Page 1

1


2


Sociedad Astronómica Queretana, A.C. EDITORIAL 22 de agosto de2011 Estimados lectores en esta ocasión permítanme compartir la experiencia que viví en el 21 Festival de la Astronomía de Fleurance, Francia, que se desarrollo del 06 al 12 de agosto de 2011. Asistí al festival con la Sra. TONI Ferreira, de Bernal Pueblo Mágico, como parte del proyecto Astronómico de Bernal, y gracias a la Embajada Francesa en México y a Bruno Monflier, con la finalidad de observar la dinámica del evento, fortalecer lazos de amistad con Fleurance y la Ferme des Etoiles y traer ideas innovadoras para el proyecto Astronómico de Bernal. Lo primero que les puedo comentar es que fue una experiencia inolvidable. El Festival de la Astronomía es organizado por Bruno Monflier, un astrónomo aficionado francés visionario, presidente de la Ferme des Etoiles y vicepresidente de la Sociedad Astronómica Francesa. El Festival de la Astronomía se realiza a 170 km al sur de la ciudad de Toulouse, en la Villa de Fleurance, en el departamento de Gers, de la región de Midi Pyrénées, Francia, es una Villa que cuenta con aprox. 6,000 habitantes, dedicados principalmente a actividades agrícolas mediante el cultivo de girasol, cereales y la crianza de patos, es una región llena de colinas y bosques, a la que llaman la Toscana Francesa. Al evento se estima una asistencia de 10, 000 personas interesadas en el conocimiento científico y del Universo que no es poca cosa. El evento está dividido en Conferencias, Talleres, y exposiciones (en esta ocasión el Tema de la exposición fue el Sol) el evento está dirigido para niños y adultos, el ingreso a las diferentes actividades tiene un costo, que varía dependiendo de la actividad. En este 21 Festival de la Astronomía de Fleurance, se llevo a cabo el III Maratón de las Ciencias (12 horas continuas de conferencias), y el VI Festival de Astro-jóvenes (actividades para niños y jóvenes). Los Conferencistas son de primer nivel que trabajan en diferentes Universidades, y Centros de investigación francesas, los temas que tratan son muy diversos que van desde el calentamiento global, la Arqueoastronomía, los retos de la Ciencia, la Astrofísica entre otros, y el contenido de las conferencias es muy actual. El Festival de la Astronomía de Fleurance, Francia, es una gran oportunidad de aprender Ciencia y Astronomía, con información muy actual, la verdad invita a regresar, pero lo que sí es importante recomendar es conocer el idioma francés, ya que si no perderemos gran parte de la información que allí se trata. Felicidades a Bruno Monflier por este gran esfuerzo que realiza en pro de la difusión de la Ciencia y la Astronomía. “La Astronomía, una Ciencia para todos” Q.A. Juan Martín Morales Camarillo P R E S I D E N T E

3


CONTENIDO PORTADA

Tránsito de Venus 5-6 junio 2012

1

EDITORIAL Juan Martin Morales Camarillo

3

El Macroscopio. Los Binoculares en la Observación Celeste. Jaime García-Prieto

5

Más cerca del cielo. Un tributo al Ing. José de la Herrán Jaime García-Prieto

17

Fenómenos Naturales y/o ópticos

19

Eduardo Antaramián Harutunián

SAQuiz María de los Ángeles González Macín

25

Seres y Estrellas Juan Martín Morales Camarillo

26

Ciencias Relacionadas con la Astronomía María de los Ángeles González Macín

27

Crisis Existencial Juan Antonio Carrillo Correa

29

Manejando los Aumentos utilizados para observaciones Astronómicas Exitosas Jesús Muñoz 30 EFEMERIDES (Recopilo: Juan Carrillo Arteaga)

34

SOLICITUD DE INGRESO

38

4


El Macroscopio. Los Binoculares en la Observación Celeste. Por

Jaime García-Prieto Resumen. El propósito de este artículo es el de señalar los beneficios y limitaciones del uso de los binoculares en la astronomía amateur. Para este fin se da una breve descripción de las principales componentes ópticas de los binoculares y, por otro lado, se analiza las propiedades de estos instrumentos y su optimización para su uso en las observaciones astronómicas. Junto con el análisis sobre el uso de los binoculares en la astronomía se hace la propuesta del uso del Macroscopio como un instrumento base en la enseñanza y divulgación de la astronomía amateur. El Macroscopio, como se define en esta propuesta, consiste básicamente en aprovechar la reflexión, sobre un espejo, de luz proveniente de los objetos celestes para dirigirla a la posición de observación de los binoculares, los cuales se encuentran ubicados en una posición cómoda para el observador y con la facultad de determinar la posición de los objetos observados con respecto a estrellas usadas como referencia. Introducción De las experiencias cotidianas que nunca dejarán de sorprendernos esta nuestra capacidad de contemplar el cielo a las distintas horas del día y la noche. Cada vez que lo hemos encontramos algo diferente y, muchas de las veces, queremos investigar más sobre lo que observamos. En este sentido, la naturaleza nos ha dotado con un par de ojos que nos permite ver ese cielo, que en el día muestra azul claro y lo domina el sol y las nubes, y en las noches muestra color azul oscuro y, dependiendo del lugar en donde nos encontremos, estará dominado por el resplandor de la ciudad o por un sin número de objetos estelares, sin olvidar la presencia periódica de la luna. Los detalles que podemos ver en nuestro cielo están limitados por la capacidad que tienen nuestros ojos. Por un lado, nuestra vista tiene un límite, más allá de la cual necesitamos de algún instrumento óptico para aumentar su capacidad de visión, sobre todo para ver aquellos objetos tenues y muy lejanos, como son los objetos estelares. Por otro lado, nuestros ojos sólo perciben luz visible, es decir luz que va del violeta al rojo (pasando por el verde, amarillo y naranja), que en términos del espectro electromagnético es sólo una pequeña parte del total del espectro que emiten los objetos y fenómenos celestes. Esto trae como consecuencia que sólo apreciemos a simple vista una ínfima parte de todos los extraordinarios acontecimientos que se desarrollan en el cielo, y que ahora sabemos de ellos gracias a los grandes telescopios que cubren una buena parte del espectro electromagnético (desde las ondas de radio a los rayos gamma, Figura 1). Aceptando de antemano que nuestra apreciación visual del cielo está restringida a un estrecho intervalo espectral (del violeta al rojo), podemos profundizar en el conocimiento de los fenómenos celestes, en donde muchos de ellos se manifiestan en esta región espectral, simplemente acercándonos más hacia ellos.

5


Figura 1. Nuestra galaxia, la Vía Láctea, se ve profundamente diferente dependiendo a que frecuencia (región electromagnética) se observe. De la figura vemos que nuestros ojos perciben muy poco del contenido de nuestra galaxia (región electromagnética óptica). Fuente: http://mwmw.gsfc.nasa.gov/mmw_sci.html

La manera más simple y económica de acercarnos a los fenómenos celestes es por medio de los binoculares. En su forma convencional los binoculares son una extensión óptica de nuestros ojos, en donde por medio de elementos ópticos (como son las lentes y prismas) la potencia de visibilidad de nuestros ojos (que por conveniencia la consideramos la unidad de visión) se incrementa varias veces, así como la captación de luz, que en nuestros ojos está restringida por el diámetro de nuestras pupilas (que en el mejor de los casos es aproximadamente 7mm). En esos términos se puede decir que los ojos son nuestros binoculares naturales con una capacidad de 1x7, y la función de los binoculares es la de aumentar esta capacidad. Cabe mencionar que la sensibilidad al espectro electromagnético está determinada por la naturaleza de las células fotosensibles de nuestros ojos y no se mejora con el uso de los binoculares. Lo más que podemos hacer es anteponer filtros ópticos para permitir el paso de luz de ciertos colores y repeler otros. En resumen, todo aquel interesado en la astronomía debe tener a la mano unos binoculares, no importando que otro instrumento pueda tener con mayor capacidad. Los binoculares son unos "telescopios pequeños" con un amplio campo de visión, de un bajo costo, muy simples de usar, completamente portátiles y con una respetable capacidad de amplificación y potencia.

Binoculares. El lugar que ocupan como instrumentos de observación astronómica. Se ha mencionado en distintos foros que si los interesados en la astronomía pensaran primero en usar unos binoculares más que un telescopio, habría muchos más astrónomos amateurs que los que hay en la actualidad. Los binoculares son quizás los instrumentos ópticos más simples y prácticos que cualquier aficionado a la astronomía puede tener. Con ellos uno puede "sumergirse" en el cielo estrellado, y aprender de los innumerables fenómenos celestes que ocurre en cada rincón de nuestro universo visible.

6


Los binoculares son un instrumento ideal para los iniciados en la astronomía pues son los instrumentos más simples que puede usar. Simplemente los acoplamos a nuestros ojos y vemos inmediatamente y enfrente de nosotros la región celeste que nos proponemos estudiar. El amplio campo de visión que los caracteriza hace que fácilmente se localice la región de interés. Los binoculares nos permiten ver muchas cosas que la mayoría de la gente piensa que se requiere de un telescopio, como es el caso de los cráteres, las montañas y las planicies de la luna, los planetas y sus satélites, asteroides (en condiciones favorables), cometas, un sin número de estrellas dobles y variables, docenas de cúmulos de estrellas y algunas nebulosas y galaxias. El uso de los binoculares por los iniciados en la astronomía resulta ser un excelente medio para familiarizarse, y entrenarse, en toda aquella mecánica necesaria para hacer nuestras observaciones celestes exitosas (sobre todo cuando usamos instrumentos más complejos como son los telescopios). Tal es el caso del uso de los planisferios y atlas celestes y su correlación con lo que observamos en el cielo; además de adquirir un desenvolvimiento adecuado en condiciones de plena obscuridad, y acostumbrarnos al manipuleo de los componentes auxiliares que facilitan estas observaciones y al registro de las mismas en su bitácora. El amplio campo de visión que ofrecen los binoculares facilita este proceso de entrenamiento. Por otro lado, el cuidado del instrumental óptico en la astronomía es también determinante en el mejor aprovechamiento de los instrumentos que la mayoría de las veces es costo; los binoculares, con un costo mucho menor permite a los iniciados adquirir una responsabilidad en el cuidado de sus instrumentos, siendo, en todo caso, el costo de este aprendizaje mucho menor. Por otro lado, el uso de los binoculares facilita la puesta en práctica de las técnicas de acondicionamiento de los ojos para las observaciones astronómicas. Como es el caso de la observación lateral (averted vision) para localizar objetos tenues poco visibles. Se sabe que los ojos son más sensibles a objetos tenues cuando están ubicados entre 8° y 16° desde el centro de visión en la dirección de nuestra nariz. En la misma tónica el uso de los binoculares permite poner en práctica las técnicas del “meneo o parpadeo” (wiggling) para hacer visibles objetos muy tenues como son las componentes de estrellas dobles, cúmulos estrellas, nebulosas o galaxias, que es otra forma de manifestarse la visión lateral. Cuando el “meneo o parpadeo” se detiene el objeto desaparece, o se hace mucho menos perceptible, y esa imagen se pierde en la obscuridad. De la misma manera el uso de los binoculares permite poner en práctica el efecto opuesto al del “meneo o parpadeo” para observar objetos muy tenues. En este caso se aprovecha la propiedad que tienen los ojos para acumular detalles de una imagen con el tiempo, en la misma manera que lo hace una película fotográfica, siempre y cuando se pueda mantener la vista y la imagen observada perfectamente fijas. Se sabe que en condiciones normales de iluminación (luz del día) el tiempo de integración o de exposición de los ojos para capturar una imagen es de 0.1 segundos, sin embargo, en la obscuridad y en condiciones de imágenes muy tenues ese tiempo es hasta de 6 segundos, cuando la visión se mantiene fija. Ésta es quizás la razón por la que los astrónomos amateur experimentados ven más objetos tenues que los iniciados. Los veteranos han aprendido, quizás inconscientemente, cuando mantener la visión fija. Eso podría también justificar la necesidad de estar en una posición cómoda para contemplar en todo detalle la región celeste de nuestro interés, aún con un instrumento óptico limitado (comparado a los telescopios) como son los binoculares. La fatiga y la tensión

7


muscular hacen que aumente el movimiento de los ojos y, por lo tanto, se pierde concentración y capacidad de observación. Ese es uno los puntos claves sobre el que se apoyan las propuestas del diseño del Macroscopio que más adelante se describen. Propiedades de los binoculares. La calidad de los binoculares está determinada por tres factores: - Amplificación: hace que las cosas aparezcan cerca. - Resolución: hace que las cosas aparezcan claras y bien definidas. - Brillantes: hace que se capte la mayor cantidad de luz proveniente del objeto observado. Estos factores están tan vinculados unos con otros que no debemos olvidar uno sin afectar en su totalidad la calidad del binocular. Por ejemplo, unos binoculares con una alta calidad de amplificación son poco útiles si la imagen que se observa es tenue o difusa. Amplificación o poder de amplificación. La capacidad de los binoculares se expresa por una combinación de dos números, tales como 7x35, 8x40, 20x50, etc. Estos números están impresos generalmente en una parte visible de la carcasa de los binoculares. El primer número del par denota la capacidad de amplificación o potencia de los binoculares. Un binocular de 8x40 nos dice que es capaz de amplificar la imagen que nuestros ojos ven en ocho veces. El segundo número se refiere al diámetro de los lentes objetivo (los lentes más alejados de nuestros ojos y más cercanos al objeto que se observa, es decir los lentes frontales) expresado en milímetros, y que se denomina abertura. Unos lentes objetivo grandes (de abertura grande) permiten la entrada de mayor cantidad de luz proveniente de los objetos que se observan ofreciendo, por lo tanto, mayor brillantes y resolución. Campo de visión. El campo de visión es el ancho del área que se puede ver a través de los binoculares (Figura 2). Este campo de visión se expresa en términos de cuantos pies de ancho tiene el área de visión a una distancia de 1000 yardas de los binoculares. El campo de visión generalmente está impreso en la carcasa de los binoculares y se expresa en ocasiones como “x pies a 1000 yardas” o como “y grados”. En el último caso 1 grado es aproximadamente equivalente a 53 pies a 1000 yardas.

8


Figura 2. El campo de visión es el diámetro (x) del área que se puede ver a través de los binoculares. Este campo de visión se expresa en términos de cuantos pies de acho tiene el área de visión a una distancia de 1000 yardas de los binoculares. El campo de visión se expresa como “x pies a 1000 yardas” o como “y grados”.

Como regla general el tamaño del campo de visión decrece como crece la capacidad de amplificación o potencia. Sin embargo, el campo de visión depende de muchos factores y en binoculares de alta calidad estos tendrán un mayor campo de visión que su contraparte de binoculares baratos. El campo de visión puede también incrementarse cambiando el diseño y forma de los lentes que contienen los binoculares, y en este caso hablamos de binoculares de “gran angular”. Resolución. La resolución es una medida de la capacidad que tienen los binoculares para resolver los detalles finos de la imagen que se observa. Una mejor resolución resulta también en una mayor nitidez de los colores del objeto observado. La resolución varia directamente con el tamaño de los lentes objetivo (es decir, con la abertura). Para lentes objetivo grandes (de abertura grande) mayor es la nitidez que para lentes objetivo menores (de abertura menor), aún cuando los dos binoculares tengan la misma potencia (por ejemplo, 7x35 o 7x50). De hecho la capacidad de resolución de los binoculares depende de varios factores: la calidad de las componentes ópticas, la eficiencia de la transmisión de la luz a través del interior de los binoculares, las condiciones atmosféricas existentes en el momento de la observación, el alineamiento óptico y mecánico (colimación) de las distintas componentes de los binoculares, y la capacidad visual del usuario. Brillantes. El tamaño de los lentes objetivo determina la cantidad de luz que entra a los binoculares y que envía a nuestros ojos. Esto, a su vez, determina la brillantez de la imagen que vemos. Para lentes objetivo grandes, mayor es la brillantez y el poder de resolución de los binoculares y de la imagen vista a través de los binoculares. De lo dicho hasta aquí podemos decir entonces que los binoculares con lentes objetivo grandes (abertura grande) son más adecuados para condiciones de luz pobre, como es el caso de la mayoría de las observaciones astronómicas. Recubrimiento óptico. La brillantez puede también ser mejorada por el uso de recubrimiento en las componentes ópticas de los binoculares. De esta manera hablamos de binoculares recubiertos, completamente recubiertos, multicubiertos y completamente multicubiertos. En los primeros ciertas superficies de las lentes y prismas de los binoculares son cubiertas para mejorar la transmisión de luz. En los completamente recubiertos todas las superficies aire-vidrio son cubiertas. En los multicubiertos, una o más superficies de una o más lentes han sido cubiertas con varias películas. Finalmente, en los completamente multicubiertos, todas las superficies aire-vidrio han sido multicubiertas. Sistemas ópticos y tamaños de los binoculares. La luz entra por los lentes objetivo y viaja a través de prismas para llegar a los oculares. Los sistemas de prismas más comúnmente usados son: el sistema Porro (Ignacio Porro los invento en 1823 y los aplicó en los binoculares), y el sistema Roof.

9


Estos dos sistemas de prismas han dado como resultado dos diseños básicos de binoculares. El diseño clásico, con el sistema Porro, se caracteriza porque internamente el haz de luz sigue una trayectoria en z, como consecuencia del uso de la combinación de dos prismas de ángulo recto y externamente se caracterizan por la posición fuera de línea de los lentes objetivo y oculares (Figura 3a). El diseño Roof se caracteriza por la alineación de los lentes objetivo y oculares (Figura 3b), que es consecuencia de poner un prisma sobre otro según el sistema Roof. Estos últimos resultan en binoculares más compactos, con igual capacidad de potencia que los convencionales.

Figura 3. Sistemas de prismas más comúnmente usados en el diseño de binoculares. (a) diseño clásico o Porro, preferido en astronomía porque utiliza el principio de reflexión total interna. (b) diseño Roof, se caracteriza por ser más compacto.

Potencia contra abertura ¿Qué es mejor en binoculares usados para la astronomía? Existe una regla en la astronomía amateur que nos dice: entre más grande la abertura mejor. Pero existe otra, quizás menos conocida pero tan importante como la primera: entre más potente mejor, en la medida en que uno pueda mantener estables los binoculares. Como se ha mencionado anteriormente, para observaciones astronómicas es más recomendable le uso de binoculares con abertura grande, pues estos permiten capturar más luz de los objetos celestes. Sin embargo, una alta potencia o amplificación también es recomendable sobre todo cuando la observación nocturna se ve afectada por el resplandor de la luz de la ciudad. La experiencia muestra que al pasar de baja a alta potencia en un telescopio, se gana una o más magnitudes en objetos celestes tenues. Esto se debe a que una alta potencia se traduce en una reducción de campo de visión y, por lo tanto, en la cantidad de luz no deseada del medio ambiente que se introduce inevitablemente en el instrumento óptico. Un ejemplo de esto, pero en otro contexto, es la experiencia que tiene un observador iniciado cuando sale al campo a observar las estrellas; el observa que a medida que se apaga la luz de los alrededores, se “encienden” más las estrellas del cielo. En otras palabras al aumentar la potencia en condiciones de un alto grado de resplandor ambiental, se acentúan los contrastes de la oscuridad del cielo y la tenue luz de los objetos celestes.

10


Factores de visibilidad. Una manera práctica de elegir los binoculares más adecuados para observaciones astronómicas es recurriendo al concepto de factor de visibilidad. El factor de visibilidad se define como el producto de la abertura por la potencia: Factor de visibilidad = Abertura x Potencia Como ejemplo tomemos el caso de los binoculares 7x50 que tienen una abertura grande (50). Su factor de visibilidad es de 350. Contra lo comúnmente aceptado unos binoculares más pequeños como son los 10x40 son más eficientes para la observación astronómica. En este último caso el factor de visibilidad es de 400. Pupila de salida. Otro factor que determina que la alta potencia de los binoculares sea buena para las observaciones astronómicas es el tamaño de la pupila de nuestros ojos. Cualquier instrumento óptico a través del cual podamos ver debe tener una pupila de salida no mayor que el tamaño de las pupilas de nuestros ojos, una vez que se han adaptado a la oscuridad, y de preferencia más pequeña si queremos una situación óptima. La pupila de salida de los binoculares es el disco pequeño de luz que vemos flotando justo a la salida de los oculares cuando los miramos a una distancia de unos 30cm. El diámetro de la pupila de salida de los binoculares está dado como el cociente de la abertura sobre la potencia. En el caso de los binoculares 10x50 el diámetro de la pupila de salida será 50/10=5mm. De aquí vemos que si aumentamos la potencia disminuirá el tamaño de la pupila de salida. Por mucho tiempo se ha dicho que unos binoculares con una pupila de salida de 7mm podría ser la mejor opción para observaciones astronómicas. Esto se debe a que, en las mejores condiciones, el tamaño de la pupila de los ojos es de 7mm. Sin embargo, este no es el caso para la mayoría de los astrónomos amateurs, cuyas edades son de veinte años en adelante y, en donde, el tamaño de las pupilas es no mayor de 5mm. En este caso parte de la abertura se desperdicia, es decir, es como si se bloqueara parte de la luz que entra por los lentes objetivo (lentes frontales). Otra razón para no considerar a los binoculares de pupila de salida de 7mm como óptimos es que aún cuando tuviéramos un tamaño de pupila de esta magnitud, no debemos olvidar que en los bordes de las pupilas se dan las aberraciones ópticas, y la sensibilidad a la luz en ésta región es mucho menor que en el centro de las pupilas, además de que tendríamos que alinear perfectamente nuestros ojos con los binoculares, sino nuevamente se desperdiciaría la abertura. En estos términos se puede decir que los binoculares con pupila de salida de 5mm son los mejores para observaciones astronómicas. Limitaciones en el uso de alta potencia. Finalmente, cabe señalar algunas dificultades que se presentan al usar binoculares de alta potencia en observaciones astronómicas. La primera y quizás la peor, es que estos binoculares amplifican el "meneo" de nuestras manos. De ahí que se recomiende binoculares no mayores de una potencia 10x cuando solo se usen las manos para sostenerlos. En este sentido, la búsqueda de soportes adecuados es imperativa, sobre todo cuando tratamos de sacar el mayor provecho a los binoculares que tenemos en nuestras manos. Ejemplo de esto es que, aún con binoculares muy poco potentes como los 8x21, podemos mejorar inmensamente nuestras observaciones si logramos fijar firmemente los binoculares; en éste último caso

11


logramos una visión que es comparable a la que tenemos con unos binoculares 10x50 sostenidos exclusivamente con las manos. Una segunda dificultad es que la alta potencia reduce el campo de visión. El campo de 5° típico de los binoculares 10x, cubre solo la mitad de área de cielo que uno de 7° en binoculares de 7x, con similares diseños del ocular. Un campo de visión ancho es de gran ayuda, sobre todo para los iniciados en la astronomía que tratan de correlacionar lo que ellos ven con lo que los planisferios o atlas del cielo les indican. Por último, la alta potencia amplifica las aberraciones ópticas y los desalineamientos ópticos y mecánicos. Ya de por sí los binoculares tienen sus deficiencias, entonces no los incrementemos a costa de aumentar la potencia. Este es el caso del uso de los binoculares con zoom de potencia variable. Estos binoculares se caracterizan por tres números, como por ejemplo 10-30x50, en donde la abertura es de 50 y su potencia base es de 10, pero ahora permite el aparente acercamiento de los objetos de 10 a 30 veces. Es como tener veintiún binoculares en uno. A manera de conclusión podemos decir que cualquier par de binoculares que tengamos al alcance de nuestras manos, independientemente de sus limitaciones, será extraordinariamente útil en la exploración del universo, sobre todo cuando nos apoyamos con el uso de planisferios y atlas de cielo. Por muy simples que sean nuestros binoculares no debemos menospreciar su capacidad, sobre todo si reconocemos que por miles de años los primeros astrónomos adquirieron todo el conocimiento del cielo que nos han legado, usando los más simples binoculares con que la naturaleza nos doto, nuestros ojos, que en términos técnicos serían unos binoculares 1x7 (o para mayoría de la gente adulta sería 1x5). El Macroscopio Orígenes. Se ha mencionado que para lograr un mejor aprovechamiento de los binoculares, para contemplar y descubrir objetos y fenómenos celestes, es necesario mantener estable este instrumento, así como reducir la fatiga y la tensión muscular. El mantener estable la posición de los binoculares nos permite aprovechar al máximo la capacidad de potencia que tienen los binoculares que tenemos a la mano. Por otro lado, el reducir al mínimo la fatiga y la tención muscular que, como consecuencia, se presenta al hacer uso de los binoculares, redunda en una mayor concentración, y por consiguiente, en un mejor aprovechamiento de la capacidad que ofrecen los binoculares para hurgar en el cielo. Con estos antecedentes se logró el diseño y construcción del dispositivo que se ha denominado MACROSCOPIO, el cual lo podemos definir como el instrumento óptico destinado a observar de cerca objetos extremadamente lejanos. Un dispositivo que aprovecha el mismo principio de operación en el que se basa el Macroscopio que aquí se describe es el denominado Sky-Window, el cual fue valorado técnicamente por Di Cicco (Referencia 4). Principio de operación. El Macroscopio que aquí se describe tiene como principio de operación la reflexión, sobre un espejo, de la luz proveniente de los objetos celestes y que se dirige directamente y en línea a los lentes objetivo de unos binoculares, que previamente han sido instalados firmemente en una posición que es cómoda para el

12


observador. La Figura 4 muestra esquemáticamente el principio de operación de éste dispositivo.

Figura 4. El Macroscopio tiene como principio de operación la reflexión, sobre un espejo, de la luz proveniente de los objetos celestes y que se dirigen directamente, y en línea a los binoculares que previamente han sido instalados firmemente en una posición que es cómoda para el observador.

Cabe señalar que los binoculares siempre tienen una posición fija y están firmemente instalados sobre un brazo que está anclado en la plataforma que sostiene al espejo. El espejo tiene la capacidad de rotación sobre un eje que es paralelo a la plataforma que contiene a todo el sistema. La capacidad de rotación del espejo permite elegir, desde el cenit al horizonte, la región del cielo de interés, y dirigirlo, vía reflexión, a los binoculares permitiendo al observador analizar pacientemente el área de cielo que ha elegido, con la facilidad de consultar, con un mínimo de esfuerzo, el planisferio o atlas del cielo que ha sido previamente colocado en una mesa auxiliar de trabajo. La capacidad de girar todo el sistema en un plano paralelo a la horizontal permite, por otro lado, pasar a otra región del cielo (a otra rebanada del cielo) y analizarlo del cenit al horizonte de la misma forma como se mencionó previamente. De ésta manera el dispositivo tiene la facultad de cubrir el total de la bóveda celeste, simplemente girando el espejo y la plataforma que contiene al sistema. Cabe mencionar que estos movimientos giratorios son manuales y una vez lograda la posición deseada, el sistema permanece en ella indefinidamente. El uso de la escala graduada en cada arreglo giratorio permite, cuando menos, determinar la posición de objetos celestes con respecto a estrellas que escojamos a nuestra conveniencia. Esta facultad permite coordinar el análisis del cielo en forma colectiva con un instructor y con gente iniciada en la astronomía, asumiendo que cada cual tiene su propio Macroscopio (ver Figura 7). Por otro lado, la incorporación de un apuntador laser, de luz verde, al Macroscopio (Figura 5) facilita la localización de un objeto astronómico de nuestro interés cuando esta localización la hacemos en base a una carta celeste. Una manera práctica de operar el Macroscopio como instrumento guía es el bloquear el botón de encendido del rayo láser en la posición de encendido, con el haz reflejado en el espejo lo orientamos, usado nuestras manos como si fuera un pantógrafo al manipular el espejo de acuerdo a lo que observamos en las cartas celestes. Una vez ubicado el área donde se sabe se encuentra el objeto celeste se apaga el láser, y cuidadosamente se centra el objeto en el campo visual del binocular, y nuevamente se enciende el láser para indicar en donde exactamente se 13


tiene que observar con un telescopio auxiliar para tener un mayor detalle del objeto observado.

Figura 5. Macroscopio con apuntador laser. La dirección del haz de luz es la misma dirección de visión de los binoculares.

El Macroscopio prototipo que a la fecha se ha construido tiene un peso no mayor de 20Kg, incluyendo los binoculares y al banco-soporte (Figura 6). La estructura de carga es de madera y el espejo reflector es un espejo comercial cobrizado. Los binoculares que se muestran en las figuras son de la marca Binar con zoom de potencia 10-30x50 y un ángulo de visión de 4° a 10x. Con este dispositivo es posible observar objetos celestes hasta de una novena magnitud.

Figura 6. Macroscopio prototipo en madera y espejo comercial cobrizado, con apuntador laser y binoculares Binar con zoom 10-30x50. Con este dispositivo es posible observar objetos celestes hasta de una novena magnitud.

Limitaciones y beneficios. Varias son las objeciones que se pueden dar sobre el uso del Macroscopio para observaciones astronómicas. Una de ellas es que en el proceso de reflexión se pierde intensidad de la luz, aunado al problema de las reflexiones múltiples que se presentan en el interior del espejo, esto da como resultado que se pierda nitidez en las imágenes observadas. Afortunadamente estos problemas se pueden reducir a un mínimo usando espejos de alta calidad. Por otro lado, la reflexión invierte y pone de cabeza las imágenes, sin embargo, esto es algo común en los instrumentos astronómicos. Otra objeción, quizás menos importante es que, al estar anclados los binoculares, se pierde la maniobrabilidad que se tenía cuando estaban libres, esto limita

14


la posibilidad de dar seguimiento a aquellos objetos que se mueven a gran velocidad pero no a los satélites artificiales que, con gran comodidad, se puede seguir sus trayectorias. Por otro lado, el Macroscopio cumple con los objetivos para los cuales fue diseñado y construido. Por un lado, al estar firmemente anclados los binoculares se logra obtener el máximo de aprovechamiento de la potencia de amplificación que tiene este instrumento óptico, sin perder su capacidad de amplio campo de visión. Por otro lado, al lograr una plena comodidad del observador y reducir al mínimo su fatiga muscular, éste logra una máxima concentración, permitiendo que sus ojos trabajen en forma óptima para captar la más mínima señal luminosa proveniente de los objetos celestes de su interés. Dada la simpleza de operación del Macroscopio y la sintonía que se puede dar con otros usuarios, este instrumento puede ser adecuado para introducir a los iniciados en el fascinante campo de la astronomía. El amplio campo de visión de los binoculares facilita esta tarea, así como el cambio de perspectiva de lo inalcanzable que los telescopios y binoculares, en su operación ordinaria, dan al observar los objetos celestes de abajo hacia arriba, ahora, con el Macroscopio, se ve más placentero y alcanzable al observar de arriba hacia abajo. Finalmente, como propuesta del uso del Macroscopio para instrucción colectiva se recomienda en este caso un dispositivo como el ilustrado en la Figura 7. Aquí la mesa de trabajo, sobre el cual está el Macroscopio es capaz de girar 360°, así como la silla del usuario, la cual es ajustable y descansa sobre una rueda de hule. El poste de giro será anclado firmemente al piso, con el propósito de reducir al mínimo cualquier efecto de vibración que se trasmita del observador en la silla a la mesa que soporta al Macroscopio. Dado que el dispositivo estará a la intemperie, se recomienda que la estructura de carga sea de placa metálica y que tanto el espejo como los binoculares sean fácilmente desmontables para guardarlos por separado cuando el dispositivo no sea usado.

Figura 7. Propuesta de observatorio para instrucción y observación colectiva haciendo uso del Macroscopio: (a) mesa y silla no integrados con movimiento giratorio independiente (perspectiva lateral); (b) lo mismo que en (a) pero en perspectiva de arriba hacia abajo y sin el observador; (c) observatorio con Macroscopios para instrucción y observación colectiva.

Conclusión Son innegables los beneficios que ofrecen los binoculares como instrumentos de observación astronómica. Su costo, versatilidad y fácil manejo los pone al alcance de todos. Sin embargo, si pretendemos sacar el mayor provecho de sus capacidades, es necesario contar con monturas adecuadas para lograr un alto grado de estabilidad visual.

15


Con su máxima potencia y su amplio campo de visión este sistema compuesto binocular-montura (p.eje. el Macroscopio), da la oportunidad, sobre todo a los iniciados en la astronomía amateur, de lograr un conocimiento sistemático de nuestro espacio celeste. Con esto nos damos la oportunidad de profundizar en sus entrañas y cuestionarnos sobre el lugar que ocupamos en el Universo. Bibliografía 1.- Sky&Telescope Magazine: http://skypub.com/tips/binoculars y http://skyandtelescope.comm/printable/howto/basics 2. - R.J. Reynolds, The gas between the stars; Scientific American, January 2002. 3. - P. Harrington, All you need to know about binoculars; Astronomy, June 2001. 4. - D. diCicco, Sky window: A novel mount for binocular astronomy; Sky&Telescope, January 2002.

16


Más cerca del cielo. Un tributo al Ing. José de la Herrán

El contemplar el cielo bien pudiera parecer una tarea fácil. Sin embargo, cuando pretendemos ver más en detalle aquellos fenómenos celestes que nos inquietan, acabamos en reconocer lo limitado de nuestro sentido de la vista. Si hemos sido afortunados en heredar de algún familiar unos binoculares, al usarlos nos quedamos asombrados de la cantidad de objetos que llenan el cielo. Pasada ésta euforia queremos un instrumento más poderoso ¡Un telescopio es la respuesta! En el comercio existe una gran variedad de telescopios, y muchos de ellos pudieran estar al alcance de nuestro bolsillo. De ahí que pretender hacer uno con nuestras propias manos pudiera parecer ocioso. Sin embargo, una vez que lo hemos hecho nos damos cuenta que, como lo ha señalado el Ing. de la Herrán, “desarrollamos una cualidad muy importante de la persona que es la constancia. Sin ella, ni este, ni proyecto alguno pude llevarse a feliz término”.

17


Más cerca del cielo. Un tributo al Ing. José de la Herrán Que tan lejos estoy de lo más cercano. Todos los días y todas las noches no dejo de contemplarte. Tal parece que te puedo alcanzar con las manos. En ti esta toda la esencia. Todo aquello que mis ojos contemplan, todo aquello que mi mente descifra. Gracias amigo por instruirme en cómo hacer este instrumento. Instrumento que me permite acercarme, a las entrañas de lo divino. Gracias por tus consejos de tenacidad y como amar lo eterno. Gracias por permitirme contemplar al ¡mismísimo cielo!

18


Fenómenos Naturales y/o ópticos Eduardo Antaramián Harutunián En el transcurso de nuestra vida tenemos la oportunidad de observar una serie de fenómenos en la naturaleza, algunos de ellos de gran belleza y que nos impactan, otros impresionantes pero que pueden dañar ya sea en la vida propia, en los bienes materiales y al medio ambiente. La mayoría de estos fenómenos tienen que ver con el agua, ya sea en forma directa o indirecta.

Los meteoros y sus símbolos Hidrometeoros

Litometeoros Bruma

Lluvia Llovizna

Polvo en suspensión

Chaparrón

Humo

Nieve Granizo

Torbellino de polvo Fotometeoros

Niebla

Arco iris

Neblina

Halo solar

Helada

Halo lunar

Electrometeoros Relámpagos

Tormenta Trueno

Algunos fenómenos pueden ser vistos desde cualquier latitud por ejemplo lluvia y rayo; excepto lugares donde nunca llueve como el desierto de Atacama, otros en latitudes altas (mayores de 50°) por ejemplo las auroras y las nubes noctilucentes, otros sólo en lugares con actividad volcánica y/o sísmica. Otros se pueden ver prácticamente desde cualquier latitud pero son esporádicos como los cometas, eclipses de Sol y Luna y tránsitos de Mercurio o Venus. Los eclipses de Sol son relativamente frecuentes (entre 1 y 3 al año en toda la Tierra), sin embargo y debido a que el diámetro máximo de su sombra sobre la superficie terrestre es menor de 268 km. únicamente los habitantes de la trayectoria de dicha sombra podrán observarlos, por lo tanto el resto de los habitantes que quieran observarlo tendrían que desplazarse algunos cientos de kilómetros, pero bien vale la pena. Para que suceda un eclipse total de Sol en el mismo lugar pasan entre 200 y 300 años. Por ejemplo el último eclipse total de Sol en la ciudad de México fue el 11 de julio de 1991 y el próximo será el 22 de diciembre de 2261. En 1887 se publicó el Canon de los eclipses (Canon der Finsternisse) de Theodor von Oppolzer (1841-1886), astrónomo y matemático austríaco que en esta obra monumental compiló 8000 eclipses solares y 5,200 lunares cubriendo el período de 1,200 A.C. a

19


2,161 D.C. es increíble que esto lo haya hecho sin computadora, ni calculadora, sólo con el uso de tablas de logaritmos. Actualmente mediante el uso de las computadoras se ha facilitado su cálculo y la NASA tiene en su página http://eclipse.gsfc.nasa.gov/SEcat5/catalog.html la cobertura de 5 milenios de los eclipses con mapas, datos y elementos besselianos, a continuación incluyo un total y un anular que tuve la suerte de observar, así como el próximo que se observará en la ciudad de México. Trayectoria del que pasó por la Ciudad de México el 11 de julio de 1991

20


Y el próximo que será el 22 de diciembre de 2261, así como el anular del 30 de mayo de 1984.

21


Entre los fenómenos que no están relacionados con el agua, ni con fenómenos celestes se encuentran los sismos o temblores, y los relacionados con los volcanes: emisión de humo, lava y cenizas. En los fenómenos celestes tenemos los eclipses de Sol y Luna, los tránsitos de Mercurio y Venus, los cometas y la luz zodiacal. Las auroras tampoco están relacionadas con el agua y se presentan en la parte alta de la atmósfera (ionósfera) entre 90 y 500 km de altura y están asociadas con eventos solares (eyección de masa coronal CME por sus siglas en inglés). En lo personal los fenómenos que no he visto y me gustaría apreciar son las auroras, sin embargo viviendo en México en donde prácticamente no se ven, (hay un reporte de la tormenta solar de 1859 que se vio hasta el Caribe), habría que viajar de México a Alaska (unos 6000 km.), para aumentar la probabilidad de ver una y tendría que ser en época de actividad solar y de preferencia en otoño o primavera, en invierno también se pueden ver pero el frío en esas latitudes es intenso (unos -20°C o menos). Otro fenómeno que me interesaría ver es un volcán en erupción, en México el más activo es el volcán de fuego de Colima que está a unos 350 km de Querétaro, sin embargo no siempre está activo, por lo que para ver uno en actividad (de lava) habría que ir al Kilauea en Hawaii en el que la última erupción inició en 1983 y persiste hasta la actualidad, el problema es que está a 6,400 km. de Querétaro. 22


Volcán Kilauea Hawai De los fenómenos que no he vivido, y ni quisiera estar en uno de ellos son el tsunami, el tornado y el huracán, bueno quizá verlos sí, pero de lejos. De la encuesta realizada a los miembros de la Sociedad Astronómica Queretana se obtuvo el siguiente resultado

En donde podemos ver que de las 21 personas que contestaron la encuesta (con edades entre 13 y 73 años) el 100% han visto la lluvia, el granizo, el trueno y el relámpago así como eclipse parcial de luna, el arco iris sencillo y el halo de la luna, los que ninguno de los encuestados ha visto son, un tornado, un tsunami, sólo uno el arco iris de fuego, dos las auroras y 5 el tránsito de Venus pero es probable que hayan confundido la pregunta ya que el de 8 de junio de 2004 no fue visible desde México y el anterior fue el 6 de

23


diciembre de 1882 que de acuerdo a las edades de los encuestados nadie lo vio. Estemos preparados para ver el del 6 de junio del 2012 que sí se verá desde México (esperemos que no esté nublado). El propósito de la encuesta fue motivarnos a observar los maravillosos fenómenos que nos presenta la naturaleza, identificarlos, explicarnos los mecanismos que hacen que se presenten y tratar de ver los que no hemos visto. Bibliografía Theodor von Oppolzer http://en.wikipedia.org/wiki/Theodor_von_Oppolzer Múzquiz Elizabeth / Antaramián Eduardo Fundamentos de Climatología UMSNH Five millennium catalog of solar eclipses. http://eclipse.gsfc.nasa.gov/SEcat5/catalog.html Los meteoros http://www.tutiempo.net/silvia_larocca/Temas/Met14.htm

24


Respuestas al final de la revista.

25


SERES Y ESTRELLAS Reflexiones, Citas y anécdotas de los hombres de ciencia y astrónomos amateurs durante su viaje en la inmensidad del Universo Hay tres cosas que el hombre debe hacer en su vida: plantar un árbol, escribir un libro y construir un telescopio. Lic. Guillermo Molina Pérez Sociedad Astronómica Queretana. Durante el curso de Construya su Telescopio tomado por la SAQ en el año de 2004.

Quiero escudriñar en tus entrañas esa verdad que me aqueja. Tanto espacio, tanto tiempo y en ello los luceros. Que tan grande y que tan eterno, que apenas mis ojos perciben lo cercano. Cercano y lejano, que quizás este lleno de la misma verdad que busco. Verdad, que en su comienzo dejo rastro de lo que observo. Fís. Jaime García Prieto Sociedad Astronómica Queretana. En su libro: Un Encuentro con el Espacio tiempo, 2009.

Hoy la cosa más divertida que puedes hacer con la ropa puesta es asistir a la Noche de las Estrellas Dr. José Franco Vicepresidente de la Academia Mexicana de Ciencias Durante la inauguración de la Noche de las Estrellas en Bernal Ezequiel Montes, Querétaro, 26 de febrero de 2011

El famoso inventor estadounidense Thomas Alva Edison, que patentó doce mil treinta y tres inventos, fracaso en veinticinco mil inventos intentos al querer almacenar la energía. Sin embargo, solía decir: “Solo descubrí que hay veinticuatro mil novecientas noventa y nueve formas en las que no se puede almacenar la energía” Citado en el libro el Arte de Dirigirse y dirigir de Mario Borguino, editorial de Bolsillo 2007

RECOPILO. Q. A. Juan Martín Morales Camarillo

26


CIENCIAS RELACIONADAS CON LA ASTRONOMÍA.

Por: María de los Ángeles González Macín. Algunas veces en conferencias o pláticas (desde nivel básico hasta avanzado), solemos utilizar algunos conceptos para expresar algo que todos entendemos, pero que no corresponden a lo que realmente es su definición, especialmente lo relacionado a las ciencias. En estos tiempos en que abundan los fenómenos naturales y surge nueva tecnología, se han ramificado las especializaciones de las ciencias. El objetivo de este sencillo resumen, es repasar las definiciones de algunas cienciashermanas de la Astronomía, y otras que no lo son, pero que de alguna manera están relacionadas, aunque no tienen base científica. La mayoría de las definiciones ha sido tomada textualmente del D.R.A.E. y Wikipedia, y por su obviedad, no hay necesidad de ilustrar con imágenes. Por citar algunos ejemplos, se suele confundir la palabra, Astronáutica y Aeronáutica; pronóstico, predicción y profecía; cosmogonía y cosmología, etc. Así pues, estas son las principales definiciones: Astronomía. Ciencia que trata de cuanto se refiere a los astros, y principalmente a las leyes de sus movimientos. Aquí vale la pena recordar que existen astrónomos de profesión y astrónomos aficionados; los primeros con un certificado o un título profesional que comprueba una carrera de estudios realizados en alguna Institución, y los segundos sin documento alguno que lo acredite como tal, pero cuya entrega es de una manera profesional, por su dedicación, sus estudios y el amor por esta ciencia. Valga aquí reafirmar el slogan de la SAQ: “La Astronomía, una ciencia para todos”.

27


Astrofísica. Parte de la Astronomía que estudia las propiedades físicas de los cuerpos celestes, tales como luminosidad, tamaño, masa, temperatura y composición, así como su origen y evolución. Cosmología. Parte de la Astronomía que trata de las leyes generales, del origen y de la evolución del universo. Conocimiento filosófico de las leyes generales que rigen el mundo físico. Radioastronomía. Rama de la Astronomía que estudia los objetos celestes y los fenómenos astrofísicos midiendo su emisión de radiación electromagnética en la región de radio del espectro. Astrofotografía. Es una mezcla entre la fotografía y la Astronomía que consiste en la captación fotográfica de las imágenes de los cuerpos celestes. Astrografía. Descripción de los cuerpos celestes según su distribución y posición en el firmamento. De aquí la palabra astrográfico, que significa perteneciente o relativo a la astrografía, o a la fotografía de los cuerpos celestes. Un astrógrafo es un telescopio construido especialmente para fotografía astronómica. Cosmogonía. Relato mítico relativo a los orígenes del mundo. Teoría científica que trata del origen y la evolución del universo. Astronáutica. Ciencia o técnica de navegar más allá de la atmósfera terrestre. Aeronáutica. Ciencia o disciplina cuyo ámbito es el estudio, diseño y manufactura de aparatos mecánicos capaces de elevarse en vuelo, así como el conjunto de las técnicas que permiten el control de aeronaves. La aeronáutica también engloba la aerodinámica, que estudia el movimiento y el comportamiento del aire cuando un objeto se desplaza en su interior, como sucede con los aviones. Estas dos ramas son parte de la ciencia Física. Pronóstico. Señal por donde se conjetura o adivina algo futuro. Calendario en que se incluye el anuncio de los fenómenos astronómicos y meteorológicos. Predicción. Este término puede referirse tanto a la acción y al efecto de predecir, como a las palabras que manifiestan aquello que se predice; en este sentido, predecir algo es anunciar por revelación, ciencia o conjetura algo que ha de suceder. Profecía. Predicción hecha en virtud de don sobrenatural. Don sobrenatural que consiste en conocer por inspiración divina las cosas distantes o futuras. Para pronunciar oráculos en nombre y por inspiración de Dios. Astrología. Estudio de la posición y del movimiento de los astros, a través de cuya interpretación y observación se pretende conocer y predecir el destino de los hombres y pronosticar los sucesos terrestres, es aplicada a los pronósticos. Conclusión: Algunos términos son muy parecidos por su nombre, sin embargo el concepto es muy diferente, por lo que es recomendable utilizar el término adecuado según lo que se quiera expresar, para cada caso.

28


Crisis existencial Como ya todos sabemos ha llegado el final de una era, el vuelo final del proyecto de transbordadores de la NASA pero ahora que sigue? Todos recordamos el inicio de la guerra fría y la carrera armamentista bueno pues al parecer esto ha acabado ya que en nuestros días ya no se busca pelear mas o saber quién es el más preparado tecnológicamente si no que se busca un desarrollo sustentable y común, como ejemplo tenemos la estación espacial que aunque también ya ha comenzado su cuenta regresiva ha dado de que hablar por su producción ínter-nacional; pero ahora nos toca reflexionar...que ganamos con toda esta “era de los transbordadores”?? Desde un punto pesimista no se ha ganado nada ya que aun la humanidad sigue sin saber de dónde viene y a donde va, no tenemos muy clara la imagen de si el universo se expande o espera estáticamente algún evento, y ya mas internamente no sabemos si podemos “colonizar” Marte o algún otro planeta. Ahora viendo todo con el optimismo que debe de caracterizarnos y tomando en cuenta que los avances que realmente los ignoramos hemos tenido grandes descubrimientos como puede ser el mejoramiento y descubrimiento de nuevos materiales para equipos electrónicos y de audio, nuevos y mejores fertilizantes, nuevas técnicas de protección solar, dispositivos inalámbricos, mejor software, nuevas técnicas de enriquecer la comida así como la purificación del agua. Eso en cuanto a nuestra casa y materiales domésticos pero ¿sabemos que tanto de lo que vemos, olemos, escuchamos y tocamos son realmente los remanentes de la era de los transbordadores?; en la ciudad y el “mundo exterior” podemos encontrar cosas tan insignificantes resultado de tantas investigaciones como pudieran ser avances en la aviación y su prevención de errores y desastres, mejores lubricantes para automóviles así como materiales para las carrocerías de los mismos, en los deportes y más concretamente en los estadios podemos observar los equipos de protección de los jugadores, las pantallas de plasma y la ingeniería y arquitectura utilizada para construir esos gigantes de concreto que congregan a tanta gente para hacernos pasar una buena tarde. Además podemos decir que la carrera espacial no ha dejado mucha protección, los materiales y recubrimientos para disipar el fuego se han incrementado y mejorado, así como en la conservación, transportación e higiene de los alimentos Con esto dejamos claro que los astronautas no han “subido y bajado” desperdiciando dinero y tiempo de investigación...claro que para nosotros solo es fantástico el despegue del transbordador y no nos desanimemos tendremos de eso por un rato mas, se habrán acabado la primera era pero estaremos al pendiente de las demás eras... o que nadie ha oído hablar de los cohetes falcon 1, 9 y el dragon? Para más información http://www.spacex.com/ Y para una visita guiada a algunas cosas más que nos dejo la era de los transbordadores: http://www.nasa.gov/externalflash/nasacity/index2.htm Juan Antonio Carrillo Correa Miembro de la SAQ

29

leif_pp@hotmail.com


MANEJANDO LOS AUMENTOS UTILIZADOS PARA OBSERVACIONES ASTRONÓMICAS EXITOSAS Por: Jesús Muñoz Resumen. El propósito del presente trabajo es ayudar al astrónomo aficionado a variar los aumentos que está utilizando cuando hace observaciones astronómicas de distintos objetos y en distintas condiciones de contaminación lumínica. Introducción Cuando colocamos nuestro ojo en el ocular de un telescopio completamos el ciclo del viaje de la luz que el objeto emitió hasta nuestra retina, pero en ese viaje puede haber muchos problemas que la atenúen, escondan o la hagan perder definitivamente. Para lograr éxito en esta empresa necesitamos minimizar los efectos adversos y una manera de hacerlo es aplicando el aumento adecuado para cierto caso. El ocular es la parte óptica a la cual acercamos nuestro ojo para hacer la observación, y los oculares son intercambiables para tener mayor o menor amplificación o mayor o menor campo abarcado del cielo según convenga el caso.

El ocular es la parte marcada por la flecha Es importante para manejar correctamente los oculares saber cómo variar los aumentos, y esto lo vamos a hacer con la siguiente fórmula: Aumento (X) = Longitud focal del telescopio / Longitud focal de ocular Así, si tenemos un telescopio con 1000 mm de longitud focal y ponemos un ocular de 10 mm vamos a obtener 100X, porque 1000/10 = 100. Para encontrar la longitud focal de tu telescopio busca la pequeña plaquita que se localiza generalmente junto al ocular o en la parte anterior del telescopio; para encontrar la longitud focal del ocular busca la marca que viene grabada en tu ocular.

30


Distintas longitudes focales en los oculares. Su valor siempre irá marcado en el cuerpo.

Ejercicio 1: Determinar el aumento utilizando un telescopio de 2000 mm de longitud focal y los dos oculares ilustrados en las imágenes de arriba (noten los milímetros en el barril del ocular). Las respuestas están al final del artículo. Como vimos, cada ocular te da distinta amplificación en un telescopio dado, pero también variará la cantidad de cielo que puedes captar por él. Como regla general, entre más grande sea el número de milímetros del ocular te dará menos aumentos y, por tanto, te dejará ver más campo del cielo. Pero aquí entra una variable más: el campo de visión aparente (AFOV por sus siglas en inglés). El campo de visión aparente es qué tanto se abre la imagen de un ocular para dejarte ver a una amplificación dada mayor cantidad de cielo. Con un ocular que tenga un AFOV de 50° verás menos campo que con uno que tenga 70°. ¡Hay oculares con AFOV de 100°! (Ethos). En estos oculares parece que uno está observando a través de una ventana en vez de observar a través de un túnel.

31


Nebulosa de Orión a 100X. A la izquierda se muestra el campo de un ocular de 45° de AFOV y a la derecha uno de 82° de AFOV. El de 82° permite observar de una sola intención más nebulosa que el de 45° Imagen obtenida por el autor con un Takahashi FS102 y una cámara Canon XTi desde Querétaro, Qro. El problema de este tipo de oculares de campo amplio es que tienen un precio más elevado que los “normales”, pero las recompensas visuales son muchas. Calculando el Campo de verdadero de nuestro ocular Una vez que ya sabemos cómo calcular nuestro aumento del ocular vamos a determinar nuestro campo de visión verdadero, es decir, qué tanto del cielo estamos viendo en realidad. Para hacer esto necesitamos el dato de nuestro campo aparente en grados (por ejemplo 50° ó 70° según sea la especificación del fabricante del ocular) y el dato de cuántos aumentos me está dando el ocular. Tenemos que dividir de la siguiente manera: Campo verdadero = Campo aparente AFOV / Aumento Pongamos un ejemplo: Si nuestro ocular nos da 100X y tiene un campo aparente de 50°, dividiremos 50/100 y esto me dará 0.5° o sea medio grado abarca en el cielo, la Luna mide medio grado y llenaríamos completamente con la Luna el campo de nuestro ocular. Ejercicio 2 : De el ejercicio anterior supongamos que el ocular de la izquierda tiene 50° de AFOV y el de la derecha 70°. ¿Cuáles son los campos verdaderos de cada uno de ellos? Combatiendo la contaminación lumínica con los oculares adecuados Cuando nosotros hacemos una observación desde la ciudad lo primero que notaremos es que hay muchos objetos que no se pueden ver o se ven mucho menos que en cielos rurales, sobre todo las galaxias y nebulosas. Para contrarrestar un poco esta desagradable situación recurriremos al siguiente truco, forzar los aumentos durante nuestra observación a tal punto que el objeto se torne visible sin que llegue a ser exagerado el aumento. Cuando nosotros elevamos los aumentos notaremos que el cielo de fondo de las estrellas va a pasar de un gris lechoso a un negro más profundo, lo que conlleva un aumento de contraste, ergo poder ver nuestro objeto. Obviamente no será igual que estar en el campo pero es una ganancia al menos. Es importante no forzar tanto los aumentos como para que de nuevo desaparezca nuestro objeto ahora por tanto aumento, debemos ser conservadores y juiciosos en la elección de nuestro aumento y únicamente la experiencia nos hará conocedores de cuáles son los mejores aumentos y hasta dónde podemos llevarlos. Para los planetas y la Luna no tenemos ese problema, de hecho la contaminación lumínica no los afecta y como nuestra pupila nunca llegará a dilatarse completamente vamos a tener mejor resolución de pequeños detalles. Con este tipo de objetos tenemos permitido subir los aumentos hasta que la óptica de nuestro telescopio empiece a degradar la imagen y sea ilógico aumentar más. Más vale una imagen pequeña y nítida que una grande y borrosa. Otra manera de combatir la polución lumínica es con filtros especializados, pero ese será tema de otro artículo, por el momento les pido que dediquen una noche a probar con su telescopio algunos objetos nebulosos o galácticos y vean cómo reaccionan a los aumentos. Se sorprenderán con los resultados.

32


Diagrama que muestra los distintos campos aparentes de varios tipos de oculares. ¿Y en cielos oscuros? En cielos oscuros los aumentos pueden ser menores y con resultados extraordinarios. Trabajos de campo amplio pueden ser realizados sin preocuparnos de cielos lechosos. Las galaxias serán visibles más fácilmente y el uso de altos aumentos será para detectar estructura en las mismas y/o galaxias mucho más tenues. En este caso nuestro telescopio se vuelve el límite (su apertura y calidad óptica). Concluyendo Después de comprar un telescopio nuevos oculares es generalmente lo primero que tenemos que conseguir para que nuestras observaciones astronómicas sean más dinámicas y productivas. Un buen kit de oculares incluirá un ocular de baja potencia (25-50X) para escudriñar grandes áreas del cielo y centrar los objetos, uno de potencia media (70-120X) para trabajo regular de cielo profundo y uno de alta potencia (150210X) para trabajo planetario, lunar y desdoblar en sus componentes individuales las estrellas dobles difíciles. El uso de un barlow 2X (accesorio que duplica la longitud focal de nuestro telescopio) puede ayudarnos en ciertos casos que requiramos mayor aumento, pero debe ser de buena calidad. Respuestas Ejercicio 1: 222X el izquierdo y el derecho 91X Ejercicio 2: 0.22° el izquierdo y 0.86° el derecho

33


EFEMERIDES Cortesía de Fred Espenak y Sumit Dutta NASA/GSFC (Recopilo: Juan Carrillo Arteaga) SEPTIEMBRE 1

Conjunción Luna-Spica(5:06) Venus(4.6°O)

3

Elongación de Mercurio (0:59)

4

Cuarto creciente (12:39)

5

Luna 23° Des S (0:01) Luna en nodo ascendente (2:36)

8

Conjunción Marte-Pollux (3:45)

8

Conjunción Mercurio-Regulus (21:18)

12

Luna llena (4:27)

15

Luna en apogeo, 406,100 km (1:23)

18

Conjunción Luna-Pléyades (1:46)

19

Luna en nodo descendente (4:38) Luna 22.9° Dec N (15:05)

20

Cuarto menguante (8:39)

23

Conjunción Luna-Marte (3:23) Equinoccio de Otoño (4:05)

25

Oposición de Urano (18:41)

27

Luna nueva (6:09) Luna en perigeo, 357,600 km (20:01)

28

Conjunción superior de Mercurio (15:07)

30

Conjunción Marte-Pesebre (19:53)

34


EFEMERIDES Cortesía de Fred Espenak y Sumit Dutta NASA/GSFC (Recopilo: Juan Carrillo Arteaga) OCTUBRE 1

Venus (12.4° E)

2

Luna en nodo descendente (4:09) Luna 22.8° Dec S (6:38)

3

Cuarto Cresciente (22:45)

11

Luna llena (22:45)

12

Luna en apogeo, 406,400 km (6:43)

13

Conjunción de Saturno (15:43)

15

Conjunción Luna-Pléyades (7:49)

16

Luna en nodo descendente (16:01) Luna 22.7° Dec N (21:06)

19

Cuarto menguante (22:31)

21

Lluvia de Oriónidas, ZHR=20 (16:59)

26

Luna en perigeo, 357,100 km (14:56) Luna nueva (14:56)

28

Conjunción Luna-Venus (00:11) Oposición de Júpiter (20:19)

29

Luna en nodo ascendente (9:59) Luna 22.6° Dec S (15:47)

35


EFEMERIDES Cortesía de Fred Espenak y Sumit Dutta NASA/GSFC (Recopilo: Juan Carrillo Arteaga) NOVIEMBRE 1

Venus 20.2° E Conjunción Mercurio-Venus (19:24)

2

Cuarto Cresciente (10:.38)

5

Lluvia de Tauridas, ZHR=10 (16:27)

8

Luna en apogeo, 406,200 km (7:20)

10

Conjunción Venus-Antares (1:51) Conjunción Mercurio-Antares (2:30) Conjunción Marte-Regulus (12:21) Luna llena (14:16)

11

Conjunción Saturno-Spica (5:27) Conjunción Luna-Pleyades (12:43)

12

Lluvia de las Tauridas norte, ZHR=15 (15:43) Luna en nodo descendente (18:.35)

13

Luna 22.6° Dec N (1:23) Conjunción Mercurio-Venus (1:49)

14

Elongación de Mercurio (2:.59)

17

Lluvia de las Leónidas, ZHR=15 (22:01)

18

Cuarto menguante (9:09)

22

Conjunción Luna-Spica (11:21)

23

Luna en perigeo, 359,700 km (17:24)

25

Luna nueva (00:10) Eclipse parcial de Sol (00:22)

26

Luna 22,6° Dec S (00:47) Conjunción Luna-Venus (22:19)

36


37


SOCIEDAD ASTRONÓMICA QUERETANA, A. C. "la Astronomía, una ciencia para todos" SOLICITUD DE INGRESO SAQ Datos confidenciales solo para uso de los miembros de la SAQ FECHA DE INGRESO____________________________(fecha en la que es presentado al grupo como nuevo miembro) NOMBRE COMPLETO______________________________________________ FECHA DE NACIMIENTO____________________________________________ DIRECCIÓN _______________________________________________________ NIVEL DE ESTUDIOS _______________________________________________ ACTIVIDAD ECONÓMICA ___________________________________________ TEL CASA*__________________ TEL TRABAJO* _______________________ CELULAR* _________________________________ *Con clave lada. e-mail ___________________________________________________________ TIENES (SI / NO) TELESCOPIO _____________ BINOCULARES __________ ÁREAS DE INTERÉS EN LA ASTRONOMÍA ____________________________ ________________________________________________________________

A TRAVÉS DE QUE MEDIO NOS CONTACTASTE ______________________ ________________________________________________________________

CUOTA __________ Nombre y firma del tesorero Por este conducto me comprometo a respetar el reglamento interno y a Ser un integrante participativo en las actividades de la SAQ

_________________________ Firma del solicitante

__________________________ Firma del Presidente de la SAQ

38

Polaris #2  

Popular science magazine of the Sociedad Astronómica Queretana