuicio homófobo del senador Diego Fernández de Cevallos, quien impidió que en el texto constitucional apareciera el término “preferencias sexuales”. “No puedo aceptar que (lo) incorporemos aquí, como precepto constitucional (...) por parte de Acción Nacional es intocable este asunto”, señaló a los medios luego de la discusión en el Senado. Con todo, la reforma constitucional dio sustento a la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, promulgada el 11 de junio de 2003, la cual ya considera con todas sus letras a la “prefe-


Letra S • 106 • mayo 2005

7

a diferencia sexual piensa que hay respeto, siempre y cuando no haya alarde. Hay respeto cuando deja de creerse que existe tal cosa como el “alarde”. Si uno califica de “alarde”(exhibición, provocación) la conducta de gays y lesbianas, para ya no hablar de los transexuales, exhibe su refrendo del prejuicio. El “alarde”es simplemente el ejercicio del derecho a proceder como a uno o a una le de la gana, tan pintoresco como se quiera. Al hablar de identidad sexual es factible hablar de aceptación o sólo de tolerancia, término que pareciera remitir a coerción, a coexistencia con el “anormal”. Hoy, tolerancia y aceptación son sinónimos, y esto se debe al atraso inmenso de la jerarquía eclesiástica (“Los respetamos con la condición de que no existan”) y de los sectores tradicionales. A estas alturas, ¿qué es la anormalidad? Si son millones los gays y lesbianas en México, decirles “anormales” es regañar a la naturaleza por sus despilfarros. El fenómeno de la homofobia tiene alguna peculiaridad en México u obedece a

procesos comunes a todos los países. Tal vez lo peculiar de México, y al respecto habría que tener estadísticas confiables, es el cúmulo de crímenes de odio contra gays, lo que remite de inmediato a la impunidad y las complicidades del machismo.Eso sí llama poderosamente la atención. Por lo demás,la línea de resistencia de la homofobia depende en lo fundamental del clero católico y el tradicionalismo, y esta confederación del prejuicio va en retroceso. Obsérvese el fracaso de su oposición a los spots de radio contra la homofobia. Si se piensa en la política mexicana, ¿qué decir de los rumores sobre los poderosos que practican el “vicio nefando”? Un político al que califican de “maricón” no puede, de modo alguno, contender por el título de la Flor más Bella del Ejido. Confirmaría las sospechas, y eso sí es una gran limitación, y, además, es tal el nivel de bajeza en la ronda de difamaciones, que lo que se diga de cualquier persona pública es a la vez criticable e increíble. Una acusación homofóbica cuenta, pero la falta de cargos homofóbicos también da lugar a sospechas: “Debe llevar doble vida porque nadie me ha dicho nunca que es gay”.

T E S T ¿ERES HOMÓFOBO? Para saber si tienes conductas homofóbicas responde lo siguiente:

rencia sexual” como uno de los muchos motivos de discriminación sancionados. La violencia límite De acuerdo con el reporte preliminar de la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia, de 1995 a 2003 se registraron 290 asesinatos contra homosexuales (275 hombres y 15 mujeres). Considerando el subregistro, que sería de al menos tres casos más por cada uno documentado, la cifra se eleva a 876 asesinatos. La característica esencial en estas ejecuciones es la saña con la que se perpetran, la mayoría con arma blanca: violencia extrema que va más allá de la muerte, que se regodea en la tortura y la mutilación como una manera de castigar al diferente. Estos datos influyeron para que en su informe final la relatora especial de Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, Asma Jahangir, sugiera al gobierno mexicano adoptar “políticas y programas encaminados a superar el odio y los prejuicios contra los homosexuales y a sensibilizar a las autoridades y al público en general ante los delitos y actos de violencia dirigidos a miembros de las minorías sexuales”. Pese a estas recomendaciones y al elevado número de ejecuciones, las autoridades policiacas y judiciales no aceptan el término de “crímenes de odio”y suelen calificarlos como “pasionales” o “típicos de homosexuales”. Una campaña difícil contra el odio En febrero pasado, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la Secretaría de Salud federal informaron que se realizaría una

campaña nacional contra la homofobia. La noticia levantó protestas por parte de grupos de ultraderecha que, una vez más, sólo dieron mayor difusión a los spots de la campaña radiofónica. Pese a la presión de la Iglesia Católica, la campaña sumó apoyos de las organizaciones civiles, de la Organización Panamericana de la Salud y del Programa de las Naciones Unidas sobre Sida. Los ataques de los grupos de ultraderecha no se pueden minimizar, ya que tienen repercusión en sectores de la población, como lo ejemplifica la carta de un lector:“Para la mayor parte de la gente normal no se trata de discriminarlos ni de que se les prive de sus derechos como seres humanos, sino que sentimos repulsión hacia ellos por razones legítimas: temor de adquirir ese vicio; ruptura de la institución familiar, pues no pueden concebir; peligro social, ya que andan a la caza de niños y jóvenes a quienes corromper; amenaza de salud pública, por propagar el sida, y están expresamente prohibidos por Dios” (de Miguel Ángel Peralta a “Voz del lector” de El Universal, 12 de marzo de 2005). Los argumentos de la homofobia se presentan ahora con otro ropaje, tratan de diferenciar mañosamente entre la persona y sus “prácticas sexuales desviadas”: como personas merecen respeto, afirman, siempre y cuando no incurran en sus “abominables prácticas”. Por eso, son tan necesarias las campañas de sensibilización que promuevan no determinadas prácticas sexuales, como apuntan los opositores a la campaña, sino el respeto a la libre opción sexual. Primer paso institucional para revertir los siglos de historia mexicana de odio por homofobia. (Mario Reyes)

1. La sola idea de sentirme atraído/a físicamente por personas de mi propio sexo me sacaría de onda.

SI

NO

2. Los gays y las lesbianas no deberían mezclarse con la gente normal.

SI

NO

3. Me avergonzaría tener un hermano o hermana homosexual.

SI

NO

4. Respeto a los gays, siempre y cuando no anden dando espectáculos o se exhiban queriendo ser lo que no son.

SI

NO

5. Una cosa es la homosexualidad, pero eso de vestirse de mujer o cambiarse de sexo sí es una aberración contra la naturaleza.

SI

NO

6. Agrediría físicamente a una persona de mi mismo sexo si intentara “ligarme”.

SI

NO

7. Si los tuviera, confesaría sin problemas tener sueños eróticos con personas de mi mismo sexo.

SI

NO

8. Me parece normal ver a una pareja de mi mismo sexo besándose en una película.

SI

NO

9. Si un amigo o amiga me confesara que es homosexual le daría todo mi apoyo.

SI

NO

10. Considero que las parejas homosexuales tienen derecho a adoptar y criar hijos o hijas.

SI

NO

PUNTUACIÓN Respuesta afirmativa en las preguntas 1 al 6: 1 punto cada una. Respuesta afirmativa en las preguntas 7 al 10: 0 puntos cada una. Respuesta negativa en las preguntas 1 al 6: 0 puntos cada una. Respuesta negativa en las preguntas 7 al 10: 1 punto cada una. • De 0 a 2 puntos: Felicidades, puedes considerarte como un ciudadano respetuoso de las diferencias. • De 3 a 5 puntos: Aún tienes algunos prejuicios, recuerda que la mejor manera de combatirlos es con información. • De 6 a 10 puntos: Cuidado, tu actitud es homofóbica. Recuerda que en México por ley está prohibida la discriminación por preferencias sexuales y en el D. F. es un delito.


8

Letra S • 106 • mayo 2005

OPINIÓN

El término homofobia poco a poco se integra al lenguaje común, aunque los terrenos que abarca suelen tener fronteras poco definidas. La intolerancia y el desprecio hacia las y los que tienen preferencias e identidades sexuales distintas de la heterosexualidad tienen muchas maneras de expresarse, a veces sin que exista conciencia. En este texto se exploran los aspectos múltiples de los fantasmas que muchas veces el mundo heterosexual se elabora a propósito de la homosexualidad.

El rostro múltiple Por Louis-Georges Tin

D

e acuerdo con una opinión muy extendida, la homosexualidad sería hoy más libre que nunca: presente y visible en todas partes, en la calle, en los diarios, en la televisión, en el cine. Estaría incluso muy aceptada, pues así lo revelan los recientes avances legislativos en Norteamérica y en Europa en materia de reconocimiento de parejas del mismo sexo. Ciertamente se necesitan todavía algunos ajustes más para erradicar las últimas discriminaciones, pero con la evolución de las mentalidades esto sería una simple cuestión de tiempo. Tal vez. Pero tal vez no, pues para un observador un poco más atento, la situación es muy distinta. A decir verdad, el siglo XX, en su conjunto, ha sido el periodo más violentamente homófobo de la historia: deportación a los campos de concentración en la época nazi, gulag en la Unión Soviética, chantajes y persecuciones en Estados Unidos en tiempos de McCarthy, todo eso parece ya lejano. Pero muy a menudo las condiciones de existencia en el mundo actual siguen siendo difíciles. La homosexualidad parece ser discriminada en todos lados; al menos en 80 naciones la ley condena los actos homosexuales, en ocasiones con cárcel perpetua, y en unos diez países con la pena de muerte. La homofobia se expresa aun en naciones donde la homosexualidad no figura en el código penal, como Brasil, donde en los últimos veinte años han sido contabilizados alrededor de dos mil crímenes por homofobia. En estas condiciones es difícil pensar que la “tolerancia” gana terreno. La homofobia constituye un problema humano, grave y complejo, con resonancias múltiples, que requiere de una reacción concertada y de una reflexión previa. ¿Pero qué es en realidad la homofobia? Al parecer el término circulaba ya en los años sesenta, pero el primer registro escrito es responsabilidad de K.T. Smith, autor, en 1971, de un artículo titulado “Homofobia: un perfil tentativo de la personalidad”. Se trata de un vocablo muy reciente, cuya historia es sin embargo relativamente rica. A lo largo de los años el espectro semántico del término no ha dejado de evolucionar por ampliaciones sucesivas. En 1972, Weinberg definía la homofobia como “el miedo a estar con un homosexual en un espacio cerrado”, definición muy restrictiva que quedó rápidamente rebasada en el lenguaje común, como testifica

la definición del Pequeño Larousse: “Rechazo de la homosexualidad, hostilidad sistemática hacia los homosexuales”. Ampliando el análisis, Daniel Welzer-Lang ha sugerido una nueva definición.Para él, la homofobia “es, de modo más extenso, la denigración en los hombres de cualidades consideradas femeninas y, en cierta medida, de las cualidades consideradas masculinas en las mujeres”. De esta manera, intenta ligar entre ambas formas “la homofobia particular, ejercida contra gays y lesbianas, y la homofobia general, que toma forma a partir de la construcción y jerarquización de los géneros masculino y femenino”, un fenómeno que puede afectar a todos los individuos, cualquiera que sea su orientación sexual, lo que explicaría que el insulto “puto”se pueda también aplicar a personas claramente heterosexuales en la medida en que, más allá de las preferencias, denuncia sobre todo una infracción a esa “virilidad perfecta” que supone la construcción social de lo masculino. Amenaza a lo establecido Es evidente que la noción de homofobia se extendió progresivamente en la medida en que las investigaciones emprendidas permitían comprender que los actos, palabras o actitudes percibidas claramente como homófobicas sólo eran el epifenómeno de una construcción cultural más general, cuyos efectos comunes constituyen una violencia que atraviesa a la sociedad en su conjunto. El origen profundo de la homofobia debe, sin duda, buscarse en el heterosexismo, que tiende a hacer de la heterosexualidad la única experiencia sexual legítima, posible e, incluso, pensable, lo que explica que muchas personas vivan su vida sin haber jamás pensado en esta realidad homosexual, presente sin embargo en todas partes y mucho menos oculta de lo que en un principio pudiera creerse. Más que una norma, que supondría todavía algo explícito, la heterosexualidad se convierte, para quienes así condiciona, en lo impensado de su construcción psíquica particular y en el a priori de toda sexualidad humana en general. De hecho, si no se contempla todo el horror que representa la homosexualidad para ciertas personas, se corre el riesgo de no entender la homofobia en lo que tiene de más radical. Para las personas más condicionadas por el heterosexismo, la simple existencia de los homosexuales, quienes no los amenazan en lo más mínimo, constituye subjetivamente una

amenaza para el edificio psíquico que han construido larga y pacientemente a partir de esa exclusión, y esto permite explicar por qué el miedo, y más aún el odio que de todo ello resulta, puede llegar a las violencias más brutales. Por supuesto, este miedo no podría erigirse en circunstancia atenuante y mucho menos en justificación para los crímenes por homofobia. Este miedo es a menudo materia de alegato, por cierto exitoso, en los tribunales estadounidenses en beneficio de individuos que asisten a lugares de ligue, armados con bates de bates de béisbol para “golpear locas”, y que se escudan detrás de la noción de “pánico sexual” en un colmo de mala fe y de crueldad cínica. Por lo demás, las teorías teológicas, morales, jurídicas, médicas, biológicas, psicoanalíticas, antropológicas, etc, nunca son más que razones inventadas para justificar una convicción íntima; y resulta por lo general inútil demostrarle a quienes ven en la homosexualidad una suerte de tara o patología, que su creencia obsoleta ha quedado desde hace tiempo invalidada por la propia medicina: lejos de ser la causa de su homofobia, este discurso médico, históricamente rebasado, sólo serviría ocasionalmente para la forma y, a lo sumo, para alguna eventual confirmación. Grandes olas de homofobia Falta por comprender por qué la homofobia surge o resurge de modo más violento en tal época, tal lugar o bajo tal forma precisa. Más allá de las manifestaciones comunes, pareciera que las grandes olas de homofobia obedecen por lo general a manifestaciones oportunistas. De hecho, la Historia está llena de enseñanzas al respecto. Desde los primeros tiempos de la revolución comunista, la homosexualidad fue relativamente “tolerada”; en su primera edición, de 1930, la Enciclopedia soviética afirmaba claramente que la homosexualidad no era ni un crimen ni una enfermedad. Las penurias del régimen y el ascenso de Stalin al poder contribuyeron a endurecer las condiciones de vida; la homosexualidad fue de nuevo penalizada en 1933 y pronto se volvió crimen contra el Estado, signo de decadencia burguesa y, más aún, una perversión fascista. Y, como señala Daniel Borrillo, “por una triste ironía de la Historia, la Alemania nazi instrumentaba en la misma época un plan de persecución y exterminio de homosexuales en el cual los asimilaban con los comunistas”.

Estos ejemplos muestran claramente que la homofobia latente, e inherente al heterosexismo, puede ser bruscamente reactivada por una crisis grave que justifique la búsqueda de un chivo expiatorio. Habiéndosele atribuido todos los males, la homosexualidad puede entonces volverse razón suficiente para purgas que se juzgan necesarias: asimilada así a la herejía búlgara durante la Edad Media, la sodomía fue utilizada como instrumento de inculpación en la lucha contra las “desviaciones” religiosas, contra los Templarios, por ejemplo. Con una lógica parecida, durante las guerras de religión, la homosexualidad se volvió vicio católico según los hugonotes y vicio hugonote para los católicos; en la misma época se le asoció a las costumbres italianas, en la medida en que la Corte de Francia parecía invadida por la cultura italiana; luego fue el turno de las costumbres inglesas, cuando el imperio británico alcanzaba su apogeo; o a las costumbres alemanas, en el momento más crucial de la rivalidad franco-alemana; o al cosmopolitismo judío o al espíritu comunitario estadounidense de hoy.Vicio burgués para los proletarios del siglo XIX, también fue para el burgués de entonces algo propio de las clases trabajadoras, siempre inmorales, o de la aristocracia, necesariamente decadente. Todavía hoy, en Medio Oriente, India o Japón, se le percibe como una práctica occidental; en África negra, por supuesto, se trata de un asunto de blancos. Las múltiples formas de acción de la homofobia son a menudo ambiguas y resulta difícil clasificar estas diversas violencias, ya sean formales, es decir ejercidas bajo control del Estado (pena de muerte, trabajos forzados, castración, clitoridectomías, encarcelamiento, confinación) o más bien informales (asesinatos, violaciones punitivas, golpizas, agresiones físicas o verbales, vejaciones, acoso). Por otro lado, esta misma distinción está sujeta a duda en la medida en que, en ciertos países, las violencias informales cuentan con la aprobación o la complicidad de las autoridades que se supone debieran condenarlas. Siendo tan ambiguo el papel de las autoridades, a menudo resulta difícil precisar el límite entre lo formal y lo informal. Más allá de esta homofobia de Estado, la homofobia social, que es más difusa, se ejerce en todos los medios: en la familia, la escuela, el ejército, en el mundo del trabajo, en el mundo político, en los medios, en el mundo del deporte, en las cárceles, etc. Estas violencias físicas, morales, y en ocasiones las dos al mismo


Letra S • 106 • mayo 2005

9

17 de mayo Día en que la Organización Mundial de la Salud, en 1990, suprime la homosexualidad de la lista de las enfermedades mentales, lo que terminó con casi un siglo de homofobia avalada por la ciencia. Articulemos acción y reflexión para luchar contra todas las violencias físicas, morales o simbólicas ligadas a la orientación sexual o a la identidad de género.

de la homofobia tiempo,son aun menos conocidas cuando quienes las padecen se niegan con frecuencia a denunciarlas, ya por el miedo de ver así develada su homosexualidad, o por el miedo también a las represalias, sobre todo cuando estos actos son perpetrados al interior de un grupo, de un dormitorio, de un equipo, reduciendo al silencio a las víctimas más vulnerables. Pero la homofobia común se ejerce todavía mejor en el orden simbólico. Más allá de los actos, actitudes y discursos percibidos claramente como homofóbicos, los responsables a priori de la organización social han creado una estructura cuya violencia diaria resulta difícil de concebir para quienes se han venido organizando precisamente a lado de dichos responsables. En efecto, como lo apunta Didier Eribon, por racista que sea el medio en el que nace, un niño negro tiene por lo menos todas las oportunidades de crecer en una familia que le permita construir su imagen bajo una sensación de relativa legitimidad. En cambio, en las familias heterosexuales, donde crece la mayoría de hombres y mujeres homosexuales, la conciencia progresiva de este deseo constituye por lo general un reto tanto más difícil por tener que guardarse secreto. La vergüenza, la soledad,la desesperación por no ser nunca amado, el pánico de ser descubierto un día, colocan al individuo en una suerte de cárcel interior que a menudo le lleva a sobrestimar la actitud negativa que pudiera manifestar su entorno. El anatema y las condenas son a menudo inútiles. Los padres, los amigos, la televisión, el cine, los libros de infancia, las revistas de adultos, todo celebra al máximo a la pareja heterosexual. Sin que nada le sea dicho, y a medida que crece, el niño comprende, de manera más o menos consciente, que la alternativa es imposible, ya que la homosexualidad está fuera del lenguaje, cuando no fuera de la ley. Sólo figura en los insultos más soeces:“marica”,“puto”, y otros cargos honoríficos, cuya carga homofóbica ya no sienten ni siquiera quienes los profieren, quienes relegan a la homosexualidad masculina al rango de lo innoble, en tanto la homosexualidad femenina queda, por lo demás, fuera casi de todo pensamiento. Incluso en el silencio,esta violencia simbólica, aparentemente suavizada pero generalizada, se impone en la conciencia de aquellos sobre quienes se ejerce. La tolerancia forma casi parte de un intercambio mercantil. Entre más garantías de buena conducta ofrece la persona homosexual, mayor aceptación espera obte-

ner de los demás. Esta homofobia, de aspecto liberal, a la vez tolerante y condescendiente, lleva entonces a multiplicar las falsas apariencias y las mentiras honorables, las cuales, aun sin engañar a nadie, son los prerrequisitos para un reconocimiento siempre precario. Esta lógica de la aceptación social a cualquier precio conduce a quienes la aceptan a adoptar, en su situación de dominados, el punto de vista de los dominantes, fuente de desgarramientos interiores y de innumerables desórdenes psíquicos. Cultiva en ellos un sentimiento de homofobia interiorizada, verdadero desprecio de sí, que puede ser la causa de violencias extremas. La necesidad de probar su “normalidad” lleva así a ciertos individuos a agredir o a perseguir a quienes perciben como homosexuales. De esto la historia contemporánea nos ha brindado un ejemplo elocuente. Además del comunismo, la “cacería de brujas”, en la época de McCarthy en Estados Unidos, se dirigió en gran medida contra la homosexualidad. Pero se ignora también que uno de sus protagonistas principales, John Edgar Hoover, director del FBI, era homo o bisexual, y que su política homofóbica, patriótica y violenta, debía sin duda ofrecer, en primer lugar a él mismo, la prueba de su virilidad infalible. Sea como fuere, esta homofobia interiorizada, cuya violencia se ejerce contra los demás homosexuales o con más frecuencia contra el sujeto mismo, es uno de los aspectos más odiosos de este orden simbólico, ya que actúa de hecho sin tener que actuar. Los efectos de la vergüenza que suscita y cultiva le dispensan de toda acción visible, de tal suerte que muchas personas, incluso gente de buena fe, han dejado de creer que la homofobia esté tan presente y llegan más bien a sospechar una estructura paranoica en quienes se llegan a quejar de ella. De este modo, al ne-

garse a ver que lo propio de la violencia simbólica es precisamente poder ejercerse sin obligación aparente, se vuelven los aliados objetivos de un mecanismo que no quieren conocer. La lucha contra la homofobia, cuyas causas parecen tan profundas y sus instrumentos tan eficaces, resulta una empresa muy difícil. En la medida en que las leyes que condenan o discriminan a la homosexualidad son más el efecto que la causa de la homofobia dominante, el simple hecho de abolirlas parece una medida necesaria, aunque insuficiente. Habría que ir más lejos para crear las condiciones de una verdadera revolución de las mentalidades. El trabajo necesario requiere tiempo, energía y también lucidez.

Tomado parcialmente del libro Dictionnaire de l’homophobie, compilado por Louis-Georges Tin, con prefacio de Bertrand Delanoë. Presses Universitaires de France. París, 2003.Traducción: Carlos Bonfil


10

Letra S • 106 • mayo 2005

CALIDAD DE VIDA

Antirretrovirales e insulina

LAS COMBINACIONES RIESGOSAS Más del 10 por ciento de la población mexicana vive con uno de los dos tipos de diabetes mellitus, afección que puede tener complicaciones para positivos al VIH bajo tratamiento antirretroviral. En este artículo se detallan las maneras en que aparece la diabetes I y II y cómo hacer convivir el tratamiento anti VIH y el indicado para la diabetes. Por Gabriela Hernández La diabetes se presenta cuando la glucosa en la sangre, también conocida como el azúcar sanguíneo o glicemia, es demasiado elevada y se encuentra por encima de los valores considerados como normales (70-110 mg/dl). En la sangre siempre hay glucosa, ya que el organismo la utiliza como fuente de energía, pero es perjudicial para la salud si se acumula en exceso. La glucosa proviene de los alimentos y también puede ser producida por el hígado y los músculos y es transportada por la sangre a todas las células del cuerpo. Por otro lado, la hormona llamada insulina, producida por el páncreas, ayuda a la glucosa a introducirse en las células del organismo. Si el páncreas no produce suficiente insulina o si ésta no funciona adecuadamente, la glucosa no puede entrar en las células y se acumula en la sangre. Cuando la concentración de la glucosa sanguínea se eleva demasiado, por encima de los valores normales, se produce la diabetes. Existen dos tipos de diabetes, la diabetes mellitus tipo I y la diabetes mellitus tipo II:

Diabetes mellitus tipo I Las personas con este tipo de diabetes tienen capacidad nula o mínima para segregar insulina desde el páncreas y dependen de la administración exógena (inyecciones de insulina) para mantener compensada su carencia. Anteriormente llamada diabetes juvenil o insulinodependiente, generalmente se diagnostica en niños, adolescentes o personas jóvenes aunque pudiera presentarse a cualquier edad.La diabetes tipo 1 representa del 10 al 15 por ciento de todos los diabéticos. Tratamiento El paciente necesita inyectarse insulina. Existen distintos tipos, los más conocidos son: insulina lispro (Humalog), insulina regular premezclada, insulina ultralenta, e insulina NPH o lenta. El médico decide cuál utilizar dependiendo el caso de cada paciente. Generalmente la ingestión de alimentos va de acuerdo al tipo y momento de inyección de la insulina. En general a estos pacientes se les recomienda que fraccionen sus alimentos en cinco comidas

¿Puede ayudar a cambiar el futuro del Tratamiento contra el VIH? El uso de la combinación de múltiples medicamentos para controlar el VIH ha tenido gran impacto sobre el factor de supervivencia del paciente. Sin embargo, los tratamientos pueden dejar de ser efectivos si el VIH del paciente se hace resistente al medicamento o si el paciente no puede tolerar los efectos secundarios. Por este motivo el desarrollo de nuevos medicamentos para VIH sigue siendo importante. Necesitamos su ayuda en un proyecto de investigación de un nuevo tipo de tratamiento contra el VIH, que impide la entrada del VIH en la célula CD4 al bloquear el receptor CCR5*

Si ha contraído VIH y le interesa contribuir a la investigación médica podría plantearse participar en este estudio *Estudio aprobado por la Secretaría de Salud

Informes: Dra. Dora Carranza o Lic. Enf. María de la Paz Montes 54 24 72 81 Responsable: Dr. Juan Sierra Correo electrónico: dcarranza@cifbiotec.org.mx

por día: desayuno, comida, cena y dos colaciones, una a media mañana y una a media tarde. Cuando el paciente con diabetes tipo I comienza a tomar tratamiento antirretroviral contra el VIH, no se alteran ni se modifican las inyecciones de insulina, es decir, no existe una interacción que modifique tanto los niveles de insulina como la absorción de la medicación antirretroviral. Diabetes mellitus tipo II Es la más frecuente, representa del 85 al 90 por ciento de todos los diabéticos. Su tratamiento no depende obligatoriamente de la insulina exógena, aunque pudiera necesitarla para controlar las hiperglicemias. Esta forma de diabetes comienza generalmente con una resistencia a la acción de la insulina, en la cual, las células adiposas (donde se almacena la grasa), las musculares y las hepáticas no utilizan la insulina adecuadamente. Al principio, el páncreas le hace frente a esta resistencia produciendo más insulina. Con el tiempo, pierde la capacidad de secretarla en cantidades suficientes para mantener la glicemia bajo control y sobreviene la diabetes. Tratamiento Se controla principalmente con alimentación adecuada, que varía de acuerdo a la actividad física del paciente. El cambio en el consumo de carbohidratos debe ser el principal objetivo; tienen que eliminarse de la dieta azúcares simples (azúcar de mesa, miel, mermeladas, cajetas, refrescos, panes dulces, caramelos, chocolates) y sustituirlos por carbohidratos complejos ricos en fibra, pues una dieta alta en fibra disminuye la glicemia. También se recomienda fraccionar los alimentos en cinco comidas, con el objetivo de mantener controlados los niveles de glucosa. En algunos casos se utilizan medicamentos hipoglicemiantes, es decir, que bajan los niveles de glucosa. Ninguno de estos medicamentos tiene interacción

con los medicamentos antirretrovirales. El aspecto más importante a considerar en pacientes con diabetes y que comienzan a tomar tratamiento antirretroviral es que uno de los efectos secundarios de ciertos medicamentos es alterar los niveles de glucosa e inducir resistencia a la insulina, tales como algunos medicamentos del grupo de inhibidores de proteasa y algunos de la familia de los inhibidores de la transcriptasa reversa análogos a nucleósidos, como d4T y Abacavir. En pacientes con diabetes que tomen alguno de estos medicamentos hay que monitorear constantemente los niveles de glucosa y realizar pruebas de resistencia a la insulina cada año para ver que no se alteren debido al tratamiento antirretroviral. Lo ideal sería que los médicos no elijan este tipo de medicamentos en pacientes diabéticos, para que no se descontrole la enfermedad como efecto secundario del tratamiento. Nutrióloga del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias

Habemus Papam Por Joaquín Hurtado Estoy pasmado. Azorado. Maravillado. Tu vocecilla me seduce. Tu leyenda negra me subyuga. Tu imponente imagen me cautiva. Hago a un lado el borlote de los medios y las porras de la grey fanática y me quedo con tu mirada maliciosa, rebosante de inteligencia prodigiosa. Por algo eres quien eres y has llegado hasta donde has querido. Ni antes ni después. Justo en el momento en que el mundo está tan sediento de tus

Crónica Sero verbos dogmáticos, de tu ladina interpretación de la Palabra Eterna. Estoy conmocionado por tu hábil movimiento de piezas en el tablero de la grilla cardenalicia urbi et orbi. Tuviste en el puño a Juan Pablo moribundo y lo despediste del infierno nuestro para colocarlo en el sitio donde sólo tú podrás aprovechar los rayos de su santidad electrónica. Eres inconmensurable. Viejo zorro de los pasillos y miasmas vaticanas. Eres tan adorable porque eres tan odiado, porque eres tan temido. Ni las cata-

cumbas ni los domos ni los cimientos milenarios del trono romano están a la altura de tus talentos. ¿Qué decirte que no hayas ya escuchado en los escenarios turbulentos de un planeta que es tu enemigo porque no se ajusta a tus ambiciones? ¿Mofarse de ti? ¡Qué vulgaridad! ¿Ridiculizarte? ¡ Cuánta tosquedad! El límpido rayo láser que desprende tu mirada viene y se posa, paloma negra, en mi pecadora faz. La piel se me eriza, la tripa me da un vuelco. Nada me puedes hacer pero me desarma

ese elegante gesto cuando sacas el pañuelo de entre tus lujosas ropas para secarte el sudor. Me encanta tu italiano, con ese acento de suficiencia fastidiosa. ¿Que el mundo va a sufrir un poco más bajo tu báculo? ¡Qué importa el costo en sangre, lágrimas, mocos, terror, enfermedades, persecuciones, escarnios, crímenes sobre las tristes locas que esta noche nos reunimos a festejar tu elección! Llegamos a la cantinucha con nuestra mala pronunciación del latín gritando "Habe-

mus Papam". Porque todas sabemos. Todas conocemos lo que contiene el sonoro nombre de Ratzinger. Y como todas sabemos, todas nos queremos hacer las listas y tener a flor de labios (los mismos que inmediatamente buscarán y encontrarán la bragueta maldita) el escarnio, la broma, la ocurrencia digna de tu investidura. “¿Saben como se llama el perro de mi vecino, el chacalito?” Yo ni contesto a semejante simpleza. Pobre loca, pienso. Pobre loca, me digo.


Anticoncepción de emergencia: (55)5523-2580 Telsida: D.F.:5250-5444 (provisional) Lada:01(800)712-0886 y 01(800)712-0889 Planificatel: 01(800)010-3500 ayuda

www.letraese.org.mx Si te interesa tener más información acerca del tema de este número o sobre otros temas ligados a la sexualidad, visita nuestra página web.

Para servir a usted Diversidad Sexual Instituciones gubernamentales

Programas de televisión

Federales SECRETARÍA DE SALUD/Censida Herschel No.119. Col. Anzures. México, D. F. Tel.: 5250-5444 (Telsida provisional) Conapred/Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación Dante No. 14, piso 6. Col. Anzures 03590, México, D. F. Tel.: 5203-5277 IMJ/Instituto Mexicano de la Juventud Serapio Rendón No.76. Col. San Rafael 06470, México, D. F. Tels.: 1500-1300 y 01(800)228-0092 www.imjuventud.gob.mx Programa Nacional de Salud Reproductiva Homero No.213 piso 7. Col. Chapultepec Morales. 11570, México, D. F. Tel.: 5263-9100 / Fax: 5531-0846 www.salud.gob.mx/dgsr Programa de VIH/sida de la CNDH Periférico sur 3469, piso 3. Col. San Jerónimo Lídice. México, D. F. Tel.: 5377-3575. Distrito Federal Programa de VIH/sida del DF Benjamín Hill No.24. Col. Condesa 06170, México, D. F. Tel./Fax: 5515-8311 Clínica Especializada Condesa Benjamín Hill No.24. Col. Condesa 06170, México, D. F. Tel./Fax: 5271-6439 Comisión de Derechos Humanos del D.F. Av. Chapultepec 49. Col. Centro, 06040, México, D. F. Tel.: 5709-5600

Temas de Sexualidad Diálogos en Confianza. Canal Once TV/IPN Martes de 9:00 a 11:00 hrs. Tel.: 5729-4341 dialogos@mail.oncetv.ipn.mx http://www.oncetv.ipn.mx

Líneas telefónicas de información Centro de información de educación sexual: 5627-7090 y 01(800)317-0500 Planificatel: 01(800)010-3500 Diversitel/Línea de la diversidad sexual 5272-2522. diversitel@hotmail.com Ayuda en caso de violencia sexual PGJDF: 5575-5461 SEP/Denuncia de abusos sexuales en escuelas públicas: 5328-1060 operdgee@sep.gob.mx De joven a joven: 5658-1111 Línea lésbico, gay y bisexual de la Cd. de México: 5272-0778 Lunes a viernes de 15:00 a 22:00 hrs. Sábados de 12:00 a 20:00 hrs. SAPTEL: 5259-8121 S.O.S. GAY/Línea de asistencia legal 5611-7452. Lunes a viernes 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00 hrs. 5629-9800 clave 204316 a nombre de abogados consultores Policía Judicial/Emergencias: 061

Programas de radio Anabel Ochoa en la 1260 (sexualidad) Radio Acir, 1260 AM Lunes a viernes de 13:00 a 15:00 hrs. Tel.: 5540-5702. Conduce: Dra. Anabel Ochoa Triple G (Generación de Gente Gay) W Radio, 96.9 de FM Martes de 22:00 a 24:00 hrs. Tel: 5166-8969 Conducen: Eduardo Iniesta y Renato Henkel Sexo Sentido Radio Mexiquense: 1600 Toluca, 1520 Atlacomulco, 1220 Tejupilco y 1080 Valle Cuatitlán Texcoco Miércoles de 18:00 a 19:00 hrs. Conduce: Beatriz Ramírez Tel.: 01(800)590-3000 Visor Femenino (género) Radio Educación 1060 AM Martes y jueves 11:30 hrs. Co-producción: Mujeres en Frecuencia. A.C. Fórmula Detrás de la Noticia Radio Fórmula 1470 AM Lunes a viernes de 5:30 a 10:00 hrs Letra S en radio Primer jueves de cada mes de 8:40 a 9:00 hrs Tel: 5661-4022. Conduce Ricardo Rocha

Organizaciones civiles G.H.A.I. Grupo Homosexual Acción e Información Colima 267, Col. Roma C. P. 06720 México, D. F. (Centro Cultural de la Diversidad Sexual) Tel: 5784-6421 Cel. 044 55 2213-5935 Correo electrónico ghai_mex@yahoo.com Grumale II, Grupo de Madres Lesbianas Tel. 53 52 11 52 Cel. 044 55 10 23 98 17 Colectivo Sol Cerrada Cuanochtli 11, Col. Pueblo Quieto C.P. 14040 Tlalpan México, D. F. Tel: 5666-6849 y 5606-7216 Correo electrónico: colsol@laneta.apc.org Clóset de Sor Juana Av. Xola 181, 2º piso, Col. Álamos México D. F. Tel: 5590-2446 Talleres culturales y de reflexión para lesbianas Lunes a Viernes a las 16:00 hrs. Grupo de Mamás y Papás de Jóvenes Gay y Lesbianas de Letra S Centro recreativo Niños Héroes DIF/DF Popocatépetl 276, Col. Santa Cruz Atoyac. Sábados de 11 a 14 horas. Tels.: 5876-5126 / 5876-1875 5672-7096 Grupo de Padres y Madres por la Diversidad Sexual / Condesa Tel: 5211-8250 Correo electrónico: padresporladiversidad@yahoo.com.mx Grupo Coyoacán de Padres y Madres de Gays y Lesbianas Tel: 5544- 2033 Musas de Metal Calle 19 # 75 Col. San Pedro de los Pinos México D. F. Cel. 044 55 1022-7756 Correo electrónico: musasdemetal@prodigy.net.mx Asesoría sexólogica y psicoterapia para lesbianas (Talleres domingos cada 3 semanas) Nueva Generación de Jóvenes Lesbianas Colima 267, Col. Roma C. P. 06720 México, D. F. (Centro Cultural de la Diversidad Sexual) Cel:044 55 2672-7821 Correo electrónico: ngjl@lycos.com Mujeres Mayores de 30 Grupo Lésbico Av. México 54, Col. Sta. Cruz Atoyac México, D. F. Tel: 5578-4193 CECASH/Centro de Capacitación y Apoyo Sexológico Humanista, A.C. Niza 74 Int. 201, Col. Juárez C. P. 06600 México D. F. Tel./Fax: 5207-8897 Ave de México / Compañeros en Ayuda Voluntaria Educativa, A. C. Insurgentes Sur 264-402, Col. Roma Norte C. P. 06700 México D. F. Tel: 5564-7890 Correo electrónico: www.avedemexico.org.mx

Letra S • 106 • mayo 2005

letra@ recomienda www.ssa.gob.mx/conasida/ www.sentidog.com www.ciudadaniasexual.org

Andar Alianza Nacional por el Derecho a Decidir Difusión al derecho a decidir en materia de sexualidad y reproducción, de la salud, jurídico y educativo y denuncia pública de la violación de estos derechos. Tel.: 5211 8082 www.andar.org.mx Mexfam / Fundación Mexicana para la Planificación Familiar Juárez Nº 208, Col. Tlalpan C. P. 14000, México, D. F. Te.:/Fax: 5487-0030 mexinfo@mexfam.org.mx www.mexfam.org.mx Elige / Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos, A. C. Tiburcio Montiel 80-B1 Col. San Miguel Chapultepec Tel/Fax: 2614-6526 Correo electrónico: elige@laneta.apc.org www.elige.org.mx/ Talleres de Sexualidad Museo Universitario del Chopo Dr. Enrique González Martínez 10 Col. Santa María La Ribera C. P. 06400, México, D. F. Tel.: 5546-8490, ext. 123 * 5535-2288 Fax: 5546-8490, ext. 14 Correo electrónico: chopo_seduc@hotmail.com Centro Cultural de la Diversidad Sexual Colima 267 Col. Roma C. P. 06720, México, D. F. Tels.: 5514-2565 y 5514-6703 cultura@podernet.com.mx www.lacasita.com.mx/cultura Checcos Coronel Calderón 613, Col. Centro. Barranquitas, sector Hidalgo, C. P. 44100, Guadalajara, Jal. Tels.: (33) 3614-4514 y 3614-4515 Fax: (33) 3654-0954 checcos@hotmail.com www.indesis.com.mx/checcos Crisálida Travestis Heterosexuales Apartado postal M-8499 C. P. 06002, México D. F. Tel.: 5207-8897 crisalida_cecash@hotmail.com Eón, Inteligencia Transgenérica Apartado postal 13-617, C. P. 03501, México, D. F. Fax: 5536-3937 y 5682-6275 info@eon.org.mx www.eon.tsx.org Foro de Hombres Gay www.forodehombresgay.org Iglesia de la Comunidad Metropolitana, A. R. Reconciliación Norte 77, No. 3218, Col. Obrero Popular, C. P. 02840, México, D. F. Tels.: 5396-7768 y 5556-2172. icmr@geocities.com Milk México, A. C. Apartado postal 6-962, C. P. 06602, México D. F. Tel.: 5551-4412 info@milk.com.mx www.milk.com.mx Shalom Amigos Grupo Gay Lésbico Judío Mexicano Apartado postal 105-67, Col. Anzures C. P. 11591, México, D. F. Tel.: 5264-6888 shalomamigos@hotmail.com Génesis Otras Ovejas Apartado postal 6-1040 C. P. 06600, México, D. F. Tels.: 5592-1986 y 5301-3913 genesis_mexico@hotmail.com www.swiftsite.com/otrasovejas

11

AGENDA

Actividades relevantes del mes

• Inicia 21 de mayo Diplomado en Sexualidad Humana Un estudio serio, profundo y ameno de la sexualidad humana, realizado entre profesionales, donde se busca comprender, re-elaborar y optimizar nuestra sexualidad y relaciones interpersonales, amén de obtener herramientas para quienes son profesionales de la salud y de la educación. Proceso que culmina con la certificación como “Educador de la Sexualidad”. Imparten: Instituto de Estudios Sobre Sexualidad y Pareja A. C. (Inesspa), y Agrupación Profesional Para la Educación Sexual (Apredsex). Dirigido a todo público Informes: 5676-5050 y 044 55 2079-3715 inesspa@prodigy.net.mx sermoblan@yahoo.com.mx gyg1011@prodigy.net.mx • A partir del 21 de mayo Diplomado Antropología y Sexología Invita la Dirección de Antropología Física del INAH. Informes e inscripciones hasta el 20 de mayo 5207-4787 y 5511-1112 ext. 16 y 24, y 5208-3368 capacitacion2@yahoo.com • Hasta el 31 de mayo II Encuentro Nacional de Escritor@s Recepción de ponencias Disidencia sexual e identidades sexo genéricas Convoca la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Informes: segundoencuentrouacm@yahoo.com.mx • 6 al 10 de junio IV Semana Cultural de la Diversidad Sexual Invita el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México Sede: Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología Informes: 5606-0487 y 5606-0197 Ext. 231 y 232 • 17 y 18 de junio Marcha gay en Tijuana Informes: 01 (664) 680-9963 Tjmexicopride@aol.com www.yque.4t.com o www.interpride.org • La librería El Armario Abierto El surtido más completo para comprender y contrarrestar la homofobia Agustín Melgar 25, Col. Condesa Teléfono: 5286-0895 www.elarmarioabierto.com

S

LETRA SALUD

SEXUALIDAD

SIDA

¿Quieres hacer tu servicio social y/o prácticas profesionales? Letra S te brinda la oportunidad S E R V I C I O

S O C I A L

Comunícate a los teléfonos 5532-2751 y 5672-7096 de lunes a jueves de 9:00 a 18:00 horas, viernes de 9:00 a 15:00 horas Áreas: comunicación, periodismo, trabajo social, administración, contabilidad, psicología y biblioteconomía.


Letra S 106 (Mayo, 2005)  

ODIO Y TEMOR A LA DIFERENCIA. La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí